Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Feast [Accel Venom]

Mensaje por Anya Shirayama el Miér Ene 10, 2018 12:48 am

Solía caminar por el... -Ugh... ...bosque para buscar un poco de paz a pesar del atardecer tormentoso que había en esos momentos. Necesitaba respirar un poco de aire fresco y salir del día a día de mis estudios en Takemori. Los días ajetreados y los examenes finales me habían ocasionado un poco de stress, pero pude controlar ese yo violento que dormía dentro de mi. Lo malo es que cuando eres vampireza y estas un tiempo sin comer, te da lo que para los diabéticos sería un bajón de azúcar. No exactamente eso, pero si podías empezar a perder la cabeza en diferentes sentidos. En mi caso, me estaba empezando a dar mareos a pesar de que intentaba concentrar mis pensamientos en otra cosa. No había sangre en la tienda de la esquina y no estaba para lastimar alguna persona o animal que se interpusiera en mi camino.

------------------------------

Con su caminar tambaleante se acercaba a la orilla del río para beber de sus aguas y lavarse la cara. Quizás eso le ayudara un poco a sobrellevar el mareo. Se acercó al cuerpo de agua, aquel que se supone que estuviera cristalino, y lo vió embravecido. "Pronto habrá una crecida." - Pensó cuando veía como las hojas secas bajaban río abajo, abrazando las marrones agua y escuchando las piedrillas siendo arrastradas por este. "Lo mejor será que me aleje de aquí."

No quería que se la llevara la corriente y los ríos como tal no tenían orilla. No era como el mar, que sabías hasta donde podían llegar sus aguas. El río era traicionero. Un día la orilla podía estar lejos, y al otro día la orilla podía estar más crecida. Era un hermoso pero peligroso fenómeno de la naturaleza al que era mejor no molestar. Así que respetando a la madre Tierra, Anya decidió seguir su camino, alejándose de allí mientras tambaleaba.

Intentaba mantenerse firme pero ya estaba llegando a su límite. No había ningún animal cerca que pudiera cazar y definitivamente no podía llegar a casa en esas condiciones. Tampoco quería estar asaltando personas para morder sus pobres cuellos sin razón alguna. Bueno, alimentarse. Pero pobres de ellos que no entendieran algo. Quizás podría seducirlos, pero no era su estilo. Le daba vergüenza seducir a alguien del sexo opuesto... ¡Y también del sexo propio!

Si no se alimentaba pronto, sentiría que se desvanecería. En esos momentos estaba cuestionando su lógica. "¿Cómo se me ocurre salir a pasear al bosque, con hambre en un atardecer tormentoso?" - Quizás subestimó los factores. Pensó que podía soportarlo, o que saliendo de la ciudad podría ignorar los síntomas del hambre vampírico, pero no fue así. Todo empeoraba con el pasar del tiempo. El bosque era un lugar donde podía relajarse, pero parece ser que no le servía de nada cuando tenía hambre.

"Y pensar que..." - Su vista empezó a nublarse. Sus ojos estaban apagándose y su cuerpo cayó inerte en el suelo. Si no despertaba pronto para comer entraría en un modo donde ni si quiera ella podía controlarse. No tendría recuerdos del lugar, no reconocería personas, solo despertaría su instinto animal buscando saciar su hambre. La lluvia siguió cayendo sobre su cuerpo. El clima se hacía más frío y la tormenta no parecía tener ningún tipo de mejoras, al menos no durante algunas horas.





Spoiler:


Agradecimientos a Accel Venom por el avatar.  ^^
Agradecimientos a Dante A. Boisseúx por la firma y el avatar del spoiler. ^^

-Hablo || "Pienso"
#cc66ff

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 34588
Reputación : 1
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Accel Venom el Miér Ene 10, 2018 9:30 pm

Otro día en el hermoso bosque de Éadrom, aquel que había adoptado como mi nuevo hogar y en donde me había establecido. Hacia poco había descubierto algunas habilidades nuevas, entre estas la capacidad de volar, era una de las que mas disfrutaba a decir verdad, claro que tenia mi propia nave para surcar los cielos, pero hacerlo con mi cuerpo, admirar el paisaje, sentir el viento en la cara, era algo muy diferente, también podía volar sobre el agua, pasar mi mano para tocar la superficie, flotar sobre esta para sentir como si pudiera caminar sobre el mar, muchas posibilidades de las cuales no me aburría, sin embargo, el día comenzó a cambiar, las nubes cubrieron el cielo y pequeñas precipitaciones se hicieron presentes -Parece que se avecina una tormenta- Seguí surcando los cielos por algunos minutos, podía ver a través de las nubes así que estas no limitaban mi visibilidad, ese no era el problema -Demonios...- Una descarga eléctrica paso muy cerca de mi rostro, no podía esquivar algo que se movía tan rápido, pero por suerte podía predecir a donde irían, gracias a mi capacidad para sentir la energía a mi alrededor, que trabajaba en conjunto con mis extraordinarios reflejos, de todas formas no me arriesgaría a un impacto directo, era mejor volver a tierra.

Una vez de vuelta en tierra deje mis pasatiempos de lado, con el clima como estaba debía preocuparme por el bosque, la seguridad de los visitantes y de los animales, no era mi trabajo, no de forma oficial, pero hacia de guardabosques cuando podía, quizá mas que eso, este era mi hogar, tenia que cuidarlo de posibles incendios causados por relámpagos o pequeñas inundaciones por la lluvia, aunque lo mas común eran las personas extraviadas y/o atacadas por bestias salvajes -No veo nada fuera de lo común por aquí...- Justo en ese momento detecte una señal de calor, enfoque mi visión a través de los arboles y pude ver con claridad a una chica tirada en el suelo -Teiko revisa los alrededores, tengo que encargarme de algo- Le mencione a mi nave a través del comunicador en mis muñecas, justo antes teletransportarme a pocos metros de aquella chica.

Al principio fui precavido, mire a los lados para asegurarme de que no fuese una trampa, de igual manera, quería ver si habían mas personas que necesitaran ayuda, al ver que todo estaba despejado y que la chica estaba inconsciente, me acerque para ayudarla, una pequeña porción de mi cabello se desprendió y se suspendió sobre nosotros, para luego tomar una forma extensa, cuadrada y plana, como un techo para protegernos de la lluvia -Oye, despierta- Al principio solo le hable, pero al ver que no reaccionaba, la tome entre mis brazos, cree una manta para protegerla del frió, absorvi el agua de nuestras ropas, junto con el lodo, para luego formar algo mas solido, una tienda de acampar de gran tamaño, no era lo mas adecuado, pero al ponerla dentro ella estaría limpia, seca, no se mojaría con la lluvia y no le daría frió, ademas de que podía quitar el techo volador y evitar preguntas innecesarias, ahora solo tenia que esperar a que se despertara -Vamos reacciona ¿puedes escucharme?- Estaba sentado en la tienda, pero algo alejado para no incomodarla si se despertaba, mire a través de ella para identificar heridas internas o algo, pero no había nada, quizá tenia hambre o estaba deshidratada, tendria que esperar para preguntarle.


AVF(?):
Accel habla - Venom habla - Teiko/nave espacial habla - "pensamos"
avatar
Edad : 77 Dromes : 150206
Reputación : 24
Mensajes : 413
Ver perfil de usuario
Accel Venom
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Anya Shirayama el Jue Ene 11, 2018 12:12 am

Habían pasado minutos desde que se desmayo por falta de sangre. Cuantos exactamente, no se sabía. Quizás unos cinco minutos por hablar de un mas o menos. Su piel estaba pálida y la temperatura corporal de su cuerpo estaba bajando por el tipo de clima que había. Los charcos de agua estaban amontonados en los alrededores y su cuerpo por la parte de abajo estaba sucio por el lodo. La Dama de la Noche estaba inconsciente y de no haber sido por el guardabosques quien sabe cuanto tiempo hubiera estado tirada en el suelo y a que condiciones hubiera llegado.

La tomó en brazos y la cargó hasta su caseta personal, donde la puso sobre el suelo arropada con la manta. Ya no había agua en sus vestimentas y tampoco había lodo, lo que ayudaba a que su cuerpo comenzara a retomar el supuesto calor corporal que debía tener una persona, o quizás, de un vampiro. No era mucha la diferencia, los vampiros estaban acostumbrados al frío y era lo mejor para ellos, aunque como el pelinegro desconocía su raza era probable que se preocupara un poco al pensar que tenía fiebre.

No respondió a sus primeros llamados. Todavía estaba inconsciente por la falta de sangre, pero a medida que fue insistiendo su subconsciente empezaba a reaccionar, llevándo el mensaje a su mente tal y como si le estuvieran despertando de un sueño pesado para ir a la Universidad. En su rostro se vieron reflejadas algunas expresiones de dolor. Giró su cuerpo hacia donde estaba él y fue abriendo los ojos de a poco. La visión estaba borrosa, pero podía escuchar su voz con claridad. Veia una persona vestida de blanco y tuvo la estúpida idea de que quizás había llegado al cielo, pero eso era imposible para un ser de la oscuridad, ¿verdad?

Su cabeza daba vueltas. Se sentía un poco mareada. Se talló los ojos para hacer un intento de mejorar su vista. A pasos de ella logró ver la persona que intentaba despertarla. La vampireza no tenía recuerdos de lo que había pasado, pero se asustó al encontrarse encerrada en un espacio pequeño y oscuro, con solo una persona. Pensó que la habían secuestrado denuevo, y peor aún, que los Tek habían dado con ella. Pero al ver mejor a su alrededor, notó que no había nada peligroso. No habían cadenas, no habían armas, solo una cabaña vacía y una manta sobre su cuerpo.  

