Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Vie Abr 06, 2018 7:25 am

Dicen que para adorar el arte hay que comprenderlo, para comprenderlo hay que haber vivido momentos duros o cercanos a lo que el artista quiere transmitir, y para ello hay que arriesgarse a perder el alma o prácticamente haberla perdido en un juego llamado “vida”. Para los artistas también hay una serie de reglas a la hora de poder hacerse comprender, transmitir y legar. Sin embargo en mi agenda el único deber era expresarme. Si había criaturas -humanas o no- que decidiesen adorar mis pinturas, esculturas o algún escrito estaría bien, pues lo aceptaría. Pero principalmente quería dejarme llevar en cada pincelada que dejaba en muros o lienzos.


Últimamente estaba intentando mejorar la forma en la cual desarrollaba mi estilo extremadamente realista con bolígrafos, dejando a un lado los óleos. Había adquirido los mejores del mercado, como usualmente suelo hacer, y adquirido una libreta para hacer mis primeros garabatos. En un primer lugar pensé que serían temas variados, pero terminaron siendo monotemáticos. Había todavía sueños que me perseguían, momentos que recordaba brevemente de un pasado que parecía demasiado turbio. Por supuesto, era el pasado en este lugar, pues el pasado en los infiernos los recordaba bien así como todo el tiempo con otras criaturas antes de llegar a la ciudad que me daba cobijo en esos momentos.


Había salido del instituto, era un viernes primaveral, los cerezos ya habían comenzado a florecer en algunas zonas y los parques estaban llenos debido a la agradable temperatura que hacía ya en cada plaza, calle o terraza de algunas coquetas cafeterías. En mi mano derecha llevaba la cartera con todos mis útiles y en la izquierda un granizado de café. Para un amante del café, como yo lo era, significaba estar cometiendo sacrilegio; sin embargo, quise probarlo y aparentemente refrescaba bastante bien que era su cometido. Aunque jamás cambiaría mi café cargado y solo por algo como lo que de vez en vez daba un sorbo.


Transitaba por una de esas calles pobladas llenas de almas carentes de chispa. Es decir, era como ir a un supermercado y pasar por la zona de comida precocinada. No había nada que me llamase poderosamente la atención para cometer un desliz o dejar que mi estómago rugiese buscando alimento. Nada emocionante, nada destacable. Sólo eran caras pegadas a sus teléfonos móviles u otros aparatos.


Última edición por Amadeo Roma el Mar Mayo 08, 2018 12:09 pm, editado 1 vez


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Koto Kosei el Dom Abr 08, 2018 11:49 am

Como le había encomendado Caim personalmente, fue a buscar a aquel sujeto del que tan encaprichado estaba. Lo estuvo investigando por unos días, consiguiendo saber dónde encontrarle, donde trabajaba, si necesitaba o no el dinero, cuál podría ser de su interés... Y no fue difícil. No todo, pues saber información algo Mas privilegiada solo requirió pasarse una tarde por el campus del instituto en el que prestaba clases y ofrecer un pequeño regalo en forma de billete a algún que otro estudiante que le diera algo de utilidad. Algo como por su gusto por el café, el amor por el arte, su constancia en su trabajo, la pasión que ponía en él y su frialdad y distanciamiento hacia los demás. Esto, supuso que en público.

Él mismo era un tanto reservado, incluso, más bien, polifacético en algunos aspectos y con personas ajenas a su entorno.

Así pues, tomando en la terraza de una cafetería de estilo francés un té rojo, acompañado de dos pastas, ojeaba un folleto de la galería de arte en el que ataban expuestas algunas obras de aquel Roma. En él salían un par de fotos de sus cuadros, Tan pequeñas éstas, que apenas se apreciaba nada con detalle. La descripción de ellos se le antojaron interesantes, removiendo con la zurda el té para que se aireara y enfriara antes, cuando al pasar un par de nuevos clientes le tiraron al suelo el folleto y, por más desastroso que pareciera aquello, una inoportuna brisa lo arrastrase por él suelo fuera del área de la terraza.

Sin dudarlo fue a por él con resignación, no sin echar una mirada de molestia a aquellos dos que, por su olor y rasgos, eran híbridos con mitad humana.

Por suerte, el folleto no fue muy lejos, acabando a los pies de un tipo de textura clara, rubio, ojos azules y... Extremadamente alto. Incluso para él. Y entonces lo reconoció. -Señor Roma, es un placer encontrarle. Disculpe.-Se agachó a por el folleto que cubría uno de sus calzados, levantándole lentamente frente a él y cruzar sus ojos dorados con esos azules penetrantes y gélidos como el hielo. “Que hipnóticos....” pensó. -Me gustaría tratar algunos negocios con usted. ¿Tendría el gusto de gozar de su atención? Solo sería un momento.  

Kosei se encontraba para aquella ocasión ataviado con un traje de negro simple y liso, camisa blanca de seda de grosor medio y sin corbata. Una cinta roja recogía su cabello en alto, dejando algunos mechones en torno a su rostro mecerse a placer de la brisa o sus movimientos.

-Me presento. Soy Kosei Komura, y vengo en nombre de un cliente muy interesado en sus obras.

No iba a dar su verdadero nombre al completo. Al igual que él investigaba a sus “objetivos” de negociación, ellos podrían hacer lo mismo. Incluso podría darse el caso de acabar ante quien pudiera vender su localización a algún miembro de la mafia china. Nunca se sabe que “amistades” tenía la gente.


Última edición por Koto Kosei el Vie Abr 13, 2018 12:17 pm, editado 1 vez
avatar
Dromes : 26908
Reputación : 3
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario
Koto Kosei
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Dom Abr 08, 2018 2:53 pm

Pensaba en la nueva obra. Quería que fuese algo excepcional y poco usual. Estaba cansado de exponer obras con temática romana o griega, pues a pesar de ser mi tema favorito estaba siendo demasiado pesado con esos asuntos. Aunque sabía el motivo por el cual me provocaba buscar alguna relación, a pesar de mínima, con un pasado que pudiese recordar y que fuese reconocible para mí a simple vistazo. Tenía miedo de no saber qué demonios había ocurrido en mi vida durante el transcurso de más de dos años. Todo era un papel en blanco que a veces se llenaba de garabatos. Y digo “pensaba” porque esos pensamientos se finalizaron cuando un joven ataviado con ropas sobrias, pero no demasiado formales, se presentó frente a mí.


Sus pendas oscuras resaltaban junto a mi gabán rojo de paño, mi traje italiano en color negro perla estaba oculto bajo semejante atuendo. Únicamente se veía la camisa del mismo tono que el abrigo y la bufanda fina, tan sólo de hilo, de color blanco al cuello. Mis cabellos rubios se movieron suavemente con la brisa mientras mis ojos no podían dejar de seguir los rasgos que tenía ante mí. Eran rasgos atractivos, para nada grecolatinos y que podían encajar en la obra que tanto ansiaba realizar.


Mi mirada se quedó fija en sus labios mientras decía su nombre, los míos soltaron una sonrisa típica de un italiano descarado. Admito que Italia vive en mí o tal vez yo vivo en una Italia idílica que ya no existe, ¿o tal vez sí? Italia es un lugar controvertido lleno de arte, belleza, aires mediterráneos y oscurantismo en muchos aspectos. ¿Acaso no es un lugar peligroso lleno de mafia dedicado al narcotráfico, las armas, robo de arte o trata de blancas? Por supuesto. Así que yo tenía esa peligrosidad de un hombre hecho a si mismo, enfundado en un carísimo traje italiano y pegado al arte, la belleza e inmoralidad de cualquier auténtico italiano. Mi disfraz era más bien parte de la poesía de esas tierras, una poesía hecha canción.


