Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» El lobo y Caperucita... o algo así (Con TsuneChibi)
Hoy a las 3:16 pm por Himi/Kyoma

» Cierre/Apertura de temas
Hoy a las 11:37 am por Jen & Morfeo

» ~ Club de Scouts ~ Se buscan miembros
Hoy a las 11:33 am por Jen & Morfeo

» No soy comida (?)
Hoy a las 11:16 am por Skye D.

» Hi Ho over there!
Hoy a las 11:15 am por Skye D.

» ¡Hola, soy Amalek!
Hoy a las 11:13 am por Skye D.

» Exilio - Libre
Hoy a las 12:41 am por Christa N Reiss

» Emin is back
Ayer a las 11:20 pm por Mary Holden

» ELIMINACIÓN DE CUENTAS
Ayer a las 7:36 pm por Toshio Natsume

» [Ficha] Amalek
Ayer a las 6:59 pm por Khaeli Dunkheit



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[EVENTO] Las desventuras de nuestras vidas

Mensaje por Aries Star el Sáb Feb 17, 2018 6:32 pm






No podía creer que estaba en una situación así, pero en realidad ya no había marcha atrás y esto era una de las tantas cosas que me ocurrían a mi y solo a mí. Ocurre que hace un par de horas mientras venía caminando por la calle hacia mi casa me topé con un par de chicas del instituto que, tras reconocerme como "el grandote de las plantitas" se me acercaron y básicamente me rogaron que les ayudara en una obra de teatro que estaban haciendo en el instituto.

Ante esto, yo por instinto las mandé a comprar pan por decirlo en palabras bonitas, sin embargo, no me hicieron caso y me siguieron apestando hasta que eventualmente les dije que se detuvieran, que las iba a ayudar, pues me aseguraron que de todos formas solo necesitaban ayuda con un papel que a nadie le interesaba y que no era ni tan importante.

"Debe ser que necesitan a algún conserje o una cosa así" Pensé en lo que caminaba con ellas al instituto mientras me pasaban el libreto que tenían a mano.

- ¡Chicas! Ya estamos, tenemos a quien nos faltaba! Podemos comenzar con la obra, traigan el vestuario -

- ¿¡En serio!? Genial, vamos a ello entonces -

- Oye, ¿viste al príncipe? -

- Ay si, claro que sí, es taaaan guapo.... -

Por mi parte, ignoré los comentarios de las estudiantes y me concentré en la tarea que tenía en frente. En realidad no quería hacer esto, pero al mismo tiempo, tenía la idea detrás de mi cabeza de que esto igual era un cambio de rutina y algo diferente que me iba a servir para conectar con los estudiantes sin necesariamente tener que "conectar" con los estudiantes, si es que me entienden.

Al mismo tiempo, me di cuenta que ya iban a iniciar la obra por lo que seguí leyendo el libreto como para poder tener una idea concreta más o menos sobre qué era lo que iba a estar haciendo, además aprovechaba de buscar mi personaje y analizaba en qué iban las obras de teatro hoy en día. Por otra parte, las chicas un tanto manoseadoras, comenzaron a sacarme la ropa mientras me ayudaban a entrar en personaje.

- Ponle esto -

- Levante la pierna por favor -

- ¿Como que no cabe? Es talla universal tonta, solo estíralo, asiiiiiiii -

- Chicas, no se ve un tanto... macho alfa? -

- Ay, es que le falta la peluca amiga, mira ahora sí, perfecto -

Por mi parte, claro está, no tenía idea de qué me estaban poniendo ni qué ocurría, pues mi mente en realidad estaba en otra parte. Ocurre que, a medida que leía y leía, una pregunta comenzó a surgir en mi mente, pregunta que se concretó en su totalidad cuando cerré el libreto.

- Oye... - Me dirigí a una chica con lentes que parecía bastante ñoña pero al parecer era quien estaba a cargo.

- Si? Ay, vamos estas listo, camina al escenario, ya va a empezar todo -

- Si si, pero... no logré encontrar a mi personaje en el libreto, a quién estoy interpretando exactamente? -

- A la princesa tontin, bueno ya está, ¡CHICAS! ¡LUCES POR FAVOR! -

- ¡Espera un momento! Como que la princesa!? La tonta tsudere esa? Estas loca!? -

- Ay no, es que ocurre que todas la detestábamos entonces nadie quería ser ella-

- ¡Me dijiste que no era un personaje importante! -

- A nuestros ojos no, además, sí te dijimos que era un personaje que nadie quería -

- No te preocupes, estás en buenas manos - Agregó la chiquilla mientras me levantaba las cejas con una sonrisa coqueta.

