image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Let's pretend we know each other [Priv. Jié]

Mensaje por Lydia Fireclaw el Vie Dic 29, 2017 6:38 pm

Murmurando algo totalmente incomprensible para oídos ajenos, llevó la parte trasera del lápiz que tenía sujeto a su mejilla, repasando mentalmente los términos utilizados por el profesor para poder completar de la manera más “básica y correcta” la actividad que había sido entregada apenas unas horas antes. Era el último receso del día y para ahorrarse malgastar su preciado tiempo libre, se encontraba decidida a terminar todo en el mismo instituto. No iba precisamente a calentar el asiento y detestaba el mero hecho de estar varias clases en la institución como para que además tuvieran intenciones de que se siguiera preocupada fuera de ésta.

En lo que el resto, o al menos la gran mayoría, de sus compañeros salían como bestias desesperadas al escuchar el “bendito timbre”, ella simplemente ordenó las cosas sobre su pupitre para luego empezar con la actividad en cuestión. La pelirroja frunció el ceño al percibir que una de las preguntas estaba mal planteada y al mismo tiempo en que se disponía a responder (y dejar una nota para dejar constancia del sutil error por parte del profesor), alguien le tocó el hombro. De una manera bastante suave y gentil, ¡por supuesto! Pero… aún así, seguía siendo contacto físico no deseado. Lydia bufó de tal manera que fue imposible no darse cuenta de que no aprobaba el gesto recién dedicado a su persona, y se dio cuenta de que su mensaje fue recibido cuando la mano fue retirada abruptamente.

Oh, p-perdona – recién ahí Lydia volteó para poder ver a quien sea que se estaba dirigiendo a ella, consciente de que la opción de simplemente ignorar no iba encaminada a surtir efecto en aquella ocasión. Era una de las chicas que se sentaban al frente del salón, casi que encima del profesor de turno. La pelirroja alzó ambas cejas y movió levemente la cabeza, como preguntando si eso era todo. “¿No va a decir nada útil?”¡Ah, claro! Vi que te quedaste estudiando y bueno… ¿Qué te parece si estudiamos juntas? – una amplia sonrisa apareció en el rostro de la otra, quien llevaba unos cuantos papeles y un lápiz entre las manos, aparentemente asumiendo lo mejor.

Paso. – y sin más, volteó nuevamente para poder centrarse bien en su tarea. “Bah, ¿piensa que voy a perder el tiempo?” y al pensar eso, encerró una alternativa sin pensárselo demasiado. Su compañera insistió un poco más, con las frases de “a ti no te cuesta nada” y “no voy a molestar” en tonos bastante “simpáticos”. Como era de esperarse, no surtió ningún tipo de efecto y al aceptar finalmente la poca cooperación por parte de Lydia, la chica dio media vuelta y se dirigió hacia su grupo de amigas en una esquina del salón para poder quejarse abiertamente del “mal trato” que acababa de recibir.

Y después de un rato, volvió a sonar el timbre. Los demás estudiantes empezaron a llegar, eventualmente ocupando todos los asientos correspondientes. El profesor tardó un poco más de lo habitual y apenas logró organizar sus cosas y silenciar a la masa de estudiantes que tenía enfrente, se dispuso a empezar la clase. Lydia guardó lo que había estado utilizando hasta entonces y acto seguido sacó un cuaderno para poder tomar notas, dejándolo intacto sobre el pupitre hasta que viese necesario escribir.

Entonces, niños, ¿en qué quedamos la última clase? – apenas un par respondieron de manera bastante vaga, mientras el resto parecía ponerse de acuerdo para terminar de cotillear lo que había sucedido en el receso. La muchacha apoyó el codo sobre el pupitre y alzó distraídamente la vista. “Veamos: Completé lo de matemáticas y ojeé lo de historia. Ahora, me faltaría…”

[…]

No hubo necesidad de que el profesor terminase la frase. Todo el mundo estaba bastante atento al reloj del salón, prácticamente en modo de cuenta regresiva para terminar al fin las clases, por lo que fue bastante predecible que al tocar el timbre la gran masa de alumnos cogió sus cosas y se largó del lugar lo más rápido que le fue posible. Lydia ordenó sus cosas sin prisa alguna, aunque con el ceño ligeramente fruncido. Le molestaba la sensación de sentir que algo estaba dejando incompleto, pero no tenía una idea clara del qué podría ser en esa situación.

