image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

image

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado A Teddy Bear called 'Hououin Kyouma'

Mensaje por Megan S. el Sáb Dic 09, 2017 2:06 pm

Hoy era de esos días que la pelirroja consideraba tensos a mas no poder. Había pasado mas de media mañana comprando junto su querida compañera que no dejaba de emocionarse por cada cosa que veía en las tiendas—Lilith… por favor, intenta no llamar tanto la atención… recuerda que podrían estar viéndonos en este momento—Murmuro por quizás, décima vez. Su querida compañera de cabello azul no dejaba mirar tacitas de colección por todas partes, y aunque no hablaba, sus expresiones faciales decían bastante sobre su alegría, sin contar la forma en que saltaba a veces o corría por otros pasillos de las tiendas. Sin duda la dragona sentía que estaba cuidando de una niña pequeña que estaba en distintas dulcerías o jugueterías, aunque la realidad es que habían pasado todo tipo de tiendas hasta ahora.

Tenía entendido que su compañera no había pasado demasiado tiempo “libre” a diferencia de ella, quizás había pasado mas de la mitad de su vida en cautiverio en una pecera que con los humanos, y que por ello se debía su emoción, sin embargo, eso no quitaba el hecho de que la pelirroja no dejaba de sentirse muy insegura. Hace mucho tiempo que no mostraba esa imagen, ni que vestía como tal, pero no tenía opción, si estaría con Lilith, mejor fuera con la apariencia que esta conocía para que no la desconociera luego por simple olvido, sin contar que, si las veían, no descubrirían su nueva identidad. No le quedaba de otra que esperar a que la chica terminaras sus comprar.

Se quedo fuera de una de las tiendas con varias bolsas a su alrededor, estaba apoyándose contra la pared porque ya se sentía algo cansada, ni siquiera había podido dormir bien la noche anterior por sus estúpidas pesadillas. Miraba cada persona que veía pasar, las cámaras, e incluso estaba escuchando atentamente cada paso que daba su compañera aun estando bastante lejos. Se sentía una especie de guardaespaldas de un pez que tenía forma humana en este instante y no podía hablar. Por suerte hasta el momento la chica se las había ingeniado bastante bien para poder hablarle a los encargados, cajeros, quien fuera para no molestar más a la dragona.

En cuanto Megan que comenzaba a fijarse en las tiendas que posiblemente recorrería su compañera, se quedó mirando a una en especifica que tenía algo que en la vitrina que llamo su atención, un peluche, era un bonito oso de color blanco que estaba sentado, tenía una bufanda roja y larga además de sostener una botella de una bebida con ambas manos. Intento desviar la mirada más de una vez hacía los otros locales, no obstante, por más que lo hacía, más ganas de seguir mirando ese lugar tenía. Le parecía bonito, lo admitiría, pero comprarlo sería MUY infantil para su edad… tal vez si lo compraba para Lilith ¿No era necesario que fuera para ella verdad? De todas maneras, no podría disfrutar del peluche todo el tiempo, aunque… ¡NO! NO LO COMPRARIA. ABSOLUTAMENTE NO. No podía, estaba llena de bolsas, además…además… ¿Por qué Lilith querría algo así?

Después de estar al menos 5 minutos discutiendo el tema en su mente y sentir que ahora mismo su cabeza echaba humito de tanto pelearse consigo misma, miro de reojo el lugar para ver que no hubiera nadie conocido que la observara. Escuchaba a la peliazul aun rondando por uno que otro pasillo, así que no se daría cuenta del objeto hasta revisar las bolsas cuando estuvieran en la casa. Cuando creyó capaz de moverse para ir de compras, de nuevo la idea del porque no le golpeo en la mente, además de las bolsas en los pies…. Definitivamente si quería el peluche, no sería ella quien lo compraría. Se quito el enredo que tenia a los pies y acomodo las bolsas de manera cuidadosa, para luego al pasar una persona cerca de ella tocarle el hombro, frenándola. Era un hombre con… ¿Una bata blanca? No quiso prestarle mucha atención a su vestimenta.