- ¿¡Qué!? Me rehú- -

- ¡ACCIÓN! -

Justo en ese instante, la chiquilla alzó su voz sobre la mía y luego se fue corriendo hacia atrás en lo que el telón comenzaba a levantarse lentamente. Mientras el telón subía y subía yo comencé a tomar más claridad en el asunto. En ese instante yo me encontraba con una peluca rubia atada con una cola de caballo, andaba con una chaqueta de cuero que solo cubría la mitad de mi torso y unos pantalones negros de latex para chica que me quedaban tan apretados y pequeños que con suerte me llegaban hasta las rodillas. ¿Al lado mío? Cuatro chicos enclenques  disfrazados como un intento de algún auto raro A.K.A "La Hummer" tan pequeña que parecía triciclo en comparación conmigo...

Quería irme y ahorcar a algún estudiante en el proceso, pero luego recordé que estaba dentro del instituto donde trabajaba y si me ponía a ahorcar estudiantes a diestra y siniestra lo más probable era que me terminaran despidiendo. Yo no quería eso, yo quería regar mis plantitas! No iba a dejar que por esta estupidez me dejaran sin trabajo, tenía que... tenía que.... tenía que interpretar a la maldita princesa!

"Okay... si vamos a hacer esto, vamos a hacerlo a mi manera"

Pensé en lo que veía a las primeras caras del publico.  Mientras, el telón se seguía elevando y yo comenzaba a entrar en personaje. Estiré mis manos e hice tronar mis dedos, luego mi cuello y mi espalda. - Tiempo de acomodarse - Dije en voz baja mientras pasaba una de mis piernas por sobre la "Hummer" y descendía mi cuerpo sobre el chico disfrazado. Hice caso omiso a los ojos de pavor del chico que se encontraba debajo mío y al leve "crack" que escuché una vez me senté por completo.

- Estoy lista - Me dije a mi misma tras agitar mi pelo.

~ Escena 1 ~

Despues de que el telón se elevara lo suficiente, comencé a escuchar una música y sonidos de fondo que venían desde detrás. Al principio no logré entender qué era lo que estaba ocurriendo con exactitud, sin embargo, tras girarme levemente, pude ver como las chicas tenían una computadora y un sistema de sonido bastante complejo puesto como para poder hacer que todo fuera más real. Fue en ese instante en que recordé que la escena 1 comenzaba con Oujoko avanzando a más no poder en la Hummer de sus amigas.

"¡Cierto! P-pero, donde están mis amigas!?" Pensé al momento de darme cuenta que estaba completamente solo en el pudín de estudiantes la Hummer. Miré hacia atrás y busqué con la mirada a la chica que me estuvo hablando para hacerle algún tipo de seña, sin embargo, ella se dio cuenta a penas me vio entrando en pavor y comenzó a buscar entre las otras chicas.

Dos segundos después, la chica le estaba pegando un zape a una rubia mientras le indicaba el escenario.

- Anda niña! - Susurró.

- Ay si, se me olvidó - Dijo la rubia bien bajito mientras entraba en apuro al escenario y se sentaba en el asiento delantero.

En ese instante, una música como de carretera comenzó a sonar mientras también se podía escuchar el sonido de un auto que iba a alta velocidad.

- ¡No te preocupes Oujoko! Yo! Rosa! Tu amiga más leal, te llevaré hacia donde sea que necesites! - Gritó la chica en una forma muy dramática.

- ¡Y yo! ¡Lucía Espinoza! También siempre estaré a tu lado! Te aseguro que te convertirás en la mejor cazadora de bestias!  - Dijo la misma chica que hace un segundo era "Rosa".

"¿¡HACE A DOS PERSONAJES!?" Ante esto, yo inmediatamente me giré y busqué a la chica de lentes con la mirada. Cuando la encontré, la vi con una mano en su frente y la otra indicando a una chica mientras negaba con la cabeza. A su lado, yacía una chica sudada entera de pies a cabeza con una camisa que decía "Lucía". Al parecer había llegado tarde...

- Tu solo dale al pedal niña - Dije con tono de jefe tratando de dejar la doble personalidad de la chica de lado. Además, comencé a esperar a que apareciera el chico, pues, si mal no recordaba, después de andar por un rato, el príncipe tenía que hacer acto de presencia e intentar detenernos o una cosa así.

"Intenta detenerme, Oujisuke" Pensé en lo que tensaba mis brazos y escuchaba como la chaqueta de cuero que apenas me cruzaba se rompía para hacer espacio a mis bíceps.