Sin intenciones de ser la última en abandonar el salón, se colocó su bolso al hombro y acto seguido salió del lugar. Como mariposa social que claramente podía jactarse de ser, su mayor preocupación justo en aquel entonces era evitar cualquier roce con los estudiantes que ridículamente parecían encontrar mayor comodidad hablando justo en medio de los pasillos, entorpeciendo el andar de todos los demás que intentasen pasar por allí. Claro, después de pegar un par de codazos sutiles en brazos ajenos para poder pasar, logró pasar al tumulto que parecía disolverse de una manera bastante lenta. Negando para sí, dobló una esquina y continuó avanzando unos cuantos metros hasta que de golpe recordó aquello que creía estaba dejando de lado. Sin dejar de caminar empezó a buscar unos papeles dentro de su bolso, ligeramente cabizbaja para poder saber bien qué era lo que estaba revolviendo, y teniendo en mano los que necesitaba.

Como era de esperarse a estas alturas, estando concentrada en cualquier otra cosa menos en lo que tenía justo frente a ella, terminó chocando brutamente contra alguien – ¡Pero-! – y… sí, todos los papeles que habían sido mencionados terminaron dispersos en el suelo debido al “impacto”. Lydia frunció el ceño al darse cuenta, para luego echarse ligeramente hacia atrás cosa de poder fulminar con la mirada a quien resultó ser un muchacho que… de momento no le sonaba. Nope, de nada. Y bueno, sin tener un motivo que fuese verdaderamente de peso por el cual quejarse con el otro, simplemente le bufó y acto seguido se acuclilló para poder recoger los papeles. Estos últimos resultaron no ser nada más que partituras y ciertas cosas de la clase de música, junto a diversos apuntes que parecían no tener mayor relación con el contenido – Ugh. Y precisamente tenía que olvidar esto… – suspiró – Es ridículo. No es como que quiera ser música en cualquier caso... – y eso último lo murmuró bastante frustrada, ignorando totalmente si el otro llegaba a escucharla. En cualquier caso, no era su problema (?)

Off:
Soy pésima eligiendo los colores para los npcs  llamadrama , bai.


Yo hablo l "Yo pienso" l Yo actúo
avatar
Salón : 3 A Edad : 20 Dromes : 37928
Reputación : 3
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Let's pretend we know each other [Priv. Jié]

Mensaje por Jié Shèng el Vie Ene 12, 2018 8:04 pm

Dolor de hombros, brazos, cuello... No sabía por qué las personas del instituto eran tan desconsideradas. ¿Él había sido así cuando estuvo cursando secundaria? No tenía ninguna memoria de ese tipo. Siempre que veía a algún conserje trapeando y necesitaba caminar por ese pasillo, procuraba arrinconarse para al menos no ensuciar tanto. También recordaba que el profesor de las clases de artes plásticas nunca los dejaba realizar las actividades fuera del salón... Ahí estaba el punto.

Gran parte de su trabajo aquella mañana, había consistido en quitar las diferentes manchas de pintura que dejaron los estudiantes en el suelo del pasillo cercano al salón de arte. De verdad, limpiarlo no formaba parte de su inconformidad, únicamente pensaba que hubiese sido mejor que le avisaran cuando hicieron el desastre y no ahora que casi toda la pintura estaba seca. Había manchas que no estaban saliendo, por lo cual tuvo que darse una gran vuelta por el colegio para preguntarle al profesor de aquella asignatura si había alguna forma de sacarla.

Luego de invertir más horas de las indicadas en esa tarea, tuvo que apresurarse a limpiar las otras zonas del colegio que le correspondían. Ese día en específico no tenía turno hasta la noche, por lo cual no deseaba quedarse más tiempo del necesarioEstoy agotado pensó mientras barría los pasillos. Podía escuchar desde allí las risas de los alumnos, los murmullos, regaños de los profesores, amplias explicaciones, toda la dinámica estudiantil que él podría estar experimentando; justamente, aquel pasillo era el de los salones de tercer año, donde se suponía él debía estarConcéntrate en tu trabajorespiró hondo y resopló con fuerza en un intento de no desanimarse.

