image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

image

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Dom Ene 07, 2018 6:39 pm

Hacía mucho tiempo que no nevaba tan fuerte. El viento hacía imposible calentar la cabaña en la que estaba. Era el tercer año que estaba secuestrada, obligada a trabajar para esos hombres. Tenía 19 años, (o eso creía, pues no me dejaban siquiera mirar un maldito calendario). Llevaba tiempo sin llorar. Ya no me salían lágrimas. Estaba vacía por dentro desde que aquellos matones me cogieron por la calle y me llevaron con ellos porque les parecí "bonita". Mi único trabajo allí era tener la "casa" limpia: quitar el polvo, hacer la comida para esos bastardos, (en caso de que comieran allí, claro. Y la mía también), y cuidar de los hombres que traían torturados de la calle a demás de aguantar sus guantazos, sus patadas y todas esas torturas que les divertían.
A decir verdad ni siquiera sabía bien de qué iba su trabajo. Parecían mafiosos, pero no eran italianos. Traficaban, eso sí, con muchos tipos de drogas. Varias veces me habían obligado a probarlas para divertirse.  La gente que traían eran hombres de unos 40, 50 años, cansados de la vida, llenos de mono por las drogas. Gente, en general, que les debía dinero y que querían matar por diversión. Cuando los traían, siempre venían atados y ensangrentados. 

Mi trabajo consistía en mantenerlos vivos un par de días más. Darles de comer, limpiarles y llevarles al baño que tenía en mi propio dormitorio.
A decir verdad, ya ni me fijaba en los detalles que vivía. Habíamos cambiado de "hogar" unas cuantas veces. Me habían hecho de todo: pegarme, avergonzarme, violarme. Por lo que había perdido las ganas de vivir. Había perdido hasta la virginidad con ellos. 

Pero esta vez... Todo cambió al verle. 
- Cuida de este crío. Que no le falte de nada. Mañana vendremos por él. Pórtate bien, gatita. -Me habían dicho, lanzándome a un muchacho encima.
Como pude, le había llevado a mi cuarto, (una habitación de la planta de arriba, con una cama con una almohada y una manta y una mesa baja, redonda. Sin ventanas. Con un baño sin puerta a la derecha que contenía una ducha sin mampara, un váter sin tapa y un lavabo sin espejo.). 
En cuanto me quedé a solas con él, me dispuse a lavarle, como siempre hacía con todos, pero algo en mí cambió al mirarle. Cuando lo hice, debí de enamorarme. Parecía una locura, pero era un chico verdaderamente guapo. Hacía tres años que no veía a nadie de mi edad. Era muy extraño. ¿Le obligarían a trabajar para ellos? Le acaricié la mejilla. Estaba helado. Le tumbé en la cama, le arropé con la manta, y esperé a que despertara.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 34214
Reputación : 10
Mensajes : 163
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Evans Edmond el Mar Ene 09, 2018 12:32 pm

Fue una mañana bastante tranquila salía de mi trabajo tras recibir mi última paga, todo iba tranquilo y no parecía surgir ningún problema pero como dice el dicho más sabe el diablo por viejo que por diablo, mientras caminaba comencé a sentirme raro debido a que sentía que un tipo extraño comenzaba a seguirme por donde iba, quizá me habría estado esperando sabiendo de que hoy era mi día de paga y puesto a ello no me sorprendería que intentara quitármelo como lo que son ratas pero yo no se la dejaría tan fácil.

Me metí en un callejón intentando perder al contrario el cual se me pegaba como si fuera una garrapata, no tendría otra opción que pelear ya que intente evadirlo por varios minutos mas al llegar a un callejón sin salida me di media vuelta quitándome la mochila y observándole fijo, el tipo tenia una cicatriz bastante grande en su rostro y parecía bastante enojado- No tienes salida-

Tire la mochila a un costado y tome aire, acomode un pie delante del otro y eleve mis dos manos la derecha en puño cerrado y la izquierda como si fuese una cuchilla cerca de mi pecho esperando a que mi adversario viniera a por mí… lo más gracioso es que no fue así, el tipo se quedó parado ahí unos segundos luego un grupo de 8 se acercaron al mismo con armas, esto iba serio, pero no me quedaría parado en esa misma posición me quede esperándoles hasta que apareció detrás de ellos un noveno tipo el cual era en cierta forma un gigante.

Sacándole 3 cabezas a cada uno se hizo paso por el grupito y me observo fijo con una gran sonrisa y luego los observo a ellos señalándome- Hace tiempo que te busco niño… miren todos este… este niñito es el hijo de Adler, El gran Adler que en paz descanse el más g…- no alcanzo a terminar que interrumpí con una fuerte carcajada lo cual hizo que todos me miraran

-Que en paz descanse?... ese asqueroso… - tome mi estómago mientras seguía riendo, eso enfureció a la mayoría del grupo lo cual fueron calmados por el jefe, este se acercó a mi tomándome de la camiseta con fuerza para que lo mire, en su rostro se notaba que el tipo ya no tenia alma era una sonrisa asesina, eso hizo que me quedara callado mientras me sostenía con fuerza

-Es verdad lo que se dice?... que tu padre murió por la policía? – Comento algo molesto mientras yo simplemente le sonreí tranquilo. Lleve mi mano derecha hasta mi cien y como si fuese un arma gatille haciendo el sonido de disparo con mis labios – le volé la cabeza mientras comía- fue lo último que dije ya que el tipo me propino un golpe tan fuerte en el rostro que me dejo inconsciente.


