image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Christian Hartmann el Lun Feb 26, 2018 1:53 pm

Era una noche tranquila, después de un largo día nublado y lleno de estruendosos sonidos en el cielo, había llegado al final de las clases. Había tratado de contener su sed durante días pero este en especial estaba siendo un día bastante difícil, sabía que tenía que controlar sus impulsos o terminaría haciendo una verdadera escena de película de terror en el aula. Su única manera de mantenerse alejada del hambre era quedarse un tiempo extra en la universidad en el taller de artes, sabía que por la noche no habría alguien en el lugar y si lo estaba definitivamente no era su día.


Al terminar por fin su última clase espero a que todos salieran y comenzó a guardar sus pertenencias con tranquilidad respirando profundamente. Se quedó en su lugar por unos minutos y se percató que la lluvia empezaba a caer –Maravilloso, esto será relajante.- pensó en sus adentros. Tomo su pequeño bolso y se levantó para empezar a caminar por los pasillos, le gustaba el sonido de la lluvia al caer y aún más que parecía que se transformaría a una tormenta. Su imaginación estaba hasta por los cielos, se encontraba realmente inspirada.


Al llegar al taller tomo asiento; saco una de sus libretas y una pequeña pluma, tomo una bocanada de aire y sonrío de oreja a oreja. Podía sentir el olor del agua, era magnifico.
Su letra era delicada y tan elegante como ella, tenía una finura y una caligrafía perfecta esto debido a que sus padres eran escritores agregando el tiempo que tenia de “vida”. Se podía leer entre sus escritos una pequeña poesía vampírica aun sin terminar.
Puedo sentir el ámbar brotar de tu cuerpo, sentir tu corazón latiendo para mí. Puedo sentir tu sangre fluir como fuego, quiero alimentarme y beber de ti.


Sentía su sed más controlada, pero sabía que aún era débil ante el aroma a ese delicioso líquido.
Se levantó de aquel lugar dejando su libreta abierta, sabía que a esa hora ya era casi imposible que hubiese algún humano merodeando por ahí; camino hacia un gran ventanal y lo abrió pudiendo saborear aquel aroma a humedad que había, escuchaba el cielo resonar y le resultaba magnifico.
Se quedó parada ahí por un buen rato, podía ver la lluvia caer abruptamente, su sentido del oído era bastante bueno, le relajaba escuchar la lluvia mientras se encontraba admirando la noche. En  ese momento no podía prestar atención a nada más, por fin estaba controlando su ansia de beber sangre, o eso era lo que pensaba.


Cositas:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 201609
Reputación : 6
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Sayori el Lun Feb 26, 2018 2:56 pm

Los exámenes estaban por llegar. Se sentía el ambiente de los cursos de los últimos años de psicología batallando con decenas de libros sobre los brazos, de la universidad, del instituto, de todas partes recogiendo los temas, persiguiendo a los profesores por mas apuntes o dudas. El típico caos que a los universitarios de carreras con muchísima lectura de memoria les agobiaba. Comenzaría todo desde la primera sección de el salón hasta la segunda de tres parciales en un mismo dia a cada uno. Había que esforzarse lo que más se pudiese por el profesor encargado de esa materia en específico. El hombre decía, lo que debe estar en sus papeles es lo que en mi biblia debe estar escrito. Todo lo sabe de allí, tantos temas dichos en clase y el hombre ni se regía de diapositivas. Calamidad para los que le tocó aquel profesor, parecía un demonio o algún antiguo sabio. Por lo menos al joven pelinegro estudiante de su clase lo sabía llevar. Clai ha sido muy bueno en sus materias desde que tenía memoria siendo extremadamente facil pasar cualquier examen con su tiempo adecuado de estudio(Siendo de un solo dia pero de largas horas) Su mente era brillante en pocas palabras.


Un día antes de la prueba sus compañeros de clase le citaron para ser su monitor. Le ofrecieron de todo: Comida, dinero, buenos asientos; todo por un largo tiempo si les ayudaba. Ante tal oferta y de paso el mismo tambien estudiaba les aceptó. Se reunieron en uno de los salones disponibles reuniendo los escritorios en el centro en el que colocaron todo tipo de material académico, comenzando así la larga jornada de estudio. Clai en su serenidad les indicaba cada palabra mencionando la importancia de grabarla a pie y letra; además les indicaba como podrían hacerlo de una manera muy sencilla, como por ejemplo; el uso relacionarlas. Un gran numero de maneras de como tener claro los temas. Los chicos comieron, hablaron, estudiaron, escribieron tanto que el tiempo se les hizo su enemigo. Se había hecho muy tarde cayendo la noche a unos minutos. Sin embargo sayori aún no había tenido su tiempo de estudio adecuado. Por lo que, les pidió encarecidamente que se llevan solo unos cuantos libros le dejarán dos de los que debía sacar tema, tambien que le dejaran solo que el cerraba el salon.


