6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Incendio, animales, magas locas y un colao (Rin, Aliisa, Kyria, Byakuren, Accel)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Incendio, animales, magas locas y un colao (Rin, Aliisa, Kyria, Byakuren, Accel)

Mensaje por Tohsaka Rin & Asuka el Lun Dic 04, 2017 10:30 am

La Navidad era una época del año hermosa, donde todos se reunían en familia a compartir, comprar regalos, disfrutar, cenar. Lamentablemente no siempre era así. Como en toda festividad, habían personas con doble cara, dispuestas a hacer el mal para beneficio propio. Y entre ellos, un grupo de cuatro monigotes de los bajos mundos preparando una trampa mortal en el bosque nevado.

-¿Crees que funcione, Steve?
-Callate. Si funcionara.

No era el mejor de los planes, pero lo que esos hombres querían era capturar la mayoría de animales despavoridos, vivos, heridos o muertos. Era una de esas situaciones donde: "Cantidad > Calidad." ¿Para qué fines? Contrabando. Negocios por debajo de la mesa para vender sus pieles sin importar el sufrimiento ajeno.

Grandes jaulas con ruedas estaban preparadas en un lugar clave del bosque, una al lado de la otra, y también encima. Habían también unas camionetas abiertas, preparadas para recibir la mercancía y salir corriendo cuanto antes. En el suelo oculto en la nieve, unas peligrosas sogas mágicas que los miserables humanos y no-humanos consiguieron en los bajos mundos. Un fuego se abriría paso cuando estas sogas fuesen activadas. Los maleantes pusieron gasolina sobre las sogas, para hacerlo peor. El incendio ocasionaría que los animales se asustaran, se vieran acorralados cuando quisieran escapar, y su unica salida sería las jaulas, el único camino "libre" que tendrían.

Era una noche nostálgica para una de nuestras protagonistas, la joven maga de una familia prestigiosa. Hija prodiga que lo tenía todo, salvo una vida social. Mas ese no era un problema tan grande para Rin, porque según ella, los estudios eran su refugio. No estaba caminando en el bosque para buscar "deprimirse y ahogar su dolor en la soledad...", la joven no era ese tipo de persona. Buscaba dar una vuelta, despejar la mente y recordar los buenos momentos que había pasado con su familia, compartir más con la naturaleza, y...

-¿Qué hago con mi vida? - Rió para si misma mientras acariciaba un muérdago que decidió parasitar un pobre pino. Si, sabía lo que estaba haciendo, pero ahora se bromeaba a si misma para sacar un poco de sentido del humor. Ya bastante seria había estado en la mansión.

Sus azulados ojos seguían admirando la belleza de la flora, cuando sintió el suelo estremecerse. -¿Huh? - Y de momento, los sentidos de la joven maga se distorcionaron. Lo único que sintió en el ambiente fue una cantidad de magia considerable. Su sentido de audición se había apagado, su cuerpo salió volado por los aires...

Rin abrió los ojos con lentitud. Su vista estaba distorcionada y algo nublada. Sus sentidos estaban volviendo poco a poco a la normalidad, pero ella estaba desorientada. "¿Qué pasó...? - Lo último que recordaba es que estaba de pie acariciando un muérdago, y ahora estaba en el suelo besando la nieve. Tomó un puñado de nieve cuando apretó el suelo con su mano derecha. Había un gran grupo de animales corriendo y volando despavoridos, pasándoles por el lado y brincándoles por encima.

"¿Calor...?" - No hacía sentido que hiciera calor en una noche tan fría como esa. Pero los colores del fuego se reflejaban en la nieve. Fue entonces cuando cayó en cuenta. Observó hacia los lados y se vio rodeada de su propio elemento. Comenzó a tocer, rodeando su nariz con la bufanda que llevaba en el cuello. "¿Por qué...?" - Quería respuestas a lo que estaba pasando. Tenía que mantener la calma. Si se levantaba en mal momento podía ser golpeada por un pobre animal que corría despavorido, aunque si se quedaba ahí también corría el riesgo de ser aplastada.