-U-Um... - Bajó la cabeza con timidez, avergonzada y con un leve rubor en el rostro. -¿Quién es usted? ¿Y qué hacemos en este lugar? ¿Q-Qué pasó...?

La vampireza se sentó y llevó su mano sobre su cabeza para intentar calmar los mareos, pero no podía. Su instinto de raza empezaba a despertar de a poco su naturaleza salvaje. Escucharía en la lejanía lo que el desconocido le hubiera dicho, pero sin prestar atención exacta a sus palabras. No estaba concentrada por estar luchando consigo misma para evitar salirse de control. Tenía hambre, y no hambre humana. Su sangre hervía y su instinto estaba llamarlo a hacerlo: Aliméntate. Muérdelo. Extermínalo.

Ella no era una asesina, pero una vez entrado en estado salvaje no se daba cuenta de lo que hacía. Estaba entre medio de su verdadera naturaleza y su estado más humano. No pudo más. Se desarropó y empezó a gatear sin decir una sola palabra, hasta llegar frente a él.

Spoiler:

Lo miraba fijo. Ambos se darían cuenta que tenían el mismo tipo de ojos blanquesinos. Ella no decía ni una sola palabra, solo admiraba su nueva presa. Se acercó un poco más, poniéndo su mano derecha entre medio de sus piernas, muy cerca de su pantalón. Llevó su rostro a centímetros del contrario sin dejar de mirarlo y sin titubear. Utilizó su mano izquierda para ponerla sobre el hombro del pelinegro, y llevó su nariz al cuello del desconocido para olfatearlo. -...... - Se le hacía raro que no pudiera oler el líquido carmesí que tanto buscaba, pero aun así afiló sus colmillos y los clavó en el cuello ajeno para empezar a succionarlo. Mientras intentaba buscar su comida, tenía a Accel acorralado entre la caseta negra y su cuerpo. Su yo humano hubiera estado muy avergonzado del roce de ambos cuerpos, pero su naturaleza de vampireza era la que estaba en el mando en esos momentos.





Spoiler:


Agradecimientos a Accel Venom por el avatar.  ^^
Agradecimientos a Dante A. Boisseúx por la firma y el avatar del spoiler. ^^

-Hablo || "Pienso"
#cc66ff

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 34588
Reputación : 1
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Accel Venom el Jue Ene 11, 2018 4:13 pm

Finalmente pude ver algo de movimiento por su parte, su rostro expreso algo de molestia o quizá dolor mientras volvía en si, al ver como tallaba sus ojos en un intento por mejorar su visión, trate de sonreír de forma leve para mostrarme amigable, no estaba seguro de si eso funcionaria, en un principio se concentro mas en el lugar donde estábamos, lo cual era de esperarse, el mundo estaba lleno de personas con malas intenciones, por suerte yo la había encontrado antes de que algo malo le sucediera -Me alegra ver que estas despierta, yo me llamo Accel, te encontré inconsciente y te traje aquí para protegerte de la tormenta- Note que estaba algo pálida y fría, parecía estar desorientada, con dolor de cabeza quizá, no quería bombardearla con preguntas, esperaría a que volviera en si por completo antes de eso.

Pense que se quedaría sin hacer nada por un tiempo, sin embargo se desarropo y empezó a gatear hacia mi, no tarde en notar el parecido que tenían sus ojos con los míos, las razones podrían ser varias, aunque al ver como invadía mi espacio personal para tocarme y olfatearme, considere la posibilidad de quizá estaba ciega, fue cuando sin previo aviso saco un par de colmillos y me mordió, en ese instante use mis sentidos para "detener" el tiempo, con mi velocidad de pensamiento al máximo analice la situacion, ella era una vampiresa y se había desmayado por la sed, no se me ocurría otra razón para que me mordiera y succionara mi sangre nada mas al despertarse, aunque yo no tenia sangre, lo que ella estaba bebiendo era un liquido que imitaba la sangre a manera de camuflaje ¿la diferencia? ninguna en realidad. Dude por un momento, pero al final mis reflejos regresaron a la normalidad, el tiempo siguió de forma normal y pude moverme finalmente, no para apartarla, si no para apoyar mi mano detrás de su cabeza, trayendola un poco mas hacia mi cuerpo, incitándola de esa forma a que siguiera -Así que tienes hambre ¿fue por eso que te desmayaste?... Claro que no tienes que contestar ahora, disfruta de tu comida-

Afuera la tormenta empeoraba, podía escuchar algunos truenos y rayos, así que revise mi comunicador, tenia señal y Teiko no me había llamado, eso significaba que todo estaba en orden afuera, por suerte, ahora podía concentrarme en el asunto entre manos sin preocupaciones. Al notar que la lluvia se hacia mas fuerte, cree un pequeño muro alrededor de la tienda, que aparentaba ser de roca, de esa forma el agua no molestaría, a si mismo active la corrosión de la materia, solo por la parte externa, de esa forma la tienda absorveria el agua y esta no se acumularía en los alrededores -Espero que te guste mi sangre- De nuevo tenia que esperar, pero ya que la temperatura comenzaba a bajar, volví a colocarle la manta para que estuviese cálida.


AVF(?):
Accel habla - Venom habla - Teiko/nave espacial habla - "pensamos"
avatar
Edad : 77 Dromes : 150206
Reputación : 24
Mensajes : 413
Ver perfil de usuario
Accel Venom
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Anya Shirayama el Vie Ene 19, 2018 10:05 pm

Estaba tan sumida en mi lucha interna que no pude escuchar lo que me decía. Su nombre, sus palabras, solo escuchaba un murmullo que salía de sus labios. Alfred, Axel, Baxel... No entendí bien su nombre, solo sabía que empezaba con A y que intentaba dar todo de mi para enfocarme en sus palabras, pero la sangre estaba llamando. Luchaba por no caer, por no dejarme vencer, y a la misma vez por no dejar que mis sentidos salvajes se apoderaran de mi voluntad. No quería poner una vida inocente en peligro.

Eramos vampiros, seres de la oscuridad y teníamos mala fama por nuestros antepasados. Esa mala fama seguía hasta el día de hoy, y no los culpo. Las personas tenían muchas razones para temernos. Eramos viles, crueles, asesinos solo por conseguir nuestro alimento. Cazadores. Y la humanidad era la presa fácil. Los atrapabamos como el tigre atrapaba los ciervos. Entre nuestras garras cazábamos los seres con vida como si fueran meros ratones. Buscábamos sus cuellos para beber de su sangre, así como los humanos buscaban el oro debajo de la tierra. Capa, superfície sólida, suave, o arenosa. El cuello de un ser vivo era el punto más preciado para un vampiro. Acariciabamos, seducíamos, mordíamos. Clavábamos el colmillo hasta el fondo hasta que ese precioso néctar acariciara nuestra lengua. El líquido carmesí con sabor metálico era para nosotros como lo que es la miel para las abejas.

Por eso aferraba mis garras a su nuca, sin lastimarlo. Una parte de mi no quería matarlo. La otra parte lo quería para mi. Era como una relación tóxica donde querías tener, en esos momentos, la persona que tenías de frente solo para ti. El extasis de alimentarme de él hacía que sus sentidos internos se alteraran: Impulso, ganas de querer devorarlo, pero a la misma vez ganas de guardarlo solo para ella hasta saciarse su sed por completo. El deseo por el ajeno incrementaba cada vez más, cada segundo, cada minuto que pasaba.

En silencio seguía disfrutando de su cuello, de su aroma, del aroma de su sangre caliente bajando por su garganta. Sintió como la atrajo a su cuerpo para acomodarla. No le temía, al contrario. Encontró en él un ser puro que le ayudaba a no morir de hambre. No como esos malditos seres que la secuestraron y la encerraron. Éste ser viviente era diferente. Demasiado noble. Demasiado puro. Sus palabras llegaron a su corazón. Él supo comprenderla. Al menos, la razón de su desmayo, de su caída. ¿Cómo era que se llamaba...? Desearía haber podido prestar atención a su nombre para no olvidar el desconocido.

Sostuvo las vestimentas del desconocido con su puño. El temblor de su cuerpo iba desapareciendo. La sangre caliente bajaba por su tráquea aliviándo el éxtasis. Alimentarse de él calmaba el instinto de la feroz vampireza que estuvo a punto de darle una muerte segura, si no fuera porque logró controlar sus emociones. Le tomó las vestimentas con el otro puño y lo atrajo hacia su cuerpo. Estaba ahora arrodillada, casi sentada, entre medio de las piernas de su proveedor. Dejándose caer, rindiéndose sobre su cuello, dándo los últimos sorbos del líquido que la trajo de vuelta a la vida.

Se apartó con gentileza dejando salir respiraciones agitadas por el cansancio de hace rato. Tenía un rostro ruborizado y no se atrevía a mirarlo a los ojos. Lo había hecho. Tomó del cuello de un humano. No lo soltaba. Sentía que si lo hacía iba a perder algo importante en su vida. Sacó la lengua de su boca y empezó a lamerlo donde dejó los orificios de sus colmillos. Quería limpiar los rastros de sangre, la línea carmesí que había dejado en su cuello que ahora bajaban por sus hombros, por su torso. Todo lo limpiaba con su lengua mientras que le sostenía con sus manos, y con su cuerpo lo acorralaba contra la pared de la caseta. Sus orbes tenían un hermoso brillo rojizo que poco a poco iban despidiéndose de su dueña. La vampireza dejó salir algunas respiraciones leves sobre la herida y se quedó respirando cerca de su oreja para sentir el pulso del ajeno, las respiraciones y los latidos de su corazón: Él tenía vida.