De muchas gracias y sonrisas alabando la tarea de su tutor momentáneo le abandonaron.


Estaba todo en silencio. Las páginas al ser cambiadas y el bolígrafo al rodar la tinta azul sobre el cuaderno argollado rayaban la paz del salon, calma interrumpida con el primer trueno. La escritura del joven se detuvo levantando tan solo la mirada escuchando con detenimiento el ruido. "¿Está lloviendo? Debe ser..." Pensó respondiendo al instante. Las gotas comenzaron a sonar con fuerza en el techo. Sacó su celular del bolsillo derecho del pantalon dejandolo en la mesa y de un toque al botón central la pantalla se alumbró dando la hora exacta.


Qué tarde es... Será mejor que vaya recogiendo. —Dijo en voz baja.


De nuevo el celular lo escondió dentro de su bolsillo, levantándose con tanta suavidad al intentar no provocar tanto ruido. Acción imposible. La silla chirrió acentuando posteriormente el ruido de unas puertas o ventanas abrirse. De libros al bolso negro y del bolso negro al hombro dejó el lugar aventurandose por el pasillo de la Universidad a espera de que la lluvia al menos calme un poco. Pasaba por la zona de artes; su preferencia. Intentó escabullirse dentro de la de música primero, pero esta tenía llave. De un chasquido de lengua caminó vagamente tocando la perilla de cada puerta como manía buscando alguna que estuviera abierta.


La que terminó por entrar fue justamente el taller de arte. Elevó la mirada a leer el cartel ubicándose cual estaba disponible. En ese lugar podría ver un poco de lo que los demás han creado pensando en que probablemente haya algo de su gusto entre las obras. Respiró un poco dándose paso a la habitación encontrándose de primer plano el gran ventanal que da hacia las afueras con una vista agradable abierto, no solo eso, una presencia femenina de gran misterio. Cabellos morados, piel pálida que resaltaba con la tenue luz del exterior. Por un momento los ojos del chico se le fueron. Intentó volver a cerrar la puerta pero ya era tarde, esta hacía un gran ruido al abrirse.


Lo siento. —Disculpó la interrupción desviando la vista de la dama.




-Yo hablo./ "Yo pienso"/ Yo actúo.

Una vez mi Padre dijo...:

"Las emociones inexpresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y salen más tarde de peores formas."
-Sigmund Freud

avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 13403
Reputación : 7
Mensajes : 264
Ver perfil de usuario
Sayori
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Christian Hartmann el Lun Feb 26, 2018 8:36 pm

Se había quedado un buen tiempo observando a través de ese ventanal que ni siquiera pudo escuchar el momento en que alguien había entrado por aquella puerta. Se percato de que eso había pasado hasta el momento en que la puerta hizo un ruido esto a causa de que le hacía falta mantenimiento. Al notar que alguien había entrado sus sentidos volvieron aumentados. –Un humano… Puedo olerlo.- Un susurro para sí misma se le había escapado, volteo levemente hacia donde el chico se encontraba. La luz ilumino el su rostro y sus brillantes ojos azules contrastaban a la perfección con la oscuridad que le daba ese tono sombrío bajo la tormenta.

Intentaba controlar su respiración pero sobretodo, su sed. Su  mirada seria comenzó a relajarse y asintió en cuanto su garganta se controló un poco. –Descuida, esta no es hora para que haya estudiantes aquí. ¿Olvidaste algo en el taller?- Seguía parada delante de aquel gran ventanal sin apartar la mirada de aquel chico. Podía saborear el aroma a sangre que corría por las venas de aquel pelinegro, podía escuchar como esta recorría sus venas como fuertes ríos. Sacudió levemente la cabeza tratando de alejar aquel pensamiento de su mente, no podía cazar dentro del taller, pero que difícil le resultaba después de que tenía un buen tiempo sin alimentarse y justo ahora este humano se presentaba; Solos los dos, bajo una tormenta, nadie podría escuchar si bebía un poco de él ¿no?.

Se movió con delicadeza de aquel lugar no sin antes cerrar el ventanal. Camino hacia donde tenía sus pertenencias, guardo su pequeña libreta pero mientras la metía en el bolso su carpeta de dibujos y unas cuantas de sus pinturas quedaron al descubierto. Un suspiro salió de sus labios justo antes de empezar a recoger sus cosas aunque algunas habían rodado hasta quedar muy cerca de aquel chico, decidió dejarlas ahí. Trataba de ignorar el pulso de aquel humano, pero su cabeza no podía alejar por mucho tiempo esa sed de sangre. Era imposible, alguien tan joven como él y con tanta energía era algo fascinante para ella, sabía que si el chico no se marchaba pronto la escena sería diferente.

