6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


"Angelo tu doimoná... Epí invoconno" -Paimon-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado "Angelo tu doimoná... Epí invoconno" -Paimon-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Sáb Oct 14, 2017 9:41 pm

Ambientación a trance:

-… La principal advertencia ante la magia diabolista, es tener sumo cuidado de no perder tu alma en el proceso, recuérdenlo, es importante no ceder ante los súcubos del deseo, ya que advierte de abrir temporalmente las puertas del hijo perdido en la oscuridad, corrompen el corazón con tal de alimentarse y hacerse más fuerte, es una devastadora fuerza donde el poder  se paga con sangre y carne si un humano intenta darle uso, estar expuesto a la curiosidad puede conducirlos a la demente idea del poder y la superación carnal, el ser un plano distinto muestran desde ancestrales épocas el dominio de artes tan poderosas como peligrosas, el usuario no es consiente debido a deseo que provocan. Esta vieja magia arcana refiere mucho al manejo y uso de sus conocimientos sobre la variedad de entidades demoniacas que albergan en el infierno, es la cúspide de la energía espiritual debido a la intensidad que presentan en su poder de la oscuridad, el fuego y la muerte… El final destinado para el ciclo que cumple todo ser mortal en esta tierra y presenta un gran riesgo para el espíritu carnal debido a su inimaginable trasmutación, ya que siempre necesitara de un medio del cual alimentarse hasta su manifestación final…- Comentaba el encapuchado guiando a su secta entre la basta oscuridad, 6 jóvenes de identidad ocultas entre largas túnicas oscuras, todos portando mochilas y bolsos mientras escuchaban atento a su Uruk Ishi, la única fuente de poder yaciente y consiente del velo de la magia fluctuante -… Las ordalías del Abismo confieren a lograr el dominio de los principales seguidores de Lucifer, solo si se tiene el fiel concepto de los conocimientos del Abismo, tales como Gala y Elegua dictan en el allegado Velo Espiritual, muchas ordenes ocultistas a finales del siglo VII conformaron un método para encerrar a estas bestias, pero solo los chamanes del siglo IX participes de la Inquisición Europea encontraron la respuesta mediante los principios de Gea, el cómo combatirlos, desde luego necesitaron la ayuda de los brujos Africanos para la profunda comprensión de la magia oscura y la manipulación de los nigromantes asiáticos para allegar a una investigación sobre el límite de la periferia de invocación, en el cual mediante energía distribuida recrear un páramo infernal donde el demonio no escapase… Pero presentó fallas debido a que una manifestación energética de esa magnitud no bastaba con los fallecidos, se necesitaba de la voluntad recíproca entre portador y fuentes externas carnales, a lo cual los diabolistas terminaron de culminar mediante sus posesiones, ellos invocaban Goblins y Drudes mediante el uso de sus recipientes “In corpus” que era básicamente vender una pequeña fracción de su humanidad, la tentación de los demonios… A esto los Teistas, como nuestro credo, claro… Decidieron utilizar los principios de la periferia diabolista, los tratados de la orden de Salomón y los ritos de Mefistos para lograr hablar con los demonios de alto rango… La magia espiritual fue el resultado perfecto y el más cercano para conseguir doblegar la voluntad de los Dioses “NoMuertos” y traspasar las puertas “estelares” para que las entidades manifestadas no trasgedan la realidad carnal…-

Llegaron a su destino, los discípulos ansiosos comenzaban a abrir sus equipajes sacando instrumentos, calaveras animales, hierbas, velas, cinceles, hojas de papel madera, calaveras humanas e inclusive frascos repletos de líquidos espesos rojos -… Hoy queridos aprendices, seremos por primera vez participes de la invocación culminante en la cadena de mando diabolista… Algo que si bien limita con sus estudios, será por lo cual tantos años estudiamos, el manejo de su magia demoniaca, sus secretos y su fuente serán revelados solo por la fuente más fiable y potable: Un demonio, no una alma corrompida ni un espíritu agonizante en su oscuridad, un guerrero ante el mando de uno de los 4 príncipes infernales…- Ante esto el maestro dejó las bolsas en el suelo, alzando las manos ante la luna llena y el manto de estrellas que recubrían la inmensidad del bosque, ubicado en un viejo acantilado donde la tierra se hallaba seca y ante el precipicio se apreciaba la basta forestación, la zona más alta de la ciudad donde su viejo maestro alguna vez enseñó a estas almas perdidas, ahora era el turno del chamán, tras años y plenamente toda su vida entera al estudio de las clases de magia existentes, tendiendo los brazos a ambos lados mientras daba una bocana de aire apreciando la brisa que acariciaba su rostro y la calma de la noche, sus fieles discípulos de magos de íé contemplando el temple y la paz que irradiaba aquel de cabellos platinados, de un kimono rojo resaltante por el oscuro de la capa, un delineado bien marcado con el rosado oscurecido de los parados y labios negros imitantes a la sombras, sin lugar a dudas el chamán estaba entusiasmado de llegar a este punto, siguiendo todos los pasos de su maestro, socio y amigo -… Que en paz descanses amigo, llevaré el peso de tus hombros sobre los míos- musitó en voz baja mientras  agachaba la cabeza, varios segundos de silencio mientras los seguidores lo imitaban en una ronda velando por la memoria del viejo nigromante en la memoria del perdido maestro, que regulaba sus emociones para neutralizaqrse en esa faceta carecientes de algún sentimiento que nuble su juicio.

