Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado La lluvia consume el fuego, la tristeza consume la luz (Privado)

Mensaje por Hunter Byrne el Lun Mayo 21, 2018 12:00 am

-Intenta no esforzarte demasiado ¿Si? Volveré pronto.

Son palabras demasiado amables para una persona como él, pero las circunstancias simplemente acaban por empujarlo a ser con su hermano mayor de una manera que quizás jamás podría ser con alguien más. Faye estaba enfermo, no era nada que pueda requerir una inmediata internación o algo parecido, solo era un simple resfriado que estaba durando un poco más de lo normal. El fin de semana Hunter se encargó de los quehaceres, de cuidar al enfermo, hacer la comida, nada importante que resaltar más allá de lo increíblemente servicial que podía llegar a ser cuando se lo proponía. Se levantó temprano, por más inverosímil que pudiera sonar eso, para preparar algo de avena con leche para el mayor, sobre la mesa de luz de su compañero también dejo una taza de té de limón y una pastilla que podría ayudarle para la congestión. Se aseguró de dejar todo en orden antes de finalmente ir al instituto.

El clima se presentó frío, indiferente, las calles estaban vacías, sumamente calladas, las nubes no eran más que una gris masa que se reflejaba amenazante, hinchada de agua, ante los demás. Los días como estos no eran justamente lo suyo, se sentía cansado pero no por el trabajo extra que pudiera significarle cuidar al otro, no era una molestia hacerlo por más que se quejará cada vez que pudiera con el afectado, es que el sonido de las gotas consumiéndose en cuanto superficie se atravesara en sus caminos lo relajaba demasiado. Entrar sin la carne de su uña al salón de clases causo cierta sorpresa en quienes ya conocían al inseparable dúo del infierno, decidió ignorar las miradas para sentarse en su pupitre fingiendo que comenzaría a dormir, pero lo cierto es que no quería cerrar los ojos. Estaba solo, estaba por llover.

Un potente trueno hizo que más de un alumno diera un respingo en su asiento. En el caso del pelirrojo ese rugido nacido del cielo le ayudo a salir de la especie de trance en la que se había metido, cuando vio a su alrededor noto que el profesor ya no estaba, quizás había llegado el cambio de hora. Lo vio como una oportunidad para poder levantarse y despedirse del aula al perderse en los interminables pero pulcros pasillos de Takemori. La estructura estaba tan bien cuidada que ver una gotera en algún lado resultaba una tarea titánica, toda esa perfección le crispaba los nervios al recordarle a lo que debiera llamar viejo hogar, pero solo era una casa habitada por él y unos completos desconocidos.

La enfermería. Aún recordaba toda la odisea que transcurrió allí hace no demasiado tiempo, se preguntaba si con su sola presencia la enfermera saldría corriendo llamando a la policía a gritos pero ¿Realmente estaría haciendo su trabajo esa perezosa? Juraba que odiaba atender a adolescentes como él, como a cualquiera. Abrió la puerta y efectivamente estaba vació, nada como darse cuenta que alguien está cobrando un salario de arriba, bueno, viniendo al caso la irresponsabilidad del adulto le venía más que bien. No se sentía con ánimo ni de inventar escusas o amenazar gente. Llevo su-solo en apariencia-humanidad sobre una de las camillas para acabar tirándose sobre esta sin ningún tipo de delicadeza. Duro unos minutos boca arriba con los dorados orbes siendo los espejos del techo, luego se dio media vuelta en dirección a la ventana. La tormenta finalmente comenzó.