Un fugaz momento lleno su cabeza, una pintura… Le había llegado un poco de inspiración, siempre le pasaba con frecuencia cuando se encontraba hambrienta. Por todos los cielos era perfección para sus ojos; Una escena donde el chico se encontraba desorientado después de ella haberse alimentado, sus ojos llenos de confusión y de su cuello aún se miraban unas pequeñas líneas de sangre, la luz de la luna hacia juego a la perfección con algunos rincones oscuros dentro del taller, algunas herramientas tiradas quizá después de un poco de resistencia por parte de el pero al final podía ser inútil comparando su fuerza con la de ella. Regreso a sus cinco sentidos negando para sus adentros, aunque podía suceder en ese momento ya no tenia mucha fuerza de voluntad que digamos y si el chico permanecía ahí entonces podría sacarle un poco de sangre y porque no, también hacer una buena pintura con ese sensacional paisaje.


Cositas:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 201609
Reputación : 6
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Sayori el Lun Feb 26, 2018 10:41 pm

Había algo extraño dentro y quizás no podría ser de nuevo lo mismo. la perturbación del aire como si de espíritus de la noche se tratase. De igual manera, parecía ser por la cantidad de lienzos sin terminar y terminados en la sala colgados como muestra de inspiración de los demás artistas que se sientan a explotar la creatividad interna. La atención de esos capturaba al azabache provocando ir a por estos. De pasos cortos se alejó de la puerta, acariciando justo antes de dejar que esta se cerrara sola emitiendo un gran ruido de nuevo. El golpe de ella le hizo estremecerse regresando la vista a la chica. Era algo oscuro y con solo un punto de luz encendido al fondo.


— Tampoco es hora de una chica ande sola a estas horas en un salón. —Agregó.


Deslizó la yema de los dedos de la derecha por la mesa principal en la que estaban exhibidas pequeñas esculturas hechas en arcilla. Las miraba con tanto detalle ya que él no era bueno creando algo con el pincel o con sus dedos, no al menos de la manera como se las ingenian los artistas plásticos en la sala.


— La lluvia me atrapó como quizás a ti tambien lo pudo hacer. — Por el rabillo del ojo le miró cortó. regresando en el silencio a la escultura de una persona acurrucada en sí misma.


De repente las miles de hojas de dibujos contrarios cascarón como cascadas a los pies de el chico. La curiosidad le llenó mas que la sensación de ayudarla. La vista recayó unos segundos en estas subiendo hacia la chica. Las cejas se fruncieron suavemente al enfocarse en los movimientos contrarios. El ambiente se tornaba mas peligroso al sentir las gotas golpear con mas fuerza a causa de la brisa. Dos rayos cayeron a lo lejos iluminando aún mas la habitación, rompiendo cuatro segundos después en un estruendoso sonido. Clai pareció no importarle lo fuerte del trueno, volvió a bajar la mirada en los dibujos ayudando a recorrer los que estaban cerca de el. Tampoco iba a irrumpir en la privacidad creativa ajena, aunque haya quedado grabada en su mente el papel del inicio.


— Ten. — Dijo extendiendo el brazo hacia ella. De a pasos cortos se acercó. plantandole el semblante verte frívolo que le caracterizaba. — No quiero detenerte en nada. Pero si me llamó la atención varias cosas. ¿Tu eres estudiante de Artes? — Ladeó la cabeza intentando ser un poco mas comunicativo con ella. Pues ya era un hecho que por esta lluvia tan fuerte su estadía en la Universidad se alargaría mas de lo deseado. — Siempre he tenido intenciones de algun dia intercambiar palabras con algún artista de verdad. Parece que eres dedicada. —Agregó, sacudiendo los papeles.


-Yo hablo./ "Yo pienso"/ Yo actúo.

Una vez mi Padre dijo...:

"Las emociones inexpresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y salen más tarde de peores formas."
-Sigmund Freud

avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 13403
Reputación : 7
Mensajes : 264
Ver perfil de usuario
Sayori
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Christian Hartmann el Mar Feb 27, 2018 10:27 pm

Después de que aquel pelinegro se adentrara en el salón y la puerta fuese cerrada, pudo escuchar aun con más claridad la sangre correr por las venas de aquel humano. Observo como el chico se encontraba recogiendo algunas de sus pequeñas obras; Esto no podía ser más fácil y difícil para ella. Tanto tiempo controlando sus ansias y este chico llegaba en una ocasión más que perfecta, la noche lluviosa le haría un gran favor si es que el chico hacia mucho ruido, claro su intención no era asesinarle, solo tenía que beber un poco de el para poder mantenerse en buen estado pero tenía que pensar muy bien en el momento en que lo haría.

Gracias… Es normal que yo me encuentre aquí a altas horas de la noche. Y sobre la lluvia, me gusta así que aproveche para venir al taller. — Dijo agregando mientras tomaba las hojas que el chico le estaba pasando. Quizá era buena idea ganar un poco de confianza del chico antes de alimentarse.
No realmente no soy estudiante de artes, solo vengo aquí como un pasatiempo. Tengo el permiso de entrar aquí incluso a estas horas siempre y cuando cierre cuando me vaya. Mis padres fueron quienes me enseñaron todo lo que ahora se.  — Sonrío levemente.