Última edición por Tohsaka Rin & Asuka el Mar Ene 16, 2018 9:15 pm, editado 1 vez


-Rin habla // "Rin piensa" --- -Asuka habla // "Asuka piensa"

Código:
Rin: [color=#9900ff] [/color] // Asuka: [color=#ff0000] [/color]


"If you've got no way to fight, you're just getting in the way! If you're killed without accomplishing anything then you'll have died for nothing!"



○ [Tohsaka Rin] ahora es [Tohsaka Rin & Asuka]
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
20581
Reputación :
7
Mensajes :
99

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Incendio, animales, magas locas y un colao (Rin, Aliisa, Kyria, Byakuren, Accel)

Mensaje por Kylian & Kyria el Mar Dic 19, 2017 10:32 pm

Incendio, animales y magas locas
Magas Locas(?) | Bosque | Noche

Desde hace varios días se había percatado del cambio suscitado en la ciudad, tenía cierta similitud con la época de Výnthër, el frio predominante en el clima, algunas zonas invadidas por el blanco de la nieve y las personas emocionadas por algo que llamaban ¨navidad¨, se había puesto a investigar de que se trataba aquello y descubrió que ¨la navidad¨ no era más que una festividad religiosa en la cual celebraban el nacimiento del Dios de ese mundo. Aunque también había descubierto que ¨la navidad¨ era una excusa para reunirse en familiar e intercambiar regalos aunque en su investigación encontró un relato referente a un tal ¨santa Claus¨ que no era más que un hombre grade de barba blanca que viajaba en un trineo volador comandado por renos para repartir regalos por todo el mundo… eso sin duda le resulto de lo más absurdo aunque a esas alturas había comprendido que los terranos no tenían demasiada coherencia en sus creencias.

Aun así la navidad tenía cierta similitud con el día de Hyvälhá, ese día festejado en cada mundo que conformaba Aoygvázer en el cual cada pueblo, ciudadela y comunidad por más pequeña que fuera recorrían el mismo trayecto hacia el Rōkha Hértyä (Arbol corazon) de su respectivo mundo pues estos árboles se encontraban justo en medio de cada mundo y donde se creía había iniciado la vida. En el día de Hyvälhá los problemas quedaban a un lado, todos se reunían y convivían entre cantos, bailes y comida mientras adornaban el árbol, algunos hacían sacrificios animales, esa ¨festividad¨ se extendía por el equivalente de una semana humana y al último día del ciclo para iniciar un nuevo año los Dioses bajaban para colmar de regalos y bendiciones a los seres del lugar.

Reconocía que había ciertas similitudes y diferencias bastante notables sin embargo no estaba ahí para disfrutar de las costumbres terranas y por supuesto no le interesaba, ella estaba buscando algo en específico, varios materiales, objetos e incluso algunas criaturas se habían filtrado a ese mundo por medio de los 3 portales que se habían abierto con anterioridad aunque había descubierto que incluso ya se habían abierto portales antes de la llegada de Nykhal por lo que se dio a la tarea de recuperar todo lo relacionado a su dimensión y regresarlo a Aoygvázer.

Fue así que llego al bosque donde había logrado localizar una gema especial, conocida como ¨piedra sangrienta¨ por su brillante color carmesí, por sí sola no resultaba ser un peligro sin embargo resultaba ser un fuerte canalizador de energía que necesitaba precisamente de energía vital de otro ser para amplificar el poder de quien la poseyera y los terranos no parecían aptos y mucho menos estaban listos para utilizar los artefactos de Aoygvázer o al menos así lo consideraba ella.

Sin embargo cuando por fin logro vislumbrar la piedra, un animal con dos astas adornándole la cabeza apareció en su campo visual, no le había dado importancia hasta que al acercarse para tomar la piedra, el animal apresurado tomo la gema con la boca y se lo trago —es una lástima— Pronuncio la pelirroja sacando una de sus dagas curveadas con la intención de matar a lo que los terranos llamaban ¨reno¨, abrirle el estómago y recuperar la piedra, pero eso no paso, el reno había corrido en cuanto se comió la piedra al sentirse en peligro y Kyria no se apresuró en atraparlo, no resultaba ser alguien que se apresurara.

