Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

+18 Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Haku Yuuki el Dom Abr 15, 2018 6:48 pm

Había pasado ya varios dias desde que entablé una agradable charla con unos conocidos en la casa en la que compartiamos entre varios estudiantes. Pero sin embargo, solía ir solitario a cualquier lugar. No era una persona solitaria, al contrario, era amable y agradable ante las pocas que se me acercaban, o así me consideraba yo... Pero una noche... Bajo la radiante luz de la luna, un terrible sueño hizo que se asomara y de mi interior resurgieran algunas que otras pesadillas, creando un gran espectaculo de luces danzar en mi cuarto. El control del hielo podía ser muy hermoso si se sabía manejar, pero de igual modo era muy violento y bastante peligroso, por lo que aquella noche, lentamente los objetos cercanos de tamaño reducido, como el escritorio y la silla se vieron rotas, en cambio, la cama y el armario eran de dimensiones más grandes y resistentes, por lo que solo recibieron agujeros y arañazos.
Al despertar fue bastante cahotico, pero no se me asignó a ningún compañero, por lo que agradecí que nadie hubiera resurgido herido, e incluso mi pequeño conejo que lo encontré temblando entre las sabanas de la ventana salió ileso por suerte.

Esa misma mañana me alcé dando una vuelta por las calles de la ciudad. Habia encontrado una iniciativa, el querer montar mi propia empresa para ayudar al ajeno, sin embargo, me faltaba algo economico y decidí buscar algun trabajo, pero.... ¿Cual podía ser bueno para mi? Los modelos eran sexys y aunque tuviera unos rasgos bastante afeminados, no podía lucir algunas prendas y tampoco tenía a ningun fotografo que me conociera. Siempre eran las sucubos de aspecto más sensuales y atractivas las que llenaban la mayoría de revistas de moda. Aunque algunas que otra humana estaba ahi a cambio de su propia alma, pero aquello solo eran rumores..

De camino, vi un pequeño letrero que mencionaba "Se hacen arreglos de cualquier tipo, pase y pregunte". Miré a ambos lados del pequeño comercio, pero no vi a nadie, al menos no desde fuera. Silenciosamente me acerqué al taller y vi a una persona tumbada bajo el chasis de un coche, por lo que toqué la mesa con el nudillo esperando que fuera lo suficiente el sonido para llamar su atención, sin embargo, alcé la voz para que me escuchara.

Perdona, ¿Puedo hacer algunas preguntas?...


Mencioné con una dulce voz de mujer joven. Mis atuendos eran sencillos, pantalones vaqueros y camiseta de manga larga blanca. Unos deportivos al igual de impolutos que la camiseta y el cabello suelto, mostrando mi tez blanquecina, cual adolescente joven....


Última edición por Haku Tomoki el Dom Abr 22, 2018 9:30 am, editado 1 vez



Ficha
Cuento mi historia
-·color=#ff6600· y hago sonar mi voz... -
·color=#0066ff· Aunque a veces mis pensamientos son liberados...


¿Quieres ver más?:

Este es Wizz,mi compañero de viaje y esta escondido en mi habitación pero sshh es un secreto...

Eres un cotilla por acceder ¿sabes? Pero es divertido...

Cuando quieras tener alguna cita o tomar un café, cuenta conmigo, intentaré darte mis mejores historias...
avatar
Salón : 1 A Edad : 17 Dromes : 43199
Reputación : 2
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Haku Yuuki
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Jessica Speckhart el Mar Abr 17, 2018 12:11 pm

Llevaba días sin descansar, no dejaba de trabajar en muebles, objetos varios y coches, acababa de llegar y Jess necesitaba adaptarse y conseguir dinero para mantenerse bien, le estaba gustando mucho la ciudad y se sentía de maravilla.

Hoy se había cogido el día libre, y como siempre le gustaba hacer en su tiempo libre, se fue a su taller a modificar cosas de su apreciado impala del 67, no solía tener mucho dinero, pero cuando podía gastarse algo, siempre se lo gastaba en comida y en su impala, lo tenía casi reparado del todo, solo le faltaba unos ajustes del motor y la chapa
.- Gato ven. -Dijo tras silbar-. - ¿Qué tal guapa? ¿Ves cómo está quedando esta preciosura?. - La gata callejera, que ahora era de Jess le respondió restregándose con ella y pidiendo mimos. - Vaya parece que te gusta.- Sonrió mientras se volvía a agachar para tumbarse en su camilla para seguir reparando el coche-

Llevaba horas y horas arreglando el coche, en las que solo paró para comer algo, algo que no puede faltar en Jess. Estaba casi terminando cuando de pronto.- ¡Pum pum! - Sonó dos golpes en su mesa juntos a una voz femenina.- Perdona, ¿Puedo hacer algunas preguntas?...- Jess al escuchar esto salió de inmediato de un repullo. - Pero bueno ¿Cómo te has metido aquí? que susto me has dado -.Contestó mientras se apoyaba en el coche y se limpiaba las manos y la cara.- Hoy es mi día libre, pero viendo que has entrado ya dime que necesitas.- A lo que contestó algo nerviosa por la entonación nerviosa y algo molesta de Jess. Tras explicarle que había tenido unos percances con sus muebles Jess le respondió. - De acuerdo, así que un arreglo de muebles, esto te va a costar un dinero, ¿puedes pagarlo?....- La joven agachó la cabeza y antes de que dijese nada Jess añadió suspirando .- Offu...ya veo, sabes me has pillado de buen humor aunque me hayas interrumpido en mi día libre y con mi coche, pero soy nueva por aquí y estoy muy contenta con la gente, así que ahora quiero ayudar yo. ¿Te parece si te traes los muebles mañana y te enseño a como repararlos? Así podrías aprender más cosas y si te pasa otra vez no vas a necesitar a nadie para volver a tenerlos bien. Además, tengo mucho trabajo por aquí, al ser de las pocas por no decir la única tienda que hace reparaciones de casi todo, así que quizás si aprendes rápido y lo haces bien te puedo ofrecer algo para cuando salgas del instituto, ¿te gusta la idea?. - La joven con cara sonriente y más aliviada aceptó encantada lo que le propuso Jess y se fue para dejarla trabajar en su preciado coche





Spoiler:





avatar
Edad : 26 Dromes : 25130
Reputación : 0
Mensajes : 12
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Haku Yuuki el Mar Abr 17, 2018 3:18 pm

off::
Para empezar, no puedes controlar a otro pj a pesar de acordar anteriormente en privado como será el inicio de este y así lo que vaya a decir o hacer. Se consideraría metarol y creo recordar que en ningún momento permití que accedieras a manipular a mi pj sin mi consentimiento. Ten esto presente para futuros roles, evitarás entrar en problemas o que te den avisos... Por otro lado, adaptaré mi rol esta ocasión para "cuadrar" para que encaje bien ante el post que has realizado. Tan solo ten cuidado la próxima vez llamastyle

Ante la pregunta de la persona que salió bajo el coche, señalé a un lateral. La puerta estaba .... Abierta... No ponía cartel de cerrado ni nada.... Mencioné intentando dar una explicación. No era de las personas que saltaban las casas.

Resulta de que tuve algunos percances en mi cuarto, y se rompieron algunos objetos y quisiera que intentara repararlos.... Actualmente estoy estudiando, por lo que convivo con otras personas y destrozar el material de allí se penaliza...  

Intenté explicar lo sucedido sin llegar a entrar en detalle del mismo. En cuanto la escuché agaché un momento el rostro negando con este, haciendo que se alzaran un poco los cabellos al agitarlos algo brusca, pero sus palabras salieron cual ametralladora. Alcé un instante la mirada hasta clavarla en los ojos del projimo y sonreí suave.
Gracias, mañana vendré temprano....
Hice una leve reverencia y salí por donde entré, colocando el letrero de "cerrado" al darle la vuelta.

A la mañana siguiente...

Era bastante temprano, sin embargo, tuve que tirar de un carro bastante amplio. Aquel carro parecía estar echo de cristal, o al menos así aparentaba. En su interior se podía apreciar un escritorio, una mesita pequeña, una comoda, una silla sin acolchado y una lampara de porcelana. Toqué de nuevo la puerta al igual que el dia anterior.
¿Hola? Buenos dias.... He venido a por.... Ha aprender....
Mencioné alzando un poco la voz esperando en la entrada con aquel carro, que se veía como lentamente se convertía en agua, gota a gota, mojando el suelo. ¿Debería mantener el carro intacto o es mejor que lo tire?
Pregunté ocultando las manos llenas de pequeñas heridas. Al tomar aquellos objetos algunas astillas se me clavaron, pero el pequeño hueco de sangre brotó, a pesar de no tenerla ya, y por ello portaba varias tiritas colocadas sobre la palma de las manos. Oh! y discuplame, mi nombre es Haku Yuuki, pero puede decirme solo Haku, señorita. Y le pagaré la reparación de mis articulos trabajando para usted, pero referente a la propuesta de ayer... He de rechazarla, tengo pensado en montar una tienda en la que brinda relax, masajes y acupuntura. Si alguna vez lo consigo, y viene, será bienvenida y le haré un jugoso descuento.

Mencioné guiñandole el ojo diestro con una tierna sonrisa sobre los labios. Digame... ¿Por donde deberíamos empezar? Pregunté observando todo destrozado. Creía que era mejor tirarlo y comprarlo como pudiera, aunque tuviera que prostituirme o asesinar....



Ficha
Cuento mi historia
-·color=#ff6600· y hago sonar mi voz... -
·color=#0066ff· Aunque a veces mis pensamientos son liberados...


¿Quieres ver más?:

Este es Wizz,mi compañero de viaje y esta escondido en mi habitación pero sshh es un secreto...

Eres un cotilla por acceder ¿sabes? Pero es divertido...