-Tu... - Se apartó un poco, quedándo a centímetros de quien ahora le arropaba con la manta oscura. Se acercó a sus labios para rozarlos, pero detuvo su marcha para poner su frente sobre la de él. Cerró los ojos y finalmente la Dama de la Oscuridad se dejó caer sobre sus brazos. -Gracias... -Llevó su mano detrás de la cabeza ajena y lo atrajo hacia su rostro, uniéndo sus labios con los de él, para así regalarle un beso suave, tierno, lento, y compartir, por unos momentos, el sabor metálico que ahora los uniría.





Spoiler:


Agradecimientos a Accel Venom por el avatar.  ^^
Agradecimientos a Dante A. Boisseúx por la firma y el avatar del spoiler. ^^

-Hablo || "Pienso"
#cc66ff

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 34588
Reputación : 1
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Accel Venom el Lun Ene 22, 2018 7:30 pm

No estaba seguro de como de actuar mientras que ella seguía tomando de mi sangre ¿solo me quedaría en silencio? ¿debía hablarle? aunque no tendria sentido, no podría contestarme, había estudiado mucho acerca de como ser humano, la forma correcta de actuar ante ciertas circunstancias, pero en ningún lado había leído acerca de que hacer si una vampiresa se alimentaba de ti. Sin darme cuenta, comencé a mover la mano que había usado para acercarla, decidí continuar haciéndolo para acariciar su cabello "Esto se siente... Extraño..." En un principio no era nada complejo, la materia que cubría mi piel iba cambiando de estado y composición para convertirse en sangre cerca de la herida, dando el efecto de que estaba sangrando, pero hubo un detalle que no considere, esa materia era una extensión de mi cuerpo, por esa razón sentía como si ella me estuviese devorando.

La suavidad de sus labios, los leves movimientos de su lengua, la humedad de su boca y de su garganta, me estaba... ¿Dando un beso? no, solo se estaba alimentando, pero no podía dejar de pensar en aquella sensación, que aunque estaba distorsionada, aun podía distinguirla como un beso. Luego de un rato ella finalmente se aparto, pero yo no lo sentía de esa forma ¿que seria después? cuando los nutrientes se esparcieran por su cuerpo ¿como se sentiría? estar fusionado con Venom era algo normal, pero ahora también lo estaría con ella, al menos por un rato y de una forma extraña, sin duda seria muy curioso experimentarlo -Espero que te sientas mucho mejor- Le susurre mientras que ella jadeaba sobre mi hombro, pensé que las cosas se calmarían un poco hasta que comenzó a lamer mi cuello, bajando por mi hombro hasta mi torso para limpiar los restos de sangre, de nuevo la misma sensación, pero mas marcada.

Comencé a tomar oxigeno como si respirara y el interior de mi pecho empezó a palpitar emulando los latidos de un corazón, también note que mis colmillos habían crecido dentro mi boca, ambas respuestas involuntarias diseñadas para camuflarme, sin embargo ¿porque se habían manifestado? quizá me había puesto algo nervioso, pero por mis colmillos... ¿Mi cuerpo se estaba preparando para atacarla por que ella me estaba "devorando"? fuera lo que fuera, tenia que calmarme -...- Al ver sus labios tan de cerca me fue difícil resistir la tentación de darle un beso. La abrace de la cintura para sostenerla y finalmente me decidí, al mismo tiempo ella tomo mi cabeza para hacer lo mismo, ambos terminamos por unir nuestros labios en un tierno, suave y profundo beso, no tarde en percibir el húmedo y metálico sabor de la sangre impregnado en su boca, contrastando perfectamente con la dulzura de sus labios, me incline hacia adelante con cuidado hasta hacerla caer sobre la manta, terminando sobre su cuerpo y acariciando su mejilla sin dejar de besarla.

Tras unos minutos, mordí un poco su labio inferior y exhale algo de aire caliente al apartarme -No podía dejarte morir de hambre bajo la lluvia, fue un placer ayudarte- Me aleje un poco mas sin quitarme de encima, apoyándome con ambas manos a los lados de su cabeza -Pudiste haberte lastimado a ti misma o a otros, dime ¿Porque dejaste pasar tanto tiempo antes de beber sangre?... Oye, aun no se tu nombre-


AVF(?):
Accel habla - Venom habla - Teiko/nave espacial habla - "pensamos"
avatar
Edad : 77 Dromes : 150206
Reputación : 24
Mensajes : 413
Ver perfil de usuario
Accel Venom
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Anya Shirayama el Vie Feb 09, 2018 12:43 am

No supe porque, ni que exactamente fue lo que me motivó a besarlo. Quería pagarle de alguna forma y sentía que un simple agradecimiento no iba a ser suficiente. Sonará contradictorio, pero los nervios y, quizás el miedo me hicieron buscar un poco más de calor en el desconocido. El miedo porque quería que alguien sujetara mi cuerpo y me controlara para no descontrolar mis instintos naturales y ocasionar una tragedia; Los nervios porque al estar nervioso uno cometía acciones estúpidas, como lo era el reír cuando estabas frente a la persona que te gustaba, o el decir cosas que no debes cuando te pasaba algo negativo. En mi caso, era probable que quisiera mantener ocupada mi mente para evitar que mis instintos primitivos tomaran control de mi cuerpo. Tenía que mantener ocupado lo poco que tenía de consciente, a la vez que buscaba el calor del cuerpo contrario para recordarme que estaba viva... O muerta.

Ya lo había vivido. Le hice daño a mis propios compañeros por culpa de los raptores que me encerraron por mucho tiempo sin comer. Me sorprendió el hecho de que aún dándome de su sangre, el contrario abrazara mi cintura y siguiera el pequeño desliz que había tenido. Fue un momento mágico. Era como si el tiempo se hubiera detenido al instante y lo único que existiera fueramos él y yo. Acaricié cada parte de su lengua, tomándome mi tiempo para deleitarlo, dejándo que el sabor del líquido de la vida desapareciera entre nuestras silenciosas caricias.

Era la primera vez que una persona me trataba con tanto cariño. No podía decir que lo que sentía mi corazón era amor, ese tipo de historias solo se encontraban en los libros más antiguos de fantasía. Era algo más como un... Interés. Curiosidad. Querer saber que pasaría si... Querer explorar que era ese calor que sentía mi cuerpo con alguien que me estaba tratando con cuidado, y no a puro golpe o grito. Él estaba usando sus manos para acariciarme, no para hacerme daño, y por eso me dejé llevar. Me dejé caer hacia atrás, con cuidado, siguiéndo su ritmo y repitiéndo lo que él hacía en mi mejilla. Acariciándole con cuidado, aprendiéndo como hacerlo siguiéndo su ejemplo, tomándo sus vestimentas con firmeza pero gentileza y atrayéndolo más contra mi cuerpo. No deseaba que ese momento terminara.

Me di cuenta que el calor de su cuerpo con vida hacía contraste con la frialdad del mío. Puse su mano sobre su pecho para sentir sus latidos, su respiración, sin saber que él solo imitaba lo que un humano podía hacer. Le acaricié un poco el torso a la vez que separaba mis piernas para que él tuviera espacio. Pude sentir el roce en la parte baja de nuestros cuerpos, sonrojándome al instante, ahogándo un leve gemido de placer. No era nada fuera de lo normal. Podía aguantarme, pero si fue un poco sorpresivo.

Él se apartó de mis labios no sin antes morder mi labio inferior y exalar aire caliente. No quería que dejara de besarme, pero no podía hacer nada. Ya había abusado mucho de su confianza. Me quedé ruborizada mirándolo a los ojos, queriéndo apartar mi mirada de sus hechizantes ojos. Imposible hacerlo. No entendía porque sus orbes eran tan parecidos a los míos.

Mi respiración era algo acelerada y aun sentía algunos cosquilleos en mi estómago.
-No podía dejarte morir de hambre bajo la lluvia, fue un placer ayudarte. -¡Aahhh...! -Podía admirarlo mejor ahora que él se había apartado de mi cuerpo, y ahora que había vuelto en mis sentidos pude darme cuenta de lo que había hecho. -Mil disculpas por mi imprudencia. -Desvié la mirada con un rubor un poco más notable en mis mejillas sin saber como explicarle a un humano que la tienda de sangre estaba ceeeeeeeeeeee... ¡Oh, Dios! ¡Había revelado mi identidad a un humano! ¡Y lo tomaba tan casual! Me puse nerviosa por unos momentos pensando en lo peor. ¿Y si me mandaba a quemar en la hoguera? ¿Y si me manipulaba con decirle a todos?

-P-Por favor, no le digas a nadie lo que pasó aquí. -Mencioné cerrando los ojos por la vergüenza. -La tienda donde vendían sangre estaba cerrada. Decidí venir al bosque para no entrar en frenesí cerca de la población. No es mi intención lastimar a alguien. Creo que mi cuerpo no resistió porque no recuerdo que pasó después. -Seguía con los ojos cerrados pero esta vez con la cabeza mirando hacia la pared izquierda de la caseta para evitar contacto visual en caso de abrirlos.

-Soy Anya Shirayama.

Llevé mi mirada lentamente hacia los ojos de la persona que seguía sobre mi.

-¿Quién eres?

No había escuchado su nombre antes por mi condición. Estaba ida de la realidad y no pude concentrarme cuando me hablaba, así que hice denuevo la pregunta pensando que no la había hecho. Esperaba poder concentrarme esta vez, porque tenerlo tan cerca me ponía los nervios de punta. En cambio había algo que seguía llamando mi atención demasiado. El tipo de ojos que él tenía. Solo había visto ese tipo de ojos dentro de quienes estaban en mi clan. Familiares, hijos de la noche para ser más precisos. Y en cambio las facetas de él eran parecidas a las mías.