Basto hacer un movimiento para que una enorme serpiente de fuego y oscuridad se formara a su alrededor —Síguelo y traeme la piedra— Ordeno a la criatura quien siseo una vez y comenzó a reptar con rapidez para capturar al reno, sin embargo al ser ajena a la situación del bosque y no conocer lo que ahí se estaba efectuando, sin planearlo así la serpiente activo con su fuego unas trampas mágicas la primera explosión no se hizo esperar y le siguió una reacción en cadena a lo que Kyria materializo a la serpiente a su alrededor para protegerse…había cometido un error, ahora debía solucionarlo y recuperar la piedra.






—Kylian habla— || ¨Kylian piensa¨ || —Kyria habla— || ¨Kyria piensa¨
Narro
avatar

Dromes :
32573
Reputación :
2
Mensajes :
43

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Incendio, animales, magas locas y un colao (Rin, Aliisa, Kyria, Byakuren, Accel)

Mensaje por Aliisa Nylund el Mar Dic 26, 2017 1:22 pm

-Ahh- Aliisa respiraba hondo el aroma del bosque mientras cerraba sus ojos como disfrutando el ambiente natural y completamente opuesto al de la ciudad en la que se encontraba viviendo. No había lugar que la hiciera sentir como su casa como este, lleno de las cosas que más conocía y les gustaba.  

Esta vez, además de encontrarse en el bosque por su ronda semanal para visitar las plantas y o animales del lugar con lo que se solía encontrar, estaba devolviendo una delicada planta que se encontraba moribunda. Al parecer un grupo de insectos la habían atacado y la estaban devorando hasta el punto de secarla. La pelirrosa sabía que sacarla de su hábitat natural era todo un desafio siendo que se encontraba en pésimas condiciones, pero en este punto sabía que no quedaba otra. Si la cuidaba y dejaba en el mismo lugar, los insectos volverían por ella y a largo plazo solo tendría un final fatídico, si en verdad quería salvarla debía plantarla en una zona más alejada.

Por ello mismo, en esa visita preparó un recipiente con buena tierra y humedad para llevársela a su departamento, un poco de sol, agua y cuidado personal sería lo necesario para recuperarla. Prefería no utilizar fertilizantes en ella, ni siquiera de los que son del estilo natural, no, era mejor dejar que la pequeña recobrara fuerzas por su cuenta. Con unos cuantos días lo pudo lograr, por lo que la chica sintió que era momento de devolverla.

Buri también estaba entusiasmado por encontrar el lugar de la plantita, al parecer su aroma y color que desprendían habían conquistado al dragoncito lo suficiente como para que el también estuviera detrás de ella.  –Debería ser una zona en que haya buena luz pero la tierra tenga la humedad necesaria para esta pequeña amiguita ¿Qué dices?- preguntó la maga a su compañero que se encontraba volando a su lado. Él asintió repetidas veces y comenzó a adelantarse como para ir en dirección al lago. Cierto era que la tierra no estaba tan humedad como en el lago, mas la joven sabía que encontrarse en el paso de animales y humanos que visitaban la zona, solo la podrían en más peligro. Por eso miso, ella lo llamó y le pidió buscar otro lugar.

El próximo lugar que su dragón había encontrado se veía mucho mejor, había árboles pero de pronto estos dejaban su espacio para que los rayos de luz pasaran a través de las hojas y sus copas. Aliisa sonrió y se arrodillo en la tierra para inspeccionar el sitio. Colocó su palma sobre la tierra y cerró sus ojos dejando su ser hiciera conexión con la madre naturaleza, tal como acostumbraba  -Buri, este lugar es perfecto- sonrió abriendo sus ojos. Tomó su pequeña pala de su bolso y comenzó a cavar un pequeño hoyo. Con  cuidado pasó la planta del recipiente a la tierra y luego acomodo su tierra a su alrededor. – Listo- y como toque final sacó un rociador con agua para tirar sobre sus hojas y tallo, lo demás lo haría el mismo ambiente.

