Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Libre Acabada de caer del cielo. |Libre|

Mensaje por Evely S. el Lun Feb 19, 2018 10:11 am

Lunes 19 de febrero, 3:35 pm.
______________________________________________________________________________________________

Pongámonos en contexto unos minutos: Imagen que de la nada, un rayo atravesó la mitad de la ciudad, un rayo que no tenían idea de en donde cayo, solo que el cielo no llego ni a obscurecerse, ni una sola nube sobre sus cabezas, para que de la nada ¡PUM! Un haz de luz atravesara todo y callera en quien sabe dónde. Bueno, ese quien sabe dónde, fue a la mitad del bosque, junto a la aparición de lo que parecía un cuerpo femenino. Otra vez, busquemos imaginar, que todo a los alrededores de el ente inconsciente se encuentra repleto de humo, además de uno que otro rayo que hacia presencia en el piso. El cuerpo (que cualquiera que viera creería que está muerta) comenzó a moverse, lentamente, mientras pequeños quejidos de dolor escapaban de su boca. Arrastrándose hasta a un lugar mas seguro, en el que pudiera respirar algo mas aparte de cenizas, con cuidado, esquivando cualquier cosa que pudiera hacerle mas daño del que ya tenia en el cuerpo, terminando por acomodarse en la base de un árbol.
 
Apoyo la espalda contra el tronco grueso y fuerte de su querida amiga naturaleza, tirando la cabeza hacia atrás, jadeante, algo asqueada, y nerviosa. Dios, pasar a tanta velocidad que rompes las barreras del espacio tiempo, debe causar unos mareos terribles, por lo que no era de extrañarse que apenas, terminar de relajarse el estomago de Evely se acabara por revolver, vomitando a un lado, volviendo a la fase jadeante y nerviosa “-Si mamá estuviera aquí, sostendría mi cabello y…-“ Agito la cabeza, sacando cualquier pensamiento tonto que pudiera, si quiera, atravesarse por su cabeza "-Mamá esta muerta Evely, por eso vinimos hasta aquí.-"
 
-Kamil…¿Kamil…?- En un principio, murmuro el nombre de su hermano, sin buscarlo, esperando la típica respuesta grosera de este, para notar como no había nada, ni una sola palabra a su alrededor- No…NO, NO,NO,NO…- comenzó a repetir incesante, levantándose a duras penas del piso, mientras intentaba adecuar la vista, buscándolo entre las nubes de polvo, ceniza, etc. La desesperación le lleno el corazón, sentí ardor en la garganta y unas ganas de volver a vomitar -¡KAMIL! ¡RESPONDE! ¡POR LA MRDA KAMIL, RESPONDE! - Desesperada, corrió de vuelta a donde había caído en un principio, lanzándose a buscar alguna pista de su hermano. Arrodillada en el piso, exasperada, por encontrar alguna pista, lo escucho -¿Evely…Esta ahi?- Una pequeña caja emitía ruido un poco mas allá de donde había caído. Con alegría en los ojos, gateo hasta lo que era una pequeña radio de botones, sosteniéndola torpemente volvió a hablarle -¿Dónde estas? ¿Qué paso…?- En un principio, prevaleció el silencio que fue cortado por un suspiro pesado, enojado del otro lado del aparato -Solo retrocedí un par de años, estoy cerca de la fecha de que apareció tia Candra, donde deberíamos haber llegado los dos…-  Un clic interno, la hizo despertar, hablando en una lengua inentendible (La cual era solo porque no podía conjugar bien las palabras ante la sorpresa) termino por asentir a la radio -Cuando sepa donde mierda estoy, te avisare, por mientras dedícate a vigilar la zona…- Fue lo ultimo que le comunico a su hermano, antes de apagar el aparato.
 
Como si la chica fuera un demonio, comenzó a golpear de un árbol, con fuerza, patadas, cabezazos, golpes de puño,injurias contra el cielo y todo lo que pudiera estar a su cercania, hasta acabar con toda la poca energía que le quedaba en el cuerpo, solo dejándose caer otra vez contra uno de los arbustos que le había recibido. Cerro los ojos, mientras suspiraba pesada, enojada, totalmente encolerizada. Pero el cansancio de aquel cuerpo frágil, fue mas fuerte, dejando que apenas unos minutos luego de la super rabieta, fuera consumida totalmente por el sueño, durmiéndose en la intemperie, mientras los pequeños silbidos del viento, la mecían.


avatar
Dromes : 32648
Reputación : 3
Mensajes : 9
Ver perfil de usuario
Evely S.
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Acabada de caer del cielo. |Libre|

Mensaje por Chrom | Legault el Lun Feb 19, 2018 10:56 am

Música Ambiental [Opcional]:

El aire fresco que brindaba la naturaleza sabía siempre llenar de vitalidad a Legault, quien en aquel entonces se encontraba, por su cuenta, paseando por la frondosidad de aquel bosque que rodeaba Éadrom. Debía admitir que echaba de menos las noches de acampada a la luz de la Luna que vivía con los Custodios, el grupo militar al que servía en su anterior vida, en bosques como aquel... El ambiente que se respiraba en esos momentos era especial, único, uno que era capaz de llenar el interior del pelivioleta de una calidez agradable. Al fin y al cabo, la compañía de compañeros de viaje siempre le era grata... Una pena que dichos compañeros se encontraban ya en el más allá desde hacía ya seguramente... Siglos.

"Bueno... Es hora de volver a las viejas costumbres, ¿uh?", pensó el joven mientras sorteaba matorrales, senderos sinuosos y árboles que se interponían en su camino. Sí, era hora de volver tiempo atrás... ¡Cuando la caza era una de sus principales fuentes de comida! En ese instante, en su mirada se enfilaba un cervatillo que hasta entonces no pareció percatarse de la presencia del "Huracán" hecho persona. Legault tenía dicho factor a su ventaja: Era un buen amigo del sigilo, y sabía pasar desapercibido de una forma innata. Una facultad ideal para la caza de animales que tan desarrollados tenían sus sentidos... ¡Y tan sabrosa era su carne asada! Agachado, el pelivioleta se movía camuflado entre matorrales, cuidando con detalle cada paso que daba para que éste ni emitiera sonido alguno ni acabara accidentalmente sobre un montón de hojas caídas... A cada paso que daba, el fin de su presa se iba acercando... Sus orbes violetas destellaban con un cierto brillo asesino, mientras sus manos se dirigían muy lentamente a su cintura para tomar del cinto de ésta ambas de sus dagas: Ninian y Pent y... Un respiro... Dos respiros... Un cabeceo curioso y atento por parte del cervatillo en dirección errónea a la que se encontraba realmente el depredador pelivioleta y...

Música Ambiental [Opcional]:

¡¡PUM!!

De pronto, de la nada, Legault ve su visión nublada por una explosión de humo repentina. La escena cobró una visibilidad casi opaca, mientras el joven cubría sus ojos con uno de sus antebrazos para evitar molestias en su visión. Al parecer, aquel cervatillo sí que estaba mirando en dirección correcta. En la dirección de la que procedía lo que fuera que fuese que hubiese causado tal explosión de humo al impactar en el suelo... ¡Un aterrizaje forzoso en toda regla! "¿¿Pero qué...??", Legault se encontraba confuso, mas sin embargo no permitiría que el desconcierto reinara en él por completo. Manteniendo su frialdad, agudizó su vista para poder ver a través del humo que se levantó, llegando finalmente a distinguir entre la humareda una figura... femenina tendida en el suelo. "¿Es... una persona? Imposible. Nadie 'normal' hubiese sobrevivido a esto... O al menos, no conservaría todos sus miembros...".

En ese mismo momento, aquella figura desconocida pareció comenzar a arrastrarse a algún lugar en concreto... O directamente arrastrarse sin rumbo fuera de aquella zona del bosque. Con cautela, el chico se limitó a simplemente acecharla entre las sombras, observando con cierta curiosidad e interés lo que pretendía aquel ser extraño... Hasta finalmente observar cómo parecía acomodar su espalda sobre un tronco de un árbol.

