Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
En busca de dulces
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El drama de los trabajadores [Priv. Star Garden Staff]

Mensaje por Aries Star el Dom Feb 04, 2018 8:47 pm

Mi pulgar y mi indice derecho no pudieron evitar llegar al puente de mi nariz mientras me dirigía al lugar de mis sueños y pesadillas. Sueños porque el lugar era hermoso, me relajaba y podía observar el fruto de mi esfuerzo y sudor, podía respirar el aire fresco y también sentirme simplemente en paz. Bueno, no exactamente lo último...

- Más vale que estén todos - Me dije a mi mismo en lo que seguía caminando y me ponía a pensar en lo que había sucedido en los últimos días. En primer lugar, tras ver que tenía demasiadas flores, y quería seguir plantando más, decidí abrir una tienda para poder vender todas aquellas que simplemente ya no podía mantener por mi cuenta o que no cabían dentro de mi jardín personal. Ante esto, me vi en la necesidad de conseguirme un lugar primero. Ahora, conseguir el lugar no fue problema alguno, ¿Las herramientas y flores? Pan comido, ¿Los muebles y todas esas cositas que la gente bajita de hoy en día "necesita"? También fue facilisimo. Ahora, se preguntarán entonces ¿Cual es el problema? ¿De qué te quejas tanto? Pues la respuesta ante eso la pude ver apenas di el primer paso dentro de mi tienda.

Era un día más y desde que abrí mi tienda tenía mucho más trabajo que antes, sin embargo, debido a la gran responsabilidad que conlleva el tener una tienda, tuve que contratar otras personas... he ahí mi frustración. Debido a que necesitaba gente, y rápido debo recalcar, contraté las primeras personas que se me acercaron y cumplían de alguna forma lo necesario para el trabajo. Fue así como se formó el staff de la tienda Star Garden.

Yo, el administrador.

Jeong, la misteriosa.

Aliisa, la absorbe té.

Lily, la banshee.

y por último, Jie, el ñoño con tilde en su nombre.

- Buenos días - Dije mientras entraba y me hacía camino directo hacia el jardín trasero. No solo porque podía relajarme ahí, sino porque la tienda era pequeña y me molestaba rozar el techo todo el rato.

Ahora, debo aclarar el hecho de que yo, en lo particular, no los detestaba ni nada... es solo que cada uno de ellos tenía sus... características propias. Honestamente no había pensando en tales cosas hasta que ya los tenía a todos trabajando conmigo el día de la apertura, ¿ahora? Ahora tenía que aguantar a cada uno mientras me encargaba de mis flores.

"Este será un largo día..."




Memories of a fallen Star
Ficha
Perfil
MP



-Hablo- 9933FF "Pienso" CC99FF Narro
avatar
Edad : 22 Dromes : 106462
Reputación : 12
Mensajes : 582
Ver perfil de usuario
Aries Star
HUMANOS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El drama de los trabajadores [Priv. Star Garden Staff]

Mensaje por Lily Stein el Miér Feb 07, 2018 7:34 am

El día era soleado con cielo despejado y una fresca brisa que mecía los cabellos a los transeúntes de la calle, sin duda el día perfecto para salir y tener prácticas al aire libre, quizá en un parque o una plaza concurrida, con suerte hasta habría algún músico que pudiese acompañarle pero,…no.

Lily ahora tenía trabajo, había encontrado un anuncio apenas hacia unos días y sorprendentemente había sido contratada casi de inmediato. Por supuesto, ese no era el problema, la paga era buena, el jefe parecía un buen tipo y el lugar era lindo, estando rodeada de flores que cada que se encontraba aburrida tomaba y usaba como falsos micrófonos en una presentación improvisada. Incluso se había dado la tarea de entretener a los clientes al cantar bajito mientras estos paseaban escogiendo las flores para sus arreglos o esperaban a que estos estuvieran listos.

Le gustaba tratar con gente y se sentía animada cada que alguien llegaba, sin embargo el problema radicaba principalmente en el caso contrario, cuando no había cliente alguno al cual cantar, atender y cobrar, casi volviéndose aburrido pues todos los demás tenían sus tareas y no sentía muy segura de dejar solo el mostrador para ir a ayudarlos, poniéndola en riesgo de caer en un profundo aburrimiento.