Se puso de pie sacudiendo sus manos a la vez que limpiaba la tierra restante con una toalla humedad que llevaba con ella siempre. –Bien es hora de seguir nuestro camino- mas al darse la vuelta para inspeccionar esa área la chica se encontró con una enorme cortina de humo que provenía de varios metros alejados de ella. El gris se estaba esparciendo por todo el cielo, y de solo verlo la pelirrosa comenzó a angustiarse. –Buri, debemos ir allí mismo- y con solo decirlo, la figura pequeña del dragón pasó a ser uno enorme e imponente. Aliisa se montó sobre su lomo y así ambos emprendieron su viaje, el cual no duró demasiado puesto que con solo seguir el rastro del humo pudieron saber de dónde salía todo. –Fuego… y mucho-  Sus ojos se centraban en las llamas y a la vez en los animales que corrían como locos con la intención de alejarse. ¿Qué hacer? Debía tocar el suelo para invocar alguno de sus amigos para  que ayudaran pero bajar en esa zona era difícil teniendo en cuenta el tamaño de Buri.

Sin embargo aquel dilema se vio aún mayor cuando se dio cuenta que una chica estaba  tirada en el suelo en medio de todo ese gran lio. Humo, fuego y animales corriendo. Era difícil identificarla debido a como el humo estaba tapando todo con su masa gris. Aliisa tapó su boca con su bufanda – Buri bajemos por allí- a unos 2 metros de donde estaba la chica encontró un pequeño lugar que no se estaba consumiendo por las llamas ni había animales. –Déjame allí y llévate a los animales por otro camino para desviarlos, o ella no podrá ponerse de pie- Así con las instrucciones  de la pelirrosa, ambos se pusieron en marcha.

Apenas las botas marrones de la maga tocaron el suelo corrió en dirección de la chica, mientras el dragón volvía a su forma pequeña para llamar la atención de los animales. Pronto, al poder volar más rápido de lo que la chica podía correr en la nieve, pudo marcar un nuevo camino para los animales que escapaban. En cuanto a Aliisa, en un principio tuvo que esquivar algún que otro ciervo, ardillas y demás que corrían por allí. – ¿Estas bien? ¿Puedes ponerte de pie?- le gritaba a la de coletas marrones mientras le tomaba los últimos dos pasos para llegar hasta ella y ayudarla a levantarse. –Debemos salir de aquí cuanto antes- dijo mirando a sus lados bastante preocupada, aunque sin pasar mucho más que un minuto Buri volviendo en su forma enorme esperando que las chicas se subieran a él. Aliisa tomó a Rin con sus escasas fuerte y la subió junto con ella al lomo de su dragón blanco, y así este se elevara en el aire y las sacara de allí.


Narro-hablo- pienso



Gloriosa familia Kiwi:
Derechos al autor de la frase(?




Cosas del Uss ♡♡♡:



avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
23
Dromes :
136682
Reputación :
4
Mensajes :
157

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Incendio, animales, magas locas y un colao (Rin, Aliisa, Kyria, Byakuren, Accel)

Mensaje por Hijiri Byakuren el Vie Ene 12, 2018 3:34 pm

No sentía la necesidad de hacer algo nuevo, ni tampoco preocuparse de lo que pasaba fuera de la cuidad ya que parecía que todo había cambiado después de hacer un tipo de celebración para pasar a otra rápidamente. Todavía no entendía muy bien sobre lo que trataba estas fechas, solamente sabía que era una de esas festividades que los humanos esperan con más emoción de lo debido. Eso no significaba que supiera exactamente de lo que trataba solo que simplemente pensaba que era una excusa más para pasarla bien entre amigos y familiares. - Todos están más felices durante estas fechas que en la mayoría del año… - era mas una observación que una opinión realmente.

