Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Vie Ene 05, 2018 7:36 pm

Recuerdo del primer mensaje :

-¡LAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAINA!-Se escucho varias veces la voz de su compañera de departamento fuera de cuarto en conjunto de unos golpes que al menos no aparentaban derribar la puerta como en otras ocasiones-Estoy lista Lariv, silencio. No todo el mundo debe despertarse a esta hora-Respondió soltando un suspiro. La Meshitsukai a veces no entendía como su compañera podía hacer que su paciencia se agotara tan rápido para llegar a molestarla de esa manera, aunque por suerte, nunca sobrepasaba sus límites, como si la conociera aunque no llevaran demasiado tiempo conviviendo juntas-Lo siento, es que como dijiste..-La interrumpió-Se lo que dije, te lo agradezco-Contesto intentando ser lo mas amable posible, después de todo era su culpa en esta ocasión de que hiciera ese escándalo.

Abrió la puerta y se encontró con su canina compañera que traía un artefacto extraño entre sus manos otra vez y que casi la dejo ciega al encender una luz extraña de la nada-¿Qué fue eso?- Pregunto sobándose los ojos-Una cámara, ¡saca fotos! Y de las mejores, tiene una muy buena calidad-Laina la miro con extrañeza sin saber si realmente quería seguir escuchando de lo que hablaba porque algo le decía que no-¿Qué son las fotos..?-Al menos ya se había acostumbrado a que la loba le explicara todo sobre lo que desconocía-Hm.. ¡Mira! Míralo tu misma y entenderás-Ya le había puesto la cámara enfrente, mostrándole la imagen que recientemente había sacado. Parecía un retrato hecho perfectamente en unos instantes de ella misma, aunque eso no era lo que interesaba ahora que había captado-¿Y para que me sacaste una foto?-Su compañera empezó a mover la cola y solo con aquello prefirió levantar la mano para hacerle entender que ya no quería saberlo. Se dio la vuelta para tomar el bolso que llevaría junto con el cuaderno y los lápices, aunque encontraba que con uno estaría bien.

-¡Mooh~! ¡Cuando te comportas así me recuerdas al hermano de Viral!-La chica de mechones rojos prefirió ignorarla-Ah, eso me recuerda.. Dijiste que irías al instituto Takemori, ¿no? ¡Seguro te lo encuentras! ¿Le mandas mis saludos?-Esta vez prefirió mirarla negándole con la cabeza-¿Eh? ¿Por qué no? Seguro se llevan de maravilla, ¡No seas tímida!-Suspiro pesadamente en lo que terminaba de arreglar el bolso, asegurándose de que no le faltaba nada-No iré hacer amigos Lariv, no me interesa-Vio como bajaba las orejas desanimada una vez dio la vuelta para salir con el bolso, camino fuera su habitación al lado de su compañera, cerró la puerta con llave y hablo nuevamente-Si lo veo y me acuerdo, lo hare-Aquellas palabras fueron suficiente para ver a la loba feliz, moviendo la cola de un lado a otro, realmente ella si le parecía un perro a diferencia de cierta persona “Me pregunto si ella también seria capaz de encontrarme como…” Y no, ni pensar tranquila la dejaba-¡Se llama Kiba! ¡Tiene el pelo blanco, orejas y cola como yo! Le das mis saludos..y..y..y le dices si puede enviarle también..a..a..-No hacía falta que dijera el nombre de la persona, Laina ya sabía cuál era su objetivo y lo estaba sospechando desde un inicio, más si se ponía a jugar con sus dedos como si fuera alguien tímida-Ya entendí, me voy-Anuncio de manera cortante, comenzando a caminar hasta la puerta a paso rápido, pero antes de que si pudiera tocar la manilla de la puerta…

-¡LAINA!-Ahí la tenia gritando nuevamente-Se te queda tu almuerzo, ten, ten~ -La chica le quedo mirando extrañada, viendo como le pasaba un pote grande envuelto en un pañuelo de color gris-Ah, y tus orejas.. no olvides ocultarlas..¿No dijiste que no te gustaba llamar la atención?-Siguió hablando mientras la de cabellos rojos guardaba el almuerzo que no había hecho, es más, estaba segura de que había dicho que compraría el almuerzo, pero seguro que si le negaba llevárselo la canina empezaría hacer otro escándalo del cual quería pasar de momento-Gracias-Murmuro, para luego con sus manos tapar sus oídos, era un hechizo simple el poder hacer que aparentaran ser mas normales, lo mismo con su cabello que ahora aparentaba tener menos mechones de color rojo-Ahora sí, nos vemos después…y Lariv-La miro a los ojos-No quiero que aparezcas allá a mi horario de salida-Se dio la vuelta y salió rápidamente antes de que intentara convencerla de que la dejara.