Oh, disculpe—dije moviendo ligeramente mis brazos con elegancia—. Le extendería mi mano para saludarle, pero entre el café y el maletín es imposible—comenté dejando que mi acento dulcificara un tanto mi voz—. ¿Interesado en mi arte? He conocido a varios empresarios en estas últimas semanas interesados en mis obras y a varios les he dicho un rotundo no. Supongo que podría ser un segundo intento de alguno de ellos.


Había empresarios tercos, pero el peor de todos era Caim Blackbird. Ese demonio, porque lo había reconocido como un igual así como reconocía que el joven también lo era por lo que me transmitía, era terriblemente testarudo. No obstante, ¿quién lo era más? Obviamente yo podía serlo mucho más. Aunque no era el único en mi lista de posibles.


Róbeme todo el tiempo que desee, pero no me robe el alma. Aunque con su belleza bien podría hacerlo, ¿verdad?


hola~ unos datos:
La voz de Amadeo la imagino así: esta


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Koto Kosei el Mar Abr 10, 2018 3:21 pm

-Puede que si, o puede que no. No le voy a engañar, pero tampoco revelaré mis cartas. -Su voz calmada le hacía soñar misterioso. Taimado.

El hombre frente a él tenía ideas muy claras. Sus pilares éticos serían difíciles de abatir, así que el mero soborno o sobreprecio no sería el medio de conseguir cumplir su mandato. Plan B; ¿Bajas o fallos en sus pilares? Lo dudaba mucho igualmente. Sabiendo que se trataba de un no humano, sería igualmente difícil confundirlo o incluso inducirlo a contratar. Entonces, ¿plan C?

-Si, podría, aunque reservo el hurto y robo como las últimas de mis estrategias. -Dijo con un claro y doble sentido que, por su tono amable y formal, se hubiera podido dudar de éste. Sin embargo, la intensidad de su mirada aseguraba en silencio sus palabras.

Nunca fallaría un mandato o trabajo de Caim. Lejos de idolatrarlo, respetaba y valoraba cuanto hacía por él.

Demonio si, integro consigo mismo también.

-Conozco un sitio donde podremos hablar, y tomar usted su café con más calma. Acompáñeme. Es por aquí cerca. -Comenzó a andar, mirando ,antes de ello, sobre su hombro en un primer momento para ver si estaba dispuesto a seguirlo.

Con paso medio, sin prisas, caminaba junto al rubio. Espalda recta, mirada al frente y con apenas un sutil balanceo de sus brazos al caminar.

Pasaron entre dos callejuelas abarrotadas de peculiares tienditas de artesanía y antigüedades. Incluso una más moderna de esas en las que se vendían camisetas y tonterías varias sobre series de dibujos y televisivas, sacadas éstas últimas mayormente de libros. ¿Merchandising lo llamaban? Había conceptos e ideas que aún le resultaban tan extrañas como inútiles.

El rubio sabría que habían llegado cuando dieron con una plaza no demasiado grande de estilo arabe. En realidad, era una pequeña plaza privada que daba la bienvenida a sus inquilinos, pues se trataba de un pequeño y oculto hotel familiar reconocido por los vecinos y cuya fama recaía en las diferentes generaciones que lo habían trabajado.

Una serie de columnas rodeaban la cuadrada plaza, custodiando la fuente de igual estilo arabe que descansaba en el centro. La Luz caía sobre la plaza de refilón, resaltando sus colores cremas y cálidos como el naranja. La temperatura era agradable, con la humedad adecuada Gracias a esa fuente.

Unpar de sillas más actuales pero adaptadas a ese ambiente, se mostraban vacías para ellos. Las plantas de verdes hojas que se encontraban en uno y otro lado drl lugar, dispersas, resultaban refrescantes a la vista.

Kosei entró y ofreció asiento antes de hacerlo él. Frente a su invitado.

Solía gustar de visitar lugares nuevos. Aquel, tanto por su variedad gastronomica, su excelente variedad de tés y gran calidad de su café, así como por la belleza de su estructura Tan clásicas y de remotas épocas, lo tenía entre sus favoritos.

-¿Qué es lo que quiere? Seguro que dinero no. De lo contrario no rechazaría a tantos clientes como me dijo. Así que... cuénteme. ¿Qué quiere? -Preguntó, aclaró y reiteró su pregunta, esperando saber. Plan C.
avatar
Dromes : 26908
Reputación : 3
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario
Koto Kosei
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Jue Abr 12, 2018 7:56 am

Acepté su ofrecimiento a conversar de forma más relajada únicamente por curiosidad. Si hay algo que delata que somos demonios es la curiosidad. A pesar de ser bastante diestros en artes oscuras, lograr cualquier información y poseer experiencias agradables sin exponernos la emoción del conocimiento, uno salvaje y que nos lleve a lugares realmente imprevistos en nuestras agendas, nos llama la atención. Tal vez por eso admiraba y admiro tanto a los felinos, pues ese instinto demoníaco vive agitándose en ellos. En mi mansión poseo varios que vienen y van, pero hay uno en concreto que es mío. Puedo decir que es mi compañero, mi único amigo y el gran amor de mi vida porque es simplemente inspirador observar su elegancia y curiosidad.

La callejuela me recordó a los barrios antiguos de las ciudades más prósperas de Europa, en concreto del mediterráneo. Esas calles casi ajustadas al cuerpo, de un trazado de recuerdo árabe, con cuestas empinadas y muros gruesos en las construcciones más antiguas, me trasladaban a Italia, Francia, España o Porgutal. Sobre todo a España y el sur donde el calor se esfumaba en esas pequeñas callecitas que tanto se animaban con hermosas flores en macetas colgantes.

La plaza que se abrió ante nosotros era de estilo árabe. Los asiáticos copiaban todo lo hermoso para poder hacer sentir a los visitantes que recorrían el mundo con tan sólo sentarse en algún rincón de Japón. El centro neurálgico, el de los grandes rascacielos, estaba al otro lado difuminado por las ligeras nubes que no parecían que invocaban la lluvia en esa tarde.

El café que llevaba en mi mano ya se estaba enfriando, por eso lo apuré de un trago, y seguí escuchando al joven. No escuchaba su voz, pues había caminado en silencio. Escuchaba sus movimientos y delataba que era alguien que creía en sus posibilidades y que iba a conseguir la misión que le habían dado. No le importaba arriesgarlo todo.

Entré junto a él en una hermosa tetería con distintas variedades de pastas, una amplia gama de té y algunos cafés importados. Sonreí al leer que tenían el cappuccino italiano, pero yo era más adicto al café hecho en cafetera tradicional y sin azúcar. Justo lo vi allí, puesto al lado del “Americano” que para mí está demasiado aguado.

De momento el café clásico de tetera, el que llaman en España “de puchero” y en Italia “Caffè ristretto doppio”—dije con una sonrisa amable, pero mis ojos, usualmente gélidos, brillaban como si fueran perlas—. ¿Está mal que de momento quiera un café mientras conversamos? Porque alguna propuesta tendrá para mí, ¿o sólo venía con un monto de dinero?


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Koto Kosei el Vie Abr 13, 2018 12:16 pm

Sentados uno frente al otro ante una pequeña mesa de estilo arabe, con sus toques dorados y anaranjados, con verdes y azules sutilmente entremezclados, formando laboriosos y complejos mosaicos, Kosei observaba al rubio con comodidad. Sin influir presión alguna.

-En absoluto. Me parece lo más correcto. -Intervino, no pudiendo contener un ligero alzamiento; breve y fugaz, de su ceja izquierda por el sucesivo comentario. -No le engañare diciendo que no traigo un cheque en blanco, pero dudo mucho que vaya a sacarlo con usted. -Dijo con suma sinceridad. Algo que sino conseguía atrapar la confianza de su adverso, conseguía que considerasen irritante y descortés.