Cuando quieras tener alguna cita o tomar un café, cuenta conmigo, intentaré darte mis mejores historias...
avatar
Salón : 1 A Edad : 17 Dromes : 43199
Reputación : 2
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Haku Yuuki
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Jessica Speckhart el Miér Abr 18, 2018 12:06 pm

Era muy temprano, pero Jess ya estaba trabajando en varios encargos que tenía, entonces escuchó de nuevo la voz del anterior día, así que dejó todo lo que tenía en el banco de trabajo y fue a abrirle. - Buenos días...ya veo que tienes ganas de arreglarlo cuanto antes, perfecto...vaya si que son muebles los que acabaron rotos, entra y veamos que podemos hacer, te ayudaré a meter todo-.

Para empezar Jess le dio unos guantes al ver como tenía sus manos después de tirar del carro, el cual había decidido arreglar ella misma de lo mal que lo vio, mientras conversaba la joven con ella, la cual le dijo su nombre, Haku, y le dijo lo que tenía pensado hacer, y por ello no podía aceptar su propuesta, a lo que Jess sonriente le contestó.- Vaya tienes buenas ideas, gracias por ofrecerme ir, cuando este listo iré encantada...la verdad que necesitaré un buen sitio de relax, después de darme las palizas que me doy arreglando todo -contestó sonriente mientras se golpeaba los hombros y estiraba el cuello y la espalda-. Bueno vale, sigamos, por cierto me puedes llamar Jess. Bien, primero vamos a lijar todos los muebles para no lastimarnos más y a partir de ahí empezaremos a acoplarles piezas que tengo en este armario y después iremos reforzándolos con tornillos y esquineras. Coge la lija y lijalos al completo, luego le daremos una mano de pintura de la que quieras y los barnizaremos, ya que estamos los dejamos a tu gusto y bien bonitos -Le dijo Jess con un gesto amistoso mientras cogía las herramientas-.

Estuvieron todo el día trabajando, Jess le estuvo explicando muchas cosas, disfrutó mucho de enseñar cosas que sabía y de la compañía que tenía en el taller, no estaba muy acostumbrada a trabajar con alguien al lado, y para sorpresa para ella, estaba siendo agradable.

El tiempo pasó volando, tanto que cuando se dio cuenta Jess, era de noche, preocupada por la joven Jess le preguntó. - ¡Oh...mierda! Haku, se nos ha hecho de noche en nada -dijo rascándose el pelo mientras se estiraba en su butaca- Me da cosa que te vayas a estas horas, mi casa está arriba, aunque me da un poco de vergüenza, porque esta todo patas arriba, pero podrías quedarte a dormir en caso de que te apetezca, tengo un sofá cama muy cómodo, y mañana podríamos ponernos temprano y terminar lo poco que nos queda o si tienes que irte por lo que sea te puedo llevar en coche sin problemas, ¿qué te parece? -





Spoiler:





avatar
Edad : 26 Dromes : 25130
Reputación : 0
Mensajes : 12
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Haku Yuuki el Miér Abr 18, 2018 3:20 pm

Aunque mencionó que me ayudaría a meter las cosas, en realidad fue bastante sencillo, pues el carro estaba echo por mi propio poder, a lo que podía modificarlo sin problema, aun así, le permití hacerlo.
Escuché detenidamente sus palabras. Asentí ante todas sus ordenes y consejos. Sonreía de vez en cuando. Pero la mayoría del tiempo mostraba un rostro serio. Quería dar confianza e intentar aprender todo lo que podía. Se centró en enseñarme y corregirme aquello que estaba mal o enseñarme alguna otra técnica diferente a lo que había aprendido ante la lectura....
Había preparado un par de bocadillos en la casa azul, lo que fue el único descanso que tuvimos para tomar algo de alimento, antes de retomar la marcha hasta que el cielo se envolvió con su manto negro.

Cuando ella se percató de la realidad, no pude evitar soltar unas risas cortas. Gracias por ofrecerla, pero de verdad, he estado en sitios peores y a altas horas de la madrugada, por lo que no me sería ningún problema volver a casa ahora, sin embargo, quisiera terminar todo esto cuanto antes... Preferiría que solo le dieramos el barniz como hasta ahora, como si no hubiera ocurrido nada pero... En mi cuarto hay un par de arañazos y marcas de profundidad, como si le hubiera golpeado un martillo....

Intenté explicar al recordar que aquellos muebles no podía transportarlos, tanto por el peso como por la incomodidad de que descubrirían lo que había hecho.

Y ante la casa no se preocupe, la ayudaré a limpiar. He visto el taller patas arriba de trabajo, no me extraña que le falte tiempo para organizarse en su propia vida, debe estar trabajando para los demás... Ya le dije que trabajaría para ti hasta pagar la deuda, por lo que las tareas del hogar no son un problema para mi, pero......

Me quedé un rato callado mirando a los alrededores, donde el leve polvo que se alzaba por el viento me dió por estornudar. ¿No le molesta invitar a un hombre a su casa? Además, aun soy muy joven, no quiero que se me mal piense, pero no quisiera causarle molestias o mala fama. Una cosa es que sea su "aprendiz" y otra es lo que otros puedan ver desde su ventana.... He oído que hay muchos cotillas que siempre andan buscando chismes nuevos que contar y crear así rumores... No sé si eso será bueno o no para su negocio... Piénselo....

Mencioné alzándome para recoger todos los desperdicios con una escoba y un par de trapos, organizando su propio taller, dejándolo cada cosa en su lugar antes de subir a su casa si es lo que quería...



Ficha
Cuento mi historia
-·color=#ff6600· y hago sonar mi voz... -
·color=#0066ff· Aunque a veces mis pensamientos son liberados...


¿Quieres ver más?:

Este es Wizz,mi compañero de viaje y esta escondido en mi habitación pero sshh es un secreto...

Eres un cotilla por acceder ¿sabes? Pero es divertido...

Cuando quieras tener alguna cita o tomar un café, cuenta conmigo, intentaré darte mis mejores historias...
avatar
Salón : 1 A Edad : 17 Dromes : 43199
Reputación : 2
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Haku Yuuki
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Jessica Speckhart el Sáb Abr 21, 2018 1:45 pm

Jess al oír lo que le comentaba Haku, no pudo aguantarse y soltó varias carcajadas, a lo que contestó. - Me instalé hace poco, así que ni he tenido tiempo de meter a hombres ni a nadie realmente -Prosiguió tras reírse un poco de nuevo- Además, tampoco se si realmente quisiera ahora mismo meter a alguien con otras intenciones que no sea ayudarle o por trabajo. - Jess se levantó según decía esto para ayudar a Haku a ordenador todo -.

. - Tampoco me importa lo que digan el resto sobre mi, cada uno tiene su vida y yo no me meto en la de nadie - Contestó Jess seria y un poco cortante, no soporta la idea de que pudiese tener gente a su alrededor que se metiese en su vida o pudiese molestarle, tras una pequeña parada en la que Jess cogía unos materiales y cogía aire, siguió hablando- Así que por mi puedes quedarte hoy en mi sofá y ya mañana nos levantamos pronto y terminamos lo que nos queda de barniz, todavía le queda una capa para que se quede mejor el acabado y tenemos que esperar a que se seque la capa que tiene ahora. Además, mañana como terminaremos pronto puedes ayudarme si quieres a limpiar la casa y así ya tendrías saldada tu cuenta conmigo y no tendrías que preocuparte más -Terminó de hablar Jess con un gesto sonriente-

Siguieron durante un rato recogiendo, y tras dejar todo bien ordenado y los muebles listos para continuar el próximo día, Jess le indicó donde estaba la puerta para subir a su casa y dijo riéndose. -Bueno...Vamos a comer algo, que yo por lo menos me muero de hambre, así mientras decides si te quedas finalmente o vuelves mañana pronto -Miró a Haku con cara amable y sonriente-. Tras subir a la que era su casa, que era un completo desastre de cajas, de las que solo se veía el sofá que nombró, la cocina, que era la única zona que tenía preparada y limpia y una puerta que daba al cuarto de Jess, que era otro completo desastre en el que solo había cajas, un colchón y una mesita con una lámpara, Jess al enseñarle todo y un poco avergonzada por como lo tenía le dijo. - Como ves es todo un lío de cajas -Sonrió de manera nerviosa, mientras se quitaba las botas de trabajo- Al entrar Jess le dijo que se sentara, que se sintiese como si estuviese en su casa, aunque una casa bastante desordenada y sucia, mientras ella preparaba algo para comer, según fue poniendo los platos en la mesa, le comentó que le ayudaría a llevar los muebles cuando los terminasen, aunque sea a la puerta donde vivía, ya que no entendía como había llevado tanto peso sola y sin ayuda.

Cuando terminaron de cenar, que fue realmente algo ligero, ya que Jess no sabía realmente que le gustaba y puso varios platos con comida varia, Jess le preguntó finalmente si se quedaba o le esperaba al día siguiente para terminar la faena, ya que estaba cansada y quería irse a darse una ducha y dormir, por lo que le dijo. - Bueno...tu me dices Haku, por supuesto si te quedas, te puedes duchar en cuanto termine y me vaya a dormir, por si necesitas asearte un poco, que hoy hemos tenido un duro trabajo con tus muebles -Sonrió levemente con cara amable y amistosa - y por supuesto puedo prestarte ropa para esta noche sin problemas, así que tu me dices - Finalizó apoyándose en una caja con rostro cansado y estirando los brazos por el esfuerzo del día-





Spoiler:





avatar
Edad : 26 Dromes : 25130
Reputación : 0
Mensajes : 12
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Haku Yuuki el Sáb Abr 21, 2018 5:11 pm

Oh! pues... Me parece bien, igual, he visto que tiene muhcos proyectos, por lo que si realmente no le molesta, iré organizando y limpiando su casa de arriba a abajo y organizando su ropa, aunque preferiría a mi padecer que la intima la guardaras tu misma, evitando así situaciones embarazosas....

