image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas
» Despedida
Hoy a las 4:04 pm por Jesse Sanders

» You?...Again? (Priv. Velkan)
Hoy a las 5:38 am por Velkan Alexander Belmont

» Coffee Time. (Priv. Velkan)
Hoy a las 4:16 am por Velkan Alexander Belmont

» Rhodes Ann
Ayer a las 10:04 pm por Khaeli Dunkheit

» ID. AKURA YUUMA
Ayer a las 10:01 pm por Khaeli Dunkheit

» Caso 152463122 - A: Culpas y venganzas Pt.1 [Priv. Saya Vlad]
Ayer a las 9:56 pm por Shiryuu & Meneth

» Cambios para mi ficha
Ayer a las 9:36 pm por Rechy Syphiras

» Pie de lombrices y crema [Finalizado]
Ayer a las 9:12 pm por Rechy Syphiras

» [Tablilla] White rose queen
Ayer a las 6:04 pm por Aphrodite P

» Meet the Wolf | Libre |
Ayer a las 12:34 pm por Nate Sköll





















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!












HAPPY BIRTHDAY
Hana Iwafune
¡TE DESEA TAKEMORI!
¡Y hoy inauguramos este hermoso espacio para los beios cumpleaños del mes! ¡Perdonen nuestra tardanza en volver! Pero aquí estamos para poder celebrar junto a nuestra Hanita, también conocida como Trinity su cumpleaños (un pelín atrasadito, perdón uwu). ¡Y es que esto es un momento especial! Porque ella es un usuario que siempre ha estado con nosotros desde hace muchos añitos, apoyándonos y ayudándonos un montón. ¡Siempre está allí para todos! Es que es un amor de persona y una excelente moderadora de eventos. Personalmente, les queremos desear un maravilloso cumpleaños a nuestra hermosa Trini Porque la amamos mucho en el staff. ¡Y no se queda corta! Que también es muy querida por los usuarios mismos, por supuesto que si. Así que muy feliz cumpleaños.
¡Y te tenemos un regalito!



Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Buscando al asesino

Mensaje por Mamiko Sakakibara el Jue Mayo 17, 2018 3:35 pm

Desde su mas tierna infancia, la joven castaña no se relacionó exactamente con las mejores personas. Muchos era maleantes, ladrones o verdaderos mafiosos de la yakuza. Algunos eran simples alborotadores, rebeldes; pero eso no quitaba que se hubieran llevado relativamente bien.

Desde Kobe, aquella noche varios de ellos, llegaron a Éadrom para una visita "casual" luego de tanto tiempo sin verse. El sitio de reunión fue uno de los bares más baratos que pudieron encontrar, la economía ante todo (?). Algunas cuántas bromas, comidas y bebida, en eso se resumió la noche, lo cual era milagrosamente sano refieriéndose a esos sujetos en particular (incluyendo a Mamiko).

Era algo tarde y todos se despidieron, saliendo por la entrada principal del bar. Las aceras estaban oscuras, lo cual no le pareció extraño a la chica por la hora y, una vez ellos estuvieron lejos, dos fuertes disparos resonaron muy cerca suyo. Pese a ser bastante imprudente y temeraria, no era estúpida como para acercarse al lugar de donde provinieron los disparos.

Sakaki se dio media vuelta y regresó por la calle que daba a la entrada trasera del bar, que fue por donde antes había entrado con el grupo de hombres. Estaba igual de oscuro que el resto de calles y, al dar un primer paso, cerró los ojos fastidiada porque ya conocía esa sensación líquida al pisar y ese olor, le remontó a su primer día en Éadrom—Mierda— pensó antes de disponerse a huir de la escena del crimen; mas no tuvo tiempo de hacerlo.

Pasos presurosos y el sonido de las sirenas, la hicieron caer en cuenta de que estaba rodeada.

—¡Tienes derecho a guardar silencio— dijo uno de los oficiales antes de colocarle las esposas y meterla en la patrulla, al lado de otros policías para evitar que huyera.

—No quisiera aguarles la fiesta, pero tienen a la persona equivocada— mencionó mientras el auto avanzaba en dirección a la estación.

Cuando llegaron al cuarto de interrogatorio (?).

—Tenemos varias evidencias en su contra, inclusive el arma usada en contra de la víctima tiene sus huellas. ¿La reconoce?— deslizó sobre la mesa la navaja que se encontraba dentro de una bolsa plástica. Sintió un escalofrío recorrer su espalda y se levantó para golpear la mesa con la palma de su mano.

—¡LA ÚNICA ARMA QUE ANDABA CONMIGO ES UNA MANOPLA! No me jodan— sí, la navaja era suya, pero en definitiva no la usó en contra de nadie, al menos ese día—¡Exijo mi derecho a una defensa! Les voy a demostrar que yo NO maté a nadie.

—Este caso está básicamente resuelto, dudo que alguien quiera tomarlo. Aunque... Creo que conozco a una persona. Ten en cuenta que por más bueno que sea, las pruebas son muy contundentes.