“amor… debes despertar… ya es tarde” -mama…- abrí los ojos de repente y salte de la cama hasta un rincón observando todo a mi alrededor agitado y con un fuerte dolor de cabeza solo encontré a una chica, intente alejarme lo más que podía pero mi espalda dio contra la pared del cuarto al instante me invadió un dolor de cabeza debido al fuerte golpe lo cual hizo que me tomara la frente con mi mano izquierda- do..donde estoy quien eres…-me sente por ultimo en aquel rincón en el piso tomando mi cabeza por completo con mis manos debido al dolor.


Hablo - "-Pienso-" - Actuo

NPC (masculino) NPC (Femenino)
avatar
Dromes : 17291
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Mar Ene 09, 2018 4:22 pm

Su rápido movimiento me asustó. No me esperaba que actuara de esa forma, aunque era lo más normal... Los anteriores secuestrados solían despertarse conociendo su alrededor, pero este muchacho no tenía ni idea. Tragué saliva. Por primera vez no supe qué decir.
-No te haré daño. - Típicas frases. - Yo... No quiero herirte. Estoy...  Como tú. Creo.

Vi su gesto y me apresuré a su cabeza. Intentó empujarme pero hice caso omiso. Le habían goleado de una forma brutal en la cabeza. Tenía restos de sangre por el cuello.
-Ven, voy a currarte. - Fui al baño a por una esponja sin dejar que el chico decidiera. Estaba acostumbrada a ser quien mandaba dentro de esa habitación, (solo, claro está, con los hombres que traían para que cuidara). Quisiera o no, tenía que ser dura con los chicos a los que tenía que "cuidar". Muchos drogadictos habían intentado forzarme al principio, (muchos otros lo habían  logrado) , por lo que ya no me fiaba de nadie. Por mucho que aquellos hombres fueran victimas de mis secuestradores, todos ellos eran iguales, gentuza que se divertirán haciendo barbaridades.

Regresé con la esponja húmeda y me arrodillé delante suya. Me quedé quieta esperando que me dejara cuidársela. Al ver que no estaba dispuesto, me acerqué más y le humedecí la herida. Su rebote me hizo alejarme.
-Sólo intento curarla... Si se infecta es peor, créeme. Lo digo por experiencia.
Me quedé quieta, a la espera de alguna otra reacción por su parte que no fuera alejarse de mí. Por lo menos no me intentaba agredir.

La luz tenue que entraba por la rendija de la habitación me alumbró el curpo. Tenía una  mejilla roja, la frente con signos de moratones mal curados. El pelo lo tenía despeinado, pero largo y limpio. Vestía simplemente una camisa de hombre de manga corta que me llegaba por la mitad de mis muslos, los cuales tenían cicatrices de cuchillos, moratones y rojeces, al igual que las muñecas, que tenían muestras de cuerdas.
Ladeé el rostro a la espera de algo. Sólo se escuchaba nuestra respiración. Miré de reojo la puerta. Un sonido me alertó.
-Ya están aquí... No te asustes, te lo ruego. No van a entrar aquí hasta la noche. Te lo prometo. - Sonreí, tímida. Sus ojos no eran como los demás.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 34214
Reputación : 10
Mensajes : 163
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Evans Edmond el Miér Ene 10, 2018 8:17 am

-no te are daño?... crees que me comeré ese cuento?- comente molesto mientras intentaba quitarla de encima mío no necesitaba ayuda de nadie estaba bien así “estoy como tú?” tras escuchar esas palabras me quede congelado unos segundos y levante mi mirada, con cuidado asustado debido a que no entendía donde rayos estaba y a quien tenia al frente solo vi una sombra que se alejaba y luego volvía hacia mí, el ardor vino a mi cuando sentí la esponja -tsk…- tome su mano intentando que pare pero sin lastimarla en ese momento cambio todo, la luz entro a la habitación y observe lo que no esperaba ver nunca más.

Una jovencita maltratada con una camisa que cubría su cuerpo el cual parecía estar completamente desnudo, marcas en ella pude observar todo en segundos, lo que logro inmovilizarme por completo eran esos ojos, esos mismos que me hacían recordar todo, todos esos horribles recuerdos volviendo a mi cabeza los cuales con tantos años había borrado. “Pero porque me ayuda, no sabe quien soy… no sabe quien fue mi padre” baje mi rostro por unos segundos la vergüenza comenzó a apoderarse de mí.

Cerré la mirada y simplemente lleve mi rostro hasta su pecho, apoye mi frente en ella -Gracias. - se logró escuchar en el silencio de la habitación, pero eso duro poco ya que el ruido me alerto e hizo que levante rápido mi cabeza observando la puerta y tomando nuevamente le brazo de la chica.

Ella me hablo de que no entrarían, estaba tranquilo ya lo peor había pasado o eso pensé mientras con cuidado me levantaba para caminar hasta la puerta de la habitación apoyando mi oído en la misma esperando escuchar un ruido, pero era imposible ya que habían puesto la televisión muy alta y se escuchaban gritos y risas.

