image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Caminando en los confines del tiempo~

Mensaje por Jié Shèng el Mar Ene 16, 2018 10:44 pm

Faltaba aproximadamente media hora para la media noche y el brillo de la luna rompía en mil espejos que se reflejaban en los ventanales y los cristales de sus gafas. Aquel que era por las mañanas un sendero bullicioso, dinámico y energético, ahora era acompañado únicamente por el sonido de sus pisadas y el chirrido de las ruedas del contenedor donde llevaba sus implementos de limpieza. Debía acabar pronto.

Especialmente encontrándose dentro de las instalaciones universitarias, era atemorizante para Shèng tener que moverse en la oscuridad, sobre todo por el hecho de que esta se encontraba a casi 500 metros de distancia de las casas. Durante su estadía en Takemori, había tenido la oportunidad de encontrarse con demonios, nigromantes, elfos oscuros y otros; no obstante, lo que más temía y menos deseaba, era que alguna vez llegara a encontrarse con un fantasma... Aquella situación tan solitaria en la que solía encontrarse cada vez que le correspondía la jornada laboral nocturna, nuevamente lo embargó.

Podía sentir la pesadez en sus hombros luego de tanto esfuerzo físico trapeando y barriendo, además de eso, sus ojos también se sentían de la misma manera. Largó un bostezo y apretó fuerte el mango del trapeador mientras lo hacía. El olor aspirado por su boca y nariz, hicieron que el castaño arrugase el entrecejo, odiaba el desinfectante de manzana— Mañana le preguntaré a Aries si no hay alguno con olor a rosas pensó en tanto terminaba de pulir el piso del último tramo del pasillo.

Ese era su último esfuerzo del día, de verdad añoraba poder llegar rápido a casa y dormir. En el pasado, podía pasar hasta treinta horas voluntarias en vela sólo por el simple hecho de querer mirar un anime completo, leer todos los tomos de un manga o pasar un videojuego. Ahora sus circunstancias eran distintas. Tenía para sí mismo un horario estricto que marcaba una hora fija para dormir y otra para despertar. Si no descansaba lo suficiente, sus energías no rendirían lo suficiente en el transcurso de la semana.

Notó en su reloj de pulsera que ahora faltaban 10 minutos para medianoche. Al final del pasillo, se encontraba el interruptor de la luz, la cual era la única que se encontraba encendida en ese instante. Jié no quería para nada apagarla; pero él se dirigía hacia el cuarto de conserje que estaba al otro lado del pasillo y no quería realizar un doble recorrido por el lugar vacío. Una vez que se cambiara el uniforme de conserje por su ropa casual, podría retirarse y estar tranquilo en su lugar feliz.

La oscuridad no se hizo tan espesa al apagar las luces. La luna seguía iluminando los pasillos con fuerza, aunque se vio interrumpida por una traviesa nube que quiso robarse su protagonismo por un rato. El de ojos marrones comenzó a caminar a gran velocidad, lo más cercano a las ventanasTodo estará bien. No hay fantasmas en la universidad, no hay fantasmas en la universidad, NO HAY FANTASMAS EN LA UNIVERSIDAD— se repetía a cada zancada. Ya faltaba poco para llegar a la puerta, un alivio enorme comenzaba a llenar su cuerpo; mas esa sensación no duró ni un segundo.

Pronto, su cuerpo se heló. Un escalofrío recorrió su espalda y se quedó petrificado. Una sombra... VIO MOVERSE UNA SOMBRA POR LAS GRADAS. Cada vez se acercaba más y más. De entre la penumbra, se podía distinguir que era algo alta, tenía cabellos largos y una silueta femenina. Tragó duro y su rostro comenzó a ponerse pálido. Sí... había leído con anterioridad historias de monstruos con aspectos aparentemente femeninos en libros de ocultismo y bestiarios. Estos se acercaban fundamente a hombres jóvenes y, al mostrar la cara, dejaban ver a una aterradora criatura deforme, con colmillos, los ojos negros u algún otro aspecto de ultratumba.

Quería correr, pero sus pies no se movían. La figura se encontraba casi en frente suyo, ya dentro del pasillo; y justo cuando estuvo a punto de arrodillarse y para pedir piedad y rogar por su vida, la perfecta redondez de la gran luna se descubrió. Varios rayos más se filtraron al pasillo y crearon una gran luminiscencia sobre aquel supuesto ser monstruoso que resultó ser... ¡¿Una bella señorita?! Sus cabellos eran largos y ondulados que combinaban suaves tonalidades naranja y amarillas. No pudo decir nada, sólo se quedó observando mientras ella acortaba la distancia.

¿Q- qué hace aquí? ¿Acaso está perdida?


Gracias Noire, por tus hermosos diseños :'D
#339999 ~ Narro. #f9580a ~ Hablo. #80655a ~ Pienso.
avatar
Edad : 19 Dromes : 53746
Reputación : 3
Mensajes : 105
Ver perfil de usuario
Jié Shèng
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Caminando en los confines del tiempo~

Mensaje por Harry Strauss el Dom Abr 01, 2018 5:24 pm

Tema Cerrado
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Instituto - Pasillos.




avatar
Dromes : 221908
Reputación : 7
Mensajes : 892
Ver perfil de usuario
Harry Strauss
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.