Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



TRAMA
Mythological
Prince's Search

POR Zackary Argyreon
BÚSQUEDA
Búsqueda de un universitario
POR Rudi Di Costanzo
LIBRE
Se ofrece rol dragonil
POR Skye D.
BÚSQUEDA
Búsqueda de un
ardiente dragón

POR Nekushi Kuishiro
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Descendants [Mudanza - Af. Élite]
Hoy a las 3:36 am por Invitado

» Cree, en que Él, tu y yo, somos reales [Priv. Nero]
Hoy a las 3:26 am por Nero Angyros

» Ryou Ice (Ficha)
Hoy a las 2:13 am por Alice Donakis

» Reserva de físicos
Hoy a las 12:44 am por Alice Donakis

» BÚSQUEDA DE ROL {4/6}
Ayer a las 8:31 pm por Jestro Jokster

» Se ofrece rol dragonil. Tema libre ya publicado.
Ayer a las 4:13 pm por Skye D.

» CAMBIO DE NICK
Ayer a las 11:19 am por Dylan Walker

»  Vacations or adventure in the sea [Priv. Tooru Honda]
Ayer a las 6:20 am por Tooru Honda

» —ID— Mihail
Ayer a las 3:56 am por Alice Donakis

» LIBRO DE FIRMAS
Miér Oct 17, 2018 7:46 pm por Yuuma Nakahara



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Las apariencias engañan [ Priv - Tooru Honda]

Mensaje por Mikaela Lovegood el Mar Mar 27, 2018 11:06 pm



A
lcanzó a dejar los libros sobre la cornisa de la ventana del pasillo. Mientras iba perdiendo las fuerzas causadas por los estudios, afuera, había visto el paisaje un poco inusual. Una luz de brillo intenso ─ Lo suficientemente fuerte como para no parecer natural, aparte de poseer un tono inusualmente violáceo ─ se alzaba enfrente suyo, alzándose hasta cegarla por completo. El brillo penetró por los cristales de sus lentes obligándola a alzar la mano para cubrirse y, por culpa del gesto, con la otra mano empujó el resto de libros, junto a su mochila al suelo.

¿Qué? ¡No! ─ Exclamó, extendiendo el brazo para tratar de alcanzar sus objetos, hasta alongarse peligrosamente por la ventana.

Los siete metros de altura no hubieran importado de no ser porque su libro de cuentos y su consola preferida estaban dentro de esa mochila. Ya pensaba que la suerte de por sí, no solía ir de su parte, pero esta vez tenía mucho que reclamar al universo, que parecía ponerse en contra todo el tiempo. Aún así conservó ese pequeño atisbo de esperanza y rauda, acudió al rescate de sus cosas.

Que estén bien, que estén bien, por favor...

No hacía más que preguntarse cómo es que aquello había pasado y de dónde había procedido exactamente, incluso si ella misma era la que lo había visto. Aunque de ser que alguien lo viera probablemente pensara que era algún reflejo de un prisma que se proyectó en ese instante. Probablemente, nunca lo sabría, así que no valía la pena pensarlo siquiera. Al llegar a la puerta que daba al patio, prácticamente la abrió de un golpe fuerte con el hombro y, tras hacer un pequeño derrape con su pie al girar la esquina se halló con sus preciados tesoros ─ No hablamos de los libros ─ pero estos estaban acompañados.

Cuando alzó su mirada para ver quien retenía sus pertenencias se topó con un joven. Aunque era la primera vez que lo veía, lo reconoció al instante. Era de estatura media, aunque se aspecto imponente debido a su amplitud corporal, con una sonrisa retorcida pero unos dientes perfectamente alineados y de un curioso esmaltado blanquecino, sus ojos eran de un tono ámbar muy resplandeciente y su cabello desaliñado. Su nombre era Yukito y obviamente era un ser sobrenatural.

─ Casi me da en la cabeza.

Lo siento, no era mi intención tirarla ─ acentuó Mikaela, manteniendo la distancia entre ambos.

─ Y ¿cuáles eran, entonces?

No era ninguna, a decir verdad, solo se me cayeron las cosas ─ Repuso ella.

