image
NORMAS
image
EVENTOS
image
PREMIOS
image
STAFF DE ITR




















Instituto
Takemori
¡BIENVENIDO A A ÉADROM!

¿Estas preparado para escribir tu propia historia en el Instituto Takemori? Adéntrate en el mundo mágico de Éadrom en donde casi todo es posible. Convive junto a otros seres sobrenaturales y humanos. Comprueba si es posible que ambas especies vivan en paz y armonía. Diseña tus propias aventuras, persigue los objetivos que te trajeron hasta aquí y por sobre todo pásatelo en grande! Estas a un paso de formar parte de esta gran historia! Adelante!
¡Felicidades por los 7 años!




















Últimos
temas
¡LA ACTIVIDAD DE
NUESTRA COMUNIDAD!
Últimos temas




















¡Vota por
nosotros!
¡APOYA A NUESTRA COMUNIDAD!



Shiki Topsite!

image

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado La "Reina del cielo" y el "Rey del océano" tras el tesoro maldito

Mensaje por Bloop Brothers el Mar Nov 07, 2017 3:42 pm

Estamos lejos de Eadrom en estos momentos, a toda marcha un gran navío recorría las aguas del océano indico, al sur de su hogar que había marcado un año de aventuras y desastres, la vida de esta entidad dividida era emocionante están siempre alerta a novedades, abiertos a un mundo de posibilidades y que una riqueza como la que esperaban encontrar lograra cautivar su atención y arrebatárselos a la tierra donde caerían. El Capitán extravagante del largo tapado blanco y lentes de sol oscuros estaba en la cabina, arqueando su espalda al joven informático que controlaba desde una serie de computadores portátiles variadas imágenes de mapas y un radar en los clásicos colores verdes que centraban la ubicación -En unos minutos llegamos capitán, el objetivo ya está dentro del rango estimado y parece ser algo extraordinario, enloquece los localizadores y descalibra la señal- una joven promesa en el rastreo y navegación, el informante y encargado del tesoro aguardado al mando de los hermanos mas peligrosos y traicioneros, piratas modernos. Fuera de la cabina varios hombres se enlistaban y preparaban grandes cargamentos de alguna clase de maquinaria con poleas y una serie de motores, el menor y segundo al mando portando unos jeans parchados y una remera agujereada solo estaba vigilando a todos los marines a bordo que cumplieran con su trabajo, dando de tanto unas caladas al cigarro mientras desviaba su fría y tranquila mirada al horizonte, como a lo lejos comenzaban a acercarse a su objetivo, una isla o mejor dicho una formación rocosa extensa que pertenecía a un pequeño apartado del territorio Francés, las dos islas cercanas a Madagascar pero algunos estaban desiertos por su pequeño tamaño “Ya estamos llegando” dijo a sus adentros, la mente la cual Sergei estaba al tanto al observar los mapas electrónicos, sonriendo con gran malicia mientras contemplaba que las pantallas comenzaban a distorsionarse, una serie de barras grises que interfería con la señal de toda tecnología circundante en el radio de 30 metros, la superficie plana y acuática permitía de igual forma ver el destino marcado –Oh claro que lo sé…- dijo el mayor retirando la calibre de su bolsillo, en cuanto en sujeto encargado de localizar el objeto peleaba con hacer andar sus máquinas no pude prever que una bala se le incrustaría en el cráneo, gracias al silenciador nadie prestó atención, además el barullo de toda la tripulación marcaba perfecto el tempo para que ese asesinato no se prevista, pero Raciel sabía lo sucedido, más que nada por la emoción que recorría a su contraparte fijando su atención en la sangre que recorría los mechones dorados de la víctima y lo reflejaba en su mente, el sádico gozando mientras el indiferente se veía forzado a suspirar “Muy pronto” “Oh vamos… Ya cumplió su función” intercambiaron desde la distancia ese pequeño dialogo antes de que con un chasquido sus dos fornidos y altos guardias tomaran el cuerpo y lo colocaran en un baúl en el camerino del capitán y sala de navegación a su vez.


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


-¡Muy bien caballeros!-
decía desde el palco alto de la cabina a través del parlante -¡Revisen lo que es y preparen las maquinas, una vez llegado a la orilla podremos subirlo a bordo! ¡Vayan por el motín, su jugosa recompensa está frente a nuestros ojos!- apagó el micrófono solo para reír cínicamente, en un éxtasis descontrolado mientras el barco dedetenía a unos metros de la orilla, allí donde aún podía estar sin quedar encallado en la ascendente y engañosa arena que rodeaba la isla, la peligrosa ascendente que obligaba a la embarcación a esperar mientras en los botes los temerarios mercenarios y avaros civiles los llevan con su bruta presencia, llegando a tierra firme y seguir la hilera de humo oscuro que asciende al cielo despejado, un hermoso día para descubrir que era lo que tanto llamaba la atención a los hermanos para que movieran toda una flota principada –Todos a los botes, nadie debe estar a bordo- decía seco el segundo al mando arrojando la colilla al agua por la borda –Segundo B ¿No viene?- preguntó el último participe de la misión a segundos de jalar la correa que bajaría el bote –No es necesario…- dijo esto saltando sin más por la barandilla, el iría en persona nadando para encontrarse con los 40 hombres aventureros.

Adentrándose unos metros en la basta madre naturaleza, lograron encontrarlo, algo que a todos dejó atónitos y nadie se animó a avanzar alrededor del cráter salvo el joven de cresta picuda celeste con esa altanera actitud calmada, “¿Qué es?” preguntó el mayor desde la seguridad de la cabina de la flota “Es una… Clase de nave, no es humana… Extraordinario” Realmente lo decía al tono seco y para nada sorprendido “¡Bingo! Nos hemos sacado la lotería, imagínate lo que es vender esa cosa, tráela” “Lo sé… Nada con lo que jamás haya existido en la tierra, sus luces son verdes, su forma es céntrica y su…” “Blah blah blah, está bien, lo llevamos” -¡Traigan las maquinas, nos la llevamos!- ordenó el menor mientras todos los presentes comenzaron a traer las piezas y cuerdas, temerosos rodeando la humeante maquina mientras el menor buscaba entre alguna abertura alguna clase de puerta, sin éxito. Congeló la superficie y con esto los hombres a base de jalones, poleas y maquinarias con ruedas prefabricadas lograban mover el pesado objeto al cabo de dos horas de trabajo… Llevándolo a la orilla lo más pronto con el sudor de sus frentes y la exigencia de sus músculos.

El cielo se oscurecía marcando las 6 de la tarde en esa parte perdida del mundo, tonos rojizos y rosados pintaban el cielo mientras el sol amenazaba con pronto desaparecer en el basto océano “Es la hora” dijeron al unísono cuando los hombres lograron arrastras la maquinaria lo más cerca donde el oleaje cubría la arena, no debían de adentrarla más pues no deseaban estropearla -¿Y ahora cuales son sus instrucciones? Segundo B…- dijo el encargado del grupo mientras Raciel le daba la espalda, fumando y contemplando a lo lejos el barco –Vayan al barco, ahora- Todos mostraban su confusión pero de igual forma abandonaron la carga, comenzando a preparar los botes mientras observaban como su superior se adentraba poco a poco en el océano, caminando calmado con las manos en el bolsillo y eludiendo preguntas, también podía verse que el capitán había saltado por la borda, indicando al parecer un suicidio mientras el agua cubría al menor y desaparecía en el agua -¿Y estos locos?- -¿Qué está pasando?- los civiles quedaron estáticos en sus posiciones, sobre la orilla mientras las olas llegaban hasta sus rodillas, no comprendían como sus superiores “desaparecieron”.

