Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado "El amor más insensato es el más verdadero" (Priv: Hiru <3)

Mensaje por Iorun el Dom Feb 25, 2018 11:52 am

Recuerdo del primer mensaje :

Aunque Iorun disponía de residencia propia dentro de los límites del instituto, había optado por mandar construir otra en la ciudad. Habían tardado en torno a cuatro años construirla, teniendo en cuenta que Iorun había pagado por acelerar todo lo posible las obras sin hacer disminuir la calidad del trabajo final. Era una casa de estilo victoriano, más que nada, porque era la época que más le gustaba a la vampiro, al menos estéticamente hablando. Lo que más destacaba no era tanto la casa en si misma, si no los extensos y cuidados jardines que la rodeaban y las altas vayas de hierro forjado que rodeaban el perímetro, situándose la casa casi en el centro de todo. La cantidad de vegetación era tal, que el edificio quedaba parcialmente oculto tras ella, y a las paredes de piedra, se aferraban distintas variedades enredaderas, como los jazmines. Lo más extraño de que un vampiro escogiera ese estilo de construcción era que una de sus características eran los amplios ventanales y miradores, y por tanto había demasiados sitios por donde podía pasar la luz, pero eso lo solucionaban con opacos cortinajes y cristales que podían oscurecerse.

El interior de la casa, su decoración, también seguía el estilo victoriano, pero bastante menos recargado que el original y con habitaciones más amplias y menos sobrecargadas de cosas, además de fundirse con lo último en tecnología. Destacaban los suelos de maderas cubiertos de alfombras en varios tramos y los techos de madera taraceada, y puertas de acceso altas de doble hoja. Iorun sentía especial afecto por las cosas hechas a mano por que, a su modo de ver, cuando se hacían a mano nunca jamás podría haber dos cosas iguales aunque se pretendiera que así fuera, por eso todos los muebles habían sido pedidos por encargo, en maderas nobles, al igual que muchos otos objetos de la casa.

La casa, tenía capacidad para albergar a todo el servicio y como a 10 personas más en las habitaciones del segundo piso. Todas ellas equipadas con todas las comodidas, aunando tecnología y un estilo antiguo en cuidadoso equilibrio. Iorun, había escogido para Hiru una habitación contigua a la suya, con su propio baño y vestidor, televisión de plasma, y un ordenador de sobre mesa que parecía que había salido de alguna novela de ciencia ficción de una época demasiado adelantada en comparación a la actual a pesar de su simple diseño, aparte del moviliario de inspiración victoriana que caracterizaba a aquella casa junto a un ventanas con balcón,. todo ello en tonos claros y... alarmantemente lleno peluches, desde el suelo hasta la cama, pasando por algunos muebles. Y es que Iorun antes, solía utilizar aquella habitación como una prolongación de la suya propia, de ahí el estilo ligeramente infantil de los objetos que contenía, como pilas de mangas y de libros de otras temáticas que saturaban las estanterías y los inquilinos en forma de esponjosos y peludos peluches de aspecto tierno, incluso había algunas muñecas de época... por que realmente eran de épocas pasadas.

También, debía admirtir que había escogido ese cuarto porque comunicaba con el suyo por medio de un acceso oculto tras los paneles de madera que cubrian una de las paredes.

Tras llegar a la casa, bastante entrada la noche, Iorun no se entretuvo en formalidades. Le llevó directamente a la habitación, y con toda la dulzura y la delicadeza que motivaban su amor por él, procuró ser sumamente cuidadosa a la hora de aplicarle el tratamiento curativo y regenerativo de sus poderes vampíricos de línea de sangre. Tardó entorno a una hora, pero cuando finalizó, de las heridas de Hiru solo quedaban finas líneas rojizas donde debían haber quedado cicatrices, pero incluso aquellas marcas, acabarían desapareciendo hasta convertirse en tan solo en un suave y casi invisible tejido de un tono ligeramente más claro al de su piel. Todo el daño interno había sido completamente restaurado, como si nunca hubiera ocurrido. Tras el tratamiento, la energía de Iorun se vió mermada, por lo que sus propias quemaduras tardarían un tiempo en sanarse. No obstante, no era algo que la importase siempre y cuando Hiru, su mundo, estuviera bien.

