Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Febrero 2019
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
BÚSQUEDA
Se busca gente con ojo para las noticias ♥
POR Mikaela Lovegood
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de este mes!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Ayiw Kryomi el Jue Ene 04, 2018 11:55 am

- Aquel libro, encontrado por causalidad que creyó casualidad, comenzaba a ser insuficiente. Pues el libro le ayudaba en progreso ideal, una línea recta que se dibujaba lento y bien marcado, pero su progerso era... ¡de cualquier forma, menos lineal! Tenía retrocesos, caídas, detenimientos, adelantamientos, en un ir y venir constante de incertezas y caos. Más, entre memoria y meditación, logró encontrar el momento exacto en el que comenzó el descontrol en su vida, al menos el descontrol que no estaba pudiendo soportar. 


No había sido al llegar a la cuidad, ni con la partida de sus padres, ni al ingresar el instituto. Se había  dado específicamente cuando tomó las clases para poder controlar su poder. Un maestro, al que consideraba... ¿conocido? había hecho algo en ella... algo que nunca imaginó que podría llegara sucederle, y eso que veía cosas a diario que estarían fuera de la comprensión de un humano "racional". El despertar en su ser de alg que no era ella. Era un otro... una otra, para ser precisos, que pareció despertar de un letargo que quién sabe cuánto tiempo habría durado... para serle de constante peso, de piedra de tropieza, de empujones que no buscaba y le obligaban a avanzar con velocidad a veces.


Claro que por un tiempo lo culpó. ¿Llegó a odiarlo...? No, pero sentía profundo resentimiento. ¿Por qué despertar algo en ella que no podría controlar...? ¿Solo por haberlo notado? Le costó mucho. ¡Bueno! Le costó como todas las cosas que hacía desde que ella, a quien había llamado Brish, había llegado a su vida. Pero... logró ubicarlo. Pese a que se encontraba constantemente en movimiento, que su energía variaba, que su esencia cambiaba de un extremo a su opuesto, había dado con él. A penas logró encontrarlo, aún en su hogar, se calzó con un par de pantuflas y su bolsito. Traía a penas un pullóver de lana, que sería a penas suficiente para mantenerla caliente, pero no perdería la chance de hallarlo. 


Corrió con todas sus fuerzas; agradeciendo que últimamente el ejercicio fuese una constante. El escuchar muertos y moribundos también había iniciado con el despertar de ella, el presentir el deseo de las plantas, así como la voluntad de los animales. Los viajes astrales, la incapacidad de conciliar el sueño cuando estudiaba, el entendimiento en escritura y habla de idiomas que jamás habían sido registrados en la Tierra. Todo... era todo tan caótico desde que él... le había obligado a vivir junto a ella. 


Con el corazón en la garganta, sin distinguir del todo el camino, llegó al lugar, donde sus ojos distinguieron una grieta... era un ligero quiebre en el espacio que... despedía la presencia de quien buscaba. Sacó del bolso su libro blanco, abrió y de la página en blanco que encontró, brotó de la fibra de papel la tinta que escribió verso complejo. Estaba en hebreo, por lo que... necesitaría ayuda. Tomó una de las piedras que le colgaban del cuello, una negra con pintitas blancas. La apretó con fuerza con la izquierda, con la derecha sosteniendo el registro, conjuró con más energía que nunca en su corto tiempo aprendiendo magia. - גרניט ושנהב, תנו לי את הכלים שיפתחו את הדלת בכוח. מדריך אותי בכל צעד, כדי לשמור על הפתיחה, כמה שאתה רוצה, פתוח  - bramó con autoridad, y de su puño izquierdo brotó una delgada figura negra que obedeció a la ¿castaña...? su cabello blanco delataba el esfuerzo que le era el hechizo.

Pero sin error alguno aquel ser introdujo lo que podría considerar manos en la grieta... comenzando con un grito gutural a desgarrar el espacio, sumiso a la orden de quien le había invocado:

"Granito y marfil, denme las herramientas que que abrirán por la fuerza esta puerta. Guíenme en cada paso, para mantener esta apertura, todo cuánto desee, abierta"-


"Como cuando ves algo que te hace feliz. 

Verdaderamente feliz."

Улыбается девушка:


- Actúo - 
... Hablo... 
"Pienso"

~Music's time~:
~Gracias Crash c:~

Gracias Luka:
Ayiw Kryomi
Salón : Universitario(a) Edad : 19 Dromes : 249027
Reputación : 10
Mensajes : 848
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Nykhal Drakhsen el Vie Ene 05, 2018 3:31 am

Una serie de eventos desafortunados habían provocado que Nykhal desapareciera antes de terminar la clase de poderes a la cual de forma extrañamente voluntaria se había dispuesto a ejercer, incluso había desaparecido de sus clases habituales en Takemori, sentía que la docencia no era algo adecuado para él pero tampoco le molestaba y no era ese sentimiento lo que había provocado que desapareciera. Últimamente tenía una especie de ¨desajuste¨ en su energía, su propia oscuridad parecía intensificarse de una manera que pese a controlarla parecía estar afectando todo aquello que estuviera a su alrededor motivo por el cual había optado por irse del bosque para dejar de afectar la naturaleza pues había pequeñas zonas de naturaleza muerta y no deseaba causar daños que después resultaran en algo irreparable, cuando estuviera en total control regresaría para intentar alimentar con luz aquello que estaba haciendo agonizar con oscuridad.

Sin embargo no recordaba exactamente cuándo empezó esa anomalía en su energía, tal vez empezó desde aquel extraño encuentro con una hija que no sabía que tenía hasta ese instante, pero no la culpaba, no se debía solo a ella y la impresión del encuentro, no, era algo más profundo y siniestro pero no lograba comprender que era, lo había percibido desde que se adentró a una zona del bosque a la cual parecía nunca llegar el sol, donde la naturaleza se había adaptado de manera siniestra a la falta de luz, había llegado ahí porque de alguna forma sintió que algo lo llamaba y al llegar una repentina inquietud lo había invadido, no era miedo pero tampoco hubo la falta del mismo…fue una serie de emociones indescriptibles para él y desde entonces no había logrado estabilizar la energía en su interior que pareció potenciada por ese extraño lugar.

Fue por ese motivo que había optado por aislarse del mundo, no planeaba regresar a Aoygvázer y no lo hizo, la ventaja de ser quien era resaltaba en el hecho de que podía generar un velo dimensional personal, una zona para su propio uso y confort donde a menos que él lo permitiera no sería alcanzado por nadie pero para prevenir se había dirigido a la zona más alta y retirada de la colina, ahí donde creía que nadie llegaría y por supuesto donde pensó que nadie lo encontraría aunque estaba seguro que nadie estaría interesado en buscarlo, no conocía a demasiadas personas y no había generado ninguna conexión en especial con nadie –a excepción de su hija- como para que quisieran su compañía y por supuesto, ese hecho no le importaba en lo más mínimo.

Pero ese día en concreto se había dejado arrastrar por un profundo sueño, en ese lugar su energía no tenía ninguna especie de alteración y no había ningún peligro que lo acechara por lo que podía permitirse el lujo de dormir, pues desde que llego a la dimensión de la tierra había comenzado a dormir de forma en que bajaba sus defensas, ahí realmente dormía al saber que ningún Zykhari o Dios lo estaría acechando esperando la más mínima oportunidad, de haber estado en Aoygvázer el dormir de esa manera hubiese resultado en un error fatal pero no estaba en su dimensión así que se permitía aquello y por ese motivo una grieta en su espacio se presentó, tal vez para algunos seres aquello pasaría desapercibido pero no para otros más sensibles.

