image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!












HAPPY BIRTHDAY
Hana Iwafune
¡TE DESEA TAKEMORI!
¡Y hoy inauguramos este hermoso espacio para los beios cumpleaños del mes! ¡Perdonen nuestra tardanza en volver! Pero aquí estamos para poder celebrar junto a nuestra Hanita, también conocida como Trinity su cumpleaños (un pelín atrasadito, perdón uwu). ¡Y es que esto es un momento especial! Porque ella es un usuario que siempre ha estado con nosotros desde hace muchos añitos, apoyándonos y ayudándonos un montón. ¡Siempre está allí para todos! Es que es un amor de persona y una excelente moderadora de eventos. Personalmente, les queremos desear un maravilloso cumpleaños a nuestra hermosa Trini Porque la amamos mucho en el staff. ¡Y no se queda corta! Que también es muy querida por los usuarios mismos, por supuesto que si. Así que muy feliz cumpleaños.
¡Y te tenemos un regalito!



Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cerrado Vacaciones de aniversario

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Jue Feb 15, 2018 2:51 am

Dicen que el tiempo vuela cuando te estas divirtiendo, Aoshin había dejado de prestarle atención al tiempo desde hace mucho, pero aun para el este año había sido muy corto, la razón de ello era muy simple: su relación con Yuno. En tan poco tiempo ya tenia una confianza ciega en ella, había desarrollado un profundo y sincero amor. El era feliz, solo faltaba cumplir con su sueño de traer la paz al mundo, pero por el momento tenia cosas mas importantes en mente. Ambos habían viajado a la zona norte de Suecia para celebrar su aniversario, se hospedaban en un hotel bastante apartado, en medio de bosques, montañas y mucha nieve, no parecía mucho, pero ya tenían algunas actividades en mente, las usuales, patinar en hielo, snowboarding, armar muñecos y tener mini guerra de bolas de nieve, ir a un sauna para tener +18 si esta vació pasar el rato, entre otras actividades.

Habían estado disfrutando de diferentes actividades en los últimos días, pero ese 14 de febrero el Arconte tenia en mente algo un poco mas simple, una caminata por los bosques, para un humano era solo eso, un bosque, pero al sentir el aura que ambos emanaban, las criaturas sobrenaturales no se tomaban la molestia de ocultarse, podían verse animales elementales, algunas hadas, pero Aoshin no les prestaba mucha atención -No te quedes muy atrás Yuno, quiero llegar a la cima de la montaña antes de la media noche- Allí es donde tendrían su cena de aniversario, la cual esperaba en la dimensión de Aoshin para ser invocada tan pronto llegaran al lugar, de eso forma no tendrían que llevar ninguna canasta o algo por el estilo. Junto al sendero habían arboles que movían sus ramas como si danzaran, la magia los impregnaba dándoles un leve brillo -Este debe ser el lugar del que me hablaron-

Llegaron a la entrada de una cueva al mismo tiempo que la noche comenzaba a caer, tan pronto se aventuraron dentro de la mismo esta comenzó a iluminarse, la fuente de aquella luz eran los cristales incrustados en las paredes, habían de todos colores, inclusos mezclas similares a un arcoiris -¿Hm?- Todo parecía normal, hasta que los cristales en la entrada crecieron a gran velocidad, cerrando la única vía de escape. El resto de los cristales se agrietaron lentamente, al romperse emergieron manos esqueléticas que no tardaron en abrirse paso para liberar el resto de sus cuerpos, en segundos paso de ser un ambiente tranquilo y romántico, a uno peligroso y siniestro, la horda de esqueletos comenzó a llenar el túnel mientras que la oscuridad se adueñaba del mismo.

-Traigan sus corazones!- Menciono uno de ellos al señalar a la pareja, no eran los habituales muertos vivientes de las películas, mas allá de querer cerebros en lugar de corazones, estos eran inteligentes y estaban armados, sus armas y armaduras eran de hueso al igual que ellos mismos, ademas de estar impregnados con una magia muy peculiar, los ángeles notarían lo potente de la misma, y quizá se extrañarían de que la misma no fuese maligna -Parece que nos retrasaremos un poco- En ese momento uno de los esqueletos se abalanzo sobre ambos, estaba oscuro, pero al sentir las malas intenciones del esqueleto Aoshin pudo defenderse, desplegando una de sus alas y destrozando al guerrero con las afiladas plumas de la misma. Al mismo tiempo un esqueleto le apretaría el trasero a Yuno, quien se encontraba un par de pasos atrás del pelinegros.


Última edición por Aoshin Kuroboshi el Miér Abr 04, 2018 3:58 am, editado 1 vez


Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 40527
Reputación : 25
Mensajes : 176
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Vacaciones de aniversario

Mensaje por Yuno Gasai el Jue Feb 15, 2018 5:03 am

"Un día como hoy, a hartas horas de la noche...
...fui salvada por un ángel."

Era el día 14 de febrero, un día muy especial para la pareja que se encontraba caminando por los bosques de Suecia. ¿La razón? No era porque fuese San Valentine. La festividad moderna de ese día era lo de menos. La verdadera razón es porque un día como ese se habían conocido; Un ángel y un Cupido les habían unido.

Fue un año difícil, para la pareja, sobretodo al comienzo. Todo había pasado muy rápido; La química entre ambos, el interés, y con ello venían también los problemas no resueltos de la pelirosa. Su personalidad había estado dando un giro inesperado, un cambio para bien. Tenía más seguridad en si misma, emocionalmente estaba más estable, aunque aún faltaban muchas cosas por las que trabajar: Sus celos seguían presente, seguía matando personas inocentes por coquetearle a su Shin-sama, sin embargo, Yuno no quería perder a su Ao-kun y por ello se esforzaba cada día.

El pequeño ángel caído siempre había querido salir de vacaciones con su amado. Le insistía una y otra vez para que le llevara a las montañas nevadas; Y aunque Suecia no era ese lugar, su Ao-kun la tomó en cuenta y eso le hizo muy feliz. ♥️ Se enteró de la noticia en el hogar, dió un grito de felicidad, abrazó a su querido y se acurrucó en sus brazos porque por fin tendrían vacaciones para ellos. Ahora podrían estar a solas y violarl... eh... Y amarlo en cada lugar que visitaran.

Esa tarde su amado le había pedido ir a cenar a la cima de una montaña, y obviamente la pequeña pelirosa aceptó la invitación. Se vistió con una bufanda alrededor del cuello para taparse del frío, aunque esta vez se había puesto tonalidades azules en las vestimentas, variando los colores rosas que siempre utilizaba. Esta vez no llevaba sus dos coletas de siempre, había variado su peinado, llevando ahora doble trenzas finas que pasaban por detrás de su cabeza, uniéndose entre ellas y lo demás se dejaba caer por sus largos cabellos, esta vez rebeldes, que llegaban poco más abajo de la cintura.

-No te quedes muy atrás Yuno, quiero llegar a la cima de la montaña antes de la media noche-

-¡P-Pero Ao-kun...! ¡Los animalitos...! - La pelirosa se entretuvo viendo la enorme cantidad de seres mágicos y no-mágicos que habían en el lugar. Desde conejos de las nieves hasta criaturas mágicas voladoras, hadas, y algunas criaturas un poco más tímidas que se escondían, pero miraban con curiosidad como ambos paseaban por el lugar.