Mencioné con una leve sonrisa en mi rostro volviendo a escuchar sus palabras. Aguardé asiento mientras cocinaba, y aunque fuera una cena ligera, la verdad es que realizó varios platos en un momento.
Vaya, que buena pinta. Junté las manos dando un leve rezo antes de empezar. Buen provecho!! Mencioné entusiasmado, tomando cada bocado, e intentando partir las cosas a partes iguales. No me gustaba abusar ni comer de menos, por lo que si me quedaba con hambre siempre podría coger alguna pieza de fruta de la bolsa que traía conmigo...

Tras terminar de comer, fui yo quien recogió los platos, o la mayoría que podía poniéndolos sobre el fregadero. Si, acepto su propuesta, de mientras hago las labores del hogar.. Vaya a ducharse por favor...
Con cierta agilidad, antes de que fuera capaz de desnudarse ella en el baño, ya había terminado con el agua, aunque lo fregué con agua fria, no me molestaba. Me paré frente  las cajas de algunas habitaciones, comenzando a desempaquetarlo casi todo, y caja a caja, iba depositando cada cosa en un lugar especifico, previamente limpiando aquella zona. No pasaron muchas horas hasta que ella me mencionó algo así como que estaba disponible el aseo. Tras terminar una habitación y vaciar la octava caja, me acerqué a su cuarto dando leves golpes en la pared sin si quiera asomarme a pesar de tener la puerta abierta.
En ese momento cerré los ojos y puse una expresión algo sacada de los dibujos, donde parecía que estaba con una tonta que no se daba cuenta de que le había mencionado que era un hombre, sin embargo...
Voy al baño, salgo en un ratito.....

Tras decir aquello, entré al cuarto comenzando por echar el cerrojo e ir cambiándome hasta desnudarme. Mi pelo suelto llegaba hasta casi finalizar la cintura. Me demoré cerca de una hora mientras me secaba y todo en aquel cuarto. Cuando abrí, ni una gota de vaho salió por la puerta. Iba desnudo con tan solo una toalla colgada en mi cintura y el cabello semi seco colgando sobre mi hombro derecho. Al acceder a su cuarto la vi rendida sobre la cama y apenas sonreí de medio lado acercandome hasta ponerme sentado en el borde de la cama.

Debes estar muy cansada... déjame ayudarte un poco...
Mencioné comenzando por pasar las yemas de los dedos sin su consentimiento sobre su espalda, ofreciendo un masaje. Sentía pequeños bultos saliendo de su interior, como si fueran los llamados "nudos musculares" aunque en realidad eran por ejercer presión sobre ciertas partes de los músculos. Tras estar cerca de treinta y cinco minutos masajeandola la espalda, me aparté, doblando las rodillas y llevando las manos al centro de la entrepierna, evitando que se me viera la excitación. ....Odio mi cuerpo, siempre me pasa, da igual con quien... ¿Será esto un efecto secundario por dar algo tan relajante? ... Igual es grotesco y bastante avergonzante... Pensé mientras que intentaba apartarme sin llegar a sacarme la toalla de encima.
O-Oye... ¿Tienes algún pantalón vaquero o algo así resistente que me pueda servir?...
Pregunté pensando que aquello me ayudaría a ocultarlo y a su vez, prevenir cualquier estupidez o comentario al dia siguiente...



Ficha
Cuento mi historia
-·color=#ff6600· y hago sonar mi voz... -
·color=#0066ff· Aunque a veces mis pensamientos son liberados...


¿Quieres ver más?:

Este es Wizz,mi compañero de viaje y esta escondido en mi habitación pero sshh es un secreto...

Eres un cotilla por acceder ¿sabes? Pero es divertido...

Cuando quieras tener alguna cita o tomar un café, cuenta conmigo, intentaré darte mis mejores historias...
avatar
Salón : 1 A Edad : 17 Dromes : 43199
Reputación : 2
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Haku Yuuki
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Jessica Speckhart el Dom Abr 22, 2018 5:29 am

Jess se encontraba totalmente agotada, así que en cuanto Haku le contestó que se quedaba, ella aliviada, sabiendo que estaría bien, se fue a la ducha y lo dejó ordenando algunas cajas que tenía esparcidas. Pasó algo más de una hora, de tal cansancio se quedó dormida un rato tumbada en la ducha con agua caliente, en cuanto se dio cuenta, terminó de enjabonarse el cuerpo y aclarar su cabello, y salió con cuidado para secarse un poco el pelo, para no dormir incomoda, poniéndose antes una toalla en su cuerpo, ya que había olvidado por completo llevarse la ropa antes y le daba vergüenza pedirle a Haku que le cogiese algo. Cuando terminó, pasó por delante de Haku hasta llegar a su cuarto, diciéndole que ya estaba el baño libre, pero este no se percató de nada, ya que estaba muy concentrado ordenando todo.

Al llegar a su cuarto Jess estaba tan agotada que no le apetecía buscar la ropa, así que se tumbó directamente en la cama y puso música a muy bajo volumen, para solo relajarse, en su equipo de música, el cual estaba justo pegado a la cama, era lo único que había puesto en su cuarto, para levantarse todas las mañanas con música.

Cuando Jess estaba a punto de dormirse, escuchó unos pequeños golpes en su habitación, Haku, medio asomado a su puerta con los ojos algo cerrados, pasó al cuarto y se acercó al borde de su cama para agradecerle la ayuda que le estaba ofreciendo Jess, sin previo aviso se puso a darle un masaje en la espalda, aprovechando que Jess se encontraba con la espalda al descubierto, tan solo con la toalla por encima cubriéndole un poco, Jess tenía tal agotamiento que sin decir nada accedió y se tumbó boca abajo, dejando su espalda libre para que pudiese hacerle el masaje y cubriendo con la toalla solo la parte del culo. Tras unos treinta y cinco minutos de masaje, los cuales fueron como diez para Jess, estaba tan agotada que estaba casi dormida, totalmente disfrutando del masaje y por una vez relajada con la compañía que tenía. De pronto, Haku, fue llevando su masaje hacia abajo hasta que sin darse cuenta o quizás queriendo, acabó cerca de la entre pierna de Jess, ella al no esperárselo, dio un leve repullo y según se relajó de nuevo se le erizó la piel, llevaba mucho tiempo sin estar tan cerca de alguien y de esa manera, así que eso le excitó hasta el punto de morderse el labio y que se le acelerara el corazón un poco, cuando escuchó con voz suave y algo entre cortada la voz de Haku. - Eh...sí...sí...claro -contestó Jess rápidamente y algo nerviosa por la situación-. Se levantó con cuidado tapándose de nuevo su cuerpo con la toalla y cogió de una caja que se encontraba en su cuarto unos pantalones de pijama y y una camiseta interior bastante grande que tenía, en caso de que fuera una persona friolera . - Toma...aquí tienes. Yo...me voy a dormir ya, muchas gracias por el masaje, me he quedado mucho más relajada y me siento mejor...me ha gustado mucho, lo necesitaba realmente. Ya entiendo porque quieres abrir un centro de masajes y cosas por el estilo -Dijo Jess sonriendo y mirándolo con cara cariñosa, mientras le daba la ropa y con la otra mano se cogía como podía la toalla - . Jess para que no sé sintiese incomodo se tumbó de espaldas en la cama, por si quería cambiarse allí mismo, mientras pensaba en lo mucho que le hubiese gustado que siguiese el joven, pero en un arrebato de sensatez lo pensó mejor y dijo para ella misma. -Jess no me seas cría, es muy joven, llevas mucho tiempo sin sentir el placer de alguien cercano, pero no creo que fuese con tal intenciones el muchacho, solo quería ayudar y aliviar, así que ya luego te darás tu merecido placer si no te quedas dormida antes...- Según pensaba esto, Haku le cortó el pensamiento dejando la camiseta, que le había dado Jess, encima de la cama, con un gesto amable diciendo que se la dejaba ahí para que se la pusiese y se quitase la húmeda toalla, para llevarse la que tenía el y la de Jess y ponerlas a secar, Jess al estar tan metida en sus pensamientos dio un pequeño salto y sonriendo de manera despistada cogió la camiseta y se levantó poniéndose de espaldas a la puerta, donde estaba Haku. - ¿Podrías darte la vuelta un segundo, Haku? -Tras esperar un segundo a que Haku se diese la vuelta, Jess dejó caer su toalla al suelo y se puso la camiseta, en la que que aunque cabían dos como ella, al ponérsela se marcaba un poco algunas curvas de su cuerpo, sobre todo los pechos, los cuales al llevarlos sin sujetador, quedaban un poco marcados y por supuesto la curva de su cintura junto a la curva de la espalda. la cual se junta con el culo, donde acababa justo debajo la camiseta, tapándole justo todo lo necesario para ir cómoda y dejando sus piernas libres. Se acercó suavemente a Haku y poniendo su mano en el hombro le dio la toalla y con una gran sonrisa le dio las gracias. Según salía para dejar las toallas en su sitio, Jess le paró y le dijo - Haku...mmm...Si necesitas algo o tienes algún problema pega a mi puerta, estará medio cerrada, pero no te preocupes, y coge lo que necesites, comida, agua...lo que sea, las mantas te las he dejado en el sofá, por si pasas frío- Terminó Jess con gesto sonriente más relajado por el relajante masaje que le había hecho Haku y un buenas noches según entornaba la puerta un poco y se marchaba de nuevo a su cama-





Spoiler:





avatar
Edad : 26 Dromes : 25130
Reputación : 0
Mensajes : 12
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Haku Yuuki el Dom Abr 22, 2018 8:16 am

En el instante que se alzó, o más bien, la pereza salió de ella un poco, tomando un pantalón con sólo alargar el brazo, lo tome dejando un pequeño espacio entre el mismo pantalón y la toalla marcada. Con ello evitaba que pudiera ver algo y a su vez, disimula a una cortina.
Al darse la vuelta, me puse con rapidez el pantalón, agarrando la toalla y colocando esta sobre mi hombro descubierto. El pelo lo tenía más limpio y seco que antes, por lo que lo tiré hacia atrás por un momento con un golpe de cabeza.
Toma, la camiseta no me sirve de mucho. No se si lo sabes, pero hay seres mágicos en esta ciudad y yo soy uno de ellos... Pertenezco a la rama mágica del hielo..
Mencione haciendo caso a su petición, o más bien, saliendo del cuarto para darle comodidad.
Por cierto... A pesar de que tiene un cuerpo muy rudo, su tacto es fino y suave..... Es agradable.... Me gustaría continuar con el masaje, pero también estoy agotado y sería mejor descansar... Quizás mañana continuemos... Si quieres y me dejas...