Los siguientes detalles se podían obviar: La sorpresa del joven al ver cómo aquella figura comenzaba a hablar por su cuenta sola, clamando una y otra vez un... ¿nombre? Y desesperándose de la nada. De nuevo, vuelta a la "escena del crimen", a la cual regresó la chica desconocida. En ese entonces, Legault pudo ver mejor cómo lucía: Era una chica joven, de cabello albino largo y lacio que colgaba más allá de sus hombros, una vestimenta extraña y una tez bastante pálida. Pero lo que más llamó la atención del "Huracán" fue el carácter que había mostrado tener. Tras un breve intercambio de palabras con un... "Aparato extraño", a conocimiento de Legault al menos, la extraña comenzó a desahogar su furia contra un árbol. "Vaya, ¿tan mal te cae la Madre Naturaleza? ¡Dale un respiro!", pensaba con cierta curiosidad infantil el pelivioleta en aquel entonces, para en ese momento percatarse de cómo la joven finalmente... Caía rendida de cansancio, sumiéndose en un sueño de a saber qué tan larga duración.


"Esta es mi oportunidad... Veamos que tesoros interesantes guardas, pequeña"


Nada más ver que no había moros en la costa ni invitados indeseados, el joven decidió tomarse la confianza de emerger de su escondite en forma de matorrales y, caminando un trecho leve, recortó distancias con la desconocida hasta encontrarse finalmente a su altura. Con mirada analítica, inspeccionó la figura sumida en sueños de la albina, en busca de algo que pudiera ser de valor en su vestimenta. Sin embargo, ya de por sí sus ropajes le resultaban extraños al pelivioleta, quien dio un pesado suspiro lleno de decepción al ver que no sabía distinguir mucho de valor en el cuerpo de la joven. Muchos podrían decir, "¿Y si te aprovechas de ella, ahora que está dormida?". Legault no era un sinvergüenza, lo primero. Y segundo, ¡si tuviera que divertirse con el cuerpo de alguien, ya tenía a su propio objetivo en el punto de mira! Y no se trataba ni mucho menos de aquella chica... Sino otra cuyo cabello posee el mismo color. Una que supo captar la curiosidad innata de Legault... Y que, como consecuencia, tuviera que soportar sus juegos descabellados.

-Está bien, bella durmiente... Vigilaré para que no te coman las ardillas mientras descansas- Comentó con diversión notoria en su tono de voz el joven, a la par que se alejaba unos pasos de la chica hasta situarse frente al tronco de uno de los árboles que los rodeaban y, sentándose, apoyó su espalda en éste para aguardar el despertar de la chica. Era lo suficiente caballero como para no dejar a una dama (por agresiva que fuera) dormir a la interperie sabiendo que había bestias seguramente deambulando por los bosques. Además, ¡cuando despertaba podría contarle un poco de su historia!



No todos los días se ve a alguien cayendo del cielo cual meteorito, al fin y al cabo.


Chrom Habla - "Piensa" / Yo Narro
#0099cc - #00cccc / #Default
Legault Habla - "Piensa" / Yo Narro
#9966cc - #9999cc / #Default

Chrom~ <3:




Legault~ <3:


○ [Chrom] ahora es [Chrom | Legault]
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 57755
Reputación : 7
Mensajes : 77
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Acabada de caer del cielo. |Libre|

Mensaje por Evely S. el Lun Feb 19, 2018 2:32 pm

Podía sentir la lluvia caer sobre su rostro, cuando por primera vez en sus pocos 15 años, su corazón se había roto, había estallado en mil pedazos, con las gotas cayendo por los costados de su cara, sin saber si solo era tormenta o lagrimas que escapan de sus ojos ante la desesperación, por el dolor de su corazón. Pero dejemos atrás todo eso, quedo literalmente en el pasado, o en su futuro, que ahora es pasado, pero no es presente. Se fue acomodando, lentamente cambiando de posición en el árbol, abrazando, rodando a un lado de él, logrando casi la posición invertida con las piernas sobre el tronco fornido que sostenía su poco peso

Gruño un par de veces como un animal salvaje, mientras los sueños sobre los días vividos volvían a pasar por su cabeza, escuchando como su padre se ponía mimoso con su madre delante de esta -Asco…- balbuceaba adormilada, volviendo a acomodarse en su extraña nueva cama de pasto. Notaba el sabor a verde en su boca, a lechuga mal lavada, o quizá a rúcula, o esa planta que nacía al lado de los ríos que se utilizaban para las ensaladas, la odiaba. El cuerpo le dolía un poco más, creo que la mala posición para dormir lograba empeorar las contusiones de la caída -Demonios…- Murmuro, entreabriendo el ojo izquierdo, mirando a su alrededor, mas que nada al cielo claro que la miraba de vuelta. Una extraña sonrisa, atontada se formo en su boca, girando la cabeza unos momentos hasta encontrarlo. Cerca de ella a unos escasos metros, una figura la observaba dormir. Limpio de la baba que había caído en sueños, al mismo tiempo que descubrió de su compañero. Los ojos se abrieron grandes, al punto de dolerle un poco el asombro, la sorpresa no cabía en su mente “-Tenia que ser él, con quien primero me encontrara… ¿De verdad?-“

Se reincorporo con torpeza, aun intentando despertar de lo que creía era un sueño, pellizco de sus mejillas, tironeo del cabello, terminando con un par de nalgadas por si lo otros no la despertaban. Podía reconocerlo, uno que otro aspecto había cambiado en el tipo frente a ella; el cabello era más largo, habían menos arrugas en toda su cara y la mirada de un cariñoso hombre había sido reemplazada por la de algún ladrón. -Ahmmm…- Carraspeo, acomodándose nuevamente, sentada frente al conocido/desconocido -¿Quién eres? ¿Qué año es…? ¿Qué…hugh?- se llevo ambas manos a la cabeza, aguantando el dolor aplastante que rodeaba su testa. Trago saliva -¿Te atreviste a robarme algo?- La mirada se había vuelto a una afilada, asustada frente a lo desconocido, a la incertidumbre de aquel hombre frente a ella. Con dificultad se elevo de su puesto, intentando adoptar una posición más defensiva.


avatar
Dromes : 32648
Reputación : 3
Mensajes : 9
Ver perfil de usuario
Evely S.
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Acabada de caer del cielo. |Libre|

Mensaje por Chrom | Legault el Vie Feb 23, 2018 7:52 pm

Música Ambiental [Opcional]:

Legault
poseía una paciencia casi envidiable.
Al fin y al cabo, en la caza un buen depredador debía de presumir de ésta, y el joven era la representación humana fidenigna de este ser. Sus orbes violetas de vez en cuando se posaban en la figura albina recostada sobre la tierra del bosque, inconsciente, para analizarla con exactitud y ver si de veras no pasaba por alto algún objeto interesante el cual "tomar prestado para observación detallada", lo cual no llegó a aparecer en ningún momento. Mientras tanto, la mente curiosa del pelivioleta se mantenía ocupada formando hipótesis del posible origen de aquella desconocida caida del mismísimo cielo cual meteoro. Cada idea más descabellada y alocada que la anterior.

"... Quizás cayó de esas máquinas voladoras, 'aviones', y acabó aterrizando en este bosque... Pero entonces, ¿cómo va a ser humana si ha sobrevivido a tal caída...? No... Ya sé... ¡Debe ser un engendro del Mal! O quizás... ¿Uno de esos 'extraterrestres'...?"

El mismo chico apenas tiempo para seguir divagando en sus disparatados pensamientos, cuando de pronto observó por el rabillo de su ojo movimiento comenzar a surgir por parte de la extraña albina tendida en el suelo, ya incorporándose poco a poco de forma lenta y paciente, como si tras aquella siesta sus músculos aún veían dificultades en despertar cada uno por su cuenta. Finalmente, aquella chica caída del cielo estaba dando nuevas señales de vida... Y sin embargo, Legault no hizo ni el más mínimo esfuerzo por volver a esconderse de su vista. Al fin y al cabo, ya no veía necesidad en ocultarse por más tiempo. Tenía la certeza de que aquella albina, por alguna razón, no le resultaba peligro alguno. Aún con ello, le supo desconcertar en buena medida el hecho de que la joven comenzó a observarlo con una expresión extremadamente atónita, como si "no creyera" lo que sus ojos estaban presenciando... O quizás simplemente tenía una costumbre extraña de auto-pellizcarse.

