image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas
» ¿Qué música estás escuchando?
Ayer a las 10:47 pm por Zackary Argyreon

» El rincón de Dante {Galería}
Ayer a las 9:49 pm por Rhodes Ann

» La Casa VIP
Ayer a las 9:49 pm por Rhodes Ann

» Cambios para mi ficha
Ayer a las 8:55 pm por Alice Donakis

» Ante el ocaso de las viejas costumbres (Priv.: Scarlett Mark)
Ayer a las 8:24 pm por Scarlett Mark

» Ancient, timeless, blissful charms
Ayer a las 7:51 pm por Alice Donakis

» ¿Por qué tienes tu personaje actual?
Ayer a las 6:53 pm por Nero Angyros

» Cambios de botón
Ayer a las 5:41 pm por Invitado

» Mythological prince's search
Ayer a las 4:03 pm por Zackary Argyreon

» ~Reflejo de secretos y verdades~ [Priv. Amnesia]
Ayer a las 11:02 am por Amnesia





















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!












HAPPY BIRTHDAY
Hana Iwafune
¡TE DESEA TAKEMORI!
¡Y hoy inauguramos este hermoso espacio para los beios cumpleaños del mes! ¡Perdonen nuestra tardanza en volver! Pero aquí estamos para poder celebrar junto a nuestra Hanita, también conocida como Trinity su cumpleaños (un pelín atrasadito, perdón uwu). ¡Y es que esto es un momento especial! Porque ella es un usuario que siempre ha estado con nosotros desde hace muchos añitos, apoyándonos y ayudándonos un montón. ¡Siempre está allí para todos! Es que es un amor de persona y una excelente moderadora de eventos. Personalmente, les queremos desear un maravilloso cumpleaños a nuestra hermosa Trini Porque la amamos mucho en el staff. ¡Y no se queda corta! Que también es muy querida por los usuarios mismos, por supuesto que si. Así que muy feliz cumpleaños.
¡Y te tenemos un regalito!



Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado El saber no ocupa lugar (Priv. Dante A. Boisseúx)

Mensaje por Samuel B. el Miér Dic 13, 2017 4:03 pm

Carlos Ruiz Zafón escribió:No valía la pena perder el tiempo en intentar cambiar el mundo; bastaba con evitar que el mundo lo cambiase a uno.

—Leed la página 45 y 46, haced un resumen, y lo comentaremos en clase—.

El profesor apuntó los deberes en la pizarra, a pesar de que ya más de media clase había volado del aula en busca de la tan ansiada libertad. Sin embargo, eso no lo desmotivaba en lo más mínimo. Con una pequeña sonrisa, cerró el libro de texto de su mesa, guardando los materiales en su maleta. Era un día tranquilo, y a la vez, transmitía un desasosiego insoportable. El cielo, nublado y negro, predecía una tormenta. O se había abierto una brecha en el cielo. Esa última idea casi le hizo gracia, teniendo en cuenta la omnipotencia del que lo guardaba. Se envolvió con un abrigo y una bufanda, deshaciendo la cola que hasta hace poco tenía hecha, dejando que cayese su melena en cascada. Siempre le preguntaban por qué no se la cortaba, que era muy femenino... Pero era así. Así se recordaba en su tiempo.

Se pasó por la sala de profesores, dejando sus cosas ahí. No tenía exámenes que corregir ni trabajos que revisar. Simplemente... era un día libre, a costa de sueño y de esfuerzo. Sudor no, gracias al cielo -ironía, por supuesto-. Lo que también era curioso es cómo las mujeres le preguntaban por champú o acondicionador. ¿Cómo decirles que no se cuidaba casi nada el pelo? Y aunque fuese un ángel caído, seguía siendo albino, de ojos azules y pelo blanco, puro y níveo. Era bastante irónico, a decir verdad. De todas formas, siguiendo con el día a día; el hombre decidió pasar la tarde en reclusión, dentro de la biblioteca del centro escolar. Se tomó un café para calentar su cuerpo, llenó un termo con manzanilla y se sentó a leer libros. Una tarde agradable para el mal tiempo que se avecinaba.