Mencione, a pesar de que sabía cuantos trabajos tenía pendiente. No podía pedirle un día libre solo para disfrutar de masajes y otras cosas para que se relaje.

Cuando tomó mi hombro, la mire un poco, sonrojandome leve al apreciar su cuerpo, o más su forma al tener aquella prenda colocada. Me superará en físico y algo en altura, pero igual sigue siendo hermosa y es muy dulce... Que persona más... Asenti embobado, parpadeando con rapidez apartando la vista. S-si, no te preocupes, estaré bien. Deja la puerta cerrada mejor, no haré ninguna tontería tan solo descansa y en unas horas nos volveremos a ver..

Sonreí tomando las toallas con ambas manos para acercarme y colgarla de las puertas, haciendo de estas que se secara por las corrientes de aire. Abrí las ventanas, y de estas, dejé pasar a la fría noche para que me hiciera compañía.
De forma sigilosa y sin apenas un ruido más que algún vehículo nocturno por la noche, comencé a seguir ordenando sus cajas... Estuve toda la noche haciendo aquella intensa tarea y a las 7 de la mañana, los fogones e pusieron en marcha. Mientras que organizaba, hice una lista de compra y revisé de paso todo aquello que disponía, la cual procedí a preparar unas tortitas, pan tostado con rebanadas de queso y jamón York con aceite de oliva. A parte, el olor a café recién hecho también inundó la habitación.

Las ventanas estuvieron abiertas toda la noche para evitar el polvo o que el aromas de unos pocos inciensos se extendiera demasiado por la casa. Una vez que termine con ello y acumular las cajas en la entrada, fue cuando cerré las ventanas para poder dejar que el olor de los alimentos fueran quienes inundaran y ambientaran la casa. El beicon y los huevos fritos tampoco podían faltar... Termine de cocinar a las 8 de la mañana, pero a las 7:50 estaba tocando la puerta de la joven durmiente.
Jess, SEÑORITA!! VAMOS ARRIBA, ES HORA DE LEVANTARSE...
Grite desde el otro lado de la puerta. Sobre mis ojos se mostraban un poco cansados, con las venas marcadas por la falta del sueño, pero la casa estaba todo limpia, ordenada y el desayuno sobre la mesa de la cocina..



Ficha
Cuento mi historia
-·color=#ff6600· y hago sonar mi voz... -
·color=#0066ff· Aunque a veces mis pensamientos son liberados...


¿Quieres ver más?:

Este es Wizz,mi compañero de viaje y esta escondido en mi habitación pero sshh es un secreto...

Eres un cotilla por acceder ¿sabes? Pero es divertido...

Cuando quieras tener alguna cita o tomar un café, cuenta conmigo, intentaré darte mis mejores historias...
avatar
Salón : 1 A Edad : 17 Dromes : 43199
Reputación : 2
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Haku Yuuki
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Jessica Speckhart el Dom Abr 22, 2018 10:35 am

Cuando Haku le respondió a Jess que era un ser mágico, ella se sorprendió y la vez entendió como había traído todos los muebles el solo, Jess era una chica observadora, aunque algo despistada, pero no estaba acostumbrada a convivir con seres mágicos, así que le pilló de sorpresa, lo cual le gustó, le parecía interesante conocer a alguien como el.

Cuando cerró la puerta, se fue directa a la cama, poniendo de nuevo el reproductor, el cual se había parado, porque había llegado al final e intentó conciliar el sueño durante varios largos minutos, al no conseguirlo empezó a pensar en sus cosas, hasta que en uno de sus pensamientos se tropezó con el recuerdo del masaje que le acababan de dar, las manos del joven acariciando su piel suavemente, ese momento de relajación que llevaba tanto tiempo sin tener, hasta el punto cuando acercó sus manos a sus piernas, cerca de su zona...con este pensamiento volvió a excitarse e inconscientemente empezó a deslizar su mano derecha hacía abajo por la camiseta, hasta llegar a su vagina, en la que empezó a deslizar suavemente sus dedos por ella, notándola muy húmeda, llevaba mucho sin darse placer a ella misma, así que de la misma excitación, empezó a tocarse con mayor énfasis, empezó a deslizar sus dedos por su vagina, hasta introducir sus dedos un poco en ella para humedecerse un poco más y posteriormente tocarse el clítoris, mientras que con la otra mano se manoseaba el pecho hasta pasar a las sabanas, donde se agarró fuertemente, tras unos minutos intentando no hacer ningún ruido, para no alarmar a Haku, se le escapó un leve gemido, acompañado de un estirazon de placer y una sonrisa de completo placer y relajación, tras unos segundos en los que se quedó simplemente tumbada, disfrutando de lo que acababa de hacer pensó .- Ufff...Jess que falta hacía esto, tenemos que hacerlo más a menudo-suspiró de relajación y felicidad- Espero que no me haya escuchado Haku...que vergüenza me daría...- Tras unos minutos se desvaneció esa pequeña preocupación y acabó rendida en su cama.

A la mañana siguiente Jess empezó a escuchar algo de alboroto, lo que al principio creía que venía de la calle, cosa que dejó de pensar en cuanto escuchó como la despertaba Haku, Jess sorprendida, porque siempre estaba sola, abrió los ojos rápidamente y al segundo de reaccionar, se volvió a tumbar más relajada y se estiró y contestó tras hacer un pequeño ruido extraño al estirarse. - Buenos días...que animado se te ve desde tan pronto, en unos minutos salgo, gracias por levantarme- . Lo cual realmente no le hizo mucha gracia, ya que le gustaba levantarse pronto, pero cuando su cuerpo se lo pidiese o más bien el trabajo, pero esta vez no le importó ya que se sentía a gusto con su compañía y le daba vida a la casa. Jess se levantó y cogió unas bragas de unas de las cajas, tras cogerlas se dio cuenta que debajo había como una especie de bata corta que siempre solía llevar, así que la cogió también para no ir con aquella camiseta tan grande y se la puso atándola a su cintura y dejando un fino escote que separaba sus pechos, ya que decidió no ponerse sujetador hasta que se pusiese la ropa de trabajo después de desayunar. Cuando salió se fue directa al baño para acicalarse un poco y peinarse, no sin notar antes un dulce olor que olía que alimentaba, lo cual le extrañó, pero creyó que venía del bar que había cerca de su casa, así que se metió en el baño, se peinó y se pintó los ojos como siempre hacía, al salir del baño e ir al salón se quedó totalmente sorprendida, ya no había ninguna caja, estaba todo ordenado, con lo que se quedó sin palabras, tan solo pudo decir -Woahh!- que cambió segundos más tarde por una cara aun más sonriente y sorprendida al ver también el desayuno que le esperaba. -Vaya Haku, ¿esto lo has hecho tu solo? estoy totalmente sorprendida, ojalá despertarme siempre así -dijo sin parar de sonreír, mientras se acercaba para darle un leve beso en la mejilla de agradecimiento y pasarle la mano por el pelo mientras se sentaba en una butaca, preparada para asaltar la comida- Jess dio gracias a Haku por el desayuno y empezaron a comer, Jess al fijarse detenidamente en el aspecto de Haku, se dio cuenta de que se veía muy cansado, lo que no le hizo mucha gracia. - Haku te lo agradezco mucho...pero deberías haber descansado, no quiero que vuelvas a hacer eso, aunque no quiero sonar desagradecida por supuesto, pero es por ti y tu salud- Jess algo molesta, pero a la vez comprensible entendió las intenciones de Haku, y con el estomago totalmente lleno de aquel delicioso festín que le había preparado, cogió confianza y empezó a contarle historias de los sitios en los que había estado y algo leve de su pasado, pero sin aclarar muchas cosas ni entrar en detalles, al terminar de comer, esta vez fue Jess la que detuvo a Haku y recogió todo ella, lo que Haku al parecer agradeció, porque se quedó sentado sin pensárselo ni decir nada.

En cuanto recogió todo Jess, se fue a su cuarto para cambiarse y ponerse ya su ropa de trabajo, dándole antes un mono antiguo de trabajo que tenía a Haku,para que se cambiase mientras también. Jess tardó cosa de 5 min en ponérselo y se fue directa al taller, diciéndole a Haku que se fuese en cuanto estuviese listo. Poco después llegó Haku y se pusieron manos a la obra, lo cual no les duró mucho ya que cada uno se puso a barnizar un mueble, que era lo único que quedaba, una hora y media después, Jess, finalizó el último mueble, y como tenían que esperar a que se secara todo, Jess le propuso a Haku si quería subir para descansar arriba, ya que lo veía muy cansado, mientras ella guardaba todas las cajas vacías y colocaba lo poco que le quedaba de decoración en su casa, que Haku muy amablemente había dejado agrupado para que solo tuviese que ponerlos, y ponía las pocas cosas que le quedaban de su cuarto, el cual todavía había algunas cajas, porque Haku no pudo entrar por la noche obviamente, a parte de que era parte de su ropa interior y objetos más personales.-





Spoiler:





avatar
Edad : 26 Dromes : 25130
Reputación : 0
Mensajes : 12
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Haku Yuuki el Dom Abr 22, 2018 11:29 am

Durante la noche, mientras organizaba todo aquel ajetreo de muebles, escuché leves ruidos en el cuarto de la joven, al igual que la musica que puso. Apenas miré durante unos pocos segundos aquella puerta e intenté desviar la vista volviendo a mi trabajo.