-¿Por qué tenemos los mismos ojos? - Pregunté con inocencia y curiosidad. Quería saber más de él. -¿Somos de la misma familia? -No era seguro, pero era probable que algún vampiro de la rama secundaria de mi familia hubiera tenido un hijo no reconocido y no hubiera dicho nada. Las posibilidades podían ser muchas. Ahora solo restaba conocer más a quien me había dado el líquido de la vida sin poner objeciones.





Spoiler:


Agradecimientos a Accel Venom por el avatar.  ^^
Agradecimientos a Dante A. Boisseúx por la firma y el avatar del spoiler. ^^

-Hablo || "Pienso"
#cc66ff

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 34588
Reputación : 1
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Accel Venom el Mar Feb 13, 2018 2:31 pm

Tan pronto me separe de sus labios deshice la conexión que tenía con la sangre que le había brindado, me llevo un tiempo el pensar en esa solución, no era el primer beso que le daba a una desconocida, pero este había sido diferente en muchos sentidos "Parece que siempre olvido que mi cuerpo es diferente... Tengo que estar más atento para poder controlarme " No era lo mismo, pero el pensar en eso me hizo ver las cosas como ella lo haría, al menos hasta cierto punto. Ignore sus disculpas ya que no me parecieron necesarias, yo también me había dejado llevar un poco más de lo que debería -P-Por favor, no le digas a nadie lo que pasó aquí. - Por un segundo pensé que estaba hablando del beso -La tienda donde vendían sangre estaba cerrada. Decidí venir al bosque para no entrar en frenesí cerca de la población. No es mi intención lastimar a alguien. Creo que mi cuerpo no resistió porque no recuerdo que pasó después. - Aunque había pasado buen tiempo observando a los habitantes de la tierra, aún era algo lento para entender ciertos detalles ¿hablaba del beso? ¿de haber tomado de mi sangre? o quizá de ambos, como sea era mejor pensar en general para responder de la mejor forma.

-No te preocupes, te prometo que seré discreto con todo lo que paso. Fuiste muy noble al tratar de no lastimar a nadie viniendo aquí, por suerte todo salió bien, aunque recuerda que para la próxima debes comprar sangre antes de que se te acaben las reservas, con eso evitaras muchos problemas- Me di cuenta de que aún seguía sobre su cuerpo, así que me moví tras sus siguientes comentarios, para dejarme caer a su lado boca arriba, pero girando de vez en cuando para observarla de reojo -Es un placer conocerte- Y en este caso no lo decía por cortesía, fue pensando en el beso -Mi nombre es Accel Sarad- No me preguntaba cómo es que no recordaba mi nombre, fue obvio que estaba enfocada en cosas más importantes cuando lo dije, como el no morir de sed. Su siguiente pregunta era algo más complicada, no tenía idea del porque nuestros ojos eran, no similares, si no idénticos, de lo que si estaba seguro era que sería básicamente imposible que fuésemos parientes -Estoy seguro de que no es más que una coincidencia- Decidí sentarme inclinándome hacia el frente levemente, me quede mirando la lluvia por la pequeña entrada de la tienda, sin decir una palabra, la tormenta se había mantenido fuerte. Casi de inmediato mi piel se tornó de color negro, la comisura de mis labios se extendió por mis mejillas, dejando ver una hilera de colmillos afilados, mi cabello también cambio, convirtiéndose en tentáculos, mis ojos blancos se aplanaron y se extendieron, aquello solo duro un par de segundos, mi cuerpo no tarde en regresar a su forma humana -Mis ojos reales son blancos cómo pudiste ver, es una de las razones por las que permanecen de ese color en mi forma humana- Había otras razones más técnicas, pero era suficiente explicación.

Otra razón para tomar mi forma real, aunque fuese a medias, era tranquilizarla, yo no revelaría su secreto porque yo también tenía uno, que acababa de confiarle en ese momento -Tengo curiosidad ¿porque pensaste que somos familia por nuestros ojos?- Con mi visión podía verla aunque mi rostro estaba enfocado hacia el frente, estaba analizando la estructura interna de sus ojos y su cerebro, sin duda había algo más allá del color que tenían en el exterior, así que quizá podrían tener otra función a parte de la más evidente -No conozco a muchos vampiros, pero sé que aun para ellos es algo extraño esa clase de ojos-


AVF(?):
Accel habla - Venom habla - Teiko/nave espacial habla - "pensamos"
avatar
Edad : 77 Dromes : 150206
Reputación : 24
Mensajes : 413
Ver perfil de usuario
Accel Venom
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Anya Shirayama el Lun Feb 26, 2018 2:11 pm

Habiéndo explicado lo ocurrido, Accel decidió darme un consejo que sonaba más a sermón que a otra cosa. No entendía como se me había pasado por esa vez. Juraba que tenía reservas, pero tal parece que el instinto salía a flote a la hora de la verdad. -M-Muchas gracias p-por l-la disccreción. Y s-si. Prometo s-ser más cuidadosa con el asunto de las reservas. - Le mencioné con la cabeza semi-baja, intentando no mirarle a los ojos cuando hablaba. -No solía salir al mundo de afuera... Así que todavía no soy diestra con mi nueva vida. - Casi siempre mi vida se remotaba a vivir en el Castillo y en las grandes cuerdas de terreno que le pertenecían a mi familia. Fuera de eso salía, pero no a expediciones de mucho tiempo. Había comido antes de salir, nunca faltaba la cena en el hogar. Pero otra parte de mi vida estaba encerrada por obvias razones: Mis secuestradores me mantuvieron cautiva y olvidé un poco como era que se vivía en el mundo salvaje lejos de lo que conocía. Ahora lo salvaje había llegado a mi vida, mi nueva vida, gracias a esa personalidad agresiva que yo misma temía.

[i]Al parecer nos dimos cuenta a la misma vez que seguíamos uno sobre el otro.
-¡A--Aa----Aaahhh...! - Ruborizada le puse la mano sobre el pecho empujándolo un poco para que se apartara, sin llegar a ser hostil con el movimiento. No tuve que luchar mucho porque él rodó por su propia cuenta y se acostó a mi lado. Llevé con vergüenza mis manos sobre mis ojos así que no pude ver las miradas que él me hechaba. Solo escuché su nombre, esta vez claramente. -A-Accel-kun... -Susurré por lo bajo. -Es un nombre raro. ¡S-Sin intención de ofender! L-Lo siento... - No quería ofenderlo, es solo que... -...es que no es común encontrar personas que se llamen así. - Era eso. -S-Si me permites preguntar... ¿Tienes un nombre más largo, o es la abreviación de tu nombre real? - Ya saben. Habían personas que se llamaban Alexander y le decían Alex. Esa era mi verdadera pregunta. -¿Y s-se escribe con x? [i]- Quería sacar algún tema de conversación porque sentía que no decía mucho. Y no se me ocurrió ningún otro, no de momento. Pero menudo tema el de los nombres.

Para arroparme me cubrí con la manta negra de material extraño que el chico me había tendido. Se sentía suave, quizás un poco pegajoso, pero no al punto de molestar en la piel. Servía a su propósito de darme calor. Desvié mi mirada hacia él para no faltarle el respeto. No quería que él sintiera que le estaba hablando al aire, o que estaba hablando con una pared. Eso si, todavía seguía sin poder mirarle a los ojos. Mi mirada se desviaba para alguna otra parte de su cuerpo: Su nariz, su cuello, su torso, sus vestimentas blancas, su hombro, lo que fuera, pero nunca directamente a los ojos, no con mi personalidad normal.
-Coincidencia... -Repetí en voz baja la respuesta a mi pregunta. No se me hacía posible que pudiera ser una coincidencia tan acertada. Si podríamos tener coincidencias en personalidad, pero los ojos completamente blancos, ese tipo de ojos sólo lo había visto en personas de mi propio clan. Sabía que tenía que haber algo más. Algún pariente lejano, por ejemplo.

Mis dudas no duraron mucho porque de momento empecé a ver como la piel del chico comenzó a cambiar. Su piel se puso negra, tenía una sonrisa con colmillos filosos, como la hilera de dientes de los tiburones, su cabello tomó una forma extraña y lo más asombroso de todo, sus ojos se aplanaron y se extendieron tomando una forma bastante extraña. Me senté sin dejar de sostener la manta negra. Mi rostro expresaba un poco de temor. Es probable que hubiera salido corriendo del lugar para no entrar en modo de pelea. Podía defenderme en combate físico pero prefería evitarlo. Me hubiera ido del lugar si no hubiera sido porque llevaba poco tiempo hablando con el muchacho, había visto que tenía buenas intenciones y no sentí ningún tipo de aura hostil. Pero comencé a calmarme pocos segundos después. Recordé que a nosotros los vampiros, seres de la noche, se nos discriminaba mucho sin conocernos. Por eso no quería discriminarlo a él como lo hacían con los de mi raza. Es solo que la primera impresión me asustó un poco, que hiciera el cambio tan repentino también. Si lo hubiera hecho con más calma hubiera estado consciente y preparada para ver algo nuevo. Lo único que pude hacer fue dejar salir una leve y tímida sonrisa.


-Mis ojos reales son blancos cómo pudiste ver, es una de las razones por las que permanecen de ese color en mi forma humana-

Como decirlo... Siento que fue un poco decepcionante, no en el mal sentido. Es solo que me hubiera gustado haber tenido un hermano desconocido o primo lejano ajeno a las costumbres del clan, para que no me llevaran de vuelta o trajeran a mi padre conmigo. Hubiera sido bonito poder hablar con alguien sobre nuestras costumbres, sin tener que sentirnos comprometidos a las obligaciones extremas del clan Shirayama. -Entiendo... - Sonreí por lo bajo dándome cuenta que estaba equivocada después de esa demostración física. -Hubiera sido bonito si fueramos familia. - Aunque quizás y siendo familia nos hubieramos llevado muy mal.

