6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7


STAFF
PARA AYUDAR...

Rhodes Prince

ADMIN PRINCIPAL
MP
Mamiko Sakakibara

ADMIN SECUNDARIA
MP
Demian Serkin

ADMIN SECUNDARIA
MP
Sebastian Michaelis

MOD GENERAL
MP
Alice Sadao R.

MOD FICHAS
MP
Noire N. Reiss

MOD GRÁFICOS
MP
Luka Crosszeria

MOD EVENTOS
MP
Trinity

MOD EVENTOS
MP
Kisa Hitsugaya

MOD FICHAS
MP
Aries Star

MOD EVENTOS
MP
Trent Strauss

MOD GRÁFICOS
MP
Harry Blume

MOD CHAT
MP
KHAELI DUNKHEIT

MOD
MP
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Las Casualidades del Universo [Privado-Yukika Shirou]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Las Casualidades del Universo [Privado-Yukika Shirou]

Mensaje por Eilen Shinsei Unicorn el Vie Feb 09, 2018 8:36 am


Montañas blancas, lagos inmensos, bosques que no terminan, ciudades vivas, y una playa vacía eran localidades muy usadas en los libros con el fin de adentrar al lector a sus páginas, eran lugares sacados de la realidad para ser usados en historias fantásticas y de todo tipo. Las detallaban de tal forma que sentías como si estuvieras ahí, oliendo las flores o sintiendo el viento en las montañas. Cuando era un niño pequeño, y no existía lo que hoy en día llaman mundo digital o la electricidad, leía libros que hablaban sobre muchas partes del mundo. En esa época la herramienta más poderosa para la comunicación era la escritura, y no solo para eso, también era usada para fomentar la habilidad de algunas personas de usar su imaginación a su favor, creando piezas de arte conocidas como libros. “Ahora parezco un friki de los libros”, no era del todo cierto, si bien me gustaban los libros no los consumía como la comida. Ante todos aquellos pensamientos o recuerdos, en mi mente tenía claro a donde iba y para qué. El amanecer era un espectáculo hermoso y había un lugar especial en donde verlo mejor.

Cuando supe que había una playa en la ciudad corrí a su encuentro en el primer momento que tuviera tiempo libre, las que ya había visitado eran pocas y fue hace muchísimo tiempo. El encontrarme frente a frente con lugares relatados en los libros era fascinante, ser capaz de ver en la realidad parecía casi como si me adentrara en sus historias. Pero había otras razones como el simple movimiento, no me gustaba estar en el mismo lugar tantas veces, al menos no con tantos lugares nuevos que descubrir. El amanecer, el atardecer o la noche estrellada, casi cualquier estado del cielo parecía más hermoso y notoria en una playa, un lugar sin nada lo suficientemente alto como para interrumpir la vista. Por había salido a la madrugada, tan solo con mi experiencia diría que faltaban una o dos horas para que el sol saliese de lleno por el horizonte, aunque podría ser antes.

Al llegar era inevitable no sentirlo, la arena cristalina en los dedos de los pies descalzos, el viento con ese reconocible olor y el agua del otro lado. Para muchos la mayor atracción de la playa, y la razón más fuerte de por qué son tan famosas, es por el agua y la idea de zambullirse completamente en ellas. En verano eso podría ser cierto, pero desde mi punto de vista, lo más bello y atractivo de un lugar como ese eran las vistas del cielo. Eran usadas por muchos escritores para resaltar un momento romántico o lindo entre personajes de la historia, algo normalmente conmovedor. “No saber cuándo aparecerá el sol era problemático, si empezaba a jugar podría hasta perdérmelo”, ciertamente era una posibilidad pero tampoco estaba con las ganas de estar parado tanto tiempo viendo a un punto especifico, el suceso que estaba esperando era lo suficientemente llamativo como llamar mi atención en el mismo momento que apareciese.

Me acerque al agua lo suficiente como para que las olas que se aproximaban mojasen por completo mis pies, librándolos de la arena que habían acumulado. No se veían nubes de ningún tipo aproximándose, iba a ser un día espectacular, de eso no dudaba. Sin embargo el lugar era bastante temeroso con esa imagen de soledad, era muy temprano para que hubiese un alma en la playa, o muy tarde. Decidí buscar piedras en la arena y luego tirarlas al lago para que rebotasen, era lo único que podía hacer para entrenarme, luego de que inevitablemente se me acabasen las piedras comencé a tararear mientras mantenía mis ojos cerrados.



avatar

Edad :
25
Dromes :
5742
Reputación :
3
Mensajes :
149

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Las Casualidades del Universo [Privado-Yukika Shirou]