Instituto Takemori 8:50 Am
Ciudad de Éadrom

Le habían pedido extrañamente que llegara un poco mas tarde del horario normal, así que es lo que había hecho la chica, llegar atrasada, pasar por dirección como se lo habían pedido con antelación para rellenar unos últimos papeles, para ir hacia su sala luego de que todos hubieran entrado a clase. Tenía entendido que hacían llegar a los nuevos un poco mas tarde para que pudieran presentárselos a toda la clase antes de que la misma comenzara, por lo que al tocar la puerta solo espero que le dijeran que pasara o se la abrieran. Paso lo segundo, una profesora se la abrió y le sonrió esperando que Laina hiciera lo mismo tal vez, aunque esta no lo hizo, ella se mantendría con su rostro neutro-Buenos días-No pregunto si este era el curso porque el mismo salón tenía el cartel afuera que se lo indicaba, así que no veía la necesidad de hacerlo-Eres la nueva, ¿verdad?-Pregunto la docente que tenia claramente el rostro de estar un poco confundida por el comportamiento de Laina tal vez, o quien sabia-Sí-Murmuro al ver que la contraria le había hecho la pregunta en voz baja-Oh, dame un momento-Dijo juntando la puerta.

-Chicos, pongan atención aquí un momento-Le escucho decir desde afuera seguido de unos golpes que suponía que estaba haciendo con algún objeto, pues la clase parecía algo alborotada-Tengo un anuncio importante que hacerles-Prosiguió mientras Laina daba un pequeño suspiro, pensando en porque estaba perdiendo el tiempo en ese lugar nuevamente, para luego recordar que era la forma más rápida de adaptarse a esa sociedad según las palabras de su compañera-El día de hoy recibiremos a una nueva estudiante, señorita Grey pase por favor-La Meshitsukai abrió la puerta con cuidado y luego la cerro apenas entrar para caminar hacia el centro junto con la docente, acto seguido miro al frente con esa neutralidad tan suya, observando a todos en la clase sin mucho interés y escuchando el murmullo que había comenzado desde que entro.

-¿Puedes presentarte por favor?-Continuo hablando la profesora con amabilidad-Me llamo Laina Grey, es un gusto conocerlos-Dicho esto la azabache se inclinó levemente hacia adelante para luego volverlos a mirar, ya que tenia entendido que esa era la forma que se presentaban en aquel lugar. Los murmullos que habían parado apenas la chica los quedo observando volvieron hacerse presente mientras la profesora parecía estar escribiendo su nombre en la pizarra-La señorita Grey ha venido del extranjero por lo que aún está intentando adaptarse a este nuevo lugar, ayúdenla a que pueda encajar si pueden chicos por favor-Volvió hablar la profesora mientras miraba a todos con una sonrisa, en lo que a la chica le pareció que todos empezaban a emocionarse con la idea que acababa de darle, no sabía con exactitud, habían vuelto a hablar entre ellos en lo que esta se había quedado mirando por unos segundos a un chico de cabello blanco al pensar que aquel podría ser del cual hablaba su compañero de departamento. Quito la mirada y siguió mirando el resto de sus compañeros.

-Señorita Grey, puede sentarse ahí-Apunto la profesora justo al lado del chico que observaba hace poco-Al lado del…-No la dejo terminar hablar, solo camino hacia su puesto para acomodarse y dejar que esta siguiera la clase.


Última edición por Lariv & Laina el Sáb Ene 13, 2018 2:38 pm, editado 1 vez



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36220
Reputación : 2
Mensajes : 151
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo


Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Miér Ene 10, 2018 10:45 pm

La pequeña escena de Viral colgando por ahí fue lo suficientemente graciosa como no solo darle gracia a Kiba y hacer que el no reír le pareciera difícil, si no que incluso llegó a causar el mismo efecto sobre la azabache, quien aparentemente llegaba ser igual o inclusive mucho más inexpresiva y seria de lo que él podía llegar a ser. Claro que a Viral la situación no le parecía para nada divertida si no, odiosa, estúpida y molesta….y quizá lo era, pero, ¿Desde cuando es que las venganzas entre hermanos tenían que ser tranquilas, normales o si quiera tener sentido? Desde el instante en el que la confianza entre los dos había comenzado a aflorar, es qué la forma en la que se ahora se llevaban había comenzado hace ya tantos años. Aunque la forma en la que ambos actuaban el uno con el otro tuviera muchas veces más pros que contras…..ahora el pobre Viral apuntaba netamente por los puntos negativos, y quizá estuviera en varios puntos al mismo tiempo. Por lo mismo, se tuvo que quedar un buen rato ahí colgado, ya que era obvio que Kiba no se dispondría a soltarlo…..”Ya se las arreglará solo”, era de lo que estaba convencido Kiba y era la razón por la que apenas le interesó dejarlo ahí solo. Bueno, eso y el detallito que la molestia que traía por lo de la mañana, incluso de no haber sido así, le hubiera ignorado.

