6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7


STAFF
PARA AYUDAR...

Rhodes Prince

ADMIN PRINCIPAL
MP
Mamiko Sakakibara

ADMIN SECUNDARIA
MP
Demian Serkin

ADMIN SECUNDARIA
MP
Sebastian Michaelis

MOD GENERAL
MP
Alice Sadao R.

MOD FICHAS
MP
Noire N. Reiss

MOD GRÁFICOS
MP
Luka Crosszeria

MOD EVENTOS
MP
Trinity

MOD EVENTOS
MP
Kisa Hitsugaya

MOD FICHAS
MP
Aries Star

MOD EVENTOS
MP
Trent Strauss

MOD GRÁFICOS
MP
Harry Blume

MOD CHAT
MP
KHAELI DUNKHEIT

MOD
MP
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Tarde de colecta [Priv]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Libre Tarde de colecta [Priv]

Mensaje por Kasady Carnage el Dom Oct 22, 2017 9:37 pm

Need to listen(?):

Día sombrío, de esos típicos de película melodramática donde aparece el protagonista caminando mientras las gruesas gotas atacan su ropa. Carnage no se considera como un sujeto lo suficientemente importante como para ocupar el lugar del personaje principal, pero allí va, justo en esa situación, tarareando una pegajosa canción de las spice girls y arruinando el ambiente perfecto para recordar a tu ex.

Pero eso no le interesa, hoy solo tiene mente para su pequeña salida de campo. Obtener muestras es necesario para seguir avanzando el trabajo y no hay mejor oportunidad que conseguirlas en una transacción de armas ilegal entre dos pandillas; solo digo, ¿dónde serías capaz de encontrar tantos ejemplares juntos?

Iba a pie, con un rítmico andar que atraía ciertas miradas curiosas. ¿Era por su baile? ¿O tal vez por la peculiar máscara roja que cubría por completo su rostro? Nuevamente, poco importaba. La acera era reducida, pero nadie se atrevió a adelantarlo o pedirle que se moviese; se sentía como estar solo en tan grande ciudad.

—Calle Cerezos N° 758— Recordó al revisar una nota de papel que extrajo de su chaqueta color beige. Buscó con la mirada, estirando el cuello y viéndose como una suricata roja; hasta finalmente encontrar la vivienda que correspondía: Un almacén con un gran portón de metal protegido por barrotes de acero, además de tres tipos negros (tan negros que solo verías el blanco de sus dientes) que custodiaban los alrededores.

Se detuvo frente a ellos, al otro extremo de la calle. Entonces, antes de propinarles la paliza de sus vidas, aprovechó para despejar una duda, —¡Hey! ¿Son ustedes los que se hacen invisibles en la oscuridad?—  

«¡¿Acaso eres imbécil?! En estos años simplemente no puedes preguntarle eso a la gente de color, se le conoce como racismo; o bueno, los terrícolas lo llaman así. Mira, ya se enfadaron» Se puede apostar que si Kasady tuviese el control del cuerpo ya se hubiese golpeado un par de veces.

Efectivamente, esos tipos no se notaban contentos; sacaron armas de sus cinturas y el alien recibió como respuesta un repentino aluvión de balas, impactando gran parte en zonas peligrosas del torso. Ante ese hecho, Carnage asumió que esos negros no eran de los invisibles, dando por finalizado el diálogo.

Par ser breves, los siguientes segundos consisten en una pelea unilateral donde una bestia con forma humana que no murió incluso si los guardias vaciaron los cargadores de sus pistolas en su cuerpo. En el contra ataque noqueó a dos usando puñetazos comunes, pero el último tuvo el honor de recibir una tacleada y estrellarse contra la portón, abollando la zona y facilitando el ingreso del pelinegro, quien solo tuvo que convertir su mano en una garra enorme y cortar a través del ahora delgado metal.

—¡Llegó por quien lloraban, nenes!—

Ingresó con una pose de rockero, deslizando su cuerpo sobre el piso y extendiendo los brazos; pero su calzado húmedo lo llevó a tropezar y estampar su cabeza sobre un montón de cajas, haciendo el ridículo  en el local desocupado. Se incorporó como si nada, pero ni un alma se encontraba dentro de las instalaciones, y tampoco se veía rastro de las susodichas armas. «¿La información de la  base de datos policial estaba errada?» Sentía que no era el caso, pues hasta ahora nunca le fallaba; así que cerró los ojos para guiarse por el resto de sus sentidos, indagando cada rincón hasta encontrar un desnivel bajo una alfombra.

Debajo había una falsa puerta que llevaba a un sótano. Desde las escaleras sin fin se escuchaban suaves murmullos, los traficantes ya comenzaban con las negociaciones.

—¡Bingo|—

Sin pensarlo mucho más, se apresuró para una entrada triunfal, un mar de sangre correría con tal de encontrar al sujeto capaz de soportar su experimento. Sus pasos chillaban por la humedad, su chaqueta goteaba y el cristal de su máscara se veía borroso. En esas condiciones estaba por atravesar el tramo final antes de la lucha, hasta que un contratiempo inesperado surgió, una entidad que no debería estar entre esos turbios negocios lograba captar su atención.


