Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Se buscan roles
Hoy a las 10:54 am por Millicent Valnor

» Dragon's Heir | Priv
Hoy a las 9:38 am por Zackary Argyreon

» La estatuilla
Hoy a las 8:43 am por Lucielle Valnor

» ¡Búsqueda!
Hoy a las 7:43 am por Troya

» ¡Juguemos juntos!
Hoy a las 7:33 am por Troya

» I can't help falling in love with you~ - Priv. Trent
Hoy a las 1:23 am por Trent Strauss

» Negocios turbios [Priv.Velkan]
Ayer a las 9:20 pm por Saya / Ayami

» ►Boisseúx Graphics◄ {Taller Gráfico} |ABIERTO|
Ayer a las 9:17 pm por Troya

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 8:17 pm por Kureiku Han

» TROYA ID *-una niña maldita-*
Ayer a las 8:16 pm por Luka Crosszeria



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Vie Ene 05, 2018 7:36 pm

-¡LAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAINA!-Se escucho varias veces la voz de su compañera de departamento fuera de cuarto en conjunto de unos golpes que al menos no aparentaban derribar la puerta como en otras ocasiones-Estoy lista Lariv, silencio. No todo el mundo debe despertarse a esta hora-Respondió soltando un suspiro. La Meshitsukai a veces no entendía como su compañera podía hacer que su paciencia se agotara tan rápido para llegar a molestarla de esa manera, aunque por suerte, nunca sobrepasaba sus límites, como si la conociera aunque no llevaran demasiado tiempo conviviendo juntas-Lo siento, es que como dijiste..-La interrumpió-Se lo que dije, te lo agradezco-Contesto intentando ser lo mas amable posible, después de todo era su culpa en esta ocasión de que hiciera ese escándalo.

Abrió la puerta y se encontró con su canina compañera que traía un artefacto extraño entre sus manos otra vez y que casi la dejo ciega al encender una luz extraña de la nada-¿Qué fue eso?- Pregunto sobándose los ojos-Una cámara, ¡saca fotos! Y de las mejores, tiene una muy buena calidad-Laina la miro con extrañeza sin saber si realmente quería seguir escuchando de lo que hablaba porque algo le decía que no-¿Qué son las fotos..?-Al menos ya se había acostumbrado a que la loba le explicara todo sobre lo que desconocía-Hm.. ¡Mira! Míralo tu misma y entenderás-Ya le había puesto la cámara enfrente, mostrándole la imagen que recientemente había sacado. Parecía un retrato hecho perfectamente en unos instantes de ella misma, aunque eso no era lo que interesaba ahora que había captado-¿Y para que me sacaste una foto?-Su compañera empezó a mover la cola y solo con aquello prefirió levantar la mano para hacerle entender que ya no quería saberlo. Se dio la vuelta para tomar el bolso que llevaría junto con el cuaderno y los lápices, aunque encontraba que con uno estaría bien.

-¡Mooh~! ¡Cuando te comportas así me recuerdas al hermano de Viral!-La chica de mechones rojos prefirió ignorarla-Ah, eso me recuerda.. Dijiste que irías al instituto Takemori, ¿no? ¡Seguro te lo encuentras! ¿Le mandas mis saludos?-Esta vez prefirió mirarla negándole con la cabeza-¿Eh? ¿Por qué no? Seguro se llevan de maravilla, ¡No seas tímida!-Suspiro pesadamente en lo que terminaba de arreglar el bolso, asegurándose de que no le faltaba nada-No iré hacer amigos Lariv, no me interesa-Vio como bajaba las orejas desanimada una vez dio la vuelta para salir con el bolso, camino fuera su habitación al lado de su compañera, cerró la puerta con llave y hablo nuevamente-Si lo veo y me acuerdo, lo hare-Aquellas palabras fueron suficiente para ver a la loba feliz, moviendo la cola de un lado a otro, realmente ella si le parecía un perro a diferencia de cierta persona “Me pregunto si ella también seria capaz de encontrarme como…” Y no, ni pensar tranquila la dejaba-¡Se llama Kiba! ¡Tiene el pelo blanco, orejas y cola como yo! Le das mis saludos..y..y..y le dices si puede enviarle también..a..a..-No hacía falta que dijera el nombre de la persona, Laina ya sabía cuál era su objetivo y lo estaba sospechando desde un inicio, más si se ponía a jugar con sus dedos como si fuera alguien tímida-Ya entendí, me voy-Anuncio de manera cortante, comenzando a caminar hasta la puerta a paso rápido, pero antes de que si pudiera tocar la manilla de la puerta…

-¡LAINA!-Ahí la tenia gritando nuevamente-Se te queda tu almuerzo, ten, ten~ -La chica le quedo mirando extrañada, viendo como le pasaba un pote grande envuelto en un pañuelo de color gris-Ah, y tus orejas.. no olvides ocultarlas..¿No dijiste que no te gustaba llamar la atención?-Siguió hablando mientras la de cabellos rojos guardaba el almuerzo que no había hecho, es más, estaba segura de que había dicho que compraría el almuerzo, pero seguro que si le negaba llevárselo la canina empezaría hacer otro escándalo del cual quería pasar de momento-Gracias-Murmuro, para luego con sus manos tapar sus oídos, era un hechizo simple el poder hacer que aparentaran ser mas normales, lo mismo con su cabello que ahora aparentaba tener menos mechones de color rojo-Ahora sí, nos vemos después…y Lariv-La miro a los ojos-No quiero que aparezcas allá a mi horario de salida-Se dio la vuelta y salió rápidamente antes de que intentara convencerla de que la dejara.


Instituto Takemori 8:50 Am
Ciudad de Éadrom

Le habían pedido extrañamente que llegara un poco mas tarde del horario normal, así que es lo que había hecho la chica, llegar atrasada, pasar por dirección como se lo habían pedido con antelación para rellenar unos últimos papeles, para ir hacia su sala luego de que todos hubieran entrado a clase. Tenía entendido que hacían llegar a los nuevos un poco mas tarde para que pudieran presentárselos a toda la clase antes de que la misma comenzara, por lo que al tocar la puerta solo espero que le dijeran que pasara o se la abrieran. Paso lo segundo, una profesora se la abrió y le sonrió esperando que Laina hiciera lo mismo tal vez, aunque esta no lo hizo, ella se mantendría con su rostro neutro-Buenos días-No pregunto si este era el curso porque el mismo salón tenía el cartel afuera que se lo indicaba, así que no veía la necesidad de hacerlo-Eres la nueva, ¿verdad?-Pregunto la docente que tenia claramente el rostro de estar un poco confundida por el comportamiento de Laina tal vez, o quien sabia-Sí-Murmuro al ver que la contraria le había hecho la pregunta en voz baja-Oh, dame un momento-Dijo juntando la puerta.

-Chicos, pongan atención aquí un momento-Le escucho decir desde afuera seguido de unos golpes que suponía que estaba haciendo con algún objeto, pues la clase parecía algo alborotada-Tengo un anuncio importante que hacerles-Prosiguió mientras Laina daba un pequeño suspiro, pensando en porque estaba perdiendo el tiempo en ese lugar nuevamente, para luego recordar que era la forma más rápida de adaptarse a esa sociedad según las palabras de su compañera-El día de hoy recibiremos a una nueva estudiante, señorita Grey pase por favor-La Meshitsukai abrió la puerta con cuidado y luego la cerro apenas entrar para caminar hacia el centro junto con la docente, acto seguido miro al frente con esa neutralidad tan suya, observando a todos en la clase sin mucho interés y escuchando el murmullo que había comenzado desde que entro.

-¿Puedes presentarte por favor?-Continuo hablando la profesora con amabilidad-Me llamo Laina Grey, es un gusto conocerlos-Dicho esto la azabache se inclinó levemente hacia adelante para luego volverlos a mirar, ya que tenia entendido que esa era la forma que se presentaban en aquel lugar. Los murmullos que habían parado apenas la chica los quedo observando volvieron hacerse presente mientras la profesora parecía estar escribiendo su nombre en la pizarra-La señorita Grey ha venido del extranjero por lo que aún está intentando adaptarse a este nuevo lugar, ayúdenla a que pueda encajar si pueden chicos por favor-Volvió hablar la profesora mientras miraba a todos con una sonrisa, en lo que a la chica le pareció que todos empezaban a emocionarse con la idea que acababa de darle, no sabía con exactitud, habían vuelto a hablar entre ellos en lo que esta se había quedado mirando por unos segundos a un chico de cabello blanco al pensar que aquel podría ser del cual hablaba su compañero de departamento. Quito la mirada y siguió mirando el resto de sus compañeros.

-Señorita Grey, puede sentarse ahí-Apunto la profesora justo al lado del chico que observaba hace poco-Al lado del…-No la dejo terminar hablar, solo camino hacia su puesto para acomodarse y dejar que esta siguiera la clase.


Última edición por Lariv & Laina el Sáb Ene 13, 2018 2:38 pm, editado 1 vez



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Vie Ene 05, 2018 7:37 pm

Era relativamente temprano por la mañana. Todo aún yacía sumamente tranquilo y silencioso a los alrededores de la casa en la que habitaba junto a su hermano Viral por la hora que era. Kiba, se encontraba para esos instantes durmiendo con el cuerpo boca abajo, media cara hundida en la almohada y el brazo derecho colgando de la cama, sumido totalmente en un profundo, pacífico y relajante sueño el cual hace tiempo no tenía por las constantes tareas que su cargo en los mandamientos le daba, sin contar los de la escuela, aunque estos últimos resultaran tan fácil como untar mantequilla sobre pan. Para desgracia del zorro, aquel día era uno de semana y, como siempre el despertador en la mesa de noche que tenía al lado de su cama, empezó a sonar, retumbando aquel sonido por toda la casa. El zorro frunció el ceño, refunfuñando y cubriéndose hasta la punta de las orejas con las sábanas mientras intentaba buscar el despertador con una mano hasta que finalmente dio con él. Le intentó apagar, pero al no estar viendo lo que hacía, no pudo…..a lo que simplemente lo tomó y lo arrojó con fuerza al suelo, escuchando el sonido del despertador destrozándose. Más calmado, el chico intentó retomar el sueño, hasta que escuchó las pisadas de Viral en su habitación.

- ¿Qué cojones estás haciendo? – Preguntó el rubio con los brazos cruzados, parado enfrente de la cama de Kiba. No, no se había despertado por el despertador, ya estaba despierto quizá porque debía hacer alguno de sus encargos, porque había dormido todo el día de ayer, o por algo del estilo – Hmprf….Faltar otro día no hará tan mal….. – Dijo el somnoliento Kiba, negándose aún a despegar las pestañas – Si, lo hará. Ya sabes que tú sobre todo no tienes que llamar la atención – El ojo le tiritaba – 10 misiones de reconocimiento, 4 de exterminio y 2 de búsqueda en 1 semana….tengo derecho…. – Se excusó de nuevo el albino, metiendo su cabeza debajo de la almohada con la intención de no escucharlo – Con qué esas nos tenemos…. – En ese momento, Kiba escuchó como los pasos de Viral se dirigían a la ventana que tenía cerca de la cama y luego de abrirla, supuso que se fue, por que dejó de escucharlo. Grave error. Cuando se disponía a volver a caer profundamente en el mundo de los sueños, pudo sentir como todo se empezaba a mover - ¡…! ¡¿Qué demonios…..?! – Y sin poder terminar de procesarlo, Viral, en medio de un grito, tomó la cama por el costado de los pies y la levantó para estamparla contra la pared, dejando a Kiba justo en el espacio de la ventana abierta, arrojándolo directo a los arbustos de la entrada de la casa, en el primer piso - ¡¡¡¡ARGH!!!! ¡¡¡VIRAL!!!! – El rubio se asomó por la ventana – Ve arreglándote, que llegarás tarde – Y no dijo nada más antes de volver a meterse en la casa – Tsk….. – Observó entonces de reojo a un hombre que pasaba caminando y se paralizó con la escena - ¿Qué ves? Sigue caminando – Dijo en un tono frío, aunque con un intimidante toque molesto que hizo al hombre apurar su peso hasta salir de la escena.

Un rato después...
Kiba tardó un buen rato en terminar de quitarse todas las hojas de espinas del cabello y, sobre todo, de la cola. De mala gana y con una clara expresión que denotaba su mal humor, se comenzó a arreglar, bañar y vestir para ir a la escuela y que, a pesar de tener relativamente lejos, iba caminando por mero disgustos a buses y similares. Además, tampoco le hacía tan mal el ir caminando…a veces le era la excusa perfecta para atrasarse y llegar tarde. Aunque ese día, al igual que muchos otros, no buscaba atrasarse, simplemente buscaba faltar. De todos los encargos y trabajos que el pertenecer a los Mandamientos le tomaba, sin dudas seguía tomando de lejos el tener que ir a la escuela como el peor de ellos, solo por la paciencia que le requiere el tener que lidiar con todas las personas que se encuentra por ahí.

Para cuando llegó a la escuela, toda la desesperante rutina empezaba como de costumbre. Con la misma expresión inerte en la cara que solía llevar en la cara, pasaba por entre los estudiantes, evitando mirar a quien sea a los ojos para que no le dirigieran la palabra y, las pocas veces que alguien se le animaba a hacerlo, simplemente, pasar de largo. Era irónico. El chico desde su primer día había querido pasar inadvertido, hablar lo menos posible con quien sea, apartarse, incluso ser marginado hubiera sido casi qué una bendición para él. Pero no, su maldita actitud indiferente, lejos de hacerle hecho quedar a un lado del resto de los estudiantes, había hecho de él un tipo “Misterioso” del cual todo el mundo hablaba, cosa que junto con su apariencia física hacía que terminara siendo el “Blanco” de varias chicas que, tan solo a la semana, habían conseguido hartarlo aunque supiera llevar aquellas emociones bajo control. Claro que, a pesar de todo ello, había un reciente detalle que debía de agradecer: Irónicamente, un simple rumor que había entre las aulas. Supuestamente una nueva estudiante que llegaría y, gracias a dios, le estaba quitando el “Protagonismo” del chico nuevo a Kiba, aunque esto solo pasara a medias por el mero hecho de qué como era una chica….quienes le prestaban atención a eso eran mayormente chicos (?). Al albino todo ello no podría haberle importado menos y eso era algo que cualquiera a simple vista sabría. Él, sin hablar con nadie en lo absoluto al respecto, fue directo a su aula, ignoró a las compañeras en el rincón que empezaron a murmurar y se acercó a su puesto algo atrás de la sala. Allí colgó su mochila, se sentó, echó ambos brazos sobre el banco y apoyó la cabeza, bajando las orejas e intentando conciliar el sueño que su muy bruto hermano mayor había interrumpido lanzándolo por la ventana.

No le interesó quien fuera llegando a la sala de clases en lo absoluto. Ni si quiera le interesó cuando la profesora entró, intentando calmarlos, después de todo…entre tanto desorden, claro que no le importaría que el intentara tomar su siesta por más inútil que fuese. Estaba totalmente “Atontado” o con la guardia baja, pues realmente aunque no pudiera llegar a dormir, no tenía idea en lo absoluto de qué pasaba a su alrededor. Aunque, pensándolo fríamente….¿Y qué? De todas formas, no le importaba - ¡Hey! – Dijo el compañero que se sentaba detrás suyo, dándole un zape para que despertarse – Hmprf… - Asomó la cabeza mirándole con cierto desprecio de reojo, aunque luego pudo notar que toda la sala había entrado en repentino silencio, salvo por lo que sea que la profe estuviera diciendo - - Arqueó la ceja y aguantando un bostezo en lo que sus “Apagados” sentidos volvían a la normalidad, alzó una de las orejas, escuchando los murmullos de “¡Si es la chica nueva!” y cosas así…tal y como creía, no le interesaba. Apoyó el codo contra el pupitre y así mismo, su cabeza sobre la mano de ese brazo, mirando a cualquier lado, sin prestar atención al instante en que la chica entró o lo que sea que decían allá enfrente. Sin embargo….Snif snif……Un olor peculiar llegó a su olfato apenas este volvió a “Funcionar” bien. “¿Hm? Yo conozco este olor” Pensó, haciendo memoria “Es como…como la de esa chica, Kuratsuki…” Abrió los ojos de par en par “No puede ser. ¿Está ella aquí? ¿A caso….?” – Miró a todos lados, mirando entonces por primera vez a la chica pelirroja, quedando durante unos instantes totalmente quieto, mirándole con suma sorpresa al notar que el aroma venía efectivamente de ella – Hey, ¿A caso te gusta? – Bromeó el mismo compañero detrás suyo al notar que se quedó pegado mirándole, a lo que Kiba le miró rodando los ojos – Cierra la boca – Respondió, volviendo a apoyar su cabeza sobre su mano, aparentando normalidad en lo que la chica se sentaba a su lado. No le miró, ni si quiera le dirigió la palabra, como si no importase. Aunque, realmente, no podía dejar de pensar si era ella…..Nah, la coincidencia era demasiado grande. Podía estar paranoico o algo….Eso quería pensar, pero simplemente no podía. No iba a estar tranquila hasta averiguar si estaba cometiendo una severa confusión, o no.

La clase de matemáticas continuó y, ya que el chico se encontraba un tanto “Alerta” por la chica a su lado como para intentar volver a dormir y esperar al receso para intentar averiguar un poco más de ella, se resignó a tomar uno de los cuadernos que traía, tomar un lápiz y ojear la pizarra con la vieja allí colocando unos ejercicios y resolviéndolos mientras lo explicaba, aunque Kiba realmente no le prestaba atención y tan solo iba colocando los resultados luego de calcularlos….Todo con la cara apoyada sobre su mano, notablemente aburrido por lo sencillo que resultaba. Ya para cuando empezaba a copiar los ejercicios que debían hacer, era más de lo mismo….con cada ejercicio que copiaba, el solo copiaba el resultado que mentalmente había calculado. Por curiosidad, miró de reojo a la chica a su lado, notando que aparentemente no iba muy diferente a él - ¿Buena para las mates? – Preguntó solo para hacer un poco de conversación, aunque viendo la pizarra en vez de a ella. No, socializando no era del todo “Bueno….” - ¿Llegaste hace poco a Éadrom? ¿De donde eres? – Una vez terminó -Que de ello, fue cuando la profesora terminó de copiar los ejercicios-, se detuvo para mirar a su compañera. Él no acostumbraba a hablar con los demás, por lo que eso…se le hacía raro, bastante raro. Y también para los compañeros de su clase que notaron ello, quedando impactados al ver al chico albino dirigiéndole la palabra a alguien…voluntariamente.


Extras:


avatar
Salón : 3 A Dromes : 22181
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Vie Ene 05, 2018 7:38 pm

Una vez la azabache se sentó, saco su cuaderno y unos lápices. La profesora que se quedo unos segundo procesando porque la chica nueva no la había dejado terminar se aclaro la garganta y empezó a retomar la clase, explicando nuevamente el ejercicio que estaba pasando antes de que llegara ella.

Por su parte, la Meshitsukai solo podía anotar los ejercicios y si anotaba el procedimiento de como lo había hecho era por el mero aburrimiento, intentaba matar el tiempo de alguna manera “¿Por qué le hice caso..?” Empezó a preguntarse mentalmente. No le molestaba el hecho de levantarse temprano, de todas maneras, fuera o no algún lugar Lariv la terminaría despertando por cualquier ocurrencia que tuviera, desayuno, había chocado contra su puerta, no encontraba sus materiales o iba tarde a su propio trabajo a dejar algo, siempre había algo y no entendía como es que conseguía que siempre hubiera algo para despertarla e incluso ya se había acostumbrado que era lo mas sorprendente.

Siguió anotando ejercicios hasta que… la voz del chico de al lado le hizo salir de sus pensamientos, preguntándose si realmente le estaba hablando a ella, pero al notar que nadie respondía-Hm…algo así-Contesto sin mirarle, debía seguir anotando lo que ponían en la pizarra. Estaba algo extrañada de que le hablara si era sincera. Si era el chico que creía, entonces no debería haberle hablado “Había dicho que se parecía a mi… pero él, parece estar interesado en saber mas de mi como toda la clase...” En un inicio no tenia intenciones reales de preguntarle si era él ni darle los saludos, aunque a juzgar por su aspecto difícilmente creía encontrar otro ser así en el instituto, es decir, no había visto muchos la verdad por no decir que casi ninguno, por lo que seguramente verlo todo el día ahí, al lado de ella le haría imposible lo de no pensar en el saludo que obviamente era más para otra persona que para él mismo.

-Sí, llegue hace poco de Inglaterra-Mintió obviamente, hablando con toda seguridad para que no se notara al mismo tiempo que le miraba de reojo, se estaba demorando apropósito para copiar, porque no quería hablar con nadie, se lo había dicho a Lariv y estaba que se lo decía al albino que tenia al lado, pero si él iba a hacer su compañero de puesto por quien sabe cuanto tiempo, prefería intentar llevarse bien con este al menos, y para hacerlo sabia que iba a tener que "socializar"-¿Es tan extraño que haya un alumno nuevo..?-Pregunto de repente. Lo hizo únicamente porque escuchaba los chismes que aun rondaban por su presencia ademas de los nuevos porque estaba hablando con alguien “Esta hablando con ella..Kiba esta hablando con la nueva.. que envidia” Fue uno, que le termino contestando al menos una de sus dudas “Es él…y puedo suponer que no habla con…chicas ¿tal vez..?” No quería asegurar nada con esa última conclusión, pues los comentarios que estaba escuchando a su alrededor eran bastante extraños e incluso un poco incómodos cuando los decían sus compañeras.

De repente la profesora que había parado de escribir ejercicios se dio la vuelta haciendo que hubiera un poco mas de silencio-Señorita Grey, ¿Puede pasar a la pizarra a resolver el primer ejercicio?-Laina simplemente se levantó, no había previsto aquello de que la harían participar el primer día, tal vez una forma de incluirla más rápida a la clase, no le importaba pero apenas empezó anotar el desarrollo podía escuchar a sus compañeros hablar-Kiba, ¿Te gusta no es así?-Escucho por parte de uno que estaba muy atrás, no le había costado oírlo porque tampoco había sido muy silencioso-Vamos, admite que te gusta la nueva…nunca le hablas a nadie-Le escucho decir en lo que terminaba de anotar la respuesta final, le entregaba el plumón a la profesora que la felicito y se devolvía a su puesto hasta que a un chico supuestamente se le cayo su goma. Lo había visto botarla a propósito con el codo-Disculpa, puedes pasármela goma por favor-La azabache prefería hacer como que no había visto su obvia acción, la recogió y se dio. Iba a necesitar muucha paciencia, lo veía venir-Gracias-El chico le sonrió y ella…ella solo asintió con la cabeza para decir “No es nada” para seguir su camino.

Antes de sentarse en el puesto, escucho al chico que estaba detrás del albino diciendo-Te puedo dar consejos-¿Intentaba ser su amigo? ¿O irritarlo? Esa era la duda de la chica, porque no se creía eso de que le gustaba por alguna razón “No le habla a nadie…pero conmigo hace la excepción” Aquello le hizo entrar en desconfianza, era el Kiba que había mencionado Lariv, estaba segura ahora, sin embargo, no le entraba porque le había hablado entonces, ¿Realmente quería hacer amistad por que era la nueva? Eso no se lo tragaba ni por si acaso, si era como ella, entonces tenia una intensión detrás, pero ¿cuál? No lo había visto en su vida, aunque había algo que se le hacía conocido, solo un poco y era curiosamente su voz. Detalle que hasta ahora había querido ignorar porque no creía importante “Dónde... ¿Dónde fue? Estoy segura de que no se escuchaba así…pero se parece” Estaba intentando forzar un poco su memoria mientras golpeaba la punta del lápiz que tenia en la mano con el cuaderno. Desde lejos parecía estar intentando resolver algún ejercicio, pero realmente ya los tenia todos resueltos y aunque parecía estar muy ocupada, sintió como alguien le toco el hombro desde atrás.