-Tengo curiosidad ¿porque pensaste que somos familia por nuestros ojos?

-Mi Clan tiene una habilidad especial que nos desliga de otros vampiros. Nustro poder está n los ojos. -Aunque por el momento decidí mejor no decir que tipo de habilidades y poderes teníamos a través de nuestros ojos. -E-El linaje es... E-Estricto. S-Somos un clan cerrado. Papá es muy estricto en ese aspecto. Es imposible que nuestra habilidad esté en otras criaturas que no sean los vampiros, pero... -Esta vez lo miré a los ojos no porque quería, sino porque intentaba analizar algo, así que por unos momentos olvidé mi vergüenza. Me había sumido en mis pensamientos. Aunque tampoco abarqué sobre la evolución de nuestros ojos.

-Si tenemos un parecido tan común sin ser familia, significa que el Universo es mucho más grande de lo que creíamos en mi Clan, y lo que papá estaba intentando hacer no servirá de mucho. Quizás nuestro clan tenga sus orígenes fuera de la Tierra... - Ya en este momento estaba analizando con mi mano en el mentón y la mirada baja. -Si. Debe ser más grande. [i]- Esto último lo había dicho para mi misma, recordando los Tek que habían hecho muchas abominaciones en mi cuerpo por puros estudios. Pero no dije nada relacionado a ellos. Éramos desconocidos y el chance de que él los conociera era bajo y/o nulo.

-No pareces ser un humano, lycántropo, vampiro, elemental o alguna raza de las tantas que habitan en este mundo. - Tenía conocimiento de las razas que habitaban en la Tierra porque era una chica estudiosa y yo misma los había visto en guerra. -¿P-Puedo saber qué eres, o es una pregunta irrespetuosa de mi parte...? - Sería toda una vergüenza si él me decía que era irrespetuoso. -A-Además tengo otra pregunta. ¿Qué es esta manta...? No es algodón, no es polyester. No... - Miré a mi alrededor y vi que todo era negro, incluso la caseta donde estabamos. Ese material no era común. -¿Qué es esa materia? S-Se parece mucho a la de tu cuerpo. ¿Acaso tu...? - Me quedé esperando una respuesta.





Spoiler:


Agradecimientos a Accel Venom por el avatar.  ^^
Agradecimientos a Dante A. Boisseúx por la firma y el avatar del spoiler. ^^

-Hablo || "Pienso"
#cc66ff

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 34588
Reputación : 1
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Accel Venom el Jue Mar 08, 2018 5:29 pm

Podía tener razón, mi nombre era un poco extraño, quizá estaría bien en estados unidos o Inglaterra por encajar con su idioma -No me ofende, si es algo diferente, pero no es una abreviación, se escribe con c no con x - Era la primera persona que me había preguntado algo como eso, aunque no era nada importante, solo un detalle curioso. Seguí mirando la lluvia mientras pensaba en su comentario acerca de que fuésemos familia "Supongo que estaría bien tener familia, pero podría ser tan bueno como problemático..." En ese momento pensaba en varias cosas al mismo tiempo, mis padres fallecidos, mis hermanos, la vida que teníamos antes, mientras escuchaba sobre la habilidad que residía en los ojos de la chica y en los de su clan -Así que no son especiales solo por su aspecto- Tal como había pensado. Para ese punto ya había dejado de mirar hacia afuera y tenía mis ojos fijos sobre los de ella, me sorprendió un poco que pensara que el origen de su clan podría estar fuera de la tierra, lo que era tan imposible como que fuésemos familia ¿no? quizá, junto con mis hermanos asesinamos a toda nuestra raza, pero pudieron haber quedado híbridos, muestras de ADN desconocidas, fuera de eso, con tanta diversidad en el universo, quizá el clan de la chica descendía de otra raza diferente a la mía.

-Si algo he aprendido en mis años de vida es que todo es posible- Reí levemente tras decir eso, había visto tantas cosas extrañas que nada debería sorprenderme ya, sin embargo sucedía, quizá por esa razón decidí salir de mi dimensión, universo o lo que sea que fuese ese lugar vació, desde donde mi cuerpo real controlaba al "títere" que Anya estaba viendo, pude haber moldeado aquel lugar como yo deseara, pero estaría limitado por mi propia mente, aquí en la tierra podía experimentar una infinidad de cosas y fuera de ella las posibilidades eran aún más grandes, lugares, criaturas, cosas que yo no podría ni imaginar -Quizá si estemos emparentados de alguna forma, quien sabe-

Era cierto que yo no pertenecía a la tierra, ni a ninguna de las razas que comúnmente la habitaban, quizá podría entrar en la categoría de elemental de oscuridad, pero yo era algo diferente -Leí que algunas personas se sienten incomodas al estar en silencio, así que eres libre de preguntarme lo que quieras mientras esperamos a que pase la tormenta- Pese a que la estaba viendo, mi cuerpo seguía inclinado hacia la entrada, así que gire por completo para quedar frente a frente -Pues no, no soy humano y no soy de ninguna raza que conozcas, soy un... Hmm...- Tenia que pensar en un mejor nombre, que no sonara tan amenazante era lo principal, aunque no pensaba en uno que explicara mejor lo que yo era -Pues no te dejes guiar por el nombre, soy un Devoramundos, el único que existe hasta donde yo sé- Su siguiente duda, más que preguntar me di cuenta de que sospechaba de que estaba hecha la manta y la caseta -Quizá ya lo adivinaste al verme y ver todo esto, se podría decir que mi habilidad principal es asimilar materia, manipularla y transformarla según desee...- En ese momento una pequeña porción de mi cabello se separó del mismo, se movió por el aire y se quedó suspendido en medio de ambos.

-Mi cabello es lo que yo llamo materia conectada- Al decir eso la porción de cabello se expandió y formo una esfera negra del tamaño de una pelota de tenis -Materia que puedo manipular, puedo hacer que cambie de estado...- La esfera se desintegro en partes microscópicas convirtiéndose momentáneamente en un gas casi invisible, antes de volver a unirse para formar de nuevo la esfera -La materia desconectada es esto...- La esfera más que adoptar el tamaño de una pelota de tenis, paso a tener el diseño y el color de la misma, antes de caer al suelo -Acabo de crear una pelota de tenis y la desconecte de mi mente, por eso dejo de flotar, ya no puedo manipularla- No era necesario, pero decidí seguir con la explicación para pasar el rato, así que me eleve del suelo, solo algunos centímetros -Lo último es materia semi-conectada, eso sería mi cuerpo, no puedo moldearlo, hacer cambie de estado, pero si puedo moverlo, lo que me permite...- Antes de terminar de hablar mi cuerpo cayo de pronto, obligándome a inclinarme hacia adelante, lo que causo que golpeara la frente de la chica con la propia -Disculpa, como puedes ver aún estoy aprendiendo a volar, cuesta más si debo mantener la manta, además de la caseta y el resto-

Por suerte ella era una vampiresa, ya que aunque solo fueron unos centímetros de caída, mi cuerpo pesaba unos 240 kilos en ese momento, con eso sería un golpe considerable para un humano -Puedes hablarme de tus habilidades, he leído de los vampiros y los he visto, pero no he tenido la oportunidad de ver una demostración tan cercana... Como ser mordido por ejemplo- De nuevo reí levemente, aquello había sido una "demostración" más cercana de lo que esperaba cuando pedía ver las habilidades de alguien -Aunque me interesa un poco más saber acerca de tus ojos, puedo ver su estructura interna pero me tomaría algo de tiempo descifrar para que sirven- Eleve la mirada por un momento, repasando lo que habíamos hablado a ver de qué otra cosa podríamos hablar -Si quieres dime si tu nombre se escribe con y o con dos l también... ¿Cómo es tu familia? quiero decir, dices que es un clan cerrado y que no solías salir al mundo de fuera ¿dónde creciste? además, dices nueva vida como si hubiese sido un cambio drástico ¿te interesaría que te ayudara a conseguir sangre a partir de hoy? sería peligroso si el lugar donde compras sangre cierra o si queda sin reservas de pronto, ya ves que yo puedo crear muchas cosas, en caso de emergencia; cuando menos ¿te ayudo cuando acabe la tormenta o regresaras a la tienda? no bebiste mucho de mi ¿tienes sed?- Negué con la cabeza y sonreí levemente -Disculpa, tenía muchas cosas en la cabeza, no me decidí por una y las dije todas... En fin, hablemos de lo que gustes-


AVF(?):
Accel habla - Venom habla - Teiko/nave espacial habla - "pensamos"
avatar
Edad : 77 Dromes : 150206
Reputación : 24
Mensajes : 413
Ver perfil de usuario
Accel Venom
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Anya Shirayama el Jue Mar 08, 2018 9:19 pm

Todos los días se conocía un poco más sobre las personas, aunque fuera un pequeño detalle. Era algo que había observado poco después de llegar a Éadrom por primera vez. Fue mi primer contacto de tiempo con el mundo exterior. Al inicio todo fue un desastre. Considerando que llevaba una vida de princesa donde teníamos sirvientas que nos ayudaban en todo, aunque yo también prefería hacer mis propias cosas. Por más sirvientas que tuviera, no me gustaba molestarlas por todo. Las consideraba seres que tenían sus propias vidas, aunque muchas de ellas no lo veían de esa forma. Ya estaban muy mentalizadas por las reglas del Clan.