Última edición por Kasady Carnage el Dom Ene 28, 2018 6:48 pm, editado 3 veces




Mis colores(?):
—Carnage dice estupideces— y «Carnage piensa estupideces»
—Kasady dialoga— y «Kasady reflexiona»
Little Boy:





avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
18621
Reputación :
2
Mensajes :
26

Ver perfil de usuario
ALIENS

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Tarde de colecta [Priv]

Mensaje por Bloop Brothers el Sáb Oct 28, 2017 9:53 pm

La tarde se prestaba con ese aroma particular a… ¿A qué? –Ne-go-cios~- responde cantonamente Sergei mientras por encima del saco blanco se coloca una boa de plumas negras, enrollándola por el cuello mientras frente al espejo de cuerpo entero gira el cuerpo y sonríe entre poses un tanto excéntricas –¿Rusos o chinos?- -Si me preguntas, está claro que ni yo me acuerdo…- -… Que putada que no nos acordemos- el joven de cabellos picudos estaba sobre la cama de agua, leyendo un comic con un murciélago en la portada, realmente poco le importaba mirar a su hermano haciendo teatro y gala frente al espejo, viendo que zapatos combinaban por la forma de su punta y que sombrero le sentaba bien –¿Sombrero? No hay sol- -Es por pura estética, ya sabes que a Comedy Boss lo caracterizan por su gusto en la moda- ante ese comentario Raciel ladeó el rostro para verlo arqueando una ceja, girando para recostar su abdomen mientras abrazaba la almohada pero sin soltar el comic, un escan de pies a cabeza bastaba para bufar resignado y girar los ojos dando a entender su reacción –El de un payaso…- volvió a sumergirse en la locura mientras Sergei dio caso omiso a ese comentario, terminando por escoger el clásico sombrero fedora y luego la máscara sonriente -¿Y tú que usarás?- terminaba de arreglar el cuello de su camisa negra y la corbata roja, resaltando entre el traje blanco y la boa –Lo que tengo puesto- comentó a secas interesado en su lectura, Sergei lo examinó, zapatillas desgastadas, un pantalón vendado y zarrapastroso negro y un buzo blanco parchado y de un color grisáceo –Que elegancia- el sarcasmo y el mal gusto marcado e su tono -¿Viste? De la más pura…- el silencio permaneció en aquella habitación, el mayor mirando el desinterés ajeno y el poco entusiasmo en cuestión de la moda.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


La van negra se detuvo en una de las calles establecidas –Cerezos… ¿68?- preguntaba el mayor a cara descubierta mientras agachaba la cabeza, conduciendo a paso muy lento tratando de recordar la numeración estimada, el menor encapuchado mientras jugaba con su celular corrigió lo antes dicho -758… Está más adelante- -Ya lo sabía- la soberbia marcada mientras alzaba la barbilla orgulloso, el menor ya no tenía comentario alguno al respecto. Una vez estacionarse frente a lo que parecía un local clausurado, antes d llegar a la vista de los tres custodios de la puerta se colocaron las máscaras y agachara la vista al bajar para que nadie notara bajo el sombrero y la capucha sus identidades aunque estuvieras resguardadas, después de todo aquellos personajes ya habían sido buscados por la policía tras algunos estragos ocasionados en la ciudad… El mayor abrió la puerta trasera y 5 sujetos de casi 2 metros salieron, con largos tapados negros, sombreros y una máscara similar a la alegre que mostraba el sujeto de blanco, portando cada uno 2 bolsos repletos de un variado arsenal de armas de asalto, podía notarse por el poco disimulo de algunos mangos y cañones sobresaliendo de los cierres –Buenas noches- responde uno de los morenos mientras nuestro excéntrico de blanco se acerca a un paso en reversa casi robótico, arrastrando las suelas cual cantante difunto mientras el menor encapuchado con las manos en los bolsillos se acercaba con la espalda arqueada -¡Wow! Buenas noches, vine por el especial “Sardinas ahumadas”- “Ardillas, tarado” –Ardillas… Ardillas ahumadas- ante la extraña contraseña los morenos se vieron entre sí y observaron a sus lares mientras abría n la puerta a sus espaldas –Puede pasar…- más uno de ellos arqueó una ceja viendo como el entrajado de blanco tras un giro siguió practicando aquel absurdo paso, el menor solo suspiró y llevó la palma sobre la máscara mientras caminaba, vergüenza siempre sentía de su poco seria y profesional contraparte, los fornidos y silenciosos guardaespaldas agachando la cabeza entraron siguiendo a sus jefes.

Bajando las escaleras de un compartimiento que uno de los matones les enseñó a ambos sujetos estos descendieron hasta que las luces al final señalaban a sus clientes y socios… “Rusos” –Y árabes- “No sabías eso” –Claro que si~- aquel tono vago mientras se cruzaba de brazos y miraba a un costado, obstinado como quien es aquel mayor “¿Enserio me discutes eso?…” –Bueno, bueno tienes razón, lo olvidamos- se alzaba de hombros y acto seguido hizo una reverencia cruzando una pierna delante y al costado de la otra mientras alzaba las manos cual presentación teatral –Buenas noches damas…- más al abrir los brazos cual presentación contemplo de lado a lado que ninguna fémina se hallaba en el lugar -… Disculpen, caballeros mejor, a menos que…- “Tómatelo serio, no están mirando mal, imbécil” –… A menos que bajo esas faldas haya otra cosa ¿Oh no?- se acercó codeando a uno de los jeques que portaba sus tradicionales túnicas blancas, estos esbozaban su disgusto en cada fracción de su rostro mientras miraban al excéntrico hacer el ridículo con sus chistes “Oh joder… Será una noche larga”.