Sintió un golpe potente a la altura de su corazón, aquella sensación fue el aviso a la repentina intrusión que estaba efectuándose en ese instante en su zona y para Nykhal aquello no era otra cosa más que un ataque, aun no se acostumbraba a la calma y a la falta de peligro por lo que esa intromisión la tomo como una especie de agresión a la cual respondió con rapidez, sus ojos desencajados en una expresión siniestra jamás mostrada a algún terrano, ojos desprovisto de sentimientos y emociones forjados en cruentas batallas revelaban la sed de sangre que clamaba con su espada curveada señalando a los intrusos en una clara muestra de que se encontraba listo para segar la vida de quien sea.


imagen:



Gracias Dante por el ava y la firma! son hermosas<3

—Hablo— Narro ¨Pienso¨
Cédula de identidad.:
Nykhal Drakhsen
Dromes : 65145
Reputación : 7
Mensajes : 232
Ver perfil de usuario
Nykhal Drakhsen
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Ayiw Kryomi el Miér Ene 10, 2018 8:21 pm

- Aquel ser invocado y creado por ella, acabó por introducir ambos brazos dentro del portal. Gimió con dolor, pues era doloroso para la castaña el concentrar tanto poder como para llamar a alguien dentro de un quiebre como ese. Y ante aquella mirada, la figura terminó por reverenciar a quien había buscado su ama, y luego, deshizo su cuerpo en un marco color negruzco, que sirvió para que deje ver detrás suyo a su maestra, y para retener la grieta abierta. 


Ayiw avanzó dos pasos... sintiendo que... el corazón se le saldría de tan fuerte que latía en su pecho. Tanto por lo que había pasado, tantas noches sin dormir, tantas disculpas que había tenido que dar porque cuando "ella" tomaba el cuerpo, Ayiw quedaba en un aletargo en el que no sabía qué sucedía hasta que volvía a dominar el cuerpo, notando los desastres ocasionados por ella. Tanto sufrimiento físico, debilidad y descontrol de su cuerpo, por las torpezas que pasaba por segunda vez en la vida; su cuerpo estaba cambiando, estaba mutando... y el crecimiento dolía horrores en zonas de su cuerpo que ni siquiera sabía que podía sentir.  ... avanzó paso a paso hasta notar un figura dentro del portal... ante lo que contuvo el aliento. Era él. Era... su sensei. -


... - con los ojos repletos de lágrimas se acercó dos pasos, antes de inclinarse como un caballero antiguo.- Maestro... suplico.... por su ayuda... - susurró con voz rota.- ... y exijo un respaldo de su parte en este desastre iniciado por su mano. - Aquellos habían sido los formalismos, ahora seguían... - ... por favor, Nykhal... ayúdame... - susurró alzando los ojos grises, rebosantes de lágrimas, que floraban a su rededor como una de las sustancias más puras que existen: Lácrimas.


Sollozó con fuerza y en menos de 2 segundos, el ser de negro perdió fuerzas, cerrando en tiempo límite el portal... de paso, dejándolo sano, intacto... irreconocible.- No... - susurró alzando una mano, cual si pudiese alcanzar la etérea figura que había sido el hombre cubierto de vendas.- ... ¡... no... por favor! - chilló cerrando los ojos, cubriéndose el rostro con ambas manos.- ¡... r-regresa... ya no puedo luchar... necesito... yo...! - hipó con fuerza, inclinándose como si aún estuviese suplicando a la figura que había visto hacía unos instantes atrás. - .... por favor... 


"Como cuando ves algo que te hace feliz. 

Verdaderamente feliz."

Улыбается девушка:


- Actúo - 
... Hablo... 
"Pienso"

~Music's time~:
~Gracias Crash c:~

Gracias Luka:
Ayiw Kryomi
Salón : Universitario(a) Edad : 19 Dromes : 249027
Reputación : 10
Mensajes : 848
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Nykhal Drakhsen el Miér Ene 24, 2018 12:54 am

Nykhal mantuvo la expresión y la amenaza de la espada incluso después de observar aquella reverencia, aunque no sentía ninguna hostilidad por parte de aquella criatura, para Nykhal la intromisión le resultaba de lo más irritante por lo que solo estaba buscando un gesto, alguna excusa que le sirviera para eliminar a los intrusos, pero no lo hizo, no al observar al ser que se encontraba detrás del ente, el cabello blanco tal vez hubiese confundido a otros seres respecto a que se tratara de la misma persona, pero había detalles que para Nykhal no pasaban desapercibidos y ese detalle que lo hizo reconocer a la joven del bosque y quien había sido su alumna eran precisamente esos expresivos ojos grises.

Bajo su espada pero no la había guardado, sin importar quien fuera él no bajaría su guardia, ella había llegado hasta ese lugar y sus intenciones al no conocerlas le impedía confiarse solo porque en el pasado se ayudaron mutuamente y ella tomo su clase, para Nykhal eso no era suficiente como para sentir confianza hacia otros y estaba claro que la terrana ante él no era alguien común, lo noto en las clases y lo confirmo en ese instante.

La miro inclinarse, la manera en que le pedía ayuda y ¿el desastre que él inicio? Aquello sin duda lo hizo arquear una ceja, la expresión indiferente no había abandonado en ningún momento su rostro como si ese Nykhal, el Nykhal del bosque y el Nykhal que fue su maestro fueran 3 personas totalmente diferentes. Las lágrimas que faltaban a su alrededor lo hicieron tensarse habia algo en ellas que simplemente no le agradaba y apenas chasqueo la lengua cuando la escucho sollozar y luego…nada, ya no estaba ahí pero podía escucharla.

Que saliera de la zona fue más fácil de lo que pensó sin necesidad de expulsarla pero el sonido de fuera no se estaba aislando. No quería que esas extrañas lágrimas tocaran esa zona pues sentía que si eso sucedía iban a ocasionar una reacción que no buscaba. Pensó en ignorarla pero la desesperación en su voz le hizo imposible hacerlo, no se trataba de bondad o al menos no en toda la extensión de la palabra ¿sentirse responsable?  Tampoco resultaba ser eso pero ella había mencionado que sea lo que sea por lo que estaba pasando él lo inicio y lo quisiera o no, la insana curiosidad de saber que ¨mal¨ había provocado, ocasiono que abriera de nuevo la grieta pero no con la intención de dejarla entrar.

—¿Quieres que libre tus batallas, criatura?— Una sola pregunta, no necesitaba decir nada más, no la consolaría, no buscaría secar sus lágrimas, él no era tan sensible como para doblegarse ante el llanto de una mujer, tampoco era indiferencia ni mucho menos que no le causara ningún efecto ver lágrimas en otro ser pero en ese instante el buscar calmar su llanto no tendría ningún sentido, por sus palabras ella no estaba ahí para que la consolaran, estaba ahí buscando algo, ayuda o lo que fuera que necesitara de él y el hecho de estar en ese instante frente a ella indicaba que la escucharía.



Gracias Dante por el ava y la firma! son hermosas<3

—Hablo— Narro ¨Pienso¨
Cédula de identidad.:
Nykhal Drakhsen
Dromes : 65145
Reputación : 7
Mensajes : 232
Ver perfil de usuario
Nykhal Drakhsen
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Ayiw Kryomi el Dom Ene 28, 2018 2:01 pm

- Dejó escapar el aire de los pulmones, en un sollozo lento y lastimero. ¿Qué haría a partir de allí? ¿Cómo podría... soportar las cosas que debería vivir? Corrió las manos, dejando sus ojos grises libres, para inhalar todo cuánto podía. Buscaría la forma de encontrar una guía mejor para su situación. Si nadie le ayudaba, encontraría la forma de triunfar por sí sola: Buscaría la forma de sobrevivir, de continuar viviendo a costa de lo que... ¿fuese? -


... - alzó el rostro y notó que el portal se encontraba abierto una vez más, más no había sido por ella ni mucho menos; él había sido el responsable de esa nueva comunicación.- ... yo no estoy pidiendo que luche por mí, no es lo que deseo ni desearé jamás... - enderezó la espalda y se colocó de pié, dando dos pasos deliberados hacia él. - Solo deseo que me enseñe a luchar, solo a eso... y que me explique qué diablos le hizo a este ser que sin ser uno nunca más, son dos seres en uno. - se señaló a sí misma con fuerza, con el ceño fruncido. Mantuvo la mirada firme un momento, antes de marearse ligeramente. 


