image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas
» Wonderwall [Lazy ID]
Hoy a las 11:51 am por Lazy

» LIBRO DE FIRMAS
Hoy a las 11:50 am por Lazy

» Walking together
Hoy a las 11:36 am por Zackary Argyreon

» Un dia como cualquier otro (libre)
Hoy a las 11:10 am por Janelory

» Take care of me. [Priv. Jane]
Hoy a las 10:57 am por Janelory

» La desesperación es la culpable (Hina/Yukio)
Hoy a las 10:35 am por Hina/Yukio

» ¡Nueva búsqueda del club de cocina!
Hoy a las 9:05 am por Hina/Yukio

» Agregar/Quitar Integrantes
Hoy a las 9:02 am por Hina/Yukio

» Pasen y vean al fatástico Penumbra! (Búsqueda :D )
Hoy a las 8:42 am por Shiryuu Sawada

» ELIMINACIÓN DE CUENTAS
Hoy a las 8:01 am por Luka Crosszeria





















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Libre ¿Una cita? ¿Un desastre? ¿Una oportunidad? (LIBRE)

Mensaje por Jason Wilder el Mar Abr 10, 2018 8:43 am

Nada como pasar un sábado por la noche en el parque de diversiones de Éadrom. Las luces, los aromas, los juegos, la gente mostraba su mejor expresión dado que allí lo extraño era tener mala cara o de plano no expresar absolutamente nada como era el extraordinario caso de Papika cuyo rostro daba a entender que todo el júbilo que la rodeaba no le afectaba en lo más mínimo. Si bien es cierto que llevaba más tiempo en la Tierra y que su amo se encargaba de insertarla en la sociedad lo mejor que pudiera era imposible para ella mostrar empatía o al menos curiosidad por montarse a todas esas máquinas extrañas. Su amo decidió que sería una ocasión genial para hacerla ponerse un vestido que le había comprado hace una semana, también le hizo una trenza cuya cola estaba apoyada sobre su hombro derecho ¡Parecía que estaba lista para una cita! Pero no, estaba sola caminando sin dirección fija entre la multitud ¿Vann? Habían entrado juntos pero cuando se dio cuenta simplemente había desaparecido y sinceramente saber de su paradero no le era importante en un sitio tan inofensivo como este.

Se detuvo cuando se encontró con gente tirando pelotas a botellas de plástico en uno de los muchos puestos del lugar. Al quedarse unos minutos observando el procedimiento llego a la conclusión de que no sería difícil hacerse con el premio mayor: un gigantesco peluche rojo con forma de medusa. Fue gracias a Vann que descubrió lo que era sentir placer por algo que no fuera matar, los peluches cumplían con la misma finalidad y solamente debía estrujarlos entre sus brazos. Sin más se acercó con esa idea clavada en su mente pero a la hora de querer comprar un boleto se topó con un gran problema: Su amo era el que tenía el dinero.

-Lo siento señorita pero no puedo dejarla jugar sin dinero-El comerciante se veía apenado por negarle la posibilidad a una muchacha tan linda, pero los negocios no salen a flote regalando dinero.- Quizás si se queda parada aquí un rato alguien se apiade y le regale un turno.-bromeó con despreocupación antes de atender a los demás participantes. La castaña llego a la conclusión de que se quedaría esperando al lado del puesto que su amo apareciera en algún momento o, en últimas instancias, le quitaría el peluche a cualquier persona que lo ganará.
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 9109
Reputación : 9
Mensajes : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: ¿Una cita? ¿Un desastre? ¿Una oportunidad? (LIBRE)

Mensaje por Kanato Sakamaki el Miér Abr 11, 2018 6:47 pm

Sábado por la noche, ese momento y ese día de la semana en donde la diversión tenia gran protagonismo en Eádrom. Algunos salian a discotecas y a bares, otros al cine y un tercer grupo prefería quedarse en casa disfrutando de una película, una serie o un libro. Kanato por lo general pertenecía a este último, sin embargo, en aquella noche optó por hacer algo distinto a lo acostumbrado, decidiendo ir ni más ni menos que al parque de diversiones.

Y asi fue como el joven de cabellos púrpuras se preparó eligiendo una vestimenta adecuada y partió. Ya había estado en multitud de parques ya que desde muy chico se convirtió en un gran fan de los mismos por lo que la curiosidad y expectativa de saber como seria el de Eádrom lo traían muy ilusionado.

