image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas
» Wonderwall [Lazy ID]
Hoy a las 11:51 am por Lazy

» LIBRO DE FIRMAS
Hoy a las 11:50 am por Lazy

» Walking together
Hoy a las 11:36 am por Zackary Argyreon

» Un dia como cualquier otro (libre)
Hoy a las 11:10 am por Janelory

» Take care of me. [Priv. Jane]
Hoy a las 10:57 am por Janelory

» La desesperación es la culpable (Hina/Yukio)
Hoy a las 10:35 am por Hina/Yukio

» ¡Nueva búsqueda del club de cocina!
Hoy a las 9:05 am por Hina/Yukio

» Agregar/Quitar Integrantes
Hoy a las 9:02 am por Hina/Yukio

» Pasen y vean al fatástico Penumbra! (Búsqueda :D )
Hoy a las 8:42 am por Shiryuu Sawada

» ELIMINACIÓN DE CUENTAS
Hoy a las 8:01 am por Luka Crosszeria





















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una cita familiar... Espera ¿que? (Priv. Anya)

Mensaje por Accel Venom el Jue Abr 26, 2018 4:33 pm

Quien sabe cuanto había pasado desde que me cruce con aquella princesa en el bosque... Para cuestiones practicas diría que una semana, pero no estaba muy seguro de eso, pese a tener memoria fotográfica mi mente tenia filtros de información, asi que ciertos datos que podrian no ser importantes eran desechados al poco rato de obtenerlos, el resto que era considerado importante si lo recordaba claramente, como el agradable tiempo que pasamos en esa pequeña tienda, cada detalle de nuestra charla y por supuesto, no podría olvidar el beso ni haberle dado de beber un poco de mi sangre... Aunque eso ultimo era era un poco inexacto, quizá seria mas adecuado decir que ella tomo mi sangre a la fuerza y yo simplemente cedí "Parece ser que Ryu no es el único vampiro interesante" Era una de mis razones para invitarla a salir, hacia muchas cosas por simple curiosidad, pero mas allá de eso ella había llamado mi atención, parecía ser una persona agradable, pero había algo mas en ella que no podía explicar -Espero poder averiguar lo que es... Bueno, ya es hora de empezar a alistarme- De inmediato corrí a darme una ducha, podía simplemente desintegrar cualquier suciedad en mi cuerpo, pero el agua daba un toque agradable de frescura. Al salir fui hasta mi armario y de inmediato pensé en ponerme lo de siempre, pero...

-Ya sabes que con eso llamaras la atención, busca detrás- Justo en eso estaba pensando, a veces me miraban extraño por la calle y no quería tener ninguna distraccion, así que hice a un lado mis atuendos de monje y busque algo mas apropiado, también arregle mi cabello de forma diferente a la usual, como extra pensé en usar mis anteojos, pero ella ya me había visto sin ellos, así que no tenia caso usarlos. Luego de un rato ya estaba listo, aunque tarde algo mas de lo esperado, por suerte tenia tiempo de sobra -Supongo que así estoy bien... Oye Teiko ya me voy, mas te vale no moverte de aquí si Asuka te lo pide >.> - Con una advertencia y el rastreador para seguir todos los movimientos de la nave podría irme tranquilo, aunque eso no aseguraba nada, bien podrían ignorarme... Como solían hacer casi siempre... Como sea, luego lidiaría con ellos si pasaba algo. Me di un ultimo vistazo en el espejo y me fui de la nave al punto de encuentro: el parque de diversiones.


Apariencia:


De camino me preguntaba en que estaría pensando Anya en esos momentos, por su reacción diría que estaba muy nerviosa cuando le pedí que tuviésemos una cita, pero al mismo tiempo ¿podría considerarse una cita? pues eso le había dicho en principio, pero a la vez no tuve problema en que no fuésemos solo nosotros dos, su hija también nos acompañaría "Ahora que lo pienso..." Observe a los alrededores, notando que ya había llegado a la entrada del parque. Habían algunas parejas compartiendo con sus hijos y por un momento nos imagine en su lugar, desde la perspectiva de los demos seria mas na salida familiar que una cita "Creo que estoy pensando demasiado en cosas sin importancia, debo enfocarme en el punto de esto, pasaremos un rato agradable y podre conocerla... Conocerlas mejor"

Ya era poco mas de medio día, en principio estaba preocupado por esa razón, no estaba seguro de hasta que punto podría afectarle el sol a Anya o a su hija, pero no tenia que preocuparme por ahora, el cielo estaba cubierto de nubes y no parecía que fuese haber cambios en un buen rato, ademas de que tenia una sombrilla por si acaso. El ambiente estaba fresco, pero al mismo tiempo no note ninguna acumulación de agua en la atmósfera, al menos no ninguna importante que indicara que estaba por llover -Podría decirse que es un clima perfecto- Habia invitado a Anya en primer lugar, pero también tenia ganas de conocer a su hija. De momento solo quedaba esperar unos minutos hasta que ambas aparecieran.


