image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas
» Wonderwall [Lazy ID]
Hoy a las 11:51 am por Lazy

» LIBRO DE FIRMAS
Hoy a las 11:50 am por Lazy

» Walking together
Hoy a las 11:36 am por Zackary Argyreon

» Un dia como cualquier otro (libre)
Hoy a las 11:10 am por Janelory

» Take care of me. [Priv. Jane]
Hoy a las 10:57 am por Janelory

» La desesperación es la culpable (Hina/Yukio)
Hoy a las 10:35 am por Hina/Yukio

» ¡Nueva búsqueda del club de cocina!
Hoy a las 9:05 am por Hina/Yukio

» Agregar/Quitar Integrantes
Hoy a las 9:02 am por Hina/Yukio

» Pasen y vean al fatástico Penumbra! (Búsqueda :D )
Hoy a las 8:42 am por Shiryuu Sawada

» ELIMINACIÓN DE CUENTAS
Hoy a las 8:01 am por Luka Crosszeria





















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Una oferta tentadora [Priv. Haku Yuuki]

Mensaje por Hazel & Aiden el Sáb Abr 28, 2018 1:59 am

Habían pasado exactamente treinta y dos minutos desde mi llegada al instituto y ya comenzaba a sentirme como un pez fuera del agua. Al buscar un lugar tranquilo en el cual reflexionar acerca de las tareas que, por cierto, todavía me faltaba por cumplir, me encontré a mí misma extendiendo mis alas y volando hacia la azotea, deseando vehementemente para mis adentros que ésta estuviese desolada.

—Que va, como un dragón en el agua— susurré para mí misma, riéndome de mi propio mal chiste, mientras frotaba mi muñeca izquierda con mi mano derecha en un acto inconsciente, denotando mi nerviosismo. Apenas poner mis pies en el frío azulejo caí en cuenta de mi imprudencia al mostrar mis colosales alas de buenas a primeras. "Estúpida", me dije para mis adentros.

Antes de que pudiese seguir con mi sarta de insultos destinados hacia mi persona, un destello de luz cegó mi vista por un momento. Confundida, traté de cubrir mis ojos del chispazo, encontrándome con una clase de cartel pegado en una de las paredes que conformaban el pequeño almacén característico de las azoteas japonesas, el color blanco reflejaba los rayos de sol y provocó mi ceguera temporal. Incapaz de contener mi curiosidad, traté de avanzar hacia dicho anuncio, encontrándome frente a frente con un gran obstáculo: alguien había olvidado acomodar un bote con agua de considerable tamaño, el cual parecía haberse caído sobre uno de sus lados.

Por un momento pensé en saltarlo; su anchura no era más de un metro, por lo que no supondría un gran esfuerzo el impulsarme y pasarle por encima, pero seguiría estorbando el camino y tal vez le ocasionaría algún problema a alguien.

Con cierta precaución, giré mi rostro de izquierda a derecha buscando posibles testigos; debido a mi imprudencia con mis alas no podía arriesgarme a que alguien me viera haciendo otra cosa extraña. Tal vez me estaba comportando como una completa paranoica, pues técnicamente estaba segura en este instituto... tal vez... tal vez no quería llamar la atención.

—No, no quiero— murmuré y, con un suspiro, me agaché y pasé mi delicada mano por debajo del pesado acero del bote; sopesé un momento su peso, el cual parecía no sobrepasar los 300 kilogramos. Eso era bueno—. Arriba— con extrema facilidad y una agilidad que parecía que estaba levantando una pluma, tomé el bote y lo acomodé a un lado de la puerta de salida; después de eso, sacudí el polvo en mi mano y me dirigí, por fin, al anuncio para poder observar su contenido.

"Buenas, estoy buscando gente interesada en trabajar en un SPA, con masajes y acupuntura. Si está interesado acuda a Haku Yuuki. Es un estudiante de Takemori y reside en "La Casa Azul". Si es uno de los estudiantes, lo encontrará en el patio, arriba en la azotea.
Gracias por su interés y espero que le agrade la pequeña iniciativa."

Eso era lo que rezaba el cartel.