—Disculpe, ¿Le puedo pedir un favor? —El asunto le daba vergüenza a mas no poder, así que después de hablar se estaba mordiendo la lengua de una manera disimulada, ¡No quería sonrojarse obviamente! Todavía no había hecho la pregunta directamente y ya sentía que se le revolvía el estómago—¿Podría comprarme el peluche del oso que esta en la vitrina de esa tienda por favor…? Co-con todas estas bolsas es difícil moverse—Preguntó con toda una seguridad que ni ella misma sabía de donde había salido, indicándole con el dedo una vez este le dio la afirmativa, y agregándole una pequeña excusa por si las dudas. Sinceramente tampoco quería que la vieran comprando semejante cosa. Perdería reputación.



Creditos a la creadora ;; ♡
Una muy mala costumbre:
avatar
Dromes : 28064
Reputación : 2
Mensajes : 34
Ver perfil de usuario
Megan S.
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: A Teddy Bear called 'Hououin Kyouma'

Mensaje por Rintarou Okabe el Sáb Dic 09, 2017 2:55 pm

"Oookariiin~ ¿Vas a ir de compras?"

"Sí. ¿Por qué lo pregunt--?"

"¡¿Me comprarías una edición especial Oopa que hay en la tienda a la que vamos siempre?!"

"... ¿¿De nuevo?? ¿¿Cuantas ediciones especiales hay de esos muñequ--??"

"¡Por favooor, Okarin~! ¡Por favor, por favor, por favor!"

"... *Sigh*... Está bien... ¿Cómo se llamaba esa 'edición especial'...?"


-------------------------------------------


Música Ambiental [Opcional]:


¿Qué tan manipulable es el ser humano? Es una de las mayores incógnitas de los filósofos actuales, ésto es debido a la relatividad que rodea este asunto. ¿Acaso nos manipulan desde niños, haciéndonos creer verdades que podrían ser fácilmente creadas por las mentes cínicas del ser humano? ¿O quizás las manipulaciones son más espontáneas, que en cuestión de un segundo son capaces de torcer tu punto de vista, tus planes...?

Fuera como fuese, Mayuri siempre sabía jugar con mi mente con una maestría pasmosa. Sólo le bastaba unas pocas súplicas y aquellos ojitos de cachorrito que sabe poner para convencerme de comprarle algún que otro capricho... ¡¿Cómo podía mi asombrosa mente de científico ser derrotada por una estrategia tan simple y directa?! Ni yo mismo lo sabía... Pero acababa siempre en las redes de aquella chica la cual se suponía era mi rehén, y en ocasiones yo mismo me sentía su rehén al estar constantemente permitiéndole sus caprichos infantiles.


Aquel día me encontraba en medio de una misión de recolección. Exacto, una operación ultrasecreta que consistía en la ardua tarea de reunir 10 walkie-talkies, unas cuantas tandas de comida y postres variados, piezas diferentes de ordenador, microchips y demás artilugios avanzados... Y la edición especial "Shining Oopa", sólo disponible hasta el fin de aquella semana.


"... Siempre me dejo ganar por sus deseos... ¡Debo imponer mi autoridad como secuestrador! Además, no puedo pasar más tiempo del necesario en el exterior... Los espías de la Agencia podrían descubrirme, y las consecuencias serían indescriptibles..."


—Disculpe, ¿Le puedo pedir un favor?


-¡¿N-Nani...?!


Justo cuando me encontraba perdido en mis reflexiones interiores, una misteriosa voz femenina me trajo de vuelta al mundo real, acompañada de unos toques en mi hombro que hizo torcer mi atención hacia una figura desconocida que se situaba a mi lado. Se trataba de... una joven portando unas bolsas consigo, la cual parecía algo incómoda... ¿O avergonzada? -... ¿Qué ocurre?- Mi voz, por alguna razón, había dejado atrás su usual tono grave y forzado, dejando paso a una algo más natural de la impresión que me dio la llegada repentina de aquella extraña. Mis orbes ámbar se posaban en su semblante, mientras mi expresión se tornaba cada vez más a una completamente desorientada y confusa, mientras mi mirada se desplazaba de forma vaga en la dirección en la que señalaba aquella pelirroja que acababa de irrumpir en mis pensamientos.



-... ¿Que te compre... un osito de peluche...?


¿Qué demonios era esa escena? ¿Acaso me encontraba sumergido en un juego de simulador de citas, de la nada? No... Algo más oscuro debía de cernirse en el trasfondo de todo lo que estaba ocurriendo... ¡Claro...! -... ¡La Agencia...!- Exclamé de repente, mientras en ese instante retrocedía pasos y me alejaba de aquella desconocida de forma brusca, posicionando ambos de mis brazos frente a mí, en postura defensiva, como si estuviera a punto de entrar en un combate encarnizado.