-Nee, nee, Ao-kun. Si no hubieras nacido como un ángel caído, ¿qué criatura mitológica te hubiera gustado ser? - Preguntó mirándole con curiosidad, ahora concentrándose más en la espalda de su querido e intentando seguirle el paso. A todo esto... Oye, Tenía buen trasero. 7u7

-Este debe ser el lugar del que me hablaron-

-¿Huh? ¿Quién te habló...? - No pudo evitar pensar en una hermosa mujer dotada hablando a solas con su... Ao-kun. "Tsk..." - Aunque luego negó con la cabeza sútilmente e intentó volver en sí. -Dale las gracias de mi parte. - Sonrió con amabilidad. Si no fuera por la persona, hombre o mujer, ambos no estarían ahí, así que no se enemistaría con alguien que les estaba ayudando a pasar momentos lindos.

Aunque la pelirosa se adelantó un poco. Caminaba observando los cristales con sus ojitos brillosos. Se acercó a algunos y los tocó sin hacerles daño. -Debe ser una reserva natural. - Si. Y aun así las tocaba. -¡Ah! ♥️ ¡Tengo una idea, Ao-kun...! - Se acercó a su amado sacándo su celular de sus bolsillos y se tiró una foto con él. Luego comenzó a tomar algunas fotos por el lugar. -¡Para el álbum! ♥️

Cual fue la sorpresa de ambos cuando escucharon un ruido en la parte posterior de la cueva. Giró para ver lo que era y vió un gran cristal sellando la única entrada. -¿¡Aaah!? ¿Nos engañaron? - Quizás la persona que le recomendó el lugar a Ao-kun le quizo poner una trampa. -Grrrr... - La pelirosa quizo matarlo, matarla o lo que fuese, pues esa fue su primera impresión. Retrocedió para ponerse en guardia algunos pasos frente a su Ao-kun, con la mirada fija en los alrededores para ver a cuantos enemigos se estaría enfrentando.

Se sorprendió por unos momentos después de ver que comenzaban a salir esqueletos del suelo, de las paredes y de los cristales. -Se parecen a mamá y papá... - Susurró para su Ao, contemplándolos por unos momentos pero moviéndo la cabeza hacia los lados para volver a ponerse en guardia. -Traigan sus corazones! - Confirmado. La orden del esqueleto mayor le dejó saber que eran enemigos y que querían la muerte de ambos.

-Parece que nos retrasaremos un poco.

-Deben ser amigos chismosos de mamá y papá. ¡Pero aun así nadie se meterá entre nosotros, Shin-sama! - Y entonces fue cuando sintió una mano esquelética tocándo su trasero. -¡Kyaaaaaaaaaaaa! - Pegó un grito y fue a esconderse detrás del caído. -¡Ese esqueleto pervertido me tocó el trasero! ¡Matalo! - Dijo estando detrás de su querido en un intento caprichoso de buscar su protección.

Si bien, la pequeña Yuno podía matarlo por su cuenta, pero ella también sabía que a Aoshin no le gustaba que otro hombre, mujer, persona, cosa o ser vivo le tocara, así que habían quedado en un trato: Yuno se encargaría de los que se atrevieran a acosar a su Shin-sama, y su Ao-kun se encargaría de los que se atrevieran a acosarla a ella.

Sonreiría cuando viese a su compañero encargándose del esqueleto. -Por eso te amo... ♥️ - Pero ella no se quedaría con las manos cruzadas. Concentraría magia de oscuridad en sus manos y se encargaría de protegerle la espalda a su querido. Esta vez ella no se quedaría sin hacer nada. Correría por entre medio de una fila doble de esqueletos usando su mencionada habilidad de oscuridad, y pasaría a gran velocidad entre ellos, inclinando su cuerpo hacia adelante y llevándose de por medio las partes huesudas de los demás.

Aunque esta vez el ataque de la ángel tenía algo diferente. La magia se había quedado adherida al cuerpo de los esqueletos y comenzaba a desintegrarlos a medida que iba tocándoles. Los cuerpos de los huesudos comenzaban a hacerse cenizas mientras eran devorados por esa extraña habilidad.

Se puso en la cima de una estalagmita y por unos momentos cruzó miradas con su amado, recordándo algo importante. -¡Ah...! ♥️ - Le sonrió mientras que un rubor cubría sus mejillas. -Como cuando nos conocimos, mi amor. ♥️ - Se puso las manos en las mejillas y se sonrojó. -¡Kyaaaaaaaaa! ♥️ - Gritó de la emoción. Para el enemigo pareciese como si la pelirosada hubiera bajado la guardia y por eso se lanzaron por detrás de ella para atacarle, pero sus cuerpos comenzaron a desintegrarse tan pronto estuvieron a punto de cortarle el cuello y la cintura con las armas que tenían, para ser más precisos: Filosas espadas de huesos.

-♥️ ¡Recuerda dejarme enemigos esta vez, Shin-samaaaaaaaaaaaaaaaaa! ♥️
≧ヮ≦


De aquí salió la variación de la habilidad que uso:
4) - Nombre del poder: ♥️ Rotten Vibes / Death Touch ♥️
-Descripción: Yuno crea una campo de energía negativa alrededor de ella (con un alcance de 3 metros a su alrededor), pudiendo cubrir un pequeño cupo de personas junto a ella. El numero máximo de personas es 2 (aparte de ella). Toda cosa que intente pasar por el campo de energía negativa tendrá sus consecuencias:
Objetos Metálicos: Se oxidan hasta quedar hecho polvillo. Armas que un usuario sostenga se va oxidando gradualmente (a medida que pasen los turnos) siempre y cuando tenga contacto directo con la barrera. Armas que le hayan lanzado y el usuario no sostenga, serán oxidadas de inmediado hasta desaparecer (es una técnica defensiva).
Objetos de Madera: La madera se va dañando hasta quedar hecha acerrín (ver descripción de objetos metálicos).
Objetos hechos con piedra: Se desgastan (ver explicación de como funciona arriba).
Comida: Se pudren (ve descripción de objetos metálicos para saber como funciona).
Cuerpos: Produce daño tipo oscuridad a los seres vivos.
Elementos: Reduce la efectividad de los ataques de luz.
-Recarga: Se puede usar 3 turnos corridos. Recarga de 5 turnos.
-Contra: Es 50% menos efectivo contra magia / objetos sagrados.





No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:




¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 302974
Reputación : 33
Mensajes : 407
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Vacaciones de aniversario

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Sáb Feb 17, 2018 9:09 pm

Tan pronto escucho que uno de los esqueletos había tocado a SU Yuno lo sujeto del cuello, uso su luz para devolverle la vida, formando carne, órganos, músculos y demás, para luego atravesar el pecho del hombre con su brazo de energía, saco su corazón, se lo metió en la boca y arrojo el cuerpo a un lado, todo en cuestión de segundos -Allí tienes el corazón que querías- Menciono limpiando la sangre de sus manos como si nada -Gracias por dejarme matarlo- El resto de los esqueletos atacaron, pero el Arconte desenfundo su espada, bloqueo un par de ataques y a travesó los escudos de hueso, cortando en dos a varios de sus enemigos "Si se parece a esa noche..." Pensó al escuchar las palabras de su compañera, asintiendo ante su petición de que le dejara algunos enemigos, eso no sería problema, ya que los ataques del pelinegro fueron inefectivos, los trozos de los esqueletos volverían a unirse una y otra vez, a diferencia de los que Yuno había desintegrado.

