image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Dom Mar 04, 2018 8:14 am

La fecha de San Valentín se acercaba, y como era de esperar, la escuela de Kiba estaba prácticamente patas arriba con ese tema. Muchos estaban emocionados, otros veían ese día como su oportunidad para intentar dar un paso adelante con ese "Alguien", muchos se preocupaban por que la fecha se acercase y siguieran solos o solas, casi pareciendo una masa de gente desesperada por conseguir pareja, mientras otro, la gran minoría.....Pasaba totalmente de todas esas estupideces, sin llegar a darle la más mínima importancia. Kiba, claramente se encontraba entre esas pocas personas que jamás le dieron importancia a festividades de ese estilo, o bien, que no le daba importancia a casi ninguna festividad realmente....Por lo menos, no tanto como se solía hacer, ni de las mismas formas en que todo el mundo lo hacía. Ya no solo por el hecho de que al venir él de una época totalmente distinta (Tomando en cuenta los milenios en los que pasó encerrado y sellado, como los demás mandamientos), si no que...... incluso habiéndose "Acostumbrado" a estas nuevas culturas que se habían globalizado en casi cada rincón del planeta, simplemente..... jamás llegó a ver aquellas fechas como algo de "Verdadero peso", o importancia. Era algo que desde siempre había considerado, y que aparentaba ser muy difícil de cambiar. Pero aparentemente, simplemente no-importarle fechas de este estilo, no era suficiente para.... "Librarse", completamente de ellas.... y era una de las razones por las que llegaba a odiarlas a veces.

Lo más desesperante de esta fecha en concreto, era que la idea de que se suponía que en general, se buscaba "Pasarla en parejas"…...se combinaba con el hecho de que nadie en su maldita escuela, entendiera que a él no le agradaban esas cosas, para nada. Razón por la que, entre más se acercaba San Valentín, más recurrente se hacía que las chicas de su clase –Y a veces, de otros cursos- se le empezaran a acercar, tirando algunas sutiles indirectas, otras …..No muy sutiles, tratando de hacer qué Kiba fuera quien les ofreciera pasar ese día juntos. Y no era como si el chico no fuera capaz de entender a qué rayos se referían, si no..... Todo lo contrario. Les entendía a la perfección, y de todas formas, buscaba poder mantenerse al margen lo más posible, buscando pasar lo más desapercibido posible, por más difícil que le fuera casi todo el tiempo. "¿Por qué no mejor se buscan a alguien que si quiera desperdiciar su tiempo con ustedes...?" Se repetía mentalmente el albino una y otra vez, entre largos suspiros de resignación, a sabiendas de que no había forma de evitar aquel martirio si no recién hasta que el bendito/maldito día pasara de una vez, y tener nuevamente un año para no-escuchar todos esos indirectos ofrecimientos.

Irónicamente, cuando las chicas no entendieron la indirecta de Kiba de "No quiero nada con ustedes", creyeron que simplemente, no entendía sus indirectas....y prácticamente empezaron a discutir entre ellas "¿Quién iba a ser la que intentara pasar con él el día de San Valentín?". El albino no tendría idea de cómo rayos decidieron eso....por el mero hecho de que intentaba ignorar sus constantes murmullos –Aunque cada tanto, escuchaba como se quejaban entre ellas, diciendo que "Era injusto que ella fuera primero" o algo así-. Incluso y aunque no quisiera escucharlas, sus orejas se movían a cada chillido o lo que sea que dijeran, volviéndole ligeramente más sencilla la idea de prestar atención a las aburridas clases de ciencias que ahora les impartían, en la última hora de escuela del día, el día antes de San Valentín. Finalmente, las clases llegarían a su fin con el toque de campana, marcando el instante de "Libertad" para el albino. Soltando un suspiro de alivio, empezaría a guardar sus cosas en su mochila, para luego colocársela y salir de la sala, siguiéndole casi de inmediato un grupo de chicas a sus espaldas, las cuales le interceptaron en la salida de la escuela, donde el albino se había echado de espaldas contra la pared, como si esperara por algo.... o alguien.

- ¡Kiiiiibaaaa! ~

- ¡No te vayas! Tenemos algo que decirte! ~

El grupito llegó, casi rodeándolo, notándose lo emocionadas que estaban, mientras que el albino no pareció inmutarse en lo absoluto. Mantuvo su expresión calmada y serena de siempre, ni seria, ni feliz, ni enojada, como si nada pasara....aunque internamente, solo deseaba que le dejaran en paz - ¿Hm? ¿Qué sucede? - Preguntó inclinando un poco la oreja izquierda, fingiendo estar "Confundido", aún con ese semblante tan calmado suyo.

- Bueno.... - Comenzó una de las chicas, golpeando ligeramente con el codo a la que aparentemente, tenía el "Primer intento".

- E-ejem, ejem... - Avanzó, acercándose quizá un poco más de la cuenta, incomodando al albino – Q-quería preguntarte si..... querrías pasar el día de San Valentín conmigo ~

Ante eso, todas las chicas, incluyéndola a ella, se mantuvieron expectantes, y esperando a la respuesta el albino, quién de reojo, logró observar como por otro sitio, Laina se acercaba a la salida como de costumbre.....Durante unos pocos segundos -Los suficientes como para pasar desapercibido para el grupo que tenía encima- se mantuvo mirando de reojo a la chica, casi como si intentara.... "Pedirle permiso", y por el gesto que pareció hacer la azabache...Notó -O supuso- que eso sería un "Si" - Lo siento, pero.... - Comenzó, suspirando, casi como si le sintiera mal dar esas "Noticias" - Ya tengo con quien pasar el día de la amistad – Dijo, intentando también evitar que "Malinterpretaran" lo que decía.

- ¡¡¡¿¿¿EEEHHH???!!!

- ¡No puedo creerlo...!

- ¡ESTO NO ES JUSTO!

- ¿Quién es.....?

- ¡NO ME DIGAS QUE ES ESA...ESA......! - Comenzó una cuando vio por allí cerca, a Laina, más no pudiendo terminar la idea, pues el albino le interrumpió.

- Preferiría no decir nombres, después de todo solo sería una salida de amigos.... Ahora, si me disculpan.... - Comenzó, en lo que empezaba a caminar, haciéndose las chicas a un lado para dejarle pasar y encontrarse justo en la salida de la escuela a Laina, como lo hacían casi todo el tiempo después de clases - ¿Vamos? - Preguntó, antes de empezar a caminar junto a Laina por el camino que tomaban casi todos los días luego de la escuela hasta que se tuvieran que separar para ir cada quien a su casa. Mientras, las chicas se quedaron allí en la entrada, viéndolos alejarse....algunas con un puchero, otras maldiciendo, pero todas, definitivamente.....molestas. Tal parecía que el albino se había salido con la suya.

...Por ahora


Al día siguiente...

Si alguien realmente pasaba completamente de las festividades en este "Nuevo Mundo", era Viral. Al igual que Kiba, no les daba importancia, no le interesaban, no le agradaban, blablabla....con la enorme diferencia de que el rubio no había tenido que lidiar con los mismos problemas que Kiba, por el mero hecho de qué este, a diferencia del albino, jamás había tenido que "Integrarse" o "Acercarse" del todo a la sociedad en donde vivían, prácticamente actuando como le daba la gana todo el tiempo, sin conocidos o amigos que le fastidiaran tal y como las chicas de la escuela hacían con Kiba. O por lo menos, era eso lo que el chico creía. Pues, desde que se paseó por aquella cabaña abandonada por simple curiosidad hace tanto tiempo, rompiendo por accidente ese atrapa-demonios antiguo....había cambiado drásticamente su futuro (?).

El rubio yacía plácidamente descansando sobre el sillón, ya habiéndose despertado desde hace horas por un trabajo que había tenido que hacer en la madrugada, razón por la que ahora aprovechaba de descansar......Algo parecido a lo que pasaba con Kiba, aunque este prefería descansar en su habitación leyendo.....bah, quien sabe que cosas. En medio de aquellos descansos, fue que la puerta comenzó a sonar y claro....El rubio, que estaba en el primer piso, acostado a solo unos pasos de la puerta.....No pensaba mover ni un dedo, fingiendo como si no hubiera nada en casa. Sobre todo cuando pudo reconocer de quien se trataba...... Por el simple aroma - …. - Se llevó la mano a la cara al ver que no paraban de llamar a la puerta, a lo que finalmente, cedió.... - ….. ¿Quieres abrir la maldita puerta? - Habló en voz alta, al chico que yacía en su cuarto - Pero si yo estoy arriba, pedazo de idiota..... - Respondió el zorro – Pues hazlo o tendrás que soportar el golpeteo todo el día. Y hasta donde yo se, tienes mejor audición que yo - Ante eso, hubo unos instantes de silencio, en los que el zorro simplemente se resignó, haciendo un facepalm con su rostro y caminando desganado hasta el borde del pasabrazos de la escalera del segundo piso, apoyándose en este y una vez olfateó el aire, notando de quien se trataba.... Haría un gesto con la mano, iluminando en esa energía verdosa el pomo de la puerta y haciéndolo girar, para terminar abriendo la puerta - Buenos días, supongo.....Lariv, Laina.... - Murmuró el albino, haciendo un gesto con la mano en señal de saludo, aunque con una expresión claramente "Aburrida", y un tanto cansada, incluso soltando un pequeño bostezo después de decir aquellas palabras. Por otro lado, el rubio permanecía acostado en todo el sillón, totalmente estirando y con los ojos cerrados, haciendo como si nadie hubiera entrado a la casa en primer lugar.... (?) - .... ¿Qué se les ofrece? - Continuó, al notar que su hermano no lo haría.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Lariv & Laina el Lun Mar 05, 2018 6:06 am

Laina era alguien que, sin duda, ignoraba casi la mayor parte de las festividades globales que se celebraban en aquel mundo. Mas informada estaba de las que pertenecían al país que las generales en sí, y esto era simplemente por costumbres. El estar en otro país que si bien podría ser considerado como reino en su mundo, era algo que le decía de por sí, que, como no era su hogar debía saber hablar el idioma, las costumbre, política, ideologías entre otras cosas del lugar por simple respeto, al menos para alguien de su “categoría” aquello era obligatorio, razón por la que podría saber mas que era un festival escolar que el día de navidad, Halloween entre otras posibles festividades.

La chica se la había pasado más de medio día por no decir que realmente casi toda la semana escuchando a sus compañeras e incluso algunos de sus compañeros hablando de ese tal “San Valentine” Lo cual le hacia preguntarse que era aquello, sin embargo, con eso de que pensaba que era algo solamente que estos se habían inventado o al menos algo organizado por esto, pasaba del asunto… incluso cuando no hace unos días anteriores había visto letreros hablando del tema o cosas relacionadas, simplemente paso del asunto porque veía corazones y cosas que le hacían pensar que era para aquellas personas que iban a casarse, tenían pareja, se amaban o algo por el estilo, eso para ella era igual a nada que le comprometiera, no obstante, las dudas seguían estando ahí, cada día, cada vez que hablaban del tema “Realmente…¿Es algo tan importante para estos chicos? ¿Por qué?” Las preguntas que se le formulaban iban mas dirigidas al porque estos insistían tanto si la mayoría no parecía tener pareja o ser demasiado jóvenes para hacerle creer que se iban a casar, no obstante, aun así no se daba el tiempo de averiguarlo porque creía que era algo sin relevancia alguna.

Aquel día era igual, a pesar de estar en medio de una clase podía escuchar murmullos o verse algunos de sus compañeros pasándose papelitos mientras el profesor intentaba explicar algo que a la Meshitsukai, aunque no lo dijera le complicaba un poco al no saber que significaban algunas cosas que el mismo decía, y que tenía que estar anotando en un recuadro aparte en su propio cuaderno cada cosa que no entendía para buscarlo luego. Si no traía un diccionario o algo por el estilo, era porque simplemente por orgullo, eso, sus costumbres, y porque no quería darle otra oportunidad al zorro de burlarse de ella como lo había hecho anteriormente. Quizás para el zorro no era nada eso de que le hiciera una simple broma por falta de información de algo, sin embargo, para ella, aunque pudiera darle algo de gracia, le estaba dando directamente en su orgullo por no decir que casi en su dignidad al ser un tema bastante “relevante” en asuntos sociales en su mundo. Por suerte, la chica podía despejarse algunas dudas con el mismo libro de la clase, buscando el significado de este en estos, haciendo que la clase de ciencias fuera una de las pocas clases en las que esta prestaba atención.

Al escuchar el timbre que indicaba el termino de su clase, además de la jornada del día de hoy, se quedo anotando unos pequeños apuntes que iba a tener que repasar luego al llegar a casa antes de irse a trabajar como de costumbre, haciendo un señal a Kiba de que de inmediato lo alcanzaba en la salida para que se fueran juntos, y al estar terminando lo que estaba anotando, pudo notar que una de sus compañeras estaba diciéndole algo a un chico, algo que no le hubiera dado importancia si no fuera porque al salir, cerro la puerta de la sala, dejándola a solas con este “¿Y ahora que…?” Hizo como que no había notado nada, simplemente empezó a guardar sus cosas.

-¡Laina!-Escucho de repente, dando un suspiro en lo que se acomodaba en la mochila-Llámame Grey por favor-Dijo un tono algo mas frió de lo usual, para darle la indirecta de que no quería nada con él-Oh, vamos.. No te pongas a la defensiva cuando apenas digo tu nombre-Laina simplemente acomodo su silla antes de dirigirse a la puerta-Espera, espera, ¿No me vas a escuchar si quiera? -La azabache dio otro suspiro-¿Qué se te ofrece el día de hoy?-Dijo resignada, dándose media vuelta a mirarlo sin mostrar ningún signo de molestia, ni nada, solo mostrando esa neutralidad tan suya-¿No quieres salir conmigo mañana? Pasemos San Valentín juntos-La chica arqueo una ceja-Como amigos, no es necesario que sea como pareja. Prometo que no es con doble intenciones-La voz del contrario sonaba sincera, sin embargo, por muy sincera que sonara, le era difícil creerle a cualquiera de los chicos en el instituto, eso, sin contar que realmente no le interesaba hacer ninguna amistad o relación en el establecimiento en sí. Al parecer tenían una especie de atracción al inicio por ella al ser la chica nueva y extrajera a la cual a veces apostaban para conseguir primero, pero que con el tiempo dejo de ser “interesante” y aun así, quedaban aquellos que aun seguían interesados en esta-Lo siento…yo tengo planes-Contesto, intentando sonar como si realmente lo lamentara-¿Eh?-Hubo un pequeño silencio incomodo que la verdad, mas que incomodo le parecía una pérdida de tiempo-¿Saldrás con Kiba?-La chica no había pensando en aquello al momento que lo dijo-Tal vez… no es algo que realmente deba decirte-Miro hacia la puerta nuevamente, intentando abrirla para darse cuenta que había alguien al otro lado a sujetándola-…-Suspiro pesadamente, empujándola con fuerza, haciendo que de “casualidad” la persona que estaba detrás de ella se cayera “Se me paso la mano..” Se dijo así misma mientras caminaba hacia afuera del aula, fingiendo no ver a la chica que estaba en el suelo sentada, dirigiéndose hacia la salida del instituto a la vez que escuchaba detrás suyo algo sobre que el plan no había funcionado del todo bien “¿Cuál es su obsesión con el señor perro?” Comenzó a cuestionarse, intentando apresurar un poco el paso “¿Tener cola y orejas le hace irresistible ante las chicas?” Comento esto ya en broma en lo que un par de chicos se le ponían el frente una vez parecía estar llegando a la salida, al mismo tiempo que recordaba haber visto dormir albino, moviendo la cola por unas caricias en la cabeza, causándole cierta gracia y ternura que desapareció casi de inmediato con solo ver la cara de sus compañeros, mirándola con una sonrisa y diciendo-Laina~-La chica volvió a suspirar “Esto debe ser una broma” Al menos agradecía que no debía sonreírles falsamente para disimular empatía, solo se quedó mirándolos-¿No quieres pasar el día de…?-Ya había pasado de escucharlos, estaba buscando con la mirada al albino y lo encontró casi en la misma situación que ella, pero peor ya que lo suyo era masa comparado a lo de ella. (?) Podría decirse que escucho decir al chico que tenía enfrente, como la chica que le preguntaba a Kiba decir casi lo mismo. Se quedo mirando al contrario por unos instantes, y algo le decía que tenía planeado decir lo mismo que ella hace no mas de unos cuantos minutos, solo que este parecía avisarle, no como ella que solo lo dijo y ya (?) Cerro los ojos por unos milisegundos para asentir antes de volver a la mirada al grupito que tenía en delante-..lo siento, estaré ocupada-Contesto sin dar mas detalles-¿Eh? ¿Saldrás con alguien más?-Laina solo asintió con la cabeza antes de comenzar caminar-Con permiso..-Fue lo último que dijo, sin prestarle mas atención a la palabra de los chicos para pasar entremedio de esto y caminar hacia al lado del zorro donde solo respondería con-Por favor-Con un tono medio bromista de suplica a pesar de que en serio quería irse porque ya no quería estar otro segundo ahí, sintiendo como varias miradas la estaba fusilando cuando solo estaba haciendo lo de todos los días, irse a hacia su departamento, acompañada de un compañero hasta cierta parte del camino. (?)


Al día siguiente.


Desde casi el medio día, que la de mechones rojo estaba escuchando a su compañera gritando por una que otra cosa “Me va dejar sorda…” Se repetía cada tanto, mientras estaba sentada en el sofá, leyendo un libro de ciencias o al menos intentándolo-Laina, ¿Cuál crees que es mas bonito? ¿Este rosa ¿O el celeste?-Miro de reojo a su compañera que había aparecido con dos vestidos distintos enfrente de ella, otra vez-¿No habías escogido tu vestimenta ya..?-Pregunto algo extrañada. Bueno, no tanto considerando que la loba se entusiasmaba demasiado cada vez que sabía que iría a ver a Viral-¡Tu escoge!-Laina rodo los ojos-El celeste..-Murmuro, volviendo a su lectura, sin darle mucha importancia-¿En serio te gusta este? ¿Tienes algo contra el rosa?-La azabache suspiro. Realmente no iba a poder volver a su lectura del todo, hasta que Lariv se fuera, y si no se iba a encerrar a su habitación, era porque no la quería golpeteando la puerta cada dos minutos-No, solo que me agrada mas como se ve ese vestido que el otro-Contesto sin mirarle-Oh…pues bien, entonces toma-A penas escuchar esa última palabra, arqueo una ceja y le miro-¿Qué?-Dijo casi de inmediato-Que tomes, ve a vestirte. Ya termine de cepillar mi cola, mi pelo, me falta solo vestirme y que tu te arregles, venga, levántate-La cara de la Meshitsukai decía completamente “NO.” Y aunque la loba lo sabía, estaba empezando a golpear el colgador contra su hombro insistiendo-…¿No quieres pasar el día sola con Viral?-Intento convencerla para que la dejara tranquila-El día de san Valentín no es solo para pasar con el chico que te gusta, sino que también con los amigos, ¡Ahora toma!-Por alguna razón no podía tragarse esa razón, solo se quedo mirándola, mientras le daban mas golpecitos con el colgador, cada vez mas insistentes-…tengo que estudiar, tendré examen pronto-Busco otra excusa-Oh..Bueno, aprendes rápido, así que estarás bien-Lariv, estaba con una sonrisa en el rostro a la vez que movía la cola y le seguía pegando con el vestido-…-En lo que Laina, ya no se le ocurría que hacer o decir para negarle la salida a la contrario-Lariv.. no quiero salir-Intento con ser sincera-…Pe-pero nunca salimos, siempre estoy ocupada... es una vez cada tanto tiempo... por favor Laina-Estaba poniéndole ojitos de cachorro, incluso acababa de bajar la cola y las orejas-No quiero-Repitió, viendo como hasta le hacia pucheros-Ayúdame si, hay mas probabilidades de que Viral acepte si vienes conmigo-Y seguía haciendo caritas-Que no. No es mi problema si…-Le vio los ojos casi llorosos, desvió la mirada-…-Empezó a sentirse débil de mente por estar cayendo en ese truco tan sucio, hasta que Lariv la agarro y la zarandeo-¡Por favor Laina! ¡Por favor! ¡Pooor favor-De sentirse mal, paso a irritarse, y sabía que no dejaría de molestarla hasta que le dijera que si, aunque se encerrara en su cuarto.


Un par de horas mas tarde


Laina, no podía creer que estaba fuera de la casa de Kiba con un vestido celeste y arreglada de una manera distinta a la que solía estar, a excepción por el broche en el pelo. Ese no dejaba de traerlo encima desde que el albino se lo había dado y parecía ir con todos sus conjuntos sin importar si era combinable o no con la ropa que tenía, porque realmente le bastaba con que se viera bien con su pelo. Por otra parte, Lariv estaba solo un poco distinta, ya que seguía llevando ropa formal en si. Esta estaba golpeando la puerta cada tanto, mientras la de mechones rojos ponía su mano encima de su rostro y lo movía en signo de negación “No duerme casi nada y tiene una energía interminable” Era lo que casi siempre pensaba en este tipo de situaciones.

Al abrirse la puerta, Laina prefirió quedarse afuera al menos unos segundos a diferencia de la loba que entro corriendo para casi arrasar contra el sofá, dándolo vuelta sin querer-¡VIIIRAL!-Era de esperarse que esta entraría gritando, solo que se le había pasado la emoción-Ups..-Murmuro, viendo que había llegado hasta donde el rubio, no de la mejor manera-Lo siento…-Dijo en voz baja antes de continuar con su animo de costumbre, como si no fuera nada que hubiera dejado al gato tiburón bajo el sofá-¡VIRAL! SALGAMOS, ¡SALGAMOS!-Una vez el chico se hubiera quitado el sillón de encima (porque a pesar de que ella lo había botado de este, y se lo había dejado encima, no creía necesario ayudarlo) se puso enfrente de este agitándole un folleto en la cara de un restaurante que estaba lleno de platillos distintos de carne-¡Miiira! MIIRA, VAYAMOS AHÍ, DI QUE SÍ, VAMOOS DI QUE SI-Insistía, sin dejar de moverle el folleto en la cara en plan a lo cordelito cuando se lo pones enfrente a un gato para tentarlo a jugar, en lo que movía la cola de un lugar a otro-¡Yo no tengo problema en pagar! Incluso conseguí unos cupones~ ¿Qué dices? ¿Eh?-Como era de esperarse, la loba no iba aceptar un no como respuesta, estaba dispuesta a molestar al rubio toda la tarde la tarde si hacia falta, aunque no creía que necesitara tanto tiempo para convencerlo, es decir, no encontraba mejor idea, que chantajearlo con comida gratis. (?)

Por otra parte, Laina que se había quedado casi enfrente de la puerta, solo había hecho un gesto con la mano a Kiba para saludarlo en el momento que lo miro. No se sentía del todo cómoda con la vestimenta que llevaba al ser… algo nuevo, en cierta manera para ella. Si, había llevado un montón de vestidos, pero no exactamente como el que llevaba ahora. Le parecía demasiado corto a lo que acostumbraba, por no decir que, además, era muy simple, ligero, había tantas cosas distintas, como la comodidad, no es que le molestara, al contrario, le era sumamente mas cómodo de lo normal en lo que se refería a llevarlo, sin embargo, estaba incomoda por otras cosas, como el hecho de que fuera mas corto. Le daba la impresión de que, en cualquier instante, estando afuera el viento se lo levantaría y eso no sería agradable, sin contar que a veces le daba la sensación de tener que actuar como la princesa, lo cual tampoco le era agradable, de hecho, en cierta forma le apenaba porque no le gustaba serlo.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 24069
Reputación : 2
Mensajes : 145
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Lun Mar 05, 2018 8:42 pm

Segundos después de haberles abierto, el albino, sin inmutarse y ya casi de forma automática, soltaría un profundo suspiro mientras bajaba sus orejas y luego las cubría con ambas manos, casi como si hubiera podido adivinar con exactitud que se le avecinaba "3, 2, 1...." Pensó para sus adentros con total normalidad, antes de escuchar el muy fuerte y sonoro grito de Lariv, llamando al rubio, como era de costumbre. Ya con todo lo que había escuchado a Laina hablar sobre Lariv, con lo que oía al rubio a veces quejarse, y con las experiencias que él mismo tenía con ella, principalmente por el teléfono.....Ya podía suponer que si entraba a la casa del rubio, no sería para nada, de una forma precisamente silenciosa o "Calmada". Ya se encontraba preparado tanto mental como físicamente para aquel predecible chillido que, incluso y aunque mantuvo cierto cuidado (?), hizo que el fuerte ruido terminara causando un pequeño dolor en los tímpanos de sus orejas. Era uno de esos tantos momentos donde tener una audición como la suya, pasaba a ser una horrible maldición "Por lo menos no me fue tan mal como a Viral...." Se dijo, intentando reconfortarse a sí mismo y apartando las manos de sus orejas, para volver a estirarlas, aunque evitando que estas apuntaran a la loba.... incluso y aunque Kiba se quedase mirando, disfrutando del espectáculo (?).