-Vaya... Vengas de donde vengas, se suele saludar con un "Buenos días" a los desconocidos al menos, por cortesía. ¡Ya hemos empezado con mal pie!- Comentó ante la extraña pregunta que acababa de dirigirle en ese instante la albina como primeras palabras que le dirigió luego de su despertar. Ésta se mostraba aún ciertamente taciturna, confusa, e incluso ligeramente somnolienta, o al menos eso era lo que Legault podía llegar a observar. Dando un ligero suspiro, meneó con ligereza su cabeza para evitar que las dudas que no paraban de acoplarse una tras otra en su mente pudieran con su paciencia, respondiendo a la duda ajena lo más sereno y tranquilo como podía estar o, al menos, aparentar -... Si mal no recuerdo y tengo entendido... Estamos en 2018. Aunque yo tampoco estoy tan habituado a este año... Pero bueno, diría que sí, estoy en lo correcto. ¿Tan duro ha sido el aterrizaje que ya ni sabes el año en el que vives?

Preguntó en ese instante con un tono ciertamente burlón y divertido, buscando probar la paciencia ajena en ese instante, para con ello negar levemente con la cabeza ante la última pregunta que le acababa de dirigir la albina -No es así... Mi hobby no es ir robando caramelos a niñas pequeñas recién caídas de a saber dónde, exactamente. Sólo pasaba por aquí, y me topé contigo como si todo fuera una "señal del cielo"... Curioso, ¿cierto?- Comentaba, mientras sacaba él mismo una de sus dagas y, percatándose de la postura defensiva que había adoptado en aquel entonces la joven, profirió una leve carcajada paciente -Tranquila, si quisiera hacerte daño ya te lo habría hecho, cuando estabas indefensa y dormida ante mí, ¿no es obvio?- Decía con tono divertido y alegre, a la par que de un rápido tajo ligero arrancó del árbol en el cual se encontraba apoyado el pelivioleta en ese entonces un trozo de corteza con el cual comenzó a jugar en sus manos, tallándolo con su daga y afilándolo cual proyectil.


-No creas que por estar todo el rato haciéndome preguntas tontas, vas a evitar que yo te haga algunas más "coherentes", como por ejemplo... ¿¿A qué viene eso de "caer del cielo"?? ¿Es a lo mejor una nueva forma de viajar por el mundo hoy en día? ¿O eres una enviada divina o demoníaca? Vamos, yo ya respondí dudas tuyas, ahora lo justo es que correspondas mi turno, pequeña.


Chrom Habla - "Piensa" / Yo Narro
#0099cc - #00cccc / #Default
Legault Habla - "Piensa" / Yo Narro
#9966cc - #9999cc / #Default

Chrom~ <3:




Legault~ <3:


○ [Chrom] ahora es [Chrom | Legault]
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 57755
Reputación : 7
Mensajes : 77
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Acabada de caer del cielo. |Libre|

Mensaje por Evely S. el Jue Mar 29, 2018 10:01 am

Tosió, recuperando la compostura -Buenos días- una pequeña reverencia, y vuelve a su posición defensiva, observándolo a lo lejos- No te hagas de los buenos- Apuntando con el dedo, decidida firme, asustada, de cierta forma ¿Cómo mi*rda en tu primer encuentro en ese nuevo tiempo, te topas con tu padre? - Se de los que eres…-Azotando del taco contra el piso -Eres de esos que ven chicas lindas, voluptuosas, como yo, le robas, las seducen y luego las embarazan y les meten 4 niños -Gruñendo, mientras le apuntaba incriminatoriamente. Agitaba la cabeza, dejando pasar mil ideas directamente desde su cerebro a su boca, con palabras inscribibles en estos momentos (Por el bien visual y moral de los lectores) Tomo aire, dejando de gritas improperios, tocándose el pecho al intentar calmar su corazón nervioso.
 
 -¿2018…? ¿¡QUE…!?- El sudor frio comenzaba a recorrer sus mejillas, su frente, cuello, todo lugar que poseyera glándulas sudoríparas, no dejaba de secretarlas. Se llevo ambas manos al rostro, dando vuelvas en su lugar -Nunca había estado tan lejos de Kamil… - Se dejo a si misma, mientras sacaba del radió, para observarlo, a punto de volver a llamar de su gemelo, deteniéndose solamente por la presencia del macho cerca de ella. Trago saliva - ¿Cuál es tu nombre? - Sin dilación alguna, le miro fijo, con algo de miedo, de escuchar su respuesta. Suspiro arreglándose los mechones de cabello sobre el rostro, jugando con estos -Me dan bastante igual tus dudas, las mías son mas que importantes…- Durante unos instantes lo pensó, él no le iba a responder si ella no soltaba un par de palabras explicativas al respecto. Claro, no le parecía raro que quisiera saber como es que una chica tan bonita, cayera de la nada del cielo, si tal vez era un ángel, quizá, nunca se lo había puesto a pensar ¿En realidad sería un tipo de ángel? ¿Uno que unirá a sus padres? ¿Una especie de cupido…? No, de esos no, le parecían sabrosos y si se volvía uno de ellos intentaría comerse a sí misma. Humm deliciosos cupidos… Vuelve al tema, maldita sea.
 
-Es complejo de explicar, un ladrón como tu no lo entendería- Lanzando de sus blancos cabellos hacia atrás, jugando con ellos en el viento, divertida de que estos se movieran con la corriente cálida -¿Cálida…?- Un segundo de sinapsis y sus ojos se fueron directo al cielo- Maldita sea va a llover… ¡Mi cabello!- Buscando entre sus ropas alguna pequeña capsula que lanzar y que con las  primeras gotas de lluvia se abriera rápidamente, comenzó a hablar con algo de incomodidad -Mi nombre es Evely, vengo…-Gruñido- Vengo del año 2033, tengo una misión que cumplir y la asquerosidad de mi capsula del tiempo, me dejo en esta asquerosidad de época- Sacando por fin una pequeña píldora, la cual le enseño a la distancia -¿Te gustan? Las cree yo misma…Bueno mi madre ayudo un poco en la elaboración química y blablablá, pero son mi invento- Metiéndose una de estas en la boca, para escupirla rápidamente, dejando que esta se abriera en una carpa -Logre contener los objetos, a reducirlos a una escala micro celular, aun no llego a la molecular…- Argumento orgullosa de su descubrimiento, esperando que se abriera por completo.
 
La primera gota callo en el centro de su cabeza, para continuar con la segunda y luego, un aluvión inesperado -¡La put* madre! -Sintiendo como los goterones le golpeaban la cabeza con fuerza, velocidad ¿Había comenzado una tormenta por su culpa? Tal vez todo el vapor liberado de su aterrizaje, más el cambio atmosférico al pasar de lado a…ya daba igual, había comenzado a llover con toda la intensidad posible, fuera su culpa o no. Logro cubrir un poco de su cabeza, sintiendo como todo su cabello y parte de su ropa se había empapado, terminando por lanzarse al interior, del aun no inflado totalmente, escondite -Si mi cabello se moja, instantáneamente se envuelve en rulos- Gruñía al interior de su campamento, enojada, sintiendo como, de la nada se volvía la viva imagen de su madre, solo que mojada y molesta.


avatar
Dromes : 32648
Reputación : 3
Mensajes : 9
Ver perfil de usuario
Evely S.
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Acabada de caer del cielo. |Libre|

Mensaje por Chrom | Legault el Vie Mar 30, 2018 1:41 pm

Música Ambiental [Opcional]:

Legault
asentía satisfecho al ver cómo la desconocida "rectificaba" su saludo con el debido "Buenos días", sin embargo, ésta no tardó en cambiar de tema luego de una educada reverencia, tachándolo de la nada de "criminal" y de "un pervertido oportunista". El pelivioleta, ligeramente escandalizado pero más aún sorprendido, dejó de lado el trozo de madera que se encontraba tallando, tirándolo al suelo mientras enfundaba su daga para, con ello, cruzarse de brazos y adoptar una expresión sumamente molesta -¡Oye, perdona, niña! ¿Quién eres para juzgarme de esa forma? Puedes haber caído del cielo, ¡pero no por eso te las vas a dar de engreída! ¡Yo jamás haría eso! ¿¿Embarazar a una dama de cuatro niños?? ¡Qué calumnia, me ofendes!- En ese momento, el mismo joven se llevó su mano diestra a su frente para tomarla y masajearla entre sus dedos a la par que dejaba escapar de entre sus labios un leve suspiro. Tampoco era para enojarse a tal nivel por la mala educación que tenía aquella chica, era alguien capaz de ignorar tales tonterías... Pero por alguna razón, seguramente por el extraño clima, que estaría afectando a su usual humor, aquel día estaba algo más irritable de lo normal. ¿Quizás, si hubiese seguido de caza como pensaba hacer aquel día en un principio, su humor hubiese mejorado...? Ya no importaba, porque su interés estaba irremediablemente dirigido al trasfondo que tenía aquella albina desconocida a sus espaldas, al Por qué (o más bien Cómo) fue capaz de caer del cielo y seguir sin apenas rasguños.

Al parecer, aquella joven se encontraba de lo más sorprendida al saber el año en el que se encontraba. Por alguna razón... Aquella confusión le recordó a él mismo, cuando acababa de revivir en aquella época. Al fin y al cabo, saber que reviviste siglos y siglos después de tu muerte... Suponía un verdadero shock, incluso para el más extrovertido. Y aquella desconocida se mostraba casi igual de confusa que él estuvo tiempo atrás, al revivir. ¿Quizás ella fuera un caso semejante al suyo...? ¿Que hubiese revivido en forma de un maldito cuerpo caído del cielo? ¡Oh! Legault escuchó historias sobre un profeta religioso milenios atrás que juraba una especie de "Reino de los Cielos" y demás... ¿Quizás fuera aquella albina una residente de aquel "Reino", y hubiese tropezado al final de una nube e, irremediablemente, cayó a la Tierra? ¡Un ángel caído del cielo! -¿Kamil...?- Susurró para sí mismo, desconcertado, al escuchar aquella palabra, o más bien "Nombre", que acababa de pronunciar la desconocida. ¿Quizás se hubiese golpeado la cabeza al caer, y estuviese desvariando...? -¿Uhm? Oh, ¿mi nombre?- Legault relajó en ese momento su confusa y extrañada expresión, pasando a adoptar una más afable y amistosa, a la par que deshacía su cruce de brazos para protagonizar acto seguido una solemne reverencia ante la contraria.

-Mi nombre es Legault, ya sé que es un gusto, ¡para mí igual!- Se presentó con un tono ciertamente burlón y alegre, para con ello alzar su cabeza y mirar, con curiosidad, a la chica que tenía ante sus ojos -Aunque me es más importante ahora conocer el tuyo, ¿me darías el gusto?- Aquel era el turno de la albina para presentarse, lo cual ésta hizo sin titubeo alguno... Pero de una forma que llamó en demasía la atención del pelivioleta -... ¿Evely? Un nombre bastante bueno, sí señor... Y vienes del... 2033, claro...- Por alguna razón, el joven se mostraba ciertamente escéptico ante aquello. ¿Cómo él, que vino de una época situada siglos y siglos atrás en el tiempo, dudaba de que una chica fuera capaz de venir de un menos de un par de décadas en futuro? Pero de alguna forma, así estaba dudando. Sin embargo... Decidió hacer hincapié en este asunto más adelante. Al fin y al cabo, acababa de comenzar a llover.

Legault comenzó a sentir unas gotas caer y deslizarse sobre su largo cabello en ese preciso momento. "Vaya... Parece que el clima no está de nuestro lado", pensó, echando la vista al cielo, para entonces observar cómo la contraria parecía sacar... Una "cápsula" extraña -¿Uhm? ¿Qué planeas ahora, Evely...?- Preguntó, curioso, a la par que una sonrisa ladina aparecía en su rostro. Al fin y al cabo, aquella joven parecía un ser completamente nuevo, venido de otro mundo. Su vestimenta, su forma extraña de hablar... Y no se hable de sus herramientas. "W-Wow...", el joven pelivioleta dejó salir un silbido adulador e impresionado al ver cómo de aquella capsula pequeña que poseía Evely surgía, de la nada, una especie de "tienda de acampada", en la cual parecía pensar refugiarse la joven en ese momento. Debía admitir el pelivioleta que apenas había entendido nada del pequeño discurso orgulloso que se había permitido dar la albina anteriormente sobre aquella cápsula, aparentemente de su creación. Para el joven, utilizaba tecnicismos bastante extraños... Sin embargo, eran los mismos tecnicismos que en algún que otro momento escuchó recitar a una mujer en concreto, una la cual era el centro de atención en aquel entonces de Legault...


Música Ambiental [Opcional]:

-Vaya, parece que tienes tus trucos... No eres tan patosa como parec--


Comentaba burlón el joven mientras se encaminaba tranquilo, como si la lluvia no le fuera molesta, a la tienda de campaña para asomarse a su interior, cuando de pronto su misma respiración pareció detenerse por un momento al echar un vistazo dentro de ésta. Sus orbes violetas, abiertos de par en par, analizaban la figura de la joven caída del cielo con recelo y dedicación, como si no estuviesen dando crédito a lo que veían, mientras la boca del pelivioleta se mantenía entreabierta, sin mediar palabra alguna durante aquellos segundos de silencio tenso entre ambos - . . . - Legault sentía un severo nudo en la garganta que impedía articular palabra alguna, pero pronto éste se deshizo y dejó cancha al joven para poder pronunciar alguna que otra palabra en forma de suspiro -... Sur-...- Susurró atónito el joven, agachándose de cuclillas frente a la entrada de la tienda, ojiplático.



-... ¿Surya...?


En aquel momento, su mente era un completo Caos de dudas sin resolver, preguntas sin respuesta. ¿Aquella chica era en verdad Surya? No era posible, su forma de ser no era para nada la de la Surya que conocía. Entonces... ¿Por qué se veía tan parecida a ella? Aquellos rizos albinos eran exactamente iguales que los suyos... Incluso su rostro, con aquella piel pálida, daba un cierto aire a la joven por la cual cobró tanto interés Legault. Aunque éste se fijó, sin embargo, que sus curvas no eran tan "exageradas" como las suyas. Al fin y al cabo, difícil encontrar una mujer cuyas proporciones físicas se equipararan al mayor interés del pelivioleta... Éste, al percatarse de cómo se quedó unos segundos mirando en silencio a Evely, analizándola una y otra vez de arriba a abajo, carraspeó con violencia para romper él mismo su propio trance y, tras ello, volvió a hablar.

-... Ya... Ya sé que me tienes como un ladrón y un "pervertido abusador de mujeres", lo cual no tienes derecho a llamarme porque no sabes nada de mí... Pero, ¿podría resguardarme de la lluvia en esta tienda? Los árboles no cubren tan bien como parece... ¿Acaso quieres ser la culpable de que coja un resfriado?- Mientras iba diciendo todo aquello para romper el hielo que se había formado entre ambos, el mismo pelivioleta se iba internando en la tienda a medio inflar, a una distancia ciertamente prudente de la joven albina, a la par que su expresión se mantenía, no alegre y burlona como antes, sino curiosa y dubitativa.

-Perdona por el silencio de antes. Es que te pareces mucho a una persona que conozco, cercana a mí. ¡Eres su viva imagen...!- Comentó Legault con un tono que daba a entender que, más que otra cosa, en verdad estaba diciendo todo aquello para "convencerse a sí mismo de ello", que el hecho de que ambas, Evely y la chica por la cual mostraba un gran interés el joven pelivioleta eran casi gemelas en apariencia, calara en su mente.

-... De todas formas, quiero que me aclares... ¿Cómo es que has caído del cielo? ¡No todos los días me topo con gente que cae de él, la verdad!