Mi rostro se fijo en ella nuevamente “Necesito ayudarla… no la dejare aquí…” a espaldas de ella me acerque mientras me quitaba la campera que tenia puesta y con mucho cuidado le tape despacio- la necesitas mas que yo… me quieren a mi… prometo sacarte de aquí lo antes posible… confía en mi- tras terminar le observe a los ojos y no pude evitar devolverle una hermosa sonrisa con los ojos cerrados- no es mucho... pero ya no tendrás frio...- volví mi mirada a la puerta apretando mis dientes furiosos


Hablo - "-Pienso-" - Actuo

NPC (masculino) NPC (Femenino)
avatar
Dromes : 17291
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Miér Ene 10, 2018 6:26 pm

Me sobrecogió la manera que tuvo de mirarme. No me tenía miedo, (quién lo tendria de una chica bajita, menudita, y maltratada. Débil en todos los sentidos). Me miró como si su pasado regresara a modo película.

Su frente se pegó a mí y tragué saliva, nerviosa. Estaba muy cerca de mí. No me esperaba que me agradeciera la cura.
- Gracias... ¿A mí? - Susurré. Nunca nadie me agradecía nada. Había olvidado lo que era eso.

El muchacho se acercó a la puerta tras intentar protegerme. No pude decir nada. Me habia quedado atontada. Ese chico no era un drogata, ni un ladrón. Le habian cogido por una cosa muy distimta, como a mí, quizá.
Metida en mi mundo, me puse a acariciar mis muñecas heridas. Tenía esa mala costumbre, nunca se me curarian... De pronto, sentí como el chico me ponia su chaqueta por los hombros. Mis mejillas se sonrojaron de tal manera que tuve que bajar la mirada.

-¿ Prometes qué? - mis ojos se abrieron como platos. -¿Estás loco? Ni siquiera me conoces. No sabes si soy mala o... - Sin darme cuenta había comenzado a llorar. Toqué mi mejilla con la mano derecha. - ¿De donde has salido...? - sonreí tierna.

De pronto, detrás de la puerta se escucharon gritos. Mierda.
-Ya voy, mi Amo... - me avergonce de mi misma en ese momento. - Lo.. Siento. No puedes salir, no hagas ninguna locura, te lo ruego. - salí corriendo de la habitación.
Al cerrar la puerra tras de mi, uno de mis jefes me violas lágrimas. Su risa resonó por toda la planta primera de la cabaña.
- Mi gatita, llorando. Hacía mucho que no. ¿Debo sentirme despachado por ese mocoso? Dime, que te ha hecho. ¿Darme mimitos? - más risas. Apreté mi puño.
-Hey, qué coño llevas ahí? - la voz de un segundo jefe me cortó la respiración. Maldita sea, me olvidé de quitarme la chaqueta.

Un manotazo me hizo caer al suelo. Una vez ahí, me hicieron entrar en la salita. El primer hombre me sostenía de la camiseta. El segundo, con pistola en mano, comenzó a gritar.
- Niñato, no juegues con nuestra perra, pobrecita. ¿No ves que ahora tendrá que cocinar sin ropa en plena cocina? - El hombre rasgó la camiseta y me la quitó junto a la chaqueta. Mi cuerpo fue expuesto ante los tres.

Cerré los ojos, acostumbrada a tal caos. No onstante ests vez me afectó como al principio. La puerta se cerró dejando al chico solo en la habitación.

La ropa fue lo único que hubo de mi allí hasta la mañana siguiente.
Entré casi sin poder andar. Mis oiernas flaquearon. Mi cuerpo seguía desnudo, con un par de quemaduras rn la tripa. Estaba tiritando.
-No es..tu culpa. - Susurré nada más quedarnos a solas.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 34214
Reputación : 10
Mensajes : 163
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Evans Edmond el Jue Ene 11, 2018 9:12 am

- ¿Loco?... no me interesa si eres mala o buena… aprendí de mala manera que cuando alguien necesita ayuda se la da- Comente mientras me alejaba de la puerta y me sentaba en la cama esperando pensar que podía pensar o que podría salir de mi cabeza para que nos ayudase a los dos escuche sus palabras y le mire con una gran sonrisa – Sali del mismo infierno…-me acerque con cuidado a ella quitándole algunas lágrimas tras terminar escuche el grito y observe la puerta alerta de lo que podría pasar no conocía ningún movimiento en cierta forma estaba en 0 no sabia que hacer pero debía idearme algo lo más rápido posible.

“ya voy mi amo... amo? Espera la chaqueta” -Espera la cha…- no pude terminar tras escuchar el portazo corrí hasta la puerta para intentar abrirla la golpeé con fuerza y tras escuchar todo lo que decían apreté mis dientes con fuerza y apreté con una fuerza anormal la manija de la puerta dejándole así las huellas hundidas de mi mano.

Mientras escuchaba los gritos y demás me pare en el medio de la habitación tras ver que volvían a entrar les observe, como la tenían y como amenazaban, el movimiento de su mano como sostenía el arma y todo- ….- no pude decir una palabra tras cerrarse la puerta tome la camisa destruida, mis ojos se humedecieron, había sido mi culpa “otra vez falle… soy un desastre” apreté con fuerza la camiseta y la lleve a mi rostro.

Las horas pasaron y yo me quede parado en medio de la habitación en la misma posición sin mover un musculo, “mátalos… no dejes uno… desgarra cada parte de ellos que sufran...” era lo único que sonaba en mi cabeza mientras observaba el trapo, tras escuchar nuevamente la puerta le observe entrar. ¿Esto sufría todo el tiempo? Tener que aguantar todo esto y no terminar con su vida era algo increíble.