Aunque el rubio no llegaba a tener tan buena audición como la tenía su hermano menor -Compensándose esto, sin embargo, con su mucho mejor olfato-, este no estuvo "Concentrado" o "Pendiente" en el grito repentino que la loba soltaría, llevándose de inmediato las manos a los oídos, dejando salir un ligero quejido de molestia y dolor por lo mismo, mientras mantenía los ojos totalmente cerrados, y los dientes apretados. "Tsch, diga lo que diga, de aquí no me muevo" Se dijo así mismo internamente, hasta que la loba finalmente llegara hasta su posición.....Pasando a, de alguna forma, voltear el sillón con él aún en el - ¡¿Que C*j....?! - Apenas si logró reaccionar para cuando el sillón se le fuera encima, golpeándose de cara contra el suelo y terminando con el sillón totalmente encima suyo, maldiciendo absolutamente todo en ese momento - - Apenas escuchó las risas de Kiba, las cuales eran muy a propósito no-disimuladas, no pudo evitar gruñir por lo bajo, mostrando los dientes en lo que se empezaba a levantar de muy mala gana – Kaaaaarma – Se escuchó decir al sonriente zorro que movía la cola desde el segundo piso, aún apoyado sobre el barandal - Cállate - Respondió casi al instante, en lo que daba vuelta el sillón para dejarlo derecho de nuevo.

Kiba no pudo evitar mantenerse riendo a medida que veía a esos dos, hasta que se volteara aún con esa ligera sonrisa en la cara a ver a la azabache, quien no había preferido entrar aparentemente, y a quien recibiría moviendo la mano en modo de saludo. Más, sin embargo, cuando la vio vestida de una forma.... bastante, bastante diferente a como estaba acostumbrado verla, inconscientemente la expresión en su rostro cambió de un momento a otro.....quedándose prácticamente atontado y sin reaccionar durante unos instantes. Un cambio que muy probablemente, no hubiera podido pasar desapercibido de ninguna manera.....Mientras, estando ya Viral "Libre" del maldito sillón, la loba le volvió a empezar a chillar en la cara, más esta vez con Kiba totalmente desconcentrado como para reaccionar burlándose de su hermano o si quiera, de molestias por los fuertes sonidos. Viral, por otra parte, que ni si quiera se había alcanzado a levantar, intentaba apartar a la loba que insistentemente le movía por todo el rostro un maldito afiche que, de tanto que movía, ni si quiera llegaba a volar - ¡QUITATE DE ENCIMA! - fue lo primero que empezó a decir, aunque la loba no pareciera escucharle - ¡NI EN TUS SUEÑOS! ¡No pienso salir de aquí! - Sentenció con un gruñido, inmediatamente apartando la mirada, claramente "Molesta", aunque.... - ... - Sin perder ese semblante medio molesto y serio, miraría de reojo el afiche, para luego apartar la mirada como si no hubiera nada que le hubiera llamado la atención, aunque en lo más bajo de sus instintos algo le insistía... Y sabía que era - ¡....! - Como si hubiera cedido a la tentación, le arrebataría el afiche en un rápido momento, para empezar a verlo, pensando que decir, solo por el hecho de que tenía buena pinta y..... y porque el gato tiburón tenía grandes, grandes debilidades por la carne (?) - … ¿Tienen todo esto? - Preguntó, tocando con la garrita los dibujos de las distintas carnes, e intentando mantener un ya muy evidentemente falso perfil de "Sigue sin importarme" - …. HMPRF..... - Empezó a refunfuñar - ¡ARGH! Está bien...... - Habló, rodando los ojos, dejando caer el afiche y cruzándose de brazos, aún refunfuñando hasta que finalmente, apuntaría a Kiba con el brazo totalmente extendido, al igual que la garra del dedo índice - ¡PERO TÚ VIENES CONMIGO!

Durante unos segundos, el albino seguía sin reaccionar, simplemente asintiendo muy levemente, y soltando unos bajos "Si, si", pues, seguía totalmente desconcertado, sin aún terminar de entender por qué, hasta que tras unos segundos dicha la frase de Viral....el albino frunciera el ceño, confundido, sacudiendo la cabeza a todos lados – Espera, ¡¿Qué?! - Logró gritar, mirando al rubio una vez pudo volver totalmente en sí - Ya aceptaste - Respondió casi inmediatamente el rubio - ¡Claro que yo no iré a ninguna parte! ¡NO TENGO POR QUÉ HACERLO! - Empezó, como siempre, a subir de a poco el tono de voz.... y Viral, no se quedó atrás - ¡TÚ VIENES Y PUNTO! - Gritó Viral, haciendo un gesto con la mano y al mismo tiempo, dejando entrar por la ventana abierta del cuarto de Kiba, una fuerte ráfaga de viento que, apenas llegara a las espaldas del zorro, le "Empujara", haciéndole girar por el barandal y cayendo al primer piso de espalda - ¡H-hgr...! - Las risas del mayor, se le empezaron a escapar (?) - ¡¿ERA NECESARIO?! - Preguntó en un muy molesto grito, mientras se sentaba en el suelo, con la mano sobando su propia cabeza, un poco adolorida por el golpe seco que se dio al caer – Demasiado -  Se excusó - De todas formas no iré.... - Viral finalmente se puso de pié, mirándole con una ceja arqueada, ahora cruzado de brazos - Seh seh.... O vienes, o me encargo de que las chicas del instituto averigüen que hoy no tienes planes realmente - Kiba se le quedó mirando parcialmente sorprendido, confuso y.... jodido - ¿Cómo sabías que yo.....? - Ahora lo sé - Respondió el rubio, con una sonrisa de oreja a oreja, mostrando todos sus afilados dientes - Como sea..... Mejor vamos pronto, antes de que se llene de más personas... ¿No? - Preguntó mirando a Lariv y ya ignorando a Kiba, para luego, empezar a caminar afuera de la casa.

Kiba, mientras el chico gato-tiburón sonreía, enseñaba ligeramente los colmillos mientras gruñía en voz baja a su contrario. Para cuando este ya saliera, este permanecería unos segundos ahí sentado en el piso, soltando un profundo suspiro y maldiciendo todo – Tarde o temprano te haré sushi y te daré de comer a los perros.... - Murmuraba para sus adentros, comenzando ahora a suspirar resignadamente y levantándose con la mano apoyada en el pasamanos de la escalera, y la otra, aún sobre su cabeza. "Hoy será un muuuy largo día...." Pensó, ya aceptando que no tendría oportunidad de escapar (?). Pues sabía que tener que pasar el día afuera, no sería tan malo como sería estar forzado a compartirlo con sus locas compañeras de clase. Ya con los días de escuela tenía suficiente, no estaba dispuesto a otorgarle ni 5 minutos de más....Claro, siendo Laina la excepción a la regla (?).
avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Lariv & Laina el Miér Mar 07, 2018 10:21 pm

Entre tanto griterío que empezó haber en la casa, mas las personas que se encontraban afuera caminando a su paso y que se quedaban viendo a Laina cuando esta se encontraba fuera, siendo su objetivo saber mas que nada de donde provenían los gritos que quedársele mirando en sí, hizo que la misma prefiriera entrar aunque le fuera un dolor de oídos más grande que el que tenía estando afuera, solo porque no dejaba de pensar en la leve incomodidad que sentía con su vestuario y porque cada mirada sobre ella, le era aún más incómodo, sobre todo cuando en gran parte del camino hacia la casa de los dos hermanos, no dejaban de escuchar uno que otro silbido el cual no sabía cómo interpretar, pero que sabía por el sonidito que todos esos chicos que los escucho, intentaban transmitir el mismo mensaje. Tal vez todo aquello no había ni por ella, sino por su compañera o por ambas, la azabache no lo sabía, sin embargo, eso no quitaba de que la posición en que la ponían era bastante desagradable para su persona.

Al entrar y saludar en silencio, porque a decir verdad aparte de no querer hablar, tampoco tenía ganas de esforzarse para que el contrario le escuchara con tanto ruido de fondo que se había encargado de hacer con toda la energía del mundo su compañera de departamento, se puso las manos sobre sus orejas para taparlas, porque, aunque fuera cierto eso de que vivía con Lariv, esta no estaba acostumbrada a sus gritos de emoción, ni ningún tipo de grito, más que cuando quería algo o se emocionaba dibujando algo de sus propios mangas, mas, estos nunca llegaban a sonar tan altos…y agudos como los que escuchaba ahora.

La chica, obviamente noto cuando el albino se le quedo mirando de manera extrañada, recordándole un poco a algunos de los chicos que se le quedo mirando de manera parecida “¿Q-que tengo? ¿Estas ropas me quedan muy mal? ¿Me veo extraña...?” Y como era de esperarse, las dudas del por qué empezaban a surgir rápidamente en la chica, intentando al menos llegar a una conclusión que le dejara “tranquila” aunque la verdad, lo que menos podía encontrarse ahora era tranquila si era el zorro quien la miraba de esa manera. Aquello no era normal, le apenaba “Seguro tengo algo encima que se ve raro y no me habré dado cuenta” Empezó a cuestionarse, mientras tragaba algo de saliva y dirigía su mirada hacia donde estaba Lariv. Prefería hacer de momento como que no se había dado cuenta de lo que el contrario.

La loba se veía bastante feliz, moviendo la cola de un lado a otro al ver que Viral ya se encontraba con el afiche en sus manos-¡Eso y mucho más! ¡Veeenga! ¡Vaaaamos~! ¡Seguro será delicioso!-Escuchaba a su compañera hablar en lo que le miraba de reojo a Kiba-Sabes… si traigo algo extraño encima, agradecería que me lo dijera y no te quedaras viéndome de esa manera..-Hablo muy bajito, intentando ocultar su timidez del momento con su voz neutral, como si no le importara nada de lo que estuviese ocurriendo aunque sus mejillas estuvieran algo rojas-..es descortés-Esta vez, hablo aún más bajo con la intención de que ni siquiera le entendiera lo acababa de decir, ya que no quería dejar notar su obvia incomodidad. Su rostro podría decir que estaba tranquila, neutral como era costumbre, no obstante, sus mejillas quitaban ese toque al estar sonrojadas y que la chica con cada segundo que pasaba encontraba que estaban más cálidas. Para su suerte el chico dejo de mirarla por volverle prestar atención al rubio después de haber ¿Aceptado su oferta de acompañarlos? Laina arqueo una ceja ligeramente y lo miro de reojo. No iba a preguntarle nada porque encontraba que no era su asunto el si él quería ir o no, pero eso no dejaba de sonarle extraño, ya que sabia que el contrario no era alguien que le gustara ese tipo de eventos, y claro, lo demostró a los segundos después, negándose a ir rotundamente, dejándola algo confundida.

Termino dando un suspiro, sabia como aquello terminaría por alguna razón, tenía la intuición de que tal vez en ese aspecto, Viral era de igual de odioso que Lariv y no lo dejaría hasta que lo acompañara “Bueno, no debería ser tan malo para él… digo, al menos él siente hambre al sentir el olor a comida ¿No?” Entre más lo pensaba la de mechones rojos, mas veía una tortura que ella fuera a ese restaurante y con esa ropa, pero por otra parte sabía que le convendría bastante, considerando que debía alimentarse bien si no quería que se repitiera lo del ascensor y el zorro se enojara con ella porque hasta el momento, no había buscado nadie ni nada para poder estar alimentándose como correspondía, sin embargo, había estado mas atenta a lo que comer como ellos. La Meshitsukai prefirió ignorar la pequeña discusión de los hermanos para concentrar su mirada en la loba, cuya concentración como era de esperarse estaba totalmente en el rubio. La estaba viendo dibujar en una pequeña libreta un boceto, luego cambiar la imagen y dibujar otro boceto, y asi otras veces, siempre solo dibujando el rostro del tiburón gato “…era en serio cuando decía que había aprendido a dibujarlo rápidamente” Los dibujos que alcanzaba a ver que, no los terminaba por completo, al parecer estaba concentrándose en obtener la base para después completarla.

Hubiera seguido mirando a su compañera si no fuera porque la caída del zorro por las escaleras, llamo su atención al ver que este había caído demasiado cerca de ella, por no decir que apenas se percató, dio unos pasos atrás, poniendo las manos sobre la “falda” del vestido de la parte delantera. No es como si el chico hubiera caído bajo esta, como para levantar la mirada y mirar donde no tuviera que hacerlo sin importar que no levantara mucho la cabeza (?) solo que no dejaba de estar cerca, y aunque ni siquiera se hubiera percatado de que estaba la posibilidad de que viera algo sin querer, no dejaba de ser una situación un poco incómoda para la azabache, mucho más que la anterior. Prefirió no decir nada, solo trago algo de saliva, terminando de escuchar lo que decían entre ellos-¡Cla-claro! Vamos-Al parecer la contraria no tenía intenciones de decir que tenía una mesa reservada para varias personas con antelación y por casi toda la tarde, ni tampoco dejar que Viral viera que estaba dibujándolo mientras no le prestaba atención porque la loba había ocultado la libreta casi de inmediato al instante que este le hizo una pregunta. Sabía que Lariv había sido muy preventiva de que Viral no estuviera o que le dijera que no o lo que fuera, se había encargado de gastar un dineral solo para la reserva que, por suerte, valdría la pena ya que el tiburón gato había accedido a ir. Mientras tanto, Laina se encargó solamente de disimular todo ese tiempo, incluso hasta cuando salieron, la vergüenza que sentía, pero que su leve sonrojo hacia que se notara. Para su suerte la loba estaba tan emocionada con su héroe que ya no le estaba prestándole atención y que estaba segura de que nadie más que Kiba podría decirle algo al respecto, pero esperaba que no fuera así.

Sorprendentemente, gran parte del camino que llevaban había estado siendo bastante silencioso a pesar de que la mangaka estaba ahí, con en el grupito, feliz de la vida moviendo la cola mientras caminaba al lado de Viral, hasta que se le ocurrió abrir la boca-¿Vamos a ir a pie o prefieren tomar algún vehículo?-Llevaban un buen rato caminando y recién se le ocurría preguntar, pero es que podría decirse que estaba siguiendo al grupo, porque realmente no estaba guiando a ninguna parte, aunque tampoco iban en la dirección incorrecta, no del todo (?)-¿A pie? Digo, ya estamos caminando-En el instante que dijo eso se les acerco el típico vendedor de flores, ofreciéndole al rubio la posibilidad de regalarle una flor a Lariv a la vez que Laina miraba extrañada al señor porque este había asumido desde un inicio que esos dos eran pareja, luego, simplemente aparto la mirada hacia otro lugar como si estuviera buscando a donde huir, cuando realmente quería evitar tener que conversar con el albino sobre algo relacionado a la razón porque vino, vestuario o lo que fuera, la verdad es que no dejaba de tener en mente lo de hace unos minutos atrás.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 24069
Reputación : 2
Mensajes : 145
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Jue Mar 08, 2018 5:44 pm

Incluso hasta el propio Kiba le llegó a sorprender el hecho de que quedara simplemente anonadado con esa nueva vestimenta que la azabache traía, llegando a confundirse él mismo sobre por qué sentía que era incapaz de quitar la mirada de su contraria, casi como si hubiera terminado completamente hipnotizado o algo por el estilo. Apenas si logró procesar un poco como estaba cuando –Algo tardío- escuchó las palabras de su contraria, quien aparentemente, confundió totalmente el por qué se le había quedado mirando. Intentó explicar que no, que no se veía rara, mal, ni nada parecido.... si no, todo lo contrario….Pero por alguna razón, las palabras seguían sin salir, siendo totalmente incapaz de decir algo y cuando logró comenzar a emitir palabras nuevamente, se distraería totalmente con aquella estupidez que Viral soltó.... olvidando durante unos segundos el hecho de que debía excusarse con la azabache, aunque ni el mismo sabía explicar del todo por qué fue que se quedó así, de una forma tan.... vergonzosa y absolutamente nada habitual para él. Si sucedió, por lo menos había pasado dentro de su casa y no en un sitio como la escuela o cualquier otro lugar donde más personas pudieran observarle..... pues seguramente así, ya empezarían a sacar desbordantes conclusiones que podrían irritarlo más de lo que lo irritaban las lunáticas a la salida de la escuela (?).

El albino, de muy mala gana y luego de haber cerrado la puerta tras de sí, aunque ligeramente compensado por el hecho de que iban a comer carne.... un gusto/vicio que Viral le había pegado desde que se conocieron prácticamente (?) saldría de la casa junto a los demás, mientras que Viral.... Viral iba no del todo obligado. Tampoco iba con muchas ganas, pero...... las ganas de comer carne le ganaban, por mucho, y valía la pena (?). Tanto el rubio como el albino se fueron caminando, al igual que las otras dos....en un gran y profundo silencio. Viral, porque quería y ya. Kiba, quien se iba con la mano en la cabeza por el fuerte golpe que se había dado antes de salir por parte de su hermano mayor, se iba así más que nada por la ligera vergüenza que sentía, principalmente por haberse quedado mirando de esa forma a la azabache sin poder él si quiera explicar el por qué le "Afectó tanto", simplemente verla vestida de una forma distinta.  Ahora, intentaba avanzar con la mirada más dirigida hacia enfrente, un poco ladeada hacia el suelo, buscando no cruzar vistas con nadie, pues de esa vergüenza, el sonrojo se le había subido un poco a las mejillas y pretendía hacerlo pasar lo más inadvertido posible...lo más que pudiera.

El silencio que se formó de repente se hizo un poco incómodo para Kiba, más no para Viral, a quien simplemente no le importaba. El par de chicos-animales miraban de seguir a Lariv pues.... ninguno de los dos sabía a donde se supone que iban, para empezar (?) Aunque quizá y luego de acercarse lo suficiente, podrían guiarse por facilidad con su olfato. Aparentemente, fue ella misma la que intentó quitar el silencio incómodo hablando ….lo primero que se le viniera a la mente, o por lo menos, así fue como lo vieron tanto Viral como Kiba, quienes pasaron a verle de reojo con una ceja arqueada, como si hubiera preguntado algo sumamente obvio. Más tampoco pudieron decir algo antes de que un señor extraño se les acercara, más precisamente..... a Viral - ¿....? - Se le quedó mirando extrañado, y cuando le escuchó......No tuvo que decir nada. Su muy mala expresión y sus dientes extremadamente filosos, y ese leve gruñir hicieron notar lo extremadamente enojado que se puso de un segundo a otro.... solo con esa simple pregunta. Kiba se le quedó mirando, con una ceja arqueada y conteniendo las risas, moviendo la boca sin emitir sonido alguno aunque intentando transmitir la palabra "Corre" al pobre hombre quien, no tardó mucho en captar la indirecta.... y lentamente se empezó a alejar de ellos (?) - No se si era necesario espantarlo así - Murmuró, llevándose la mano a los bolsillos de la chaqueta, con una expresión que revelaba que se divirtió un poco con ver eso - Cállate - Respondió el rubio, cruzándose de brazos y refunfuñando - Como sea.... ¿Estamos muy lejos? - Preguntó a la loba, antes de ver de reojo el parque al que se acercaban y el cual rebosaba de diabetes por el día que era.... lo vieras por donde lo vieras.

Por un simple azar, Viral, mientras se giraba para volver a ver hacia el parque, pudo ver algo en el cabello de la azabache que le llamó la atención y también.... le extrañó "Ese broche...." Pensó entrecerrando los ojos, e intentando hacer memoria por lo extremadamente familiar que le resultaba. Pronto, elevaría su garra, apuntando al mismo – Esa cosa... ¿De dónde la sacaste? - Preguntó a Laina, causando que Kiba le mirase para enterarse de que estaba hablando y....apenas notara de qué rayos estaba hablando, se ruborizaría de golpe, a la par que la cola y las orejas se le estiraban y erizaban completamente. Y, antes de que la azabache lograse contestar, el albino avanzaría un poco apresurado, buscando una excusa para interrumpirle y... se le ocurrió una - ¡Hmp....! - Fingió un tropiezo, "pasando a llevar" con la mano el hombro de Lariv, empujándola en dirección a Viral, usándola temporalmente como una bala human... ¿perruna? - ¡¿Que dem...?! - Alcanzó a mover un pie hacia atrás, para mantener el equilibrio ante el choque y por reflejo, sujetar a su contraria con ambos brazos para evitar que cayera, mirando en ese instante a Kiba, con una clara expresión de molestia -  Lo siento.... - Dijo fingiendo y encogiéndose de hombros, para luego, tanto Viral como Kiba escuchar un peculiar sonido, mirando a sus lados y.... encontrarse con el típico "Flash" de una cámara fotográfica, por un tipo que estaba del otro lado de la calle, que seguramente la tomaba para alguna idiotez de San Valentin o algo por el estilo … - ¡OYE! ¡VEN AQUÍ AHORA MISMO! - Gritó enseñando los dientes con ese semblante de "Te voy a romper la cara con tus propios huesos", lo que causó que el tipo saliera corriendo del susto y...causando que el rubio mirase de nuevo a Kiba, mucho más molesto que antes - ¿.... Por dos? - Bromeó - Te voy a matar..... - Continuó Viral, sin procesar que aún no había soltado a la chica por haberse desconcentrado en gritarle al albino y al otro tipo (?) - Tú me quisiste traer para empezar ~ - Se excusó, volviendo a encogerse de hombros, para luego escuchar un gruñido del rubio, quien miraría de reojo a Lariv y al recordar donde estaba, le soltaría para dejar que se enderezara - Como sea... ¿Por dónde era? - Preguntó, mirando a otro lado, aún refunfuñando …. (?)  

Por un lado, logró hacer que Viral perdiera interés en recordar de donde es que había visto ese broche … Por otro, sentía que aún debía aclarar el mal entendido de antes con la azabache y... por lo mismo, una vez empezaron a caminar, el mismo empezó a ir un poco detrás de Lariv y Viral, para alcanzar a Laina, aunque no antes de pasar un rato más dirigiéndose hacia aquel restaurante o lo que sea - Ehm... - empezó, sin saber con qué palabras empezar y mirando hacia otro lado, notándose de nuevo ese leve rubor en sus mejillas y siendo bastante obvia su dificultad para encontrar o articular las palabras que necesitaba - Lamento lo.... lo de antes - Soltó un profundo suspiro, dirigiéndole una mirada de reojo que, rápidamente, volvería a apartar - .... No tienes nada extraño encima – Dijo, queriendo quitarle ese pensamiento que la chica tenía - Es.... es solo que..... hmprf.... - Tomó aire y suspiró profundamente, deseando en esos instantes más que nunca tener su máscara o por lo menos, su capucha consigo - .... Te queda bastante bien.... y.... supongo que me quedé en blanco - Murmuró, ya mucho más avergonzado y sonrojado, llevándose la mano a la cara, buscando cubrírsela y mordiéndose fuertemente la lengua. Fuera de eso, no tenía explicación que darle..... Pues ese comportamiento no era para nada, para nada normal en él, y no tenía forma de explicarle por qué esta vez, había pasado eso....
avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Lariv & Laina el Sáb Mar 10, 2018 1:19 am

La loba al escuchar el desconocido solo empezó a mover la cola de los nervios, por una parte, por otra de la felicidad al ver el rostro molesto del rubio. No, no le interesaba lo que acababa de decir el hombre, por muy imaginariamente bonito o extraño que fuera para la can al saber el objetivo en sí que significaría eso, no le había prestado atención realmente y… a ella no le gustaban las flores, es decir, le eran bonitas ahí en el suelito plantaditas, pero no era alguien que se alegrara por una flor, al igual que Viral y Kiba, la chica preferiría un pedazo de carne, razón por la que sabía que el contrario aceptaría su oferta tarde o temprano, era un gustito en común que suponía que podía tener cualquiera de su…¿Clan? Cualquier animal carnívoro en realidad, y aunque estos no lo eran, el gusto permanecía.