AVF(?):
Accel habla - Venom habla - Teiko/nave espacial habla - "pensamos"
avatar
Edad : 77 Dromes : 172719
Reputación : 23
Mensajes : 393
Ver perfil de usuario
Accel Venom
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita familiar... Espera ¿que? (Priv. Anya)

Mensaje por Anya Shirayama el Mar Mayo 29, 2018 1:03 am

Desde mi llegada a Éadrom no había tenido una cita con alguien. Corrijo, no recuerdo cuando había tenido una cita con alguien. Solo se que me mudé hasta acá para poder darle una mejor vida a mi pequeña Reiko Natsumi. Una vida más tranquila alejada de las duras reglas del clan y de la furia de mi padre. No pretendía dejarla sola en casa con la nana, así que aproveché la cita que Accel-kun me ofreció para ir con ella al parque de diversiones. Hacía un tiempo que ella y yo no nos divertíamos en familia. Estabamos en temporada alta de examenes y el trabajo tampoco me ayudaba, pero no quería que mi retoño se sintiera sola, así que decidí darle la sorpresa de decirle que ibamos a pasear con un amigo. No me mataría un día libre que me tomara. Tomé las llaves de la casa, un paraguas y mi bolso. Parecía ser uno de esos días donde haría mucho sol.

-Mamá, ¿quién es esa persona con la que saldremos?

-Un amigo.

-¿De dónde?

-Del bosque.

-¿¡Es un alienígena!?

Me reí por lo bajo por la pregunta de mi pequeña. La mente infantil solía ser bastante creativa, y ella había asociado el ser habitante del bosque con ser un alien, como en las películas de antes cuando esas criaturas pisaban esos lugares por primera vez. A esos seres se les comparaba con ser misteriosos y aparecer detrás de los árboles. Bueno, tal parece que la mente de la niña no era la única mente creativa de nosotras.

-¿¡Y tiene los ojos saltones!? ¿¡Y la cabeza grande con el cuerpo chiquito!?

-Reiko, por favor. No vayas a hacer preguntas irrespetuosas.

-L-Lo siento. - Bajó la cabeza.

No era que ella estuviera faltándole el respeto a alguien como Accel-kun, pero tampoco quería educar a la niña imprudente. Quería que pensara lo que fuera a preguntar para evitar que lastimara los sentimientos de alguien o que ella se metiera en problemas.

Finalmente llegamos al parque de diversiones. Era un lugar bastante grande y habían muchas familias. Niños jugando por todos lados, aves comiendo las sobras que caían al suelo. El sol estaba fuerte, así que intenté hacer lo posible por buscar un lugar lleno de árboles. Por suerte teníamos el paraguas que nos refugiaba.


-No te alejes, Reiko.

Le envié un mensaje de texto a Accel para que pasara por nosotras. Estabamos debajo de un árbol frondoso frente a la entrada del parque de diversiones. La fila para comprar los boletos empezaba a alargarse. Un señor pasaba vendiendo helados en su carrito, sonando una campanita diciendo los sabores que vendía. Los niños se acercaban corriendo para detenerlo.

-¡Mami, mami! ¡Quiero uno!

-Aguanta. Encontraremos primero a Accel-kun y luego iremos a donde el señor de los helados, ¿si?

La niña infló las mejillas con los ojitos llorosos.

-Hoy el día es tuyo, pero hay reglas que debes respetar. Tan pronto llegue le digo de los helados. - Le sonreí.

Spoiler:

No pasó mucho tiempo para que Accel-kun nos encontrara. Dejé salir una sonrisa tímida. Reiko por su parte se escondía detrás de mi, mirando al desconocido de la misma forma que yo le sonreía. Ella quería conocerlo, pero no se atrevía a pronunciar una sola palabra.

-Buenas tardes, Accel-kun. - Le hice una reverencia leve, con mis manos sobre mi regazo. Pasé a sonreírle y mirar a mi pequeña, que no dejaba de abrazarme de la pierna y esconderse detrás de mi. -Saluda, Reiko-chan.


-B-Buenas... - Dijo ella en un pequeño susurro. Reí nuevamente por lo bajo.

-Vamos, dile tu nombre. Presentate. - Le di un empujoncito por la espalda para hacerla pasar al frente.