Al terminar aquel desayuno, la cara de sorpresa de la joven no hizo más que contagiar la felicidad e inevitablemente sonreir con ella.
No es para tanto. Es mucho más difícil colocar trampas en las montañas a mitad de la luz de la luna y que ninguna de esta te golpee... Esto fue pan comido....
Argumenté tomando un pequeño sorbo de té. Había preparado café, pero tambien hice té de frutos rojos, para mi y una taza pequeña por si quería tomarla ella. Mientras tomabamos aquello, me contó su historia, la cual fue tan increible como impresionante. Yo por mi parte guardé silencio y escuché atentamente.
Vaya, si que has estado en lugares... Seguro has encontrado muchas experiencias y también conociste a muchas personas.
Tomé los platos acumulándolos, donde antes de que pudiera alzarme, ella me tomó la delantera y apenas sonreí, apoyando la frente sobre la mesa descansando un poco los ojos. Cuando terminó, alcé el rostro, con la frente totalmente colorada por la presion que se hizo contra la mesa. La seguí y tomé el mono de trabajo, colocandomelo sobre los mismos pantalones del pijama. No tenía nada debajo ni nada limpio que llevar. Bajé después de ella al taller y comenzamos a terminar de barnizar la ultima capa.
Yo... Mi historia es bastante corta, algo amarga pero lo que importa es como este ahora. En resumidas cuentas, soy huérfano, mis padres fueron asesinados por que otros elementales veían mi nacimiento como una aberración y al no querer matarme, murieron ellos por mi culpa. Mi tío, o mejor dicho, mi maestro, también lo fue y sufrió lo mismo que yo. Me enseñó muchas cosas y gracias a él, tuve la educación, mostrándome lo malvado que podía ser la vida al igual que lo vello... Un día sin más, desapareció y yo me encaminé a estas tierras en busca de respuestas. Tras ver tanta cantidad de razas, me enamoré de la diversidad de culturas y comidas que podían ofrecerme este lugar y decidí quedarme un tiempo para estudiarlo todo antes de irme. Pero.... Ahora quiero brindar paz y tranquilidad con masajes y otros métodos relajantes como antiguamente con acupuntura, aceites rejuvenecedores y otras maneras... En mi mochila suelo llevar los aceites hidratantes por si se presenta la ocasión, pero nunca nadie me ha pedido que le diera un masaje a cuerpo completo. Muchos creen que terminaré haciéndole un "final feliz", pero nadie me ha pedido algo parecido, ni tampoco es algo que fuera a hacer si no me lo pidieran y pagaran por ello...
Aquella conversación me hizo sonrojar. Quizás el cansancio y el olor del barniz estaban a intoxicarme o quizás era la idea de que era virgen, a pesar de estar totalmente documentado de como hacer sexo y que posturas a parte de cuanta "presión e intensidad" se debía realizar en ciertas zonas...
Bueno... Si, sería mejor que descansara un poco ...
Miré alrededor. Todo estaba bastante ordenado y los trabajos que le faltaban parecían ser bastante sencillos, por lo que quizás podría terminarlo al día siguiente o esa misma noche. Con permiso... Mencioné subiendo y tapando las ventanas para que la oscuridad inundara el salón. Me tumbé sobre el sofá. Era muy cómodo, aunque la fina estela de luz de su cuarto llegaba a invadir el pasillo. Cerré los ojos con intención de descansar pero ni forma tenía para poder coinciliar el sueño... Escuché como los abrigos eran colgados y tras el cierre de un armario grande, abrió uno más pequeño, quizás el de calcetines. Abrí los ojos mirando al techo sin poder llegar a dormir. Quizás debería cortarme el cabello... Lo tengo ya bastante largo... Me pregunté sintiendo lo largo que era este al tomar solo las puntas finales y alzarlas al aire. Me mordí el labio inferior, rascando con las paletas de los dientes la misma carne, levantando las finas cortezas del labio inferior. Rodé un poco a un lateral para quedarme a cuatro patas sobre el suelo y alzarme de una. No puedo dormir... Quizás seria bueno que me enseñara algun otro trabajo y así cuando caiga la noche pueda dormir...
Una ingenuidad por mi parte. Me acerqué a su puerta, donde al verla inclinada, mostrando un poco su figura, mi corazón latió con cierta fuerza, pero desvié de nuevo la mirada cerrando los ojos. Podrían llamarme o etiquetarme pervertido de por vida... Pero como se dice, quien no arriesga no gana... Al volver la vista, estaba ella poniendo un par de calcetines en el cajón, por ello quizás estaba arrodillada o inclinada. Toqué la puerta abriéndola un poco. Disculpa Jess... Sé que es una estupidez pero...Quisiera pedirte un favor.... Mi rostro rojo como el tomate era decir poco. Mi voz temblaba, no por la proposición, si no, por lo descabellado que era el solo pensar que me diría que "si" ante la propuesta.

He leido y visto muchos "documentales" pero nunca hice algo así... ¿Me permitiría terminar el masaje de ayer? ... Quisiera acariciar a través del masaje su cuerpo, ofreciendo relajación a su cuerpo a la vez que obtendría experiencia al dar oficialmente un masaje a alguien... Pero no hace falta aceptar si se siente incomoda... No quiero parecer un pervertido ni nada así... Aunque pensándolo mejor, creo que que será mejor que me marche... no fue buena idea...pedir algo así aun sin tener confianza y aun teniéndola....
En todo momento mantuve la vista al suelo, como si fuera a reñirme, pero al final, intenté marcharme, tomando mis cosas con el corazón bastante acelerado sin saber si me detendría, me daría algún golpe, un abrazo o sencillamente dejaría que me fuera tal cual para volver otro día a por los muebles, o incluso ni eso, quizás la misma vergüenza haría que no volvería más a aquella casa....



Ficha
Cuento mi historia
-·color=#ff6600· y hago sonar mi voz... -
·color=#0066ff· Aunque a veces mis pensamientos son liberados...


¿Quieres ver más?:

Este es Wizz,mi compañero de viaje y esta escondido en mi habitación pero sshh es un secreto...

Eres un cotilla por acceder ¿sabes? Pero es divertido...

Cuando quieras tener alguna cita o tomar un café, cuenta conmigo, intentaré darte mis mejores historias...
avatar
Salón : 1 A Edad : 17 Dromes : 43199
Reputación : 2
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Haku Yuuki
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Jessica Speckhart el Dom Abr 22, 2018 12:40 pm

Mientras terminaban de barnizar los muebles, Haku le comentó muchas cosas de su pasado y cosas que había vivido, cosa que sorprendió mucha a Jess y la dejó impresionada por su vida y por como era, ella le contestó que era un joven muy fuerte y que cuando se encontraba con el parecía que estaba con un muchacho mucho mayor a lo que parecía, le gustaba el vinculo que se iba formando poco a poco y eso le daba mas confianza a Jess con él, a lo que agregó. - Por cierto, me gustaría ver algún día algunos de tus poderes o que cosas puedes hacer con ellos, me dio mucha curiosidad cuando me lo dijiste, espero que no te importe...es que nunca he conocido a nadie con tus poderes. -sonrió levemente con una mirada amable y llena de ilusión mientras terminaba el mueble que le quedaba-.

Al finalizar, subieron, Haku, agotado cerró las persianas, dejando casi a oscuras el salón y se dispuso a tumbarse en el sofá, Jess al verlo sonrió y empezó a colocar lo poco que le quedaba de la manera más silenciosa posible, al rato cuando terminó por esa zona, volvió a mirar el sofá y vio como Haku se miraba su larga cabellera, lo cual le hizo bastante gracia y soltó una pequeña risa sigilosa mientras se metía en su cuarto para terminar. Jess llevaba ya un rato arreglando su ropa en los muebles, por fin empezaba a parecer un cuarto y no un basurero con cajas y un colchón tirado en medio. Cuando estaba metiendo en los cajones de abajo del armario su ropa interior notó como golpeaban su puerta y la abrían de pronto, el joven Haku se asomó y sin poder decir nada Jess, este empezó a hablar de manera muy nerviosa y con el rostro totalmente rojo, en cuanto terminó y se dio la vuelta con la cabeza agachada, Jess no pudo resistirse y soltó una carcajada y se levantó algo sonrojada también y sonriente.- Haku, no te avergüences de esto, es algo normal y si vas a dar masajes tienes que acostumbrarte...no te voy a engañar me da bastante vergüenza, pero el otro día me quedé con ganas de más...así que no me importaría que siguieses y me enseñases tus técnicas, así en un futuro tendré más ganas de visitar tu tienda cuando la abras. - Tras ese vergonzoso aunque gracioso encuentro, Jess le dijo que en cuanto terminase de arreglar su cuarto iría al salón, por lo que tendría tiempo para preparar lo que necesitase.

20 minutos después de la charla...