No sabría decir cuanto tiempo fue el que Viral tuvo que aguantárselas ahí colgado, pero no pasó demasiado antes de que lograra romper las sogas negras que lo retenían a base de puro forcejeo bruto y luego, de malas, saliera de la casa refunfuñando y de un portazo que Kiba ignoró y del cual ni si quiera se percató por estar concentrado en ayudar a Laina con aquella materia que tanto le llegaba a complicar en la escuela y…en la vida en general en este mundo. Si Viral no había ido directo a la habitación de Kiba a darle un golpe o algo por el estilo, fue únicamente porque tenía que cumplir una misión y gracias a aquella bromita que le habían hecho, se había atrasado bastante y tenía que apurar para lograr dar con el sujeto a tiempo antes de que le perdiera el rastro. Kiba por otro lado, no estuvo con tanta presión encima y el resto del día luego de la escuela, le fue bastante relajado, calmado y agradable. Se podía tomar su tiempo para enseñarle, la chica no era lenta para los detalles que le daba Kiba y aunque lo fuera, su paciencia evitaría que le molestara, cada tanto algo en el actuar de la azabache le daba gracia……algo qué, porque no decirlo, le ayudaba a mantenerse concentrado y al mismo tiempo, no aburrirse. Aquellos programas a los que se enfocó principalmente, fue a aquellos que más usaría en la escuela y como segundo lugar, dio un poco de importancia a aquellos que podría usar por alguna razón tarde o temprano en la vida normal…o incluso en la escuela.

Pasó un largo rato antes de que terminaran con las cosas que Kiba creía, serían necesarias para que la chica pudiese aguantar por sí sola un tiempo – Ehm…Si, más o menos. Será suficiente para que puedas valerte tú sola con una computadora durante un tiempo – Aclaró, a sabiendas de lo relativo que podía llegar a considerarse lo que era básico en un computador con conexión a internet. Habían tantas cosas, tantos detalles y tanta información que era tan simple pero que las personas conocían únicamente por experiencias que, obviamente, Laina no tenía…..que hacía que algunas cosas que tuviera que enseñarle no fueran ya algo básico, si no, algo “Obvio”.  Más eso no era ni de cerca culpa de ella, simplemente fue la pésima mala suerte que tuvo al caer en un mundo con tales avances y que había acabado funcionando de esa forma - ¿Hm? Claro, adelante – Respondió al escuchar y notar que le llamaban, suponiendo quien podría ser pues, hasta donde sabía, dudaba que la chica le fuera a dar su número a cualquier…..No, directamente dudaba que la chica fuera a darle su número a alguien que no fuera Lariv, o por el momento, no le había dado indicios de que tuviera a alguien más de confianza como para entregárselo. Y de la escuela, ni hablar.

Cuando la joven contestó la llamada, incluso Kiba llegó a saltar de la sorpresa ante aquel grito, llevándose una mano a sobar una de las orejas que tenía ya que al estar tan cerca, pudo escuchar el agudo chillido de la loba incluso desde ahí…Él simplemente se mantuvo así, con la mano sobre su oreja y miró hacia otro lado, haciéndole notar que intentaría no prestar atención al celular pues, realmente si quisiera, espiar la conversación le sería demasiado fácil. Lo que le podía llegar a resultar un poco más complicado era, de hecho, no hacerlo, sobre todo si es que Lariv era quien estaba del otro lado de la línea y pegaba otro grito parecido a ese. Así el albino intentó mantenerse al margen, hasta que la voz de la chica le desconcertó y le hizo voltear - ¿Eh? Pues…creo que s- …. – Guardó silencio al escuchar el segundo grito, moviendo un poco la oreja izquierda hasta que la chica cortó, instante en el cual continuaría hablando - … Si, tenemos una – Se volteó a ver el computador y apagó la pantalla – Creo que hicimos suficiente por hoy….Ya  otro día te enseñaré más cosas. Ahora es mejor que termines de procesar toda la información que llenarte de detalles tan repentinamente – Sugirió en lo que se levantaba de la silla y le volteaba a ver – Vamos, te llevo a casa y de paso pasamos por la tienda. Así puedo llegar a casa relativamente tarde y quizá me escapo de la venganza de Viral – Dicho eso, se encaminó hacia la puerta y apagó la luz. Hizo un gesto con la cara para indicarle la salida, la cual estaba bajando las escaleras – Tranquila, solo había una….Bueno, habían varias trampas, pero todas se levantaron con la primera  -Aclaró para que no temiera acabar como Viral o algo parecido. Por el techo, se veían varias cuerdas negras, seguramente las que Kiba dijo que se habían levantado luego de que Viral activara la primera. De todas formas y para asegurarle que lo decía en serio, el chico apresuró a bajar las escaleras primero, demostrando que no había peligro, aunque….una vez volviera a casa, quien sabía si habría o no peligro, se supone que quedaba un rato para que Viral llegara y quien sabe si iba a formar una venganza o no. Con él nunca se podía saber. A veces lo dejaba pasar…y otras veces, podía llegar a resultar un gran hijo de p*ta.

