6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Un trato es un trato [Priv. Dylan Kuroki]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Un trato es un trato [Priv. Dylan Kuroki]

Mensaje por Tooru Honda el Vie Dic 01, 2017 8:38 pm

El joven rubio caminaba por las calles, sosteniendo un trozo de papel con un croquis en una mano, una bolsa de almuerzo en la otra y en su espalda llevaba su mochila colgada. Andaba con su vestimenta habitual, sudadera con la capucha puesta y ropa deportiva holgada. Eran las 5pm aproximadamente, por la epoca del año, hacía un poco de frío, sentía la nariz algo fría pues llevaba quizá 1 hora vagando (literalmente). A pesar de las detalladas instrucciones, el croquis y aunque hubiese preguntado ya 3 veces por la ubicación del edificio, no lograba llegar! Su rostro reflejaba cierto conflicto... No sabía donde estaba... Se rascó la nuca mientras inclinaba ligeramente sus cejas con un puchero, volteo hacia un lado y luego hacia otro, había mucha gente en la calle, pero ya le daba vergüenza preguntar, y es que, sin darse cuenta, a pesar de que la gente le daba indicaciones, iba en dirección contraria siempre - Que haré? - se preguntó a sí mismo, será que estaba muy nervioso? Empezaba a presentir que alguien se iba a burlar de él. Suspiró y miró su celular un poco dubitativo pero, nada mejor que el habitante del lugar para darle instrucciones... cierto? Se hizo a un lado para no estorbar, recargándose en la pared del negocio que estaba a sus espaldas (una panadería), empezó a escribir un mensaje de texto.

Eh... Hola, soy Tooru ^^U

Voy en camino, o eso creo e.e

No pienses que olvidé nuestro trato, solo que no encuentro la dirección. Intenté preguntar pero creo que me confundí más y... No se donde estoy =-=. Bueno, hay una panadería aquí, "Marukoshi Bakery".


Incluso tomó una foto del lugar y la mandó antes de volver a recargarse en la pared. Suspiró y se quedó allí poniéndose de cuclillas para acariciar  al gato negro que iba pasando, esperando a que el moreno respondiese, además, ahora que lo pensaba, había quedado de llegar hace 1 hora, era un poco raro que no lo buscase antes - Espero que esté bien, eh? - dijo en voz baja, acariciando la cabeza del gato que maulló en respuesta para después seguir su camino y meterse en el jardín de la casa de al lado, dejando al rubio solo de nuevo - Puede que nada más esté ocupado - volvió a susurrar, metiendo sus manos en sus mangas para tratar de mantenerse caliente.

A todo esto, ¿qué hacía perdido en aquellas calles desconocidas? Todo se remontaba a algunos días antes, cuando conoció a ese tal Dylan Kuroki, un chico que aparentaba ser solo un ligón problemático. Pasaron muchas cosas en ese mismo día... Dylan robó su libro y por recuperarlo, terminó besando a una desconocida, luego le convenció para ir a un restaurante de postres, al cual nunca llegaron, pues tuvieron un accidente automovilístico donde el moreno resultó con heridas serias así que terminaron en el hospital donde además, para rematar, Tooru casi muere de gastritis (?).

Vaya, después de todo eso, cualquiera hubiera preferido guardar distancias no? Pero al final, Dylan fue quien ayudó a Tooru a pagar su cuenta de hospital sin aceptar que el semigato le devolviese el efectivo. En fin, Tooru no iba a aceptar eso sin más, así que llegaron a este acuerdo: Tooru haría la limpieza del departamento de Dylan mientras él se recupera, no era mucho, el rubio lo sabía, así que esa es la razón por la que llevaba una bolsa de almuerzo extra consigo, esperaba que la comida casera pudiese ayudarle a recuperarse pronto. - En el fondo es buena persona - Tooru sonrió un poco sin darse cuenta cuando pensó en aquel muchacho, distrayéndose por completo de su situación actual.

Tema previo:


Última edición por Tooru Honda el Miér Dic 06, 2017 11:59 pm, editado 2 veces (Razón : Insertar en spoiler tema anterior.)