Se frotó los ojos y colocó un dulce que llevaba en el bolsillo entre los labios.- Mi cuerpo está hecho un descontrol... tengo watts de energía en un segundo y al siguiente, lo dreno a quién sabe dónde; mi cuerpo está tan cercano a la muerte que ya no es un extraña. - acomodó el apoyo  de las piernas.- Y debo luchar constantemente, contra algo que pretende quitarme el mando de este cuerpo. - se miró la mano izquierda, de la que sentía un ligero dolor.- Ya no puedo conciliar un sueño profundo, porque despierto haciendo atrocidades en lugares que desconozco rodeada de extraños... - señaló hacia la cuidad. Aquella colina era de los pocos lugares que podía recurrir sin necesidad de cuidarse las espalda en constante, ante el miedo de que personas que ella no conocía, la acusasen de... crímenes y peores. -


Ya... - suspiró, con fuerza, quizá molesta, quizá aún triste, más que anda resignada.- yo sé que ya no regresaré a como eran antes las cosas. Usted me cambió - lo señaló con una mano completa.- por lo que jamás volveré a ese punto... pero necesito que usted, me enseñe lo mínimo para poder librar las batallas internas que me obligó a pasar al ponerme eso... esa otra cosa en mí... - sus ojos grises... ligeramente azulados por le llanto, solo demostraban determinación. - Nadie más ha quien he acudido... ha sabido ayudarme... ha sabido enseñarme... - le reverenció una vez más.- ... por esto, le pido... que me enseñe a luchar por mi misma... para que nadie, siquiera el ser que convive aquí conmigo, pelee mis batallas... - se enderezó y esperó, con el corazón en la garganta, habiendo expuesto su debilidad más grande ante el, pero también así, su deseo de poder luchar... y aprender.-


"Como cuando ves algo que te hace feliz. 

Verdaderamente feliz."

Улыбается девушка:


- Actúo - 
... Hablo... 
"Pienso"

~Music's time~:
~Gracias Crash c:~

Gracias Luka:
Ayiw Kryomi
Salón : Universitario(a) Edad : 19 Dromes : 249027
Reputación : 10
Mensajes : 848
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Nykhal Drakhsen el Miér Feb 14, 2018 8:58 pm

Nykhal la miraba casi con la misma severidad de antes, sin embargo la fiereza y hostilidad en sus ojos había desaparecido después de saber que se trataba de ella, aunque no sabía lo que quería en realidad y la pregunta realizada tenía su porque, dependiendo de la respuesta de ella decidiría si la ayudaba en lo que sea que necesitaba ayuda o en todo caso si la dejaba a su suerte, él no era de los que salvaban damiselas en peligro, no lo fue en el pasado y no lo seria ahora, pero las palabras de ella lo habían intrigado hasta cierto punto haciéndolo despertar esa insana curiosidad.

Y al escuchar su respuesta fue suficiente para que él tomara una decisión ¨no estoy pidiendo que luche por mi¨ le había asegurado ella ¨solo deseo que me enseñe a luchar¨ pudo notar la determinación en su mirada y tal vez ¿desesperación? No estaba del todo seguro considerando los sollozos de antes, sin embargo era esa fuerza al pedirle aquello, el mantenerse firme pese a todo lo que lo convenció de ayudarla, sin importar que le dijera ella después de eso, él no cambiaría de opinión.

Sin embargo al seguir escuchándola hablar se mostró cada vez más interesado en lo que ella le decía ¨dos seres en uno¨ recito mentalmente las palabras de la joven y sus siguientes palabras… ¨debo luchar constantemente, contra algo que pretende quitarme el mando de este cuerpo¨ al parecer ella no había logrado vencer a esa otra parte que despertó en las clases sin embargo había potencial en ella, lo veía tan claro aunque la joven pareciera no darse cuenta, haber soportado hasta ese instante, el haber conseguido entra a su espacio ya era un mérito que le reconocía.

—Yo no te cambie— Su voz grave y profunda se hizo presente ante aquella ¨acusación¨ por su parte, si había contribuido a esa situación y lo sabía sin embargo… —No hay nada en ti que no tuvieras y que yo haya colocado, te ayude a despertar una parte dormida de tu potencial, lo que despertó es tu responsabilidad, es tuyo, esta en ti, yo no te lo di— Le aclaro aquello sin ser agresivo aunque por la forma hosca que tenia de decir las cosas podía parecer que estaba molesto pese a no ser asi en realidad, simplemente no tenía una forma ¨sutil¨ ni suave al hablar.

No podía negarse a su pedido, él la expuso a eso aunque tarde o temprano le sucedería él solo acelero el proceso pero no podía dejarla así, no al ver la manera en que se lo pedía, la determinación en su mirada y la aflicción, el hecho de querer hacer frente por su cuenta ya era suficiente para que Nykhal la respetara —Eres fuerte criatura solo que no te has dado cuenta, te enseñare pero no será sencillo— Declaro sin más y su expresión inicial cambio a una menos severa al punto en que había suavizado la manera en que la miraba.




Gracias Dante por el ava y la firma! son hermosas<3

—Hablo— Narro ¨Pienso¨
Cédula de identidad.:
Nykhal Drakhsen
Dromes : 65145
Reputación : 7
Mensajes : 232
Ver perfil de usuario
Nykhal Drakhsen
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Ayiw Kryomi el Lun Mar 12, 2018 4:50 pm

- Quedó en silencio, con los labios separados en el mayor gesto de incredulidad que había hecho en mucho tiempo. Sus ojos casi desorbitados a casi de tanto que los había abierto. No podía ser verdad. 


"Yo no te cambié"


NO, estaba de pesada y morbosa broma. Pero... ya lo conocía, ese sujeto no bromeaba ni aunque la vida se le fuese en ello. Sintió nauseas... ¿es quería decir que aquel esperpento con el que batallaba día y noche era ella misma? ¿Acaso tenía algún trastorno de personalidad múltiple? Recordó vagamente sus 5 años, en terapia, tras terapia, tras tratamiento para lo que sus padres pensaron que era una esquizofrenia. Negó suavemente con la cabeza. - ... entonces... ¿me cargó una maldita responsabilidad cuando aún no estaba lista? - se sentía... ofuscada. - Que deba hacerme cargo, no quiere decir que sea mi responsabilidad... ¿Dejaría a un niño enfrentar a una bestia? - Negó con la cabeza.  Cerró los ojos, intentando centrarse. 


No podía reaccionar ante quien estaba pidiendo ayuda. La responsabilidad era suya... pero... no importa del modo en que lo viese... no podía tener la responsabilidad de aquello. Toda una vida pensando que era humana, toda una vida creciendo como una humana... y resultaba ser que, justo cuando comenzaron los cambios dentro de sí... su madre y padre... mejor dicho: su madre y su pareja, desaparecían sin más, dejándola sin dinero ni amparo, en el desconocimiento y la incertidumbre.


Apretó los ojos y la mandíbula, mostrando sus pequeños dientes. En un pulso de esfuerzo, una hilera de finos dientes aserrados se asomó, retráctil, sobre sus dientes... "humanos". Sin que realmente lo note... su cabello de raíz a las puntas se tornó blanco... más blanco que cualquier otra cosa. 


Una voz dentro de sí... una voz conocida y que recordaba con cariño... le advirtió: "Mantén la calma, niña mía..."


Abrió los ojos, grises, vacíos, sin brillo alguno. - ¿Y piensa que ha sido sencillo hasta ahora...? - escupió al costado, en señal de absoluto desprecio. - Estoy lista... y motivada para lo que sea.... bajo su guía. - siseó... sonriendo con amargura, y dos filas de dientes afilados. - Lista... para empezar... - le reverenció...


... mientras pensaba de dónde diantres tenía tantas fuerzas en ese momento. Hacía dos minutos atrás, había estado al borde del colapso... y en el instante se sentía capaz... de nunca dejar de luchar por SU cuerpo.-


"Como cuando ves algo que te hace feliz. 

Verdaderamente feliz."

Улыбается девушка:


- Actúo - 
... Hablo... 
"Pienso"

~Music's time~:
~Gracias Crash c:~

Gracias Luka:
Ayiw Kryomi
Salón : Universitario(a) Edad : 19 Dromes : 249027
Reputación : 10
Mensajes : 848
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Nykhal Drakhsen el Miér Abr 18, 2018 12:51 am

Nykhal esperaba cualquier otra reacción por su parte después de observar la incredulidad en el rostro de la menor, sin embargo lo que le pareció un repentino arranque de enojo le resulto de lo más curioso, los terranos realmente podían llegar a ser tan…fascinantes, las variadas expresiones que podían mostrar ante la desesperación y Nykhal al ser un ser en parte nacido del caos disfrutaba con la desdicha ajena pero su otro lado, aquella parte nacida de la luz le daba ese balance que impedía que resultara un completo y vil ser maldito, disfrutaba y a la vez no lo gozaba, no deseaba hacerle mal eso era un hecho pero a la vez se deleitaba con esos arranques.