-Hey!-Se escucho un susurro-¿Hm?-Claramente no estaba de ánimos para hablar-¿Qué piensas del chico que tienes al lado?-Tenia ganas de soltar un suspiro, pero no lo hizo-No pienso nada-Respondió con poco interés-Al menos una opinión sobre lo físico, vamos, estoy seguro de que le encantara saberlo-Y ya tenia ganas de no volver más al instituto si iba hacer así todo el día todos los días, quería pensar que solo sería así por unas horas o solo por ese día, pero tenía el presentimiento de que no sería de tal manera. No entendía cual era el punto de hostigar tanto a una persona, ni de mirar a la nueva que acababa de llegar como si fuera un bicho extraño-Bueno, si quiere saberlo que lo pregunte el mismo-Contesto-Kiba pre..-Y no, no lo iba a dejar hablar más, lo interrumpió apropósito-…pero si quieres saber mi opinión, creo que se ve mejor que tú solo porque no esta abriendo la boca para decir idioteces cada vez que puede-Lo había dicho de una manera bastante calmada, neutral como era costumbre de ella para al hablar, lo mismo con su rostro que no aparentaba absolutamente nada más que ¿Estar serena tal vez? Como siempre, difícil de leer.

No estaba viendo al chico, no obstante, supuso que tenia una sonrisa forzada por las carcajadas que soltó, esas típicas de cuando alguien estaba incomodo que después eran seguidas por un completo silencio, únicamente por él obviamente, porque los murmullos por cada parte empezaron a surgir nuevamente, claro, no le puso atención a nada de lo que decían porque suponía que eran más estupideces.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Vie Ene 05, 2018 7:38 pm

No solo le parecía raro tener que dirigirse a alguien de esa forma, también le resultaba bastante…idiota. Tenía que hacer precisamente lo que tanto detestaba que hicieran con él, y quizá ni si quiera fuera capaz de hacerlo del todo bien – Inglaterra… - Murmuró en voz baja antes de guardar un ligero silencio, buscando aparentar quizá un poco que su atención pudiera enfocarse en ello. Ya sabía de donde se suponía que venía, ahora tendría que continuar y comprobar si le intentaba engañar o algo parecido - ¿Hm? – Al escuchar a la azabache dirigirse a él, este le miró de reojo antes de volver la vista hacia adelante y con ello, de reojo, a los que cada tanto les echaban una mirada rápida para seguir hablando. Suspiró pesadamente, demostrando claramente que eso para él, era agotador….pero que no había de otra – Ni idea. Cuando llegué fue más de lo mismo, así que te recomiendo y armándote de paciencia – Confesó, jugando con el lápiz, haciéndolo girar entre los dedos de una mano. Sabía a la perfección lo que se le venía, y la compadecía. Aunque, se suponía que la que se llevaría la atención sería ella, no él, como pudo escuchar a la perfección por parte de sus compañeros y compañeras a base de murmullos. El albino se llevó una mano a la cara y tan solo se quedó así, en la típica pose que pone uno cuando se intenta calmar así mismo o cuando simplemente quiere ignorar alguna estupidez. Suponía que con el tiempo se acabaría acostumbrando a la suma de todas esas cosas, pero ya empezaba a ansiarse por qué ese momento llegase de una vez. Si Viral estuviera en su lugar, de seguro ya hubiera repartido muchos más golpes que rumores en sus primeros días de escuela. Mientras tanto, Kiba….Kiba parecía llamar la atención como un p*to foco cada vez que hacía lo que sea.

Comprobó que tan mal estaba la situación cuando apenas se levantó y uno de los idiotas compañeros que tenía por la espalda empezó a preguntar – Argh… - Se dio un facepalm en la cara con la suficiente fuerza como para hacerlo sonar. Ya tenía visualizado que empezarían con eso tarde o temprano, pero realmente tenía la esperanza de que se iban a tardar un poco más – Pues ahora te hablo para decir que te calles – Respondió, volteando a mirar de reojo durante unos instantes al chico y luego volver a ver al frente, notando que Laina ya había finalizado con el ejercicio y ya se devolvía al asiento – Qué te calles….Dios.... – Respondió ahora con un tono que ya empezaba a demostrar cierta molestia ante su insistencia. Sin dudas el intentar descubrir si era o no la misma persona que creía que era le iba a resultar bastante fastidioso de averiguar. Primero, por el mero hecho de qué hubiera tantos murmullos acerca de lo que hacía y no hacía fácilmente podría incomodar o alejar a la chica a su lado. Segundo….por el hecho de qué tanta estupidez junta lo incomodara a él y lo empezara a convencer de simplemente no intentar nada. Para su mala suerte, tenía claro que lo último para él no era ninguna opción – Sobre lo de la paciencia…verás que yo aún debo aguantar mucha estupidez… - Comentó en un sarcástico murmullo. ¿Quién podría decir que de entre todas las horribles cosas que debe hacer como Pain, se ven opacadas por solo tener que soportar a un montón de adolescentes pubertos tirando teorías ridículas a diestra y siniestra de por qué el callado de la clase habla con la nueva….?

La voz que sonó a sus espaldas le erizó los pelos de la cola – Tiene que ser una broma…. – Murmuró. “Hay que ser realmente imbécil…..”. Había partido la mañana con el pie derecho por la ventana como para estar de buen humor ahora, eso sin tener en cuenta lo mucho que seguramente le iba a acabar enfadando mucho más aquel pesado día de escuela que ya le tenía los pelos de punta y apenas estaba iniciando – Haz un favor y… - Ni si quiera pudo terminar la oración para cuando la azabache interrumpiría a ambos con una certera frase que haría a Kiba quedársele mirando agradablemente sorprendido. Realmente, eso no se lo esperaba, y por el silencio que hubo, podría decir que ni él ni ninguno de los que la escuchó. “Bueno, supongo que podría empezar a caerme bien” Pensó antes de apartar la mirada con la ceja arqueada y una leve sonrisa. Por fin los murmullos habían callado, por ahora. Por otro lado, además, su actitud en general….le llevaba a pensar que estaba en lo correcto – Ahora que lo pienso…no se te nota el acento – Dijo un rato luego de todo eso, mirándole de reojo y con cierta “Curiosidad” - ¿A caso eres de las Islas Rodes? Hasta donde sé, el resto de Inglaterra suele tener el acento bastante marcado…. – Comenzó a guardar sus cosas, como si la clase hubiese terminado, aunque aún no fuese así. Esperó la respuesta de la chica, haciendo tiempo como si buscase algo en su mochila, pues esa simple respuesta…a Kiba le decía mucho – Ya veo… - Suspiró y comenzó a cerrar su mochila – Si quieres puedo mostrarte un poco la escuela, no tengo problemas con eso – Se ofreció, levantándose y estirándose – Si lo haces, ten por seguro que van a empezar a hablar mucho de ti. Si no lo haces, ten por seguro que muchos van a venir a hostigarte con la misma idea…..y luego van a empezar a hablar mucho de ti. Pero supongo que estando cerca yo, ni de chiste te dirigen la palabra. Usualmente funciona – Se encogió de hombros y sin decir mucho más, caminó a la salida. Era cierto, realmente a Kiba ya las personas habían aprendido a mantenerle cierta distancia…..aunque siempre entre murmullos. Era eso mejor que nada, ¿Verdad? - ¡Oye, genio! – Gritó uno de los compañeros de por ahí al ver que Kiba abría la puerta para salir de la sala de clases – La clase aún no ha…. – Y justo cuando abrió la puerta, el timbre sonó, por lo que el albino simplemente salió del aula con un par de tipos riéndose por la escena y el compañero ese ahí, callado y con la cara molesta.

Afuera, Kiba caminaría con las manos en los bolsillos hasta un pilar frente a su sala de clases y en él, apoyaría la espalda con la mirada al cielo, dispuesto a esperar un pequeño rato a ver si la chica decidía salir o no. Necesitaba sacarla de allí e ir alejándose de las multitudes de estudiantes para poder encararle y ver si era o no quien creía que era. Por otro lado, no parecía tenerlo tan difícil. Tal y como dijo, apenas el albino salió del aula, pasó lo que dijo que iba a pasar – No le hagas caso. ¿Prefieres que te de un tour yo? - ¡NO! ¡YO MEJOR! - Créeme, son raritos. Si quieres yo puedo… - Y así comenzó. Los oídos de Kiba le permitían escuchar toda esa estupidez y realmente, le llegaba a dar pena ajena. “Hmprf…niños…..” Se quejó internamente.


Extras:


avatar
Salón : 3 A Dromes : 22181
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Vie Ene 05, 2018 7:39 pm

El silencio del lugar le tranquilizaba, era como dar una buena bocanada de aire y hacer presente que eso le relaja bastante, pero no lo hizo porque no era lo suyo simplemente. Le costaba mas expresar como se sentía si alguien estaba cerca que cuando estaba sola como era de esperarse.

Termino de escribir algo pequeño en su cuaderno y negó con la cabeza ante su pregunta-A lo largo de mi vida he estado rodeada de tanta gente con distintos idiomas y acentos que al final no tome ninguno extrañamente-Encogió levemente los hombros- Y suelen hacerme esa pregunta muy seguido que llega hacerte sentir la oveja negra del lugar-Prosiguió mirándole de reojo para ver que hacía. Si bien Laina no había crecido en Inglaterra exactamente, lo que había dicho era verdad, rara vez podría notársele un pequeño acento cuando hablaba de la forma que lo hacia en su nación y eran contadas las ocasiones, pues era cuando se enojaba tanto como para empezar a hablar de aquella manera o estaba dando ordenes de una forma apresurada, ocasiones que sin duda no ocurrían muy a menudo. Por otra parte, había dicho lo siguiente para cubrirse y ver si el chico tenia algo de “sensibilidad” o cuidado con lo que le preguntaba, odiaba los interrogatorios y si podía decir algo para evitar que fueran mas tediosos de lo que le parecían obviamente tomaría la oportunidad.

Le volvió a mirar de reojo al escuchar su ofrecimiento, eso también le parecía extraño que le hacia dudar si decir que si “¿Qué es lo que quiere? ¿Qué busca conmigo?” Las dudas nuevamente pasaban por su cabeza mientras volvía a mirar su cuaderno intentando reconocer la voz del chico, aprovechando que le estaba hablando “Se parece a la de…” No termino su pensamiento porque le parecía demasiado tonto-Si voy contigo van a empezar hablar mucho de ti también-Comento volviéndole a mirar fijándose en sus orejas exactamente y luego en sus ojos “Ghost Fox…” Tenía ganas de soltar una carcajada forzada porque le era demasiado ridículo y absurdo que fuera verdad lo que tenia en mente “Si es así…eso explicaría porque Lariv parece pasar de mi trabajo y no decir nada al respecto de tantas cosas...” Aunque su compañera fuera muy peculiar, le parecía demasiado extraño en ciertas situaciones, como aquellas donde se ofrecía incluso ayudarla a salir sin ser vista.

Cerro el cuaderno en el instante que lo vio alejándose y lo guardo dentro de su mochila intentando hacer encajar sus posibles teorías “Así que… ¿Señor instintos de perro realmente era un zorro como lo supuse..?” Comenzó a preguntarse, ignorando lo que le decían sus compañeros que habían comenzado agobiarla en el puesto. Se levanto haciendo un fuerte ruido con la silla apropósito para silenciarlos a todos y mirarlos-Lo siento, alguien ya me lo ofreció primero-Hizo una leve inclinación en forma de disculpa y respeto, aunque lo vio tan innecesario pues realmente no les interesaba en lo más mínimo, lo hizo de todas maneras al seguir siendo parte de sus enseñanzas que había dejado el rey en ella.

Se dirigió a la puerta donde se quedó al otro lado de está esperando, mientras aprovechaba de “buscar” con la mirada al albino o al menos disimularlo, agradeciendo que estuviera plagado de estudiantes para hacer su actuación menos obvia-Eeeeh, ¡Kiba! Siempre te llevas la atención de todas las chicas-Se escucho de fondo-¡Eso es injusto!-Y entonces la chica cerró la puerta antes de que alguien de los que estaba reclamando saliera a hacer escándalo, es más, incluso llego a hacer que uno de ellos se golpeara contra la puerta pues se la había cerrado en la cara, y el sonido de esto mas la queja del contrario le hizo saberlo, pero como era de esperarse prefirió ignorarlo o como se vería a simple vista…que no se había dado cuenta “Mucho mejor..” Comento para sí misma y camino hacia donde estaba el zorro.

-Kiba, ¿Verdad?-Pregunto para asegurarse por ultima vez de manera casi innecesaria-No pensé que me tocaría estar en el mismo curso que tu…ni que iba a tenerte al lado mío-Comento con toda naturalidad-Un gusto, supongo-Dijo esto tendiendo la mano mientras le miraba a los ojos con total neutralidad, y una vez el contrario hizo lo mismo le dio un pequeño apretón. Tenía entendido que esa era una de las costumbres del país que dijo que provenía, el presentarse de tal manera en no ser muy abierta también, aunque de por si ella no lo era por naturaleza y había hecho aquello más para ir asegurando aún más sus suposiciones, después de todo la Meshitsukai no era de darle la mano a cualquiera y aunque pareciera absurdo, tenía una muy buena memoria respecto a detalles como ese-Como dije antes… mi nombre es Laina Grey, aunque puedes llamarme Laina si gustas-Se presento nuevamente por simple cortesía-Y lo de antes…venia porque Lariv me ha hablado algo de ti-Si era quien creía, tal vez con lo que había dicho antes lo hubiera puesto en un estado de alerta y aunque le daba igual si sabia quien era ella o no, sabía que tener al jefe al lado todos los días no era exactamente lo mejor en ciertas ocasiones-Dijo que te mandara sus saludos…y que si podías, también se lo mandaras a tu hermano por favor-Bien, ya había cumplido con su parte, ahora ya no podría sentir culpa y la loba tendría un motivo menos para molestarla, cosa que no era un gran alivio, pero a veces era mejor que fuera así, sobre todo el día de hoy que tal vez podría llegar con el peor de los humores casa.

Ahora solo le quedaba esperar la respuesta del contrario y… ver si era verdad aquello de darle un tour por el lugar, porque para ella, él seguía tramando algo “Tal vez.. ¿Quiere saber…si soy yo?” La idea le parecía un poco graciosa y al mismo tiempo extraña porque suponía que ya lo sabía por sus instintos “¿Quiere confirmar entonces…?” Esta pensaba lo mismo, también quería asegurarse de que era él, aun si su voz se pareciera al igual que su mano, o fuera un zorro como el apodo de aquel chico lo indicara, nada le decía al cien porcientos que realmente lo era “Si no lo descubro aquí…tendré que preguntarle a Lariv si conoce algo relacionado con los mandamientos...” La idea no era tan mala si lo veía desde un punto histórico, si le decía que simplemente quería saber de aquello por historia entonces la loba hablaría sin parar porque le fascinaba la idea de compartir ese tipo de conocimientos, y eso hasta el día de hoy le había servido bastante. Le gustara o no decirlo, tenia que admitir que su compañera era una biblioteca ambulante que hacia que la historia de su mundo se oyera más interesante.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Vie Ene 05, 2018 7:40 pm

La indirecta que dio cuando dijo el que se sentía como la oveja negra la entendió a la perfección aunque, de todas formas, no había logrado “Incomodarlo” o “Hacerle sentir mal”, como presumiblemente había intentado. Claro que por ello pareció mirar hacia otro lado y no decir nada más respecto al tema, para evitar que sus compañeros empezasen a seguir hablando idioteces o algo por el estilo por que ahora actuara “Insistente” o algo parecido…Tampoco necesitaba insistir, esa respuesta le había sido más que suficiente – Ya lo hacen – Respondió justo instantes antes de salir de la habitación. Él tenía más que claro que no importaba lo que sea que fuera a hacer, siempre acababa siendo el foco de atención por una cosa u otra. Claro que tenía en mente que el hacer eso solo haría que incluso lo que ya hablaban de él fuese en aumento cada vez más, pero lo tomaba como uno de sus tantas labores, nada más. Luego de averiguar si se trataba o no de la persona con quien creía que trataba, era probable que ninguno de los dos volviese a dirigirle la palabra al otro si no era por asuntos de importancia. Simplemente…no quería arriesgarse a que alguien conociera su identidad, sin él haber descubierto la de la otra persona en cuestión…al 100%.

El albino no consideró que pasó mucho hasta que pudo escuchar el fuerte sonido venir de la sala de clases que tenía al lado, a lo que miraría de reojo con la ceja arqueada y una leve sonrisa en el rostro. Le resultaba ver como todos esos tipos intentaban lo que claramente estaba fuera de su alcance. Ya desde el primer instante que apareció que se lo había notado: No tiene el más mínimo interés en nadie aquí, ni si quiera en él, y si ahora había decidido en aceptar su oferta tan solo había sido, según él, por el deseo de poder apartarse un poco de los insistentes estudiantes de aquel instituto. Pero bueno, al fin y al cabo, era lo que buscaba, que saliera un rato con él a donde no hubiera tantos oídos para poder comprobar su punto de una vez y ya. Ya luego de escuchar todo el escándalo que hubo allá adentro de su aula, pudo ver a la joven saliendo entre la multitud de personas y no pudo negar el hecho de que le diera gracia ver como le cerraba en la cara a otro pobre idiota. Con una involuntaria expresión un tanto divertida por toda esa situación, esperó a que Laina llegase hacia él, haciéndose también el tonto, como si no le hubiera visto salir de la sala en primer lugar.

Cuando se le acercó, no pudo evitar mostrar una expresión un tanto confundida cuando le llamó por su nombre. Hasta donde sabía, no se lo había dicho, aunque….Terminó recordando que fue por culpa de sus compañeros, quienes se le dirigieron a él de esa forma. Claro que todo lo demás que dijo si que lo tomó por sorpresa. Dudaba sinceramente qué se refiriera a las basuras que las demás chicas del instituto solían soltar por ahí….Por el mero hecho de que a ella todo parecía no importarle en lo absoluto – El gusto es mío – Respondió de forma cordial, estrechando su mano cuando se la tendiera – Claro, Laina. Kiba Kemonoyasei, aunque….puedes simplemente decirme Kiba – Se encogió de hombros en lo que apartaba la mano, sin importarle mucho la redundancia de la frase – Espera, espera, espera – Apenas dijo el nombre de “Lariv”, pudo entender a la perfección mejor la confusión en la que había antes. Sin embargo, eso solo le empezaba a generar más preguntas que respuestas. Demasiadas preguntas, bastantes que se tendría que ahorrar y posiblemente tendría que morir con la duda a ella - ¿Lariv? …. ¿De verdad? ¿Lariv Grey? – Se llevó la mano a la cara y soltó un profundo suspiro – Vaya. Te deseo suerte si tienes que vivir con ella – Comentó de forma sarcástica, ahorrándose las palabras de “Te compadezco” que hubiera soltado de no tener la visión de que quizá vivir con Viral era peor que hacerlo con la loba – Y….seh, le daré el saludo….y algo más – Afirmó, finalizando con un leve murmullo casi inaudible que aparentaba cierta molestia y rencor contra Viral.

De la nada, la oreja de Kiba se movió de costado, como si hubiera escuchado algo y, efectivamente lo hizo. El chico miró por el costado de Laina en dirección a la sala de clases y notó como en una de las ventanas de la misma, había una considerable cantidad de sus compañeros echados de cara contra el ventanal, observándolos con el ceño fruncido – Creo que…..mejor te empiezo a mostrar la escuela de una vez. Si no, empezarán con qué lo de ofrecerme fue una excusa para tener tiempo contigo o algo por el estilo – Y metiendo ambas manos en los bolsillos de la chaqueta negra que traía por sobre el uniforme escolar, movió la cabeza indicándole que lo siguiera en lo que el chico empezaba a caminar. Realmente, esa suposición era totalmente correcta, solo que cualquiera malinterpretaba el motivo con bastante facilidad. Con esa frase, esperaba por lo menos, darle a entender que no era eso lo que pretendía….algo que su calmado y neutral tono de voz daba la impresión de que muy difícilmente estuviera mintiendo. Definitivamente, sabía guardar sus apariencias - ¿Sabes? Jamás hubiera pensado que Lariv tuviera una hermana. ¿O eres una familiar más lejana o algo por él estilo? – Preguntó, relacionando obviamente sus apellidos. Kiba conocía a la perfección la respuesta a las preguntas que hacía….Sabía que Lariv no tenía familiares, después de todo, fue precisamente su hermano quien la sacó de su encierro. Durante unos instantes, no hizo más que pasearse por la escuela junto a la azabache, indicándole donde estaba cada parte de la escuela o por lo menos, un gran trozo de ella hasta qué la campana para volver a clases sonó.

- Espera un poco – Advirtió el chico con la intención de que no fuera a las aulas aún y plantándose en el lugar, totalmente quieto y con la mirada en la nada -- Guardó unos instantes de silencio, esperando que los estudiantes terminaran de entrar. Era más que claro que a esas alturas ya estaban llegando tarde – Ahora que lo pienso… - Hablaba ahora un tanto más frío que antes, un tono de voz que la chica había conocido mejor….con otra “cara” – Lariv no tiene ningún otro pariente – Esta vez no fue una pregunta, si no una afirmación del albino, quien le volteó a ver de reojo con ambas manos guardadas en los bolsillos de su chaqueta – Y, por cierto, las Islas Rodas son de Grecia, no de Inglaterra – Arqueó la ceja – Ya sabes quien soy…..¿No es así? – Se cruzó de brazos- Kuratsukai….


Extras:


avatar
Salón : 3 A Dromes : 22181
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Vie Ene 05, 2018 7:42 pm

-Kiba-Hizo un leve gesto con la cabeza como si estuviera diciendo nuevamente que le era un placer conocerlo para no repetirlo, después asintió con la cabeza ante su pregunta sin mostrar algún gesto en su rostro, ni la extrañeza que actuara así porque era la reacción de cualquiera. Suponía que cada persona que conocía su lado revoltoso reaccionaria de esa manera, después de todo Lariv no era exactamente la mejor compañera para convivir en un hogar a simple vista-Gracias supongo, aunque no diría que vivo exactamente con ella..-Murmuro lo último, mirando hacia a un lado para fijarse en ciertas personas que los estaban observando, unas chicas que apartaron la vista rápidamente apenas vieron que ella los miraba “…Espero que no sean del tipo acosadora…no quiero tener problemas con nadie..” Dijo aquello, recordando a su compañera que hablaba sobre que no sabría cómo actuar si más chicas empezaran a prestarle atención a su querido héroe, para después no callarse hablando sobre el tipo de admiradora que era, y que ella se consideraba una muy sana.

Cuando volvió a mirar al albino noto como este al parecer también había notado que los estaban mirando, claro, desde otro lugar y aquello le hizo soltar un leve suspiro, su paciencia no se agotaba tan rápido, sin embargo, la situación no le dejaba de resultar incomoda porque los ajenos no podían dejar ser mas obvios de lo que ya aparentaban-Claro~ -Contesto, asintiendo nuevamente con la cabeza, siguiéndolo en lo que caminaba un paso más atrás apropósito mientras iba observando el lugar con mucho cuidado, pero sin ser obvia. Era de esperarse que siempre se estaba fijando en su ambiente aun si fuera el mas pacifico, el mundo le era algo totalmente desconocido, y aunque sabia que no todos eran exactamente sus enemigos, prefería estar alerta por si acaso, agregando que, si la bufona se le ocurría aparecer de la nada, rápidamente iba a tener que ir se a un lugar mas desolado para que esta no hiciera ninguna idiotez. No, no lo había hecho hasta al momento, e inclusive parecía que le gustaba aparecer cuando estaban solamente las dos o eso quería pensar, no obstante, desde que se rio estando en presencia de tanta gente que no conocía y en el peor momento, entendió que no era bueno fiarse de ella ni por si acaso.