Los jóvenes esparcieron la sangre de sus frascos formando un circulo, siguiendo las instrucciones del maestro según el grimorio de las bestias que indicaba un viejo libro que sostenía en manos, luego el chamán cargó empáticamente las sales en un costal de cuero y las esparció –Ajo, sangre, hiedras y espíritus… Huesos molidos, plata y agua bendita…- susurros mientras encerraba aquel circulo en su propia mezcla mientras los discípulos encendían velas alrededor del lugar del ritual, 3 preparaban los cuencos tibetanos propiedad del mismo chamán, todo estaba listo para el gran rito que iniciaría, la demostración de años en estudio, el propósito de todos los que deseaban conocer las artes oscuras y ver a la cara la magia negra. Terminado el dibujo, el chamán hizo sentar a todos alrededor, mientras los cuencos comienzan a resonar con las amplias varillas de parte de los 3 encargados… El chamán dibujo alrededor de cada uno un circulo de esa misma sal para crear una barrera extra de protección, cargándolo con su energía para que el aroma de él plagara el ambiente, cuidando cada mínimo detalle para luego dibujar en los papeles madera y colocarlos enfrente de cada uno “El pentagrama de Salomón” creando la máxima protección, desconocía el poder y la magnitud de lo que llegaran a efectuar… Luego en otro papel de madera dibujo el “Triángulo de salomón” dando a culminar el hechizo que encerraría a la criatura en el recipiente similar al de un humano para contener la misteriosa energía que desprenderían, este lo colocó en el centro del dibujo en sangre y retiró la cuchilla de su bota solo para cortar la mano limpia, manchando aquel papel con su sangre –“Bajo mi voluntad la bestia se manifestara, solo podrá oírme a mí, solo sentirá deseo a mi”- se aseguró de utilizar cada gota cargada de energía para que manchara el papel donde la criatura sería invocada, las luces de las velas iluminaban el magnífico circulo, meticulosamente diseñado para el rito perfecto.


Grimorio de Paimon:


-Hijos de la oscuridad, invocaremos a la cadena de los espíritus a este Sabbath…- se ubicó frente al pentáculo en el único punto que necesitaba llenar y allí con las pocas sales restantes y su mano cortada comenzó a dibujar 5 figuras simbólicas, mientras ahora sus alumnos con cabezas bajas y ojos cerrados comenzaban a cantar al ritmo de los cuencos, un sorbido sonido en crescendo mientras el maestro recitaba por un letargado tiempo la ley que establecía el vínculo al primer conjuro, tomando del morral antes de lanzarlo de lado una botella con infusión de hierbas, rociándola sobre su capucha para empaparla y humectar su cuero cabelludo -“…Por el pentáculo de Salomón los he de llamar… Denme una respuesta”- parte final del recinto antes de iniciar…

“-Yo te invoco y te conmino ¡Oh espíritu PAIMON!...”- Comenzaba a recitar el chamán mientras su alumna predilecta con la cabeza baja alzaba una copa de bronce con agua a su lado –“… Y estando exaltado sobre ti en el poder del Más Alto, te digo: ¡Obedece! en el nombre de Beralensis, Baldachiensis, Paumachia, y Apologiae Sedes: y por los poderosos que gobiernan los Espíritus, Liachidae y los ministros de la Casa de la Muerte; y por el Príncipe en Jefe del trono de Apología en la Novena Legión, yo te invoco y al invocarte te conjuro, y estando exaltado sobre ti en el 94 Poder del Más Alto, te digo ¡Obedece! en el nombre de aquel que habló y fue hecho, a quien todas las criaturas y las cosas obedecen. Más aún, yo que fui hecho a imagen y semejanza de Dios creador de acuerdo con su aliento viviente, te incito en el nombre que es la voz de las maravillas del Dios poderoso…”- El cantico continuaba mientras la palma de su mano brillaba, a medida que avanzaba activaba su arma secreta, comenzando el ritual aclamó en su interior a la "Carga de ritual"  donde una orden de espíritus comenzaron a desprenderse del tronco de los árboles y cuales zombies, personas con rostros ambiguos se ubicaron delante de los discípulos, rodeándolos al límite del circulo de sal, una gran ráfaga de viento se elevó y sobre la sal descendieron llamas que lo recubrieron dando por culimada su magia concentrada. –“…Obedece al aliento viviente, continuamente y hasta el final, como mis pensamientos aparecen a mis ojos… por lo tanto, sé amable… habla los secretos de la verdad en voz y entendimiento…”- continuaba recitando mientras el interior de la copa de bronce que levantaba la única fémina comenzaba a burbujear, la tensión espiritual se concentraba en el ambiente mientras los fantasmas fallecidos comenzaban a acompañar el coro de los jóvenes, mientras la sangre lentamente desprendía un tétrico brillo, resaltando el pigmento carmín mientras el chamán continuaba recitando –“… Yo te invoco, te conmino y te exalto, ¡Oh espíritu PAIMON! para que aparezcas ante mis ojos, ante el Círculo, en la apariencia de un hombre, en los nombres y por los nombres de…”- Exalta explicación más que de nombres pertenecientes a la polieticas creencias oscuras, de memoria el recinto que dará vida a una experiencia para los jóvenes presentes en el lugar -“… ¡Oh espíritu PAIMON! , obedece tu creación. Ven aquí: aparece ante mis ojos, visítanos en paz, sé amable, ven en la vigesimocuarta parte de un instante, obedece mi poder, hablando los secretos de la verdad en voz y en entendimiento… YO TE INCITO!”…- a medida que la recitación en su voz se volvía cada vez más fuerte, su tono se alteraba a uno más serio y grave… Fijo es el brillo de la sangre que lentamente incendiaba el papel en su centro… Una energía poderosa se manifestaba -"...Te invoco y te obligo ¡Oh espíritu PAIMON! por aquel que habló y fue hecho, y a quien todas las 96 criaturas obedecen, y en la extrema justicia y cólera de Dios, y por el velo..."-


