image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas
» Comienza una nueva etapa. [Con Nero Angyros.]
Hoy a las 7:21 am por Lily Evans

» The Beginning || Priv Aredhel.
Hoy a las 4:21 am por Khaeli Dunkheit

» Dance With Me II // Priv. Helena Blackstone
Hoy a las 3:44 am por Kylian & Kyria

» TIENDA DE ITR
Ayer a las 11:46 pm por Dylan Kuroki

» Primer contacto... || Priv. Ailis
Ayer a las 11:26 pm por Nykhal Drakhsen

» Ausenciaâa
Ayer a las 11:12 pm por Alice Donakis

» Reserva de físicos
Ayer a las 10:25 pm por Alice Donakis

» Hol mich. [Mephisto - ID]
Ayer a las 10:21 pm por Alice Donakis

» Un consejo extra para una decisión tomada
Ayer a las 10:20 pm por Amber Myogi

» Saludos Mortales Del Séptimo Universo.
Ayer a las 8:55 pm por Sayori





















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado ¿Encerrado? VonSchrodinger

Mensaje por John Constantine el Vie Mar 09, 2018 5:52 pm

Es extraño. Pareciera que las noches supieran cuando un asesinato importante sucede. Los postes parpadean como intentando no ver lo sucedido. Los autos desaparecen y las personas apagan las luces de sus ventanas, pero se asoman desde detrás de sus cortinas para observar. Los focos de los carros de policías iluminan el humo de los alcantarillados. Unos policías hacen guardia en el cordón perimetral y me observan cautelosamente como si fuera un asesino que vuelve al lugar a observar como su obra de arte ha llamado la atención de la policía ¿No es eso lo que los asesinos hacen? Como sabría yo, no soy un asesino. Saco un cigarrillo y lo enciendo, mientras me acerco a uno de los policías.

- ¿Tu eres Constantine?

Asiento con la cabeza.

- Entonces entra, pobre idiota.

Levanta el cordón y me deja pasar. Doy unos pasos hasta la casa y observo al guardia de reojo, no le respondo como debería, pero de seguro se llevará una linda sorpresa cuando sienta en sus pantalones lo que le deje. En la puerta de la casa hay un grupo de detectives y logro reconocer al que me llamo para que me hiciera presente aquí. Parece no estar contento mientras conversa con los demás, suda como nunca lo había visto.

- ¡Peel! – pareciera que un escalofrió le recorrió la espalda cuando dije su nombre.

- ¡Santo cielo, John! Casi me cago.

- ¿Qué es lo que pasa? Por teléfono sonabas como si alguien te estuviera apuntando en la cabeza ¿Un poco tenso?

- Dilo las veces que quieras. Estos son dos de mis colegas, son buenos tipos. Aunque igual casi se orinaron, pero puedes confiar en ellos. En fin, te llame porque te necesitamos John… Demonios, odio decir esto, pero necesitamos un favor. Sabes que nadie está contento cuando tiene una deuda contigo…

- Esto parece serio si es que me pides un favor.

- Si que lo es. Déjame contarte una historia: Había una vez, en esta linda ciudad, unos policías están tras la pista de un trio de ladrones, como es normal. Resumiendo, han venido a esta casa para desaparecer un tiempo, están ahí durante una semana. Así que vinimos a la casa porque están demasiado calmados ¿y que encontramos? Que alguien los torturo por 8 días y luego murieron por el daño que habían sufrido. Los policías que habíamos mandado para ver que sucedía tampoco han regresado, solo nos dieron la información que te di y se corta el contacto cuando algo parece atacarles.  Es esa habitación John.


- Oooook… ¿Y quién es el responsable?


- No lo sabemos, pero aun esta ahí dentro. – saca un pañuelo y se seca el sudor de la frente - Estoy fuera de mi zona de confort y desde arriba me pidieron que lo solucionara de todas las maneras posibles. Si sabes a lo que me refiero... Así que… ¿Ayuda?

- ¿Y los cuerpos?


- Ahí dentro…


- Espera, espera, espera… ¿Debo entrar ahí, donde hubo una carnicería y el responsable, además de los cuerpos (o lo que queda de ellos), aún están ahí dentro? No soy el maldito Batman ¿sabes? Me largo de aquí… -  doy media vuelta y me preparo para salir de allí. Desde fuera se puede sentir el olor a sangre.

- Por favor, John. Te ayude antes.

- ¿Cuan peligroso es el que está ahí dentro?


- Mierda si lo sé.

- Vamos Peel…

- Piénsalo. En esa pieza no puede estar bien. Ha pasado 8 días matándolos, no ha dormido seguramente en esos días. Lo necesito fuera. Necesito arrestar a cualquier cosa que este allí dentro… No sé qué más hacer…

- ¿Ah si? Bueno, entonces entrare. la sincronicidad me da confianza y un pensamiento aparece en mi cabeza, alguna forma de sacar provecho de esto.