Negó con la cabeza ante si eran familiares, no podía mentirle en aquello porque estaba segura de que el albino sabía sobre su compañera y tal vez mas que ella “Después de todo… Lariv me dijo que Viral fue quien la saco de un aparente encierro, dudo que su hermano pequeño no sepa eso..” Comento para sí misma, estaba segura de que mentirle a quien podría ser su posible jefe, no sería buena idea y más si él sospechaba de ella “Es como una prueba de confianza…” Sugirió con cierto disgusto, aquello significaban preguntas sin parar aunque con lo poco de información que le había dado hasta ahora, suponía que quizás ya lo sabía, después de todo Fox, le había demostrado ser bastante ingenioso-Nada de eso, diría que es un asunto un poco mas enredoso que ser familia en si….Es complicado-Termino por decir, dejándose guiar. Entre todo lo que pudo ver del instituto, lo que mas le interesaba saber porque no sabía su ubicación con exactitud era la cafetería y la enfermería, lugares que suponía que iba a terminar recurriendo muy seguidos en conjunto con la biblioteca si quería información que posiblemente no pudiera darle la loba por cualquier motivo si es que no le apetecía saber la versión de la misma y mas le interesaba la de los libros.

Cuando termino el recorrido, y suponía que ya irían de regreso, escucho al contrario hablar. Le quedo mirando con tranquilidad, no porque supiera que le fuera decir, podría hacerse ideas de lo que sea que fuera a sugerirle en ese instante como que faltara un lugar del instituto o que tal vez, lo que estaba esperando hace rato, saber cual era el objetivo de hacerse el amable y hablarle obviamente-Me consta...-Respondió a tanto a lo de las islas como lo a lo de que Lariv no tenia familiares, lo sabía, ella misma le había contado que su querido hero había matado a la mayoría y que eso, no le hacia exactamente feliz, pero que si le había quitado un gran peso de encima sin querer por ciertos problemas que tenia con ellos.

Sonrió ligeramente al escucharle decir su apodo en modo de respuesta, ahí estaba el tono de voz que conocía, aquel que reconocía y con el cual se había dirigido a ella en mas de una ocasión “Supongo que era mas agradable con el otro…” Se guardo el comentario para si misma, le era una pena ver que el tiempo de ser amable había acabado, aunque por parte de ella seguiría siendo igual, no había sido exactamente amable, sino respetuosa porque esas eran sus enseñanzas y así seguiría-Ghost Fox..-Y esta vez no encontró la necesidad de hacer una énfasis en su apodo, no hacía falta porque ya había descubierto que era un zorro sin querer, y ahora sabía que también era cercano a su compañera “Por suerte entre a los mandamientos…” Si, y eso lo decía porque seguramente Lariv en algún momento habría abierto la boca ante aquellos hermanos diciéndole lo que sabía de ella o tal vez no, pero algo le decía que si no lo conocía en tal lugar abierto o en el instituto lo terminaría conociendo igual- Me preguntaba cuanto tiempo mas ibas a seguir…confirmándolo-Su sonrisa había desaparecido después de haber pronunciado su apodo. Ahora estaba tan calmada como siempre, y quizás hasta algo fría-¿O acaso estabas comprobando algo..?-Aquello lo decía para saber si estaba probandola de alguna manera, cosa que tampoco le extrañaría, la Meshitsukai era un ser desconocido para este mundo y para cualquiera, pues no solía dar información real sobre ella misma. Ni la misma Lariv sabia la razón exacta de porque parecía que se iba a desvanecer en ciertas ocasiones, cuando la razón era algo tan simple.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Vie Ene 05, 2018 7:42 pm

Durante una brevedad de tiempo, el chico abrió un poco más los ojos que le miraban de reojo al verle sonreír pues, desde que llegó y durante toda la clase…Estaba seguro de que en ningún momento la había visto sonreír o si quiera cambiar la expresión neutra de su rostro, incluso podría jurar qué durante todo su encuentro hace un par de noches, debajo de su máscara, no hubo expresión facial alguna qué ocultar. Aunque bueno, no tardó demasiado en volver a neutralizar su propia expresión, volviendo a guardar esa pequeña sorpresa para sus adentros. Aquello le confirmó del todo que era ella la enmascarada que permaneció como piedra en sus zapatos durante toda la misión de búsqueda de los cristales negros. Sus palabras y murmullos, ya para este punto incluso llegaban a sobrar, ambos estaban más que enterados acerca de las identidades del otro. Realmente no llegaba a terminar de entender si ese paso había sido una ventaja para su persona o una desventaja, pues, aunque descubriera como luce sin su máscara y su traje blanco, ella también ahora sabía como lucía él fuera de sus atuendos, cosa qué pocos de sus hombres sabían y realmente llegaba a ser algo que los únicos aliados que podía asegurar que conocían esa forma, eran el resto de los mandamientos.

El albino se le quedó mirando, cruzado de brazo y recargando su peso sobre la pierna derecha – Pues…. – Miró al cielo, como si estuviese pensativo, pensando en qué responder, aunque obviamente ya sabía que decir – Quería asegurarme completamente de qué eras quien creía. Dejarlo pasar te hubiera dejado saber quien era yo sin yo poder asegurar quien eras…..Y si no resultabas ser la encapuchada, hubiera dejado a una chica nueva en una incómoda situación que luego muchos usarían para tomarme el pelo y hablar más sobre mi – Se encogió sobre hombros, hablando con sinceridad. Aunque tampoco podía decir que fue totalmente honesto….pues debía admitir que tenía la duda de si la chica ya había empezado a sospechar de él o no, algo que para su grata sorpresa, si ocurrió y le confirmaba que su decisión de aliarla a los mandamientos, iba por buen camino – Eso. Y…que realmente la idea de que fueras a este instituto me echaba bastante para atrás. Supongo que es difícil ver a una persona capaz de matar tanto en una escuela fingiendo ser normal…¿O no te pasó conmigo? – Estaba seguro de ello. Sería difícil relacionar la imagen del líder de los mandamientos a la de un chico cualquiera de tercer año, aparentemente popular entre los estudiantes y dispuesto a dar un recorrido a la nueva….Una buena fachada bien hecha que, de todas formas, se le había ido abajo con relativa facilidad ante la chica de mechones rojizos.

La oreja de Kiba volvió a moverse un poco hacia el costado, escuchando un par de pasos ahí por la cercanía, a lo que, instintivamente, el chico sujetó la muñeca de Laina para moverse junto a ella tras un pilar justo cuando un inspector del instituto pasó caminando por ahí – Okay…. – Dijo observándole de reojo y con cuidado en lo que le soltaba – Me encantaría quedarme aquí afuera para no tener que aguantar más rumores ridículos de como intento ganar tu atención….Peeero, será muy problemático si nos envían a detención o algo por el estilo. Y si escuchan los rumores….peor – Suspiró pesadamente. De nuevo, le hizo un gesto moviendo la cabeza para que avanzara junto a él, en lo que ponía sus manos en los bolsillos – Si preguntan, deberían quedarse tranquilos con que…. – Tardó unos segundos en procesar como continuar la frase, pues se dio cuenta de que hiciera lo que hiciera…no se iban a calmar – deberían insistir menos…- Se autocorrigió – con la excusa de qué me atrasé enseñándote los sitios de la escuela – Era lo mejor que tenían, y aún así seguramente no les iba a creer del todo. Aunque eventualmente tendrían que hacerlo, ya qué lo más probable es que de ahora en adelante, no se hablaran tanto como en un inicio – Por cierto…Aquí no tienes necesidad de actuar conmigo como si fuera Ghost Fox – Le observó de reojo – Tan solo ignórame como al resto de los estudiantes – Bromeó con cierto tono sarcástico, ya llegando al aula de clases que ellos tenían, aunque no parecía que hubiera mucho ruido por allí…directamente, parecía estar completamente silencioso, y aparentemente eso no sorprendía en lo absoluto al albino. Cuando pasaron por al lado del aula, uno podría notar que la puerta estaba cerrada con llave, más Kiba pareció pasar de largo - ¿Hm? – Se volteó a ver a Laina – Ah, claro, se me olvidó decirte. Ahora tenemos otra clase, pero para esta debemos ir a una sala en específico – Y haciéndole otro gesto para que le siguiera, el chico se dirigió por unas escaleras que habían un poco más adelante.

No tuvieron que caminar mucho más por el pasillo hasta llegar a otra de las tantas salas de la escuela, en donde Kiba se detendría y esperaría a que Laina llegase a su lado para tocar la puerta. Entonces, se escucharía un “Pasen” del profesor allí presente, a lo que el chico abriría la puerta, dejando ver a los varios estudiantes del curso al que pertenecían sentados en distintos computadores, como era de esperar en la clase de computación. Entre tantos que los miraban, algunos de los chicos miraban un tanto resentidos a Kiba, otro par de chicas miraba un tanto envidiosas a Laina, mientras una minoría se concentraba en hacer lo que sea que el profesor les hubiera dejado como tarea…..o por lo menos lo fingían mientras se metían escondidas a Facebook o Youtube - ¿Cuáles horas son estas de llegar, Kiba? ¿Quién es ella? – Preguntó el profesor – Es Laina, la compañera nueva. Estaba mostrándole los alrededores de la escuela y se nos hizo un poco tarde…. – El profesor suspiró y con un gesto con la mano, les indicó que entrasen – Enséñale sus puestos y hagan lo que dice la pizarra – Se limitó a decir el profesor sentado en su computador antes de volver a lo que sea que estuviera haciendo. Kiba entonces se encaminó hacia su pc, indicándole a Laina que el pc que le tocaría usar era el que estaba al lado suyo – Los puestos del aula anterior son los mismos que se usan aquí, por si te lo preguntas… - Dijo mientras movía la silla para sentarse y prendía el pc.


Extras:


avatar
Salón : 3 A Dromes : 22181
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Vie Ene 05, 2018 7:43 pm

Se tapo la boca un instante como reacción para no reírse, aunque podría decirse que se le había escapado otra sonrisa más sincera que la anterior solo porque la idea de alguien que la había amenazado a muerte ahora le preocupaba lo que pudieran decir de él por incomodar a una chica nueva. Entendía la situación, vaya que lo hacía, no había pasado exactamente mucho tiempo en el lugar, pero lo que había estado era suficiente para saber que cada rumor podría volverse muy molesto-No hubieras pasado mucho tiempo sin saberlo de todas maneras-Era de esperarse que la Meshitsukai no quería problemas, y si eso incluía no ocultarle su identidad a quien era como su jefe en estos instantes pues no lo haría, aunque a decir verdad no lo encontraba la gran cosa, tal vez un peligro si fuera un enemigo o se volviera uno pero nada de momento por lo que tuviera que preocuparse-Hm…no exactamente, estoy algo acostumbrada aquello…creo que el hecho de que llegáramos a estar en el mismo salón y nos sentáramos juntos me hacia pensar que no era posible porque…No es algo que pase todos los días-Ahora era ella quien encogía los hombros, ¿Qué podía decir? Tal vez que, si él la hubiera ignorado no habría sospechado en primer lugar que era el mandamiento del dolor o al menos tendría sus sospechas pero nada acertado, es más, él al decir su apodo le confirmo recién con toda seguridad que Ghost Fox porque no le había dado ese nombre a nadie hasta ahora, el único que lo sabía era el encapuchado de negro que se encontró en los templos de los Testigos.

Sin duda la chica de mechones rojos escucho los pasos, aquello le hacia entender que tal vez debería tener cuidado con lo que decía, pues obviamente no quería que nadie la escuchara, ni a su compañero, sin embargo, no previo que la tomara de la nada para ocultarla detrás de un pilar. Ciertamente, aun no conocía suficiente de institutos, colegio lo que fueran “Ahora que lo pienso...ya tocaron el timbre” Con eso llego el recuerdo de Lariv diciéndole que aquel sonido era el aviso de salida y entrada a las aulas “Entonces el receso ya termino…” Siguió diciéndose para sí misma, escuchando lo que tenia que decir el contrario nuevamente “¿Detención?” Claro, no iba a preguntar nada al respecto. No porque le diera vergüenza ni nada, solo no quería quedar como idiota frente al chico “Creo que deberé llenar de preguntas a Lariv nuevamente” Aquella idea no le agradaba, no siempre podría entender toodo lo que le decía y el tener que absorber tanta información tan seguido estaba comenzando agotarle mentalmente “Este mundo tiene demasiadas diferencias con el mío” Y de repente un pequeño sentimiento de ansiedad le volvió a invadir el pecho. Su mundo, quería saber tan desesperadamente como estaba, al menos eso para tranquilizarse, pero no debía pensar en aquello, la harían actuar de una manera muy estúpida si lo hacía.

Lo siguió nuevamente en silencio, y ya sentía que podría irse acostumbrado a tal cosa de momento, al parecer iba hacer el guía de su camino por bastante tiempo el cual iba a tener que aguantar con mucha mas paciencia que la que necesitaría para soportar a todo el inmaduro instituto-Dudo que me dejen ignorarte-Bromeo igualmente, aunque la diferencia estaba en que lo que había dicho podía tener cierta grado de verdad, pues a pesar de que no le había hablado mucho a Kiba, ya estaban intentando hacer que se ¿Llevaran bien? No, no exactamente, si no que intentar hacer que funcionaran como pareja antes de siquiera conocerse bien.

Cuando creyó que habían llegado al lugar indicado se extrañó, el lugar estaba silencioso a lo esperado y aunque no había dejado de caminar porque no vio que su guía tuviera las intenciones de hacerlo, la azabache no podía dejar de mirar hacia atrás preguntándose a donde ibas y si acaso esa no era el aula en la que habían estado antes. La voz de chico que mirara hacia adelante escuchando su explicación que la había dejado un poco confundida “¿Una sala especifica? ¿Por qué?” Intento pensar en las razones, y aunque había que le decían el porqué, no podía dejar de seguir preguntándose cual era razón en esta ocasión y si le traería algún problema.

Ya al llegar a la sala dejo que el zorro hablara, mientras que al pasar al frente del profesor hizo un simple gesto con la cabeza para saludar y después pasar de largo junto con su compañero, ignorando lo que sea que fueran a decir el resto del curso o estuvieran haciendo, no le importaba, lo que le preocupaba eran las maquinitas que tenían delante de ellos “¿Computadores creo se llamaban..?” Empezó a sentirse algo insegura, diciéndose así misma que tal vez no había sido buena idea que entrara al instituto tan pronto si había cosas que aún no entendía, pero la loba no dejaba de insistirle en que si no iba no aprendería nunca lo que necesitaba saber.

Se sentó frente al pc que le tocaba y miro de reojo al contrario para imitarlo, con solo verlo le basto para recordar a Lariv enseñándole lo mismo, no obstante, su problema no estaba en encender el aparato, si no en usarlo-…-Se quedo mirándolo por unos segundos, luego la pizarra y sintió que se le revolvía algo el estómago. Mas de alguna vez había hecho que uno de esos aparatitos extraños explotara sin querer por olvidar que allí las cosas no se utilizaban con magia, por lo que esta vez mantendría sus manos alejadas de todo el ser del aparato, eso, eso sí le daría vergüenza si había mucha gente a su alrededor aun si supiera disimularlo bien, nadie le quitaría el sentimiento interno.

Pasaron tal vez cinco minutos antes de que se levantara de su puesto, fuera a donde el profesor y le pidiera permiso para irse a la enfermería el cual asintió con la cabeza, extrañado. La chica se había ido sin decir nada y en todo momento había estado ahí tan neutra como de costumbre mirando la pantalla hasta que se decidió, no iba a pasar la clase en ese lugar. Antes de ir a la enfermería se pasó por la cafetería para pedir un pequeño dulce o algo para después y se encamino al lugar que había dicho que iría. Curiosamente estaba vacío y no sabía si debía quedarse ahí hasta que tocaran el timbre nuevamente o volver e intentar hacer algo en esa sala llena de maquinas que obviamente no sabía usar. Por primera vez tenia ganas de que la loba la acompañara, y no, no le había pedido ayuda al zorro porque tenía un estúpido orgullo que se lo impedía en ese instante y la hacia sentir mas tonta aun “Tal vez hubiera comprendido si se lo decía...” Se estaba reprochando un poco así misma, porque tampoco lo estaba intentando y se suponía que era ese el motivo por el cual iba a ese lugar.

Al final simplemente se termino sentando en una de las camas de la enfermería, mirando la golosina que se había traído consigo en las manos sin mucho interés, en lo que el pasar de los minutos se le hacia lento.


Un rato después


En la sala, el profesor vio la hora, luego miro la puerta para finalmente levantarse-Kiba-Alzo la voz llamando un poco la atención de casi todos y haciendo que el murmullo típico de las salas de clases cesara un poco-¿Puede ir a ver si su compañera está bien?, tal vez se haya perdido en el camino al ser la nueva-Anuncio con cierta amabilidad y tono de preocupación, después de todo era la nueva y aunque no estaba informado de esta, tampoco tenia ni idea si sufría o no alguna enfermedad para que al poco tiempo de entrar a sala le pidiera ir a la enfermería.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Vie Ene 05, 2018 10:29 pm

Aquella suprimida risa no pasó inadvertida para el albino, quien no pudo negar que ese simple gesto le tomó bastante por sorpresa. Creía, de verdad, que la chica no podía reír o algo por el estilo….Pues durante toda su misión y también durante todo este día, su actitud no había hecho más que demostrar una total indiferencia y seriedad que incluso le llegaba a recordar a él actuando comúnmente. Durante una brevedad de instantes, aquella simple sorpresa incluso le llegó a atontar…a lo que cerró los ojos y agitó un poco la cabeza para volver en sí. Aunque no lo quisiera, ni lo fuera admitir….le pareció que tenía una, ¿Linda risa….? Como sea, de todas formas era probable que no la fuese a escuchar seguido precisamente – Si….tienes razón. Cuantas probabilidades habían de que si quiera el tipo enmascarado estuviera en la misma ciudad que tú para acabar sentado contigo – Comentó de forma sarcástica antes de continuar su recorrido hacia las salas de computación con la chica nueva acompañándole, siguiéndole el paso.

Definitivamente sus compañeros no iban a permitir a la chica de cabellos negros y rojizos que el asunto con él simplemente desapareciera. Sabía que, aunque ahora empezaran a tener la distancia que hubiera mantenido con cualquier otro compañero de su clase, tal y como pensaba hacer, el rumor de que algo había sucedido con el albino y la azabache no iba a desaparecer hasta dentro de un buen tiempo o, hasta que otro rumor aún mayor llegase a opacarlo. Todo ello no pudo estar más claro cuando, al momento de entrar a la sala de computación, casi todas las miradas de los presentes se concentraron en ambos, la mayoría principalmente enfadadas, curiosas y probablemente haciendo suposiciones de qué habían estado haciendo el rato que ninguno de los dos aparecía en la sala de clases. Ya sabía que, como era habitual entre chicos de esta edad, iban a apuntar por las teorías más estúpidas, ridículas y exageradas. De hecho Kiba ya incluso trataba de prepararse mentalmente para los rumores que se vendrían más tarde acerca de por qué de la nada dejó de hablarle…..Bah, mejor ni quería pensar en eso ahora, que aún tenía un par de días antes de que esos rumores iniciaran y no quería romperse la cabeza con aquellos pensamientos que solo ayudarían a ir cavando un poco más en su paciencia.

Ya en su puesto, esperaría a que su PC prendiera, pues el mismo no era precisamente rápido, al igual que los demás. Antes de comenzar a abrir los programas que estaban indicados ahí en la pizarra, observaría de reojo a su compañera, quien le pareció estar aparentemente incómoda o algo así, como si no le agradase la situación. ¿Por qué? No tenía idea, pero si decidía no abrir la boca al respecto….su problema terminaría siendo únicamente de ella. Así como así, siguió con lo suyo, aunque siempre pendiente de si la chica a su lado decidía preguntar o hablar sobre lo que sea, cosa que en todo el corto tiempo que duraron en la clase, simplemente no pasó. Muy al contrario, la joven prefirió irse a la enfermería por vete tú a saber qué, pero a ojos del zorro….es que ella no tenía nada y solo se quería ir. Le era obvio, ¿Qué le pudo haber surgido en tan solo 5 minutos, de la nada? No tenía idea. De reojo, el albino vería la pantalla de la pc de su compañera….notando que no había hecho absolutamente nada, extrañándose un poco y sacando sus propias conclusiones - … - Lo apagó, antes de continuar con sus propias labores – Psst, hey….. Hey. Vamos, no seas gruñón, cuenta que pasó. ¿Te la levantaste? ¿O los demás aún tenemos oportunidades? – Decía el compañero que tenía a un costado, riendo en voz baja mientras observaba al albino. Kiba, simplemente cerró los ojos, soltó un profundo suspiro y se volteó a verle con una clara e indiferente expresión de “Ya cierra la boca”, antes de volver a ver su pantalla – Profesor, Takumi está viendo porno – Soltó en voz alta. Muchos se detuvieron de golpe, mirando al chico - ¿Qué? – Rió – Yo no estoy…. ¡¿QUE MIERDA?! PROFESOR, LE JURO QUE YO…. – Sus compañeros de banco, quienes le abrieron esas páginas cuando no veía, estallaron en risas al igual que casi el resto de la clase. Claro que su profesor no reaccionó igual e inmediatamente lo echó a detención.

Un rato después…

Kiba no había tardado demasiado en terminar los deberes del día, más el aburrimiento que le llevaba el no tener mucho más que hacer en ese lugar, le hacía simplemente borrar su progreso e iniciar otra vez un par de veces para poder tener algo con qué distraerse constantemente. Por lo menos, así se estuvo entreteniendo durante unos minutos, hasta que la voz del profesor pronunció su nombre - ¿Hm? – Alzó la cabeza para ver al profesor con las orejas estiradas para escucharle – Claro, vuelvo en un rato – Respondió tranquilo y neutral en lo que dejaba la pantalla de su computador apagada y se levantaba de la silla - ¿Y POR QUÉ ÉL? ¿NO PUEDE IR OTRO? – Reclamó otro alumno que bien reconocía su voz con lo que había dicho antes. Aquel comentario hizo a Kiba rodar los ojos y qué, mientras se encaminaba a la salida, se detuviera junto a él durante unos instantes – Quizá….porque yo “No voy abriendo la boca para decir idioteces cada vez que puedo” – Se burló, citando las mismas palabras con las qué Laina le había humillado la clase anterior, causando que algunos de los compañeros y especialmente compañeras allí empezaran a reír o echar leña al fuego con el típico “OOOOOH”, algo que Kiba ignoró para simplemente salir por la puerta del aula con las manos en los bolsillos mientras el pobre chico intentaba ignorar las burlas que recibía. Todos sabían lo callado que Kiba era, lo calmado que actuaba y como podía llegar a pasar completamente inadvertido por lo muy sereno que resultaba. Sin embargo, algo que la gente había aprendido a entender también era qué, cada vez que Kiba abría la boca para cerrar la de alguien más, lo lograba. Y ni hablar tampoco de como era cuando las agresiones dejaban de ser verbales y pasaban a ser físicas….Ya había pasado que un par de chicos celosos por la atención que Kiba se llevaba pensaron que podrían darle una lección. Pésimo error. Allí descubrieron que, a pesar de ser cerebrito, no carece de buen físico.

El chico apenas salió, fue directo en dirección hacia donde se hallaba la enfermería, bajando las escaleras y caminando por unos cuantos pasillos quizá un tanto enredados. Aunque se supone que sabía en donde estaba, el albino estuvo todo el tiempo atento a sus sentidos, procurando que el camino a la enfermería era el mismo rastro qué su aroma había dejado. En cierto punto esto pareció no ser así, pues hubo una brevedad de tiempo en donde su aroma pareció haberse desviado tal y como creía que la chica haría como una excusa para perder clases o algo por el estilo….pero sorprendentemente, no tardó mucho en notar que su aroma volvía en cierto punto, como si se hubiera desviado a por algo más. Le dio curiosidad, pero no le dio importancia. Después de todo, lo único de “Interés” que la chica pudiera hacer era lo que se relacionase a los mandamientos…..cosa que sabía, le reportaría todo. ¿Porqué? Porque era su única carta para poder llevarla a su mundo.