Pasando de las bromas Sergei exhibió gracias a sus guardaespaldas cada ejemplar de metralletas, rifles y calibres –Hoy tenemos calidad y variedad, estas bellezas japonesas son las mejores, presentan variedad del tipo “89” y todas cuentan con una buena capacidad explosiva… Ya saben si su harem se vuelve muy denso y entra una de sus mujeres exi…- “Limitate por favor, quiero acabar rápido, llevas 15 minutos de chistes absurdos ¡Vendamos estas cosas de una vez!” –Muy cierto Little Tragedy- muy de tanto los hombres observaban a su vendedor, nadie más podía saber lo que el mas pequeño decía, este estaba en silencio y Comedy Boss le hablaba como si hubiera dicho algo, siempre respondiendole, desde ya debían de tener respeto, la fama de los dos hermanos y su ampliación en el lado comercial era muy variado, eran de los pocos conocidos que llevaban más de una década en la transportación marítima de cualquier tipo de producto sin contratiempos, debían de morderse la lengua y soportar a Comedy Boss, ya que este cínico y poco chistoso payaso contaba con un arsenal de armas variado y Little Tragedy el encapuchado se encontraba exhibiendo cada una en una demostración de cómo cargarlas, apuntar y luego descargarlas o rápidos métodos de cambiar el cartucho, cada modelo puesto sobre la mesa, de un buen tamaño junto con los dispositivos que actuaban como silenciadores para actos menos violentos, tras la explicación y muestra de cada uno, Comedy Boss se sentó colocando los pies sobre la mesa y juntando sus dedos delante de cada presente rodeando la mesa, Little Tragedy solo se apoyó sobre el respaldo de su hermano, sin mirar a nadie o que dejaran ver su máscara triste mientras agachaba la cabeza colocando sus manos en los bolsillos, al no hablar poco servía en aquellas situaciones –Y bueno señores… ¿Hablamos de números?- ese tono divertido y juguetón ladeando el rostro ante los 14 comensales y todos sus guardias, amplia gamas de mafias refugiadas en esa amplia habitación con la poca iluminación presente sobre la mesa.

De la nada fue cuando Little Tragedy levantó el rostro y giró para por encima del hombro observar la puerta, el final de las escaleras mientras una sombra se acercaba, difícil de ver aquella tenue silueta debido a la oscuridad, pero ante la duda presente tomó el bate metálico entre el largo tapado de los hombres enmascarados pertenecientes a su hermano y volvió a su posición, siempre expectante de aquella presencia que se acercaba, claro que esto llamó la atención del guardia de uno de los jeques, frunciendo el ceño y fijando su atención también a donde creía ver la cara triste… Se acercó confirmando y alertando a la gente con la interrupción de una pregunta mientras hablaban de números –Oye ¿Quién eres tú?- un japonés muy malo mientras al pie de las escaleras era el único presente frente a un extraño sujeto enmascarado –¡No puedes estar aquí!- sacó el seguro del rifle apuntando al desconocido, Little Tragedy estaba atento… sujeto fuerte el mango del bate, esperando que lo peor pasara, ese presentimiento abrumador.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
18151
Reputación :
2
Mensajes :
92

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Tarde de colecta [Priv]

Mensaje por Kasady Carnage el Dom Nov 05, 2017 5:11 pm

— ¡Vaya! Uno, ocho, catorce, treinta, cuarenta... ¡Cuanta gente reunida en tan pequeño lugar! — Su presencia no tardó en descubrirse, por lo que fingir ignorancia era innecesario dada las circunstancias. Abandonó el refugio de las sombras al son de ese característico ritmo suyo, mostrando el cuerpo completo para deleite ajeno. Llevaba en la parte superior un traje que mitigaba el daño por balas, de color oscuro y con un gran murciélago bordado en el centro; una idea que sacó de cierto super héroe de cómics. Cubriendo parte de ella estaba la chaqueta beige, todavía húmeda por la lluvia exterior, que además escondía un par de granadas en el reverso de los bolsillos. De su cintura colgaban cuatro misteriosos gadgets que acompañaban dos pistolas de color plomo brillante. Si todo eso junto lo porta un sujeto enmascarado entonces apuntarle con un rifle es una acción muy acertada.

Carnage estaba maravillado por el tesoro que yacía a un par de metros de distancia «Navidad llegó antes de tiempo, es excitante» se le hacía agua la boca al ver la potencia de fuego reunida allí, podía tomarlo todo y no necesitaría lidiar con Talia por una temporada. «¿Así que también quieres robarte las armas?» Replicó de inmediato Kasady, estaba seguro que terminarían liadísimos al meterse en esta transacción, así que no dejaría solo al impulsivo «Se que en el fondo estás de acuerdo pues nos conviene» Respondió por última vez para dedicar un vistazo rápido al escenario, catalogando a los presentes entre los que mantendría con vida y los que pasarían a disfrutar de un placentero descanso eterno.