Con un gesto de su mano llamó a un joven de rasgos arabesco que allí trabajaba, pudiendo observarse alguna que otra facción de origen asiático en el mismo. Pidió la comanda; un café para su invitado, y un té rojo para sí.

Una vez se alejó, retornaron sus ojos y atención a él. Suave. Posándose en el señor Roma como un gorrión en una quebradiza rama.

-Lo he estado investigando, y debo decir que hay poco sobre usted merodeando por ahí. Poco que me pueda interesar en mis deberes. Eso seguro que lo sabe ya. -Apenas había más información que la de ser el autor de un considerado número de obras, así como por su estilo, también por su aspecto tan poco discreto... Incluso en las redes de la web profunda e informaciones dadas por informadores le habían podido destapar algún problema personal que lo atormentare. Que fuera su talón de Aquiles. Nada.

Bueno... una cosa si.

-Le propongo un trueque, y le ofrezco con ello mis servicios. Seguro...que hay algo que quiera. Yo se lo conseguiré si acepta darme lo que mi cliente le pida. -Su tono era inductivo, sabiendo dónde y cuánto alargar las palabras a modo de pausa. Las yemas de los dedos de una de sus manos acariciaba el redondo acabado de madera del reposabrazos de su silla. -Solo acepte, y dígame. Si no cumplo, usted no queda obligado. Y esta conversación será como si nunca hubiere existido.

Sus iris se clavaban en él.
avatar
Dromes : 26908
Reputación : 3
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario
Koto Kosei
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Lun Abr 16, 2018 10:33 am


El lugar era amplio, el camarero parecía tener cierta predisposición y soltura, pero debido a la hora que era apenas había un par de mesas ocupadas. Donde nos encontrábamos era idóneo, pues podía contemplar la plaza y también la recargada, aunque no excesiva, decoración. La mesa era de madera noble y hueso de vaca, arte que se llamaba “tanacea” y que solía verse en tableros de ajedrez, joyeros y muebles como los bargueños originarios de Madrid. La mesa era antigua, igual que el resto de mobiliario, y parecía que el dueño había invertido bien su dinero. ¿Tal vez debido a la gran competencia estaba invirtiéndose más en estos cafés? ¿Era posible que los cafés con mascotas estuvieran provocando una ardua batalla con cafeterías, teterías y otros negocios con ciertos aires árabes, italianos o de otros orígenes? Todo era posible. Sin embargo, a mí eso no me interesaba.

No obstante me fijaba en los detalles, pero no sólo en los detalles del lugar. La forma en la cual el joven demonio me hablaba era para mí bastante interesante. Se mostraba con deseos de convencerme, como si supiese que algo podía ofrecerme a cambio de ceder mi brazo y aceptar que mi arte se llevase a manos privadas diferentes a las usuales.

¿Tan interesado está Caim?—pregunté con una ligera sonrisa en mis labios mientras dejaba que él me mirase intensamente, muestra que su alma era apasionada, mientras el olor a té y café se aproximaba.

El joven camarero se acercó con la charola plateada y sirvió las consumiciones junto con un par de pastelitos diminutos para la degustación. No lo habíamos pedido, pero a veces tenían esa gentileza. Eran pequeños triángulos de crujiente hojaldre rellenos de almendras, dátiles, naranjas confitadas y un poco de miel. El hojaldre tenía aromas de azahar debido que echaban en la receta un poco de este así como anís estrellado.

Shukraan—dije agradeciendo en árabe y él sólo asintió—. Tal vez hay algo que puedas hacer, pero depende mucho de si te quieres arriesgar o no.

Había visto bien sus rasgos y podía ser lo que estaba buscando. Quizás algo nuevo, menos reservado que lo que estaba haciendo últimamente, volviendo a mis orígenes y a la vez desvinculándome por completo de estos. Sí, tal vez sería lo idóneo.

Incluso podría tu jefe llevarse algo más beneficioso que tan sólo una pequeña obra. Pues si aceptas tendrá dos—tomé la taza y di un sorbo disfrutando del aroma, cuerpo y sabor de un café tostado natural—. Oh, se me olvidaba decir lo que quiero... A usted, desnudo, en mi mansión y permitiendo que pinte su figura tal y como yo desee. Sin miedos, sin restricciones para el arte y aceptando que luego todo el mundo pueda verlo.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Koto Kosei el Vie Abr 20, 2018 4:29 pm

Sus orbes se rasgaron en los ajenos, esbozando una media y ladina sonrisa picaresca. Había adivinado bien de parte de quien venía, y no iba a negarlo ni ocultarlo. Tampoco a admitirlo. De ahí que limitara su reacción a imitarle en cierto modo, y tratar de sugerirle que plantease su más deseada voluntad. Él la cumpliría, y, en su defecto, no quedaba obligado a nada.

-Arriesgo. Como a usted, a mi cliente también le di mi palabra. Y le aseguro que los pactos conmigo son inquebrantables. -Lo último lo mencionó con ese doble sentido relativo a su naturaleza demoniaca.

Décadas atrás había pactado con el Shogun, asegurándole victorias o revelación de secretos. También trayéndole la cabeza de algún fugado o ronnin. Otros humanos, criaturas y yokais pactaron con él. Su precio; su alma.

Hoy en día rara vez tenia esta clase de pactos que conseguían alimentar su naturaleza y mantenerlo con energía. Estaba dedicado a sus deberes actuales, su vida cómoda y a disfrutar de libertad que ahora poseía.

“Todo el mundo” Aquellas palabras resonaron en su cabeza. “Todo....” Internamente estaba cuestionándose en silencio sobre la accesibilidad a esa pintura. ¿O sería escultura? Fuera lo que fuese, era consciente de que los chinos lo estarían buscando. Tenía información relevante sobre ellos, sus trapicheos, sus agentes, algunas rutas de negocios... ¿Convenía arriesgarse?

Por un breve momento, apretó los labios, llevando la taza de té a éstos y dar un pequeño sorbo. Con pausada elegancia muda, la depositó en la mesilla, alzó la vista a él y asintió. -Está bien. De acuerdo. Dos obras, y yo posaré para usted. ¿Me permitiría saber el por qué de la petición? Para nada me opongo, y mucho menos me incomoda, pero habiendo visto sus obras por encima, no creo ser el prototipo de sus plasmaciones.

Rasgos asiáticos, aires asiáticos, conducta y filosofía asiática... demasiado encasillado tras años acomodados por el gran Shogun. Incluso durante sus largos, largos años por Europa los conservó. Formaba parte de su persona. Reflejaba en su actitud el antiguo Japón, en uno excesivamente futurista y dependiente de las tecnologías.

-Cuando me diga, ahí me presentaré. Tome. Mi
Número.
Le entregó una tarjeta de contacto personal.

Tomó uno de los bocaditos de hojaldre. Estaba delicioso. Sin empalagar en exceso, y con una textura firme sin llegar a ser pastosa y pesada. Su aprobación era más que apreciable en él relajar de su expresión.
avatar
Dromes : 26908
Reputación : 3
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario
Koto Kosei
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Dom Abr 22, 2018 10:47 am

Por todo y por nada—aseguré marcando mi acento italiano.


No era italiano, ni siquiera había nacido en este mundo. Y nacer, lo que se dice nacer, nunca lo hice. Simplemente surgí de las oscuridades, como muchos otros, formando mi cuerpo y con una ansiedad por comprender investigando, desarrollándome y compartiendo como la mayoría de los que suelen llamarse “hermanos” aunque para mí sólo son competencia.


Me he cansado de los rasgos europeos y de los aires renacentistas de mis obras. Últimamente me hallo investigando nuevos métodos y también nuevos modelos. Pensé durante un tiempo que los dragones asiáticos podían ser criaturas adecuadas, pero no he hallado aún alguno que merezca la pena—me encogí de hombros antes de dar un sorbo a mi café.