—La azotea, eso es... aquí— susurré, pasando mis delgados dedos por las palabras escritas en la blanca hoja de papel. Un spa... en mi mente, dicha palabra creaba una habitación pulcra y casi en silencio, a excepción de la suave música que el personal suele poner para aumentar aún más la relajación del cliente. Podía imaginarlo perfectamente: el suave aroma del aceite y las hierbas de la habitación, la graciosa y resbaladiza sensación del aceite embargando mis manos... yo quería eso— Entonces... ¿dónde estás?— elevé un poco más el tono de mi voz, viéndome embargada por una extraña sensación de ridiculez al pensar que estaba hablándole a la nada.
avatar
Salón : 1 A Dromes : 6931
Reputación : 6
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una oferta tentadora [Priv. Haku Yuuki]

Mensaje por Haku Yuuki el Mar Mayo 01, 2018 8:38 am

Ya hacía un par de meses que había colocado el anuncio en varios sitios, de los cuales muchos eran jóvenes promesas, pero ninguna quería arriesgarse al saber que quien estaba buscando gente era un simple estudiante por muchos estudios que este tuviera, pues sabían que deberían que poner de su bolsillo. En alguna que otra ocasión, llegaron a la segunda cita, pero la tercera a la que confirmaría que todo había salido bien y sería contratado para cuando se abriera mi pequeño establecimiento. Mientras realizaba las clases, pude ver a lo lejos a una joven de amplias alas, que podía llegar a apreciarse como una paloma si no fuera por que mi visión era tan clara por tener la luz a mi favor y que no me diera aquellos rayos de sol en el rostro. Estaba en la clase de matemáticas, en la que poco después tocó el timbre mencionando fin de este y dando paso al descanso de los mismos estudiantes para que tomaran algún almuerzo o un bocado. Solo los mayores eran los que pudieron llegar a salir afuera del centro a fumar algún que otro cigarro.  Por otro lado, yo estaba pensando en si quedarme en la misma clase o que hacer al respecto, donde una fina linea me vino a la mente. Me dejé arriba carteles.. Seguro el viento ya los esparció por la ciudad y se habrá abandonado como basura... Bueno, aun así sería bueno que subiera a ver y comprobar que todo esta correcto, si no, sabrán que fue mi culpa.. Suspiré algo molesto al tener que pensar que debía hacer algo obligatorio por mi despiste.
Subí las escaleras poco a poco, cruzándome con varios compañeros de clases bastante molestos, los cuales los perdí de vista tras unas palabras e insultos a mi persona, lo cual respondí con silencio.

Escuché como la joven alzó la voz preguntando por donde podía estar, justo en el momento antes de abrir el pomo de la puerta. Había permanecido un buen rato observando a través de una pequeña ventana con sus alas de ángel, blancas como el papel y la cabellera corta oscura. Sus gestos destacaron que quería pasar desapercibida, porque, ¿que persona miraba a ambos lados cuando estabas en las alturas? ¿Acaso la estaban persiguiendo? No llegaba a entender nada, pero cuando se alejó, observando el cartel, giré el pomo accediendo a la terraza encaminado al mismo póster, tomándolo y rompiéndolo tantos trozos que parecía una pequeña montaña amontonada, la cual guardé en mi bolsillo. Portaba el clásico uniforme de escuela versión varón, a pesar de que mis rasgos eran afeminados, con una media cola atada a la nuca y una tez bastante blanquecina que detonaba que o bien nunca salía al sol o era de las que se cuidaban mucho con cremas. Tan pronto ascendí, volvía la puerta cerrando esta y quedándome sobre el barreño que la joven había movido, sentándome sobre este.
Buenas tardes jovencita. mi nombre ya lo habrá leido en el cartel. Y aunque aun espero que varios se unan a mi pequeña busqueda de personal, ya no espero nada por parte de nadie. Me han fallado en muchas ocasiones, sin embargo, digame.... ¿Esta interesada en participar o solo ha venido a reposar sus alas para descansar?

Pregunté dando a conocer que tenía conocimiento de sus alas y su raza, sin llegar a descubrir la mía por el momento.Subí las escaleras poco a poco, cruzándome con varios compañeros de clases bastante molestos, los cuales los perdí de vista tras unas palabras e insultos a mi persona, lo cual respondí con silencio. Antes de abrir el pomo de la puerta, pude ver a través de una pequeña ventana a una joven con alas de ángel, blancas como el papel y una cabellera corta oscura. Sus gestos destacaron que quería pasar desapercibida, porque, ¿que persona miraba a ambos lados cuando estabas en las alturas? ¿Acaso la estaban persiguiendo? No llegaba a entender nada, pero cuando se alejó, observando el cartel, giré el pomo accediendo a la terraza encaminado al mismo póster, tomándolo y rompiéndolo tantos trozos que parecía una pequeña montaña amontonada, la cual guardé en mi bolsillo. Portaba el clásico uniforme de escuela versión varón, a pesar de que mis rasgos eran afeminados, con una media cola atada a la nuca y una tez bastante blanquecina que detonaba que o bien nunca salía al sol o era de las que se cuidaban mucho con cremas. Tan pronto ascendí, volvía la puerta cerrando esta y quedándome sobre el barreño que la joven había movido, sentándome sobre este.
Buenas tardes jovencita. mi nombre ya lo habrá leido en el cartel. Y aunque aun espero que varios se unan a mi pequeña busqueda de personal, ya no espero nada por parte de nadie. Me han fallado en muchas ocasiones, sin embargo, digame.... ¿Esta interesada en participar o solo ha venido a reposar sus alas para descansar?