Ya luego de salir de su casa, esperaría a que Laina saliera para cerrar la puerta y empezar a caminar en dirección a la tienda que conocía – Sigo creyendo que has de tener bastante paciencia para vivir con Lariv – Arqueó la ceja – No me cae mal, pero….Uhm….No se si me quedaría bajo el mismo techo por más de 48 horas – Se encogió de hombros. Tampoco era como que tuviera al mejor compañero con quien vivir, después de todo….las bromas y demás que entre ambos se jugaban, podían a ser un real fastidio cuando se les iban de las manos. Pero claro, la diferencia allí era el nivel de confianza….No tenía idea de como se llevaran Lariv y Laina, pero siendo objetivos, dudaba que llegaran a tener un nivel de confianza tal y como esos dos se tenían, tomando en cuenta todos los años que llevan conociéndose y cuidando el uno del otro, desde antes de ser sellados, desde antes de, si quiera….”Salvar” su clan.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 22081
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Jue Ene 11, 2018 3:27 am

Su respuesta era la que esperaba desde un inicio. Era obvio que con aquello solo había aprendido parte de lo que podía catalogarse como básico, y estaba demás decir que había varias cosas que solo podría aprenderlas o al menos agarrarle la costumbre una vez ocupara una computadora una vez al día, todos los días, cosa que no estaba segura de hacer, pero lo intentaría una vez comprara una, la iba a necesitar, no solo para dejar de ser un bicho raro, sino que también había entendido que a través de esta  (al igual que de su celular que no ocupaba demasiado) si tenia internet, podría conseguir prácticamente cualquier información que se le viniese a la cabeza, aquello le sería más rápido para saber que existía y que no en aquel mundo o al menos le ayudaría algo a tener información mucho mas rápido. Un ejemplo de esta era el nombre de las plantas, frutas o algunas verduras, no todos eran iguales y había unas que le había dado la impresión de que ni siquiera existían, cosa de la cual no estaba toda segura porque, no se le ocurría porque nombre buscarlas.

La llamada de su compañera no era algo que exactamente tuviera programado en el día de hoy, al suponer que estaría trabajando por quien sabe cuanto tiempo, con la loba nunca se sabía, muchas veces se encerraba en el cuarto y solo daba signos de vida a horas exactas, fuera de eso, no se escuchaba ningún grito, ruido o si quiera respiración por su parte por muy increíble que sonara, eso hasta que se le perdía un lápiz, se le acababa la tinta o algo por el estilo, lo cual eran ocasiones contadas, y no, ni en la mesa cuando iban a comer algo porque era el horario, tampoco decía nada, se le oía bastante tranquila, demasiado tranquila e incluso podrías llegar a pensar que era una persona totalmente diferente o que sus baterías estaban en un punto extremo de estar agotadas, tal vez.

Volvió a mirar a Kiba luego de guardar el celular en su bolso y al ver que había hablado entrecortado supuso casi de inmediato que había oído el grito de su compañera, tal vez hasta toda su conversación aunque no lo quisiese-Perfecto-Murmuro, pensando de inmediato que podría pedirle las indicaciones o buscarla ella misma para retrasarse un poco a la llegada a casa, despejar su mente y no escuchar los obvios gritos que haría su compañera, porque si, podría estar trabajando ahora en este preciso momento, pero al ser el regreso de su primer día de clases, estaba segura que pasaría de todo su encargo con tal de hacerle muchas preguntas, aun mas al saber que estaba con Kiba a las…quien sabe tantas horas de la tarde, porque si, eso no era normal en la Meshitsukai, no solía estar con nadie a menos que fueran asuntos de trabajo, y esa parte era la que no sabia la loba, ella tal vez creía ingenuamente que se la pasaba sola gran parte del tiempo que se encontraba fuera del departamento.