Era de esperarse que apenas el rubio pusiera su típico gesto de estar molesto la loba sacara su libreta para empezar a dibujarlo, pero esta vez no solo a él, sino también al desconocido para dibujar la escena en lo que movía la cola de un lado a otro. No había sido demasiado tiempo en el que había transcurrido aquello, sin embargo, fue suficiente para que la mangaka ya tuviera su boceto hecho y empezara a formar su dibujo de a poco sin prestarle mucha atención de su alrededor-Mas o menos~ -Canturreo haciendo un par de trazos mas antes de guardar la libreta, no quería comentarios del contrario respecto a que no lo dibujara o que no perdiera el tiempo ni nada, además de que planeaba terminar la mayoría de sus dibujos que habían quedado a medias en el restaurante.

Mientras Lariv miraba su alrededor para ubicar bien donde estaba, Laina arqueo una ceja ante la pregunta repentina del rubio. No sabía si contestar o no, es decir, no quería que Lariv se enterara mas que todo porque sabía que después no habría quien la callara con sus suposiciones, sin embargo, no sabía si Kiba quería lo mismo con Viral, con el poco tiempo que había tenido para observarlos, tenía una idea de que al parecer eran buenos para molestarse mutuamente “No creo que sea buena idea si quiera mencionarlo en este instante...Lariv está cerca, y aunque parezca distraída…” No, no tenía planeado decir nada, absolutamente nada-En una...-Dijo mientras veías que zorro ¿Tropezarse? ¿A que venía eso tan repentino? Se había fijado más en el albino que en lo que había hecho en el proceso, por lo tanto, por unos segundos ignoro que ahora su querida compañera de departamento se encontraba en una situación que la misma consideraba delicada. Esta se quedó paralizada, sin respirar, sin pensar, ni nada, no podía analizar bien lo que estaba sucediendo, el como se encontraba y cada segundo que pasaba la tenía cada vez más atontada, con la cola abajo, las mejillas totalmente sonrojadas, además de la respiración entrecortada, apenas volvió a tomar algo de aire, volvía a quedarse aguantarse a respiración hasta que no podía más, así se mantuvo hasta que el rubio la aparto al fin donde poco a poco empezó a mover la cola de un lado a otro, como si recién estuviera procesando todo lo sucedido.

Laina se quedo mirando a su compañera una vez se percato de como estaba “No esta respirando como se debe..” Fue lo único que se comentó a si misma, mirando reojo a quien les había sacado la foto y más que todo, en detalle lo que traía puesto para saber de donde pertenecía, estaba segura de que Lariv querría la foto luego si es que si quiera era consciente de que le habían sacado una porque para la azabache era obvio que ni siquiera sabía dónde estaba parada ahora respecto al lugar, calle o zona, sino mas que en el lugar que seguramente en mas de un sueño había deseado estar o tal vez no, era difícil para la chica saber que quería su compañera respecto a su héroe, pues la veía siempre feliz con tal de ver alguna expresión del rubio o que este le cruzara alguna palabra, sinceramente no sabía, solo suponía a base de lo que esta le había dicho o veía. Una vez la vio parada enfrente de Viral, con la mirada en el suelo, moviendo cada vez más rápido la cola, se tomo la molestia de contestar por ella mientras se acercaba a esta-Por allá-Apunto con el dedo, porque si, conocía el restaurante como un montón de tiendas de manera casi innecesaria solo porque a la azabache le gustaba saber cómo movilizarse cada vez que estaba en un lugar desconocido. Cabe decir que una vez la de mechones rojos llego al lado de Lariv, de manera disimulada le dio un tirón a su cola para que reaccionara de una vez, estaba segura que la misma no quería que vieran que estaba en el sexto mundo de quien sabe dónde en su mente, y también que estaba muerta de vergüenza, no obstante, aquello era algo que no podría ocultarlo de los chicos ya que su rostro estaba tan colorado que a saber cómo explicaba eso si le preguntaban-¿Era por allá.. no?-Pregunto esta vez a la loba que le miro extrañada-¿Eh?-Laina solo dio un suspiro-El restaurante Lariv…-Murmuro sin muchas ganas-¡AH! ¡Si! ¡Por allá! Vamos, vamos… ¡Y-yo tengo hambre!-Soltó de la nada, caminando de manera apresurada hacia al lado equivocado-Por el otro lado Lariv..-Advirtió de manera casi inmediata la azabache, dando otro suspiro y viendo como la demonio se ponía a reír para irse al otro lado, volviendo apresurar el paso, yendo de primeras y dejando que sus nervios se notaran simplemente en el movimiento de su cola que también podría interpretarse como ansiedad si lo veías desde otro punto de vista, sin embargo, para Laina que ya conocía ese lado imperceptible de la loba, aquello le era mas claro que el agua.

La Meshitsukai simplemente empezó a seguir el paso detrás de Viral a una distancia prudente, pensando que tal vez, con la desconcentración que tenía la contraria en este instante por lo que acababa de pasar, se terminarían perdiendo por culpa de ella, aunque la verdad, lo dudaba si ponía atención al saberse el camino también, cosa que no había estado haciendo desde que salieron de la casa de los chicos por estar pensando en la incomodidad que sentía, sobre todo después de que el zorro fuera el que se le había quedado observando de manera extraña-¿Hm?-Y ahora que lo recordaba, escucho como el mismo al parecer quería decirle algo “¿Lo del broche..?” Se dijo casi de inmediato, como si intentara adivinar el tema de conversación que le iba a proponer, intentando evitar pensar lo que había pasado hace rato, sin embargo, sin importar cuanto intentaba no pensar en aquello, las palabras del contrario le dieron a entender que él si quería hablarlo con aquella disculpa que le tomo por sorpresa, haciendo que le mirara de reojo al instante en que la dijo, notando en esos milisegundos que le observo, aquel sonrojo en este que quiso pensar que había imaginado-…¿No?-Musito al escuchar sus siguientes palabras que le hicieron sentir un poco mas insegura por alguna razón “Si no tengo nada… ¿Entonces por qué..?” Se pregunto de inmediato en su mente, sin sacar sus palabras de ahí al esperar que el mismo lo dijera.

Su respuesta la dejo en blanco esta vez-¿Hm..?-Fue lo único que pudo decir con mucha inseguridad, evitando a toda costa mirarle esta vez, manteniendo su vista en algo que estuviera al lado contrario del chico porque lo que acababa de decirle sin querer había hecho que se sonrojara “…¿Cómo se supone que deba responder a eso?” Sinceramente, ahora que, ella misma sabía que Kiba no le estaba hablando a la princesa y obviamente tampoco a Kuratsukai, le era difícil saber como reaccionar “E-eso no es normal en él...” Empezó a cuestionarse, buscando una forma de tranquilizarse “Ta-tal vez... ¿Me esta haciendo otra broma de mal gusto?” Miro al chico solo de reojo, pensaba que fuera de reojo, pero al ver que estaba tapándose la cara, no supo que pensar “Debo mantenerme calmada… no es normal en mi reaccionar de esta manera” Fue lo último que se dijo, tomando algo de aire para relajarse un poco-No hace falta que digas ese tipo de cosas por cortesía-Termino diciendo en voz baja, intentando sonar lo mas calmada y segura posible, disimulando bastante bien el efecto que habían tenido esas palabras en ella. Prefería aferrarse a esa idea que pensar que el contrario estaba diciéndole algo como tal, eso era…era extraño y difícil de creer-...está bien si no quieres decir el motivo-Continuo al poco tiempo, mirando ya hacia al frente, desviando ligeramente la mirada a su propio broche que apenas alcanzaba a ver cada tanto “…¿Tal vez fue eso de nuevo? Aquella vez… también se quedó mirándome por eso...” Concluyo al final dando un suspiro algo ¿Desilusionada? Se sentía algo extraña respecto al tema sin entender del todo porque, ¿Acaso ella quería un halago del contrario fuera real? ¿O acaso era el hecho de que los comentarios como tal le recordaban a cuando era la princesa? “Él no sabe eso respecto a mi… sin embargo, es de esperarse que en este lugar también tengan ese tipo de reglas de etiqueta… ¿Aunque él ocupándolas conmigo? ¿Si quiera las sigue?” Intento animarse de alguna manera, porque pues, la idea de que el zorro también la viera como la princesa de su reino no le agradaba nada, de hecho le hacía sentir peor y a la vez, confusa porque no entendía entonces el porque había dicho eso-...hm-Y como era de esperarse, no le daría mucho tiempo para este le contestara con tal de cambiar el tema-Respecto a esto-Tomo el mechón de pelo que contenía el broche, mirando a Kiba con una semblante más neutra-¿Prefieres mantenerlo en secreto..?-No lo pregunto porque hubiese notado que el mismo no quería que el rubio se enterase, de hecho era todo lo contrario, era porque no sabía con exactitud, después de todo ella no tenía problema con callarse las cosas, de hecho, era lo que mas hacía y se lo había demostrado al contrario en mas de una ocasión.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 24069
Reputación : 2
Mensajes : 145
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Sáb Mar 10, 2018 12:48 pm

Viral no pareció dar mucha importancia a lo sucedido o si quiera llegar a notar el comportamiento que de repente adoptó la loba, tanto por el rubor en sus mejillas como por el constante y rápido movimiento de su cola (?). Simplemente, arqueó la ceja al ver como se confundía de camino temporalmente hasta que la azabache le corrigiese, suspirando profundamente antes de empezar a seguirle, un tanto inseguro y creyendo que cada instante, corrían mayor peligro de perderse o algo por el estilo. "Me terminaré arrepintiendo de esto...." Se dijo así en un simple pensamiento, aunque seguía parcialmente cegado por la idea de poder comer un buen trozo de carne, la cual podrías considerar, era su debilidad. Por otro lado, para Kiba, el abrupto cambio en el actuar de la loba no pasó desapercibido, y tuvo que contener las risas al ver lo muy aparentemente nerviosa que se ponía, al parecer por el acabar tan cerca de Viral, aunque esto era algo que de todas formas le sorprendía un poco.... Pues no imaginaba que esa chica pudiera llegar a tener vergüenza, o por lo menos, de verdad que no llegaba a mostrarla casi nunca. Por lo menos, no frente al albino, quien al igual que su hermano, empezó a seguir a la loba... luego de que tomara el rumbo correcto.

Luego de intentar despreocuparse así mismo sobre que la loba aparentemente estuviera lo suficientemente nerviosa, como para no poder concentrarse en lo absoluto el camino que debían seguir..... Tuvo que empezar a intentar calmarse así mismo a la hora de tener la iniciativa de hablar con Laina, por más difícil que fuera e incluso, no logrando hacerlo del todo, cosa que se reflejó totalmente en el sonrojo que su rostro mostró, y que intentaba cubrir con la mano. Definitivamente aquella actitud no era para nada normal en él, pues... Nunca antes le había pasado que simplemente se atontara por ver a una persona o una chica de tal o cual forma..... Por lo mismo le pareció bastante extraño para sí mismo –Y seguramente, también para Laina- que esta vez lo hiciera. ¿Cuántas veces había, al fin y al cabo, pasado totalmente de las chicas del instituto que muchas veces, para antes o después de clases, se intentaban arreglar para llamar su atención? Tantas que ya había perdido la cuenta..... ¿Es que en esta situación había algo diferente de lo que no se había dado cuenta? Fuera lo que fuera..... el chico no tenía idea de ello. Y por ello, ahora sentía tanto nervio encima.

Apenas lograra confesar aquellas palabras que tan difícil fueron hacerlas salir de sí, un pequeño silencio surgiría entre los dos, el cual Kiba no forzaría a llegar a su fin antes de tiempo y el cual, sería interrumpido por las palabras de la chica - ¿Eh...? - Voltearía a verle, apartando la mano de su propio rostro, mirándole con cierta curiosidad y confusión, sin terminar de entender a que era a lo que se refería - ¿Por cortesía....? - Ladeó un poco la cabeza y una de sus orejas, intentando entender que estaba diciendo. ¿A caso creía que lo que decía, lo decía simplemente por.... modales o.... algo por el estilo? Sus siguientes palabras, terminaron de hacerle entender que así era - ¿E-el motivo? Pero... Yo no.... - Intentó explicarse, diciendo que no estaba diciendo nada que realmente no creyera, aunque le costara decirlo por lo bastante.... extraño....que le resultaba que eso fuera suficiente como para hacerlo actuar de esa forma tan extraña. Sin embargo, no fue mucho lo que logró llegar a decir, pues antes de si quiera terminar de formular o pensar lo que quería responder, su contraria ya le había interrumpido... o mejor dicho, había impedido que hablase, cambiando rápidamente el tema. Si es que simplemente quería evitar el tema, o si realmente creía eso que le había dado a entender.... Sería algo con lo que se quedaría dudoso, probablemente sin encontrar una respuesta.

Miraría de reojo su broche una vez la chica lo señalase, para luego volver a dirigirle la mirada. Aparentemente, se había dado cuenta de que había hecho eso con Lariv para evitar que le alcanzara a responder a Viral sobre el broche, haciéndose ver bastante claro que no quería que el rubio se enterara de eso... O quizá, no lo había hecho y simplemente lo preguntaba por curiosidad, ahora que el tema había salido a flote por el reconocimiento que tuvo Viral sobre ese objeto, que había visto dentro de la caja el mismo día que lo compró para la azabache – Sobre eso... - Suspiró, algo pensativo, y llevándose ambas manos hacia el interior de los bolsillos de su chaqueta, ahora sin dejar de mirar el broche – No es que quiera mantenerlo como un secreto como tal, pero... - Miraría entonces de reojo al rubio, quien simplemente caminaba tras de Lariv, mirando cada tanto a los lados, a veces soltando un par de gruñidos por... por quien rayos sabe qué - Preferiría que él no se enterara. Creo que lo vio cuando lo conseguí y empezó a hacer suposiciones...... - Se encogió de hombros, para verle de nuevo - ¿Y tú? ¿Prefieres evitar que Lariv o alguien más se entere? - Preguntó solo por casualidad, sin darse cuenta de cómo poco a poco, esa atmósfera de incomodidad parecía empezar a desaparecer nuevamente.... Algo que, de alguna manera, agradecía, incluso y aunque no hubiera podido explicarse anteriormente con ese mal entendido.

A medida que se acercaban al parque, con mayor facilidad podías ver alrededor distintas parejas por allí y por allá, como era de esperarse. Tampoco faltaban los vendedores que yacían por los alrededores, aprovechándose de las fechas para poder vender flores, globos, peluches, chocolates y varias cosas de ese estilo.....Un par ya había intentado acercársele al rubio, quien simplemente los tenía que mirar y gruñir un poco, enseñando los dientes para que lo dejaran en paz....Desviándose cada tanto a Kiba quien, por desgracia, no era tan agresivo como su hermano para intentar espantarlos así (?) - Eh...No, no, gracias.... - Tenía que decir cada vez que alguien se le acercaba, ruborizándose un poco por la idea de que empezaran ahora a confundir a Laina con su pareja, aunque al fin y al cabo...... Con esa excusa, era que había rechazado a las demás chicas de su clase. Claro que quizá hubiera sido mejor simplemente quedarse en casa, así nadie sabía que eso no era del todo cierto y se la pasaba leyendo como un día normal, pero......No, Lariv tenía que convencer a Viral, y Viral tenía que obligarlo a venir.... (?) - Supongo que es ese sitio de allí... - Murmuró Viral, luego de olfatear e muy fácilmente reconocible olor a carne y voltear hacia lo que parecía un especie de restaurante por allá, no muy lejos de ellos - ¿Están seguros de que tendrán espacio para nosotros? - Preguntó el albino, cruzándose de brazos – Somos 4, y siento que estas cosas explotan de personas en estas fechas - Mencionó, pues él no sabía acerca de la reservación de Lariv - Siempre puedo sacar a alguien y ya - Respondió como solución Viral, tan......Imprudente, como siempre. ¿Lo peor? Kiba lo veía capaz de hacerlo. No te metas entre Viral y un trozo de carne. Nunca.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Lariv & Laina el Jue Mar 15, 2018 11:45 am

Era de esperarse que la azabache buscara a toda costa pasar el tema que estaban tocando, no porque le fuera exactamente incomodo, si bien tenia su grado de incomodidad por la vergüenza que le había llegado dar, por otra parte se estaba confundiendo a lo que la conducta del contrario se refería “…¿Por qué decir algo así si no es por etiqueta?” Y si, la idea aun cuando había cambiado de tema le seguía rondando por la cabeza “¿Aquí la gente encuentra normal ver a una chica de esa manera? Bueno... a alguien que supongo que a sus ojos se ve ¿Bien?” Poco a poco sentía que se le estaba formando otro enredo en la cabeza, aunque el tema fuera de lo mas simple. Por otra parte, aunque se encontraba un poco distraída con lo que acababa de ocurrir, esta no dejaba de estar atenta al contrario-Comprendo...-Musito al poco tiempo de escuchar su respuesta, manteniendo la vista hacia adelante, y mirándolo únicamente de reojo cuando fue a responderle-Hm… ¿Yo?-Dijo esto, mirando a la loba que al parecer ya se había tranquilizado y parecía feliz de la vida caminando hacia el restaurante-Prefiero evitarme los gritos de Lariv por sus extrañas suposiciones…-Contesto mirándole de reojo-En cuanto al resto me da igual si lo saben o no..-Agrego, meditando un breve tiempo antes de continuar-…Aunque, tampoco es que me fascine la idea de estar contando cada cosa que me ocurre-Su voz había bajado gradualmente al mismo tiempo que al terminar de decir esto, encogía los hombros-…ni tampoco tengo ganas de que se arme un escándalo más grande del que se armara al volver a clases en el instituto-Dijo esto ya con cierto tono mas bromista y una pequeña sonrisa. Estaba demás decir que Laina estaba tomando en cuenta que al haber salido de forma “verdadera” el día de San Valentín y alguien de su curso o que los conociera repartiera el chisme luego de que los había visto juntos, haría que la vuelta a clases fuera un infierno menos agradable de lo que ya era.

A continuación la chica concentro su mirada hacia el suelo en vez del albino o al frente, dando un pequeño suspiro al recordar que entre más cercanía mostraba con el zorro en clases, mas problemas que le eran una perdida de tiempo le ocurrían, como cuando al volver de clases no encontró uno de sus cuadernos, y aunque le dio absolutamente igual porque estaba lleno de materia que ya sabia de memoria, le pareció desagradable de todas maneras que le sacaran algo para después encontrarlo arruinado por ahí. Claro, era de esperarse que la de mechones rojo no le dijera nada al contrario respecto a los problemas que le causaba, como el encontrarse de repente a gente que la confundía con él a pesar de estar vestida blanco o tener una mascara diferente cuando estaba trabajando, simplemente porque no lo encontraba necesario, sin embargo, a veces llegaba a molestarse cuando tenía prisa para hacer ciertas cosas y ahí, solo en esos segundos de “enojo” que podrían darle, le daban ganas de ir a reclamarle al chico, cosa que al final nunca hacía por obvias razones.

El camino, que por costumbre le era cómodo en silencio le pareció lo contrario en gran parte de este, no porque estuviera incomoda por la compañía que tenía, si no por el ruido que había en ciertos lugares, con música que estaba muy alta y se escuchaba mal de repente o la constante insistencia de venderle algo a los chicos del grupo, que si bien en un inicio le dio algo de gracia, con el pasar de los minutos empezó hacérsele un poco vergonzoso como llegaban a considerarla pareja de Kiba “Dicen que también es el día de la amistad.. pero aquí todos parecen dar por hecho de que hay parejas” Comento para si misma, observando cada parejita que pasaba cerca y que, en lo correcto, nadie parecía ser amigos en sí, incluso aquellos que extrañamente eran del mismo sexo y a los cuales prefería hacer como que no había visto. Llego hasta sonrojarse ligeramente en ciertas ocasiones, a veces por los ajenos y otras, por las cosas que veía en el camino. Para la Meshitsukai, el hecho de ver personas por ahí besándose de una forma exagerada no le era normal, ni tampoco como de repente estaban agarrado el uno al otro, ni lo mas importante y notable, ver tantas parejas juntas en sí, ya que esto con suerte había solido suceder en fiestas que llego a participar, pero que, no se parecían en lo absoluto a lo que veía ahora, porque si bien recordaba ver visto muchas parejas en estas, no eran realmente una formal en sí, sino de baile por unos cuantos minutos o un par de reyes que se encontraban y obviamente, no estaban demostrando su amor en pleno público de esa manera.

Laina tuvo ganas de preguntar al respecto sobre que significaba este día realmente o sobre porque se encontraba tanta gente demostrándose tanto aprecio en las calles entre otras cosas, sin embargo, cuando pensó que tal vez, solo tal vez podría preguntárselo al albino, escucho al rubio hablar, viendo como la loba movía la cola de un lugar a otro demostrando como siempre, abiertamente su felicidad. La azabache solo soltó un pequeño sonido que indicaba que se había aguantado una carcajada antes de hablar muy bajo-…dudo que no tengan mesa para cuatro cuando Lariv se encargo totalmente de que no hubiera inconvenientes-Al terminar de decir esto de una manera algo burlona, solo se que le quedo mirando a Kiba con una sonrisa que demostraba lo mismo al mismo tiempo que Lariv soltaba unas pequeñas risas-No se preocupen, hice una reserva con anticipación para una mesa de 6 personas por si acaso~ -Anuncio totalmente segura cuando ya estuvieran lo suficientemente cerca del restaurante a lo que Laina simplemente soltaba un suspiro de resignación “Se suponía que yo no vendría… tenía trabajo que hacer..ahg” Recordó como tuvo que en menos de una hora arreglar toda una agenda que, estaba organizada para una semana completa, solo por el retraso que le había causado su compañera “¿Tal vez si logro escaparme podría..? Ah, como si fuera a permitirlo, debería estar demasiado distraída como hace un rato con Viral” Pensar en cómo podría volver a su rutina de siempre ya ni siquiera ánimos le daba simplemente porque sabía que cuando a la loba se le atravesaba una idea en la cabeza, nadie haría que no se cumpliera de una u otra forma “…solo espero que esto no se haga tan a menudo..” Termino pensando por resignación.

A penas llegaron a la entrada, la azabache se quedó mirando a su compañera que estaba sacando una pequeña tarjeta de sus bolsillos para mostrársela a la primera persona que estaba cerca de la puerta y que rápidamente hizo como una especie de inclinación ¿Para saludar?-Por aquí por favor-Se le escucho decir al ajeno, en lo que la mente de Laina empezaba a procesar la idea de que.. hasta el momento, nunca se le había ocurrido entrar a un restaurante por bastantes razones, aparte de no saber qué hacer el lugar, el montón de gente que se encontraba en este y el ruido que solía haber, sin mencionar que, de por sí, no le interesaba comer nada, prefería comprarse algo en un puestito de por ahí si necesitaba hacerlo, una compra rápida para llevar lo que debía comer en sus manos sin tener que estar aguantando un ambiente que de por si no le agradaba en lo absoluto, claro, que ahora que estaba dentro del establecimiento contra su voluntad, se dispuso a mirar de reojo este, notando que al menos no era tan ruidoso como otros, el murmullo de las personas hablando se hacía notar, sin embargo, no llegaba hacer molesto y la música de fondo era… extraña, le recordaba a la que se usaba para los vals. El lugar parecía estar como cualquier otro local, adornado por la festividad con flores, corazones y un montón de estupideces más que la azabache prefería hacer como que no había visto hasta que les indicaron una mesa que era bastante grande “Esta mesa no parece para seis...si no que para...aah..” No iba a preguntar porque, ya que se imaginaba que la respuesta no estaba relacionada con la comodidad de ellos mismos respecto a quien se sentaba al lado de quien, sino a que seguramente se le iba a ocurrir llenar la mesa de con comida que desde hace un buen rato intuía que iba a ser carne mucha, muuuuucha carne.