-¡N-No conseguirás engañarme con tus farsas, Espía! ¡No caeré en tus redes!- Vociferé sin miedo a atraer la atención de los transeúntes que circulaban por la zona, lanzando una fiera mirada a la pelirroja, tratando de transmitir hostilidad pero seguramente no acabar más que dejar ver los nervios que sacudían mi interior -¡Si de veras quieres atraparme, enfréntate a mí cara a cara! ¡¿Acaso piensas tenderme una trampa?! Ese osito aparentemente inofensivo es en verdad una bomba de humo que deja inconsciente a quien lo inhale, ¡¿no es así?!

En ese mismo instante, tras hacer aquella última declaración, extendí mi brazo derecho en dirección a la desconocida y, mientras la señalaba de forma acusante con el dedo índice, continué vociferando a los cuatro vientos.


-¡V-Vamos! ¡Ya no hay uso en continuar fingiendo, te he desenmascarado! ¡¿Cuáles son los planes de la Agencia ahora, eh?! ¡Responde!


Yo Hablo / "Pienso" / Narro-Actúo

#996600 / #999900 / #Default

avatar
Dromes : 30532
Reputación : 3
Mensajes : 31
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: A Teddy Bear called 'Hououin Kyouma'

Mensaje por Megan S. el Sáb Dic 09, 2017 3:36 pm

Que el desconocido hubiera repetido sus palabras la hicieron sentirse tensa, y si no fuera porque se sentía incomoda, insegura y quien sabe que más, le hubiera gritado que no repitiese lo que ella decía y fuera a comprarlo sin más. Ah... Cuanto extrañaba a veces tener ese poder sobre otros, aquel que tenia en esa organización que tanto odiaba por todo lo que había hecho. Tenía sus partes buenas y mala a pesar de todo, o quizás ella se había acostumbrado a un ambiente tan toxico. Era lo más posible. La dragona sabia que había agarrado algunos gustos extraños de su jefe sin querer, y ahora cuando lo pensaba nuevamente le avergonzaba, se odiaba algo así misma.

Parpadeo un par de veces al escucharle decir algo—¿La agencia? —Soltó casi por inercia, sin entender de que hablaba y porque se alejaba, para luego poner una posición que… ¿Qué le pasaba a este hombre? ¿Por qué agarraba esa postura? ¿Acaso la conocía de algún lugar para ponerse tan a la defensiva? Ella no, no sabía quién diablos era. ¿Algún informante? ¿Mercenario? Su apariencia ni lo aparentaba, pero la nueva apariencia de la tampoco lo hacía, parecía colegiala inocente a veces, y eso le daba cierto asco.

—¡¿QUÉ?! —Ahora sí que estaba confundida, ¿Pero que decía este hombre? ¿Conocía su pasado? Nonono, no era posible. Nadie la había visto en esas ocasiones, estaba segura de aquello, siempre lo ratificaba, sin importar que peligroso fuera hacerlo, lo hacia después de sus trabajos de alguna u otra manera…entonces ¿El hombre estaba loco? —¿De qué estás hablando? —La estaba poniendo nerviosa, muy nerviosa, estaba llamando la atención de la gente, eso no le gustaba, no podía quedar atrapada en ningún alboroto, ¡¿POR QUÉ DEMONIOS LE PASABA ESTO POR UN OSO DE PELUCHE?! ¡¿POR QUÉ JUSTO LA PERSONA QUE LE TOCO EL HOMBRO ERA UN RARITO?! Diablos, si algo le pasaba a Lilith, si alguien se enteraba de que ella estaba ahí, ¡ESE HOMBRE! Sería el primero que mataría por su estupidez.

—¡ESO NO TIENE NINGUN SENTIDO! ¿PARA QUE QUERRIA YO DORMIRLO? ¡SOLO LO QUIERO PORQUE ES UN REGALO! —Con eso último que dijo, la dragona sintió que le había respondido su pregunta… el tipo era un idiota sin más, ni en las películas había visto hacer algo tan absurdo por una persona que obviamente no aparentaba ser muy adinerada, y si lo era ¿Quién era este tipo? Estaba bastante bien informada para saber de peces gordos, como para desconocerlo. Sin embargo... por alguna razón su cara le parecía algo conocida… ¿Alguna foto tal vez? Ahg.. Imposible… si tenía alguien en una foto, estaba con algún informe o algo, y recordaría que sería un idiota con alguna enfermedad posible, o al menos tendría el detalle de que es muy extraño.

