Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por Jestro Jokster el Lun Mayo 07, 2018 8:47 pm

Comenzaba un nuevo y soleado día, esos que son perfectos para salir a dar un paseo, con mas razón si tengo el día totalmente libre, no hay tareas, no hay entrenamiento, tengo el día solo para mi y para hacer lo que yo quiera, estaba tan animado por este bonito día pero poco me duro el gusto pues no se me ocurrió ninguna idea, pase gran parte de la mañana pensando que hacer, ahí tirado en la cama preguntando a mi cabeza porque no tenía buenas ideas, — AAAAAA porque mi cabeza no quiere darme una buena opción para hacer algo hoy?, es que acaso es taaaan dificil? —, me deje caer al piso, me puse de pie poniéndome en marcha hacía la puerta, al salir y caminar por el pasillo escuche a dos estudiantes que iban delante de mi, ellas platicaban que era un bonito día para ir al parque pues habían escuchado que había cosas bastante interesantes, escucharlas era algo que me llenaba de curiosidad, — Me pregunto a que se refieren con eso de cosas interesantes?, debería preguntarles?, no mejor no, me veré demasiado metiche —, al menos salir de mi habitación había sido algo bueno, pues ahora sabía a donde debía ir,  — Derechito al parque —.

Aun continuaba detrás de las chicas aunque ellas decidieron ir por algo de comer antes de viajar al parque, mientras que yo continué todo el camino directo hasta la salida de la zona de habitaciones, pasando por ese caminito empedrado hasta llegar a la puerta del Instituto, saliendo directo hacía las calles tomando la dirección que me llevaría directo al parque, caminaba a paso tranquilo pues aun era buena hora, como no tenía nada que hacer pues tampoco tenia prisa en llegar, me hice a la idea de pasar un buen par de horas en el parque, además ese lugar es realmente grande, seguro había mucho que hacer. Después de un rato caminando por fin logré llegar al lugar ya mencionado, podía ver que había mucha gente lo que me emocionaba y a la vez no tanto pues aveces me pongo nervioso con tantas personas, — Bueno pues ya estoy aquí, no me iré a ver ahora que puedo hacer... —, comencé con lo obvio, caminar un rato aunque no dure mucho ya que me había cansado por lo que ya había recorrido para llegar aquí, no muy lejos pude ver un hermoso y gran árbol que brindaba una relajante sombra, no lo pensé dos veces y me fui directo a sentarme para descansar.

Durante mi descanso veía a los demás que pasaban, algunos en silencio, otros escuchando música y algunos mas platicando, y una de las breves conversaciones llamo mi atención, escuchar esa pareja de novios decir "que buen acto el de ese artista", me hizo querer saber mas, pero obvio no les preguntaría, me puse de pie y camine en la dirección de la que los habían venido, no tarde mucho en ver una multitud de gente alrededor de alguien al mismo tiempo aplaudían por ocasiones, aplausos tan sonoros que era imposible no escucharlos, aquello que yo jamás había escuchado para mi lo estaba obteniendo alguien mas y yo debía saber quien era y como era que conseguía los aplausos de la gente,  — Tengo que saber quien eres y que es lo que haces  —, jamás había sentido esta sensación antes, esa de realmente querer saber algo con todo mi ser, no podía explicarlo pero supongo es por el simple echo de que yo nunca había recibido un aplauso en mi vida antes de Eadrom y el saber que aquí alguien consigue lo que yo no tuve, me causaba ese interés.

Me acerque hacía el montón de personas intentando hacerme un espacio para entrar y ver a esa persona pero no logre pasar pues por mas que los empujaba y les pedía permiso para pasar, simplemente no me daban acceso, pero no me iba a rendir, por suerte el parque esta lleno de árboles de una buena altura con ramas tan gruesas que pueden resistir el peso de quien se suba en ellas y eso fue justamente lo que hice,  — Bien, es hora de saber a quien le brindan sus aplausos —, trepe el árbol llegando a la primera gran rama que se localizaba justo arriba del centro del show, por fin pude ver a ese ser y quede sorprendido, — Ese maquillaje, ese atuendo incluso el cabello...es un payaso pero como es que a él las cosas le salen bien, solo míralo no se nota nada de nervios ni de inseguridades como las que yo sufría, cuál será su secreto?, le tengo que preguntar—. Me quede sobre la rama hasta que todas las personas se fueron, el joven estaba guardando todo lo que había usado, mientras que yo aun le observaba desde aquella distancia, supuse que no me vería pero con lo que no conté fue con el crujir de la rama que al ser de un árbol antiguo comenzaba a romperse debido a mi peso que si bien no soy pesado pues una rama seca no es tampoco muy resistente, quise evitar caer pero no tuve a donde saltar, al romperse la rama me fui directo al suelo quedando a unos pocos pasos del animador callejero.    
apariencia de Jestro:


Última edición por Jestro Jokster el Sáb Sep 15, 2018 11:39 pm, editado 1 vez


Jestro habla (0066cc) - Dragonio habla (003399) - Jestro piensa (990000) - Monstrox habla (663300) - Mi Ficha
cosas de Jestro:


Cumpleaños

avatar
Salón : 2 A Edad : 21 Dromes : 148764
Reputación : 33
Mensajes : 999
Ver perfil de usuario
Jestro Jokster
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por William M. el Sáb Mayo 26, 2018 11:53 pm

La mañana recibió a William de manera tranquila, el joven se había quedado dormido leyendo un libro en el sillón de la sala, dejando el dolor de su cuello por aquella postura tan mala, el payaso se sentía de maravilla. Se levantó con cuidado tronando algunos huesos de su espalda, tenía ganas de un buen baño y era una de esas raras ocasiones en las que su estomago le pedía comida. Decidió desayunar primero, estas cosas eran algo que no pasaba seguido y había decidido aprovechar la oportunidad; toda su mañana transcurrió con tranquilidad, cuando se acordó de fijarse en el reloj, se dio cuenta que se acercaba la hora en la que normalmente se iba a trabajar, por suerte ya tenía el cabello suelto y la camisa a medio poner, por lo que se fue a terminar de cambiar silbando en una tonada muy alegre. Al final llamó a Lewis el cual tomó su forma habitual, un pequeño gato blanco de ojos azules muy pálidos y se metió en el bolsillo de la chaqueta del payaso, el joven cerró la puerta y se fue caminando con pasos tranquilos, sin mucha prisa.

Cuando llego al parque el muchacho saludo al dueño del kiosco con una enorme sonrisa, mucha gente del parque se le hacía costumbre ver a ese extraño payaso, demasiado joven, demasiado misterioso...William era un conjunto de muchos demasiados en su vida pero el joven tendía a ignorar esas cosas, a veces creía que lo único que lo mantenía funcionando era su ignorancia. Al llegar a su lugar habitual el joven esbozo una enorme sonrisa, algunas personas, curiosas por su apariencia tan extraña, el joven se arrodillo de manera teatral..esperando el momento indicado, cuando tuviera más público tuviera mejor, tenía los ojos fijos en el suelo, observando cómo cada vez aparecían más zapatos indicándole que cada vez tenía más público, fue ahí cuando el brillo morado de sus ojos se encendió indicando que estaba aprovechando su magia.

-¡Ciudadanos de Éadrom!-gritó con voz fuerte y clara.-Mi nombre es Joker y he venido aquí para asombrarlos- al decir esto dio un golpe a su bastón, del cual salió unas cuantas chispas y un montón de serpentinas, que hicieron que los niños suspiraran en asombro.