—Bien, no me importa. Haré lo que sea para no pasar el resto de mi vida encerrada.

—Tendrás que esperar en la celda a su llegada, así que sé paciente. El detective no tardará en llegar.


Última edición por Mamiko Sakakibara el Jue Ago 02, 2018 7:59 pm, editado 1 vez



Fan:



¡Feliz Aniversario, Take!:
avatar
Salón : 3 A Edad : 20 Dromes : 681778
Reputación : 67
Mensajes : 1454
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Buscando al asesino

Mensaje por Vann & Jane el Lun Jun 04, 2018 7:30 pm

Música:

Homicidios, uno de los crímenes más comunes, principalmente en un planeta y una época donde el encubrimiento es la principal carta para los criminales y la corrupción, causado por una infinidad de motivos, desde un ataque de ira, hasta una jugarreta de la envidia; una sobre dosis de lujuria o una cobranza de codicia, en fin, las razones para cometer un asesinato eran infinitas, cada día ya fuese por las noticias, internet o simplemente saliendo un poco de casa, podrías toparte con casos así, disfrazados de accidentes, suicidios o simples mala jugadas de la suerte, aunque para alguien como Vann, todas las anterior no existían, todo tenía un motivo oculto, algo escondido, nada es lo que parece incluso cuando crees saber la verdad – Y por esas razones… Debes cuestionarlo todo, Thompson – Comentaba el joven pelirrojo en la entrada del cuartel de policías, conversaba con uno de los hombres uniformados, quién no parecía estar muy augusto con la conversación – Vann… Ya lo sé… Pero soy policía, mi misión es sólo perseguir a los criminales, atraparlos y traerlos para acá – Bufaba algo cansado, se notaba que llevaba tiempo lidiando con alguien como el problemático detective, quién sólo lo abordaba con información que seguramente no necesitaría a corto plazo, aunque realmente tenía sus motivos para tener al joven alien ahí, debía evitar que entrase, si bien gozaba de un permiso de detective, lo mejor siempre era mantenerlo lejos de la acción, más aun cuando un caso de homicidio se cocía entre las garras de la justicia.

Lamentablemente cuando se quiso dar cuenta, la escurridiza serpiente ya se había colado al interior, es más, lo había dejado hablando solo con lo que parecía ser una grabadora de voz antigua, la cual simplemente repetía algunas conversaciones que solía tener Vann con algunos policías ¡Pero que rata! Debía pensar el pobre policía que seguro ahora se llevaría una reprimenda. Lo que era el pelirrojo, caminaba con tranquilidad por los pasillos, guiado por una conversación que le parecía de lo más cautivadora “Entonces lo llamaremos a él” escuchó en la sala continua al cuarto de interrogaciones. Tocando levemente, abrió la puerta y entró – ¡Espero que hablen de mi! Porque tomo el caso… Un homicidio con presuntas pruebas ¡Esos casos son para mí! – Declaraba mientras se acercaba a la mesa para ver los informes forenses, los cuales fueron rápidamente removidos por el mayor presente – ¡Claro que no! Este caso se lo daremos a Pabloski, aunque sea nuevo en el cuerpo, casos así lo ayudarán a adquirir experiencia ¡Además le dije a Thompson que no te quiero aquí por más que tengas un permiso! – Gritaba el hombre con canas, quién le entregó las pruebas al joven policía que se encontraba con él, caminando en dirección a la puerta – No dejes que por nada se entrometa ¿Escuchaste? – Dijo finalmente, cerrando la puerta de un golpe, por lo visto iría a buscar al detective.

Música:

El pelirrojo desvió su mirada al joven policía, quién ya sabía lo que se venía, torciendo el rostro – Entonces… Supongo que lo haremos por las buenas ¿No? – Pronunció sutilmente Vann, mientras recibía en su mano el sobre con las pruebas – Descuida… Has como que te alerté sobre un accidente y ya está… - Pronunció finalmente, tomando de paso la llave para la habitación, guiñando un ojo, abrió la puerta, en lo que el policía con la cola entre las piernas, dejaba la habitación, sabía de sobra que a menos que fueses aquel hombre canoso, discutir con alguien como Vann, era en vano, al final siempre conseguiría entrometerse… Y lo cierto es que lo mejor era dejarlo a luego tener el mal gusto de ver como lo hacía sin permiso. - ¡Buenas tardes señorita! Puede llamarme Vann, seré el detective que atienda su caso… Por el momento salgamos de aquí – Mencionó con amabilidad, soltando a la chica de las esposas y caminando hacia la salida, sin cuidado, sin protección, dejando su espalda libre a cualquier posible ataque – Si quiere huir, puede hacerlo, a mi eso no me importa, aunque le aseguro que de hacerlo, la buscarán hasta encontrarla y no creo que sea muy difícil encontrar a una estudiante – Hablaba mientras caminaba y leía los expedientes, pasando desde la información de la chica, a la víctima, testigos, pruebas, todo lo leyó en cosa de lo que llegaron a la puerta trasera de del cuartel, sin si quiera levantar la mirada los había guiado por los pasillos necesarios para no cruzarse con ningún policía.