—Nunca estarías lista si lo desconocías y tu ignorancia iba a provocar que te consumiera en algún momento, yo solo te hice consciente de lo que tienes— sin duda no sentía culpa y no se sentía mal por haberla ¨enfrentado¨ a eso, pero Nykhal tenía su propia percepción de las cosas, en cualquier momento ¨eso¨ podía despertar en ella, consciente o no y a su parecer resultaba mejor que lo hubiese hecho estando ella consciente de eso, al menos así podría luchar —Solo tú eres responsable de ti misma y si, dejaría a un niño enfrentarse a una bestia si es su decisión— La miro fijamente, sin duda, no titubeo y en su mirada violeta se reflejaba que aquello era completamente cierto, ante su alegoría, si un niño pedía ayuda era posible que lo ayudara y si no lo hacia lo dejaría hacerse cargo pues como dijo ¨solo tú eres responsable de ti¨, pero ella acudió pidiendo ayuda y él como se lo dijo, estaba dispuesto a brindársela.

El Drakhsen la observaba a detalle y se sintió tentando a sonreír ante la serie de ligeros cambios que ella estaba presentando ante su ofuscamiento, casi podía sentir la incertidumbre que provocaba el hecho de que todo lo que uno cree se derrumbe sin más, Nykhal creció desconociendo quien o que es realmente y aprendió a vivir con ello, pero él eso lo sabía que no pertenecía y ella había crecido creyéndose parte de algo por lo que no podía imaginar las catastróficas emociones por las cuales pasaba.

Respiro profundo ante su respuesta, al verla escupir, las palabras llenas de amargura y aquella reverencia, podía sentir su determinación y Nykhal avanzo hacia ella quedando solo a un palmo de distancia y levanto la mano para esta vez posarla en la cabeza de ella casi en un gesto amable —Niña vas a necesitar más que solo tu enojo y frustración, no fue sencillo y no lo será pero tienes la fuerza para lograrlo y voy a enseñarte a hacerlo— y ahí estaba su otra contraparte, ese lado de Nykhal que podía sentir empatía y que podía llegar a ser amable a su tosca forma de ser, quería ver su fuerza pero se lo dijo, el enojo y la frustración no le ayudarían en nada si quería conseguirlo y él le enseñaría, porque sabía lo que era sentirse...perdido.




Gracias Dante por el ava y la firma! son hermosas<3

—Hablo— Narro ¨Pienso¨
Cédula de identidad.:
Nykhal Drakhsen
Dromes : 65145
Reputación : 7
Mensajes : 232
Ver perfil de usuario
Nykhal Drakhsen
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Ayiw Kryomi el Jue Jun 21, 2018 7:35 pm

- Ese... ¿hombre? necesitaba aprender algunas cosas, pero... no estaba allí para evaluar la falta de empatía o consideración que tenía aquel sujeto en ese instante. Estaba para poder aprender de él, para poder obtener conocimiento y experiencia suficiente para poder librar su propias batallas. Debería soportar todas aquellas diferencias que tenía con el experto en cuestión.- 

... - frunció profundamente el ceño al sentir la mano sobre su cabeza. ¿Qué... demonios era eso? Se encogió aún vacilante en esta acción, creyendo que... haría alguna otra cosa... o explotaría algo(?). Aunque recordaba claramente que aquel primer encuentro, antes de la clase que había tenido con él, donde los gestos de parte de él le había dejado entre ver que tenía un lado, al menos un pizca de su ser poseía amabilidad. Mantuvo el gesto serio, estaba demasiado frustrada para sonreír en ese momento, por lo que se abstendría, si había algo que definitivamente no quería ser, era hiprócrita, más allá de la mueca desafiante que fue la sonrisa bi-dentada anterior. - 

No solo estoy hecha de frustración y enojo... y puede corroborarlo usted mismo. - dijo casi desafiante, alzando la mirada firma hacia la de él.- ¿Podemos empezar de una vez...? - pidió... habiendo calmado el tono brusco, dejando entrever una pizca de necesidad en comenzar de una vez por todas. - ... lo primero que quiero mostrarle es... - removió un poco en su morralera, para sacar un libro blanco, completamente blanco.- ... esto. - lo colocó entre ambos, mirando su tapa lisa, donde al pasar su mano de derecha a izquierda, mostraba un título en letras cursivas doradas. Y al pasarlo de izquierda a derecha, mostraba un título en letras góticas plateadas. - Encontré un día este libro, fue por "accidente", aun que sospecho cada vez menos accidental el suceso. Alguien o algo quiso conectarme con el... porque el libro está escrito para mi. - alzó la mirada... los ojitos grises cada vez más sosegados, cual si solo necesitase contarle a alguien sus problemas, o al menos fuese ello gran parte de lo que "necesitaba". - Nadie puede leerlo si me es "arrebatado", debe ser un acto voluntario de mi parte el otorgar el libro para que sea leído para que se pueda leer. - comenzó a explicarle... dejando en una de sus manos vendadas el libro. - El título dorado muestra un texto, el título plateado otro, el cobre muestra dibujos y el blanco... me habla. - aquello le asustaba en cierta forma. Lo miró, esperando obtener así fuese una opinión en cuanto al objeto, ya que sabía que él podía ver cosas que los demás no. -
Ayiw Kryomi
Salón : Universitario(a) Edad : 19 Dromes : 249027
Reputación : 10
Mensajes : 848
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Nykhal Drakhsen el Miér Jun 27, 2018 2:53 am

Nykhal se sintió tentado a reír por su afirmación ¨no solo estoy hecha de frustración y enojo… y puede corroborarlo usted mismo¨ en ese instante solo miraba a una chiquilla desesperara y enojada, podría considerarla incluso temeraria aunque en ese mundo nadie sabía las atrocidades que él en su pasado había provocado por lo que dejaba en duda la definición de valiente…tal vez algo imprudente o al menos a los ojos de él así era pero debía admitirlo, en sus ojos podía notar todo su potencial, todo lo que ella podía lograr, en parte su decisión de ayudarla residía en esa parte oscura de sí mismo…esa parte que nunca actuaba sin tener algo que le beneficiara y para Nykhal no importaba si utilizaba a las personas pues siempre actuaria conforme mejor le fuera conveniente y en ese caso no era la excepción ¿Por qué? Pues eso solo era algo que la retorcida mente de Nykhal sabía.

Ni siquiera le dio tiempo de contestarle pues ella en su apuro ya tomaba por si sola la decisión de ¨iniciar¨ y luego le mostraba aquel curioso libro el cual por algún motivo provoco un cambio significativo en la expresión del Drakhsen quien incluso ya se inclinaba para observar a detalle aquel libro y lo que ella le mostraba al pasar su mano en diferentes direcciones —…— No había palabras de su parte en ese instante, incluso cuando ella coloco el libro sobre su mano pues sus ojos parecían estar inmersos en el objeto y no por las letras en sí, era por la energía que sentía emanar del mismo.

—Esto es fascinante— Comento de pronto al colocar su otra mano sobre las hojas, quería sentir aquella energía del libro sin embargo ella tenía razón…el libro estaba conectado a Ayiw por lo que la ¨casualidad¨ no había formado parte de ese encuentro —Te habla…¿Qué es lo que te dice?— Si, por fin había captado por completo su atención pues hasta ese instante su actitud y enfoque había estado algo ¨disperso¨ aun si había aceptado ayudarla con intenciones ocultas, no había parecido del todo interesado hasta ese instante.

—Espera…Este sitio no es el indicado para hablar de esto— Frente a ambos, un portal se abrió, no se podía ver que había del otro lado pues estaba completamente aun si el borde del mismo tenía un ligero tomo violeta, los colores que representaban la energía de Nykhal —Vamos— Le indico después de regresarle el libro para así avanzar al portal que si bien parecía sospechoso, en realidad solo los llevaría al lago en el bosque.