La campana que indicaba el final de las lecciones de ese día estaba a punto de sonar. Debía apresurarse para que su trabajo no fuera tan difícil con todos los alumnos pasando. Aparte de eso, las multitudes lo ponían algo nervioso. A penas iba por la mitad del largo pasillo y sonó. Casi al unísono, el golpeteo de las puertas deslizándose para dar paso a la estampida de alumnos, retumbó revelando las ansias del estudiantado por abandonar ya las instalaciones e ir a sus habitaciones u hogares.

Jié abrazó la escoba y se intentó mover hacia la pared que tenía a su derecha. En ese momento, escuchó dos voces que sin escrúpulos se referían a su persona.

— ¡Mira, mira! ¿No es ese... aquel chico?

— ¿El que limpia los baños? Me pregunto qué tan mal le puede ir a alguien en clases para que termine limpiando pisos.

— Quizás es pobre.


— ¡Shhh! Nos va a escuchar si hablas tan alto— soltaron unas pequeñas risas cómplices mientras lo observaban de reojo. Él las observó, eran dos chicas. Inclinó su cabeza unos grados y les dedicó una corta reverencia para luego retirarse. No era la primera vez que escuchaba comentarios de ese tipo; sin embargo, mientras no se metieran directamente con él, lo dejaría pasar. De momento, su mayor problema era atravesar entre el tumulto para así llegar a las gradas y subir al segundo piso.

Entre varios alumnos, encontró un pequeño hueco para colarse, pero justo en el instante que tomó impulso, chocó de frente de manera estrepitosa contra otra persona. El de cabello castaño calló en el piso y su escoba rodó hasta la división entre la pared y el suelo. Soltó un leve quejido mientras se sobaba la cadera por el impacto, cuando de pronto sintió queMe está mirando con odio caviló al encontrarse con la mirada contraria.

La joven de cabellos rojizos tenía aura de... querer patearlo sin piedad alguna. Shèng miró a su alrededor y notó todos los papeles desparramados en el piso, los cuales corrían peligro de ser pisados. Un frío muy extraño recorrió su espalda, el rostro se le puso pálido y su expresión se convirtió en una llena de miedo— ¡Lo siento mucho, lo siento mucho!— nervioso, comenzó a juntar las hojas que estaban más cerca suyo— ¡Por favor, no pisen las hojas! ¡E-esperen, por favor, no las pisen!— decía a quienes pasaban al lado. Ella juntó la mayoría de papeles por su cuenta, así que únicamente faltaba devolverle los que él juntó.

— M-muchacha— estiró las manos a la altura de su cabeza, agachándose levemente para devolverle sus documentos y mostrar su arrepentimiento por el incidente. Ella soltó unas palabras y, ciertamente no entendía si se lo estaba comentando a él o sólo deseaba quejarse (?). Con curiosidad, se irguió lentamente y le echó una mirada al contenido de las hojas. Resultaron ser partituras— La música... no es sólo para músicos— pronunció a lo bajo—. Esa es una bella canción— la partitura que estaba mirando era de las que la joven estaba sosteniendo y quedaba en la parte de afuera. No tenía el nombre escrito, pero Jié podía reconocerla ya que sabía a cuál canción pertenecían las notas. Sabía leer partituras.


Spoiler:
¡Hola Lydia! No especifiqué canción ni nada porque olvidé preguntarte de qué instrumento eran las partituras que tenían tu chica o si eran para cantar (?).


Gracias Noire, por tus hermosos diseños :'D
#339999 ~ Narro. #f9580a ~ Hablo. #80655a ~ Pienso.
avatar
Edad : 19 Dromes : 53846
Reputación : 3
Mensajes : 105
Ver perfil de usuario
Jié Shèng
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Let's pretend we know each other [Priv. Jié]

Mensaje por Lydia Fireclaw el Jue Ene 18, 2018 2:48 pm

Por supuesto, la pelirroja se había molestado por la ridícula situación en la se había visto envuelta y no, no había tenido ni la menor intención de ocultárselo a nadie para evitar incomodidades o lo que fuese (cosa que a estas alturas ya había quedado bastante claro). Pero por molesta que pudiese estar en aquel momento, era también bastante consciente de que ella era quien estaba distraída con otras cosas en lugar de fijarse en el repentino “obstáculo” que había aparecido repentinamente en su camino. Así que, teniendo en cuenta eso, le llamó la atención la reacción notablemente ansiosa por parte del muchacho con el que tropezó. “No es como que fuera  a matarlo por esto… No llega a ser tanto problema.”