La voz del alien era un poco carrasposa, ocasionada por el voluntario vibrar de sus cuerdas vocales, para fines dramáticos únicamente, — El nombre no tiene relevancia ¿o si? — Dejó avanzar su cuerpo en un modo relajado para no mostrarse amenazante, iba en contra de su intención principal comenzar un tiroteo indiscriminado tan pronto. — La verdad es que se me pone la piel de gallina, hay bastardos muy fuertes aquí y los necesito en mi laboratorio antes de la hora del té —

Su mirada se desvió al par enmascarado, intentando dar énfasis sobre a quienes se refería. Llámalo instinto animal si deseas, pero cada parte de su ser indicaba a gritos que sobrevivirían a sus experimentos. — ¿Aceptarían un negoc- —

La pregunta fue interrumpida por un disparo. No está de más mencionar que el guardia japonés se cabreó ante la fresca actitud del desconocido, eligiendo bajo su criterio apuntar a la cabeza y hacer que vuele en pedazos. Pero lo que no estaba previsto es que el objetivo se mantuviese de pie, evitando un impacto mortal con reflejos fuera de este mundo. De todas maneras, parte de su máscara fue destruida por el roce entre los perdigones y el protector, dejando a la vista un mechón de cabello oscuro que caía hacía un  ojo de vívido color celeste claramente distingible. — ¡Qué hijo de p*ta! ¡Al menos déjame hacer una presentación interesante! — Entonces fue un grito vulgar seguido de un rápido disparo de su pistola, la que ya estaba sujetando desde que el otro bando atacó. Sin demora le devolvió el favor al asiático, dejando un agujero entre sus ojos e impactando a otro guardia tras él.

— Dos menos, quedan 36 — Casi burlón se movió hacia la derecha del lugar, buscando la zona llena de cajas para proveerse de refugio contra la lluvia de plomo que estaba seguro ocurriría. En las expresiones de los tipos con túnicas notó que no lo dejarían salir vivo de ese sótano, pero el misterioso par se mantuvo sin reacción destacable. Mientras mantuviese distancia sería capaz de fulminarlos con sus armas de 8 rondas.

La batalla no duró mucho: Un lado tenía fusiles, metralletas e incluso katanas; mientras que en el otro bando tenían un Carnage, así que la sangre comenzó a salpicar en el lugar tan pronto este último se puso serio. Sus disparos siempre alcanzaban un punto vital, a diferencia de los usuales villanos de película que se ven como bizcos sin experiencia en combate. — Ya son 21 — Repitió el conteo, enfureciendo a los frustrados criminales que eran incapaces de acabar con él. No era muy rápido en su huida, pero sus reflejos y flexibilidad lo volvían un objetivo complicado. En el sonoro caos se las apañaba para escapar de la muerte por centímetros, y una que otra bala terminaba por golpearlo pero no causaba daño que impidera seguir diezmando a los traficantes. Se divertía mientras descargaba su furia a cada disparo, cambiando de cargadores en un abrir y cerrar de ojos, los cuales caían al suelo.

Parece que sus cálculos no fueron del todo acertados, pues se quedó sin balas cuando todavía estaban seis personas de pie, contando al par enmascarado en el cual estaba interesado. Surgió una pausa extraña cuando Carnage guardó su par de armas de regreso en su cintura, entonces volvió a abrir el hocico. — ¿A cuanto me sale un revólver con un barril de cinco disparos? — Inquirió un tono causal, como el que usas para comprar pan en la tienda de la esquina; como si no fuera el causante de ese desastre.  — Aún no quiero mancharme las manos —




Mis colores(?):
—Carnage dice estupideces— y «Carnage piensa estupideces»
—Kasady dialoga— y «Kasady reflexiona»
Little Boy:





avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
18621
Reputación :
2
Mensajes :
26

Ver perfil de usuario
ALIENS

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Tarde de colecta [Priv]

Mensaje por Bloop Brothers el Lun Nov 13, 2017 4:12 pm

El instinto del menor no estaba mal, en sí el de ambos salvo que Comedy Boss debía de concentrarse en realizar las descripciones correspondientes de cada arma, sin contar que entre los jekes y los yakuzas comenzaban una discusión y un remate de precios el cual el mayor de la máscara sonriente no iba a detener mientras colocaba los pies cruzados sobre la mesa entre todo el armamento exhibido. Más todos voltearon y la atención del enmascarado se vio cautivada por un intruso sorpresa, sorprendente ya que al ver que un desconocido que también portaba algo para ocultar su identidad debió de burlar a los morenos encargados de la custodia –Jo… que interesante- musitó en voz baja con aquel tono cautivadoramente burlesco sonriendo ocultamente mientras Little Tragedy solo se paraba con el bate listo sobre su hombro en la espera, ninguno de los dos o sus hombres fornidos por detrás estaban inmutados, solo los mafiosos y jefes se levantaron y sacaron sus armas apuntando al desconocido… Pero hay una actitud que llamaba siempre la atención al excéntrico sonriente, una actitud rebelde y cómica característica de un ego y confianza que reconocía (Ya que él era exactamente igual solo que agregando el ingrediente secreto x del cinismo y sadismo) Claramente el ver como este se desenvolvía en una habitación plagados de hombres armados y peligrosos, el descaro de señalar indirectamente a los dos hermanos despreocupados “¿Y este idiota que dice?” tan seco y frío el mejor del bate pero Comedy Bos no decía absolutamente nada salvo una pequeña risilla tras la máscara, de verse su rostro aquella malicia explayada como una sonrisa zorruna, pero antes y sin más, nuestros queridos colegas interrumpieron al contrario, un oriental queriendo volarle los sesos pero sin conseguirlo ¿El motivo? Esta respuesta respecta una anomalía en el pequeño de máscara triste.