Gracias Dante por el ava y la firma! son hermosas<3

—Hablo— Narro ¨Pienso¨
Cédula de identidad.:
Nykhal Drakhsen
Dromes : 65145
Reputación : 7
Mensajes : 232
Ver perfil de usuario
Nykhal Drakhsen
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Ayiw Kryomi el Miér Jun 27, 2018 10:53 pm

- Tan solo esperó en silencio alguna clase de reacción de su parte. Ayiw lo había presentado como lo era para ella: un misterio; uno grande e incluso algo tétrico, dado que le hablaba solo a ella, cuando ella quería y solo lo leía quien ella así deseaba. Si él reaccionaba de forma liviana, entonces significaba que le estaba dando demasiada importancia a algo que, incluso podía tomar como algo "normal"; pero si era lo contrario... todas sus preocupaciones, y las precauciones que tomaba para con el libro, incluso a veces sintiéndolo como un ser vivo individual y poseedor de personalidad y consciencia, habrían sido justificadas. Completamente.

El calificativo utilizado por él... así como la atención total que dio al Libro por sí solo, así como al tema... le complació profundamente. No había sido demente pensar "de más" sobre ese cetro particular. Era cuasi una anomalía mágica, pero... eso se lo explicaría después, con el tiempo... paso a paso, en la medida que pudiese encontrar palabras para poder explicarle lo que era y qué giraba en torno al objeto.- ... bueno... - vaciló, incluso al soltar aquella muletilla, pues... ¿qué NO le decía? Y tardó algunos segundos en... encontrar una forma de decirlo, cuando él... la detenía antes de empezar, incluso... ¿Acaso ya se había aburrido? ¿Ya a dejaría sola de nuevo? ¿Tan poco tiempo durarían sus "momentos de paz" de allí en más?

El caos de sus pensamientos, se vieron interrumpidos por la aparición de... olisqueo un poco... ¡Un portal! Recibió con un inconsciente, por lo tanto, común cuidado el libro y... notó que él se dirigía al portal, llamándola para ir. Alzó mucho las cejas, dando pasitos rápidos tras él, estirando una mano con temor.- ¡... no me deje sola! - susurró como si tuviese miedo, incluso de hablar en voz alta. Terminó tomándolos de los ropajes holgados y casi... rotosos que vestía el mayor (claro, para Ayiw), pero que en un encuentro anterior, la habían protegido del frío de la noche, cedidos por él para ella. Le siguió con prisas el ritmo, terminando por cerrar con fuerza los ojos cuando pasó por el portal, recordándole la sensación a una tomografía... era sabor a energía pura lo que percibió justo al cruzar aquel umbral inter-espacial. Chocó de frente con la inmensa espalda del mayor, aguantándose un quejido... pero sin poder ocultar sus ojillos avidriados y nariz enrojecida cuando le miró con ligera timidez... antes de notar dónde estaban.

Separó los labios al reconocer el lugar y... notó exactamente los lugares donde aquel espantoso suceso se había dado: la muerte de una amiga, frente a sus propios ojos. Tragó grueso e intentó recordar en qué estaban antes de llegar a aquel lugar... si se concentraba en eso evitaría mirar el entorno y... recordar. - Me habla... de todas cosas... - hizo un mohín.- ... me está enseñando el lenguaje de las Hadas, la escritura de los Centauros, e incluso, un idioma... no-terrano. - pensó otro poco, abriendo al azar una página.- Me responde preguntas directas a veces... me advierte sobre hechizos... me enseña... - vaciló en decir aquello.- ... Leyes Universales, pero no en el sentido de "cada acción, tiene una reacción"; me enseña la naturaleza de las distintas acciones, sus predecesores como las intenciones y los deseos, y cómo ellas se funden para dar una reacción. - se acomodó el cabello tras la oreja. - Me enseña realidades paralelas... y, creo que es lo más loco de todo: - negó con la cabeza, alzando el mentón para verlo a los ojos al decir aquello, para que ni siquiera llegase a sospechar que mentía de alguna forma: - me muestra el futuro. - hizo énfasis en un gesto con la mano libre, seria a más no dar. - Pero no el futuro probable, aquel que se puede cambiar en base a las elecciones que toman los mortales... - negó con la cabeza.- Me muestra certezas, aún las que parecen imposibles. - dijo ligeramente pálida. Le asustaba tener en sus manos algo tan... ¿poderoso? -
Ayiw Kryomi
Salón : Universitario(a) Edad : 19 Dromes : 249027
Reputación : 10
Mensajes : 848
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Nykhal Drakhsen el Vie Jul 13, 2018 12:32 pm

Nykhal tenía sus motivos para dirigirse a ese sitio, era el único lugar de Éadrom donde sentía la energía del lugar más limpia, fluía con naturalidad y para alguien como él, los sitios con mayor concentración de energía resultaban ser los mejores, no por nada en Aoygvázer la magia fluía por todo el universo, estaban más conectados a sus lados espirituales y naturales y de ahí residía gran parte de su poder. Comprendía que la magia y la naturaleza agonizaban en la Tierra, lo supo al instante en que cruzo ese portal dimensional y sus poderes se vieron reducidos aunque también suponía se debía al hecho de ser una fuerza ajena a ese lugar…resultaba increíble la manera en que cada dimensión se protegía contra factores externos.

Al sentir el impacto en su espalda, no volteo a verla, ni siquiera pregunto si se había lastimado pues un simple golpecito accidental no debía ser problema pese a lo frágil que podía verse la joven, estaba seguro de que no era de cristal. Fue entonces que la escucho tragar pesado y por fin la miro de reojo notando algo en ella ¿Qué era? Parecía ¿inquieta?...no esa no era la palabra correcta para definirla aunque había algo estaba seguro pero no era lo bastante interesante como para querer ahondar en el tema —…— Y tan solo espero a que ella contestara a la pregunta que le había hecho con anterioridad —Un idioma no terrano ¿puedes decir algo en ese idioma?— Cuestiono de nuevo mostrando interés en su mirada violeta, de alguna forma esperaba que ese idioma se tratara del hablado en Aoygvázer pues significaría que ese libro podía tener respuestas a dudas de su propia existencia o como mínimo, la manera de abrir el portal para poder entrar y salir de ambas dimensiones a su antojo aunque algo le decía que no había forma que hubiera una conexión directa con Aoygvázer pues de haber sido así lo hubiese sentido al haberlo tenido entre sus manos.

Aun así mientras la escuchaba más interés le causaba, incluso aunque no había conexión ese libro parecía ser lo bastante valioso e interesante como para sacarle provecho, aunque claro al saber que el libro solo respondía a ella ya pensaba en otras formas de ¨utilizarla¨, no importaba lo amable que podía llegar a mostrarse incluso si sus acciones resultaban ¨sinceras¨, lo cierto era que siempre había algo oculto, nunca actuaba por buena fe o al menos no la mayoría del tiempo pues siempre había algo que lo incitaba, era esa parte siniestra en él y la vida que tuvo que llevar lo que simplemente forjaron su personalidad…nunca hacia algo si no había alguna cosa que le sirviera de por medio ¨que toman los mortales¨ eso significa que ya aceptaste que no lo eres— Comento casi con sorna, su sonrisa de medio lado algo sarcástico y cierta dureza en su mirada parecían de alguna forma buscar algún malestar en la joven pues quería ver sus reacciones, realmente le resultaba entretenido ver las diferentes expresiones que ella podía llegar a mostrar ¿se afligiría o molestaría? ¿Tal vez se agobiaría? O simplemente no le daría peso a sus palabras, todo era una posibilidad pues ella no parecía tener reacciones típicas o al menos no completamente predecibles.

Pero lo último dicho por ella lo hizo mostrarse incluso escéptico incluso parecía causarle cierta ¨gracia¨ ante la afirmación de la joven y al ver el cambio en su semblante, para alguien como él, pensar en cosas como un ¨destino inevitable¨ le resultaba absurdo por las cosas que vivió, todo lo que miro y algunas más que de alguna forma deseaba no recordar —Ni siquiera la muerte es una certeza criatura, trata de no comerte la cabeza con eso o estarás más preocupada por algo que aún no sucede, el simple hecho de conocer esa ¨certeza¨ ya te da la oportunidad de cambiarla— Termino por decir mirándola fijamente a los ojos, si, realmente consideraba una pérdida de tiempo el agobiarse por cosas que aún no pasaban y ¿Cómo estaba tan segura que todo eso era real? Bien podía ser un engaño o solo ese ¨algo¨ que el libro quería mostrarle.