No obstante, había leído demasiado en todos los años que llevaba en la tierra. ¿Quién dice que el saber no ocupa lugar? Las bibliotecas sí que ocupan lugar, y su habitación no podía albergar demasiados libros. Sino no tendría donde dormir, lo que llegaría a ser bastante incómodo. Una cama de libros no era demasiado apetecible que se diga. Orgullo y Prejuicio, Crimen y Castigo, Macbeth, La divina comedia... empezó a sacar libros que aparecían en una lista de libros que sí o sí debías leer al menos una vez. Por supuesto, una lista de internet. Eso no lo instaba a parar de sacar libros y apilarlos en la mesa, como si le fuera a dar tiempo a leérselos en ese día.
avatar
Dromes : 31060
Reputación : 2
Mensajes : 37
Ver perfil de usuario
Samuel B.
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El saber no ocupa lugar (Priv. Dante A. Boisseúx)

Mensaje por Dante A. Boisseúx el Lun Dic 18, 2017 12:02 pm

Las manecillas del reloj se movían lentamente con el pasar de los minutos. La larga jornada académica había resultado exhausta hasta para el híbrido, quien no iba mucho a las clases de la Universidad, pero las pocas veces que asistía podía notar el desgano de los estudiantes. El fin de año se acercaba, y lo único que querían era terminar de una vez por todas para estar por fin de vacaciones. El desinterés de los estudiantes provocaba que el tiempo vaya todavía más lento. Dante se cruzó de brazos, tamborileando sus dedos contra su brazo, impaciente. El murmullo constante de los alumnos lo intranquilizaban más, realmente necesitaba un lugar tranquilo. Un pacífico lugar donde ponerse a estudiar, rendir sus exámenes y olvidarse de la bendita Universidad.

Una vez finalizada la clase, el profesor sin decir nada más se fue con pasos lentos y perezosos, como si él también quisiera que el año terminara pronto. Los estudiantes rápidamente agarraron sus útiles y se fueron de prisa charlando de sus próximos planes. Mientras que Dante, una vez terminado de anotar todo lo necesario, agarró sus útiles y salió del salón a paso lento. Realmente luego de clase no tenía nada por hacer, debía ir caminando a su casa, pero tenía ganas de saltarse la rutina. Pensó donde podría ir, necesitaba de un lugar pacífico para despegar su mente. Salió de la Universidad ensimismado en sus pensamientos cuando por inercia, divisó frente suyo la Biblioteca donde se hallada al lado de la Cafetería.

Dante nunca había ido a la Biblioteca, desde que llegó a Eadrom los únicos lugares donde se lo veía era en la Universidad y en su casa. Caminó con paso decidido hacia el recinto, la inmensidad del edificio, al igual que el de la Universidad, era ciertamente asombroso. Pero a diferencia del nombrado, la Biblioteca era una edificación antigua, remodelada para su uso, reluciendo su arquitectura gótica con los clásicos picos en los techos del edificio. Entró al lugar, cientos de estantes llenos de libros se ubicaban estratégicamente dentro de la Biblioteca. Junto con mesas y sillas esparcidas por el lugar cerca de los estantes. Al lado de la puerta principal, se hallaba la recepción, quien dirigía una señora de vaya a saber cuántos años.

Recorrió los pasillos de la Biblioteca observando la interminable cantidad de libros que había en el recinto. Realmente estaba asombrado, le hacía recordar a su casa, al estudio de su padre o a la biblioteca privada de su madre. Dante estaba muy a gusto en aquel lugar, y pensando en el libro que quería releer, comenzó a buscar en los estantes. Luego de un tiempo, el peli-azul no lograba hallar el libro que con tanto esmero buscaba, exasperado se encaminó a un apartado lleno de mesas y sillas, donde pudo ver a un tipo sacando libros y acumularlos en una mesa.