Café solo, con buen cuerpo, y un gusto tan amargo como la propia vida. Quien creyese que la vida era dulce es porque tenía una venda en sus ojos. Lo dulce no existía, sólo lo amargo. Yo lo sabía bien, pero no lo recordaba. Sólo me había quedado ese regusto a derrota y el deseo de saber qué ocurrió hacía unos meses.


Caim sabe dónde vivo, pues estoy seguro que viene de su parte. Él podrá darle indicaciones y presentarse a cualquier hora del próximo domingo.


Habían llegado incluso paquetes con delicioso vino de la toscana, una selecta colección de funghi porcini para hacer rissotto y mi amado queso pecorino sardo junto con una nota elegante manuscrita, posiblemente por su puño y letra, que me invitaba a degustar esos manjares en su honor. Eran productos provenientes de mi bella Italia. Sólo quedaba que acertara con mi gusto por los dulces más típicos de la Toscana. Supuse que me conocía, de algún modo u otro, y que sabía que amaba ese lugar por algo más que ostentar una supuesta identidad.


Suelo despertar algo tarde los domingos. Alrededor de las diez de la mañana y me dispongo a trabajar sobre el medio día hasta que entra bien la noche. Puede venir en cualquier momento, pero preferiría que si accede quedásemos desde el amanecer. ¿El motivo? Desearía hacer la primera obra en un día y la siguiente en una posterior ocasión.


No iba a hablar de mis técnicas, tampoco de cómo iba a pintarlo y ni siquiera que me atrevería a flirtear aún más que hasta el momento. Sí, también amaba el carácter de los italianos porque se amoldaba bien al mío.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Koto Kosei el Dom Abr 22, 2018 3:17 pm

“Y a falta de un dragón que cumpla tus espectativas, te conformas con un demonio”. Pensó. Muy lejos de soñar aquello desvalorarivo hacía su propia persona, nada de eso. En realidad, era muy consciente de sus rasgos asiáticos, los cuales cumplían el estereotipo atractivo según los occidentales. Para los propios asiáticos, la belleza recaía en mostrar un aspecto frágil en las mujeres y Juvenil en los hombres. De ahí su tiempo de preparación, cuidados, maquillaje...

Él era más alto que la media, incluyendo a toda clase de seres de origen japonés. No solo humanos. Seguía llevando cabello largo, algo que había quedado anticuado décadas atrás, y que además le daba un toque femenino. Su mirada era mucho más directa e intensa que la de muchos otros, y sus orbes dorados brillaban tanto al sol como en la oscuridad.

Entonces le ofreció su tarjeta, dejándola sobre la mesa. Los modales orientales los había abandonado durante su tiempo en occidente. Más dinámico. -Próximo domingo. De acuerdo.-Repitió, anotándolo mentalmente en el complejo horario que era su agenda. Trabajo, reuniones, entrevistas, revisiones contables, las horas para sí... Su día libre sería ocupado con aquella “actividad”. Siempre había una primera vez para posar. ¿No?

-Me parece totalmente razonable. Acudiré temprano, y daré todo mi esfuerzo para facilitarle el trabajo. -Prometió cordial, con un ademán de cabeza a modo de leve reverencia. Todos todos sus modales orientales no habían desaparecido.

Tomó unos sorbos de té, dejó la taza y se puso en pie, haciendo un gesto al hombre que los sirvió para que la comandancia se lo pusieran a su cuenta. Solía acudir mucho últimamente. Le gustaba por el frescor que la terraza le proporcionaba. Así como su paz.

-Ha sido todo un placer, Señor Roma. Nos veremos pronto. Disfrute de su café tranquilo.-Dijo de pie, mirando hacia su invitado, quien seguía sentado. Un nuevo ademán de cabeza y con suaves pasos tomó rumbo a la salida.

Ya tenía el acuerdo y fecha para empezar a darlo cumplimiento. ¿Para qué alargar la reunión más? Socializar no era lo suyo, y menos en el trabajo. Porque aquello era trabajo.


Off:
Respondes y se abre el tema siguiente? Puedo abrir yo, salvo que quieras explicar primero un poco la casa y demás.

avatar
Dromes : 26908
Reputación : 3
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario
Koto Kosei
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Miér Abr 25, 2018 10:21 am

Aceptó. No podía negarse. Si Caim quería esa obra tendría que “donar” o “prestar” un modelo digno para otra que pudiese ofrecer a la galería. Nadie sabía que poseía una mente privilegiada y era capaz de hacer retratos sin necesidad que el modelo estuviese presente, pero prefería el contacto con estos y el poder sentir los sentimientos que transmitían sus almas. El café estaba empezando a templarse, pero realmente iba a disfrutarlo sorbo a sorbo con los delicados pasteles árabes. Ocasionalmente jamás me daba un capricho como este, pero lo haría únicamente por querer disfrutar de algo poco común en mi dieta.


Obviamente lo haré... Grazie mille—dije antes de levantar la taza y llevármela a los labios.


Un pequeño sorbo, sin ruido y degustando los matices, antes de simplemente dejar la taza vacía en su lugar. Tomé otro pastelito y lo mordí antes de mirarlo directamente a los ojos. Un pequeño ademán tan sólo con la cabeza fue mi forma de despedirme.


No era un hombre de grandes discursos si no estaba en el aula. Prefería que mis silencios, a veces demasiado prolongados, hablasen por sí solos. No es que fuese alguien que odiase hablar, pero detestaba hablar de más.


Ya imaginaba al joven demonio en la parte de mi enorme finca donde estaba situado el jardín asiático. Poseía hermosos bonsáis, cerezos en flor, un enorme dragón esculpido en mármol negro y un estanque con carpas. El jardín estaba en la parte trasera, justo donde solía merodear para intentar recuperar de algún modo mi memoria. Sabía que tenía algo que ver con un dragón y la obsesión iba en aumento cada vez más.


No obstante, mi vivienda era distinta a lo común. Poseía un hermoso centro artístico en su interior, con un aula y un sótano especial que guardaba demasiadas sorpresas. Los muros internos del lugar estaban llenos de frescos, la habitación donde descansaba, que era en la última planta, poseía una cúpula cargada de ángeles hermosos que se revolcaban los unos con los otros en una orgía de placer bastante imprudente al ser ante los ojos de Dios. La biblioteca de la segunda planta, plagada de incunables y libros que amaba demasiado, se podía ver desde el vestíbulo porque era una planta abierta. El exterior era parecido a un parteón con unas hermosas columnas llenas de flores talladas en sus bases. El resto de la finca poseía esculturas y fuentes que recordaban a Roma, Venecia y otros lugares de mi hermosa Italia. Incluso tenía un cenador cubierto por vides al más puro estilo de la Toscana.


La garita, así como la pequeña vivienda de los guardeses, era la única construcción sin demasiadas formas ni lujos, aunque en su interior poseía una gran luminosidad y comodidades. La cancela de hierro estaba cromada de negro y poseía una enorme “R” dorada como escudo en el centro.


Lo vería allí el día que habíamos acordado y sería para mí un verdadero placer.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Koto Kosei el Vie Mayo 04, 2018 3:40 pm

Nada dijo a Caim de su trato. A fin de cuentas, lo acabaría descubriendo. Para bien o para mal. A fin de cuentas, aún cuando la adquisición del cuadro fuera solo por mero capricho, ¿seguiría interesado si era él quien posara en el mismo? ¿Acaso no alimentaria más su amor propio y ego un retrato de sí mismo en vez de su contable?

Ya se vería....