Al sentarse se quedó mirando la carta/ menú que le dejaron en frente, y viendo lo que obviamente no entendía casi nada, lleno de nombres y abajo ingredientes que suponía que traía el platillo que mencionaba “…¿Y si no quiero comer nada?” Se dijo así misma mirando de reojo a Lariv que se apresuró a quitarle el menú a Laina-Tú no escoges, siempre intentas comer lo menos posible-Dijo esto en forma de regaño para luego pegarle con el menú en la cabeza suavemente. La de mechones rojo solo rodó los ojos, no pensaba discutir de eso nuevamente, menos enfrente de los chicos, seguro Lariv salía con algo ridículo como la última vez de que ella no necesitaba dietas con lo delgada que estaba. De ahí solo paso a mirar como la loba parecía estar indicándole al mesero que platillos quería para esta misma, apuntando a la misma carta para luego escuchar-Chicos, ¿ustedes quieren pedir algo aparte de las parrilladas?-Con eso, ya supo que le había estado indicando al mesero únicamente lo que le haría comer a ella, ni siquiera para sí misma “Tienes un serio problema con que coma…” Prefirió hacer como que no se había percatado de nada, es más, saco una servilleta de las que estaban puestas al frente solamente para empezar a darle la figura que se le viniera a la cabeza, desde una simple flor hasta hacer una mariposa o un paraguas y solo por un momento la deshizo para ver si le salía la figura de un zorro, aunque… cuando estuvo a punto de terminarlo, prefirió arrugarlo.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 24069
Reputación : 2
Mensajes : 145
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Sáb Mar 17, 2018 9:21 pm

Al parecer, había dado en el blanco con respecto a lo que la chica opinaba acerca de que Lariv se enterara de dónde y cómo es que había conseguido ese broche. Parecía que ambos tenían los mismos problemas con ese par, y por lo mismo, no se opondría al hecho de que les ocultasen ese pequeño detalle que, al fin y al cabo, tampoco veía como de real importancia como para que fuese "Malo" querer ocultarlo. Claro que por otro lado, si le surgió una pequeña duda, notándose quizá durante una brevedad de instantes en su rostro, junto a una pequeña inclinación de su oreja derecha "¿Suposiciones....?" Mencionó para sí, pues aunque lo veía bastante....posible, no se le había ocurrido que Lariv pudiera....pensar de esa manera tan similar a los chicos del instituto sobre la azabache y él. Con Viral, sabía que podía llegar a ese pensamiento incluso sin la necesidad de querer hacerlo enfadar, realmente creyendo que podría haber algo por malinterpretar el regalo que le hubiera dado o el cómo se comportaba con la azabache en relación a las demás chicas de su clase.....Pero de todas formas prefería ahorrarse ese "Quizá". Ya, tocando de hecho más tarde el tema de los chicos del instituto como broma, no podría evitar forjarse en él una pequeña sonrisa, seguida de una ligera risa y unos cuantos movimientos de su cola de lado a lado – Creo que ya somos dos - Confirmó a su contraria, pues igual que ella, no era como que le gustara andar contando muchas cosas sobre él..... - Aunque puede que ya estén haciendo teorías o algo por el estilo – Se encogió de hombros. No lo suponía, era más que obvio que en su clase ya empezaban a creer ese tipo de cosas. Algo con lo que, seguramente, tendrían que lidiar un tiempo más o … o quien sabe.

Si algo logró "Incomodar" o "Molestar" un tanto, tanto a Kiba como a Viral, fue sin dudas la enorme cantidad de parejas que había por allí, en prácticamente todos lados a medida que se acercaban a ese restaurant al que se dirigían....Y el que más lo sufría, era Viral. Por un lado, simplemente era incómodo ver a tanta pareja por ahí así de melosa, casi llegando a darle ganas de simplemente interrumpirles dando un empujón a alguno de los dos o algo por el estilo para que dejaran tanta cursilería y demás de lado, pero es que además.....El olfato de Viral le permitía notar quienes eran los tipos que estaban por ahí con....con segundas intenciones. Eso, eso fue lo más incómodo para el rubio y lo que intentó ignorar completamente. Se le hizo difícil, e incluso eso le amargó un poco el camino, pero por suerte, tampoco es como que estuvieran tan lejos del tan dichoso restaurante y además...El fuerte olor de la carne que no paraba de salir del restaurante incluso a la distancia a la que estaban –Gracias al muy fino olfato del chico-gato-tiburón (?)- le ayudaba a no concentrarse en los otros repulsivos olores de la zona (?).

Realmente, ambos, tanto Kiba como Viral, llegaron a dudar si es que realmente podrían entrar si quiera en ese restaurante que aparentemente, debería de estar lleno de parejas por eso de que fuera ya San Valentín. Por lo mismo, una vez la azabache les quitase esa inquietud, afirmando que Lariv ya aparentemente se las había arreglado o algo por el estilo.... Ambos voltearon a verle de inmediato - ¿Qué? - Dijeron, al unísono y con el mismo tono de voz ligeramente confundido, antes de voltear a observar a la loba y decir exactamente lo mismo - ¿Qué? - Repitieron, antes de que esta explicase que aparentemente, ya había sacado una reservación, lo que decía que.... ¿Desde hace cuánto que tenía esto planeado? Fue algo que pasó por la cabeza de los dos chicos, quedando durante unos breves segundos, incrédulos ante la nueva información - Eso significa que.... ¿Realmente tenías planeado todo? - Preguntó el albino, aún confundido, aunque no más de lo que lo estaba Viral – … ¿ Como mierda supusiste que yo realmente iba a.....? Argh – Se cruzó de brazos, apartando de nuevo la mirada y tragándose en ese momento su orgullo - Olvídalo - Refunfuñó, sin creer aún que hubiera caído en su trampa (?), aunque sabía que posiblemente solo iba a insistirle sin parar hasta que lograra hacerlo venir por las malas, después de todo....es lo que aparentaba en un inicio – Espera, espera, dijiste ¿6 Personas? - Preguntó de la nada el zorro, aún más confundido, aunque ya cuando todos estaban entrando y sin que alguien le pudiera responder o si quiera prestar atención... suspirando profundamente antes de avanzar con ellos hacia el interior del establecimiento "Dudo que conozca lo suficiente a otras personas, así que.... ¿Por qué rayos....?" Se preguntaba internamente, sabiendo que no tendría la respuesta hasta dentro de un rato o … o directamente, no la tendría.

En el interior del restaurante, ambos seguirían al tipo que les indicaría cual sería su mesa, intentando tanto el rubio como el albino simplemente ignorar la estética que ambos llegaban a considerar "Ridícula", así como la presencia de las demás parejitas....Claro, aunque por otro lado, seguían agradeciendo que el sitio no estuviera tan repleto de ruido o con tanta contaminación acústica, sobre todo Kiba en este último aspecto, pues llegó a creer que la cosa podría ser peor, sobre todo por la impresión que daba de estar posiblemente a reventar de personas. Claro que, cuando llegaron a la mesa, Kiba y Viral casi llegaron a pasar de largo, pues no llegaron a procesar que esa mesa gigante SE SUPONE que era para 6 personas..... Llegando tanto un hermano como el otro a arquear la ceja, mirando fijo el objeto antes de sentarse ambos, Kiba por el mismos costado que Laina y Viral por el mismo costado que Lariv. Apenas lo hicieran, ambos tomarían los menú que tenían enfrente y los empezarían a ojear, con Kiba cada tanto alzando la mirada para ver la mesa jodidamente grande que tenían y soltar constantes grandes suspiros de resignación. "Esta chica...." Pensó para sus adentros, ya dando por hecho que jamás podría terminar de entender a la loba con lo..... "Original" que era a veces para sus cosas (?). Por otra parte.... a Viral nada le importaba. Él, simplemente se mantenía observando y observando que comer y ya (?).

Cuando Lariv "Regañara" a Laina –O de alguna forma, se pudo interpretar así-, Kiba alzó de reojo a observar a ambas, siendo incapaz de evitar que una sonrisa se dibujara en su rostro, continuado por unas ahogadas risas que intentó ocultar detrás de la carta del menú, haciendo como si no se hubiera percatado de nada, aunque fácilmente se veían sus sonrisas tras esa carta – Si que te conoce muy bien... - Bromeó el albino, en un tono de voz algo baja y moviendo de lado a lado la cola, así como inclinando temporalmente su oreja izquierda para luego ponerla en su lugar de siempre. Viral, por otro lado, pareció ignorarle total y completamente, tanto a ella como a los demás, hasta que escuchó la palabra "Parrillada" (?) - Ehm... Yo me quedaré con las parrilladas... - Mencionó luego de bajar de nuevo la carta por no haber entendido que era una sola m*erda de los nombres que ahí salían, aunque intentando aparentarlo... Algo que Kiba obviamente notó e, igual que la escena de Lariv y Laina, le dio risa – Como sea, yo también iré solo por eso - Cedió, dejando la carta, al igual que Viral sobre la mesa. Ambos, simplemente esperaron a que vinieran a pedir la orden y luego, a que trajeran la comida... Rato en el que de repente, Kiba vio de reojo a Laina arrugando algo, una figura que no alcanzó a distinguir...pero a la que le restó importancia, suspirando y simplemente, esperando la comida que no podía negar...le emocionaba algo por tratarse de carne (?).

Apenas llegaran las comidas, se empezaría a llenar la mesa a una velocidad enorme....Notando en ese instante tanto Kiba como Viral el porqué rayos había reservado una mesa tan grande – Dios mio... ¿Es enserio? - Dijo arqueando la ceja y mirando a la loba, suspirando con una ligera sonrisa antes de volver a ver los platos - Supongo que...buena jugada, reo que la mejor forma de llegar a Viral es a través de su estómago - Bromeó - Cállate - Respondió casi de inmediato Viral, quien no había tardado en empezar a tragar, algo que se le hacía bastante sencillo gracias a esos dientes de cierra que tenía. Kiba por otro lado, comía a una velocidad más calmada y tranquila.... Aunque de todas formas, ese gusto y emoción que tenía por poder comer tanto hacía que se reflejara en los movimientos de su cola – Si quieres, después vamos por una gelatina o algo así... - Mencionó en un bajo tono de voz, claramente molestando a la azabache, con una ligera sonrisa agradable en el rostro. Debía admitir que por el momento, la salida no había sido taaan mala... La comida estaba bastante buena y no podía decir que no la disfrutaba...al igual que su hermano mayo, a quien se le notaba a kilómetros de distancia que todo le encantó, aunque improbablemente fuera a admitirlo.

Kiba había terminado de comer luego de un rato, pues había quedado bastante satisfecho... A diferencia de Viral, quien seguía como si fuera un pozo sin fondo – Supongo que debo agradecer por ambos - Mencionó, arqueando la ceja y mirando a Viral, quien solo le gruñó antes de seguir comiendo. Suspiraría pesadamente, antes de escuchar un sonido que alertaría sus orejas casi de inmediato. "Ay no...." Se dijo, llevándose la mano a la cara, casi como un facepalm. Los típicos chillidos de.... de "Emoción" de ciertas personas que ya reconocía casi a la perfección - ¡Kiba, Laina, no puedo creer que sean ustedes...! ~ - Mencionó una chica del Insti que iba saliendo del restaurante con su "Pareja" -Probablemente, solo de san valentín, pues estaba entre las que le habían estado insistiendo el día anterior...-, creyendo en esos instantes que más mala suerte, no podrían tener – Eh, hola... - Dijo de una forma casi forzada, saludando con la mano, incapaz de recordar su nombre y mirando de reojo a Viral, como si le acusara de decir algo de donde estaría o algo así... a lo que el rubio se encogió de hombros y les ignoró, para seguir con lo suyo – Quien diría que me los podría encontrar justo por aquí.... Oigan, ¿Les parece buena idea acompañarnos? A aprovechar el día y divertirnos... ~ - Decía ciertamente emocionada, casi dejando de lado al pobre tipo a su lado (?), a lo que Kiba arqueó la ceja y una pequeña idea le cruzó por la mente.... mirando entonces  a la azabache - ¿Te parece la idea? Creo que no abría problema.... - Mencionó, calmado, como no era costumbre en situaciones así.... y asintiendo muy levemente con la cabeza, como indicándole que tenía una idea que hacer - Claro, si Lariv nos deja ... - Bromeó, mirando de reojo a la loba (?).
avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Lariv & Laina el Dom Mar 18, 2018 1:25 am

La no tan desvergonzada loba ante las pregunta solo sonrió agitando la cola mientras la de mechones rojo solo soltaba un suspiro “Lo único que tiene de desastrosa es su horario para dormir.. con el resto suele ser tan organizada..a menos que se quede dormida sin querer.. solo en eso puede desordenársele todo un horario programado y atrasarse” Comento para si misma como era de esperarse, no iba a revelar esa información, primera porque encontraba que debía ser algo que los chicos ya conocían o al menos así lo creyó hasta que Kiba menciono la pregunta de si realmente tenía planeado todo-Cada detalle-Musito en voz muy bajita, casi balbuceando antes de dejar que una pequeña sonrisa apareciera por unos instantes en su rostro, porque recordaba las noches que la loba se la paso mirando revistas de distintos restaurantes de carne en la ciudad o fuera de esta, buscando cual podría ser el mejor, además de la verla ajustando fechas solo porque quería tener este día libre, le era gracioso como se comportaba solo para lograr algo tan simple como compartir un ratito con su querido Héroe, viéndolo feliz de la vida o al menos entendía que ese era el objetivo desde un inicio por lo que le había dicho-No lo sabía~-Fue lo que se le escucho decir a la loba, moviendo la cola en lo que en su mente se decía “Tenia la esperanza muy grande de que dijeras que si al poco tiempo por la carne gratis~” La mirada de Lariv, como era de esperarse estaba concentrada en el rubio, como de costumbre fijándose en cada uno de sus gestos, dispuesta a dibujarlos otra vez a pesar de haberlo hecho con anterioridad, sin embargo, por ahora no lo haría solo para no molestar al rubio, y en cambio miraría al albino dejando que se le escapara un par de risas-Eso es muy obvio -Termino por decir, antes de seguir guiándolos al lugar, sin dejar de mover la cola por su felicidad, dejándole la duda al zorro, suponía que se daría cuenta solo el porqué.

Ya para cuando estuviera dentro, sentados cada uno en su lugar, luego de que la loba regañara a su compañera y empezara a pedirle todo un menú distinto para ella al ya conocer mas o menos sus gustos en comida, si es que podría llamarle de esa manera, ya que realmente la misma no parecía estar muy interesada en ningún platillo en particular. La azabache que se había empezado a sobar ligeramente el lugar golpeado miro de reojo al albino arqueando una ceja-Te impresionaría como parece conocer a cada uno de nosotros bastante bien..-Murmuro bajando su mano, dejándose de sobar para pasar a mirar las servilletas, las cuales terminarían siendo su entretención por muchos minutos en la espera de la comida, la cual al llegar solo vería la grandísima cantidad casi absurda de comida que había para el trió de carnívoros “Iba en serio cuando dijo que necesitaría mucha carne..” Pensó esto al ver que a penas la comida había llegado, y el rubio ya estaba llenándose la boca de comida-¿Qué?-La azabache volteo a ver a la loba rápidamente que se estaba echando algo al plato, no parecía un trozo muy grande comparado a su acompañante-Conseguí muchos cupones-Se excuso rápidamente, intentando que su plan no se desvelara por completo, sin embargo, al instante que miro a la azabache que le estaba arqueando una ceja se sintió al descubierto, razón por la que le pego una patada a esta y Laina hizo un gesto como si se hubiera atorado con algo cuando realmente se aguanto las ganas de decir auch-¿En serio? Yo solo quería verlo sonreír-Dijo inocentemente moviendo la cola con entusiasmo-Y dibujarlo-Hablo esta vez la azabache con las ganas de buscar una especie de vergüenza por la patada nada justificada-Cállate y ponte a comer-Dijo de inmediato y frunciendo levemente el ceño, casi parecía como si estuviera enojada “Falta que me gruña para que se parezca a él” Se dijo así misma, mirando que a ella le habían dejado una ensalada que había comido hace mucho tiempo y le pareció “agradable” a comparación de muchas cosas que había probado.

Si bien Laina sentía que desencajaba en la mesa con sus platillos totalmente diferentes respecto a lo que ellos comían.. que al parecer a penas terminaran con uno, tenían otro listo para reponérselo, se sentía mas cómoda comiendo estos sin miedo a que le fueran arrancar un dedo al intentar sacar un trozo, y no lo decía exactamente por el albino, sino por su hermano y la loba que… pues se notaba que también tenia ganas de comer, es decir, no mordía con desesperación cada bocado, pero Laina si la veía intentando terminar con estos lo ante posible, ya que al saber que tipo de ritmo llevaba al comer, verla así, le estaba dando una rara imagen de quizás cuanto tiempo llevaba comiendo muy poco y alimentándose a base de muchas vitaminas en jugos, pastillas además de energéticas (razón por la cual se había puesto a estudiar mas sobre las cosas antes mencionadas, al estar preocupándole en cierta manera la salud de la contraria), lo cual le hacía pensar que tal vez tendría que aprender a “cocinar” nuevamente, pero en este mundo-Jaja…que gracioso-Murmuro de mala gana al escuchar la sugerencia del chico-..perro hambriento-Agrego al poco tiempo, casi de manera infantil para buscar quedar a mano con él en cuanto a molestia. (?)

Para cuando Laina noto que Kiba por fin había dejado de comer en lo que ella estaba intentando terminar su plato de fondo con pocas ganas, y haciendo mas dibujitos con la comida que otra cosa, solo dio un suspiro, mirando a la loba que quien sabe cuanto rato llevaba sin comer, porque se veía que ya había sacado su libreta y estaba dibujando al rubio con una felicidad, se le veía tan calmada, ni estaba moviendo la cola y si lo hacia era para mecerla unos segundos. Su rostro estaba apoyado en una de sus manos, mientras que con la otra estaba dibujando tranquilamente al contrario “…sinceramente, por mucho que admire a Viral sigo sin entender cual es esa manía de querer dibujarlo cada vez que lo ve..” Volvió a mirar su comida, que por cierto era puré con pollo al jugo, el cual obviamente no quería.. no porque se sintiera satisfecha, es simplemente que sus ganas por comer más se le habían ido en el segundo-tercer plato, por suerte cuando vino uno de los meseros a llevarse una de las parrillas vacías, aprovecho para decirle que se llevaran su plato, casi ignorando los chillidos, pensando que venían de su compañera de departamento que otra cosa, sin embargo, al confirmar que eran de otra persona al mirar hacia donde lo hacia Kiba, solo hizo una seña con la mano, sin sentirse de ánimos para saludar ni por cortesía, viendo que el pobre acompañante (?) era el chico con el cual habían intentado encerrarla. Lo quedo mirando fijamente, viendo como este apartaba la mirada casi de inmediato-Yo..-Iba a responder a lo que decía Kiba, no obstante, apenas dijo una palabra, vio que le habían dejado otro platillo encima que era el postre, uno gelatinoso que había visto en otro lugar y tenia curiosamente forma de un corazón-Estaría encantada de salir a dar una vuelta con ustedes~ -Termino diciendo con una sonrisa que hasta pareció real, pero era muy forzada en el fondo, lo único que quería era alejarse de la maldita mesa y sobre todo de la gelatina que obviamente no se iba a comer, es más, para cuando estaba mirando a Kiba de nuevo, casi se podría decir que su rostro le estaba diciendo al albino “Púdrete” o algo similar, solamente porque ya veía que al ver el postre que tenia enfrente de ella le decía algo al respecto como que se la llevara para comer o lo que fuera, solo esperaba que con su mirada entendiera que aquello aun no le hacia ninguna gracia y seguía molestándola. (?)

Por otra parte, la loba estaba taaan distraída mirando al rubio comer, que cuando dijeron la broma sobre si ella le daba permiso o no, en vez de prestarles atención se dirigió a su acompañante que aparentaba ser un agujero negro de momento-¿Quieres que pida otra parrillada o con la que tienes enfrente estas bien, Viral?-Laina solo rodo los ojos, sabia que estaba que la contraria ya estaba muy metida en su mundo, lo reconociera o no-No creo que le importemos en este instante Kiba-Dijo de forma burlona, la había visto casi suspirar solo por estar viendo al rubio comer-Solo procura avisar si vas a pasar toda la tarde, noche o lo que sea en la casa de Kiba de nuevo-Se le escucho decir a la loba que dio la impresión de estar ignorándolos apropósito en un inicio, además de dar un contexto muy fuera de lugar para los ajenos-….-Laina por su parte prefirió no decir nada, solo levantarse de la silla-¿Nos vemos?-Si, iba hacer como si no había escuchado nada, si se ponía a dar explicaciones ahí, algo saldría muy mal, aparte no quería darla a la pareja que tenia enfrente, que por cierto, habían puesto una cara de sorpresa y la chica hasta por un instante pareció sonrojarse “Tenias que ser tan boca floja para tus cosas..” Miro de reojo con cierto desprecio nada notorio a la loba antes de marcharse con el grupito hacia afuera. Suponía que si Kiba quería salir de ahí con los chicos del instituto, es porque había planeado algo.

Para cuando estuvieron fuera, la chica que era compañera de ambos en el instituto parecía seguir algo incomoda-¿Entonces…si son pareja?-Pregunto de la nada. Laina que la verdad no estaba prestándole mucha atención, si no que al chico que parecía no dejar de mirarla con cierta frecuencia como lo había hecho Kiba anteriormente cuando estaban en su casa “Sera…¿Por qué mi cabello se ve mas largo?” Comenzó de nuevo con el cuestionario “Por que tengo mas mechones rojos..” Sabia que sus orejas no eran las “reales” las había vuelto a esconder con el hechizo de siempre, lo mismo con sus ojos que eran de un color celeste, casi azul para no llamar tanto la atención, aunque al parecer si estaba haciéndolo y con bastante ganas.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 24069
Reputación : 2
Mensajes : 145
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Miér Mar 21, 2018 2:40 pm

Tanto el rubio como el albino creyeron que reservar tantos puestos en ese sitio, con lo caro que parecía y sin tener totalmente la seguridad de que los dos irían a aceptar…o que alguno de ellos iría a aceptar ir en primer lugar…Fue una movida bastante, por así decirlo, arriesgada. No habría sido raro que Viral no hubiera estado en casa para empezar por algún trabajo, o incluso fuera de la ciudad, o simplemente, saliendo a cazar un rato, haciéndose difícil y dependiendo de la situación, imposible, que la chica pudiera llegar a encontrarlo para preguntarle/obligarlo a acompañarla en primer lugar. Lo mismo pasaba con el chico, una simple misión de los mandamientos, alguna sorpresa por parte de algún enemigo, algún nuevo descubrimiento o cualquier suceso inesperado hubiera sido más que suficiente para haberlo “Sacado” del camino, aunque bueno, de todas formas, no era -A vista de ninguno de los dos- que la chica le diera tanta importancia en especial al traer al albino si no más que por Laina, preocupándose más que nada por el gato tiburón que tenía por hermano (?) Ya sea por mera suerte, por casualidad o lo que sea, de todas formas y con tanto inconveniente por intentar invitarles de una forma tan descuidada….Parecía haber tenido la suficiente suerte como para que todo le saliera bien.

El chico, ante el comentario un tanto “pobre” de la azabache, no pudo evitar mirarle con una ceja arqueada, notablemente intrigado, aunque aparentemente….intentando no fijar su interés en eso – Creo que es mejor no saberlo… - Murmuró, con un ligero tono de broma, aunque buscando sobre todo, ahorrarse la incomodidad que podía darle tanto para el rubio como para sí mismo, lo mucho que la loba pudiera llegar a saber de ellos - Lo mismo digo… - Respondió por lo bajo el chico Tiburón gato, aunque casi sin llegar a prestarle atención alguna a nadie de los que estaba en la mesa (?) Mesa la cual no tardó en llenarse a tope de comida. Tanta, que hacía que la simple idea de “Tener muchos cupones”, no bastara para evitar pagarse un buen dineral en esa cosa… Tanto por ese simple detalle, como por ese comentario acerca de verlo sonreír, pudo notar que tanto llegaba a admirar a su hermano, aunque este apenas si lo pudiera notar del todo (?), más de todas formas, poco fue el tiempo que duró el albino sin poder apartar la mirada soltando un par de risas, tanto por la idea de querer dibujarlo -Escuchándose también un temporal y pequeño refunfuño de Viral de fondo- como por la inmediata reacción de Lariv, aunque a esas alturas…. Ya todos parecían saber que planeaba dibujar un buen rato a Viral.