Se levantó y camino hacía una de las mesas que había en el lugar dejando sobre esta su bolso con sus pertenencias luego de eso gira en dirección al chico y lo observa detenidamente, trataba de estudiar la situación, ya no podría hacer mucho respecto a negar su instinto. Tendría que beber de el y también quizás aprovecharía la escena después de esto. Siempre resultaba fascinante la escena que había después de esto. –Podría ser solo un poco de sangre, lo suficiente como para mantenerme fuerte y con vida.-  Pensó para sus adentros.


Su mirada se desviaba de vez en cuando hacia el ventanal, definitivamente lo haría ya no podía controlar su sed un día más. –Bueno, ¿Por qué fue que te atrapo la tormenta aquí? Después de todo aun así es demasiado tarde para que haya alguien además de mí y alguno que otro velador por aquí.
Se sentó sobre la mesa colocando sus manos a los costados observando al chico, parecía algo interesante, algo misterioso eso estaba llamando un poco la atención de la chica así que estaba esperando tener algún tipo de conversación antes de actuar.


Cositas:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 201609
Reputación : 6
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Sayori el Miér Feb 28, 2018 1:36 am

El espíritu de la noche aullaba haciendo entrar en parálisis a los demás seres de razas inferiores. la noche era para el desastre y el misterio perfecto para atacar a cada habitante de Eadrom que se está aventurando en las zonas de los creyentes de la oscuridad. Rumores, únicamente palabras sin prueba exactas. Simplemente creencias que el hombre jamás creería a pesar de estar caminando al lado de estos todos los días. Despacio regresaba las manos a su cuerpo apretandolas y abriendolas. De a pasos serenos caminó hasta la ventana apreciando las gotas de agua caer al fuerte en las afueras. El cielo de vez en cuando brillaba. Se sentía hermosa la noche. Se sentía bien al estar viendo la destrucción de la naturaleza.


—¿Tan de noche? bueno... Con tal de que eso le guste y pueda regresar. lastima que no es una estudiante de Artes pero, como logré ver tal vez esto le quedaría muy bajo pues... Esa obra que vi se veía algo interesante para mi gusto. Que buenos padres tienes. —Agregó sin detonar alguna expresión fuerte.


Las palabras de la chica recorrían la habitación creando un eco seductor. Aunque no haya sido lo que él esperaba de ella, se veía elegante. si muy bien no la estaba viendo, la energía que transmite ella, era de una mujer provocativa y retocada. Sensaciones parecidas a la de un gato rondando al rededor del raton. Traducidas en el idioma humano como una simple conversación entre líneas agradables.


Respiró profundo saboreando la sensación que la lluvia producía en él. Qué dichoso se sentía de estar recibiendo las lluvias del fin de invierno. De una sonrisa suave terminó por imaginarse una curiosa situación con la dama. Todo estaba solo o al menos eso aparentaba. Esta consiste en cerrar la puerta, quedar completamente uno al frente de otro, jugar con su cabello y arrastrarla por toda la habitación hasta poder colgarla de cabeza en la que de a cortés como si estuviera descubriendo las capas de tejidos del cuello de ella las iba abriendo con la navaja de afeitar que siempre portaba en su bolsillo derecho del pantalón. Una bella imagen tan mal apreciada por el Pelinegro, cuya moral siempre acababa haciéndolo sentir el peor humano del mundo. Esa sed de sangre por controlar las vidas ajenas lo embriagaba pero tambien le estresa. Suspiró corto buscando en el bolsillo izquierdo un cigarrillo el cual no prendió por respeto de la chica que le mantenía una conversación casual.


De una media vuelta apoyó su espalda contra la ventana, cruzando los brazos mientras movía de arriba a abajo el cilindro blanco. Levantó la vista a la dama fijandola en los ojos contrarios. Terminó por ladear la cabeza manteniendo un silencio clave.


—la tormenta me tomó desprevenido. —Sujetó el cigarro con dos dedos tomándose con la contra el codo, manteniéndolo en alto. —Estaba estudiando con unos compañeros de clase y quise quedarme un poco mas para adelantar algunas lecturas. —Desvió la mirada unos segundos a un cuadro de unas rosas manchadas en tinta negra que colgaba en el centro de la habitación. — Cuando quise ver la hora resultó que me había excedido mucho. Empezó a llover y no traje paragua. — En una pausa volvió a ver a la chica. — ¿Vives tu cerca como para pasarte en la noche como si nada? ¿En los dormitorios quizás?.. Ah... ¿Te molesta si lo prendo? —Preguntó moviendo un poco la mano que sostiene el cigarrillo de tabaco.