Y comenzó su rutina, una mezcla de trucos que cualquier humano podía hacer o trucos involucrando su magia pero obviamente los espectadores no creían que fuera algo mágico,  le regalaba flores a las niñas o niños que se lo pedían, a las jovencitas les besaba la mano fingiendo conquistarlas y a los señores les imitaba de maneras exageradas. Las risas inundaban el lugar y su público le empezó a dejar un montón de monedas y billetes en el sombrero que se encontraba frente a él.

Finalizó su acto con una explosión de brillo morado, que le hizo recibir una lluvia de aplausos, algunos niños se acercaron para abrazar al payaso o darle alguna chuchería, una flor recién cortada que una niña puso en la solapa de su chaleco, algunos caramelos, una piedra muy blanca y lisa, cosas en apariencia inútiles pero que el payaso encontraba curiosas y hermosas dentro de su simplicidad. Poco a poco su público se comenzó a alejar, por lo que decidió guardar su dinero , pensaba en quedarse un rato a descansar, posiblemente comer algún dulce mientras veía a la gente pasar o charlar con el dueño del kiosko, en lo que llegaba la tarde y pudiera hacer otro de sus actos. Estaba tan tranquilo que cuando escuchó un sonido seco, como si algo o alguien cayera desde una altura un poco considerable, William volteó con lentitud, ligeramente preocupado, encontrándose con un chico vestido de bufón en el suelo; desconcertado se acercó con lentitud, dejando el sombrero lentamente en el suelo.

-Oye...-Se aclaró la garganta, ofreciendo su mano enguantada- ¿Estas bien, chico? ¿Puedo ayudarte?- le ofreció una sonrisa amable, esperando no asustarlo.

Imagen representativa de Will actuando:



~Pull of my teeth~
avatar
Edad : 27 Dromes : 58545
Reputación : 7
Mensajes : 91
Ver perfil de usuario
William M.
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por Jestro Jokster el Lun Mayo 28, 2018 8:15 pm

La caída había sido dolorosa, no tanto como para causarme alguna fractura pero si lo suficiente para dejarme un dolor durante varios días, por dentro sabía que ese dolor me iba a dar molestias por al menos una semana y eso si bien me iba porque esa caída no me la esperaba, estaba perfectamente bien en esa rama observando al joven de cabellos anaranjados, pero el haber caído frente a él, eso si que no estaba planeado, es decir si quiero hablarle pero esta no era la forma que tenía en mente, aunque lo que paso a continuación era algo que podía usar para intentar hacerme su amigo o quizá convencerlo de que fuera mi maestro o algo así, digo tengo la oportunidad solo es de saludarlo y ver si le agrado o algo así.

Ahí estaba yo en el césped recién caído soportando el dolor, aun tenía los ojos cerrados cuando escuche una voz preguntándome si estaba bien y podía ayudarme, abrí los ojos y ahí estaba él con una simpática sonrisa ofreciéndome su mano como ayuda para ponerme de pie, — No puedo dejar que se de cuenta que me ha dolido el golpe pero seguro que lo sospecha o se hará a la idea en cuanto me ponga de pie, será mejor que intente disimular el dolor de la caída  —, tome su mano y con su ayuda logre ponerme de pie,  — Gracias por ayudarme y si, estoy bien, no esperaba que la rama se rompiera y bueno ahora me duele un poco pero ya se me quitara el dolor —, sonriendo un poco, a pesar de que no era la forma en que planeaba saludarlo tenía que aprovechar que se había acercado a mi por su propia voluntad, de nuevo tome su mano pero esta vez para estrecharla a manera de un saludo seguido de mi presentación y algunos cuantos elogios, — Hola, mi nombre es Jestro y mm estaba mirando tu acto desde la rama y si que sabes hacer muy bien tu trabajo, sabes, yo quisiera hacerlo así de bien pero no he podido lograrlo por eso enserio me he quedado sorprendido con tu talento eres realmente bueno —, intentaba ocultar mi emoción por conocerlo y mas por hablarle pero era bastante obvio que no podía esconder semejante emoción.  

Ya se lo había dicho, lo que pensaba pero eso solo era parte de lo que realmente quiero, en verdad me gustaría que él fuera mi amigo, sonará un tanto extraño pero por alguna razón que no se como explicar, él me parece alguien agradable y no es porque me ayudara o que sonría, mucho menos su amabilidad es algo que siento, no me da una mala vibra ni nada por el estilo solamente me siento cómodo, — Esto es tan raro, jamás lo había sentido antes, me pregunto que será?  —, mientras esperaba su respuesta aun seguía pensando en lo bueno que sería si él aceptara ser amigo mio, así ya tendría a alguien con quien platicar, pasar algunos ratos del día, y por que no, incluso podría ayudarle con sus shows si es que logro mejorar en mis propios malabares que si comienzo bien pero luego aveces fallo pero es posible que mis fallos de ahora ya no sean por la misma razón que los de antes. De momento ya le había saludado, me presente y le dije lo que pensaba, pero si me respondía yo intentaría continuar la platica para ver si él me permite estar un rato mas conversando, solo espero no tenga prisa o alguna otra cosa que hacer pues no vengo muy seguido a este parque y de igual manera no se si él viene a este parque todos los días o visita otros mas.  


Última edición por Jestro Abakura el Vie Jun 15, 2018 9:59 pm, editado 1 vez


Jestro habla (0066cc) - Dragonio habla (003399) - Jestro piensa (990000) - Monstrox habla (663300) - Mi Ficha
cosas de Jestro:


Cumpleaños

avatar
Salón : 2 A Edad : 21 Dromes : 148764
Reputación : 33
Mensajes : 999
Ver perfil de usuario
Jestro Jokster
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por William M. el Vie Jun 15, 2018 9:01 pm

William se acercó más al chico, con un deje de preocupación en sus ojos, parecía adolorido y eso le preocupada . Era su deber civil llevarlo al hospital si el jovencito se había lastimado de seriedad pero...la sola idea le aterraba, no quería regresar a un hospital pero tenía un corazón demasiado blando. Suspiro aliviado cuando el chico le tomo la mano, e hizo fuerza para que el joven tuviera algo en que apoyarse, en cuanto se aseguro que el muchacho estaba bien, le soltó la mano y le observo fijamente.

-Tiene un olor interesante....-comentó Lewis en la mente de William, por fuera soló se sintió el silbido del aire. -Me recuerda al olor que tenías cuando te conocí...-

-Guarda silencio, no es tiempo para esos comentarios-pensó el payaso, bajando la mirada hacia el bolsillo de su chaqueta, justo donde se encontraba Lewis en ese momento.

Regreso su atención hacia el desconocido, realizando que tenía que inclinar la cara para verle a los ojos, era de baja estatura y tenía la piel demasiado blanca pero no sabía si por algún maquillaje o si ese era el color natural de la piel del chico pero no hizo ninguna pregunta sobre aquello, lo que capto su atención era aquel traje de bufón y aquellos colores....Era bonito a su manera. El chico se presentó como Jestro y comenzó a elogiar el trabajo del pelirrojo. La primera reacción de William fue reír de manera nerviosa, no se esperaba aquello y menos que se subiera a un árbol para verlo, su acto era gratuito, todo lo que ganaba de él era porque la gente quería dárselo no por que el cobrará algo; le dejo terminar de hablar sin interrumpir ni una sola vez, era una persona muy educada después de todo.

-Un gusto Jestro, mi nombre es William-sonrió de manera aun más amplia, sin darse cuenta que mostraba los colmillos-Muchas gracias...eres muy amable. Pero lo que hiciste fue muy peligroso, si te hubieras acercado podrías haber visto el acto mejor-comento algo preocupado, al parecer Jestro estaba bien.

Lo siguiente le tomó por sorpresa, no esperaba que el joven le pidiera algo así y menos teniendo en cuenta que se acababan de conocer....pero pensándolo bien sería algo bueno para el payaso, tenía demasiado tiempo libre y sería algo bueno que lo ocupara ayudando a alguien.