Entonces, entre todos aquellos libros, divisó el que tanto rebuscaba. Dante caminó hacia el sujeto de pelo blanco y largo, y al instante lo reconoció. Era un profesor de Takemori. Había escuchado hablar de aquel profesor de Literatura, pero nunca había tenido la oportunidad de charlar con él.Agarró “La divina comedia”, llamando la atención del profesor y en cuanto lo miró le dirigió una sonrisa.


—Nessun maggior dolore che ricordarsi del tempo felice ne la miseria—Sus raíces italianas lo delataron al hablar perfectamente aquel idioma. Le mostró el libro para que note de qué hablaba. — Inferno, creo que el Quinto Canto, no recuerdo bien.


Cualquier persona que te haga sentir así de bien, debe sentirse afortunada.
Narro | Hablo | Pienso


avatar
Edad : 21 Dromes : 347174
Reputación : 22
Mensajes : 186
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El saber no ocupa lugar (Priv. Dante A. Boisseúx)

Mensaje por Samuel B. el Jue Dic 28, 2017 5:57 pm

El albino sorteaba cada libro, dándoles la vuelta y buscando aquel que más le atrajera de alguna manera. Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen, de las primeras comedias románticas, publicada en 1813. Por mucha fama e importancia de aquella novela, las comedias románticas no las entendería, pues no había sentido tal cosa. Si no puedes empatizar con la situación, ¿no es una mala novela? Bueno, si hablamos de empatizar, él no era el mejor ejemplo para empezar. No, Orgullo y Prejuicio se quedaría aparcada hasta nuevo aviso, o al menos, hasta que hubiera terminado con el resto de novelas. Sin embargo, la novela de Fiódor Dostoyevski, Crimen y castigo sí que tenía elementos como para interesar al ángel.

La sipnosis de por sí daba qué pensar. Sin embargo, no fue ésto solo lo que le llamó la atención, sino el comentario de a continuación:

"Esta novela, una de las más grandes e imperecederas de la literatura universal, contiene dos de los temas característicos de Dostoyevski: la relación entre la culpa y el castigo y la idea de la fuerza redentora del sufrimiento humano, planteando con todo vigor el conflicto entre el Bien y el Mal, ese dualismo ético que es una constante en la obra del autor. Bajo el armazón naturalista de una novela de tesis, subyace una alegoría metafísica y moral. Observa Dostoyevski que el castigo no intimida al criminal, 'pues éste de por sí pide ya moralmente un castigo'. Sin duda, Crimen y Castigo es la obra maestra de su autor. "

La relación entre la culpa y el castigo, la fuerza redentora... Quizás buscase lo más obvio para su fin; era un niño que enlazaba ideas una tras otras, ávido de conocimientos, de un camino que lo llevase de vuelta hasta el cielo, por mucho que sus ideales chocasen contra los de ese blanco pedestal envuelto en sábanas, plumas, nubes y orgullo. Sí, Orgullo y Prejuicio. Miró la tapa del libro que había descartado hace unos momentos. ¿Y si se apresuró al dejarlo a un lado? Cogió ambos volúmenes: Crimen y Castigo a la izquierda, Orgullo y Prejuicio a la derecha. Sus orbes azulados miraban a uno, después a otro, y así en un ciclo sin fin, hasta que alguien cogió La divina comedia de su montón. Era un chico de ojos y pelo azul, seguramente no del instituto a su saber.

Reprimió una sonrisa al escuchar la frase ajena.

—No hay mayor dolor que recordar tiempos felices en la miseria—tradujo, si es que su italiano no se había oxidado junto a su vida. Ya suponía que la cita provenía del libro antes dicho, ya que es lo que le había arrebatado. Arrebatado suponía algo muy fuerte para algo tan simple y cotidiano, ¿no? De todas formas, no debía divagar con el muchacho delante. Sería una descortesía.

—Veo que le tiene cariño a ese libro, ¿no? fue más que una afirmación, una pregunta oculta en la última sílaba de su frase. Dejó ambos libros encima de la mesa, prestando suma atención al desconocido. Tomó un sorbo de la bebida que guardaba en el termo, pronunciando así otra pregunta más directa hacia su interlocutor.