Él dió un par de pasos, acercándose peligrosamente, hasta el punto de que se vió obligada a retroceder poco a poco. Posteriormente se había encontrado con hombres insistentes, entre los que incluía un curioso joven de cabello azul, pero de algún modo su intuición le decía que no se acercase mucho a ese chico.

─ ¿Sabes? Siempre me he preguntado por qué este instituto ha llegado a implementar la inclusión de humanos entre nuestras aulas. Los humanos no son como nosotros, ni siquiera entenderían la mitad de las asignaturas ─ Dijo, clavando en Mikaela sus  profundos ojos ámbar.

Me sorprende que sepas siquiera lo que significa "implementar" e "inclusión" ─ susurró, para sí, con verdadera sorpresa ─ Tal vez los humanos tengamos algo que hacer aquí, al fin y al cabo el setenta porciento del mundo lo controlan los humanos y la gran mayoría estudia aquí para sacar trabajos convencionales ─ dedujo.

─ No me digas lo que ya sé─ interrumpió irritado, golpeando la pared con su mano, al mismo tiempo que acorralaba a la rubia contra la pared ─¿Te crees muy lista? Igual, es obvio que no harás mucho aquí, pero si quieres por un módico precio podría ofrecerte mis servicios.

De algún modo para ella, todo aquello iba a desembocar en una propuesta que muy probablemente se viera obligada a declinar »Sé defenderme sola« pensó, mas no se vió capacitada de decirlo en aquel momento.

No soy muy lista, de hecho, no supero la media. Solo quiero recuperar mis cosas ─ insistió.

─ ¡Ja! y ahora parece que te gusta hacerte la graciosa ─ inquirió con una inquietante sonrisa ─ Eso, también tiene coste adicional.

No había nada que hacer contra un demonio. Parecía que su objetivo estaba claro, por mucho que insistiera él no iba a hacerle caso. Fijó su mirada en la mochila que colgaba de la misma mano que obstaculizaba su camino. Lo que no se fijó, es que la otra mano se le acercaba peligrosamente a uno de sus pechos.





{_/}
(¬.¬)
/   >       ○ ○ [Emily Lovegood] ahora es [Mikaela Lovegood]
Corazón de un user(?) ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 24 Dromes : 122742
Reputación : 7
Mensajes : 50
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Las apariencias engañan [ Priv - Tooru Honda]

Mensaje por Tooru Honda el Jue Abr 05, 2018 6:58 am

Tooru tenía que luchar constantemente con su contraparte gato, por el simple hecho de que necesitaba fisiológicamente mucho tiempo para dormir, a veces lograba vencer a sus instintos pero, otras veces terminaba por acomodarse en algún lugar cómodo y silencioso. Fue así que después de un par de clases, decidió tomar una pequeña siesta que se transformó en una larga siesta en realidad, llegó a un árbol frondoso detrás de uno de los edificios, se acurrucó en su forma gatuna, se hizo bolita sobre una de las ramas más gruesas, durmiendo plácidamente, eso hasta que a lo lejos empezó a escuchar la voz de un tipo que se quejaba por haber sido golpeado por una mochila que cayó del cielo, se quejaba tan fuerte que le hizo despertar, el gato se talló los ojos y miró en dirección de donde provenía el ruido - Nn? - había un tipo tosco, grande y de apariencia fuerte, después hizo aparición una rubia de delicadas facciones, al parecer la mochila era de ella, y aquel tipo parecía que pretendía sacar provecho de ella de una mala manera pues terminó por arrinconarla.