Y como era de esperarse a la joven Byakuren le llamaba demasiado la atención ya que era la primera Navidad que pasaba una vez fuera del sello. Viniendo de una época tan antigua no conocía ni siquiera los cambios de días o de fechas que se suscitaban por la cuidad solo podría distinguirlos por las decoraciones, nombres y cambios de ánimo en la gente. Por esa razón en estos días se los pasaría en casa con normalidad haciendo como si nada de esto pasará detrás de las paredes; al final esto era para pasarse con la familia ¿no?
-Lo único que considero innecesario es la cantidad de carteles y publicidad por todos lados por  las fechas - El ruido de la cuidad aumentaba al igual que las multitudes de personas haciendo que a la joven le doliera la cabeza por la falta de costumbre de un lugar tan poblado como es Eadróm y más si la nieve caía sobre su cabeza haciendo que los días fueras más grises de lo normal.

No le gustaba el frio o la nieve, pero era la estación que más prevalecía sobre la tierra. Pasaba sus horas sentada dentro de su habitación y saliendo cuando era debido a sus clases como si estuviera programada para eso. Algunas veces salía a caminar alrededor de la cuidad e iba a la biblioteca en busca de libros para leer; todo muy característico de ella, aburrido y sin gracia. Pero todo eso tenía una razón, la cual era su dificultad de adaptación.
. -Es mucha información la que debo aprender, es mucho mejor si me tomo el tiempo necesario para averiguarlo en vez de forzarme.- Un paso lento y desesperante, pero tenía seguridad sobre ello. Tenía que adaptarse ya que el tiempo no se adaptará a ti.
Sin embargo eso era lo de menos. La situación era que ahora se encontraba en camino al templo al hacer sus oraciones diarias (algo que nunca olvida) dicho templo se ubicaba casi a fueras de la cuidad a un lado del bosque. Sabía que dentro de unos días después de año nuevo aquel lugar estaría lleno de gente por lo que ayudaría al cuidador a limpiar en esta ocasión aprovechando su tiempo libre.

No pasaron unos minutos después de su llegada cuando a lo lejos se visualizaba una gran luz e humo que llegaba al cielo; no tardó mucho en darse cuenta que en realidad se estaba quemando una parte del bosque. . - Eso no se ve nada bien… - sería un enorme problema si el fuego se propagara más y llegara hasta los lugares más cercanos.
-Señor, debe el ir a llamar a las autoridades para informar sobre esto, iré a acercarme para revisar que no haya personas alrededor.- claramente el contrario iba a decirle a la joven que no fuera, pero ya estaba en camino una vez que termino de decirle aquello.
¿Qué fue lo que había causado aquel desastre?


Eternity:


avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
370435
Reputación :
6
Mensajes :
409

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Incendio, animales, magas locas y un colao (Rin, Aliisa, Kyria, Byakuren, Accel)

Mensaje por Accel venom el Dom Ene 14, 2018 3:26 pm

Mi día había sido bastante común, trabajo, investigaciones, mejoras para mi nave y distraerme con algunos de mis pasatiempos, sabia que se acercaba la navidad, pero para mi era como cualquier otro mes, sobre todo porque tenia muchas cosas en la cabeza, claro que eso no evitaba que disfrutara de los cambios ambientales, sobre todo de la nieve. Sin embargo no había salido esa noche para jugar, no principalmente, si había algo que arruinara las fiesta seria perderse en el bosque y ser atacado por alguna criatura salvaje, por eso estaba patrullando mas de lo normal y mas cerca de la zona prohibida, me aseguraba también de que ningún amargado con complejo de Grinch molestara. Mientras no pasara nada si jugaría un poco, manipulando la materia de mi cuerpo, haciendo formas variadas con la oscuridad y practicando el teletransportarme -Oye Accel creo que tenemos un pequeño problema-

