image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

image

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Haunted again

Mensaje por Akira Tohsaka el Jue Ene 11, 2018 10:11 pm

- ¡Ah!

Un marcado sobresalto lo invadió ante aquel imprevisto abrazo que le ofreció la joven, quedándose inmóvil por unos momentos, con un tenue carmín manchándole las mejillas, tanto en vergüenza como en sorpresa.

- Gracias.


Le susurró. Luego se separó, dirigiéndole una última sonrisa antes de darle la espalda, extendiendo las amplias alas de murciélago y perdiéndose entre las sombras de la noche. El pelinegro se volvió una vez más hacia el depósito: Jaula abierta, alarmas destruidas, y el único vigía inconsciente, atado en el exterior contra un poste de luz, en espera de las fuerzas policíacas. Aún no tenía ni una pizca de información de lo que estaba pasando, pero aquellos entes apresados comenzaban a ser cada vez más numerosos en sus encuentros.

“Qué está pasando en Eadrom…?”

Pensó con cierta preocupación. Guardó las manos en sus bolsillos, avanzando hacia el lado opuesto del callejón. Y de imprevisto, se detuvo en seco, volviéndose rápidamente hacia atrás. Subió la vista, recorriendo lentamente de un lado al otro, con gesto estóico y extremadamente serio.

- …

“Extraño. Ha de haber sido mi imaginación nomás.”

Se subió el cuello del sobretodo para resguardarse del incipiente frío invernal. Guardó profundo las manos en los bolsillos, y se perdió entre las sombras del callejón. Del otro lado del mismo salió un joven diferente: Las facciones eran las mismas, no hubo una verdadera transformación, pero sin aquel enigmático antifaz y el carácter que éste requería para utilizarse, parecía un joven de facciones gentiles e inocentes, con grandes, expresivos y brillantes ojos rojos.

- ¡Brrr!

Con un suave temblor hundió el rostro entre la larga bufanda roja que envolvía su cuello, encogiéndose de hombros ante aquella intensa brisa invernal. Le encantaba el frío, pero el de aquella noche casi llegaba al límite de su comodidad. Se limpió los pequeños copos que se habían acumulado en sus hombros, y emprendió el avance bajo las luces nocturnas.


[...]


Menos de cinco minutos de caminata lo llevan al pequeño departamento: Originalmente habría de ser un depósito, como insinúan los muros sin pintar, algunas vigas expuestas y el techo más que descuidado. La escasa mueblería consiste en un perchero con diversas prendas, una chirreante estufa eléctrica, una cama sencilla, y una pequeña habitación que correspondería al baño. Comodidades muy contrastantes con la calidad de sus ropas. Se desprendió de su abrigo, colgándolo del perchero y estirando bien largo los brazos.

- Mmmh, ¿Cuántos habré soltado ya?

Se preguntó a sí mismo respecto, habiendo perdido la cuenta varias cabezas atrás. Aquella pequeña incursión ya estaba tomando más de la cuenta, y los progresos de información eran prácticamente nulos, los apresados desconocían los motivos tras sus capturas, y la mayoría de los guardias eran meros matones hasta el fondo de la escala jerárquica, siguiendo órdenes por algunos cuantos verdes. Tendría que empezar a cambiar su método de avance pronto, pero de momento…

“Una merecida ducha.”

Pensó, avanzando hacia el baño mientras se desprendía de su suéter.


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?

"Bueno, si son idiotas, alguien tiene que preocuparse por ellos, ¿No? Y quién mejor que otro idiota."
Gracias Vin ♥️:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 40024
Reputación : 7
Mensajes : 161
Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haunted again

Mensaje por Megan S. el Vie Feb 16, 2018 2:14 am

Recuerdos

La chica cuyos cabellos eran rojos se hizo presente en esa oficina que tanto odiaba visitar. Cerro la puerta tras suyo con cuidado y miro hacia donde se ubicaba ese despreciable hombre a penas escucho un sonido de algo siendo tirado sobre el escritorio del cuarto—Búscalo—Escucho una voz grave dándole una orden que denotaba enfado. Dio un pequeño suspiro y se acercó al mueble para tomar esa carpeta que había tirado encima. La abrió intentando hacer el menor ruido posible, sabía que cuando su jefe estaba de mal humor, todo, absolutamente todo le molestaba. La estuvo examinando un par de minutos en silencio ante de que le volvieran a decir algo—Red—Apenas escucho su nombre, su apodo mejor dicho levanto la mirada para ver al frente al hombre que estaba sentado en esa silla que decía soy el jefe únicamente por su calidad—Destrúyelo, lo quiero muerto ¿Entendiste? —La chica solo asintió con la cabeza suavemente, ella tampoco estaba del mejor ánimo, ni tenía ganas de combatir con su muy mal humor como en otras ocasiones.