- ¿Hola? - Preguntó el chico una vez llegó y se plantó de pie frente a la puerta de la enfermería de la escuela, tocando la puerta para acto seguido, abrirla un poco y asomar la cabeza - ¿De casualidad, se encuentra una estudiante nueva aquí dentro? ¿Laina Grey?
avatar
Salón : 3 A Dromes : 22181
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Sáb Ene 06, 2018 12:27 am

El dulce que había traído consigo no eran mas que un brownie de chocolate algo grande. No había ni siquiera mirado bien todo lo que pudo haber escogido del lugar, simplemente saco lo más cercano que tenía, después de todo, no importaba que comiese, nada la hacía sentir exactamente con ganas de seguir comiendo aparte de unas ciertas galletas que había probado hace mucho tiempo, sin embargo, había olvidado el sabor con exactitud y no recordaba de que eran, había pasado demasiado tiempo, ni tampoco podía decidir si comer o no comida mundana, no le quedaba más opción, solo hacía falta verse así misma para ver que su cuerpo nuevamente le estaba pidiendo alimento. Veía sus manos parecer que se iba a desvanecer, y cuando pasaba aquello también sentía como el tacto de lo que tenía en las manos se sintiera más extraño, más frio o quizás más áspero, incluso le dio la impresión de que casi se le iba a caer el dulce que tenía en las manos porque literalmente era como que se desvanecía de ese mundo unos segundos.

No se acostumbraba, dudaba hacerlo algún día, pero en el tiempo que llevaba en ese lugar no se acostumbraba a un horario de comida, ni en comer en sí. No le era molesto por suerte pero si sentía que cuando lo hacía era por hacerlo, ya que realmente no sentía el hambre como lo hacían cada uno de los seres que la rodeaban a diario, y aquello lo comprendió cuando Lariv le explico lo que sentía ella cuando tenía mucha hambre…no se acercaba ni por si acaso a lo de ella. Debilidad tan grande, casi sentía que no podía mover todo su cuerpo a la vez.

Le dio un pequeño mordisco al bizcocho y sin mucho gusto comenzó a masticar “Lariv dijo que el chocolate era algo que le gustaba a la mayoría...pero sigo sin encontrarle lo adictivo a esta cosa” Se decía así misma mientras seguía masticando con los ojos cerrados hasta que escucho la puerta de la enfermería abrirse. No pensaba pararse haber quien era, y tampoco encontró la necesidad porque la persona que acababa de entrar se le puso enfrente-Oh, vaya.. ¿Estas bien pequeña?-Laina alzo una ceja preguntándose quien era ella, pero tuvo que juzgarla por la vestimentas “Bata blanca…termómetro en el bolsillo, la enfermera..” Por suerte si sabia aquello-Nada grave…solo se me baja el azúcar a veces..y preferí venir a este lugar por si acaso-Respondió, intentando sonar lo mas amable y delicada posible-¡Oh! Vamos a revisar cuando te termines ese dulce si ya estas mejor, hay que confirmar si todo esta en orden ¿Te parece?-La señora que parecía de avanzada edad le sonrió y la azabache solo se limito a asentir con la cabeza para volver a darle otra mordida a su bizcocho. Sonreír era algo que no hacia por cortesía, de hecho no lo hacia casi nunca y la mayoría de las veces que lo hacia era porque se le escapaban.

Al terminarse aquel dulce que tenia en sus manos, sacudió la falda que llevaba para limpiarla de los residuos que habían quedado sobre esta y luego busco la mirada de la enfermera que había estado buscando unos papeles al parecer-Ejem..-Hizo como si se estuviera aclarando la garganta para llamar su atención, lo cual sirvió “Que bueno que no es sorda..” Si, era un comentario algo antipático, pero verla los 15 minutos buscando unos papeles incluso bajo las camas le había hecho pensar que la memoria tal vez no era lo único que podría fallarle, y si no le había ayudado era porque la misma señora no la había dejado.

-Bien, ¿Cómo te llamas?-Suspiro levemente, no quería mas interrogatorios, tenia suficientes por hoy. Primero en la dirección lleno de papeles que ya había rellenado un par de veces pero que nuevamente le habían hecho rellenar para quien sabe que y lo que había pasado después con el zorro-Laina Grey-Contesto algo cortante haciendo que la mayor le mirara con una cara algo sorprendida, pero dejándolo pasar-¿Qué curso vas?-Hizo como que estaba pensando un poco la respuesta-Tercero A-La enfermera estaba anotando algunos datos en un papel-Bien, extiende la mano por favor-Hablo nuevamente para sacar algo de una de los tantos muebles, era otra de esas maquinitas extrañas de este mundo que por suerte ya conocía, no iba a estar diciendo cosas por ahí sin haber averiguado antes que procedimiento le harían por decirlo.

Extendio la mano tal como se lo pidieron y la enfermera primero le limpio el dedo con un algodón mojado en alcohol antes de acercarle la maquina para hacerle una pequeña herida en uno de sus dedos, luego puso el poco de sangre que salió en un pequeño metal y se alejo con este para ver el resultado con la maquina aunque noto que no le prestó atención aquello, prefirió ir sacar una curita y pasársela a la Meshitsukai que hizo un gesto con la cabeza para decir gracias. Se iba a sentar pero la voz de alguien que conocía muy bien la chica la interrumpió-Hola jovencito, si esta sentada en esa camilla-Contesto la señora con su tono de amabilidad, acercándose a la puerta para indicarle con la mano antes de que se escuchara un pequeño pitido que hizo a la enfermera soltar unas extrañas risas que salieron de la nada-Denme un momento, vuelvo de inmediato.. me están llamando-Anuncio dándole unos golpecitos en el hombro a Kiba antes de salir por la puerta y cerrarla, mientras Laina se levantaba para ver el resultado en el aparato por si acaso “Nada anormal por suerte..” Se dijo así misma para luego ver al albino con extrañeza-….¿Te mandaron a buscarme?-No sentía la necesidad ni siquiera de consultarlo, para ella era bastante obvio que sí, sino ¿Por qué habría venido? Dudaba que se preocupara exactamente de su salud-Lamento las molestias..-Tampoco sentía la necesidad de disculparse, estaba segura de que el zorro tampoco tenia ganas de estar en clases, pero de todas maneras por costumbres lo hizo. Ya después volvió a sentarse en la camilla en silencio, debía esperar a que la enfermera terminara con el papeleo.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Sáb Ene 06, 2018 7:37 am

El joven asintió con la cabeza en una señal de “Gracias” a la enfermera cuando le confirmó que su compañera se encontraba allí. Hasta allí, todo iba bien, normal, hasta que unas extrañas risas que no supo de donde precisamente venían le dio un escalofrío….Era la segunda vez que pasaba, siendo aquello totalmente extraño en ambas ocasiones. La primera vez ocurrió en medio de una de sus tantas misiones, precisamente cuando había acorralado por última vez a Laina o Kuratsukai. La segunda, de hecho, ahora que iba a verla a la enfermería….Lo que le llamaba la atención es que en ambas ocasiones, ni sus sensibles oídos fueron capaces de percibir de dónde venía aquel sonido. Más extraño aún era la idea de que quien sea que emitiera esa voz, debía de estar constantemente cerca de la azabache, quizá como un ser que se mantenía cerca o por obligación o por diversión, pero que en ambos casos….tampoco aparentaba del todo lo que quería, pues simplemente no hacía nada en ninguna de las dos situaciones. Kiba decidió, por el momento, simplemente ignorarlo y dejarlo pasar incluso aunque tuviera el pésimo sentimiento de saber que tiene a alguien o algo alrededor capaz de observarlo gratuitamente sin él ser capaz de visualizarle.

Una vez el pitido sonó y la enfermera le dijo que esperara, el chico asintió nuevamente con la cabeza – Claro, no hay problema – Alcanzó a decir antes de que la misma se fuera. Soltaría un profundo suspiro y se cruzaría de brazos mientras apoyaba su espalda contra la pared a su lado y cerraba los ojos. Realmente no le molestara lo que sea que se demorase, pues cada instante ahí le era un instante menos rodeado de sus compañeros que, cada día de la semana, cavaban un poco más en lo que es su paciencia - ¿Hm? – Cuando escuchó pasos, volteó y pudo ver a Laina, quien atinó directamente con el por qué había llegado a esa habitación en primer lugar – Mmhm – Confirmó en primer lugar – Al profesor le dio algo de miedo que tardaras tanto y me mandó a ver que no te habías perdido o que seguías viva – A veces sus profesores eran, según él, demasiado paranoicos en esos sentidos y se demostraba cuando suponían lo peor cada vez que alguien no iba a clases cuando por experiencia podía decir que en la mayoría de los casos, simplemente se trata de que uno no quiere ir a clases - ¿Qué? Bah…No te preocupes, no importa – Respondió con la ceja arqueada y una expresión que decía claramente que aquella disculpa con él, era totalmente innecesaria – Cualquier excusa para salir de clases es bienvenida. La tuya fue buena, no se que le dijiste a la enfermera para poder quedarte tanto rato aquí – Dijo aclarando qué sabía a la perfección que lo de la chica también debió de haber sido una excusa para no estar en esa sala llena de computadores. Lo único que le faltaba saber era el “Porqué” tenía tantas ganas de irse, aunque suponía que ya acabaría encontrando la razón con el tiempo.

La enfermera parecía tardar un rato, lo que aunque era bueno porque eso le impedía irse, también le dejaba allí un tanto aburrido, por lo menos en la sala tenía algo que hacer. Sin embargo, en aquella situación, recordó esa extraña sensación que había tenido y que no le había acabado de gustar – Oye Laina… - Dijo con la mirada por la ventana, un poco pensativo – Cuando te encontré, pudimos escuchar ambos unas….risas. ¿Verdad? – Las que podía presumir, eran las mismas risas que había escuchado recientemente. Quien sea que las provocara, no podía evitar sentir que le daba mala espina - ¿Son de una criatura que te sigue o algo por el estilo……? – Le miró de reojo. La primera vez la pudo dejar pasar más que la segunda, y ni hablar si llegaba una tercera. No era precisamente el tipo de persona que creía demasiado en las coincidencias y si alguna vez consideraba esa posibilidad, era solo en un caso, nunca en dos - ….¿La escuchaste por aquí? – Intentó averiguar, si es que había sido quizá una paranoia suya o algo por el estilo. Después de todo, también era posible que simplemente estuviera muy cansado y eso le hiciera pensar en demasiadas estupideces o bien, le hiciera exagerar.


Cerró los ojos y agitó la cabeza a los lados, como negando lo que él mismo acababa de decir – Nah, olvídalo. Son estupideces mías, supongo – O, mejor dicho, era lo que esperaba. Pues de no ser ese el caso, habría otro ser por allí suelto que quizá conocía su identidad y a quien Kiba jamás había logrado llegar a ver ni por asomo si quiera, algo que demostró que le incomoda en cuanto se vio como intentó tanto comprobar si Laina era o no la encapuchada de la noche anterior – Como sea…. ¿Te encuentras “Mejor”? – Ladeó de lado la cabeza, observando a la chica - ¿Crees poder volver a clase, o prefieres aparentar para no ir un rato más? – Miró a un costado de la pared en donde colgaba un reloj, acercándose un poco para ver la hora - …Tampoco es que nos quede mucho rato de clase. Ya a estas alturas podrías quedarte fingiendo que haces algo y esperar a que la clase termine, como hacen casi todos – Nuevamente se volteó hacia ella, colocando ambas manos en el interior de los bolsillos de la chaqueta negra que llevaba – Pero te advierto desde ya que no podrás ignorar las computadoras por el resto de tu vida por más que te desagraden. Deberías de solucionar ese problema, pero bueno….tú decisión – Se encogió de hombros. Aquella haría lo que mejor le pareciera y ya, Kiba no tenía ni por donde interesarse ni por donde interferir. Tan solo le daba un poco de curiosidad el por qué la chica no quería acercarse ni tocar aquellas cosas como para llegar a no hacer nada en toda la clase, ya había visto en mate que incluso cuando sabe hacer las cosas a la perfección y no es necesario que las haga, las hace….”Cosas de ella” Pensaba constantemente para sí mismo en relación a ello.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 22181
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Sáb Ene 06, 2018 12:57 pm

Por parte de la azabache, ella prefería ignorar cada sonido extraño que escuchaba y sabía que provenía de la bufona, si le prestaba demasiada atención solo haría que se volviera mas molesta y hasta podría llegar a “invocarla” cosa que nunca quería, y mucho menos en este preciso momento cuando estaba con el zorro. Si le explicaba que era o quien era la que producía esos sonidos, temía que empezara a desconfiar de ella o que en el peor de los casos que pensara que esa cosa (pues para Laina eso era la bufona, una cosa no un ser vivo (?)) le causaría problemas a ambos en cualquier misión, y como sabia que al contrario no le gustaban los intrusos, sentía que podía llegar apostar a que era capaz de romper el acuerdo o al menos darle algún tipo de problema, pues, aunque le encantaría confirmar que Spill no se metería de por medio ni por si acaso, sabía que no iba a ser posible solamente por un hecho, ella era totalmente impredecible. La Meshitsukai lo sabía muy bien, la chica comodín era conocida por ayudar a los reyes y a veces fingir ayudarlos, extendía la mano y en otras te apuñalaba, podría ser toda una bendición o una maldición si ella lo quería y se había encargado de demostrárselo en cada mísero día que pasaba en ese lugar con sus burlas, con sus palabras y acciones. Al menos le aliviaba que había dejado de aparecer tan seguido, pero por otra parte también le preocupaba, ya que eso también podría llegar a ser un indicio de que algo ocurría en su mundo y si era así, en aquel instante sentía que estaba perdiendo el tiempo, en ese cuarto, en ese instituto…en ese mundo.

El comentario de lo que supuestamente el profesor pensaba le hizo sentir que se le revolvía un poco el estómago, estaba demás pensar que lo decía en serio pero el simple comentario le había hecho pensar que tal vez, solo tal vez el profesor pudo haber visto su cuerpo algo extraño “Espero que no haya visto nada…” Si había visto algo, si alguien se enteraba, a dios no quería ni pensar en la posibilidad de tener que eliminar a alguien del instituto, prefería pensar que estaba paranoica y que realmente no había visto nada, y aun si la había visto seguramente pensarían que habían visto mal por lo que no tenia que preocuparse...o de eso quería convencerse.

-No estaba cuando llegue, así que para ella solo he estado…no mas de ¿20 minutos tal vez?-Encogió los hombros sin darle mucha importancia a lo que acababa de ocurrir, no le interesaba porque no estaba y es más, prefería que no hubiese llegado de todas formas- De todas maneras no podre usar siempre la misma excusa sino traigo un expediente médico que confirme que realmente se me baja la azúcar-Y al decir aquello rodo los ojos, haciendo obvio que era una mentira, aunque suponía por las palabras del zorro que ya lo sabía de antemano.

Al escuchar su nueva pregunta al pasar de los minutos, sintió que el cuerpo se le tensaba un poco-Hm..Si-Respondió. No podía negar que en esa ocasión la había escuchado, incluso había hecho como que la buscaba con la mirada cuando realmente no le interesaba donde estaba la dueña de esa risa porque le irritaba solo verla, y en ese instante que se sentía tanta impotente no era buena idea probar su limite de paciencia, menos con la bufona-No es nada…importante-Murmuro, no era algo de lo que quisiese hablar por muchos motivos, y le hacia pensar nuevamente que gracias a ella no podía regresar con facilidad a su nación-¿Ahora..?-Pregunto como si estuviera extrañada en lo que sentía una mano el hombro por unos instantes “Debe ser una broma…” Realmente estaba intentando enfadarla, sin embargo, cuando miro de reojo sobre su hombro no vio a nadie, y la presencia que hace unos segundos había sentido en el lugar ya no estaba “¿Qué es lo que quieres..? ¿En serio no piensas mostrarte ante nadie? ¿O acaso planeas algo?” Las preguntas empezaron a invadirla al mismo tiempo que escuchaba al zorro retratarse de lo que había dicho, había perdido el interés al parecer porque no se iba a creer que pensara que se había confundido, que eran “Estupideces” de él.

-Mucho mejor-Hablo ahora con un cierto tono de broma, aunque fuera realidad lo que estaba diciendo, después de todo si había comido para dejar de sentir “hambre” por un rato. Se quedo mirándolo aun cuando lo vio moverse hacia el reloj se quedó en silencio escuchándole hablar, preguntándose si realmente era buena idea volver “No tengo ganas de hacer explotar otra de esas cosas…aunque intentar no tocarla es tan sospechoso como no usarla cuando al parecer a esta edad es lo que mas le gusta a estar ocuparlas” Era obvio al menos para la chica que el contrario se diera cuenta de que intentaba evitar las computadoras, ni siquiera la había tocado y ni tampoco había intentado abrir alguna ventana de algo ni por si acaso-Me consta, solo estaba intentando evitar…un desastre-Respondió con cierto disgusto notable y chasqueando la lengua en lo que se levantaba de la cama para dirigirse a la mesa de la enfermera, tomar la lapicera y rellenar lo ultimo que faltaba en el papel donde estaba anotando, imitando la letra de la señora de mediana edad como si le fuera poca cosa-No llevo suficiente tiempo en este lugar para saber el funcionamiento de cada cosa que crearon, y aunque algunas se parecen a la de mi mundo…la forma de manejarla es distinto-Explico en lo que terminaba de escribir, tomando la maquina y quitando el metal que indicaba el azúcar que tenía ademas de guardar la maquina donde la tenia la señora para luego dirigirse al lava manos del lugar donde limpio el metal con el agua antes de echarlo al basurero-Por lo que por meras costumbres tiendo a intentarlo de la manera que conozco y termina en…alguna especie de explosión-Dijo eso ultimo dirigiéndose a la puerta para abrirla, volviendo a mirarle con esa neutralidad tan suya, como si lo que acabara de decir fuera lo mas normal a pesar de que en el fondo sentía algo de ¿Vergüenza? No sabía como explicarlo, no obstante intentaba ignorarlo.

Había tomado una decisión para ese entonces, debía volver primero para intentarlo de nuevo con la maquina y de paso no crear mas rumores incómodos, agregando otro detalle que había olvidado hasta ahora…-Vamonos antes de que llegue la enfermera, no quiero que llamen a Lariv….estaba más eufórica que de costumbre-Suspiro al recordar lo que había pasado en la mañana en lo que estaba mirando hacia afuera de reojo, no escuchaba que nadie viniera de todas formas, pero lo hizo por si las dudas antes de salir para empezar a caminar a la sala, atenta por si el zorro tenia algo que decirle.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Sáb Ene 06, 2018 7:57 pm

Viendo como la albina decidía pasar también del tema acerca de las risas y eso, fue que el chico optó por intentar ignorarlo. Las palabras de la chica, que más que negativas eran evasivas, le hacían creer que ella podía saber algo al respecto de donde provenían, de quien provenían o lo que sea que fuera. Teniendo en cuenta que la chica venía de otro mundo, no sabía si ese algo podría bien relacionarse a una criatura perteneciente a ese universo o a otro…..Así mismo no sabía a qué reglas podría estar sujeta esa criatura -Como ya había conocido y lidiado con múltiples entidades interdimensionales, estando de hecho una de ellas aliada a los mandamientos-, por lo que decidió simplemente confiar en la decisión de la azabache. Los secretos que ella guardara, lo que sea que hiciera y con quien lo hiciera, no tenían relevancia o importancia para él. Claro, siempre y cuando no lo involucrara de ninguna forma, cosa que por la situación tan dependiente en la que la chica se encontraba, estaba seguro que respetaría y le haría mantener el margen en todo lo posible. Ya si se dan problemas más adelante, verá como solucionarlos o evitarlos….Ahora mismo, lo que tiene son solo una cosa: Paranoias.

Apenas mencionó lo de evitar hacer un desastre, su ceja se arqueó con cierta curiosidad, empezando a reforjar esa teoría suya de que la chica debía de tener serios problemas con respecto a las computadoras. En un inicio también barajaba la posibilidad de que pudiera no llevarse bien con ellas por aspectos comunes y corrientes, pero la exageración con la que parecía referirse a eso le indicaba que no, que era algo más grande y seguramente debía de relacionarse con su mundo, algo que confirmó rápidamente con sus siguientes palabras – Entiendo…. Ha de ser difícil acostumbrarse a tener los mismos objetos con distintos usos – Suspiró. Eso lo explicaba. Perder las costumbres de toda una vida nunca le resultaba fácil a nadie, la mayoría de las veces incluso sin llegar a importar lo inteligente que pudieras resultar. Lo único que no terminaba de entender, e incluso le hizo girar a otro lado con la intención de no ver a Laina directamente mientras hacía una mueca con la cara, aguantando dejar salir una sonrisa divertida, fue el tema de la explosión. ¿Cómo rayos era qué sus costumbres hacían que las computadoras que terminasen en sus manos….estallaran? Se encontraba explicaciones lógicas, como que quizá les exigía demasiado, quizá las trataba sin el suficiente cuidado, quizá le metía de sus magias o quien sabe, incluso y quizá tenía que adentrar fuego o agua en las de su mundo para hacerlas funcionar. Sin embargo, eso no terminaba de parecerle bastante gracioso…y cómico.

Cuando notó que se dirigía hacia el libro para falsificar la firma de la enfermera, el chico empezó a dirigirse a la puerta para apoyarse en el respaldo de la misma de espaldas y cruzados de brazos, con la vista en ella - ¿Más, dices? – Comentó abriendo un poco los ojos de la sorpresa – No me lo imagino – Bromeó, antes de hacerle un gesto con la cabeza para indicar que saliera de la enfermería primero. Kiba saldría detrás, cerrando la puerta y caminando en dirección al aula de computación de vuelta, el cual tenía un camino que les ayudaría a perder un ratito más de clases - ¿Qué acaso ocurrió algo con Lariv? ¿O hay una noticia que la tiene emocionad…? No, déjame adivinar – Le miró de reojo – Le emociona tu primer día de clases o algo por el estilo…. – Conociéndola, podía llegar a resultar obvio que sería algo del estilo. Después de todo, con lo enérgica que la chica resultaba, era de esperarse que se emocionara de más por los detalles tan simples como esos con quienes se podía encariñar. Y apostando como es Lariv….le costaba si quiera imaginar la posibilidad de que no desarrollara cario hacia Laina si estaba viviendo con ella y siendo su tutora…..legalmente, ya qué apostaba a que tarde o temprano sería Laina quien acabaría cuidando de la Loba Demonio, si es qué no lo estaba haciendo ya.

- Hey, Laina – Empezó de repente - ¿Qué tantos problemas tienes con las computadoras y….lo qué sea que se le parezca? ¿Demasiado? – Soltó un profundo suspiro – Durante un buen tiempo….estuve sellado. Creo haber estado encerrado en un sello por más de 1000 años….igual que Lariv, más o menos. No se si tanto como a ti, pero el cambio también resultó difícil. Por eso creo que puedo decir que te entiendo… Y que, creo poder echarte una mano – Le miró de reojo – Esta vez no es para intentar obtener algo – Se le adelantó, creyendo saber qué es lo que creería ante ese ofrecimiento – Simplemente creo que me conviene que seas capaz de pasar cada vez más inadvertida y…que sepas como moverte por este mundo – Volvió a mirar hacia enfrente – Como sea, no tienes por qué contestare ahora mismo si te lo quieres pensar. Solo una cosa más. Si aceptas, creo tener una regla que a ambos nos convendría aceptar…. – Metió ambas manos en el interior de los bolsillos de su pantalón negro en lo que subía las escaleras hacia el aula de computación – En la escuela solo responderé un par de dudas. Si quieres que te ayude como tal, será mejor hacerlo en un ciber o…..O en mi casa o en la tuya. Donde sea menos un sitio en donde compañeros de la escuela nos puedan ver. A ver si estos tipos me dan cáncer de oído o algo con todo lo que les escucho decir… - Concluyó, murmurando por lo bajo esas últimas palabras ya cuando llegaba a la sala de computación y giraba la manilla de la puerta para abrirla y dejar pasar a Laina primero – Y supongo que puedo hacer una excepción y salvarte el pellejo esta vez – Murmuró en el instante que la joven pasó frente a él a la sala, para entrar detrás de ella.