Mensaje por Yukika Shirou Unicorn el Vie Feb 09, 2018 3:09 pm

Dicen que el agua permanece apacible mientras agentes externos no perturben su calma, el agua es el elemento menos dañino entre los otros elementos y a la vez el que más transformaciones tiene, lo que al mismo tiempo lo vuelve un arma de doble filo porque puede ser de lo más inofensivo en el mundo como un simple charco de agua o lo más aterrador como el mar devorándote con sus olas en cuestión de segundos. Mis hermanos solían decir que mi personalidad era como el mar a las orillas de una playa, no podía mantenerme quieta, era muy entusiasta pero al mismo tiempo era pacífica e ingenua, vaya comparación, pero era muy acertada. Fue justamente por ese comentario, por aquella conversación que habíamos tenido, que el mar se había vuelto mi lugar preferido entre todos los espacios existentes que tuvieran aquel elemento.

Unos de los mayores placeres de la playa, era poder percibirlo con casi todos los sentidos, desde caminar en la inestable arena,  llegar a la orilla donde el suelo era más firme y sentir el agua acariciar mis pies, hasta oír las olas golpear con fuerza generando así junto con el viento una suave y refrescante brisa marina “Ah… cómo me encanta esta sensación” y al mismo tiempo me traía buenos recuerdos de mi familia.

El mejor momento para acercarse al mar, era antes del amanecer, el cielo aún se mantenía oscuro y nadie se atrevía a andar por ahí en solitario, o al menos eso creía. Era un instante único en donde me podía sentir uno con el mar, con la misma naturaleza.

Incentivada por mi elemento, solía meterme en el océano en traje de baño, únicamente con una linterna acuática para poder bucear un rato y a la vez buscar corales, los cuales utilizaba para decorar la pecera de mi habitación, el respirar no era un problema, no lo necesitaba hacer. Allí abajo, el mar era otro mundo, un lugar misterioso donde la luz apenas se filtraba y los sonidos eran anulados. Para muchos podría sentirse como un lugar aterrador, como en las películas de suspenso marino, pero para mí representaba un lugar pacifico donde los problemas del mundo y el ruido de la ciudad no podían llegar.

Miré mi reloj de muñeca, quizás ya era hora de salir a la superficie y descansar un rato, para esperar otra de las cosas que solían gustarme de venir a la playa, aquel primer rayo de luz que se asomaba en el horizonte y que dicho de otro modo unía el cielo con el mar separados por una fina línea horizontal. Observar el amanecer era perfecto para comenzar un nuevo día.

Mientras salía a la superficie y me acercaba a la orilla con mi pequeña bolsa de tela donde tenía mis nuevas adquisiciones, podía escuchar una voz tarareando a lo lejos ¿Podría alguien más aparte de mi estar en la playa? Me asomé fuera del agua y vi a una persona parada con los ojos cerrados, me acerqué con cautela haciendo el mínimo ruido posible para no asustarlo, era un hombre algo mayor que yo, con el cabello negro y largo, tenía curiosidad por saber qué hacía allí  y con la voz más suave posible le hablé —¿Hola? —Hice una pausa mientras me inclinaba un poco hacia adelante para mirarlo sin invadir su espacio personal —Me sorprende ver a alguien más por aquí —El cabello me goteaba, mientras le regalaba una sonrisa.

Referencia del traje de baño:


—Hablo l "Pienso" l Narro
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
2068
Reputación :
0
Mensajes :
11

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Las Casualidades del Universo [Privado-Yukika Shirou]

Mensaje por Eilen Shinsei Unicorn el Sáb Feb 10, 2018 9:46 am


Tarareaba una música cuyo nombre no podía recordar, pero que significaba calma y paz, el ritmo era lento y suave. Hubo un momento en el que se me vino a la cabeza la idea de transformarme en Dragón y volar por aquel despejado cielo, en aquel lugar y momento se sentiría increíble. Ver el amanecer desde cientos de metros por encima del suelo debía ser emocionante, y estuve a punto de decidirme hasta apartar la idea por unos momentos. “Por mas tarde o temprano que sea no puedo estar en esa forma tanto tiempo, podrían descubrirme y explicar quién o que soy sería muy problemático”, era mejor tener una imagen menos llamativa, aunque con las ropas que traía casi que era imposible. El viento había aumentado lo suficiente como para alborotar mi cabello hacia un lado, por suerte estaba completamente recogido y faltaría más fuerza para desatarlo.

