6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


La noche es nuestro testigo (Priv. Celty)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado La noche es nuestro testigo (Priv. Celty)

Mensaje por María Jesús el Miér Dic 13, 2017 7:25 pm

La vida está llena de altibajos. A veces vas a arriba, en otras vas abajo, pero tiende a ser una auténtica montaña rusa, no sabes como serán las vueltas y volteretas a las que te diriges. Tampoco sabes si podrás aferrarte lo mejor que puedas para no caer o si vas a caer o si vas a quedar estancado o si se detendrá. Para resumir, la vida es demasiado impredecible, sin importar el tipo de desiciones que tengas que tomar.

En mi caso, yo nací en 1999 en Santiago, Chile. Tuve como la gran parte de los niños de mi generación, una infancia tranquila y feliz, y pude enfrentar en bullying gracias en parte a mi padre, que me enseñó desde pequeña las artes marciales, sin siquiera olvidar mis origenes, y jamás mostrar una inexistente superioridad hacia mis oponentes. Humilde hasta la muerte. Siempre supe enfrentar situaciones de alta tensión y salía airosa de todas. Estoy orgullosa de ello.

Sin embargo, todo llegó a su fin hace un año, cuando regresaba a mi hogar, un par de tipos salian corriendo con una pistola, y mis padres habían sido asesinados. Ellos fueron capturados, y a pesar de que las pruebas eran contundentes, fueron dejados en libertad. La justicia en Chile es un verdadero asco, los delicuentes son los verdaderos protegidos mientras nosotros, los inocentes somos los que tenemos que pagar los platos rotos. Tan furiosa estaba que decidí tomar justicia por mano propia, si tenía que volverme una fugitiva de la ley por matar a los sujetos que destruyeron a mi familia, no había vuelta atrás. Jamás miré atrás para cuando pensé en enfrentarlos. Los fui a buscar y los encontré, pero eran más de los que podían manejar, de hecho, alguien me noqueó, creí que era mi final. Pero no fue así.

Alguien me mordió el cuello, y pude sentir un par de colmillos atravesando mi carne, despojandome de forma permanente de mi humanidad. Ya no era humana, era una vampiresa, un ser que bebería sangre. No podía recordar su rostro mientras yo recuperaba la conciencia, y apenas podía escuchar una voz, la que me decía que yo había sido transformada y que los delincuentes ya estaban muertos. Pero debía dejar Chile, y me dió una dirección y un lugar. La ciudad se llamaba Eadrom y estaba ubicado en Japón, y también la dirección del Instituto Takemori, el lugar donde terminaría mis estudios. Ahora debía averiguar quién fue el vampiro que me trajo aquí.

Mientras tanto, me había perdido en la ciudad, era de noche, el cielo estaba más oscuro que el alma del peor ser humano que haya pisado la tierra, con las estrellas del firmamente como únicas compáñeras. Vestía unos zapatos deportivos de color purpura, pantalones blancos con franjas negras y una sudadera de color negro, estaba de vacaciones y no podía encontrar el camino de vuelta a mi casa; "estaba más perdida que el teniente Bello" y ni si esto no era para peor, era el momento en el que 4G de mi celular ya no daba más. No sabía que hacer, no sabía a donde ir, miraba a todos lados, en busca de alguien que me ayudara a instruirme. Pero por cada lugar que iba, no había ni un alma, nada. Esa soledad se fue disipando de a poco cuando sentí una presencia ajena y me voltié formando un vara con mi propia sangre. Mantenía la calma mientras veía que se acercaba un grupo de pandilleros hacia mi, y no con buenas intenciones (¿desde cuando las podían tener?). Se acercaban a mí y me rodeaba. El primero se me acercó y yo golpée duramente con la bara su tobillo derecho y lo hice tropezar. Los cuatro restantes me rodeaba y mis labios dispararon la declaración de guerra hacia mis adversarios.