Una risa resonó, grave, retumbante, distorsionada y tan tenebrosa que heló la sangre de todos los presentes, el suelo comenzó a temblar y un remolino cercano en el mar daba salvajes sacudones a la embarcación al son de que esa carcajada aumentaba tan macabra como nadie podía imaginar, se alteraron pero la estúpida naturaleza humana los obliga a mantenerse estáticos al contemplar como dos pilares de agua surgían en las orillas de la isla, luego formando dos manos y antes de que pudieran gritar, se abalanzaron contra ellos, como dos palmas que mataban a las moscas y los arrastraban a las profundidades… Una criatura emergió lentamente, dueña de esa risa mientras la gran melena blanca cubría su rostro pero las contracciones del gran pecho revelaban esa maldad… Bloop estaba complacido, tanto que alzó la vista una vez su cuerpo se encontraba casi fuera del agua, el coloso de casi 20 metros que con una seña de sus manos estiradas condujo una furiosa ola que atrapó los gritos de los desesperados marines, no pudieron escapar, todos fueron arrastrados por la corriente y conducidos a la criatura, que con sus 4 extremidades extras traseras comenzó a atraparlos y arrojarlos hacia arriba, cayendo en unas amplias fauces plagadas de colmillos, dientes tan blancos con aquellos 4 ojos brillantes esmeraldas, una piel cambiante y brillante del mismo color, con tonalidades extravagantes como si de un dios se tratase entre risas.

La masacre cesó, las aguas se calmaron y cada humano en el lapso de 20 minutos fue ahogado (y devorado) pasando por su garganta y alimentando a la feroz criatura, ahora nadando para acercarse al extraño objeto –Es todo mío… Si es verdad, que gran plan tienes… Si- decía pausado entre esas risas, hablando para sí mismo con su poderosa presencia, con una señal de sus manos 5 cadenas de agua emergieron cuales serpientes del océano y capturaron la nave aliengiena, alzándose para no sumergirla en el agua, ayudando a que se abran por la arena hasta estar cerca de la criatura, que con la fuerza de 4 brazos lo abrazaron y levantaron –Mi motín… Que divertido… Tienes razón… Si…- la sádica y tétrica criatura se seguía diciendo, la costumbre de hablar para sí mismo, solo él se entendía y solo él podía comprenderse, el estar dividido lo confundía, pero siendo él se divertía… Observó detenidamente aquel objeto metálico entre risas, girándolo gracias a las cadenas y sus manos.

Im sexy and i know it(?:


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar
Salón : 2 A Dromes : 24881
Reputación : 2
Mensajes : 95
Ver perfil de usuario
Bloop Brothers
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La "Reina del cielo" y el "Rey del océano" tras el tesoro maldito

Mensaje por Tohsaka Rin & Asuka el Mar Nov 07, 2017 11:16 pm

Bosque de Éadrom
Horas antes.
Asuka


-Oye, Asuka. El radar detectó el aterrizaje forzoso de una nave alienígena en el area de Magadascar. Creo que deberíamos ir a hecharle un vistazo.
-¿"Deberíamos"? Puedo ir sola y traerla hasta aca. Me servirá para liberar un poco el stress.
-No te confíes. Puede ser peligroso. Quizás sean más Protoss.
-En serio, no jodas. No necesito tu ayuda. - Decía con orgullo la fémina, quien caminaba con decisión hacia su Evangelion, ahora transformado en una nave terrestre. -Ya verás que mi majestuosa persona podrá llevar con exito esta misión. ♡ - Le guiña el ojo.
-Pero dame las cordenadas si eso te hace feliz. - Su compañero suspiró resignado.
-Esta bien.

Mansión Tohsaka
Éadrom


-No, Chrom. - Hablando por teléfono. -No. No planeo ir al cine esta noche. - Se queda en silencio escuchando. -Si. Ya envié a Akira a ir por ello. Ajá, como gustes. ¡Por cierto...! Cuidado con las ratas... - Leve sonrisa maliciosa.
-¿¡RATAS...!? - La joven de cabellos azabache colgó la llamada y comenzó a reír por lo bajo. Le encantaba hacerle bromas a su querido Servant. Decidió irse caminando por la mansión de camino a unade las habitaciones. Tenía que seguir su entrenamiento, resolviendo acertijos complicados que su padre le había dejado.

Atardecer
En las cercanías de Madagascar.
Asuka


La pelirroja iba feliz escuchando canciones de Nightcore Mix, cantando las canciones por lo bajo. Tenía un casco rojo con orejas de gatito.
"Basura de casco..." - Pensó, cuando decidió enviar un mensaje a Accel que se quedó en el Bosque de Éadrom.

-Bueno, idiota, ve dándome actualización de cordenadas.
-Espera, Asuka.
-¿Qué pasa?
-La nave se movió de lugar.
-Hmmmm... Supondré que el piloto despertó. Que mal. Tendré un poco de acción. ~
-No creo que haya sido el piloto. Teiko detecta algo más en el area. Así que tendrás compañía.
-¿Turistas? No... La nave se movió. ¿¡Qué demonios hacen personas ahí!?
-Arqueólogos humanos, si tienes suerte. Sino, lo mismo que nosotros.
-¡Me lleva la...!
-¿Quieres refuerzos? - La pelirroja se quedó pensativa. ¿Sería un solo enemigo, o una gran armada? Quizás su error fue confiar demasiado en sus habilidades.
-¡La gran Asuka ha sido entrenada para hacer misiones en solitario! ¡Observa y aprende, tonto! - Su compañero suspira de resignación.
-Adelante...

La pelirroja comenzó a sobrevolar el area, para encontrarse con...
-Definitivo, la nave esta cubierta de Hielo. Hay unas cadenas de agua que la sostienen y planean subirla a una embarcación. Alguien está controlando los mares, y ese alguien es... - Le da a Accel un Zoom de la criatura toda rara, de piel turquesa que había allí. -No parece Zerg, y mucho menos Proto. ¿Es algo de este planeta que yo desconocía?

-A menos que no sea algún tipo de Demonio o Híbrido, no parece serlo.
-Entonces, que se defienda bien... ¡Porque la nave es nuestra!
-¡Espera, Asuka! ¡No le dispares todavía!
-¡Ese pensamiento no te llevará a ningún lado!
-¿Y el tuyo si? >.>
-♡

Asuka tomó el mando y haría que se abrieran unas puertecillas que habían a los lados del Eva (con forma de Jet). De allí saldrían unas armas enviando una ráfaga de disparos como si de una metralleta se tratase. "Primero probaremos su resistencia y la forma de maniobrar." - Pensó, dando la vuelta para poder sobrevolar el area nuevamente.

"Es sorprendente como esa... cosa puede mover la nave con tanta facilidad. ¿Estará controlando todo el océano, o usa su propio poder para crear agua y camuflagearla con el mar...?" - Se mantuvo hechando un vistazo alrededor. Notó un buque, pero no veía personas o aliados de la criatura en la cercanía, tampoco víctimas, y el radar de su Eva no detectaba seres vivientes. Por suerte tenía un Escudo de Plasma que la protegería. Tantos viajes por el espacio... Algo tenía que robarle a sus amigos, los Protoss.