—¿¡Agencia!? ¿Qué agencia? ¡Si no quieres ayudar simplemente di que no! ¡No te montes todo un teatro!—Aparte de apenada, se sentía mas insegura que antes. Ahora medio publico sabia que quería el osito de peluche, que lo quería para un regalo, ¡PERO NO POR ESO LE DABA MENOS VERGÜENZA! Solo le quedaba suspirar para no perder tanto los estribos, ni la poca calma que sentía en su interior —Maldita seas…— Murmuro desviando la mirada. Por favor que su amiga no saliera ahora, ella solía ser la persona que mas la molestaba cuando algo así pasaba. Sabía que no se tragaría eso de que era un regalo sorpresa para ella, porque ella no daba regalos.



Creditos a la creadora ;; ♡
Una muy mala costumbre:
avatar
Dromes : 28064
Reputación : 2
Mensajes : 34
Ver perfil de usuario
Megan S.
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: A Teddy Bear called 'Hououin Kyouma'

Mensaje por Rintarou Okabe el Sáb Dic 09, 2017 4:10 pm

-... ¡¿N-No dije ya...?! ¡No hay necesidad de seguir actuando, Espía...!


Aquella chica era más dura de pelar de lo que aparentaba, o quizás mi mente asombrosa de científico loco se estaba oxidando, ya que su actuación me estaba empezando a ser convincente... ¿Y si realmente no fuera una espía de la Agencia, y estuviera acusándola de algo que no fuera realmente...? Pero el tomarme la libertad de confiar en una desconocida era un capricho que muy difícilmente podía tomarme en mi día a día, sabiendo lo perseguido que era... ¡Ah, el dilema continuo que tiene Hououin Kyouma en su mente atacaba de nuevo! ¡¿Confiar, o no confiar....?! ¡Esa es la cuestión...!


-¡¿A-Así que al fin muestras tus colmillos, Espía?!- Exclamaba al ver cómo parecía la desconocida pelirroja alterarse ante mis acusaciones y un cierto brillo rojizo adornar su rostro... ¡Estaba furiosa...! ¿O avergonzada...? ¿¿Ambas cosas a la vez?? -... Espera, ¿de veras quieres que te compre ese peluche, sin trampa ni cartón?


Aquella cuestión que acababa de pronunciar, más que una pregunta hacia la contraria, era una pregunta a mí mismo. ¿De veras pude haberlo malentendido yo todo...?

Naah... ¡¡Espía 100% confirmado!! Aunque podría yo mismo jugar con ella, seguirle el juego y, justo cuando piense que me tiene a su merced... ¡Reírme en su cara para luego escapar frente a sus narices!


Música Ambiental [Opcional]:


-... Está bien. Supongamos que creo tu burda y simple excusa de que ese osito de peluche es un "regalo"... ¿Por qué no lo compras tú?- Le miré en ese instante de reojo, relajando mi postura defensiva para pasar a un cruce de brazos neutro -¿Acaso no puedes soltar esas bolsas por un momento y tomar el osito por tu cuenta?

En ese instante, como si se tratara de un "flash" cruzando de cabo a rabo mi mente, una posibilidad reveladora que pondría de rodillas a todas las hipótesis posibles que explicaran el trasfondo de toda aquella situación pasó por mis pensamientos, en forma de Verdad demoledora. Mi expresión se tornó a una algo más burlona, confiada y sonriente, mientras alzaba yo mismo mi propia barbilla, mirando por encima del hombro a la pelirroja como si fuera alguien perteneciente a la realeza, con altanería y cierta soberbia -... ¿O acaso te da vergüenza que vean a una mujer de tu edad comprando un osito de peluche?- Mi voz parecía resonar en eco en la escena, la cual ya se rebajó en gravedad y los transeúntes del lugar retomaron el transcurso normal de sus travesías, dejando al fin de lado la escena que estábamos protagonizando la extraña y yo, continuando con sus aburridas vidas -¿Es por eso por el que me pides este favor tan inusual de la nada? Ah... Exacto. Acabo de dar con tu talón de Aquiles, Espía.