Como era de esperar, casi todos los alumnos estaban hablando o murmurando, la gran mayoría sin haber finalizado los deberes que el profesor había dejado en la pizarra aunque poco pareciera importarle – No se perdió, necesitó quedarse un rato en enfermería – Avisó al profesor antes de dirigirse tan tranquilamente como entró a su puesto. Llegó, se sentó, prendió la pantalla de su computador, pues el resto del equipo había quedado funcionando, y abrió las pestañas que minimizó para continuar con lo que había dejado pendiente solo de aburrido. De reojo, observó a la azabache, atento por si decidía tomar su ayuda o por el contrario, decidía intentar arreglárselas sola. Tenia una pequeña desventaja, la cual seguramente ya había percatado o por lo menos, ya la había vivido…y es qué en ese grupo de adolescentes pubertos, los rumores se esparcen increíblemente rápido de un momento a otro. Si quería tentar que continuasen aumentando un poco más los rumores del albino y la azabache o solo los de ella y los computadores….eso ya era tema de ella.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 22181
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Dom Ene 07, 2018 12:19 am

La chica sabía de antemano que tipo de reacción podría provocar al contrario si le contaba sobre su problema, es más, la estaba esperando pues no dejaba de recordar a su compañera matándose de la risa cada vez que terminaba haciendo explotar algo o la veía intentando usar algo tan simple como el televisor, y lo peor, es que le negaba que se estaba riendo cuando lo hacia aunque la azabache no le reclamara nada, solo se le quedaba mirando, esperando con paciencia a que se le terminara su ataque para que le explicara el funcionamiento del objeto o se iba a su cuarto hacer algo más productivo, porque, debía reconocerlo, le dañaba el orgullo de vez en cuando y en otras la hacia sentir impotente, pero también comprendía que no podía exigirse demasiado cuando llevaba tan poco tiempo en un mundo totalmente diferente donde al parecer, el único uso de la magia era para atacarse, cosa que a Laina no le agradaba del todo, pues tenía otras enseñanzas respecto aquello.

Fingió no ver aquella mueca en el zorro mirando hacia otro lado. Le era extraño contarle a alguien mas de sus “problemas”, pues si era sincera ella no solía decirlos nunca donde provenía a menos que el rey le preguntara que ocurría, la mayoría de las veces eran asuntos con el pueblo, problemas en alguna misión que le había dado, y en el ultimo tiempo, solo era Spill, Spill y únicamente Spill, cosa de la cual prefería pasar en estos instantes, ser indiferente ante ese tema y ante la reacción del contrario, bueno, quizás no tanto a esa última, ya que la verdad, le había agradado ver ese gesto. Pensaba que era mejor aquello que algún regaño o algo por el estilo, la hacia sentirse ¿Cómoda? Al menos le daba la idea de que aparte de chistoso, no era nada grave como lo había tomado en un inicio, pues al ver que la vida de cada ser parecía estar vinculada a ciertos aparatos en específico le había hecho tomar una importancia demasiado grande aquellos objetos de una manera casi ridícula tal vez.

-Si, mucho mas.. aunque no puedas imaginártelo, es sorprendete-Le siguió el juego mientras comenzaba a caminar-Al parecer…-Dijo soltando un pequeño suspiro pesado, realmente solo recordarla le hacía sentirse algo ¿Cansada? Era difícil de explicar-Me sorprende que los vecinos no hayan venido a reclamar por sus gritos de emoción-Comento mirando de reojo hacia atrás al sentir unos pasos, quería asegurarse de que no era la enfermera pillándolos en plena ida de la enfermería, por suerte no era así, sino otro alumno que rondaba por ahí.

-Dime-Contesto casi de inmediato, notando que sin querer había comenzado a caminar un poco más lento solo para quedar un poco más atrás del zorro, como si le estuviera dejando guiarla de camino a la sala cuando realmente era algo que hacía inconscientemente por una costumbre que también tenía de hace muchísimos años “Son detalles…simples detalles..” Se decía así misma, intentado quitarse el recuerdo que le había llegado hace poco a su mente, recuerdos que siempre tenia que hacer que desaparecieran si no quería volver a entrar en un ciclo de ansiedad constante-Pues…solo el cómo saber usarla.. lo otro ya es asunto mío lamentablemente-No sabía si seguir explicando, suponía que si.. aunque al notar que el contrario se había puesto hablar se quedo en silencio escuchando con atención. No esperaba que le contara aquello, aun si lo sabía de antemano gracias a su compañera boca floja, realmente era algo que no esperaba-Ya veo..-Musito mientras el otro aun hablaba, lo había dicho en parte de su explicación en lo que miraba el suelo unos segundos antes de volver a mirar al chico-....-No alcanzo a decir nada, ni siquiera un murmullo, solo abrió la boca por un instante antes de cerrarla para escuchar aquellas palabras que tampoco había alcanzado a pensar porque suponía que si la ayudaba era justamente por lo siguiente que había dicho, le convenía que estuviera informada, si no en alguna circunstancia podría a llegar a ser una molestia, ya fuera porque llamaría la atención o porque no sabría ocupar el aparatito para comunicarse con los demás o tener que revisar alguna maquinita, fuera lo que fuera, era mejor prevenir aquellos inconvenientes, lo comprendía y era una de las razones por la que también pensó que era mejor contárselo, además, se notaba que no iba a poder ocultárselo, señor zorro rastrero parecía ir identificando hasta los problemas que ella tenía, de uno en uno, solo esperaba que no descubriera el de su inestabilidad en aquel lugar si es que podría decirle así a su falta de sentido del hambre y su descuido por no tomar una costumbre de echarse algo a la boca.

Escucho todas las opciones que le dio con cuidado, estaba demás pensar cuál sería su respuesta, obviamente le diría que sí, no tenía otra alternativa ya que Lariv se la pasaba bastante ocupada últimamente, apenas salía de su habitación y solo lo hacia para comer, despertarla, saludarla o ir al baño “El departamento no es una opción...Lariv no dejara de molestar si sabe que vino Kiba, y de todas maneras la única computadora que hay es de ella, no creo que sea capaz de prestarla aunque quisiera…y el ciber es tanto confiable como no, podría haber alguien así como no..¿Su casa entonces?” Dejaría esas dos opciones y que el chico eligiera, le daba igual cual fuera el lugar si se mantenía totalmente consciente de lo que hacía, es decir, no dejarse llevar por las costumbres para no hacer explotar nada obviamente.

Ante su ultimo comentario solo desvió la mirada a la puerta mientras mordía el interior de su boca, ciertamente aquello no dejaba de hacerle gracia aunque esta vez no sonreiría ni tampoco dejaría que se le escapara la risa porque estaban hablando un asunto “serio” dentro de lo que cabía, además de que lo consideraba ella misma una falta de respeto hacerlo en este instante-Gracias..-Musito al momento que pasaba por delante de él para pasar y escucharle decir lo último. No iba a poder darle la respuesta de inmediato, no creía que fuera el mejor lugar. Paso frente al profesor para inclinarse nuevamente como lo había hecho en un inicio cuando lo vio por primera vez, pero esta vez para pedir disculpas y luego irse a su puesto. La computadora estaba apagada extrañamente y por el poco tiempo que quedaba dudaba si prenderla o no, miro de reojo el botón donde le había dado la primera vez y vio aquella luz verde que supuestamente le indicaba que los aparatos estaban prendidos en la mayoría de las ocasiones, recordaba que aquello se lo había explicado la loba, pero la pantalla estaba apagada y no entendía por qué-….-Ya se estaba haciendo un lio muy grande en la cabeza “Se descompuso sola tal vez…” Empezó a pensar de repente, y por no querer hacer una estupidez pensaba preguntarle al albino, sin embargo, sintió que alguien le tocaba el hombro de la nada. La había tomado desprevenida por estar preocupada por la máquina, y cuando fue a ver, se dio cuenta que era un compañero de la clase que estaba poniendo la silla cerca de la suya-¿No te molesta si me siento aquí verdad?-Arqueo una ceja ante la extrañeza, eso si había sido muy repentino-Oh vamos, no pienso molestar como el idiota de ahí-Y apunto al chico que se sentaba detrás del zorro que al parecer no había escuchado-¿Qué quieres?-Contesto inmediatamente la chica de una manera cortante-Chica ruda, ¿eh?-Laina solo rodo los ojos, hubiera hecho como que iba a seguir con lo suyo pero la pantalla del computador seguía apagada, ¿Cómo iba a trabajar con algo que parecía estar descompuesto? La miro de reojo y noto que había un botón parecido al de la chatarra que había abajo “¿Se puede prender y apagar ambas cosas…?” Si, estaba mas pendiente de la maquina que del chico.

-¿Puedo llamarte Laina?-Pregunto de la nada en lo que la chica pulsaba el botón de la pantalla viendo que se prendía, sintió un alivio extrañamente grande en su interior al ver que no le había hecho nada-Supongo-Respondió, evitando las ganas de decirle que él solo podría llamarle Grey porque le estaba fastidiando que estuviera encima de ella en este instante-Entonces, ¿De dónde vienes Laina?-La iba interrogar, grandioso, la paciencia se le iría abajo si ese chico seguía con eso “¿Realmente debo aguantar esto?” Se puso a mirar la pizarra para disimular que no sabia usar el pc que tenia enfrente-Inglaterra-Contesto, nuevamente cortante-¿Hablas en ingles entonces?-La chica solo asintió con la cabeza mientras se preguntaba como iba a hacer la tarea-¡¿Me lo demuestras?!-El chico había alzado la voz de la nada con entusiasmo, llamando un poco la atención- Do you want to please retire?-El chico le miro con una cara de no entender nada, y se preguntaba si realmente este estaba en el curso correcto, pues tenía entendido que una de las asignaturas era justamente el habla inglesa-¿Retire qué? ¿Qué dijiste?-Laina por suerte nunca demostraba como se sentía, ni en este instante lo estaba haciendo aun cuando estaba muy acomplejada con la simple computadora, por lo que volteo a ver al chico y con la voz mas amablemente que pudo hacer respondió, cambiando algo de lo que decía la frase-¿Puedes largarte por favor?-Su rostro seguía siendo el mismo, calmado y sin demostrar molestia alguna, pero aun con este el chico pareció estar algo incomodo…mucho mas cuando los del resto del curso empezaron a reírse nuevamente-Mejor ni lo intentes, se nota que Kiba ya se la levanto en la enfermería-Se escucho por ahí entre risas-Hazlo cuando no este cerca Kiba, tal vez tengas una oportunidad-Fue otro, que poco a poco iban colmando la paciencia de la azabache. Si aquella burla no siguió fue porque sonó el timbre avisando que la clase ya había terminado, la Meshitsukai soltó un pequeño suspiro de alivio casi inaudible en lo que el compañero que tenia al lado se levantaba, llevándose la silla.

No quiso mirar al zorro ni de reojo, la situación le parecía incomoda y no sabía si debía apagar la maquinita, vio a varios de sus compañeros hacerlo pero sin apretar el botoncito y eso, eso le estaba haciendo otro lio en la cabeza-Sobre lo de antes...creo que cualquier lugar menos en mi departamento está bien…-Murmuro levantándose de su puesto, preguntándose que debía hacer con el aparato que tenia delante-..y ahm..esto..-Estaba mirando fijamente la pantalla, no quería decirlo en voz alta porque aún tenía compañeros cerca, luego desvió la mirada hacia abajo, hacia latorre lo otro que parecía parte de aquel aparato, ¿Por qué no podía apagarlo simplemente de ahí?



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Dom Ene 07, 2018 11:10 am

Cada tanto, le dirigía a la chica a su lado una breve mirada, observando el cómo iba con la computadora y no debía de resultar una sorpresa que la respuesta fuera qué para nada bien. Desvió ligeramente su mirada hacia la pantalla, para comprobar cuál era su problema y una sonrisa divertida se le formó en el rostro apenas notó que el problema era que no podía prender la pantalla. Se hizo el tonto, siguiendo con su trabajo, aunque esa sonrisa no se le borraba de la cara. ¿Qué podía decir? Era divertido, y hace tiempo que no podía divertirse con algo dentro de ese instituto al cual él mismo considera que es forzado a ir. El por qué aún no le había pedido ayuda alguna lo desconocía, quizá o porque quería intentar o ver si era capaz de arreglárselas sola o solo porque no se le ocurría como hacerlo sin que los demás vieran que no podía prender una pantalla. Ya el albino iba a ayudarle de todas formas, excusando qué “El botón de la pantalla estaba medio echado a prender” o algo así para justificar qué Laina no la hubiera podido prender antes, cuando un chico pareció acercárseles a ellos -Notándolo él sin necesidad de mirar, gracias a sus orejas-, por lo que volvió a mostrar su faceta neutra y totalmente concentrada en su propia pantalla.

La situación fue un tanto incómoda. El chico intentaba aparentar como qué el otro no estaba allí y ya….pero sabía que era seguro que tarde o temprano soltase su nombre por alguna u otra estupidez como era de costumbre. Por el momento, por lo menos, no parecía hacerlo y tan solo enfocaba su atención en Laina. ¿Quién lo diría? Parecía que el problema que él había tenido con el sexo opuesto a la hora de entrar a la escuela, era el mismo que a la chica le tocaría soportar, con la mera diferencia de que los chicos quizá puedan resultar en esos casos mucho más insistentes…..e idiotas. El tener la “Con-ver-sa-ción” de ambos al lado le era prácticamente otra prueba a su paciencia, la cual le estaba llenando de vergüenza ajena debido a la idiotez que el insistente chico tenía. “Ya acéptalo….” Pensaba mientras colocaba los ojos en blanco del aburrimiento que le suponía la mera presencia del tipo “No te va a dar atención ni aunque lo intentes todo el año. Ya lárgate” Suspiró pesadamente. Seguía sin entender, ¿Cuál era la necesidad de acosar de esa forma a quien simplemente te pareciera interesante o…lo que sea? ¿De verdad la gente en esos tiempos era tan estúpida como para creer que algo así iba a funcionar? ¿Qué tan idiotas podían estar los chicos de estas épocas? En sus tiempos a esa edad ya eran asesinos sanguinarios, no fresitas buscando sentar cabeza (?).

No importara que tan clara fuera, parecía que el chico no entendía o ignoraba las indirectas. Incluso en ese mundo, la actitud tan cortante de Laina era una clara señal de que no pretendían seguir hablando, eso incluso Kiba lo sabía ya……¿De verdad alguien podía resultar tan insistente? Justo cuando ya pensaba qué se callaría por el mero hecho de que la chica le dijera directamente que se fuera….en dos idiomas, fue cuando un idiota de turno soltó su nombre, como era de esperarse - - El albino volteó a verles de reojo con una ceja arqueada y una expresión que denotaba que había escuchado algo sumamente idiota. El albino no hizo más que rodar los ojos, colocándolos en blancos durante unos segundos antes de volver a su computadora mientras hacía un gesto con la mano – I’m done…. – Ya ni si quiera se iba a esforzar en cerrarles la boca, sabía que no serviría de nada. No podía esperar por qué el tiempo pasara para que los rumores empezaran a calmarse o simplemente a desaparecer, como solía pasar en la escuela cuando nada que lo sostuviera pasara. Afortunadamente, antes de que ese grupo de idiotas pudiera seguir con sus estupideces, la campana sonó, sintiéndose en ese instante “Liberado” de tanta mala atención.

Esperó a que una buena cantidad de los estudiantes saliera del aula para no tener que salir él junto a la multitud, fingiendo estar terminando el trabajo que les habían dejado por mientras. Ya cuando no habían muchos y la masa que se hizo en la puerta se aminoraba, el chico apagó su computadora como todos los demás y se iba a disponer a salir cuando entonces, escuchó la voz de Laina dirigiéndose hacia él - ¿Hm? – Le escuchó y, asintió con la cabeza una vez le confirmó – Está bien. Si no es allí…supongo que hoy puede ser en mi casa – Respondió en un murmullo para evitar que alguien le escuchara. Ni si quiera pidió explicaciones para el por qué no quería que fuese en su casa. Podría apostar a que era algo relacionado con Lariv, no le sorprendería, pero de todas formas….eso no era de su incumbencia. Una vez le señaló la PC, arquearía la ceja y miraría la máquina – Oh, y sobre esto…. – Hablaba en voz baja, mientras estiraba la mano hacia el mouse y señalaba el típico ícono de Windows, apretándolo para luego señalar en donde dice la opción de “Apagar” – Con eso es suficiente….O si no te acostumbras, puedes seguir usando el mismo botón que se usa para prenderlo – Hecho eso, el chico se alejó del pc con un paso atrás y metiendo como siempre ambas manos en los bolsillos de su chaqueta – Bueno…Supongo que nos vemos luego. Intenta no estallar nada y….cuidado con los acosadores – Bromeó, mientras se daba la vuelta para dirigirse hacia la salida. En cuanto se alejó de la azabache, un par de chicas le vieron y aprovechando que por fin estaba “Solo”, fueron a acercársele entre risas – Hey Kiba ~ ¿No querrías….? No – Respondió inmediatamente de forma cortante, sin dejar de caminar ni dirigir la mirada a ninguna, a lo que se detuvieron en silencio. Lo bueno que tenía Kiba en diferencia a Laina era qué usualmente, cuando él decía que no sin ser agradable del todo….Solían tardar unos segundos para procesarlo, y eso le permitía simplemente irse de la incómoda situación y evitar insistencias (?).

Un rato después...

Las horas pasaron durante el día. En los recreos, como era habitual en Kiba, él simplemente se aislaba en donde no lo pudiesen encontrar o por lo menos, donde no hubiera demasiadas personas, generalmente en la azotea de la escuela. En las clases, no vio del todo necesario el dirigirse hacia la azabache, por lo qué prácticamente no lo hizo durante el resto del día hasta el fin de las clases. Los rumores continuaban, pero Kiba no hizo más que ignorarlo, al igual que los comentarios sueltos que salían de boca en boca cada tanto. Creyendo las chicas que de un momento para otro algo había ido mal entre Laina y él, intentaron aprovechar múltiples veces y ….como era habitual, todo acababa en un constante remolino de rechazos. Entre tantas idioteces que había tenido que soportar durante todo el tiempo, el día se le había hecho extremadamente largo y pesado….pero gracias a dios que eso ya iba a acabar. Estaban ya en la última hora de clases de la escuela y luego de eso, podría liberarse de todo el conjunto de idiotas a su alrededor para ir a echar una mano a Laina con las computadoras. Solo esperaba que no terminaran con quemaduras de segundo y tercer grado o algo por el estilo…

Estaban en clase de historia. Kiba estaba con la cabeza apoyada sobre su mano y el codo sobre la mesa, con una expresión de aburrimiento tal que parecía que en cualquier momento caería dormido. Más sin embargo, con su mano libre, se hallaba moviendo el lápiz y copiando todo lo que decía sin molestarse si quiera en mover el cuaderno. El profesor hablaba como si no pudiera cerrar la boca mientras qué los estudiantes se mantenían en completo silencio, copiando sin parar lo que él decía, pues sabían lo exigente que el profesor resultaba y como dictaba sin dejar respirar. Afortunadamente para la mayoría, la campana sonó, interrumpiendo al profe y dejando a los alumnos respirar en un profundo alivio para inmediatamente, ponerse a ordenar sus cosas - ¡Y no olviden leer el capítulo 3 y 4 para la clase siguiente! – Dijo el profesor en un suspiro, mientras se sentaba a escribir en unos papeles, resignándose a que seguramente serían muy pocos quienes le prestaran la más mínima atención. Kiba empezaría a ordenar sus cosas tan tranquilo como siempre, haciendo caso omiso del resto o a los chicos que, obviamente tan insistente como lo habían demostrado, se acercaban a la azabache – Oye, ¿No quieres salir con nosotros un rato? Podemos mostrarte la ciudad, los alrededores y… divertirnos un rato ~ - ¿De verdad iban a seguir intentándolo? Le parecía ridículo, por no decir también irritable. Por ello, el chico decidiría simplemente cerrarles la boca, esa vez - ¿Nos vamos? – Preguntó mirando de reojo a Laina mientras se ajustaba la mochila en la espalda. Como no, los chicos se le quedaron mirando, algo sorprendidos y sobre todo…..enfadados. Muy, enfadados.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 22181
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Dom Ene 07, 2018 2:45 pm

Asintió levemente con la cabeza ante su respuesta para luego decir en voz baja-Okay-Ahora lo que quedaba era el “problema” (si es que se le podía llamar así) de como apagar al pc, a lo cual obviamente presto atención para luego abrir un poco los ojos, podría decirse que estaba sorprendida de lo simple que era o al menos lo parecía a simple vista, porque aún no se acostumbraba a eso de mover un aparatito para manejar una ¿Flecha en la pantalla? Recordaba que Lariv tenía una huella de algún can, bueno, suponía que tal vez era diferente en cada pc. Ya a los pocos segundos volvió a tener esa mirada tan neutra como de costumbre para asentir nuevamente con la cabeza al albino sobre lo que le había explicado.

Se sentía tan aliviada de no tener que tratar otro minuto más con aquel aparato que cuando escucho la broma de Kiba por unos instantes volvió a sonreír un poco como si aquella también le hubiera hecho gracia aquel comentario, que no estaba tan lejos de la realidad, porque lo que realmente le daba ese humor era que el albino lo dijera como si fuera cualquier cosa-Haha… ten cuidado con las tuyas también-Contesto bromeando igualmente mientras veía al contrario alejarse. No las había visto, ni le hacia falta porque las había escuchado desde su puesto hablando entre murmullos, y ahora que el zorro había pasado de estas nuevamente las estaba escuchando hablar de esa manera, lamentándose en lo que la azabache acomodaba la silla para recién caminar hacia la salida viendo con antelación que una le estaba poniendo el pie al momento de cruzar la puerta “¿Es posible que sean mas inmaduras..?” Se dijo así misma mientras pisaba el obstáculo sin mucha fuerza, pero si la suficiente para hacerle entender que no era buena idea que hicieran eso. Escucho un pequeño quejido de dolor en lo que se alejaba al mismo tiempo que al parecer sus amigas la consolaban o algo por el estilo, ya le había dejado de prestar atención de todas formas porque tenia una preocupación mayor que atender de momento.


Unas horas después


Después de aquel pequeño infierno en la sala de computación Laina sintió que las horas le pasaron un poco mas rápido, aunque solo un poco porque no dejaba de recibir demasiada atención, cosa que no dejaba de desagradarle, quería pasar desapercibida pero el siempre ser tan cortes y tener la amabilidad de no ser tan agresiva como le gustaría parecía hacer que los chicos recibieran un mensaje diferente de lo que ella quería dar, como “No me molestes por ahora, hazlo después por favor” Cosa que obviamente le estaba empezando a colmar la paciencia. Si no era bruta o los mandaba a todos a la mi*rda era únicamente por las enseñanzas que tenía “Una dama no hace esto.. una señorita no hace esto otro” Si, podría decirse que cada vez que tenia ganas de ser mas desconsiderada se le venían las frases de su querido rey diciéndole cómo comportarse o regañándola, por lo que apenas sabía que iba a tocar el timbre o sonaba, salía rápidamente para irse a la cafetería primero antes de irse a cualquier otro lugar aunque siempre terminaban agobiándola en el camino de alguna manera con tantas preguntas, sugerencias y teniendo que aguantar a veces algunos teatros muy mal formado por parte de los chicos para “salvarla” de algún abusón lo cual ya le parecía demasiado.

Todo lo que había pasado en el trascurso de sus largas horas ya tenia entendido muy bien que con el único que iba a llevarse bien iba hacer el zorro. No estaba forzándola a tener alguna especie de comunicación simplemente porque era la nueva, le atrajera, lo que fuera, respetaba su espacio y lo mas importante, si hablaba era para decir algo razonable, no absurdo, y era importante, no estaba vomitando palabras como cada chico que la había rodeado desde que llego.

Ya estando en la clase de historia no pudo hacer mas que acomodarse y ponerse a dormir o fingir que lo hacia porque realmente no tenía sueño, solo quería evitar que le hablaran otra vez durante clases. Lo que estuviera hablando el profesor no le importaba, era algo que ya sabia por el simple hecho de que Lariv le había hecho el favor de contárselo con antelación y mucho más explícito, podría decirse que había dicho mas fechas de las que el profesor había mencionado hasta ahora “Debería ser profesora de historia en vez de estar haciendo dibujitos encerrada en su cuarto….o mejor no, tal vez quemaría la institución con tal de hacer una representación de algo de la historia que le gusto…” Estaba buscando con que distraerse en lo que terminaba la clase, cada tanto hacia como que despertaba para anotar lo que consideraba importante de todo lo que había dicho el profesor, algo así como un mini resumen del cual tomaba como recordatorio a menos que se pudiera a dictar preguntas o algo que fuera parecido a un ejercicio a la cuales si se tomaba la molestia de darle una respuesta bastante explicativa por si le daba por revisarle el cuaderno, aunque eso no significaba que dejara su postura de tener gran parte del rostro oculto en uno de sus brazos apoyados en la mesa.