-Yo hablo./ "Yo pienso"/ Yo actúo.

Una vez mi Padre dijo...:

"Las emociones inexpresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y salen más tarde de peores formas."
-Sigmund Freud

avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 13403
Reputación : 7
Mensajes : 264
Ver perfil de usuario
Sayori
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Christian Hartmann el Vie Mar 02, 2018 10:41 pm

Observo como el chico se aventuraba hacia la ventana, podía casi percibir el sentir de aquel curioso estudiante humano que se encontraba en el mismo salón. Podía sentir con más fervor las ansias en su garganta, quizás no esperaría mucho después de todo si no lo hacía pronto podría ser que un velador o algún otro curioso se percatara de la presencia de ambos en el lugar y eso sería una molestia ya que si había algo que detestara más que nada era llamar la atención, no era que escondiera lo que ella era si no que odiaba tener que dar explicaciones tan obvias. Podía escuchar a los demás decirle “¿Por qué lo hiciste? ¿No te remuerde la conciencia?” sus respuestas ante eso también eran obvias “Tenía hambre era el o Yo y… No, no me remuerde la conciencia, de hecho lo volvería a hacer siendo que su sangre fue deliciosa".


Digamos que prefiero la noche que el día, es mucho más inspiradora la noche… No me gusta la forma en la que hoy en día enseñan arte, el arte es algo que viene de lo más profundo; Puede ser luz o puede ser oscuridad, por lo general hay muchas personas que se basan en el arte de los demás y eso es realmente patético. Mis padres fueron reconocidos por ello mismo, cada uno tenía una manera distinta de hacerlo pero juntos lo complementaban. —Su rostro era tan serio como sus palabras, no demostraba algún tipo de sentimiento simplemente las palabras fluyeron a través de su boca así que solo conscientemente elevo su ceja izquierda, luego de esto remojo sus labios saboreando él momento en que se encontrara succionando la sangre que fluía en el cuello del pelinegro.


Pudo observar por un rato la espalda contraria, se veía tan seductora le atraía el sonido de sus venas. Mientras el chico permaneció en silencio pensando quien sabe qué cosa ella solo podía imaginar cómo caminaba lentamente hacia él, acercándose con una delicadeza que hasta ella misma resultaba seducida. Podía verse a sí misma caminar y llegar a él, acercarse a su cuello y sentir su aroma de cerca inclinando su rostro sobre este inhalando y sintiendo su respiración para que en un segundo sus colmillos estuvieran clavados en el delicado cuello, podía imaginar como la sangre fluía en sus labios y dentro de ella, sentía el calor. Se imaginó al terminar de beber, con unas delgadas líneas de ese delicioso liquido rojo caer por las comisuras de sus labios. Imagino también como podría hacer uso de esa escena en una pintura y como podía utilizar la sangre como una bella y única tinta.


Soltó un leve suspiro sacudiendo la cabeza. —Sería más delicioso si juego con él un poco y si puedo sentir su miedo eso sería un plus delicioso. — Susurro para sí misma. Observo como el chico sacaba un cigarrillo pero no lo prendió contrario a esto se recargo sobre el ventanal y cruzo sus brazos. Lo observo en silencio hasta que el volvió a sacar conversación. Sacudió la cabeza a manera de negativa y una leve sonrisa apareció en su rostro. — No, pero tampoco es que viva lejos, vivo en la ciudad a decir verdad… No, no me molesta en absoluto solo trata de abrir la ventana al terminar ya que por la mañana vendrá gente a la que el olor si le molestara. Tú, ¿Vives en los dormitorios?- Su rostro en ocasiones se tornaba demasiado serio pero debía aceptar que esta situación le resultaba atractiva en todos sentidos.


Cositas:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 201609
Reputación : 6
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Sayori el Vie Mar 02, 2018 11:11 pm


Umm.. Conque juntos se complementaban. —Comentó en un tono de voz bajo. — Suena lienzo eso que me dices. Que tus padres hayan sido unos grandes exponente y sobre todo que te hayan dado el impulso necesario para ser y hacer lo que haces ahora.


Sin llegar a interrumpirla clavó los orbes verdes en la figura femenina. De brazos cruzados con el cigarrillo apagado sostenido con dos dedos de la derecha escuchó atentamente y detalló casi a la perfección sus facciones. Le llamaba la atención la dama. Era perfecta como para pedirle el gran favor de que se dejase tomar fotografías en la situación mas vergonzosa para ella. Algo le decía en su rostro que se vería perfecta embriagada o drogada por alguna extraña sustancia. Esa expresión es la que quiso captar. Pero de tanto pensar de esta manera se sentía el peor ser humano. Le confundía, le extirpaba el corazón no poder definirse o mas bien, tener que soportarse pensando al ser humano como un objeto mas. Era enfermizo.