-Parece que tendré que usar algo más fuerte- No tardó en darse cuenta de que el túnel era recto, así que abrió los portales en sus ojos liberando luz y oscuridad que barrieron con los esqueletos de enfrente, aunque no uso todo su poder, por lo que algunos pocos sobrevivieron -Tu sola puedes encargarte del resto mejor que yo- Permanecería a la defensiva tras ese comentario, en esa situación no podía estar disparando sin arriesgarse a causar un derrumbe, por suerte sus alas eran en extremo resistentes y podía usarlas para protegerse con poco esfuerzo. Una vez que Yuno acabara con los esqueletos, seguirían su camino hasta salir del túnel.

Parece que estamos en el lugar correcto” Un curioso paisaje se hallaba ante sus ojos, una parte era como lo esperaba, un sendero de roca que subía en círculos hasta la cima de la montaña, pero junto al sendero corrían dos pequeños ríos, también habían estatuas, un par de fuentes y algunos obeliscos entre los árboles en los alrededores, lo que destacaba era la sangre que estaba en lugar del agua, incluso la nieve estaba hecha de sangre, lo cual se hizo evidente cuando una pequeña tormenta empezó a golpear el lugar -Sangre…- Murmuro abriendo la palma de la mano para tomar algunos copos de nieve -Ahora se parece más a la noche que nos conocimos- En ese momento una guadaña de sangre se formó en el aire a espaldas del pelinegro, aunque este se dio cuenta al poder sentir las malas intenciones, no alcanzo a reaccionar y recibió un golpe en el sello de su cuello, gracias a su piel resistente no recibió daño, pero fue aturdido momentáneamente.

Estuvo a punto de caer al suelo por el golpe, sin embargo logro mantener la compostura -Vas a pag…- Antes de terminar la oración, varias criaturas completamente hechas de sangre se manifestaron, algunas salieron de los pequeños ríos, otras de las fuentes, pero la mayoría se formó de los copos de nieve en el aire -Corrijo, van a pagar por eso…- De inmediato saco sus alas y las uso para rebanar a las criaturas cercanas con sus afiladas plumas, las partes ensangrentadas cayeron al suelo, aparentemente sin vida, pero conservando su forma sólida, a diferencia de los esqueletos no volvieron a levantarse, sin embargo no dejaban de formarse criaturas que bloqueaban el sendero.


Algunas horas antes...


-Aoshin!- Tal como Yuno lo había imaginado (?) una hermosa mujer dotada y de cabello verde se abalanzo sobre el pelinegro para darle un abrazo y ambos terminaron en el suelo -Quítate de encima Sara- Dijo de forma seria y no espero para apartarla antes de ponerse de pie -Me ayudaste pero... ¿Tienes el resto de la información que te pedí? La mujer lucia un poco mayor que Aoshin pero su edad era incierta aun para el pelinegro -¿Así nada mas?- Pregunto ya de pie frente al muchacho, con los brazos cruzados y alzando una de sus cejas -Gusto en verla maestra, agradezco que me regalara un poco de su valioso tiempo al venir aquí ¿podría por favor hablarme hablarme de como acabar con los guardianes de sangre?- Cada palabra denotaba molestia y algo de ira, lo que hizo que la mujer sonriera levemente -Con el por favor bastaba tontito- Volvió a sonreirle y le dio un pequeño toque en la nariz de forma juguetona -Ya que estoy apurado y no puedo sacarte la información a la fuerza, no me molesta adularte un poco... Solo si vale la pena-

La mujer suspiro pesadamente -Mi tarea es enseñarle a los Arcontes a como usar sus poderes, lo que me pides esta fuera de mis obligaciones, no te cuesta ser agradecido- Tras decir aquello se encogió de hombros y desvió la mirada -Es simple, no trates de atrapar la lluvia con las manos, solo avanza- Un par de segundos después, la mujer se acerco al muchacho, empujándolo contra la pared, presionando el pecho del contrario con sus voluptuosos atributos y usando su dedo indice para jugar con los labios del pelinegro -¿Para cuando piensas presentarme a esa chica? espero que al menos me invites a la...- En ese momento Aoshin uso los portales de sus ojos para hacerla desaparecer -No puedo leer tu mente, pero por suerte aun puedo hacer eso-


De vuelta al presente...


-Casi lo olvido, no dejaran de salir así que tenemos que avanzar- Ya que solo sabia de las criaturas de sangre, pero no de los esqueletos que los habían emboscado momentos antes, tenia que estar preparado para cualquier cosa.


Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 40527
Reputación : 25
Mensajes : 176
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Vacaciones de aniversario

Mensaje por Yuno Gasai el Mar Feb 20, 2018 7:47 am

Su Ao-kun había tomado venganza trayendo ese esqueleto del mal de vuelta a la vida. La pelirosa se limitaba a observar con una sonrisa como su amado tomaba venganza por lo que le había hecho. Él se veía tan sexy cuando se ponía en modo protector-posesivo. ♥️ No iba a detenerlo, al contrario, dejaría que se desahogara con el cuerpo del esqueleto por haber intentado sobrepasarse con ella, apoyando cuanta masacre fuese necesaria para que él pudiera liberar su estrés. Cuando su compañero terminó de vengarla, le dió las gracias a lo que la pelirosa respondió asintiendo con la cabeza, con su típica sonrisa amable.

Bien, habiendo visto todo el espectáculo, Yuno decidió que era tiempo de seguir protegiendo a su Ao. Por lo que se lanzó por los esqueletos restantes y decidió cambiar su estilo de pelea para no gastar energía innecesaria. Lamentablemente vió que los esqueletos eran capaces de regenerarse, así que no tuvo de otra que volver a usar la energía oscura de antes, aquella que desintegraba materiales, para así acabar con la extraña vida que tenían esos no-muertos vivos... O bueno, esos seres sobrenaturales que alguna vez tuvieron vida.

Por último había quedado el líder de la pandilla, quien estaba retrocediendo a ver que la pelirosada se acercaba a él con una sonrisa inocente. -¡N-No, por favor! - Intentó excusarse, pero Yuno ya había tenido suficiente con ver que había amenazado a su querido. -Regresa a donde perteneces, nee, nee. - Le sonrió para terminar avalanzándose en su contra y...  -¡¡¡GAAAAAAAAAAAAAAHHH!! - ...terminar haciéndo con éste lo mismo que hizo con los demás huesudos: Terminando para siempre con lo que quedaba de sus existencias.

Lo bueno de haber terminado el trabajo es que ahora estaba caminando nuevamente detrás de su Ao-kun. El ángel caído se encontraba feliz porque su querido confiaba en ella para que cuidara sus espaldas, y así mismo él lo estaba haciéndo con ella. En un principio ese debate sobre quien debía proteger a quien había sido un poco problemático, y aun así, de vez en cuando volvía a surgir el tema. La pelirosa no había comentado nada sobre el asunto, pero notó como ambos volvieron una vez más a trabajar en equipo en contra de los esqueletos. Yuno estaba dispuesta a poner de su parte para que los dos fueran un dúo más sincronizado cada vez, trabajando cada vez en ello.

----------------------------------------------------

Caminaron por minutos largos hasta que llegaron a un hermoso paisaje, un sendero, una gran montaña y unos ríos de... ¿Sangre? -¿Huh? - La pelirosa se sorprendió un poco cuando vió los cuerpos de agua teñidos de rojo. -¿Vendremos a vivir aquí, Ao-kun? - Dijo aquello de forma bromista. Era obvio que no irían a vivir allá, pero considerando que lo que se supone que era agua estaba teñido de rojo, ese líquido al que ambos tenían que enfrentarse casi todas las noches, pues, la broma se contaba sola.