Little Tragedy se subió a la mesa delante de su hermano, agitando las armas de la superficie mientras mantenía una mano en el bolso canguro de su buzo y el bate inerte posando en el hombro, ojos bien abiertos interesado por completo en el micro movimiento ajeno “Me ha gustado” –Jo~ ¿Ves que no nos equivocamos? Aquí tenemos algo mejor que negocios~- “Y para que digamos eso…” -… Debe ser algo especial…- “… Tanto tiempo sin ver algo más que estos imbéciles humanos…” -… Tanto tiempo, cierto- entre ellos se comunicaban, quietos en su sitio mientras la pelea comenzó a dar lugar, la respuesta del ignoto que irrumpió en su trabajo perforó el cráneo de dos civiles a lo cual Comedy Boss solo comenzó a reír entre carcajadas aún más voraces, descontroladas mientras el agite de la voz se contrae en un ataque chistoso y cínico al ver a sus negociantes uno por uno caer a mano del fuego armado, el resonar de los casquillos que caían vacíos al suelo. El tiroteo dio a un estruendosos sonidos combinado con el fuego que generaba esos destellos que luz en la habitación, claramente el contrincante no tuvo problemas en ser merecedor de la completa atención de Little Tragedy, el misterioso chico en la mesa que recreó de inmediato un pequeño escudo de escarcha para proteger de una lluvia de balas al mayor por detrás, pero las balas impactaron en los grandes guardias de la misma máscara que su jefe, desplomándose en el suelo sin siquiera exhibir un arma. La risa del maniático solo era reforzada tras los alaridos de los presentes cayendo uno por uno, los ojos verdes de Little Tragedy siguiendo en lo posible al contrario, estudiando su velocidad y reflejos, amaba los contrincantes de este estilo, alguien que pudiera comprender la mecánica combinado más allá del arma de fuego, combinado con la afición de la sangre del mayor, simplemente amaba ver el caos encarnar y despojar a los mafiosos de sus vidas como el sádico esbozado.

Los sobrevivientes eran 4… Sin contar a nuestros hermanos, la risotada de Comedy Boss ya a un punto incontrolable como inaguantable aunque fuera ignorada por su contraparte llegó al punto en que se irguiera de la silla y comienza a aplaudir ante la pregunta tan tranquila del contrario que parecía divertirse como él –Jo-jojoder ¡Como amo a este tipo!¡Lo quiero en rubio!- aplaudiendo alevosamente entre risas mientras el único oriental y los 3 árabes poseían manos temblorosas y miradas serias directo en el enmascarado, solo un jeke de los jefes sobrevivió y este fue el único que volteó a ver al socio celebrando la masacre al igual que la mira de su arma ahora se fijaba en Comedy Boss -¡¿Pero qué mierda te pasa?!¡¿Esto es cosa tuya?!¡Sabíamos que no debíamos de fi…- Interrumpidas sus palabras mientras el menor saltaba de la mesa y levantaba el bate, en un golpe de lado que automáticamente fracturó el cuello del insolente, en ese horrible tronar de la columna vertebral que giró su cabeza 360 grados y deformó por completo, ahora los sobrevivientes estaban confundidos y desviaron su vista al menor enmascarado, quien con cabeza agachada y el bate en el hombro ni se resignada a emitir algún sonido. -¡YYYY damas y caballeros con eso somos 5!¿Quien desea ser el próximo? Joder que este tipo me cae fenomenal ¡Te invitaré a todas mis fiestas!- tan burlón y comentarista, un desubicado que luego bajó la vista para ver como sus preciosos guardias… Borboteaban AGUA, una gran cantidad de líquido que limpiaba la sangre en el suelo a su paso, inundando por completo el suelo y mojando la suelas de los presentes, apreciando como los huecos en sus cabezas los habían despojado de sus posiciones a los corrientes –Ok ¡No se diga más!- levantó las mano y extendió las palmas a los presentes con aquella postura la cual payasear –Amigo querido, aquí no andamos con basuras…- Ante lo esbozado señalando al menor con el índice Little Tragedy fue hacia una de los bolsos a tomar un arma y arrojarla al “héroe” enmascarado –Esta belleza es una innovación de la “Thunder 45” 7 casquillos pero puedes perforar lo que sea, suena como la “Ostia” y cuando perforas la piel genera un quemado alucinante, su pólvora es “Wonderfull”- cada palabra nueva, primero en español y luego en inglés acompañado con la gesticulación de sus manos en poses absurdamente exageradas y con una gran emoción en su decir.