Última edición por Aries Star el Mar Feb 20, 2018 6:45 pm, editado 1 vez
avatar
Edad : 22 Dromes : 110267
Reputación : 12
Mensajes : 589
Ver perfil de usuario
Aries Star
HUMANOS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO] Las desventuras de nuestras vidas

Mensaje por Satoi Madarame el Lun Feb 19, 2018 8:12 pm






Aún no comprendía muy bien cómo terminó en aquel lugar... No, sí entendía del todo. Cada vez que volvía a ver a las chicas, se daban suaves codazos y se reían mientras lo saludaban de manera tímida o le devolvían la sonrisa. Aquellas señoritas, fueron quienes le rogaron que participase en la obra. Acababa de salir de una larga clase de tres horas. Estaba enterado de que realizarían una obra ya que en el edificio universitario muchos hablaban de eso. Era la oportunidad de los estudiantes de Teatro de demostrar su talento frente al reconocido guionista.¿Cuál era su nombre? ¡Ah, sí, M.K, como el de la teoría del programa de control mental. pensó mientras seguía caminando.

Desde que salió de su salón, se dio cuenta de que lo estaban observando, luego siguiendo. Era un poco molesto, así que decidió detenerse a mitad del pasillo para que la o las personas dieran la cara. Oyó unos leves cuchicheos detrás de un muro y, con torpeza, una joven salió desde atrás del mismo y se aclaró la garganta para luego mirarlo con cierto sonrojo en sus mejillas. En fin, para no agotarlos con el encuentro, esta le pidió una y otra vez que los ayudase en la obra de teatro. Varios pequeños grupos se habían formado e incluso los habitantes de Éadrom fueron a audicionar; sin embargo, ellas deseaban ganar con todas sus fuerzas, era su sueño a pesar de ser quienes están detrás del escenario.

No tenía opción pensó una vez fue arrastrado a los pequeños camerinos, en tanto las jovencitas le daban el libreto y le señalaban el papel que debía interpretar. No faltaba mucho para que la obra comenzase, así que debía aprenderse rápido sus diálogos. Una vez llegaron a los camerinoss, ellas lo sentaron en una silla para arreglarle el cabello o algo así. Notó a lo lejos que varias de ellas estaban hablando entre sí con respecto a que les faltaba la princesa y que no estaban seguras de si aquella persona aceptaría.La princesa, eh... Alto. abrió el libreto y prestó atención a todos los diálogos que le correspondían— ¡¿Yo soy el príncipe?! Disculpen, señoritas, yo no...

— ¡¿AAAHHH?! ¿Por qué no tienes tu vestuario puesto, ven acá, te ayudaré a cambiarte.

— Oye, oye, tranquila, tú sigue con lo tuyo, yo le ayudaré.

— ¿Qué dices? ¡Yo fui la que le habló y lo trajo! Yo le ayudaré a cambiarse, ¡quítate de mi vista!

— ¡Hey, no me golpees, igualada! Yo le ayudaré, ¡fuera, fuera!— Satoi las observó desde lejos en tanto tomaba la indumentaria y se metía en uno de los vestidores para cambiarse. Las chicas de la actualidad eran un tanto aterradoras con sus convicciones. Por otro lado, escuchó otra discusión que parecía estar liderada por la perpetradora del plan, quien intercambiaba palabras con un hombre con respecto su papel.

— ¡Madarame-san, la obra va a empezar en 30 segundos!

— Lo siento, ya estoy listo. Aunque esta ropa moderna no era lo que esp...

— KYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA, ¡TE QUEDA PERFECTA!

— ¡SILENCIO, YA EMPEZÓ!— pronunció la joven de las gafas mientras empujaba al azabache a un rincón del escenario, cerca de los alumnos árbol.

Las luces se encendieron y la narración principal de la obra llenó el escenario. Aquella potente voz del narrador era magistralmente irritante, se trababa cada tres palabras y era evidente que, por primera vez, leía el guión de la obra. Uno de los chicos árboles estaba retorciendo sus piernas detrás del traje, estaba a punto de orinarse (deducía que por los nervios) mientras que los otros sólo expresaban lo deprimente que era estar en sus zapatos, mejor dicho, panty medias.

De un pronto a otro, luego de la tediosa introducción, varios efectos de sonido se hicieron presente. La Hummer de párvulos apareció en el primer acto y también la princesa... Oh por Dios Satoi se cubrió el rostro con ambas manos intentando no reír en voz alta. No sabía si sentir pena por aquel hombre o simplemente disfrutar del momento (?). Entonces, aquel fortachón y alto hombre sería la delicada y tsundere princesa...