Ese nuevo "amigo" de alla abajo no parecía ser de las dos razas ya mencionadas, ni Proto, ni Zerg, y con suerte no era un ángel de los que atacaba en su planeta. Esas criaturas temerarias que buscaban erradicar la "humanidad" en Siloh y empezarla denuevo. Quien sabe porque razones querrían hacerlo, pero ahora estaba conociendo al enemigo. Destruír, o tomarle el pelo a la criatura para secuestrar la nave con sus habilidades de magnetismo. No sabía si podría hacerlo, pero nada le costaba intentarlo. Sería buena idea para salir del lugar y regresar a Éadrom, pero la nave parecía ser muy pesada. No tenía de otra que quitarle la nave a la mala. Querían estudiarla, robar la tecnología que pudiera y vender los restos para tener más dinero, o simplemente reciclarlos y usarlos para algo mejor.

-Primera ráfaga de ataque enviada. Dame cordenadas y cuida la retaguardia. - No le dió tiempo a decirle "idiota" porque estaba muy concentrada en la criatura de abajo.

-Entendido... ¿No que no querías ayuda?

-¡Callate y haz lo que te digo!

Solo quedaba seguir con las manos en la nave y estar al tanto para maniobrar el contra-ataque de la criatura, si alguno.

------------------------------------------------------

-Evangelion Unidad 02:

El Eva 02 es el arma más destacable de Asuka. Aunque aparentan ser robots humanoides gigantes, los EVA son en realidad semicibernéticos, integrando un ser biológico (Zerg) con infraestructura mecánica, polímero flexible y armadura. Este robot es un diseño mejorado y perfecto a diferencia de las unidades 00 y 01. El Eva 02 tiene armas especiales, como baterías, lanza espinas retráctiles en los hombros, 2 bazookas, cuchillos progresivos extensibles diferentes al de otras unidades, una lanza retractil. También tiene un escudo de plasma que lo cubre por completo, aunque este escudo puede romperse. El escudo de plasma puede recargarse para ser usado en otra ocasión. El Eva 02 tiene salidas de emergencia que ayudan a Asuka a salir expulsada del Eva02 en caso de emergencia. El alma de la madre de Asuka (Kyoko Zeppelin Sohryu) está atrapada en este Eva, aunque Asuka de momento no tiene conocimiento de ello.

El Eva 02 mide 35 metros. Tiene cuatro ojos en su rostro. Un casco protector que tiene piezas móviles. A veces las piezas móviles del area de los ojos se mueven para mostrar ojos reales.

Es un arma dedicada al combate físico y de distancia. Puede cambiar de forma para convertirse en cualquier medio de transporte: Barco, motora, avioncito, nave espacial, etc, siempre y cuando su tamaño máximo sea 35 metros.

Al convertirse en una nave espacial (para ser usada en el espacio) tiene armamento diseñado para el ataque. Viaja a gran velocidad. Lanza rayos lasers, dispara a gran velocidad.


-Rin habla // "Rin piensa" --- -Asuka habla // "Asuka piensa"

Código:
Rin: [color=#9900ff] [/color] // Asuka: [color=#ff0000] [/color]


"If you've got no way to fight, you're just getting in the way! If you're killed without accomplishing anything then you'll have died for nothing!"



○ [Tohsaka Rin] ahora es [Tohsaka Rin & Asuka]
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 30703
Reputación : 10
Mensajes : 119
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La "Reina del cielo" y el "Rey del océano" tras el tesoro maldito

Mensaje por Bloop Brothers el Miér Nov 22, 2017 7:54 pm

No muchas veces la gran criatura era tan vivida para presenciar cosas ajenas, su oído, sus sentidos y todo lo referido eran por costumbre mucho más lentos si algún objeto o presencia se acercaba, contando que estaba mucho más entretenido en inspeccionar su nuevo trofeo, realmente revisaba si había algún otro bocadillo por dentro que pudiera saciar aquellos dos grandes estómagos generados por la fusión, más de una docena de hombres no bastaban con satisfacerlo, sin contar que esa mente una vez estando completa solo cruzaba el cálido y gustoso sabor de la sangre, el crujir de los huesos no era problema para esa gran boca, sus poderosos colmillos de criatura eran agraciados hasta para poder comer toda una embarcación, pero que pena que luego cuando esté en tierra firme el acero y la madera afectasen a sus queridos alter egos representados por los hermanos hace poco… Que no sea nada desconocido para la identidad de Bloop, la gran criatura de piel fogosa en colores cambiantes de verdes brillantes oscura y clara, melena blanca y alta alborotada y 4 ojos cuales esmeraldas que se juntaban en el extremo de la nariz puntiaguda oliendo y examinando de cerca gracias a sus variadas extremidades toda la nave escarchada gracias a sus poderes, tampoco se derretiría mientras a fría tez rozase su preciado tesoro, envuelto en las poderosas garras del coloso… Siendo los piratas estaban interesados en el valor que sugeriría en el mercado negro, alguna subasta también, después de todo si el gobierno lo ocupará… ¿Cuánto podrían pagar? No es cuestión de zumos, para este ser era divertido el acechar a lo ilícito todo el tiempo posible.

Por momentos encontró tras la capa helada lo que sería una clase de cristal circular -¿Hooola? ¿Por qué no te me muestras? Vamos… Vamos… Si- se decía divertido entre un constante temblar de la garganta ante la risa, esa voz tan exótica y extraña que retumbaba la tierra de la isla cercana, un tono de voz alto y apreciable, la risa era quien destacaba, constante, maliciosa y solo con al expresa oscura intención de saciar el apetito antes mencionado, mientras levantaba lentamente uno de sus brazos y con el dedo índice golpeaba divertido el cristal, era duro y resistente, su fuerza natural no podía romperlo, tampoco se veía con tanto ímpetu ya que prefería no dañar su mercancía. Acercó su boca y comenzó a roer esta misma estructura, ladeando el rostro para ver su la punta de los colmillos podían intentar abrirlo mientras jalaba con la inercia un poco más abajo pero que no llegase a la superficie acuática, esfuerzos en vanos pues terminó con un gruñido y girando con toda la paciencia hacia el barco –Si tienes razón… Llevémoslo al barco… Si… Para después- inexplicable su forma de hablar, la soledad de la criatura pero desde otro punto acompañada por su misma presencia.

Llegó el momento en el que se enfrentan nuestros reyes, desconociendo la situación, el agua comenzó a temblar a unos metros de distancia -¿Mmnh..?- tan lento como pudo giró apenas el rostro para ver como unos puntos batallaban contra esta, poco a poco como picones acercándose a la criatura. Reacción muy natural de Bloop era abrir esos 4 ojos y dilatar sus pupilas, el peligro era algo que pocas veces sentía, siempre lograba transformarlo en la excitación y la adrenalina de verse libre de que contemplen una naturaleza tan desconocida por él como para otros. Instintivamente mantenía la mirada fija en esas pequeñas explosiones que se aproximaban, bastó con que una de sus manos ocultas en el agua se elevara y tomasen el control de una gran porción de masa acuática, una gran ola estática que se levantaba y cubría semi-envolviente el gran cuerpo. Las balas cual metralleta golpearon contra esta pero la densidad las obligaba a detenerse y no perforar el espeso manto manteniendo segura a la criatura, era lenta y de pocas luces, pero como un animal se guía por la adyacencias básicas, él actuaría de igual forma, al son de esa tétrica risa tanto burlona como desafiante al misterio que producía la lluvia de balas de las que se ocultaba –La-la-lá~- jugueteó con una carcajada aún mayor –No te escucho… Sí, es perfecto… Sí, tienes razón- decía casi conteniendo ese agudo entre la risa mientras ahora cerraba su puño y lentamente la capa de agua que retenía las balas se congelaba, una capa de escarchas que gracias a esta misma en el movimiento de lo que sea que lo atacase (Ya que no lo divisaba) la ola crecía envolviéndolo en una cúpula.

