6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Encuentro casual || Priv Kurumi

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Encuentro casual || Priv Kurumi

Mensaje por Kay B. Morgenstern el Lun Dic 25, 2017 4:36 pm

Kay, como de costumbre, se preparó temprano en la mañana para trabajar. Sus gafas para el sol, su pantalón negro y su chaqueta azul con franjas blancas, algo normal de los guardabosques de aquel lugar. Bajo ella, su par de armas se encontraban ocultas, pues no era fácil ser un agente del bienestar animal en esta ciudad, habían demasiados problemas por lo general en los bosques. Incendios provocados, explosiones, animales heridos por las batallas entre criaturas sobre naturales. No era un trabajo fácil, pero alguien tenía que hacerlo.

Ya listo, desayunado y arreglado, tomo su pequeño auto. Un viejo cacharro de dos puertas, pequeño para los estándares modernos. Con él se dirigió al bosque, aquella inmensa espesura verde con una biodiversidad sin igual. Al llegar lo primero que hizo fue buscar un viejo árbol a unos 15 minutos de la ciudad, bajo su sombra formo un circulo de metro y medio de radio. Con algunas extrañas runas en él y el símbolo celta en el centro. “Muy bien es hora de comenzar a trabajar” Lanzo algunas palabras en un antiguo idioma, poco conocido, mientras un fulgor azul comenzó a mostrarse en las runas, luego en el símbolo. –Espíritus del bosque, por favor. Ayuden a su humilde servidor, para encontrar a los animales que necesiten de mi ayuda- menciono en aquella extraña lengua. Las Runas, que estaban en la tierra, se levantaron como hechas de aire y comenzaron a girar alrededor del joven. La primera apunto hacia el este, lejos de los límites del bosque mientras que las otras dos apuntaron hacia el oeste. Era extraño que dos apuntaran hacia el mimo sitio, por lo que Kay decidió ir en busca de lo que los espíritus le habían indicado.

Los seres del otro lado, nunca daban información concreta, solo indicaban el camino. Por lo que el descendiente de los chamanes no sabía que estaba buscando, tal vez un animal herido, una persona en apuros o una amenaza para el bosque. De lo que podía estar seguro, es que uno de los espíritus con los que se había contactado, le señalaba que se alejara del bosque, indicando que se podía ver envuelto en un gran peligro, mientras que los otros señalaban con fuerza que se adentrara en el bosque. Pues aquellos seres eran como las personas cada uno tenía sus propias ideas, pensamientos y formas de ver la vida.

Antes de comenzar su caminata, saco una pequeña botella de agua, mojo un pañuelo descartable con la misma y se lo paso por el rostro. Sacando aquellas lagrimas carmesí de su rostro, provocadas por el uso de su magia Chamanica, poco a poco sus orbes negros tomaron tornaron el tono azul, natural y propio del joven. Y este comenzó su caminata por el frondoso sendero que lo llevaba a quien sabe dónde.

Algunas ramas bajas, comenzaban a estorbar el paso, pero esto no le preocupaba a el alemán, más bien el silencio abrumador de solo ramas y uno que otro ave cantando. Los animales, mas tímidos estaban callados, lo que para el entendimiento del joven. Esto significaba que alguien ajeno al entorno se encontraba merodeando por la zona. Saco una de sus pistolas del estuche, para luego quitarle el seguro, caminaba con calma y sigilo tomando con ambas manos las Egled Desert calibre 50, esperando encontrar al intruso en el bosque.
avatar

Dromes :
7459
Reputación :
6
Mensajes :
44

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Encuentro casual || Priv Kurumi

Mensaje por Kurumi Kyoko el Jue Dic 28, 2017 2:40 am

Un clima perfecto, las flores en su punto ideal antes del otoño y la brisa suave era lo suficiente que necesitaba la chica para asegurarse desde temprano que iba a salir a leer algo o en caso de no tener nada comer unas galletas con tranquilidad mientras se sentaba a admirar la vista perfecta desde un lugar indicado. Salió de su hogar caminando un buen tiempo para acercarse a las zonas conocidas del bosque sin estar cansada de tanto caminar gracias a que su descanso lo estaba teniendo en bandeja de plata la poder darse el lujo pasar por entre caminos de árboles verdes con tonalidades algo anaranjadas, arroyos rodeados por flores azules de las cuales ella no conocía mucho de su nombre así empeñándose más a leer acerca de ese tema para poder sentirse más orgullosa de ver maravillas como esas, pasaba por senderos reinados por el silencio o el canto de alguna que otra avecilla que no era tímida acompañándola en su viaje hasta que por fin, luego de mucho llegó a una pequeña montaña que daba a un valle abierto lleno de mariposas y flores silvestres, Kurumi se sentó en las raíces de un árbol que estaba allí arriba para recostar suavemente su espalda contra el fuerte tronco que tenía un olor suave pero armonioso que acompañaba a la perfección esa vista.

Una hora más tarde...

Kyoko se había quedado profundamente dormida en un silencio que podía llegar a ser sepulcral a no ser por la brisa y el tiempo que hacía en ese día maravilloso. Una pequeña ardilla se le acercó curiosa para olfatearle los dedos rozando sus pequeños bigotes con la yema de sus dedos haciéndola reír suavemente arrugando la cara de forma leve para por fin despertar levantando la cabeza ladeándola un poco para bajar su mirada a la ardilla, le sonrió amistosa pero la pobre chiquilla tímida corrió despavorida de la azabache. —Es una lástima, se veía muy linda allí. Pude haberle tomado una foto... —Musitó para acomodarse en el árbol levantando la mirada al paisaje.

Pasó su mano a su cuello para darle un pequeño masaje notándose que se le había entumecido por la forma en la que se había dormido recostando el peso de su cabeza en su blanquezco cuello, echó un suspiro cerrando los ojos para tomarse el tiempo de escuchar todo a su alrededor algo triste por no poder disfrutar de la hermosa música de un pájaro o por lo menos el zumbido de una abeja pero nada. El bosque se había callado dejando al tranquilo pasar del viento rozando con las hojas de los árboles, el paso o incluso las alas de una mariposa y Kurumi solo necesitó eso para definitivamente amar el lugar donde estaba pero algo le alarmó, el sonido de un arma con el seguro fuera. Se levantó con cuidado revisando a su alrededor con la ceja arqueada para ver si podía localizar a la persona o el ser que hubiera hecho ese sonido. "Puede que sea un cazador... Eso o también puede ser un pájaro imitador que leí sobre él en un libro aunque igual, si lo fuese, es alarmante." Pensó para bajar de la pequeña montaña con cautela acercándose con sigilo a lo que ahora parecían pasos. Tenía más compañía. Eso es bueno. ¿No?



Yo hablo  "Yo pienso"  Yo actúo 
Yo hablo en mi forma real — "Yo pienso en mi forma real"  Yo actúo 


NPC— (Masculino) —NPC— (Femenino)


○ [Deseo] ahora es [Kurumi Kyoko]
avatar

Dromes :
15832
Reputación :
1
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.