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
77781
Reputación :
3
Mensajes :
121

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "Angelo tu doimoná... Epí invoconno" -Paimon-

Mensaje por Paimon el Dom Oct 15, 2017 2:54 pm

El infierno es diferente a como lo muestran las sagradas escrituras. Esta zona aislada de contacto humano se encuentra en un plano diferente, separada del resto por una fina membrana espiritual que marca claramente quien pertenece a cual lado; así que ha desarrollado su propia estructura social, económica y política bajo el inexorable pasar de los años. Es comparable a cualquier área o ciudad de la época feudal terrestre; con extensos páramos de tierra que se pierden en el horizonte mientras adornan castillos y enormes fortalezas. Caminos de piedra por los que transitan carruajes sacados de una antigua película medieval, con todo tipo de criaturas coexistiendo bajo las clases sociales a las que fueron confinados. Monstruos deformes, con piel pegada al hueso y rostros con cuencas vacías; bestias mitad humanoides, mitad animal, e incluso espectros sin cuerpo ni forma.

Dentro de una de las miles de edificaciones gigantes reposaba el noveno señor demonio, el Rey Paimon, o bueno, actualmente "Reina". Su cuerpo yacía sobre una enorme cama, de unas seis veces su tamaño, envuelta entre las sábanas aterciopeladas que acariciaban su piel desnuda. Pero al mirar de cerca notarías que no estaba descansando, pues desde el lado opuesto al cabezal observaba con atención hacia adelante.

Siguiendo la mirada de ese par de orbes color ámbar dos gigantes de 10 metros cada uno luchaban ferozmente, aún dentro de dicha habitación. No usaban armas, así que con únicamente con sus puños asestaban increíbles ataques que obligaban a la estructura de piedra a temblar, levantando polvo sobre sus pies. Se trataba del dúo Labal-Abalim, reyes menores que servían a la pequeña rubia, quienes discutían acaloradamente para decidir quien entre ambos era el más leal.

Llevaban ya dos días enteros de esta manera, sin descanso para dormir ni comer. Paimon fue elegida como árbitro del brutal encuentro, cargo que aceptó sin mucho problema, distrayendo un poco su mente de las labores administrativas en su nuevo puesto.

Detrás de cada puñetazo se escuchaban sonidos guturales provenientes de los enormes cuerpos color rojo oscuro. Todo avanzaba con normalidad hasta ese instante pero, sin aviso previo, un zumbido nació en la cabeza de la pequeña demonio. Si tuviera que describirse entonces sería como el sonido que hace una televisión sin señal, con pequeñas frases apareciendo de manera intermitente entre el caos auditivo.


"-Yo te invoco y te conmino ¡Oh espíritu PAIMON!...-"


Y luego aquel zumbido cambió a un dolor punzante, como miles de agujas herméticas abriendo con violencia un camino a través de su cerebro. No pudo evitar soltar un grito antes de retorcerse entre las mismas sábanas que le ofrecían un pequeño refugio. Esta escena no pasó desapercibida por los demonios peleando, quienes inmediatamente dejaron la competencia de lado para asistir a su reina


–“…Obedece al aliento viviente, continuamente y hasta el final, como mis pensamientos aparecen a mis ojos… por lo tanto, sé amable… habla los secretos de la verdad en voz y entendimiento…”-


¿Qué era este extraño sentimiento de asfixia, de dolor, que colmaba su ser? Tanya nunca había sido invocada antes; sin embargo, con la experiencia del anterior Rey asomando en sus recuerdos, pudo reconocer la situación. Rehuyendo de ayuda, se arrastró por el borde de la cama, cayendo suavemente al frío suelo seguida de un sonido sordo.

— ¡Mierda! — Maldijo al mismo tiempo que se apoyaba sobre sus propias rodillas para ponerse de pie. — Labal — Llamó al primero de sus siervos, — quedas a cargo de la defensa del castillo — Y tan pronto como logró incorporarse, un gran círculo mágico apareció bajo ella, emanando una fuerza de succión que incrementaba a cada segundo. — Y tú Abalim, si la perra de Barbatos osa poner un pie en nuestro territorio, haz que no puedan reconocerla ni sus propios esclavos.—


-“… ¡Oh espíritu PAIMON! , obedece tu creación. Ven aquí: aparece ante mis ojos, visítanos en paz, sé amable, ven en la vigesimocuarta parte de un instante, obedece mi poder, hablando los secretos de la verdad en voz y en entendimiento… YO TE INCITO!”…-


Nuevamente la voz resonó, esta vez para llevar su cuerpo a través de una escena fantástica. Su cuerpo parecía evaporarse en una cálida niebla, hasta finalmente desaparecer del castillo junto con el círculo mágico.