—¿Qué es lo que más te atrae de la obra? O lo que más te gusta. Ya que parece que te la has leído pues solicito tu opinión, si no es molestia—sin comerlo ni beberlo, de repente Samuel balbuceaba con educación.
avatar
Dromes : 31060
Reputación : 2
Mensajes : 37
Ver perfil de usuario
Samuel B.
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El saber no ocupa lugar (Priv. Dante A. Boisseúx)

Mensaje por Dante A. Boisseúx el Sáb Ene 20, 2018 8:57 pm

Su sonrisa se ensanchó aún más al escuchar la traducción del profesor, bajó su mirada al libro acariciando el contorno de éste. Un libro que leyó en su niñez, por mera curiosidad. Realmente aquel libro le resultaba algo importante para él, su familia creía exactamente cómo el autor imaginaba el otro mundo, exactamente como él lo presenta en éste libro. Su padre le decía que Dante se imaginaba que una vez muerto, se encontraría con la montaña inversa del Infierno o con los cielos concéntricos del Paraíso. Lo que más le gustaba del relato era que Dante hablaría con sombras, quienes algunas conversarían en tercetos en italiano. Pero el híbrido pensaba completamente diferente a sus padres.

—Sí. —Su respuesta salió casi como un suspiro resignado. Había leído tantas veces aquel libro que se acordaba de memoria algunas partes de éste. — Lo he leído cuando era pequeño, es un libro complejo en general. Cada vez que lo lees, te das cuenta de algún detalle que dejaste pasar sin darte cuenta.

El peli-azul miró de soslayo al profesor cuando le preguntó qué era lo que le gustaba de La Divina Comedia. Una comisura de sus labios se levantó formando una media sonrisa mientras abría el libro con sumo cuidado.

—No es molestia, veamos… —Murmuró pensativo, tratando de reunir las palabras correctas en su mente para que la explicación sea amena. — No sé si ya lo has leído, en la declaración del hijo de Dante dice que su padre se había propuesto mostrar la vida de los pecadores bajo la imagen del Infierno, la vida de los penitentes bajo la imagen del Purgatorio y la vida de los justos bajo la imagen del Paraíso.  

Sus dedos tamborilearon el libro, mientras pasaba las hojas lentamente. No miraba al profesor, sino que su mirada iba y venía entre los fragmentos del libro, recordando algún que otro dato importante de éste. Algunas veces una pequeña sonrisa le salía, recordando alguna frase que dijo su padre respecto al libro.

—Otra forma de verlo sería que Dante es el símbolo del hombre, Beatriz el de la fe y Virgilio el de la razón. La idea de que un libro tenga la virtud de que se pueda leer de diferentes maneras me parece algo tan fascinante. Un texto que encierra infinitos sentidos…increíble, ¿no? —Más allá de todo, sus padres no lo veían de la misma manera, ellos al leer el libro, lo leían de forma literal; a veces el híbrido pensaba que realmente no razonaban la lectura.

—Además, me gusta la acentuación de cada verso. Quiero decir…la “música” que origina Dante va siguiendo las emociones. La entonación y la acentuación serían como lo principal, cada frase debe ser leída en voz alta. Bueno, yo lo leía en voz alta. —Una risa surcó de sus labios mientras se rascaba la nuca, algo incómodo al soltar aquella verdad. — Pienso que un verso bueno no se debe leer en voz baja, o en silencio, porque el verso exige pronunciación.

Realmente no se quería ir por las ramas, no es que era el ser más comunicativo del mundo. Dante sólo hablaba lo justo y necesario, pero en ese momento sintió la necesidad de querer explayarse más en el tema…y hasta querer citarle algunas frases del libro. Finalmente cerró el libro y lo depositó en la mesa.

—Pero, creo que lo que más me gusta de Dante es la intensidad. Definitivamente. Y también la delicadeza. Siempre se piensa en el sombrío poema florentino, y uno se olvida que en realidad la obra está llena de deleites…y de ternuras. —Sus manos fueron guardadas en los bolsillos de su pantalón, y al cabo de todo, dirigió su mirada nuevamente hacia el tipo. Parecía ser alguien culto y de buen genio. Lo observó detenidamente, cómo si también quisiese analizar el interior de éste. Lástima que no tenía la habilidad de hacer tal acto.  Sus ojos se desviaron a la pila de libros que yacían en la mesa.