Manteniendo aquella actitud burlona, deshice mi cruce de brazos y me encaminé en dirección a la pelirroja para, con ello, posar una vez llegado a su altura una mano en su hombro mientras posaba la otra en mi rostro, con las yemas de los dedos situadas en mi frente de forma que ocultaba parcialmente mi expresión, sonriendo de fondo con paciencia y manteniendo mis ojos cerrados, desprendiendo renovada confianza por cada uno de los poros de mi piel -No te preocupes, Christina. Yo me encargo.


"¿Qué estoy haciendo? ¿Colaborando con una criminal, una espía enemiga...? Hmh... Aunque algo me dice que no es simplemente una espía... Quizás sea algo más...  Pero, ¿el qué, Hououin Kyouma...? Piensa..."


Mientras me sumía en segundo plano en mi reflexión interna, comencé a caminar hacia el escaparate el cual señaló antes aquella extraña joven y, con una expresión aún burlona y risueña, señalé con el dedo índice derecho aquel osito de peluche blanco que si mal no recordaba deseaba tener en sus manos la pelirroja.


-¿Es éste el osito de peluche que buscabas...? ¿El blanco de bufanda roja?


De alguna forma, tenía la sensación de que acababa de ser nuevamente manipulado por los caprichos de alguien, el cual para mi propio asombro ese alguien no se trataba en aquella ocasión de Mayuri...


Yo Hablo / "Pienso" / Narro-Actúo

#996600 / #999900 / #Default

avatar
Dromes : 30532
Reputación : 3
Mensajes : 31
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: A Teddy Bear called 'Hououin Kyouma'

Mensaje por Megan S. el Lun Ene 29, 2018 3:46 pm

Maldecir era lo único que le hacia sentirse aliviada en su interior cuando estaba atrapada en situaciones extrañas, y esta no era la excepción, literalmente se estaba mordiendo la lengua para no decirlo en voz alta, con una sola bastaba, pero ella quería gritarle de una manera, que de seguro se le saldría uno que otra grosería en el camino “¿Por qué parece que estoy rodeada de dementes? ¡Aoz! ¡Hasta tus mandamientos están mal de la cabeza!” Se dijo así misma mentalmente antes de volverle a responder al tipo que tenia enfrente—¡Que no soy ninguna espía! —Insistió, en lo que en sus labios se formaba una mueca de disgusto. Si era sincera, la verdad ella no tenía paciencia alguna, se había ido con el tiempo, y la única forma de que ella tuviera algo parecido era solo con los niños pequeños porque los adoraba de una manera que la hacia ver irreconocible a todo lo que siempre demostraba—….—Ya estaba, no iba a seguir contestándole, preferiría ignorarle, ¿Mostrar ella colmillos? Ja! Si lo hiciera, si le mostrara sus verdaderos colmillos estaba segura de que arrancarle un brazo, la cabeza o la parte del cuerpo que se le viniera a la mente seria taaaan fácil, que seguramente hasta sonreiría de .....mejor no pensaba en esas cosas. Megan se negaba absolutamente la posibilidad de tener algún gusto por la tortura hacia los demás, eso no eran más que huellas, marcas que habían quedado, que había dejado su jefe sobre ella, y era algo que obviamente quería olvidar, quitar de si misma o al menos enterrarlo en alguna parte de su ser.

Desvió la mirada con el fin de empezar a ignorarlo, pero al escuchar su pregunta que tenia un tono de estar recapacitando de toda su idiotez, soltó un suspiro y se cruzo de brazos para mirarle nuevamente—Si, realmente quería ese peluche para un regalo sorpresa, ¿Tan extraño es? —Contesto, demostrando cierta molestia en su tono de voz.

Escuchar su respuesta le hizo repetirse miles de veces “La paciencia es una virtud Megan, ES una PUTA virtud que tú tienes...vamos, tranquila, nada de gritos.. se ha calmado y tú también debes hacerlo, por Lilith, por ti…” Si, si no se decía eso antes de contestarle seguramente lo haría de la peor forma posible que podría imaginarse en este instante, sin mencionar lo de llamativa que sería—No, no puedo.. porque no se si te das cuenta de que esa tienda esta algo llena... y hay gente rondando por aquí—Su tono tenia cierto sarcasmo que intentaba guardarse, pero le era un poco difícil—¿Conoces a los ladrones? Supongo que si… bueno, ellos podrían llevarse mis cosas por dejarlas tiradas, me cuentan que hay muchos en cualquier ciudad del mundo, y que cada cosa que compre vale dinero que no te regalan… lo mismo que si le dejo a un extraño las bolsas, podría llevarse algo y dejar el resto ahí, o tal vez podría ser que no…—Para ese entonces le estaba hablando como si lo estuviera haciendo con un niñito chico y con mucho sarcasmo notorio, solo que la diferencia estaba en que no era un niño, era un hombre que le daba la impresión de que tenía retraso o tenía aire en el cerebro, y que si fuera un niño, le hablaría de una manera más amorosa, ni tampoco estaría tan enojada.