-Ahora se parece más a la noche que nos conocimos.

-¡Cierto! - Giró sonriéndole. La pelirosa había estado corriendo por la nieve carmesí, dando vueltas, y hasta se dejó caer de espaldas en el suelo para hacer angelitos y rodar. Se levantaba en esos momentos con intenciones de tirarle una bola de nieve, cuando su expresión cambió por completo a una de sorpresa mezclada con frustración, desconcierto, molestia. Una guadaña de sangre se había formado a espaldas de su querido. -¡¡Ao-kun...!! - Intentó avisarle pero fue en vano. La criatura había golpeado a su amante en el cuello. ¿Qué tan grave era? No lo sabía. Lo que si supo fue que su cuerpo se movió automáticamente para correr a donde el pelinegro y su atacante, apretando los dientes por la rabia y fijando su mirada en la criatura.

-¡Quien quiera que te haya recomendado esto quería matarte! - Le dijo con un tono de voz más serio del normal, llegándo frente a él luego de que rebajara las criaturas. -¿Estas bien? - Se acercó preocupada al pelinegro, verificando que el golpe en el cuello no le hubiese dejado algun corte, herida, maldición o derivado.

Por el momento todo estaba bien. No sentía anomalidades en el cuerpo ni alma del contrario. Si bien, a la pelirosa le gustaban las experiencias extremas, pero... -¿Estas seguro que confías en esa persona, Shin-sama...? ¿Te advirtió de los peligros del lugar? - ...también quería que él estuviera consciente de lo que hacía, además de dejarle saber como se estaba sintiéndo con la situación. Yuno miró a su acompañante con desconfianza, no porque desconfiara de él, sino porque desconfiaba de la persona que él había hablado, fuese quien fuese, estaba poniendo la vida de su compañero en peligro. -No estoy diciéndo que dejaré de protegerte, pero... Quizás deberíamos matar la persona que te metió en esto, por engañarte. - La razón por la que Yuno sugirió esto es porque pensaba que le habían recomendado un lugar sin peligros para tener una velada normal. Ella no tenía, de momento, conocimiento de monstruos en la zona, salvo cuando llegaron que les tomaron por imprevisto.

-Casi lo olvido, no dejaran de salir así que tenemos que avanzar-

-Tsk... - Decidió entonces sacar sus hermosas alas azabache para caminar junto a él. Esta vez no se distraería jugando con la nieve o con elementos hermosos del paisaje. Esta vez se mantendría al pendiente, observando sus alrededores y con sus sentidos en alerta en caso de que hubiese otra emboscada como la que tuvieron. Así fue como seguirían su camino a la cima de la montaña, tomándole la mano a su compañero para añadirle algo de ternura mientras caminaban por el Sendero de la Muerte. Se tranquilizó un poco una vez tomo su mano, mirándole más relajada, con una sonrisa, aunque sin bajar la guardia. Utilizaría las alas para desviar o bloquear cualquier ataque sorpresa, y teniéndole de la mano, además de ser muestra de afecto, también le serviría para mantenerlo cerca de ella en caso de que tuviese que activar alguna barrera de emergencia.





No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:




¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 302974
Reputación : 33
Mensajes : 407
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Vacaciones de aniversario

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Lun Feb 26, 2018 5:33 pm

Ambos avanzaron por el sendero tomados de las manos, acabando con las criaturas de sangre con sus alas, ella le sonreía y el igual, aunque de forma mas leve, para otros quizá no hubiese sido el mejor momento, pero al verla de esa forma, en medio de la batalla, cubierta con la sangre de sus enemigos, Aoshin no pudo evitar recordar la noche en la que se conocieron, la primera vez que vio ese rostro angelical, a esa hermosa pelirrosa que era tan similar a el en tantos aspectos -Te amo- Menciono en medio de su ascenso hasta la cima de la montaña. Al llegar a la cima las criaturas dejaron de aparecer, todo parecía haber terminado, ahora podían recostarse sobre el césped para disfrutar de la hermosa vista, los bosques, las montañas, el cielo estrellado, aquel lugar era perfecto, porque a pesar del clima en los alrededores, allí se sentía cierta calidez y no había nieve.

-Me advirtieron de los peligros, pero no de todos, igual vale la pena luchar, para venir a un lugar tan hermoso, sobre todo si es nuestro aniversario- En ese momento sintió otra presencia con malignas intenciones, esta vez una enorme cola se formo detrás de su cuerpo y se movió con la intencion de golpearlos a ambos, de inmediato Aoshin se abalanzo sobre su compañera cayendo al suelo sobre ella -Estuvo... Cerca...- La sangre había humedecido la ropa de Yuno ajustándola a su cuerpo y haciéndola levemente traslucida, el se quedo mirándola por un segundo antes de negar con la cabeza, para luego darle un beso rápido antes de apartarse y ponerse de pie -Mas tarde-


Dragon:


Como el nivel de un videojuego, avanzaron derrotando criaturas menores hasta llegar al jefe, el cual era un inmenso dragón de sangre -Quizá sea hora de ponernos un poco mas serios- Tenían que acabar con esa cosa rápidamente si querían disfrutar del resto de la noche 7u7 como era debido, lo que normalmente no seria sencillo aun con el poder que Aoshin estaba por usar, sin embargo ambos tenían una ventaja que el Arconte pronto le revelaria a su compañera -Iré con con el nivel 2 directamente- De inmediato luz y oscuridad brotaron de los ojos de Aoshin para comenzar a formar una armadura masiva, la misma cubrió el cuerpo de la pareja y se manifestó casi por completo en solo segundos.


Armadura:


Con Yuno dentro, la armadura seria mas del doble de poderosa, a parte de tener 2 brazos extra para atacar, cada una de las extremidades portaba enormes fuma shurikens de luz, en caso de que el dragón fuera capaz de regenerarse de cortes comunes, ya que las armas causaban quemaduras, que a esa escala evaporarían parte de la bestia con cada impacto -Aun me falta practica así que me limitare a mantener la armadura estable mi amor, tu encárgate de aplastar a esa cosa por ambos- El consideraba que ambos eran igual de capaces, por eso nunca se preocupaba al dejarle alguna tarea o enemigo complicado, ella podía arreglárselas perfectamente.


Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 40527
Reputación : 25
Mensajes : 176
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Vacaciones de aniversario

Mensaje por Yuno Gasai el Lun Mar 12, 2018 7:11 pm

La pareja de locos enamorados habían estado caminando durante minutos cuesta arriba por la nieve. ¿Cuánto tiempo...? ¿Media hora? Quizás. Lo cierto es que si ambos fuesen humanos, hubieran tenido que pararse a dar pequeños descansos. Era una montaña empinada, con algunas "secciones" para poder acampar, supuestamente, porque con tanta criatura que salía sorpresivamente, quienes acamparan ahí definitivamente no debían ser humanos. Debían tener sus sentidos alerta en todo momento.

-Te amo-

-¡Aaah! ♥️ ♥️ ♥️ ¡Yo más, amore mio! >///<

Si bien a Yuno se le ocurrió la idea de acortar el camino volando, así no correrían peligros terrenales. Pero eso le "quitaría" tiempo con Ao-kun. Es decir, no le parecía mala la idea de caminar por un campo nevado sangriento, era algo que no se vivía todos los días.