Después le preparó un baño de agua caliente, y al final le dió un compuesto de hierbas que lo haría dormir profundamente, hasta la noche siguiente, ayudandole a concebir un sueño reparador que descansase tanto su cuerpo como su mente. Además de ayudarle a soportar lo extraño que debía ser tener sangre ajena tu raza corriendo por las venas. Se quedó con él toda aquella noche y parte del día, acurrucada contra él, velando su sueño, hasta que no la quedó más remedio que salir a ocuparse de asuntos apremiantes.

Aún así, acabó liquidandolo todo rápidamente, pues quería estar presente cuando él se despertase. Por ello, a última hora de la tarde, regresó a la habitación, esta vez vestida con ropa sencilla de estár por casa, que le daba un aspecto bastante infantil. Se trataba se un sweater de angora blanco hasta mitad del muslo y un bolsillo en el centro sobre el estómago, con orejas y ojos negros de panda en la capucha, junto a unos calcetines largos por encima de la rodilla también con la carita de un panda en la parte superior.

Se coló silenciosamente en la habitación, cerrando muy suavemente la puerta tras de si, escuchandose tan solo un leve click, cuando se terminó por encajar. Se deslizó de puntillas hasta la cama, dejando ropa límpia sobre una silla cercana, de un estilo semejante al que le había visto llevar que ella misma había mandado hacer como medida provisional hasta que él decidiera que tipo de ropa concreta quería. Tan solo se escuchó el leve crujido de la colcha de seda y plumas que cubría la cama cuando se acercó a gasta hasta él y se tumbó a su lado, frente a frente, tan cerca que podía sentir la caricia de su respiración sobre su rostro.

No sabría decir cuanto tiempo estuvo allí simplemente observándole con un brillo de profunda adoración y ternura en los ojos, pero no se decidía a despertarle. Estaba tan adorable dormido tan plácidamente que casi se le antojaba un delito despertarlo, hasta por un momento, pensó que podría pasarse toda la vida contemplándolo de esa forma y sentirse muy feliz por ello. Pero, en algún momento, la ganaron las ganas que tenía de hablar con él, volver a escuchar su voz y que la abrazara, además de querer contarle muchas cosas. Se sentía como una colegiala, o más bien supuso que así se debían de sentir, pues nunca había experimentado nada como aquello, tanta emoción y un deseo irrefrenable de mimarlo y consentirlo, además de que su adolescencia había acabado hacía muchos siglos.  

-Hiru...- susurró acercándose un poquito más a su rostro- Amor- le dió un beso de esquimal y le acarició la mejilla con cariño- Es hora de despertarse...-siguió con aquel tono delicado y mimoso, hasta darle un breve pero cálido beso en los labios... para después esbozar una pequeña sonrisilla entre traviesa y maliciosa y morderle ligeramente el lóbulo de la oreja.- Si no te despiertas, te comeré a besos hasta que me digas que pare...-le susurró divertida cerca del oído.
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 31101
Reputación : 1
Mensajes : 70
Ver perfil de usuario
Iorun
VAMPIROS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo


Tema Privado Re: "El amor más insensato es el más verdadero" (Priv: Hiru <3)

Mensaje por Iorun el Miér Mar 21, 2018 5:45 pm

Cuando la vibración de la última nota se disolvió en el aire, exhaló un largo pero silencioso suspiro, la costó reaccionar, quedandose unos segundos hechizada por el trance que causaba la música en ella, sobre todo esa piez, sobre todo en presencia

. "¡Ey! lo has conseguido, como las niñas grandes" dijo aquella voz áspera y burlona que era su conciencia vampírica, "¿Qué clase de retorcido placer encuentras en chincharme constantemente?" respondió, la verdad es que a veces pensaba que aquella dualidad dentro de su cabeza no podía ser buena. No había nacido con ella, suponía que era alguna clase de efecto secundario del ritual por el que pasó al obtener sus poderes, y desde luego, podía considerarse afortunada de que ese fuera el único efecto que había permanecido en su cuerpo y en su mente de todos por lo que pasó, pero que acabaron por disiparse.

Tras ese breve inciso en su mente, miró a Hiru y le dedicó aquella dulce y amorosa sonrisa que reservaba para él. Repitió varias veces el título por el que se había decidido, con esa voz suya cadenciosa y aterciopelada. Al final chasqueó la lengua y lentamente se formó una cálida y complacida sonrisa en su rostro. Era curioso, ella había sido incapaz de ponerle un título, todos los que había probado la habían parecido tan forzados... él había conseguido encontrar las palabras adecuadas en tan solo unos minutos, tan acertadas que encajaban con la melodía como si en algún momento hubieran formado un todo pero los hubieran separado poco antes si quiera de llegar a existir más allá de una simple idea.  