—Ahora…¿El libro tiene conexión con aquello que ¨desperté¨ en ti?— Ahí estaba la pregunta más importante al menos de momento pues si no había relevancia no tenía sentido seguir hablando del objeto al menos de momento porque claro, no era algo que dejaría pasar tan fácilmente pero al menos de momento no revelaría sus intenciones respecto a lo que podía o no obtener de ella en referencia a ese curioso libro.




Gracias Dante por el ava y la firma! son hermosas<3

—Hablo— Narro ¨Pienso¨
Cédula de identidad.:
Nykhal Drakhsen
Dromes : 65145
Reputación : 7
Mensajes : 232
Ver perfil de usuario
Nykhal Drakhsen
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Ayiw Kryomi el Jue Ago 02, 2018 9:35 pm

- Ante lo que aquello le provocaba, solo pudo... sentir correr un escalofrío por su espalda, que terminó por erizarle los vellos de los brazos y espalda. Se estremeció y bajó la mirada. No era lo único que le mostraba. Le mostraba... cosas simples, que cuando intentaba evitar, acababa por volverlas realidad. -

Tú se refería al "futuro destinado", ese que se puede observar o reflejar en realidades paralelas. [u/]- corrigió con temor.- [u]Ése también lo muestra, pero muestra el acabar de las cosas, no las nombre como "Destino", no es correcto... - Pidió, pues le había costado mucho diferencias esas dos cosas, como para... escucharlo a él confundirlo... confundiéndola a ella. - Y no lo pienso... - bajó la mirada al libro, acariciando el dorso con cuidado.- Él me dijo que no lo pensase, que solo reconociese los eventos que han de ocurrir. Quiebra Leyes, que me traerían consecuencias eternas - afirmó con cautela, pero como un niño pequeño que dice que "tocar la estufa quema" cuando nunca lo ha sentido. Solo como repetición, pues no pensaba pasar por el aprendizaje de las experiencias en algunas cosas. Varias cosas.-

Eh... del idioma... - se mordió el labio inferior con fuerza.- Solo sé que... son más de uno, pero me los comunica entremezclados - suspiró, ladeando la cabeza, cansina.- Es como si tuviese la necesidad de que aprenda de forma apresurada, no sé porqué - murmuró encogiéndose de hombros, antes de escuchar su... ¿altanería? pudo olisquear que se... ¿jactaba? ¡Diablos, era difícil leerlo, percibirlo!-

... - pero... no hubo aflicción, ni molestia, ni agobio... hubo vergüenza pura. En la mirada clavada en el suelo y las mejillas rojas, en los labios ligeramente apretados y movimiento inquieto de los dedos aún sosteniendo el libro.- ... - tragó con fuerza y la voz le tembló horrores al decir lo siguiente.- L-lamento haber puesto en duda su afirmación... en cuanto a mi verdadera naturaleza - admitió... con una humildad abrumadora hasta para sí misma. Aclaró la garganta y acomodó un mechón de cabello detrás del oído incómoda, antes de escuchar su última pregunta, mirándolo con incredulidad.-

Escuche algo: TAN idiota, no soy - sentenció ofendida por aquella pregunta. - Claro que tiene que ver, lo poco que controlo a esa cosa, lo hago gracias al libro... - hizo ¿énfasis? en sus últimas palabras, quizá deseando tirar alguna indirecta por ahí. - C-creo que... una parte muy importante que me impulso a buscarlo... - inhaló y suspiró con fuerza.- ... es que el libro que ha hablado a "esa cosa", mientras yo duermo... como si fuese algo aparte, como si estuviese poseída por esa cosa y el libro la aceptase... - miró el libro, fijamente, del cual sintió un ligero palpitar.

Alzó una mano y tomó una de las de él, para colocarla sobre la tapa.- ¿Lo siente...? - lo miró y notó que... el palpitar se modificaba, cual si estuviese ronroneando.- Cuando está triste palpita... cuando está feliz vibra... cuando se enoja levanta temperatura. - habló otra de las particularidades que rodeaban el libro. - Por... ello necesito su ayuda; para fortalecerme todo cuánto pueda, para intentar estar lista para enfrentar a esa cosa... - hablaba casi con desprecio de aquella parte que había sido despierta hacía ya mucho tiempo.-
Ayiw Kryomi
Salón : Universitario(a) Edad : 19 Dromes : 249027
Reputación : 10
Mensajes : 848
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Nykhal Drakhsen el Dom Ago 05, 2018 1:27 am

—No use la palabra ¨Destino¨, criatura— Comento sin más al notar la manera en que lo decía, realmente no había utilizado dicha palabra y supuso que era su propia alteración, sus confusiones o el simple hecho de la incertidumbre al enfrentarse a algo que apenas empezaba a comprender, él de alguna manera entendía lo difícil que podía ser el enfrentarse a la realidad, él quien parte de su infancia hasta algún punto de su adolescencia había crecido creyéndose como uno más de los seres naturales de Aoygvázer y después, cuando su verdadera naturaleza despertó toda su ¨realidad¨ se vino abajo para dar paso a una nueva realidad, su realidad verdadera y no aquella que creía tener, la comprendía, lo agobiante que podía ser y aunque la entendía, la empatía no resultaba ser su fuerte aunque a veces lo intentaba.

No mantuvo ni una pizca de esperanza respecto al idioma, Aoygvázer no se conectaba con otros universos a menos que alguien de adentro abriera la puerta y había vivido lo suficiente como para saber que solo alguien de Aoygvázer podía abrir dicha puerta y era ese detalle lo que le confirmaba una cosa de su propia existencia, él pertenecía a ese universo pero seguía sin saber quién o qué era en realidad, pero esos cuestionamientos en ese instante los mantuvo aislados, en ese instante se había ofrecido a ayudarla y lo haría aun si de alguna manera tenía motivos ocultos.

Debía admitir que no esperaba su expresión avergonzada, ese sonrojo en sus mejillas, la manera en que evitaba mirarlo al observar el suelo, incluso el movimiento inquieto en sus dedos, capto cada detalle y se deleitó ante la imagen —No es sencillo aceptar otra realidad después de haber vivido creyendo una cosa, no pasa nada criatura tu reacción fue natural— Termino por decir restándole importancia a sus dudas iniciales, comprendía eso, él cuando supo que no era como los otros con los que creció tuvo una reacción colérica, la frustración y el enojo, las dudas, la incertidumbre causaron una situación que se salió de sus manos y lo puso en el ¨ojo del huracán¨ ese hecho que marco lo que hasta la fecha era su vida y su casi eterna lucha contra los Dioses que buscaban exterminarlo, en comparación, ella había tenido una reacción tranquila.

—¿¨Tan¨?— Y no pudo evitar soltar una risa, clara, grave y divertido pero no burlesco —No te considero idiota niña y si esa es tu percepción, es una lástima porque no lo eres— Al menos a su propia percepción, si se hubiese ¨rendido¨ si estuviera auto-lamentándose sin duda la consideraría idiota, pero estaba luchando, lo había enfrentado buscando ayuda y eso lo respetaba —Bien, solo necesitaba saber si había conexión o solo me ponías ¨al corriente¨ ¿así lo dicen aquí? Como sea, de lo que ha acontecido en tu vida desde que te hice enfrentar a ¨esa cosa¨ Resultaba claro que algunos conceptos le resultaban extraños de decir y se notaba por la manera algo tosca en que decía algunas palabras, aun se estaba acostumbrando al idioma terrano.

Sus ojos se afilaron ligeramente cuando ella tomo su mano, sin embargo su expresión duro solo unos segundos hasta que se tranquilizó y sintió aquel ¨ronroneo¨ y aparto con levedad su mano —Tiene consciencia, bien, esto va a ser interesante— Comento pero no con sarcasmo, esta vez no había ni una pizca de burla y se apartó de ella un par de pasos mientras cerraba los ojos, necesitaba concentrarse para lo que estaba a punto de hacer pues su energía comenzó a cambiar, de ser esa profundidad oscuridad, poco a poco comenzó a cambiar a una de luz en su más ¨pura¨ expresión, las vendas que lo rodeaban poco a poco comenzaron a aclararse de ese gris oscuro a un gris claro lo que dejaba ver que esas vendas eran su propia energía, aquella que no podía contener y la cual procuraba moldear para no causar algún tipo de problema.