Me acerque a ella mientras me quitaba la camiseta dejando mi torso desnudo, la tape como pude y la alce llevándola al a cama para recostarla con cuidado- fue mi culpa… lo siento… de verdad… lo compensare -sonreí pero no pude evitar el desenfreno de lagrimas que caían por mis mejillas, era demasiado cruel lo que hacían – mi padre tiene toda la culpa…- me acerque depositando un suave beso en su frente y con el mismo impulso me levante observando la puerta de madera.

La furia comenzaba a consumir lo poco que quedaba de mí, me acerque hasta la puerta para intentar escuchar lo que decían – Volvemos en 2 horas trata de que ese niño idiota hable y diga donde escondió su padre todo el dinero y esa magnifica arma… una vez que lo haga dale un tiro en la frente-

Sonreí apoyando la frente en la puerta- aun muerto me fastidias maldito viejo…- me acerque hasta la chica arrodillándome frente a ella mas simplemente lleve mi mano a su rostro acariciando su mejilla golpeada- ¿Puedes? decirme cuantos son los que se quedan? ¿Si son 2 o 1? Y si es así necesito que los hagas entrar… ¿podrás?-comente con seriedad mirando su rostro fijo decidido, la sacaria de ahi aunque me costase la vida


Hablo - "-Pienso-" - Actuo

NPC (masculino) NPC (Femenino)
avatar
Dromes : 17291
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Jue Ene 11, 2018 11:32 am

Se culpaba. Estaba incluso llorando. Mierda, no! No era culpa suya. Tenia que quitarle eso de la cabeza. Era buena gente... Estaba aquí como yo... Maldita sea la suerte.
- No lo es, de verdad. Por favor, tranquilo... Siempre me hacen estas cosas. No es por ti - intenté rebajar el dolor e incorporarme, pero no pude.

Su padre ¿qué tenia que ver con todo esto?
- Tu padre trabaja... ¿Para ellod? - Era la única opción qur se me ocurría. Eso o que debía dinero y pagó con su propio hijo. Su silencio me hizo callar.
No tenía ni idea de qué decir. Era la primera vez en tres años que veía a alguien bueno. Su ternura me estaba debilitando más y más. La fuerza que había creado en estos años se desvaneció poco a poco. Me volví débil. Y le abracé. Por un momento me dejé llevar entre sus brazos. Dios mío, que agradable era.
-hacía... Perdon... Mucho tiempo qje nadie me trataba... Así. - No podía diquiers hablar.

El chicome calmó con una caricia en la mejilla. Estsba loco. ¿Llamarles? Moririamos en el intento de escapar.
-No! Son muchos. Y todos tienen armas. Ni se te ocurra bromear con esto. No sabes de lo que son capaces... - su insistencia me hizo hablar. - creo... Que son trece... O así. Cada día vienen didtintos. Son como una pandilla, pero con un jefe en primer plano. Nunca le he visto... Bueno, si lo he visto, pero denoche y con una csperuza. Vino pars for... Zarme. - susurreé. -Son muy peligrosos. Te matarían de forma salvaje.

Ya no lloraba, pero sí que temblaba. Mi mente había comenzado a recrear momentos fugaces de mi estancia allí. Es cierto que sólo había visto a trece hombres, pero sabía que había más. Hablaban entre ellos de formas fiestas. El chico me miró con la intencion de convencerme, perono lo hizo.
-Me.. Niego. Lo siento, pero no quiero ver morir s nadie más por mi culpa. - me acurruque en mi misma, abrazando la camisa que me había dado. Olía tan bien...



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 34214
Reputación : 10
Mensajes : 163
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Evans Edmond el Jue Ene 11, 2018 12:21 pm

Tema:

Ella tenia miedo y no podía negarlo no sabia hace cuanto estaba aquí siendo esclava de esos sujetos tan desagradables, apreté mis puños tras escuchar lo que decía me cruce de brazos tratando de ver cómo podría convencerla pero me dio pie tras escuchar lo que ella decía – no lo sé... solo se que mi padre fue héroe para muchas ratas… muchos quieren copiar lo que hizo- señale la puerta refiriéndome a los malandros que estaban del otro lado de la puerta, era casi imposible hacerle entender pero no la culpaba ya que tanto tiempo aquí cualquiera desarrollaría ese miedo.

me puse frente a ella arrodillándome para verle, ella se había se acurrucaba y perdía en si misma, suspire profundo -moriré al fin y al cabo si no salimos de aquí… ellos quieren algo que tengo… es algo que no entenderías ni tu ni ellos… no soy humano… ¿comprendes? -negué tranquilo tratando de pensar que hacer mas simplemente apoye mi mano en su cabeza para acariciarla tratando como de consolarle, era obvio que no podía hacer mucho pero sé que no dejaría que pasara de nuevo, era obvio que no podría confiar en mi y yo no me estaba comportando como para que ella lo haga así que comencé de nuevo.

-No pregunte tu nombre… y tampoco me presente… Me llamo Evans…- observe como sostenía mi camiseta con fuerzas con lo que sin pensarlo le abrase despacio, necesitaba alguien que le ayudara y estaba ahí al 100% para ella, no sabia el porque, pero no la dejaría ni un segundo sola – Prometo… no… te juro que esto acabara pronto. Solo dame un poco más de tiempo y ayuda- logre tomar su rostro para que me mirase al lograrlo simplemente le regale una gran sonrisa con la mirada cerrada. No teníamos nada para defendernos solo el uno del otro que era lo que importaba.