Spoiler:

-Me advirtieron de los peligros, pero no de todos, igual vale la pena luchar, para venir a un lugar tan hermoso, sobre todo si es nuestro aniversario-

-Es cierto. ♥️ ¡Podemos revivir ese momento en este lugar, sin restrinciones! ♥️ ¡Siiiii! >///< - Mencionaba eufórica, ahora no solo pasaba tiempo con su Shin-sama, sino que pasaba tiempo con él destruyendo criaturas en un campo lleno de sangre. ¡Porque tenía que haber sangre! Si no, no era tan divertido. -Nee, Ao-kun. ¿Y si venimos a vivir a un lugar parecido a este? Que no aparecieran tantas criaturas, no quiero que nos interrumpan cuando estemos en pleno acto... u///u ¡P-Pero si quiero poder desgarrar algunos tendones en algún momento! >///< Necesito desquitarme con algo de vez en cuando. - Bajó la cabeza apenada. Ao sabía a lo que se refería la pelirosa: Cuando le daban sus arranques de furia -normalmente ocasionados por celos- a la pelirosa le entraban ganas de arrancar algunas cabezas, destrozar corazones, sacar ojos, arrancar pieles y destruír intestinos con sus propias manos. En fin, "pequeños deslices" inmorales que solo su amado era capaz de entender. Aunque para Yuno no era inmoral si se trataba de luchar por amor. Tehehehehe. ~

Estaba perdida en sus pensamientos sobre el futuro: Vivir en una casa con su Ao, quizás que fueran las únicas personas en el mundo, o quizás vivir junto a él en una isla solo para ellos, con cascadas de agua cristalina, y al otro lado de la isla cascadas de sangre. Un balance entre lo mas hermoso e inocente, y lo sádico; La luz y la oscuridad. Un camino de rosas rojas y azules, y a la misma vez, un sendero lleno de calaveras. ¿En qué copa tomaríamos vino esa noche? ¿En una hermosa copa de cristal, o en la calavera de tu enemigo mortal? Así eran los pensamientos de la pelirosada. Actuaba dependiendo de sus intenciones internas, casi nunca de las que reflejaba. Podía estar feliz, pero por dentro quería desquebrajarte en pedazos si tocabas a su Ao-kun.

Y el jóven cayó sobre ella en un intento por salvarla. Vió al enorme dragón de sangre, pero también sentía a su Ao sobre su cuerpo. Despreocupada, la pelirosa se quedó mirando a los ojos a su acompañante, subiendo la temperatura corporal de su cuerpo y no precisamente por la fiebre. Le miró con cierto interés, dejándo que él admirara su belleza a través de sus vestimentas. -Adelante. Puedes usar mi cuerpo para saciar tu sed. - Le miró a los ojos con ternura acariciando la mejilla de su compañero, dejándo un rastro de sangre en su rostro, la marca de sus dedos impregnada en la suave caricia de la muerte en el rostro de su compañero. -Mas tarde. -¡Aawww! - La pelirosa se puso de pie junto a su compañero para hecharle un mejor vistazo al enorme dragón.

-Quizá sea hora de ponernos un poco mas serios-

-¿A este si puedo matarlo? u///u - ¡Claro que tenía que hacerlo! ¡Había interrumpido su luna de miel!

-Iré con con el nivel 2 directamente-

-¡Usa tu nivel 2 en mi, Shin-samaaaaaaaaaaaa! u///u

Si bien la pelirosa sabía a lo que se refería su compañero, el que le cayera encima hace poco no ayudaba a tranquilizar el ataque amoroso repentino que le había dado: Quería que la violara de pie. Así que dejándo eso de lado, supuestamente (porque lo tenía en la lista mental de "pendientes"), la jóven pelirosa empezó a prepararse para atacar/defender dentro del Susano de su compañero. Tenía que protegerlo de un enorme dragón de sangre que no los había dejado amarse bajo el manto del cielo y... Bueno, todo eso.

-Aun me falta practica así que me limitare a mantener la armadura estable mi amor, tu encárgate de aplastar a esa cosa por ambos-

-Se que puedes hacerlo, Aoshin-sama. - Lo miró con una sonrisa en el rostro. Su amante era inteligente y muy talentoso, así que le dijo esas palabras para animarlo a seguir practicando la técnica que había desarrollado. -Podemos sacar un tiempo para ayudarte a practicarlo, ¿si? - Le miró comprensiva, como siempre. Ao-kun la había ayudado a entrenar y mejorar sus habilidades, ella quería hacer lo mismo por él. No quería "devolverle el favor", simplemente quería ayudarlo a superarse ya fuese mejorando esa habilidad o con cualquier cosa que la vida les pusiera por el medio. Para eso estaba ella a su lado. Para hacerlo feliz y animarlo a seguir adelante, protegerlo del mal, y evitar que se diera duro contra el piso si su ideología no era la mejor.

-Iluminada y eterna, enfurecida y tranquila.
Sobre una alfombra de hierbas ibas volando dormida.
Un imposible silencio enmudeciendo mi vida.
Con una lágrima tuya, y una lágrima mia.

Había cerrado los ojos y se había puesto a cantar algo de Ricardo Montaner mientras preparaba una esfera de energía oscura en sus manos. Quizás ella no lo había notado, pero Ao-kun sintió una sensación extraña que venía de Yuno gracias al vínculo celestial que ambos habían desarrollado hacían unos meses atrás: Lo que pasaba dentro de la pelirosa se estaba desbalanceando, pero a la misma vez intentaba buscar un cierto tipo de balance. Me explico:

La energía negativa (como ángel caído) se estaba peleando con la energía positiva (como ángel de alas blancas que fue)... Es decir, la energía del odio y sentimientos de venganza hacia el dragón de sangre, se mezclaban con el amor y los deseos de protección que sentía por Ao-kun.

-Iluminada y eterna, enfurecida y tranquila.
Sobre una alfombra de hierba ibas volando dormida.
Con una estrella fugaz te confundí la otra noche,
y te pedí tres deseos mientras duraba tu luz...


Susurrando esas palabras extendía su brazo al frente e hizo que la esfera oscura se rompiera en miles de hermosos fragmentos oscuros que brillaban como si fueran energía pura y bondadosa. Una manisfestación de los buenos deseos que tenía a pesar de que su alma estuviera corrupta. Hecho esto, le brindó la energía de oscuridad al Susano para hacerlo más poderoso, dejándo unos hilos de energía oscura tan finos que parecían invisibles. Estos hilos la conectaban a ella del Susano para...

-¡Atacar! ≧ヮ≦

El Susano (ahora controlado por la pelirosa) dieron un salto alto en el aire, un salto giratorio, y con las cuatro espadas rompieron al temible dragón de sangre que se avalanzaba a ellos con sus fauces abiertas dispuesto a dejarle una enorme herida. Sin embargo fue la pareja la que, extrañadamente, le ganó al dragón de un solo golpe. Dicho "reptil" fue cortado en cuatro pedazos como si de un Sushi se tratase.

Los pedazos del Susano cayeron al suelo y el cuerpo del dragón estaba hirviendo en candela pura con los cortes qu le habían hecho. Pronto la sangre comenzó a evaporarse, haciéndo que el cuerpo del dragón se fuera haciendo más pequeño cada vez hasta "evaporarse" por completo, o mas bien, su cuerpo había desaparecido del plano de la vida gracias a la habilidad de desintegración de la pelirosa combinada con la habilidad de luz/quemadora del Susano.