Jess llegó al salón, vestida como por la mañana, aunque esta vez solo con la bata. Al llegar, Haku, ya lo tenía todo preparado, parecía que se encontraba con un masajista profesional, estaba todo con una iluminación tenue, algunas velas alrededor de la camilla, aunque alejadas para no molestar ni provocar peligro y lo que más curiosidad le dio a Jess, 3 esculturas que parecían de cristal, colocadas en 3 mesas diferentes, a las cuales se acercó para observarlas detenidamente con cara totalmente asombrada, cada una de ellas parecía un animal mitológico, a lo que Jess curiosa como es, le dijo que quería que le explicase que eran exactamente mientras le diese el masaje, tras ver como estaba todo, Jess no aguantó en darle la enhorabuena por el ambiente que había conseguido, entonces Haku, con el pelo ya recogido para que no le molestase se acercó a Jess y le pidió que se tumbara en la camilla, la cual había improvisado juntando dos mesas y poniendo 3 toallas para que no quedase dura y dos pequeñas con forma de churro, dejando un hueco en medio, para cuando se pusiese boca abajo pudiese meter ahí la cara sin molestarle, Jess algo nerviosa cogió varias toallas, por si tenía que usarlas, con las que quería taparse aunque sea sus partes mas importantes, pero no sabía realmente como hacía el masaje entero, por lo que preguntó. - Bueno, ya está todo listo, cuando quieras empezamos...he traído este par de toallas, ¿cómo me tengo que poner para empezar?- .Él le explicó un poco tímido como iba a hacerlo todo, tras una pequeña explicación, le dijo que necesitaba que se tumbara totalmente desnuda, a lo que Jess avergonzada al principio creyó que era mentira, pero al ver su cara, por alguna razón le dio confianza y decidió quitarse la bata, desabrochando el nudo que tenía y dejándola deslizar por sus brazos hasta que se quedó desnuda y con la bata en la mano derecha, Jess sonrojada y con una sonrisa se puso en la camilla y se preparó para su masaje.





Spoiler:





avatar
Edad : 26 Dromes : 25130
Reputación : 0
Mensajes : 12
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Haku Yuuki el Dom Abr 22, 2018 7:06 pm

Música para el ambiente:


Antes de que me fuera a marchar, la joven mencionó algunas palabras que comenzaron a rebotar en mi cabeza ...es algo normal... me quedé con ganas de más... no me importaría que continuaras... Al principio aquellas palabras sueltas podría sonar bastante mal, pero tratándose de masajes, quizás disminuía el que se escuchara tan sexualizado.

Aun así, que aceptara fue bastante... Agradable. Me puse manos a la obra, dejando a un lateral mi mochila, juntando las mesas, bajando la persiana y creando una pared de hielo que disipaba la que entraba, llegando a dar reflejos aleatorios a todas diercciones, y a su vez, dejaba el ambiente humedo y algo frío. Intenté acomodarlo a lo más profesional que podía, enchufando inciensos y creando pequeñas estatuas que había visto en libros de textos, a pesar de que no recordaba que era bien lo que significaban.

Cuando salió, le indicé ciertas indicaciones, intentando aguantar que no se me notara ni la excitación por la que sufría, ni tampoco la rojez de mi rostro. Por suerte, la tenue luz conseguía llegar a disimular aquel fondo y evitar así que se apreciara. Cuando se puso boca abajo, pude apreciar por completo todo su cuerpo. Antes tapaba su trasero con la toalla y de igual modo, la tapé, intentando que estuviera comoda.
Si te dan nervios, no te tocaré ahí... Además, tampoco es necesario estar mostrando ese culo tan perfectamente redondeado.
Dije con cierta broma dándole un cachete con una leve risa para intentar romper el hielo. Tomé el aceite y empecé por los gemelos. Las piernas eran las más sufridas, ya que trabajaban todos los días y casi nunca se les dejaba un descanso y a pesar de estirar mucho, tampoco llegaban a hacerse correctamente, por lo que iba poco a poco. Primero con el gemelo derecho, masajeando ambos laterales, y luego la zona muscular, haciéndola ascender y descender con la palma de las manos. De igual modo lo realicé con la zona izquierda y una vez que ambas estaban por igual, las masajeaba al mismo tiempo, para finalizar con leves toques con las yemas de los dedos, ocasionando junto al aceite unos finos escalofríos que subían hasta el cabello.
Tras terminar con sus gemelos, subí un poco más, tocando los músculos inquisitoriales, que eran los cercanos al mismo glúteo. Estos tenían un volumen mayor que los gemelos, por lo que separé sus piernas un poco, donde en ocasiones, mis yemas de los dedos llegaban a rozar la linea que formaba el mismo glúteo, pero no me llegaba a adentrar más allá. Debo tener más cuidado donde toco... No quisiera... Pero tiene una piel tan fina...y tan suave.... De alguna manera, me deleitaba con darle aquel masaje. Retiré la toalla, subiéndola sobre su cabeza, tapando la poca luz que le podía entrar, pero aun permitiendo la respiración de forma normal.
Continué por debajo de los glúteos y con las manos embadurnadas de aceite, ascendí por aquellas pequeñas montañas, acariciándolas apenas dos veces, para llegar a su cintura y volver a darle un masaje sobre la espalda. En esta ocasión, la espalda duró bastante menos que las piernas, pues ya le había dado con anterioridad y dudaba que en tan solo unas horas, ya se hubiera vuelto a encajar sus músculos, lo que suele tardar años en que suceda... Tomé la toalla de nuevo y la agarré por un lateral, indicando que debía darse la vuelta y colocarse boca arriba. Inmediatamente, cuando sujetaba la toalla, su intimidad inferior fue oculta, pero la superior la tapé con otra toalla algo más larga. Descendí de nuevo, comenzando a masajear la planta de los pies, en los que tenía una rivalidad con los callos y durezas que solían aparecer ahí. Era extraño, pues a pesar de tener un cuerpo tan musculoso, no sentía apenas durezas. Usaba el dedo meñique para pasar entre dedo y dedo de los pies, moviendo estos. En varias ocasiones, escuché como crujían sus articulaciones, al realizar movimientos circulares, o de arriba y abajo en los dedos. Quizás debería avisar de tomar más calcio o tener cuidado al levantar peso, pero no era quien y tampoco estaba muy demostrado aquella investigación, por lo que opté a decir ...¿Te gusta?... ¿Hay algo que te incomode?... ¿Te duele algún lado que te haga tocado?
Aquellas palabras fueron los únicos ruidos que llegaron a interrumpir en la sala, con la música que había colocado. Era un repertorio que solía escuchar cuando estaba en mi cuarto y no podía asistir al bosque a meditar, por lo que esperaba que también le llegara a calmar y aunque no se durmiera, pudiera descansar...
Tras terminar con los pies y las articulaciones de los tobillos, ascendí hasta la siguiente articulación, la rodilla. Tomaba la pierna y realizaba suaves movimientos de flexionar y estirar. Todo el peso caía sobre mis manos y no me importaba. Estaba disfrutando y sincronizándome con la misma melodía. Mis pasos apenas se escuchaban cuando cambié de lado. Los brazos no voy a tocarlos, más adelante, si quieres puedo hacerlo, pero suelen ser las zonas menos gastadas... Intentaba no hablar mucho para no romper la paz que se podía hasta respirar en el ambiente. Me acerqué tomando otro pequeño incienso y tras encenderlo, volví a verla. Su figura, sus curvas y su cuerpo... Era tan bello, que en mi mente pasaban muchas cosas, por lo que agité con fuerza la cabeza sacando aquellos pensamientos de mi interior y continué con el masaje. Le desprendí la toalla que tapaba los pechos, para acariciar su caja torácica. Estaba a la altura de su rostro, realizando suaves movimientos descendentes, pasando por su canalillo hasta la pelvis, cada mano se desviaba a un lateral y ascendía repitiendo de nuevo el proceso dos veces más. Con tu permiso... Quisiera darte un masaje final que muy pocos dan, si te molesta, parame en cualquier momento *Nota mirar spoiler*

De nuevo, puse una pequeña toalla sobre sus ojos, evitando que pudiera ver que estaba realizando, así tomaba algo más de confianza en mis acciones.... Puse un par de gotas más por encima de sus pechos, deslizando los dedos a su alrededor, masajeandolos con sumo cuidado. Era la parte más sensible y delicada de cualquier mujer y por muy fuerte que esta fuera, sabía que con el tiempo podría ocasionar cáncer o malformaciones en su interior, a lo que solo me limité a darle suaves caricias. Con los pulgares, realicé suaves círculos alrededor de su aureola y tomé la punta de sus pezones con las yemas de los dedos, ofreciendo una suave excitación. En cuanto estos se pusieron erectos y las mismas células se erizaban, pasé la lengua por encima, para soplar y crear un efecto de frío aun mayor. Sin soltarla, empecé a deslizar las manos por la cintura, retirando con suavidad el trapo que ocultaba su intimidad, dejándola al descubierto frente a mi... Lo tenia bastante limpio. Aunque ella mencionara que no había subido a ningún hombre a su hogar, mantenía su higiene por encima de todo.
Aparté sus piernas a los laterales de la mesa, dejándolas caer por cada extremo.Sobre la pelvis, vertí dos gotas más del aceite. Por suerte para ella, aquel aceite era hidratante, y con largo tiempo la piel lo absorbía. Tomé el indice y dibujé sobre su cintura una pequeña "S", que hizo que el aceite se repartiera, derramándose por los laterales de su cintura, pero la final, cayera por el medio de su entrepierna, deslizándose por los costados de aquella apertura. Mientras caía la gota, mi dedo la siguió, continuando aquella trazada marcada, acariciando sus paredes exteriores y los muslos con mucha ternura.
Con la ayuda de la otra mano, abrí las paredes de su interior y el mismo dedo que marcó anterior la ruta,se deslizó sobre su intimidad, pero no llegó a profanarla, aunque si que empezó a realizar varios círculos lentos de forma muy suave sobre su clítoris....
Cre-creo... que ya he terminado....
Mencioné refiriéndome al masaje, pero aquellos últimos gestos me habían excitado y por alguna razón, quería seguir "jugando" en aquel lugar tan cálido de su cuerpo.

Nota:
A partir de este punto, puedes parar a Haku en cualquier momento, tan solo menciona la acción que estaba realizando y todo a continuación será todo nulo, quedándose a un lateral de la camilla inmóvil, a la espera de saber que hizo mal y con la pregunta de ¿que debía hacer?



Ficha
Cuento mi historia
-·color=#ff6600· y hago sonar mi voz... -
·color=#0066ff· Aunque a veces mis pensamientos son liberados...


¿Quieres ver más?:

Este es Wizz,mi compañero de viaje y esta escondido en mi habitación pero sshh es un secreto...