La azabache asintió con la cabeza seguido de un-Hm.. esta bien-Respondiendo su sugerencia en voz alta, como se había dado la vuelta, creía que tal vez el gesto con la cabeza no lo había visto y había preferido responder una segunda vez por si las dudas. Soltó una risa silenciosa que termino reflejándose mas como una simple sonrisa en su rostro al escuchar que la acompañaría con el fin de escapar de la venganza de su hermano-Gracias-Dijo en voz baja, diciéndolo únicamente porque claro, no era alguien que se perdiera exactamente por falta de orientación, fácilmente igual podría a preguntarle a personas para que le guiaran en el caso de que lo hiciera, pero eso no quitaba el hecho de que no conocía la zona donde vivía el albino, no del todo, solo los caminos que le había mostrado hoy en la caminata, y seguir teniéndole de guía le iba a servir para ahorrar tiempo, que si bien tenia pensado en gastar buscando la tienda, podría usarlo para otra cosa más útil.

Al salir del cuarto se detuvo enfrente de la escalera, mirando de reojo el techo y el lugar en sí, buscando algo que indicara que había otra trampa activa por si las dudas. Sabía que si quedaba una, no seria exactamente para ella, y como no tenia ganas de caer en una ni hacer el tonto más rato, porque creía haberle dado bastante diversión al zorro con su inexperiencia en el computador prefirió ser precavida al momento de llegar a esa parte de la casa, sin embargo, como si le hubiera leído la mente o seguramente porque fuera lo mas obvio, escucho al albino diciéndole que no había más trampas activas-Nunca esta demás tomar precauciones-Comento con cierto tono amistoso, bajando las escaleras luego de que el contrario las bajara, cosa que no espero, pero que extrañamente le hizo recordar a los típicos caballeros que cruzaban algo para hacerle saber a sus compañeros, damisela o lo que fuera, que la zona era segura “…Le queda lo de líder” Pensó como si lo estuviera haciendo una broma, aunque era una observación que obviamente no ignoraría por diversos motivos, aun si el contexto le hubiera “obligado” en cierta forma el hacer tal acción, no quitaba el hecho de que se tomó la molestia cuando pudo haber bajado lentamente sin importarle si ella o no bajaba con él.

Una vez afuera de la casa, comenzó a caminar como de costumbre un poco más atrás que el chico, mirando de reojo al contrario, prestándole atención aunque no lo estuviera observando-No es tan ruidosa, ni revoltosa en casa por lo general...-Comento, quedándose en silencio unos segundos antes de seguir-…hay excepciones como el día de hoy... pero casi siempre que estamos dentro de la casa es más…tranquila de una manera impresionante-Dio un pequeño suspiro-Cruza el umbral de la puerta y es como si le hubieran dado al interruptor de caos-Encogió levemente los hombros, intentando pensar alguna razón del porque era la loba así, pero no encontraba nada mas que ¿El trabajo?-…Bueno tampoco puedo decir mucho, no es como que si estuviera demasiado tiempo en el departamento...y la mayoría de las veces, cada vez que llego Lariv esta dentro de su cuarto trabajando o investigando sobre civilizaciones antiguas, al parecer eso la mantiene…quieta-Sin duda su compañera era un misterio del cual dudaba darle el tiempo necesario para resolver, ella vivía su vida y la Meshitsukai la suya, suponía que por eso lograban llevarse bien, cada uno respetaba su espacio…casi la mayor parte del tiempo.

El sonido de algo vibrando dentro del bolso de Laina no dejaba de escucharse desde hace un buen rato, incluso cuando estaba hablando con el chico no había dejado de estar sonando, claro, ella lo ignoraba por completo “No pensare en responderte luego de ese grito…” Respondía mentalmente a su compañera con cierto desagrado, bastante tenía con la suposiciones que había escuchado gran parte de la mañana por los chicos del instituto para que Lariv se comportara de una forma parecida o igual. Saco el celular al notar que no dejaba de vibrar, viendo que este ya estaba marcando la llamada numero 26 perdida de la loba, haciendo que suspirara nuevamente-…Creo que lo mas irritable de ella en este momento es esto-Decía esto a la vez que le mostraba la pantalla al chico para que viera-…por suerte no es así todo los días…-Agrego poniendo el aparato en silencio para guardarlo, tenerlo demasiado tiempo en sus manos era peligroso para él tanto como para ella, por lo que intentaba evitar tenerlo en la mayoría de las veces.