Chrom Habla - "Piensa" / Yo Narro
#0099cc - #00cccc / #Default
Legault Habla - "Piensa" / Yo Narro
#9966cc - #9999cc / #Default

Chrom~ <3:




Legault~ <3:


○ [Chrom] ahora es [Chrom | Legault]
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 57755
Reputación : 7
Mensajes : 77
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Acabada de caer del cielo. |Libre|

Mensaje por Evely S. el Vie Mar 30, 2018 9:07 pm

Podía sentir lo escéptico de lo que era su padre en esta época, en la piel, con cierto asco, escuchar como replicaba su nombre una y otra vez, logrando que todos los bellitos de su piel se erizaran-Solo Eve, solo Eve maldita sea- Gruño, retorciéndose ante el sentimiento de encuentro -Me recuerdas a mi padre cuando me llamas por mi nombre completo “¡Evely Sihad! Ven aquí ahora y blablablah…” y empieza con sus regaño- refunfuño, tomando de su cabello con fuerza para comenzar a estrujarlo, tirar un poco de el intentando secarlo. Apretó con cuidado de su pecho, nerviosa al sentir que había revelado demasiada información ¿Quién diría todas esas cosas apenas conocer al otro? Se sentía la peor espía del mundo, y pues, si, de cierto modo, lo era, era la peor espía del mundo.
 
- ¿Patosa…? ¿Qué clase de palabra de viejo es esa? - Mascullo, cerca del audífono de su radio, al mismo tiempo que sonaba el clic para volver a escuchar la voz del muchacho -¿Quieres que lo busque en internet o algo…?- Un bufido, junto a un grito al haber tirado de sus cabellos -No, idiota, sigue buscando como sacarme o traerte aquí con tus números, la maquina ya está hecha- Un sonido de enojo se escucho del otro, un par de tecleos y murmullos -No soy un idiota, tu eres la idiota por no saber aplicar los cálculos que te deje- Un golpe al piso -¿¡Qué dijiste!?- Un discusión de hermanos comenzaba, la cual podía terminar en tragedia, tal vez el intercomunicador quemado o lanzado hacia las afueras, por un acantilado, las opciones era infinitas. La mirada de Evely se poso sobre el hombre que entraba a la carpa casi a la fuerza (¿Acaso nadie pide permiso estos días?). Las voces de ambos se detuvieron de golpe al escuchar aquel nombre “Surya…” Resonó en su cabeza, provocando un pequeño golpe en su pecho, junto a las palabras quebradas del chico que atravesó del parlante -¿Esa es la voz de…?- Un gruñido y el aparato ya estaba totalmente apagado.
 
-No soy ella…- Desviando la mirada, trenzando de sus cabellos acojinados por la lluvia, junto al movimiento de alejarse del hombre que entraba sin permiso -Si me recalcas mis malos modales, yo también lo hare con los tuyos, no te he dado permiso de pasar a mi carpa.- Suspiro molesta, dándole espacio para pasar -No quiero que me echen la culpa que por no dejarte entrar estas enfermo, aunque deberías aprovechar la oportunidad para que tu novia te cuide, dicen que es una buena táctica- Tosiendo, intentando disimular un leve sonrojo de vergüenza (¿Y quién le habrá enseñado aquella táctica de ataque?)
 
-No me confundas con mujerzuelas, por favor, soy la viva imagen de mi madre, solo que yo tengo mas personalidad, soy mas inteligente y no me dejare embaucar por ningún tipejo- Orgullosa de sus palabras, intentando desenredar la maraña de cabellos que se habían formado ante el nuevo cabello de la chica. Suspiro, aun mas molesta que al principio de toda la conversación, negando con la cabeza, cruzando los brazos, y enseñando los colmillos- ¿Quieres saber cómo caí del cielo? Pues muy fácil, mi maquina fallo en ultimo instante, esa es toda la explicación- Durante un segundo, recordó las palabras de un conocido, amigo de su madre; el cual de vez en cuando se reía de las capacidades científicas de la chica, recordando aquella promesa de que él haría un mejor trabajo que esta, quizá, tuviera razón por primera vez. Froto de sus sienes, acomodada en una esquina del pequeño campamento, buscando nuevamente entre su ropa alguna capsula que usar.
 
-Todos los pedazos de metal que ves afuera, son parte de mi “nave” bueno, en realidad, es una especie de compartimento, el cual es una aleación de osmio con aceros martensíticos, los cuales reajuste para que la radiactividad que pudieran provocar sirviera como energía, al mismo tiempo que agregue…-Continuaba con toda la explicación de la formación de la nave, orgullosa, aplicada, extremadamente concentrada en aquello mientras sus manos se movían zigzagueantes, hasta que recordó. Su padre jamás había entendido aquellas palabras extrañas que recitaban entre su madre, Kamil y ella, siempre observaba y reía, por lo que en esta época y en otras, seria exactamente lo mismo. Froto de ambas sienes, otra vez -Unos cálculos matemáticos fallaron y caí en esta época, eso es todo. Fin del tema, no hay nada mas que explicar- Enmarco una ceja y frunció el ceño, cruzando de sus bracitos otra vez, junto a sus piernas, en la típica posición india, sin quitarle la vista de encima.


avatar
Dromes : 32648
Reputación : 3
Mensajes : 9
Ver perfil de usuario
Evely S.
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Acabada de caer del cielo. |Libre|

Mensaje por Chrom | Legault el Jue Abr 05, 2018 4:30 pm

Música Ambiental [Opcional]:

Por algún motivo, Evely parecía encontrarse molesta porque Legault la estaba llamando por su nombre propio...
"¿Entonces para qué me lo dices en principio...? La juventud de hoy en día realmente está loca...", pensaba el pelivioleta desconcertado en ese momento, a la par que asentía ante las insistencias de aquella albina en llamarla "Eve", preguntándose de dónde podría proceder al tener un apellido tan extraño y exótico como era "Sihad"... Pero tampoco le iba a dar tal importancia a un detalle como aquel. De seguro, la joven debía de proceder o de Oriente o de Occidente. ¿Qué más necesitaba saber, realmente?

El joven observaba de reojo, curioso, cómo la contraria se iba exprimiendo sus húmedos rizos, poco a poco alisándose y dejando atrás aquella apariencia tan semejante que el cabello y la chica en sí tenía respecto a la mujer que tanto le interesaba. Por alguna razón, le fue algo descorazonador el que deseara la joven hacer que dichos rizos desaparecieran cuanto antes, seguramente por el que la tierna apariencia de Surya, la albina que supo encandilarlo lo suficiente como para mantener sobre únicamente ella la atención de un "mujeriego" como Legault... Pero tampoco era cosa de pedirle a la chica, de la nada, que mantuviera aquellos rizos vigentes. ¡Sonaría como alguien extraño, incluso pervertido! La tienda de campaña sabía dar suficiente cobijo una vez ya formada a ambos, resguardándolos de la lluvia que azotaba a su alrededor en el exterior de dicha tienda, con el mismo pelivioleta encogiéndose sobre sí mismo, echando su espalda hacia atrás mientras usaba ambos de sus brazos como soporte o apoyos a su cuerpo, posados en el suelo de la tienda, mientras sus piernas se zarandeaban activas de un lado a otro.

-Vaya... ¡Estás usando eso que llamaban...! ¿"Móviles"?- Comentaba Legault con cierto entusiasmo curioso marcado en su expresión, observando con cierto interés cómo Evely parecía usar un dispositivo electrónico para comunicarse con alguien cuya voz era masculina, mas no le parecía familiar ni mucho menos. El joven pelivioleta, desconcertado, comenzó a acariciarse su propio cabello humedecido mientras dejaba que aquella chica dijera lo que tuviera que decirle a la persona junto a la cual estaba hablando por teléfono... Para, una vez acabado, aproximarse con cierta juguetonería y burla a ella, esbozando una sonrisa de medio lado -... Vaya, vaya... El Amor en la juventud se mantiene igual de tierno que siempre, uh~...- Comentaba con tono sugerente y divertido, mientras reía ligeramente para burlarse un poco de la albina en ese momento. Le encantaba tomar en ocasiones el pelo a la gente... ¡Y quizás, no le estaba tomando para tanto el pelo a aquella joven, incluso! Al fin y al cabo, ¿por qué no podría ser la persona con la que estaba hablando, su pareja?