Finalmente sus pies lo llevaron al lugar y en cuanto se dedicó a contemplar las enormes y llamativas edificaciones, sus ojos se iluminaron y no pudo evitar exclamar — increíble ¿no es asi, Teddy? — preguntó al peluche con forma de osito que sostenía. Mientras se sumergía más y más se podía ver las vistosas decoraciones junto al clásico clima de alegría que emanaba ese tipo de lugares.

Observó a un grupo de personas haciendo fila, se acercó para curiosear a que se debía tal tumulto y hay fue cuando lo vio. Un enorme peluche de tonalidad rojiza con forma de medusa — ¡Asombroso! — comentó exaltado mientras sus ojos denotaban un fuerte brillo. Sin dudar se puso a hacer la cola con la intención de apoderarse de aquel muñeco.

Pasado algunos minutos se percató de como una joven se apartaba de la fila, posiblemente debido a que no tenia el dinero suficiente para la entrada. Varias personas pasaron de aquella situación y se dedicaron a simplemente ignorarla, en cuánto era el turno de Kanato este dijo — una para mi...y otro para la muchacha — señaló a la joven.

Pagó ambos boletos y se acercó hasta la chica — rápido, acompañeme — pronunció de manera aniñada a la par que jaloneaba suavemente la manga del vestido de la desconocida, sin mostrar muecas de vergüenza — es una pena que se quede con las ganas de probar un juego tan divertido como este — comentó — supongo que no tiene dinero suficiente así que...¡Yo le pagaré todos los juegos que desee probar! Pero con la condición de que lo hagamos juntos ¿acepta? — agregó dedicándole una tierna e inocente sonrisa.

— por cierto mi nombre es Kanato y el es Teddy — dijo refiriéndose al peluche que abrasaba para después percatarse de que era su turno de jugar — ¡esa medusa sera mía! — exclamó emocionado pocisionandose en la linea de tiro. El juego era bastante sencillo y consistía en que el primero que logre tirar las 15 botellas apiladas ganaría y tan solo habia tres oportunidades.

Kanato arrojó la primer bola derribando un total de 8, acto seguido echo la segunda tirando otros 4. Solo le quedaba una oportunidad y le restaban 3 botellas, cálculo fríamente por unos segundos y arrojo la pelota...desgraciadamente solo logro derribar dos botellas haciendo que quedara una en pie y por consecuencia perdiera el juego diciéndole adiós al peluche.

— ¡agh maldición estuve tan cerca! — se reprochó asi mismo para luego suspirar de forma frustrada. Finalmente retrocedió dejándole el turno a la recién conocida muchacha — suerte — dijo sonriendo y se dedicó a observar, expectante de lo que sucedería.



Vestimenta para la ocasión:


image host
♡:

Narración - —Dialogos— - *Pensamientos*
avatar
Salón : 1 A Dromes : 13509
Reputación : 6
Mensajes : 76
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: ¿Una cita? ¿Un desastre? ¿Una oportunidad? (LIBRE)

Mensaje por Jason Wilder el Dom Abr 22, 2018 4:28 pm

La amabilidad era aún de esas cosas que la joven se encontraba tratando de comprender que era, pero según su amo está era algo muy parecida a todo lo que el muchacho le ofrecía desde el momento en el que decidió comprarle unos boletos para participar en el juego. No veía la razón de preguntarse quién era ese chico ni el porqué de sus buenos gestos, solo estaba allí dejándose guiar por los deseos de alguien aparentemente inofensivo que le regalaba todas las atenciones que Vann consideraba adecuadas. De todas formas estaría lista a atacar ante cualquier señal de peligro, pero por ahora solo quedaba ¿Divertirse?

-Si el trato involucra un enlazamiento de almas no podrá ser posible, en el caso de que no sea necesario algo así puedo aceptar.-Contesto con neutralidad mientras se dejaba llevar por el otro que no hacía más que trasmitir dulzura mediante su despampanante sonrisa. No podía precisar si era apuesto por el sencillo hecho de que era incapaz de fijarse en esas cosas-En el infierno se mata y ya- pero mínimamente no presentía una perturbación en el ambiente. Su amo le diría que se relajará pero ¿Qué era eso? En estos momentos no era muy distinta a un cachorro que esperaba que le enseñaran donde ir al baño. Otra vez se encontraba frente al puesto de la feria siento testigo de los intentos del otro por conseguir un peluche que ya había aclamado como propio desde el instante que sus ojos se posaron en el.