Pregunté dando a conocer que tenía conocimiento de sus alas y su raza, sin llegar a descubrir la mía por el momento. A pesar de que podría dejarle tiempo para hablar, alcé de nuevo la voz, sin permitir si quiera rechistar de alguna molestia. Lancé preguntas como una ametralladora, creyendo que alguna que otra pregunta se le quedaría, y esas serían sus más importantes, aunque para mi todas lo eran....
¿Por que quieres trabajar en un SPA?¿Has trabajado antes en algo así?¿Conoces las tecnicas necesarias de acupuntura, masajista o recepcionista?¿En que puesto te gustaría trabajar?¿Por qué?¿Serías capaz de llevar lencería o traje de baño ajustada, cómoda para atraer al publico para poder tener más clientela?¿Como piensas hacer ingresos?¿Cuanto te gustaría recibir económicamente?¿Crees que soy demasiado joven como para dirigir algo tan grande como este pequeño negocio? Y lo más importante.. ¿Que edad tiene y su nombre?



Ficha
Cuento mi historia
-·color=#ff6600· y hago sonar mi voz... -
·color=#0066ff· Aunque a veces mis pensamientos son liberados...


¿Quieres ver más?:

Este es Wizz,mi compañero de viaje y esta escondido en mi habitación pero sshh es un secreto...

Eres un cotilla por acceder ¿sabes? Pero es divertido...

Cuando quieras tener alguna cita o tomar un café, cuenta conmigo, intentaré darte mis mejores historias...
avatar
Salón : 1 A Edad : 17 Dromes : 26399
Reputación : 2
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Haku Yuuki
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una oferta tentadora [Priv. Haku Yuuki]

Mensaje por Hazel & Aiden el Sáb Mayo 05, 2018 2:46 pm

La repentina presencia del joven la tomó por sorpresa, al punto de causarle un leve sobresalto. ¿De dónde había salido? ¿Tan sigiloso era? ¿O era ella la despistada? ¿Había estado ahí desde hace cuánto tiempo? ¿Será que la había visto llegar? ¿Sabrá sobre sus alas? Tantas preguntas inundando su mente como si fuesen flashazos comenzaron a marearla y, al parecer, no era la única con un sinfín de preguntas que responder.

Se dio una bofetada mental al escuchar al joven, quien parecía ser que conocía la existencia de sus alas y, por lo tanto, su raza. "Bien hecho, Némesis", se recriminó a sí misma, tratando de resistir la tentación de darse una palmada en la cara a modo de decepción.

Pero al joven no parecía importarle tanto el hecho de su raza, sino más bien si ella poseía las habilidades requeridas para el puesto que necesitaba llenar. Hazel pensó muy bien sus palabras, a la par que ordenaba sus propios pensamientos; ¿necesitaba el trabajo? Posiblemente, más como una forma de escape de la realidad en la que se encontraba. ¿Tenía lo necesario para llevarlo a cabo? Totalmente, estaba dispuesta a ayudarle, si eso la mantenía apartada de los dolorosos recuerdos de los que quería escapar.

El empleo me llama la atención, lo imagino como un ambiente relajado en el que se puede brindar paz a los clientes— y, sobretodo, paz interior. Sí, ella se imaginaba en esa clase de trabajo donde las palabras no eran necesarias, sino que el silencio era el que reinaba en la habitación—. Me gustaría ocupar el puesto de masajista, pues conozco las técnicas y pienso que mis habilidades raciales me ayudarían a desempeñar dicha tarea— le sonrió, aceptando el hecho de que él conocía de dichas aptitudes—; bueno, si el llevar esa clase de ropa tendrá un impacto positivo en el establecimiento... supongo que puedo hacerme a la idea. Y, oh, realmente no me preocupa lo que gane, cualquier cosa para mí está bien.