Pudo sentir un ambiente familiar mientras cada parte de su ser se reformaba desde el fuego a la carne, agregando en ese proceso sus prendas usuales para no mostrar desnudez al invocador. Volvió el sentido del tacto, con la cálida superficie natural; luego el resto de sentidos teniendo al final la vista, que le permitió conocer dónde se encontraba. Su cuerpo estaba totalmente su forma demoníaca, lo que la dejó satisfecha pues esto significaba que la persona quien la llamó no tenía miedo a las criaturas de la oscuridad.

No podía fingir aunque intentara, así que usó su tono de voz natural, que a diferencia de su origen oscuro, se sentía como campanadas celestiales — ¿Un Uruk Ishi? Es de mala educación no presentarse adecuadamente — Fueron sus primeras palabras, analizando con curiosidad los preparativos realizados. Se mantuvo en el mismo lugar mientras las flamas disminuían en una danza seductora. Contando la presencia de los acompañantes, y midiendo cuanta libertad tenía.


Spoiler:


— Bajo las sagradas palabras del profeta que domina sobre los 72 reinos, yo Paimon, he atendido a tu llamado. Entonces dime, ¿qué es lo que tu corazón más anhela? —

El espacio que las marcas de prevención otorgaban a duras penas le permitían moverse, así que aunque sus poderes no estuvieran limitados en el aspecto destructivo, seguía sin poseer la capacidad de atentar contra la vida de cualquiera de los presentes. Eso la puso un poco triste pues tenía ganas de devorar el alma de los jóvenes en túnicas. Pero aún así formó en sus delicadas facciones una fresca sonrisa, «El destino me permite ver Éadrom una vez más, ¿acaso no es poético, Akiko?» Cuestionó a su propio ser en un pensamiento solitario.


○ [Tanya Wehrmacht] ahora es [Paimon]
~Hablo~ ||  Pienso  ||  Narro
(Ficha)  -Gracias Dylan Walker por el ava y la firma ♥️-
avatar

Dromes :
19610
Reputación :
8
Mensajes :
139

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "Angelo tu doimoná... Epí invoconno" -Paimon-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Lun Oct 16, 2017 8:54 pm

De entre las llamas la aparición de aquel esperado espíritu fue majestuosa, digna del resultado más codiciado y preciado como lo es la invocación demoniaca… Pues el olor a azufre invadió el ambiente irritando las fosas nasales de los presentes, más su fuerza de voluntad debía ser mayor, no mostrar miedo ni debilidad, mientras los espíritus inertes permanecían al borde del circulo de sal observando a su majestad de ardiente esencia, más los papeles de madera marcaban el sello incorruptible de la entidad y la barrera forjaba a través de la sal los mantenía fuera del peligro, incentivando la seguridad que ofrecía el Uruk Ishi. Maldición, el mantener la emoción contenida desde el fondo del chamán apreciando con aquella sonrisa su orgullo, su pecho ardiendo mientras le orgullo en la memoria de su maestro se encendía cual chispa y lo consumía en el sano ego, esas increíbles ganas de festejar por su victoria, tener enfrente por lo que tantos años estudió y se esforzó era como ver a ante los ojos del mismo Diablo el final de su ciclo como erudito y dar inicio a su etapa de maestro de las sombras, más ahora necesitaba ingenio para engañar al demonio una vez más, lo cual exigía no distraerse ya que la dificultad sería mayor, comenzaría una etapa de devoción a sus tareas como maestro, mirando fijamente al demonio enardecido en aquella manifestación física, dio una leve reverencia al reconocer su título sin dejar de verlo con fascinación, algo que nadie o pocos reconocían (Más allá de sus devotos seguidores) debido a las limitaciones mágicas, su título oscuro otorgado en la memoria de su madre y su maestro -¡Bienvenido espíritu PAIMON, oh noble rey!...- tras la lírica y actuada presentación exhibiendo ambos brazos tendidos lentamente descendiendo, mantenía la paz y el temple -… Te doy la bienvenida, porque te he llamado por el que ha creado los cielos, la tierra y el infierno y todo lo que contienen, también porque has obedecido por el mismo poder por el que te he invocado y obligado para Bathal Vel Vathat Super Abrac Ruens! Abeor Veniens Super Aberer!... Cualquiera que sea su dignidad que permanezcas afable y visible aquí ante este Círculo tan constante y prolongadamente como yo tenga necesidad de tu presencia, y no debes irte sin mi licencia hasta que hayas hecho mi voluntad debida y fielmente, sin falsedad alguna…- lo último manifestaba un oscuro secreto, el plan de una trampa con la que jugaría su nombre por siempre en el reino infernal, esa dimensión que purga a las almas de velo que el transcurría y el mundo carnal donde yacen los vivos en su recipiente “In Corpus”.