Llegando a la tienda la chica se apresuro por comprar 3 bebidas energéticas medianas al ver que la tienda no tenia de las grandes-Kiba, ¿Tú quieres algo?-Pregunto antes de hacer la compra, aprovechando de añadir un pequeño paquete de galletas para el camino por si las dudas. Aquel día no había dejado de preocuparse de tantos detalles que hasta le estaba pareciendo muy cansador, quizás hasta se tomaría la noche para descansar, había planeado salir a reunir información nuevamente, además de buscar nuevos contactos porque, pues había matado algunos en el proceso de la interrogación de la ultima vez que al final, no sabia si había sido una buena elección. Como sea, ya no importaba, pago, guardo las bebidas dentro del bolso y la galleta se la llevaría en la mano para ir comiendo, suponía que lo que quedaba en el camino seria silencioso, después de todo tanto ella como su acompañante no eran los mas conversadores del mundo.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36220
Reputación : 2
Mensajes : 151
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Vie Ene 12, 2018 12:46 am

Aquello que sorprendió al zorro fue, sin dudas, el enterarse de como podía llegar a ser Lariv cuando no se la encontraba fuera de su casa o bien, fuera de su trabajo. Y, de hecho, ahora que lo pensaba, realmente nunca se habían topado con Lariv en esas condiciones o por lo menos, él no lo había hecho…A saber si Viral si, ya qué era él quien tenía muchas más probabilidades de encontrarse continuamente con esa loba - ¿En serio? No lo hubiera imaginado… - Realmente le parecía confuso como una persona pudiera llegar a tener un cambio tan…drástico dependiendo en que situación de la vida cotidiana se encontraba. Claro que aún tampoco le había visto de esa otra forma como para poder saber qué tan grande es ese cambio, aunque….teniendo en cuenta que Laina no ha de tener un motivo como para intentar engañarle en algo tan simple, duda que le esté mintiendo o algo  parecido. De todas formas, tampoco tenía exactamente la intención de comprobar si lo que decía era verdad o no….simplemente, le creería. Ya podría optar por la opción de que hoy debería de estar en una situación “Especial” o una simple “Excepción”, y que era eso lo que le hacía ahora estar tan…emocionada y chillona incluso a pesar de estar en su casa – Quien diría que la historia sirve para mantenerla quieta y entretenida….se supone que a la mayoría le da sueño, incluyéndome – Murmuró aquella broma que tenía su grado de verdad, tal y como se había notado en su persona en la última hora de escuela del día.

A medida que caminaran, las orejas de Kiba volverían a inclinarse un poco y se moverían un poco hacia Laina, al escuchar y sentir la vibración del teléfono. Apenas inició, el chico le miró de reojo más, entendiendo por qué era que no pretendía contestarlo. Él tampoco lo haría en su lugar, tomando en cuenta lo que había sucedido hasta tan solo unos instantes atrás. Ni si quiera a él, encontrándose a una relativa distancia de la chica con su teléfono, le era agradable escuchar aquellos chillidos y gritos de emoción. Por ello y mientras se mantuvieran sin necesidad de tapar sus oídos para no llegar a escuchar nada por accidente y tener ese agudo timbre de voz en el tímpano, simplemente ignoraría el constante vibrado del celular, hasta que la azabache se refirió a este – Hm…Ya veo por que lo llevas en modo silencio. Si no fuera así, no se cuanto te duraría la cordura – Comentó de vuelta instantes antes de acercarse y llegar hasta la tienda que estaba entre el camino de la casa de la azabache y la propia casa del albino. No podría exagerar si decía qué él, no sería capaz de aguantar tanto tiempo un celular así, constantemente sonando y tal…..seguramente se negaría a soportarlo y directamente lo mantendría en modo avión o algo así durante todo el día, por no decir directamente todo el día. En ese sentido tenía suerte con Viral, pues al no gustarle a él aún ciertos aspectos tecnológicos no llegaba a ser capaz de saturarlo a llamadas….Y, aunque se acostumbrara, sabría que no es de quienes les gustaría usar demasiado el celular y preferirían aguardar a hablar cara a cara y….ya.

Ya entrando en la tienda, el chico pasaría luego de que entrase la azabache y apenas entraran, se limitaría a cruzarse de brazos y apoyar la espalda y las paletas de los brazos contra la pared al costado de la puerta de entrada, mirando de reojo al cajero y haciéndole un gesto con la mano en señal de saludo, como se había acostumbrado al ser uno de los únicos sujetos que pasaban relativamente seguido a esas horas de la noche por ahí, generalmente a aprovechar de comprar un par de cosas para darse el gusto luego de una misión. Claro que ahora no venía con la intención de comprar nada, solo pasaba de acompañante – No, tranquila, estoy bien – Respondió sinceramente, levantando un poco la palma que aún yacía sobre su brazo mientras agitaba  la cabeza de un lado a otro y esperaba pacientemente a que la chica terminara de comprar lo que se que había comprado, aparentemente para Lariv Ya una vez terminase, saldría por la puerta junto a ella a las afueras, ya con menos luz y acercándose cada vez más la noche, principalmente por el largo rato que se habían pasado antes en el computador - ¿Vamos? – Preguntó instantes antes de empezar a caminar en la misma dirección que tomaba para ir a la escuela – Si llegas a reconocer alguna calle para ir a tú casa, avísame y nos desviamos. Me dirijo hacia la escuela porque supongo que desde allí ya sabes como llegar… - Se encogió de hombros, metiendo las manos en ambos bolsillos de su chaqueta. Tampoco había mucho más que pudiera hacer, ya que realmente él no sabía donde era qué Lariv viviera y no se pondría a rastrearla o algo parecido….Podría, pero no lo haría, no quería darse ese fastidio (?).