Cuando tocaron el timbre no tuvo prisa en levantarse como el resto de sus compañeros, para nada, guardo todo tan tranquila como lo que aparentaba estar todo el tiempo, aunque admitía que se sentía tan aliviada como ellos por ser la hora de termino de la clase, pero aliviada de no tener que seguir aguantándolos por mucho tiempo más. Levanto la vista en lo que acomodaba su bolso al ver que nuevamente le hablaban los chicos “Ni de broma” Contesto mentalmente primero al mismo tiempo que escuchaba a albino hablar. No espero que le hablara hasta que estuvieran en la salida, por lo que aquello le sorprendió, sin embargo, no lo demostró, todo lo contrario, le asintió con la cabeza para acomodar su silla antes de mirar a los chicos nuevamente-Lo siento, pero ya tenía planes-Tenía ganas de sonreír, pero no lo hizo, solo siguió con esa semblante tan neutra que tenía como de costumbre para salir de la sala después de Kiba en lo que se escuchaba unos murmullos de los chicos enojados-¿De nuevo Kiba? ¿No se habían peleado?-¿Quién dijo que se pelearon?- Pues dejaron de hablarse idiota-Con los cuales rodo los ojos “¿En serio aun no captan que no soy de hablar mucho?” Ya no le importaba, prefirió pasar del tema y seguir caminando detrás del zorro hasta la salida.

Quería darle las gracias por lo que había hecho en la sala, ya que seguramente no importaba que dijera ella en ese momento, la seguirían molestando hasta la salida y viera que hablaba en serio con lo de “NO QUIERO ACOMPAÑARLOS” pero no sabía cómo dársela cuando sentía cada tanto que los estaban observando, sobre todo unas chicas en el camino “Mejor se las daré después…con lo que dije seguramente empezaran mas rumores y aumentarlos solo hará mas irritable este lugar” Si, sabia que las palabras que había dicho en la sala habían sido suficiente para  que empezaran a sacar más suposiciones extrañas, aunque también sabia que de todas maneras se formarían gracias a las palabras del albino.

Al llegar a la salida del instituto, antes de que si quieran los dos jóvenes se alejaran mucho de la entrada se escucho una voz que seguro ambos reconocerían desde el interior del instituto-¡LAIIIIIIIINAAA! ¡KIIIBA!-Solo basto eso para que la azabache soltara un suspiro “¿Por qué…? Si le dije que no viniera..” No sabia ni porque se lo preguntaba, si después de todo era ella con eso bastaba de razón para que supiera porque estaba ahí.

La chica salió para no estorbar en la pasada y se quedo en un lugar cercano, sino, sabia que la loba haría demasiado escándalo y ya había tenido suficiente atención por un día. Espero y cuando ya la tuvo enfrente pudo ver como respiraba de una manera agitada “No hacia falta que corrieras…” Se le quedo viendo con paciencia, esperando que de una vez por toda empezara hablar-¡AH! Pensé que no te encontraría o que se irían-Comento de la nada y ella arqueo ceja para hacerle saber que fuera al grano-No me mires así, vine porque me llamaron y me tuvieron por horas esperando para recién decirme que querían que trajeran los papeles médicos de cualquier enfermedad que tuvieras, porque…-La interrumpió-Ya entendí, viniste usando la excusa del instituto a pesar de que estas atrasada con la entrega de tus tomos y dijiste que no tenías tiempo para salir-Lariv abrió la boca en lo que levantaba el dedo índice para decir algo y luego la cerro para ponerse a reír mientras se rascaba la nuca con una mano, declarándose culpable a la vez que movía la cola de un lado a otro pegándole alguna que otra persona en el paso-¡¿Qué tal Kiba?! ¡Cuánto tiempo! No pensé que realmente se terminarían conociendo y mucho menos estuvieran juntos a la salida-Soltó de la nada seguramente para cambiar el tema-¿Recibiste mis saludos?-Laina soltó otro suave suspiro tendiendo la mano a Lariv que esta al verla empezó a buscar algo en la cartera que traía consigo-Por cierto Laina, ya te deje los papeles traducidos en la mesa, estaban escritos en una antigua lengua…-Le dejo una pequeña pelota en la mano-Luego los veré, gracias-Le respondió antes de lanzar la pelota con fuerza hacia una dirección donde no había tanta gente, apenas la lanzo la demonio salió corriendo detrás de ella. Era tal vez algo llamativo en ese instante que aún seguían saliendo alumnos del lugar, pero no le interesaba, no tenia ganas de que siguiera ahí enfrente de ellos porque era como tener una bomba de tiempo, en cualquier minuto se iba a poner a gritar, sin contar que en ese instante no tenia la suficiente paciencia para aguantarla y ya de por si estaban murmurando los chicos que pasaban cerca.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Dom Ene 07, 2018 4:28 pm

Sabía que esas simples palabras bastarían para que de vuelta se empezara a hablar de ambos, aunque por lo menos si iban a empezar de vuelta con eso, era ahora qué estaban terminando el día y donde hablaran lo que hablaran, por fortuna, nada llegaría a oídos del zorro al menos hasta qué llegara el día siguiente. Teniendo ello en cuenta y un tanto más despreocupado con respecto al tema, pues tenía unas cuantas horas de tranquilidad antes de que mañana tuviera que lidiar con ellos de nuevo….Esperó a Laina para encaminarse junto a ella a la salida, no antes sin mover ligeramente sus orejas de lado al sentir los murmullos, escuchando lo que decían en voz baja. Sorprendentemente, aún nadie se había percatado qué las orejas de zorro que traía consigo no eran solo de adorno, quizá porque Kiba nunca había demostrado abiertamente lo mucho que estas pueden oír…o porque eran idiotas. Gracias a ellas escuchar las idioteces de sus compañeros le era bastante sencillo -Lo quisiera o no-, y esta vez, no pudo negar que las palabras de sus compañeros le dieron algo de gracia. ¿Qué si se habían peleado solo por dejarse de hablar un rato? Era sorprendente como nadie terminaba de entender que era esa de hecho la mejor forma con la que se podrían llevar tanto con la azabache como con él mismo….Aunque no se podía quejar de esa estupidez, pues sería esa misma la que seguramente les ayudaría a confundirlos bastante los siguientes días, cuando a veces se hablaran, cuando a veces se ignoraran….Era probable que incluso salieran a la par más rumores contrarios, lo que haría que nadie entendiera que rayos pasaba entre ambos y eso evitara tantos malos ratos. Seh, definitivamente le convenía que sus compañeros fueran así de idiotas. Lo prefería.

Ya saliendo del aula y caminando hacia la salida de la escuela, las miradas que recibían eran menores a las que tenían dentro de clases ya qué, gracias a que habían muchos alumnos por todos sitios saliendo hacia sus casas, difícilmente podías distinguir a alguno de los dos entre la multitud y, eso hacía que aquellos que los conocían no pudieran si quiera en percatarse del hecho de que estaban saliendo de la escuela juntos, aunque claro, había un par de excepciones que simplemente, decidieron ambos ignorar. Kiba ya no prestaba atención a nadie a los alrededores, ni tampoco a un par de chicas más adelante que seguramente le esperaban para intentar invitarle a algo, pero que decidieron callarse cuando le vieron junto a Laina, frunciendo el ceño y haciéndose a un lado. Kiba hizo como que no las vio y siguió su camino – Tendremos que caminar un rato, espero que no te moleste – Advirtió el albino – Mi casa está un poco lejos si vamos a pie, pero sinceramente prefiero eso a tener que irme en algún bus. Tengo suficiente en la escuela como para tener que aguantar a grandes grupos de personas un simple segundo más – Le miró de reojo, más antes de que pudiera escuchar su respuesta o cualquier otra cosa, la voz de una chica gritando por la azabache ….y por él, llegó a sus oídos. Arqueó la ceja confundido, más cuando reconoció la voz, bajó sus orejas - … Ay dios – Se llevó la mano a la cara, a sabiendas de lo que se le venía (?).

Cuando la vio llegar, el chico apoyó todo su peso sobre una de sus piernas mientras reposaba uno de sus brazos sobre su propia cadera, mirando a la muy cansada demonio con la ceja arqueada – Hola, supongo… - Comentó con un tono de voz relativamente bajo. “Nos íbamos, realmente” contestó internamente más sin abrir la boca. El chico guardó completo silencio y se quedó observando como Laina y Lariv parecían discutir. A Kiba no le sorprendía del todo la idea de que Lariv buscase una excusa para llegar aquí y ….. resultó que era justo lo que había pasado, o por lo menos fue eso lo que dedujo con su silencio y el repentino cambio de tema – Bueno…tocó la casualidad de que vamos a la misma aula y….si, se los daré luego a Viral cuando lo encuentre. “Luego de vengarme primero” – Respondió mientras finalizaba con una pequeña frase en sus pensamientos, aún guardando cierto rencor por las formas poco ortodoxas de Viral para despertar al zorro. “¿Papeles….?” Se preguntó internamente en cuanto la demonio/perro/lobo/loquesea lo mencionara, más agitaría su cabeza para quitarse esa idea de la cabeza y restarle importancia. Después de todo, tal y como había dicho antes…..mientras lo que hiciera no lo involucrara a él, no tendría problemas con lo que hiciera, por más extraño que fuera. De hecho, lo más extraño que pudo notar en este momento, fue que le pidiera una pelota a Lariv. ¿Para qué es que Laina quería una….? - …. – Se quedó con una perfecta expresión incrédula de “…Really?” al ver como Lariv no tardó ni un segundo en correr a buscar la pelota como si su vida dependiera de ello. Como no, él no fue el único que se le quedó mirando, varios de los alumnos y padres allí presentes quedaron incrédulos y otros, divertidos, ante tal escena - …. ¿De verdad es qué eso funciona? – Preguntó a Laina mirándole con los brazos cruzados en lo que echaba una mirada rápida hacia donde Lariv había corrido – Debo decir que cuando Viral me comentó de eso…..pensé que era una broma, o que exageraba…… -Sacudió la cabeza – Como sea….Supongo que mejor apurar e irnos antes de que regrese, ¿No? – No lo decía precisamente porque Lariv le cayese mal o algo por el estilo, pues no era así. Simplemente, sabía que la atención en la escuela a él, le resultaría siempre horriblemente mal y pesada…..y Lariv, bueno….por el momento no conocía un mayor foco de atención que ella.

Aprovechando que aún no se veía a la vista, le haría una seña a Laina para que le siguiera en lo qué el se desviaba en otra dirección, pasando antes por el interior de una masa de personas que, aunque le haya sido incómodo, no fue muy difícil de pasar antes de llegar a la calle, donde ya la masa de personas se dispersaba – Hmrf… Mucho mejor – Comentó en lo que respiraba profundamente antes de colocar ambas manos en sus bolsillos y empezar a caminar en dirección a su casa – Por aquí – No le había sido difícil al albino llegar a memorizar a la perfección el camino a su casa, y tampoco el saber por qué otros caminos moverse por donde pudiera llegar un poco mas rápido, un poco más lento, o con menos cantidades de personas. Tenían para un par de minutos antes de llegar, y aunque ambos no eran precisamente conversadores, y eso hacía que en grandes trayectos del camino se mantuvieran en total silencio. Sin embargo, lo bueno es que a ninguno parecía molestarle o incomodarle aquel silencio….por lo menos, a Kiba no lo hacía, ni le importaba. Lo prefería a forzar una estúpida e innecesaria conversación como la mayoría de los chicos o chicas de su clase solían intentar.

Un rato después…

Luego de un par de minutos, ambos pudieron llegar a un lugar donde alrededor había una buena cantidad de árboles y parques por las calles. Era un sitio bastante silencioso y tranquilo. De hecho, no te llegabas a encontrar con demasiadas personas, y era esa una de las tantas cosas por las que a Kiba le agradaba la zona en la qué vivía, aunque estuviera relativamente lejos de la escuela si te animabas a ir caminando como lo hacía él. Ya por allí, solo tuvieron que caminar un par de cuadras para qué Kiba señalase con la nariz una de las tantas casas de 2 pisos que había por ahí – Esta es – Dijo mientras se encaminaba a la puerta de ella, mirando de reojo los arbustos que habían debajo de su ventana en el segundo piso, los cuales aún se veían aplastados por el incidente de la mañana – Hrm… - Soltó un leve quejido frunciendo el ceño al recordarlo, más por el momento lo dejó pasar mientras la mano en su bolsillo, buscando la llave para abrir la puerta. Una vez la tomó, la metió en la cerradura y la hizo girar, para abrirla y hacerse a un lado – Adelante – Dejó que pasara primero y, luego de echar un rápido vistazo a los arbustos, entraría y cerraría la puerta detrás suyo – Dudo que Viral esté en casa, así que supongo que estaremos tranquilos, por fin – Suspiró – Vamos, tengo el computador en mi cuarto en el segundo piso. Primera puerta a la izquierda – Señaló - ¿Quieres que sirva algo de comer….? Aquí no necesitas un falso expediente de baja de azúcar – Bromeó, esperando su respuesta para saber si llevar algo arriba o simplemente, subir y tentar su suerte, a ver si tiene que comprar otro PC o no.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 22181
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Dom Ene 07, 2018 10:07 pm

Había escuchado las palabras del zorro antes de que Lariv los interrumpiera, lamentablemente no le había podido responder por su revoltosa compañera que al escuchar el saludo de Kiba estaba haciendo el gesto de saludo con la mano al estar recuperando el aire, quien sabe que había estado haciendo realmente por el instituto, porque para Laina, las palabras de la loba no eran más que excusas, no importaba que decía nunca decía toda la verdad hasta que la acorralabas, claro, eso sí sabía que la respuesta la metería en algún problema, sino al parecer esta no tenía el problema de decirlo abiertamente.

-¡¿Misma aula?! ¡WOW!, entonces no debo preocuparme de que no haga amigos-Laina ante el comentario rodó los ojos, no iba a repetirle lo de la mañana ni tampoco pensaba decirle que si se hablaba con Kiba no era exactamente por amistad sino por otro tipo de relación la cual mucho menos pensaba mencionarle, aquello no le incumbía a la demonio. Por otra parte, la mangaka está demostrando con todo su ser que estaba feliz de que ambos estuvieran en el mismo salón y que casi parecieran amigos, después de todo sabía que ninguno de los dos iba acompañar a otra persona porque si, debía haber algún motivo y le gustaba pensarse los mejores.

En el momento que la Meshitsukai lanzo la pelota, de lo único que se preocupó aparte de que a su compañera se le ocurriera hablar de aquellos papeles que había robado justamente cuando conoció a Ghost Fox en su versión encapuchada, es que tan lejos había podido lanzarla, porque si no la loba regresaría rápidamente y estaría esperando que se la lanzara aún más lejos que antes o quizás se pondría a transmitir, cualquier opción no le parecía conveniente en este instante con la gente que los rodeaba y lo que era peor, es que ambas tenían el mismo apellido, sin contar que la chica era su tutora, no quería pensar que tipo de críticas harían cuando esto se supiera, si es que de por si no se hacia el escándalo de que la querida Sensei Lariv, Mangaka de quien sabe qué tipo de mangas y editorial estuvo fuera de un instituto con orejas de perro, cola y persiguiendo una pelota que lanzo cierta estudiante, todo una noticia a la cual obviamente no quería entrar ni de broma.

-Funciona en su totalidad si la pelota es de ella…si es de alguien ajeno existe la posibilidad de que solo se quede mirándola y moviendo la cola con ganas de ir-Comento con poco interés acompañado de un ligero suspiro-Yo tampoco me lo creí cuando me paso la pelota por primera vez…explicándome que si me estaba molestando demasiado podía lanzarla con toda libertad…fue extraño-Murmuro, recordando el incidente después de que se conocieran un poco mejor. No entendía como aquello era posible, es decir, había conocido seres con facetas animales antes en una visita a cierto reino, pero nunca había encontrado uno que hiciera tal cosa, tal vez un par de niños, pero eran eso niños, como fuera, ya no le interesaba, se había hecho tan… normal que pasaba de ello con facilidad-Si… dudo que venga de regreso, pero prefiero asegurarme-Contesto a su última pregunta, diciéndose así misma mentalmente que aún no era momento de sentirse aliviada.

Comenzó a seguirlo en silencio una vez le hizo la señal, mirando de reojo por última vez hacia atrás, realmente no quería que su compañera los siguiera y temía que, al ser ella realmente una especie de perro nocomosucompañeroaquiallado, lobo, lo que fuera, los siguiera con su olfato por cualquier excusa que se le ocurriera, pero el pasar de los minutos le hizo entender que no era así, sino en alguna parte del camino los hubiera encontrado ya, después de todo no es que estuviese corriendo, para nada, solo caminaban con tranquilidad y en silencio, cosa que a la chica le agradaba, necesitaba ese momento de silencio, sin compañeros cerca que estuviesen comentando lo que fuera que se le ocurriese sobre cualquier cosa en realidad. Dudaba acostumbrarse a tal bullicio con facilidad si era sincera, pero sabría que iba a tener que hacerlo le gustara o no de momento. Lo que, si no pensaba hacer de ninguna manera, era acostumbrarse a la estancia en ese lugar, eso nunca, ella volvería a su hogar a cualquier costo, aun si tenía que hacer cosas más atroces o arriesgadas de las que había hecho en toda su vida junta.


Un rato después


El largo camino había hecho que el mal humor que traía consigo por culpa de todo lo que había tenido que pasar en el instituto se le pasara, ya estaba más relajada. El solo oír el viento o leves murmullos tranquilos de gente que pasaba muy lejos de repente le hacía imaginar que estaba dentro del medallón, así era justamente lo que podría llamar “hogar” el cual por cierto, no extrañaba, no porque le desagradara, para nada, es solo que estar en ese lugar cuando estaba en otro mundo, con su nación quien sabe cómo, no le hacía relajarse nada como debería hacerlo, ni le parecía un lugar para descansar, al contrario, le parecía una cárcel, una jaula, hasta un lugar de tortura, menos su hogar.

Ya estando fuera de la casa del albino, se quedó mirando de reojo el lugar con sumo cuidado, no porque desconfiara, simplemente era una costumbre que tenía y que en mayoría de las veces hacía de manera inconsciente, quedando su vista en un arbusto que parecía haber sido aplastado. Pestañeo un par de veces, preguntándose que pudo haber pasado con él para luego simplemente alejar la idea de la cabeza agitándola un poco. Cuando el chico abrió la puerta fue cuando recién quito la vista de aquel lugar para entrar a la casa, nuevamente, mirando todo de reojo en lo que hacía un gesto con la cabeza-Con permiso-Dijo por mera educación, tenía entendido que decir aquello era una de las costumbres del lugar.

Ahora que estaba dentro y lo pensaba un poco, las veces que había entrado a casas ajenas solo habían sido para asesinar a alguien, y debía admitir que casi todas eran demasiado lujosas, pues eran gente de dinero obviamente. Las pocas veces que entro a un lugar que no era lujoso, no había sido exactamente en ese mundo, sino en su reino porque alguna familia la había invitado a pasar a que los acompañaran a tomar la merienda o para hacer alguna clase de investigación entre otras distintas situaciones que solían tener que ver con trabajo, por lo que esta situación le era… ¿Nueva?

Suspiro de alivio al escucharle que su hermano estaría, tenía una idea de cómo era este gracias a Lariv, y sin contar que no tenía ganas de presentarse otra vez porque sintió que lo había hecho bastantes veces en un solo día con distintas personas, tampoco tenía ganas de lidiar con otra persona desconocida de momento.

-¿Necesito uno real?-Pregunto bromeando mientras veía el lugar que le había señalado-Y si no te es mucha molestia-Contesto ya a su pregunta diciendo que si únicamente para cerciorarse, como había dicho antes, su cuerpo no le avisaba cuando tenía hambre hasta que se sentía demasiado débil, y aquello era algo de lo que debía ocuparse urgentemente de alguna manera en estos días. No era normal para ella “alimentarse” tan seguido de la manera que fuera, razón por lo que al menos tenía que estar en una constante alerta de que nadie la viera así aparte de Lariv claro, aunque lo ideal fuera que no la viera así tampoco, su reacción había sido demasiado……no, había sido normal siendo ella.

No sabía si esperar o simplemente subir, pero tomando en cuenta que le había dado las indicaciones de antemano supuso que simplemente debía subir, aunque antes de hacerlo -Por cierto Kiba…si le ocurre algo a tu computadora, no tengo problemas en comprarte una nueva-Lo había dicho de una manera neutral, porque en parte le daba cierta gracia y en otra le parecía un asunto serio. Ya diciendo eso espero su respuesta por un instante antes de subir por donde le había señalado para entrar al cuarto indicado “Primera puerta a la izquierda” Repitió mentalmente para no equivocarse y abrir la puerta, notando enseguida que había un despertador roto en el suelo y la cama extrañamente posicionada -….-No iba a pensar, no iba a comentar, es más, ni siquiera iba hablar del asunto y se lo repitió mentalmente “No es mi problema.” Aunque no podía negar que el lugar le hacía pensar que el zorro no había tenido un muy buen inicio en la mañana y le estaba dando cierta curiosidad mirar un poco más el lugar. Se quedo con la vista fija en la ventana que estaba cerca de la cama y se le acerco solamente para ver que vista tenía desde ese lugar, viendo que justamente debajo de ella estaba el arbusto que le había llamado la atención antes -….-Definitivamente no quería pensar que había caído alguien de la casa ahí en la mañana, de hecho no quería seguir investigando porque el simple hecho de pensar que el albino había caído en ese lugar le daban ganas de reírse y se le estaba formando una mueca en los labios que estaba intentando contener mordiéndoselos.

No estaba segura de si debía permanecer ahí, tal vez ni siquiera de haber ido sola al cuarto del chico, pero ya había entrado por lo que prefirió quedarse al lado de la puerta, afuera de la habitación apoyando la espalda contra la pared y fingiendo no haber visto demasiado mientras intentaba no pensar en la manera que había salido el zorro por ese lugar, si es que había sido él. Tal vez pudo haber sido su hermano en una pelea contra él, después de todo ¿Así se llevaban los hermanos? ¿No? Uhg, el pensamiento de cómo se comportaba una familia la estaba acomplejando un poco.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Dom Ene 07, 2018 11:40 pm

Aparentemente, ya podían dejar salir un par de bromas entre ellos sin qué un tercero llegase a incomodar la situación en la escuela. Así, la forma de llevarse entre ambos resultaba mucho más, cómoda, llevadera y … agradable, de lo que podía resultar en la escuela. ¿Quién sabe? Incluso parecía que se estaban terminando de caer bien entre ellos, por lo menos cuando no hay demasiadas personas a los alrededores o mínimo, no de quienes fueran a molestarles, interrogarles o teorizar de más al respecto – Claro que no. Tu ve y ya iré yo con algo – Dicho eso, el chico se iba a dirigir hacia la cocina, más se detuvo cuando Laina volvería a dirigirse hacia su persona - ¿Hm? Que va…. No te preocupes por eso. No es como que me interese demasiado el dinero o las computadoras – Afirmó seguro, buscando también en parte tranquilizarle un poco en ese aspecto para qué, a la hora de actuar con ella, pudiera intentar aprender y actuar sin presiones. No sería extraño que temiera o le incomodara la idea de que un error suyo pudiera destruir la computadora de a quien servía o algo por el estilo….pero la verdad era que eso, simplemente no le importaba. Como bien había dicho hace unos segundos atrás, el gastar dinero para él no resulta un problema, y el perder un PC tampoco. Si quisiera incluso podría sacar algo tan pequeño como una mínima recompensa por su trabajo como los mandamientos…podría, y quizá lo haga en un futuro si es que llega a necesitarlo….Si en vez de destruir una, acaba destruyendo una docena o algo así. Cosa que ve venir.