Su alumna exhibió la copa de bronce con el poca agua restante, solo para que este lo tomara con la palma tatuada y comenzara a esparcir su carga empática con el brillo de su tatuaje siempre vivaz –Tu, digno espíritu que gobiernas…- más tras un pestañeo exhibió una cínica risa que tuvo que contener, retirando de la larga manga de su túnica un papel de madera doblado en 4 retazos con la mano libre, copa en alto todo el tiempo –Oh Paimon… Deseo tu sabiduría…- Y los discípulos comenzaban a repetir cada palabra entre el cantico de los cuencos, abstraídos e hipnotizados por la suave voz de su Uruk Ishi que cantonamente recitaba mientras alzaban sus vistas, un dulce trance inducido para mantener su alma libre de la tentación y el deseo -… Deseo saber la latencia de tu poder ¿Cuál es su fuente? ¿Cuál es el destino de tan magnifica belleza que emanas? Deseo saber, ¡Oh PAIMON! ¿Cuál es el secreto para hallar la fuerza de los alientos sulfurosos de los demonios?¿Cómo puedo dominar las artes oscuras que solo a ti y a tus hermanos se les ha dado? Deseo escuchar la historia de las guerras y tu eternidad… Quiero los secretos del miedo que sucumbe las condenadas almas, necesito tiempo, necesito tu fuerza… Mi voluntad es más grande que tu reinado e inquebrantable como la luz atrapada en el mirar de la bestia...- ante lo último desplegó el papel exhibiéndolo frente a ella, dibujado con sangre y tinta negra el sello de Salomón -¡Oh PAIMON! Yo te incito, yo te pido, No... ¡YO OSO DE DECIRTE!… ¡Resiga tu voluntad, abandona el infierno para servir a tu Uruk Ishi Irmiya Devique, remonta tierra a la cual no perteneces y déjate guiar por mi petición, tu deseo es mi carne…- “Tu deseo es su carne” -… Tu deseo será mi palabra…- “Tu deseo será su palabra” -… Tu voluntad se doblegará a mis pies y cumplirás con ella…- “Tu voluntad se doblegará a sus pies y cumplirás con ella…” un minuto de silencio mientras los cuencos ahora rozaban el contorno en un ensordecedor sonido mientras las llamas del círculo se tornaban azules mientras el chamán daba para que la copa brillase -¡Oh PAIMON! Observad al exorcista sin miedo, un Uruk Ishi que anhela más que preguntas, un maestro que desea jugar con la fuerza que tu padre te ha dado, alguien hecho a semejanza del señor que caminó por la tierra apreciando sus formas, un hombre que deja su corazón ahogarse en las sombras ¡Condeno en este mismo momento mi alma pero no bajo tu nombre!... ¡La entrego al allegado de la tierra y su estirpe!- y los discípulos repitieron agachando sus cabezas al suelo, besando la tierra mientras las llamas se expandían y los espíritus comenzaban a rondar alrededor de ella. Fue en ese momento que la esencia del Velo Espiritual se incrementó, solo para anular el canal que yacía bajo los pies del demonio mientras la luna realzaba el color de la sal, el fuego se convirtió en azul, gracias a que en las sales se hallaba otro ingrediente secreto…

-¡Oh PAIMON!...- y ante eso agachó su cabeza alzando la copa hasta donde su brazo llegara -… Deseo saber los secretos de la magia caótica… No pediré perdón y te pido oh señor infernal que respondas… Sea tu nuevo deseo, mi cuerpo, ¡Esta misión por la que fuí iluminado!...- bebió el agua, un sabor agrio y horrible que se deslizaba por su garganta, luego el papel comenzó a brillar mientras temblequeaba sin una corriente potable de viento, empezaba a desprender su energía, tal como se encierra a un genio, planeaba capturar el alma de Paimon… Peligrosamente poniendo su alma y su carne en juego "Que Elegua nos resguarde, estamos listos".


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
77781
Reputación :
3
Mensajes :
121

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "Angelo tu doimoná... Epí invoconno" -Paimon-

Mensaje por Paimon el Lun Oct 23, 2017 11:34 pm

Las palabras bonitas solo son presagio de intenciones ocultas, los zalameros buscan desviar la atención de sus corazones podridos. Pero, ¿quién era ella para juzgarlos? En su situación simplemente se limitaba a seguir observando el ritual al son de los antiguos cánticos que con el pasar de los años mantenían su efectividad; limitando cualquier acto de violencia por sobre su invocador.

— La sabiduría que deseas tiene un pequeño costo, no quedará atrás rastro del humano que antes fuiste pues incluso la voluntad más poderosa se doblega al pasar a través del ojo — Musitó sin poder modificar su voz, siempre seductora, siempre tan dulce.

Entre los embriagadores cantos, la pequeña multitud y la coreografía rítmica, había algo oculto tras la mano del joven Uruk, brillando a través de las casi extintas llamas, y tan solo con ver parte de ella desde su posición, cierto estremecimiento recorrió velozmente su espalda, como un choque eléctrico golpeando cada una de sus terminaciones nerviosas.

«¡¿Pero qué?!» Inevitablemente sus facciones formaron una expresión de desconcierto, que de inmediato pasó a ser sorpresa y al final furia pura. Se exhibía justo ahora su sello: El camello, escrito con sangre y sostenido justo hacia el punto cardinal de su procedencia. «¡NO! ¡No aceptaré someterme ante nadie como el viejo Paimon!».

Pero sus quejan nada cambiaron, pues un ardor solo comparable al de bañarse en el caliente centro de la tierra se apoderó de su núcleo, asfixiando e incinerando al fuente de su vida.