Gracias Sayori <3:
avatar
Salón : 1 B Dromes : 30717
Reputación : 57
Mensajes : 85
Ver perfil de usuario
Hunter Byrne
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La lluvia consume el fuego, la tristeza consume la luz (Privado)

Mensaje por Mary Holden el Lun Mayo 21, 2018 10:41 pm

La última temporada -si es que podía llamarle así a su últimos días o semanas- no habían sido los mejores para la de cabellos oscuros, de empezar con que su novio últimamente le rechazaba mucho las salidas o le negaba el hecho de que fuera a verlo a sus prácticas o en sus tiempos libres hasta el disparo que había recibido no hace mucho a demás de los múltiples intentos de querer asesinarla, seguramente si todo aquello hubiera caído un viernes o martes 13 lo habría entendido, o quizás un solo día, pero no, fueron días consecutivos de malas rachas de algo distinto cada día o casi todos los días, llegando a pensar que tal vez le habían puesto una maldición de mala suerte o algo por el estilo, pero aquello le sonaba tan ridículo como que Éadrom estuviera llena de personas normales, ¿Para que poner una maldición de mala suerte cuando tal vez podría matarla de esa forma? Esa era la razón por la cual no le encontraba la lógica aquello.

El día de hoy no asistiría a clases, incluyo llamo a sus padres para informarles que no se sentía del todo bien para ir, pero que estudiaría en su camita, cosa que hizo ya que realmente era así, le dolía demasiado del hombro a ratos, y como no tenia el medicamento que le habían recetado sentía que solo le quedaba soportar el dolor en su cama mientras intentaba llenarse la cabeza de materia que se supone que pasarían hoy en clases. La chica no le había dicho nada a sus padres como era de esperarse, el dolor de su hombro era un secreto al igual que el motivo de este, y si no tenia el medicamento indicado era justamente porque no había querido dejar ningún registro en el hospital, ningún numero entre otras cosas, todo un problemón que hacia que le negaran la receta o si quiera la entrega de el analgésico que la chica necesitaba.

Con el pasar de las horas el dolor se volvió cada vez mas insoportable, al punto que Mary simplemente decidió levantarse, vestirse con algo rápido como una parka encima de su pijama, colocarse un par de zapatos y empezar a caminar a la enfermería. La hora que se había levantado no era la mejor para pasar inadvertida así que antes de salir también se puso un gorro de lana, aparte de su bufanda roja que llevaba desde que despertó y salió lo más rápido que pudo del lugar con tal de que nadie se diera cuenta de que realmente su pantalón celeste de genero no era exactamente lo que aparentaba de lejos.

Al llegar a la enfermería lo primero que hizo fue fijarse si estaba la enfermera, pero en vez de encontrársela a ella, termino hallando un chico en una de las camillas, recostado y al parecer durmiendo. La chica apenas lo vio sintió que el corazón le llego a saltar por el susto que le pego al dirigir su mirada a las camillas, por suerte no hizo ningún sonido aparte del que hizo con la puerta al entrar. Trago algo de saliva y en silencio -además de muy lentamente por el dolor que parecía aumentar con cualquier movimiento brusco- se acerco a uno de los muebles que sabia que era de la enfermera, aquellos que solían estar cerrados con llave y que gracias a cierta persona había aprendido abrirlas sin estas con un clip que llevaba consigo, no porque fuera su plan desde un inicio, simplemente era algo que llevaba siempre consigo porque...manipulaba papeles, eso, muchos paaapeles(?) “Si mis padres me vieran ahora..” Se decía así misma con una vergüenza, porque no podría creer que el que estuviera tanto tiempo cerca de chicos vándalos la fuera a volver una realmente-Abre por favor..-Musito en voz baja, dando un pequeño vistazo hacia atrás, asegurándose de que el chico no había despertado para seguir con lo suyo.

La chica definitivamente logro abrir el mueble, el problema no estuvo ahí si no cuando se puso a revisar los distintos remedios que habían donde causo un ruido considerable hasta que encontró las pastillas indicadas que luego de tomárselas rápidamente guardo en los bolsillos de su abrigo para después tomar unos grandes sorbos de agua del lavamanos que se encontraba en el lugar, también aprovecho de llevarse algunas vendas del lugar antes de cerrar todo, aunque...cuando estaba a punto de guardar todas las cosas que había guardado, nuevamente hizo un montón de ruido, esta vez porque se le había caído un frasquito y este había botado mas cosas en el camino... y como tampoco estaba en sus días de suerte al menos 3 de los remedios en frascos que había en el lugar se rompieron en el proceso. Mary no se preocupo del chico para entonces o quizás si porque de todas formas de sus labios se escapó un-L-Lo siento-Tan típica de ella mientras intentaba limpiar el desastre que acababa de hacer por simple torpeza y frio.
avatar
Salón : 3 B Edad : 20 Dromes : 134716
Reputación : 11
Mensajes : 296
Ver perfil de usuario
Mary Holden
HÍBRIDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La lluvia consume el fuego, la tristeza consume la luz (Privado)