Tome aire para intentar ver si funcionaba sin quitar esa gran sonrisa de mi rostro intentando animarla como podía- Mi madre siempre decía... Evans.. el dolor es temporal. puede durar un minuto, una hora, un día o incluso un año, pero tarde o temprano se calmará y otra cosa tomara su lugar, pero si abandono durará para siempre- tras recordar esa frase baje el rostro sonriente observando su mano la tome con sumo cuidado y entrelace los dedos con los de ella- no se tu… pero yo no quiero morir aquí...-

Logre escuchar unos pasos que se acercaron hasta la puerta, me levante soltando su mano y poniéndome de espaldas a ella como si fuese un escudo. Escuche como el tipo metía la llave en la puerta y comenzaba a darle la vuelta para quitar el seguro. Tome aire y directamente al abrirse la puerta el tipo me apunto con el arma- Tu y yo tenemos que hablar niño. el jefe me pidió sacarte así sea a patadas todo lo que sabes-

-volvere por ti...- dije muy bajo para que ella me escuche Me dispuse a caminar para que me llevase cerrando la puerta esta vez dejando sola a la chica en la habitación ya que sabia que era mi turno de recibir la golpiza.


Hablo - "-Pienso-" - Actuo

NPC (masculino) NPC (Femenino)
avatar
Dromes : 17291
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Jue Ene 11, 2018 4:19 pm

- No eres... ¿Humano? -Mi piel se erizó de tal manera que tuve que apoyarme en la pared que tenía al lado para no desvanecerme. 
¿No era humano? Sólo había visto dos personas así en toda mi vida, una de niña, al llegar a Japón y otra, el hombre que me llevó a vivir esta pesadilla. No creí que me encontraría a uno joven.
- Pero... Eres bueno. -Pensé en voz alta. -Los "no humanos" son... Suelen ser crueles. Tú... -Dudé un momento en si podía fiarme de él o no. No obstante, su caricia hizo olvidarme de las dudas. Confiaba en él... sin saber por qué. Le acababa de conocer, maldita sea. Quizá... 

-Re... Asuna. Soy Asuna... -Sus manos estaban calientes en comparación con mis mejillas. Ladeé mi rostro para apoyarlo más en ellas. Eran tan blandas...
Había olvidado lo que eran los "mimos". Quizá era eso lo que me hacía confiar en él. Sus ternuras, su dulzura y su tacto al tocarme me hicieron recordar que yo no era sólo un objeto. Era una persona. Y podría ser libre alguna vez para vivir esas maravillosas sensaciones. -Yo tampoco quiero morir aquí... Pero es peligroso, de verdad te lo digo. Seas o no humano, aquí hay uno como tú. Un... Hombre lobo creo que se dice. Es una bestia enorme. Mata con solo pestañear. 

Apreté sus manos al oír pasos. ¿Regresaban? No tenían que hacerlo, era la hora del descanso. Fui a levantarme, pero Evans se adelantó y se puso frente a mí. Me sonrojé al verle tan decidido. Nunca había conocido a alguien así. Pero esta vez, no me buscaban a mí. Era la hora de su tortura. Tragué saliva. No se lo merecía. Él no. Los otros hombres a los que había "cuidado" eran basura del mundo pero aquel muchacho se merecía el cielo, o por lo menos... Creí eso. 

Me levanté tan de golpe que me mareé. Aguante la mirada del secuaz y sonreí tal y como les gustaba que hiciera. 
- Amo. Estoy preparada... He descansado lo suficiente. Creo que puedo jugar.
- Ahora no, gatita. Tenemos cosas que hacer. -El hombre seguía apuntándole con la pistola. Me acerqué exponiendo todo mi cuerpo.
- Estoy con deseos de hacerlo, mi amo... Le necesito dentro de mí. -Miré de reojo a Evans.
Por un segundo, olvidé lo que estaba pasando y me centré en él. Sus ojos estaban sorprendidos. "No quiero que le toquen... A él no..." Pensé. Sin darme cuenta, el secuaz accedió a mi súplica, pues habíamos salido de la habitación y me estaba llevando a la suya, relamiéndose.
Por fin había hecho algo bueno por alguien. Aguantaría por él.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 34214
Reputación : 10
Mensajes : 163
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Evans Edmond el Sáb Ene 13, 2018 12:08 pm

Tras ver el acto de ella no pude evitar tomarle la mano con fuerza y la traje hacia mi sin pensarlo dos veces dejándola detrás quedando en medio de los dos, cualquier persona me tomaría como un loco pues me estaban apuntando con un arma, pero ya no dejaría que hagan eso con ella y la verdad ya estaba ahí ósea que me disparasen o no ya ni me preocupaba la verdad solo quería salir de ahí y si era con ella seria mil veces mejor, no pensaba conscientemente ya que ya eran bastantes horas desde que estaba metido ahí y la verdad el encierro me ponía bastante mal.

Apreté su mano mientras veía como el otro tipo me apuntaba en la frente con su arma- ya basta…- dije frio mientras observaba al tipo el cual seguía apuntándome y riendo, acomodo el martillo del arma que ya estaba preparada para disparar, pero eso no me hizo ni moverme, aún mantenía fija mi mirada en el- ¿quieren saber donde esta el dinero?... no tengo problema, pero a ella déjenla- comente mientras hacia a la jovencita a un lado. El tipo tomo compostura ya que el jefe le había pedido eso y se estaba dejando llevar.