Esa noche aprendí que el nombre de Accel-kun se escribía con dos c. Era un pequeño detalle, pero para mi significaba mucho. Nunca se sabría si tendría que regalarle algo por agradecimiento y que por no saber escribir su nombre él lo ignorara y lo pasara de largo. No dije nada pero lo tendría anotado mentalmente en caso de que lo necesitara en un futuro, pensando en ese regalo de agradecimiento por haberme ayudado esta noche.

Accel-kun parecía estar hablando para si mismo cuando le mencioné lo de mi habilidad ocular. Aunque su forma de hablar parecía ser como la de un anciano.
-¿Años de vida? -Pregunte curiosa. -¿Qué edad tiene usted? -Ya él me había dejado preguntarle lo que quisiera poco después de que éste hizo mención a lo del parentesco. Esperaba que esa pregunta no le fuera incomoda, pero no podía dejar de mirarlo con algo de curiosidad. No parecía un muchacho tan viejo. Aunque considerando lo que pasaba con la edad de los de mi raza era probable que él también tuviera décadas. ¿Más de ochenta años? ¿Más de quinientos? Por el momento él aparentaba tener unos dieci ocho. Como máximo unos veinti dos. Pero si era demasiado maduro y calmado para su edad.

Noté que ya estaba mirándolo mucho sin darme cuenta. Buscaba descifrar la edad pero se me había ido la mano. Bajé la cabeza un poco nerviosa por el contacto directo. Ya luego pasaríamos el tema, donde él comenzaba a hablarme sobre los de su raza, así nada más, sin tener en cuenta que yo era una extraña.

Explicaba que pertenecía a una raza no-conocida. ¿Acaso venía de una raza mitológica? Miles de razas pasaban por mi mente cada vez más rápido. Recordaba todos los libros que había leído. Quizás la respuesta estaba en algún libro prohibido, o algún libro antiguo que no le había hechado un vistazo. Probablemente alguna raza que los mismísimos seres sobrenaturales -como nos llamaba la sociedad- juraban que no existían. Pronto la respuesta vino a mi. Era un Devoramundos.
-¿Ah...? - Fue algo que me desconcertó un poco, pero me mantuve serena al decirme que no me dejara guiar por el nombre.

Ni si quiera eso. No parecía tener intenciones dañinas. No tendría porque temerle. Le sonreí, bajando un poco la mirada.

Por el momento no pasó por mi cabeza la idea de recordar a un Tek hablando sobre los Devoramundos -no quería recordarlo-. Fue tanto el maltrato vivido allá adentro en cautiverio que decidí no traer esas memorias a detalle, no de momento. Y aunque hubiera estado pensando en ellos...
-¡Ahh...! - ...me sobresalté por el estruendor de un trueno. Por unos segundos abracé al contrario del brazo. -Mil disculpas. - Me aparté para mejor abrazarme de la materia negra y protegerme del frío. No era que le tuviera miedo a los rayos, pero ese me tomó por sorpresa.

Próximamente el chico empezó a explicarme más a detalles sus habilidades.
-E-Espera. ¿Seguro que quieres hacer esto? -Intenté detenerlo para que no dijera más. -Es tu raza. Tus poderes y habilidades. Lo que te define como persona. -Decía con mi mirada baja y algo de nostalgia en mis palabras. -No deberías ser tan abierto con tu historia. No con desconocidos. Podrían lastimarte...

Aun así el chico insistió en explicarme sus habilidades o al menos lo básico. Respeté su decisión y presté clara atención a lo que me enseñaba. Era lo menos que podía hacer por él en esos momentos. Me sorprendí al ver como desprendía su cabello a voluntad y lo manejaba de tal forma como si fuera un tipo de telequinesis. -¿E-Es telequinesis? - Mis ojos se agrietaron para ver si detectaba algo más allá utilizando mi habilidad ocular. Buscaba ver si su cabello tenía algo especial, algún tipo de enlace invisible, o casi-invisible, como un hilo fino que se conectara a Accel-kun, pero no parecía ser el caso. La esfera tomó el tamaño y color de una pelota de tennis. Desactivé mi habilidad sin dejar de ver con sorpresa el experimento.

-¡Eso fue asombr...! - Pocas veces se me veía emocionada, y aquella habilidad lo había hecho a pesar de tener algún cierto parecido con la de los vampiros, pero mis palabras fueron calladas cuando el chico cayó y golpeó mi frente. -¡Iaaaa! - Pegué un gritillo más de sorpresa que de dolor. Tapaba mi frente con mis manos escuchando sus disculpas y con mi rostro rojo por la vergüenza por el contacto cercano. -¡N-No se preocupe, Accel-kun! Pero... - Miré a mi alrededor observándo la materia negra. Era cierto lo que él decía. Tenía que mantener control sobre la caseta, la manta, y la sangre que le había quitado. No quería que él pasara trabajo de más por mi culpa, así que le extendí la manta con la cabeza baja.

-Ten. - Mencioné avergonzada. -Usted ya hizo suficiente por mi. No es justo... - Hice una reverencia de agradecimiento y a la misma vez disculpa. -Necesita descansar. No es fácil mantener la caseta en pie, y estas aprendiendo a usar tus poderes, ¿no? - Le sonreí por lo bajo con un poco de timidez. -No quiero incomodarlo.

Me mantuve en espera a que aceptara denuevo la manta. No quería drenarle las energías. Además también tenía que poner de mi parte. No podía estar dependiendo de que otros me ayudaran todo el tiempo. Por culpa de eso perdí muchas personas que no debieron morir.

Aunque ahora era él quien quería que le hablara de mis habilidades y me explicaba que no había tenido oportunidad de conocerlos tan cerca, mencionando denuevo lo de la mordida.
-... Como ser mordido por ejemplo- - Mis ojos se abrieron de par en par y mi rostro se puso rojo como tomate.

-¡Aaaaaah! ¡N-No! ¡I-Ignora eso, por favor! ¡No vuelvas a recordar algo así!

Mis nervios me hicieron decir cosas que no era imposible hacerlo, pero solo el tiempo haría olvidar al jóven lo que pasó esa noche; Si es que la suerte estaba con ella claro. Por el momento todo parecía indicar que tendría que ir por la vida recordando ese vergonzoso acontecimiento por culpa de su alter ego. No iba a ser fácil olvidar y mucho menos hacerle olvidar una cosa como esa.

-Aunque me interesa un poco más saber acerca de tus ojos, puedo ver su estructura interna pero me tomaría algo de tiempo descifrar para que sirven.

Negó con la cabeza. -No. L-Lo siento. Como ya te dije, no puedo... - No me gustaba decirle que no a las personas. Odiaba hacerlo y también era difícil. Era muy permisiva, pero en esos momentos tenía que mantenerme firme. Papá me mataría si iba por el mundo hablando de las habilidades de nuestro preciado Clan. Bien, no era el gran secreto y reconocía que habían habilidades mejores. Y aunque había usado mi habilidad hacen unos minutos atrás... -Lo siento. - Le mencioné con la cabeza baja. -Quizás cuando tengamos más confianza. Quizás... - Solo decía eso automáticamente, como si lo hubiera ensayado desde siempre. Me lo quería sacar de encima de una forma noble. No sabía  como. Pero si era cierto que era incómodo hablar de ese tema.

-¡S-Si puedo decirte que tenemos control sobre el manejo de la sangre! - Traté de mantener las cosas en orden y de querer tenerlo a él de buen humor, sin incomodarlo. Si no pude decirle habilidades de mi clan, quizás si podía decirle algo sobre los vampiros en general como un método de intercambio. Extrañadamente todos empezaron a manejar la sangre. Así que creé una esfera de sangre en mis manos y la hice girar sobre su propio eje. Sonreí con timidez. -¿Ves? Puedo hacer lo mismo que hiciste con tu materia, pero con la sangre. C-Claro, no puedo hacer que la bola de tennis cambie de color. - Puse la esfera de sangre sobre el suelo en forma de bola de tennis, como él había hecho. -La puedo endurecer. - La sangre se puso sólida. -Pero seguirá siendo sangre. - Le explicaba sin hacer contacto visual en ningún momento.

-S-Soy un vampiro de sangre pura. -Empecé a jugar con mis dedos índice. -P-Puedo ejercer control sobre otros vampiros, e-en especial los que convertimos, p-pero... E-Es algo que no me gusta. No me gusta controlar así a los seres de mi raza. Me gusta que puedan tomar sus propias decisiones. - Lástima que no pudiera decir lo mismo de su padre. Era un hombre estricto, fuerte de carácter, y eso a muchas veces lo llevaba a pecar de controlador. No era una mala persona, pero era difícil tener que lidear con él por querer hacer el bien o lo mejor para su clan.

Aunque una de las preguntas no me la esperaba. Entre todas esas preguntas que me hizo, me preguntó lo mismo que yo a él con respecto a mi nombre.

No me desagradaba que me preguntara, pero me ponía nerviosa. No era buena socializando y mucho menos hablando de mi misma. No sabía como pedirle que se calmara.
-C-Calm... -Pero no podía terminar mis palabras porque él seguía haciéndo pregunta tras pregunta. Era un chico extrovertido y yo todo lo contrario, así que buscaba la forma en la que pudiera empezar a hablarle pero no pude hacerlo. Al menos no hasta que él se calló.

-B-Bien. Comencemos por el principio. - Hice silencio buscando ver por donde empezaba y tratando de recordar las preguntas que me hizo antes. -Mi nombre se escribe con Y.

-Mi familia está dividida por jerarquía. - No sabía si debía decir eso. No quería que pensara mal de ellos. -Soy la princesa del clan Shirayama. - Le hice una reverencia. -Es un placer conocerle, Accel-kun. - Denuevo le dije algo parecido, pero quería dejar todo en claro. -Mis padres me enseñaron todo lo que sé sobre habilidades, aunque papá fue quien más estuvo presente para asegurarse de que aprendiera. Muchas veces dejándome con un instructor secundario a cargo.. -El Neji imaginario que nunca tuve (?) -Fueron entrenamientos fuertes, aunque para papá nunca estuve a la altura. - Bajé la cabeza y sin darme cuenta mi semblante se llenó de tristeza.