Y en esto último no mentía: realmente no le importaba el dinero, sino el ambiente y el tiempo que dedicaría al trabajo. Con el simple hecho de mantener la mente ocupada en otra cosa que no fueran las memorias de sus vidas pasadas, se daba por bien servida.

Némesis Voulgaris Frost, dieciséis años— musitó, extendiendo su delicada y nívea mano hacia el hermoso joven de largos cabellos castaños, quien la miraba con curiosidad—, un gusto en conocerte— sonrió mientras apretaba con suavidad la mano de su interlocutor—. Por cierto, creo que estás en la edad perfecta para comenzar a preocuparte por un empleo.


○ [Hazel Frost] ahora es [Hazel & Aiden]

"Hazel piensa" —Hazel habla—
"Aiden piensa" —Aiden habla—


Carnet de Hazel:


avatar
Salón : 1 A Dromes : 6931
Reputación : 6
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una oferta tentadora [Priv. Haku Yuuki]

Mensaje por Haku Yuuki el Jue Mayo 10, 2018 11:37 am

Tras avasallar a la joven con varias preguntas directas, algunas otras dudas llegaron para sustituir las anteriores.
Me parece que es demasiado formar señorita Frost.

Mencioné al ver como extendía la mano al frente, donde apenas tomé las falanges de estas y di un beso sobre el dorso de su palma con cierta caricia.
Por el momento somos conocidos y que conste que no suelo hacer este gesto, pero algo me da la sensación de que eres idónea para el trabajo. Pero esta claro que no siempre las apariencias engañan... A pesar de sus conocimientos, ¿No sería mejor acceder a una biblioteca donde hay más conocimiento y la misma tranquilidad?
Pregunté soltando su mano. Volví mi cuerpo hacia atrás, abriendo la misma puerta que había cerrado. Pensaba que al aire libre hacía fresco pero era mucho más caluroso que en el interior del edificio, por lo que al abrir esta, comencé a hacer una pequeña construcción en forma de una camilla adecuada a la altura de la joven, en la que se podía observar como esta era una profesional e incluso portaba un hueco para el rostro y tenia partes flexibles para acomodar mejor el cuerpo.
Si me hace el favor, probemos cuan de bueno son sus manos sobre mi cuerpo... Si lo consigue, tendrá el trabajo que desea. Como se dice, no se puede lograr nada sin luchar por ello, y que conste, que el anterior que mencionó que tenía experiencia me dejó la espalda bastante dolorida, por lo que si ha mentido prefiero que ni lo intente.
Le advertí realizando un leve gesto de que se acercara a la oscura habitación que apenas dejaba acceder la luz por la puerta. Visualicé los alrededores y una fina rejilla sobre la puerta era la encargada de dar luz a aquella penumbra, por lo que reutilicé de nuevo mis poderes para disipar aquellos rayos del sol en varias direcciones y que esta pudiera llegar alumbrar aunque fuera de forma tenue todos los pequeños rincones. Del mismo modo, hice una fina, pero resistente capa de hielo en las escaleras para evitar que el ruido ascendiera y aparentara ser lo que sería una habitación acondicionada al ambiente más caracteristido dle trabajo, aunque aun faltaban pequeños detalles como eran el incienso, la musica de fondo en lugar del alboroto de los alumnos y que el lugar fuera más calido que frio.... Sobre la misma camilla creada anteriormente coloqué mi camiseta del uniforme, dejando apreciar mi pecho y la espalda, en los que podía notarse de dificultosa vista que tenía algunas marcas de apuñaladas de un pasado un poco turbio y bastante doloroso. Pero la piel era tan clara que las cicatrices apenas eran visibles ni notables al pasar la mano por encima. Cuando me tumbé sobre la misma camilla, encorvé la espalda, la cual crujió sin más, indicando que estaba "compactada" y por ello le advertí antes de que comenzara. Ya estaba bastante mal para que alguien ajeno viniera a molestar una vez más mi estropeado cuerpo....
El sonido del timbre de las clases dio su alarma, donde estos comenzaron a marcharse a sus respectivas aulas, y aunque yo debía volver, me tocaba hacer educación física, por lo que preferí ni asistir.
Supondré que los dieciséis años son los que aparenta, ¿o realmente eres un ángel de tan temprana edad? Tengo entendido que los ángeles sois longevos pero, su belleza me haría confundir con una súcubo si no fuera por sus resplandecientes alas blancas. ¿Hay posibilidad de que estos se vuelvan ángeles o viceversa?
Comencé a dar una pequeña charla como lo haría cualquier cliente habitual, pero añadiendo la inquietud de que estaba poniéndola a prueba y quizás intentando ponerla nerviosa ante algunas preguntas.
Si un cliente desea un masaje y prefiere pagarte un extra o un plus por un servicio de caricias y masajes donde debas usar tus dotes femeninos como parte del masaje, ¿Se vería capacitada de hacerlo? Antes dijo que el dinero no le importaba, pero ante algo así, aun sabiendo que el local puede apurarse y estar mal, hay quienes piensan que ser hermosa es de "demonios", por lo que no me extrañaría que le pidiera algo así... ¿Se lo negaría a pesar de saber que la situación económica va en descenso? ¿O sencillamente sería clara con el cliente y diría algunas otras palabras? Por que por ejemplo, podría pedirte yo que me hiciera una prueba de hasta donde sería capaz de hacer algo así y llegados a este punto.... Guardé silencio un instante. ¿Y si te piden un fetiche como que te trajees de algún animal por su fantasía ?¿O si desean un final feliz?.... Pregunté dejando aquella pregunta como si fuera la guinda del pastel, la cual el sexo fuera una posibilidad de dar la relajación final con el clímax. Habían estudios de que realizar aquellas acciones incrementaban la relajación ante el estrés y otros malestares, pero dudaba de que mis empleados fueran a hacer algo como eso, si no fuera por un incremento bastante exagerado del precio.