I hear your voice
Ficha || Cronologia
© HARDROCK

Habla ff3300 / Piensa / Narra

avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
54301
Reputación :
12
Mensajes :
52

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un trato es un trato [Priv. Dylan Kuroki]

Mensaje por Dylan Kuroki el Dom Dic 03, 2017 7:44 pm

En mi departamento - Viernes 17:10 hrs


M

i día había sido todo menos perfecto, pero aun así mantenía algo de temple. Desde ya hace una semana me habían dado de alta en el hospital, sin embargo tener una pierna enyesada y un brazo casi inutilizable habían sido mi cruz y una tortura los siguientes días en casa. Es que… mierda, me costaba hacer cosas sencillas a los que estaba acostumbrado normalmente, como era tomar un baño, cambiarme de ropa, salir a comprar e incluso cocinar, algo en lo que era sumamente hábil “Qué estupidez… Quizás debí entrenarme para cocinar con una sola mano” pensaba con el ceño fruncido, observando el caos que había hecho en la cocina. Aquella mañana había sido mi sexto intento en preparar unos huevos con tocino, pero hacer todo con una sola mano mmm… era algo complicado, terminaba quemando los tocinos e incluso tirando los huevos al suelo y luego… tenía que agacharme a limpiar el desastre, mientras descargaba mi frustración conmigo mismo. Finalmente con el estómago jodiéndome por el hambre, terminé llamando a algún servicio de delivery, lo que con el tiempo me costaría un ojo de la cara.

 
Aquello había sido mi desayuno y almuerzo, ya que me había tomado mucho tiempo entre intentar preparar el desayuno, limpiar los huevos del suelo y que el delivery llegara a la hora acordada. Miré el reloj, era temprano aún, las tres de la tarde… “Espero que el enano o alguna de las chicas traiga algo de comer” resoplé algo frustrado mientras me dirigía a la tina para tomar un baño, cosa que tampoco era muy fácil pues tenía que mantener el yeso fuera de la tina. Lo más complicado fue salir de allí, me resbalé unas cuantas veces, volviendo a meterme dentro de ella, pero finalmente luego de una buena sincronización, logré salir.
 
Después de cambiarme y ponerme ropa cómoda de entre casa, lo cual consistía en unos pantalones anchos color negro y una polera color crema, tomé la muleta y salí a la sala con el cabello aun goteando por el baño, no llevaba el típico peinado que solía hacerme, ya que necesitaba de ambas manos para peinarlo con el gel correctamente, en lugar de eso, un liso flequillo caía sobre mi frente, haciendo que mi cabello se viera más largo. Encendí la calefacción y me eché en el sofá de manera horizontal, usando de apoyo el brazo sano para la cabeza, mientras esperaba que el rubio llegara… No vi la hora, pero antes de siquiera pensarlo, mis ojos se cerraron quedándome dormido, en el silencio de mi hogar.
 
Un lejano sonido me despertó del profundo sueño, era mi celular, estiré la mano hacia la mesa de centro mientras me desperezaba y tomé el aparato, desbloqueándolo para ver de qué se trataba, lo primero que note fue la hora, según había quedado con el rubio, debía de llegar hace un buen rato —No me digas que… —Abrí los mensajes, esperando que no fuera lo que pasaba por mi cabeza, pero al leer el contenido, mis dudas quedaron claras “Este idiota” fruncí el ceño, mientras comenzaba a escribir…

Dylan dice:
Eh? Te has perdido a pesar de que te di un croquis? >:c


Dylan dice:
Bueno... no se puede hacer nada... ¿Ves al frente de la panadería un tipo de pasaje? Ve por allí y cuando salgas gira a la derecha, allí está el edificio donde vivo...

Dylan dice:
Bueno... noté que eres un despistado así que me adelante y tomé una foto más temprano, desde la azotea del edificio, mas te vale no perderte otra vez e.é
 
Dylan dice:
 
El rubio no se encontraba muy lejos, por lo que esperaba no se volviera a perder —Le he mandado hasta una foto… —No podía entender como alguien como él, siendo un semi animal pudiera tener tan mal sentido de la orientación. Bajé el teléfono, apoyándolo sobre mi pecho, mientras esperaba alguna otra respuesta por si se volvía a perder.


 • Un trato es un trato • Dylan Kuroki & Tooru Honda •


Última edición por Dylan Kuroki el Vie Dic 08, 2017 12:11 pm, editado 1 vez


Cosas sensuales:


  
Hablo l "Pienso" l Narro Hyde NPC habla
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
22
Dromes :
37409
Reputación :
20
Mensajes :
117

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un trato es un trato [Priv. Dylan Kuroki]

Mensaje por Tooru Honda el Jue Dic 07, 2017 12:25 am

Sus orejas felinas se levantaron bajo el gorro cuando escuchó su teléfono timbrar, sacó su mano derecha de su manga para buscarlo en la bolsa de su sudadera y lo desbloqueó, para así comenzar a leer los mensajes, no pudo evitar hacer un puchero, pues efectivamente, se perdió aún con croquis en mano, al final había dado tantas vueltas innecesarias que el croquis había perdido utilidad terminando más perdido que una aguja en un pajar. Levantó la vista al frente al leer las nuevas indicaciones, poniéndose de pie con algo de emoción al ver el pasaje.