Apenas Laina supiera qué dirección tomar, Kiba dejaría que fuese ella quien empezara ahora a guiarle, mientras él miraba a los alrededores para memorizar el camino y así saber como volver a su casa. Continuaba haciendo tiempo, pues entre más se tardara en llegar a casa, mejor sería para él, algo que quizá también sucediera para la chica. Desafortunadamente para ambos, tampoco fue que se tardaran demasiado -Por lo menos a impresión del albino- Lo que se tardaron en llegar hasta su casa. Se suponía que el silencio incómodo hacía que el tiempo pudiera pasar mucho más lento de lo que realmente pasaba, pero en este caso, aquello no aplicaba por el mero hecho de que tanto para Laina como para Kiba parecía que aquel silencio no era de hecho incómodo. Era ese silencio agradable del cual, seguramente a ambos les faltaba en casa cada tanto – Bueno, parece que llegamos…. – Comentó el albino una vez ya empezó a reconocer sin tanto esfuerzo el aroma conocido de la loba, deteniéndose entonces antes de llegar a su casa como tal, aunque seguramente esta ya se debía de ver incluso por lo cerca que le parecía el aroma – Supongo que aquí nos despedimos, ya sabes, antes de que….se de cuenta que estoy aquí – Bromeó – Suerte con las computadoras. Nos vemos en clase, Laina – Dicho eso, el chico movió la mano en signo de despedida, antes de darse media vuelta y empezar a alejarse a un paso calmado. Suponía que no se perdería de vuelta a casa, y aún si lo hiciera….Le venía bien.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 22081
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Sáb Ene 13, 2018 3:03 am

Laina solo asintió con la cabeza, sabia que el hecho de simplemente imaginar a su compañera revoltosa siendo todo lo contrario era algo difícil de mentalizar, después de todo no había momento donde no mostrara ser alguien con demasiada energía sin importar en qué situación se encontrara, lo cual en muchas ocasiones podría ser fastidioso por no decir que quizás para la Meshitsukai lo podría ser todo el tiempo. Está de por sí, no acostumbraba ver gente de tal manera sin contar a Spill, pues esta era la más cercana aquello, el orden, el mantenerse en serenidad y todo lo que no era la loba era su vida cotidiana en el castillo, en su reino, e incluso los niños más inquietos parecían ser mas tranquilos que la misma chica demonio con la que vivía.

-Bueno.. a mi me sorprende que exista algo que le guste y la mantenga quieta-Comento ya en voz más baja, realmente era un pensamiento que había dicho por descuido, aunque no creía que fuera la gran cosa para ocultar, después de todo, no estaba diciendo algo que fuera mentira o un insulto, casi todo lo que le gustaba a la loba la hacia moverse de un lado a otro, empezando por Viral, estaba segura de que ese hombre no se dejaría “admirar” tranquilamente por esta, y el dibujar, pues, no sabia si decir que la mantenía quieta o tranquila exactamente, es decir, mas de una vez sin querer se pillo con la loba el lugares extraños dibujando, diciendo que le gustaba retratar lindos paisajes y gente que le pareciera interesante.

Apenas escucho la opinión de Kiba suspiro, en lo que le vinieron a la mente las repetidas veces que su celular no dejo de sonar en ciertos lugares, como en tiendas, parques y así, donde se solía poner nerviosa porque olvidaba que tenia uno de esos aparatos, sin mencionar que, como no lo sabia ocupar del todo bien, a veces no sabia como contestar o terminaba rompiéndolo, claro no de casualidad, ella misma los estampaba contra el suelo cuando se le acababa la paciencia o los hacia explotar, aunque eso ultimo no necesariamente era queriendo, si no una falla de la propia. El tener heridas de quemadura grado 2 o 3 no le hacia ninguna gracia, así que el hacer que fueran explotando por ahí no era una opción por muy tentador que le sonara la idea.