Aquello lo dijo mi nave a través del comunicador en mis muñecas, de inmediato mire los alrededores detalladamente, en caso de que no hubiese notado alguna amenaza o algo fuera de lugar, pero ese no era el caso -Dime que sucede Teiko ¿ves algo raro desde allá arriba?- La nave estaba volando a cientos de metros sobre mi, camuflada con el cielo nocturno para ser indetectable -Puedo ver una buena cantidad de humo desde aquí- De inmediato volé hacia arriba abriéndome paso entre los arboles, no necesite ir muy alto para notar el incendio, aunque no podía estar seguro por la distancia era lo mas probable -Parece que esta sera una noche pesada... Suerte que Venom esta ausente, no necesito mas molestias... Bueno Teiko sigue vigilando, si pasa algo trata de controlarlo, no me llames si no es necesario- Tras decir eso acelere hasta mi máxima velocidad para llegar hasta la columna de humo.

No tarde en darme cuenta de que estaba demasiado lejos, volando tardaría varios minutos, poco para un viaje quizá, pero demasiado para encargarse de un incendio -Suerte que ahora puedo...- Últimamente Venom había estado separándose para ir por su cuenta, lo cual no me importaba, era bueno que disfrutara de su libertad, pero al hacerlo se llevaba la mitad de mi poder, ahora estábamos casualmente unidos, gracias a eso podía teletransportarme a gran distancia y con mucha precisión, lo que hice sin dudar ante la amenaza -... ¿Eso es un dragón?... Acabo de hablar solo...- Me detuve a una distancia considerable, en principio pensé que el dragón blanco podría ser el responsable, al ser blanco probablemente era de luz, no sabia como lidiaría con eso, pero luego note que la criatura estaba ayudando a dos chicas en medio del caos, eso me hizo descartarlo casi por completo, en todo caso no pensaba juzgar sin conocer los hechos, todo era posible.

Una ves estuvieron en el aire me acerque lentamente para no sorprenderlas -¿Vieron que fue lo que paso? ¿saben que causo el incendio?...- Al mismo tiempo analizaba la situación, el fuego en expansión, los animales escapando, tomaría tiempo tener la situación bajo control y no seria sencillo -¿Ella esta b...? ¿Rin? ¿eres Rin verdad?- Al reconocerla me acerque un poco mas, pero siendo prudente para no molestar al dragón.


AVF(?):
Accel habla - Venom habla - Teiko/nave espacial habla - "pensamos"
avatar

Edad :
77
Dromes :
151550
Reputación :
14
Mensajes :
365

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Incendio, animales, magas locas y un colao (Rin, Aliisa, Kyria, Byakuren, Accel)

Mensaje por Tohsaka Rin & Asuka Ayer a las 8:37 pm

Animales despavoridos, huyendo para salvar su propia vida. Asustados, temerosos, algunos atrapados en su propio miedo no encontraban como salir de rutas que estaban despejadas, y otros estaban completamente atrapados porque el fuego los rodeaba. Pequeños conejitos corrían en círculos, algunos intentaban hacer madrigueras para escapar por debajo de la tierra, pero ¿serían lo suficientemente ágiles para poder escapar del infierno?

A la Tohsaka le dolía el alma ver los animales en esa posición, ver el bosque en ese estado. De un momento a otro un ambiente lleno de tranquilidad se había convertido en una tragedia, y su sexto sentido le hacía sospechar las razones de eso. Su intuición como persona -no como maga- le había hecho pensar que había mano criminal en el incidente, y el hecho de ser maga se lo confirmaba al poder sentir esas partículas mágicas en el voraz incendio.

No podía ayudarlos, no en el estado en el que se encontraba. Su lema era: "Asegúrate de poderte ayudar a ti mismo para que puedas ayudar a los demás." y en esos mismos instantes no podía ni ayudarse a sí misma, ni a los animales. No se iba a quedar ahí victimizándose por ello. Su mirada se llenó de determinación y su mente comenzó a procesar con rapidez los posibles métodos de escape sin que saliera lastimada, y sin lastimar algún animal.