El menor ante la charla de la contraparte tocó a los 5 guardias tras Comedy Boss, sellando con hielo sus fugas, para que el agua dejará de inundar el sótano, habiendo ya casi 5 centímetros totales de agua por la cantidad de litros que guardaban estos contenedores en forma de humanos -¡Anda pruébala! Es un regalo de mi parte ¡Yo complacido de enseñar estas preciosuras, fueron retiradas por ser sumamente peligrosas o solo el ejército de élite puede tenerlo y como verás…- Señaló a todos los cadáveres en el suelo –Ninguno le duraría más tiempo a que a ti ¡Anda anímate!- y señaló a los dos árabes restantes, quienes con parados abiertos y asombrados apreciaron la traición del bastardo sonriente. No juzguemos, esta paz es efímera… Solo para saciar la sed sangrienta del sádico que se divertía con el infortunio, sus intenciones era que el menor que se ubicaba delante de la mesa y separaba la visión del rojo y el jefe con el bate en el hombro, interesado en observar aún más su destreza… Pero algo curioso del arma que le ha dado… Era que antes de arrojarla mientras fingía buscarla era que retiró 5 de 7 balas de la recamara… Solo dos por su seguridad, pues el agua fresca en el suelo resultaba incómoda para sus calzados aún. Puede confundir es verdad, pero algo que caracteriza a este par, es que es una mente que le importa poco y nada cualquier vida, quiere ver la fiereza del alma antes de devorarla…


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
18151
Reputación :
2
Mensajes :
92

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Tarde de colecta [Priv]

Mensaje por Kasady Carnage el Dom Dic 03, 2017 9:05 am

— Mh, Mh — Asintió encantado por la presentación del arma. Su estado de ánimo era como el de un niño paseando por la juguetería. En su porte ya no quedaba rastro del tipo que fulminó en una lluvia de balas a toda una habitación de guardaespaldas y contrabandistas. Este era el motivo por el cual su usual proveedora se burlaba de él, con su lengua de vívora escupía los insultos más creativos que se podrían imaginar. Pero eso no le importaba al pelinegro, pues mientras fuese capaz de conseguir sus preciosas armas estaba bien.

Con el arma en mano avanzó lentamente hacia uno de los guardias restantes, el único oriental en pie. No había mucha prisa, así que él se tomó un tiempo para conversar con el temeroso hombre ante sus ojos — Tendrás una muerte lenta. Considera esto el pago por la ofensa de tu amigo — Señaló entonces el casco fracturado producto de su primer intercambio con el japonés que bloqueó su camino. A continuación, apuntó con el arma de forma vertical a escasos centímetros de la coronilla ajena, presionando con firmeza, y luego jaló del gatillo sin aviso. Lo siguiente que se vio fue la bala saliendo por la zona baja del asiático que dejó una muesca en el suelo después de que el agua saltara un poco; además de una fina linea de sangre  dibujandose en la comisura de su boca. Para divertirse un poco, el alien solo dañó la parte del cerebro que controla los movimientos, causo un agujero en el estómago y destruyó los genitales. El desafortunado sujeto sentiría el dolor de los ácidos gástricos quemando su cuerpo mientras colapsaban sus venas, pero no sería capaz de hacer algo al respecto más que sufrir por los próximos treinta minutos. Ciertamente, el poder de penetración era increíble, con el proyectil atravesando limpiamente huesos y músculos, esta tarea pudo efectuarse con un único disparo.

— Gran potencia, retroceso mínimo, peso y tamaño adecuados — El humo emanaba suave en el final del cañón, mientras repasaba las características principales del arma. Levantó el brazo y volvió a desencadenar un disparo al segundo tipo, dejando un agujero en el centro de su frente por el que claramente se veía el otro lado. — Me gusta — Volvió a presionar el gatillo con la mira en el único estorbo restante que chillaba como un cerdo en matadero, rogando miserablemente por su vida. Sin embargo, en esta ocasión no se escuchó la usual detonación.

Carnage giró su rostro hacia los hermanos un segundo, antes de guardar la "Thunder 45" en su cintura. — Solo dos balas... — Podía escucharse su desanimo en esa corta frase — Incluso si no es el barril completo, si hay tres guardias, dame tres tiros — Llevó su mano a su complejo casco, retirándolo por completo y dejando ver su rostro.

No volvió a emitir palabra, sino que sujetó el borde del casco y lo balanceó en un swing horizontal tan terrorífico que terminó por separar cabeza y cuerpo del guardaespaldas restante. Pero no quedaba allí, pues el cráneo fue incapaz de soportar y terminó esparciendose junto con partes de masa cerebral formando una confusa mancha roja en la pared aledaña. El cuerpo inerte liberaba sangre como una pileta, hasta que cayó pesadamente al suelo. Solo entonces sus dedos aflojaron el agarre, permitiendo al protector desplazarse hasta el agua.

«Contrólate» Replicó Kasady de inmediato. Sabía por los latidos del corazón propio que Carnage no estaba para nada relajado, pero las identidades del par frente a ellos no era tan simples como para dejarle dar rienda suelta a su estupidez. — No quería ensuciarme las manos, pero al final supongo que es un resultado inevitable — si, con sus labios curvados hacia arriba parecía estar feliz, pero todos los presentes se darían cuenta de sus verdaderas emociones con solo verlo, — Ahora... — Apretó los puños que desafortunadamente tenían la sangre de la última víctima. — ...Tu papi quiere una compensación por tan trágico error que arruinó su estado de ánimo — Y fue cuando señaló las cajas repletas de armamentos — ¿No creen que es un trato justo? — Ese par de ojos celestes cual cielo claro, destellaron con frialdad.