Tras la mínima distracción del tipo que volvió a verla a ella tome el cañón del arma con mi mano diestra y la apreté con fuerza haciendo que apunte al cielo y no pudiese disparar. Conocía por completo el uso de esa clase de armas, el delincuente no alcanzo a gritar por ayuda que recibió un puñetazo en el rostro de tal manera que hizo que saliera despedido de la habitación destruyendo por completo la puerta.

Tal ruido obviamente llamo la atención al instante de los 2 que quedaban- luego hablare contigo… estoy bastante molesto…- comente frio mientras hacia sonar mi cuello y tomaba el arma, hacia bastante que no utilizaba un arma de este calibre con lo que tras observarla Sali de la habitación pisando al tipo al que había golpeado el cual ya estaba sin vida debido al terrible golpe.

-quédate aquí yo terminare esto… y no.… lo vuelvas a hacer- señale intentando que entendiese a lo que me referia morir moriría, pero ese no era el dia teníamos tiempo de escapar y nos perseguirían si, pero preferia eso a seguir escondido y que abusaran de ella. Tras salir de la habitación encontré a los dos tipos los cuales sin pensarlo me apuntaron, se escucharon 3 disparos y luego un silencio total, volví a la habitación y le observe fijo con el hombro lleno de sangre- es ahora o nunca… te quedaras o me acompañas- comente extendiendo la mano ya que los que cuidaban el lugar estaban muertos era nuestro tiempo de huir- nos perseguirán si… pero prometo protegerte… solo vámonos que es tiempo-


Hablo - "-Pienso-" - Actuo

NPC (masculino) NPC (Femenino)
avatar
Dromes : 17291
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Sáb Ene 13, 2018 2:58 pm

No me esperaba ni de lejos aquella reacción. ¡Era un suicida! Su mano me hizo perder el equilibrio, por lo que caí en sus brazos. Me puso a su espalda y mi mundo cambió. Noté que hacía presión en mi mano y le correspondí a ella. "Jamás le soltaría", pensé. El miedo me invadió al ver que le volvían a apuntar. 
- ¡No! ¿Qué estás haciendo? Es una locura... -El hombre me apuntó a mí. Pero gracias a ello, Evans tomó el control. 
Pegué un grito, asustada, por tanta emoción. El secuaz chocó contra la puerta, rompiéndose esta. ¿Qué fuerza era aquella? Miré a Evans, anonadada. Con ese movimiento acababa de demostrar que no era humano. Su comentario me dejó helada. ¿Estaba molesto? ¿A qué venía eso? "No lo vuelvas a hacer", fue su última frase antes de salir del cuarto.

Salió de la habitación dejándome sola en ella, con el cuerpo de "Estéban" en la puerta. Por un segundo recordé toda mi vida allí. En esos tres años no había ocurrido nada parecido. Lo máximo, fue uno de los primeros hombres a los que "cuidé". Se escapó de la habitación tras forzarme y escapó de la casa por la puerta trasera. Al día siguiente, tras castigarme, lo volvieron a traer, más destrozado que antes. No pudo moverse el resto de su vida. Pero esto, con Evans, nose parecía en nada. No creí que vería muerto a ninguno de mis jef...secuestradores. 

Escuché dos disparos y me temí lo peor. Mis piernas flaquearon y caí al suelo, medio tapándome con los brazos. El frío comenzaba a quemarme. El silencio reinó en el cuarto. 
- ¿Evans...? -Susurré, deseando que respondiera. Unos pasos se aproximaron y me alejé hacia la cama, temblando. Mi corazón se paró al verle a él, con el hombro herido, pero vivo. 
El muchacho me tendió la mano y me dejó escoger. ¿Estaba loco? Escogía ir con él. Madre mía. ¡Claro que sí!
- Sí... Por favor... Sácame de aquí. Iré contigo donde sea... -Gimoteé abrazándole con fuerza. Él me correspondió el abrazo pero lo detuvo, pues teníamos prisa. - ¡Espera! Re-Recuerdo que tienen un co-coche en la parte delantera de la casa. Es un todoterreno negro... Lo...usan para cuando alguien escapa. Esteb... Este hombre era quien lo usaba. 
Me aproximé al cadáver y sin pensarlo rebusqué en sus bolsillos. ¡JODER! NO estaban las llaves del coche. Tenían que estar en su habitación.
- Tienen que estar abajo, ¡corre...! -Salí disparada hacia la habitación. La adrenalina me hizo olvidar el miedo y la verguenza de estar desnuda. No me importaba nada más que la libertad. Al llegar al cuarto, rebusqué en los cajones y encontré las llaves. 
- ¡Aquí están! -Se las lancé al chico. Bajamos corriendo las escaleras y me paré en el salón. - ¡Espera! -Busqué con la mirada una cosa, desesperada. Evans insistió en que fuera rápido con él, pero le ignoré. Tenía que encontrarlo...y ahí estaba. Al lado de la estufa: su chaqueta. 