Y Justo en esa situación se encontraba en aquel momento, razón por la cual agitando los cabellos y evitando caer dormida tomo con cuidado una flor con la que compartía nombre y desde el mostrador mirando a todo trabajador que pasara cerca y a las flores que le rodeaban hizo una inclinación.

-Señoras, señores y flores que nos acompañan hoy,…Lily Stein cantara para ustedes –Anuncio con voz clara y enérgica, tomando aire para cantar a todo pulmón. -Came in like the breeze, i felt it in my knees,...Never will it leave, each day it is retrieved. Seems like yesterday, your eyes crept this way, and to my soul you stared, and bolted every fear,...

Desgraciadamente, o tal vez no, casi de inmediato,…el jefe llego y asi con la rapidez con la misma rapidez con la que había tomado la flor, la devolvió a su lugar.

-Justo en la mejor parte,...¡Oh! ¡Bueno días jefe! –
Saludo enérgica y replanteándose todo el show que estaba por montar, le bajo unas rayitas de dificultad y decidió terminar su interpretacion de “Our own house” con un volumen más bajo.

No, no iba dejar de cantar,...mientras no había clientes a los que atender ¿que otra cosa podía hacer?



Despierta o dormida siempre me encontraba cantando, como un bello canario.
El mejor regalo del profe Mozart <3:




avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 21 Dromes : 34783
Reputación : 1
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
Lily Stein
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El drama de los trabajadores [Priv. Star Garden Staff]

Mensaje por Jié Shèng el Mar Feb 13, 2018 9:31 pm

Aún transcurrieran cien años, Jié tenía la sensación de que nunca dejaría de estar nervioso en aquel lugar. Necesitaba el trabajo para mantener sus aficiones y apoyar a su familia en en su país natal. La floristería fue una buena opción, ya que podía dedicarle tiempo parcial a la labor de la limpieza y no era tan abruptamente agotador como limpiar el instituto. La paga era buena y estaba situada en una zona tranquila; sin embargo, él no leyó ni se cuestionó ni por un segundo quién sería él o la encargada de la tienda. No espero mucho, el día de la entrevista, para darse cuenta que esa persona era Aries, o como él lo llamaba en su cabeza, el señor Star.

Aries, dentro del instituto, era su compañero de trabajo. El mismo que, por un error suyo, comenzó a mirarlo con desdén luego de que un día, accidentalmente, Jié podó unas flores que confundió con maleza. Desde esa vez, no volvió a realizar ninguna labor en los patios de Takemori más que barrer los senderos.

Él no era una mala persona, podía percibirlo y saberlo por la relación que tenía con el resto de trabajadores del instituto; no obstante, era serio y parecía también bastante recto y severo. Su apariencia física también le advertía que podía ser capaz de molerlo con un golpe si volvía a cometer una estupidez.

Por otro lado, el primer día de trabajo se dio cuenta, o mejor dicho, cayó en cuenta de la clase de lugar en la que pidió trabajo. Sí, una floristería, ¿y quienes suelen trabajar en esos sitios? ¡Claro, las mujeres! Notó que, quitándolo a él, todo el personal era femenino. Sus nervios se triplicaron ya que no se encontraba seguro de cómo tratar con todas ellas y sus peculiaridades. En su antiguo colegio, eran las féminas quienes más cruel lo trataban por ser ''rarito''.

Regresando al presente, estaba barriendo tranquilamente cerca de la recepción, cuando de pronto notó que Lily comenzó a cantar. Ella era una amante de la música y su voz era preciosa, pero dudaba que ese lugar fuera el correcto para cantar— Si el jefe la ve, la va a matar— pensó esperando equivocarse. Al escuchar que el jefe entró, comenzó a barrer con mayor velocidad— B...bueno días, jefe— saludó a lo bajo sin darse cuenta que comenzó a barrer muy cerca de los pies de la señorita Jeong.