En lo que se encontraba acuclillada para poder juntar las hojas que se encontraban desparramadas entre ambos, miró de soslayo al muchacho -quien se veía ligeramente complicado- durante un par de segundos y suspiró – Da igual, tranquilo – El pobre parecía estar a punto de sufrir un ataque nervioso (en caso de no estarlo haciendo ya (?) y cualquiera que le mirase podía darse cuenta.

Como sea, tan solo quedaban un par de papeles por su lado y no tardó más allá de medio segundo en notar que uno de éstos se encontraba bajo el pie de uno de sus compañeros de clases, quien había parado con móvil en mano. Lydia, sin darle más vueltas al asunto, se acercó un poco tras haberse puesto de pie, cosa de poder empujarle “amistosamente” – ¿Pero qué…? – y recuperar lo suyo sin que quedase más marcado de lo que ya estaba, una vez el otro se hubiese movido un poco.

Después de eso retrocedió un poco para poder ordenar mejor todo lo que tenía a mano, apoyándolo momentáneamente sobre una de sus piernas. Lo que más quería en ese momento era ir a la sala de música para poder quedarse tranquila y largarse del instituto tranquilamente, pero antes tenía que saber si todos sus papeles estaban en orden. “¿Y las que…?” Antes de siquiera completar mentalmente esa frase, escuchó la voz del desconocido y arqueó ambas cejas – ¿Hm? – primero, vio los papeles – Ah, ahí estaban. Gracias. – estuvo a punto de dedicarle una sonrisa, cuando se dio cuenta de lo que estaba haciendo el otro – No fue nada grave, así que descuida. – cogió los documentos que le tendía con una mirada más suave esta vez (ahora puede respirar tranquilo), para luego ponerlos junto al resto.

Se quedó mirando pensativamente esas partituras durante un par de segundos, bufando al darse cuenta de que apenas manejaba el inicio de una manera que fuese decente. Tras escuchar al muchacho hablar en voz baja, se encogió de hombros – Como mínimo se requiere algo de habilidad, ¿no? – respondió, en lo que llevaba un mechón de su cabello tras la oreja.

Era algo sumamente obvio, por supuesto. Pero su orgullo se estaba viendo afectado con esa asignatura en específico y no le estaba sentando muy bien que digamos (?) No era una prodigio musical ni nada similar, pero hasta el momento se las había arreglado para no hacer sangrar los oídos de sus compañeros al tocar las partituras que se les pedían con distintos instrumentos. Pero ahora, con la tan bonita partitura que tenía en mano… se manejaba en el ámbito teórico y tal sin ningún problema, pero al momento de aplicar e intentar tocar solo salía algo… ¿tosco? No sabía si habría malinterpretado la partitura o lo que fuese, pero el tema era que no lograba tocar y la canción parecía no ser amigable con ella. Todo un drama, por supuesto.

Observó con curiosidad al castaño al escuchar que le comentaba sobre una de las canciones, alzando una de sus cejas. “¿Bella? ¿De cuál habla?” Bajó un poco la vista, encontrándose con la partitura que quedaba más a la vista entre sus manos. – Ah, sí. Me gusta mucho, y tengo que tocarla en piano dentro de un par de días por una evaluación, pero… – se encogió de hombros – Golpear un cesto de basura hasta que reviente suena mucho mejor que yo, creo que varios pueden corroborarlo. Ahora tengo que ver cómo lo hago y tal… – se acomodó un poco el bolso que llevaba al hombro, dejando hasta ahí el tema para restarle un poco de importancia. Lo único que se le ocurría en ese momento era dirigirse a la sala de música para poder practicar allí y, en el mejor de los casos, alguien aún estaría dando vueltas por allí y podría aprovechar de hacer una que otra pregunta. “Y yo que quería irme temprano…”


Y... ¿estás bien? – le miró atentamente, sonando un poco más brusca de lo que hubiera pensado – No es como que pueda hacer mucho en cualquier caso, pero prefiero preguntar. – Le había arrebatado unos cuantos minutos con todo ese asunto de los papeles así que lo mínimo que podía hacer era asegurarse de que el otro no terminaba con nada roto…

Spoiler:

¡Hola Jié! ^^ Perdona si el post ha quedado medio raro, no sé ;; Y... piano, al final eran para piano (?)