Mensaje por Hunter Byrne el Lun Mayo 21, 2018 11:27 pm

“Jódete, jódete mucho. Compra un ticket directo a Jodelandia, móntate sobre una jodida montaña rusa y, cuando baje violentamente luego de una muy empinada pendiente, muérete de una jodida falla cardiaca, luego de eso solo deja que tu jodido cadáver se pudra allí arriba.” Pensaba el pelirrojo mientras cerraba los ojos ejerciendo una fuerza más de la necesaria en un gesto que se suponía debiera ser delicado, pero no podía serlo en él, no podía serlo ahora gracias que alguien decidió realizar un gran alboroto en la enfermería. Agradecía que la lluvia que se escuchaba desde la habitación hiciera la mella necesaria en él para no volver a incendiar la enfermería, de lo contrario todo estaría consumido por la destrucción su fuego nacido desde la cuna del más puro de los odios.

Se posiciono sobre la cama cuando, finalmente, el último ruido lo empujo a ponerle rostro a la desgracia. Al descubrir su afilada mirada dorada esta reflejo a una joven cuya apariencia su hermano mayor describiría como adorable, sí, definitivamente entraría dentro del prototipo de mujer por la cual el azabache se interesaría con esos grandes brillosos ojos, el sedoso cabello o la latente torpeza, pero pensar eso solo aumentaba la serena ira que invadía el cuerpo del moreno. No estaba expresando realmente nada en su rostro más allá de la neutralidad que se le podía adjudicar al sueño concretado a medias por culpa de la contraria. Estaba asimilando que quizás su silencio, combinado a la nada de su rostro, más el hecho de que aparentemente el par daba por sentado que la chica estaba siendo un verdadero incordio, pudiera hacer algo de mella en sus nervios, y eso solo iba a traducirse en más ruidos estúpidos generados por acciones de una persona patosa. Suspiro con clara frustración mientras apretaba los dedos entre las blancas sabanas de la enfermería.

Podría asimilarse que se levantaba para largarse de allí pero de hecho se acercó a paso lento a la desconocida, la ausencia de palabras era más intimidante que un millón de insultos en ese preciso momento en el que la distancia se destrozaba cada vez más entre ambos. Él solo la miro unos segundos antes de desviar su atención a todo lo que estaba botado en el piso ¿Cuánto escándalo podía generar una persona sin querer?- Mira que eres torpe-escupió sin tacto alguno pero se puso de cuclillas, a su lado, comenzando a recoger algunas cosas. Estaba lloviendo, solo quería quedarse allí todo el tiempo que pudiera antes que la estúpida enfermera se diera cuenta que no sufría de ninguna dolencia. Termino por levantarse para acercarse al lavamanos, tomo una taza de dentro de este y volvió al sitio de antes metiendo las pastillas que encontrará allí dentro.- De entre los dos, si alguien ve este desastre van a culparme a mí, y si me meto en problemas por tu culpa-agito la cilíndrica cerámica haciendo sonar los medicamentes dentro de esta.- Te haré tragar todo esto hasta que te mueras de una sobredosis.- ¿Amenazó? Era difícil saberlo con lo tranquilo que lo veía.