Gracias Noire, por tus hermosos diseños :'D
#339999 ~ Narro. #f9580a ~ Hablo. #80655a ~ Pienso.
avatar
Edad : 19 Dromes : 60476
Reputación : 3
Mensajes : 108
Ver perfil de usuario
Jié Shèng
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El drama de los trabajadores [Priv. Star Garden Staff]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 21, 2018 1:27 pm

“Parece que hoy también se encuentra igual de animada.  ¡Que dulce!” una sonrisa alegre se mostraba en los labios de la azabache una vez que escucho como Lily, una compañera de trabajo, empezará a dar un pequeño concierto a los que se encontraban presentes.
Su atención se prestó a aquella chica cantarina dejando lo que estaba haciendo para escucharla solo por un momento hasta que la puerta de la tienda se abriera y todo el mundo se pusiera a hacer su trabajo nuevamente como si nada hubiera pasado.

No había pasado mucho tiempo desde que Hee Min encontró un trabajo por fin estable en la ciudad, de hecho era el único  con paga fija en el cual se había tenido desde su salida de la institución en Corea. Se dedicaba a ser un trabajador de medio tiempo a causa de algunas actividades que le tomaban un poco más de dificultad; Aunque ahora eso no era más un mmm ¿hobbie?... bueno, si se puede decir de esa forma.

Sabía que era algo importante el tener una vida propia, y si quería continuar teniendo una vida de los más “cómoda” entonces necesitaba el dinero por lo que no dudo ni por un momento en presentarse delante del jefe al enterarse que se necesitan algunos empleados. Era la razón por la que se encontraba en dicho lugar, no obstante también lo era su gusto por las flores en general.

— ¡Muy buenos días!— saludaba al hombre que entraba a la pequeña tienda, el cual por supuesto era su jefe. Con su diestra agarraba un portapapeles que había dejado sobre el mostrador y se movía para ir a su lugar respectivo sin antes reírse por debajo al notar como Jié barría muy cerca de mis zapatos como signo de ansiedad.
“Todos son muy peculiares por aquí... ” Se daba un pequeña idea de como eran sus demás compañeros, sin tomando nada realmente peligroso o cuidadoso en ellos . La mayoría eran todavía estudiantes de instituto por lo que notaba cierta inocencia y bondad en cada uno.  Con el único que le tenia cuidado y que trataba como superior era a Aries... poniéndolo como un punto y aparte, la azabache con normalidad hablaba con informalidad ante los chicos.
avatar
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El drama de los trabajadores [Priv. Star Garden Staff]

Mensaje por Aliisa Nylund el Dom Feb 25, 2018 3:39 pm

Desde el principio de su vida en la ciudad todo había sido nuevo para Aliisa, y tener un empleo no era la excepción. Luego de algunos meses y de ya sentirse cómoda con su nueva rutina había pensado en tener alguna otra actividad que le diera algunos frutos más que la preciada enseñanza en la universidad. No mucho después de esa idea fue cuando vio el anuncio en la floristería donde se necesitaba personal. ¿Qué mejor lugar para trabajar que estar rodeada de las cosas que más le gustaban? Exacto, ninguno, por ello se había postulado para ser parte del maravilloso negocio.
Afortunadamente no le costó nada poder adaptarse al ambiente del lugar y mucho menos a sus queridos compañeros, todos parecían buenas personas que solo hacia mejor su estancia allí.

Aquel día había llegado temprano como todos los días y como siempre, su pequeño dragón la estaba acompañado, comportándose como debía de momento ya que no faltaban las veces en las que en sus jugueteos por la floristería algún jarrón o arreglo floral se cayera de las estanterías haciendo que la pelirrosa tuviera que correr a limpiar o solo  ponerlo en su lugar antes de que alguien lo notara, o aun peor el jefe lo hiciera. Casi siempre lo atribuía a una ráfaga de viento ya que sabía que precisamente los humanos eran quienes no podían ver a los Fylgjas.

“Siempre es bueno tener un poco de música en la mañana” pensó terminando un arreglo nuevo mientras observa a la rubia que comenzaba su acto. En ese momento fue cuando la campana de la puerta sonó y la presencia del gran hombre se pudo ver saludando. –Buenos días jefe- respondió animada llevando el arreglo hasta el escaparate, para posteriormente ir en busca de su tetera. Hacía unos minutos había estado preparando un poco de té para todos, lo había dejado reposar y que se encontrara a una temperatura más agradable.