La cogí veloz y me la puse por encima. La cremallera estaba rota, pero no me importó. (Olía a él...). Le guié rápido hacia el todoterreno. El viento nos pegó una bofetada, (Evans estaba sin camiseta y yo nada más que con su chaqueta), pero nos dio lo mismo. Podíamos irnos.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 34214
Reputación : 10
Mensajes : 163
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Evans Edmond el Lun Ene 15, 2018 10:20 am

Nunca pensé que volvería a esto la verdad creí que podría tener una vida normal fuera de las armas y todo tipo de cosas que tengan que ver con esta clase de personas, me lleve una mano a mi hombro dañado por el disparo que había recibido estaba sangrando pero eso no me detendría vi como ella salió rápido de la habitación sin pensarlo, no pude evitar sonreír ya que casi estaba cumpliendo mi cometido y ya nada me detendría no pude evitar sonrojarme tras lo dicho por ella y el abrazo al cual correspondí sin pensarlo luego la empuje con suavidad cosa de que salga de la habitación ya que no podíamos perder ni un segundo.

Tras seguirle por detrás intentaba mirar a otras partes ya que ella estaba desnuda por completo, pero no podía decirle nada me aviso sobre un carro el cual estaba, ¿un todo terreno? Nos serviría para salir de ahí, pero tendríamos que deshacernos de el apenas podamos, no lo pensé y asentí ayudando a buscar entre los muertos las llaves, “mierda mierda mierda…” comenzaba a preocuparme ya que estábamos perdiendo bastante tiempo y no podíamos quedarnos. Le observé como ella hacia lo posible para encontrarla luego vi como se fue hasta una habitación.

-dime que lo encontraste…- observe como ella salía corriendo con la llave y me las lanzo las tome al instante acomodando el arma en mi cintura- vamos-, le sonreí tras ver que tenia mi chaqueta puesta y le tapaba en cierta forma lo suficiente para que no se vea nada con eso me conformaba, mientras trotábamos hasta el todoterreno pensaba donde podíamos ir, ellos ni siquiera sabían dónde vivía pero no podía dejar este carro cerca, ni tampoco caminar por la calle con ella desnuda llamaría aún más la atención.

-espera…. Ve subiendo y prende el carro- le tire las llaves y trote hasta adentro de la cabaña, tras estar dentro fui directo a la cocina y abrí todas las llaves de gas que había mientras buscaba un encendedor entre la ropa de los muertos, encontré uno en efecto de los que no se le apagaba la llama, lo deje encendido en la mesa y Sali lo más rápido que podía mientras el gas se acoplaba en toda la cabaña. Me subí al carro y salimos del lugar lo más rápido posible. Mientras manejaba le observe fijo unos segundos y en ellos se escuchó una gran explosión.

- ¿sabes que esto no termina aquí verdad?... te llevare a mi casa- comente mientras manejaba y nos alejábamos aun mas de aquel lugar pero sin pensarlo mi mano derecha se apoyo en la de ella juntando nuestras manos

Lo siento:
Lo siento pro la tardanza :( tenia que hacer un par de cosas y no pude entrar a avisarte


Hablo - "-Pienso-" - Actuo

NPC (masculino) NPC (Femenino)
avatar
Dromes : 17291
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Lun Ene 15, 2018 11:44 am

Lo encendí tal y como me lo había pedido Evans. Estaba poniéndome más nerviosa cada vez. ¿Dónde había ido? Cuando regresó, me arrastré a cuatro patas hacia el asiento del copiloto y vi cómo se ponía en marcha el trasto. 
- ¿Dónde fuiste? -Pregunté, pero no dio tiempo a que me respondiera. Tan pronto como pusimos el coche en movimiento, la cabaña del viejo Oso (tal y como le llamaban al jefe) explotó. 
Cerré los ojos, aterrada. No me esperaba para nada aquella acción. Evans cogió mi mano para calmarme y se la apreté con todas mis fuerzas. Estaba temblando de miedo.
- No termina aquí... Claro que no... -Admití, más bien para mí que para él. 

La idea de haber logrado escapar era difícil de asimilar. Por un momento me dejé llevar por la carretera. El silencio nos comió poco a poco. Debieron pasar varios minutos, casi media hora, pues el paisaje había cambiado por completo. Ya no sólo se veían árboles; un gran lago se nos mostraba, vivo, hermoso, a nuestra derecha. Me dejé hipnotizar por ese paisaje.
- Es la primera vez que me siento aquí, -pensé en voz alta. -Normalmente, en los traslados, me ponen atrás. Miré hacia mi espalda. Mis ojos se quedaron absortos mirando las cuerdas del asiento trasero; cuerdas con manchones de sangre seca. -Me atan... ataban ahí para que no hiciera locuras como saltar del coche en marcha o pegarles para tener un accidente... -Susurré. -No pensé que llegaría a sentarme aquí. -Mi voz se quebró.

Y me avergoncé. ¿Otra vez llorar? Qué vergüenza. Meses sin hacerlo y pum, chico me salva y me vuelvo llorona... Suspiré acomodándome en el asiento. Miré de reojo al chico. Evans estaba esperando a ver si seguía o no hablando. Su rostro se había puesto serio. Tenso.
-Perdona... Yo... Hablo mucho. -Me fijé en el hombro. -Para el coche en algún lado. Así no puedes seguir... Te acabarás desangrando. 