— Madarame-san, es tu turno.

— ¡Oh, sí!— salió al escenario un poco a prisa.

Ay, diablos, creo que debíamos hacer que sudara antes de salir a escena. Espero la jefa no se dé cuenta pensó una de las asistentes.

— ¡Oujoko, espera!— gritó desde el extremo del escenario. Era más pequeño de lo que pensaba, así que la distancia la acortó en tres pasos. Tuvo que seguirlos durante un rato ya que se estaban moviendo. Cuando el "semáforo", que eran unas luces navideñas, se puso en rojo, se acercó al supuesto auto. Para causar un desastre vial y detener a "Oujoko", dio una patada a la parte baja de una "rueda", muy disimuladamente para que la audiencia no lo notase. El delgado menor se tumbó de costado como buen soldado caído (¿o llanta?) y los otros tuvieron que emplear más fuerza para mantener en pie "La Hummer". Por sus caras, sabía que pronto iban a morir.

— ¡Bip, bip!

— ¡El semáforo está en verde!— varios chicos auto fueron introducidos a la escena, mientras Madarame estaba parado en medio de la "conmoción" y sólo los observaba. Pese a que la joven de lentes puso los efectos especiales, ellos no parecía que fueran a salir satisfechos si no realizaban un tipo de beatboxing imitando el sonido de autos explotando por el caos vial. Los jóvenes que sostenían a Oujoko, intentaban dar una indirecta al Norowareta Hone para que secuestrara a la princesa de una vez por todas.

Madarame se alzó un poco el ruedo de la manga de su camisa, donde tenía algunas anotaciones de la obra Cierto, el secuestro se acercó al sujeto de la peluca, sin darse cuenta de que había pisado los dedos de su "asiento". Estiró su mano para que él y "la princesa" se fueran, pero no parecía que fuese a ser tan sencillo. Claro, la estaba secuestrando, no tenía por qué verse sencillo.

— ¡Denme a la princesa o detono una bomba!— los chicos rueda abandonaron el ensamble y solo quedaba el de asiento.

— ¡Por favor!— masculló el muchacho a lo bajo. Su cara estaba roja por la presión. "Oujisuke" jaló nuevamente a la princesa del brazo, sin lograr moverla ni un centímetro. Soltó el agarre y dejó su mano extendida en espera de su acción.




Última edición por Satoi Madarame el Lun Feb 19, 2018 11:11 pm, editado 1 vez (Razón : Editado con permiso de la moderadora.)
avatar
Dromes : 148756
Reputación : 7
Mensajes : 475
Ver perfil de usuario
Satoi Madarame
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO] Las desventuras de nuestras vidas

Mensaje por Aries Star el Mar Feb 20, 2018 8:29 am






Sabía que el príncipe iba a aparecer pronto, sin embargo, cuando salió, en realidad no me esperaba que las cosas sucedieran así en realidad. Pues, para ser alguien que estaba a pie, alcanzó el vehículo bastante rápido. "¿¡Quién rayos es este!? ¿Flash?" Quería gritarle como en realidad no tenía mucho sentido pero tenía que continuar con la obra.

- Lucía! El pervertido nos está alcanzando! ¡Dale duro! -

- Yo! Lucía Espinoza Esmeralda le daré d- ¡Espera! ¿!Q-que haga que!? ¿¡Q-que le de d-d-duro!? - Preguntó la chica con un obvio rubor en su expresión.

- ¡Al pedal niña! Bájale a las hormonas - "Degenerada".

- ¡Ah! Claro! Yo! Lucía Espinoza Esmeralda Rodriguez aumentaré la velocidad! Ah. Luz roja querida -

"¿¡POR QUÉ RAYOS TU NOMBRE ES CADA VEZ MÁS LARGO!? ¿¡POR QUÉ HAY UN SEMÁFORO EN UNA CARRETERA Y POR QUÉ DIABLOS SON LUCES DE NAVIDAD!? ¿¡Qué diablos el presupuesto de esta obra!?" Quería puro dar vuelta una mesa si tan solo tuviese una cerca y no estuviese en medio de la obra de teatro. Ante estas inminentes dudas, no me quedó de otra más que acoplarme a lo que estaba ocurriendo y simplemente seguir con la corriente. Nada de esto en realidad tenía mucho sentido así que, aunque con el ceño fruncido, continué actuando.

Una vez que la Hummer se detuvo en la increíblemente fuera de lugar "luz roja", el príncipe tuvo la oportunidad de alcanzar el vehículo en donde me encontraba yo, Rosa y Lucía Espinoza Esmeralda Rodriguez. Tras eso, el príncipe se las arreglo para deshacerse de una de las ruedas del vehículo y que me quedara con tan solo 3.