La idea de cambiar a mi forma original se había hecho fuerte de nuevo, la sensación que podría sentir era tan placentera que podría tomar el riesgo, de todas formas no había muchas posibilidades de que alguien justo pase en ese momento. Sin embargo escuche algo que me hizo desaparecer totalmente la idea, me molestaba y divertía esos momentos sacados de libros de comedia, pues después de pensar aquello una voz de una mujer parecía estar llamando mi atención. Abrí mis ojos y pude ver que a pocos metros de mi se encontraba una muchacha de cabellos blancos, sus ojos parecían claros pero no podía asegurarlo por la falta de luz. “¿De dónde salió?”, pensé mientras veía mis alrededores, parecía haber aparecido sin más cerca de mí. Fue cuando note su traje de baño y no solo eso, parecía mojada. “¿Estaba dentro del agua? No había visto a nadie antes”, ni si quiera me había percatado de alguien asomándose para tomar aire antes de zambullirse de nuevo.

-Comparto tu sorpresa- Dije acompañada por una leve risa entre dientes mientras veía más detenidamente a la chica. –Vengo a disfrutar de las vistas, el trabajo es un poco agotador a veces y aquí es relajante- Ciertamente no sabía quién o qué era pero mi tono era amigable y sutil, como si la parte “relajante” de ese lugar ya me hubiese afectado.

De cierta forma me sentía cómodo el hecho de que aquella muchacha estuviera usando un conjunto que mostrase mucha piel, pues entonces ya no sería el único loco con ropas que podrían verse como provocativas. Era lo malo de llevar en todo momento el abdomen desnudo, teniendo una pequeña prenda que solo cubría mi pecho. Sin embargo mi atención fue dirigida más hacia su comportamiento que a su vestimenta, parecía bastante amable hacia un desconocido, y su sonrisa aparte de bella parecía sincera. “Me gustaría pensar que es alguien normal, pero en esta ciudad hay muchas personas que esa etiqueta no les quedaría para nada”, me reí de mi propio pensamiento y devolví la sonrisa a la chica.

-Pareces alguien amable… Mi nombre es Eilen Shinsei, es un placer- Me presente con una sonrisa y un tono suave, a muchos les parecería imprudente presentarse ante alguien que ni conoces, pero dudaba que aquella persona fuese un peligro para mi, al menos no en ese momento. –En poco tiempo estaremos disfrutando un hermoso paisaje- Decía para mi mismo pero en voz alta, de forma que la muchacha escuchara mis palabras.

Había traído conmigo en una bolsa de tela algunos libros, pensaba que al amanecer sería un buen momento para leer y pasar el rato en ese lugar. Sin embargo y ahora que había otra persona aparte de mi leer me parecía una falta de respeto, lo sería si ella seguía ahí e intentaba entablar una conversación conmigo. No creía ser capaz de decirle que me dejase en paz y había que ser sinceros, tampoco deseaba que se fuera. Hablar con personas me gustaba bastante y pasar aquel acontecimiento con otra persona seguro era divertido.




avatar

Edad :
25
Dromes :
5742
Reputación :
3
Mensajes :
149

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Las Casualidades del Universo [Privado-Yukika Shirou]

Mensaje por Yukika Shirou Unicorn el Dom Feb 11, 2018 9:36 pm

El chico se veía algo extraño, sus ropas no eran normales, bueno dentro de los parámetros normales, no lo eran, sin embargo nos encontrábamos en Eadrom, una ciudad donde cosas increíbles podían percibirse. Sentía que estaba exagerando un poco al verlo de manera extraña y lo que menos quería era tacharlo de raro o algo así.
 
Su amigable respuesta y su risa refrescante me hicieron sentir más cómoda con su desconocida presencia, no cualquier persona te podía responder de aquella manera, aunque lo que más me agradaba era que podía verme reflejada en aquel chico, en el sentido de ser amistoso con otras personas, yo me consideraba así también —¿Te gusta la playa entonces? A mí me encanta, es mi lugar preferido —Respondí sin dudar, mis ojos brillaban, como cuando le das a un niño un juguete nuevo. No mentía, realmente me encantaba la playa y el mar, la misma naturaleza se encargaba de mostrarme cosas nuevas de aquel fascinante mundo.
 