Mascaba muy despacio, movía la lengua estrellándola con sutileza de un movimiento seductor con la mandíbula mientras la mirada seria del hombre quedaba clavada en ella. Era como si esa noche se metieran en una caja de cartón dos animales feroces. Uno reservado y una prohibida. Con la diferencia que la tensión en el aire esa inexistente. No estaba incómodo Clai, tampo estresado, se sentía relajado de cierta manera y con una buena compañía.


—No. No vivo en estos dormitorios que te ofrecen. Vivo en un apartamento en el centro de Eadrom. — En una pausa rompió la mirada cerrando los ojos esperando el próximo rayo. El trueno hizo vibrar las ventanas. —... Um... Vaya lluvia. — Fue lo único que pudo decir. Estaba que se dejaba caer a buscar asiento en el suelo mientras esperaba que la lluvia se calmara. Optó únicamente en encender el cigarrillo lanzando el humo hacia el techo en su primera calada. Suave y sin prisa.



-Yo hablo./ "Yo pienso"/ Yo actúo.

Una vez mi Padre dijo...:

"Las emociones inexpresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y salen más tarde de peores formas."
-Sigmund Freud

avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 13403
Reputación : 7
Mensajes : 264
Ver perfil de usuario
Sayori
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Christian Hartmann el Sáb Mar 03, 2018 12:48 am

Mis padres fueron muy reconocidos en aquel tiempo, por lo menos se que serán eternos dejando sus obras. Tuve una maravillosa escuela mientras ellos estuvieron- Sostuvo su mirada junto a la del chico, esos ojos eran algo que llamaba su atención, sabía que esta persona tenía algo de misterio en el y a decir verdad le intrigaba, quería saber que era lo que pensaba. Quizás ellos tendrían un tipo de química a la hora de tener algún tipo de relación como amistad o amor al arte no podría saberlo así que opto por dejar eso a un lado y lo observo por unos instantes más.


No podría controlarse un segundo más así que se separó de la mesa sobre la que se encontraba sentada y lenta pero seductoramente empezó a caminar hacia el. Podía sentir que el chico tenía un poco más de confianza que un tiempo atrás eso por una parte le hizo sentir un poco de culpa. —Pobre humano… No beberé mucho de ti, solo será un poco. — Se dijo para si misma, podía sentir la oscuridad del momento era embriagante poder sentir eso, agregando que el chico olía delicioso quizá era por el apetito o porque la sangre de este humano tenía algo especial en ella, no podría saberlo hasta probar de el. Se acercaba el momento que tanto había esperado durante la noche. —Interesante, pensé que vivirías en las casas de aquí y por ello no te preocupaba estar a esta hora aquí. La lluvia va muy bien con esta noche-


Dime, ¿Crees en seres sobrenaturales? Vampiros, por ejemplo…- Una sonrisa apareció en su rostro mientras continuaba acercándose al pelinegro. Al llegar a donde este se encontraba pudo inhalar el aroma que este emitía, era realmente embriagante y deseaba probarlo ya mismo. Se pudo escuchar un fuerte estruendo en el cielo que hizo un gran eco en el salón, luego de esto el chico encendió su cigarrillo seguido de esto le dio la primera calada arrojando el humo hacia el techo dejando al descubierto su cuello. Al tenerlo tan vulnerable se acercó rápidamente a él y acaricio su cuello para luego acercarse a él y depositar antes un beso sobre este. —Esto quizás te dolerá un poco, no te garantizo nada. Tu sangre me resulta bastante atrayente y no puedo evitarlo.- Susurro sobre el cuello ajeno. Seguido de esto su rostro cambio drásticamente sus ojos se oscurecieron y sus pupilas se tornaron de un color carmesí; De sus labios salieron unos colmillos bastante afilados los cuales clavo sin dudarlo en el cuello.


Podía sentir la sangre ajena correr dentro de ella, sentía el calor y quizás no el miedo pero si la sorpresa del chico en ese momento. Lo observaba de reojo mientras continuaba succionando el líquido carmesí que corría ahora dentro de ella. Delicioso, realmente era lo que esperaba su sabor era fascinante y no recordaba haber probado a alguien tan delicioso como el anteriormente ni en sus pasados años. Al terminar de beber de él se retiró lentamente de donde anteriormente se encontraba sumida y antes de poder ver de frente el rostro ajeno una pequeña risita se le escapó de los labios. —De verdad, tu sabor es único. Pude notar eso desde el momento en que entraste por esa puerta, espero no te moleste que haya hecho esto. Creo que no deberías confiar en nadie y menos a estas horas de la noche.- Dijo sin algún tipo de remordimiento, aun se le miraban las líneas de sangre en la comisura de sus labios luego de terminar de alimentarse. Alzo su brazo a la altura de sus labios y con la muñeca retiro algún exceso del líquido.