Finalmente llego su turno. En mecanismo del juego no era algo de otro mundo, lo entendió a la perfecto con solo ver al desconocido jugar ¿Y ahora? Solo restaba ganar el desafió para quedarse con el premio mayor, nada más. Tomo la pelota en su mano derecha mientras se acomodaba para ejecutar el tiro perfecto que le daría la victoria, cuando llego el momento de lanzar la bola esta se disparó de una manera tan sobrehumana que al momento de impactar no solo se cedieron las botellas apuntadas ¡Si no también todas las de la hilera! Ante la anonadada mirada del dueño del puesto ella había ejecutado un tiro perfecto. Acto seguido miro con sus enormes ojos marrones al señor.- Gane, quiero mi premio.-Y así es como ahora se encontraba con una enorme medusa roja entre sus aparentemente delicados brazos. Miro al muchacho a su lado.- Mi amo dice que debo agradecer las muestras de generosidad como la tuya así que gracias.-Atrajo más para si el gran peluche viéndose como una joven realmente enternecedora.- ¿Cuál es tu nombre?
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 9109
Reputación : 9
Mensajes : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: ¿Una cita? ¿Un desastre? ¿Una oportunidad? (LIBRE)

Mensaje por Kanato Sakamaki el Miér Abr 25, 2018 5:21 pm

La noche de juegos apenas daba comienzo, sin embargo, la diversión de Kanato ya era bastante elevada, no era de extrañarse ya que le encantaban todo lo relacionado al mundo de los juegos aunque...no significaba que era un prodigio en eso y esto se demostró cuando no logró ganar el primer juego. Aún asi aquella infantil tristeza se disipó para dar paso a la expectativa de saber como le iría a la recién conocida.

Con Teddy en brazos observó a la muchacha tomar la pelota y lanzarla. En el mismo instante que la hilera de botellas se desplomaron, los ojos de Kanato se abrieron de par en par y no era el único puesto que los demás espectadores yacían con la misma reacción de sorpresa ¿como había logrado realizar aquel tiro tan perfecto? ¿y esa tremenda fuerza a que se debía?

Se acercó hasta la muchacha totalmente emocionado — ¡eso fue increíble señorita, tiene que enseñarme a hacer eso! — exclamó y luego agregó — ¡con esa habilidad podrá llevarse todos los premios del parque! — en sus palabras se reflejaba un aire sumamente infantil con ciertos toques de alegría.

En cuanto escuchó el agradecimiento lo único que se limito a hacer fue asentir y sonreír de manera sincera, aunque en su cabeza se quedo revoloteando la palabra "amo" *hmm...quizás se refiere a su padre como "amo"* pensó de forma ingenua — ¿mi nombre? Oh llámame Kanato y este pequeño amigo es Teddy — dijo refiriéndose al oso de peluche que sostenia con ambas manos que luego se encargó de abrazar, llevándoselo hasta la altura del mentón. — ¿puede decirme el suyo, señorita? — preguntó dedicándole una enternecedora sonrisa.

— venga, acompañeme hasta el siguiente juego — pronunció mientras corría por el parque cual niño pequeño. Sus pies lo condujeron hasta otra atracción conocida popularmente como " Ring the Bell" básicamente era un medidor de fuerza que consistía en sostener un enorme martillo y con el golpear un botón que dependiendo de la fuerza ejercida haría ascender el medidor. Compró dos boletos y esperó su turno, mirando como ninguno de los participantes lograba hacerse con el premio que consistía en una de esas hermosas bolas de cristal con un paisaje nevado que al sacudirla levemente parecía descender nieve.

Finalmente llego su turno — me toca ¿podria sostener a Teddy por un momento? — preguntó a la joven mientras alzaba el peluche hacia ella — cuidelo mucho ¿de acuerdo? — exclamó a la par que dejaba escapar una corta e inocente risa.

Se acercó hasta el puesto y tomó con ambas manos el martillo. Para ganar el premio bastaba con lograr que el medidor llegara al número 1000 y acto seguido un timbre sonaría, sin embargo, la mayoria siquiera superaba los 500, teniendo en cuenta ademas que los números iban de cien en cíen.
Ya preparado, alzo el martillo y con un movimiento preciso y fuerte impacto contra el botón del suelo. Rápidamente el medidor se elevo pero se detuvo apenas llegar al marcador de 300 — ¡tssk...volví a perder! — musitó nuevamente frustrado para luego acercarse hasta la muchacha.

— como verás la fuerza no es mi punto fuerte...¡pero estoy seguro que tu podrás lograrlo, animo! — alentaba de manera alegre a la chica mientras recuperaba a Teddy y observaba aver que tal le iba a la joven.


image host
♡:

Narración - —Dialogos— - *Pensamientos*
avatar
Salón : 1 A Dromes : 13509
Reputación : 6
Mensajes : 76
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: ¿Una cita? ¿Un desastre? ¿Una oportunidad? (LIBRE)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.