-Claro que puedo....pero no recuerdo haberlo hecho antes-miro hacía el techo pensativo.-¿Qué es lo que quieres aprender, Jestro?-finalizó esperando la respuesta del chico.



~Pull of my teeth~
avatar
Edad : 27 Dromes : 58545
Reputación : 7
Mensajes : 91
Ver perfil de usuario
William M.
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por Jestro Jokster el Lun Jun 18, 2018 8:02 pm

No esperaba tanta amabilidad o es que acaso hay mas gente así y no estoy acostumbrado?, eso podría ser ya que en donde vivía antes pues nadie me trataba de forma tan amable, bueno, en realidad si había alguien, una sola persona, un chico, él primer y único amigo que tuve en aquel lugar, — Me pregunto que habrá sido de él, estará bien?, acaso me extraña? o le alegra que yo desapareciera del reino?, no lo se, quizá jamás lo sabré, pero quiero pensar que él se acuerda de mi, aunque sea un poco, del resto que puedo decir, seguro están felices de que ya no causemos mas destrozos —, hacía mucho que no pensaba en mi amigo/enemigo Clay, en fin, no debo perderme en los recuerdos de mi pasado si ahora estoy viviendo un nuevo presente, uno que tengo que aprovechar. Me había presentado ante el joven y le había comentado mis intenciones, aunque en realidad ahora me pregunto de que me podrían ser útiles los actos de entretenimiento si ya no tengo a nadie a quien entretener?, bueno supongo algo se me ocurrirá después.

Estaba atento a sus palabras cuando empezó a responderme, a pesar que le ponía mi total atención, no podía evitar mirar sus ojos, debo admitir que tengo esa costumbre de mirar a los ojos de las personas cuando me están hablando, no es que me pierda o me distraiga es algo que hago de forma inconsciente mientras escucho lo que me dicen, lo que si fue algo nuevo al menos en mi conducta fue el notar ciertos colmillos en el chico cuando este sonrió,  — Ahora se que tu nombre es William y es un bonito nombre pero...los colmillos, esos colmillos, serán reales o parte de su aspecto para el show? —, definitivamente debía saber eso, porque, como que no es muy común el tener colmillos, yo los tengo y de todas las personas que he conocido, pues no los tienen, bueno Ryutaro si pero es que él es un vampiro, pero los demás tenían dentaduras ordinarias. Agradeció las palabras que le dije pero a la vez su comentario sobre que fue peligroso lo que hice, eso no me lo esperaba...

cuando vi los colmillos de Will:

La emoción por ver esos colmillos no se hizo esperar y fue algo que se noto demasiado, al menos de mi parte pues algunas de mis emociones y reacciones son demostradas por la expresión de mis ojos y la forma en como mi gorro puede bajar o levantarse dependiendo lo que siento y pienso, con William no fue diferente, solo paso, espero no le asuste que haga estas cosas pero no las puedo evitar, es parte de mi, — Tu tu tu tu tu tienes colmillos, aaaaa no lo esperaba, mira yo también tengo —, abriendo mi boca para que los míos fueran visibles, — Pero los míos no son tan grandes como los tuyos, será que es porque eres mas grande?, a mi me salieron cuando cumplí 15 y creo que me crecerán un poco mas pero si fue algo incomodo cuando me salieron —, luego recordé aquellas ocasiones cuando me mordía la lengua en el tiempo en que me acostumbraba a esas cosas picudas y no es como que este del todo acostumbrado pues aun hay ocasiones que me doy mordidas, supongo me falta mas tiempo para adaptarme por completo.

— Amm la verdad no pensé que lo de la rama sería peligroso, si quise he intente pasar pero la gente no me dejaba, algunos me empujaron por eso se me ocurrió esa idea, la verdad eres él primero que me dice algo así, siempre hago lo que quiero y nadie me dice nada, al menos no así como tú, de si es peligroso —, sin duda esa frase que me dijo se me quedaría en mi mente durante un tiempo pues en realidad nadie se había preocupado por mi, al menos no en este lugar pues antes solo había una persona que lo hacía pero aquí jamás había sucedido, eso solo hacía que William me agradara mucho mas de lo que ya me agrada hasta el momento, ahora estaba el detalle sobre lo que debía responder sobre que es lo que yo quiero aprender, en realidad no tenía todo totalmente planeado y ahora debía decir algo, — No le puedo mentir o si?, podría hacerlo, no creo que lo note pero...acaso es buena idea mentirle a alguien que quiero tener de amigo? —, me encontraba confundido y no sabía que hacer al menos no en ese momento pero al final y aun no se el por que, pero, decidí hablarle con la verdad...., suspire y comencé a responder, — Pues ahora que lo mencionas no sabría que decirte con exactitud, es que el verte me hizo recordar mi pasado, cuando todavía no vivía aquí, antes yo trabajaba y mi deber era hacer actos para entretener a la gente pero, me ponía nervioso y fallaba, todos se burlaban de mi y eso me hacía enojar mucho por eso...cuando tuve la oportunidad de vengarme, solo lo hice, después terminamos aquí...—, al parecer este día es para que recuerde algunas cosas pues al decir estas palabras los recuerdos de lo que viví volvieron a mi, de nuevo sentí ese dolor y ese enojo, pero debo hacerlo a un lado, eso ya es cosa del pasado.

Cuando deje de recordar y me di cuenta que se lo había contado a una persona a quien recién conocí me di cuenta que tal vez él no tenga el tiempo para escuchar todas las cosas que viví así que lo mejor sería ofrecer una disculpa pues tampoco quiero parecer molesto, — Disculpa si he dicho algo que te incomode, es solo que amm bueno...no he tenido una vida fácil pero igual imagino tu has de tener tus propias cosas que hacer, realmente me agradaste y quería pasar algo de tiempo contigo y tal vez si se pudiera que amm...con el tiempo ya sabes...ser amigos...es solo queeee no sabía bien como pedirlo pero se me ocurrió que pedirte ayuda con los trucos era una buena forma de acercarme porque pues a mi no me salen tan bien las cosas, termino golpeándome la cabeza —, — Oh genial y lo acabo de arruinar todo, ahora seguro me ve como una cosa rara —.
cuando me di cuenta que tal vez hable de mas :


Última edición por Jestro Jokster el Lun Sep 17, 2018 12:24 am, editado 1 vez


Jestro habla (0066cc) - Dragonio habla (003399) - Jestro piensa (990000) - Monstrox habla (663300) - Mi Ficha
cosas de Jestro:


Cumpleaños

avatar
Salón : 2 A Edad : 21 Dromes : 148764
Reputación : 33
Mensajes : 999
Ver perfil de usuario
Jestro Jokster
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por William M. el Mar Jul 03, 2018 1:47 am

Jestro parecía...¿Sorprendido? de la amabilidad del joven, pero es que William simplemente no podía evitar serlo, siempre quería que todos tuvieran un tiempo agradable y si su compañía podía ayudar a alguien...mejor para él, no le costaba nada ser amable. Por lo que se quedo en silencio, sin borrar su sonrisa esperando a que el chico se relajara. Sentía a Lewis moverse en su bolsillo, por lo que tomó unos segundos para bajar la mirada, esperando aun encontrar un gato de color blanco....Se sintió aliviado al darse cuenta de que aun se encontraba ahí con aquella extraña mirada tan característica de él, esperaba que no comentara nada extraño...pero Lewis lo hizo de nuevo.

-¿Acaso no es lindo, William?-comento el wendigo en la cabeza del payaso- Tan inocente..tan fácil de engañar y romper ¿No crees? Confiar tanto en un extraño le puede traer varios problemas-

-No se de que me estas hablando- pensó el chico de manera inmediata y algo cortante- ¿Podrías dejar de decir cosas así? No entiendo a donde vas con ello..-

-En este momento no recuerdas...-juro que lo había escuchado reír, y aquello le provoco un escalofrío.