-Es perfecta amor...-aseguró infundiendo una profunda y sentimental certeza a su voz le miró de soslayo con cierta picardia- como tú- añadió como en una suave caricia esta vez mirándolo intensamente a los ojos, como si pudiera ir más de lo que suponía esa simple barrera... de hecho, lo había hecho al beber su sangre y al haber entrado la suya propia en semejante cantidad en el torrente sanguíneo de él, aún ser vampiro, probablemente había visto y sentido cosas que hasta ella misma ignoraba.

Entornó los ojos, ladeando ligeramente el rostro, sin apartar ni por un instante su mirada de la suya. Poco a poco, acercó su rostro al suyo, acariciando con los dedos el lugar donde le había "mordido" hacía un rato, pero se apreciaba ni en su expresión ni en el brillo de sus ojos la avidez hambrienta de antes, si no una enigmática dulzura

-Tú sangre murmura secretos que tú mente y tu corazón desconocen...Me lo decía mi madre cuando era pequeñita. Ahora probablemente sepas más de mi que yo misma- entonces le dió un suave y tierno beso en los labios, sin profundizar demasiado, impregnando de amor y dulzura aquel tierno contacto, para separarse finalmente con un suspiro.

-Perdona, me desvio del tema. A ver, cómo es tú cumpleaños...-toco las teclas, deslizando rápidamente el dedo sobre ellas- Tienes derecho a pedir a la maestra lo que gustes... aprovecha, que generalmente cobro una barbaridad por ese honor- dijo guiñándole al final un ojo con fingida vanidad, aunque la parte de que su caché era de los más altos era completamente cierta. Repentinamente se puso muy tiesa, cómo si se la hubiera ocurrido algo de pronto.- Ahora que lo pienso, no me has oido cantar nunca ¿verdad? mmm...- realmente solo era una pregunta retórica- si quieres te canto algo... con mi voz de soprano quiero decir ¿te gustaría?- le miró con entusiasmo. Supuso que Hiru no sabría mucho sobre ópera, por tanto hacerle elegir una sin conocer si quiera el argumento que tenían podía resultar en un sin sentido.-Mmm ¿quieres que te busque algo que te pueda gustar?- le preguntó con los ojos chispeantes de emoción. La gran pasión de Iorun, antes que el piano, pero después de Hiru, por supuesto, era cantar

Enseguida se puso en pie, y se acercó a la mesita donde habían estado desparramadas infinidad de partituras. Rebuscó un poco hasta dar con un mando a distancia y encendió la gigantesca pantalla planta que había incrustada en la pared de enfrente. Enseguida apareció una enorme lista con todas las operas y demás composiciones para soprano. Volvió a sentarse justo a su amor, posando suavemente su mano libre sobre una de las de él. Las canciones fueron pasando una a una, mientras ella declaraba cosas como, tragedia.., tragedia..., pufff... aquí no queda nadie con vida... Finalmente sonrió, al detenerse en una que se llamaba Madame Butterfly.

-Yo creo que esta te gustará...- la seleccionó y escogió una escena concreta de la representación, y puso la opción de los subtitulos, silenciando la voz de la cantante, dejando únicamente la música. Mientras hacia todo aquello, hice un breve resumen a Hiru sobre el argumento, para que pudiera encajar en un contexto lo que iba a cantar- ¿listo?- preguntó con una sonrisa y dió al play.

La voz de Iorun era clara y preciosa, envolvente y cautivadora, además de sumamente emotiva. En su interpretación de los personajes, mostraba ser todo lo sensible y empática que no era demostraba en su comportamiento habitual, tan sumamente controlado y encajado en las rígidas normas de la educación y la cortesía. Cuando ella cantaba, se convertía en el personaje que encarnaba, desde el último gesto hasta la última pequeña y tímida emoción.