-Pedí permiso para entrar... con la mente. ¿Acaso no sabes de eso? Vaya... Y luego soy yo el viejo y anticuado...- Comentó con cierto tono burlón nuevamente al escuchar cómo la contraria se quejaba de su "actitud maleducada", obviamente inventándose todo aquello de la "petición mental", simplemente usando dicha excusa para poder burlarse un poco de la joven albina como "venganza" a la burla que esta le dirigió anteriormente por su lenguaje -Y no hace falta que me jures que no eres ella... Te falta más timidez y ternura... ¡Diría que hasta te faltan sus curvas para eso...!- Continuaba conversando con tono afable Legault, analizando de arriba a abajo a Evely con sus orbes violetas mientras mantenía su sonrisa ladina presente en su expresión -Aunque tampoco es para deprimirse por eso. La mujer a la que me refiero... Simplemente es un poco "única", no hay forma de que haya nadie más parecido a ella. Y es por eso que es mi principal objetivo, kufufu...- Comentó el joven ladrón en ese momento, finalizando lo que decía con una leve risilla pícara y juguetona mientras parecía imaginarse en su mente una especie de "Plan de Conquista" el cual llevar a cabo para ganar por completo el corazón de la albina de la que hablaba, Surya. Sin embargo, decidió que era ya suficiente fantaseo y estaba babeando demasiado al hablar tanto de ella con una chica... ¡A la cual apenas acababa de conocer! Pero por alguna razón, se sentía más cercano a ella de lo que usualmente lo hacía con los extraños a los que conocía en su "nueva vida" de aquella época moderna. ¿Quizás fuera por el hecho de que se parecía un poco a la albina que anhelaba Legault con tal deseo...? Sobretodo cuando su cabello se humedece y riza... ¡Son gemelas de apariencia de esta forma! "Aaah... Novia... ¿Cómo sería el que Sury me cuide a diario en un hogar para nosotros solos...? Si estoy enfermo, estoy seguro que ella sería la medicina que necesitaría para recuperarme. Sí... Fuhuhu...".

Sin embargo, apenas tuvo tiempo para deleitarse mentalmente con la ternura y dulzura que caracterizaban a la mujer que planeaba conquistar el pelivioleta, cuando éste de pronto adoptó un rostro más molesto y enojado al escuchar las siguientes palabras de Evely, las cuales despertarían cierto malestar en él -¡¡No es ninguna mujerzuela, niña!! No hay forma de que lo sea, es elegante... ¡Y muy inteligente! ¡Juhm...!- Se cruzó bruscamente de brazos a la par que daba un pesado bufido lleno de molestia, apretando sus dientes entre sí para "descargar" la tensión que se le estaba acumulando en ese momento -Si ese es el caso, entonces tu madre se parece mucho a la chica de la que hablo, pcht... Pero estoy seguro que ella es MUCHO más inteligente que tú, ¡no para de usar a veces palabras extrañas!- Afirmaba el pelivioleta acompañado de un par de asentimientos de cabeza enérgicos, seguro de sus palabras mientras enfilaba con la mirada a Evely con cierta altanería, como si se sintiera "orgulloso" de haberle echado el guante a tal candente fémina que era para él la albina de la que tanto hablaba en ese momento, consciente o inconscientemente. Pero en ese instante, el joven decidió dejar atrás aquella actitud orgullosa y burlona, para dejar paso a una más curiosa e interesada al escuchar cómo aquella albina, al parecer, comenzaba a explicar el cómo consiguió caer del cielo cual meteoro y, aún con ello, acabar "ilesa" en la medida de lo posible.

-Una... ¿Máquina? ¿Viajabas en una máquina... voladora?- Preguntaba en voz baja el pelivioleta con cierto tono atónito y sorprendido, como si aquello le fuera realmente extraño. Alguien que venía de una Edad Media sumergida en la fantasía de dragones, wyverns y pegasos surcando los cielos... ¡Estaba siendo realmente sorprendido por el hecho de que existieran máquinas que permitieran a los humanos volar! Al fin y al cabo, aquello era una ambición del ser humano: Poder surcar los cielos como las aves, los dragones, los wyverns y los pegasos podían hacer. ¡Y en aquella época, al parecer, finalmente la humanidad consiguió hacerlo...! Sin embargo, llegó un punto de la explicación de Evely en el cual Legault dejó de comprender lo que esta decía, ya que comenzó a usar terminología demasiado... "extraña y novedosa" para él -¿Uhm? ¿"Osmio"? Marten... ¿qué...?- Murmuraba para sí mismo el joven ladrón, mirando con orbes ciertamente ojipláticos a la contraria, la cual pareció percatarse de la incómoda confusión que estaba reinando en la mente del pelivioleta y, por ende, "simplificó" y resumió su explicación en palabras que su acompañante ya pudiera comprender mejor, "Lo cual agradezco... Aunque se me estaba dando un aire muy parecido a...".

-Acabaste en esta época, uh...- Comentó para sí mismo Legault, mientras estrechaba sus brazos y los cruzaba entre sí, sosteniendo su barbilla entre sus dedos índice y pulgar derechos, adoptando con ello una postura pensativa/reflexiva -Entonces, ¡tú y yo somos parecidos!- Asintió tras decir aquello con energía, para con ello guiñarle un ojo divertido a la contraria para romper el hielo que podría encontrarse aún entre ambos y continuar hablando con un tono amistoso y afable -Yo tampoco soy de esta época. Soy de hace mucho tiempo atrás... Siglos, siglos atrás. He conocido la muerte, pero mi Master me ha dado una nueva oportunidad para vivir la vida que deseo. Aunque sí... Diría que ahora mismo estás hablando con un "fantasma en vida". Mis días debieron haber acabado mucho, mucho tiempo atrás...- Aquello último lo dijo con cierta melancolía marcada tanto en su tono de voz, como en su expresión, con su mirada perdida en dirección a la salida de aquella tienda, observando el agua que desprendía aquella lluvia azotar la tierra y la vegetación del bosque, escuchando de fondo el chapoteo a su vez que las gotas de lluvia ocasionaban en la superficie exterior de la tienda de campaña.

-Le debo un favor muy grande a mi Master, al parecer... Pero de todas formas, ya tengo a otra persona por el que podría dar mi vida...- Comentó Legault en forma de un suspiro encandilado y embelesado, como si en su mente se estuviera materializando la imagen de la persona a la que se refería indirectamente a la par que pronunciaba aquellas palabras. Tras ello, saliendo de su breve trance, ladeó sus orbes violetas en dirección a los azules ajenos, sonriendo de medio lado, paciente, para con ello dirigir unas palabras nuevamente a Evely.


-¿Y qué hay de ti? ¿No hay nadie especial por el que puedas ponerte a ti misma en riesgo? Además, ¿no estarán los demás preocupados por ti? Tus amigos, tu pareja, tu familia... ¿Están de acuerdo con que... "caigas del cielo" de la forma que hiciste antes?


Chrom Habla - "Piensa" / Yo Narro
#0099cc - #00cccc / #Default
Legault Habla - "Piensa" / Yo Narro
#9966cc - #9999cc / #Default

Chrom~ <3:




Legault~ <3:


○ [Chrom] ahora es [Chrom | Legault]
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 57755
Reputación : 7
Mensajes : 77
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Acabada de caer del cielo. |Libre|

Mensaje por Evely S. el Vie Abr 06, 2018 10:46 pm

-Significa dulce…-Murmuro, intentando desenmarañar el niño de arañas que se había formado en sus cabellos- Mi nombre significa Dulce fuente de vida, en bengalí -Casi en un regaño al desconocido- Mi madre no es japonesa es de Bangladés, y ella eligió nombres que representaran nuestra forma de ser apenas nacimos- Se había percatado de la cara de curiosidad, y ante la duda, mejor una respuesta rápida -Y no es mi nombre completo, es solo mi primer y segundo nombre- No iba a revelarle el apellido de su padre, o sea el de él, y menos el de su madre de manera tan rápida ¿Se imaginan? ¿Llegaran asi como “PUM PAM” eres mi padre? ¡No! No está bien, eso ocasionaría un par de traumas.
 