Gracias Sayori <3:
avatar
Salón : 1 B Dromes : 30717
Reputación : 57
Mensajes : 85
Ver perfil de usuario
Hunter Byrne
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La lluvia consume el fuego, la tristeza consume la luz (Privado)

Mensaje por Mary Holden el Miér Mayo 23, 2018 4:57 pm

Lo dicho, Mary no se había preocupado del chico, si es que seguía ahí, si se había despertado, si ahora la había visto o cualquier otra cosa de las cuales se preocuparía la chica, pero no, nada de eso, por muy raro que sonara de su persona no se preocupó en lo absoluto y es que, realmente estaba preocupada porque llegara la enfermera, supiera que había abierto el mueble de los remedios y la registrara o que se enterara quien sabe cómo, que tenía una herida en el hombro y no una hecha a base de tonterías como rasmillarse contra un muro o por una caída fea, si no que una de bala. El escándalo que podría armarse únicamente por esa herida era impresionante y a la vez muy preocupante para la azabache, así que cuando escucho al chico hablar dio un salto tan notorio en su lugar para después girar a ver al chico y quedársele viendo mientras este se movía, como si no supiera que desde un inicio este hubiera estado en la enfermería. Su amenaza fue la que la hizo nuevamente dar un pequeño salto en el lugar y reaccionar de su shock de verlo-L-lo siento..-Repitió lo que había dicho hace unos instantes atrás-I-Intentare en no demorarme en limpiar esto-Volvió hablar con una voz débil que a penas se escuchaba por el susto que le daba de por si el chico que tenia en frente, como siempre una persona la cual se veía que no la iba a tolerar en absoluto.

Mary volvió a mirar al suelo, juntando los pedazos de vidrio de los frasquitos que había botado con cuidado, no porque no quisiera cortarse, curiosamente era lo que menos parecía interesarle, sino que no quería mojar las vendas que también tenia en las palmas de sus manos, eso sin mencionar que estas le ardían si las movía de forma brusca. Ya cuando creyó tener todo “en orden” para limpiar mejor, se levanto del suelo y volvió a mirar al desconocido -aunque no directamente porque cada tanto bajaba la mirada intentando ocultar su rostro bajo la bufanda que tenia puesta- para hablar-I-iré por una bolsa y-y... una escoba-Casi no pudo hablar muy alto por mas que lo intentaba, no hacia falta decir que la ángel le tenia miedo a los chicos de por sí, y uno que aunque no la estaba con cara de voy asesinarte -aunque si daba la impresión de querer hacerlo- pero la había amenazado con matarla a base de drogas tampoco era lo mas tranquilizante, y no, la de cabellos oscuros no podía tomar eso como una broma cuando hace poco habían intentando matarla y medio mundo parecía despreciar su existencia o al menos su presencia-Co-con permiso...pro-prometo volver pronto-Dijo mirando por última vez al contrario antes de acercarse a la puerta y luego salir lo mas calmada posible de ahí para que el chico no pensara que iba a escapar, aunque la verdad a penas salió, sintió que pudo dar un suspiro de alivio antes de ir hacia la típica y mini habitación del auxiliar para tomar una bolsa, algo así como una mini pala y escoba, además de un trapo.

Al volver lo primero que hizo fue mirar hacia todas partes para ver que la enfermera aun no había llegado y suponía que era porque se le había quedado el paraguas y la lluvia se había puesto muy intensa para poder pasar corriendo de un lugar a otro sin mojarse demasiado. La chica podía escuchar fuertemente el sonido de esta contra el techo, y la ventana estaba llena de mini gotitas que siempre eran entretenidas mirarlas para ver las supuestas competencia de quien llegaba más rápido hacia abajo, aunque claro, a pesar de que Mary tuvo ganas de verlas por unos segundos cuando iba acercándose al desastre que hizo, bajo la mirada al poco tiempo para limpiar lo más rápido posible al no querer que la regañaran de nuevo o que pasara lo peor...