Yo hablo l "Yo pienso" l Yo actúo
avatar
Salón : 3 A Edad : 20 Dromes : 37928
Reputación : 3
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Let's pretend we know each other [Priv. Jié]

Mensaje por Jié Shèng el Jue Mar 15, 2018 8:09 pm

Ella decía que daba igual, pero por su mirada de antes, no estaba muy seguro de eso. Jié era de esas personas que se culpaban por todo, aún si ambos tenían la culpa por andar distraídos entre tanta gente que quería salir de las instalaciones. Pensó que ya tenían todo juntado; no obstante, presenció el momento en que un alumno pisó una hoja faltante. La chica parecía ser malhumorada, o tal vez quizás demasiado directa. Empujó al otro sin más para que dejase de pisar su papel y, ante eso, el de gafas solo pudo hacerse a un lado para evitar conflictos.

Luego de las peripecias, la joven peliroja fue muy amable con él. Su expresión ya no era tan dura como antes, se sintió aliviado por eso. Ella se notaba fastidiada, pero parecía ser por otro motivo, uno que podía revelarse con solo observar lo que ella estaba mirando con tanta atención— Mi madre dice que la habilidad se adquiere con la práctica— comentó sin haberlo pensado mucho. Jié tenía facilidad para la música, pero le había costado una gran cantidad de esfuerzo aprender bien a tocar erhu y piano; por otro lado, su capacidad física siempre fue mala, pero con mucho entrenamiento, en su niñez, pudo aprender un poco de tai chi. Por las enseñanzas de su madre, se daba cuenta que la práctica superaba al "talento" o las capacidades innatas.— Espero no se ofenda por mis palabras concluyó mentalmente.

Ante el comentario de la joven, quiso soltar una risa, pero se contuvo. Sonrió levemente sin mirarla a los ojos— Seguro vas a creer que soy una sabelotodo. Lo siento, no debería meterme en los asuntos de otras personas— le hizo una reverencia para disculparse de antemano— Me gustan mucho los sonidos, eso de golpear un cesto de basura parece interesante, debería probar alguna vez— la miró, un poco más confiado— Pero como alguien que sabe tocar el piano, si comparas ese sonido tan brusco con la delicadeza de una melodía, creo que allí radica el problema. No soy el indicado para hablar de confianza cuando soy tan... tímido. Lo que trato de decir es que, aunque creas que lo hagas mal y sea difícil, si crees que suenas así, ese pensamiento hará que suenes... de esa forma— un suave carmín tiñó sus mejillas. ¿Desde cuándo podía hablar tanto?

La muchacha se disponía a irse, sin embargo, antes le preguntó por su bienestar— ¡L-lo estoy! No te preocupes, agradezco que hayas preguntado. Fue solo un golpe suave, nada que no pueda soportar. ¿Tú estás bien? Digo, usted, hmmm...— ya la había tratado personalmente desde rato atrás, era tarde para recordar que él era un empleado que debía tratar con mayor cordialidad a los alumnos.


Gracias Noire, por tus hermosos diseños :'D
#339999 ~ Narro. #f9580a ~ Hablo. #80655a ~ Pienso.
avatar
Edad : 19 Dromes : 53846
Reputación : 3
Mensajes : 105
Ver perfil de usuario
Jié Shèng
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Let's pretend we know each other [Priv. Jié]

Mensaje por Demian Serkin el Mar Ago 14, 2018 1:32 pm



TEMA
CERRADO
Tema cerrado por inactividad.
Este tema lleva inactivo más de dos meses y por tanto, muy a nuestro pesar, debe ser cerrado y enviado a la papelera, pero ¡No temas! Si deseas recuperarlo solo tienes que pedir su apertura aquí.
Lugar: Pasillos.
Atte: Staff ITR.
RHODES PRINCE PARA ITR



Otras cosillas:

Gracias a la genialosa de Noire por la firma ♡
avatar
Edad : 24 Dromes : 648266
Reputación : 29
Mensajes : 1171
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Let's pretend we know each other [Priv. Jié]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.