Inmediatamente trato de esconder esto de Jestro, el chico parecía tan animado y el payaso no quería preocuparle ni nada por el estilo, cuando estaba en su trabajo el joven se había propuesto que dejaría todo problema y preocupación atrás, en su trabajo haría sonreír a las personas sin importar su estado de animo....Por lo que cuando decidió que había sido demasiado el tiempo que había estado callado regreso su atención al adolescente...solo para encontrarlo con una cara de emoción y su gorro moviendose arriba y abajo, al principio, confundido se giró buscando el motivo, aunque Jestro comenzó a hablar...William ahora si estaba sorprendido, nunca alguien había mostrado tanta emoción al descubrir los colmillos del chico, normalmente recibía miradas de terror o regaños de gente mayor, porque a sus ojos el brazo, los aretes y aquellos colmillos demostraban una modificación corporal extrema, siempre le decían que era demasiado atractivo para esas cosas...si tan solo supieran...Escuchó al chico tratando de mantener su actitud positiva, al ver que le fascinaban tanto abrió la boca en una sonrisa mostrando todos sus dientes.

Imagen representativa de los dientes:

Luego cerró su boca para poder contestarle al joven.

-No lo se Jestro-comento aun confundido- Desde que me acuerdo tienen este tamaño a decir verdad,posiblemente si sea algo de la edad-a veces sus colmillos le lastimaban cuando se mordía los labios.

-¿En serio?-su sonrisa se borró un momento, no esperaba aquella respuesta.-Lamento tanto eso...te pusiste en peligro porque no te dejaban ver...¿Estas bien?- Will se inclino un poco con la mirada fija en el rostro del chico, tratando de encontrar alguna herida.

Escucho las razones de Jestro y sintió como su corazón se encogía, parecía que el joven realmente quería aprender para poder ser bueno...intento seguir sonriendo, como si nada pasara para que Jestro no perdiera aquella emoción, si ahora si estaba seguro de que pondría todo su esfuerzo en ayudar al muchacho.

-Empecemos por cosas básicas-comentó mirando hacia el cielo con gesto pensativo- ¿Qué trucos sabes hacer?-tenía que saber a que se enfrentaba y con que trabajaría. De la nada Jestro parecía preocupado y de nuevo el payaso hizo lo que mejor sabía hacer, escuchar a la gente; cuando el adolescente termino de hablar, Will lo tomó con suavidad de los hombros y los apretó en un gesto cariñoso.-No te preocupes, puedes contarme lo que gustes para eso están los amigos-era demasiado pronto para llamarle así, pero el pequeño adolescente parecía necesitar un amigo..necesitar alguien que lo apoyara- Claro que me encantaría ser tu amigo, así que no pongas esa cara tan larga- William imitó de una manera muy cómica y exagerada una cara triste, en un intento de hacer reír al muchacho-Si quieres ayuda yo te la daré, Jestro, solo que no muchas personas me han pedido esa ayuda, seré paciente, te lo prometo-Se mantuvo quieto con la mirada baja para verle a los ojos esperando una respuesta positiva.



~Pull of my teeth~
avatar
Edad : 27 Dromes : 58545
Reputación : 7
Mensajes : 91
Ver perfil de usuario
William M.
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por Jestro Jokster el Miér Jul 04, 2018 8:21 pm

A pesar de mis errores al decir cosas que no debía decir, al menos en este comienzo, pues tal parecía que no le molestaba del todo pues a diferencia de otros que se alejan de mi al saberlo, él no lo hizo y me ofreció su ayuda, eso sin duda me emociono mucho mas de lo que ya estaba, enserio no pensaba que hoy sería un día con tan buena suerte. Continuábamos con el tema de los colmillos y cuando él me mostró por completo los suyos pude ver que realmente eran grandes mucho mas que los míos, además de que al parecer los de él siempre habían tenido ese tamaño mientras que los míos eran mas pequeños y con menos tiempo de haber aparecido, — Umm o es cosa de la edad o cosa de que no soy...del todo...alguien normal y común, creo no debería compararme tanto con personas que no sean de una especie similar a la mía o eso creo —, en ese punto ya pensaba que pues el que varias razas tengan colmillos no significa que tengan el mismo crecimiento, es posible que sea variable en todos los casos.

Al parecer realmente se había preocupado de que pudiera resultar herido por aquella caída de la rama, pero hasta donde yo pude sentir, no tenía ninguna herida y solamente era el puro dolor por el golpe, pues por suerte la rama no estaba tan alta como para haberme ocasionado alguna lesión más fuerte. Lo que si me tomo por sorpresa fue esa cercanía que mostró para verme mas de cerca lo que me ocasiono algunas preguntas,  — Acaso esto es para ver si tengo algún raspón o es que ya se dio cuenta que mi color de piel y ojos no es para nada ordinario, seguro es alguna de esas dos cosas, no se me puede ocurrir algo más que eso —, pero esa duda fue respondida cuando me pregunto si me encontraba bien, — Gracias, si estoy bien, no tengo ninguna herida ni nada de eso, solo el dolor del golpe pero eso desaparecerá con el tiempo —, mostrando una sonrisa al finalizar mi respuesta.

Lo siguiente si me puso un poco nervioso y no por el temor a fallar, más bien era el temor a que pensará de mi al ver lo que puedo hacer en ese momento, cuando me pregunto que es lo que se hacer, ahí si se me fue la sangre a los pies, — Y ahora que le digo?, si se los malabares y algunos saltos, si me pide algo de eso esta bien, hay espacio para intentar algo pero de lo otro no traigo nada conmigo, me prestaría algo de lo que él tiene?, pero ya lo a guardado todo, sería una molestia pedir que me preste algo, en todo caso tendría que crear algo para ayudarme, pero, si lo hago, entonces...tengo que decirle eso también? —, mi mente era un mar de dudas en ese pequeño momento, cerré mis ojos, respire hondo y lo solté todo en un suspiro, tenía que ser sincero pero al mismo tiempo cuidadoso, este era el tipo de cosas que Monstrox me había advertido, el ser cuidadoso con lo que digo y con lo que estoy dispuesto a demostrar, me tranquilice y me prepare para responder, esperando que no se asustara o me viera como una especie de fenómeno, — Bueno pues, yo puedo, lo que se hacer es, dar alguno que otro salto y a veces algunos giros aunque me he caído muchas veces porque me ponía nervioso, también puedo hacer malabares, empiezo con 3 esferas y puedo hasta con 6, esas ya no se me caen tan seguido porque es lo que mas practico y también...puedo...aparecer...ciertas cosas —, no quise ser muy especifico con lo que puedo aparecer pues si le digo que puedo aparecer algunos monstruos no se como reaccionaría.

Dentro de las dudas que estaba comenzando a tener lo que él hizo me calmo y mucho pues al poner sus manos en mis hombros y decirme que podía contarle todo ya que para eso eran los amigos, seguido de esa divertida cara que hizo, ofrecerme su amistad y su ayuda, como no sentirme alegre y mas calmado con todo eso, sonreí al ver esa cara, después si me reí porque enserio no pude aguantarme las ganas de reír, — Enserio muchas gracias por ser tan amable conmigo, realmente son muy pocas las personas que lo han sido, la mayoría se alejan de mi porque les doy miedo o piensan que les haré algo malo, y de los pocos amigos que tengo no los puedo ver tanto como yo quisiera, además a Monstrox no le agrada que yo haga ciertas cosas, él espera que yo sea lo que él quiere aun y cuando yo no estoy muy seguro de serlo —, al decir eso, recordé la insistencia de libro en que yo debo ser un ser malvado pero yo nunca he estado seguro de si debo serlo, si admito que en ocasiones me divertía haciendo esos destrozos pero no siempre fue así, había momentos en los que realmente me sentía mal por lo que hice y aun peor me sentía cuando al pasar de nuevo por ese lugar me alejaban con cuanta cosa pudieran, ya fuera gritarme insultos o lanzarme cosas.