Última edición por Kasady Carnage el Lun Dic 11, 2017 4:54 am, editado 1 vez




Mis colores(?):
—Carnage dice estupideces— y «Carnage piensa estupideces»
—Kasady dialoga— y «Kasady reflexiona»
Little Boy:





avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
18621
Reputación :
2
Mensajes :
26

Ver perfil de usuario
ALIENS

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Tarde de colecta [Priv]

Mensaje por Bloop Brothers el Dom Dic 10, 2017 10:09 pm

Comedy Boss contenía la pequeña risilla que retumbaba en el contraste de la máscara, cruzándose de brazos mientras alzaba los hombros ante el nuevo show, ver como uno de sus bebés estaba en acción erizaba la piel del mayor bajo el traje y captaba la atención del menor, que cual tiburón mostrando la emoción se aferraba fuerte al bate que tendía sobre su hombro, su única tarea era observar las habilidades del intruso… Examinar que tan vividos eran sus reflejos, su velocidad y su puntería “Nada mal” –Lo sé…- casi no podía evitar el contener de la risa -… Jala del gatillo como un demonio, hablo enserio, quiero 20 de este sujeto- “No te emociones, las idioteces que ha dicho son de preocupar” –Oh vamos, goza un poco- parecía loco en el hablar solo. Enojados deberían estar, la simple razón se explaya a que este ignoto acabó con todos sus clientes, potenciales compradores que largarían sus billetes… Pero ¿Cuál es la controversia? Ninguno de estos patanes eran merecedores de la mercadería, existen cosas más fuertes que el dinero tal parece “Las hubieras perdido y cualquier bastardo tendría acceso a ellas” –Cuánta sabiduría mi Pequeño Drama, disfruta del show ¿Traes palomitas?- el menor dio una patada directo a la cabeza de uno de los jeques caídos, la sangre que tiñó el suelo, cuanta cantidad de agua había salido de los contenedores “Chequea tus recursos, este cabrón nos ha jodido” –Tranquilo…- “Buena idea” Tan cómodo que el plan del mayor se haya expandido en su mente, ambos ya tenían pasos asegurados, literalmente pues el tenue sonido del agua empapando los zapato del menor, el mayor sentándose ahora de nuevo en la silla, colocando los pies empapados sobre la mesa y cruzándose de brazos, carcajadas retumbando y la escena rozando lo tétrico dando esos salpicones en cada rincón de la pequeña sala.

-Me gusta que te guste…- comentó divertido, ladeando el rostro pues la tercera bala parece que sí estaba destinada al último plebeyo de la escena “Su velocidad es admirable, es de tu tipo, goza del sadismo tal parece” cual tiburón rondaba alrededor de la mesa, hasta apoyarse en el extremo de la misma mesa, sin obstruir la visión contraria hasta que escucharon el seco “click” del arma, aquí ambos sonrieron, pues ahora el rostro descubierto de éste los observaba y con un sarcasmo el cual solo uno podría llegar a deleitarse, una risa sonora desprendió el sonriente y el menor de la capucha y la cara triste ladeó el rostro, alzando los hombros como si de eso no sabría (Aunque fuesen ambos que creyeron en esa loca idea) –Y yo que me emocionaba que venías a por mí. Las balas vienen aparte, esas bellezas cuestan caro sabes ¡Ni te imaginas cuánto tuvimos que machacar para tenerlas! Pero ¿Sabes? Me agradas, si vives después de esto…- pero se vió acallado tras otra carcajada al ver como con el mismo casco desprendió la cabeza del último humano vivo -… Te haré un gran descuento- completo aplaudiendo, pausado mientras agachaba el rostro entre sus risas, el sombrero cubriendo su máscara más presente y atento aún estaba a la escena “Perfecto, control de fuerza, ahí te encargas tú… Ya tengo estudiado al maldito a medias” todo sirve en beneficio en sí.

Ambos hermanos ladear el rostro al ver a dónde se dirigía aquel dedo –Oh... JAJAJAJAJA Oiga mi amigo, aquí o pagas con dinero o tu cuerpo… Pero me temo que estas bellezas se van conmigo de nuevo al almacén, así que solo diré…- y dio un chasquido alzando la mano y apuntando con el índice al menor de enfrente, ambos en sincronía tornando la mirada una vez más al contrario, Little Tragedy llevó su mano libre a su propia entrepierna y alzó en un gesto obsceno el pantalón desgastado, marcando sus partes nobles “De aquí, Maricón” si bien no lo escuchaba esto fue para establecer sus intenciones –Y además… ¿Crees que puedes reclamar?¡Joder mira este desastre, tú nos debes a nosotros, pobres inocentes que buscan dinero, sucia y agraciada pasta que nos da de comer… No solo a mí y a Little Drama, si no a mis niños- una segunda vez chasqueó los dedos y sus secuaces, 5 hombres fornidos detrás de él cuáles zombis se alzaron, 2 metros de altura y grandes cuerpos, claro que estos no presentaban para nada una apariencia orgánica, pues aunque estuvieran con piernas flexionadas y posturas inestables, las máscaras sonrientes exhiben a quien pertenecían, los maniquíes que fueron contenedores se hallaban con menos cantidad de agua, varios litros esparcidos por el suelo más las fugas fueron selladas, en sus pechos se notaban esos agujeros sellados con un grueso apartado de hielo y podían mantener suficiente para caminar justo detrás de su jefe, retirar bajo los tapados unas metralletas de asalto y apuntar al ignoto, todo con gesticulaciones de ambas manos del mayor, expandiendo ambas palmas en dirección a este mismo -¡Pero oiga! ¿No querías más balas? ¡Te daremos un par gratis!¡Recíbelas a gusto!- y tras una risa ambas manos chasquear sus dedos.