Pasados unos días, llegó el domingo.
A las 9:05 am, estaba acercándose a la puerta principal que cercaba la casa. El chofer, uno de los muchos hijos de Caim, detuvo el vehículo a varios metros de distancia. Kosei salió del coche tras asentarse el polvo levantado por el rodar sobre la grava.

En esta ocasión vestía más oriental, y no un traje occidental tradicional. Un kimono sencillo, blanco en su parte superior, con una segunda pieza inferior oscuro. Liso. Sin detalles o dibujos. Su cabello, recogido en una alta coleta, danzaba a uno y otro lado a cada paso. En la cintura, de forma visible, portaba un sable corto. Real. Nada de atrecho.

Se acercó a la puerta, donde se encontró con el señor de Roma, esperandolo.

De seguro que tendría algún sensor o cámara que lo avisara de su llegada. No habi confirmado una hora, más de mutuo y tácito acuerdo habían quedado que acudiría pronto.

-Buenos días, Señor Roma. -Saludó con un ademán de cabeza acompañando a sus palabras. -¿Lo hice madrugar demasiado? No quise venir antes por no molestarle. A fin de cuentas, es mi primera vez posando para algo así, y creo que usted debe estar en su más plena brillantez. Me esforzaré por que salga adelante. -Prometió formalmente, tomándose aquello cuál Trabajo. Ignorando aspectos aún desconocidos por él del rubio. Ignorando intenciones, costumbres y vicios.

-¿Entramos?-Preguntó casi de seguido, esperando que le permitiera pasar, caminando a su lado en todo momento, guiado por Amadeo.
avatar
Dromes : 26908
Reputación : 3
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario
Koto Kosei
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Sáb Mayo 05, 2018 8:52 am

Nada más llegar el vehículo fui informado por el vigilante y pedí que dejase acceso a la vivienda. Por mi parte decidí salir de la vivienda vestido de manera mucho más informal y cómoda. Tan sólo vestía unos jeans azul vaquero oscuro, una camisa sin mangas a cuadros rojos cerilla y negro humo. Llevaba sandalias estilo soleae, muy típicas en el viejo Imperio Romano para estar por la vivienda. Mis cabellos se encontraban sueltos aunque pronto acabarían recogidos para no teñirlos de forma involuntaria.


Me aproximé hasta donde se encontraba a paso lento, pero firme. El sol incidía ya en la fachada y le daba un aspecto mucho más firme, impresionante y sagrado. Yo parecía una mezcla entre los huraños celtas y los elocuentes patricios, sobre todo porque mis rasgos eran similares a los romanos a salvedad del tono de mis ojos y el cabello.


Bienvenido—respondí—. No, en absoluto. Acabo de terminar de desayunar.


Mi pan de avena, con frutos secos, aceite y bien tostado ya lo había más que digerido. Así como el frappé de cappuccino hecho con aguacate estaba más que disuelto, aunque prefería el café solo muy negro. Incluso había hecho un termo para poder dar algunos tragos durante la sesión.


En días previos había ingerido energía de la forma más que habitual para un demonio como lo era yo. Esperaba impulsar esas energías en mi obra y ofrecer una representación exacta de los rasgos que estaba observando. Miré sus prendas, deslizando mi mirada por todas ellas, y sonreí internamente. Me maravillaba que hubiese elegido un estilo tan oriental, pues el lugar donde iba a llevarse a cabo la pintura era un lugar en el cual encajaría a la perfección.


He pensado que podría pintarlo entre el decorado inusual para un oriental, pero viéndolo creo que iremos a una parte más asiática, la cual poseo en mi vivienda por puro capricho, para realzar más su belleza—dije indicándole que siguiese la dirección de mi brazo derecho, el cual se había estirado e indicaba hacia el fondo.


Allí había un pequeño estanque con carpas, un hermoso dragón cincelado en la piedra y la sensación de cierta discordancia con el resto del jardín. Supongo que era mi amor por ciertos rasgos comunes en Asia y era la pasión por esas criaturas, la magia y tranquilidad de sus jardines y todo lo que envolvía lo “zen” en su decoración.


Iré a por los materiales y mi termo de café, ¿desea que traiga una taza extra? Y, por supuesto, algo de azúcar si lo toma de ese modo—le había dado la espalda y me movía con soltura mientras sacaba de mi muñeca derecha un coletero, me llevaba las manos a la cabeza y comenzaba a crear una especie de moño rápido, sin importar que no fuese perfecto.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Koto Kosei el Dom Mayo 06, 2018 1:04 pm

Rodearon el edificio principal y morada del Señor Roma. El paisaje que el jardín trasero demostraba era totalmente diferente al de la entrada. Armonioso y meticulosamente cuidado en torno a unas perfectas bases de orden, paz y energía. Todo conforme a las concepciones y requisitos de un decorado zen. ¿Lo cuidaría personalmente o tendría su jardinero? Sin llegar a plantearse de verdad la pregunta mientras caminaba, ojeando el lugar con un oculto y bien disimulado interés, dedujo que lo cuidaría uno o más jardinero. Como el jardín principal de corte romano.

En su breve paseo, mientras el contrario anunciaba su búsqueda materiales y combustible, apartó la mirada de unos bonsais  cuidadosamente alineados en dos niveles. Cada cual con su forma.

-Una cucharadita, solo es muy concentrado. Sino solo, gracias. -Dijo. En realidad prefería un té antes que un café. Negro o de Canela. Sin embargo, siendo el invitado, no era de los que se ponía quisquilloso. No con extraños o con quien no ha de imponerse.

Una vez se marchó Roma, Koto quedó solo en el jardín. Observando los bonsais con mirada crítica y analítica. Desgranando cada técnica que habían empleado para retorcer un arce rojo que en particular lo tenía maravillado. Sosteniéndose la barbilla pensativo. Absorto en la evolución sufrida durante años en aquel diminuto y torturado árbol.

Era un amante de las plantas por lo general. Especialmente los bonsais.

Antaño tuvo su propia colección, y de ellos, algunos germinados por él mismo. Sin embargo, ahora ya no los tenía. Los había dejado atrás con su marcha fuera del país. Ahora, los dos que poseía fueron adquiridos con sus años de historia. Hermosos pero desconocidos en un primer momento. Aún asi, seguía siendo su pasión por ellos un pacifico modo de terapia.

-¿Los cuida personalmente usted? Su cuidado es todo un arte, y muestra cualidades de su dueño. Este, por ejemplo. -Señaló al girar su cuerpo hacia el sauce rojo. -Constancia, paciencia, detallista y miticuloso.-Enumeró analizando el árbol de nuevo, y regresó la mirada a su anfitrión. -Gran pieza. Es perfecta. El resto también, pero éste capta más su esencia. -Esbozó una sutil media sonrisa fugaz y se acercó a él. -¿Cuando comenzamos? Me intriga verlo trabajar tras esto. -Tomó su taza de café.
avatar
Dromes : 26908
Reputación : 3
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario
Koto Kosei
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Lun Mayo 07, 2018 11:00 am

No respondí de inmediato acerca de su comentario sobre mi jardín, pues prefería que él observara y se hiciese una idea previa. Por supuesto que cuidaba, cuando podía, personalmente ese jardín. El otro era demasiado extenso y prefería que se hiciese cargo un par de encargados, pero este era para mí la zona donde me dejaba llevar por las energías que lo rodeaba.


Al regresar con el café, así como el resto del servicio, escuché el resto de sus comentarios mientras lo escrutaba igual que él había escrutado mi pequeño tesoro, que era ese jardín como el resto de mi vivienda.