Spoiler:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 31101
Reputación : 1
Mensajes : 70
Ver perfil de usuario
Iorun
VAMPIROS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "El amor más insensato es el más verdadero" (Priv: Hiru <3)

Mensaje por Suwako Giru el Vie Mar 23, 2018 6:45 pm

Hiru se entusiasmó cuando su amada le dijo que cantaría algo para él, como regalo de su cumpleaños. Aún sin saber mucho, para Hiru era algo maravilloso e insuperable que su amada le diese un espectaculo exclusivo únicamente para él... Comprendía que Iorun cantaba en lugares sorprendentes para gente elegante y refinada, y que seguramente y sin dudar tenía una sorprendente voz para la opera.
-Creo que seré el primero en tener el placer y honor de que Iorun, mi amor, una talentosa cantante reconocida, dé un show privado únicamente para una sola persona. Realmente esto me hace sentir que la barrera entre mi antiguo Yo y mi nuevo Yo se ahce más grande... Así que disfrutaré de la voz de mi amada.

Ella se sentó a su lado, después de encender una pantalla gigantesca que Hiru no había notado antes, haciendole pensar nuevamente en su mítica frase "Este lugar no deja de sorprenderme". Cuando Iorun posó su mano sobre la de Hiru este se sonrojó y no se resistió a sonreirle con dulzura. Estaba realmente contento por tanta felicidad vivida en un solo día... En un único día parece que Hiru había cobrado todas las desgracias que había vivido, aunque ¿Cuales desgracias exactamente?
-Estoy siendo muy dramatico; no tengo recuerdos suficientes para poder decir que mi vida anterior fue llena de tragedias... Quizá poco a poco podré recuperar recuerdos de cuando viví buenos momento... Como esa vez en la que Iorun y yo preparabamos un pastel para... Ah, eso fue hoy- pensaba sonriente y dejando salir una leve risa. Le dirigió la mirada y observó sus hermosos ojos del más hermoso azul. Ningún mar, ningún cielo, ningún planeta... Nada, NADA, nada llegaba a tener tanta belleza contenida como los ojos del amor de su vida.
-Lo bueno de las tragedias, es que cuando las sobrevives, te hacen apreciar muchisimo más el estar vivo y te vuelven más agradecido con momentos como este...- le dio un beso cariñoso. Entonces ella finalmente encontró una buena opera para cantar a Hiru.

-¿Listo? Pues... Sí, estoy preparado; estoy preparado para no desmayarme cuando mi corazón sea llenado con emociones gracias a tu hermosa voz- le dijo con el pulgar levantado y sentandose más cerca de la orilla del asiento.

Entonces empezó a cantar... Hiru había dicho que estaba preparado pero ¿Cómo podía prepararse para experimentar algo de tal dimensión cuando nunca había experimentado un deleite tan súblime anteriormente? No podía siquiera encontrar palabras para explicar lo hermoso que era...
Primero que nada, la voz ed Iorun era magnifica; jamás encontraría una voz tan hermosa como la de su amada, y eso estaba bien para él... La manera en la que se comprometía con el papel, era como si realmente tuviese al personaje en la misma habitación que él, como si ella viviera cada sentimiento en carne propia, logrando también a su vez transmitir algo de eso a Hiru, aunque este estaba más bien impactado... Era algo muy poderoso para alguien que podía considerarse un ignorante de tal arte; así que no supo reaccionar.

En algún momento los subtitulos se hacian más borrosos cada vez, eran lagrimas que salían de a poco de los ojos de Hiru, quien se encontraba boquiabierto y cautivado por la interpretación de Iorun.
-Cuanta belleza... Yo... Yo no puedo explicarlo... Realmente es bello, y me hace sentir las ganas de llorar, no por tristeza, sino por... No sé. Simplemente estoy cautivado; si no puedo explicarlo entonces creo que está bien que lo haga- juntó sus manos entrecruzando sus dedos y siguió viendo a su amada, sin ver los subtitulos que apenas entendía... Porque había que admitir algo, Hiru apenas sabía leer; se defendía, claro, pero su velocidad de lectura era lenta, pero su velocidad de comprensión era rápida así que si practicaba más podría mejorar.