De un momento a otro sentí que me estaba observando mucho, como estudiándome rápidamente con la mirada lo que traía puesto, no llevaba mucho, pues estaba con un bikini de color purpura simple pero algo revelador, me avergoncé un poco por eso. Lo normal sería que lo pasara por alto ya que nos encontrábamos en una playa pública, pero el hecho de que no hubiera nadie más era un poco incómodo “Ah… necesito mi ropa…”
 
—Tú también pareces ser una persona agradable —Asentí, aún un tanto nerviosa. —Mi nombre es Yukika Shirou —Sonreí. —El gusto es mío Eilen —Yo era la clase de personas que le daba la oportunidad a todos de entablar una amistad conmigo, sean buenas o malas personas, después de todo, uno nunca termina de conocer a las personas y no puedes juzgarlas por su portada, era lo que siempre pensaba. — ¿Uhmm? ¿Así que también vienes a admirar el amanecer? —Pregunté un tanto curiosa —Conozco un buen lugar para apreciar el mejor el paisaje ¿Quieres ir? —Señalé una pequeña formación rocosa que parecía una mini isla en medio del mar —Es allá ¿Lo ves? No está muy lejos, solo necesitas saber nadar, claro —Reí un poco esperando a ver que pensaba del plan aquella persona que recién conocía y estaba tan emocionada de ir, que hasta la vergüenza se me había pasado.


—Hablo l "Pienso" l Narro
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
19
Dromes :
2068
Reputación :
0
Mensajes :
11

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Las Casualidades del Universo [Privado-Yukika Shirou]

Mensaje por Eilen Shinsei Unicorn el Mar Feb 13, 2018 8:00 am

Era una chica un tanto peculiar, pues no parecía estar intimidada o ni siquiera algo precavida por el hecho de que era un completo desconocido. “Que muchacha tan despreocupada…aunque ahora que lo pienso no soy muy diferente”, la mayoría del tiempo parecía una persona despreocupada, sin muchos problemas para hablar con alguien que no conocía, aunque realmente no sea capaz de confiar en nadie, en dos mil años eh aprendido bastante después de todo.
 
Su respuesta rápida y sin ninguna interrupción o duda era bastante evidente, pude notar que con suma facilidad por que se encontraba allí a esas horas. También podía notar como su “amor” por la playa era mayor de los que solo amaban refrescarse, creía que era de los que se ponían frenéticos cuando en la conversación aparece el tema. “Es solo una suposición, aunque sería divertido si así fuera”, pensé con una sonrisa en mi rostro mientras escuchaba atentamente las palabras de la chica, tampoco parecía importarle mucho lo que yo llevaba puesto ese día. Si la muchacha estuviese viviendo en esa ciudad no me extrañaría, ya había escuchado y visto a personas con aspectos algo raros. Empecé a acercarme a ella y poder verla mejor, su plateado y mojado cabello ondeaba con el viento dándole un aspecto aun mas encantador que antes, aunque siendo sinceros el traje de baño le daba más puntos.
 
-Más que la playa en si, me gusta el cielo de esta- Refleje mi pensamiento mirando al cielo despejado de esa mañana, tal vez aquel gusto era simplemente por mis orígenes “un dragón pertenece al cielo” o algo así. -Ohh, parece que es un buen lugar, buena idea… Aunque no tengo el deseo de mojarme tan rápido- Era verdad pero tampoco quería rechazar esa idea, realmente quería ver el amanecer y la chica no parecía mentir al respecto de que aquel sería el mejor lugar.
 
Me pare a pensar la mejor opción, algo intermedio que me permita ir hacia aquellas rocas sin la necesidad de mojar, aunque transformarme en dragón no era una de ellas. Estuve así unos segundos hasta que lo decidí, no me parecía nada malo enseñárselo al menos a ella, tampoco es que fuese algo tan importante como para ocultar. Comencé a concentrarme y la joya rojiza que se encontraba en los anillos de mi cuello comenzó a brillar levemente, mis ropas y mi pelo comenzaron a moverse al son de un viento que no provenía de la playa. “El collar maldito me permite rodearme de aire dándome la capacidad de levitar, realmente es útil”, a la par que sonreía me elevaba del suelo sutilmente mientras miraba a Yukika.
 
-Acepto tu generosa oferta, veamos quien llega primero- La rete con una sonrisa aun más amplia que la anterior, verla nada seria entretenido aunque antes de comenzar sabía que no ganaría al fin y al cabo no era capaz de moverme demasiado rápido mientras levitaba. –Espero que no te incomode mi repentina decisión, pero como puedes ver mi cabello es bastante largo y cuando se moja se vuelve un tanto complicado- Dije riéndome de mis propias palabras, en aquel momento estaba atento a sus reacciones, que diría o haría era algo interesante para mi.
 
Me preguntaba que haría la chica cuando ella ganase, aunque seria más divertido con algún castigo o premio, pero la confianza entre ambos no era la suficiente como para proponer tal cosa.
avatar

Edad :
25
Dromes :
5742
Reputación :
3
Mensajes :
149

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Las Casualidades del Universo [Privado-Yukika Shirou]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.