Si se intentaba levantar era probable que saliera golpeada o atropellada. Así que usaría su habilidad para aumentar la resistencia en su cuerpo y, en caso de ser atropellada, que no doliera. Pensaba en rodar por el suelo con rapidez hasta llegar al otro lado, sin embargo no fue necesario. Notó como los animales iban cambiando su curso, todos a la misma vez daban un giro hacia la izquierda siguiendo lo que parecía ser un... -¿Dragón...? - Susurró, pero no dejó que eso la sacara de sus pensamientos. Utilizó su habilidad, dejándo aparecer lo que parecían ser unos sellos en ramnificaciones que cubrían su cuerpo, pero aun así puso sus manos encima de su cabeza. Como pensaba, varios animales le pasaron por encima. Después de todo seguía tirada en el suelo y no iba a ser inmune a no ser aplastada.

La manada parecía haber terminado. O bueno, ya no escuchaba los estruendosos pasos de los animales avecinarse a donde estaba, así que subió la cabeza para mirar los alrededores y en cambio vio una hermosa chica acercándose a donde ella. Era pelirosa, parecía estar preocupada, pero su intuición le decía que no era una mala persona. Rin no era de fiarse rápido, pero esta chica... – ¿Estas bien? ¿Puedes ponerte de pie? - La maga hizo desaparecer los sellos mágicos de su cuerpo y empezó a levantarse por su cuenta. -Estoy bien, muchas gracias. - Le respondió la de cabellos azabache a la vez que terminaba de ser ayudada por la pelirosada.  

–Debemos salir de aquí cuanto antes- - Rin negó con la cabeza.

-Solo necesito retomar el aire, pero quiero apagar este incendio. - Mencionó la maga. Si bien ella sabía que los incendios eran trabajo de los bomberos, pero quien sabe cuanto tardarían estas personas en llegar. Además de que en parte, se sentía responsable por sentir esa fluctuación mágica en el ambiente. No pasó mucho tiempo para que un enorme dragón llegara donde ellas. -¿Otro dragón...? - Se preguntó por lo bajo a la vez que miraba a Buri con sorpresa sintiendo su aura. "No... Es el mismo." - Sintió como Aliisa se la llevaba ayudándola. Por un momento no reaccionó, pero luego se ayudó a sí misma para que la pelirosa no tuviera que soportar el peso propio por su cuenta. Ambas subieron al enorme reptil que se elevaría en los aires cuando estuvieran las dos magas seguras.

Se sostenía la bufanda con la mano y evitaba respirar mucho para no asfixiarse con el humo, pero terminó quitándose la tela de la nariz una vez salieron del área del asesino oscuro. Toció, usándo por educación un pañuelo que sacó de sus bolsillos. Esperó un poco en los aires a recuperar sus sentidos por la explosión, por los animales, y a recuperar el aire por el humo que había respirado. Desde allá arriba podía ver la gravedad del temible escenario. Y por si fuera poco, todo estaba emitiendo enormes cantidades de magia.

-Muchas gracias por la ayuda, muchacha. - Respondió cuando ya estuvo mejor de salud. -No se que hubiera hecho sin la ayuda de ambos. - Miró a Buri y le sonrió, acariciándole el lomo como agradecimiento. -Soy Tohsaka Rin. - Con el apellido era probable que se diera cuenta que la jóven pertenecía a una familia de magos Elite bastante reconocida y millonaria, pero que tuvo un trágico destino hacían unos años atrás. -Si tu intención es llevarme a un lugar para que esté a salvo, me temo que no podré aceptar su propuesta. Sonará loco, pero me temo que no abandonaré el lugar hasta apagar el incendio. - Pensaba que Aliisa era alguna druida o tipo de ser mágico que estaba a cargo de los animales del bosque. Aunque podía sentir la magia que salía de Buri.

-Disulpa que no haya preguntado antes, ¿cuál es tu nombre? Y quería ver si podías ponerme en el suelo, un poco alejada del fuego para empezar a apagarlo.