Jestro habla (0066cc) - Dragonio habla (003399) - Jestro piensa (990000) - Monstrox habla (663300) - Mi Ficha
cosas de Jestro:


Cumpleaños

avatar
Salón : 2 A Edad : 21 Dromes : 148764
Reputación : 33
Mensajes : 999
Ver perfil de usuario
Jestro Jokster
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por William M. el Mar Ago 14, 2018 8:00 pm

El joven lo escuchaba de manera educada, a veces las personas de la tercera edad quedaban encantados por los modales del muchacho, eso le conseguía actos amables,ancianas llevándole comida al parque, ancianos que le hacían platica...ser educado le abría más puertas de las que le cerraba. Cuando menciono lo de la especie, el pelirrojo se quedo sorprendido, a pesar de que no debía extrañarle considerando su estilo de vida, al ser cirquero, por lo poco que recordaba, había conocido muchas especies interesantes, incluso él no era totalmente humano, no sabía como calificar a los brujos, pero esa era su especie.

-En...cada especie hay variantes-comentó tratando de parecer amable- Ejemplo, yo no he conocido un brujo que tenga mis colmillos-volvió a sonreír de manera amplia.

Con las cosas que decía trataba de relajar al chico, aun lo sentía un poco nervioso. Con la mano enguantada le tomó el mentón para poder verle la cara mejor, para su alivio, el chico no tenía ningún rasguño ni estaba lastimado, suspiro aliviado y le soltó enderezando su postura, a su lado el payaso parecía un espantapájaros, alto y delgado con los cabellos por todos lados; en su estudio había notado que el chico tenía una piel muy pálida, quería creer que era por el maquillaje y no por alguna enfermedad o algo así. Decidió no mencionarlo por el momento, no es como si el se viera algo mejor.

-Esperemos que no pase a mayores-comento tratando de parecer lo más tranquilo posible.-Me sentiría muy culpable si algo te pasara por mi culpa.-

Escuchó con atención al joven, en su opinión no se encontraba tan perdido o al menos eso parecía. Posiblemente necesitaba algo de practica; con un gesto le indicó que se acercaran bajo un árbol, donde había suficiente sombra y espacio y donde no estorbaran a la gente que iba pasando. William se recargó en el tronco del árbol en un gesto relajado, si parecía menos nervioso, tal vez ayudaría a Jestro a estar más confiado, o al menos eso esperaba. Enarcó una ceja bastante curioso al escuchar lo último, al parecer no era el único que podía hacer eso...

-¿Podrías mostrarme?-preguntó de nuevo, de manera calmada-¿Tienes con que hacerlo o prefieres que te preste mis cosas?-William no era alguien egoísta y por lo mismo tendía a perder partes de su material de trabajo, a veces lo recuperaba y otras veces le tocaba reponerlo a él pero con tal de ayudar a alguien o alegrarle el día, con poco se conformaba el pelirrojo.

William amplió su sonrisa al notar que sus intentos de animar al chico funcionaron, apretó suavemente sus hombros antes de soltarle. El payaso podía ser un poco extraño con eso del contacto físico a veces se mostraba totalmente tenso ante la idea de que lo tocaran, otras...simplemente necesitaba tocar a la gente, mostrar todo lo que sentía y sentir el calor que la mayoría emanaba con su mano de carne y hueso, rara vez expresaba esos sentimientos, prefería quedarse callado antes de confesar eso...por algún motivo, en ocasiones, se sentía completamente sucio y con unas nauseas terribles.

-Pierden más ellos-dijo tratando de esconder la tristeza que le provocaba escuchar las palabras de Jestro, le dolían en lo más profundo del corazón-Se pierden de la oportunidad de conocerte y de ser tu amigo, así que no le tomes importancia- eso de dar miedo lo sabía bastante bien, no solo era un payaso, aparte de eso tenía una mano muy extraña, una prótesis macabra a la que aludía el brazo de un esqueleto-¿Y...por qué le haces caso? Por más que quieras no podrás ser algo que no sabes si quieres-ladeo el rostro con cierta confusión esperando una respuesta, parecía que esto sería más que una simple clase de malabares....



~Pull of my teeth~
avatar
Edad : 27 Dromes : 58545
Reputación : 7
Mensajes : 91
Ver perfil de usuario
William M.
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por Jestro Jokster el Vie Ago 17, 2018 7:59 pm

Poco a poco comenzaba a sentirme mejor aunque por momentos los recuerdos me hacían entristecer, aun así no quería que eso me arruinara este momento ni este día, pues aunque fuera de forma improvisada, la estaba pasando bastante bien, y por más curioso que suene, me sentía cómodo con William, tal vez sea por su trato tan amable conmigo, o quien sabe, no lo se, pero tampoco me pondré a investigar el motivo, pues hacer eso podría ser causante de una distracción en algo que él me diga, al no prestarle atención, se verá grosero y descortés de mi parte, admito que no cuento con educación, nadie nunca mostró interés en "educarme" pero no es como que lo considerara algo de importancia, pues a lo largo de mi vida, eso jamás me hizo falta, pero lo que si fui aprendiendo desde que llegue a esta ciudad, es que en ocasiones debo mostrarme bien portado, aun y cuando no este acostumbrado. No profundizamos demasiado el tema sobre las razas y especies, tal vez a él no le atraía saber sobre este tipo de cosas, a mi si, pero es por el echo de que soy de una raza prácticamente extinta y quisiera saber más sobre como el resto de las razas han logrado sobrevivir. Pero sobre el asunto de los brujos y colmillos, eso si me dejo con un poco de duda.

— Acaso todos los brujos tienen colmillos, o sólo unos cuantos?, tendría que investigar más sobre esto, enserio me ha dejado con la curiosidad, además, si él ha dicho esto, significa que...podría ser de alguna especie de brujo?, no lo parece, se ve como un chico normal para mi —, no sabía si preguntarle, decidí que de momento no lo haría, hay cosas que es mejor no comentar o esperar a que llegue el momento adecuado y esta era una de esa situaciones en las que debo esperar. A pesar de que insistí en no tener rasguños ni heridas, al parecer William quería estar totalmente seguro de mis palabras, se acerco a mi tomándome del mentón de forma cuidadosa, examinando detenidamente mi rostro en busca de algún signo de heridas, al no encontrarlo pude notar tranquilidad en su mirada, pero dijo que se sentiría culpable si yo resultaba lastimado a causa de él, a lo que de inmediato intervine, — No digas eso, para nada sería tu culpa si me hubiera pasado algo, en todo caso sería mi culpa por subir a la rama del árbol, que no me dejaran pasar no fue algo bueno, pero tampoco fue buena idea subir a esa altura, pude haber asustado a las personas con lo que se hacer, pero no lo hice porque no quería arruinar tu show, no te culpes por una mala decisión que yo decidí tomar —, si bien a Monstrox no le gusta que me haga responsable de lo que hago, tampoco me agradaba la idea de que él se echara la culpa por algo que no había echo, se que nunca me responsabilizo de mis desastres porque Monstrox así me lo ha dicho, pero por primera vez y aprovechando que el libro no estaba, opte por hacer lo correcto.