El mar es su arma, en su territorio daría batalla sin contar las debilidades que poseía al ser una arcaica criatura, pero era incitaba a caer en la demencia ahora contrayendo sus 4 pupilas mientras estaba en esa copa escarchada, reteniendo cada bala pero resquebrajándose, mientras más disparaba mas la agrietaba y solo eso aclamaba al juego perverso de la criatura elemental –Oh si… ¿Qué será, que será?... Es cierto Bloop ¡Que emoción!- no se molestaba en contener esa actitud infantil, con solo dos brazos tomando la nave y apresarla en un abrazo cuan niño posesivo a su abdomen, levantó sus dos manos principales dentro de su prisión y cuando las grietas eran suficiente ruidosas abrió ambas palmas y estas se dividieron en un campo de esquirlas heladas flotantes a su alrededor, ahora contemplando en el cielo y develando su forma, mostrando de dónde provenía su risa y ese rostro marcado por el énfasis -¡Vaya que guapo eres… Sí, bien dicho!- el descaró aclama a una amplia sonrisa mientras soltaba su larga lengua anfibia, metros de escurriendo saliva por esta mientras levantaba las manos y esas puntas de flecha de abalanzaba al objetivo, disparadas a gran velocidad, esquirlas puntiagudas y grandes que se dirigían a penetrar la armadura del objetivo…

Sea cual sea la acción contraria, ya estaba equipado, pues con dos manos libres, las traseras que se desplegaban por debajo del agua comenzaron a recrear unas cadenas de agua, que rodeaban en un buen radio a Bloop, dispuesto  capturarlo y que se ocupasen de dispararse a donde se dirija el otro gran coloso no identificado -¡Vamos!... Bailemos… Sí… Me agrada.. A mi también… ¡Sí!-


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar
Salón : 2 A Dromes : 24881
Reputación : 2
Mensajes : 95
Ver perfil de usuario
Bloop Brothers
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La "Reina del cielo" y el "Rey del océano" tras el tesoro maldito

Mensaje por Tohsaka Rin & Asuka el Jue Nov 30, 2017 1:31 pm

Madagascar

Sobrevolaba los aires con su Eva rojo versión jet de guerra. Bajo ella había una criatura extraña de peligrosa apariencia. Era fea. ¡Feísima! Horrenda. Tenía buena musculatura, cuatro brazos, y como temía, tenía control sobre los mares. No era la primera vez que se enfrentaba a criaturas acuáticas, pero esta era diferente. No era unonde esos "ángeles" que atacaban Siloh, tampoco era una criatura marina conocida, no era un tiburón ni un Zerg acuático. Asuka no tenia planes de dejarse vencer, mas le trataría con respeto. No iba a confiarse y perder la nave que la contraria había envuelto en una capa de hielo.

Observaba lo que hacía la criatura desconocida. Estaba intentando abrir la nave, como si buscara lo que estuviera dentro. La pelirroja se preguntaba si el piloto estaba vivo, aunque no era como si le importara tanto. Lo que ella quería era lo material, la tecnología que pudiera sacarle y el dinero que pudiese ganar.

La voz de la criatura retumbaba en el lugar, como si de un Dios en los cielos se tratase, solo que este "dios" estaba en los mares, impartiendo crueldad a quien se cruzara en su camino. Hablaba sola, o quizás meditaba, o pensaba en voz alta, ella no lo sabía. Fuese lo que fuese, Asuka pensaba que era peligroso porque era uno de esos enemigos que podría explotar en furia.

-Maldita sea... ¡Maldita sea! - Golpeó el asiento piloto con su puño. -¿¡Viste eso!? ¡Detuvo mis balas con el agua!
-Lo mejor será que no pelees cerca de la costa.
-¡Ya se! Voy a bajar y le voy a meter la lanza por el c...
-Espera, antes que hagas algo como eso... - Entonces el desgraciao si apoyaba tal acto de desfachatez. (?) -Prueba dispararle por la espalda. Noto a la criatura algo "ida" de la realidad. Quizás no se de cuenta. Solo no te confíes.
-Tsk... Ok.

La pelirroja voló con su nave hacia tierra firme a espaldas de la criatura, a metros alejada de los mares, para darse tiempo a reaccionar en caso de que algo malo pasara. Su Eva iba cambiando de forma, transformándose así en el Evangelion-02, con 35 metros de altura. Su mecha tenía Escudos de Plasma como defensa, pero igual no quería arriesgarse a quedar congelada como esa nave prisionera que venía buscando y mucho menos quedar "atrapada" en el terreno enemigo. Su compañero le dió un mapa de donde sería buen lugar para el aterrizaje.

-Dispara a las piernas...
-¡Quiero su cabeza, a lo Zombie! Así termino el trabajo rápido
-No parece ser del tipo que vayas a decapitar con facilidad.
-Lo se. - Ella tampoco era una novata en guerra, pero igual tenía ganas de reventarlo. Además de que se necesitaba un poco de comunicación cameo entre estos dos... ¡No mientas, usser! ¡Ya te metiste en la historia!
-Mira, disparale a las piernas para que disminuyas su velocidad.
La criatura parece lenta, o se está tomando su tiempo. Aprovecha su sobre-confianza.

-Roger!

No era fácil para el pobre Accel tener que bregar con el loco dentro de él, y ahora con Asuka. (?) Tan pronto aterrizó, dos Bazookas saldrían de los hombros de la maquinaria "humanoide" y abriría fuego a las espaldas de la criatura. Quería que el ataque le cogiera desprevenido. Las balas de Bazooka eran más pesadas a diferencia de las balas anteriores, así que estas no se quedarían atrapadas en el agua con tanta facilidad

Así que tal y como hacía en Siloh bajo órdenes de la Capitana Katsuragi, Asuka siguió las direcciones del idiota. Las Bazookas salieron de los hombros del Eva cuando este puso los pies en el terreno, y una ráfaga de balas serían disparadas al enemigo. La mayoría de las balas de bazooka irían a las piernas, algunas para dar en el objetivo, otras darían un poco alejadas de él, apropósito, en caso que el monstruo decidiera moverse de lugar para defenderse. Con esto cubriría el campo y habría una mayor cantidad de terreno cubierto. Además de que también buscó darle balazos en la espalda (alrededor de tres), y una bala para la cabeza, así se bajaba el capricho de darle un Head-Shot.

Las balas de Bazooka impactarían y explotarían, levantando una cortina de humo inmensa al haber sido muchas. Como efecto secundario, la explosión y el candente fuego se encargarían de hacerle daño al enemigo, dejandole quemaduras serias si la criatura no se defendía de alguna manera.

La pelirroja no quería sorpresas, así que activó modo de visión especial para ver a través del humo. No veía a la perfección, pero si lonsuficiente para mantenerse a salvo.

-Me lo quiero cargar...
-....... - Pensativo. -Toma la nave tan pronto tengas oportunidad, y vete  
-¿¡Retirarme!?
-Ganaremos cuando tengamos el objetivo. Hazme caso. Recuerda por lo que vinimos.
-Tsk...

Mansión Tohsaka
Éadrom


Una gran mansión, era ahí donde vivía la hermosa fémina de cabellos azabache. Estudiosa, decidida, adinerada y llena de energía. Su hambre por tener todo el conocimiento del mundo le daba motivación para seguir adelante. La familia Tohsaka y su lema por no entablecer relaciones sentimentales con nadie. Su padre podía seguirlo, pero, ¿sus hijos...?