—Ven aquí y trae el libro y si te preocupa, no, no se mojara— Le indico mientras se adentraba al lago lo suficiente para que le cubriera hasta la cadera, justo en el centro de un rayo de sol que se filtraba por una abertura entre los arboles —No vas a enfrentarla, tienes que asimilarla, aceptarla como una parte tuya, no es algo externo, dormía en tu interior solo que aún no la controlas y por eso la sientes ajena a ti por lo tanto vas a asimilarla, será un proceso difícil y pondrá mucha presión en ti, si se vuelve insoportable nos detendremos, el libro servirá de ancla— Termino por decir mientras un pequeño círculo de energía casi transparente se formaba al frente para que ella pudiese colocar el libro sin que tocara directamente el agua.




Gracias Dante por el ava y la firma! son hermosas<3

—Hablo— Narro ¨Pienso¨
Cédula de identidad.:
Nykhal Drakhsen
Dromes : 65145
Reputación : 7
Mensajes : 232
Ver perfil de usuario
Nykhal Drakhsen
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Ayiw Kryomi el Mar Ene 22, 2019 3:58 pm

– guardó silencio ante sus palabras. Pero… por alguna razón, le quedaba aquel papel en el que no estaba del todo consciente de las palabras que decía. ¿Por qué no manejaba del todo el idioma? Apretó los labios cuando dijo aquella frase… “Poner… al corriente… ¿Es normal sentir ternura por alguien así?” Dibujo una sonrisa oculta, mal oculta en realidad, en lo que se distraía lo suficiente, para encontrarle gracia al asunto. -

Es… solo una expresión – murmuró en voz baja, al parecer… de “humor” diferente, ya que no pudo simular en lo absoluto el nerviosismo por recibir de su parte un ¿halago? así halla sido subjetivo.  

Algo que le llamo fuertemente la atención a la joven en lo que le mostraba a él aquellas cualidades y particularidad del Libro, fue que el mismo Libro se dejó ver, se dejo en evidencia, mostró lo que se suponía debía mostrar cuando ella lo decía; cosa opuesta a lo que sucedía usualmente, se denegaba a ser más que un libro con hojas blancas, o bien, un libro al que no se le podían abrir las tapas ni en ninguna página. ¿Por qué estaba cediendo?

Algo de todo eso la inquieto, porque sintió perfectamente que, cuando él encontraba interesante la consciencia del Libro, éste vibró con fuerza, solo en sus manos esa vez. La castaña miró al objeto en sus manos un segundo. Se sentía terriblemente desdichada de tener que pasar por aquello; había muchas personas, muchas jóvenes deseando una aventura y una realidad nueva, algo que cambie la monotonía de sus vidas; aborrecía el tener que pasar por todo aquello.

Al regresar la mirada a él, de forma vaga, se sorprendió al notarlo de alguna u otra forma... iluminado. Porque todo en él había cambiado. - ... - de alguna forma, era él... pero no era él. Su esencia... el núcleo de su esencia era la misma, pero su aura... parecía haberse iluminado de alguna u otra forma, al igual que su semblante, su faz. Alzó mucho las cejas, pero pensó que bombardearlo de preguntas sería desubicado en ese preciso momento.

Más aún cuando él se metió en el agua. Alzó las cejas... curiosa... notando el lugar exacto en el que se detenía y que le explicaba todo aquello... a lo que sin dudas, avanzó metiéndose los pies y, paso a paso, acabó a poco más de un metro de él de distancia, aún sosteniendo el libro con firmeza. - ... no hace falta el  portal... - indicó ya allí a su lado, sintiendo un escalofrío.

No podía dejar solo aquel libro. Simplemente no. - ¿Cómo puedo asimilarlo...? ¿Algún... consejo? ¿Qué será una... conversación o... qué? - indagó con suavidad, bajando la mirada al libro, antes de dejarlo en sus manos.

Ayiw ya no lo tocaba, por lo que, el libro, vibró de nuevo, feliz en manos del experto. - Nykhal... sí recuerdo unas palabras en un idioma arcaico... - murmuró de pronto, sin apartar la mirada de la imagen de él... bajo el rayo de luz sola, con el libro entre sus manos. De alguna u otra forma, la imagen se le hacía idílica, perfecta, inspiradora. - Era una promesa de protección, no puedo decirla literal, ya que... no sé hablar el idioma, pero sí leerlo... - le contó en lo que esperaba.- Decía que la mano de los dioses me cuidaría, al menos hasta el momento en el que debiese retornar a mi "hogar" - acabó por suspirar, cruzándose de brazos para intentar mantener el calor corporal. El agua estaba en serio fresca. - Le gusta que le acaricien el lomo, si no se deja abrir al principio, a veces funciona... - le agregó al notar, que de nuevo parecía una cuestión maciza, no un libro de hojas finas.-
Ayiw Kryomi
Salón : Universitario(a) Edad : 19 Dromes : 249027
Reputación : 10
Mensajes : 848
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Nykhal Drakhsen el Jue Ene 24, 2019 4:22 pm

No insistió al respecto, si ella decía que no hacía falta... entonces no le daría la contraria, simplemente espero a que terminara de adentrarse al agua y la miro por unos segundos, sabía que el agua estaba fría sin embargo necesitaba de un medio puro para mantener cierto control de su propia energía, y en sus años de vida había aprendido que el agua en su estado natural era su mejor medio para mantenerse en ese estado por más tiempo del que podría por su cuenta en áreas menos ¨naturales¨.

—No criatura, esto es algo que debes descubrir sola, puede que sea algo nuevo para ti, pero sigues siendo tú y sabrás como proceder cuando dejes de temer a aquello que desconoces de ti misma— Explico lo mejor que pudo al respecto, él lo había aprendido de la misma manera sin embargo no había tenido un guia como tal, el tiempo le enseño a asimilar esas dos energías que en el pasado luchaban entre si y que ahora parecían estar en calma en su interior al aprender a aceptarlas sin frustrarse por esa inusual dualidad y el rechazo sufrido por el mundo que lo vio crecer.

Sintió como el libro vibraba en sus manos y observo el objeto con curiosidad, más curiosidad de la que usualmente solía mostrar debajo de esas vendas, sin embargo las palabras de ella lo hicieron regresar al momento y su mirada se tornó severa, pero no era algo contra ella, la simple mención de los Dioses sin importar su procedencia causaba un profundo rechazo en él —Los Dioses, criatura, pueden ser caprichosos y ausentes, a veces es necesario confiar en tu propia fuerza para protegerte pero hasta que aprendas a hacerlo estaré aquí— No le prometía mantenerla a salvo, no podía hacerlo, al menos no en el estado actual en que se encontraba desde que abandono Aoygvázer, pero de alguna manera y por muy extraño que fuera en él, le aseguraba estar ahí, ayudándola en lo que estuviera dentro de sus capacidades.

—También posee personalidad…que interesante— Murmuro mientras observaba el objeto pero antes de acariciar el lomo del libro, dejo que su esencia se extendiera alrededor de ambos sin embargo pese a que su ¨luz¨ resultaba ser pura, no poseía la misma calidez que emanaba de otros seres con dicho elemento —Vamos a empezar antes de que caiga la noche, cierra los ojos criatura y dame la mano— Indico estirando su mano izquierda, necesitaba extender su energía para hacerla entrar en una especie de trance de manera que pudiera enfrentarse a ese lado suyo —No voy a soltarte— Aseguro sin más, necesitaba mantener el contacto para interrumpir el proceso si llegaba a sentir que la situación la sobrepasaba.




Gracias Dante por el ava y la firma! son hermosas<3

—Hablo— Narro ¨Pienso¨
Cédula de identidad.:
Nykhal Drakhsen
Dromes : 65145
Reputación : 7
Mensajes : 232
Ver perfil de usuario
Nykhal Drakhsen
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Ayiw Kryomi el Dom Ene 27, 2019 1:06 pm

- Temblaba ligeramente, con la piel de gallina en los bracitos y el cuello. Tras dejarle el libro a él... con temor, en la confianza que estaba aprendiendo a tener en su nuevo maestro, se abrazó a sí misma, evitando que tanto su cabello, recogido con cautela sobre uno de sus hombros, como sus brazos, quedasen fuera del contacto con el agua helada. Y, quizá algo intrínseco que pretendía olvidar, era su temor al agua. No sabía nadar, sumado a ello, Acua era demasiado cariñosa con ella; era muy peligroso dejarse abrazar hasta el fondo, pues en más de una ocasión estuvo a punto de ahogarse por tales afectos.

