image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

image

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un nuevo empleado [Li Mao]

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Jue Mayo 17, 2018 12:34 pm

Se había hecho una fiesta de verano, otra navideña y hubo hasta una guerra en el puto Casino. Desde la fundación del Casino, los muchachos habían tenido sus altas y sus bajas. Ryu estaba mosqueado, preguntándose quienes habían sido los infelices que asaltaron su establecimiento. Había jurado seguirle la pista para tomar venganza. Esas personas eran peligrosas. Aunque tampoco vendría mal otra guerra. Tenía que afilar sus Garras del Dragón con oponentes intrépidos. Después de todo, Éadrom no era divertido sin una que otra guerrilla.

Dejando esa historia de lado, el Dokuganryu también estaba algo molesto por otra cosa. La mayoría de sus empleados parecían estar dejando el trabajo de lado. Unos se iban de fiesta, otros desaparecían por vagos, en realidad eran muy pocos con los que podía contar. Y ahora, a falta de Kojuro, tenía que tomar nuevamente las riendas del casino. ¿Haciéndo qué? Pues al genio se le ocurrió poner que se buscaban empleados de confianza. ¡Confianza! No quería más traidores dentro de sus filas.

Y allí estaba con cara de aborrecido esperando que almas en pena se pasaran por el lugar a pedir trabajo.

-¿Quién eres y qué puedes ofrecernos?

-Me llamo Judas y...

-Despedido. ¿Quién eres y qué puedes ofrecernos? - Preguntó al siguiente en fila.

-Me llamo Mary, y puedo hacer malabares. - Tirando pinos al aire.

-Despedida. Ya hacemos muchos malabares adentro. - Recordando como los empleados se tiraban cosas y tenían que hacer malabares para esquivarlos o salvar clientes.

-Bueno, habla tu. ¿Quién eres y qué puedes ofrecernos?

-Soy Mauricio, y puedo ofrecer mis servicios como técnico de maquinaria.

-Despedido. Las máquinas que se dañan las arreglo yo a golpes. - Miró al siguiente en fila. Ese tenía un olor extraño... Un olor que se le hacía conocido... Un aroma inconfundible a perro mojado. Era el olor a... ¿¡Lycan!?

-¿Quién eres y qué puedes ofrecernos? - Miraba fijo a Li Mao.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 103618
Reputación : 12
Mensajes : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo empleado [Li Mao]

Mensaje por Li Mao el Jue Mayo 17, 2018 1:14 pm

Era un nuevo día, como siempre Mao estaba de mal humor, no quería saber nada de nadie, no quería ir a estudiar ni tener que aguantar a gente estúpida, estaba harto de todo, quería marcharse lejos, a un lugar dónde nadie le molestara, quería terminar con todo y empezar desde cero, pero para un estudiante eso era algo imposible, todo el mundo sabe que sin dinero es imposible vivir, por eso aquella mañana se había saltado las clases, todo para asistir a una entrevista de trabajo.

Días antes, mientras comía una hamburguesa en el burguer-king vio un cartel, "Se buscan empleados de confianza", Mao sonrió de lado, dejando escapar una leve carcajada, ¿qué clase de idiota cree que va a encontrar a alguien de confianza para su negocio?, hoy en día, en el mundo actual, cada quién mira por su culo y el de nadie más, les importa todo una mierda siempre y cuando sobre ellos no recaiga ninguna consecuencia, y sin embargo, allí estaba, esperando junto con otras tantas personas a ser llamado por "el jefe", o quién fuese que estaba ahora al mando, le daba igual, como si se trataba de la que limpia los baños, si le daban dinero para él estaba bien.

A medida que pasaba el tiempo fue viendo como las personas que estaban delante suyo salían de aquella habitación una a una, apenas duraban cinco minutos, muchos de ellos salían cabizbajos, otros comenzaban a insultar y a maldecir en voz baja en cuanto la puerta se cerraba, ¿qué clase de entrevista era esa en la que la gente apenas abrir serrar la puerta la volvía a abrir para marcharse?, Mao gruñó, no estaba dispuesto a ser rechazado, los demás le traían si cuidado, pero más le valía a ese imbécil no rechazarlo, sino su viaje hasta aquél lugar habría sido en vano.

Por fin fue su turno, Mao cruzó la puerta, encontrándose cara a cara con un hombre que lo estaba mirando fijamente, ante tal recibimiento el chino frunció el ceño y gruñó, cerrando la puerta tras de sí, aguantándose las ganas de mandar a aquél tipo a la mierda. - Mi nombre es Li Mao, puedo trabajar de cualquier cosa, no soy quisquilloso.- Lo cierto es que no tenía nada en mente, él podía perfectamente limpiar o servir en la barra, le daba igual con tal de obtener dinero a cambio.-