Continuamos conversando sobre nuestros talentos por así decirlo mientras caminábamos hacía la sombra de un árbol, me dijo que si podía mostrarle lo que se hacer, justo en eso recuerdo que no llevo conmigo esas pelotitas todas añejas que yo hice cuando era pequeño, sin embargo había desarrollado otra alternativa que suelo usar cuando no llevo mi material, me pregunto si tenía con que hacerlo o que él podía prestarme sus materiales, pero ya los había guardado y no lo haría sacar todo de nuevo, este era un momento en que debía usar mis habilidades, aunque no se que podría pasar si lo hago, — Gracias, eres muy amable, pero tengo con que hacer esto, aunque no se que vas a pensar o como vas a reaccionar cuando lo veas, pero prometo que no es nada malo, son solo cosas que puedo hacer... —, William se recargo sobre el tronco del mismo, mientras que yo solamente daba un suspiro, tal vez de nervios pero no por fallas, más bien eran nervios de lo que él pudiera pensar, miré hacía arriba intentando calcular la altura del árbol, en realidad tenía un buen motivo para asegurarme de la altura pues ya antes me habían ocurrido pequeños accidentes que si bien no lastimaron a nadie, pues si que deje tremendo caos en aquellas ocasiones, aun mirando hacía arriba, las hojas y ramas del árbol, en busca no solo de la altura, también en busca de nidos de aves para estar seguro que no dañaría a nadie en el remoto caso de fallar, al no ver ningún nido, me sentí tranquilo. — Bien, no hay aves y las ramas tienen buena altura, creo que no les pasará nada —, miré a Will y con una sonrisa dije, — Quizá por ahora no lo entiendes, pero es que me ha pasado varias veces, por no revisar bien, algunas cosas han terminado quemadas —, unas pequeñas risas escaparon de mi al recordad aquella vez que termine quemando una mesa al fallar en los malabares, a mi me había parecido divertido, pero a los que estaban en la mesa les había molestado bastante.

Escuchaba a Will diciendo aquellas palabras de animo sobre lo que me pasaba, eso de que las personas huyen de mi mientras me preparaba para demostrar lo que se hacer, estiré ambos brazos dejando las palmas de mis manos hacía arriba, concentrándome para crear dos esferas de fuego morado, lanzando la derecha hacía arriba para aparecer una tercera, comencé con mis malabares de fuego, tenía la mirada fija en todas y cada una de las bolas de fuego, si fueran las pelotas no me importaría que se cayeran, pero el fuego es otra cosa con la que si debía ser más atento, aunque no podía mirarlo, aun así continuaba escuchando sus palabras mientras le respondía, — Esto es lo que se hacer, normalmente uso pelotas pero cuando supe que tenía ciertas habilidades empecé a practicar con esto, los pocos shows que llegue a dar, pues causaron asombro de ver que el fuego no me quema y no es del color rojo tradicional, pero aveces me emocionaba y las lanzaba más arriba, no podía atraparlas al caer, terminaban cayendo sobre otras cosas, como esa vez que una cayo en una mesa y ardió en llamas, eso me hizo reír mucho, pero me regañaron por eso, me dijeron monstruo y me tuve que ir de esa aldea —, ese no era de mis mejores recuerdos, pero casi la mayoría eran así. Cuando me preguntó porqué le hago caso a Monstrox y que por más que quiera no podré ser algo que no se si quiero, me quede en silencio, él tenía razón, pero aquel libro no pensaría de la misma forma, — Pues...él es mi único familiar, yo...nunca conocí a mi padre y madre, viví en la calle durante años hasta que por un acto mal echo, terminé corriendo hacía un lugar donde no debía estar, fue ahí donde conocí a Monstrox, con el tiempo, me contó la verdad, fue cuando supe porque la gente me rechazaba, tal vez no es el mejor ni el más amable, pero...es lo único que tengo, él dice que estoy defectuoso y que es culpa de mi madre, que por culpa de ella, yo tengo dudas y...sentimientos, que esas cosas no son propias de lo que soy...—, tal vez no me explicaba bien, o tal vez si, pero no es una respuesta ordinaria, era posible que William esperara otro tipo de respuesta y no algo tan "raro" como lo que recién le había confesado, aun permanecía atento a mis invocaciones de fuego, pero mi mirada ahora era algo triste, ya no tanto de la emoción que me dio por conocer a Will, ahora culpo a Monstrox por arruinarme el momento aun y cuando no esta presente.


Jestro habla (0066cc) - Dragonio habla (003399) - Jestro piensa (990000) - Monstrox habla (663300) - Mi Ficha
cosas de Jestro:


Cumpleaños

avatar
Salón : 2 A Edad : 21 Dromes : 148764
Reputación : 33
Mensajes : 999
Ver perfil de usuario
Jestro Jokster
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por William M. el Mar Sep 11, 2018 1:14 am

El payaso trataba de hacer que Jestro se sintiera lo más cómodo posible, por lo que trataba de no incordiarlo, de no invadir su espacio personal demasiado, ya que era un problema con el cual se había enfrentado antes, y por como el chico se había puesto antes, consideraba que era correcto darle su espacio. De manera inconsciente tenía la boca entre abierta y pasaba la lengua por sus colmillos, cuidando de no lastimarse. Aun no se acostumbraba a ellos y se preguntaba el porque necesitaba algo de ese tipo..el porque muy pocas criaturas los tenían y sus usos...no eran muy éticos, sacudió la cabeza tratando de alejar esos pensamientos.

El chico intentaba convencer a William de que él no tenía la culpa de su caída, pero de alguna manera el pelirrojo se sentía algo culpable, pues en su razonamiento, si él no hubiera estado actuando, Jestro no se hubiera caído pero no tenía ganas de causar una discusión o un nuevo motivo de malestar, por lo que soltó el mentón del chico con suavidad y le dedico una sonrisa encantadora en respuesta.-Tiene sentido lo que dices.-

Espero pacientemente, a que el chico le diera una respuesta, a que le diera una señal de que iniciaría su acto, trataba de ignorar lo que Lewis le decía, de corromper al chico...de probarlo...no podía creer que el wendigo sugiriera tales actos tan deplorables, regresó su atención hacia el adolescente, cruzando los brazos en su pecho. Aquellas palabras habían llamado su atención, por lo que fijó sus ojos violeta en el joven...y lo que vio realmente le sorprendió, las llamas habían atrapado su atención, y el joven empezó a pensar, si se le entrenaba de manera correcta podría ser un gran artista. Cuando finalizó el joven aplaudió de manera entusiasta, soltando algunos chiflidos, olvidando aquella educación tan propia de él.

-Es maravilloso-
se acercó de nuevo sin borrar su sonrisa-No me asusta para nada, pero si es un acto que se debe hacer con cuidado-mientras se acercaba iba dejando una estela de luz morada, apenas perceptible.

Escuchó la historia de Jestro, y podía jurar como sentía que su corazón se rompía poco a poco. El adolescente había sufrido demasiado. Entendía que los accidentes pasaban, pero lo que no entendía era porque habían sido tan rudos con él, era solo un niño... Sus ojos se nublaron ligeramente y de manera discreta parpadeo de manera rápida, esperando no arruinar su maquillaje demasiado. Quería confortarlo pero decidió dejarlo hablar aun más...Y lo ultimo termino por romper su corazón..¿Qué sería del arte sin sentimientos? ¿Cómo alguien podía sufrir tanto desde una temprana edad? Si tan solo pudiera recordar, el payaso se daría cuenta que él no era nadie para hablar de pasados difíciles...si tan solo supiera...

