Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

+18 Infierno a la media noche (privado Evans Edmond)

Mensaje por Invitado el Lun Dic 18, 2017 1:55 pm

Quizás no sea lo más aconsejable para una jovencita de mi edad que se respeta, estar fuera de su cama a la medianoche; la mayoría de las chicas ya estarían durmiendo a esta hora de la noche, pero jamás me he comportado como la mayoría, al menos no cuando me encuentro sola. Desde pequeña y por alguna razón que todavía no he llegado a comprender fui una persona nocturna, ferviente es el odio que siempre sentí hacia la mañana, y es por ese motivo que me gustan bastante los lugares que abren sus puertas cuando cae el sol y no las cierran hasta entrada la madrugada.

Desde el momento en el que había visto uno de los panfletos anunciando aquel local, había esperado con ansias la noche del sábado. No se trataba de un folleto muy llamativo, tenía hasta aspecto viejo, pero las palabras "Karaoke" y "abierto toda la noche" podían leerse claramente aún y no era capaz de dejar pasar la oportunidad de ir.

En un callejón oscuro, de esos en los que uno esperaría ver a gente haciendo negocios no muy legales; una brillante marquesina de neón de color fucsia ponía "kara_ke l_s 24 H__r_s", el paso del tiempo o algún malviviente se había encargado de romper parte del mismo, haciendo que algunas de las letras no se encendieran más. -Hmmm...Doce menos cuarto- leí en voz baja la hora en mi reloj de pulsera. -Casi pierdo el zapatito- pensé, recordando una frase que mi padre solía decir cuando se aproximaba la medianoche, al momento que llegaba a la llamativa puerta del lugar. Ni bien la vi, me pareció extraño el grafiti que estaba pintado sobre la entrada, era la imagen de una mujer desnuda cantando con un micrófono que parecía cualquier cosa menos un micrófono, pero por la cara de placer que se veía en la cara de la fémina y la forma en la que lo sostenía y tenía tan cerca de su boca, supuse que disfrutaba mucho cantar. Entonces, luego de admirar el arte callejero durante unos minutos, ingresé al establecimiento.

Debo admitir, que la fachada del lugar, no me inspiraba mucha confianza y a decir verdad, esperaba que se tratara de un lugar de mala muerte; mas pasado el umbral de la puerta, el comercio parecía dar un giro de 180 grados; claramente los dueños del antro eran buenos decoradores de interiores. Ni bien uno accedía al lugar, podía observarse un escenario principal que frente a sí tenía una veintena de mesas, para quienes decidieran actuar frente a una multitud y; a ambos costados del escenario, habían dos pasillos que ponían "Salones privados".

Si bien jamás he sufrido de pánico escénico y el estar rodeada de gente no me incomoda, aquella noche se me antojaba no tener que esperar mi turno para cantar; además aunque el alquiler de una de las habitaciones privadas era un poco más costoso, mi ansiedad justificaba pagar un poco más con tal de comenzar a cantar de inmediato. Entonces, me dirigí hacia el mostrador y le pedí al encargado que me permitiera entrar a uno de los salones, momento en el cual me informó que el único que quedaba disponible era "L'Averno". Me desilusionó un poco que el "Bosque encantado" no estuviera desocupado, pero no estaba en mis posibilidades el elegir.

-Nada mal, nada mal- dije en voz alta al entrar a la privacidad de la habitación. -Sí que se toman en serio la ambientación- reflexioné y es que, ni bien puse los pies allí, sentí que me transportaba al infierno. El piso era de madera oscura, con una inmensa alfombra color rojo sangre en el medio, las paredes eran de un negro casi absoluto y el mobiliario era de madera oscura con la tapicería en bordó.

Segundos después elegí el silloncito que se me hizo más cómodo, tomé el micrófono, elegí una de mis canciones favoritas y me senté mientras aguardaba el instante adecuado para cantar al momento que me abstraía con las primeras notas de la melodía...

Needles-System of a Down:



Nota de la Autora:
La frase "casi perdí el zapatito" es una frase real que suele usar mi padre llegada la media noche y siempre me ha causado gracia su referencia sobre la Cenicienta.
avatar
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Infierno a la media noche (privado Evans Edmond)

Mensaje por Evans Edmond el Lun Dic 18, 2017 7:46 pm

Todo había comenzado bastante mal. había aceptado un pequeño trabajo que parecía bastante fácil, parecía, pero me equivoque como siempre el tema esconderme en un basurero y sacarle una foto a una persona X el cual parecía estar haciendo algo malo con otras escorias, cualquier estúpido sin cerebro aceptaría ese tipo de trabajo… así es ahí me veía yo dentro del basurero limpiando mi cámara esperando a que ese desgraciado se acercara al lugar elegido. Sería una sola fotografía y tratar de salir ileso del lugar o por lo menos vivo era más que suficiente.