Algunos son míos, otros los he dejado podar por alumnos. En mi escuela privada no me centro tan sólo en lo plástico, sino que busco a todo tipo de artistas—dije mientras servía el café—. Empezaremos en cuanto tome un poco de café. Necesito energía para concentrarme aún más en su belleza, aunque también desearía que, ahora que se siente cómodo y conoce el espacio, tome un lugar que le sea cómodo, una postura aún más cómoda, y que permita que el sol caliente su rostro. La temperatura ya supera más de los veinte grados y hace sol, lo cual facilitará bastante la primera pintura—entonces lancé la granada. Bien podía decir que no y acabar en ese mismo momento el trato, bien podía decir que sí tras una ligera ofensa y regateo o simplemente aceptaría mis condiciones—. Me agrada enormemente las prendas que está usando, pero desearía pintarlo desnudo.


¿Acaso no merecía una ligera alegría de ese tipo? Por supuesto. En ese momento yo tenía el control de la situación. Si Caim quería ese maldito cuadro tendría que dejar que me divirtiese y pudiese crear unas pinturas a mi antojo. Bien que podía suponer que ese muchacho, como muchos otros, era uno de los amantes del “supuesto” empresario. Él y yo nos conocíamos, no demasiado a fondo, pero reconocía lo que le tentaba y el joven Kosei era de su agrado.


¿Habrá algún problema con ello?—pregunté tendiéndole la taza—. Es bastante espeso, pues me gusta el café con cuerpo.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Koto Kosei el Mar Mayo 08, 2018 7:39 am

Aquello tenía sentido. La diferencia de técnicas, y especialmente, la disparidad de espíritus reflejados era notable. Al parecer, el que más le cautivó era el que aquel hombre cuidaba personalmente y con completa exclusividad. Un obra de arte que reflejaba lo más propio e íntegro de una persona.

Asintio calmadamente cuando sugirió que eligiera un lugar y postura que le fuera cómoda. Eso le agradó, aunque de seguido no pudo evitar pensar lo tedioso que iba a ser mantenerse en la misma postura durante... ¿horas? Ignoraba cuánto tiempo requeriría.

Entonces, vino la petición. Por un momento, un primer instante, permaneció en silencio. ¿Acaso no le puso como condición de aceptar el trato que lo debía pintar desnudo? Días atrás había accedido. ¿Se le habría olvidado, o solo era mera cordialidad? Le observó un Segundo más y respondió tomando el café. -En absoluto.-Un sorbo y rasgó los ojos por la textura e intensidad del café. Su ácido amargor tenía dejaba un sabor residual muy agradable, pero a primeras, resultaba ser todo un golpe de intensidad. Su textura ligeramente más espesa que el del agua, lo llenaba. -Creo que lo tomaré con algo de azúcar. Es un sabor demasiado intenso para lo que estoy acostumbrado.-Trató de bromear, echándose un poco de azúcar y remover, girando sobre sus latones sin moverse del sitio para contemplad el rincón asiático que tenía en aquel jardín. -¿El cuadro de mi cliente y el que presente a la Galería será el mismo, o hará dos diferentes? Mi mandato es obtener de usted una pieza única. -Comentó de espaldas a él, mirándole de reojo sobre el hombro. No con despreció o soberbia. Para nada.

Un nuevo trago de ese café algo ya más dulce, y dejó la taza junto a la jarrita en el que trajo el oscuro líquido y fuente de energía de aquel ser que, indirectamente, le recordaba a Caim. ¿Tal vez por su cabello largo? ¿Tal vez su tendencia a lo de origen italiano? ¿O sería por la forma de su mirada?

-Ya tengo en mente el lugar...-mencionó, desabrochando el nudo de su prenda y quitarse la parte interior, quedando un momento con el kimono blanco, el cual siguió el mismo destino que la anterior prenda. Ambas descansaron dobladas en una mesita de jardin allí dispuesta. Y, desnudo, camino por el jardín hasta apostarse bajo un cerezo, sentado en el banco de madera sito allí. Recto, sin gracia de más que la de su belleza.

Ignoraba como debía posar.

La Luz del Sol no impactaba directamente contra su piel, sino que en élla se dibujaban las sombras de las ojas del cerezo a su lado, iluminándose en su piel los huecos allis donde estaba desnudo. Algún que otro pétalo, caía de las ramas, arrastrada por la ligera brisa que apenas llegaba a pasar por esa zona del jardín como la más sedosa de las caricias.
avatar
Dromes : 26908
Reputación : 3
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario
Koto Kosei
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Mar Mayo 08, 2018 12:08 pm

Mi memoria no era estable, pero esta vez no lo había olvidado del todo. Debía recordar una y otra vez las pautas porque siempre había rechazo. No habíamos firmado documento alguno, por lo tanto todo estaba en el aire. Por supuesto, no me fiaba de nadie que me diese su “palabra” y menos de un igual. Los humanos puedes atormentarlos y forzarlos, los demonios dependiendo de su rango son más o menos fáciles de doblegar y el resto de criaturas dependía muchísimo del estatus social, económico, político y cualquier ingrediente “extra”.


Desconocía como tomaba el café Caim, pero había escuchado que era tan sibarita como lo era yo mismo. Incluso lo era mucho más. Teniendo en cuenta su afán de tener las mejores cafeterías, restaurantes y, en definitiva, conjuntos hoteleros comprendía que fuese estricto y no perdiese detalle en la elaboración del mismo. ¿Pero lo tomaba también frío? Muchos decían que tomarlo frío era un desastre, pero en verano era necesario. Me gustaba el café de todos los modos posibles si no llevaba azúcar. Incluso lo tomaba granizado. ¿Qué bebida mejor que un café? Ninguna. Ni siquiera los deliciosos té verde que ocasionalmente consumía.


Sonreí observando sus movimientos, guardando silencio sepulcral, para luego percatarme que no era capaz de dar con una postura cómoda, agradable a la vista y que pudiese excitar a cualquiera que lo contemplase en mis líneas. El cerezo era el lugar idóneo, por su majestuosidad y por el símbolo que era para la cultura asiática; además, ¿no tenía Caim un hotel llamado Sakura? Oh, sí. Lo había investigado. Nosotros nos conocíamos, pero prefería no enfrentarme a sus ojos verdes y tampoco al de sus hijos. Él era un ave demasiado astuta y yo un león receloso de mi territorio.


Creo que tendré que intervenir—dije aproximándome a él dejando atrás la taza, junto a la suya, ya vacía y con el café calentando casi de inmediato mi cuerpo.


Recordaba la pintura de Endimión de Nicolas-Guy Brenet y decidí que sería la apropiada, pero mostrando su miembro sin remilgos. Di gracias que el banco estuviese pegado al tronco del árbol, así que simplemente lo tomé de los hombros y lo eché hacia atrás.


Quiere una pintura especial, única, majestuosa y que provoque—comenté mirándolo a los ojos con rotunda frialdad—. Entonces, relaja los hombros y acepta lo que voy a hacer—añadí colocando sus piernas hacia el lado derecho del banco, ligeramente separadas, para luego colocar la diestra entre estas y acariciar sus testículos.


Mis dedos eran suaves, largos y estaban algo fríos; pero poseían habilidad a la hora de realizar ciertos masajes. Con la zurda levanté su mentón y lo giré suavemente hacia atrás. Justo cuando la cabeza estuvo como a mí me parecía correcto aparté la diestra e introduje esta en el bolsillo trasero de mi pantalón. Allí había una pequeña caja y dentro de esta un vibrador que ya tenía puesto un poco de gel envolviéndolo.


No muevas la cabeza, no muevas los brazos y no muevas las piernas—dije inmediatamente después de poner la caja en el banco, sacar el pequeño vibrador de apenas unos centímetros y ayudarme con ambas manos a introducirlo en su estrecho orificio.