Podía sentir la mirada sobre su humanidad, lo que logro crear un poco de incomodidad, mas que nada, una pesadez en su pecho, un dolor agudo, punzante y totalmente desgarrador sobre su cavidad torácica. Intento calmarse, mordiendo de su labio, sintiendo como si empezara a llorar en cualquier momento, por cualquier razón, hasta por la estúpida lluvia. Al escucharlo, negó con la cabeza decepcionada, no, no era un móvil, era más complejo que aquello, ni aunque se lo explicara con dibujos lograría entender como habían logrado romper aquel plano dimensional para seguir comunicándose. Una mueca de asco se formó en su cara, mientras aguantaba las ganas de vomitar -¿AMOR? ¿QUE AMOR? – Intentando aguantarse las arcadas -No es mi novio, idiota, es mi hermano menor por 20 minutos- Si, le encantaba sacar los “20 minutos” cada vez que podía, se sentía orgullosa de ser la primera heredera de su familia, más que orgullosa, era como un premio ser la mayor y molestar al siguiente.
 
Ignoro lo siguiente, junto a los enredones que se habían logrado enganchar entre sus finos y delgados dedos, tirando, sacando, cortando cabellos mientras intentaba deshacerse de todo el colchón de cabello -…- Un suspiro nuevamente y una sensación agridulce al escucharlo “Simplemente es un poco "única", no hay forma de que haya nadie más parecido a ella. Y es por eso que es mi principal objetivo” Repetía en su mente aquellas palabras, intentando calmar más imágenes “Idiota, estas enamorado de una mujer que va a morir entre tus brazos, te va a abandonar con 4 niños…y…” Un aura “rosa” invadió su espacio de melancolía, podía notar casi los corazones palpitantes salir por detrás del hombre violeta. Otra mueca de asco, como si intentara volver a contener el vomito en sus entrañas. Lo único bueno de aquel amor que liberaba, es que atraía a pequeños cupidos a la carpa, a los que de un solo zarpazo Eve atrapaba y comenzaba a comer, arrancándole las cabezas para seguir con el torso uno a uno -Que sirvas para algo…- Murmuro, mirando a un lado, intentando ver la lluvia desde su lugar-Pfff… Se parecen más de lo que crees- Ahora mas que un pensamiento, había sido en voz alta, girando los ojos, para terminar con una risa al ver de aquella forma tan inmadura a su acompañante aquella tarde.
 
-Si, somos muy parecidos, demasiado… mas de lo que me gustaría- Bufo, no enojada, ni molesta, solo algo tontona, intentando molestarlo “No entiendo como un muerto, puede tener espermios tan vivos para engendrar tantos hijos” Se preguntaba, al mismo tiempo que volvía a arrancar una de las cabezas de esos seres de amor, limpiando la sangre de sus labios. Durante unos segundos, volvió a perder la mirada hacia el bosque lluvioso, abrazándose a si misma, dejando de lado los aperitivos.
 
- ¿De mí? Pues…- Otra vez miro de sus cabellos blancos, terminando por amarrarlos en una coleta, mientras parecía que crecían cada vez mas con la humedad, en vez de alisarse formaban mas y mas risos -Tengo un padre algo bobo, 3 hermanos…ahmm Y mi madre que es "narcolepsica"…-Trago saliva, y el sabor amargo se pegaba a las cavidades de su boca -Mi madre, murió, hace menos de 2 meses…más bien la mataron- Contuvo la respiración unos momentos, intentando controlar el sentimiento que nacía en su pecho y quería crecer por todo su cuerpo -Mi padre debe estar preocupado, no creo que quiera perderme, soy su recuerdo mas vivido del amor que se tienen… Además, mi hermano no tiene más de 4 meses, es un bebé demasiado pequeño y debo faltarle- Ya no podía contenerse más, y las lágrimas comenzaban a caer rodando por sus mejillas, a lo que rápidamente limpiaba con lo poco de manga que le quedaba en el brazo -He intentado volver atrás, para avisarle a los tontos de mis padres, lo que va a suceder, quiero…quiero salvar a mi familia- Cada vez mas goterones incontrolables, junto a pequeños sollozos que intentaba esconder tras cada limpieza de cara con su ropa -La extraño, ella…ella sabría qué hacer, ella podría desenmarañarme el cabello…me haría alguna coleta y me diría “Pero que linda estas Eve, eres la dragona mas linda que he visto” y sonreiría tontamente, sonreiría con sus ojos y su boca, con ese rostro adormilado que tiene…y…-
 
Respiro profundo y se golpeo ambas mejillas, controlando el sentimiento de lastima -Mi padre también esta devastado, es decir, vio morir a mi madre, a la “Mujer mas hermosa que ha conocido y de la que se a enamorado”- Haciendo las comillas con los dedos- Jamás lo había visto llorar tanto, y eso, que se mantiene fuerte delante de nosotros, intentando hacer que todo parezca normal…- Le estaba contando su vida a un desconocido/conocido, todo lo que sentía en aquellos momentos y de cierta forma, sentía paz, calma en contárselo en quien sería el que lloraría en los años futuros -Solo lo he visto derramar lagrimas así… por mis hermanos, al nacer, y por el nacimiento mío y de Kamil, por lo que han contado- Limpio su nariz con la manga otra vez, enrollando uno mechones de su flequillo en su dedos -La tía Can…-Se detuvo unos segundos, aun no sabía si este conocía de la existencia de aquella mujer o no, y si lo hacía, quizás reconociera el nombre, seria extraño que hubieran dos seres con el mismo nombre en aquella región por lo que intento hacer que aun sollozaba incontrolable, intentando cambiar el nombre -Tía también se encarga de cuidarnos y ver que estemos bien, pero…Es un vacío gigante en mi pecho…- Termino, tocándose el corazón al mismo tiempo que metía a otro querubín en su boca con desesperación -Es por eso que estoy aquí, debo salvarlos, debo detener el caos que sea a formado.-


avatar
Dromes : 32648
Reputación : 3
Mensajes : 9
Ver perfil de usuario
Evely S.
DRAGONES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Acabada de caer del cielo. |Libre|

Mensaje por Chrom | Legault el Miér Abr 25, 2018 7:44 pm

Música Ambiental [Opcional]:

"Bengalí... Me suena mucho. Debo haber escuchado este idioma en alguna otra parte. Y no hace mucho..."
, pensaba Legault mientras atendía a la explicación de la albina, la cual parecía mostrarse algo esquiva, sin quere detallar mucho más de lo necesario y justo de sí misma y su historia. El pelivioleta entendía aquello, en parte, ya que eran desconocidos, era normal si la contraria prefería omitir detalles de su vida. Sin embargo... Se mostraba esquiva en una forma extraña. Como si le estuviera ocultando algo, no por seguridad personal, sino porque tuviera ella seguro que él en concreto no debía saber de lo que fuera que estuviese escondiendo... O quizás fueran simples reflexiones locas del narrador. ¿Cierto?

Se sobresaltó ligeramente al observar la reacción que tuvo Evely en el momento que él supuso que, quien fuera con quien hubiese hablado a través de aquel artilugio extraño, se trataba de su pareja. ¡Eran hermanos! Mellizos, aparentemente... Ahora que sabía de ello, cobraba sentido para Legault. ¡La forma en la que se hablaban antes tenía un tono cercano, sí, pero uno más familiar, no romántico! El pelivioleta simplemente rió ligeramente en ese momento, ladeando su mano una y otra vez de forma suave, restándole importancia al asunto con aquel gesto -Claro, claro... "Tortolitos"...- Comentó, mientras disimulaba una sonrisa ladina que luchaba por mostrarse en su expresión en ese momento. El joven debía admitirlo, estaba haciendo ya todo aquello a posta. Por alguna razón, ¡ver a aquella albina hecha una furia y un saco de nervios le era gracioso y entretenido! Aunque sus orbes violetas apenas llegaban a apartarse en ocasiones de su blanquecino cabello, el cual aún parecía mostrarse en forma de rizos... Y recordándole a Surya cada vez más.