Cuando Aliisa se presentara y respondiera lo que tuviera que responder, la maga giró su rostro para ver un muchacho... ¿Volador? Acercándose a ellas. Entrecerró sus ojos para ver si estaba viendo bien. Era uno de los groseros del Laboratorio, genial. -¿Vieron que fue lo que paso? ¿Saben que causo el incendio?...- - Bueno, esperaba que estuviera haciendo esas preguntas por que quería ayudar y no por mera curiosidad. -¿Ella esta b...? ¿Rin? ¿Eres Rin verdad?- - Una gota corrió por detrás de su nuca mirándolo con cara de "Eh..."

-Si. Soy Rin. - Se acomodó en Buri, sentándose sobre sus piernas -al estilo japonés- para estar cómoda. -Veo que el mundo es pequeño y está lleno de casualidades... - Lo miró, un poco disconforme pero no era tiempo para desprecios o rivalidades extrañas. Suspiró.

-Estaba en el bosque cuando todo comenzó. - Fijó su mirada en el incendio. No iba a decir lo que hacía. Era vergonzoso porque demostraba un lado un poco sensible de su parte, así que pasaría a lo que realmente importaba. -Me detuve a pensar, y de un segundo a otro todo cambió. Y esta vez hablo literal. - Nada de metáforas como hizo en el Laboratorio. -Todo comenzó con una explosión repentina. Estoy segura que no estuve en el epicentro, sino, estuviera muerta.

-Pero esto es más complicado de lo que parece. El fuego no se apagará así como así. - Entrecerró su mirada y empezó a morder la uña de su dedo pulgar mientras analizaba la situación. -No es un fuego común y corriente. Hay una gran concentración de magia en el lugar. La magia está sirviendo como barrera mágica alrededor del fuego. Hubo mano criminal en esto aunque no descarto otras probabilidades, pero esa es mi teoría. - Se puso de pie sobre Buri y dió algunos pasos hacia adelante, sujetándose del hombro de Aliisa por si acaso.

-No conosco las habilidades de ninguno de los dos, pero si no es mucho pedir, ¿me pueden ayudar en esto? Soy maga, así que me encargaré de destruír de alguna forma la barrera mágica que interfiere con que el incendio se apague. Aliisa... - Giró para ver la pelirosada a los ojos -suponiendo que para este punto ya le mencionó su nombre-. -No se que hicieron Buri y tu, pero si pueden poner a salvo los animales, será de gran ayuda. Y tu... - Giró para ver a Accel. Arqueó la ceja. -¿Sa... rad...? ¿Sarad-kun? - ¿Así era que se llamaba, verdad? -No se que habilidades tengas ademas de hacer armas, pero si puedes encontrar heridos en el bosque será de gran ayuda. - Dijo eso porque desconocía que él pudiera ayudar a apagar el fuego. -Ya cuando no haya barrera mágica, animales ni personas en peligro, cumpliremos gran parte de nuestro propósito. Será cuestión de controlar el incendio para que no llegue a la ciudad. El bosque rejuvenecerá con el tiempo. Si tienen alguna idea que aportar hablen ahora. Invocaré algunos espíritus para mantenernos en contacto, ¿si?

Ahora era cuestión de ver si alguno de ellos aportaba al plan inicial o tenían alguna habilidad que aportara más con la idea que ella había dado. Vamos, desconocía de las habilidades de cada uno así que no podía hacer un plan más elaborado salvo la organización y poner como prioridad la vida de animales, personas y evitar que el fuego se extinguiera. Hecho esto esperaría a que Aliisa la pusiera en tierra firme, o bien ella podría saltar e invocar algún espíritu que lo hiciera por ella. Todo sería cuestión de organizarse y poner manos a la obra.


-Rin habla // "Rin piensa" --- -Asuka habla // "Asuka piensa"

Código:
Rin: [color=#9900ff] [/color] // Asuka: [color=#ff0000] [/color]


"If you've got no way to fight, you're just getting in the way! If you're killed without accomplishing anything then you'll have died for nothing!"



○ [Tohsaka Rin] ahora es [Tohsaka Rin & Asuka]
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
20581
Reputación :
7
Mensajes :
99

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Incendio, animales, magas locas y un colao (Rin, Aliisa, Kyria, Byakuren, Accel)

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.