— AAAAAAHHHHH —

Un grito como aquel era capaz de extenderse hasta las afueras del bosque, espantando a los animales salvajes que allí habitaban. Llamas azules se expandían ocasionadas por el temerario acto del mago, preparadas especialmente para sofocar el fuego oscuro de la reina. Todo el ambiente rugía junto a ella, quien forcejeaba en un acto desesperado por librarse del peso invisible que actuaba sobre su pequeño cuerpo. Sin embargo, al igual que la fuerza espiritual que la trajo hasta aquí, fue obligada a volverse una lengua de fuego estática bajo la luz lunar e ingresó cual cometa en la hoja de papel.

Un destello fue emitido antes de que la energía se calmara, dejando el escenario en silencio. Quizá los muchachos que acompañaban a Irmiya continuaran con sus métodos defensivos, preparándose para cualquier eventualidad no contemplada en las enseñanzas del loco peliblanco.

Pero la calma solo era superficial, pues dentro del sello una enardecida batalla de voluntades tenía lugar. Mago contra Demonio, cada uno imponiendo su poder sobre el contrario, tratando de tomar el control del alma ajena. El conflicto parecía eterno, sin ningún bando aflojando la presión ejercida; sin embargo, el tiempo terminó por darle tregua al combate.

Fueron breves minutos desde que ingresó hasta que nuevamente emergió envuelta en fuego, solo que en esta ocasión cayó al suelo pesadamente, levantando una pequeña nube de polvo.

Entonces Paimon habló con un tono cargado de rencor — Qué sorpresa — Usó sus rodillas como apoyo antes de ponerse de pie de un solo movimiento, creando de cuenta nueva vestiduras para ocultar su cuerpo — Resulta que no eres un mago de mierda después de todo — La silueta avanzó hasta fuera de la zona de invocación, y era totalmente distinta al demonio que se les manifestó en un comienzo — Mira que sellar el 40 — Caminaba un poco entorpecida, tocando su cabeza — No, un 50% de mi poder —

Ahora tenía una figura humana, exhibiendo un cuerpo más alto y desarrollado, con rasgos similares a su invocador. El sello que antes estaba en el papel ahora destellaba con intermitencia en el reverso de su mano izquierda.

— Tienes pelotas, te lo concedo. Aún así, solo por osar aprisionarme me encargaré de darte un trato especial, Irmiya —

Diciendo aquello estiró sus piernas, en busca de equilibrio para caminar sin dar traspiés. Sus manos se cubrieron por su fuego, calcinando la piel de su recipiente temporal pero regenerándose casi de inmediato. Carecían de la intensidad de antes, pero danzaban rítmicamente al mismo tiempo que se envolvían en los brazos de la ahora peliblanca.  


Spoiler:


— Tal y como lo pediste, conocerás el poder del mismo infierno. Voy a impregnar cada centímetro de tu cuerpo con lecciones que no olvidarás por el resto de tu corta vida —

El ritual tenía un tiempo de "prueba", plazo donde el demonio enfrentaba al que intentase capturarlo. Si lograba matarlo entonces sería liberado; sin embargo, de acabarse el tiempo, el sello limitaría la libertad restante del invocado, obedeciendo órdenes ajenas.


○ [Tanya Wehrmacht] ahora es [Paimon]
~Hablo~ ||  Pienso  ||  Narro
(Ficha)  -Gracias Dylan Walker por el ava y la firma ♥️-
avatar

Dromes :
19610
Reputación :
8
Mensajes :
139

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "Angelo tu doimoná... Epí invoconno" -Paimon-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Mar Oct 24, 2017 9:03 pm

El sello fue concluido, el grimorio brillaba mientras la hoja temblequeaba junto con el pulso del chamán que no detenía el brillo de la palma, la copa inclusive ardía en su otra mano dejando un tenue vapor que penetraba la carne de Irmiya, el nauseabundo aroma de la piel siento rostizada por el fricción del metal mientras respiraba onda y cerraba fuerte los ojos, debía de soportar el dolor, una buena carga empática era drenada con tal de que la corrupción no salga de aquel papel, el sudor corría por su frente mientras mantenía la postura, las llamas azules del pentaculo amenazaban con extinguirse por la paz del lugar, su aprendices mantuvieron sostenida la nota de los cuencos, miradas bajas sosteniendo aquellos papeles que simbolizaban su protección, solo debían de mantener la compostura un poco más… Los espíritus rondantes, ocultos tras árboles, vagando atentos de que el susceptible recipiente les ceda el paso, pero a su vez atemorizados por esa presencia caótica y destructiva emanaba de un simple objeto. Por segundos el papel dejó de temblar, el chamán pocas veces podía notarse tan serio, compenetrado en lo que era inevitable… El retorcijo del demonio que ahora una explosión volvía a entrar al círculo mágico, envuelta en llamas y el azufre invasivo… Esa sensación y la tensión que deberá de saber llevar a cabo, ya que una vez más ofendía a uno de los súbditos de Satán, marcando su nombre en la llama perpetua de los menos agraciados solo por la mera y plena búsqueda del saber, la magia arcana más ancestral y oscura que puede romper los lares de la tierra carnal con la devastación y la muerte a su paso “Debe poder controlarse esa magnitud… Debe poder…”