Rin había logrado salir adelante siguiendo con respeto a su padre, pero a la misma vez, quería ser ella misma. Sin embargo, ahí estaba. Viviendo en una mansión tan gigantesca, tan adinerada. Tenía todos los lujos que una persona pudiera tener. Pero faltaba algo... Algo... Algo que se negaba a admitir.

Bajaba los escalones con su estilo caracterizado como tantas veces los había bajado. Había perdido la cuenta de cuantas veces subió y bajó por allí. Toda su vida lo hizo, y al parecer, toda su vida lo haría. Retratos de la familia estaban colgando de los pasillos. Akira, Asuka, Sakura, sus padres y la mismísima maga de fuego. Pero sus ojos estaban vacíos. El resonar de sus suaves pisadas no se hacía presente. Denuevo se había perdido en ese vacío familiar que tanto le faltaba.

Llegó al último escalón y observó a su alrededor. Pudo observarse a si misma de niña corriendo con alegría por la habitación, retando a su hermana para que le atrapara. Asuka le seguía para capturarla y halarle las coletas, Akira les seguía con una sonrisa, y la pequeña Sakura se mantenía cerca, tomando la mano de su herma o mayor, sonriendo divertida para unirse a las otras dos tan pronto llegaran a los jardínes de la gigantesca Mansión.

Recuerdos y añoranzas. Sonrisa nostálgica. No tenía fuerzas para seguir... Quería desplomarse y llorar. Se había sumido en la nostalgia al estar sola, denuevo. Ya no recordaba que era socializar. Solo estaba ella, su fuerza interior, su destruido corazón, y el golpe que recién se acababa de dar en el dedo chiquito del pie con la esquina de la pata de la mesa. Solo ella, las lagrimitas que comenzaron a formarse en sus ojos. Solo ella, y su ahora nuevo dolor...

-¡¡¡HAHAHAHAHAHAHAHAHAHA!!! - Y ahora solo le quedaba reír para no llorar. -¡¡¡MALDITA SEAAAAAAAAA!!! - Y se fue dando saltitos agarrando su pie para intentar mitigar el fatídico dolor.


-Rin habla // "Rin piensa" --- -Asuka habla // "Asuka piensa"

Código:
Rin: [color=#9900ff] [/color] // Asuka: [color=#ff0000] [/color]


"If you've got no way to fight, you're just getting in the way! If you're killed without accomplishing anything then you'll have died for nothing!"



○ [Tohsaka Rin] ahora es [Tohsaka Rin & Asuka]
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 30703
Reputación : 10
Mensajes : 119
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La "Reina del cielo" y el "Rey del océano" tras el tesoro maldito

Mensaje por Bloop Brothers el Sáb Dic 09, 2017 5:55 pm

-Mmmm?.. ¿Y ahora que hace?- musitaba la criatura lentamente ya habiendo sacado a relucir el acorazado de esquirlas vio como lo esquivaba, lentamente girando su cuerpo, con dos manos aun en alto para mantener las cadenas de agua, como si fuese un sistema solar, en la órbita de su eje, sus ojos buscaban solo a esa gran criatura, el guapo titán que sin razón aparente en la mentalidad de Bloop comprendía el por qué se sentía atraído (? Simple respuesta –Muchos tiempo… Sin encontrar algo… Tan grande- la carcajada de la grave y lenta voz mientras sus hombros se relajan y contraen acompañando el compás de la ronca voz –Serás mío… Si, tienes razón Bloop… Si, bien dicho- repetía en la maldita manía de que alguien apoyara sus nociones, la mescolanza de la mente centrada y ahora desviada a como el cuerpo ajeno preparaba lo que parecía ser una clase nueva de armamento. La criatura ladeó el rostro, exhibiendo la bípeda y larga lengua recubierta de hilos de babas entre esa blanca sonrisa, afilados dientes en el cinismo de sus facultades mientras saboreaba el próximo accionar ¿Nuevas armas para él? Mayor diversión, pues sus cadenas cuales serpientes danzaban en el aire, naciendo del gran océano cual tenía control y total libertad dentro de la limitación de su control masivo en el agua.

Tomó todo el tiempo y paciencia en terminar de girar el colosal cuerpo, una piel tan brillante en tantas tonalidades de verde, cambiante salvo las partes más oscuras, dos de sus seis manos estaban inutilizadas, pues abrazaban con fuerza la nave escarchada, su preciado motín que no dio a colocar en el barco aún, pues su nueva “cita” lo estaba distrayendo en estos momentos. Los hombros del contrincante se desprendieron, dos torpedos los cuales Bloop no se resistiría -¡A ellos!- retumbó la sonora voz, tenebrosa en el inentendible de la fuerza y poderío de las cuerdas vocales por su tamaño; Sus cadenas obedecieron, se alzaron rodeando las bazookas, cual esclavas capturandolos y con el accionar de sus manos; De alzadas a impactarse en la superficie acuática, las cadenas jalaron ambos proyectiles de gran magnitud bajo el agua, directo en el océano a cada lado de la criatura, pues las “Deep sea Chains” una vez que capturan su objetivo señalado en el dominio del agua descienden hasta lo más profundo del océano y allí explotan a mitad de camino al cerrar sus puños y forzar a estallarlos, el humo escapaba en burbujas de la superficie contaminando el ambiente, pero esto no detenía ningún tipo de accionar. Una gran burbuja, mayor a las otras se generó, un estallido que encapsulan el rojo y el fuego del daño,  se generó justo en el frente de la criatura mientras sus dos fracciones libres pataleaba hacia atrás en cortos y lentos movimientos, aprovechando la gran ebullición de esa gran burbuja marina que ascendía reprimida en el olor de la pólvora, alzó las manos y creó otra barrera, una densa pared que al igual que la anterior, alzándose gracias a la fuerza de la implosión, controlada en el sofoque del peso del mar, la astucia no era relevante, aquí era la adrenalina que recorría al coloso, la adrenalina y el instinto al estar en su hábitat, sus dominios -¡Soy el rey del océano!.... Serás mi rey de los cielos…- dijo burlonamente tras otra carcajada, aun con aquella lengua paseándose alevosa tras la cortina de humo la cual se apreciaba el paredón.

-¡ANDA DISPARA MÁS!¡No me tocaras… No aún!- y sus manos cuando se alzaron y tensaron tras absorber todo fusil que amenazaba y atenta a su cuerpo, el paredón se curvó siguiendo la onda de sus manos, palmas que comenzaban a mirar hacia abajo y los brazos a descender lentamente. El paredón ahora era una ola… Una imponente ola de más de 25 metros que sobrepasaba la altura misma de Bloop -¡Gracias!¡Tus juguetes alzaron el agua… Me has ayudado!¡Tonto!- el insulto infantil al son que dio a relucir un gruñido, uno feroz tal aparente de lo bélico mientras la ola ahora se dirigía a la costa, el océano en sí comenzaba a alterarse, temblando en olas más chicas pero chocando entre sí, la sinuosa masa acuática al sentir a su rey y su conquistador. La gran ola impactó contra el ser grande, pero lo que no esperaría es que mientras esta chocara y arrasara la arena, los árboles y todo lo posible que se hallara en las costas, las extremidades sobrantes, aquellas que estaban bajo el agua se asomaron generando las “Second hands” en la misma ola, tras impactar no arrastraría el gran cuerpo de ese oponente, pero luego se convirtieron en dos manos y lo capturaron cerrando sus puños como un muñeco -¡Ve aquí!¡Ven conmigo!- y esas dos colosales obedecían el accionar de las mismas manos de la criatura, juntándose para presionar su cuerpo, intentar atraerlo en el forcejeo usando la densidad y la fuerza del mismo océano -¡VEN!¡VEN!- lo incitaba provocativamente mientras más succionaba, más presionaba ese cuerpo y la sonrisa se marcaba en el desquicie, abrazando con fuerza la nave escarchada, su emoción tonta e impulsiva no prestó atención al crujir de la escarcha, estaba partiendo en dos, dando a retorcer la misma nace contra su pecho -¡Me estoy emocionando! ¡¿QUe eres?! No importa... Abriré tu cabeza a la fuerza y me comeré tu carne... Tu saboreare... Sí sí!- su emoción crecía y el hielo se despedazaba entre sus brazos ante eso, las risas se acrecentaban, gruñía en el jalar de ese cuerpo, queriendo hundirse lentamente y abrazarlo en las frías agua de las profundidades.