Fue un tanto gracioso para Kiba ver como la chica estaba rodeada de puuura carne mientras, ella….. mientras ella parecía la vegetariana en un círculo de simples animales carnívoros, algo que, a fin de cuentas, llegaba a ser más literal de lo que uno creería, incluyendo como no, a Kiba, por más autocontrol que tenga y por más que le gustara tener. Luego de aprovechar de soltar una pequeña broma con relación a la gelatina, un poco sorprendido de hecho a que aún no lo superara y que aparentemente no lo fuera a lograr (?) -Demostrándose que debe tener un poco más de cuidado en las bromas que le hará….porque eso seguramente no será suficiente para hacerlo abstenerse-, más pudiendo de todas formas, “Devolverle” el comentario - …Ja….Ja… - Arqueó la ceja, aún un tanto sorprendido de que continuara también, diciéndole perro…. “Apenas si guardo relación con ellos…Lariv es quien esta realmente cerca de serlo” Se dijo así mismo, intentando ver todo eso de forma ridícula, aunque no pudiendo evitar dejar salir una ligera sonrisa también por eso mismo. No contento con todo eso, cuando llegaban los tipos del instituto que les insistían en salir…. El rostro de Kiba empezó a “Arrugarse”, haciendo gestos y mordiéndose la boca, tanto por la sonrisa que tuvo Laina…como por la gelatina que le pusieron enfrente. “…. Para eso si que hay que tener mala suerte” Pensó divertido, y sonriéndole de vuelta a Laina, dejando ver que eso, y su muy “animada” y afirmativa respuesta, le dieron bastante gracia.

Viral no pudo evitar atragantar de sopetón ante la pregunta de la loba, casi casi, llegando a atragantarse realmente – Espera, ¿Qué hay más? – Respondió casi de inmediato, notablemente sorprendido y quizá hasta un poco emocionado, respondiendo de esa forma indirectamente la pregunta de la contraria. Kiba solo arqueó su ceja y lentamente comenzó a asentir ante el comentario de Laina, dándole toda la razón – Y que lo digas…. – Mencionó, hasta escuchar las palabras de la loba, que…. - … - Mejor ni comentar nada…. Hizo a Kiba entrar en un total silencio incómodo, decidiendo al igual que Laina, simplemente levantarse sin decir nada al respecto…. ¿Pudo escoger algunas palabras más fáciles de malinterpretar, en una peor fecha, frente a peores personas? Probablemente no… Por lo mismo, simplemente haría caso omiso y esperaría que los chicos no se quedasen con una idea tan mala de ellos con respecto a lo que Lariv dijo… pues lo último que querría, serian ese tipo de rumores dando vuelta por ahí. Apostando a la suerte, antes de irse, sacaría un par de billetes que ocultaría en la mesa, donde se pagaba, aunque no muy fácilmente visible desde el puesto de Lariv, con la intención de ayudarle a poder pagar una parte de todo eso que les había invitado, pues no sabía si se negaría a aceptarlo si lo hacía directamente.

Junto a todos, caminaría hacia afuera del restaurante, con las manos en los bolsillos y caminando a un lado de Laina, intentando no cruzar miradas ahora mismo ni con el chico ni con la chica, para evitar tentar a romper el silencio temporal que hubo y que prefería, a tener que hablar con ellos… Claro que de todas formas, no pudo evitar ver cada tanto de reojo al chico, notando que se había pegado con Laina y… apartando la vista de nuevo con un extraño sentimiento de por medio….. Finalmente, la chica soltaría la pregunta que tantas veces le hacían y tanto se cansaba de responder…. - ¿Nosotros? No, no – Respondió, con una pequeña sonrisa “Agradable” aunque forzada – Solo somos amigos. Le habíamos prometido a nuestros hermanos que le acompañaríamos…. Ellos son los aspirantes a pareja – Mencionó, mordiéndose un poco la lengua para evitar reír con ese detalle, a sabiendas de que estaba la posibilidad de que ese rumor no le importara y terminara quedando en el vacío….o se expandiera como suelen pasar ciertas cosas entre los adolescentes. Seguramente si Viral se llegaba a enterar que había comentado una cosa de ese estilo, le daba un golpe que no olvidaría en un buen tiempo….Peor si creaba un rumor acerca de ello. Pero, bajo la creencia del albino, sin dudas y como venganza a haberlo forzado a salir hoy de su hogar, era que definitivamente valdría la pena. A fin de cuentas, entre esos dos hermanos… No era como si existiera un real límite de cuando dejar de joderse entre ellos o, un punto en que realmente pudieran estar a mano…. Siempre deseaban joderse aún más allá y ya (?).

Realmente, parecía que se llegaba a notar que Kiba no tenía precisamente muchas ganas de entablar una conversación con ese grupito de 4…. Aunque aparentemente la chica que los acompañaba, no terminara de entenderlo - Ahora íbamos saliendo al cine a ver una película en las salas 4D… ¡Vengan con nosotros! Papá tiene descuentos allí, así que los puedo ayudar a entrar ~ - Ya iban casi saliendo del parque, y Kiba tan solo pensaba en lo agradable que sería poder quitarse a estos sujetos de encima…
En eso pensaba desde antes de si quiera aceptar querer salir acompañado de esos 2, además de Laina, porque si no hubiera pensado en una forma de poder perderlos para empezar….Ni si quiera hubiera pensado en la más mínima posibilidad de aceptar la oferta que les habían dado – Claro, creo que no tenemos problemas con ir. ¿Verdad, Laina? – Le preguntó, volteándose con una ligera sonrisa a Laina, aunque de golpe, parando las orejas y adoptando una expresión confusa, como si recordara algo – Pero….. Espera – Se detuvo de golpe, cosa que los demás hicieron con él – Mier….Dios…Me olvidé del encargo de Viral – Mencionó, llevándose la mano al rostro y suspirando enviando una rápida mirada de reojo a Laina, como para que le siguiera el juego - ¿Hm? ¿Qué sucede? – Preguntó la chica, confundida, a lo que el albino se volteó a la pareja – Le prometimos en la mañana a Viral que le ayudaríamos con unos encargos que debía realizar luego de comer…. Supongo que se le olvidó por estar comiendo – Suspiró resignadamente, antes de ver a Laina y luego a la chica – Creo que si corremos, alcanzamos a llegar. Quizá llegamos en los comerciales o a lo mejor nos perdemos el inicio de la película, quizá… - Mencionó, volteando a ver a Laina con una sonrisa – Iremos rápido, ¿Verdad? – Le dijo, aunque posiblemente la azabache ya pudiera tener más que claras cuales eran sus intenciones…
avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Lariv & Laina el Vie Mar 30, 2018 5:15 pm

La de mechones de rojos al ver la sonrisa del albino no pudo hacer más que seguir disimulando que la idea la tenía encantada, sintiéndose más la princesa que ella misma en ese instante “Sonríe y se amable, sonríe y ten modales” Se decía cada vez que tenía que hablar con el príncipe de otro reino, con personas importantes, cuando ella ocupaba un vestido y tenía el rostro descubierto justo como estaba ocurriendo ahora “Sonríe y mantente calmada… recuerda que no puedes opinar como tú quieres.. debes decir lo que ellos quieren oír hasta salir al menos...” Comenzó a decirse a sí misma en esta ocasión, levantándose del asiento apenas pudo, mirando de reojo a Lariv que parecía estar dándole unos golpecitos en la espalda a Viral por... ¿Atragantarse con la carne? Ya ni le interesaba-Si, hay más si quieres~-Realmente se sentía ignorada por la loba, sensación de la cual no sabía si sentirse muy bien o muy extrañada, ya que no recordaba la última vez que paso de su persona, no obstante, le hubiera gustado seguir sintiéndose así a escuchar la respuesta que le acababa de dar… como era de esperarse prefirió pasar de esta antes de arriesgarse a que dijera algo más incómodo aun, cosa que si paso al final a pesar de que intento evitarlo. Pareció como si la demonio hubiese esperado hasta el último instante para decir aquellas palabras antes de que la Meshitsukai se retirara con el grupo que se había formado en poco tiempo-¡Laina!- Alzo un poco la voz la que aparentemente era mayor (?) para atraer la atención de la contraria que rápidamente la miro de reojo arqueando una ceja en forma de respuesta-¡No olvides preguntárselo ~!-Obviamente lo que acababa de decir a simple vista no era fácil de interpretar porque, faltaba información, pero conociendo a Lariv, tal vez para ciertas personas no sería difícil de saber a qué se refería si tan solo ese comentario hubiera sido antes de que salieran de la casa de los chicos (?) Laina por su parte solo rodo los ojos y se dio la vuelta, era algo que casi habían apostado antes de salir del departamento, solo que la chica no había dicho “si, acepto tu apuesta” así como tampoco había dicho que aceptaría ponerse el vestido que llevaba en ese instante para la salida, fue Lariv quien la estuvo molestado hasta que termino por ponérselo, como termino saliendo del departamento, dejando de estudiar sobre el mundo actual en el que estaba a ir un restaurante especializado en hacer carne deliciosa la cual ni siquiera probo ni por si acaso.

Ya para cuando comenzaba a alejarse de la mesa con sus “compañeros” noto como el zorro había dejado algo de dinero en la mesa, pareciendo estar en un punto ciego de Lariv, aunque más que eso, Laina creía que en este instante todo lo que no era el rubio estaba fuera de su campo de visión y pensamiento, porque aun cuando estaban suficientemente lejos de la mesa pudo escuchar como una camarera estaba pidiendo dos parrilladas mas para la mesa que estaban esos dos que habían dejado atrás. No había que ser adivino para entender que la loba seguramente pasaría una tarde consintiéndolo a base de carne acompañado de un dolor de estomago una vez terminara de comer o quizás no, quien sabia.

Al escuchar la respuesta del contrario por la pregunta que había formulado la chica que tenia enfrente fue cuando recién llego a reaccionar la azabache, por eso y porque el otro chico que no paraba de mirarla de manera incomoda hasta que le hizo una pregunta-¿Entonces la sensei es tu hermana? No se parecen en nada-Laina quería hacer como que no escucho eso, pero no podía, primero porque era bastante obvio que lo escucho cuando le miro casi de inmediato como reacción al momento que hablo y segunda porque de todas formas lo tenia muy cerca para mínimo fingir que no le había entendido en lo absoluto “Tuve que haber demostrado que no se hablar muy bien su idioma para salvarme de este tipo de situaciones” Se dijo así misma, refiriéndose a que… como se suponía que era extranjera, el no entender bien alguna que otra palabra sería algo totalmente creíble aunque a estas alturas seguro se veía como algo sobre actuado-Es complicado-Fue lo único que se resigno a decir, lo mismo que antes le había dicho a Kiba cuando este se lo pregunto, porque sabia de sobre que él estaba enterado que Lariv no tenia familiares y hablar sobre un tema de una especie de adopción, que papeles y un montón de trámite que en su momento le tenia la cabeza echando humito no era algo que quisiera compartir y que además innecesario hablar-Uhmm…-Escucho del chico esperando, rezando a que no le hiciera mas preguntas al respecto aunque-Si eres la hermana de sensei, ¿Entonces vives con ella? ¿Puedes leer los mangas que saca antes de tiempo? ¡¿Sabes el adelanto del siguiente tomo que va sacar?!-Ahí iba, lo que le faltaba, sabía desde un inicio que lo de “sensei” venía a porque Lariv era una mangaka, algunos solían llamarle así, sobre todos los fans o eso tenía entendido, sin embargo, no creía que iba a tener que lidiar con ellos “Solo falta que diga mas rumores y vuelva la oleada de la estupidez…pero únicamente hacia a mi” Se evito hacer un gesto, decir algo sobre lo que pensaba o lo que quería decirle sin haber pensado si quiera, solo intento ser amable como de costumbre-No me gustan los mangas y Lariv no deja que nadie vea sus dibujos hasta que los considere terminados-Era de esperarse que no le iba a contestar la primera pregunta, no quería caos fuera de su departamento (?)-¿Ah no? ¿Y qué cosas te gustan?-Ni tampoco seguir con el interrogatorio del chico-El silencio-Intento decirlo de la manera mas amable posible, no obstante le fue un poco difícil que no se notara algo que quería dejar de hablar con él porque le parecía alguien molesto, sobre todo porque no dejaba de acercarse a su persona-Y el espacio-Continuo, haber si entendía las indirectas (???)-¿Te gusta la astronomía?-Cuando escucho esas palabras tenía una grandes ganas de suspirar “Quisiera pensar que se esta haciendo el idiota…” Comentaba para si misma, le era difícil asimilar que la estupidez en aquel mundo fuera demasiado grande al igual que la falta de respeto “Jamás podre tomar sus costumbres…ahg, son tan desagradables.. hasta en el reino de la naturaleza eran más educados...” No iba a responderle más preguntas, es más, al ver que Kiba le estaba preguntando algo, tomo la oportunidad para hacer como que no podía responderle-A-ahn…-Sin embargo tampoco sabía cómo contestar a eso, ella solo quería irse de ahí, cada minuto que pasaba o tal vez solo eran segundos, sentía que tenia al chico mas cerca y para evitarlo estaba comenzando a acercarse al zorro de a poco.

Se sintió casi totalmente salvada cuando al albino se le ocurrió decir una excusa en ese instante, es más, hasta le siguió el juego poniendo un gesto como si recordara que aquello era verdad-Estando cerca de la carne y Lariv todo se le olvida-Dijo eso en un tono bromista que aunque por una parte daba la impresión de que como ”iban” hacer una pareja pues era de esperarse que se le olvidaran las cosas al estar con su amada, no obstante, cuando Laina dijo eso se refería mas a como quería huir de ella que otra cosa, además de complementar un poco lo que el zorro decía para después asentir con la cabeza ante su pregunta-Si vamos ambos seguro terminamos más rápido-Se adelanto a decir al ver que la chica estaba dispuesta abrir la boca y el chico también, de hecho estaba viendo venir que ambos o solo uno de los dos pedía que fuera uno solo y era de esperarse que eso echaría a perder el plan-Esta bien… pero apresúrense porque la película no tarda en comenzar-La voz de la fangirl de Kiba se le escuchaba desanimada e incluso Laina como pudo notar que en una mirada de reojo que le hecho parecía que le demostraba todo su disgusto de que fuera la azabache quien acompañara a Kiba en vez de ella o eso fue lo que se imaginó, no es como si le importara mucho lo que pensara.

Espero que la contraria terminara de decir una que otra cosa respecto al lugar, la película e incluso de darle su numero de celular a Kiba antes de preguntarle si estaba listo. Podría decirse que esos minutos de espera le fueron un mini infierno porque el chico que se suponía que estaba de pareja con la otra chica no dejaba de mirarle y tuvo la imprudencia de volver acercársele como antes, pero esta vez parecía ir con un objetivo del cual a penas se percato la de mechones rojos le aparto la mano de golpe-No me toques-Termino por decir notoriamente molesta-Es descortés-Agrego al poco tiempo, intentando justificar su acción reciente-Lo siento, solo quería ver mejor tu broche… me trajo algo de curiosidad ya que no dejas de llevarlo desde el primer día que te lo pusiste-Laina a pesar de que estaba un poco molesta en su interior no dejo de mostrar en todo ese instante su neutralidad que pasaba a una sonrisa media forzada o algún gesto conveniente cuando la oportunidad lo requería y esta no era una-Los objetos y cualquier cosa en general se ve con los ojos…-Contesto, mostrando estar mas calmada aunque realmente ya estaba bastante disgustada, por lo que apenas vio que ya ponía irse solo hizo un gesto con la mano a sus dos “compañeros” en señal de despedida y comenzó a caminar a donde sea que se le ocurriera ir al zorro, mientras perdieran de vista a los chicos del instituto.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 24069
Reputación : 2
Mensajes : 145
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Sáb Abr 07, 2018 2:10 pm

Realmente llegaba a dudar si el dinero que Kiba le había dejado a Lariv le llegase a cubrir lo suficiente, más por lo menos, lo había intentado. Sabía que le había dejado lo suficiente por lo menos para pagar su propia parte y quizá, hasta la de Laina, pues esta última, como era de esperar, había comido bastante poco. Sin embargo, con solo ver lo mucho que Viral parecía engullir y lo mucho que Lariv parecía alegrarse con eso…. Ya casi llegaba a preocuparse que la pobre acabara en la ruina o algo parecido. Claro que intentando ignorarles y simplemente dejarlo pasar, pudo escuchar aquel comentario de Lariv -Luego de que esta pudiera concentrarse durante unos breves segundos en algo que no fuera Viral (?)- que le llamaría la atención y también, le confundiría un poco. “¿Qué pregunte… qué?” Se dijo internamente, ladeando un poco su oreja al escuchar esa frase que iba hacia Laina y mirándole de reojo, aunque notando como esta parecía querer ignorarle por el momento. “Bueno…. Es Lariv. Mejor ni intentar adivinar de qué hablaba” Concluyó, a sabiendas de que si era algo demasiado raro o estúpido, seguramente Laina no haría nada. Como sea, ya lo vería en un rato más… cuando se libraran de las lacras o “Compañeros” que les seguían.
 
Ya cuando estuvieron caminando afuera, podría ser considerado “Normal” que los dos extras que tenían con ellos por las malas, intentaran entablar una conversación o algo por el estilo… La tipa con Kiba, casi ignorando a Laina, y el sujeto con Laina, casi ignorando a Kiba (?). Era obvio que ninguno sabía como tratar con ese par, pues se notaba a leguas de distancia como intentaban forzar una conversación y el zorro con la azabache…. simplemente, disfrutaban del silencio. En una primera instancia, le pareció bastante irritante, y lo único que quería era poder deshacerse de ellos de una vez por todas. “Dios, cállate ya…” Era lo que deseaba decirle a la tipa que claramente tenía un interés en él, algo que cada vez le era más difícil de fingir qué no se daba cuenta. Por otro lado, mirando de reojo a la azabache y al sujeto ese, no pudo evitar divertirse un poco, resultándole gracioso los intentos fallidos del tipo a acercarse a la azabache y los sutiles pero directos rechazos que Laina le intentaba meter… y aparentemente, el otro simplemente no notaba. “Bueno, supongo que alguien me entiende” Bromeó en sus adentros, mientras intentaba también evitar soltar unas risillas por lo ridículo y gracioso de la situación.
 
Afortunadamente, ya cuando llegaron a la orilla del parque -Donde muy fácilmente podrían perderlos de vista si se separaban-, soltaría esa simple excusa qué perfectamente, ambos se tragarían y la cual aparentemente, Laina entendería. Aunque intentaría evitarlo, una ligera sonrisa de victoria se formaría en su rostro, la cual ocultaría observando de reojo a Laina y luego a la chica, asintiendo con la cabeza – Claro, lo haremos lo antes posible – Respondió, en lo que escuchaba a la tipa aclararle a donde tenía que ir, y anotando el teléfono de la chica en su celular, más sin él entregarle su número bajo la excusa de “Yo te marco”, a lo que la chica pareció emocionarse un poco o algo por el estilo , como si lo fuera a hacer. Mientras, al escuchar la marcada negativa de Laina, no pudo evitar voltear a mirarle de reojo, un poco curioso de qué rayos había intentado el sujeto. Cuando escuchó que se había intentado acercar para tomar el broche… No pudo evitar llevarse la mano a la cara, soltando un profundo suspiro a modo de facepalm. “Es como si nadie la conociera” pensó, sin darse cuenta de como poco a poco iba conociendo mejor a la azabache, haciéndolo a estas alturas mejor que la mayoría.
 
Notó como, cuando ya Laina y él se disponían a irse, el chico se volvió a intentar acercar a la azabache mientras esta se despedía, seguramente con la intención de querer acompañarla y ver si se podía acercar algo más…A lo que Kiba, haciendo como si no lo hubiera notado, daría un paso para interponerse entre ellos dos – Bueno, hasta luego – Se despidió con una sonrisa y con un gesto con la mano izquierda, antes de usar la derecha para sujetar la mano de Laina y de inmediato, comenzar a avanzar a un paso bastante apurado, llegando casi a correr o, mejor dicho, a trotar, llevándosela consigo antes de que pudieran decirle algo más, o intentar cualquier otra cosa. Durante ese rato en el que simplemente, apresuró el paso con la intención  de dejarlos atrás lo más rápido posible, perderlos de vista, y todo eso haciendo como si realmente estuvieran “Apurados” para evitar que sospecharan. En ese pequeño rato que estuvieron corriendo, se pudo ver a Kiba con una ligera sonrisa en el rostro, ya bastante alegre de haberse podido librar tanto de la parejita que lo había traído a rastras hacia el restaurante para empezar, y la otra parejita que casi lo había arrastrado hasta un cine – Me debes una – Murmuró Kiba en un tono jocoso, antes de detenerse, ya en un sitio desde donde se hacía prácticamente imposible mirar la salida del parque y por ende, se obviaba que ellos no podrían verles.
 
El albino daría un buen estirón, estirándose desde la punta de los pies hasta la cabeza, con la cola incluida, mirando a los alrededores y notando que se habían alejado un poco de esos centros acumulados de personas y, si bien podías ver un par de parejas aún así por aquí y por allá, había aún un muy buen espacio y no estaba tan jodidamente ocupado como el resto del parque – No se tú, pero…- Comentó de repente, mirando a los lados – Prefiero no arriesgarme a ir a casa y que me vayan a buscar ellos, o otras chicas….Supongo que puedo quedarme por aquí afuera un rato más – En ese instante, le volteó a ver - ¿Qué dices? ¿Nos quedamos por aquí? Presiento que si conmigo las chicas son pesadas, contigo los chicos lo son peor… - Bromeó, aunque con cierta verdad en sus palabras pues, si bien aparentemente era más frecuente que jodieran y le insistieran a Kiba que a Laina, era cierto que los chicos parecían ser más idiotas y tendían a respetar menos los espacios personales, algo que seguramente a Kiba le desesperaría si le tocara aguantar - … Oh, mira – Comentó, mirando a un carrito de helados que pasaba por allí - ¿Quieres un helado? Para compensar lo de la…. Gelatina – Se llevó la mano a la boca, cubriendo esa sonrisa y esas pequeñas risas que se formaron en él por ese recuerdo – Te prometo que no es nada vivo ~ - Continuó, esta vez, sonriéndole con un tono más cabrón.


Extras:


avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Lariv & Laina el Jue Abr 19, 2018 11:00 pm

La azabache, que estaba empezando a desesperarse por querer retirarse del lugar aunque no se notara exteriormente, ignoro lo que sea que fuera a intentar hacer aquel chico que estaba acabando con su paciencia y se dejo llevar por el zorro cuando este le agarro la mano para correr, ya que estaba “apurados” para poder hacer el encargo inexistente que les había dado Viral, no obstante, en ese tiempo que estuvo corriendo de esa manera con el albino, no pudo evitar recordar lo que les había pasado en una ocasión anterior,  el cómo habían quedado en un ascensor y al final cuando se libraron de ese lugar, tuvieron que salir corriendo. También recordó el hecho de que llego aparecer en un diario de la ciudad, un artículo que hablaba sobre que un ascensor había caído, que no sabia que cosa le iban hacer a la tienda por tenerlo en malas condiciones y quien sabe que comentarios más habían puesto en tal papel, pues Laina no se había dado el tiempo para leerlo bien, solo buscaba que no hubiesen sido nombrados y por lo que reviso, no fue así, sin embargo, a pesar de cada uno de los recuerdos que se le pudo venir a la mente en ese instante, hubo que no se le fue por mas que intentaba pasar del tema porque se asemejaba al actual, y fue cuando ella lo tomo de la mano en esa ocasión para huir de manera inconsciente para después cuando tuvieran la oportunidad huir fuera de la tienda, ahí no habían estado tomados de la mano, pero nuevamente estaban huyendo como ahora, aunque de forma menos llamativa y de quienes lo hacían no tenían ni idea de que era por eso que se estaban alejando.

Justo antes de escuchar al albino hablar, la azabache recordó el instante donde el contrario le había dicho algo que hizo que se sonrojara levemente de la nada en esa ocasión, cosa que no fue distinta en esta al recordarlo-¿Ah?-Como estaba distraída no había prestado del todo atención a lo que dijo y ese gesto termino siendo lo primero que soltó en lo que procesaba lo que acababa de decir al mismo tiempo que ese tono rojizo que tenía en el rostro desaparecía-Yo creo que tu sigues debiéndome una a mí, porque lo de recién no fue la gran cosa para decir que estamos a mano-Respondió al fin de manera burlona, al haber recordado cuando el contrario se desmayo en pleno campo de batalla, aunque esto no era algo que quisiera reprocharle en verdad porque no había actuado de tal manera ese día para querer que se lo devolvieran luego-De todas maneras te doy las gracias por evitarme una tarde de estrés-Agrego al poco tiempo, mirándole de reojo. Apenas quito la mirada de este, sonrió ligeramente en lo que observaba su alrededor las distintas parejas que veía en el lugar, viendo como antes los gestos amorosos tan repetitivo que había visto antes, pero en menor cantidad considerando la poca gente que había.