“¿Piensa leerse todos estos libros?”, se preguntó a sí mismo mientras trataba de ver desde su lugar cuáles eran los nombres de éstos libros.

—Me gustaría saber tu opinión acerca de éste libro. ¿Qué es lo que más le gusta? —Se dispuso a quitarse la bufanda que traía puesta mientras formulaba aquella pregunta. Dejó ésta prenda en el respaldo de la silla, y estiró su espalda perezosamente.


Cualquier persona que te haga sentir así de bien, debe sentirse afortunada.
Narro | Hablo | Pienso


avatar
Edad : 21 Dromes : 347174
Reputación : 22
Mensajes : 186
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El saber no ocupa lugar (Priv. Dante A. Boisseúx)

Mensaje por Samuel B. el Lun Feb 12, 2018 4:18 pm

El albino escuchaba atentamente las palabras de su inesperado acompañante, atestiguando la pasión de ese joven por la literatura, o al menos, ese libro en concreto. Se preguntaba a sí mismo si llegaría a tener tal pasión por algo. Porque aunque dicen que necesitas pasión para vivir, Samuel en esos instantes, no sentía esa llama quemando su pecho con intensidad. Sus orbes azules observaban al muchacho, escrutando las piezas del ser humano. Aunque, quizás ésto sea un dato gracioso, pero la cantidad de colores de pelo que veía en ese lugar era inmenso. No era quién para hablar, pues su propio cabello era blanco. Mas el blanco no es tan extraño, ¿verdad? Eran del mismo color de sus alas... bueno, exactamente, eran. Fueron. Eso hizo que otra duda aflorara en su mente. Si sus alas eran negras en ese instante, ¿por qué conservaba un color que representaba la pureza de la esencia? Se tiró de un mechón mientras el otro hablaba, pensando en varias cosas a la vez.

La pregunta ajena lo dejó en jaque, pues él, concretamente, no había tocado ese libro, a pesar de su relevancia en la literatura. ¿Qué clase de profesor de literatura era? Lamentándolo mucho, tuvo que responderle con una negativa, moviendo la cabeza de derecha a izquierda.

—Nunca lo he leído. Sé de lo que trata... pero no lo he cogido hasta ahora. Por eso lo amontoné junto a otros clásicos... Mas creo que lo que me llamó la atención sobre él fue su representación sobre esos lugares. A pesar de tantas palabras que existen, sigue siendo un descubrimiento cada interpretación. No creo posible el plasmar con vocablos tales lugares... y sin embargo, te hace creer que puedes rozar con la yema de los dedos una simple chispa de una verdad que pensabas inalcanzable—movió sus dedos por un segundo, casi viendo ese hilo blanco que lo llevaría al regazo de una pálida nube. Despertó de su ensoñamiento, prestándole atención a su acompañante—Si fuera un vendendor, hubiera comprado el libro. No sé si es por su oratoria o por su sinceridad, pero comenzaré la lectura con una sensación más amena—torció sus labios hacia arriba, formando una pequeña sonrisa.
avatar
Dromes : 31060
Reputación : 2
Mensajes : 37
Ver perfil de usuario
Samuel B.
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El saber no ocupa lugar (Priv. Dante A. Boisseúx)

Mensaje por Alice Donakis el Sáb Abr 21, 2018 4:04 pm

TEMA CERRADO
Tema cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de dos meses inactivo.
Si desean volver a abrirlo pedirlo aquí.

➢ Lugar: Edificios/Biblioteca


Mi ship favorito <3:



Dime, ¿Cuán grande debe ser el abrazo para olvidar mi soledad?
avatar
Salón : 2 B Edad : 19 Dromes : 906531
Reputación : 47
Mensajes : 2730
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El saber no ocupa lugar (Priv. Dante A. Boisseúx)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.