Una vez en la parte trasera, miró a la joven, su mirada era confiable… Aunque no tanto por lo que debería serlo, estiró su mano en dirección de la azabache – Es un placer, señorita Sakakibara, si puede relatarme lo que ocurrió esa noche, le estaré eternamente agradecido, le doy el 100% de mi palabra que demostraré que es inocente – Sin más, no le había sido difícil darse cuenta de la inocencia de la pobre muchacha, aunque el problema era demostrarlo, las pruebas del laboratorio eran concluyentes, pero sus declaraciones eran verídicas ¿Qué podría haber ocurrido?

Sin perder mucho tiempo, el detective caminó con sigilo por una de las paredes del edificio, asomándose para verificar el perímetro, cuando el mismo estuvo limpio, comenzó a correr – ¡Vamos! – Exclamó comenzando a correr, parando un taxi y subiendo, invitando a la misma joven a hacer lo mismo – Ahora, guíenos a la escena del crimen – Fue lo último que dijo, acomodándose en su lugar y fijando su mirada en su nueva clienta.
avatar
Edad : 98 Dromes : 32914
Reputación : 4
Mensajes : 41
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Buscando al asesino

Mensaje por Mamiko Sakakibara el Jue Ago 02, 2018 9:08 pm

Estaba tranquilamente esperando a que el detective llegara, ellos habían dicho que no iba a tardarTengo hambre pensó bastante fastidiada. Esa clase de problemas siempre le daban hambre. Necesitaba glucosa en su cerebro. Pronto, un extraño tipo llegó y soltó las esposas de sus manos. Podía notar a simple vista que... sí, era él era del tipo de persona que solía odiar debido a su personalidad. Largó un suspiro pesado y lo siguió.No hay remediopensó. Ahora sólo intentaba recordar, ¿cómo dijo que se llamaba?

Giró su rostro, con una clara expresión de molestia en el rostro— ¿Ha? ¿Que quién va a huir? Yo sé cuáles momentos son buenos para hacerlos o no. Estos tipos no son los policías corrientes, si me largo las sospechas de mi culpabilidad van a crecer. Los inocentes no huyen.— Por algún motivo, Sakakibara iba casi con la misma seguridad que Vann, aunque en su caso era más bien como si no le importara si alguien los veía saliendo, después de todo creía que él era el detective al cuál le habían asignado para resolver su caso.

Una vez atrás, se quedó observando al contrario y luego a su mano. En realidad no quería estrecharla, por lo cual realmente se quedó observando la mano del otro por unos buenos segundos. Le dio un choque rápido con sus dedos que más bien se sintió como un "quita tu mano" y luego se dispuso a colocarla dentro del bolsillo de su pantalón— En resumen en esto: estaba en el bar con unos viejos conocidos. Cuando nos despedimos, todos salimos por la puerta principal. Ellos se fueron rápido porque no son de Éadrom, yo a penas estaba caminando para irme a mi casa, pero estaba bastante oscuro. Luego sonaron unos disparos y me devolví por esa misma calle para buscar el camino contrario al sonido de los disparos que, por cierto, fueron dos. Me fui por la calle que daba a la entrada trasera del bar, que es básicamente dar una vuelta; fue por esa entrada que mis conocidos y yo entramos al llegar. Pero antes de siquiera empezar la vuelta, pisé algo líquido y olía mal y, claramente era el charco de sangre de otra persona. Luego llegaron tus estúpidos compañeros y me arrestaron, fin— no sabía qué más decir, era literalmente la misma declaración que se encontraba en los documentos de la investigación.

— Bien, espero que sea así. No soy ninguna santa, por eso creo que están aferrados a que es mi culpa. Tengo antecedentes delictivos, pero son cosas menores. Cualquiera estaría cagado si le cargan un crimen que no cometió, sobre todo uno tan fuerte— concluyó. Consecuentemente, siguió al detective que iba caminando muy silencioso. De manera inconsciente, ella igual aligeró su paso. Asintió cuando este dio la señal y corrió tras él para subir al taxi. Todo parecía sacado de una de esas locas películas policíacas.

— Es por allá. Este dentro del pequeño barrio con tiendas de baja categoría— le mencionó tanto al taxista como a Vann. El auto iba con bastante prisa y Mamiko no hacía nada más que ver hacia el frente, pese a que tenía una ventana a su lado— ¿Dos armas para generar un distractorio?— pensó en voz alta— Muero de hambre— volvió a pensar en voz alta.

Pronto, llegaron al bar y desde la calle del frente se podía sentir el olor a sangre algo fresca. Era repugnante— Tenemos que rodear por esta calle— le dijo señalando la ruta que ella había tomado.



Fan:



¡Feliz Aniversario, Take!:
avatar
Salón : 3 A Edad : 20 Dromes : 681778
Reputación : 67
Mensajes : 1454
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Buscando al asesino

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.