No paso mucho tiempo antes de que Laina volviera a ver al zorro porque este había elevado su mano y la de ella junto a él al estirarse, esta había olvidado por unos segundos que el contrario la había tomado de la mano, razón por la cual se sorprendió al sentir que estaban levantando y claramente estuvo observándolo extrañada y con la mejilla levemente sonrojada “¿Quiere que me estire con él?” Pensó “Yo no siento la necesidad de hacerlo...” Intento encajar porque le estaba haciendo hacer eso “¿Por qué no ha soltado mi mano en primer lugar?” Termino diciéndose, mientras miraba hacia otro lugar intentando disimular que quería separar su mano lentamente del contrario, para al final no terminar moviéndola nada al notar que ya la había bajado, pero tampoco le dirigiría la mirada de nuevo por la pena que sentía “¿Por qué no suelta mi mano?” De nuevo estaba en su mente la norma de “Hombres y mujeres no se tocan” al mismo tiempo que se preguntaba “¿Es lo que hacen los amigos..?” Esto ultimo no lo veía posible, porque pues… porque, ¡Solo había visto parejas tomarse de la nada! Si, por eso, no era que buscase una excusa en su mente para que la soltara ya que le era sumamente extraño y vergonzoso, pff.. eso eran tonterías (?)Tampoco buscaba excusarse para mantenerse un ratito mas así, ni nada por el estilo. No porque le pareciera agradable al menos con el zorro se quería quedar así. (??)

En lo que el caos se formaba en la mente de la azabache y parecía ir de peor en peor respecto a que pensar, fue el albino quien se “interpuso” en sus pensamientos para traerla al mundo real otra vez-Bueno..-Musito como si estuviera pensando en la decisión cuando solo procesaba las palabras del contrario-Las chicas y los chicos son pesados conmigo…-Volvió hablar en voz muy baja, dando un pequeño suspiro-Me quedare-Anuncio al final con un tono mas animado y obviamente más alto que el anterior, eso mirándole de reojo, ya después se quedo mirando lo que le señalo-No, gracias-Respondió rápidamente al no tener ganas de caer en otra de sus bromas. Sabia que el helado era otro postre en este lugar que no conocía, y era exactamente por eso que no iba a ir donde estaba ese carrito de helado, eso como primer lugar, como segundo es que no sabia comerlo y algo le decía que Kiba esperaría a que ella probara primero para ver su reacción, lo que le hacia decir No señor perro, no te lo permitiré otra vez” en su mente, en lo que se daba media vuelta e intentaba alejarse del carrito dando un par de pasos hasta que…su mano, aun no la había soltado, aun NO LO había soltado… y en ese instante no sabia si sonrojarse, enojarse, confundirse más a sí misma sobre lo que quería o simplemente no reaccionar como ahora porque había algo que no le encajaba en esta situación. Trago algo de saliva antes de intentar decir algo-Yo.. no quiero helado Kiba, no me apetece-Volvió a repetir lo anterior, soltando la mano del contrario, esperando que este hiciera lo mismo a la vez que decía-Come tu si quieres, yo no tengo ganas de un postre-Prefería hacerse la que no quería simplemente antes de decirle que si no aceptaba su oferta era únicamente porque ya con lo que había conocido de él, no confiaba en absoluto sobre lo que haría o diría en este instante después de esas burlonas palabras.




Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 24069
Reputación : 2
Mensajes : 145
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Sáb Abr 21, 2018 5:13 pm

Rodó los ojos, siempre con una ligera sonrisa en el rostro y asintiendo con una sarcástica expresión facial, ante las palabras de la chica – Seh seh.... - De todas formas, lo iba a tomar como si hubieran quedado a mano, dijera lo que dijera – Deee nada, supongo, aaunque creo que tú también me la evitaste a mi - Continuó, en lo que avanzaba en ese campo lleno de parejas, a las cuales él pudo evitar e ignorar con relativa facilidad, ya empezando en cierto modo a "Acostumbrarse" a que hubiera tanta muestra de afecto algo "Exagerada" según él a sus alrededores. En un inicio si le molestaba un poco más ver tanta parejita, más ahora ya podía mantenerse más al margen de todo ello. Si de por sí había podido lidiar un rato con Lariv y Viral.....si....si es que se les podía considerar como una pareja esta vez (?)…....Y peor, con esos dos compañeros suyos que casi casi, le habrían terminado de arruinar el día totalmente, llevándolos a cualquier sitio... Definitivamente, mantenerse en un sitio con menos parejas, menos conocidos (?), y con la única persona con la que le agrada pasar el rato y con la que se puede excusar para evitar a todo aquel que le conozca.... era menos molesto y más agradable que todo lo demás del día.

En lo que se alejaba, ni se pudo terminar de dar cuenta que aún no había soltado la mano de su contraria, y había sido principalmente por eso qué seguía sujetándole, incluso y aunque ya a estas alturas habían dejado de correr, o también para cuando se estiró. Realmente, si es qué no se daba cuenta de eso, es que tampoco es como si le llegara a molestar de alguna forma, si no todo lo contrario, aunque posiblemente si llegaría a "Incomodarle" o por lo menos, hacerle sentir "Raro", en caso de darse cuenta de lo mismo - ¿Hm? - Al notar que la chica de la nada, había preferido mantenerse mirando a otro lado, y sin notar él la razón del por qué...  aunque esta fuera bastante obvia, viéndolo desde afuera. Creyó que durante un rato, se llegó a comportar algo "Raro"…., más lo dejó pasar bastante rápido, una vez empezó a hablar sobre como estar en ese lugar, era menos "Riesgoso", por el hecho de que allí, sus compañeros tenían menos oportunidades de encontrarlos... Aparentemente, teniendo ambos exactamente el mismo problema – Lo suponía ~ - Contestó, con un tono ligeramente jocoso y divertido. "Lo que tiene que soportar uno por la escuela...." Pensó, creyendo también que era curioso que ambos pasaran por el mismo problema.

No pasaría mucho antes de que llegara a distraerse con uno de los típicos carritos de helado que había por allí en el parque. Cambió el tema simplemente preguntando algo que haría de todos modos, con o sin su aprobación... (?), aunque teniendo la cortesía de preguntárselo primero. La respuesta de la chica, aunque obvia, fue quizá... Un poco más marcada de lo que hubiera esperado, lo que inevitablemente hizo que una sonrisa cabrona se formara en su rostro, a la par que la cola se empezaba a ladear inconscientemente de un lado a otro a sus espaldas - ¿No? ~ - Respondió aún con esa sonrisa en la cara, siguiéndole incluso cuando esta intentaba alejarse del carro, hasta que finalmente, ambos se soltaron las manos – Tranquila, ¿Cuándo te he hecho hacer algo qué no quieras? - Dijo, con un tono de voz "Inocente", aunque él mismo conocía la respuesta a eso – Oh, claro... - Prosiguió, aparentando como si recién se diera cuenta de la respuesta a la pregunta retórica qué él mismo había dicho – Bueno, supongo lamento …. haberte dado a entender que tenías elección - Sonrió y sin darle si quiera el tiempo como para que respondiera, le sujetó nuevamente, esta vez de la muñeca, empezando a caminar a un paso ligeramente apresurado hacia el carrito de helados, obviamente, arrastrando a la azabache consigo, quisiera o no.

No podía negar que el hecho de volver a obligarla a comer algo delicioso que no quería probar.... Y eso se notaba fácilmente, gracias a como la cola no había parado aún de moverse de lado a lado – Anda, prometo que esta vez no diré cosas para molestarte... esta vez - Mencionó mientras se volteaba a ver a la chica, con una sonrisa de lado a lado, hasta que finalmente llegaron al carrito de helados, deteniéndose Kiba y soltando la mano de su contraria, para meterla en el bolsillo, buscando su propia billetera – Buenas tardes, dos helados por favor - Decía, en lo que sacaba un par de billetes de la billetera – Uno de chocolate y... - Miró de reojo a la azabache – El otro, de... Vainilla  - Dicho eso, entregó los billetes, esperó a que, el hombre le entregara ambos helados y, simplemente, los tomaría en cada mano para hacer un gesto con la cabeza a Laina, indicándole que le siguiera, en lo que él empezaba a caminar nuevamente por las partes en donde había césped en el parque -Saliéndose del típico camino de arena que tenía, y pasando a donde estaban los árboles-, nuevamente empezando a dirigirse a esos sitios donde habían muy pocas personas y menos parejas.

- Bueno... creo que por aquí estaremos bien - Comentó, en la típica zona del parque donde los árboles abundaban, recibiendo en general una agradable sombra por los árboles que habían, aunque aún dejando pasar entre sus ramas algún que otro rayo de sol. El albino entonces se sentaría, apoyando la espalda contra el grueso tronco de uno de los mismos, haciendo un gesto con la cabeza a la chica para indicarle que también se sentara, mientras le extendía ambos helados – Anda, escoge ~ El amarillo es de vainilla y el café, de chocolate...Oh, y el cono también es comestible, como una galleta - Mencionó - Lo comes a base de lamidas. O.... Mordiscos, si no se te congelan las encías - Se encogió de hombros – Por allá hay una tipa comiendo helado, por si crees que intento tomarte el pelo - Decía a la par qué apuntó con la punta de su nariz hacia donde una tipa pasaba con su pareja, como él decía, comiendo un helado, aparentemente de frambuesa.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Lariv & Laina el Dom Abr 22, 2018 2:59 pm

La azabache que no estaba con el mejor de los humores, rodo los ojos ante tal pregunta que le hizo dando un suspiro al escuchar lo que dijo a continuación “Ni siquiera lo lamentas, no solo tu parecías estar más que divertido, tu cola no dejaba de moverse como la de un perro cuando esta muy muuuy feliz” Obviamente la chica no iba a contestarle, prefería guardarse sus quejas y respuestas porque no quería demostrarle al zorro que aún seguía muuuy molesta con lo que había sucedido o al menos que ya no le afectaba tanto como él creía. Ahora al escuchar su comentario, su mirada que se había quedado posada en otros lugares que no fueran él se dirigió rápidamente hasta este soltando un claro y fuerte-¿Qué?-Porque no procesaba del todo bien lo que acababa de decirle, o mejor dicho, no podía creer lo que acababa de decirle ni tuvo el tiempo necesario para procesarlo pues, el zorro la había tomado de la muñeca y la estaba arrastrando hacia donde estaba el carrito-Kiba, ¡o-oye!-Reclamo de inmediato al sentir como la estaba arrastrando-¡Ki-Kiba! Que yo no quiero, ¿Acaso no entiendes que es un no?-Siguió insistiendo su negativa al mismo tiempo que casi parecía dejarse arrastrar por el contrario. Estaba demás decir que Laina aunque no quisiera algo, sabía que en el momento que se lo ofrecían algo de frente tenía que aceptar por sus propios modales y costumbres, no obstante, desde que había llegado a este mundo, parecía que todas sus reglas y modales se las pasaba por el censurado no las cumplía como siempre a lo cual terminaba diciéndose así misma que el zorro era una mala influencia para ella, ya que era quien la influenciaba a comportarse muy mal-Creo que no es el hecho de comer el helado lo que me molesta si no lo que planeas, porque dudo que esa sonrisa sea de mucha felicidad porque vas a compartir algo conmigo-Soltó al fin con un tono un poco burlón al final, intentando ver si, siendo sincera el albino la dejaba en paz o al menos no la obligaba a comer algo que claramente no quería.

Al terminar enfrente de puesto ambulante se quedó mirando al señor que los atendía con una mirada que tal vez decía “Te odio por tener este sucio negocio aquí” O algo similar, claro si es que el pobre hombre lo comprendía, aunque seguramente lo único que entendía es que la azabache tenía una mirada que dio miedo por unos cuantos segundo y preferiría evitar ver mientras esta volvía a mirar a su compañero con un rostro lo mas neutral posible, intentando no decirle “Te desprecio” con todo su ser, porque es lo que tenía ganas de decirle. Se quedo viendo como este pedía y recibía los helados que esperaba que ÉL se comiera SOLO ya que ella no pensaba comer nada, se lo había dicho varias veces hasta al momento, sin embargo, al seguirle a donde este le guiaba y sentarse cerca de él, se dio cuenta que en serio el contrario tenía pensado darle uno.

Se quedo viendo de reojo cada saber que le había indicado y luego arqueo una ceja como si estuviera diciéndole que si realmente se lo estaba preguntando aunque supiera su respuesta, a lo cual al final termino suspirando y tomando el que decía que tenia sabor a vainilla sin decirle nada más que-Te sostendré este para que después te lo comas porque yo no pienso ni morderlo ni nada-Anuncio su decisión “definitiva”, mirando hacia donde se encontraba la chica que le había indicado comiendo su helado color rosita “…¿Por qué quiere que coma helado? ¿Tanto le cuesta aceptar un no? ¿O realmente quiere hacerme caer en una broma?” Las preguntas que le rondaban en la cabeza le estaban haciendo creer si, tal vez el zorro quería jugarle una broma nuevamente por los gestos que hacia o simplemente no le gustaba aceptar un no como respuesta, cual fuera la opción iba a seguir dándole la negativa por su desconfianza “Solo espero que no vuelva a darme de comer a la fuerza…no quiero terminar ensuciando el vestido que Lariv me presto a la…” Y de ahí, se sintió un poco más irritada, parecía que el día de hoy lo único que querían era forzarla a hacer cosas que obviamente ella no quería hacer como en su mundo cada vez que era la princesa “Al final en todos lados es así” Termino por comentarse, bajando la mirada y centrándola al pasto que era de color verde, a diferencia de su hogar que tenía un tono violeta que a veces se iba haciendo más oscuro hasta el punto de llegar hacer negro al estar cargados con la oscuridad del lugar “Naturaleza…”  Si, el color le recordaba al de las plantas que se hayan en un reino cercano que casi podría decir que era aliado, casi, si no fuera porque no pudo “cerrar el contrato” que lo dijera.

La chica volvió a dar un suspiro, no sabía que habían pasado muchos minutos, solo unos segundos o quizás horas, se había perdido tan profundamente en sus pensamientos que en el instante que sintió que algo le estaba recorriendo un líquido por la mano fue cuando volvió en sí, mirando el postre que traía consigo-…-Se estaba ¿deshaciendo? Si, aquello le parecía tan extraño al no entender exactamente que era un helado. Miro al albino de reojo y luego al dulce, resignada a saber que, si no quería que se siguiera deshaciendo por sí solo, ensuciándole la mano y de paso dejándola pegajosa iba a tener que comérselo. Era de esperarse que en el momento que comenzó a “limpiarse” la mano a base de lamidas, no miro al zorro ni por si acaso, ni cuando fue a proseguir con el helado que se encontraba en la base del cono, en el instante que le dio una pequeña lamida, de forma no tan notoria se alejo de repente porque el contenido de lo que el contrario decía que era una galleta estaba frio, casi como hielo y aquello le era aun mucho mas extraño, tanto como para quedarse mirándolo como si fuera un bicho raro por unos segundos “Helado” Se repitió mentalmente para hacerse entender que era obvio que estuviera frio si tenia ese nombre, sin embargo, realmente aquello no se lo había esperado, ni dejaba de parecerle lo suficiente extraño como para no querer intentarlo de nuevo, así como para no preguntarle nada al albino al respecto.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 24069
Reputación : 2
Mensajes : 145
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Lun Abr 23, 2018 2:22 pm

Tal y como había pensado, no tardó en escuchar las continuas quejas por parte de su contraria, quien era arrastrada hacia el carrito contra su voluntad. Y tal cual uno supondría, a Kiba no pudo más que hacerle oídos sordos. Fingiendo qué no la escuchaba, y limitándose a no prestarle la más mínima atención -Incluso y aunque tuviera esas enormes orejas (?)-, siguió con lo suyo – Oye... - Dijo de repente, con un tono de voz ofendido, aunque notándose demasiado lo divertido que estaba en esa sonrisa en su rostro, y como no, en el movimiento de lado a lado que hacía el plumero gigante que tenía en vez de la cola – Es raro saber que me confías tu mayor misión, y no un postre – Poco más diría, pues el resto no sería más que esperar los helados y pagar por los mismos, antes de dirigirse ambos hacia ese árbol, rodeado de otros más, que daban una muy agradable sombra, y los aislaba un poco del resto de las personas. Por su parte, no planeaba hacer bromas pesadas, como lo había hecho anteriormente con la gelatina.... O por lo menos, no planeaba hacerlas por ahora. Lo que realmente le daba gracia, era precisamente el actuar de Laina... Y suponía que este no haría más que ir haciéndole más gracia a medida que pasara el rato, porque no le iba a dejar en paz hasta que se terminara el helado.

Esperó a que la contraria se sentara a su lado y tomara el helado, cosa que, durante unos segundos, llegó a creer que no haría.... Más luego de su suspiro, volvió a sonreír, agitando un poco más la cola en los instantes qué tomó el helado de vainilla - ¿Jaaaa? - Arqueó su ceja - ¿Por qué tanto odio contra los productos lácteos? Bah, lo probarás de todos modos...  ~ - Mencionó en un tono de voz sarcástico y divertido, antes de darle él una lamida a su propio helado de chocolate, en lo que también, apartada la mirada para ver hacia el cielo, o... Lo que podía, pues se terminaban por ver más las hojas de los árboles que nada – Supongo que tarde o temprano tendrás que acostumbrarte a los pequeños detalles de este mundo para que no sea todo un martirio...  - Mencionó, de repente, antes de verle de reojo – Te lo digo por experiencia ~ Algo de diversión cada tanto no le hace mal a nadie... - Seguido a eso, continuaría dando cada tanto alguna lamida a su helado, precisamente para evitar que este se derritiera completo, ya que tan frío no estaba como para qué el mismo "Aguantara" mucho rato. Además.... Estaba bueno, no lo iba a desperdiciar (?).

Kiba, al cabo de un rato, se terminó relajándose, llegando casi a "Desconectarse" de la realidad. Se mantuvo simplemente sentado, con la espalda contra el tronco del árbol, cada tanto dando una inconsciente lamida al helado de chocolate y mirando hacia arriba, sintiendo la brisa del viento moverse de un lado a otro, moviendo un par de hojas y ramas en el camino. La naturaleza le agradaba ya que, al fin y al cabo.... Él era parte de ella, e instintivamente se sentía en casa al estar en sitios así, mucho mejor era cuando estaba sin la necesidad de llegar a cabo alguna misión, alguna responsabilidad, o cualquier otra cosa. Se debió haber despistado así un par de minutos, totalmente sumido en la nada, y mientras simplemente deambulaba su mirada, terminó sin darse cuenta, con esta sobre la chica de cabellos azabaches y rojizos - - Si no se dio cuenta el momento en el que su cabeza empezó a deambular, menos pudo darse cuenta el momento en el que acabó simplemente... Mirándola, de forma totalmente inconsciente, similar a como ocurrió cuando le vio por primera vez con ese vestido en la mañana, aunque esta vez, no fue por la sorpresa de que llevara un nuevo conjunto de ropa que le quedaba bastante bien, simplemente, no supo por qué, y apenas se dio cuenta de ello, un rubor apareció en sus mejillas, a lo que inmediatamente miró hacia otro lado. "¿Qué sucede? Supongo que estoy más.... distraído, últimamente..." Se dijo mentalmente para sí mismo, intentando explicar todo eso con una excusa qué en el fondo, no se terminaba de creer, aunque quería convencerse de que sí.

Pasaron una brevedad de segundos antes de qué, esta vez con algo de "Vergüenza" por eso que había pasado –Aunque aparentemente, la chica ni si quiera se había dado cuenta- viera de reojo a su contraria, y más contrariamente, a su helado. Arqueó la ceja cuando notó qué el mismo se le estaba empezando a derretir, y cuando notó que Laina ya se había percatado de ello, sonrió. "Y ahora, es cuando te quedas sin elección..." Pensó, moviendo la cola nuevamente una vez vio como la azabache se acercaba para probar el maldito helado de una vez por todas. Le sorprendió un poco el ver que poco después de hacerlo, esta retrocediera.... de esa forma, haciendo que el chico cerrara los ojos, apartando la vista y dejando salir un par de risas – Bueno, ya sabes por qué le llaman de esa forma - Mencionó en un tono divertido, aunque no con la intención de "Molestar", por lo menos esta vez – No te ha de quedar mucho tiempo con el helado, así que.... Te aconsejo terminártelo rápido. Ahora solo se derritió un poco. Luego, empezará a escurrir de todas partes. Y créeme que es difícil quitarse eso de la piel o .... - Bajó un poco la mirada, antes de volver a verle a la cara – La ropa - Agitó un poco más la cola, pasando a acercar el helado a su boca, y morder un trozo del borde del cono, rompiéndolo para pasar a comérselo cual galleta, tal cual había dicho – Mira.... Pruébalo, y si no te gusta, lo dejas. Palabra de zorro  - Dijo con una sonrisa, antes de que esta cambiara a una cara pensativa – Eh......Mejor.... ignora lo de zorro - Corrigió mientras se llevaba la mano libre hacia detrás de la nuca, sonriendo con la cabeza y las orejas ladeadas, por esa típica idea de que los zorros suelen ser..... bastante manipuladores y engañosos, por lo menos en la mitología japonesa.


Extras:


avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Lariv & Laina el Lun Abr 30, 2018 6:21 pm

La chica arqueo una ceja ante la respuesta del albino para después dar un pequeño suspiro-Te comportas de una forma mas seria cuando se trata de mi misión que cuando estoy enfrente algo que desconozco… abusador-Respondió, para al final decir una última palabra en un murmullo casi inaudible mientras observaba hacia otro lado, intentando tragarse la molestia que sentía en ese instante. Esta no era porque le molestara lo de la gelatina, ni porque la estuviese obligando a comer otro postre que no dejaba de mostrar a leguas que no quería ni probarlo, sino porque le había recordado eso, aquello que tanto anhelaba y le desesperaba, incluso se le había formado un nudo en la garganta “Tengo que pensar en otra cosa… no es el momento para alterarse... no es bueno alterarse.” Comenzó a decirse así misma, buscando tranquilizarse porque no quería mostrar esa ansiedad que le daba, a nadie, ni siquiera al zorro que era la persona mas cercana a tenerle suficiente confianza para contarle algunos de sus problemas, para nada, lo último que quería era contarle o hacerle saber a alguien lo que le preocupaba, menos de la forma en que le había hecho enterarse al albino en una ocasión pasada, en el ascensor por estar literalmente acorralada y en una cuenta regresiva hacia una muerte dolorosa y lenta.

Laina intento dejar atrás todos sus pensamientos negativos en la caminata hacia el árbol donde termino sentándose junto a Kiba, tomando por obligación uno de los dos helados que este había comprado  y chasqueando la lengua al hacerlo por la molestia. No iba a decirle nada sobre lo que pensaba al contrario, es más, el pensamiento de “Eso es lo que tú crees” para responderle se lo guardo porque sabía que si terminaría entrando en una “discusión” con el zorro, iba hacer una de pérdida de tiempo donde el único que estaría disfrutándola seria él por quien sabe que razones y, aunque al poco tiempo recordó otra situación que le agobiaba constantemente en su hogar como para hacerla enojar y estar con un peor humor del que tenía ahora, pudo lograr calmarse y cambiar sus pensamientos a cualquier estupidez que se le viniera a la cabeza, hasta el problema de química que no pudo resolver en clases la última vez le parecía un buen tema para distraerse en lo que esperaba que el contrario terminara su helado de chocolate para que se comiera el de vainilla, no obstante, el chico volvió hablarle y las palabras que salieron de este no hicieron que se sintiera mejor, de hecho, prefirió seguir evitar mirándolo “No pienso acostumbrarme a este lugar… no tengo porque hacerlo” En esta ocasión tampoco iba a responderle, sin embargo, a diferencia de hace unos minutos atrás, no sabía si quería permanecer al lado de este “Podría encerrarme en mi cuarto y leer tranquilamente” La idea de irse había comenzado a rondar por su cabeza como si fuera la mejor que se le había ocurrido hasta al instante, pero por mas que lo considerara, sabia que si Lariv llegaba al departamento antes de tiempo no valdría la pena irse, ni tampoco caminar por las calles sin hacer nada productivo, además de que debía considerar que decirle al zorro en el caso de que se retirara y no tenia ganas de estar dándole explicaciones a nadie. Nuevamente, soltó un suspiro en lo que se repetía mentalmente “No pasa nada, todo estará bien” Intentando calmarse “…él no lo ha dicho con malas intenciones” Se dijo esto mirándolo de reojo mas al helado que al albino, que es lo que planeaba hacer en un inicio, mirarlo, cosa que al final no se atrevió hacer, desviando su mirada al helado que ni siquiera observo, sino que mas directamente al suelo en el que estaba sentada, al verde suelo que hizo que terminara nuevamente con la mente en otra parte al mismo tiempo que levantaba la mirada para observar hacia otro lugar.