-¿¡Aaaaaah!? - Se quedó sorprendida. -¡Espera, Ao-kun! ¿¡Por qué murió tan rápido!? ¿¡Tu Susano es así de fuerte o qué...!? - Yuno no podía explicarse porque ese dragón había muerto de un solo golpe. Se veía un contrincante prometedor y había caído al suelo como si nada. Por una parte estaba decepcionada, pero por otra también estaba extrañada. -¡Aaaw, vamos, Ao-kun! ¡Eso fue aburrido! - Infló las mejillas haciéndole puchero a su compañero. -¡Aquí los monstruos mueren de una! ¡Voy a tener que golpearte a ti, nee, nee! - Puso su cabeza sobre el pecho de Ao sin dejar de mover los brazos de arriba a abajo con rapidez, buscando una explicación a sus preguntas. -¿Ahora si podemos hacer el amor dentro del Susano? *-* - Denuevo su personalidad cambió con brusquedad. De hacer pucheros se volvió a emocionar apenas recordó como habían caído al suelo hace poco. -Tehehehehe. ♥️ - Le sonrió. -Te amo. ^__^ - Le haló la mejilla cariñosamente.





No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:




¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 302974
Reputación : 33
Mensajes : 407
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Vacaciones de aniversario

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Jue Mar 15, 2018 8:22 pm

El pelinegro era consciente de que el dragón probablemente caería rápido, la armadura (susano) era una precaución debido al tamaño de la bestia y en caso de que lanzara un ultimo ataque antes de morir, pero gracias a Yuno no tuvo oportunidad, el calor de las armas de luz combinado con el poder desintegrador de la pelirrosa fue demasiado en conjunto -No es tan fuerte como parece, en un momento te lo explico- Ignorando los comentarios y las insinuaciones de su amada, el Arconte deshizo la armadura y ambos cayeron, Aoshin tomo a Yuno en sus brazos mientras caían, solo por capricho, ya que ella podía volar por su cuenta para que la caída no le afectara. Una vez en el suelo dejo que ella se pusiera de pie por cuenta propia.

-No creo que haya mas molestias, así que...- El joven le dio la espalda a su novia para empezar a caminar hacia el centro de aquel lugar, su objetivo era un punto donde la tierra se había agrietado, mismo punto desde donde ahora brotaba sangre con gran fuerza, la fuente de sangre principal, el origen del hechizo o maldición que habían enfrentado tan pronto se dispusieron a llegar a la cima de la montaña -Esta montaña es una prueba, veras...- El podía sentir una fuerte presencia dentro de la fuente, algo con neutras intenciones, al mismo tiempo diviso un pequeño destello en medio de la sangre, el ya sabia lo que era, por esa razón le hizo una seña a su compañera momentos antes, para que no se acercara -Hace cientos de años antiguos magos pertenecientes a una secta la crearon para un ritual de iniciación, dicha secta adoraba a una supuesta diosa...-

Para ese punto el Arconte había llegado a la fuente, sumergió su mano dentro de la misma, llenando de sangre sus vestimentas debido a varias salpicaduras, hasta que luego de un par de segundos logro tomar un objeto entre sus dedos, tan pronto lo saco, la sangre paro de brotar de la fuente -La diosa acompañaba a los nuevos miembros en su intento por llegar a la cima...- Tras tomar el objeto y ocultarlo de la vista de la pelirroja, regreso para hablar de frente con esta y seguir con la explicación -Los magos crearon a las criaturas y las pruebas, pero la diosa creo un objeto que condicionaba la forma de llegar a la cima, ademas de que ella acompañaba a todos los que quisieran pasar la prueba, las criaturas eran muy poderosas, pero mientras mas amaras, adoraras, respetaras, etc. A la persona que te acompañaba, mas débiles se hacían las bestias, claro que la diosa no contaba por ser la fuente de dicha magia, ir con los aspirantes significaba que estos debían tener una gran devoción hacia la diosa, de lo contrario probablemente morirían, una forma muy efectiva de probarlos... Supongo que entiendes lo que eso significa- Justamente esa era la razón por la que ambos acabaron con las criaturas tan fácilmente, ambos "aspirantes" Yuno y Aoshin se adoraban mutuamente, por eso les fue tan sencillo, incluso en contra del enorme dragón, el cual callo con un solo ataque.

Por un momento el pelinegro observo los alrededores, para apreciar nuevamente el hermoso paisaje,
la fuente de magia principal ya no estaba, sin embargo, las propias energías mágicas del lugar lo mantenían con un clima veraniego, pese a que fuera de la montaña nevaba -Pensé que te gustaría, ademas de que no podía dejar este lugar como estaba, ahora otros podrán disfrutarlo sin riesgo de morir...- Había una cosa mas por hacer, pero el no estaba seguro de como hacerlo, nunca lo había hecho ni pensó que tendria la oportunidad, al menos no antes de conocerla. En ese momento Aoshin suspiro, con su corazón levemente acelerado, para disipar el poco pero igual de presente nerviosismo que a penas se notaba por su expresión -Cuando leí acerca de este lugar y cual era el objeto que la diosa había usado para guardar parte de su poder... Yo... Pues...- Suspiro una vez mas antes de apoyar su cuerpo sobre su rodilla izquierda, extendiendo ambas manos y enseñándole el objeto que anteriormente alimentaba la montaña, sirviendo como fuente maná.


-Cupido pensó que estaba equivocado al juntarnos esa noche, quizá hayan sido solo errores y casualidades, pero no importa el como nuestros caminos se hayan cruzado, porque sin importar cuanto busque, no podría encontrar a nadie tan perfecta como tu... Yuno Gasai, ya me has hecho el hombre mas feliz del mundo, así que solo preguntare... ¿te casarías conmigo?-


Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 40527
Reputación : 25
Mensajes : 176
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Vacaciones de aniversario

Mensaje por Yuno Gasai el Dom Mar 18, 2018 6:38 pm

Las quejas y pucheros que estaba haciéndo Yuno por el dragón no eran comunes. Es decir, estaba quejándose porque finalmente llegaron al último jefe y ella esperaba un poco más de reto para matarlo. ¡Vamos, que hasta los esqueletos carmesí le dieron más trabajo! Aunque eso se debía a que eran más y no morían con facilidad, es decir, se recomponían. Y en cuanto al dragón, éste había caído miserablemente al suelo. La pelirosa estaba molesta porque un dragón era una magnífica criatura que todos admiraban, ella incluída. ¡Y que fuera un dragón de sangre lo hacía más admirable! Pero no, cayó como una mosca al suelo, así que no le quedó de otra mas que quejarse con su amado.

-No es tan fuerte como parece, en un momento te lo explico. - Por fortuna él parecía tener una explicación del porque el dragón murió tan fácilmente. Se acurrucó en los brazos de su querido cuando éste deshizo la armadura y empezaron a descender al suelo. Se le escapó una pequeña sonrisa por la emoción de que éste le sostuviera en brazos. Al llegar al suelo, la pelirosa se apartó un poco de su Ao, mirándolo con curiosidad y esperando la tan anhelada explicación. ¡Sabía que había algo extraño en el asunto! Pero ella no dijo nada, se quedó escuchando el relato de su compañero. Era una de esas historias interesantes, como las que él solía hacerle cuando se envolvía hablando de un tema que le gustara.