Pienso-Hablo-Narro
[Mary & Chrome] ahora es [Mary Holden]

Fc ♡:



RoUs y JiRy Forevah ♡:

Cosas Zhukhulentozas:



¡Únanse y conozcan a la mejor mascota de todas!


avatar
Salón : 3 B Edad : 20 Dromes : 134716
Reputación : 11
Mensajes : 296
Ver perfil de usuario
Mary Holden
HÍBRIDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La lluvia consume el fuego, la tristeza consume la luz (Privado)

Mensaje por Hunter Byrne el Vie Jun 01, 2018 9:16 am

-La verdad preferiría que no vuelvas.-Contesto con seca tranquilidad aunque ya era tarde, la otra se había ido, no le importaba. Continuó intentado limpiar lo mejor posible las pocas pastillas que quedaban repartidas sobre el suelo, este no estaba sucio pero no se imaginaba la idea de volver a tragar otro remedio de ese lugar si llegaba a enterarse que la enfermera los utilizo aún después de verlos allí, todos amontonados dentro de una taza que acomodo al lado del fregadero. Estaba al tanto de que cualquier cosa que hiciera esa extraña muchacha escapaban de su interés, o de eso intentaba convencerse mientras caminaba en dirección al gabinete de la enfermería el cual, claro, estaba roto.

Vio el desdibujado reflejo que le entregaban los quebrados vidrios, se notaba aburrido, distante, expresando poco menos que la nada misma, la blanca luz del lugar solo creaba un oscuro contrasté con el gris que se expandía en la infinidad del afuera, continuaba lloviendo. Ese ruido, el rostro que portaba, todo eso era extrañamente familiar a esos tiempos donde se recordaba en soledad en medio de una enorme casa que nunca podría llamar hogar, se sentó sobre la camilla. Iba a volver a dormirse independientemente de lo que la desconocida quisiera hacer, o al menos eso pensó. Entonces ella volvió para incordiar, decidió recostarse de todas formas acomodándose de medio lado para darle la espalda.

Y sucedió el efecto Hunter: Este se basa en que básicamente si estás al lado del pelirrojo en medio de una situación sospechosa inmediatamente serás tomado como su compañero de fechorías independientemente de lo inofensivo que pudieras verte, daba igual si no poseías un historial problemático en la escuela ya que cualquier figura de autoridad del instituto daba por hecho que se demonio era capaz de corromper hasta el alma más pura. La enfermería efectivamente no se encontraba allí cuando la desconocida se fue, pero si apareció al poco que esta volvió ¡Y estaba hecha una furia! El moreno la ignoraba dando a entender la poca importancia que pensaba darle a sus griteríos.

-¡¡¡¿Qué le hicieron a mi enfermería?!!!-Comenzó la mujer mientras miraba a la jovencita barriendo, noto todo lo que estaba mal allí dentro utilizando la indiferencia del pelirrojo como una buena manera de potenciar su cólera. No podía creerlo, primero destroza su lugar de trabajo, casi la deja sin empleo, ahora estaba allí de nuevo haciendo de las suyas con una criatura aparentemente adorable siendo su cómplice ¿Hasta dónde pensaba llegar ese demonio sin alma? Pero no importaba, le tenía algo de miedo así se dedicó a confrontar a la joven.- ¡Ahora mismo vas a explicarme qué diablos hicieron aquí!-Inmediatamente se dio media vuelta para cerrar la puerta con llave, no pensaba dejarlo escapar fácilmente.- ¡Tú!-Se acercó veloces a la chica hasta obligarla a ser arrinconada contra la superficie más cercana, la mirada a los ojos mientras su tembloroso dedo índice derecho se encontraba a centímetros de la nariz ajena.- Escucha ¡Y escúchame bien, niña! Será mejor que me des una explicación convincente para hacer esto o de lo contrario ahora mismo llamaré al director para que ambos sean expulsados de aquí ¡¿Comprendiste?! ¡Expulsados!-Señala a Hunter que continuaba en lo suyo.- No tengo ni la más pequeña fe en ese diablo, pero tú te ves muchísimo más razonable así que… ¡Habla!