"Oh por dios este chico es un genio, ¡va a jugar con las emociones de las ruedas para dejarme varado!"

Luego, tras ver como la rueda que se salió se quedó ahí en el lugar, no pude evitar querer estrangularlo. "¡ERES UNA RUEDA!¡RUEDA IDIOTA!" Pensé en lo que sacaba al chico del escenario empujándolo con el pie de forma "sutil".

- ¡KYAAAAAA! Lucía haz algo! Me quieren secuestrar!- Grité tan alto como pude en lo que seguía con la corriente y aprovechaba de que mi voz se escuchara más fuerte que la de los estudiantes debajo mío.

- Silencio ustedes o me pongo a saltar - Susurré bajito hacia abajo para que dejaran de alentar al príncipe y callaran sus intentos de sonidos de auto.

Tras eso, dirigí mi atención hacia el príncipe quien, poco a poco, estaba extendiendo su mano. Yo creí que me iba a agarrar y me iba a sacar por la fuerza por la ventana o algo por el estilo, pero inesperadamente, lo que dijo después me hizo querer pegarme en la cara.

"¿¡ALLAHU AKBAR!? ¿¡QUÉ!? ¿¡QUE TIPO DE PRÍNCIPE HACE ESO!?"

Aunque sabía la respuesta a esa pregunta en mi mente, no me respondí solo por el hecho de que me di cuenta que los estudiantes que hacían de la Hummer comenzaron a huir.

- ¡Lucía! ¡Nuestras ruedas! ¿!Qué vamos a hacer!? -

- Soy Rosa -

...

- ¡Rosa! ¿¡Qué vamos a hacer!? No podemos dejar que vuelen tu auto y que me lleven -

- Yo! Lucía Espinoza Esmeralda Rodrigues de la Fuente! No permitiré que se lleven a Oujoko! -

"¡DECIDETE EN QUIÉN ERES! ¿!Y POR QUÉ RAYOS SIGUES AGREGANDO APELLIDOS!?"

Tenía tantas ganas de estrangularla, no solo por sus problemas de personalidad, sino que también por el hecho de que no recordaba qué hacer en esta situación. No así al menos. Lo único que sabía era que el príncipe tenía que secuestrarme y listo, pero ¿qué hacíamos con Lucía y Rosa? La chica no podía simplemente desaparecer... ¿o sí podía?

- ¡Espera Lucía! Detengan el auto chicas... -

- P-pero Oujoko, ¡el terrorista pervertido te quiere secuestrar! -

- Eso lo sé Rosa -

- Lucía -

...

- Claro, Lucía. Como estaba diciendo, AMIGA, sé muy bien lo que está ocurriendo aquí y que actualmente me encuentro en un peligro inminente, pero no tiene de qué preocuparse... -

Dije de forma dramatica mientras me paraba de mi "asiento" y dejaba que el chico volviese a respirar.

- Rosa, Lucía! Ustedes han sido las mejores amigas que he tenido y siempre han estado ahí para mi, pero... no crean que yo no sé el secreto que tienen ustedes. -

- ¿qué? - Respondió la chica de doble personalidad un tanto confundida.

- ¡No intenten seguir ocultándolo! Yo sé que ambas son... ¡DEL PLANETA KRYPTON! -

- ¿khé? -

- Ya las he tenido protegiéndome por mucho tiempo, pero es tiempo de que me valga por mi misma y deje que ustedes protejan a alguien que lo necesite más que yo! - Dije de forma dramática mientras hablaba en dirección a la audiencia. Luego, me di media vuelta y abrasé a la chiquilla.

- Yo sé que las extrañare mucho y ustedes a mí, pero por sobre todo, sé que su planeta las necesita -

Agregué mientras me secaba lagrimas invisibles.

- Las quiero mucho y...- Dije mientras las abrazaba gentilmente poco antes de agregar unas ultimas palabras en su oreja.

- Nos vimo -

- ¡Kyaaa! -

Agarré a la niña de la cintura con ambas manos y tras doblar bien las piernas y ganar impulso la mandé a volar por los aires. Quería evitar hacerle mucho daño así que calculé mi fuerza para que cayera en un andamio que se encontraba fuera de la vista del público y evitar que rompiera el techo. Tras asegurarme de que la chica cayera ahí, continué con el drama.