Su querido comenzó a explicarle que la montaña era una prueba, y que unos magos hacen cientos de años crearon un ritual de iniciación para adorar una Diosa. Los ojos de la pelirosa se llenaron de brillo cuando vió la enorme cantidad de sangre brotar desde el suelo.

Si las fuentes de agua eran hermosas, las fuentes de sangre lo eran aún más. Yuno quedó hipnotizada por el movimiento del líquido carmesí que actuaba como si la estuviera invitando a acariciarlo. Dió algunos pasos hacia al frente, dejándo huellas en el manto rojizo bajo sus pies. Mas enseguida reaccionó cuando su amado le hizo una seña con la mano para que no se acercara. - u_u - Pero no se desalentaría por eso. Seguiría escuchándolo con atención, como si fuera algún tipo de discípulo escuchando su maestro.

Le vió meter la mano dentro de la fuente de sangre y según ella, tomó un puñado del líquido. No le dió mucha importancia a esa acción. Pensó que era Ao-kun disfrutando de la fuente de sangre. Ella estaba más concentrada en el relato de su compañero, que en los pequeños detalles.

-...de lo contrario probablemente morirían, una forma muy efectiva de probarlos... Supongo que entiendes lo que eso significa-

-¡Ah! ♥️ ¡Si, si! - Dió un saltito de emoción y movió sus brazos de felicidad. Si hubiera sido otra la ocasión era probable que le hubieran entrado dudas a la pelirosa, algo al estilo: "¿Por qué me traes a este lugar? ¿Dudas de mi amor? Pero te demostraré que mi amor es único y puro! ¡Sigue poniéndome pruebas, que las pasaré! >///<" Pero dado que su Aoshin-sama perdió un brazo para protegerla, ese no había sido el caso.

Los tiempos de celos y malinterpretaciones habían pasado. Esta vez estaban en paz consigo misma, con una sonrisa leve a la historia hermosa que le contaba su amado. Sabía que él había estado estudiando y trabajando duro para llevarla a esa montaña de sangre. Quizás él encontró que era un hermoso lugar y quería compartirlo con su pareja. En esos momentos la pelirosa corrió para tirarse en brazos de su amado y refugiarse en ellos. -Muchas gracias por este detalle tan hermoso, Ao-kun. ♥️ - Subió la mirada para verlo a los ojos. -No importa como lo veas o como lo vean los demás, somos los mejores. - Le haló la mejilla de forma cariñosa. -Muchas gracias por traerme hasta acá. n_n - Se dió la vuelta en los brazos de Ao-kun y se quedó mirando al horizonte junto a él, hechándose hacia atrás para recostarse del cuerpo de su compañero observando la lejanía y sintiendo la suave brisa acariciar sus mejillas.

-Pensé que te gustaría, ademas de que no podía dejar este lugar como estaba, ahora otros podrán disfrutarlo sin riesgo de morir...-

-Sigues siendo tan gentil con los demás, Ao-kun. - Respondió serena. Esa vez no se molestó como normalmente lo haría. Las montañas eran un buen lugar para poner de buen humor a cualquiera. El sentir de la brisa pura lejos de las areas contaminadas, el estar tan cerca del cielo, el poder ver las estrellas bajo el oscuro manto que estaba sobre ellos. La pelirosa se mantenía alerta a ver si podía ver alguna estrella fugaz para pedir un deseo.

Sin embargo, el vínculo psíquico que sentía con su amado la llevó a sentir los nervios del pelinegro. -¿Por qué tan nervioso, Ao-kun? - Preguntó en voz baja, intentando comprenderlo. -Recuerda que estas conmigo. - Llevó sus manos sobre las de su compañero, las cuales estaban sobre la cintura de la chica, pues él estaba abrazándola por la espalda. Su Ao se apartó de ella lentamente continuando el relato... -Cuando leí acerca de este lugar y cual era el objeto que la diosa había usado para guardar parte de su poder... Yo... Pues...- ...Yuno giró a la par de su amado. -¿Tu qué...? - Lo miró siendo comprensiva con su querido. Sabía que quería decirle algo, así que como de costumbre, lo alentaba a que lo hiciera, acariciando su rostro con la yema de sus dedos.

-Cupido pensó que estaba equivocado al juntarnos esa noche...

"Lo sé. ¡Pero no pienses en cosas tristes ahora, Ao-kun!" Eran palabras que quería decir al recordar como el ángel psicópata los había flechado y luego volvía diciéndo que había sido un error. ¡Si, el ángel del amor psicópata! ¡Porque mi Ao-kun y yo eramos normales, nee, nee! Mas no tuvo tiempo para dar consuelo a su querido, pues este siguió hablando.

-...quizá hayan sido solo errores y casualidades, pero no importa el como nuestros caminos se hayan cruzado, porque sin importar cuanto busque, no podría encontrar a nadie tan perfecta como tu...

"Lo mismo puedo decir sobre ti, Shin-sama. Eres la persona que a pesar de mis defectos, pudo abrir sus brazos, entenderme y tratar de arreglarme. Contigo aprendí tantas cosas... Aprendí a ser feliz."

-...Yuno Gasai, ya me has hecho el hombre mas feliz del mundo, así que solo preguntare... ¿Te casarías conmigo?

La pregunta la tomó... Desprevenida. Su semblante sereno y gentil cambió totalmente a uno de sorpresa. Sus ojos se abrieron de par en par, sus labios se separaron, pero no podía gesticular ninguna palabra, ningún sonido, era como si se hubiera quedado sin habla, sin aire.

Poco después de conocerse había estado encima de su Ao-kun diciéndole que deberían casarse. Lo acosaba con el matrimonio como si no tuviera nada más que hacer. Su sueño de niña, el pequeño ángel se visualizaba vestida de blanco caminando por el altar con quien fuese el amor de su vida. Corría por el orfanato con una sonrisa en el rostro con esos pensamientos en la cabeza; Asomándose por la ventana para ver como las parejas de cada animalito caminaban juntas con sus crías. "¡Algún día yo también seré como ellos! ¡Tendré una familia...!" - Se aseguraba. "¡Seré la mejor esposa! ¡Cocinaré todo tipo de comidas y postres para mi esposo! ¡Le pintaré cuadros, le dedicaré canciones! ¡Tendremos muchos hijos y muchas mascotas...!"

Pero los ojos de la pequeña Yuno se abrieron de par en par.

-Uum... Etto... ¿Cómo será mi futuro esposo...? ¡N-No tengo una imagen mental de él! ¡Kyaaaaaaaaaaaaaaaaa!" - Se sostuvo la cabeza. -¿Acaso sera buena gente? Amable. Alto... ¿Trabajará en una oficina? ¿Tendrá pelo rosa como yo, o quizás azul? ¿S-Sera atento? ¿Será del tipo feliz? ¿Buen padre? ¿Un artista?

-¡Pequeña Gasai! - La sorprende una monja, la que siempre fue amable con ella.

-¡Kyaaaaaaaaaaaaaaaa!

-¡Es muy temprano para estar pensando en esas cosas! ¡Vamos! ¡A la habitación! ¡Le toca la clase de idiomas!

-¡A-A-Ahhh...! ¡S-Si! ¡Si! ¡G-Gomen! ¡Gomen! - Hizo reverencia y salió corriendo espantada hacia la clase.

......................

-No.