Gracias Sayori <3:
avatar
Salón : 1 B Dromes : 30717
Reputación : 57
Mensajes : 85
Ver perfil de usuario
Hunter Byrne
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La lluvia consume el fuego, la tristeza consume la luz (Privado)

Mensaje por Mary Holden el Vie Jun 01, 2018 5:20 pm

La chica de cabellos oscuros seguía limpiando el piso cuando llego la enfermera a gritar de la nada, y había que admitirlo, el grito no había sido exactamente el mas terrorífico y alto que pudo haber escuchado la ángel en su vida, pero de todas formas pareció dar el salto de su vida en el lugar que estaba mientras esta limpiaba-Ah..-No pudo decir mas que eso antes de que la señora la tomara de la nada y casi la acorralara contra una pared mientras Mary estaba intentando evitar que tocara su hombro-Tran-Tranquila..-Intento decir con la intención obvia de calmar a la señora de edad que no conocía -a decir verdad, nunca la había visto en su vida porque en otras ocasiones le había atendido alguien mas joven y amable-¡¿Me dices que este tranquila cuando veo tanto desastre en mi enfermería?!-La mujer no dejaba de apuntarla/mirarla/ lo que fuera de forma acusatoria la estaba poniendo mas de los nervios que podría traer consigo en ese instante por estar en la enfermería, casi en contra de su voluntad con un chico que parecía que su simple presencia la odiaba.

Claro, a penas la viejecita empezó a pedir las explicaciones, la chica recordó las palabras del contrario diciéndole que la iba a matar de una sobredosis si se metía en problemas por culpa de ella, y aunque ciertamente eso sonaba ilógico, la verdad es que con tantas cosas que le habían pasado ultimamente, lo veía tan capaz a pesar de ser un desconocido-Fu-Fue.. ¡Fue mi culpa!-Comenzó a decir a la vez que temblaba ligeramente por el miedo que estaba recorriendo su cuerpo- ¡Discúlpeme! Solo quería algo para el dolor de estomago...y usted no estaba y como ya sabia que necesitaba porque la otra enfermera que estaba en este lugar me lo había medicado hace un tiempo atrás...y..-La interrumpieron-¡Ese mueble estaba cerrado!-Grito de la nada la viejecita -que de viejecita no aparentaba tener nada con cada grito que daba- dándole otro mini infarto a la pobre muchacha-N-No..estaba a-abierta-Trago algo de saliva al decir esto, mirando de reojo al chico por el miedo a que la fuera a delatar. No estaba segura de si este la hubiera visto con el clip abriéndolo, pero de todas formas lo creía capaz de llevarle la contraria a ella-¡La deje cerrada! Recuerdo muy biien cuando lo hice muchachita, ¡No estoy tan vieja! ¡Y mi memoria es la mejor de todas!-Volvió a hablar casi a gritos la enfermera, esta vez, sin darle un infarto(?) a la pobre chica que no tenia ni idea de que decir-Pe-pero yo lo encontré abierto...y saque una pastilla..qu-que ya me tome...aunque..fui algo torpe y bote algunas cosas sin querer...al guardar todo-Nuevamente la estaban interrumpiendo-MIENTES, ¿ESE CHICO TE OBLIGO A DECIR ESO NO ES ASI?-La azabache empezó a negar con la cabeza mientras mientras miraba que la viejecita lo estaba apuntando con un dedo que le temblaba ligeramente porque posiblemente tuviera parkison o algo, quien sabia, podía ser hasta el frió(¿?)-¡SI! YO SE QUE ES ASI, NO DEJABAS DE MIRARLO HACE UN MOMENTO-La chica no dejaba de negar con la cabeza-E-Es mi culpa, lo juro, solo quería algo para el dolor, incluso llame a mis padres para avisarle que no iba ir a clases...debo dejar constancia a ellos cada vez que no a-asisto, puede comprobarlo llamándolos-Y en ese instante con mucho cuidado de no cometer la estupidez de que se le cayera la caja de remedios en lo que sacaba el celular,  le mostró la ultima llamada la señora que no había sido hace mas de media hora-¡NO! NO TE CREO, ESTOY SEGURA QUE ESE CHICO YA DEJO TODO PLANEADO PARA QUE TU FUERAS LA CULPABLE, ¡CAMBIARON EL NOMBRE DEL CONTACTO Y SI LLAMO SEGURO SERA ALGUIEN QUE ME DIRA QUE SI!-Grito de la nada, mas histérica que antes, pareciendo totalmente convencida de que el contrario tenia la culpa de todo o que ambos tuvieran todo un plan secreto y estratégico para evitar evitar ver al chico culpable-¡TU SOLO ERES SU CÓMPLICE!-Continuo gritando, esta vez tomando el celular de la chica de la nada y tirándolo al suelo-¡TRAERÉ AL DIRECTOR! PAR DE MENTIROSOS ¡YA VERÁN! ¡LOS DOS QUEDARAN EXPULSADOS!-Termino de decir mientras se alejaba hacia a la puerta hecha una furia, abriéndola y cerrándola de golpe al salir para luego escuchar como esta se cerraba con doble llave-¡Y NO SALDRÁN HASTA QUE ÉL VENGA! ¡ESTA VEZ NO TE SALDRÁS CON LA TUYA!-Fue lo último que se le escucho decir a la anciana antes de escuchar sus pasos irse a lo lejos.