Para cuando sintió el helado derritiéndose en su mano y la obligación de tener que comérselo antes de que le manchara toda la mano o parte de la ropa, nuevamente planeaba quedarse en silencio en el caso de que el chico dijera algo, sin embargo, al escuchar sus risas se le quedo mirando fijamente después de que se percato de que el postre en si era bastante frio a lo que ella acostumbraba a comer (?) En su mente estaba pensando seriamente en enterrarle el helado en alguna parte al zorro, ya fuera en la cabeza, en la cara o simplemente lanzárselo sin darle importancia a donde este llegara a caer, pero “….si tan solo no estuviera en contra mis normas de conducta” Ella misma estaba diciéndose que no podía hacer tal cosa, no solo por su reglamento o porque no fuera una conducta indicada para ella, sino que también porque tenía la impresión de que aparte de estar “rebajándose” al nivel de zorro en travesuras, este se iba a volver a reír o tal vez no,  ¿Por qué le importaba tanto cuando podía ignorarlo? Pff... Al final prefirió simplemente asentir y darle una oportunidad a la golosina que tenia enfrente, porque si, aunque acababa de probarla no le había prestado atención al sabor. Acerco el helado lo suficientemente a ella como si fuera un mordisco, imitando lo que acababa de hacer el zorro, pero antes de hacerlo se detuvo y se quedo mirando a este-…-Si había sido porque se había percatado de que la palabra que acababa de decirle no era la más confiable, ni tampoco lo pareció un poco mas porque Kiba hubiera dicho que no tomara en cuenta lo de zorro-Si no me gusta y no cumples con tu palabra, vas a tener un sombrero nuevo en la cabeza-Anuncio con una tonalidad que mas que neutra como era de costumbre escucharle a la azabache hablar, se notaba con cierta facilidad de que no estaba de muy buen humor, y no era exactamente porque la hubiesen obligado a salir o comer un postre totalmente frio, sino porque no dejaba de rondarle en la cabeza la idea de que ella no debería estar sentada ahí disfrutando de una tarde supuestamente tranquila y llena de parejas aparentemente desesperadas por aparearse como animalitos o simplemente darse mucho amor a su alrededor (?) Ella debería estar buscando una forma de volver a su mundo, a su reino para protegerlo de la guerra que ansiaba con tantas ganas que no se hubiese desatado entre tantas otras cosas.

Contuvo las ganas de suspirar en lo que miraba el cono de helado que seguía derritiéndose lentamente, para luego simplemente darle un par de lamidas a este con tal de no mancharse otra vez la mano con la crema, y una vez termino de comerse todo lo que aparentemente estaba derretido se atrevió a darle una mordida a lo que era supuestamente como galleta con algo de helado. La chica no podía decir que aquello le desagradara, si podría quejarse de que la crema estaba muy fría, no obstante, entendía que, si no era fría, entonces no tendría sentido de que el dulce se llamara helado.

Se quedo un par de minutos así, en silencio, simplemente degustando el postre con una cara más neutral que la que pudo haber tenido hace un rato, que a las tantas se le notaba que no estaba con el mejor de lo humores o al menos que no estaba para bromas-Kiba..-Murmuro de la nada, manteniendo el helado cerca de sus labios y observando un grupito de parejas adolescente que a pesar de no estar cerca, Laina ya podía percibir todo el ruido que ocasionaban con su presencia-¿Esos de allá no son…?-Al menos la de mechones rojos quería pensar que estaba algo ciega porque la luz del sol le estaba afectando a los ojos, sin embargo, lo que eran sus oídos no se veían afectados y estaba segura de que reconocía mas de una voz en ese grupo solo por lo irritable que le parecían sus timbres de voz.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 24069
Reputación : 2
Mensajes : 145
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Lun Abr 30, 2018 6:23 pm

El zorro no llegó a percatarse en lo absoluto de la molestia que la chica se guardaba, y si no la terminó de cagar, fue por nada más que mera suerte. Él, simplemente se mantuvo completamente tranquilo y concentrado en la nada..... Comiendo de su helado antes de qué, el mismo se le empezara a derretir como sucedió con el de Laina....O simple e inconscientemente, observando sin darse cuenta a su compañera, sin terminar de entender por qué lo hacía. No pasaría mucho rato antes de que intentara convencer a la azabache de que comenzara a comer el helado. Por una parte, la consideraba un tanto exagerada por seguir negándose a hacerlo solo por lo de la gelatina... Después de todo, no era más que una simple broma (?) Por lo menos, para él, que al ser un zorro y estar estos tan acostumbrados a hacer ese tipo de cosas por naturaleza.... Incluso y aunque él no lo hiciera taaan seguido excepto con Viral, por el hecho de que no llegaba a tanta confianza con muchas personas, se le hacía una broma completamente inocente. Ya por lo menos, e incluso sí tuvo que esperar la ayuda de qué el helado se le empezó a derretir, logró convencerla de empezar de comerse esa cosa helada.

Durante unos segundos, tan solo corregir eso acerca de la palabra "Zorro" -Porque vamos, era bastante obvio que, en la cultura popular, los zorros son extremadamente juguetones, mentirosos y tal.... Aunque Kiba no tenga más que una pequeña parte de los mismos-, pero afortunadamente, no sería así.... Solo le daría una amenaza bastante directa que le haría arquear la ceja, con una sonrisa divertida y como no, la cola a sus espaldas moviéndose de lado a lado – Siempre y cuando no sea en la cola, supongo que está bien... Pero tú tranquila, me contendré las ganas esta vez - Continuó con una pequeña risa entre sus labios, en lo que volvía a su helado, más sin apartar la vista de Laina, a la espera de observar cuál sería su reacción ahora que probara esa cosa. No pudo notar alguna expresión en su rostro que le indicara desagrado o algo por el estilo, por lo que pudo suponer qué o bien le había agradado... O por lo menos, no le había sentado mal. La contraria no pareció decir nada al respecto, pero, de todas formas, ya tenía presupuestado que, si le gustaba o no, se limitaría a fingir para no darle el gusto de saber... O era lo que suponía - ¿Y bien? ¿Muy malo? ¿Lidiaré con un sombrero pegajoso o el gusto de decir te lo dije? ~ - Preguntó, queriendo saber su opinión respecto a una de las tantas cosas que le faltaba por aprender de ese mundo.

Para cuando notó que le iba a decir algo, prestó su atención hacia ella, creyendo que le iba a responder la pregunta que recién le había hecho - ¿Hm? - Continuó al oírle decir su nombre, aunque por la expresión en su rostro, dudaba totalmente que fuera a decirle, principalmente porque no se le veía con una cara precisamente animada, causando que la sonrisa de Kiba se desvaneciera a una expresión más atenta que otra cosa. Finalmente, cuando le escuchó preguntarle acerca de un grupo de parejas que yacía por allí, no pudo evitar mostrar una expresión facial confundida, sin entender a que se podía estar refiriendo - ¿Ehr....? - Volteó a ver, buscando entre todas las parejas del parque, al grupito al cual se podía estar refiriendo, y no tardó demasiado en encontrar al único grupo en el cual podías vislumbrar varias de ellas reunidas. Los miró con mayor atención para intentar entender a qué era a lo que Laina se refería, entrecerrando la mirada un poco y notándose un movimiento de sus orejas, que indicaba que les había empezado a prestar un poco más de atención, intentando oír sus voces -- Y eventualmente, lo entendió - Ay, no jodas.... - Murmuró en un bajo tono de voz al terminar de procesar que esas personas, eran otros compañeros de la escuela de ambos. Casi no se lo podía creer... Realmente tenían muy mala suerte.

Antes de que se diera cuenta, aquel grupo de parejas, se encontraba ya bastante cerca de donde se encontraban Laina y él. Por suerte para ambos, ellos iban hablando entre ellos y por ello, iban lo suficientemente desconcentrados como para no percatarse de su presencia. En el instante que pasaron prácticamente por enfrente de ellos, Kiba reaccionaría casi de forma inmediata, levantándose y tomando nuevamente de la muñeca a Laina, para hacer que esta le siguiera, aún si lo hacía apenas... (?) Se posicionó detrás de unos arbustos, llegando incluso a caer sentado atrás de los mismos por el poco tiempo que se dio para levantarse y correr.... - ¡Hmp! Lo siento - Murmuró en voz baja y llevándose el dedo índice a los labios para indicarle que evitara hacer ruido, antes de asomarse por el arbusto para poder ver con mejor detenimiento al grupo que se dirigía hacia donde ellos habían estado -Más o menos-, ubicándose en su lugar – Estuvimos cerca.... - Mencionó, ya con un tono de voz no tan bajo, pero sin llegar a sobresalir demasiado por si las dudas – Los rumores se hubieran disparado si nos veían juntos el día de san valentín ahí - Mencionó, antes de voltear de reojo a Laina - Creeeo que tendremos que alejarnos un poco de aquí... - Rio un poco, antes de levantarse con cuidado y algo agachado, siempre mirando de qué el arbusto le terminara de cubrir - Están distraídos, así que podemos irnos de aquí si nos vamos a un paso rápido.... Veamos si hay algo más que hacer por aquí a tener que soportar más parejas o peor, compañeros... - Ofreció, mientras le tendía la mano con una pequeña sonrisa entre los labios. Ya que estaban ahí, y no había mucho que hacer... Vería que opciones tenía para no pasar todo el día muriendo de aburrimiento. Por lo menos, sentía que con Laina podía darse ese pequeño lujo.


Extras:


avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Lariv & Laina el Mar Mayo 01, 2018 4:53 pm

La idea de enterrarle el helado en la cola al albino solo para molestarlo le quedo rondando en la cabeza, sin embargo, se estaba diciendo a si misma que no fuera tan infantil como para hacer algo que claramente el zorro le estaba poniendo como condición para NO hacerlo “¿Cuál es la diferencia de que quede en su cabeza o en su cola? Sigue teniendo pelo..pff ¿Acaso le es más fácil limpiar arriba que abajo? ¿Menos o más pelos que limpiar?” La verdad es que la duda estaba empezando a rondare en la cabeza como un extraño, pero buen método de distracción que estaba cambiando su humor, mientras seguía disfrutando del helado que tenía en sus manos hasta que noto el grupo de gente que lastimosamente le era conocida. En su mente quería decirse que era mentira, que estaba viendo mal, que estaba escuchando muy muy mal, que el estar irritada le estaba afectando los sentidos, sin embargo, sabia que por muy alterada que estuviese, sus sentidos no se atrofiaban, sino que su toma de decisiones. Dio un pequeño suspiro luego de avisarle al zorro del peligro que los acechaba (?) uno del cual le era difícil librarse y que sin importar que hicieran, al final siempre dejaba consecuencias muy molestas por varios días.

Una vez noto que Kiba ya los había encontrado, -cosa que le extraño que demorara tanto, pero que suponía que intentaba ignorarlos igual que ella para pensar que no era realidad lo que estaba pasando- volvió a suspirar-Ya quisiera que solo fuera una broma de mal gusto para ti..-Hablo en voz baja sin dejar de mirar al grupo que al parecer se estaba dirigiendo hasta donde ellos mismos se encontraban. La de mechones rojos ya no quería hablar más, tenía el cierto temor de que si abría la boca una vez mas para comentar o preguntar algo, sus compañeros notaran su presencia y eso, era lo que más quería evitar, además de que, había vuelto a ser consciente de que su apariencia en este minuto no era la que ellos conocían, pero que de todas maneras identificarían como que era ella porque tampoco el cambio era grande y estaba al lado del zorro, eso sin contar que llevaba el broche que parecía ser su nuevo sello de identificación, claro aparte de los escasos mechones rojos que mostraba en el instituto, pero que ahora se veían en abundancia porque no encontraba la necesidad de ocultarlos cuando estaba fuera de este, es decir, no es como si caminara demasiado por las calles en el día, y si lo hacia no quería ser reconocida por nadie, es más, hasta fingía cuando se encontraba con conocidos que no era la persona que ellos creían, cosa que casi nunca pasaba porque solo salía de noche, con su traje que la cubría completamente. Era de esperarse que Laina buscara siempre estar en total en cubierto en ese lugar en general sin tener que tomarse demasiadas molestias, después de todo, no tenia mucho tiempo para perderlo.

El helado nuevamente se estaba derritiendo, sin embargo, en esta ocasión la chica no se estaba percatando de aquello al estar concentrada en el grupito, diciéndose a sí misma “Espero que no nos noten...” Para después mirar a su alrededor, buscando un lugar para esconderse, no obstante, no pudo darse mucho tiempo para esto antes de que el zorro poco mas la arrastrara a esconderse detrás de un arbusto. Laina que apenas pudo reaccionar para levantarse y caminar, en el transcurso del camino mas que fijarse a donde los llevaba a ambos, vio como el helado de ella termino cayéndose donde estaban sentados y lo quedo mirando hasta que las hojas del arbusto que ahora la ocultaban a ella no le permitieron la vista, después de eso se quedo mirando su mano que se había manchado algo en el proceso la cual empezó chupar porque no tenia ganas de asemejar a un gato lamiéndose la mano (?) buscando quitarse todo el dulce que tenía encima, no quería quedarse toda pegajosa. (?)

La azabache miro de reojo al albino al instante que este se disculpó, para negar con la cabeza ligeramente antes de hablar-No importa-Contesto de la misma manera que este había hablado. Ella no pensaba asomarse por los arbustos para mirar, no quería quedar llena de mini ramitas y hojas como lo estaba ahora el contrario que suponía que no le importaba porque tenia el cabello corto y era fácil quitárselo sin embargo para ella... era todo lo contrario-Creo que se hubieran disparados con tal de vernos juntos en cualquier lugar fuera del instituto-Comento manteniendo el tono bajo mientras miraba hacia alrededor, viendo cual podría ser una buena ruta poco llamativa para escapar-Si, es una buena idea...no tengo ganas de que vuelvan a invadir mi espacio personal-Dijo aquello en un tono mas bajo, no para compartir aquel pensamiento con el chico, sino como un comentario cualquiera que iba para sí misma.

Su mirada volvió a posarse en el zorro al escuchar su proposición, sin embargo, esta fue dirigiéndose lentamente hacia la cola del mismo después de ver su mano, únicamente porque alcanzo a ver algo café deslizándose por el gran plumero blanco que solía moverse de manera descontrolada cuando veía a Kiba muy divertido-Ah...-Al principio Laina no sabia como reaccionar, pestañeo un par de veces con la boca semi abierta sin quitar la mirada de la cola del chico para después mirarlo a los ojos “¿Tiene...? ¿En su cola?” Parecía como si la situación le costara procesarla a los primeros segundos, no obstante, cada segundo que pasaba estaba haciendo que una pequeña sonrisa se fuera formando en el rostro de la chica hasta al punto que llego a cubrírsela con la mano para aguantarse la risa-Mjmjmj...-Apenas y dejo escapar un pequeño sonido mientras miraba hacia otro lado antes de siquiera poder decir algo al respecto sobre lo que le pasaba, aunque suponía que el zorro ya tendría una idea para entonces, es decir, se quedo mirando su cola de manera bastante notoria-Creo que habíamos quedado con que yo te pondría un sombrero pegajoso si no me gustaba el helado y no te lo comías tú, no que tú te lo pusieras porque no te gusto-Dijo entre las pequeñas risitas que se le estaban escapando a la vez que intentaba disimular la gracia que le estaba dando la situación “Eso no es correcto, no te rías” Se decía a sí misma como regaño “Tus modales, cuida tus modales” Se seguía repitiendo, pero que al final no ayudaban en nada porque la risa le era difícil de aguantársela-Lo siento-Termino soltando. Sabia que esa no era ”ella” y que ese no era un comportamiento adecuado ni tampoco el momento, pero simplemente era algo que no podía evitar por mas que intentaba aguantarse y comportarse como debía.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 24069
Reputación : 2
Mensajes : 145
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Vie Mayo 04, 2018 6:08 pm

Al parecer, logró reaccionar a tiempo, y que bueno, pues no había nada que le arruinara el día más que tener que encontrarse con gente de la escuela en lo que consideraba sus ratos libres. "Yo también preferiría que fuera una broma", pensaría para sus adentros, instantes antes de intentar salir de ahí con Laina casi a rastras. El helado de chocolate que tenía se le iría de las manos sin darse cuenta en lo absoluto, dejando qué el mismo cayera por ahí, sin terminar de fijarse en donde lo hizo y tampoco sin preocuparse al respecto. Aparentemente, a Laina le ocurrió algo similar, más tampoco es como si le diera mucha importancia a ninguno de los dos helados, aunque probablemente debió de haberlos tenido en cuenta para moverse con más cuidado. Ahora mismo, tenía su mente totalmente ocupada en los sujetos a los cuales miraba a escondidas desde los arbustos, esperando qué en el mejor de los casos, quizá, pasaran de largo o incluso simplemente se detuvieran un rato para luego, irse, quizá juntos, quizá uno por uno, quizá cada quien por su cuenta o lo que sea... Pero no, tanta suerte no tenían. "Por lo menos no se dispersan por aquí...." Se dijo así mismo en un suspiro de resignación. Bueno, así se les haría relativamente fácil largarse de allí - Ya somos dos - Respondería a su contraria con cierta gracia, antes de alejarse un poco más de los arbustos, ya sin necesidad de ver si esos sujetos les vieron o no... Era obvio que no.

Poco después de que saliera del arbusto, con un par de hojas entre su cabello blanco, y le ofreciera la mano, se quedaría esperando la respuesta de la contraria con una tranquila y calmada sonrisa en el rostro. Sin embargo, no supo cuál fue la razón por la qué Laina no pareció reaccionar en lo absoluto, casi como si le estuviera ignorando completamente o bien, si estuviera totalmente desconcentrada por algo más. El rostro de Kiba hizo notar con mayor facilidad la confusión que sintió, borrándose temporalmente la sonrisa de su cara y pasando a arquear su ceja, sin terminar de entender si algo pasaba. Su cola, a sus espaldas, se movía como siempre, aunque ahora algo más inquieta por la duda que le pasaba por la cabeza. Eventualmente, y cuando la chica se tapara la boca para intentar contener sus propias risas, Kiba frunciría un poco el ceño y voltearía hacia atrás a ver qué era lo que le hacía reír, aunque no vería nada. "¿Qué rayos estaba vien-….?" Y de repente, un silencio tanto interno como externo le abrumó "…. ¿Eso es....?" Inmediatamente empezaría a mover la cola de un lado a otro, logrando hacer que el cono del helado saliera volando de la misma. "¡Maldita sea! Con lo que cuesta limpiarla, tsk...." Maldecía, una y otra vez. ¿Cómo podía tener tan mala suerte? Le iba a tocar estar un buen rato limpiando su cola una vez llegara a casa... Un muy largo, molesto, tedioso y desesperante rato...

Inmediatamente voltearía con la ceja arqueada hacia su contraria una vez escuchara su pequeño comentario, creyendo que quizá debería llegar a molestarse o sentirse algo ofendido, incluso hasta intentando parecer que lo estaba... Pero de todas formas e inconscientemente, formándose una pequeña y sarcástica sonrisa en su rostro - ¿Ja....? Qué graciosa.... - Dijo mientras se cruzaba de brazos y simplemente se le quedaba mirando, como si esperara a que terminase de reír, aunque esto llegaba a parecer una pérdida de tiempo porque no tenía pinta de ir a parar. Finalmente, una vez dejara de hacerlo y se disculpara, el chico guardaría unos instantes de silencio antes de llegar a hablar - …. Meh.... No es suficiente – Y, aparentando una actitud molesta, apartaría la mirada con los brazos aún cruzados, intentando hacer el esfuerzo por no empezar a reír él ahora por eso – Aunque.... - Dejando ahora de una vez salir una pequeña sonrisa traviesa, el chico giraría sobre su propio eje a una buena velocidad, pasando a golpear, con la punta de su cola –La cual era el extremo de la misma manchada con helado de vainilla, afortunadamente llegando a camuflarse un poco con la misma- justo encima de la nariz de la chica azabache y también, un poco, por su mejilla. Para cuando terminara, el chico se le quedaría viendo ahora con una sonrisa socarrona de oreja a oreja, incluso llegando a mostrar los dientes por esta – Ahora, si qué estamos a mano~ - Bromeó, dejando salir de sí un par de pequeñas risas.

De un momento a otro y mientras soltaba esas pequeñas risas como venganza, terminó cerrando la boca y adquiriendo una expresión facial más similar a la de una sorpresa, mientras su oreja izquierda rotaba un poco hacia la izquierda y luego, volvía a enderezarse como debería esta. Aparentemente, los chicos de la escuela los habían escuchado, pero por suerte, aún no los habían reconocido – Creo que es mejor que nos vallamos - Mencionó, levantándose a un paso no tan rápido, pero si ciertamente apresurado, y jaloneando nuevamente a Laina, más esta vez llevándola de la mano – Un rato más, y nos hubieran encontrado – Se volteó a verle, sin dejar de marcharse de ese sitio, buscando un rincón más seguro a lo largo de todo el bosque, y adoptando rápidamente una nueva sonrisa divertida en su rostro luego de verle – Por cierto, creo que.... te manchaste con algo.... - Mencionó con una clara ironía mientras le soltaba la mano y se llevaba el dedo índice hasta la nariz y la pasaba por su mejilla, como indicándole donde era que se había "Manchado" y, como no... haciéndose totalmente inocente al respecto. Pasado un rato, Kiba finalmente se detendría, suspirando profundamente, y mirando a los lados – Ya, parece que por aquí no hay más de esos sujetos.... - Diría con un profundo alivio, como si se hubiera quitado un enorme peso de encima. Y realmente, era así - Creo que tendré que encontrar otra de poder burlar....Digo...... divertirnos si vamos a estar aquí - Mencionó a propósito, mientras se veía por encima del hombro la punta de la cola y la agitaba un poco, ya empezando a ponerse la punta de la misma pegajosa, aunque intentando ignorarlo, por más molesto que pareciera en esos momentos - … Algo se me ocurre...Claro, si es que te animas - Preguntaría ya esta vez, dándole la opción si de confiar, o no.... Tampoco era la idea simplemente obligarla a ir de un lado a otro, aunque si lo había pensado (?).


Extras:


avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Lariv & Laina el Dom Mayo 06, 2018 5:03 am

Laina mentiría diciendo que no se preocupo en el instante que vio que el zorro no se estaba tomando muy bien la situación, aun mas cuando este le dijo que no era suficiente sus disculpas, su mente quedo en blanco y su rostro volvió a estar lo más neutral e inexpresivo a los pocos segundos mientras se decía así misma que se tranquilizara de una vez, y dejara de comportarse de aquella forma. Si era sincera, no sabia que decirle al chico, nunca se había detenido a pensar que hacer si este se molestaba porque al inicio, cuando lo conoció, no fue como si le importara y después cuando ya estuvo tomándole cierta confianza y cariño tampoco llego a pensarlo, pero no porque no le importara, simplemente porque con él, cada vez que se disculpaba no sentía una gran necesidad de hacerlo, sobre todo cuando este ni siquiera le aceptaba del todo sus disculpas, y no era porque no quisiera perdonarla, es que de un inicio le decía que no veía que perdonar “No tenemos las mismas normas de etiqueta pero si...” No logro terminar su pensamiento para cuando sintió la cola del contrario rozándole la cara, sintiendo de paso una sensación extraña que no pudo reconocer en ese instante-¿Es en serio?-Pregunto de forma retorica y arqueando una ceja. No, no se había percatado del todo que ahora tenia algo de helado en el rostro, si bien sentía una sensación algo incomoda en este, creía que era porque Kiba le había dejado un pelo encima, sin llegar a pensar del todo que le había dado con la parte sucia de la cola, claro que esto no duro mucho tiempo por la incomodidad que sentía, y en el instante que fue a limpiarse la cara, el contrario le hablo-¿Eh?-Soltó, mirándolo de reojo ante las palabras “sorpresivas” del contrario, que la verdad la encontraron despistada que otra cosa para después notar que ahora la estaban arrastrando a moverse a otro lugar.