Ficha
Cuento mi historia
-·color=#ff6600· y hago sonar mi voz... -
·color=#0066ff· Aunque a veces mis pensamientos son liberados...


¿Quieres ver más?:

Este es Wizz,mi compañero de viaje y esta escondido en mi habitación pero sshh es un secreto...

Eres un cotilla por acceder ¿sabes? Pero es divertido...

Cuando quieras tener alguna cita o tomar un café, cuenta conmigo, intentaré darte mis mejores historias...
avatar
Salón : 1 A Edad : 17 Dromes : 26399
Reputación : 2
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Haku Yuuki
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una oferta tentadora [Priv. Haku Yuuki]

Mensaje por Hazel & Aiden el Jue Mayo 24, 2018 1:35 am

Esperó con bastante tranquilidad a que el joven terminara de acondicionar la improvisada habitación, poniendo especial atención en los movimientos de éste, especialmente cuando desvió los rayos del sol con lo que parecían ser cristales fabricados en hielo, dejándola asombrada. "Un elemental de hielo", pensó para sí misma, mientras observaba impresionada la habilidad del joven para controlar dicho elemento.

Tiene razón: no tengo dieciséis años, pero son los que aparento— le sonríe con tranquilidad al pronunciar dichas palabras. Nunca había tenido problema alguno con revelar su edad verdadera, siempre y cuando la persona en cuestión entendiese su situación y no diera por hecho que se encontraba mal de la cabeza o algo parecido. Al escuchar sus palabras, un suave sonrojo cubrió sus mejillas— gracias, pero no; no soy un... un súcubo— con un palpable desprecio terminó de pronunciar la última frase, interrumpiéndose a sí misma al hablar entre dientes.

Los demonios, a su parecer, eran criaturas horrendas; siempre viendo por su propio beneficio, aprovechándose de una belleza que rozaba lo vulgar y provocativo, sabedores de lo fácil que podían hacer caer a un humano entre sus redes. No, ella no tenía nada en común con esas bestias.

Los demonios fueron, alguna vez, ángeles, pero cayeron junto con su líder en la rebelión. Sus pecados son imperdonables, por lo que no es posible que vuelvan a su naturaleza original— varias imágenes fueron pasando por su memoria, intentando recordar las palabras de sus superiores acerca del día en que varios ángeles, comandados por Lucifer, se rebelaron contra el Creador y fueron expulsados del Paraíso—, son distintos de los ángeles caídos, porque éstos últimos sí pueden tener redención— al verlo acomodarse en la cama, sonríe para sí misma— lo siento, creo que me extendí un poco— de forma inconsciente muerde su labio inferior, tratando de despejar todos los pensamientos de su desordenada mente.