Eres un cotilla por acceder ¿sabes? Pero es divertido...

Cuando quieras tener alguna cita o tomar un café, cuenta conmigo, intentaré darte mis mejores historias...
avatar
Salón : 1 A Edad : 17 Dromes : 43199
Reputación : 2
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Haku Yuuki
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Jessica Speckhart el Lun Abr 23, 2018 11:00 am

El ambiente en el salón era impresionante, Jess sentía un leve fresco, proveniente de la pared de hielo que formó Haku, pero a la vez se sentía con calor a una temperatura muy agradable, una mezcla que le relajaba y le parecía la mar de curiosa. Haku, se puso a darle indicaciones, Jess amable y con confianza las acató sin decir nada, tal vez también, porque se encontraba algo sorprendida por todo. La música que puso de fondo era de lo más relajante, lo cual añadido a toda la decoración y ambiente hacía que encajase de manera perfecta.
Jess algo sonrojada y nerviosa, ya se encontraba preparada, con una manta en su trasero, el cual había colocado Haku, junta a un pequeño azote entre el culo y el muslo y un comentario, el cual logró sacar una sonrisa a Jess y aliviar un poco la situación y los nervios que tenía, producidos sobre todo por lo vergonzosa que era ella, que al ver la confianza que tenía Haku en lo que hacía, desapareció un poco.
Haku empezó sin pensárselo, empezando por la parte de los gemelos, primero trabajando cada uno por separado y luego ambos juntos para finalizar la zona y pasar a la parte de los muslos, sus manos se movían de manera ágil, no dudaba en los movimientos que hacía, lo cual hizo que se relajara aun más Jess, viendo que era algo que de verdad controlaba, y contenta de haber confiado en él. Poco a poco fue avanzando por el muslo, apartando suavemente la toalla que tenía en el culo, dejándolo a la vista, junto a sus partes intimas, las cuales seguramente no se fijó Haku o quizás si, ya que paró durante un segundo pensativo y prosiguió su masaje, ascendiendo hasta la espalda, la cual terminó rápido, ya que ya había sido trabajada el anterior día y no la tenía mal, por lo que hizo unos leves surcos con sus dedos, aliviando un poco las tensiones y malestares y continuó, dando un toque a Jess, dándole a entender que necesitaba que se diera la vuelta, para seguir el masaje ahora por la zona delantera, esto le pilló un poco por sorpresa a Jess, pero era tal la relajación que tenía que se dio la vuelta sin pensárselo, mientras Haku amablemente, le ponía dos toallas, una más grande en la zona de los pechos y otra en su zona intima. Volvió a repetir, empezando por abajo, Jess llevaba un rato notando leves crujidos, provocados por nudos de los músculos o huesos que llevaban tiempo sin estarse bien, pero no le importó en ningún momento, ya que aunque era molesto en el momento, luego se quedaba más relajada, aunque Haku muy atento preguntó si esto le molestaba o le dolía, a lo que Jess respondió moviendo la cabeza lentamente y sonriendo de manera placentera, hasta el momento estaba siendo todo un gusto, Jess no dejaba de pensar en que era la mejor idea que había tenido, confiar en este joven y conocerlo. Cuando subió poco a poco acariciando su cintura, Haku, apartó la toalla que tenía en los pechos Jess, a lo que respondió abriendo los ojos levemente, dado que no se lo esperaba, pero al ver que la cara de Haku no era de excitación, ni ponía caras raras, sino de alguien que se encontraba totalmente centrado, quiso confiar y dejarle, lo cual sorprendió a Jess, ya que tan solo hizo unos leves masajes de manera muy cuidadosa, sabiendo perfectamente en la zona que se encontraba y como tenía que tratarla.
Al finalizar este último masaje, Haku le propuso un masaje especial, lo cual a Jess le sonó algo mal, pero por alguna razón, fuese lo que fuese quería sentirlo, era domingo, no tenía que preocuparse para nada del trabajo, porque era su día de relax, que pocas veces lo hacía, pero esta vez quiso darse un placer y un tiempo para ella, por lo que aceptó sonriente, contestándole con la voz algo tomada al estar todo el rato sin hablar . - Me parece bien Haku...-se tomó un segundo para aclarar la voz-Confió en tus manos, me tienes en la gloria, no me sentía así de relajada desde que vivía con mi "familia"...-. Al escuchar esto, Haku, algo tímido cogió la toalla que tenía Jess en su zona íntima, y con cuidado la apartó, dándole la vuelta y poniéndola en su cara, sobre todo en sus ojos, dejando sin ver lo que iba a hacer, Jess algo intimidada aunque ansiosa por saber que sería, notó como le caía dos gotas de aceite en sus pechos, Haku, suavemente y con mucho cariño fue acariciando los pezones de Jess, lo cual provocó que se le pusieran los pelos de punta y poco después, consiguiendo que se le pusieran los pezones erectos, segundos después notó algo que nunca antes había sentido, era tal el contraste que consiguió que Jess no pudo evitar poner cara de asombro, abriendo un poco la boca según cogía aire y cerrándola rápidamente mordiéndose el labio y sonriendo. Haku, fue bajando y volvió a echar aceite, pero esta vez dejándolo caer en su cintura y entre sus piernas, lo cual junta a la excitación de antes, provocó una mayor excitación, aumentando levemente sus latidos y notando algo de calor, entonces Haku empezó a masajear su cintura, pasando por los muslos, los cuales había separado anteriormente, dejando a la vista su vagina, por la que cerca de ella, bajaba una gota del aceite que le había echado, cuando Haku con soltura, pasó por ahí el dedo, acariciándola con delicadeza y ternura, hasta encontrarse con el clítoris de Jess, provocando que se mordiera el labio, con deseos de que siguiera, ya había empezado...y a Jess no le gusta que dejen las cosas a media, pero de pronto...Haku paró, diciendo algo cortado que ya había finalizado, Jess, sorprendida, se puso sentada en las mesas y le dijo .- Ya!...Me estaba gustando por donde seguía el masaje especial....me había gustado esa sensación tan diferente, yo creía que también me la ibas a hacer en otra zona...cuando empezaste a masajearla...-. Insinuó descaradamente Jess, al ver a Haku algo parado, lo cogió de la mano mientras se tumbaba de nuevo y se la puso en el torso, bajándola poco a poco hasta encontrarse de nuevo con si clítoris, Jess con una mirada picarona le indicó que siguiese, a lo que Haku, devolviendole la mirada empezó a hacerle el masaje de antes de nuevo, Jess llena de placer se estiró en la mesa, curvando su espalda, dejando un pequeño hueco entre la mesa y la curva que formaba su espalda y su culo, cuando empezó a excitarse más, Haku, acerco su cabeza y empezó a darle una especie de besos juntos a su lengua, los cuales daba una sensación de frío, que al juntarse con el calor que desprendía Jess de la misma excitación se transformaba en una especie de excitante corporal, poco a poco fue bajando, hasta que se encontró con su clítoris, al llegar a ese punto, sin saber que hizo le provocó tal placer, que tras unos minutos haciéndolo no pudo resistir más sus gemidos, soltando así un gemido, mientras agarraba del pelo y del brazo a Haku, dejándole una pequeña marca de uña en el brazo derecho y el pelo algo despeinado y por lo tanto viniéndose como nunca lo había hecho, quedándose totalmente acostada con los ojos cerrados. Tras un minuto en el que Jess tuvo que coger aire, se incorporó y sin pensárselo abrazó con sus piernas a Haku, poniéndose así al borde de la mesa y deslizando sus manos por su torso, el cual llevaba al descubierto, metió la mano bajo sus pantalones, acariciando su pene y sacándolo fuera, Jess mordiéndose un poco el labio, empezó a acariciar todo su torso de nuevo, notando al pasar de sus dedo, como estaba frío y a la vez caliente, entonces se deslizó hacia abajo de nuevo abajo y empezó a tocarlo, mientras con la otra mano seguía acariciando a Haku, ella lo apartó un poco dejando un poco de hueco entre Haku y la mesa, entonces sin parar de acariciar a Haku, se agachó y poniéndose de rodillas en el suelo empezó a pasar su lengua suavemente, llegando así hasta la punta de su miembro e introduciendo su pene en su boca, repitiendo así varias veces, hasta que volvió a la posición inicial, al notar como Haku, atento le daba un pequeño aviso, dándole a entender que pronto podía venirse, entonces Jess, sentada de nuevo acercó más a Haku con sus piernas, rozando un poco su pene con sus partes y con la parte escrotal, mientras le tocaba con mayor rapidez, buscando que se corriese, cuando de pronto tras un pequeño aviso mientras Haku agarraba el muslo de Jess, se vino completamente en el torso de Jess, lo cual excitó un poco a Jess, parecía que llevaba tiempo sin darse un alivió, así que dejó el torso de Jess bastante empapado, aunque a Jess no le importó, se bajó de la mesa, limpiándose antes un poco el torso con la toalla que tenía al lado, y con una mirada y con el dedo, hizo el típico gesto que se hace para decirle a alguien que te siga, Haku, sin pensárselo o quizás por el momento que había vivido la siguió, llegando al baño, a lo que Jess le dijo sonrojada y con una sonrisa. - Bueno...como verás necesito un baño y necesito a alguien que me quite el aceite de la espalda...-. Así que se metieron en la ducha.
Ambos empezaron a acariciar sus cuerpos, Haku le ayudó a quitarse toda el aceite que tenía, Jess le correspondió, ayudándole a frotarse la espalda y parte del cuerpo y su largo cabello, mientras le frotaba, ambos se rozaban en la ducha, hasta el punto en el que Haku volvió a excitarse, Jess sonriente empezó a preguntarle si había tenido antes algún encuentro tan cercano, a lo que sin respuesta y con una mirada algo tímida entendió que no, entonces Jess empezó a frotarle de nuevo su miembro, para dejarlo limpio, y dejándolo así, para que el siguiera, le dijo . -Haku...como sabrás, esto no puedes contárselo a nadie...no quiero meterte en problemas y no quiero que nadie se meta en mi vida...confío en ti, no quieras verme enfadada, esto no lo hago con cualquiera...- Entonces Jess con una leve sonrisa y un cachete que le dio a Haku, salió para empezar a secarse y arreglarse, ya que después de tanto rato, ya había pasado como tres horas largas, lo cual al recordarlo, le dio hambre a Jess y decidió salir con la toalla puesta para preparar la comida, mientras Haku terminaba con lo suyo.