Observando mi reloj esperaba a que de la media noche entre ello solo me quede pensando “-Necesito ese dinero…-” tome un poco del nauseabundo aire del basurero y escuche dos carros acercarse a la zona, estaba preparado tenia todo y la verdad ya no quería estar ahí con lo que suspire profundo y abrí la tapa cosa de que el visor de la cámara apuntara al destello de las luces de los autos. A los pocos segundos de los mismos bajan dos personas lo cual me sorprendí porque uno tenía el traje de la policía.

No pude evitar sonreír tras ver por el visor y reconocer a una de esas personas – Mira como te encuentro William el tuerto…-Todo iba perfecto estaban charlando William con una maleta y el jefe de policía esperando se lo den la mano pero como dicen “dios castiga y no muestra el lazo” eso sucedió tras acomodar la cámara y todo no me di cuenta de quitarle el flash y paso lo que paso la foto salió y el haz de luz se noto en la oscuridad y ahí comenzó todo.

Sin pensarlo abrí con fuerza el basurero y me dispuse a correr lo más rápido que podía dejando atrás mi único instrumento de trabajo, Mientras corría por mi vida un grupo de malandros aparecía de entre los callejones como ratas buscando un trozo de queso. -Sabia que esto me pasaría! ¡Te odio!  - grite mirando al cielo.

La persecución me duro unos segundos ya que al conocer mas o menos la zona pude entrar en uno de los locales en los que solía frecuentar y además debía una cierta cantidad de dinero, al cerrar con fuerza la puerta escuché una voz la cual cantaba un tema bastante conocido. Voltee mi mirada mientras escuchaba al dueño gritarme al lado- OTRA VEZ EVANS¡? ¡QUE HICISTE!  -me grito mientras yo solo le apoye mi dedo índice en sus labios-shhhh…. ¿Quien es?  mira no me digas ahora arreglo contigo solo. calma-le guiñe el ojo y camine siguiendo la voz.

Al llegar abrí la puerta del salón y pude divisar a una jovencita de cabellos negros, no pude evitar sonreír tras escuchar lo que cantaba, me sorprendía ya que seamos honestos su aspecto no concordaba con lo que cantaba, obviamente me gustaba como lo estaba haciendo, me senté prestando atención a la chica.

Luego de unos minutos y al terminar el tema solo me dispuse a aplaudir con una gran sonrisa- wow. que bien muy bueno…- comente algo alejado y en la oscuridad


Hablo - "-Pienso-" - Actuo

NPC (masculino) NPC (Femenino)
avatar
Dromes : 37391
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Infierno a la media noche (privado Evans Edmond)

Mensaje por Invitado el Mar Dic 19, 2017 5:55 am

Sumergida en la soledad de aquel salón, comencé a entonar las estrofas de aquella canción. La había escuchado tantas veces que no me hacía falta siquiera mirar la pantalla para saber cuándo tenía que cantar cada palabra.

No me resultaría extraño que para la mayor parte de las personas, quitando las más cercanas, fuera algo impensable verme disfrutar de ese género musical, más aún aquel tema que de delicado no tenía ni el nombre; el Mundo entero se encuentra infestado de gente que sólo se fija en las apariencias, en lo externo y, no es como si me quejara, al fin y al cabo he utilizado incontables veces a mi favor el hecho de que mi imagen suele provocar ternura. Sí debo admitir que por momentos se vuelve tedioso el hecho de tener que llevar una fingida máscara de dulzura, mas no puedo ni quiero escapar de la fachada que con los años he creado; si algo he aprendido es que se atrapan más moscas con miel.

Más o menos a la mitad de la canción no resistí el impulso de levantarme de mi asiento y moverme conforme continuaba interpretando la letra. -Al demonio, estás sola Mitsuki- me dije a mi misma mientras comenzaba a seguir el ritmo de la música con mi cuerpo. A decir verdad, momentos como aquel, eran de los más liberadores a los que podía acceder, podía comportarme como quisiera sin que nadie me juzgara, por lo que canté y me moví como si no hubiera un mañana, poniéndole todo mi empeño a lo que hacía.

El tema que había elegido no era de los más largos, duraba apenas unos tres minutos, por lo que casi cuando estaba por la última estrofa ya me encontraba pensando cuál pondría después y de paso qué pediría para beber ya que comenzaba a sentir la garganta un tanto seca. Mas todos aquellos planes que había comenzado a elaborar en mi mente se fueron por la alcantarilla al escuchar unos aplausos a mi espalda. -No, no puede ser, pagué por el salón para mí sola- reflexioné, creyendo que quizás se había tratado de algún efecto que se encontraba incorporado en la música y dado que los parlantes estaban distribuidos por todo el lugar me había parecido que alguien me aplaudía; de seguro debería ser eso, nadie entra a una habitación ocupada por otra persona y aplaude... menos sin permiso... o eso creía.