Lo veo, lo veo! Ok al final a la derecha! e.é7

Iba a empezar a caminar cuando leyó el siguiente mensaje acerca de las sospechas anticipadas del moreno sobre su despistado ser, lo que provocó que una sonrisa forzada apareciera en sus labios - Me pregunto si a veces es muy evidente - susurró para si mismo con cierto escepticismo (?), aunque pronto se olvidó de aquello cuando miró la foto -Oh, creo que vi esa casa de techo azul antes - dijo con un poco más de animo, guardando el celular para entrar por aquel pasaje formado por un par de grandes edificios. Levantó la mirada al cielo naranja - Waa, como pude perderme tanto tiempo? - suspiró algo derrotado pero acelerando el paso para llegar cuanto antes, no podía seguir perdiendo el tiempo o no terminaría, se le daban bien las labores domésticas pero a saber que tan 'tirada' tenía la casa, ni que tan grande o pequeña era.

Se detuvo al final del pasaje y corroboró la información - Derecha, derecha. El primer edificio - susurró mirando su mano derecha para girar (??), una vez que giró, miró a su alrededor solo para confirmar que... pasó por allí antes! Pero - Esta vez no me perderé! - dijo pegándose a la pared del edificio, como si lo estuviera abrazando, caminó pegado a la pared hasta la puerta se iba a asegurar de no alejarse de ese edificio! La gente lo miró raro, incluso un par de chicas que iban entrando al edificio se rieron de su extraño comportamiento, pero él ni siquiera lo notó. Llegando a la puerta, revisó de nuevo el número que le había anotado en el ahora ya arrugado papel. Corroboró que fuera el numero del edificio y mandó un mensaje antes de entrar por la puerta principal. Suspiró pesadamente pero con alivio - Por fiin! -

creo que ya llegué... estoy subiendo

Volvió a escribir algo entusiasmado por haber llegado a su destino. Tomó el elevador, aunque no le gustaban los lugares cerrados y pequeños, esta vez tendría que hacer una excepción y apresurarse a llegar. No tardó mucho cuando volvió a checar en el papel el numero de departamento - Aquí es - murmuró, levantando su mano para tocar y esperar pacientemente mientras miraba la comida que pretendía que llegara caliente - Sigh, al menos solo tengo que calentarla - volvió a murmurar antes de volver su vista al frente...



I hear your voice
Ficha || Cronologia
© HARDROCK

Habla ff3300 / Piensa / Narra

avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
54301
Reputación :
12
Mensajes :
52

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un trato es un trato [Priv. Dylan Kuroki]

Mensaje por Dylan Kuroki el Sáb Dic 09, 2017 7:55 pm


G

racias a la calefacción, la pequeña sala se encontraba en un ambiente cálido y acogedor, realmente me sentía muy cómodo echado en el sofá y el sueño amenazaba con volver sino fuera por el tintineo del celular, hice un chasquido y tomé el aparato para revisar los mensajes “¿Se habrá perdido de nuevo? Realmente no quiero salir a buscarlo…” pensaba mientras revisaba el último mensaje y para mí buena suerte el rubio ya se había ubicado e iba por el camino correcto, resople y luego sonreí de lado “Este idiota… presiento que me traerá grandes problemas con el tiempo” Suspiré —Sin embargo parece que me podré divertir un poco... —Mi vida se había tornado algo aburrida por la rutina, incluso salir con las chicas a veces se podía tornar algo monótono y sin sentido por culpa de la maldición que llevaba conmigo.

 
Mientras tanto en las afueras del edificio del moreno, una adolecente de unos 14 años, de cabellos blancos y amarrados en una cola de caballo, caminaba de regreso a su departamento con una bolsa de comida en una mano y una lata de soda en la otra, cuando notó que alguien, un chico de cabellos rubios, actuaba de manera extraña en el edificio de enfrente — ¿Un pervertido? —Murmuró, mientras se detenía en el pavimento, mirándolo fijamente con los ojos entrecerrados y una expresión de ligera sospecha, mientras sacaba su celular y escribía un mensaje destinado a alguien… —Si entra... lo seguiré. —Murmuró una vez más, esperando que el chico rubio se decidiera y una vez lo vio entrar en el edificio, bebió rápidamente su lata de soda, lo echó a un bote de basura cercano y se dispuso a seguir al sospechoso.
 