Spoiler:





avatar
Edad : 26 Dromes : 25130
Reputación : 0
Mensajes : 12
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Haku Yuuki el Lun Abr 23, 2018 5:41 pm

El principio era un suave masaje, pero poco a poco aquello llegaba a un mayor punto íntimo... Uno en el que sólo cabía pensar que las parejas o las personas con cierta necesidad se reunían para desahogarse y desenfrenarae aunque fueran por unos minutos.... Pero aquellos minutos se volvieron horas y a pesar de que se disfrutaba casa uno de los movimientos, no cabía en mi cabeza lo que estaba haciendo...
Termine algo nervioso al arle aquel masaje, pero que quisiera seguir me hizo entender que al menos, aquello era aúna oportunidad quizás única... Era mayor que yo, o así me lo parecía tanto física como mentalmente. Mi cuerpo estaba en plena etapa de desarrollo, sin embargo, tanto mis genitales como ciertos cerebro se desarrollaron antes que el cambio de voz, la altura y cosas similares... Podría ser una anomalía, pero en cierta manera, era un homenaje en un cuerpo pequeño.

Continúe con suaves caricias sobre su intimidad, recorriendo su pecho, sobre su estómago hasta la parte inferior, donde al posar mis labios en su culito risas, realizando aquellos círculos con la lengua, introduje dos dedos en su interior, que comencé  a mover algo frenético. Sus gemidos salieron a la luz y aquello fue una agradable explosión  musical par mi... Nunca había escuchado nada similar. En vídeos si, pero era muy diferente a cuando se hacía en persona... Tras aquel orgasmo, fue ella quien comenzó conmigo a darme la "otra mitad de la moneda". Nadie había llegado a tomar mi cuerpo y no me era nada desagradable que lo hiciera ella. A fin de e cuentas, había cedido a hacerle cosas que ya sabía como terminaría un poco al final....
Mi mirada descendió y sujetaba su cabellera, deseando introducirla por completo en aquella cueva tan cálida y húmeda. Sentía de mi interior que algo iba a surgir, por lo que le hice una leves señas de que iba a llegar y tal cual la sacó, la escena en la que me tocaba con sus pechos no pude evitar llegar ahí, sobre ella, manchando sus senos y parte del cuello. No sabía si lo había echo bien o sí había tirado más o menos fluidos de lo normal, pero retire la música y apague las velas, aún con la ereccion palpitante.  Su suave gesto de que me acercara al baño con ella no lo negué ni tampoco se lo rechacé, al contrario, estaba deseoso de averiguar que nueva experiencia me iba a mostrar...

En un principio iba  ser solo una ducha, pero estar a su espalda, acariciando desde esta su cuerpo me hacia sentir de nuevo.. Mi mirada estaba algo perdida, entre la cordura y la lujuria, pero en aquel mismo instante menciono unas palabras, que inclinaron a la balanza al delicioso placer. Me acerque a su oído, apoyando mi cuerpo contra el suyo, casi acorralandola contra la pared mientras le sujetaba los pechos desde atrás, los cuales moví de manera insinuante y dándole un masaje, algo más energético.

Si esto va  quedar entre nosotros dos... Será mejor que aproveche la ocasión y no te deje escapar mientras estás aquí...
Aquel susurro terminó con un leve mordisco en su óvulo, tomándola de la cintura y totalmente expuesta, le acaricien su entrada con el glande, que lentamente iba penetrandola. Su intimidad aún estaba muy caliente, y apretaba tanto que sentía que en cualquier momento iba a volver a llegar.
Comencé en aquella postura, casi dejándola como un perrito, pero para evitar que se lesionara ante alguna embestida, la tome de la cintura y la alcé por arriba, dejando mi espalda apoyada en la pared, y permitiendo que ella se apoyara sobre los marcos de la misma bañera, ayudando así al movimiento.
Me encanta... Dios, trabajaría todos los días si me pagarás con este lujo.. Mencione entre leves gemidos. En aquella postura podía tomar sus pechos y estirar de ellos, a la vez que la otra mano la masturbaba intentando que llegara por segunda vez.... Una vez más, volví a sentir que me iba a llegar.  Aguante todo lo que pude y cuando lo iba a derramar, la saque a tiempo, dejando que aquellos pequeños disparos salieran directo a su estómago, pero para que no terminara, mantuve la verga cerca, masturbandola por sentir como llegaba sobre mi cuerpo. Se sentía delicioso...
Antes de que fuera a bajarse, aprecie que estaba con las piernas temblando. Quizás había llegado al límite o tal vez es que no aguantaba de haber pasado tanto tiempo.
Jess... La nombre, rodeando la con los brazos para darle un beso con lengua, jugando con la boca ajena antes de que realmente aquel sueño terminara. Ambos ya estábamos limpios, pero preferí aguardar un poco de reposo bajo el agua fría. Tenía el cuerpo demasiado caliente por aquello. Sonreí de medio lado apoyando la cabeza contra la pared de la ducha cerrando el grifo.
Uff... Con que esto es el llamado "sexo".. Creo que debería practicar más y algún día demostrar a jess lo que aprendí... Ella ha sido mi primera vez, pero espero que no sea ni la única ni la la última vez que lo hago, sea con ella u otra persona....
Al estar algo más relajado, salí de aquel cuarto, y tome de nuevo la ropa que me había prestado anteriormente. Mi comportamiento fue como si nada hubiera ocurrido entre los dos. Me senté sobre la mesa, había preparado varios platos de comida, la cual volví a rezar antes de empezar a comer...

Jess... Quisiera pedirte algo... Algo raro en realidad... Hablando como personas adultas, puedo entender que mi cuerpo no sea el más adecuado o el más atractivo para ti. A mi lo que más me atrae de las personas podrían ser más su forma de ser que su físico, aunque claro, no todos pensarán por igual... Quizás a vista de todos sea un inocente estudiante, un menor de edad o cualquier otra etiqueta, pero quisiera pedirte que si algún día quieres enseñarme algo, sea por lo que acabamos de hacer, sea por otro encargo de trabajo, sea lo que sea..... Me gustaría que me avisaras. Me ha gustado mucho lo de hace un momento, y he de agradecer tu comida, apenas puedo mantenerme en pie... Reí un poco, antes de dar un bocado y tomar agua. Alargue el brazo para tomar su mano por un momento. Pero de verdad.. Quiero estar aquí, si necesitas, al igual, si solo quieres que te haga compañía.... Como te dije, yo no tengo familia y en época de vacaciones no tengo a donde ir y me quedo a solas con otros pocos estudiantes, que siempre están en grupo y me quedo encerrado en casa, durante semanas o incluso meses. Si no te causó molestias, me gustaría pedirte alojamiento, aunque fuera en el mismo sofá....

Mencione con total sinceridad, abriéndole la mano de la comunidad fianza y parte de mi corazón....

Tras terminar la comida con la breve charla, mire a los muebles totalmente restaurados. De nuevo hice una fuerte carrera de hielo macizo para transportarlo. Guau! Realmente han quedado como nuevo... Muchas gracias maestra! Hice una reverencia frente a ella con una amplia sonrisa antes de comenzar a cargar los muebles. Normalmente usaba el hielo para alzarlo y recolocarlo sobre este. Poder manejar aquel material tan rígido como adaptable si necesitaba inclinar o desplazar algún elemento. Antes de ponerme manos a la obra y volver a mi cuarto, con la puerta aún cerrada y el sol puesto de la tarde, mire a Jess a los ojos como si pidiera que no quería marcharme, pero tenía a un conejo que cuidar y unos muebles que devolver....
Si no fuera por los muebles juncal hubiera ocurrido nada de ayer ni lo de hoy.. Tendré que romper más los viernes para pasar el fin de semana contigo. Bromee con unas suaves risas. Pero dime, ¿hay algo que quieras saber antes de que me marche? No me gustaría irme sin más..

La pregunta tan solo era una excusa. No sabía si darle la mano, un beso en la mejilla, dárselo sobre los labios acompañado de un cachete o un simple abrazo... Se me había tan raro tener a alguien tan cercano que vino tan derrepente....



Ficha
Cuento mi historia
-·color=#ff6600· y hago sonar mi voz... -
·color=#0066ff· Aunque a veces mis pensamientos son liberados...


¿Quieres ver más?:

Este es Wizz,mi compañero de viaje y esta escondido en mi habitación pero sshh es un secreto...

Eres un cotilla por acceder ¿sabes? Pero es divertido...

Cuando quieras tener alguna cita o tomar un café, cuenta conmigo, intentaré darte mis mejores historias...
avatar
Salón : 1 A Edad : 17 Dromes : 43199
Reputación : 2
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
Haku Yuuki
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Demian Serkin el Mar Ago 14, 2018 2:04 pm



TEMA
CERRADO
Tema cerrado por inactividad.
Este tema lleva inactivo más de dos meses y por tanto, muy a nuestro pesar, debe ser cerrado y enviado a la papelera, pero ¡No temas! Si deseas recuperarlo solo tienes que pedir su apertura aquí.
Lugar: Casas.
Atte: Staff ITR.
RHODES PRINCE PARA ITR



Otras cosillas:

Gracias a la genialosa de Noire por la firma ♡
avatar
Edad : 64 Dromes : 814630
Reputación : 30
Mensajes : 1182
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Hay cosas que ni el mismo tiempo puede arreglar...

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.