-¡Pero...! - Reaccioné. -No son malas personas. - Sonreí. Venía de una familia problemática pero no quería pensar que eran malos. -Crecí, bueno, pasé gran parte de mi vida dentro de la Mansión de mi clan, en sus alrededores, o acompañando a papá en expediciones alrededor del mundo. Algunas expediciones eran de política, de guerra, otras por conocimiento, hacer relaciones con otra familia. Y pocas fueron vacacionales. Apenas recuerdo...  

-Si, tuve un cambio drástico de vida. Etto... ¡N-No pienses mal de mi, Accel-kun...! E-Es complicado... Yo... - Bajé la cabeza con tristeza en mis ojos. -No quería... Pero papá enloqueció. - Mis ojos se nublaron recordando cada palabra y furia de su padre, las maldiciones que le gritaba por algo que no era su culpa.

-Accel-kun, cuando me encontraste... Es posible que hayas conocido mi alter ego. ¡Ten cuidado con ella, por favor! Es peligrosa y no me gusta estar así, pero yo antes no era así. - Cerré mis ojos explicándole ese horrible fragmento de mi pasado. -Te confío esto porque quizás fuíste víctima de ella. De mi... De las dos. ¡Yo no sé! Quizás la conociste en letargo, pero ten cuidado con esa personalidad, ¿si? N-No quiero lastimarte, por eso te confio esto. Esa personalidad no me gusta, es agresiva. C-Como te iba diciendo, antes no era así, pero ellos me encerraron. Unos monstruos feos y robóticos. Los que hicieron que papá me terminara odiando.  

O al menos eso era lo que creía por la forma en la que dejé todo atrás.

-Me secuestraron a mi y a varias mujeres de mi clan, y de lo que sé, todas ellas murieron por protegerme. -Bajé la mirada, triste. -No pude hacer nada por ellas porque fuí débil. Papá tenía razón. Soy y seré siempre débil. -Llevé mi mano a mi vientre. -Lo único que en esos momentos me mantuvo, y me mantiene luchando, es mi pequeño retoño. Por culpa de esas criaturas yo quedé... - Dejé salir una sonrisa triste.

-Papá no pensó bien las cosas y pensó lo peor. Reiko no tuvo culpa de lo que pasó y por eso la traje al mundo, aunque te confieso que llegué a pensar en abortarla por el asco que me dio el proceso. Me amarraron a una mesa y me inseminaron. ¿Y todo para qué...? Para hacer experimentos conmigo y con las demás, con todos los que encontraban. - Bajé la mirada y guardé silencio para tomar un respiro de esa historia que no quería recordar. -Fue una etapa donde solo los más fuertes sobrevivían, y aun así... Si no fuera por ellas yo no estuviera aquí. - En esos momentos podía sentirme un poco culpable.

-Tengo algunos sentimientos de culpa y no quiero descargarlos en la niña. La amo, pero no era el estilo de vida que quería. Quería casarme con alguien que amara y tener los hijos de esa persona, formar una familia. Pero la vida me jugó sucio y ahora ni si quiera sé quien es el padre. Puede ser uno de esos seres feos, puede ser una persona de otro planeta ya muerta, puede ser alguna mutación. No lo sé. Y por lo que veo, nunca lo sabré, y papá jamás me perdonará eso. Solo se seguir adelante con ella, y empezar de cero.

Subí la cabeza con una sonrisa, aún evitando tener contacto visual con él. No respondió a todas sus preguntas pero jamás negaría la existencia de mi propia hija a menos que fuera para protegerla. No supe que pasó, pero decir algo de eso fue un alivio para mi, fue como un desahogo. El dolor no se iría de la noche a la mañana, pero al menos se mitigaría un poco.    

-Disculpa que hablé de más, Accel-kun. -Hice una reverencia. -Son temas incómodos. Mejor dejémos esto así. Lo mejor será que no te involucres a fondo en mi vida. Es complicado.

Negué con la cabeza. Hasta el momento me había dado cuenta que había sido un poco irresponsable de mi parte el dejar la niña con una niñera a hartas horas de la noche. Ya me había recuperado del letargo. No quería llegar a la casa de esa forma y atacarla.

-Um... - Me puse de pie y me sacudí las vestimentas. -No moriré por un poco de lluvia o de frío. Accel-kun, ¿podrías acompañarme a casa? - Le sonreí, pero esta vez era una sonrisa más animada escondiendo cierta nostalgia detrás de ella. -Podemos pasar a comprar reservas, pero quiero que si me salgo de control tu puedas dejarme inconsciente. Si no es mucho pedir. - Hice una reverencia leve para el contrario esperando que no le incomodara mi pedido.





Spoiler:


Agradecimientos a Accel Venom por el avatar.  ^^
Agradecimientos a Dante A. Boisseúx por la firma y el avatar del spoiler. ^^

-Hablo || "Pienso"
#cc66ff

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 34588
Reputación : 1
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Accel Venom el Mar Mar 13, 2018 1:00 pm

Quizá hable de más al decir "mis años de vida" claro que los vampiros vivían mucho hasta donde sabia, pero solo unos cientos o miles de años los más antiguos, nada tan extremo como yo, que tenía varios cientos de millones, quizá se sorprendería al saber mi edad, aunque quizá la diferencia era irrelevante, el punto era que había vivido mucho, en fin, decidí esperar un poco para responder, de esa forma podía hacer que mi edad pasara desapercibida entre varias respuestas, quizá... -Pues mis habilidades, no creo que seas malas persona o vayas a usar ese conocimiento en mi contra, por eso no me importo enseñarte lo que puedo hacer. Mi edad pues... Varios cientos... De millones... Y sí, estoy aprendiendo, pero no es problema con esta cantidad, lo difícil es volar, mientras no lo haga estaré bien- Manipule la manta cuando la extendió, colocándola sobre el cuerpo de la vampiresa nuevamente, en lugar de tomarla -Te repito que no es nada, es un gusto ayudarte, así que si tienes frio úsala-

Claro que quería saber sobre la habilidad de sus ojos, pero entendía perfectamente que no quisiera compartirlo, al menos por el comentario anterior de que su padre era estricto, ya había visto sus ojos, su cerebro, quizá con un par de miradas más y algo de tiempo podría descifrarlo, pero lo dejaría así por respeto -Si no quieres hablar de eso está bien, puedes elegir otro tema- El control de los vampiros sobre otros era curioso, pero no tan interesante, al menos para mí, ya que no lo usaría ni tendría que lidiar con él, claro que era bueno el saber que ella no disfrutaba controlando a otros. Lo siguiente me sorprendió un poco, al parecer estaba ante una princesa, la cual me había mordido y besado, eso no pasaba todos los días, sin dudas sería difícil que lo olvidara, sobre todo teniendo memoria fotográfica -No te conozco lo suficiente y no me consta si eres sincera o no, así que no puedo juzgarte...- La mire con mucha curiosidad al escuchar el resto ¿secuestrada? ¿Doble personalidad? ¿Robots raros? el cambio que dio fue algo extraño, pero parecía sincera, lo principal es que la historia era inquietantemente familiar... -Experimentaron contigo, te encerraron, desarrollaste doble personalidad, te inseminaron y tuviste una hija...- Estaba repasando sus palabras en mi mente, mientras lo hacía no dejaba de pensar en los Tek, pero no estaba seguro de si preguntarle o no, ya que ella no quería seguir con el tema.

Me puse de pie poco después de que ella lo hiciera, justo cuando me sonrió, coloque mi mano sobre su hombro y la mire a los ojos fijamente, con una expresión neutra -Esas mujeres se sacrificaron por ti, tu no se los pediste, así que no es tu culpa, no fuiste débil, pero si quieres honrar sus muertes simplemente vive la vida que se esforzaron en brindarte, a ti y a tu hija, las cosas no siempre resultan como uno espera, pero eso no te impide ser feliz- Sonreí levemente, me aparte de ella, salí por la puerta de la caseta y de inmediato fui víctima de la lluvia -No tengo problema en acompañarte a casa, ayudarte con las reservas y lo demás, pero...- Mire el cielo por algunos segundos, luego manipule toda la materia que había usado antes, la de la tienda, la manta y demás, para crear un par de sombrillas, una se formaría en la mano de Anya para que la sostuviera y la otra en la mía -Me parece que así es mejor, y no te preocupes porque nos dé un rayo, estas no son de metal.... Absorberé el agua de camino y la convertiré en sangre cuando lleguemos a tu casa, así que adelante, yo te sigo-

Esperaría a que ella dictara el camino para ir junto a ella "Al final Teiko no me llamo…" Pensé mientras miraba el comunicador de reojo "Eso es bueno, significa que al final no pasó nada malo, o quizá se las arreglo sin mi ayuda" De camino miraba a los alrededores, disfrutaba de la lluvia, note varios charcos de tamaño considerable, pero en este punto no me preocupaba que la lluvia se saliera de control -Oye Anya...- No estaba 100% seguro de lo que iba a pedirle, pero habían ciertas cosas que no podía pasar por alto, cosas curiosas, y sobre todo, el tema del secuestro -¿Te gustaría salir conmigo algún día?- De nuevo la mire de forma neutra esperando su respuesta, claro que más allá de la posibilidad de aprendizaje y de lo práctico, si estaba interesado en ella.