- ¡Oujisuke! ¡Déjame ir! Sé que me quieres secuestrar por mi inmenso sex appeal pero ahora me encuentro vulnerable, Rosa y Lucía se han ido volando a proteger su planeta!-

Dije en lo que corría a sus brazos, cogía sus manos y las ponía alrededor de mi cintura.

- ¡Me has atrapado y no soy nadie más que una doncella en apuros! ¡Aaah, suéltame, aún faltan 5 horas para que cumpla la mayoría de edad!! ¡Todavía soy ilegal! ¡Solo espera a que sea una cazadora de monstruos y tenga mi licencia y haya desbloqueado mis poderes nen mágicos! ¡No pienso aceptarte como mi esposo!-



avatar
Edad : 22 Dromes : 110267
Reputación : 12
Mensajes : 589
Ver perfil de usuario
Aries Star
HUMANOS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO] Las desventuras de nuestras vidas

Mensaje por Satoi Madarame el Mar Feb 20, 2018 8:28 pm






No sabía a ciencia cierta si la obra estaba siendo un éxito o un desastre. Como si hubiera sido una señal de retirada, las "ruedas" del auto empezaron a huir, mientras el grupo/dúo de "chicas" discutía qué es lo que harían para huir del príncipe. Satoi sentía como su mano se comenzaba a entumecer de tanto rato que la tuvo estirada, hasta que finalmente, Lucía Espinoza Esmeralda Rodrigues de la Fuente habló— ¡Estás segura de eso, niña? ¡Si no la dejas ir, todas tus amigas morirán, incluyendo a la princesa!— aquello se estaba virando a una seriedad y tensión necesaria.

¡SE SUPONE QUE ERES UN AMABLE IDIOTA, NO UN TERRORISTA!pensó la de lentes detrás de escena. Lo más sorpresivo, fue notar cómo de una forma muy natural, quizás demasiado, la princesa se adaptó a la situación e intervino con un profundo y desgarrador diálogo que revelaba la verdadera procedencia de la (¿las?) jovencitas. La chica se fue volando, tal y como un ser de otro planeta lo haría.

Oujoko corrió hasta sus brazos, ella verdaderamente no quería dejarse atrapar— Ellas tomaron la decisión correcta— pronunció al sentir como aquel alto sujeto tomaba sus brazos para rodearle la cintura— ¡Oh, Oujoko, mi princesa! No sabes cuánto tiempo he esperado por este momento en el que pudiera sujetar tus finas manos y luego rodear tu bella cintura para acortar la distancia entre ambos!— afirmó el agarre— ¡Jamás, no te dejaré ir! Antes temía ser denunciado a organismos internacionales, pero ahora no debemos preocuparnos por nada, mi querida. En otros países ya han transcurrido esas tortuosas cinco horas, que no son nada en comparación a todos los años que he tenido que esperar para que llegara este día. No te habría llevado a mi lado si fuera diferente... ¡Es lo que me recomendó el abogado, el mejor del reino Con Nombre!

Oujisuje tomó de la mano a la princesa, enlazó sus dedos y alzó la cabeza para mirarla a los ojos.— Ahora, mi amor,— Estiró su brazo y señaló al infinito.— sígueme y busquemos juntos nuestra felicidad.— La luces se apagaron y el telón se cerró para así dar inicio a la siguiente escena. Los chicos árbol se quitaron sus disfraces y los tiraron detrás de la escenografía de cartón que fingiría ser una de las paredes de la alcantarilla. Rápidamente, regaron una sustancia de dudosa procedencia para dar una "mejor" ambientación al lugar.

La antigua Rosa, se acercó y le proporcionó una pistola de juguete a Satoi, mientras que por al otro lado convertían al asiento en un niño rata. El telón comenzó a abrirse para dar inicio a la segunda escena. Todos salieron despavoridos de la escena, excepto uno de los chicos árbol que se enredó en el telón rojo y quedó de trasero frente al público.

— ¡¿Qué hace ese idiota?!— una de las chicas salió corriendo y, para solucionarlo, lo tiró del escenario para borrar la escena del crimen.

— Ou-ji-su-ke y Ou-jo-ko se di-ri-ge-ron a las al-can-ta-ri-llas pa-ra afi... afianzaaar su amor.— comenzó el narrador a explicar la escena, como siempre, tan profesional (?).