Cositas:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 201609
Reputación : 6
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Sayori el Jue Mar 08, 2018 7:41 pm

Tuvo la impresión que la tormenta seguiría mas del tiempo esperado, mala suerte para el. Tenía muchas cosas que hacer cuando llegara a casa. El examen sería el día de mañana, uno de los mas importantes por como es el profesor. Este hombre siempre se ha tomado las notas de un sentido contrario, las primeras son las mas importantes, las ultimas son las que te ayudan a dar puntos mas no las definitivas. En ese momento, como ha estado estudiando lo que pensaba el azabache mientras fumaba el cigarrillo y escuchaba la conversación pausada que se había formado, sobre los temas aprendidos. Sencillo, Clai se pude escribir de cierta manera así.


La música interna entre ambos cuerpos se efectuó como el beats dentro de una canción electrónica, un disparo entre cada paso en cámara lenta. Los ojos de cali se abrieron, el verdor de estos iluminó por un corto relámpago y cuando quiso irse la luz, la chica colgaba en su cuello se encontró. Clai no se lo esperó, el estaba tan perdido en sus pensamientos que de a poco pudo entender lo dicho por ella hasta tenerla colgando. El corazón le golpeó. ¿Seres sobre naturales? No bromees con esto. Las bromas siempre traen un porcentaje de realidad. Los ojos rodaron hasta la chica. De nuevo un golpe en la musica.


¿La sangre era lo que sonaba?



La musica para la dama por tener semejante manjar. Una sangre poco habitual AB Negativo que ha sido mezclada con el mundo del occidente escandinavo y el oriente del sol naciente. No tuvo tiempo de poner los brazos hacia el frente, los pechos de ella recayeron sobre él y los cabellos púrpuras de cascada.


De una mordida los colmillos fueron clavados en su pálida piel, atravesandola sin escrúpulos.


La expresión de dolor emitió un quejido ronco las manos se abrieron, apretando los músculos de estas en garras que querían arrancarle la piel a la contraria, alejarla de cualquier manera. La sangre le ardía, el cuello le palpitaba. Los dientes apretados crujieron intentando balbucear algo. Estaba tomando su sangre, su liquido vital, lo que necesitaba para estar estable.


"No era real, no podría ser real, si no fuera por el dolor pensaría que fuera un sueño, pero no puede ser real que esto esté pasando..."


—De... Detente...

¡ESCÉPTICO!



No luchó. Los párpados le pesaban, en su intento de jalarla tan solo pudo dejar las manos apretando las prendas femeninas. Clai forzó una pequeña media sonrisa. Bajó la derecha hasta el bolsillo del pantalón en el momento en el que ella retiró los colmillo.


— ¿No crees que sería mas facil... pedirla, señorita? —Le dolía al hablar, los músculos que relajaban la quijada del cuello de ese lado lo maltrataban. Deslizó la izquierda hasta la cintura acercandola pegando su cuerpo femenino. Era como una hoja la chica. Así mismo la hoja de la navaja de su pantalón, usó para tocarle el cuello ajeno instintivamente del lado del filo metalico. Los ojos corrieron a ver los contrarios. La tonalidad y la bola femenina ligeramente teñida le robaron las palabras que quiso expresarle, Los dos hoyuelos derramaban su sangre por estos en dos hilos fuertes.


-Yo hablo./ "Yo pienso"/ Yo actúo.

Una vez mi Padre dijo...:

"Las emociones inexpresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y salen más tarde de peores formas."
-Sigmund Freud

avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 13403
Reputación : 7
Mensajes : 264
Ver perfil de usuario
Sayori
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Christian Hartmann el Vie Mar 09, 2018 12:38 am

Una sonrisa descarada apareció en su rostro al escuchar las palabras que apenas podía articular aquel humano. —Sí, quizás es más fácil pedirla pero… Es menos emocionante, ¿acaso a ti no te emociona el poder tomar una decisión por ti mismo? Me refiero a sorprender, observar la cara de quien está contigo…— Sus ojos rodaron al sentir el metal de la navaja en su cuello así que desvío un momento sus ojos hasta donde le permitían ver las manos del chico y de nuevo clavo su rostro en el cuello ajeno inhalando el aroma de sangre que aún quedaba impregnado en él y una risita escapo de sus labios, se alejó del cuello pero aún se mantenía cerca del cuerpo ajeno.


Hizo su cabeza hacia atrás dejando su cuello libre al pelinegro mientras sonreía, hizo un leve movimiento provocando que el filo de la navaja hiciera un ligero corte en su cuello intencionalmente haciendo que cayera un poco de sangre a través de esta —Sabes que en mi cuello no lograras hacerme daño ¿cierto? Lo correcto, sería que colocaras… — Tomo la mano del chico que sostenía la navaja y la coloco justo en su pecho mirando el lugar y luego mirando a los ojos del chico. —Si tratas de hacerme daño lo mejor es el corazón, claro si tu arma es lo suficientemente larga para llegar a él, si no deberías de esconderte, aunque realmente no creo asesinarte. En realidad pensaba que estarías en un estado de confusión más profundo, tenía planeado realizar una pintura con tu expresión y quizá utilizar tu sangre como tinta. Que fastidio que no haya podido ser así. — Paso su mano derecha por los cabellos purpuras que caían sobre su frente para luego regresar a su postura recta. Sin alejar su vista de la ajena arqueando una ceja y una sonrisa de lado.