Mary por su parte dio un gran suspiro de alivio al ver que se había ido, sin importarle que su celular hubiese sido tirado con tal agresividad al piso ya que era uno bien antiguo y que aguantaba los golpes, perfecto para aguantar rabietas a decir verdad, después de todo para eso lo había comprado. Luego de ver que la gente que tenia mas voz y le gustaba molestar parecía serle divertido romper las cosas de otras personas, lo compro, no exactamente porque le pasara a ella, sino como un medio de precaución a ese tipo de situación, eso y porque se la pasaba haciendo uno que otro deporte desde que había llegado al instituto, por lo que creía que las caídas de este serian mas frecuente por aquello que otra cosa, aunque no podía negar que antes si había sufrido este tipo de abuso, pero que sinceramente nunca llego a pensar que lo “sufriría” por parte de alguien superior.

Tomo su celular guardándolo en su bolsillo, acto seguido saco una de las pastillas que tenia en el mismo lugar sin ser muy pronunciada, no quería que el chico las viera para que supiera porque lo había metido en todo este problema sin querer “Lo que menos quiero que piensen es que soy una adicta..” Se dijo así misma en lo que se echaba dos pastillas a la boca y se las tragaba con algo de agua directa de la llave, luego de haber hecho eso recogió todo lo mas rápido que pudo, porque si, había dejado el trabajo de limpiar casi hecho para cuando llego la viejecita a gritarle de la nada como si de por si hubiera venido de pelear con alguien, y si no le dijo nada al muchacho sobre disculpas o algo por el estilo como solía hacerlo, era porque sabia a la perfección que este no quería escucharla mas, ni ella quería que la volviera amenazar o le volviera a dirigir la palabra.

Al termina de limpiar todo -que por suerte no le tomo mas de dos minutos- empezó a cambiarse las vendas que tenia en las manos, con la que tenia guardada en el bolsillo. Seriamente no podía creer que tuviera que ocupar el repuesto que había sacado recientemente, pero ya que tenia prisa, se lavo las manos, las seco y se cambio las vendas lo mas rápido que podía mientras pensaba "Si la presidenta estuviera aquí, seguro me arrastraría afuera por esa ventana... rompiéndola aunque no fuera necesario.." Aquello le traía un recuerdo pasado de todo un escape que... le había parecido divertido a pesar del riesgo que corrieron, sin embargo, en esta ocasión no era posible ni estaba en una situación parecida que en aquella ocasión.



Pienso-Hablo-Narro
[Mary & Chrome] ahora es [Mary Holden]

Fc ♡:



RoUs y JiRy Forevah ♡:

Cosas Zhukhulentozas:



¡Únanse y conozcan a la mejor mascota de todas!


avatar
Salón : 3 B Edad : 20 Dromes : 134716
Reputación : 11
Mensajes : 296
Ver perfil de usuario
Mary Holden
HÍBRIDO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La lluvia consume el fuego, la tristeza consume la luz (Privado)