-Quien sigue?- pregunté antes de relamer mis labios, con hambre por la sangre de aquellos hombres.
avatar

Dromes :
5076
Reputación :
1
Mensajes :
9

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La noche es nuestro testigo (Priv. Celty)

Mensaje por Celty el Mar Dic 19, 2017 6:47 pm

Tras un largo viaje por todo el mundo, con una carta entre mis manos me aproximé a la joven ciudad llamada Eadrom. Desde lejos se podía apreciar que era un gran lugar multicultural al mismo tiempo de que con tanto movimiento que apenas me podrían prestar tiempo.
Llevaba poco dinero encima, pero por suerte, tenía otras cosas en mente y comida que llevarme a la boca.

Primero fuí a una agencia de información, pero esta solo daba algunas cosas como viajes para estudiantes, viajes al extranjero o actividades alternativas como deportes pocos conocidos u experiencias altamente peligrosas pero a un precio elevado al ser guiadas y dirigidas por especialistas. Por suerte o desgracia, lo único que pudieron hacer fue darme un mapa grande de toda la ciudad. Las calles principales estaban marcadas muy claramente, pero las secundarias o las que acababan en callejones cortados apenas eran nombrados.

La dirección a la que me tenía que dirigir estaba bien escrita en el sobre, donde mencionaba que era un apartamento de estudiantes, y en su interior había una llave de la puerta para acceder a esta, pero... ¿Como iba a encontrarla si no sabía ni donde estaba yo?

Me tuve que recorrer toda la ciudad de lado a lado, escribiendo con mi propia mano las calles que no estaban marcadas, descartándolas. Eran tantas las dichas calles y tan grande la ciudad, que solo me faltaba ver unas cuantas, pero pocas que fueran mencionadas como "apartamentos para estudiantes". Cada apartamento estaba en una punta del mapa, o así me lo parecía. Por suerte, mi transporte era mi moto de toda la vida, que con anterioridad resultaba ser un corcel. Solo cambió su aspecto físico, pero sentía su cansancio, por lo que le tomé y la arrastré con lentitud.

La noche había caído tan rápido como los deseos de encontrar aquella casa.

La travesía parecía ser algo espeluznante, pues la ciudad parecía no descansar. Mientras que en algunos sitios estaban cerrando y marchandose a descansar como eran los bares, comercios menores o incluso tiendas de ropa, otros empezaban sus jornadas, como las discotecas y los antros donde el alcohol y los jovenes alocados eran sus principales alborotadores.

Por el camino visualicé a un par de jovenes como molestando a una muchacha, siendo rodeada por varios de estos. Ví claramente la escena en la que tomó al joven y le apropinó varios golpes. No era de extrañar. Podía sentir un aroma diferente en ellos, pero no era de mi incumbencia molestar o entrometerme, sin embargo, así hice.

Disculpad que moleste este momento tan hermoso, pero ¿me pueden decir donde esta la calle de los negros numero 10? Resulta que recién llegué y....
Antes de que quisiera continuar, uno de ellos salió volando por un golpe realizado por mi corcel, que se escondía en la forma de moto. Observé como caía aquel sujeto y sobre este su propio cuchillo en la pierna.
Auchs... Eso debe de doler.. Bueno, ¿por donde iba? Ah! si, acabo de llegar y no encuentro la calle, ¿Saben donde puede estar?
Pregunté como si las cosas sucedieran como si nada, ignorando las acciones ocurridas anteriormente.


#00ff00 Yo hablo - Yo actuo - #00ffff .Yo escribo - #ffff00 . Yo pienso
avatar

Dromes :
4811
Reputación :
0
Mensajes :
23

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La noche es nuestro testigo (Priv. Celty)

Mensaje por María Jesús el Miér Ene 03, 2018 5:25 pm

Vaya! Esta situación si que se torna un tanto extraña, viene una chica con una moto, la chica estaba vestada de forma bien sensual, un traje de motorista negro y para más remate un casco amarillo con orejas de gato. Tu no ves eso todos los días, y si eso no parecía lo suficientemente extraño, la moto "empujó" a uno de los sujetos. ¿Una moto empujando a alguien? Esto es merecedor de una explicación. Esta chica, una muy hermosa desde mi punto de vista, estaba haciendo una pregunta o dos, pero por desgracia, mi mente estaba muy ocupada como para poder responder interrogantes cuando estoy en la mitad de una pelea.