Si estaba con él... esperaba que las Aguas se siguieran comportando de forma tranquila, casi indiferente con ella. - Que me llame Ayiw... ¡A-ii-u~! - insistió mirándolo ceñuda. Se sentía rara cuando la llamaba así...como si de por sí... no fuese nada más que algo de denominación indeterminada. Lo que en realidad, era en ese preciso momento. - ¿Cuándo... - lo miró, curiosa.- ... cuándo dejó de temer realmente? - ladeó la cabeza, haciendo que del refugio de su hombro, escapen algunos mechoncitos al aire, livianos y con aroma dulce.- ¿Cuándo lo conoció? ¿cuándo lo enfrentó? ¿cuándo perdió... o cuándo ganó contra lo que desconocía de sí mismo? - inquirió, sintiendo un escalofrío inmenso.- Y ya sé que no es una batalla como tal... en la clase que me dió, antes... yo gané físicamente esa batalla... Ya no tendría que intentar luchar contra mí... - le aclaró, pues sí que había escuchado todo lo que tenía por decirle.-

... sé qué clase de comportamientos tienen los dioses, pero... son atentos conmigo; demasiado, me atrevería a decir - comentó, sinceramente incómoda.- Siempre alguno termina por ayudarme... porque siempre acabo necesitando la ayuda de alguien más... - incluso en ese momento, recurriendo a él... se sintió patética y débil, más que en ningún otro momento, pero... desde su impotencia, volvió a rugir en ella el deseo de esforzarse y dar pelea, no importa del tipo que sea; ella afrontaría y vencería.- ... - por alguna razón, quizá esa misma razón que la llevó a buscarlo a él para eso, confió en que el se quedaría a su lado, hasta que, al menos lo más difícil, pasase.

Afirmó con la cabeza y avanzó otro poco, encontrar una irregularidad en el suelo... que le sumergió la cintura por completo y las costillas en el agua helada. Regularizó su inhalación fuerte ante el frío y al dar el siguiente paso, el agua regresó hasta su cintura alta. - Bien... - afirmó con la cabeza, dispuesta a comenzar y se estiró solo un poco, para poder apoyar con cuidado su mano contra la de él.

Avanzó con cautela hasta quedar prácticamente frente suyo y... notó que, por algún motivo, la luz la incomodaba. Inhaló con fuerza y exhaló, intentando calmarse y miró al mayor, alzando ligeramente el mentón. - ... gracias - murmuró con voz aireada, nerviosa, pero... sinceramente agradecida por su ayuda. Sonrió con cierta timidez un momento, antes de sentir... que todo su cuerpo se deshacía... tal cual le pasaba a su ser cuando estaba en el plano Astral. Pero no alcanzó a decir nada... ni siquiera pudo sentir miedo cuando sintió que el agarre de Nykhal le atravesaba la mano, técnicamente soltándola...

... y creyó escuchar a lo lejos... que el Experto la llamaba, pero... se sentía increíble estar tan liviana... y cálida. -


0-0-0


Para el espectador, el cuerpo de la joven se había transformado en materia gaseosa, fina y liviana, casi tan pura como oscura, que se mantenía dentro de los límites que dibujaban la figura de su cuerpo delgado, y sus cabellos, que ondeaban con ligereza y elegancia, siguiendo las pequeñas líneas de energía que protaban desde ella... hacia el límite de un pequeño espacio esférico dónde reposaba Ayiw.

La figura del cuerpo, completamente negra, se movía, gesticulaba en pequeñas sonrisas... y parpadeos cautivantes, encogiéndose de hombros y tomándose con cuidado de la mano de Nykhal. ¿Comprendería él... que la reacción que tuvo de tornarse en Tinieblas... se dio porque él había optado por fungir como la Luz en ese momento?

¿Lograría ver... que, como parte de su naturaleza y de forma inconsciente, ella acabó por equilibrar las energías de la escena? -
Ayiw Kryomi
Salón : Universitario(a) Edad : 19 Dromes : 249027
Reputación : 10
Mensajes : 848
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Nykhal Drakhsen el Lun Feb 04, 2019 3:06 pm

—Algún día, Criatura— Contesto con tono socarrón, casi cínico cuando ella repetía su nombre, no lo hacía precisamente para molestarla, para él resultaba completamente normal decirle de esa manera aunque sabía que lo que para él era ¨común¨ para muchos terranos no y…le daba igual aun así. Para él los nombres tenían su propia fuerza, en su mundo así era pero no solo se trataba de eso, de alguna manera le era más sencillo así para evitar sentir ¨afecto¨ por la gente —…— y Ante su pregunta se quedó en silencio, por breves segundos —No me dieron oportunidad de temer, si lo hacia moría— Sus palabras reflejaron completa indiferencia ante aquella revelación de lo que fue su tormentoso pasado sin embargo era diferente lo que sentía a lo que demostraba ¨no me dieron oportunidad¨, una simple frase que ocultaba y a la vez revelaba tanto de sí mismo y que solo él conocía el significado detrás.

Pero escucharla mencionar de nuevo a los Dioses provoco que regresara a él ese desagrado el cual conseguía ocultar en una expresión de completa seriedad, pero en su mirada violeta refulgía ese ¨rechazo¨ y se mantuvo en silencio por un instante antes de decir algo ¨inapropiado¨ al respecto —Tratare de enseñarte todo lo que pueda para que seas capaz de cuidarte sola, no sé cómo sean los Dioses de este lugar pero no he conocido ninguno que no busque algo a cambio— Su desconfianza al respecto era clara, ningún Dios daba sin la intención de pedir/exigir algo a cambio, aunque precisamente el hecho que fueran tan ¨atentos¨ con ella como la joven mencionaba lo hacía incluso mantener sus reservas con la joven, tal vez no era su culpa pero no podía sentir plena confianza en nada que estuviese relacionado a Dioses.

Sin embargo mantuvo la compostura en todo momento hasta que sintió de pronto algo extraño y antes de poder evitarlo, ella había pasado a un estado que él conocía como ¨etéreo¨ al experimentarlo por sí mismo la mayor parte del tiempo de su día a día, aunque en ese instante estaba en su estado terrenal —Criatura— La llamo y respiro profundo dejando que su energía fluyera para tomar una forma semi-eterea para volver a ¨tomarla¨ ahora en ese estado —Regresa a tu forma corpórea, atraerás la atención de alguien a quien intento mantener alejado y no es esta forma la que necesitas ahora— Comprendió que le faltaba disciplina, más control en sí misma, reconocía eso, lo había experimentado en su ingenua infancia pero tuvo que aprender solo a controlarse y manipular su propia energía.

Aun así, en ese instante necesitaba que ella ¨regresara¨ , desde antes que ingresaran al agua había sentido la presencia de un luthëra y había desprendido una parte de su energía la cual vagaba por el bosque para distraer y alejar a aquel ser y lo hubiese conseguido de manera que esa ¨clase¨ se desarrollaría sin interrupciones de no ser por eso que ella hacia pues los luthëra seguían la energía, la ansiaban y buscaban devorarla y su mayor ambición era la de Nykhal. Y ahora él estando en esa forma, engañar al monstruo con una muy pequeña fracción de energía no sería posible. —Mierda…— Mascullo al escuchar el rugido de quien se acercaba con desesperación aun si había varios metros que los separaban era cuestión de tiempo para que llegara, la energía de Nykhal se tornó pesada, hostil…sofocante aun incluso manteniéndose en ese estado de ¨luz¨ ese estado que a pesar de controlar le incomodaba de sobremanera al sentirse más cómodo con su lado oscuro.




Gracias Dante por el ava y la firma! son hermosas<3

—Hablo— Narro ¨Pienso¨
Cédula de identidad.:
Nykhal Drakhsen
Dromes : 65145
Reputación : 7
Mensajes : 232
Ver perfil de usuario
Nykhal Drakhsen
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: El experto y la novata [Priv. Nykhal]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.