“… Transmutarse- decía la dulce sacerdotisa mientras mantenía en una burbuja una pequeña hada en llamas, la luz de sus hermanas en aquel circulo tomándose de las manos mientras realizaban su cantico bajo la luz lunar. El pequeño con solo 11 años se encontraba asombrado por la belleza de esa pequeña criatura de que no llegaba ni a 20 centímetros, la sabia madre con ese rostro irradiante de luz y paz, amor y ciega confianza a cada acción, aquellos que presentaba ser la carga empática se alimentaba únicamente con el deseo de tener contacto con las emociones, dominarlas, absorberlas y así calmar a la pequeña que lentamente dejaba de revolotear en aquella burbuja, solo para con ultimas fuerzas luchar, pero algo parecido a un sueño invadía su cuerpo, la envolvía en aquella luz... Esa mujer era una estudiosa en las artes oscuras, su misión era poder purgar el mal que los habitaba, que la oportunidad del amanecer mezan las cunas de los hijos del Diablo –Acércate hijo… Ayúdame con esto. Estos pequeños seres son la oscuridad, gracias a ellos existimos y gracias a nosotros ellos existen… No son enemigos, son potenciales aliados que merecen respeto y dedicación, pon tu corazón en iluminarlos, en dominar tus miedos y así…”


-… Poder cumplir con someterlos, a la luz, trasmutar su energía en algo que pueda ser usado con otro fin para nosotros, muerte en nueva vida- Soltó el papel en blanco mientras serio observaba al demonio delante de él, quejarse y admitir que su poder había sido suprimido, años que fueron pocos para cualquier brujo, pero toda una vida empleada en llegar a este culmine momento, el saber si estaba destinado a poder superarse, encontrar las respuestas a su pregunta cara a cara a costas de su vida… El conocimiento es un arma de doble filo si estas empeñado en conseguirlo, peligrosamente rozando la obsesión, pero sus guías y el amor siempre lo mantuvieron prudente “Quien crea está destinado a encontrar”. Mantuvo el semblante frío de su cabeza mientras el cabello tomaba un color de rubio ceniza, sus emociones podían trasmitir aquella felicidad, pero solo por las enseñanzas de su primer y más fuerte maestra de la magia blanca, por breves segundos hasta en su orgulloso empoderamiento al sentir el control y el cometido ejercido sobre la bestia, la imagen de su maestro y amigo se hizo presente, al son que la estela de su esencia se hizo presente en su imaginación, una ilusión de su fantasma que tomaba el hombro ajeno, parado frente a él mientras sonreía -¿No son hermosos?...-


“-¿No son hermosos? Las más divertidas creaciones paridas por la misma Lilith- aquel hombre de rostro pintado en blanco y negro, esos ojos de furia roja mientras su porte era el de un arrogante sabio –¿Súcubos?- preguntó innecesariamente sorprendido el joven chamán de hace no más de 10 años atrás, asombrado al apreciar 6 criaturas atrapadas entre esqueletos iluminados de violeta, sometidas a besar el suelo mientras retorcían sus colas, con alas arrancadas mientras la sangre bañaba el césped –E íncubos… Fascinante ¿Eh? Quizás con suerte convocarás un goblin algún día, no sabes cuánto me tomó traerlas… Por suerte son esbirros pequeños, no quiero alardear pero creo que pronto estaré listo para uno de los más grandes y jugosos generales del infierno- la vanidad y ego seguido del sadismo de aquel brujo al patear la cabeza del incubo más cercano, Irmiya solo torció esa sonrisa al son de un sonido que marcaba lo asqueado al ver la sangre y el crujir de aquel cuello –Yo creo que paso de esa clase de violencia… Sigo firmemente en la creencia que hay métodos menos… Repugnantes que esto…- -Oh pequeño Uruk~ No sabes lo que es tener que invocar uno, olvídate de la tontería de meros insectos azufrosos, te contaré algo, estos seres nos ven como escoria, no se puede dialogar sin que te pidan tu alma o te vacían el coco, para vaciarlo tienes que ser más listo que el mismo Diablo, no creas que le agrada que se lleven a sus secuaces así como si nada. Después ellos tienen un tiempo para desquiciarse, no puedes dialogar, no tienes permitida mucha defensa… Solo puedes pelear por mantenerte vivo, utiliza cuantos sigilos y grimorios quieras, pero… Si no ti...-”