Quería decir algo al respecto, pero por mucho que intentara buscar las palabras correctas en su mente, no sabia como decir que justamente era a eso a lo que se refería hace un rato con lo de “Algunos terminaron como tu reloj despertador pero por culpa de Lariv” Sin sentir algo de vergüenza, porque ya veía que con eso podría relacionar las razones del porqué, como no saber contestar, no saber ponerlo en silencio, etc, etc, aquello ya la hacia sentir bastante inútil, por no decir tonta, a si que al final simplemente tuvo que dejar pasar el tema, lo cual no era raro. Ellos no hablaban mucho la verdad, y si lo habían estado haciendo tanto en el ultimo tiempo es porque se había dado la ocasión y ya, no es como que por eso fueran a extenderla de manera forzosa o algo.

Agradeció que la tienda no estuviese llena, no porque tuviera prisa, por ella que se demoraran todo el tiempo del mundo, como había dicho antes, ver a Lariv o llegar donde esta no era especialmente su gran prioridad, es más, quería evitarlo, ver si llegaba y su compañera estaba demasiado ocupada para agobiarla era una especie de deseo que le encantaría que se cumpliera. Lo que le molestaba es cuando había demasiada gente, los lugares eran pequeños y te empujaban, agregando que el lugar se volvía bullicioso, y aunque no lo pareciera la audición de la chica también era bastante buena, no tanto como la del zorro, eso era seguro, pero con lo que tenía bastaba para que lugares llenos de gentes se volvieran irritantes y en algunas ocasiones, dolorosos.

Cuando tuvo todo listo camino hasta donde Kiba, volviendo asentir con la cabeza por su pregunta y luego saliendo del lugar, mientras abría el paquetito de galletas que llevaba en la mano. Cada día sentía que iba por ahí experimentando sabores nuevos, preguntándose que es lo que eran o que contenían, intentando adivinar los ingredientes y así, pues como era de esperarse, el mundo nuevo en el que estaba también le había estado ofreciendo “sabores” nuevos de los cuales al menos le eran entretenido descubrir, identificar entre otros, ayudaba en que su cabeza no estuviese metida en “debo regresar a casa” ni se la comiera la ansiedad-Claro, lo hare.. aunque de todas maneras pensaba tomar el camino más largo si es que no te molesta… no es como si me emocionara la idea de volver-Encogió los hombros levemente-Ya sabes Lariv...-Murmuro cogiendo otra galleta para metérsela a la boca. No se sentía culpable si hacia que el camino fuera tres veces mas largo, el zorro le había hecho entender que él tampoco quería estar en casa por su hermano y la posible venganza que le tendría después, así que creía que estaba bien si hacia que ambos se demoraran, ahora si cambiaba de opinión en el camino, no creía que el chico fuera tímido para decírselo, por lo que esperaría que se lo dijera, de todas maneras ya se sabia varias rutas a su “hogar” igualmente.

En el camino se dispuso a ir en silencio, sin ir a un paso apresurado, uno bastante normal a decir verdad. Se iba entreteniendo con observar lo que veía a su alrededor de paso como lo hacia en su reino, gente hablando o pasándola bien a lo lejos y no encima invadiendo su espacio personal, ni siendo sumamente irritable, aquello le gustaba. No diría que le incomodaba hablar, simplemente no era su elemento y agradecía que el albino aparentara ser de igual manera, prefería ese tipo de “compañeros” en una caminata larga que alguien fastidiándola cada tanto o intentando hacer que conversaran.

Ya al llegar al lugar Laina simplemente se paro fuera las rejas del recinto, mirando de reojo el piso que le correspondía para luego dar un suspiro-Si..-Musito sin mucho ánimo, sentía que iba a tener que armarse con mucha paciencia el día de hoy, eso o encerrarse en su cuarto, nada le sentaba bien, se sentía muy cansada mentalmente y algo físicamente, tal vez porque debía comer o porque no había estado descansando del todo bien últimamente, no importaba, ya había decidido en el camino tomarse la noche, sobre exigirse no le iba a servir de mucho, su salud también era importante-Claro, tu huye tranquilo-Contesto en un tono de broma-Nos vemos Kiba, ten cuidado con tu hermano-Se termino de despedir con un gesto de la mano, mientras ya se escuchaba de fondo un pequeño grito-¡LAIIINAA!-Soltó un suspiro dándose media vuelta, ahí estaba, definitivamente ahí estaba su compañera-Dime que traes las llaves, salí un momento a botar la basura porque casi olvido que se botan los…-No quería escucharla más, por lo que simplemente mientras parloteaba saco las llaves abrió la reja, la cerro y luego se las dejo en las manos para que partiera corriendo a subir al piso que les tocaba ambas.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36220
Reputación : 2
Mensajes : 151
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.