Deep sea Chains:

"Te arrastraré al fondo"
Un chorro de agua es disparado, cuando impacta en el suelo se convierte en una cadena que se incrusta y desaparece, en caso de capturar un objeto el agua lo envuelve y forma la figura de unas cadenas, Bloop dara un jalón para que la cadena se acorte hasta su posición y golpeara lo que sea atrapado.
~Efecto y Daño(colateral): Inmoviliza al objetivo y lo atrae de un jalón para aplastarlo contra la superficie de agua (Daño del 30% usando toda su fuerza física en un puño)
~Alcance: 15 metros
~Recarga: 4 posts


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar
Salón : 2 A Dromes : 24881
Reputación : 2
Mensajes : 95
Ver perfil de usuario
Bloop Brothers
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La "Reina del cielo" y el "Rey del océano" tras el tesoro maldito

Mensaje por Tohsaka Rin & Asuka el Miér Ene 03, 2018 12:03 pm


-¡Soy el rey del océano!.... Serás mi rey de los cielos…-

Sonrió de medio lado. La criatura tenía razón en algo: Asuka era la Reina de los Cielos y de todo aquello que se propusiera. Sin embargo, el monstruo marino había errado en algo: La pelirroja no era de él, ni de nadie. Su espíritu era indomable, como el fuego. Pero aun siendo fuego, no significaba que las llamas serían apagadas por el agua.

"Las llamas del Fénix no se extinguen."

-¡Lo sabía, estúpido Accel! ¡No importara cuantos metros me adentrara a Tierra, esa maldita cosa ya creó un Tsunami!

-No arriesgues más. Si no tienes forma de combatirlo, retírate.

-¿¡QUÉ!? ¿¡Y dejarla con MI tesoro!? ¡Además, tu fuíste el idiota que me envió acá! - Refiriéndose al aterrizaje.

-¿Qué es más importante? ¿Tu vida o tu orgullo?

No respondió a eso. Ella muy bien sabía lo que quería: Sobresalir. Sería una vergüenza regresar con el rabo entre las patas. Ella, la mejor piloto, ¿volver atrás sin nada? Que otro hiciera su trabajo y le reemplazara; Que fuera olvidada. Eso era un rotundo y definitivo no. Además, no quería ahora salir con excusas baratas. Si comenzaba un trabajo, le gustaba terminarlo, no retirarse sin haber hecho nada.

-Accel...

-Perdón por meterte en esto. Debí acompañarte.

-¿¡Qué te pasa, idiota!? - Sonríe. -¡He salido de peores! ¡No lo olvides! ¡NUNCA lo olvides! ¡Soy tu mejor integrante!

Entonces el pelinegro se daría cuenta de algo: La Gran Asuka había dicho las mismas palabras el día que coincidieron en el laboratorio. Con la diferencia de que esas palabras no se las había dicho a él, sino al científico loco. ¿Era verdad lo que decía? ¿Acaso se refería a la seguridad en sí misma, la lealtad? ¿O solo lo hacía para inflar aún más su ego? ¿Hasta que punto se podría confiar -o no- en ella? ¿Tenía ese mensaje doble sentido o era así de sencillo? ¿Se estaba despidiendo?

-De todos los Capitanes que he tenido, tu has sido el peor. No lo olvides... - Llevó su mano a las comunicaciones. -Idiota... - Cortó comunicación con el pelinegro. Cerró los ojos con una sonrisa en el rostro, recordando los momentos alocados que había tenido con esos dos: Los golpes que le había dado a Venom, muchas de las veces lo había golpeado por nada. Literalmente Venom podía estar tranquilo tomando sol, y ella venía a golpearlo. Quizás en venganza, quizás para llamar su atención, las razones por la que lo golpeaba eran todo un misterio que solo ella comprendía. Pero había algo cierto: Se divertía haciéndolo.

Y en cuanto a Accel, amaba insultarlo. Desquitarse con él había sido como una terapia para su persona. Si, todavía tenía mucho odio en su interior, pero peleando con ambos el odio la mantenía viva, la hacía vivir. Sus sentimientos negativos eran un arma de doble filo. Fueron segundos de recuerdo. Golpizas y momentos en los que estuvo a punto de besar al idiota de pelo negro, pero terminaba alejándose de él discimulándolo con un bofetón o un golpe de los que normalmente le daba.

"Basta de sentimentalismos. Soy una maldita chica fuerte. Saldré de aquí con la nave, destruiré esa criatura, y le demostraré a esos dos malditos que no pueden vivir sin mi."

Sonrió de medio lado. Tomó el mando de su nave. Esta vez lo haría como siempre había sabido hacerlo: Sola.

No le había dejado recado a Venom. Hacerlo sería como estarse despidiendo, como haberlo dicho todo y no tener razones para regresar. Ella se obligaría a volver atrás con la nave escarchada y con vida. Y cuando regresara le diría a Accel: "Te lo dije, idiota." seguida de una putiza de bienvenida para Venom. Tampoco era de estar con sentimentalismos inutiles, eso solo nublaba el juicio de un guerrero. Tenía metas por cumplir antes de morir: Ser la mejor piloto, crear las mejores armas, liberar su planeta de La Confederación, tener su propio ejército, conocer la verdad sobre lo que le pasó a su madre, tener sexo con un hermoso hombre fuerte, de dinero, que la amara y le diera todo porque ella no sabía, no debía y no podía amar. Sin darse cuenta, o quizás, sin querer admitir que probablemente ya tenía ese hombre en su vida. Algún idiota que no limitara su libertad. Y por sobretodas las cosas: Humillar a Rin y demostrarle que ella era mejor y más capaz.

-¡Gracias!¡Tus juguetes alzaron el agua… Me has ayudado! ¡Tonto!-

"Si así lo quieres.
Si así tanto lo deseas.
Juguemos dentro de tu arena."

Flashbacks:

"No es la primera ni será la última vez que esté sola..."

La gran Asuka corría por las calles del planeta Terran que había sido infectado, escondiéndose detrás de una pared destruída.

"No es la primera ni la última vez que los refuerzos no lleguen."

Las criaturas, los Zergs la tenían rodeada. Diferentes clases, diferentes tipos. Su arma de largo alcance ya no tenía balas. Se quedó en medio de todas aquellas criaturas que le rodeaban por tierra y por aire, dispuestos a darle un final como lo habían hecho a sus compañeros y a los cobardes que huyeron.