Una vez el albino entró en la cocina, se dirigió hacia el refrigerador, mientras qué con ayuda de su telekinesis, unos cuantos estantes se empezaban a abrir, aparentemente por sí solos. Allá en la escuela no solía usar muchas de sus capacidades para poder hacerse pasar por un simple semianimal cualquiera y tal, pero allí en su casa o bien, cuando nadie que no supiera tanto de él no le viera, podía darse esos pequeños lujos que le facilitaban la vida. De los estantes, un par de platos se empezaban a elevar y flotaban mientras una bandeja salía de derriba de los estantes y esta se posicionaba por debajo de los platos, para luego subir un poco y poder “Soltar” los platos en ella. El albino por otra parte, sacaba unos ingredientes con las manos, mientras qué la mayoría se continuaba moviendo por si solo. Mostaza, mayonesa, rebanadas de queso, jamón y pan, tomate, lechuga, papas….Todo ello se empezó a mover en el aire -Mientras el chico ayudaba con sus manos también-, haciendo unos cuantos pares de sándwiches con relativa facilidad y velocidad, gracias a la ayuda que se podía echar con sus poderes. El albino no tardó demasiado y ya para cuando terminó, sujetaría la bandeja y se dirigiría hacia arriba, subiendo por las escaleras y dirigiéndose hacia el interior de su cuarto, el cual se había olvidado de lo desordenado que estaba hasta que entró.

- Ehm…Lamento el desorden. Digamos que Viral es…..un poco bruto para despertarme en las mañanas – Se justificó, mirándole de reojo antes de dirigirse hacia la mesa de noche para apoyar en ella la bandeja con sándwiches y, volteando a la cama, hizo un movimiento con su mano para que esta volviera a su posición inicial mientras que con otro, arrugaba y juntaba las sábanas y demás en un rincón de la misma para encargarse de ellas más tarde, cuando Laina se fuera – Come por mientras si quieres, solo espérame 5 minutos más …. – No aclaró el para qué, pero simplemente se dirigió a su armario, pareció abrirlo y sacar algo rápido antes de cerrarlo para salir de su habitación y caminar por el pasillo hacia otra de las habitaciones de la casa. Lo que allí hizo permanecería por ahora como un simple misterio, más se pudo escuchar algo deslizándose a raíz del suelo junto con el crujir de la madera, para finalizar escuchando como amarraba algo con algo de fuerza. No tardo demasiado, menos que con los sándwiches de hecho. Y ya para cuando finalizó con lo que sea que se suponía que había ido a hacer en quien rayos sabe donde….volvió apurado hacia su cuarto, sujetando en una mano un taburete – Listo, perdón por la demora. Tenía que encargarme de un detalle... – Suspiró y agitó la cabeza a los lados – Como sea, ¿Comenzamos? – Hizo un gesto con la cabeza en lo que se dirigía hacia el computador de mesa que tenía contra una de las paredes de su habitación, el cual tenía una silla reclinable en frente. El chico dejaría el taburete al lado, echaría un poco la silla hacia atrás y miraría a Laina, indicándole que se sentara en ella – Anda, no muerde, o explota – Hasta donde él sabía.

El chico esperó a que se sentara, mientras acercaba uno de los platos en donde habían unos cuantos de los sándwiches que preparó, y lo apoyó en la mesa, a un lado de donde estaría la pantalla del computador, para acercar su mano y poder tomar uno en sus manos – Bien…Lo primero que debes hacer, es recordar qué estas cosas no utilizan ningún tipo de magia, nunca. Es…la única forma con la qué creo que alguien podría hacer explotar una de estas cosas por… “Viejas costumbres” – Supuso, arqueando una ceja y buscando en su bolsillo su celular, para sacarlo y mostrarlo – Conseguirte uno de estos te podría servir con ese primer paso. Estos los usas más comúnmente al poder tenerlos en los bolsillos todo el día, así que…Con estas cosas, uno podría fallar más seguido, y así ir acostumbrándose no hacerlo. Claro que quizá deberías comprar una buena cantidad de celulares para eso y te sería mejor en ese caso apuntar por los baratos… - Murmuró en un suspiro, girando a ver la pantalla – Pero bueno….a lo que vinimos. Intenta prender el computador – Le miró de reojo durante unos instantes - … Recuerda qué esto… - Nombró, apuntando al CPU – y esto…. – Esta vez, apuntando hacia la pantalla – Se prenden por separado. Esto porque la máquina funciona a base de electricidad y cuando quieres salir un rato de la computadora sin tener que apagarla…apagar la pantalla te sirve para ahorrar – Explicó, mientras dirigía uno de sus sándwiches hacia su boca y pegaba un mordisco a este, alzando de golpe sus dos orejas. Ahora que lo pensaba….si, estaba hambriento desde hace un rato ya que, por lo menos él, no recordaba lo último que había comido en el día. O si es que hoy día había comido en primer lugar….Pero bah, eso no importaba ahora. Ya tenía un delicioso sándwich en sus manos y ahora mismo debía preocuparse por que la pelirroja entendiera un poco más acerca de todo a lo que computadoras se refiere. De lo contrario, probablemente tendrá que soportar las constantes risas y burlas de su hermano mayor, precisamente por el hecho de haber ayudado a quien iba a hacer estallar su computador por aquellas costumbres de su viejo mundo. De todas formas y aunque lo hiciera le tendría una completa y perfecta paciencia, como había demostrado ya en varias ocasiones, pero…no podía negar tampoco que la ida de NO estallar su pc, también era tentadora (?).
avatar
Salón : 3 A Dromes : 22181
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Lun Ene 08, 2018 4:45 pm

La azabache solo sonrió ligeramente por unos milisegundos al escuchar su respuesta “Bueno, entonces no debo preocuparme” Comento para sí misma en broma, pensando de manera aparte que iba a tener que buscar de todas formas una excusa para poder ir a la enfermería en casos de emergencia cuando se sintiera mal o creyera que iba a pasar esa inestabilidad. En cuanto a lo otro, la chica tenía pensado discutirle aquello de la computadora simplemente porque no quería deberle nada, ni dejarle con un aparato que la verdad no sabia que tan importante podría llegar ser para una persona, sabía que al menos para la loba lo era por su trabajo, aunque no tenia ni idea que es lo que hacía ahí exactamente.

La Meshitsukai había preferido quedarse fuera de momento en lo que esperaba al chico, el estar ahí adentro otro minuto le iba hacer estallar de la risa porque no dejaba de imaginarse ciertas situaciones, y cuando creyó que al fin pudo quitarse la imagen de la cabeza, las palabras del contrario hicieron que nuevamente regresaran, es más, hasta le había hecho suponer que entonces el si había caído por la ventana en la mañana, encima de ese arbusto y no sabía si pensar que habían tomado la cama directamente para sacarlo o la habían movido para tirarlo abajo y luego hacia afuera, cualquier forma estaba haciendo que tuviera una sonrisa divertida en su rostro que estaba tapando con una de sus manos, mientras se mordía la lengua intentando no reírse. Hacia como que se estaba intentando aclarar la garganta para tapar los pequeños sonidos que se le escapaban y antes de responder aguanto algo la respiración -Ah, no te preocupes…-Realmente tenía ganas de reírse, pero no lo haría, tenía que guardar compostura por lo que al soltar un ligero suspiro volvió a estar como siempre, calmada al menos en aspecto porque por dentro seguía igual y entro por fin en el cuarto, mirando que el zorro parecía estar sacando algo, no le presto atención, de hecho quito la mirada de inmediato porque no quería empezar a reírse, seguro los sonidos en conjunto con su voz le habían dado una pista al chico de que algo no iba bien con ella, no sabía si eso era suficiente para hacerle saber que estaba muriéndose de risa por dentro, no importaba, si lo sabía seguramente se lo hacia saber, claro, si es que a este le molestaba.

-Esta bien-Contesto esta vez de una manera mas normal, mirando el plato con los sándwiches de reojo en lo que se sacaba el bolso que llevaba cruzado para dejarlo en algún lugar que no molestara, acto seguido tomo uno de los panes una vez el zorro se fue y le dio un pequeño mordisco solo para saborearlo. Frunció el ceño por un instante en lo que sintió el sabor, no es que le hubiera parecido desagradable, es solo que tenia algo que no podía identificar. Abrió un poco el pan y se quedo mirando la mayonesa junto con la mostaza “Supongo que es eso...” Si, la chica no había probado nada con ese tipo de aderezo hasta el momento. Cerro el pan y le dio otro mordisco, era un nuevo sabor bastante extraño si le preguntaban, del cual al menos encontraba mas agradable que el chocolate.

Iba a darle otro mordisco al pan cuando escucho de repente un sonido extraño “¿Qué fue eso?” Sabia que Kiba se había ido hacer algo, pero ahora la pregunta era ¿Qué cosa? Le había entrado un poco la curiosidad, no obstante, prefirió dejarlo pasar “No es asunto mío...” Se dijo así misma en lo que se quedaba mirando la computadora del cuarto, si no fuera porque era muy poco expresiva todo el tiempo, se hubiera notado que la estaba mirando como si fuera su enemiga o al menos con quien iba a combatir unos cuantos rounds, sonaba absurdo, pero solo por estar pensando que pronto iba a sufrir con esa cosa había dejado de comer. La voz del chico hizo que apartara la mirada del aparato para verlo a él y al taburete que traía. Asintió con la cabeza ante su sugerencia dando un suspiro, preparándose mentalmente de lo que le venia “Nada de magia, nada de magia” Se decía así misma, ya tenia entendido que los aparatos de ese lugar, ninguno en absoluto se usaba con magia o al menos ninguno hasta el momento.

Se sentó en la silla rodando los ojos y con una pequeña sonrisa en el rostro que desaparecieron apenas se acomodo para prestarle atención al zorro, ya era hora de dejar las bromas por un rato. Asintió con la cabeza ante su suposición, estaba en lo correcto esa era la forma que hacía explotar la mayoría de las maquinitas que llegaron a tocar sus manos, como los celulares, la televisión, algunas computadoras que ni siquiera le habían pertenecido entre otras, la mayoría que parecían tener un funcionamiento táctil o no tenían los botones a la vista o no parecían tener botones por lo que al momento que la chica intentaba buscar la forma que funcionaban, siempre se hacia grandes líos en la cabeza.

Apenas vio el celular del chico se le vino el recuerdo de cuantos habían explotado en sus manos y las quemaduras que se había dejado, de alguna manera se había acostumbrado a no tocarlos mas ni a tenerlo consigo porque le parecía mas un peligro para si misma que para el aparato en si, además de que cada vez que lo traía consigo no dejaba de sonar por culpa de su compañera -Si…ya tuve bastante de ellos-Comento en voz baja -Algunos terminaron como tu reloj despertador pero por culpa de Lariv…-Dijo ya, subiendo un poco más la voz y mirando de reojo al pobre objeto que aún estaba ahí destrozado en el suelo para después mirar el pan que tenia entre sus manos, dándole un pequeño mordisco dejando que el zorro continuara con su explicación y mirando hacia los lugares que apuntaba.

Termino de comerse lo que tenia en la boca con prisa porque ya le había surgido una duda la cual formularia luego de apretar el botoncito que suponía que era el de prendido/apagado, tenía el mismo simbolito que el del instituto -..¿Siempre se prenden por separado?-Aquello lo decía porque recordaba que en el momento que prendió el pc esta mañana, ambas cosas se habían prendido juntas con tan solo apretar el botoncito de la chatarra CPU. Se quedo un momento en silencio antes de formular su siguiente pregunta, también había venido justamente de lo que había recordado -Por cierto Kiba.. la flechita, esa que se mueve con….-Lo medito un instante al mismo tiempo que miro de reojo el aparatito pequeño -..¿El mouse?-No estaba segura de que se llamara así, es decir, no le veía la razón de llamarle ratón cuando este era un animal, eran detalles  que le hacían pensar en su momento cuando lo razonaba, en esta ocasión no, porque le interesaba más saber por qué su compañera tenía una huella de animal en vez de una flecha que a veces cambiaba a un chibi de ella misma o de otra persona -..bueno esa, ¿Cambia según el computador o..puede ser distinta por otro motivo?-Ya al formular la pregunta volvió a darle otra mordida a su bocadillo, una un poco más grande de las que había hecho antes.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Lun Ene 08, 2018 11:17 pm

Tanto por los gestos, como los ruidos ahogados que la chica tenía, era qué el albino entendía a la perfección como es que se encontraba la azabache. Seh, aunque lo intentara aparentar y aunque lo hiciera bien, no era raro distinguir como se moría de risa o por lo menos, como quería hacerlo. No podía negarlo, la situación de la mañana, a pesar de haber sido extremadamente molesta y jodida cuando pasó…había acabado realmente siendo chistosa, y era por ello que simplemente no podía enfadarse con su contraria o algo por el estilo. Seguramente incluso a él le habría dado un poco de gracia, más por el mero hecho de haber sido él a quien le jugaron esa broma que, por cierto, incluso llegaba a ser peor de lo que ya sonaba…Por ello es qué simplemente decidió hacerse el idiota al respecto, ignorando los sentidos y avanzando intentando apartar la mirada y sobre todo, sin mirar ni hacia su cama, ni hacia su ventana. No era que le molestase ello, simplemente…le avergonzaba un poco, incluso y aunque estuviera planeando una venganza en contra de su hermano mayor. Aparentemente con eso ambos podrían quedar relativamente a mano….Una avergonzada de su falta de habilidad para computadoras, y el otro por el hecho de haber caído por su ventana a las tantas de la mañana.

Ya luego de poder dejar un poco de lado el tema de su muy humillante caída desde su cama hacia el exterior de la casa, pudieron enfocarse un poco más en lo realmente importante y por lo qué habían acabado viniendo a la casa del chico albino en un primer lugar: Poder ver un poco más el como se desenvuelve Laina con lo que se relacione a la tecnología, más específicamente, con los computadores y el tratar de que estos puedan llegar a sus manos sin la necesidad de convertirse en el centro de atención por las explosiones que continuará produciendo si no aprende más al respecto. Algo que le llamó la atención, fue el que comentase ya haber tenido un par de teléfonos, detalle que tuvo en cuenta, creyendo que quizá en su mundo estos si existían y a lo mejor por lo mismo podría ser un pequeño camino para acostumbrarse a todo lo demás - - Pero con el resto de sus palabras, pudo entender la confusión – Ya veo… - Suspiró, decidiendo no entrar en detalles acerca de por qué responsabilizaba a Lariv sobre los destrozos que debieron de pasar sus teléfonos y, claramente, pasando de largo el tema de su despertador…pues aunque le encantaría culpar a Viral, no podía. Eso si lo había hecho por el mero deseo de quedarse en la cama un rato más. De todas formas, no le había servido y lo había hecho dar un no grato paseo mañanero….Buenas razones para dejarlo pasar – Por lo mismo has de acostumbrarte con teléfonos baratos…. - Se encogió de hombros – O te puedes conseguir uno junto a la ayuda de alguien que sepa sobre magias para volverlo un poco más resistente y que te dure – Era una buena forma de poder ir gradualmente acostumbrándose a dejar de aplicar magia en objetos comunes y corrientes. Lo entendía, le había pasado un par de veces cuando despertó de su sello de varios años. Mejor….ni si quiera quería recordar como había sido la primera vez que llegó a ver televisión.

El chico avanzaba con las explicaciones, esperando no ser demasiado…confuso o algo por el estilo. Ya varias veces le habían pedido ayuda con los estudios y tal como excusa para poder acercársele un poco más, pero como era de esperar…el albino siempre daba la misma respuesta negativa – Bueno…..No, no siempre – Confirmó a su duda – Solo los que tienen botones por aquí o por aquí… - Dijo mientras pasaba su mano por los costados de la pantalla o bien, por delante de la misma – Aunque a veces también pueden ser tan …imperceptibles, qué no te das cuenta que están ahí y solo puedes guiarte por los dibujos que tiene. Generalmente los que son así son más modernos y caros – Ya luego de eso, al ver que se quedaba viendo a la máquina, supondría que había algo que quisiera decir y por lo mismo, haría silencio, esperando a que dijese lo que sea que quisiera decir – Si, Mouse – Murmuró, notando la duda en su voz al referirse de esa forma al objeto, pensando que quizá no estaba segura si lo decía correctamente o se había equivocado – Bueno… - El albino se cruzó de brazos y se llevó la mano a la barbilla, mirando a la flecha del computador, intentando pensar en las mejores palabras para poder explicarle sin necesidad de reventarle la cabeza o algo parecido – En todos los computadores, suele ser así, una simple flecha. Así viene siempre cuando lo consigues, sea de donde sea. Ahora….una persona puede cambiar el dibujo de la flecha por el que le de la gana, pero… - Le miró con una ceja arqueada y ambas palmas hacia arriba – Nadie se da la flojera de cambiar el simbolito y termina siendo tanto raro como incómodo, generalmente. Por eso es que todo el mundo prefiere dejar la flechita y ya…. Pero eso es para más adelante, supongo que tu quieres partir por lo básico….. – Puso la mano encima del mouse, empezando a moverlo y hacer lo mismo también con la flecha blanca de la pantalla – Como verás, hay distintos símbolos en el computador – Mencionó, señalando los íconos de los distintos programas – Cada uno tiene su propia función. El saber qué hace cada cuál, no es nada más que práctica y memoria……y tengo el presentimiento de que con eso te será fácil – Por lo menos, era la impresión que le había acabado dando al albino en el poco tiempo que se conocían… - Pero no te sirve solo acostumbrarte a los mismos de siempre. Hay algunos que son básicos de los computadores como este, este, o este……Pero todos los demás los consiguen las personas individualmente para sus computadores. Osea…Puede que este programa de aquí esté en casa de todos los estudiantes de por aquí, pero no en la escuela. Puede que todos chicos tengan este otro, y también que ni una sola mujer lo tenga….y así – Explicó, mientras se apartaba del mouse, dejándoselo totalmente a disposición de la azabache.

- ¿Tienes idea de como moverte por internet? – Preguntó cruzado de brazos y conteniendo la risa que en su interior, quería salir – Verás….Este “Programa” o…este “Símbolo”, sirve para conectarse a internet…que podrías definir como una especie de…red que une a todas las computadoras y de donde puedes dar o recibir información y demás….Es esto lo que se suele utilizar para poder llenar una computadora de lo que sea que quieras llenarla – Se le quedó mirando – Ahora, intentarás descargar….no se…..Ehm, el juego “Aotu Shijie”. Entrarás en el símbolo, buscarás por ese juego, e intentarás ver donde es que tienes que darle para empezar a descargarlo – Solo esperaba no estar jugando demasiado esta vez, pues de estar haciéndolo, seguramente causaría que su computadora acabase con más virus que un hospital en mala época – Te iré dando los pasos que necesites saber a medidas que los pidas. Pero no debes olvidar que eres tú quien se estaba preparando para poder hacer todo este tipo de cosas sola….Así que te recomiendo no preguntarme por todo y solo o hagas cuando creas que es mejor no equivocarse ahora.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 22181
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Mar Ene 09, 2018 7:36 am

Tenía pensado decirle que el precio era lo de menos porque al final y al cabo cada celular que se compraba o al menos había tenido en sus manos, había sido la loba quien se lo había traído en su mayoría, lujosos o con distintas funciones a diferencia de ella que siempre se compraba los mas simple porque justamente sabia que es lo que ocurriría con ellos o porque tal vez, lo único que quería, era tener un lugar donde pudieran localizarla x personas, otra razón por la que casi no tocaba su aparatito, que por cierto, la mayoría de las veces dejaba en casa y descargado, esta no era la ocasión, estaba dentro de su bolso y en silencio, en el bendito silencio que por dios, sentía que era lo más maravilloso que podía tener el aparato cuando tenias una compañera insistente que seguramente en este momento o más tarde no dejaría de llamar.

Asintió con la cabeza ante su sugerencia, lo había pensado antes solo por estar mirando su propia túnica un día, pensaba en una carcasa para su celular, una que le ayudara a resistir su propia magia en lo que se acostumbraba, pero últimamente no había tenido tiempo para buscarle soluciones a ese tipo de cosas, también pensó en unos guantes que pues hicieran lo mismo, soportaran su poder y de una u otra manera lo retuvieran, ambos eran buenas ideas que no sabía si existían en este mundo porque en el suyo obviamente habían cosas así, claro que para lo primero no era exactamente para un celular si no para cajas fuertes u otros objetos que querías proteger porque tenían algo de valor o eran algo de valor.

Miro el lugar que indicaba en la pantalla y para sus adentros contesto “Todo lo que compra Lariv…” Refiriéndose a las cosas modernas, para la Meshitsukai, lo que hacia su compañera era un desgaste de dinero innecesario, comprando tanto lujo cada vez que podía o tenia dinero, pero que si se ponía a pensar tampoco es que tuviera mucho en que gastarlo a demás de una casa propia tal vez o un departamento a la cual, según ella, estaba postulando. No le creía en absoluto si la veía derrochando dinero como si fuera una especie de noble con mucho dinero y sin causa, pero tampoco podía culparla si era ella misma la que de repente hacia que las maquinitas del departamento dejaran de funcionar sin querer.

En cuanto a la explicación que le había dado relacionada con la flecha, aunque no lo hubiese demostrado por dentro sentía que había resuelto un misterio de la vida-Eh, si…solo tenía la duda-Contesto pensando que la demonio que vivía con ella era una especie de bicho raro, además de que entonces sí que sabía usar su ¿Lapto? No recordaba que tuviera exactamente una computadora como la que tenia enfrente o la del instituto, claro, eso no le traía ninguna confusión porque ya se lo habían explicado anteriormente, agregando que, la azabache también lo había concluido al ver los iconos que tenia en la pantalla, aunque no podía negar que en un inicio pensó que era una clase de celular bien extraño, eso sí, aquello se lo llevaría consigo a la tumba, bastante tenía con que se rieran de ella porque no sabía ocupar aparatos simples. (?)

Cada explicación que le daba el albino la entendía bastante bien y en algunos casos, no podía evitar asimilar ciertas cosas a los celulares, como lo de que iconos podrían estar o no en ciertos computadores. Recordó que en cada celular que había tenido tenían ciertas “imágenes” que siempre estaban mientras que otras variaban, sin contar que a veces las mismas de siempre lucían un tanto diferente como un fondo distinto o dibujadas de otra forma pero que al final y al cabo al entrar cumplían la misma función-Ah...más o menos-No sabía si saber moverse por la internet en el celular contaba, creía que no del todo, por lo que al final termino dando una respuesta que tampoco se oía muy segura “Redes que unen todas las computadoras…” No, no le había explotado la cabeza con aquello ni le había dejado confusa, solo que esa definición le había recordado algo que había leído en unos papeles de su majestad. Ciertamente en su mundo no había tanta tecnología como la que tenían en este, es más, por lo que había entendido según descripciones es que al parecer su querido hogar estaba en algo parecido a la edad de los castillos, con la diferencia de que ellos tenían algo de tecnología mas la magia que obviamente se hacia notar por todas partes, pero que no dejaba de verlos como seres que iban atrasados en avances, en fin, la cosa es que creía que la internet era uno de los avances que se iba a descubrir en su mundo antes de que declararan la guerra a reino vecino, o que al menos se intentaría llevar.

Asintió con la cabeza por ultima vez, antes de volver a dirigir su mirada la pantalla y antes de tocar el mouse se repitió mentalmente que no era necesario ocupar magia un par de veces para que se le quedara grabado. Hizo doble click en el símbolo que le había dicho que era para conectarse a internet y de ahí podría sacar lo quisiese cofcoelnavegadorcofcof, donde se quedo analizando unos segundos la pagina que se le había abierto “….¿Ahí se ponía lo que uno buscaba verdad o era arriba..?” Dudaba únicamente porque hace tiempo que no tocaba el celular para usarlo como tal, ni veía a su compañera usar su lapto, pero al ver que al poner la flechita encima del recuadro blanco decía buscar hizo un click y escribió lo que acababa de decirle el zorro “Juego de Aotu Shijie..” Repitió mentalmente en lo que escribía, al menos no tenia problemas para usar el teclado porque el mouse aun se estaba acostumbrando con eso de que click derecho para esto y click izquierdo para lo otro, se había notado en el momento en que había puesto la flecha sobre el simbolito pero no había apretado de inmediato porque estaba intentando recordar lo que había visto en ocasiones anteriores, aunque no se notara, la chica siempre estaba viendo de reojo lo que hacían las demás personas y se fijaba justamente en ese tipo de detalles, después de todo era así como había aprendido gran parte de las cosas que sabía, observando.