-Me siento tan... tan pequeño... Pero a la vez tan, pero tan grande. Es maravilloso; conozco como me siento pero no sé las razones... Es precioso sentirse así. Ella me hace experimentar lo que es vivir...- mientras soltaba lagrimas y sonreía pudo pensar rápidamente en algo -Cantaré algún día algo para ella... Algo que transmita mis sentimientos a ella, algo que esté a este nivel de belleza.
Cuando ella culminó Hiru se levantó lentamente, sintiendo pesada la cabeza y aplaudió para luego secarse las lagrimas y abrazarla -Amor... Eso ha sido precioso... Me has enseñado una nueva manera de comunicar sentimientos a las personas. Que afortunados aquellos que disfrutan de tu voz. Pensar que has cantado esto para mí... No encuentro palabras para decirte lo afortunado que me siento- le tomó las manos y la miró con sus ojos humedos pero brillantes y con su sonrisa tierna y verdadera -Te amo Iorun...


-Hablo- -Pienso- -Narro-
"Sí, este soy Yo... Mucho gusto en conocerte"

avatar
Salón : 1 A Dromes : 44970
Reputación : 3
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "El amor más insensato es el más verdadero" (Priv: Hiru <3)

Mensaje por Iorun el Dom Mar 25, 2018 9:58 am

Mientras cantaba, Iorun lanzaba fugaces miradas de soslayo a su amor, curiosa por como reaccionaría al escuchar un emotivo fragmento de una ópera cantada por ella. Le vio emocionarse sinceramente, realmente no podía evitar pensar en el como un niño, incluso mas de lo normal entre los humanos, pues a ojos de un ser tan longevo como Iorun pocos eran los que no se le antojaban como pequeño inexpertos e inocentes a sus ojos. Cuando empezó a sentir que centrar tanta atención en él podía hacerle perder el ritmo, decidió centrarse en el canto, que incluso después de tantísimo tiempo, seguía requiriendo enormes dosis de concentración por su parte. Al fin y al cabo, la maestría no se alcanzaba solo a base de talento, si no con mucho trabajo dura.

Una vez terminó, tomó aire lentamente para volver a llenar sus pulmones y de paso, liberarse de las emociones que la embargaban al haber empatizado con madame Butterfly. Entonces dió un respingo cuando le escuchó aplaudir y le abrazó con tierno amor cuando la estrechó entre sus brazos. Se sonrojó cuando la dedicó unos cumplidos tan sinceros sobre su voz. Pero sin duda lo que más la impactó fue lo agradecido y sentimental que se mostró por el regalo que le había hecho. Era consciente de que le gustaría aquello, pero no había esperado que le llegara tan profundamente. El saber que le había llenado hasta tal punto la hizo realmente felíz, hasta el punto de que ella también no pudo evitar emocionarse y sus ojos se cuajaron de lágrimas, pues ni había nada en el mundo que pudiera hacerla más felíz que saber que estaba haciendole felíz a él, el único ser sobre la tierra al que amaba más que a nada ni nadie y por el que estaría dispuesta a sacrificarlo todo por cuidarlo y protegerlo.

Una dulce y tierna sonrisa se dibujó en los labios de Iorun cuando la dijo que la amaba y le dedicó una larga, tierna y profunda mirada, admirando ese atractivo rostro y ese aire tan adorable y encantador que tenía. La absoluta adoración con la que lo miraba era más que evidente.

Al final, acabó por alargar una mano y acariciar una de sus mejillas con suavidad, como si temiese que fuera a desvanecerse de pronto si no lo trataba con el mas tierno de los cuidados.

-Y yo a ti amor… más que a mi vida, más que a nada- confesó con ese tono suyo tan dulce y armonioso, con un tierno y amoroso brillo en sus azules ojos entornados.

Sin apresurarse, se acercó a él y le estrechó con ternura entre sus brazos, acercando los labios a su oido, sin intención de seducir o provocar.