En cuanto estuviese erecto sacaría el aparato y me dispondría a pintarlo. Al menos lo contemplaría el tiempo suficiente para quedarme con esa erección. Necesitaba saber cuál era el tamaño real de su miembro y no sólo lo que se podía apreciar cuando se hallaba dormido.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Koto Kosei el Mar Mayo 08, 2018 3:47 pm

-Adelante. Soy todo suyo. -Aceptaba su ayuda. Quería algo sensual, cautivador y único, pero no se le ocurría ninguna postura. No era dado a esas cosas; actuar, interpretar, posar... Esas artes se las dejaba a otros más hábiles. El solo seguía sus pequeños papeles bastante adaptados y similares a su persona. Posar, y más aún encontrar una postura, lo hacia verse a sí mismo excesivamente artificial o forzado. Poco natural.

Pero ahí estaba el artista para ayudarlo, dejándose recostar y colocar sin apartar la vista de esos ojos azules que tan atentamente se posaban en su persona. Y tan cerca.

Como le indicó, dejó relajado su cuerpo. Acomodado en aquel banco. Cero tensiones. Cero preocupaciones. Se empezaba a sentir cómodo con aquella postura, aún pese a parecerle algo dramática. Entonces, la mano, una de ella, tomó directamente sus testículos, rasgando la mirada y alzando una ceja. No fulminante, sino con un pequeño desconcierto. Seguido a eso, le pidió que no se moviera, frunciendo el ceño y entrecerrara los ojos al notar como le introducía la redondeada pieza.  -¿Es necesario? Si lo que quería, era y es otra cosa, puede decírmelo. No soy de los que montan escándalos. -Comentó, tragando saliva y pasando la lengua por sus labios de un sutil gesto.

-Esta obra ha de ser la de mi cliente. Para la que mostrará al resto del mundo, no me expondré como ahora. Deje que tenga algún misterio por revelar.-Ironizó, no tardando en verse los resultados del dispositivo.

Hacía poco que había tenido una intensa noche de sexo salvaje con Caim, y las escenas le venían a la mente, sobreexcitandolo.


Última edición por Koto Kosei el Jue Mayo 10, 2018 12:35 am, editado 1 vez
avatar
Dromes : 26908
Reputación : 3
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario
Koto Kosei
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Miér Mayo 09, 2018 1:54 pm


No, tranquilo. Ya me alimenté lo suficientemente bien estas noches...—susurré no muy alejado de él.

Para mí el sexo, como si fuese un incubo, era parte de mi alimentación. Me alimentaba de la energía negativa de las almas, las cuales se retorcían ocasionalmente en mi cama. Usaba incluso un látigo especial que me proporcionaba grandes beneficios. De momento, nada. Sí me excitaba el saber que tenía un modelo nuevo, uno que podía tener a mi disposición y que ofrecería al mundo una nueva visión de mi arte.

Estaba cansado de pintar jóvenes con rasgos europeos, paisajes que recordaban a mi hermosa Italia en todas las épocas posibles, y decepcionado conmigo mismo porque mis técnicas mejoraban, pero no al ritmo que deseaba. Nuevos cambios en el estilo que no se adecuaban a los modelos convencionales en mi repertorio. Así que Asia, mi hermosa Asia, tenía que estar presente y hacerse latente. Si me había mudado a Japón era porque este mundo empezaba a llamar peligrosamente mis deseos.

Me alejé de él, por supuesto tras apartar el aparato cuando ya aprecié que estaba más que erecto, y caminé hasta donde estaba el lienzo. Allí tomé un lápiz y comencé a hacer los trazos. Primero eran esbozos simples, sólo para saber situarlo. Después comencé a proceder con el resto.

El joven demonio parecía excitado más de lo acostumbrado con tan sólo ese juego. Su erección parecía ser por algo más que un simple juguete. Imaginé que estaba más que ansioso porque Caim lo viese en ese cuadro, como si fuese un catálogo de carne fresca ante un carnívoro.

Tomé un poco de café, agradeciendo que el termo en forma de jarra hacía su función, y luego proseguí sin moverme demasiado. Sólo se movía con gracia mi brazo. Eran trazos rápidos, pero era porque los primeros pasos los haría a un ritmo de trabajo superior al de un humano. Después, los detalles, me llevaría un buen tiempo.




Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Koto Kosei el Vie Mayo 25, 2018 2:37 pm

Alzado y en aquella postura, inmóvil cuál estatua, dejó la mente en blanco. ¿Y qué ocurrió? Que por su cabeza solo pasaban una y otra escena de aquella excelente noche descontrolada. Caim. Caim.... Aquel demonio podía llegar a ser más que su jefe. Era su amo. Su señor. Le debía mucho. Y la verdad, después de aquella clase de noche, se recordaba lo afortunado que había sido de dar con él aquella vez que escapó del control chino.

Durante décadas en su propiedad, encontrarse con Caim en los muelles fue casi un milagro. Sin nada encima, literalmente, aquel hombre lo ayudó. Le dio ropa, aseo, comida y una cama donde descansar por días todo lo que no había descansado en las últimas semanas. Después le preguntó sobre su persona, su pasado, su situación actual, sus habilidades.... Y algo bien en él, que lo contrató.

¿Fidelidad ciega? ¿Respeto? ¿Admiración?

Pese a ser iguales, Kosei lo veía en un escalón superior. No solo por los siglos de diferencia, sino por su aura y esencia.

Y ahora, en el momento presente, aquel otro italiano Tan opuesto a su señor en muchos sentidos, lo dibujaba en una postura excesivamente expuesta. Sin nada que ocultar.

-Dígame... ¿Por qué le desagrada mi cliente hasta el punto de no venderle una de sus obras? Las sumas dinerarias que le ha llegado a ofrecer quintuplicaban el valor de más de una obra.¿Por qué?-Quiso saber, inmóvil, apenas moviendo la cabeza para mirarle directamente y volverla de reposar en su lugar.
avatar
Dromes : 26908
Reputación : 3
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario
Koto Kosei
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Sáb Mayo 26, 2018 11:08 am

La musculatura se tensaba y dejaba bien claras las líneas que debía trazar con más ahínco. Ante mí tenía una excelente imagen que provocaría a cualquiera que lo contemplase. Sabía extraer de otros sus características más íntimas, esas que quedan bien profundas en sus almas, para que todos pudiesen saborearlas sin siquiera pretenderlo. El pincel pronto comenzó a rellenar con colores que iba elaborando en la paleta cuando, entre tanto gemido, su voz irrumpió.


Aunque ambos somos demonios, ambos poseemos un poder similar con respecto a nuestra posición, y eso tendría que unirnos, más que separarnos, Caim me desagrada porque su carácter me es insufrible. Supongo que los polos opuestos se atraen y los similares se repelen—dije mirándolo con la frialdad que solía tener para cualquiera.


Mis alumnos temblaban de pies a cabeza cuando los observaba de ese modo. Sabían que el infierno se abría y lo juzgaban. Por supuesto, ser un demonio en una institución como esa, un instituto tan relevante y valorado, era difícil cuando se intentaba que nadie supiese mi pasado, presente y el posible futuro. Sobre todo porque parte de mi presente, y también de mi pasado, me era desconocido. No quería que nadie supiese quién era yo, ¿pero alguien lo sabía?


Mi arte debe ser para el gran público, no para opulentos que lo usan como trofeo—añadí siguiendo con los trazos como si nada.


¿Me había desagradado su pregunta? No, en absoluto. Sólo que veía en él una confianza ciega, cosa que nadie había tenido conmigo a salvedad de los artistas más impresionantes en sus distintas áreas y, la mayoría por desgracia, había sido hacía demasiado.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Koto Kosei el Mar Mayo 29, 2018 12:27 pm

Con una de sus manos se tocó, aliviando la presión de su entrepierna, palpitante y exigente de atención por mínima que fuera. Y es que, por su cabeza, continuaban apareciendo escenas de lo más eroticas en las que aparecía su señor, bien con él, bien con algún muchachito de los que gustaba conquistar por “deporte” para después abandonarlo dándole la patada.