Ya con el resultado de lo que se había puesto a buscar se puso a mirar todas la opciones que le salían de reojo, vio lo que decía el número de resultados que le habían aparecido y agradecía que su rostro no demostrara como se sentía porque si no hubiera visto como se sentía de complicada “…Ignora el número..ignóralo, no es importante…no tienes que revisar todo lo que salió” Realmente no tenia ni idea de si el número era importante, pero no le importaba, mejor se iba a preocupar de mirar lo que le decían los nombres de los link, iba a seleccionar uno de los primeros porque decía algo sobre ser la pagina oficial y un montón de cosas que no comprendía del todo creyendo que tal vez ahí iba a salir lo que buscaba, pero al ver que un poco más debajo de este decía algo de descargar el juego, registrarse, información del juego entre otros, prefirió arriesgarse apretar lo que decía descargar juego “¿Es como..la bajada de un periódico no? ¿Supongo que también se puede hacer click en eso..? ¿Verdad?” No podía evitar sentirse algo tensa y nerviosa por dentro, aun si el albino la mirase o no, estaba preocupada de no relajarse demasiado porque cada vez que dejaba de ser consciente le daba por querer ocupar las cosas con magia creyendo que funcionarían más rápido o porque no harían su trabajo sin eso.

Lo que había apretado le había redirigido a una página que decía un montón de información que no entendía obviamente, no porque estuviese en otro idioma, es que literalmente no tenia idea de que car*jos estaba hablando “Requisitos del sistema.. ¿Sistema? ¿Cuál? ¿Qué?” Arqueo una ceja porque había varios “botones” si es que podía llamarle así, diciendo descargar “Controladores de tarjeta gráfica…¿Tarjeta Grafica?” Cada cosa que leía le hacía preguntarse qué significaba todo eso porque no entraban en las definiciones de lo que conocía, prefiriendo pasar de estos al final porque cada uno tenia algo que le decía indirectamente “esto es para el juego, no el juego en si” o al menos eso quería creer hasta que encontró uno que al fin parecía la opción correcta, pero al apretarla le salió una especie de aviso abajo diciendo que lo que quería descargar podría dañar el ordenador (Ejemplo visual(?)) “¿Eh..?” Ahí ya fue cuando decidió darse la vuelta para ver al chico, con ESO no iba experimentar-Kiba..-Murmuro sin saber que preguntar exactamente-Le di a descargar, pero…dice que descargarlo podría dañar tu..computador-Intento decirlo de la manera mas neutral posible, sin embargo, se notaba en su tono algo de preocupación.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Viral & Kiba el Mar Ene 09, 2018 11:34 pm

Ahora venía lo que seguramente podría resultar un tanto más divertido, por lo menos para él. El como se desenvolvería Laina con la computadora sería, cuanto menos, interesante……o gracioso. De todas formas, ahora por lo menos la chica podía expresar abiertamente cualquier duda que le surgiera y tomarse su tiempo sin necesidad de llegar a actuar sospechosamente extraña, como hubiera pasado en la escuela, en un ciber, o en cualquier sitio donde un extra hubiera podido observarle – Bueno, supongo que ahora lo comprobaremos….¿No? – A lo que se refería con ese “Más o menos”, no supo cómo interpretarlo. Más sin embargo ahora mismo poco era lo que importaba, después de todo, lo vería por sus propios ojos y así podría saber en donde es que podría estar fallando la chica, ya que, entendía a la perfección que intentar enseñar a alguien qué era el internet desde 0…podía llegar a resultar difícil, incluso con las personas de esos tiempos, ni hablar en donde un teléfono celular aún ni si quiera ha llegado a existir. Más sin embrago, el propio Kiba era la prueba de que, aunque fuera difícil, uno podía acabar acostumbrándose a todas esas extrañas cosas que se habían acabado convirtiendo en la cotidianidad de los demás. Bueno, eso si no contabas o simplemente excluías el tema de la escuela. Eso es algo que sigue sin poder ser asimilado por él como para acostumbrarse, y se limita a soportarlo.

Una vez se terminó el sándwich que había sacado para sí mismo, simplemente se cruzó de brazos y se quedó en completo silencio, quieto y atento a la pantalla. Evitaba hacer gestos faciales y demás para evitar poner nerviosa a la chica, pues quería ver hasta donde podía llegar sin tener él que decirle si estaba siguiendo un buen o un mal camino. No le importó el absoluto el tiempo que se estuviera tomando o que se fuera tomar, pues él era bastante paciente en casi todos los sentidos. Vio como seleccionaba el navegador y como introducía el juego en cuestión para buscarlo. “Bien, sabe usar el mouse, él teclado y reconoce lo que es un navegador….” Se dijo mentalmente, como si estuviera tomando nota para saber qué cosas eran las que ya sabía y así, evitar repetírselas cuando esto era innecesario. Por otro lado, veía en qué momentos había tardado quizá un poco más de lo que debería, lo que le daba la sensación de que quizá hubo un par de cosas que a pesar de saber o simplemente acertar, podía no conocer tan bien….como por ejemplo, el instante en el que abrió el navegador y cuando este le arrojó los miles de resultados que habitualmente lanza cuando buscas cualquier frase o palabra. Por lo demás, continuó bien e incluso llegó a la página correcta que te permitía descargar ese juego del que simplemente había escuchado hablar una vez y ni él mismo sabía de que rayos trataba. Ya luego la chica llegaría al punto en el cual Kiba no había pensado, qué era donde se daban TODOS los detalles acerca del juego que una persona promedio, ignora porque ni ellos mismos entienden que dicen….Cuando vio aquello, no pudo evitar alzar una ceja y ver de reojo a la chica, intentando contener la sonrisa que se le formaba a ratos. “Bueno….aparentas bien el no entender absolutamente nada” Se murmuró por lo bajo así mismo. Buscando evitar soltar una risa, el chico se llevó la palma de la mano para cubrirse los ojos mientras bajaba la mirada, respirando hondo para frenar la risa, aunque la sonrisa no se desvanecía.

Ya para cuando pudo calmarse un poco más, escuchó la voz de Laina de nuevo, refiriéndose a él - ¿E-eh? – Reaccionó, quitándose la mano de la cara y sacudiendo un poco la cabeza de los lados, más aún un tanto divertido por la situación en la que estaba. Vio la pantalla, inclinándose un poco hacia adelante y viendo que ya había conseguido llegar a ese punto – Ah, eso……No importa – Comentó mientras sujetaba el mouse durante unos segundos por sobre la mano de la chica para cerrar esa ventana y luego, soltarle – Ese es un aviso que pone el navegador a todas las páginas que considera que podrían resultar….”Peligrosas”. Pero…. – Suelta un muy profundo suspiro – Realmente, cataloga como peligrosas todas las páginas que el navegador “No conoce”. Por ello la mitad de las cosas que te encuentres en internet, o más….pueden tener ese aviso. Mientras un computador tenga un buen antivirus, de eso no hay que preocuparse. Pero ya te explicaré de eso más adelante – Se volvió a sentar bien, derecho – La idea de esto era ver si podías llegar a descargarlo si sabías usar lo que veías, y como lo usabas. Permiso… - Dijo señalando el mouse para permitirle usarlo, tomándolo luego y dirigiéndose de vuelta hacia el inicio del navegador – Aquí creo que te vi tener una duda… Este, como viste, es lo que se utiliza para hacer las búsquedas. Y como debiste notar antes…cuando escribes, aparece debajo sugerencias de qué puedes estar buscando en relación a que frases son las más buscadas, similares a las tuyas. Esto…. – Apuntó a la barra de arriba – Tiene su misma función, solo que aquí no te aparecen las sugerencias de palabras – Se acercó un poco el teclado para teclear “Aotu Shijie”, llegando a la misma lista de links que había llegado la chica – Sin embargo, como verás, cada página parece tener un “Link…” Dentro del internet, podrías considerar que cada “Link”, es su coordenada – Subrayó el Link de la búsqueda – Cada Link, de cada página, es único. No se repiten, ya sea por un punto, una barra, una letra…etc. Otra cosa que puedes hacer con la barra de arriba, es copiar el link exacto de la página a la que quieres llegar y te lleva inmediatamente, así evitas tener que buscarla en el listado de links – Entonces, el chico empezó a escribir el link de la página del juego que había encontrado Laina. Como dijo, llegó a la página principal del juego de todas formas – E igual que la barra del buscador de abajo, la barra de arriba también te puede mostrar “Sugerencias”, pero….las sugerencias que la barra de arriba te muestra, son solo sugerencias de Links que ya hayas visitado antes – En ese instante volvió a colocar el buscador, copió el inicio del link de la página del juego y, el resto del link aparecía debajo de este – Oh, y con respecto al buscador…. – En el buscador, buscó de nuevo “Aotu Shijie”, llegando a la página llena de links – Este funciona buscando en distintas páginas las palabras que escribiste. Se ordenan según que páginas tienen mayores visitas y cuales parecen relacionarse más con las palabras que buscas. Sin embargo, es de esperar que hayan miles de páginas, como ves… - Empezó a bajar, hasta llegar al tope de la página donde te daba la opción de ir a la “Página 2, 3, 4, 5…..” – Todas las páginas que te recomiendan, son todas las que mencionan las palabras que escribiste o…simplemente palabras similares. Por eso es qué la gran mayoría deja de servir bastante pronto y los resultados que te interesan suelen estar solo en los primeros links y, rara vez, podrías encontrar algo por la segunda página….pero no mucho más – Suspiró profundamente, apartándose del teclado de nuevo – Bien, ahor-….

Se escuchó como la ventana que estaba en un cuarto por el segundo piso se abría y por ella, alguien parecía entrar. Kiba olfateó el aire y simplemente suspiró, ignorándolo – Es Viral, no importa… Como sea, ahora te enseñaré a usar unos cuantos programas que solemos usar en la escuela - De la habitación contraria, parecían escucharse múltiples ruidos, como si buscara algo en específico o algo por el estilo. Al no encontrar lo que sea, el rubio refunfuñaba…más una vez se detuvo, pareció que lo había encontrado – Hey, ColaPulgosa. Yo ya debo ir a encargarme de otro sujeto así que no me esper… - Pasó caminando por el pasillo, mirando de reojo hacia el interior de la habitación de Kiba y deteniéndose en seco al verlo acompañado - ….res…. – Kiba se le quedó mirando los breves instantes de tiempo que el incómodo silencio perduró - …Lariv te manda saludos – Viral arqueó la ceja - ¿Tu porqué..? Como sea – Rodó los ojos y apartó la mirada – En mi cuarto, no – Dijo molestándole antes de alejarse de nuevo en dirección a las escaleras. Kiba solo se llevó la mano a la cara como un facepalm, soltando un profundo suspiro e intentando calmarse. No dijo nada, solo se quedó así hasta qué…de la nada, el sonido de algo rápido deslizándose por alguna superficie sonó, culminando con el sonido de un fuerte golpe para luego, empezar un muy furioso grito - ¡¡¡KIIIIIIIIIIIIBAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!! – El albino apartó la mano de su cara, mostrando una sonrisa cabrona y de satisfacción – Espérame un poco, o si quieres ven, llevo desde la mañana esperando esto – Se levantó y caminó con los brazos cruzados hacia el exterior de su cuarto, pudiendo ver entonces a Viral, tal como lo había planeado…con las muñecas y tobillos atados en un solo nudo por una extraña cuerda negra, colgando como un péndulo por la escalera. Se le veía…molesto, bastante molesto - ¡¡¡SUELTAME AHORA MISMO, IDIOTA!!! – Kiba solo miraba la escena complacido, e incluso moviendo la cola – Bien….creo que eso fue suficiente. ¿Volvemos al PC, Laina? – Y sin más, se regresó a su cuarto, a dirigirse al PC para continuar con las lecciones (?) - ¡¡¡NO TE ATREVAS A DEJARME ASÍ!!! ¡¡¡MALDITO ZORRO HIJO DE….!!! – Se quejaba mientras se agitaba a todos lados intentando liberarse. Aquellos hilos o cuerdas que Kiba creaba no eran tan fáciles de romper como otras cosas, más Kiba sabía que en un rato se lograría soltar…Claro que como tenía una misión pendiente, no podría ir a vengarse y tendría que correr a encargarse de quien sabe quien…..Ahora mismo eso no le preocupaba. Era feliz con su venganza, y tan solo se enfocaría a continuar con las enseñanzas a la azabache.
avatar
Salón : 3 A Dromes : 22181
Reputación : 8
Mensajes : 133
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Lariv & Laina el Miér Ene 10, 2018 5:57 am

En todo el proceso de búsqueda la chica se había centrado solo en lo que estaba haciendo, ignorando casi por completo lo que se escuchaba a su alrededor, incluso la respiración del mismo zorro por estar concentrada en lo que hacía, sin embargo, al darse vuelta y ver la posición del chico le había hecho preguntarse si le había ocurrido algo aunque pudo notar levemente por unos instantes la sonrisa de este “Al menos disimula mejor que Lariv..” Se dijo así misma, bien, se sentía un poco apenada en el fondo, por un momento pensó que había hecho algo mal o algo estúpido en el proceso para hacer que el albino tuviera que estar aguantándose la risa, o tal vez no había nada de lo que tuviese que preocuparse porque realmente lo que le diera risa, era como se demoraba para analizar ciertas cosas o hacerlas.

Su cara seguían sin reflejar gran cosa, de hecho no reflejaba nada por simples costumbres, pero estaba aliviada y al mismo tiempo con una duda “¿Cómo se puede dañar una computadora por descargar algo?” Oh, si, aun no entendía nada de los virus u cosas por el estilo, pero podía intentar hacerse una idea de que tal vez existía una forma “¿Antivirus…? ¿Es alguna clase de programa para ir contra..virus de computadoras? ¿Las computadoras pueden enfermarse…?” Bien, con unas simples palabras la había llenado de dudas que se calmaron al instante que dijo que era algo que verían después “…Por favor” Respondió mentalmente en lo que asintió con la cabeza para disimular que había entendido una parte de lo que le había dicho, si bueno, lo había hecho, pero al mismo tiempo le lleno de mas dudas que seguramente en un futuro haría.

Quito la mano con mucho gusto y alivio del mouse, percatándose de que había dejado el resto de su sándwich en sus piernas, algo que seguramente hizo por inercia al estar prestando atención a lo que decía el zorro. Tomo el pan entre sus manos, y aunque no sentía exactamente hambre le volvió a dar un mordisco en lo que miraba a la pantalla, escuchando lo que tenia que decirle el contrario. El sabor le era algo atrapante, al menos si le daban ganas de seguir comiendo mas de este aunque tampoco le iba a prestar mucha atención a aquello cuando podría decirse que estaba tomando unas verdaderas clases sobre lo que le importaba, a diferencia del instituto que en todo lo que había pasado el día de hoy, no había aprendido nada nuevo además de que los chicos de su edad aparente eran un montón de inmaduros que al parecer no entendían como no hacer sentir a una persona mas incomoda de lo que podría sentirse en un nuevo ambiente.

Entre la explicación, la azabache se hizo un poco más atrás al notar que el chico quería ocupar el teclado, terminándose lo que le quedaba en las manos sin percatarse hasta que se las volvió a mirar. Bien, si estaba prestándole atención a otra cosa mientras comía, se sentía menos forzada a alimentarse de aquella manera, detalle que obviamente no comentaría, solo quedaría en su mente en lo que terminaban de explicarle algo relacionado a los links de búsqueda.

Apenas escucho un sonido que no era proveniente de la habitación donde estaban se alerto un poco, no había quitado la mirada del computador para no hacer obvia su reacción pero en su mente... “Dime por favor que no es Spill…” Suplicaba mentalmente, suspirando suavemente al instante en que Kiba le menciono que solo era su hermano, aquello le había traído alivio y al mismo tiempo le hizo percatarse de algo “Señor zorro rastrero sabe identificar olores aun estando en otra habitación…posiblemente los olores de la mayoría de su casa…” Podría parecer que el nombrecito iba de broma, pero para ella iba en serio eso de que literalmente la había encontrado cuanto... ¿Tres veces? En un mismo lugar bastante grande a base de su olfato, aunque no estaba segura si la tercera había sido algo apropósito, suponía que podría ser un si tanto como un no, aunque no era algo de lo que se preocupase en este instante.

Por otro lado, no podía dejar de estar atenta a los sonidos que estaba causando el ajeno, no porque le preocupase, simplemente los escuchaba de paso y en cierta manera le estaban recordando a Lariv cuando no encontraba sus lápices “Son igual de ruidosos…” Comento para sí misma, para luego mirar al pasillo al escuchar los pasos de Viral por ahí, además de su voz. Le hizo un gesto con la mano en forma de saludo, no pensaba hablar, de hecho estaba mas analizando de pies a cabeza “…Pensaba que Lariv le dibujaba detalles demás o menos para hacerlo ver… ¿Mas heroico en sus dibujos? Pero ahora que lo veo...es igual.” No sabia que pensar al respecto, tenia al grandioso Viral del cual había escuchado mas de alguna historia la cual no presto del todo atención y estaba segura de que si le enviaba una ¿Foto? A su compañera, le haría chillar de alegría. No lo haría ni de joda, no iba a tocar el celular, así que, al llegar de regreso, no mencionaría que había estado en el hogar de Kiba, aunque si era igual de rastrera que el zorro aquí a su lado, lo sabría de todas maneras.

Quito su mirada del rubio para mirar al chico a su lado por la reacción que había tenido “¿En su cuarto...no que?” La Meshitsukai no tenia ni idea de que estaba hablando el demonio enfrente de ella, tal vez porque no le dio tiempo para razonarlo o porque simplemente no entendía y ya, tampoco iba a darle vueltas al asunto en este instante. Volvió a mirar al pasillo al escuchar el grito y luego al zorro que había mostrado una sonrisa diferente de las que había visto hasta ahora por lo que no pudo evitar abrir un poco más los ojos de la sorpresa. Recordó por unos instantes que había escuchado unos sonidos raros antes de que Kiba empezara a enseñarle y la curiosidad de saber que había hecho o que había pasado para que el rubio gritara comenzó a invadirla.

No dijo nada ante su ofrecimiento, solo se levanto del asiento para acompañarle y al ver la escena se tapó la boca con la mano como en ocasiones anteriores para no reírse, ni que se viera su sonrisa-Cla..Claro-Contesto con algo de dificultad porque se estaba aguantando la risa. Miro de reojo la cuerda, a Viral, la situación en si para después darse la vuelta como si nada, a ella no le importaba en lo absoluto la persona que tenía colgando enfrente por mucho que supiera de esta a través de la loba, por lo que pudo volver a la habitación y sentarse nuevamente sin ningún remordimiento, no obstante, no podía negar que quería estallar de la risa como en otras ocasiones en el día que, por cierto se había convertido en uno bastante divertido si le quitaba el hecho de como la habían hostigado sus compañeros de clase. Dio un gran suspiro para tranquilizarse y luego volvió a mirar a Kiba intentando no pensar en nada sobre lo que pudo haberle pasado en la mañana, ni como ahora había dejado colgando al rubio en las escaleras, nop, absolutamente nada para continuar con las clases.


Un rato después

Ya luego de quien sabe cuanto rato de explicaciones de programas de los cuales se solía utilizar en el instituto, la azabache se hecho un poco hacia atrás con el asiento intentando procesar la nueva información de forma ordenada para intentar no olvidar ningún detalle en lo que al final le quedaba el pensamiento de “Tendré que comprarme una de estas cosas para mejorar en lo que es practica.. la teoría no siempre basta” Y claro, si volvía a repetir varios de los procesos que el zorro le había enseñado hasta ahora, tranquila en su habitación aunque igual con algo de tensión porque no debía ocupar magia, seguro terminaría agarrando la costumbre tarde o temprano, sin embargo, estaba la pregunta de si realmente tendría el tiempo para hacerlo, aparte de absorber información como si no hubiera un mañana cada día, en entender de que iba la sociedad y cada cosa que tenia en la actualidad aquel mundo, también estaba su continua investigación de encontrar una forma de abrir el portal a su verdadero hogar, dudaba poder dejar eso de lado solo porque tenia al contrario de aliado, no es como si fuera a dejarle a él todo el trabajo mientras ella intentaba adaptarse a un mundo en el cual no quería estar y que en muchas ocasiones, se decía así misma que no se quería adaptar.

-Entonces… ¿Eso sería todo lo básico?-Pregunto haciendo énfasis en la última palabra, pues estaba segura de que aquello no era exactamente toodo, pero si lo suficiente o casi suficiente para la chica, razón por la que formulo la duda, para ver si tenía algo más que aportar. Si se lo preguntaban, mentalmente estaba un poco agotada, el hecho de tener que estar bastante consciente de que no debía ocupar la magia en los artefactos por periodos largos a veces terminaba agotándola, pues el aprender en si no le era la graaan cosa comparado con aquello, en casi cada pausa o mejor dicho, oportunidad que había tenido de alejar las manos del aparato porque Kiba le estaba explicando, lo había hecho con tanto gusto que hasta en al menos dos ocasiones había soltando un suspiro de alivio.

-Dame un momento..-Dijo de repente, levándose de su puesto únicamente para acercarse a su bolso y abrirlo, dio un pequeño suspiro volviendo a decirse mentalmente “Nada de magia...” Para proceder a tomar su celular, no era exactamente de los baratos, ni tampoco de los caros, pero no dejaba de ser uno moderno y táctil por completo, con solo apretar el botón de desbloqueo vio la razón de porque prefería dejarlo en casa “17 llamadas perdidas” todas de su querida compañera-….-Volvió a suspirar, no quería saber que le había pasado a la chica para que llamara tantas veces, aunque bueno, era su compañera, no había necesidad para que pasara algo extremadamente grandioso para que ella llamara sin parar en la mayoría de las ocasiones, por no decir que en casi todas. Cambio la configuración de silencio a vibrador y guardo nuevamente el celular, ya que aquello era lo que quería confirmar, mientras no tuviera al menos unas 30 o 40 llamadas de ella no lo iba a considerar importante, porque si, veía a la loba capaz de llamarla esa cantidad de veces si era una urgencia, pero por si acaso respondería la próxima vez que el aparato "sonara", tal vez la misma necesitara algo, después de todo hoy era un día muy ocupado para la loba.

Tomo el bolso para cruzárselo, tenia entendido que las clases con el albino habían acabado. Abrió un poco la boca para decir algo pero en el momento que lo hizo escucho las vibraciones de su celular haciendo que al final ese intento de habla se convirtiera en un suspiro en lo que sacaba nuevamente el celular mientras hacia una seña de que esperara con la mano al contrario para salir del cuarto-¿Qué ocu..?-No termino de decir la frase y ya la loba estaba gritándole a través del celular-rre..-Termino de decir al mismo tiempo se escuchaba desde el otro lado del celular-¡LAAAAAAAINA! ¡AL FIN!-No pensaba decir nada, la dejaría hablar libremente-¿Me puedes traer bebidas energizantes por favor? Acabo de terminar los trabajos atrasados, pero me dieron otros y como quiero días libres voy a terminarlos todos esta no…-Aparto el celular dejando hablar a la loba sola, ni siquiera lo necesitaba cerca para escucharla con lo fuerte que hablaba-Kiba.. ¿Por aquí cerca hay una tienda?-Pregunto asomándose al cuarto para que luego se escuchase un grito de fondo del cual no se entendió nada-…-Laina miro el celular de reojo buscando botón para colgar y apenas lo vio, lo apretó. Ya con ese grito, no quería saber que iba a decir la demonio, tenia una idea de la cual quería no quería pensar más allá, es más, hasta guardo el celular, que llamase todo lo que quisiese no iba a volver a responderle.



Extras:

avatar
Salón : 3 A Dromes : 36330
Reputación : 2
Mensajes : 152
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mysterious new student (Priv. Kiba)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.