-Jestro-dijo con cierta melancolía en su voz-No eres un monstruo, créeme, eres solo.....un niño-sabía que sería difícil que le creyera, al fin y al cabo se acababan de conocer hace unos momentos- Y sentir no es malo, es lo que nos hace especiales...el poder sentir y hacer algo con esos sentimientos. No estas defectuoso, y no eres una cosa para estarlo, eres una persona con sentimientos que merece respeto-se acercó de nuevo a él, y le apretó el hombro con suavidad, intentando consolarlo, parecer fuerte y no soltarse a llorar de la tristeza que le provocaba, quería llevarlo con su tía, sabiendo que la mujer le daría amor y cariño, tal y cómo se lo había dado a un fenómeno como él -no usaba el termino de manera grosera, es solo que se había acostumbrado a que lo presentaran en los famosos freakshows, por su mano y dientes-, fácilmente podría querer a un niño como Jestro.



~Pull of my teeth~
avatar
Edad : 27 Dromes : 58545
Reputación : 7
Mensajes : 91
Ver perfil de usuario
William M.
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por Jestro Jokster el Dom Sep 16, 2018 12:29 am

Al finalizar mi breve y corto mini show con las esferas de fuego las hice desaparecer, me sentí aliviado de que ninguna cayera o saliera volando a otro lado, fue de esos días en que el show salió bien y que mejor que frente a un posible maestro, pero que no fallará hoy no significa que no suceda a futuro y es por eso que debo continuar practicando y mejorando para que nunca más vuelvan a caer y así poder ofrecer mi pequeño espectáculo a los demás así como lo hace William, incluso tal vez podría considerarme como su ayudante y hacerle segunda en sus actos?, bueno eso tal vez se lo preguntaré después.

Cuándo di por finalizada mi pequeña demostración de la felicidad pase a la emoción al ver la reacción de William, esos aplausos y chiflidos, vaya jamás alguien había echo algo así y fue algo que justo en ese momento quedo grabado en mi memoria, sabía que este recuerdo positivo y alegre reemplazaria alguno de los malos recuerdos del pasado y de esta forma podría ir recuperando la confianza en mi mismo. Una sonrisa se dibujó en mi rostro, — Muchas gracias por los ánimos y las palabras, nunca nadie había echo algo así, en realidad me sorprende que no te asustara pero también me alegra que no te diera miedo lo que hago —, el escucharlo decir que era algo con lo que debía ser cuidadoso era totalmente cierto pues ya antes había quemado algunas cosas por no tener cuidado, — Si es cierto eso de que debo tener cuidado y como aveces me equivoco y alguna de mis bolas de fuego se me va y cae en otro lado pues es algo que no hago seguido, prefiero usar unas pelotitas que yo mismo hice, así es menos peligroso —, evite recordar mis muchos accidentes.

De los ánimos y las alegrías pasamos a un tema un poco más serio, el echo de que él me dijera que no soy un monstruo, que sólo soy un niño, me quede en silencio pues eso es lo que a su vista yo era, pero yo sabía perfectamente que aunque si soy joven en edad pues eso de monstruo pues si hay un tanto de verdad, un suspiro salió de mi al no saber si debía o no decirle la razón del porque me llamaban monstruo en donde solía vivir, tal vez no profundizar demasiado pero si el aclararle el motivo de aquél insulto, — Pues, si tienes razón en una cosa, con eso de que soy un niño pero con lo otro, umm es que en donde yo vivía hace muchos años hubo una guerra entre los habitantes de ese reino contra una raza de seres malignos y peligrosos, amm los aldeanos se referían a ellos como...monstruos por las cosas que hicieron y...pues yo...—, justo en ese momento me quede paralizado, me había entrado el miedo de confesar, me preocupaba el imaginar que él ya no me querría de amigo si lo sabía pero pensé que tal vez eso no pasaría pues aunque yo era de esas criaturas pues yo nunca hice nada malo porque yo tenía poco de nacido cuando eso sucedió, respire profundo para continuar donde me había quedado, — Yo soy de esas mismas criaturas, pero yo no tuve participación en esa guerra porqué yo tenía poco de nacido, fue durante esas peleas que yo quede huérfano, unos caballeros mataron a mi padre cuándo intentaba proteger a mi madre y a mí, al final perdieron y alguien me encontró, no sabían que hacer conmigo, crecí entre esos aldeanos pero siempre supieron que yo era de esa especie por eso me decían...monstruo aún y cuando yo no sabía el porqué, pero en el momento que conocí a Monstrox él me contó toda la historia...—, del sólo recordar todo eso hizo que me dieran ganas de llorar pero me contuve y no deje que las lagrimas aparecieran aunque mi tono de voz si pudo delatarme por el hablar entre cortado al evitar llorar.

Siempre había pensado que el libro tenía razón al decirme que estoy defectuoso pero escuchar las palabras del payaso me hicieron pensar en quién tenía la razón, por un lado Monstrox culpaba a mi madre, algo que si lo veo bien pues no tiene mucho sentido, pero las palabras del joven eran más acertadas, entonces no estoy defectuoso y esta bien sentir, eso es lo que me quizo decir, pero el decirle esto al libro sería un tanto más complicado por su duro carácter pero seguro se me ocurrirá algo que hacer, — Me gusta eso que dices, me hace sentirme mejor, Monstrox pues, amm él se quedó molesto por cosas que pasaron hace muchos años y por eso me dice esas cosas, para él, yo soy el resultado de algo que jamás debía de pasar, pero yo no tengo la culpa de nada, son cosas que sucedieron y ahora debo cargar con eso —, me quede algo pensativo, tal vez ya era hora de enfrentarme a mí estricto y mal humorado familiar?, decirle que deje de tratarme mal por algo de lo que no soy culpable ni responsable, se que debo respetarlo pero...siempre he pensado que el respeto debe ganarse y no exigirse y aunque sea mi familiar pues realmente él no ha echo nada por lo que se gane mi respeto así que...creo que habrá una conversación con él a mi regreso.


Jestro habla (0066cc) - Dragonio habla (003399) - Jestro piensa (990000) - Monstrox habla (663300) - Mi Ficha
cosas de Jestro:


Cumpleaños

avatar
Salón : 2 A Edad : 21 Dromes : 148764
Reputación : 33
Mensajes : 999
Ver perfil de usuario
Jestro Jokster
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por William M. el Dom Oct 21, 2018 11:31 pm

William cruzó los brazos, escuchando de nuevo a Jestro, eso era algo que se le daba muy bien, escuchar a la gente. En todo momento mantuvo su sonrisa, el chico necesitaba confianza y él estaba encantado en dársela, sabía lo difícil que era lograr que la gente no se asustará por la magia. Cierto, la de él se mostraba en una estela morada, que hacía que sus ojos brillaran aun más  y siempre por donde caminaba dejaba una pequeña estela, de brillos purpura. Algo más tranquilo que el fuego, algo que no asustaba tanto a la gente.

-¿Asustarme?-soltó una risa demasiada encantadora-Claro que no, solo que es algo que se debe tratar con sumo cuidado ¿No crees?-Ladeo el rostro con los ojos entrecerrados, en un gesto que otras personas denominarían coqueto.

De manera rápida murmuró unas palabras y de sus manos salió una luz purpura y sus ojos tomaron ese color, simulando joyas. Movió su mano con rapidez y la luz tomó forma, de un millar de mariposas las cuales rodearon al adolescente por unos momentos, incluso una se materializo y se quedo prendada en el pecho del chico, como una decoración demasiado realista, una belleza eterna, algo que el podría guardar. La magia de William parecía tener un tinte inocente, escondiendo las habilidades que tenía, su conexión con los muertos y el Inframundo, William era una caja de sorpresas, ni siquiera el mismo sabía que se podía encontrar si se buscaba demasiado.