"... muy bueno" escuché luego y me petrifiqué. -Ok... eso no puede ser un efecto - pensé y giré lo suficiente mi cabeza como para advertir su presencia por el rabillo del ojo. Si bien se encontraba a unos metros de donde yo estaba y la tenue luz no me permitía verle bien, pude notar que se trataba de un hombre, de unos... mmmm dieciocho o veinte años.

Quise que me tragara la tierra y juro que lo desee con todas mis fuerzas; quería marcharme a un lugar lejos, ponerme en posición fetal y llorar. -Justo con ésta canción tenías que venir- pensé mientras lo observaba. Aún no decidía cuál sería mi curso de acción, no sólo me había descolocado el hecho de que se había entrometido en un espacio el cual yo creía era privado, sino que además, me había visto cantando un tema que jamás le había mostrado a nadie y no sólo eso, no; si eso fuera todo no sería tan grave, al fin y al cabo podía decir que me había equivocado y lo había cantado, con un poco de ayuda de mis dones actorales podría conseguir que me creyera. Pero el muy inoportuno me había encontrado bailando, sí señor, bailando o algo así al ritmo de aquella canción. -Dios...¡Cómo tendré el pelo!- me lamenté y llevé mis manos a mi cabello para intentar arreglarlo un poco, como se imaginarán moverse al ritmo de una canción de ese género involucraba que mi cabellera se encontrara toda enmarañada a esa altura.

Entonces perdida por perdida, me giré hacia mi inesperado espectador y caminé unos pasos hacia él. -Me alegro que te gustara, pero si me escuchaste cantar es justo que yo te oiga a ti- le dije mientras le ofrecía el micrófono con una sonrisa dulce, aunque por dentro quería asesinarlo y ocultar su cadáver para que nadie se enterara de mis peculiares gustos.


avatar
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Infierno a la media noche (privado Evans Edmond)

Mensaje por Evans Edmond el Mar Dic 19, 2017 12:49 pm

Sonreí tras escuchar lo que me había dicho puesto que yo no era un gran cantante podría hacerlo sin problema ya que había dejado atrás la vergüenza y no m importaba lo que los demás pensaran de mi eso era una de mis mayores virtudes con suavidad di un par de pasos hacia adelante intentando observar fijo su rostro y aquellos ojos fucsia preciosos que tenía, a leguas me daba cuenta de su incomodidad al verme puesto que tenía razón ya que yo había entrado al lugar sin haber pedido permiso y era totalmente desconsiderado ya que ni siquiera me había presentado.

Pero eso lo dejaría en duda ya que era mas divertido ver la expresión que ella intentaba ocultar y su cabello como si un huracán hubiera pasado sobre ella, no era la clase de personas que se aguantaban con lo que al verla bien comencé a reírme- Oye te ves bien… no tendrías que estar en este lugar. se nota a leguas tu edad. es raro que te dejaran entrar, pero bueno el tipo que atiende es un idiota-señale la puerta mientras observaba cada movimiento de ella, esos ojos. su sonrisa actuada y el frustrado intento de poder peinarse.

Al ver que intentaba darme el micrófono el cual no negué y lo acepté con toda la felicidad del mundo no pude evitar musitarle algo- Estos lugares no son para ti. - dije quitando esa sonrisa de mi rostro intentando ser lo mas serio del mundo. Me puse frente a frente sin miedo a que ella se sienta incomoda y llevando el micrófono a mis labios comente mientras veía aquellos enormes ojos-si esa es tu música... tenemos gustos parecidos… pero algo diferentes…-.

El silencio se adueño del lugar, obviamente estaba molestando a la jovencita ya que eso es lo que mejor me salía aun con el micrófono cerca de mis labios deje salir mi voz dejando que la sala retumbara- ¿Sabes? No soy muy bueno con esto, are lo mejor que pueda… y si me sale bien… te invitare algo para tomar ¿que dices? -

Le señale mientras me alejaba de ella hasta la maquina donde busque el tema que quería cantar, honestamente me estaba divirtiendo ya que hacia bastante que no cantaba y menos enfrente de alguien, cuando conseguí la canción solo le di play dándole la espalda a ella, unos segundos pasaron y en ese momento comenzó a sonar el piano que daba a continuación la letra de un tema precioso, me di media vuelta y comencé a cantar sin hacer falta leer dándole al clavo a cada nota mientras sin pensarlo m acerque hasta ella quedando casi frente a frente sin vergüenza alguna

Tema:


Hablo - "-Pienso-" - Actuo

NPC (masculino) NPC (Femenino)
avatar
Dromes : 37391
Reputación : 1
Mensajes : 23
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Infierno a la media noche (privado Evans Edmond)

Mensaje por Harry Strauss el Miér Mar 14, 2018 9:23 pm

Tema Cerrado
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Bares y discotecas - Karaoke.



avatar
Dromes : 234650
Reputación : 8
Mensajes : 898
Ver perfil de usuario
Harry Strauss
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: Infierno a la media noche (privado Evans Edmond)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.