Responde

Volvió a dar un suspiro, rodando los ojos porque no soportaba cuando se ponía de esa manera, y solo por esa actitud escucho un golpe fuerte contra el escritorio que al verlo, se notaba que el hombre enfrente iba a tener que comprarse uno nuevo, lo había partido en dos—Si, señor—Respondió de la manera que sabía que este quería solo para que no se desquitara con ella, no tenía ganas de pasar días en la jaula por algo tan estúpido—No te oigo—La chica chasqueo la lengua "Que molesto..." Pensó para sus adentros, mirando al contrario que se notaba que estaba a punto de estallar—Si, mi querido amo—Alzo un poco más la voz, diciendo esa frase tan ridícula para después apretar lo sientes con fuerzas y aguantarse las ganas de decirle algo—Bien. Tienes 2 días por tu insolencia—Iba decirle algo, pero apenas abrió la boca él, hablo de nuevoUno, si abres esa boca para quejarte—La dragona prefirió mirar hacia un lado en silencio después de escuchar eso, mordiéndose la lengua—Eso es todo, vete y si no vuelves con lo que quiero Red—Trago algo de saliva— Ya. —Alzo un poco la voz, contestándole de manera agresiva. Solo un par de miradas entre ambos fue lo que dieron antes de que ella decidiera darse media vuelta e irse en silencio.


Actualidad

Avanzando sola y sin equipo. Nada en su oído ni nada que la estuviera detectando, de hecho no tenia vigilantes encima como era la costumbre, sin duda era la forma que le gustaba trabajar a la chica porque podía hacer lo que le placía “…nueve…diez..” La misma se encontraba encima de algún tejado, ocupando la oscuridad de la zona para ocultarse mientras contaba mentalmente como alguno de los seres que su jefe tenía apresados salían corriendo, otros parecían quedarse en el lugar y por lo que había escuchado, no tardaría mucho en que la policía llegase, sin embargo, esto no le importaba a la pelirroja en absoluto “No me pediste que recapturara a los que huían gracias a él, así que…mjmjmj no es mi culpa que pierdas dinero~ ” Se dijo así misma mentalmente, como si le estuviera diciendo esa excusa a su jefe, sabiendo que hacer eso lo haría enojar aún más, sin embargo, no le interesaba en estos momentos, él se había atrevido a humillarla nuevamente haciéndola decir esas repugnantes palabras “..ya quisieras que fuera una mas de tu asquerosa colección de fangirls odiosas” Rodo los ojos ante tal pensamiento, para luego fijarse que su objetivo se estaba moviendo nuevamente. Lo siguió con cuidado por los tejados, casi anulando cualquier sonido que hacia con su propia magia en lo que le seguía para gradualmente terminar bajando de estos, no obstante, al instante de hacerlo se ocultó de inmediato, dándose cuenta de que el chico había mirado hacia atrás porque ella había hecho aquello “…Hm…tendré que tener más cuidado” Se dijo en lo que esperaba que el contrario se alejara una distancia prudente. No era necesario que lo siguiera, mirándolo, no, para nada, con tan solo escuchar sus pisadas, su respiración le era suficiente para saber dónde estaba, con eso podía mantenerse segura de cualquier tipo de emboscada si es que la había detectado, y si no lo había hecho, entonces no lo haría hasta que llegaran al destino de este.

Se quedo afuera del edificio, escuchando con atención todo lo que podría estar dentro de este e incluso, escuchando las palabras de su objetivo “Te lo diría yo, pero me da una pereza muy grande~” Contesto de manera burlona en su mente, sonriendo antes de sacar su ocarina y empezar a tocar una melodía cuyo fin era para que el chico la escuchara, y ella se encargaría de que lo hiciese si o si, solo tenía que concentrarse en tocar esa melodía que tanto le gustaba, elevar ella misma el sonido, pero solo para que el azabache la escuchara y lentamente fuera haciendo su trabajo “Es una pena que tenga que usarte para causarle dolor, lo siento” En su mente, en su corazón y en su ser en sí, sabía que su poder para controlar el sonido, para escucharlo y casi entenderlo como si fuera un idioma, sabia que no era para estar lastimando a otros seres vivos, sin embargo, ella no podía negarse a las órdenes de aquel hombre, no siempre al menos “Lo siento” Volvió a disculparse con aquella melodía que tanto apreciaba mientras empezaba a prestarle mas atención a lo que pasa en el cuarto del chico, no entraría hasta que tuviese al menos algún indicio de que ya estaba en suelo, no exactamente inconsciente, solamente en el piso, quería preguntarle algo antes de matarlo.

Una vez creyó estar segura de esto, entro, cargándose la manivela de puerta únicamente para no tener que tirarla haciendo un escándalo, no hacía falta eso ¿Verdad? Para ella no, por lo que prefirió simplemente poner la mano en la manivela, y concentrar las ondas que podía producir únicamente en esta para destrozarla, así la puerta se abriría sola, luego de eso lo la empujaría con el pie para seguir tocando su melodía por si acaso. Desconocía la resistencia del contrario y aunque no estaba aumentando el dolor que podía causar a tal punto para hacer que el chico se desmayara o algo por el estilo, si era uno muy irritante.