El cuarto sujeto, cuya pierna estaba sangrando por el cuchillo después del "empujón" de la moto, se levantó de a poco, en intentó apuñalarme, pero lo hice tropezarse con la bara. El tercero ya había quedado maltrecho por la paliza que le propiné. El segundo se me abalanzó encima, sin embargo, respondí agachandome en una milésima de segundos para romper su quijada con un devastador uppercut, mandandolo a volar por unos instantes, antes de finalmente aterrizar de bruces contra el pavimento. Podrá vivir otro día, pero las ganas de volver a pelear no volverá a tenerlas. Finalmente quedaba el líder del grupo, a simple vista parecería que fuera pan comido.

-Ya, es última vez que recluto humanos para este trabajo, no sirven de otra cosa más que ser carne de cañón!-
proclamó indignado el líder de los pandilleros, que se quitaba el gorro, y un aura de color anaranjado lo envolvía mientras sus ojos se ponían rojos como la ira que sentía un toro al ver ese color, una provocación, un deseo de destruir inquebrantable. Sus manos empezaban a dibujarse líneas amarillentas y en la derecha se formaba una bola de fuego. -Muy bien, lo hiciste díficil, jovencita, te daré una golpiza que jamás vas a olvidar!- dijo enfadado el sujeto antes de aumentar el tamaño de la bola de fuego al de una pelota utilizada para ejercicios con pilates, la cual arrojó hacia mí, la pude esquivar, pero justo iba en dirección de esa chica misteriosa. Sin tiempo para pedirle permiso, me abalanzé hacia ella y caímos de bruces al suelo. Ella de espalda y mi cabeza, encima de su estomago, de a poco me levanté y la miré a los ojos, si es que los tenía.

-Oye, ¿te encuentras bien?- le pregunté. -Lamento haberte hecho esto, pero tenía que salvarte de esa bola de fuego. Escucha, dejame acabar con ese sujeto y te responderé todas las dudas que tengas, ¿sí?- le dije antes de levantarme y ponerme nuevamente con mi arma improvisada en posición de combate. Tenía un cuerpo precioso, pero no disponía del tiempo suficiente como para poder admirar su físico. Tenía en mis manos la bara de sangre, pero debía terminar con rápidez contra este sujeto pues la no duraría más tiempo la bara y el sujeto podría terminar causando un incendio.
avatar

Dromes :
5076
Reputación :
1
Mensajes :
9

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La noche es nuestro testigo (Priv. Celty)

Mensaje por Celty el Dom Ene 07, 2018 4:56 am

Ya había estado peleando a lo largo de mi vida y aquel espectáculo no era más que otro escenario con distintos protagonistas, pero con el mismo resultado al bajar el telón. Aquello me aburría, tan sólo quería ir a la casa que mencioné anteriormente, por lo que me distraje con el teléfono escribiendo y dando leves pasos para los lados como si hiciera una danza, aunque en realidad estaba esquivando los golpes apropinados por la muchacha. En esto, sentí un leve brillo intenso, que hizo alzar la vista del teléfono y un escalofrío recorrió todo mi cuerpo desde los pies hasta la punta del cabello al visualizar como la chica se lanzaba literalmente sobre mi. Dijo que fue para apartarme, pero con un grito también lo hubiera echo, al menos a mí punto de vista.