AVF(?):
Accel habla - Venom habla - Teiko/nave espacial habla - "pensamos"
avatar
Edad : 77 Dromes : 150206
Reputación : 24
Mensajes : 413
Ver perfil de usuario
Accel Venom
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Anya Shirayama el Jue Abr 05, 2018 12:28 am

Cientos de millones de años. ¿En serio una persona podía vivir tanto tiempo? No. Una persona no, pero si un ser viviente. Alguien de otro planeta. El universo era un lugar vasto. Muchas cosas eran desconocidas para seres del planeta Tierra. Accel-kun era un ser maravilloso pero ¿qué si él hubiera tenido malas intenciones? ¿Cómo nos protegeríamos de lo que desconocíamos? Cientos de millones de años. Me sorprendí por esa respuesta. Era como si estuviera hablando con algo mucho más antiguo que los dinosaurios. De hecho, lo hacía. Pensar que él estuvo vivo para la época de esos maravillosos seres, luego para la época de los faraones. ¿Accel-kun lo habría vivido todo en la Tierra, la había visto transformarse, o llegó justo después?

No tuve más remedio que suspirar y volver a tomar la manta hecha con su materia. Él no quiso aceptarla de vuelta, tampoco quería despreciar el favor de un desconocido. Si me lo daba con buena fe entonces lo aceptaría. Volví a tomar la manta y a ponerla sobre mis hombros para abrigarme y continuar con la charla.


-No te conozco lo suficiente y no me consta si eres sincera o no, así que no puedo juzgarte...-

Digamos que no había nada mas molesto que decir la verdad y que aun así no te creyeran o te mantuvieran al margen, o al menos para muchos seres vivos. En mi caso no era tan molesto, pero si bastante triste; Ya era una costumbre en mi vida. Mi padre siempre fue una persona estricta, a veces hasta sentía que no me amaba, pero era tan duro en sus métodos de enseñanza que transmitía ese aire de no creer en su propia familia. Siempre tan desconfiado por mas que intentara hacer lo correcto. Tampoco quería culparlo. Quizás tuvo malas experiencias en la vida e intentaba hacer lo posible por entenderlo. Por eso trataba de ponerme casi siempre en el lugar de otro ser vivo cuando decía algo como eso.


Terminada de contar mi historia decidí guardar silencio. Recordar era doloroso, no por las torturas que había pasado allá adentro. Lo que más dolía era haber perdido todas esas vidas que se sacrificaron por proteger a la princesa de un clan. ¿Por qué tanta importancia por una princesa? Ellas también tenían derecho a vivir. Si me quitaba la ropa en la misma habitación que esas vampirezas, si todas nos desnudabamos a la misma vez, nos daríamos cuenta que eramos iguales. Teníamos piel, sangre corriendo por nuestras venas. La vida de ellas no podía valer menos que la mía y viceversa. Ahora tenía que vivir con esos sacrificios en mi consciencia. Si tan solo pudiera traerlas de vuelta...


-Esas mujeres se sacrificaron por ti, tu no se los pediste, así que no es tu culpa, no fuiste débil, pero si quieres honrar sus muertes simplemente vive la vida que se esforzaron en brindarte, a ti y a tu hija, las cosas no siempre resultan como uno espera, pero eso no te impide ser feliz-

Ese era el problema. Yo no se los pedí y aun así lo hicieron. Había algo mal dentro de la sociedad. Eran barreras que debían ser derrumbadas. Todos teníamos que luchar por todos, pero por amor, no por servir a la familia real como se hacía en mi propio clan. Aun así sonreí por las palabras de Accel-kun. No estaba de acuerdo con lo que dijo acerca de que no se los pedí, pero él tenía razón en algo y es que tenía que honrar sus muertes y seguir viviendo. Esas mujeres depositaron su fé en mi y en mi pequeña hija, no podía dejar que sus sacrificios fueran en vano viviendo una vida desagradable.

-T-Tienes razón. - Mencioné mientras me levantaba y me reunía con él para ir a la salida.

-¿Cómo lo harás? Me refiero a absorver el agua y convertirla en sangre. - Lo miré de reojo caminando junto a él. No quería ir adelante. Que siguiera mi caminar. Era mucha la lluvia y los relámpagos. Esperaba que mi pequeña estuviera durmiendo y que no se hubiera asustado ante mi ausencia.

-Oye Anya... ¿Te gustaría salir conmigo algún día?

Lo había mirado cuando llamó mi nombre pensando que me diría algo serio, pero esa pregunta me tomó desprevenida. Mis ojos se abrieron como plato y mi rostro se puso rojo como tomate. Por un momento se detuvo el tiempo y mi corazón casi se detenía. La pregunta me había infartado. ¡E-Era muy temprano para pensar en esas cosas...! -¿Huh? -Una mala interpretación de mi parte. Pero si soy sincera, si me gustaría seguir en contacto con él por haberme ayudado. Además sentía que le debía una... -¡S-Seguro! ¡Aahh! - Hice una reverencia aún con el rubor en mis mejillas. -¿A... A dónde quiere ir, Accel-kun? - Seguía tartamudeando de los nervios.

Eventualmente llegaríamos a la casa. No quedaba muy lejos del bosque, pero tampoco extremadamente cerca. Invité a Accel-kun a pasar. La niñera era una mujer jóven, se apareció para dejarme saber que Reiko estaba durmiendo en su habitación, en la parte superior de la casa. La niña se había comportado, aunque fue difícil hacerla comer los vegetales, pero ya había hecho sus tareas. Le di paga extra a la buena mujer por las horas que estuve de más fuera de la casa. Me había retrasado un poco lo que me había pasado durante la caminata en el bosque buscando alimentarme.

Le hice una reverencia a la señora, que no compartía las mismas tradiciones y simplemente sonrió ante mi gesto. Entonces ella se fue del hogar dándonos las buenas noches a ambos. En un principio ella había visto a Accel-kun con desconfianza, pero ya luego fue calmándose al sentir que no era mala persona.


-Muchas gracias por tomarte las molestias y traerme, Accel-kun. - Le sonreí con la mirada baja. -Espero que podamos volver a vernos. Si necesitas algo, estoy aquí a la orden. ¡A-Aunque...! ¡Espera...! - Salí corriendo, tome una hoja y escribí algo en ella. Regresé y se la pasé al pelinegro. -Aquí tiene mi número. Si no lo respondo es porque estoy ocupada, pero puede dejarme un mensaje y le devuelvo la llamada. - Sonreí.





Spoiler:


Agradecimientos a Accel Venom por el avatar.  ^^
Agradecimientos a Dante A. Boisseúx por la firma y el avatar del spoiler. ^^

-Hablo || "Pienso"
#cc66ff

avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 34588
Reputación : 1
Mensajes : 25
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Accel Venom el Jue Abr 19, 2018 11:48 am

-Digamos que es como telekinesis...- En realidad era justamente eso, pero la mia era un tanto diferente, claro que si lo explicaba tendria que revelar muchas cosas personales, y aun no era tiempo, la acababa de conocer -Solo desarmo el agua a nivel molecular o atómico, luego la atraigo a mi cuerpo, después la transformo en materia que pueda manipular y finalmente, la convertiré en sangre cundo lleguemos a tu casa- No era mas que lo que ya había explicado, salvo por algunos detalles extra, claro que ese detalle extra era la habilidad que me había dado mi apodo de devoramundos, un tipo de telekinesis que hasta hace poco pense solo servia para matar.

Por su reacción ante mi pregunta quizá fue muy directo, la tome desprevenida o ambas cosas, seguramente no era normal aceptar la invitación de un extraño, pese a las circunstancias -No tienes que estar nerviosa- Sonreí levemente al escucharla tartamudear y ademas de ver el rubor en sus mejillas, también hice una reverencia tan pronto ella termino la suya -Soy quien debe hacerlo, recuerda que yo te invite- Claro que no me gustaban esa clase de gestos, pero no estaban de mas con una princesa. En realidad no tenia nada en mente, así que seguí caminando -Podemos hablar de eso después, de momento solo quería saber tu respuesta-

Al llegar a casa de la princesa di un vistazo a todo el lugar, claro que a penas me moví, solo necesitaba usar mi visión penetrante y la de 360° "Creo que eso fue algo atrevido o grosero de mi parte..." Quizá, pero fue mas un reflejo que algo planeado -Que tenga buen día y gracias por cuidar a Reiko- Por alguna razón también sentí la necesidad de agradecerle a la niñera, y fue agradable que se despidiera normalmente, lo que si no note fue su desconfianza, de vez en cuando pasaba cosas por alto. Una vez estuvimos solos hice lo prometido, con la materia recolectada forme muchas bolsas de mi sangre, que era la única que conocía y sabia de memoria, con eso ella estaría bien un tiempo -No fue una molestia, fue agradable pasar el rato contigo y me gusto ayudarte- Le sonreí, di la vuelta y fui hasta la puerta con la intencion de marcharme, pero ella me detuvo.

-Oh, claro...- Había olvidado pedirle su numero de teléfono, un pequeño descuido, con suerte sabia donde estaba su casa, en caso de que ella no me lo hubiese recordado -Gracias, cuando llegue a casa te enviare un mensaje para que también tengas mi numero. Te veré pronto Anya- Una vez afuera mire a los lados y me teletransporte una vez me asegure de que nada ni nadie me observaba, en un parpadeo estaba de regreso en la nave, un día aburrido según Teiko, ya que no había hecho mas que vigilar que la tormenta no causara daños, claro que para mi había sido mas que interesante "Me pregunto si... Espera, debo enviar el mensaje antes de que se me olvide"


AVF(?):
Accel habla - Venom habla - Teiko/nave espacial habla - "pensamos"
avatar
Edad : 77 Dromes : 150206
Reputación : 24
Mensajes : 413
Ver perfil de usuario
Accel Venom
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Feast [Accel Venom]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.