Escucho su historia y simplemente no podía creerlo, quería tener palabras de aliento para él, contarle algo de sus padres o así...pero el payaso no recordaba nada de su pasado, solo los últimos 40 años de su vida...no le servía de mucho al adolescente que tenía frente a él. Un movimiento en el bolsillo de su chaqueta lo distrajo unos segundos, al bajar la mirada se encontró con los ojos lechosos de Lewis, viéndole fijamente, vacíos, fríos y...¿Tristes?, parecía que la historia de Jestro había tocado la poca humanidad que le quedaba al wendigo. Antes de que su acompañante notará eso, regreso su mirada hacia el adolescente, con aquella expresión tan seria que era tan extraña para él.

-Realmente no puedo ayudarte con problemas familiares, puesto que..no tengo memoria alguna de mi infancia a decir verdad-confesó sin perder aquel aire serio.-Pero solo se que la gente le teme a lo que no conoce y pueden ser demasiado crueles cuando se dejan llevar por el miedo...o la avaricia-lo ultimo lo dijo, con una ligera dureza en la voz, como si hablara por experiencia personal. Tal vez...si lo hacía.

-Pues ese Monstrox esta equivocado, no tiene razones para tratarte mal-bajo la mirada, tomando al chico por los hombros de nuevo, obligándose a verle al rostro.-No tienes la culpa de nada y...se supone que él debe de cuidarte...eso no esta bien-concluyó en un suave murmullo, demasiado suave para su gusto, pero esperaba ayudar al joven...realmente quería hacerlo.



~Pull of my teeth~
avatar
Edad : 27 Dromes : 58545
Reputación : 7
Mensajes : 91
Ver perfil de usuario
William M.
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por Jestro Jokster el Miér Oct 31, 2018 8:52 pm

Las horas pasaban pero no las sentía avanzar como tal, tal vez era por la conversación que estábamos teniendo, lo que había comenzado como un saludo para pedirle que fuera mi maestro, termino volviéndose algo más, ahora es como si fuera una conversación motivacional con un toque de confesiones, el decirle algunas cosas sobre mí, cosas que nunca le había dicho a otra persona, me estaba ayudando demasiado, hacer ese desahogo de lo que debo guardarme, podía sentirme un poco más ligero con cada palabra que le decía, acaso eso era lo que me hacía falta?, el guardarme tantas cosas me estaba dañando tanto?, tanto como para que afectara prácticamente todo lo que realizaba?, eran preguntas que aparecían una y otra vez en mi mente, pero las respuestas he de buscarlas por mi cuenta, o quien sabe, es posible que se respondan con el transcurso de la plática, una que se estaba tornando demasiado interesante.

Me sentí muy aliviado de que no se asustara con lo que hice, pero sus palabras eran verdaderas, al igual que muchas de las que ya me había comentado, ─ Así es, debo ser muy pero muy cuidadoso, te prometo que nunca más volveré a cometer un error con mis habilidades, a partir de ahora, todo me saldrá bien, aunque tendré que aprender a elegir en que momentos debo usar mis bolas de fuego para una presentación y cuando será mejor que use las pelotitas de tela, voy a tener que ser muy atento a partir de ahora mismo, eso tenlo por seguro ─, respondí animado, emocionado y alegre, en realidad me sentía mucho más seguro, definitivamente, sus palabras me estaban ayudando más de lo que imaginaba.

Will comenzó a hacer algo, pero no tenía ni idea de que se trataba, estaba muy atento a lo que realizaba sin esperarme la sorpresa que se venía, de sus manos brotaba una luz en color purpura, misma que combinaba con sus ojos, me preguntaba qué, sucedería, mi espera no fue demasiada, aquella hermosa luz tomo la forma de muchas mariposas, tantas que era imposible contarlas, estaba asombrado ante tal acto, era algo realmente hermoso de admirar y yo tenía la suerte de ver todo esto, sin dudas jamás lo olvidaría, una de las mariposas se colocó en mi pecho, no sabía porque lo había hecho, acaso ella sabía o sentía algo?, sonreí al ver la mariposa conmigo, miré a Will y le dije, ─ Mira, es como si quisiera quedarse conmigo, me la puedo quedar o va a desaparecer?, es que es muy bonita, quisiera quedarme con esta mariposa y cuando llegue al Instituto, ponerla en un lugar donde pueda verla siempre, verla cada mañana que despierte, siento como si fuera algo que me dará buena suerte ─, quería tocarla pero no lo hice por miedo a espantarla y que esta se alejara de mi volando.

─ Los problemas familiares, son difíciles de tratar o de contar, al menos eso es lo que yo creo, no se mucho de estas cosas, nadie me ha contado nada a mí, y yo tampoco le había contado esto a nadie, eres el primero a quien se lo digo ─, me quede un momento serio, pensaba que lo mejor era no contarle todo a Monstrox como él me lo ha pedido, siempre que salgo solo, debo decirle todo lo que hice, si le diré que he conocido a Will, pero no le contaré todo lo que estamos platicando, de regreso al Instituto tendré que decidir qué cosas diré y cuales más son las que omitiré. Sus comentarios sobre lo que hace la gente ante el temor a lo desconocido, así como las cosas que hacen por miedo y avaricia, me dejaron tan pensativo, no pude evitar recordar experiencias vividas, algunas las sufrí, pero otras más fui yo quien las causo.

─ Sabes, es curioso que menciones eso último, es cierto todo eso, hasta yo hice algunas cosas no muy buenas impulsado por la avaricia, admito que en ese momento no lo vi como algo malo, el tener todo ese oro en mis manos, era algo que me hacía sentir...que había ganado y que de no tener nada, ahora tenía mucho, pero...Monstrox se dio cuenta de que ser avaro no era bueno, me hizo deshacerme de mucho del oro, solo conservamos lo suficiente para conseguir algunas cosas necesarias, supongo ese fue mi lado malo...─. Will me decía que, Monstrox no tenía razones para tratarme de esa manera ya que él debía de cuidarme, sentir sus manos en mis hombros hizo que sintiera que él lo decía realmente enserio, que él sabía que Monstrox me daba malos tratos, ese acto demostraba una posible preocupación o era acaso una forma de abrirme los ojos para que me enfrentara al libro y ponerles un fin a estos malos tratos?, era otra cosa que no sabía pero que seguro en algún momento lo comprendería.

─ A veces antes de dormir me pongo a pensar porque me trata de esa manera, él me ha dicho que es porque yo soy algo que no debía existir, pero cuando le pregunto por qué me dice esto, no me responde, pero creo que tengo una sospecha de su forma de ser, yo pienso que...es por mi madre, él me contó lo que paso y creo que eso podría explicar que me diga esas cosas, sé que no lo justifica ─, por muy cruel que fuera conmigo, ese libro es lo único que tengo, además las cosas que hemos vivido lo han hecho cambiar, yo he notado ese cambio, es leve pero se nota y lo tengo muy en cuenta, ─ Tal vez él está fuera de forma, es decir, fue padre hace muchos años y no creo que haya sido el tipo de padre que es amable, yo pienso que era muy estricto, pero no estoy muy seguro, hay cosas de las que todavía no quiere hablarme, dice que aún no estoy listo, que debo seguir con mi entrenamiento y las cosas las iré conociendo con el tiempo y cuando sea el momento, él es malo pero también es bueno, a su manera ─, la relación familiar que tengo con Monstrox es complicada de entender, incluso para mí y más complicado es el explicarla, por ahora se me dificulta, pero espero que Will no piense tan mal del viejo libro que a pesar de su forma de ser, si le tengo aprecio.  

Plantilla realizada por Jestrolexander


Jestro habla (0066cc) - Dragonio habla (003399) - Jestro piensa (990000) - Monstrox habla (663300) - Mi Ficha
cosas de Jestro:


Cumpleaños

avatar
Salón : 2 A Edad : 21 Dromes : 148764
Reputación : 33
Mensajes : 999
Ver perfil de usuario
Jestro Jokster
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El payaso y el bufón. (priv. William M.)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.