Ante la  pregunta tan sólo afirme. No e había hecho mucho daño, siempre solía caerme y mi cuerpo se acostumbro demasiado "rápido". En cuanto la vi alzarse, le tomé del pie y la tumbe en el suelo, siendo yo quien ahora se enfrentaba ante aquel ser que ya estaba preparando su segunda bola e fuego.
La lanzó de inmediato, pero aunque fuera más grande que la anterior, tan sólo cruce la mano por el centro de esta a pesar de que estaba a bastante distancia y la misa energia de la bola se quebró pro la mitad desapareciendo.
No mencione como lo hice, pero el hombre comenzó a lanzar bolas más pequeñas e igual modo seguí desviandolas. Si se hubiera percatado de que portaba tan sólo una cadena de hierro infundada con mi energía, quizás hubiera tenido el poder de ganarme, pero no pudo ser así.
Su locura y nervios hizo perder su autocontrol y ni cuenta se dio del derroche de energía que había ocasionado.

Mi moto se puso tras él, volviendo a su tamaño real. Un corcel de raza frisón negro, sin cabeza de cerca 2 metros de altura y con más fuerza que cualquier animal, casi comparable a una garra de dragon. Quizás había exagerado, pero lo adoraba y sabía que podía hacer. Este golpeó con una coz en la espalda del sujeto, cual rompió su espalda fracturandole la columna vertebral. Se había quedado paralítico y siendo tirado hacia mi, tome la cadena con rabia y le tome del cuello haciendo un círculo a su alrededor.

Yo de ti me agarraría fuerte...


Le susurre antes de darle la cadena a mi corcel, que se tomó aquello cual rienda y comenzó a tirar del sujeto alejándose de nosotros.

¿Y bien? ¿Podemos hablar ahora?

Pregunte una vez más a la joven, sacudiendo el polvo que tenía en la ropa. Sobre i espalda se apreciaba algunos rotos y descosidos, que se iban uniendo como si fuera magia.


#00ff00 Yo hablo - Yo actuo - #00ffff .Yo escribo - #ffff00 . Yo pienso
avatar

Dromes :
4811
Reputación :
0
Mensajes :
23

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La noche es nuestro testigo (Priv. Celty)

Mensaje por María Jesús el Lun Ene 08, 2018 8:54 pm

Vi como la chica se encargó del elemental rabioso que al final, en lugar de comportarse como un oponenente digno, simplemente arrojó bolas de fuego dignas de la pataleta de un cabro chico que se molestó por que se le cayó la paleta de helado que tanto le gustaba. Para rematar, la moto se llevó al sujeto y de a poco se transformó en un caballo, para no creerlo. Y pensar que mi transformación de humana a vampiresa había sido ya suficientemente raro. Me dí una palmada a la cara para ver si verdaderamente estaba soñando y todo lo que veía ante mis ojos no era nada más que un producto de la imaginación.

Las heridas que yo misma había adquirido de a poco se curaban por la pelea y la bara hecha con mi propia sangre ya se disolvía, me alegraba el no tener que volver a utilizar esa arma por el resto de la noche. Yo no era una hematofaga cien por ciento, yo era básicamente una vampiresa convertida. Yo antes fui humana, pero ahora estoy obligada a consumir más sangre de lo que un vampiro de raza pura necesita. Hay días en que no me gustaría consumir tanta sangre, no por que no me gustara, si no por no me gustaba la idea de morder a alguien para consumir algo que esa persona necesita.

Ahora, necesitaba hablar con esta persona, una chica que tenía un casco bastante curioso, no creo que en mi país de origen hubieran aprobado cascos con orejas de gato. En todo caso, la chica se veía bastante preciosa con ese traje oscuro. Me percaté que no era obviamente humana al ver como el traje roto de a poco se cosía solo. Con la pelea ya finalizada, me decidí a responder sus preguntas.
-Primero, quiero darte las gracias por haberme ayudado con esos sujetos, estaba en un enorme aprieto- dije en forma de agradecimiento. -Ahora, para responder a tu pregunta, desgraciadamente no conozco esa calle que mencionas y para empeorar la situación, mi 4G en mi smartphone ya se agotó por lo que no podré usar el GPS para poder ayudarte. Estoy igual de perdida que tú, asi que somos dos- hice una breve pausa, mientras me acomodaba el pelo que había quedado desordenado por la pelea con esos pandilleros, hice una breve pausa para yo poder hacerle ahora una pregunta.