Comenzar el día con un té era la mejor forma de todas para la chamán, y esta mañana había hecho un té verde de jazmín, tenía muchos beneficios: Aliviaba el estrés y tensión; Reducía las posibilidades de tener resfriados y gripe; y además regulaba la circulación de la sangre. Preparó una bandeja de madera con 5 tazas, la tetera, azúcar e incluso endulzantes naturales si es que era de la preferencia de alguien. Llevó todo donde estaba su área de trabajo – He preparado un poco de té verde de jazmín por si quieren- les dijo a sus compañeros que se encontraban dentro. Salió al jardín trasero, no antes sin tocar la puerta para pedir permiso antes de pasar –Jefe, ¿Quisiera beber algo de té? Es de Jazmín- comentó en un suave tono de voz.


Narro-hablo- pienso



Gloriosa familia Kiwi:
Derechos al autor de la frase(?




Cosas del Uss ♡♡♡:



avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 24 Dromes : 172314
Reputación : 8
Mensajes : 173
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El drama de los trabajadores [Priv. Star Garden Staff]

Mensaje por Aries Star el Mar Mar 06, 2018 11:09 pm

Al principio no lo quise ver así, pero al comenzar a trabajar con ella, la idea no dejó de pasarse por mi mente. " Vamos, ¡la chica es como una radio! " Cantaba bonito, aunque su gusto era cuestionable. Quería decirle que se callara... luego quería pedirle que se callara... luego que simplemente lo hiciera más bajito... Al final no le dije nada. Usualmente, por instinto más que nada, no me hubiese guardado mis palabras y se lo hubiese dicho de frente, sin embargo, ahora mismo me encontraba trabajando con otras personas, y no unos extraños cualquiera tampoco, bueno... si eran medios extraños, ¡pero no unos cualquiera! Mi punto es que eran mis empleados y no podía simplemente decirles que no a todo, digo, si podía... pero no quería ser ese jefe que todos odian, quiero ser el jefe al que dejen tranquilo... si es que existe ese tipo de jefe... Como resultado final, terminé callándome y no le dije nada en respecto a su canto, de todas formas, en algunas partes dicen que cantar alegra las flores, no sé como pero es el dicho.

Por otra parte, ignoré la razón por la cual el rarito se encontraba barriendo el mismo lugar como si no hubiera mañana. Me hubiese detenido a preguntarle pero no tenía razón como para cuestionar su forma de hacer las cosas, pues al final del día él terminaba haciendo su trabajo de forma correcta por lo cual simplemente me abstuve. Además, en lo que me dirigía hacia la parte de atrás, tomé la oportunidad de mirar de reojo a mi bodeguera, quien se encontraba al parecer flojeando un poco. Mi mirada no hizo nada más que pasar por sus ojos, pues supuse que eso bastaba para llamarle la atención. Así funcionaba con la gente normal por lo menos...

Una vez llegué al jardín trasero, pude relajarme un poco. Vi que tenía bastante trabajo todavía, pues la tienda estando relativamente nueva todavía tenía sus detalles. Por ejemplo, en la parte derecha del fondo había una enorme cantidad de escombros que pertenecían al antiguo dueño del lugar. Además, también en el mismo lado pero más cerca a la entrada teníamos un cobertizo todo destartalado, feo y polvoriento que era más bajo que yo y no cabían ni la mitad de mis herramientas. Hasta el que tengo en mi casa es más grande! Entre medio de esos dos lugares tenía todo el resto de las semillas que todavía no usaba y también todos los otros cachureos que encontraba importantes. Al contrario, por el lado izquierdo, ahí tenía todas las macetas y mi huerto en donde crecía y mantenía todas las flores que más se vendían, pues todavía tenía que arreglar una buena parte y conseguirme más tierra fértil para todas otras flores que me faltaban. Al final de cuentas, lo mínimo que podía decir era que todavía me quedaba bastante trabajo que hacer. El lado bueno era que yo era el único que se encargaba de hacer todo eso, por lo que el ejercicio y trabajo lo podía hacer de forma totalmente personal y pacífica.