-¡S-Soy R-Reiko! ¡Reiko Natsumi Shirayama! >///<

Y denuevo, la pequeña volvió a esconderse detrás de mi pierna sin dejar de ver a Accel-kun con una mezcla de timidez y nervios. Le costaba un poco acostumbrarse, pero una vez que tuviera confianza ya actuaba como una niña normal: Viva, alegre y llena de emoción.





Spoiler:


Agradecimientos a Accel Venom por el avatar.  ^^
Agradecimientos a Dante A. Boisseúx por la firma y el avatar del spoiler. ^^

-Hablo || "Pienso"
#cc66ff

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 17268
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita familiar... Espera ¿que? (Priv. Anya)

Mensaje por Accel Venom el Jue Jun 14, 2018 5:26 pm

Luego de un par de minutos se me ocurrió aprovechar para compras boletos, podría ahorrar algo de tiempo de esa forma, tras haber terminado recibí el mensaje de Anya pidiendo que pasara por ellas, el clima perfecto poco a poco se tornaba mas soleado, lo que seguramente seria problemático para un vampiro -Supongo que las nubes iban a moverse tarde o temprano... - En ese momento logre verlas, ambas usaban un Yukata... Así se llamaba... Creo. Mientras me acercaba vi a un grupo de niños comprando helados y alcance a escuchar el pedido de Reiko a su madre -Hola, buen día- Mencione deteniéndome frente a ellas con una sonrisa y haciendo un gesto leve con mi mano izquierda.

-Es un placer conocerte Reiko, eres tan hermosa como tu madre- Mencione sonriendo. Ante el saludo de la pequeña y su aparente nerviosismo, decidí hacer algo con lo que esperaba pudiese verme como alguien mas amigable, me acerque un poco mas y me puse de cuclillas, la mire a los ojos fijamente, notando que eran azules "Que lindos, se parecen a los míos antes de que mi apariencia cambiara" Pero debía enfocarme -Dime pequeña ¿te gustan los trucos de magia?- Mencione juntando mis manos de tal forma que quedara un espacio donde pudiese "ocultar" algo -Si es así espero que también te gusten los helados- De forma discreta (que Reiko no lo notara) reuní materia en la palma de mis manos y forme una paleta de chocolate con relleno de sangre, que no tarde en extenderle a la pequeña para que pudiese disfrutarla -Espero que te guste, si te apetece otro sabor puedes decírmelo ¿vale?- Dije eso ultimo mientras palmeaba su cabeza levemente y volvía a sonreír.

Una vez le entregue el pequeño presente, me puse de pie, al hacerlo mi rostro quedo a pocos centímetros del de Anya, lo que me hizo recordar aquel beso, pero decidí apartarme de inmediato, dando un paso atrás para no invadir su espacio personal -Tengo otro para ti, servirá para refrescarte un poco en un día como este- El segundo helado que ahora le estaba extendiendo lo forme mientras me ponía de pie, al igual que el de la pequeña también estaba lleno del vital liquido carmesí. De cierta forma la "obligaría" a entregarme la sombrilla, pues Anya tenia que sostener la mano de Reiko y el helado  -Permiteme por favor- Tras considerar aquella situación por algunos segundos mis planes para aquella "cita" cambiaron un poco -Vi un carrusel no muy lejos de aquí, es una forma tranquila de comenzar y podremos ver otras atracciones-

Camine detrás de ellas para cubrirlas del sol con la sombrilla, mientras aproveche para pensar en el siguiente destino, alcance a ver algunos juegos, como disparar agua a la boca de un payaso, derribar a un sujeto a un tanque de agua, encajar aros en premios "Supongo que ya para el final podría ganar algo para la pequeña" También vi un juego de fuerza, que consistía en golpear con un martillo, reí por lo bajo al imaginar la cara de sorpresa que podrían poner si a Anya o a mi se nos iba la mano. Al llegar entregue los boletos que había comprado con anterioridad y subí con ambas, por su puesto, mantendría cierta distancia, si, mis planes para aquella cita habían cambiado, ya no era una cita en el posible sentido romántico, recordé que Reiko tenia una niñera y que Anya era madre soltera, con el trabajo y quizá el estudio, era probable que pasaran muy poco tiempo juntas, algo que debían y seguro querían, así que porque no darles un día para que lo hicieran.


AVF(?):
Accel habla - Venom habla - Teiko/nave espacial habla - "pensamos"
avatar
Edad : 77 Dromes : 172719
Reputación : 23
Mensajes : 393
Ver perfil de usuario
Accel Venom
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cita familiar... Espera ¿que? (Priv. Anya)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.