image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

image

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado ~Brave Shine~ || Priv. Akira ||

Mensaje por Khaeli Dunkheit el Miér Mayo 16, 2018 7:10 am

Abigail le había recomendado ¨reconectarse con su espiritualidad¨ para saber más de sí misma sin importar las malas experiencias del pasado, cada vez la frustraba más y más la falta de memoria, deseaba saber quién era, la vida que no recordaba, confirmar por su cuenta lo que se decía de ella pues llamarla ¨ángel¨ no la hacía uno, no se sentía como uno o al menos no como la idea que tenia de ellos pues ¿los ángeles no son seres divinos que protegen a los mortales? Ella no se sentía de esa forma aunque ¿Cómo debía sentirse?, era precisamente las dudas que la aquejaban lo que había provocado esa curiosa recomendación de su tutora.

—Hay una iglesia en la ciudad, tal vez te resulte de ayuda ir ahí…aquí no son como en el templo mi niña, nadie va a encerrarte de nuevo para usarte como una esperanza de salvación.

Khaeli no necesitaba decirle sus miedos, Abigail había aprendido a descifrar sus expresiones e incluso notar las fluctuaciones en su aura las cuales indicaban ese temor que no la abandonaba desde que lograron escapar, temía ser capturada de nuevo, privada de su libertad para servir a los deseos egoístas de personas que creían que por ¨tener a un ángel¨ expiarían todos sus pecados cada que cometieran alguno sin saber que de nada servía, Khaeli no podía asegurarles el cielo que tanto temían y veneraban y aun si pudiera hacerlo no lo haría por todo el daño causado a su persona…¿Así era el pensamiento de un ángel? ¿No debían de perdonar cualquier ofensa y ser bondadosos siempre?, era ese tipo de pensamientos los que la hacían cuestionar su ¨naturaleza¨ ¿tener alas la hacía un ángel? ¿Era el color de las mismas lo que indicaba su verdadero ser?, no tenía respuestas a esas preguntas y Abigail tampoco pese a que siempre buscaba calmar sus inquietudes recordándole la diferencia de su ser; ¨Es tu alma la que no posee maldad mi niña, tu forma de ser solo es una respuesta a lo que has vivido¨, esa frase muchas veces lograba calmarla pero en ese instante se sentía mas a la deriva.

No había querido que Abigail la acompañara cuando decidió salir de casa, ni siquiera estaba segura de querer ir a ese lugar y aun así no deseaba quedarse en casa ese día, estaba planeando ir a esa cafetería discreta que había encontrado por casualidad en uno de sus paseos por la ciudad cuando por distracción no siguió la ruta que conocía y había agradecido ese erros pues ese sitio resultaba ser uno de sus favoritos, por lo general siempre recorría los mismos caminos, esos que se había memorizado pues ante la falta de su sentido de la vista no podía caminar de manera despreocupada sin arriesgarse a perderse en el camino.

Y a pesar de eso sus pasos la dirigieron de manera inevitable a la estación de tren siguiendo inconscientemente las instrucciones de su tutora ¨si cambias de idea solo debes tomar el tren en dirección a **** y caminar en línea recta cuando bajes¨. Fue de esa manera que sin pensarlo ni planearlo termino delante de la iglesia y aunque no podía admirar su magnificencia, una extraña sensación la recorrió, podía sentir esas ¨vibras¨ que quedaban impregnadas en el lugar pese a que en ese instante no había nadie adentro o era lo que pensaba pues no podía sentir nada más que esa curiosa sensación

Tal vez no había sido una buena idea, el simple hecho de considerarlo le había causado escalofríos y una incertidumbre inmensa, estar ahí, sentirlo y no comprenderlo solo la hacían sentirse terriblemente abrumada, no se sentía capaz de dar un paso más, la iglesia estaba ahí a tan solo unos metros, lo sabía…lo sentía de alguna manera y aun así se negaba a avanzar en dirección al lugar que posiblemente le haría comprender más de sí misma, un anhelo silencioso…una pequeña esperanza se alojaba ante la minúscula posibilidad de obtener respuestas o comprender aquello que no entendía. Pero antes de poder decidirse una risa la hizo estremecerse, no por la sorpresa de saber que no estaba sola, no, fue por el tono de esa risa y el desprecio oculto en ese grotesco sonido.

—Que satisfactoria coincidencia, vine buscando algún ingenuo y me encontré con un ángel—

Para cuando Khaeli reacciono, sintió el dolor en su espalda al impactar contra el suelo pero no había sido del todo lenta en su actuar pues consiguió interponer su bastón entre su atacante y ella pese a tenerlo encima, su fuerza no era mucha, nula en realidad y aun así intentaba que aquel asqueroso aroma emanado de la boca del otro ser no se acercara más a su rostro.

—Muéstrame tus alas, no he tenido la satisfacción de desplumar a un ángel y contigo me divertiré—

Resultaba para claro para Khaeli, estaba ante la presencia de un demonio, esa repugnante esencia emanada por él se lo indicaba, no recordaba haber tenido un encuentro con un ser como aquel y sentía miedo, era un miedo familiar, sabía que lo había experimentado antes, sentía que ya había tenido algún encuentro con demonios pero no lo recordaba y aun así lo sentía y fue el miedo lo que hizo que intentara escapar, su rodilla se elevó golpeando la entrepierna de su captor pero solo consiguió molestarlo y en consecuencia aquel bastón que le ayudaba a apartarlo le jugo en contra, su fuerza física no se comparaba a la del demonio y pronto la madera de su objeto guia comenzó a presionarle la garganta…



—Khaeli Habla— ¨Khaeli piensa¨ Khaeli Actua/Narración

Khaeli Dunkheit

Si conocieras mis demonios...¿Tomarías mi mano y me salvarías del abismo?

FichaPerfilMPSavageTheme
 
 



~Pasa el cursor por la imagen~
avatar
Salón : 3 A Edad : 17 Dromes : 174910
Reputación : 12
Mensajes : 406
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.