—Dime…¿Cuánto te pagaron para liberarlos? ¿Quién es tu jefe? —
Aquella pregunta no la hizo con su voz respectivamente, si hacia eso, tendría que dejar de tocar. Lo había hecho con su “mente”, es decir, le había hablado telepáticamente a pesar de aun no estaba totalmente a la vista de este, se estaba tomando su tiempo antes de poner enfrente de él y estaba atenta a cualquier movimiento que pudiese hacer este.

Spoiler:
Poder:
Perseverancia: Megan puede ocupar un sonido o una melodía que sea constante para causarle dolor a otro ser vivo como modo de tortura que puede ir en aumento. Este dolor solo se presentaría en la cabeza llegando a poder dejar a la víctima inconsciente. [Se necesita de autorización del usuario contrario para hacer uso en un personaje]

Contra: Basta con interrumpir el sonido o la melodía. Derribar a Megan o distraerla de alguna manera también es una forma de detenerla porque debe concentrarse en su objetivo u objetivos. Entre más seres estén siendo afectados por este poder más fácil es pararla.
Melodia:



Creditos a la creadora ;; ♡
Una muy mala costumbre:
avatar
Dromes : 28064
Reputación : 2
Mensajes : 34
Ver perfil de usuario
Megan S.
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haunted again

Mensaje por Akira Tohsaka el Mar Mar 27, 2018 4:57 pm

- ¿...?

Mientras iba aflojando los botones de la manga, sus pasos fueron haciéndose cada vez más lentos mientras se dirigía al baño, hasta haberse detenido en seco. Sin el eco de sus pisadas, un silencio de muerte poblaba tanto el interior como el exterior de la habitación. Lógico, los peligros de aquella zona hacían que los viandantes desaparecieran junto con la luz del sol. Y sin embargo, desde su sexto sentido (su conección a la Umbra, el plano espiritual) le llegaba una incómoda sensación. No se sentía solo, y sin embargo, sus oídos no captaban sonido alguno.

“¿Será otra entidad arraigada?”

Lo más lógico que pudo suponer es la falta de un cuerpo físico, y por tanto la imposibilidad de hacer sonido con el mismo. Habían muchas energías, tanto positivas como negativas, fluctuando por esas calles, por lo que no resultaba sorpresa. Consideraría el exorcismo luego de la merecida ducha. Y entonces, lo escuchó.

“¿Eh?”

Una melodía irrumpió en el silencio. No llegaba a reconocer el intrumento (el campo de la música nunca fue lo suyo), pero la melodía fue agradable a sus oídos… momentáneamente.

- ¡...!

Las piernas fueron lo primero en fallar, y temblorosas, dejaron que su cuerpo cayese de rodillas mientras la confusión y el temor lo dominaban. Igual de inestables, sus brazos lucharon por subir hacia su cabeza, presionando sus orejas.

- N-nngh… Ghh, ¡Ahhh-!

Gruñidos ahogados y entrecortados escaparon de sus labios, con una respiración grave y rasposa. Culpando a la melodía, la presión de sus manos se hizo cada vez más fuerte contra sus oídos, pero no había caso, no había refugio ante ese creciente dolor, cual miles de agujas enterrándose directo en sus sesos. Fue entonces cuando la escuchó, por encima de la melodía.

- ¿¡...!?

Era difícil mantener la concentración ante aquella tortura, pero mediante un profundo esfuerzo pudo interpretar el significado de aquellas palabras. Soltó un profundo jadeo, apoyando con escasa firmeza su palma sobre el frío suelo, y se irguió apenas centímetros por encima del suelo. No llegaba a enfocar la mirada, y los ojos vidriosos sólo nublaban su visión, pero vagamente pudo reconocer la figura que lo acompañaba. Buscó su mirada, con sus amplios ojos rojos brillando con intensidad, con su rostro parcialmente oculto entre la maraña de rizos, y la mano que presionaba su cráneo.

- ¿Pag- ngh... Pagarme?

Su torso subía y bajaba con el movimiento de la marcada respiración. Una vez que pudo interpretar las palabras, negó con la cabeza.

- Les quitaron… su libertad, y yo se las devolví. No hay otra… ¡nnngh! razón más allá de eso
-Exclamó pausadamente, luchando por controlar tanto la respiración como su voz. Tras un profundo jadeo, concluyó- ¿Fuiste… quien los encerró? ¿O eres… ¡agh! otro tipo de prisionera?


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?

"Bueno, si son idiotas, alguien tiene que preocuparse por ellos, ¿No? Y quién mejor que otro idiota."
Gracias Vin ♥️:
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 40024
Reputación : 7
Mensajes : 161
Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Haunted again

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.