— Creo que alguien no asiste a sus clases de japonés desde primaria...


avatar
Dromes : 148756
Reputación : 7
Mensajes : 475
Ver perfil de usuario
Satoi Madarame
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO] Las desventuras de nuestras vidas

Mensaje por Aries Star el Miér Feb 21, 2018 10:13 pm






Al parecer todo iba bien por ahora, la escena 1 ya estaba casi completa, solo faltaba un poco de ambientación e iba a comenzar la escena 2 donde aparecía la rata rara esa. No obstante, aunque bajaron el telón e hicieron un cambio en el paisaje de fondo, el cual estaba puesto sobre el escenario, no tuve tiempo como para sentarme y ponerme a platicar con el chico que interpretaba al príncipe puesto que apenas las cortinas me escondieron las chicas inmediatamente me rodearon.

- Bien hecho princesa ¡MAQUILLAJE! - Dijo la de lentes mientras me mandaba un ligero "good job" desde su lugar.

- Vamos a aplicar un poquito de esto y esto también -

- Toma ponle esto también -

- Esto igual -

- Ay! Siii! Esto está genial -

- Toma ponle esto, lo encontré en el baño -

- ¿¡QUÉ RAYOS ME ESTÁN PONIENDO!? Esfúmense! Fuera de aquí! -

Tenía la esperanza de que mis gritos no hayan sido escuchados por la audiencia, pero eso a estas alturas ya me daba lo mismo. Además, justo cuando las detuve, los chicos habían terminado de cambiar el set y ya estábamos listos para terminar la primera escena y continuar con la segunda.

Mientras se abrían las cortinas comencé a pensar en como estaba interpretando a la princesa y caí en que estaba siendo bastante dramática pero me faltaba ser un poco más odiosa y negativa. Tenía que ser más como una milenial que le veía lo negativo a todo y que no podía despegarse de su celular o algo así... ante eso tuve una idea, solo que no estaba seguro de si iba a funcionar. No tenía tiempo de avisarle al príncipe de lo que quería hacer, no ahora que las cortinas ya estaban casi abiertas claro está por lo que no me quedó de otra más que solo cruzar los dedos y esperar a que todo saliera de acuerdo al plan.

Tras eso, dejé de pensar tanto y me fijé más que nada en lo que me rodeaba, el fondo del escenario ahora era una alcantarilla cualquiera y se veía bastante oscuro. De hecho, quedé bastante impresionado con el trabajo que hicieron los chicos para poder adornar y dejar el escenario de acuerdo a la idea de una alcantarilla. No obstante...

"¿¡POR QUÉ RAYOS USAN LA MÚSICA DE MARIO!?"

Como si ya no fuera obvio, al grupo de estudiantes se le ocurrió que era una idea original y nueva usar la música de aquel videojuego con su constante "TANANANANAN - TANANANANAN"

"Cuando termine esta escena mandaré a alguien más a krypton, le darán el premio por originalidad" Pensé en lo que veía con ojos carnivoros al chico que estaba haciendo de DJ.

Ah, la obra, claro.

- Tu abogado debe ser un mono… Sin querer insultar a los monos claro está - Tras esto, suspiré de acuerdo al libreto y luego comencé a caminar con cuidado como si en realidad estuviera en dicha alcantarilla.

- Sabes, esto del secuestro y escaparnos hacia el oscurito simplemente me hace sentir...
ya sabes...


Berenjena / Zapato rojo / Torta de cumpleaños

Sé que soy exquisita y los hombres no pueden resistir mi encanto y afable humildad, pero por favor, esto es tan lápiz labial / Berenjena / Carita rosada -

Tras mi pequeño monologo en donde traté de expandirme lo que más pude en mi autoadulación le hice un guiño a la chica con lentes para así indicar que ya era un buen momento para iniciar la escena 2.

~ Escena 2 ~

Tras haber terminado mi monologo, el chico rata hizo su aparición en el escenario justo en frente de nosotros dos. Sin embargo, yo esperaba que la rata fuera una cosa peluda gris de ojos rojos y que te dieran ganas de aplastar o... mandar a krypton. Lo que obtuve fue a un chico la mitad de mi tamaño vestido en un traje de rat...atta. Sí, la rata morada esa de pokemon.

Inmediatamente miré a la "directora" para buscar una explicación y con lo unico que me encontré fue a una chica subiendose un poco los lentes con uno de sus dedos mientras hacía una pose "cool".

"Maldita otaku"

- Como exterminadora de monstruos que quiero hacer no puedo permitir que le hagas daño a Ojisuke, ¡estaría en contra de mi honor! -

Afirmé en lo que me ponía en frente del príncipe de forma imponente. - Prep- - Lo iba a hacer añicos cuando recordé que no soy yo quien debe matarle, sino que el príncipe.

- Es hora que te muestre una de mis técnicas más poderosas y femeninas que he aprendido! Preparate rata! - Dije con un tono jovial y ligero como si fuese una colegiala más en algún anime de esos de vida diaria.