"Era una niña indefensa que había sido preparada para la Guerra. Pruebas de Laboratorio, conejillo de indias. La única que pudo ver a través de La Confederación, porque los demás estaban muy ocupado cagándose en sus pantalones o siguiéndo instrucciones."

Presente:

Las olas golpeaban al Evangelion 02 una y otra vez, pero la máquina se protegía con su Escudo de Plasma, así que se mantenía firme en el lugar. La naturaleza en los alrededores estaba siendo devorada por los poderes del temeroso ser.

-¡Ve aquí! ¡Ven conmigo!- y esas dos colosales obedecían el accionar de las mismas manos de la criatura, juntándose para presionar su cuerpo, intentar atraerlo en el forcejeo usando la densidad y la fuerza del mismo océano -¡VEN!¡VEN!-

"Pero pude ver algo..."

-¡Me estoy emocionando! ¡¿QUe eres?! No importa... Abriré tu cabeza a la fuerza y me comeré tu carne... Tu saboreare... Sí sí!-

"Ese día, la indefensa y valiente niña pudo hacer algo para salvar su trasero..."

Spoiler:

Pasado:

-Mamá...

Los Mutalisk preparaban sus garras para caer en picada hacia ella.

-No me abandonaste, ¿verdad?

????

-No Eres querida. No Eres amada.

"Solo pensé en mi madre y me puse en su lugar. Todas las misiones que ella había tenido que pasar sola... Ahora me tocaba seguir sus pasos. Mi madre fue mi mayor motivación y..."

-Mi camino no termina aquí... - Sus ojos brillaron de verde y los objetos metálicos a su alrededor comenzaron a temblar. -¡¡¡LA GRAN ASUKA QUIERE SER LA MEJOR GUERRERA!!! ¡¡¡NINGUNA CRIATURA FEA ME DETENDRÁ!!!

Los objetos saliero disparados y lo demás fue historia.

Los terranos volvieron para encontrar una niña inconsciente en el suelo.

Presente:

-Anda. Saboréame. - Mencionaba con un tono de voz bajo, sádico, mientras dejaba que el agua arrastrara a su Eva contra la criatura, pero no para el fondo del mar, sino para al frente. -Abre mi cabeza. Come mi carne. Veremos si seré tu último almuerzo, hijo de perra...

Llegando cerca de la criatura, utilizó su poder base: El Control del Magnetismo. Asuka se dió cuenta que el hielo en la nave estaba agrietándose así que haría uso de sus poderes mentales para controlar el gran objeto. La criatura estaba concentrada en ella, pero se había olvidado por completo del objeto que traía en manos, o eso parecía.

Así que dejó que la criatura la arrastrara hacia ella y aprovechando el impulso del arrastre, sacó una lanza gigante (tamaño proporcional a su Eva) de su arsenal. Hizo girar la lanza.

Y ahí es cuando venía el factor sorpresa: Utilizó su Control del Magnetismo para tratar de romper la nave y que salieran picos de metal disparados del hielo, con el fin de atravesar la criatura.

A la vez que utilizó la lanza con planes de enterrársela en el abdómen.

La criatura tenía que defenderse de dos cosas a la vez. El ataque de distracción y el ataque de lleno.


-Rin habla // "Rin piensa" --- -Asuka habla // "Asuka piensa"

Código:
Rin: [color=#9900ff] [/color] // Asuka: [color=#ff0000] [/color]


"If you've got no way to fight, you're just getting in the way! If you're killed without accomplishing anything then you'll have died for nothing!"



○ [Tohsaka Rin] ahora es [Tohsaka Rin & Asuka]
avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 30703
Reputación : 10
Mensajes : 119
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La "Reina del cielo" y el "Rey del océano" tras el tesoro maldito

Mensaje por Bloop Brothers el Vie Feb 16, 2018 12:55 am

Ese frenesí, esa imparable imaginación que empuja a la criatura a tentarse, a que de sus grandes colmillos perlados en punta escurra aquella densa saliva en su risa, la retumbante voz perpetua en el cinismo y la maldad que solo un ser de su gran magnitud podría provocar, un perpetuo trueno que ruge en el mar, junto con la furia de las olas impactando contra esa armadura, las burbujas, aire que escapa de cada fracción o abertura del gran rey celestial, ahora sucumbiendo al poder del océano, su fiel arma que todo lo quiere, todo lo desea y todo se lo devorará. Más ahora era un juego, mientras el falso resonar de las cadenas cristalinas ayudaban capturándolo, atrayéndolo cual succión directo a Bloop. -Tanto tiempo … Sin un titán que me desafíe… ¡Estoy emocionado!- Y mientras más sus manos se cerraban y jalaban en el control del agua, más apretujaba en otras extremidades la nave, la fricción que ejercía contra su pecho obligaba a que las esquirlas se agrieten, se partan y en ese chasquido cual vidrio destellando en pequeñas implosiones figuraba el brillar cromo de la nave, el radiante tesoro que es codicia, tanta que pareciere una burla en reclutar “ayuda” ya que esta ahora se veía extinta y la misma criatura fue causante de las perdidas, pues su aliento desprendía la esencia de muerte y como ansiaba Bloop que la cabeza de ese gran coloso, criatura que en toda su existencia (O sumergido profundo y muy bajo de un pasado incierto) ha de contemplar, un igual o siquiera un guerrero para hacerle frente, más eso solo era para inspirarle, ver como lentamente era absorbido, hasta notar como el calor del gran cuerpo metálico climatizaba y cambiaba la temperatura de su preciada masa acuática -Vamos…- un último susurro mientras su larga lengua repasa labios y dientes, deslumbrando ese deleite al afán de la pelea… Más de la nada un ligero temblor provocó, un accionar, un cambio que solo el agua podía otorgarle, en su terreno notaba un cambio mucho mas violento y era cuando las cadenas temblaban tenzandose en el intento de arrástralo a las profundides, su mueca se torció en disgusto y fue cuando algo no le agradaba, el forcejeo era su adrenalina, pero como él había utilizado a su favor la habilidad enemiga, esta vez era el celestial quien utilizaba las manos, dejándose arrastrar por la corriente, como un canal directo a su localización.
-Si te resistes… Más desearé… ¡DEBORAR TU CADAVER!¡SI, SI!-

El aliento de la bestia(?:
Ambientación:

Un opbjeto metálico es imposible de divisar a esa velocidad, cual torbellino que se refleja cual espejo en los 4 ojos esmeralda de la bestia, su lívido aumenta más esta vez la ira y un incontrolable poder revoluciona su sentir, las motas metalizadas de su piel, aquellos reflejos y tonos verdosos comienzan a moverse sobre su cuerpo cual imágenes en espejismo, mientras el centro de su pecho se abre, sus órganos se acomodan, viajan en su torrente vacío, carente de algún otro sistema, sin huesos, sin sangre, sin carne… Solo esa capa de piel semi-solida y suave que se comprime y divide, más la nave que desprende las esquirlas lo cubre, Bloop separa su cuerpo, maldiciendo mientras un ligero dolor,. Un agudo clamar de la piel y lo físico exige que complete la división, pero sus alter-egos, los “hermanos” no planeaban irrumpir en su fusión, no deseaban hacer su aparición, mucho menos con un enemigo de este calibre, que no solo resultó ser guapo (Culpemos la maldita e inexplicable atracción entre gigantes y la perversión que una buena parte de  la demencial criatura oculta en una de sus formas) si no que también su perspicacia y astucia daban a relucir, dirigiéndose a todo fervor, casi culpabndo que esos segundos en el que el canal se abría y el oleaje se incrementaba por el movimiento no avisaran su propósito, lo atrae y solo serio lo observa, pero al momento que la punta de la lanza impacta de lleno con el tesoro, Bloop sonríe.