Tooru tenía un sentido de la justicia bastante arraigado, quizá para bien, quizá para mal (especialmente para su persona), a veces simplemente no podía pasar algunas cosas por alto (aunque estuviese en clara desventaja), terminó bajando del árbol en su forma felina, caminó hasta ambos muchachos, parándose al lado, escuchando el resto de la conversación, y cuando miró aquella mano sospechosa acercarse peligrosamente a la muchacha, dio un brinco al pequeño espacio que había entre ambos - Mew - maulló antes de volver a su forma original justo a tiempo para desviar con su propia mano la del muchacho, quien no daba crédito a lo que miraba, no por el hecho de que estuviera impresionado, más bien por el pequeño y menudo chico que osaba siquiera atravesarse entre él y su presa. Tooru no tenía ni pista de a que se enfrentaba, aunque el tamaño del sujeto debería ser suficiente para alejar a cualquiera... - JAJAJAJA, pequeño mocoso, que crees que haces? - preguntó el hombre en un tono bastante burlón - Oi, ya te pidió disculpas, no sé por qué no solo las aceptas - reparó el recién llegado, con una voz mucho menos masculina que la del otro ser frente a él, a decir verdad, sonaba como la voz de un adolescente apenas - No te metas donde no te llaman enano - el hombre iba a empujar a Tooru con fuerza a un lado pero este se agachó y lo miró desde allí, disimulando su sudor y el miedo provocado por la velocidad y fuerza que había percibido - Maldición, eso estuvo cerca... Oi, en qué me metí?? - siempre actuaba antes de pensar, y aunque no demostraba miedo, se estaba cagando por dentro - No quiero pelear, hombre - Te burlas de mi? - aunque las ventajas de ser pequeño, es que era algo escurridizo, no era tan fuerte físicamente. Yukito esta vez intentó darle una patada pero Tooru giró hacia un lado, alejándolo un par de pasos de la rubia - Woa! Mierda, debo pensar en algo rápido! - sus clases de defensa personal parecían dar frutos aunque solo estaba huyendo, era obvio que no era rival para el monigote aquel.

Yukito notó que el semigato solo huía y aquello causó que el hombre en su desesperación lanzara la bolsa a los brazos de la chica para ponerse 'serio' - Voy a despellejarte - una voz gutural salió de la garganta mientras el rubio sentía un escalofrío - Ya veremos - sonrió con falsa confianza, su espíritu de sobrevivencia le indicaba que debía huir, sobre todo cuando notó la naturaleza oscura de aquel ser. Se puso en guardia como si de verdad fuera a luchar pero, ese no era su plan en realidad - Ok, esto no ha sido muy listo de mi parte - tragó saliva, estaban en una parte del campus donde no había realmente mucha gente, por eso estaba durmiendo allí en un principio! Pero, la suerte podría sonreírle en un momento así? - Oh, mierda! el prefecto! - entonces echó a andar su plan B, apuntó a lo lejos con el indice derecho, y... Podía haber alguien más estúpido que un bully? Tal vez no...

- Qué? Mier... - el dichoso demonio más tardó en voltear y buscar a la autoridad con la mirada, que Tooru tomar de prisa a la muchacha por la muñeca y la jalara tras de si, haciéndola correr de vuelta al edificio - Corre, corre, corre - repitió varias veces tanto para sí como para la muchacha - Maldito enano! Vuelve aquí! - se escuchó detrás de ellos muy cerca pero Tooru no volteó, solo se limitó a acelerar el paso, su única esperanza era encontrar a una autoridad real antes de que les diera alcance...



I hear your voice
Ficha || Cronologia
© HARDROCK

Habla ff3300 / Piensa / Narra

Yurei <3:
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 18 Dromes : 346356
Reputación : 38
Mensajes : 120
Ver perfil de usuario
Tooru Honda
SEMI ANIMALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Las apariencias engañan [ Priv - Tooru Honda]

Mensaje por Mikaela Lovegood el Mar Oct 02, 2018 3:32 pm



N
unca pensó que en algún momento de su vida interpretaría el papel de “Damisela en apuros”. Sin embargo, allí estaba, contra una pared rodeada de un par de matones ridículos y abrumadoramente forzudos. Habría sido estúpido pensar que se podría librar de una raza que era superior a la suya en muchos aspectos. No, pero era inevitable decir las obviedades a la cara. Ese había sido su problema, que no sabía cuándo cerrar el pico y por eso se encontraba a escasos segundos de que otro cerdo más intentase tocar sus atributos.