Me acerqué a él lo bastante como para notar su calor corporal. La sangre estaba cayendo en goterones al asiento. 
- Para en algún lugar... Te la voy a lavar. -Sonreí, tierna.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 34214
Reputación : 10
Mensajes : 163
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Evans Edmond el Miér Ene 17, 2018 9:41 am

Había manejado lo suficiente como para que el derramamiento de sangre me afectase un poco suspire tranquilo mientras escuchaba todo lo que ella decía tranquilo dándome cuenta que no era el lugar ni el momento- ahora estas al frente y no tienes que preocuparte…- mire en los espejos retrovisores y estacione despacio apoyando la nuca en el asiento tranquilo mirando arriba, tome con cuidado de mi hombro donde tenia el disparo, obviamente dolía no iba a mentir a pesar de no ser humano las heridas me hacían sufrir le observe nuevamente y con cuidado le seque las lágrimas regalándole una hermosa sonrisa- yo te voy a proteger con mi vida si es necesario-

Comente tranquilo mientras comenzaba a cerrar despacio los ojos, estaba perdiendo poco a poco la conciencia sentía que me desmayaba pero no podía hacerlo no debía no la dejaría sola en este momento me di una suave palmada en el rostro y escuche lo que dijo asentí dejando que ella me curase pero tenía que arreglar unos asuntos antes, igual no teníamos que perder mucho tiempo con lo que decidí por los dos en abandonar el coche, era nuestra única opción debido a que ellos podrían rastrear tranquilamente pero si hacíamos lo demás a pie no nos podrían encontrar.

Teníamos otro problema, ella estaba completamente desnuda, con mi chaqueta, pero completamente desnuda con lo que debíamos buscar con que taparle de la cadera para abajo así baje del trasto y me fui a la parte de atrás abriendo en busca de algo, tela ropa lo que sea, en ello encontré una toalla- …. Servirá- comente mientras cerraba lo demás y me acercaba a la puerta del acompañante, abrí con cuidado y le observe como dios la trajo al mundo no pude evitar sonrojarme con lo que le ayude a bajar despacio le quite la chaqueta mientras me ponía como un tomate- te tapare... por lo menos para que parezca que salimos de nadar- dije mientras le rodeaba con la toalla desde sus pechos tapándole por completo.

Tras haber terminado le di la chaqueta para que la usara también, pero sin darme cuenta mis fuerzas se agotaron haciendo que baje la cabeza la cual se apoyo en el hombro de ella, me dolía bastante le hombro la bala había entrado y salido con lo que susurre despacio- v…vámonos sí?... ayúdame a llegar a un lugar mejor, tenemos que dejar el auto aquí…-


Hablo - "-Pienso-" - Actuo

NPC (masculino) NPC (Femenino)
avatar
Dromes : 17291
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Rebeca Fdez. el Miér Ene 17, 2018 10:18 am

"Protegerme a costa suya". Nadie jamás había dicho tal cosa por mí. ¿Diría la verdad? No tenía ni idea de por qué lo hacía. Maldita sea, ¡yo también le había tenido recluído! Si la policía nos encontraba, me meterían en la cárcel, era una cómplice. Había incluso asesinado. Joder.... Evans se portaba tan bien conmigo que me sentí realmente mal. Él se había ganado el cielo. Yo... 
De la guantera saqué un botiquín improvisado. 

- Lo usaban por si tenían un problema en alguna persecución o algo así. Ven, deja que te haga un torniquete. 
Cogí una tela y la enrollé en su brazo. La sangre salía más lento, por lo que aproveché para taparla con toallas final. 
- No hay mucho material... No puedo siquiera coserte los agujeros. Te lo he vendado como he podido. Pero necesito cosertela sea como sea. Créeme, sé de esto. -Sonreí, un poco nerviosa. A este paso, la tela quedaría bañada en sangre en menos de una hora...
Suspiré al verle buscar algo en el coche, haciendo caso omiso de mi preocupación. Intuí que lo hacía aposta, por lo que me dejé llevar por su positivismo. Además, su caricia aún estaba dando vueltas por mi mejilla.

Salí del coche a la vez que él me traía algo del maletero. ¿Una toalla? Inconscientemente tuve que reírme. ¡Estaba rojo como un tomate! Cierto, seguía desnuda. Apenas me importaba, la verdad. Pero él parecía cortado. 
- Para aparentar haber ido a nadar.... deberíamos tener el pelo húmedo, ¿no? -Sonreí. -Ven, el lago está aquí cerca. Mojémonos un poco, bebamos, y sigamos el camino... La civilización no creo que quede muy lejos ya.

Una vez me terminó de colocar su chaqueta, acaricié su pecho. Estaba bañado en sangre, mezcla suya y de los hombres que había logrado asesinar. Era necesario borrar aquellas muestras de violencia si queríamos pasar por una pareja bañándose en el lago.
Cogí su mano y caminamos hacia él. Me arrodillé ante el río y me humedecí las manos. Miré de reojo a Evans. Estaba muy débil. Se apoyaba en mí más de lo que desearía. Estaba aguantando... Por mí. 
- Ven... Te limpiaré un poco -susurré, poniendo ambas manos en su cuello. Bajé lentamente hacia el pecho, acariciando cada rincón, con ternura. Nuestros cuerpos estaban muy pegados. -Co...Conozco un motel a pocos pasos del río. Me llevaban ahí para trabajar a veces. Dudo que crean que...me he metido en la boca del lobo. Podemos pasar allí la noche. Así podré curarte bien la herida, podríamos incluso comer algo y lavarnos como es debido. -Dije, tímida, sin separarme de él.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 20 Dromes : 34214
Reputación : 10
Mensajes : 163
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Harry Strauss el Dom Abr 01, 2018 7:20 pm

Tema Cerrado
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Montaña nevada.




avatar
Dromes : 303493
Reputación : 7
Mensajes : 891
Ver perfil de usuario
Harry Strauss
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La cabaña del viejo Oso (Priv. con Evans Edmons)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.