No habían pasado ni 10 minutos, cuando el celular volvió a tintinear con ese característico sonido de xilófono con el que estaba configurado desde que lo compré, me quejé mientras volvía a revisar el nuevo mensaje “¿Y ahora qué pasó?” arquee una ceja al ver que no se trataba de un mensaje del enano, sino de otra persona —¿Eh? “¿Por qué me está escribiendo esta mocosa?” La emisora del mensaje era nada más y nada menos que mi pequeña vecina de enfrente, una niña que tenía un claro y extraño afecto hacia mí…
 
Yui dice:
Dyl-nii hay un sujeto extraño que se está abrazando a la pared de tu edificio…

Dylan dice:
No le hagas caso, solo es un loco -w- 


Aquel afecto lo demostraba intentando cuidarme de sujetos sospechosos que se acercaban a mi casa, para mi esa era su manera de matar el tiempo, además de que por lo general eran mujeres las que se acercaban, pero a veces me preocupaba de que se fuera a meter en problemas por hacer eso.
 
Después de un rato, un nuevo mensaje llegó, pero creyendo que se trataba de la albina y sus paranoias, solo lo ignoré y seguí cómodamente echado en el sofá, con el brazo sano cubriéndome los ojos. Estaba por quedarme nuevamente dormido, cuando el timbre sonó “Ah… debe de ser Tooru…” Suspiré, mientras me tomaba mi tiempo para levantarme del sofá y apoyarme en las muletas.
 
Mientras todo era paz y tranquilidad en el departamento del moreno, fuera de este empezaría una pequeña guerra (?) Las puertas del ascensor se abrieron de par en par en el tercer piso del edificio y la pequeña albina salió de este, encontrándose con el chico raro de antes frente a la puerta de su vecino y el hombre al cual admiraba (?) — ¿Cómo te atreves a venir a molestar a Dyl-nii? —Dijo ella, antes de sacar una pistola la cual siempre llevaba y comenzar a dispararle al rubio a diestra y siniestra.
 
Apenas me levanté del sofá, oí unos fuertes ruidos provenientes de afuera de mi departamento, eran disparos — ¿EH? “¡No me digas! ¡Esa mocosa!” Caminé rápidamente hacia la puerta y la abrí de golpe, para ver lo que pasaba, sin embargo no había tenido en cuenta de estaba disparando hacia mi puerta, por lo que me cayeron un par de balines, uno en la frente y otro en el hombro. Sí, balines, aquella niña solía jugar Airsoft conmigo un año atrás. —¡AAAHHHH! —Grité de dolor, llevándome la mano sana a la frente y al mismo tiempo perdiendo el equilibrio y cayendo al suelo, podían no ser balas de verdad, pero los balines sí que dolían y dejaban marcar y moretones por un tiempo. La albina se detuvo por fin y comenzó a disculparse desde el mismo lugar, no se atrevía a acercarse a mí — ¡Dyl-nii! Perdóname, no era mi intensión dispararte a ti, quería dispararle a él —La pequeña estaba asustada y algo nerviosa mientras señalaba al rubio. — Joder ¡No puedes dispararle a quien quieras cuando quieras! él es un amigo mío... —Aún me mantenía tirado en el suelo con la mano sobre la frente, nunca me había caído un disparo allí, pero ahora había descubierto que dolía como mierda —Discúlpate con Tooru y solo vete a casa ¿sí? —Dije mirándola con un ojo, mientras que ella retrocedía y hacia una reverencia. —Lo siento mucho, perdón —Y acabando de decir aquello salió corriendo por donde vino. Los vecinos que tenía al lado habían salido preocupados, pero al entender la situación, volvieron a entrar a sus hogares. Miré al rubio — Esa mocosa… ¿Te llegó a caer algún balín? Si es así, deberíamos ponernos hielo. —Dije mientras intentaba ponerme de pie.