-¿Sugiere que usted es como él? Porque, perdone que discrepe. -Las miradas de uno y otro chocaron, sonriendo taimadamente el asiático ante aquella severidad en sus azules ojos. Le agradaba esa forma suya más distante de ser. Tanto que su ereccion votó casi de excitacion. -Le conozco poco, casi nada, pero no es como él. Ni física ni psíquicamente. Para empezar, es más apuesto que él, de eso no hay duda. Y se le ve suficientemente autónomo e independiente. Dudo mucho de si sabría atarse los cordones el solo. -Bromeó, sonriendo fugaz en forma de media luna.

-Eso es un argumento muy común. Una copia de su propia mano, ¿no sería tan valido y autentico como el primero?-Preguntó, siguiendo tocándose sin pudor alguno, sin perder el resto de su postura. A fin de cuentas, sabía que la forma ya la tenía plasmada al verlo hacer las mezcla sobre en la paleta.

-Espero que la plática no le moleste. Sería lo último que quisiera. A fin de cuentas, estoy sometido a su voluntad para cumplir mi mandato.

Bajo su mano, embadurnando su entrepierna, se apreciaba una capa preseminal. No solo su entrepierna estaba receptivo, sino que sus recuerdos más reciente lograban que su piel se estremeciera por la zona de brazos y piernas. Sus rosados botones se empitonasen. Su trasero palpitase en su más profundo interior.

Todo por aquel hechizo del que apenas recordaba.
avatar
Dromes : 26908
Reputación : 3
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario
Koto Kosei
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Miér Mayo 30, 2018 2:37 pm

Silencio. Lo único que obtuvo a sus primeras palabras fue silencio y que leyese entre líneas. Caim era uno de esos demonios que adoraban el dinero, el prestigio, el poder y cualquier cosa que pudiese conseguirse manejando a otros como títeres. Es cierto que yo hacía lo mismo, pero por un fin distinto. Amaba el arte, no sólo lo admiraba. El arte era algo intrínseco en mí. Había nacido para ello, pues tenía un don que nadie podía manejar del mismo modo. De hecho, ningún arista se parecía a otro por mucho que lo admirase y fuese su referente. Todo cambiaba porque todos éramos “hijos” de nuestros “padres”.


Caim no había sido concebido, sino que surgió de la pura oscuridad. Yo, de igual modo, había surgido y batallé por tener mi posición. Ambos teníamos un territorio amplio en el infierno, una historia llena de sangre y horrores, almas a nuestros pies y un poder inconmensurable con respecto a otros demonios. Aún así él y yo no podíamos vernos. Ni siquiera podíamos vernos para tomar negocios tan nimios como aceptar que conservara uno de mis cuadros.


Hacía poco que había perdido algunos años en mi memoria, pero recordaba todo lo que era en lo referente a viejos camaradas o criaturas que surgieron a la vez que yo lo hacía. Se podía decir que éramos la semilla de la maldad, la creatividad, la pasión y la necesidad.


No me molesta, pero no soy muy hablador—dije cerciorándome que el color de sus mejillas, de un tono melocotón maduro, era el correcto y que sus labios se veían sensuales y pérfidos a la vez.


Tomé un sorbo del café, que aún estaba caliente gracias a la taza que conservaba el calor, y seguí con mi pintura. Movía las manos de forma algo más rápida que un humano, pero me recreaba. No iba a ir demasiado rápido porque quería contemplar bien como su cuerpo temblaba.


¿Qué se siente al saber que sólo eres uno más en su lista? Supongo que tampoco el más importante, pues dudo que le vayas a dar un hijo—comenté sin desear herirlo, pues hablaba desde la más pura sinceridad y curiosidad.


Caim seleccionaba sus “amas de cría” para tener hijos fuertes y que pudiesen ocupar ciertos puestos. Incluso los observaba desde la cuna para luego ayudarlos a crecer en pocas horas, pues quería criaturas que lograsen luchar en su nombre. Ellos les respetaba porque a pesar de su severidad y desapego jamás los trataba de forma violenta, ofrecía protección, comida, techo y a muchos una vida de lujos que de otra forma no tendrían.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Koto Kosei el Miér Jun 06, 2018 2:57 pm

Sin dejar de masajearse la entrepierna, rió guturalmente con suavidad y la más pura elegancia envuelta en sensualidad. Realmente le resultaba graciosa la idea de que creyera el rubio que realmente pensaba Koto que era alguien especial para ese demonio. Y frente a esa idea, igual de gracioso le resultaba el hecho de que el mero hecho de no darle hijos pudiera, en todo caso, ser un impedimento.

-Por supuesto que no soy más que un peón más en su sitio filas. Pero no todos los peones se sacrifican en vano. Ni todos son piezas sin valor. Siempre hay la posibilidad de convertir a un peón en... bueno, lo que se quiera. Dentro de las posibilidades. Me considero ese peón.

Entrecerró los ojos entonces, soltando un lastimero y jadeante suspiró que salió de su más profunda garganta. Su mano manchada. Su vientre con un par de hilos rectos de semen. Su cuerpo, por unos segundos, se contrajo y vibró, relajándose después.

-Por ahora me conformo con ser su contable. Estos recados me los manda por morbo. Seguro que ansia verme caer. O tal vez le gusta jugar a ponerme a prueba. Sea lo que sea, nada es peor que mi anterior situación...-Comentó dejándose llevar por La Paz interna de ahora, sintiéndose cómodo incluso con la platica, hasta el punto de irse algo de la lengua. Y era alguien reservado con sus cosas. Especialmente con las personales.

¿Qué demonio estaría orgulloso de será esclavizado por años por unos malditos humanos? ¡Y chinos!

Había combatido en varias ocasiones en su vida contra ellos. Insistentes. Numerosos. Mandados. Pero cobardes y poco originales. Y ahora seguían siendo igual.

-¿Le queda mucho? Quisiera poder moverme un poco. Y tal vez echar un ojo a sus dotes. No quisiera posar demasiado sin ver su progreso.

avatar
Dromes : 26908
Reputación : 3
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario
Koto Kosei
DEMONIO

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Amadeo Roma el Jue Jun 07, 2018 2:24 pm

Justo cuando acabó, demostrando que estaba más que simplemente excitado y perdido en sus pensamientos, finalizaba los últimos trazos. Finalmente había decidido acelerar mis movimientos, aunque detestaba hacerlo. Sentía que mi poder impregnaba demasiado la obra, pero ahí quedaba. Se veía atractivo, colorido y extremadamente exacto.

He terminado este—dije para tomar un poco más de café—. Si quieres verlo puedes venir y hacerlo, pero queda un segundo. El segundo lo tomaré en base a una fotografía.

Tomaría algunas fotografías tal y como estaba en ese momento: acalorado, manchado por sus propios fluidos, sudoroso y con los ojos encendidos en el deseo. Sería como un canto a la satisfacción, a la paz tras un acto carnal. Suponía que eso atraería bastante a cualquiera en la galería.

Sólo necesito que te arrojes al suelo y me permitas ir a por la cámara. De momento, te dejo con la obra mientras regreso.

Dejarlo a solas con la obra era un peligro, pero había dado su palabra. Sabía que era la clase de demonio que tenía orgullo y honor, así que no iba a marcharse sin más. Además era inflar su ego un poco más.

Sabía que nadie notaría que era un demonio en mi lienzo, pero Caim sí que lo sabía y seguramente se sentiría más que tentado ante semejante imagen.


Carnet de Profesor:
avatar
Dromes : 31924
Reputación : 17
Mensajes : 141
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Propuesta +18

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.