Doblé un poco las rodillas, giré un poco la cadera, apreté mi puño hasta que se me vieran las venas en mis bíceps y luego...

-¡¡SHORYU-KYAAA!! -

Justo cuando iba a atacar a la rata pisé el líquido de extraña procedencia que habían tirado al piso y corté mi ataque para continuar con un intento de caída real sobre los brazos del príncipe.


avatar
Edad : 22 Dromes : 110267
Reputación : 12
Mensajes : 589
Ver perfil de usuario
Aries Star
HUMANOS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO] Las desventuras de nuestras vidas

Mensaje por Satoi Madarame el Jue Feb 22, 2018 7:02 pm






Satoi miró de reojo al hombre que interpretaba a la princesa. Parecía que las del staff no le daban ni un respiro, rápidamente lo abordaron, mientras que a él sólo se le acercó antes la chica de la pistola de juguete. El azabache regresó a su posición, la cual era al lado de Oujoko en medio de un diálogo bastante común (según el guión) lo cual sería seguido por una situación mucho más común dentro de una pseudo alcantarilla. La música de ambientación comenzó a sonar justo cuando el narrador cerró la boca (gracias al cielo).

Hubo unos segundos de silencio, ¿acaso la princesa estaba pensando algo? Sus diálogos comenzaron y este "caminaba" a su compás mientras le prestaba atención— ¿Te hace sentir...? ¿Qué rayos dijo?— se cuestionó al final tratando de descifrar su código secreto. Ella (?) continuaba hablando y de verdad no entendía absolutamente ni una pizca de eso que no sabía si era parte del guión o una improvisación— Hermosa Oujoko, tus metáforas no están logrando penetrar la sensibilidad de mi corazón, ¿podrías decirme a que te refieres con ellas? Quizás así mi ignorante persona pueda comprender tu elevado sentido romántico— se detuvo en segundo y se cubrió la boca como si estuviera muy avergonzado o a punto de tener una hemorragia nasal— Quizás te refieres a...— "pensó" en voz alta. Se destapó la boca e hizo un cero con una pistola con la otra, muy ensimismado mientras esperaba la explicación.

De pronto, el enemigo apareció en el escenario. Una rata muy extraña dispuesta a darlo todo en combate... O eso decía el guión.

— Ratatta, rattata— pronunció el chico en el traje como si les dijera algo con un tono de voz enojado, era una respuesta a Oujoko que osaba a enfrentarlo.

— ¡Oujoko, esper...!— estiró su mano y se inclinó un poco en dirección a ella, como intentando detenerla. ¿Ella debía hacer eso? Subió un poco la manga de su traje para asegurarse de que fuera de esa formaEntonces, ella se pone frente a mí luego yo...— no terminó ni de pensar cuando fue llevado a la realidad por una sombra que se acercaba muy rápido a él. Extendió los brazos y la sostuvo, con mucho esfuerzo, demasiado esfuerzo— ¿E-estás bien mi amada?— cuestionó con dificultad, abriendo y flexionando un poco sus rodillas para no caer de bruces junto a la princesa. —No puedo dejar las cosas así, yo...— empujó un poco a Oujoko al lado para no morir antes de la escena final (?).

— Ratatta, rattata, RA-TTA-TTAAAAA— simultáneamente, el niño rata empezó a correr por el escenario para usar Mordisco.

— Lo siento pequeña criatura, no puedo dejarte seguir con tu vida, no si es para defender a mi futura esposa.— dicho esto, sacó el arma de juguete y se giró con habilidad, como si fuera un gánster preparado para disparar su arma en cualquier momento. Apretó el gatillo y...

— ¡Súper efectivo! ¡Rattata fue vencido con chorro de agua! ¡Rattata no puede continuar, Oujisuke gana!—
se escuchó la voz del narrador.

— ¿Por qué eso si lo puede decir bien?— caviló sin dejar su pose, ya que debía dispararle nuevamente al chico, pese a estar medio muerto.


avatar
Dromes : 148756
Reputación : 7
Mensajes : 475
Ver perfil de usuario
Satoi Madarame
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO] Las desventuras de nuestras vidas

Mensaje por Mamiko Sakakibara el Lun Feb 26, 2018 4:19 pm



EVENTO CERRADO

¡Gracias por participar! Pronto se publicarán los resultados.






Fan:



¡Feliz Aniversario, Take!:
avatar
Salón : 3 A Edad : 20 Dromes : 724762
Reputación : 68
Mensajes : 1483
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: [EVENTO] Las desventuras de nuestras vidas

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.