Las siguientes palabras del contrario que habían dado en el clavo, pero obviamente ella no aceptaría, hicieron que estuviera a punto de alterarse aún más, sin embargo, supo mantener la calma y solo expresarlo en su mente “¿Por qué no está Lilith para agarrarme en momentos como estos? ¡AOZ! ¿POR QUÉ EXISTE GENTE TAN..? AAAHG.” Prefería desahogarse internamente como siempre, ya que de esa manera no llamaría la atención y de paso no dejaría que el extraño supiera que era verdad, además de ser una costumbre muy apegada por años. Aquello de reprimir su enfado, sus emociones en sí, aunque había que admitir que hacerla enfadar no era difícil, no obstante, no por eso siempre lo demostraba, en esta ocasión lo había hecho y lo seguía haciendo una manera que no se hiciera tan notoria, al menos no de una forma explosiva. Rodo los ojos dando un suspiro de cansancio, prefería volver a ignorarlo más que responderle, quizás de esa manera se iba, y como la gente ya había dejado de prestarle atención a los dos, pensaba que estaría bien si solo se retiraba en silencio.

Alzo una ceja al ver que se acercaba y ponía la mano sobre su hombro. Nuevamente rodo los ojos al verle esa expresión el rostro…esa respuesta, ¿Acababa de llamarle Christina?—..…—Se quedo en silencio, mirándole fijamente un poco confusa, quería imaginar que había escuchado el nombre Christina, que tal vez había dicho otra cosa y ella no le escucho bien, aunque seria bastante extraño, es decir, tenia muy buen oído, estaba escuchando ahora mismo a su compañera saltar en un pasillo como para no saber que acababa de llamarle de una forma extraña. No le diría nada por esta vez, no creía que el hombre que tenia enfrente fuera tan especial para darle un nombre solo porque no conocía el de ella….o tal vez sí.

Le asintió con la cabeza al escuchar que le estaba preguntando por el osito, al menos su rostro ya se mostraba mas neutro que hace unos minutos atrás que aparentaba estar mas enojada que otra cosa. Tenia la vergüenza, si, pero el enfado de la idiotez que estaba armando el contrario solo por su extraña paranoia había hecho que se cubriera/hiciera menor/se fuera/ lo que sea. El como había descubierto que le daba pena, no tenia ni idea, ella no había sentido la típica calidez en sus mejillas o tal vez sí, pero la paso desapercibida, o quizás ya lo había olvidado, como fuera, era difícil no avergonzarse si hacia un teatro como tal y exponía su único deseo del momento.

Antes de que el hombre se dispusiera hacer lo que fuera hacer, entrar, romper el vidrio, no le interesaba el teatro que fuera hacer en este momento, si volvía a llamar la atención, lo ignoraría y haría como que nunca hablo con él, pero ahora que todavía no había hecho nada raro, le hablaría nuevamente—Te olvidaste del dinero—Anuncio, sacando de su bolsillo un par de billetes que ya tenia preparados de ante mano y sacudió para que los viera. Le daba igual si se quedaba con el cambio, era de esperarse que no pediría algo sin dar algo a cambio, conocía a la gente en general, y tampoco quería deberle nada a nadie.



Creditos a la creadora ;; ♡
Una muy mala costumbre:
avatar
Dromes : 28064
Reputación : 2
Mensajes : 34
Ver perfil de usuario
Megan S.
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: A Teddy Bear called 'Hououin Kyouma'

Mensaje por Harry Strauss el Dom Abr 01, 2018 5:34 pm

Tema Cerrado
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Calles.




avatar
Dromes : 303493
Reputación : 7
Mensajes : 891
Ver perfil de usuario
Harry Strauss
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: A Teddy Bear called 'Hououin Kyouma'

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.