“You take a mortal man and put him in control…
Watch him become a god! Watch people's heads a'roll!
A'roll… a' roll”


-Oh cariño…- y el sonido del metal, esa explosión entre esquirlas y restos metálicos expandió todo el radio, una honda, detallada en un celeste remarcó el azul entre el oleaje, y hasta el mismo Bllop retrocedió, quedando frente a frente con el rey del cielo… Casi hasta por aquellos “ceños” (4 ojos) fruncidos podía casi percibir la victoria, un halo de triunfo en la estrategia y movimiento escogido por el adversario, pero… No. -¡¡JAJAJA INGENUO!!¡¡NADIE ES COMO YO!!- soberbio, un aire cual raza superior se manifiesta mientras era partida al medio la nave, arruinando su tesoro, estropeándolo mientras un destello de lo que serían cables en corto se desprende cual halo de luz y seguido la lanza atraviesa, hasta que el ser metálico alado se encuentra cara a cara, retenido por algo extraño; Su brazo y la lanza lo atravesaron por completo, pero era cuestión de tiempo, para ver entre el casco destruido de la yace cautiva entre dos grandes manos. Pues sus dedos presionaban ayudando que ló último no sea despegado de su cuerpo, más temblaba, pues el forcejeo de un magnetismo, una fuerza incontrolable que en ni siquiera el rey del océano podía controlar se manifestaba y lo atraía, una parte de la nave ha sido soltada y escuchó como se adhirió a una coraza metálica.


“Just like the Pied Piper…Led rats through the streets
We dance like marionettes ¡Swaying to the symphony of destruction!”


Su risa cual estruendo vibró, a labios cerrados la percusión podía sentirse como recorría cada maldita hectárea de la masa acuática, En momento el sonido de la succión se dio, cual oleaje era la gran cicatriz, el contorno que recorría del abdomen al pecho de la gran criatura y esa risa cual ojos cruzados fijos solo en esa gran cabeza. Se cerró, atrapando y solidificando parte de su piel con el brazo y la lanza atravesada en su interior, justo en el medio donde partía el pecho -Yo no tengo corazón…- Mintió, pues sus dos corazones se encontraban ahora mismo esparcidos a la altura de los hombros -… Pero te daré amor…- y de sus 6 brazos, los primeros deshicieron las cadenas para capturar su cabeza y comenzar a jalar de ella, usando el dolor y de su cuerpo al capturarlo, vivencia única que solo idolatra un suicida, un loco empedernido en la pelea, envuelto en un divertido cólera, pues solo poseía la mitad del tesoro y pensaba en rtemarcarselo ¿Dije pensar? Bloop no piensa, él es impulsivo y quien mejor se entiende es él, ahora no tiende a la necesidad del pensamiento compartido, su magnitud lo hace lento pero débil no.


“Acting like a robot… Its metal brain corrodes
You try to take its pulse before the head explodes
Explodes… ¡Explodes!”


[Flashback]
Gotas carmines caen, cada gota en un gran charco que casi invade la habitación, cual gran araña donde las gotas fluyen cual río y encaminan a diferentes direcciones, cada uno de los caminos intentan plagar la habitación -¿Crees que dijo la verdad? Para serciorarme...- “No preguntes cosas estúpidas” -¿A que llamo estúpido?- “A lo retorico, no sé. Sé que dijo algo probable, pero no asegurar su verdad…” -Fue su error- “No me divierte” -Tampoco me entretiene- Ambos abren la compuerta de un garaje, una gran puerta metálica donde poco a poco la luz del sol se filtra y deslumbra a ambos, el entrajado de blanco salpicado con tintes y franjas rojas, el encapuchado de negro que de sus manos gotea aún ese carmín cual fuente, ambos observando tras máscaras como el amanecer los descubre, los observa, él es el único que sabe lo que han hecho “Yo creo que pudimos ser un dios” -Un Dios perdido… Soy lo que no existe ya- “Soy el rey…” -De estas nuevas tierras- “Debemos de hacer algo con eso” -Pero… ¿Qué sentido tiene esto? JAJA es divertido que seas el más concreto- “Somos listos pero…” -¿Por qué ocultarnos? Recuerdalo- y la risotada del mayor lo confirma, más la mirada fría, como un corazón se precipita más que el otro “Yo no siento nada” -Imposible, lo siento todo- “Entonces somos lo mejor… Conmigo no habrá remordimiento” -Y gozaremos de cada victoria…-

-¡COMO REY!-



[Volvemos]
Y una última explosión, la colisión y la conformación de la piel que mantiene atrapado a aquel ser, lo hace parte suyo, su interior es como una pecera, se siente el agua fría, tan helada que congela cada extremo de la herida, una cicatriz que atrapa de una pequeña punta del final del mástil de la lanza hasta la continuación, sus manos ahora presionaban aquella gran cabeza, deseaba explotarla, con sus extremidades más cerca, este tendió sus 3 brazos libres, solo apara adherirse a la criatura, obstruir sus hombros y presionar con la fuerza de sus brazos en caso de usar sus explosiones, las otras de abajo para mantener a aquellas piernas fijas contra él -¿Y?- se atrevió a ladear su rostro, acercarlo hasta lo que parecía ser la gran abertura de un pico sellado en metal, más sus dedos viajaran intentando separarlo, intentando dividir la mandíbula y liberarlo -¡¿Quién crees que soy?!- y su cabeza se echó hacia atrás, completamente recostado mientras su risa ahora se escuchaba a labios abiertos y dejaba exhibir esa gran lengua, cual anfibio, metros de una viscosa y rosada lengua que desprendía restos rojizos y transparentes combinados, solo por el éxtasis de la situación -¡Soy tu rey!¡Estas en mi dominio!¡Come polvo!- y un gran cabezazo, el estrellado de ese metal con una forma semisólida, una cabeza sin cráneo, pero que se incrustó de pleno en el frente de esa mirada.


“The earth starts to rumble….World powers fall
A'warring for…”


Y sus brazos comenzaron a estrujarlo, apegarlo a él, solo una parte de la nave fuera del alcance de sus cuerpos, la que su mano mantenía lejos, pero la otra parte se escuchaba chispear y se sentía las leves descargas que cosquilleaban en el gran ser de agua. Pero con las manos sujetas a esa cabeza, no solo fue el impacto de un cabezazo, otro, otro y otro hasta el número de 5 impactos de frente a frente se dieron en colisión, su objetivo principal era únicamente el impactar y perforar con el acorazado o casco contrario, lo único que la criatura deseaba entre una risa descontrolada y la presión de sus brazos era comprobar la resistencia que llevaba ese gran ser celestial, ese gran ser que alguna vez dominó los cielos y ahora estaba con el rey del océano encerrado en su espacio… Tras eso una sonrisa más amplia se dibujo y continuó en perpetuo vaivén de su cabeza, sin importar que se deformase, pues no sangraba, su piel se amoldaba para solo alterarlo.

Su tesoro estaba destruido,  solo quedaba, lo único que exigía era esa victoria, el quitarle el caparazón y la carne suave corriera entre sus dientes.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar
Salón : 2 A Dromes : 24881
Reputación : 2
Mensajes : 95
Ver perfil de usuario
Bloop Brothers
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La "Reina del cielo" y el "Rey del océano" tras el tesoro maldito

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.