Sin soltar su labio, procedió a alzar sus manos hacia la suave piel de la espalda del joven recostado frente a ella, analizando la complexión del mismo. "Los elementales son como humanos físicamente, puede que un poco más fuertes...", su propia voz iba y venía dando indicaciones por todo los rincones de su mente, tratando de controlar su fuerza bruta. Una de las cosas que más le costó en las filas del ejército divino fue el controlar la colosal fuerza con la que los seres de luz nacían; el joven se encontraba lastimado de la espalda, por lo que cualquier movimiento en falso podría dejarle aún peor.

Estoy dispuesta a disfrazarme, con eso no tengo problemas— le impresionó lo fácil que fue el moderar su voz para que ésta fuese tranquila y, a la vez, confiable—, pero... respecto a los... 'finales felices'— sus manos se movieron decididas hacia el brazo izquierdo, comenzando el masaje con suaves movimientos circulares en la palma de la mano de éste, gracias a sus pulgares, aprovechando para dar suaves apretones con sus dedos restantes en el dorso de la mano. No estaba cien por ciento convencida acerca de eso último, pues ella tenía sus propias ideas y los finales felices... no quería pensarlo, pero la idea le resultaba un poco a prostitución. O bueno, su idea de lo que era la prostitución.


○ [Hazel Frost] ahora es [Hazel & Aiden]

"Hazel piensa" —Hazel habla—
"Aiden piensa" —Aiden habla—


Carnet de Hazel:


avatar
Salón : 1 A Dromes : 6931
Reputación : 6
Mensajes : 62
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una oferta tentadora [Priv. Haku Yuuki]

Mensaje por Haku Yuuki el Miér Jun 06, 2018 1:25 pm

Mis sospechas eran resueltas con sus tajantes y cortas palabras, las cuales parecía darle sentido según pasaba el tiempo. El desprecio ante los sucubos era casi palpable ante sus palabras, pero no hice mención al respecto, al menos, no por el momento. Quizás fuera algún tema algo delicado o me estuviera metiendo en una guerra entre dos bandos, la cual nadie me hizo mención, y quizás por ello sería mejor permanecer fuera sin cruzar la linea...
Oh, vaya... Con que el nacimiento de los sucubos y parte o todos los demonios son sus antiguos hermanos... Lamento mucho escuchar eso y haberle echo recordad cosas del pasado desagradables.


Guardé silencio, dejando que sus manos fueran las escultoras de mi cuerpo y que estas fueran deslizándose, haciendo leves presiones según la necesidad. En algún que otro momento aguanté un leve quejido, pero podía ver cuanto se esforzaba por intentar hacer lo mejor posible. Sonreí suave y cuando hizo referencia  

Si, tranquila, tan solo era para saber hasta donde serías capaz. No estas obligada a hacer esas cosas, además, nadie asegura que quieran algo así y más, si es algo donde suelen asistir parejas o grupos de amigos. En todo caso, sería a partir de una cierta hora de la noche y días especiales como solo los miércoles o lunes que la gente esta trabajando más....


Estiré mi cuerpo, comenzando a expandir una corteza de hielo que se ampliaba hasta 3 centímetros, dando por finalizado la prueba. Me levanté y tomé mi ropa volviendo a colocar.
Si aun estas interesada, por mi puedes seguir siendo masajista y recepcionista. La verdad es que te has comportado, pero creo que debes creer mas en ti misma, sé que puedes hacerlo mejor y dejar a un lado tus nervios y si le partes el hueso a alguien, ya tendremos algun medico para que se encargue con todo los gastos pagados... Sentí que estabas intentando concentrarte demasiado, relajate tu tambien.
Di un paso a un lado señalando la camilla. ¿Quieres probar la acupuntura o uno de mis masajes?  
La invité de forma directa, a fin de cuentas trabajaríamos juntos si llegábamos a hacerlo, en alguna ocasión, hasta ella necesitaría estar relajada y sentirse querida.

A todo esto, una pregunta, pero no estas obligada a responder, ¿tienes hijos?¿pareja?¿alguna vida amorosa iniciandose?...



Ficha
Cuento mi historia
-·color=#ff6600· y hago sonar mi voz... -
·color=#0066ff· Aunque a veces mis pensamientos son liberados...


¿Quieres ver más?:

Este es Wizz,mi compañero de viaje y esta escondido en mi habitación pero sshh es un secreto...

Eres un cotilla por acceder ¿sabes? Pero es divertido...

Cuando quieras tener alguna cita o tomar un café, cuenta conmigo, intentaré darte mis mejores historias...
avatar
Salón : 1 A Edad : 17 Dromes : 26399
Reputación : 2
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Haku Yuuki
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Una oferta tentadora [Priv. Haku Yuuki]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.