La lluvia de balas comenzaron a invadir el lugar, todas dirigidas a este mientras el menor del bate abría las piernas de par en par, a la altura de estar más bajo que la mesa mientras la misma mano libre colocaba la mano en el nivel del agua carmín, congelando toda esta superficie en una gruesa escarcha, lisa y radiante como solo el hielo exhibe, intentando capturar al de ojos turquesa, inmovilizarlo así las balas destrozaran su cuerpo.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
18151
Reputación :
2
Mensajes :
92

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Tarde de colecta [Priv]

Mensaje por Kasady Carnage el Dom Ene 28, 2018 6:46 pm

La situación había escalado rápido, aunque dicho desarrollo era evidente desde el momento que jaló el gatillo por primera vez. El alien vino con la intención de divertirse un poco, liberar tensiones y, por supuesto, tomar a algunos desafortunados para que lo acompañasen en una divertida jornada de experimentación 'por el bien de la ciencia'. Sin embargo, un alma tan avariciosa como la suya sería incapaz de apartar la vista lejos de ese preciado botín exhibiéndose como un extra por el esfuerzo que le costó abrirse camino entre esa multitud de insectos.

Obviamente, nadie se quedaría con brazos cruzados para ver como él se alejaba con sus pertenencias, así que la ofensiva contraria se encontraba dentro de las expectativas de Carnage. Observó con interés la  aparición de guardias que 'mágicamente' entraron a escena, antes de apuntar en su contra con la misma mercancía que perseguía. El pelinegro solo atinó a gritar una frase antes de ver sus piernas inmovilizadas por una extensa capa de hielo — ¡Que vengan las balas y que mueran las perras! — Si que estaba alegre, un par de nada comunes especímenes estaban a su disposición.

Levantó su brazo derecho a la altura de su rostro, a la par que cubría su corazón con la extremidad libre. No gritó, ni habló, mucho menos murmuró; solo mantuvo esa mirada igual de gélida que la superficie, dejando que cada bala impactase en su cuerpo. Ante el contacto, los proyectiles se aplanaban frente a una resistencia descomunal, quedando con la forma de las monedas de cinco centavos. Solo un par dirigidos a su zona abdominal lograron atravesar la tela e incluso la parte externa de la piel. Aquel viejo devorador estaba blindado hasta los huesos, y también sabía que las balas no eran eternas. Tan pronto los cargadores se vaciaron, golpeó con un puño la prisión que contenía sus piernas. Le tomó dos golpes causar unas pequeñas quebraduras, que luego convirtió en grietas con sus pies. «Parecen invocadores, observa la estructura corporal de los enormes tipos que sostienen las armas. Posiblemente se regenerarán. De ser así, solo nos queda eliminar al par que los controla o pasarás un mal rato lidiando un siete contra uno» La voz de Kasady volvió a llamar, expresando con calma sus ideas. No sentía demasiado temor, pues incluso si no lograban vencer, estaba confiado en que podrían salir con vida de aquí.  

— ¡WOW! ¡Ahora si se ve como una verdadera fiesta! — Carnage habló con genuina emoción. Dado que el otro bando había mostrado un espectáculo tan agradable, sería de mala educación guardarse sus propios trucos ¿no?. De ese modo, sacudió su adolorido cuerpo (porque aunque las balas no atravesaban su piel, todavía causarían efecto al aplanarse contra él), y sus manos se transformaron con rapidez en unas brillantes garras carmesí que destellaban con toques de negro. Pero no era solo eso, sino que además pequeños apéndices se meneaban por la superficie. — Dicen que les debo pero todavía organizan algo tan bonito para mi. En realidad estoy conmovido hasta las lágrimas — Con una burla ligera, saltó al primer guardia, sin esquivar las balas y cargando de frente. Solo tenía especial cuidado con los movimientos de esos traficantes, pero se las arregló para separar un brazo del cuerpo principal.

Continuó con el movimiento ayudado por el impulso y cambió su posición a otra más ventajosa, aunque la salida le quedase lejos. No es como si tuviese intenciones de correr de todos modos. Notó como fluía agua a través de la parte faltante. Había luchado con golems y extraños seres antes, por lo que aunque avezado, mantenía una prudencia instintiva hacia lo desconocido. «El agua es un problema. La tendrás gorda si inundan la habitación» — Lo sé, lo sé. Solo les partiré la cara y me iré a algún antro — Con voz baja contestaba las palabras de su 'otro yo'. Si la cosa esa no se regeneraba y terminaba desinflada como un flotador con fugas, los cazaría uno por uno para reducir la brecha numérica. En caso contrario, debería ponerse serio para lidiar con los que ahora mostraban sonrisas tan falsas como la suya. — Y bien, ¿ninguno de los dos me sacará a bailar? No necesitan pelear. Puedo con ambos —




Mis colores(?):
—Carnage dice estupideces— y «Carnage piensa estupideces»
—Kasady dialoga— y «Kasady reflexiona»
Little Boy:





avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
18621
Reputación :
2
Mensajes :
26

Ver perfil de usuario
ALIENS

Volver arriba Ir abajo

Tema Libre Re: Tarde de colecta [Priv]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.