Tras decir aquello aguardó impaciente una respuesta por parte del contrario, como se le ocurriera decirle que no... Apretó los puños, intentando contener su ira, estaba tan molesto que incluso se le había hinchado la vena del cuello, aún no le había dicho que no pero es que la forma en la que aquél tipo lo miraba... Por alguna razón le hacía enojar. -¿Y bien? - Ladeó la cabeza y entonces suspiró sin siquiera darle tiempo a responder. -Oye mira, necesito este trabajo.- Se acercó a la mesa, posando sus manos sobre ésta, inclinándose hacia delante, clavando su mirada sobre los ojos del contrario. -Te seré sincero, me importa una mierda tu negocio, eso de "empleado de confiaza" me chupa un huevo y medio, sólo quiero ganar pasta, si me pagas yo trabajaré y haré lo que me pidas, no me interesa meterme en tus mierdas ni quiero que tú te metas en las mías, haré mi trabajo y nada más, pero no seré tu "amigo fiel", y espero que con eso te valga, porque dudo que alguno de los imbéciles que están detrás mío tengan realmente intenciones de convertirse en un empleado de confianza, a nosotros nos mueve el dinero, ahora bien, puedes escogerme a mí o echarme y hacerle entrevistas a veinte lameculos más. -


avatar
Salón : 2 A Dromes : 1121
Reputación : 1
Mensajes : 11
Ver perfil de usuario
Li Mao
AULLADORES

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo empleado [Li Mao]

Mensaje por Ryutaro Takahashi el Vie Mayo 18, 2018 10:48 am

El vampiro no sabía como demonios Kojuro -su maestro- tenía la paciencia para hacer entrevistas de trabajo... O bueno, si sabía. Lo que no podía explicar era porque demonios tenía que ser tan pasivo. Todos y cada uno de los que salía por esa puerta tenían algo en común: Decían lo que querían, pero no demostraban su verdadera naturaleza. En las buenas podías ser lo que todos querían que vieras, pero ¿en las malas? Cuando necesitaras que alguien le cubiera el turno al otro porque uno de los de su manada se había enfermado, o cuando necesitaras defender el Casino porque se habían colado algunos otros más para buscar pleitos. Por eso el vampiro necesitaba personas así.

Pero algo no dejaba de incomodarle desde que entró ese individuo en específico por la puerta... "Huele a perro mojado..." - Mi nombre es Li Mao, puedo trabajar de cualquier cosa, no soy quisquilloso.- "Genial. Lo necesitamos para lavar el baño y darle un descanso a Midoriya."

Pensó que el tipo iba a hacer una introducción breve, como todos los demás. Pero la cosa no terminaba ahí. Ahora parecía estar... ¿Suplicando? No. Hablaba fuerte, rudo, y más importante, con sinceridad. Era una de esas personas que trabajaba por dinero; Hacía todo lo que le dijeran por dinero. Si le decías que bailara y le pagabas, ahí estaba. "Haré lo que me pidas..." dijo. El tipo se estaba dando demasiado valor, pero en la fila pudiera también haber alguien igual o más interesante que él. No podía contratarlo a ciegas.

El moreno caminó y se inclinó hacia él. "Sigue oliendo a perro mojado... Éste olor es inconfundible. Hehe... Siiii. Huele peor que Blaz." - Era imposible que sus sentidos pudieran pasarlo por desapercibido, imposible ignorarlo con todo eso de la rivalidad lycántropa - vampira. ¿Acaso él no lo había notado? O según su actitud, también pudiera importarle una mierda. Sin embargo, cada palabra que el idiota decía, cada movimiento, cada insulto solo incitaba a una cosa...

-...LET'S PARTY!!!

El vampiro se levantó de la mesa repentinamente y usó su telequinesis para ponerse entre los dedos Seis Katanas que estaban debajo de la mesa: Las Seis Garras del Dragón, adhiriendo tres a cada mano. Lanzó un rápido movimiento sobre la mesa, rozándo el rostro del lycántropo con las katanas a tan solo unos milímetros, y rompiendo la mesa por la mismísima mitad, levantando una pequeña estela de humo y moviéndo los cabellos del contrario gracias al viento generado por la fuerza de choque. Unas chispas eléctricas comenzaron a rodear la katana, aunque por el momento solo eran chispas temporeras.

-Tienes agallas para decir todo lo que te pase por la cabeza, ¿huh? - Le miraba con aires de superioridad pero con cierto interés. -Pero ¿te mantendrás firme en tu palabra, o saldrás corriendo con el rabo entre las patas como el perro que eres? - Mencionó la palabra "perro" con repugnancia, como si quiera mete el dedo en la herida para alterar su personalidad. La realidad era que quería provocarlo para ver hasta donde él llegaba. Sería una lástima que después de todas esas palabras dichas él se hechara hacia atrás.

-Show me what you got. - El vampiro se avalanzó contra el lycano con intenciones de golpearlo con ambas katanas con un combo de ataques horizontales y diagonales, estocadas que buscaban cortarlo para llevar al moreno a pelear y ver si era capaz de morder o si solo eran palabras lo que salían por su boca. Era difícil sacar al vampiro del espíritu combativo una vez entrado en él.