- Gracias… en serio gracias. Mis colegas estarán aquí afuera…

- Maldito bien que me van a hacer, si algo me pasa seguramente entraran a la habitación y este tipo nos matara a los 3. A veces puedes ser un imbécil Peel…

Tiro lo que queda de mi cigarrillo al piso justo cuando me percato de que un charco de sangre se forma justo por debajo de la puerta. Nuevamente empiezo a dudar si esto es una buena idea… Aprovecho de sacar un nuevo cigarrillo para encenderlo y tratar de parecer más confiado en mí mismo… Demonios, creo que pise la sangre… De a poco tomo el pomo de la puerta y la comienzo a girar lentamente, como si de esa manera el asesino no supiera que estoy entrando. Finalmente abro la puerta y un hedor asqueroso choca contra mi nariz… esto cada vez parece más mala idea.

-  ¡Hola colega! ¿Qué tal si sales rápidamente para ahorrar todo este problema?  






"John Constantine: Clase obrera, fumador empedernido, alcoholico, bisexual, hechizero de Liverpool que tiende a sacrificar la vida de sus amigos en la mayoria de sus aventuras. Es muy confiado, probablemente sus ultimas palabras serán: "Bueno, mierda. Eso no funciono."
avatar
Edad : 26 Dromes : 40677
Reputación : 2
Mensajes : 69
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Encerrado? VonSchrodinger

Mensaje por Demian Serkin el Lun Mayo 14, 2018 5:16 pm



TEMA
CERRADO
Tema cerrado por inactividad.
Este tema lleva inactivo más de dos meses y por tanto, muy a nuestro pesar, debe ser cerrado y enviado a la papelera, pero ¡No temas! Si deseas recuperarlo solo tienes que pedir su apertura aquí.
Lugar: Casas.
Atte: Staff ITR.
RHODES PRINCE PARA ITR



Otras cosillas:

Gracias a la genialosa de Noire por la firma ♡
avatar
Edad : 24 Dromes : 648466
Reputación : 29
Mensajes : 1171
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Encerrado? VonSchrodinger

Mensaje por VonSchrodinger el Jue Mayo 17, 2018 7:01 am

Él era un demonio ¡Un balrog! Ni más ni menos. Había conseguido que reinos e imperios cayesen, había sido temido y amado, un monarca bello  y perfecto, pero fiero y despiadado, y en aquel mundo de gente mediocr, escoria. Aquel era un día malo, bastante, e imagina lo que es un mal día para un demonio que tiene el poder de quemar una ciudad entera. Aunque había perdido gran aprte de sus poderes al encarnarse en un cuerpo humano, seguía siendo bastante poderoso, y tocarle los nervios a ese estado, era muy peligroso. Era de noche y no se encontraba en una de las mejores horas de la ciudad, iba buscando librarse de su enojo, y lo iba a conseguir. Entró en uno de los bares de la zona, y enseguida un mar de miradas hostiles se clavaron como cuchillos en su espalda, seguramente hasta el bartman era parte de una de las muchas mafias que poblaban aquella zona, al igual que todos los hombres que allí se encontraban. Se sentó frente a la barra y enseguida pudo sentir el frío del metal de la boca de una pistola sobre su nuca.

Se giró lentamente, ya con rasgos demoníacos (ojos de serpiente, garras y escamas), miró a su agresor y con una sonrisa en el rostro dijo -mala idea, amigo- Y aprovechando el estupor del atacante, se levantó. El ambiente se había oscurecido y la figura de Schrodinger se había agigantado, su sombra se proyectaba hacia atrás, consiguiendo asustar a todos los el interior. Las ventanas se habían cubierto con oscuridad y la puerta se había bloqueado. Schrodinger aprovechó este momento te terror para tomar la pistola y fundirla en su mano, acto seguido cogió al hombre que hasta hacía un momento había tenido la pistola en sus manos y lo puso sobre la barra, agarrándole la cara, presionó con sus dedos sobre sus mejillas y le abrió la boca, derramándole en el interior el metal fundido de la pistola. Los gritos de dolor despertaron al resto de la banda, los cuales sacaron sus armas y comenzaron a apuntar al balrog, este abrió de brazos y sonrió, al momento, múltiples detonaciones resonaron cuando los sicarios apretaron el gatillo de sus armas. El demonio se envolvió en un fuego verde que le protegió de la lluvia de plomo. Una vez concluyó el fuego, se pudo escuchar una risotada que retumbó en las cuatro esquinas del local, era momento de que la matanza comenzase. Al primero, un yonki con melena, le ató de los pelos a una barra de metal, y con sus garras se dedicó a realizarle dibujos en la piel, arrancándole gritos de dolor cada vez que clavaba sus garras sobre esta y comenzaba a rasgarla, produciendo un sonido similar al de rasgar un folio. Cuando le dejó el cuerpo totalmente "tatuado", le colgó del techo aún atado por los pelos, y cuando le dejó caer, el hombre sufrió una lenta agonía al sentir como el cuero cabelludo se le separaba poco a poco del cráneo, además, el demonio le rociaba con alcohol que le quemaba como ácido en las heridas. Para terminar, caería sobre un trozo de madera puntiaguda que le atravesaría. Al bartman le prendió en un fuego maldito, que le quemaba pero no mataba. Cuando se cansó de sus gritos le sentó sobre una silla y le dio de comer a sus serpientes, las cuales se lo fueron comiendo poco a poco, primero las partes blandas: ojos, lengua, etc. Después extremidades, desollándolo poco a poco. A otro de ellos le hizo beber gasolina y le prendió por dentro. Al siguiente que cogió le retorció todos los huesos, quebrándoselos y arracándole los ,miembros. Otro de los de la banda sufrió un destino cruel, Schrodinger improvisó una cruz con la madera que pudo encontrar en el local y lo crucificó boca a bajo. Una orgía de caos, sangre y destrucción que duró ocho días.