Legault trató de ignorar este hecho de todas formas, al igual que aquella "comida de cupidos" que comenzó a hacer la albina, ya que se encontraba él demasiado enfocado en rememorar en su mente los encuentros tiernos e inolvidables que tuvo hasta entonces con la chica albina que había conseguido atraer tanto su interés. Un aura rosa lo rodeaba, mientras en su rostro se podía atisbar la felicidad aparente que le traían los recuerdos de Sury. Sin embargo, ya era suficiente fantaseo, por lo que decidió Legault prestar atención a la, al fin, explicación de la historia ajena. O al menos, ¡atender a las raíces familiares de Evely!


-Narco... lépsica...- Repitió confuso el joven pelivioleta, mientras en su rostro se podía atisbar la confusión que en él reinaba. Al fin y al cabo, de nuevo saltaba aquella chica con un término del cual jamás escuchó hablar. ¿Qué podría significar...? Luego le preguntaría, cuando no se encontrara en medio de un relato. Al fin y al cabo, llegó una parte que tomó a Legault por desprevenido. "Su madre... falleció hace 2 meses...", pensó en ese momento, mientras su expresión se tornaba a una más interesada y ciertamente preocupada. No le gustaban esa clase de historias, debía admitir. Suficiente muerte vio ya en su vida, suficientes seres queridos perdió ya, como para saber muy bien lo que uno puede llegar a sufrir con la pérdida de uno sólo de ellos. Sobretodo, de uno tan estimado como es la mismísima madre de alguien... -Evely...- Susurró por lo bajo, tanto que apenas se dejó escuchar más allá de sus labios, los cuales sólo e moldearon para "simular" que pronunciaba aquel nombre, sin llegar a soltarlo por completo. Sus orbes violetas enfilaban el rostro ajeno, ya casi al borde del llanto, mientras la joven albina seguía enfrascada en continuar con su relato a toda costa. Y lo más extraño, era que cuanto más relataba, cuanto la chica más explicaba de su historia, más extraño se sentía el mismo pelivioleta al respecto. Era una extrañeza difícil de explicar... Ya que, por alguna razón, él se estaba implicando más de la cuenta. Sentía el dolor interno por el que debía de estar pasando en aquel entonces la joven frente a sus ojos más de lo que solía empatizar con la gente normal. Como si sus problemas fueran también los de Legault... Qué disparate, ¿cierto?


Música Ambiental [Opcional]:

- . . . - El pelivioleta guardó silencio, mientras su mirada se desplazaba lenta y solemnemente por la tienda, posándose en el exterior de ésta, en el bosque bajo la lluvia -... Puedo vengarte si deseas, Eve. Tan sólo debes pedírmelo y darme un nombre... Y puedo encargarme del resto- Dijo aquello mientras su mirada enfilaba la ajena, sin parpadear, con sus orbes violetas fijos en los celestes ajenos, llenos de determinación. Quería ayudarla, pero... ¿Cómo podría ayudar a una chica como ella, un asesino y ladrón como él? Se le ocurrió otra idea instantánea en ese preciso instante. Quizás no fuera el método más recomendable. Quizás sería mejor quedarse con su propuesta de servicios y listo...

Guardó silencio durante todo el rato que la joven dedicó a relatar su historia. El Por qué de su súbita aparición de entre las nubes, cayendo del cielo cual meteoro. "El padre de esta niña debe ser ahora mismo un pobre desgraciado... Si yo perdiera a Sury ahora mismo, sin siquiera conocerla tan a fondo... ¡Daría caza a tanta gente por simple sed de venganza...!", reflexionaba Legault para sí mismo en ese momento, para con ello reptar ligeramente sobre el suelo, arrastrando su trasero y pies por éste para aproximarse al lado de la albina que lo acompañaba en aquella tienda y, acto seguido, posó una de sus manos justo sobre el cabello ajeno, sobre la coronilla de la contraria, comenzando a acariciarlo con lentitud y suavidad mientras una sonrisa paciente se dibujaba en su rostro -... Has pasado por mucho, ¿no es así?- Murmuró con tono comprensivo, mientras continuaba jugando con la paciencia ajena, meneando de lado a lado la cabeza de Evely con ayuda de la mano que posó sobre su cabello ligeramente húmedo y blanquecino -... Seguro que tu familia te echará de menos. Pero... has viajado en el tiempo para poder arreglar las cosas. ¿Qué padre puede esperar que su hijo llegue a tales extremos sólo... para evitar su muerte? ¡Deben de estar orgullosos de ti si te estuvieran viendo ahora mismo, Eve!

En ese momento, le dio un par de últimos "pat-pats" en el cabello a la contraria, de forma divertida y paciente, y alejó finalmente su mano de su cabello, apoyando sus manos en el suelo de la tienda sobre el que se sentaba, reclinando su cuerpo hacia atrás y usando sus brazos para sostenerse -... Mi oferta sigue en pie. Puede que no lo parezca, niña... Pero soy alguien peligroso. Me das un nombre ahora mismo... Y lo más seguro es que deje de existir para mañana. Por ser tú, ¡el primer pedido será gratuito!- Dijo con cierta energía en el tono de voz, tratando de contagiarla a su compañera de tienda y que dejara atrás su lúgubre apariencia -Sé que tienes ganas de llorar por todo lo que te está ocurriendo. Pero... Un rostro como el tuyo se echa a perder entre lágrimas, por lo que más te vale cuidar tus emociones si algún día quieres ganar el corazón del chico con el que hablabas antes... ¡A través de ese "Artilugio"!- Haciendo referencia con aquello al comunicador que usaron Evely y su hermano para hablar hacía apenas cuestión de minutos.

-... Estoy seguro que todo saldrá bien. Has caído del cielo y sigues con todas tus extremidades en su sitio... Si has sobrevivido a eso, ¿cómo no vas a poder ir más allá?  ¡Espabila, niña!- Exclamaba con diversión y cierta picardía, mientras se tomaba el descaro de darle un suave pero a su vez sutil zape, o bofetada, en la parte trasera de la cabeza a la albina que se encontraba a su lado, como si tratara de "despertarla de su trance" con aquello.

-Por cierto... Acabas de caer del cielo, y dices que has viajado en el tiempo desde el futuro... Eso quiere decir que no tienes una casa, ¿cierto?- Preguntó el joven pelivioleta, desviando curioso su mirada a la contraria -Conozco a alguien que quizás sepa de un piso de alquiler o algo... Definitivamente, ella sabe mucho más que yo de cosas de "estudiantes" y demás... Quizás pueda encontrarte un piso compartido donde puedas dormir. No creo que tengas un mejor plan, ¿no?

Y sí. Esa amiga de la que estaba hablando Legault en ese momento se trataba de Surya Candra. La joven de la que estaba encaprichado.


Chrom Habla - "Piensa" / Yo Narro
#0099cc - #00cccc / #Default
Legault Habla - "Piensa" / Yo Narro
#9966cc - #9999cc / #Default

Chrom~ <3:




Legault~ <3:


○ [Chrom] ahora es [Chrom | Legault]
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 57755
Reputación : 7
Mensajes : 77
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Acabada de caer del cielo. |Libre|

Mensaje por Demian Serkin el Mar Ago 14, 2018 6:56 pm



TEMA
CERRADO
Tema cerrado por inactividad.
Este tema lleva inactivo más de dos meses y por tanto, muy a nuestro pesar, debe ser cerrado y enviado a la papelera, pero ¡No temas! Si deseas recuperarlo solo tienes que pedir su apertura aquí.
Lugar: Bosque.
Atte: Staff ITR.
RHODES PRINCE PARA ITR



Otras cosillas:

Gracias a la genialosa de Noire por la firma ♡
avatar
Edad : 64 Dromes : 815140
Reputación : 30
Mensajes : 1183
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Acabada de caer del cielo. |Libre|

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.