La pelirosada subió sus manos temblorosas a sus mejillas, acariciándoselas y bajándolas por su cuello hasta llegar a nivel de su pecho.

-No.

Su rostro estaba rojo de la vergüenza, y de tanto repetir el "No" ya no se sabía si estaba diciéndo que no se quería casar o que.

-No.

Solo recordaba, recordaba y recordaba las tacleadas que le había dado por la espalda a su querido para decirle "¡Vamos a casarnos!" Y él le respondía que era "Muy pronto." Para ella decir que "No era muy pronto porque se amaban y con eso bastaba." Pero él seguía en la negativa, respuestas que siempre herían sus sentimientos porque se sentía "insuficiente" para su amado. A pesar de eso, guardaba la herida para no preocuparlo y lo intentaba mejor cada día, cada día, cada día...

Ir de compras era otra odisea. Casi siempre pasaban por esa tienda de novias y se quedaba frente a la vitrina observando con sus ojitos brillosos los trajes largos, blancos, de novia. "Algún día... Algún día le propondré matrimonio a Ao-kun, y si no acepta lo secuestraré y lo haré casarse conmigo... Lo prometo." - Bajó la mirada nostálgica pero su rostro tenía una sonrisa leve. Reaccionaba casi siempre cuando su Ao la llamaba a la distancia y ella tenía que salir corriendo a re-encontrarse con él.

No era que estaba descartando su sueño de ser una hermosa novia, alguien como Yuno jamás se rendiría, pero si veía la meta cada vez más lejos en esos tiempos. Había quedado en terminar sus estudios, ayudar a Ao con los ingresos al conseguir un mejor trabajo, pero esto, esto le tomó de sorpresa. Su querido había cambiado de opinión. Cayó de rodillas frente a él con las lágrimas desbordandose de sus ojos. Tomó el rostro de su amante con ambas manos y lo miró a los ojos.

-N-No puedo creerlo...

Era lo que había estado intentado decir antes.

-Ao-kun... - Negó con la cabeza. -S-Shin-sama... - Volvió a negar con la cabeza. -Aoshin Kuroboshi. Acepto ser tu esposa. Tu amiga, tu novia, tu amante, tu esposa, tu ángel, ¡tu todo! - Se lanzó sobre su cuello para abrazarlo con fuerza, llevando su mano detrás de la cabeza de su compañero, desplomándose por la emoción. No podía dejar de llorar de alegría. Tanto que pasó, tanto por lo que luchó y finalmente iba a cumplir su mayor sueño. -Te amo. Te amo. ¡Te amo, te amo, te amo, te amo, te amo, te amo, te amo, te amo, te amo, te amo! ¡Muchas gracias por todo! Por llegar a mi vida, por aceptarme, por corregirme, por regañarme, por aguantarme, por entenderme, por todo... Todo, todo, todo... Te amo... ¡Aoshin Kuroboshi, te amo! - Atrajo el cuerpo de su compañero contra el suyo, frotando su mejilla con la de él.

Por alguna extraña razón Yuno no lo besó, tampoco intentó violarlo como siempre solía hacer, no esta vez. Esta ocasión era una especial. Su Ao-kun había tocado su alma y en esos momentos lo más importante para la pelirosa era compartir los sentimientos de felicidad con su amado, ver su sonrisa, verlo sonreír, escuchar su corazón, acariciar su alma... Se apartó un poco para mirarlo a los ojos con una sonrisa dulce, junto a las lágrimas de felicidad que seguían bajando por sus mejillas. Antes sus vestimentas estaban llenas de sangre por todas las criaturas que habían enfrentado, pero ahora también lo estaban sus manos, su rostro y su cuello. -Pase lo que pase, digan lo que digan, cueste lo que nos cueste, hagamos que nuestra historia tenga un final feliz. - Cerró los ojos y le dedicó la sonrisa más bella de todas.





No estoy loca... Yo solo amo con locura... ~ ♥

MIIII SHIN-SAMAAAAAAAA >__<:




¡Gracias por los Stamps, Red! ^^



♥️ Ficha ♥️ Cronologías & Relaciones ♥️

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 302974
Reputación : 33
Mensajes : 407
Ver perfil de usuario
Yuno Gasai
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Vacaciones de aniversario

Mensaje por Aoshin Kuroboshi el Lun Mar 26, 2018 1:16 am

-No.

Tan pronto escucho la voz entrecortada de su compañera su corazón se detuvo por un instante "Esto es..." Aquella sensación era extraña ¿miedo? ¿tristeza? no podía pensar en lo que era, por su mente solo cruzaba la presión que sentía en su pecho y el acelerado palpitar de su corazón, la única cosa cosa que podía afectarlo era ella.

-N-No puedo creerlo...

Al verla lanzarse hacia sus brazos la atrapo correspondiendo, dejándose caer sobre el césped y cerro los ojos suspirando de alivio por la respuesta -Te amo- Fue lo único que dijo en medio de los tantos comentarios de su amada, era lo único que necesitaba decir mientras se aferraba a ella con mas y mas fuerza -Te amo...- Siguió repitiéndolo mientras recordaba cada momento que habían pasado juntos, desde los mas comunes, los llenos de sentimiento, nostalgia, dolor, cariño, amor, cada pelea que tuvieron, como ella le arrojaba cuchillos para recibirlo, como asesinaban juntos, como se apoyaban sin dudar, cada comida y cada postre que compartieron, cada noche que pasaron juntos, la forma en la que se abrazaban, como si no quisieran volver a separarse nunca, eso era exactamente lo que sentía, quería ser uno con esa mujer y no dejarla ir nunca mas. Justo cuando su compañera le dedico aquella sonrisa el dejo salir una leve carcajada, que no tardo en convertirse en una risa prolongada, una risa se felicidad, quizá la primera risa que Yuno había escuchado brotar de sus labios "Desde el principio te enamoraste de mi sin pensarlo dos veces, sin importar que fuésemos extraños, sin juzgar mis sueños, mis ideales o principios, trate de resistirme a tu amor, a tus celos, tu deseo de solo tenerme para ti... Nunca imagine terminaría sintiéndome exactamente igual, que llegaría a tener tantos celos solo por verte sonreír con alguien mas, que uniría tu mente con la mía para que siempre estuviésemos juntos, que las 24 horas del día vería a través de tus ojos para cuidarte-"

Aquellas palabras, mas que pensarlas se las había transmitido mentalmente, sosteniendo sus mejillas, acariciándolas y limpiando sus lagrimas -A mi manera, yo también, te amo con locura- Llevo el rostro de su compañera hasta su pecho, abrazándola de esa forma -Pase lo que pase, digan lo que digan, cueste lo que nos cueste, nuestra historia seguirá siendo feliz, porque haré todo lo que este en mi poder para que nunca termine- Aquella noche se olvidaron por completo del mundo, del paisaje que los rodeaba, de su cena de aniversario, incluso de su reciente compromiso, no pensarían en nada mas que en ellos mismos, en el palpitar de sus corazones y en ese hermoso sentimiento que los uniría para siempre, el mas grande, puro, sincero y loco amor.


Yo hablo - "Yo pienso" - Yo actúo.
[Aoshin Monji] ahora es [Aoshin Kuroboshi]
avatar
Dromes : 40527
Reputación : 25
Mensajes : 176
Ver perfil de usuario
Aoshin Kuroboshi
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Cerrado Re: Vacaciones de aniversario

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.