Se escuchaba aún más fuerte la lluvia, al parecer estaría así por un tiempo más. Miro al reloj que se encontraba colgado en una de las paredes y se encogió de hombros al ver que aproximadamente eran las once de la noche. — ¿Piensas quedarte aquí hasta que la tormenta pare? Quizá después de esa pequeña pérdida de sangre, deberías de descansar, es semana de exámenes. O es acaso que esperas algo impresionante esta noche — Su tono era sarcástico, su cuerpo aún permanecía cerca al del chico. Paso su mano por donde anteriormente se había hecho una herida la cual se encontraba en mejor estado que hace unos minutos, sintiendo el líquido que había recorrido hasta su clavícula, al observarlo no pudo tomar un poco de este con uno de sus dedos para luego ponerlo sobre sus labios. Luego de esto pudo observar que aun salía sangre de aquellas dos pequeñas marcas que había dejado sobre el cuello del pelinegro, sin decir nada aun solo se mantuvo esperando respuesta del chico.


Cositas:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 201609
Reputación : 6
Mensajes : 59
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Sayori el Vie Mar 09, 2018 2:18 am

De un quejido abrió losa ojos tras un lento parpadeo, deshacía el agarre con la cintura de la chica bajando la navaja en un ligero roce del que le proporciona una bello rasguño liberando gotas pequeñas de sangre pura, la de un vampiro puro; situandola con su ayuda en apuntarla al corazón. "Probablemente... No lo sé" Tomar una decisión por el mismo, han sido de las cosas que ha anhelado durante toda su adolescencia. Sus alas fueron cortadas con tijeras de oficina, los sueños arrebatados, quemados al frente suyo por las personas que supuestamente debería amar, su madre en traición de espaldas ante sus quejas. Como le hubiera haber gustado poder tomar una la decisión de pelarlos como frutas.


Los ojos esmeraldas estaban adornados con profundas marcas de falta de sueño por debajo y ahora encimando una piel pálida, su cuerpo necesitaba lo que ella le arrebató. La cabeza la echó hacia atras estrellándose contra el gran ventanal sin retirarle la vista a ella. Los labios se separaron buscando oxigeno; estos se estiraron torpemente sonriendo con ironía. ¿Confusión? ¿Donde? Si todo esto parecía un miserable sueño mas.


—Te confundes de persona... — Arquea las cejas entrecerrando los ojos por el dolor. Le ardía demasiado. Hablar era desesperante, sobretodo agotador. Estaba cansado ya de por si antes de la pérdida. — Tendrás que... quitarte mas de un litro para que tengas tus dichosos resultados... No tengo elección. La lluvia es fuerte. —Borró la curiosa sonrisa.


Si tanto quería enseñarle sin temor de ser apuñalada, eso tendría. No le temía a la sangre, ni a las heridas, ni siquiera a su propia pérdida siéndole indiferente la vida en general. Sabía perfectamente que con la hoja metálica jamás podría atravesar de golpe a la chica hasta llegar al corazón, igual, no la asesinaría sin tener un concepto previo. Aunque si podía vengarse un poco. Con la última fuerza en una maniobra colocó el filo contra ella y de un movimiento brusco rebanó el telar de su pecho femenino cortando todo lo que hubiera de hombro a hombro, llegando a cortarle una de las tiras del interior y la misma piel en un corte un poco profundo. Respiró agitado para segundos después deslizarse hasta quedar sentado. Los cabellos por detrás desordenados la mirada perdida y aquellos agujeros en su cuello aún abiertos intentando coagulando.


"maldita sea... Esta mierda duele asquerosamente"



Intentó taparse la herida del cuello ensuciandose con su propia sangre; sintiendo el liquido impregnarse en sus dedos.



-Yo hablo./ "Yo pienso"/ Yo actúo.

Una vez mi Padre dijo...:

"Las emociones inexpresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y salen más tarde de peores formas."
-Sigmund Freud

avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 13403
Reputación : 7
Mensajes : 264
Ver perfil de usuario
Sayori
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Alice Donakis el Vie Mayo 25, 2018 10:49 pm

TEMA CERRADO
Tema cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de dos meses inactivo.
Si desean volver a abrirlo pedirlo aquí.

➢ Lugar: Edificios/ Universidad


Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?


[Alice Sadao R.]Ahora es[Alice Donakis]
avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 795821
Reputación : 45
Mensajes : 2567
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: BloodPaint... |Priv. Sayori.|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.