-Ahora me toca a mí hacer las preguntas. ¿No te importaría mucho si te pido que te quites el casco? Me encantaría conocer la identidad de la persona que me sacó de este problema. Quizás yo pueda hacerte compañía para guardarte la espalda, andar en la calle de noche es buscar el peligro y si tienes mala suerte o te asaltan o te matan. Dos cabezas son mejor que una, ¿no te parece?-

Tras realizar más bien, una petición con sugerencia incluida que una pregunta, esperaba su respuesta.
avatar

Dromes :
5076
Reputación :
1
Mensajes :
9

Ver perfil de usuario
VAMPIROS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La noche es nuestro testigo (Priv. Celty)

Mensaje por Celty el Vie Ene 12, 2018 6:01 pm

Observaba como aquel sujeto era tirado por el corcel, el cual se detuvo al no notar ningún movimiento ajeno del contrario. Parecía que se quedó inconsciente al final, por lo que le dejé tirado en mitad de la calle. Por suerte o desgracia para él, era un barrio bastante feo y malo,por lo que dudaba que la gente de los alrededores se preocuparan por él. Al menos así me hacía apreciar la construcciones de las casas y su falta de mano de pintura, o arreglos en los que aun se apreciaba el cemento.

Agg.... Si anda igual de perdida que yo, de poco podremos hacer, tan solo....
Apenas guardé silencio en cuando me pidió ver mi rostro. Justo en ese instante estaba mirando las calles donde nos encontrábamos e intentando pensar a donde me tendría que dirigir. Conocía bien los laberintos y las calles eran eso, un laberinto con nombres. Por suerte tenia una fuerte memoria en la que trazaba un dibujo mentalmente por los lugares que había transitado. Saqué un mapa de la ciudad, por desgracia, no tenia ni si quiera el nombre de las calles principales, por lo que iba apuntando en muy fina letra las que he visto y marcado hasta el final. Tan solo me faltaban unas cuantas manzanas para tener la mitad del mapa. Si no lo conseguía hoy, volvería a dormir en la calle y al día siguiente volvería a trazar un poco más lo que me faltaba.
Me posicioné frente suya, y sin más, me desprendí del casco, en el que se pudo apreciar una fuerte humareda negrecida salir al sacar el casco. No portaba cabeza, o al menos, eso es lo que hice ver. En realidad mi rostro estaba dentro del casco, pero de seguro aquella impresión sería algo traumante o cómica, según para quienes vieran la situación. El "mago", se despertó, pero al verme cayó desmayado por el stock. Nunca luchó contra un demonio y tampoco sabía que forma tenían, por lo que era normal.
Deslicé la cremallera un poco hasta que se me empezó a ver el canalillo de mis pechos. Me coloqué de nuevo el casco y al sacarlo, le dediqué una sonrisa. Ahora si portaba el verdadero rostro. Un cabello corto y castaño, con los ojos azules manchados de marrón.

Si quieres puedes acompañarme un rato, pero si debes ir a una calle especifica, podría ayudarte. Me he recorrido bien toda la ciudad, o parte de ella andando y conozco al menos casi la mitad de las casas. Tan solo mencioname a donde quieres que te lleve y por ser tu, te llevo gratis esta vez. Si no, nos tendremos que despedir aquí.

Tras mencionar aquellas palabras, alcé el brazo en forma de despedida y continué caminando calle abajo para tomar el segundo cruce que tenía enfrente y visualizar el nombre de esta.


#00ff00 Yo hablo - Yo actuo - #00ffff .Yo escribo - #ffff00 . Yo pienso
avatar

Dromes :
4811
Reputación :
0
Mensajes :
23

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La noche es nuestro testigo (Priv. Celty)

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.