Mensaje por Hunter Byrne el Dom Jun 03, 2018 11:56 am

Agradecía tanto que estuviera lloviendo, de lo contrario probablemente hubiera pasado de ser un mero delincuente estudiantil a un recién iniciado en el mundo del asesinato por encontrarle un abrupto final a la vida de la maldita gárgola dotada de fuertes pulmones con una rasposa voz que solo lograba que la irritabilidad se alojará en su sangre para que, de esa forma, esta pudiera llegar hasta pequeño rincón de su cuerpo. Se posiciono sobre la cama solo después que la señora se fuera, poco le interesaba escuchar como cerraba con doble llave la puerta, ese tipo de cosas nunca lo había detenido. Antes de realizar cualquier cosa fijo su doradas dagas sobre la carne contraría, parecía capaz de apuñalarla directo en la yugular hasta casi decapitarla ¡Dejaría solo un hilo de carne uniendo ambas partes solo para dejar patente lo poco que valía terminar el trabajo para alguien así! Se le veía tranquilo, pero su semblante dejaba en claro que solo se estaba controlando de una forma que la calma era más peligrosa que el disturbio. Dejo caer su cuerpo hacía adelante apoyando los codos sobre las rodillas, respiraba con serenidad, bajo la cabeza, cerró los ojos, en cuestión de segundos abrió la mano derecha en dirección a la inofensiva superficie de madera, la única salida.

Y la hizo explotar en llamas luego de tirarle una bola de fuego. Mientras las llamas continuaban consumiendo la madera él se mantuvo fiel a su asiento permitiendo que su poder salieran en forma de una especie de gruesa serpiente que dejaba desolación por donde sea que pasará, las otras camillas, el escritorio, el estante, las repisas, todo lo que pudiera ser consumido lo estaba siendo desde el manejo de la potencia de la intensidad del fuego del propietario de este, cuando el humo comenzaba a afectar los pulmones y las cenizas a mancharlo todo se levantó para dirigirse a esa completa desconocida. Llegado a este punto parecía que también deseaba dejarse llevar, sus cortos cabellos flameaban, sus ojos literalmente ardían, pero cuando a escasos centímetros del rostro de la otra repentinamente se apagó todo. Unió solo por unos momentos los parpados para, al exponer nuevamente sus orbes, mostrarlos nuevamente dorados, humanos.- Ya que me metiste en esto decidiré que lo empeoraré lo mejor que pueda.-Declaró alzando ligeramente el mentón mientras miraba por encima a esa chica tan incapaz de cualquier cosa.- Llegado a este punto no puedo simplemente ignorarte, supongo.-Desvió la mirada con claro fastidio al respecto.

Sabía que tenía razón de todas formas. La cabeza de Hunter funciona de formas extrañas pero, por ejemplo, si ya era acusado de algo que no hizo e iba a meterse en grandes problemas por eso obviamente que terminaría decidiendo realizar un acto que superara con creces los falsos, era una cuestión de orgullo o solo una excusa para saciar su necesidad de destruir todo lo que se pusiera en su camino, lo que viniera primero.- Así que hagamos esto.-Comenzó a succionar todas las llamas que había creado para que estás volvieran a su origen dejando solo la devastación como sobras de su presencia, hecho eso señalo con el dedo índice derecho la puerta, ahora era una salida aceptable, la otra mano la guardo en el bolsillo del pantalón.- Pareces una chica lista así que simplemente corre hacía la mejor salida de este instituto de mierda y yo me encargaré de incinerar todo lo que quiera detenernos.-Desvió la mirada al techo mientras escuchaba pasos y gritos en la lejanía.- Será mejor que te muevas rápido o serás cómplice de asesinato, no pienso controlarme para hacerte el favor.


Gracias Sayori <3:
avatar
Salón : 1 B Dromes : 30717
Reputación : 57
Mensajes : 85
Ver perfil de usuario
Hunter Byrne
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La lluvia consume el fuego, la tristeza consume la luz (Privado)

Mensaje por Alice Donakis el Sáb Ago 04, 2018 4:57 pm

TEMA CERRADO
Tema cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de dos meses inactivo.
Si desean volver a abrirlo pedirlo aquí.

➢ Lugar: Edificios/Enfermería



Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?
Mi ship favorito <3:


avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 940161
Reputación : 47
Mensajes : 2860
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La lluvia consume el fuego, la tristeza consume la luz (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.