Tras ver el trabajo que tenía por delante, procedí a sacarme mi chaqueta y dejarla sobre el pequeño cobertizo mientras buscaba mis guantes de jardinería dentro de este mismo. Me quedaban un tanto apretados, pero eran  los únicos que tenía para trabajar y ya estaba acostumbrado a usarlos. Una vez bien puestos, me acerqué hacia uno de las zonas que necesitaban nueva tierra y me puse a ablandar el suelo cuando de repente escuché una voz. Era la chiquita pelirosa quien se me acercaba con una bandeja con tacitas de té.

- Aliisa, eh... te lo agradezco pero, acabo de llegar - Le miré mientras esperaba algún tipo de respuesta. Luego caí en que la chica es una esponja de té y agregué - Tomaré más rato, no he ni empezado todavía como para tom-  -

Justo cuando estaba rechazandole el té de la manera más amable posible, lo cual requería una paciencia que no creía tener en mí, escuché claramente como se rompía un vidrio desde dentro de la tienda. Inmediatamente no pude evitar a hacer el mismo gesto que había hecho en la mañana y apoyé mi dedo indice y pulgar en el puente de mi nariz. Me levanté y me dirigí a la tienda mientras que pasaba por el costado de la bajita para ir a ver que ocurría. ¿Mi preocupación? Que no sabía si debía o no descontarle del sueldo al culpable...

"Detesto tener que tomar estas decisiones... ¿me odiaran?"




Memories of a fallen Star
Ficha
Perfil
MP



-Hablo- 9933FF "Pienso" CC99FF Narro
avatar
Edad : 22 Dromes : 106462
Reputación : 12
Mensajes : 582
Ver perfil de usuario
Aries Star
HUMANOS

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El drama de los trabajadores [Priv. Star Garden Staff]

Mensaje por Lily Stein el Jue Mar 29, 2018 12:54 am

El suave tarareo de la rubia se seguía escuchando desde atrás del mostrador, aparentemente indispuesta a cambiar de ánimos y dejándose guiar por el ritmo de la melodía al tiempo que acomodaba una y otra vez las notas de venta, decidiendo en medio de su aburrimiento el orden más adecuado que deberían llevar, ya fuese por el monto, la fecha o la cantidad de artículos pedidos. Si, asi se entretenía cuando estaba el jefe y de vez en cuando incluso daba una mirada a sus compañeros. En aquella ocasión, tuvo que hacer grandes esfuerzos para no interrumpir su melodía y reír al percatarse que Jié barría los pies de la chica cuyo nombre aun le costaba recordar y cuya belleza aun no lograba superar ¿Se podía ser tan hermosa? Ella si podía.

-Ah,… –Sintió su garganta comenzar a secarse y detuvo la canción de forma un poco abrupta. Carraspeo y miro a su botella de agua vacía, escapándose de sus labios un suspiro de pesar al ser incapaz de continuar la poca diversión que podía encontrar en las notas.

Afortunadamente, los dioses de la música escucharon su llanto interno demandando agua y antes de que tuviese que ir a buscarla se presentaron ante ella en forma de su pelirosa compañera y té.

-¡Si quiero! –Dejo las notas en un cajón y cerro la caja con el dinero, dándose permiso de apartarse del mostrador a donde se encontraba la bandeja – Poder tomar el té de Allisa es de lo mejor del trabajo –Comento despreocupada a los otros dos con ella. – Yo sirvo – Se apresuró a tomar la tetera, sirviendo el té en las tazas disponibles y endulzando con apenas un poco con miel su  propia bebida antes de beber a sorbos.

Aquellas infusiones iban perfectas con su garganta.

-Delicioso~ -La palabra salió cantarina de su garganta, devolviéndole el ánimo y valor de volver a su concierto imaginario – Puedo volver a cantar, si tienen alguna petición digan,… -En medio de su emoción y sin saber cómo el agarre que mantenía en la taza se debilito, sintió un empujón y como si fuese el MV de una canción con escenas en cámara lenta vio conmocionada como el té caliente salpicaba sobre la mano que la sostenía y milésimas de segundo después la taza caía al suelo.