Empezó a cuestionarse qué tanto tenía la población masculina con sobar una bola de grasa colgante. Pensaba que la sociedad habría avanzado lo suficiente, pero helo allí, un grupo de babuinos babeantes por un escote. Por primera vez en su rostro se apreció un fuerte y marcado fruncimiento de ceño. Se había puesto a pensar en la ristra de insultos que podría decirle, pero prefirió simplemente querer apartarle la mano, agarrar su bolso y salir de allí para no volver. No obstante antes de hacer nada quedó perpleja ante la acción de un tercer elemento en la ecuación. Uno con el que no había contado: parecía ser un niño, de estatura pequeña, casi como la suya, pelo rubio y raíces negras con unos rasgos que pudo apreciar que eran de gato.

Parpadeó, confusa y desorientada ¿Quién iba a imaginar que alguien más delgado de ella vendría a salvarle y lo lograse antes que ella? Aquel muchacho parecía ser muy ágil y ante su astucia, sonrió de lado triunfal y orgullosa de la buena gente que aún había en el mundo. Sin embargo, parecía que estaba a punto de perder aquel pequeño duelo de golpe y esquiva. Hizo una mueca, como esto se complicase más seguramente acabarían con un morado en los ojos o a saber qué otros dolores habrían de por medio.

Apretó los puños, impotente ante el hecho de no poder hacer más que mirar, en su interior crecía el sentimiento de que en antaño ella habría hecho algo más que solo mirar. Así no era más que un simple objeto inútil y utilizable en medio de un campo de depredadores hambrientos. No, no quería ser así. Fue entonces que se giró y empujó a uno de ellos, concretamente el que portaba su bolso, recogió sus cosas y se disponía a ayudar antes de escuchar que se acercaba el prefecto por parte del joven.

Pero si no hay… ─ murmuró, confundida, antes de captar que lo que quería era elaborar un plan de huída.

Ahí fue cuando el jalón en su muñeca le indicó que tenía que echar a correr. Eso hizo. Se aferró a sus cosas y corrió como una cosaca tras el felino. Lo malo de tener un bajo fondo es que el golpe de adrenalina le duró poco y no hicieron más que un par de zancadas para que lograse quedarse sin aire.

N...No puedo de verdad ─ intentó decir entre jadeos entrecortados. Estaba algo apurada ─ La resistencia otaku, es la peor … ─ agregó, viéndose obligada a reducir su ritmo cada vez más.

No cabía otra. Era el momento de emplear nuevamente el cerebro antes que los músculos. Buscó entre su bandolera el periódico de ayer, lo separó un poco y lo lanzó hacia atrás como una cortina de papeles, con cuidado de no tropezarse en el intento. Ahí tomó la iniciativa y cambió los papeles entre ambos, agarrando la muñeca del joven rubio para desviar la trayectoria hasta los baños femeninos que tenían al entrar por la puerta.

Aquello pareció el mismísimo preescolar. Un poco tonto, pero así era el mundo fuese de la raza que fuese.

Eso...fue increíble ─ dijo mientras intentaba recobrar el aliento poco a poco, haciendo un movimiento tosco con el brazo para, simplemente posar su mano sobre el hombro del muchacho ─ Espero que...uff ─ pasó la mano por la frente, quitando el poco sudor que había ─ Espero que no te importe entrar al baño de chicas. Aunque, bueno, con lo andrógino que eres cuela y todo ─ sonrió ligeramente, echando la bandolera a un lado para acercarse a los lavabos. Necesitaba refrescarse, urgentemente y de no ser porque estaba delante se habría echado agua hasta en las axilas. ─ Por cierto ─ irrumpió mientras se humedecía la nuca ─ Gracias por intervenir y ayudarme, has sido muy rápido pensando ─ Dijo sincera, acercándose a unos de los cubículos, bajó la tapa del retrete y se sentó tras dar un largo suspiro.






{_/}
(¬.¬)
/   >       ○ ○ [Emily Lovegood] ahora es [Mikaela Lovegood]
Corazón de un user(?) ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 24 Dromes : 122742
Reputación : 7
Mensajes : 50
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Las apariencias engañan [ Priv - Tooru Honda]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.