 • Un trato es un trato • Dylan Kuroki & Tooru Honda •


Cosas sensuales:


  
Hablo l "Pienso" l Narro Hyde NPC habla
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
22
Dromes :
37409
Reputación :
20
Mensajes :
117

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un trato es un trato [Priv. Dylan Kuroki]

Mensaje por Tooru Honda Ayer a las 9:24 pm

Estaba esperando a que le abrieran cuando la puerta del ascensor se abrió, no le prestó atención, es más, ni siquiera se había dado cuenta de que se había abierto y no solo eso sino de que alguien caminaba directamente hacia él, por lo que, hasta que escuchó la voz de la chica, volteó, quedando de espaldas a la puerta - Eh? - se autoseñaló parpadeando un par de veces - A quien? - apenas alcanzó a decir cuando, la muchacha le apuntó con un... ARMA?! Los ojos de Tooru se abrieron de par en par, en milesimas de segundo, aquel no grato recuerdo apareció en su mente, pero no alcanzó siquiera a moverse un milímetro cuando comenzaron a 'dispararle', sintiendo un fuerte golpe en el pecho, volteó a mirarse, esperando estar muerto o algo pero, lo que botaban eran balines, uno tras otro ahora en su barriga - De-detente! - le pidio tratando de cubrirse de alguna forma, dandose vuelta pero recibiendo uno en el trasero en cambio - Aah! - gritó, haciendose bolita en el piso para esquivar otro par pero, en ese instante la puerta se abrió, causando que Dylan recibiese aquellos por Tooru, quien se quedó hecho bolita aún, con los parpados apretados hasta que escuchó a Dylan azotar cual res al piso mientras gritaba - Dylan! - le miró con cierto susto pues se pudo haber lastimado más. El moreno regañó a la albina quien prácticamente huyó de la escena del crimen, Tooru así como los vecinos, no estaba seguro de lo que había pasado así que miró con credulidad a la muchacha que desapareció nuevamente en el ascensor - Las niñas a veces dan miedo... - susurró para si mismo cuando recordó que debía ayudar a Dylan, así que se arrastró a gatas hasta donde estaba el chico - Estás bien? - sin darse cuenta sus manos tenían un ligero temblor, y como no, aquello parecía un arma real y... le recordó al día en que murió su hermano... Empezó a sentir punzadas en las zonas en las que recibió los balines - Ah, no te preocupes, creo que no fue para tanto - sonrió un poco nervioso pues aunque no lo pareciera, esas cosas dolían bastante y más porque practicamente le 'disparó' a quema ropa.

Dejó sus cosas en el piso y se puso en posición para que el moreno pudiera apoyarse para ayudarlo a levantarse. Era mucho más grande que él pero, realizaba algunos deportes y sabía levantar cosas más pesadas que su propio ser con poco esfuerzo - Apóyate en mi, te ayudaré - Flexionó ambas rodillas, y se levantó de una, sirviendole como bastón al otro para ayudarlo a sentarse en el sofá cercano. Mirando un poco de reojo por aquí y por allá, estaría entretenido un rato al parecer - Ya comiste? - preguntó al momento en que regresaba a cerrar la puerta y a recoger sus cosas. Se quitó el gorro de la sudadera, sus orejas se mantenían ocultas, su cabello estaba atado en una pequeña coleta, hace mucho que no iba a la estética, quizá por pereza. Levantó la bolsa de comida - Uf, al menos sobrevivió la comida - suspiró y sonrió divertido - Te traeré hielo y calentaré la comida, sip? - miró al fondo, justo se veía la cocina desde allí - Con permiso entonces - le dio la espalda y pasó hacia allá sin esperar la respuesta del otro, como Juan por su casa.

Se sobó un poco el pecho, cómo es que podían doler tanto esos malditos balines? Dejó la bolsa de la comida en la barra y después urgó el refrigerador en busca de hielo, buscó una bolsa y un trapo de cocina para volver a la sala y dárselo al moreno - Te haz aburrido? - preguntó antes de volver a la cocina para poner a calentar la comida, sobándose esta vez la barriga. Justo tenía que pegarle en lugares tan 'extraños' donde no podía ponerse hielo sin quedarse quieto un rato? Si, se los podía poner bajo la ropa por eso no había problema pero, tenía que apresurarse a hacer lo que tenía que hacer, no había venido a descansar después de todo.



I hear your voice
Ficha || Cronologia
© HARDROCK

Habla ff3300 / Piensa / Narra

avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
17
Dromes :
54301
Reputación :
12
Mensajes :
52

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Un trato es un trato [Priv. Dylan Kuroki]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.