Si... Kojuro hubiera arreglado eso de otra manera. Pero Ryutaro no iba a ponerle un freno a lo que sentía. Había encontrado un sujeto divertido en toda esa fila.

Armas:
-Garras de dragón (Dragon Claws): Estas espadas representan el cuerpo fragmentando de un Kirin, una criatura similar a un dragón capaz de dominar el relámpago. Una de estas bestias fue dividida en 6 katanas por un legendario mago alquimista, quien se las entregó a Ryutaro antes de su muerte. Las katanas, como la piel de un dragón, son más resistentes que las armas mundanas y son capaces de cortar grafeno o diamante, además de soportar cortes de los mismos materiales. Las katanas solo pueden “morir” estando juntas, pero ya que no pueden unirse físicamente, son “inmortales” esto les permite regenerarse considerablemente rápido si son dañadas. Las katanas le dan su electricidad a Ryutaro, también le ayudan a controlarla y le permiten absorber electricidad ajena, dándole una resistencia de 30% ante la electricidad propia, del entorno y la ajena. El Kirin fue salvado por el mago alquimista, quien tuvo que dividirlo en 6 partes, por esta razón le fue leal al mago y será leal a Ryutaro hasta la muerte del vampiro. Las katanas pueden regresar a su portador si son llamadas (por tierra, aire o mar) y electrocutan a quien trate de empuñarlas sin permiso.


[Ficha] [Relaciones & Cronología]



"A Dragon's scales never come off until it dies. Not a single one."



Gracias por la firma, Mitsuki-chaaaan ~ Y Trinity por el avataaaar. ~
Familia Kiwi:

I'm too sexy for my shirt, too sexy for my shirt. So sexy it hurts ~:
And I'm too sexy for your party ~
Too sexy for your party ~

https://i.imgbox.com/ZKYc2IpW.png

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 103618
Reputación : 12
Mensajes : 524
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo empleado [Li Mao]

Mensaje por Li Mao el Sáb Mayo 19, 2018 6:07 pm

Puso cara de asco infinito cuándo el contrario se puso de pie, alzando levemente una ceja mientras lo observaba, clavando firmemente la mirada sobre su figura, todo esto sin esperarse que el contrario, de la nada, sacara de debajo de la mesa unas katanas. -¿Pero qué mierd...?- Siquiera le dio tiempo a reaccionar ni terminar la frase cuando el filo de una de las katanas rozó su rostro, provocando así una leve herida en su mejilla, como acto reflejo el joven lycan se apartó, dejando escapar un pequeño quejido de dolor.

-Ah! ¿¡Pero qué coño?¡- Observó al contrario sorprendido, estaba en shock, Mao no era capaz de asimilar lo que estaba pasando, sencillamente, ¿por qué?, ¿por qué le tenían que ocurrir estas cosas a él?, chasqueó la lengua mientras se cubría el rostro con los brazos para evitar que algún trozo de la mesa le diera en la cara, ¿qué mierdas le pasaba a ese tipo?, ¿acaso era alguna especie de psicópata?.

-¿Con el rabo entre las patas?, ¿salir corriendo como un perro?, ¡¿acaso pretendes que me quede aquí después de que casi me matas?!, ¡estás jodidamente mal de la cabeza, definitivamente te falta un verano, yo sólo vine a hacer una estúpida entrevista de trabajo!, además, ¿qué clase de enfermo mental guarda espadas bajo su mesa?, una pistola lo puedo llegar a entender, ¿pero katanas?, ¿qué clase de friki hace eso?- Mao jadeaba, estaba asustado y su herida en el rostro era dolorosa, ardía, pero las cosas no mejoraron para el joven lobo, simplemente todo fue a peor.

"Show me what you got." Aquello fue lo último que escuchó antes de que el contrario se abalanzara contra él, creía que iba a morir allí mismo, como acto reflejo Mao sacó sus garras, sus orejas y cola también salieron a la luz, y entonces se apresuró a tomar una de las mitades de la mesa, usando el tablero de madera como escudo, terminando por perder el equilibrio y caer al suelo.

-¡Scorroco!, ¡Intentan matarme!, ¡Que alguien llame a la policía!- El joven estaba en verdad asustado, sus orejas estaban gachas y sus piernas temblaban mientras sujetaba con firmeza el tablero de madera, intentando protegerse, en verdad creía que ese hombre iba a matarlo, incluso sus ojos se humedecieron, y nuevamente se preguntó. -¿Por qué...? ¿Por qué estas cosas me tienen que pasar a mí?, maldición...- Y entonces comenzó a llorar en silencio, apretando los dientes pues, no sólo estaba asustado, sino que además sentía rabia, rabia de que el universo fuera tan injusto con él.

-Ya te lo dije, haré lo que sea... Sólo quiero trabajar...-
Repitió entre sollozos.


avatar
Salón : 2 A Dromes : 1121
Reputación : 1
Mensajes : 11
Ver perfil de usuario
Li Mao
AULLADORES

Volver arriba Ir abajo

Re: Un nuevo empleado [Li Mao]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.