-Tú puedes pedirme que cante para tí lo que quieras cuando quieras ¿lo sabes verdad?-susurró y le obsequió un cálido y dulce beso en el cuello. Entonces, tras unos segundos, deslizó las manos por su espalda hasta posarlos en sus hombros y le miró, manteniendo su rostro cerca del de él, sosteniendole la mirada- La afortunada soy yo por que te hayas cruzado en mi camino y te hayas enamorado de mi…-ladeó suavemente el rostro y le dió un cariñoso beso en la mejilla, cerquita de la comisura de sus labios, y acarició la huella húmeda de su beso con los dedos- Y no pongas esa carita… que vas a hacer que me ponga a llorar de la emoción…-dijo desplazando sus azules iris a un lado para que no se notase que se la habían acumulado algunas lágrimas. parpadeó un par de veces conteniendo la respiración para contenerlas y volvió a mirarle- ¡Venga! hoy puedes pedirme lo que quieras…- comentó con entusiasmo -Bueno, en realidad eso puedes hacerlo siempre, pero cómo a partir de mañana el tiempo libre que tengas lo vas a usar casi seguro para dormir de lo destrozado que vas a salir de los entrenamientos… te recomiendo que aproveches hoy- le tomó de las manos, entrelazando los dedos con los de él y sonrió alegremente- Aún tienes tú deseo de rey del cumpleaños ¿ya sabes para que lo quieres usar? recuerda que solo se aplica en lo que dure el día de hoy, después ya no sirve- le dedicó una significativa mirada de curiosidad y expectación, aguardando a ver que deseaba hacer- Podemos hacerle alguna broma a Vincent, se enfada tan fácilmente, que parece que lo va buscando…-dijo y de pronto empezó a reirse de forma un tanto contenida, como si se hubiera acosrado de algo sumamente gracioso- Pero no le pidas que de un abrazo a Will o algún otro, ni nada semejante... te odiará de por vida…- y volvió a reirse.
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 31101
Reputación : 1
Mensajes : 70
Ver perfil de usuario
Iorun
VAMPIROS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "El amor más insensato es el más verdadero" (Priv: Hiru <3)

Mensaje por Suwako Giru el Jue Abr 12, 2018 4:03 pm

Cuando ella le acarició, no, de hecho, cada vez que le acariciaba, era como si los ángeles tomaran a Hiru y lo transportaran al cielo, o mejor dicho, un lugar mucho mejor que el cielo... Después de todo, para Hiru el cielo ya nunca más sería el limite ahora que había logrado sentir cosas como ningún otra persona o incluso ser pudiese llegar a experimentar jamás.
-Ella es tan cuidadosa conmigo; la manera en la que me ha acariciado... Pero puede que si sea algo frágil como ella cree;
después de todo, soy un sentimental.


Él se dejo tomar por su amada y ella le dedicó dulces palabras al oido, notando Hiru la dulzura y belleza de su armoniasa voz.
Dijo como de costumbre, palabras hermosas que hacían que el corazón rebelde pero amable del joven sintiese un calor agradable y se hinchase de la alegría que esta transmitía a Hiru, quien por su poco dominio del propio lenguaje empezaba a quedarse sin palabras en su vocabulario para expresar lo intenso y enorme que se hacía cada vez más su amor por Iorun.

-Es cierto, no he tenido tiempo para pensar en que pedir para aprovechar mi deseo- la miró indeciso y le sonrió -Realmente no sé en qué usarlo amor mío... Realmente ya me has dado todo lo que alguien como yo podría pedir... Y pues, realmente soy yo quien quiere complacerte a ti.

A Hiru le parecía un dilema el no saber que hacer con su deseo, pues no quería desperdiciarlo, pero parecía que podía pasar una eternidad con este y nunca tener una respuesta.
-Amor... Tú eres la líder de esta familia, eres Iorun Voldaren... Y yo, pues no es por nada, pero creo que... Actualmente soy como un esclavo para esta familia- Hiru se rascó trás de la cabeza y suspiró.
-Y no es que me desagrade pero... Realmente me desmotiva pensar que solo soy Hiru... Se siente tan seco- la tomó de los brazos y la miró fijamente -¿Haya lguna manera de poder tener el apellido Voldaren?


-Hablo- -Pienso- -Narro-
"Sí, este soy Yo... Mucho gusto en conocerte"

avatar
Salón : 1 A Dromes : 44970
Reputación : 3
Mensajes : 178
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "El amor más insensato es el más verdadero" (Priv: Hiru <3)

Mensaje por Demian Serkin el Mar Ago 14, 2018 2:01 pm



TEMA
CERRADO
Tema cerrado por inactividad.
Este tema lleva inactivo más de dos meses y por tanto, muy a nuestro pesar, debe ser cerrado y enviado a la papelera, pero ¡No temas! Si deseas recuperarlo solo tienes que pedir su apertura aquí.
Lugar: Casas.
Atte: Staff ITR.
RHODES PRINCE PARA ITR



Otras cosillas:

Gracias a la genialosa de Noire por la firma ♡
avatar
Edad : 64 Dromes : 814630
Reputación : 30
Mensajes : 1182
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "El amor más insensato es el más verdadero" (Priv: Hiru <3)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.