Su reacción al ser tomada de la mano fue casi nula al no saber si reclamar respecto a que la había tomado así apropósito para no limpiarse o que simplemente no la llevara de esa forma, después de todo en su protocolo había algo que decía que mujeres y hombres no se tocaban. Ella solía seguirlo al pie de la letra, sin embargo, el día de hoy sentía que había roto nuevamente sus propias normas de conducta y la peor parte para ella, es que no le molestaba estar rompiendo esta última norma, es decir, no le hacía más que incomodar por la falta de costumbre, pero esto no indicaba que le molestaba, hasta se podría decir que le agradaba un poquito, pero obviamente esto no lo diría, solo se quedaría mirando hacia otro lado, intentando que no se le pusiera el rostro rojo simplemente porque Kiba la estaba llevando de la mano “Esto es extraño” Se menciono así misma, alejándose de sus propios pensamientos al escuchar al contrario hablar nuevamente-Aun si no lo hacían...creo que no tenia ganas de escuchar de manera casual sus conversaciones-Y esto ultimo lo comentaba porque temía que fueran hablar de ellos dos, y no tenia ganas de saber como opinaban de ambos “Seguro hablan mas de Kiba que de mi” A la de mechones rojos le gustaba pensar que él era más popular que ella y que si tenia atención de los demás, era por culpa de este.

Ya para cuando el zorro volvió a recordarle lo del helado en el rostro e incluso indicándole donde tenía parte de este en la cara, porque lo había olvidado rápidamente al estar pensando en detalles, le dio mucha más importancia a que este le soltara la mano que a lo que tenia en el rostro, no obstante, esto no significo que la misma no actuara como siempre para disimular un poco su gana extrañeza-Jaja, que chistoso-Murmuro, volviendo arquear una ceja y pasándose la mano por el rostro para quitarse ese líquido extraño que hace un rato sentía en la piel pero que no llego a pensar que era exactamente hasta después, pensando que le hubiera gustado haberse traído del restaurante alguna servilleta “Genial, ahora me siento muy...dulce” Se dijo para sus adentro, buscando algún pañuelo en los escasos bolsillos que tenia la vestimenta, para finalmente en el camino limpiarse con la primera hoja que se le atravesara en el camino, eso haría que al menos estuviera menos “asquerosa” aunque de todas maneras sentía esa molestia de tener algo en la mano y la cara “Fingió que no me disculpaba para desquitarse” Se comento así misma, intentando distraerse un poquito en el camino con algo, en vez de seguir pensando que le había soltado la manita o algo relacionado con su reino, no era bueno para su mente. (?)

Laina ante su comentario, luego de que pararan, solo asintió con la cabeza, mirando la cola del mismo para ver si aun tenia algo del postre que se había echado él mismo encima sin éxito alguno, no lo veía, pero si notaba algunos cabellos del mismo medio extraño, para después prestarle real atención otra vez al escucharle hablar-¿Hm?-Sabia que el zorro no estaba hablando en serio o eso creía, sin embargo, la de mechones rojos prefirió seguirle el juego, arqueando una ceja y fingiendo algo de molestia en su rostro al volver a mirarle-¿A si?-Contesto algo altanera, como desafiándolo hacer una idiotez más como la de la gelatina, cruzando los brazos al mismo tiempo que le miraba directamente a los ojos y luego a su cabello que notaba tener unas pocas hojas encima “No se le han caído aun...” Esta vez, aunque la apariencia del chico le daba cierta gracia -pero no tanta como antes- prefirió aguantarse las carcajadas, llego hasta el punto de morderse fuertemente la lengua para no perder su apariencia de que no estaba de buen humor, no obstante, por mucho que lo intentara sabia que si el albino seguía teniendo esas hojas en la cabeza, no duraría tanto como le gustaría, es más, creía que por lo que haría, el mismo ya no le creería que estaba molesta-Si claro, cuando dejes de ponerte accesorios extras de forma casual~ -Respondió al fin a su última propuesta con un tono burlón, acto seguido se acercó un poco a este a la vez queponiéndose un poco de puntilla sobre sus pies separaba sus manos y llevaba una de estas hacia el cabello del chico para sacarle una hoja con cuidado-Recuerdo que a las chicas del reino agua le gustaba ponerse hojitas en el cabello como brochecitos, pero no a semi animales, creo que ellos usaban dientes de otros animales como una especie de trofeo-Comento con una leve sonrisa en el rostro a la vez que le mostraba la hoja en la mano para después soltarla y sacarle las demás con el mismo cuidado con tal de no llegarle a tirar algún pelo en el proceso, llegando a proporcionarle algunas caricias de forma casual al estar moviendo sus dedos suavemente entre el cabello de este cada vez que intentaba tomar cada una de las hojas e inclusive, pequeñas ramitas que eran menos visibles que las mismas hojas y encontraba de paso-Listo, así estas mejor-Anuncio una vez termino. No se había dado cuenta, pero en todo ese rato había estado sonriendo hasta ahora que había terminado y había vuelto a la semblante de siempre-¿Y bien..? ¿Qué querías hacer?-Ya no podría fingir que estaba enojada, eso lo tenia claro, no porque había estado sonriendo en si, ya que de eso no se había percatado, si no porque se había tomado la molestia de ayudarle a quitarle los bonitos y exclusivos accesorios a la moda que traía(????) cosa que obviamente, una persona que no estaba de buen humor haría.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 24069
Reputación : 2
Mensajes : 145
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Lun Mayo 07, 2018 5:26 pm

Rodó los ojos en un suspiro ante la mera idea de haberse quedado a escuchar durante unos simples segundos más a esos idiotas hablar de lo que sea, cosa que, muchas veces y desgraciadamente para él, se le hacía increíblemente fácil y sencillo, producto del par de orejas de zorro que posee – Ya tengo suficiente de eso con oírlos hablar en clase una y otra vez... - Murmuró a modo de una pequeña queja, mostrando un gesto facial de cierto desagrado. Debía admitir que a veces aquello que tanto lo desesperaba, le ayudaba a salir de problemas, pues fue ese mismo factor el que le terminó ayudando a enterarse de qué era lo que planeaban en la escuela para el día de San Valentin y fue solo por eso que logró "Evitarlo"... O mejor dicho, intentarlo, pues antes de que lograra salir de la escuela por tener que esperar a Laina en la salida, fue que le terminaron atrapando de todos modos y tuvo que acabar inventando la excusa que, al fin y al cabo, se había acabado volviendo realidad... Que lo iba a pasar con alguien más (?) Irónicamente, terminando por quedar con esa persona a quien hizo alusión, aunque nunca creyó que realmente iba a pasar...Todo por Lariv....y un poco de Viral.

Poco después de darle ese pequeño golpe con su cola, no pudo evitar mantenerse sonriéndole y riendo un poco, incluso y cuando se estaba arriesgando a que la chica se enfadara por eso que acababa de hacer... Aunque aparentemente, por suerte, igualdad o lo que sea, no fue así – Mucho ~ - Contestó en lo que su cola, ya nuevamente divertido, empezaba a moverse, llegando a ignorar, por lo menos por el momento, esos rastros de helado que aún tenía en la punta del pelaje de la colita, volviéndose un poco más llevadera esa extraña sensación que tanto llegaba a molestar en casi cualquier tipo de situación cuando no estaba lo suficientemente distraído.... Aunque sabía que, de todas formas, esa cosa sería un problema durante varias horas más. Por el momento... Se podría conformar con la reacción que su contraria tuvo, la cual incluso pasó a ser aparentemente una más molesta y enfadada.... pero pareciendo que lo estaba fingiendo o que no era más que una broma siguiéndole el juego, cosa que le hizo mantenerse igual de divertido que antes – SSSsep - Confirmó, remarcando esa simple palabra, siguiéndole el juego de vuelta. La situación no apuntaba como para que la chica se fuera a molestar de nuevo, por lo que no estaba preocupado...Por lo menos por el momento, quizá y luego se mandaba otro cagaso (?).

Notó como nuevamente la mirada de la chica se empezaba a desviar, primero, haciendo de nuevo esa expresión de confusión suya arrugando un poco la cara, para luego.... Cerrar los ojos, como si estuviera esperando para soltar ese agotador suspiro de resignación suyo. "¿Qué rayos es lo que tengo ahora....?" Pensaba pesadamente para sus adentros, pensando que quizá no se había percatado de que tenía algo, cómo por ejemplo, helado..... Ugh, una pésima opción, ya tenía suficiente con la cola como para tener que soportar ahora tener más en cualquier otro lado. Bueno, eso era lo que creía, pero sería Laina misma quien le confirmaría que realmente no era helado el problema que tenía el chico - ¿Eh....? - Volvería a abrir la cara, mostrando de nuevo una expresión de confusión completa y hasta llegando a ladear un poco su cabeza en señal de lo mismo. "¿Accesorios...?" Repitió mentalmente, confundido y sin terminar de entender a qué se refería. "Se ha de estar refiriendo a lo que sea que tenga encima..." Concluyó, más sin terminar de entender aún qué rayos era eso que tenía y peor, donde lo tenía. Realmente, casi que llegaba a preferir ni si quiera enterarse, pero......

- ¿...?

Cuando repentinamente Laina se acercase a él de la nada, llegando también a pararse en la punta de los pies cuando lo hizo. No pudo evitar sentir una ligera sorpresa en cuando la vio tan repentinamente... Cerca, y más cuando vio y sintió como acercaba sus manos hacia su cabeza. "¿Qué está....?" Más pronto que tarde, sintió también como le sacaba algo de la cabeza, y entonces, cuando la chica se lo enseñara, entendería de qué se trataba - - No dijo nada y poco después de escuchar el comentario de su contraria, no podría evitar arquear la ceja y quedársele mirando – Ja.... - Rodó los ojos, con una pequeña sonrisa divertida – Si... De donde yo vengo es similar... Pero bueno, supongo que llevar los dientes de tus enemigos por aquí como trofeo no sería del todo.... Políticamente correcto, y ya llamo la atención más de lo que me gustaría... - Se encogería de hombros, excusándose así entonces – H-hmp... - Llegó a creer que quizá solo tendría una o dos y ya... Pero resultó que tenía unas cuantas enredadas entre los cabellos. El tener a Laina así de cerca, pasando sus manos por sus cabellos, hizo que el zorro se sonrojara un poco y qué incluso tuviera que apartar la mirada sin mover la cabeza, como si le costara verla directamente a los ojos por la cercanía que tenían ahora... Pues esta vez y a diferencia de cuando quedaron atrapados en el ascensor, cualquiera pudo haberse simplemente apartado... Pero no, no lo hacían, por voluntad propia. Durante esos instantes, se sintió bastante.... extraño. No era como si le molestara o algo por el estilo, pero.... Era una sensación difícil de describir, como cosquilleos y escalofríos por la espalda y el estómago (???).

Inconscientemente, su cola empezó a moverse más de prisa y de lado a lado conforme sus manos se movían por su cabello, indicándole que aquello no le desagradaba. De la misma forma.... sentía como si palpitara más a prisa y nervios le entraran, sin terminar de entender del todo el por qué. Y así, se mantuvo hasta que la chica, terminó - ¿E-eh? - Repitió cuando le dirigió sus primeras palabras, como si hubiera estado totalmente desconcentrado y es qué... lo estaba – G-gracias... - Murmuró en voz baja, llevándose la mano a la boca y haciendo como si tosiera en lo que sus mejillas volvían a su color habitual – Bueno, eh... - Después de su pregunta, quedó unos segundos pensativo, quitándose lo atontado aún de encima, aunque acabó recordando qué era lo que tenía en mente - ¡Ah! ¡Claro! Si, es que... - Se volteó, apuntando hacia un par de metros de distancia, donde se veían unas cuantas personas e intentando también cambiar el tema, para evitar que notara como se encontraba hasta hace tan solo unos pocos instantes atrás - Ven, vamos por allá.... Ya luego sabrás qué es. De todas formas... Ya aceptaste ir ~ - En ese instante, le miraría con una sonrisa socarrona, antes de empezar a caminar hacia allá, obviamente, al mismo paso que Laina. Estaban bastante cerca, y no tardaron mucho en llegar hasta donde estaba ese grupo de personas... - …. ¿Lo harás, o te da miedo? ~ - Preguntó, ya parado con las manos en la cintura, mirando la pista de patinaje que tenían enfrente.


Extras:


avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Lariv & Laina el Dom Mayo 13, 2018 5:38 am

La respuesta que recibió del zorro no fue algo que esperara o mejor dicho, realmente no sabía que esperar, puesto que a pesar que pensó tanto las posibilidades que para este hubiera sido igual en un tiempo, también estaba evaluando sus posibles reacciones, como que se alejara dando unos cuantos pasos hacia atrás o que la apartara a ella ya que sabía que la cercanía de otras personas no le era cómoda...o al menos, no las del instituto-Bueno... en este lugar parece que puedes llamar la atención con mucha facilidad al tener un aspecto diferente a lo común-Contesto con una pequeña sonrisa en el rostro para continuar hablando con un tono más burlón-Aunque no veo que te discriminen por ser mitad zorro en ningún lado, solo te quedan observando, te adoran de una forma muy extraña el cual no se llama acoso a diferencia de lo que me sucede a mi~ -Con eso último se refería a las veces que escucho comentar a ciertas personas decir que era una chica rebelde por sus.. ¿Mechones? Su apariencia en general, o que estaba ciega, que andaba disfrazada por tener orejas extrañas lo cual, más que molesto llego a ser algo incomodo, sobre todo porque no estaba acostumbrada a ser sumamente notoria ni en su reino, es decir, aun cuando paseaba como la princesa en su reino, nunca se empezó a chismosear sobre su apariencia o comportamiento, su unión con su pueblo era de tal forma que aunque estuviera caminando por las calles de estos como si nada, la saludaban como cualquier otra persona que ves de paso, a veces le ofrecían una que otra cosa pero nada que la hiciera sentir tan fuera de lugar como en aquel mundo en el que estaba ahora.

Mientras la de mechones rojos se concentraba únicamente en sacar las hojas y palitos pequeños que tenía el contrario en su cabello -o al menos intentándolo porque le era difícil al estar a una cercanía diferente a lo acostumbrado-, no se percató que el albino se encontraba igual o tal vez mas nerviosa que ella. En su mente estaba diciéndose constantemente así misma que solo debía fijarse en el cabello del contrario y lo que sobraba en este, sin embargo, la sensación que estaba sintiendo en su mano cada vez que rebuscaba, le traía extrañamente el recuerdo de cuando vio al zorro dormir y se aprovecho del momento para hacer algo de lo que... hasta ese instante no sabia si arrepentirse o no. Un pequeño sonrojo comenzó hacerse presente en sus mejillas a la vez que de reojo miraba el rostro del chico y luego su cola de casualidad, realmente la situación en cierta forma le hacia recordar aquel instante donde este parecía estar totalmente calmado y ..¿Feliz? No sabría decirlo con exactitud, solo podía sacar conclusiones, no obstante, fuera lo que fuera, Laina mentiría si dijera que no quería volver a portarle esas caricias al zorro de esa forma solamente porque le pareció tierno y agradable.

La idea de hacerlo en ese instante le surgió casi en conjunto con el deseo de volver a tener ese momento de paz con el chico, sin embargo, también estaba los nervios que esto le estaba provocando por diversos motivos “¿Qué estás pensando Laina? Concéntrate” Se decía así misma, hasta que finalmente se atrevió hacerle una mini caricia al zorro casi al final, justo cuando sacaba una ramita para que el acto de supuestamente estar rebuscando con sus dedos entremedio de su cabello cuando realmente estaba imitando lo de aquel día, pasara lo mas desapercibido posible. A penas termino de sacar lo último que tenia el contrario encima y avisarle, Laina intento no mirar directamente al zorro para sentir la especie de culpa y vergüenza que le provocaba el estar haciendo eso sin permiso. Para su alivio, no era la única que tenia la cabeza en otro lado, pudo notar que Kiba también estaba algo despistado... extraño, le era difícil de explicarlo-No es nada-Respondió en el mismo tono bajo que este, intentando disimular que lo que acababa de pasar recién no era nada.


La chica se quedo mirando hacia el punto que el contrario le indico, intentando ver algo de lo que quería mostrarle, alguna señal, pero nada, solo veía mas arboles y zona verde que otra cosa, haciéndose una idea de que tal vez,  a medida que se acercaran verían lo que el zorro quería mostrarle-Claro~ Solo acepte ir~-Repitió de forma burlona al poco tiempo, retomando su actitud de siempre, dejando de lado lo que tenia hace unos momentos en la cabeza con tal de dejar de estar sonrojándose por estar pensando en lo que había pasado. Claro que lo dijo la azabache no iba totalmente en serio a pesar de que aun desconfiaba del zorro para ciertas actividades, como comer un postre y situaciones de las que desconocía de por si porque este parecía ser muy feliz viéndola hacer el tonto, por lo que en el momento que llego frente a lo que le quería mostrar el chico, se quedo totalmente neutral viendo la pista de patinaje por una sola razón, no sabia que era “¿Están deslizándose...? ¿Qué son esas cosas que traen en los pies?” De todas las cosas que pudo haber leído Laina de aquel mundo, sabia que no estaba ni a la mitad para saber todo lo necesario, solo había buscado lecturas que encontraba esenciales como los idiomas, las plantas, las medicinas, sobre los aparatos tecnológicos, la comida, pero nada que estuviera relacionado a diversión o deportes a menos que tuviera alguna conexión con la cultura del lugar donde se encontraba.

Laina se quedo al menos unos segundos intentando adivinar que tenia en frente sin éxito para finalmente rendirse y dar un suspiro de resignación-No le tengo miedo a lo desconocido-Fue lo primero que dijo con total seguridad y mirándole a los ojos-...solo no me gusta que se aprovechen de mi ignorancia-Agrego al poco tiempo mirando a la pista nuevamente y bajando algo el tono de voz, recordando cómo el contrario ya lo había hecho antes-¿Qué es eso Kiba? ¿Algún otro medio de diversión para el día del apareamiento desesperado de este lugar?-Aquella pregunta por muy burlona y bromista que sonara, realmente iba en serio en el fondo. No comprendía nada ese día, porque la gente se juntaba, porque había pareja por todos lados, porque estaban demostrando tanto amor por todas partes de forma casi innecesaria en muchas ocasiones. Por su mente corría la idea de que tal vez el tal “Día de San Valentin” Era una celebración de fertilidad o quien sabia que cosa, pero era de su país, y era común que aquello ocurría...aunque, ella recordaba haber leído cada una de las festividades culturales del lugar, entonces... ¿De dónde había salido?



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 24069
Reputación : 2
Mensajes : 145
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Viral & Kiba el Dom Mayo 13, 2018 12:23 pm

No sabía que terminaba siendo peor... si acosado, o acabar siendo el foco de atención (?), principalmente porque lo segundo, y lo que tenía que soportar casi a diario en la calle, en donde quiera que fuera, y especialmente en la escuela... Era a veces las constantes miradas y en esta última, el tener que lidiar desde que entró a Takemori, algo que incluso y aunque el tiempo pasaba y pasaba, nunca disminuía lo más mínimo, y cuando creía por fin empezar a alcanzar cierto grado de tranquilidad.... Algo llamativo hacía, que volvía a poner las miradas sobre él.... Tal y como pasó cuando por puro instinto evitó que un sujeto enorme le diera la paliza de su vida a un chico con cabello verde de cursos menores. De todas formas, no pudo llegar a responderle ni decir nada, principalmente porque las palabras no salían al estar tan... ¿Distraído? Producto de lo relajante que resultaba, aunque no lo quisiera admitir, los suaves toques que la chica hacía a su cabello... Llegando a jurar que recibió algunas acaricias o algo por el estilo (?), aunque convenciéndose así mismo de que debía de estar pensando cosas solo por el hecho de que ….de que se sentía bien….de que no se sentía taaan mal.

Ya finalmente cuando terminara de quitarle todo lo que tenía por el cabello, terminaría esa escena y ese momento tan... Extraño, pero también, extrañamente agradable y familiar. Si bien, aparentemente ambos se tardarían un poco en terminar de reaccionar como siempre lo hacían... Lo lograrían, para luego dirigirse hacia ese sitio al cual Kiba había señalado. Estando ya enfrente de la pista de patinaje, Kiba no podía evitar observarla con una sonrisa de oreja a oreja por la gracia que le daba la mera idea de imaginarse a Laina allí, aunque obviamente, esta vez, no le engañaría como hizo antes con la gelatina. Ya estando ahí no podría evitar también voltearse a ojear la reacción que tendría la azabache con ver aquello que, suponía, no debía ser algo de su mundo y, con ver la reacción de confusión en su rostro, lo corroboró. "Supongo que esta vez también me podré divertir algo" Pensó en lo que su cola se meneaba de lado a lado. No es como que realmente tuviera muuucha experiencia en el patinaje... Pero bien sabía moverse sin problemas en él, desde que despertó en ese mundo, de hecho, después de todo... No sabía cuántas veces había tenido que cazar a alguna criatura u persona que intentaba escaparse a través de un lago congelado en invierno, acostumbrándose desde antes de ser sellado a moverse sobre hielo.

Se cruzaría de brazos y, apoyando el costado de su cuerpo contra el barandal de la pista de patinaje, con la vista en dirección a la azabache y una sonrisa bien firme en su rostro, aguantando las risas ante sus palabras – Oh, ¿En serio? ~ - Sabía que era verdad que no le temería a algo como un espejo gigante sobre el cual las personas se deslizaban... Pero vamos, que ese lado zorruno y algo juguetón seguía allí presente, y curiosamente, con Laina era mucho más fácil de sacar – Bah, tranquila, esta vez no lo haré. Ya lo prometí - Confirmó, guiñando un ojo y si bien llegaba a parecer hasta algo sospechoso que siguiera con una expresión tan... Divertida, hablaba sinceramente, al fin y al cabo, no era del tipo que rompía sus promesas. No podría evitar arquear la ceja para luego, llevarse ambas manos a la boca, intentando inútilmente contener las risas que salieron de todos modos – E-eh... Te recomendaría no decir eso en voz alta - Mencionó aún entre risas, respirando un poco más hondo para intentar contenerse y, efectivamente, lo logró, más aún con esa expresión en el rostro que indicaba aún estar con esa gracia – Bueno... - Empezaría, volteándose y apoyando ambos brazos sobre el barandal, recargando su peso sobre el mismo y observando a la pista – Es hielo, nada más - Se encogió de hombros – Debajo de esa capa de hielo y a los alrededores, hay una maquinaria que la mantiene lo suficientemente helada para que no se descongele, y por diversión... La gente suele deslizarse por ella con patines, que son, esas cosas... - Señaló hacia los pies de los que pasaban por ahí - Son como zapatos gruesos, pero tienen en la suela una hoja afilada con la que se hace más fácil deslizarse por el hielo... Claro, con práctica, porque se resbalan demasiaaaado bien... - Y cuando finalizara con esas palabras, volvería a voltearse a Laina con una sonrisa de oreja a oreja. No lo había dicho como tal, pero si lo había dejado en claro.... No podría acusarle de no haber avisado si más tarde se terminaba resbalando en la pista.

El chico se apartaría del barandal y le estiraría la mano, como esperando que la tomase – Como bien dijiste...  "Solo aceptaste ir" ~ - Y sin darle mucho tiempo a pensar o si quiera a negarse, él mismo le volvería a tomar de la mano para avanzar hacia donde se daba entrada hacia la pista de patinaje. Ya estando ahí, pagaría por la entrada y le entregarían los dos pares de patines, tomándolos luego de liberar soltar a Laina para estirarles los suyos – Si ves que no te quedan, hay por ahí de distintas tallas - Dijo, señalando con la punta de su nariz donde estaban los demás pares de patines. El chico no tardaría mucho en ponerse los suyos, dejando sus zapatillas en uno de los tantos cubículos usados para guardarlas, parándose y obviamente, viéndose un poco más "Alto" por las cuchillas de los patines – Se siente... raro - Mencionaría antes de dejar salir un simple suspiro y pararse en el borde de la entrada a la pista – Cooomo sea.... ¿Vienes, o te arrepientes? ~ - Mencionaría en un tono de voz burlón y hasta algo desafiante, colocando ya ambos patines sobre el hielo, aunque entrando a la misma al revés, mirando a la azabache – Anda, dudo que sea peor que infiltrarte en medio de una guerra milenaria - Bromeó.... Aludiendo al primer encuentro que tuvieron.


Extras:


avatar
Salón : 3 A Dromes : 9931
Reputación : 8
Mensajes : 128
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Diabetes Day? [Priv. Lariv & Laina]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.