Ardía, dolía y su sagrada bebida se había desperdiciado pero más allá de todo eso, había algo que le preocupaba aún más,…El jefe le iba a regañar.

Por primera vez se quedo muda.



Despierta o dormida siempre me encontraba cantando, como un bello canario.
El mejor regalo del profe Mozart <3:




avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 21 Dromes : 34783
Reputación : 1
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
Lily Stein
ELEMENTALES

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El drama de los trabajadores [Priv. Star Garden Staff]

Mensaje por Jié Shèng el Dom Abr 22, 2018 7:29 pm

Por suerte su jefe no se había molestado con nadie al entrar (?). Siempre parecía tener esa mirada severa en su rostro, bastante atemorizante cabe destacar. Aunque quizás Jié se estaba preocupando por la persona equivocada a molestar ya que... ¡no se había dado cuenta de a quién le barría los pies! Su sus mejillas se enrojecieron de sobremanera y rápidamente se alejó— ¡L- lo siento mucho, señorita Jeong!—Le dijo avergonzado mientras daba varias reverencias cortas y progresivas.

Ella no se veía molesta, al contrario, soltó una risa muy suave. Todas parecían entender que él era demasiado torpe como para ser cierto (?), pero aceptaban eso de su persona. Vio de reojo a Lily, la cual intentaba no reír por su gran nivel de torpeza. Pronto, notó que su amable compañera pelirosa, la cual se llamaba Aliisa, llegó con una bandeja en manos; sobre la misma, habían cinco tazas de té. El aroma era delicioso, muy fragante, tanto que hizo que se acercara inconscientemente— Yo también quiero— pronunció a lo bajo.

Lily se ofreció a servirlo, así que esperaría paciente a que terminara de rellenar las tazas con el tibio líquido. Se habían reunido al rededor de la esa bandeja mientras que Aliisa iba a la parte trasera, donde se encontraba el jefe, para ofrecerle también de la bebida. El de cabellos marrones tomó una de las tazas y endulzó el té con una cucharada de azúcar— Gracias— soltó para luego sorber un poco de la infusión. ¡Ahhh! ¡Era deliciosa!— ¿Una petición? Hmm, ¿En cuál idioma prefieres cantar?— cuestionó el asiático tranquilo. La charla y el ambiente en general se había relajado mucho gracias a ese incentivo que tibió sus corazones (?).

Sin embargo, en un instante, sin darse cuenta cómo sucedió o por qué, explotó el agudo sonido en sus tímpanos. Jié dirigió su mirada al suelo, luego de haber dado un paso hacia atrás por inercia. La taza estaba rota, más que eso, completamente despedazada. En su cabeza, comenzaron a surgir varios cuestionamientos, pero el principal era: ¿sería aquella taza algo muy caro? Todo se había detenido por unos segundos. El chino giró su mirada hacia la rubia, la cual estaba en completo silencio.

El chico sintió un poco de miedo y podía asegurar que era por la misma razón que Stein. El joven sacudió la cabeza para regresar a la realidad. Debían limpiar los trozos y ver cómo darle las explicaciones al jefe ¿Y si lo adjudicamos a las ráfagas de viento que a veces rompen cosas? Puede que no nos crea, esta muy cerca nuestro... Tengo una idea primero quería saber si ella se encontraba bien— ¿Estás bien, Lily?— preguntó mientras, con mucho valor, le tomaba su mano no herida para que le sostuviera su taza y luego le tomaba la otra para ver si se había quemado mucho.

Las zonas salpicadas se encontraban rojas, pero de momento no se veían muy graves— Sería mejor que te eches un poco de agua y luego... ¡Sábila! Sí, la sábila es buena. Es una floristería, debería haber sábila— decía mientras miraba a su al rededor, ya que su jefe se acercaba.


Gracias Noire, por tus hermosos diseños :'D
#339999 ~ Narro. #f9580a ~ Hablo. #80655a ~ Pienso.
avatar
Edad : 19 Dromes : 60476
Reputación : 3
Mensajes : 108
Ver perfil de usuario
Jié Shèng
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El drama de los trabajadores [Priv. Star Garden Staff]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.