Sin haberse percatado del tiempo, por fin acabó con el último de los estúpidos que se habían atrevido a dispararle. Cansado se preparó una copa, un vaso cuadrado bien cargado con Whiskey y hielo, cuando pudo observar que la puerta se habría lentamente. Sonrió con un poco de chulería y con voz segura y confiada dijo -¿Quieres una copa?-Interpeló al hombre que entraba por la puerta, el cual podría ver a un Dinger sentado sobre la barra, cruzado de piernas y vestido con un pantalón negro y una camisa totalmente blanca, que a diferencia de todo el local, era lo único que no se había manchado de sangre.


avatar
Salón : 1 A Edad : 18 Dromes : 75957
Reputación : 3
Mensajes : 163
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Encerrado? VonSchrodinger

Mensaje por John Constantine el Vie Jun 22, 2018 7:53 pm

El ambiente se había vuelto oscuro. El olor a sangre se hizo mucho mas fuerte de lo que estaba afuera y se podía ver el por qué. Cuerpos desparramados por todos lados decorando lo que en algún momento pareció ser un bar, la sangre goteaba de cuerpos colgados, mientras el olor a carne quemada se hacia sentir. De cierta manera el cigarrillo en mi boca se sentía dulce, hacia que mi gusto no se llenara del olor a podrido, pero si al suave sabor del cigarro. Aunque de todas formas creo que con todo lo que he fumado mi gusto ya debería haber desaparecido. Cuando mi vista ya se comenzó a acostumbrar veo sobre la barra al responsable de toda esta carnicería, lo que era extraño ya que parecía ser lo único que se había salvado de la sangre que se amontonaba por todo el lugar.

- ¿Una copa? Prefiero la botella entera, no creo que alguien vaya a cobrar por hoy.


Era una situación extraña, pero debía mantener la calma y tratar de ayudar a Peel que mucho lo he jodido anteriormente, aunque no creo que él no lo haya disfrutado. En fin, me acerco a la barra guardando un poco la distancia con la persona que bebía tranquilamente lo que parecía ser whisky. Busco una botella que se vea lo más costosa posible… finalmente me decido por la Jack Daniels. Busco un vaso limpio, pero la mayoría está rota o manchada con sangre así que tomo directamente de la botella. Refrescante… Me dirijo hacia la puerta guardándome la botella en la gabardina.

- Afuera está lleno de policías ¿los escuchas? Bueno, están cagados en los pantalones y no se atreven a entrar aquí y sacarte. Así que me envían a mí para hacerte salir
– sigo fumando – Bien, ahora levántate. Sobre tus piernas, si fueras tan amable, y sal de aquí, hijo.

Solo me queda mirando.

- Ya, claro… ¿No iba a ser tan fácil no?

Busco un lugar donde sentarme, cuando un pensamiento cruza por mi mente y me congela por un segundo ¿Me matara él o lo terminare matando yo? Supongo que no tiene porque terminar así, pero siempre esta esa posibilidad, mejor mantengo una conversación.

- Podrías haber dejado que los polis sacaron los cuerpos al menos. Pero supongo que te gusta que estén aquí. Afuera me dijeron que perdiste 8 días de tu vida en hacer todo esto
– miro al crucificado – supongo que no dormiste solo por torturarlos.

Vuelvo a sacar la botella de la gabardina y sigo bebiendo, mientras sujeto el cigarrillo entre los dedos.

- Pero hay algo que no me cuadra del todo
– guardo la botella - ¿Por qué te tomaste tantas molestias en hacer todo esto? Es decir, no es como que te hubiera tomado mucho tiempo en destrozarlos para luego salir huyendo por ahí, como lo harían todos lo de tu tipo, porque claro, se lo que eres y no tiene sentido hacer como si no lo supiera. Así que bueno… ¿Por qué las molestias?






"John Constantine: Clase obrera, fumador empedernido, alcoholico, bisexual, hechizero de Liverpool que tiende a sacrificar la vida de sus amigos en la mayoria de sus aventuras. Es muy confiado, probablemente sus ultimas palabras serán: "Bueno, mierda. Eso no funciono."
avatar
Edad : 26 Dromes : 40677
Reputación : 2
Mensajes : 69
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Encerrado? VonSchrodinger

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.