-… “Si no tienes pelotas para mirar a las sucias bestias, no te hagas llamar un brujo”- completó la frase de su recuerdo, las duras y carecientes de sensibilidad, más de una sabiduría que crecía desde el orgullo de los practicantes, donde él falló, Irmiya se levantaría triunfante, debía de tener esa seguridad marcada al rojo vivo en su espíritu y su corazón -Serás mío Paimon…- dijo con un tono serio, grave a lo que él acostumbraba, repleto de una gran furia que arrebataba sus recuerdos, desapareciendo delante de sus ojos que reflejaban como espejo el fuego de aquellas manos, esta balada de la magia sobre el mismo infierno que inevitable debía culminar, esas alucinaciones nostálgicas de la sacerdotisa de blanco y el oscuro nigromante detrás de la criatura -… Hoy yo seré quien te destrone de las tierras donde alguna vez reinaste, seré el dolor del sulfúrio de tu nombre, serás marcado eternamente por este día, mi nombre como Uruk Ishi será la sombra bajo tus pies y mi deseo será el tuyo ¡Delante de mis testigos! me re-visto con la armadura de la salvación ¡Oh Paimon!...- alzó la copa como si fuera un brindis y luego esbozó una sonrisa desafiante, ladina y burlona mientras abrió la mano para que el sonar del bronce resonara contra el suelo al caer -… Dejemos el rito precioso ¡Hoy soy tu infierno!¡Ven a a mí, reclama y lucha por tu eterna vida!...- las llamas se disiparon frente al Uruk, la sal se esparció solo en esa sección como si el viento diera paso al demonio, acto del ritual: El paso al mundo carnal, mientras tanto la palma del Uruk brillaba y su capa oscura se ondeaba -¡Concede esta pieza!¡Dancemos en este Sabbath!- el sello que aprisionaba el cuerpo de la fémina demonio se rompió, daba paso libre estando el Uruk Ishi listo. Más el primer movimiento no sería de ella, 8 esferas de luz salieron de la pequeña bolsa colgada en sus caderas y comenzaron a rodearlo, más se mantenían suspendidas, las mantendría hasta que recibiera el primer ataque, su única misión eran dispararse para su protección y no darle el gusto del primer golpe tras las explosiones... Claro que si no, tenia 8 armas listas a dispararse. Los discípulos automáticamente sacaron las tizas y giraron de cuclillas sobre sus propios ejes, dando un segundo circulo no tan distante del anterior, voltearon los cuencos comenzando a golpear las bases al sorbido ruido del metal, ambientándolo a la guerra mientras las voces cantaban en nombre del aura guerrera a Leviatán

“Nigrae legiones
Ferus imperator Leviatan
Sinus occultus fimer
Fatum terminatum
imperio inferna fortuna crudelitas”


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
77781
Reputación :
3
Mensajes :
121

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "Angelo tu doimoná... Epí invoconno" -Paimon-

Mensaje por Paimon el Dom Dic 03, 2017 8:06 am

Entre azufre, sal y otras especias se extendía el inconfundible olor de carne quemada. Con un continuo proceso de destrucción y regeneración, los brazos de Paimon se tornaban más resistentes a cada segundo. Aunque en un inicio declinó el título de Gran Reina, su actitud sufrió un enorme cambio luego de experimentar la coronación. En su mirada yacía la arrogancia de miles de imperios humanos, además de una sofocante sed de sangre tan densa que podría ser palpada. ¡¿Quién era ella?! Luchando en primera fila durante su primera vida, derrotando criaturas de ensueño cuando pasó a la segunda. Su actitud dominante ahora regía sobre 42% del infierno, incluso si el mago frente a ella tenía los conocimientos para reducirla a tal estado, ser ridiculizada frente a meros lacayos despertaba una furia descontrolada en su ser.

— Hacen mucho escándalo —

A penas su voz resonó, de cada uno de sus brazos se extendió hacia adelante, emitiendo desde ellos una terrorífica flama cuyo crepitar era tan intenso como el rugir de los dragones. Este par de ataques se abalanzaron hacia los lados, en un intento por calcinar hasta las cenizas a los molestos acólitos del mago. La temperatura aumentaba junto a la locura de la pequeña, haciendo que los alrededores se iluminen completamente bajo las llamas infernales que eran repelidas por las preparaciones de los alumnos realizadas de antemano, aunque dejando en algunos, heridas de primer grado. Sin embargo, era imposible que el ataque tuviese esa simpleza, ambos "dragones" cargaron sobre el mago sin retrasarse un segundo, impactando de lleno sobre él y las magia que había invocado.

Se desató una explosión seguida de su respectiva ola expansiva cuando el fuego chocó contra las esferas de luz. La escena se mantuvo confusa antes de que el humo se disipara, mostrando la silueta contraria sin señales de daños. Viendo el desarrollo de los hechos, volvió a emitir un par de palabras sinceras:

— Nada mal —

Pero detrás de esa voz estaba la figura demoniaca dando raros brincos laterales y soltando golpes al aire, como si sus palabras no significaran nada, — Realmente estás calificado para cometer estupideces como esta — finalmente se detuvo para observarlo fijamente a los ojos, abriendo y cerrando las palmas de sus manos, que se recuperaron de las quemaduras a un ritmo imposible de creer. — Aunque esta reina desea permanecer en Éadrom, jamás bajará la cabeza ante un mero mortal —

Mezclada en la ciudad donde lo imposible parecía no respetar las leyes de los cielos, quizá no fuese la figura más poderosa; pero una vez que daba rienda suelta a sus instintos básicos, incluso de costarle la vida, estaba segura de no tener oponente en este plano. Cuando volvió a caminar hacia adelante, se percibía una abismal diferencia entre el inicio del ritual y estos instantes. Cada uno de sus pasos tenía un balanceo elegante donde la tierra vibraba, el equilibrio, control, y poder de su cuerpo humano ahora estaba impregnado en su mente, por lo que mientras cerraba distancia con el Uruk; de su frágil apariencia se extendía un aura tiránica que bajo circunstancias normales ni se molestaría en mostrar. Esto solo probaba que de aquí en adelante daría todo de si para liquidar al insecto que se atrevió a ofenderla.

¡Crack!

Entonces el espacio al lado suyo parecía quebrarse cuando realizaba un movimiento de sus manos, era la sensación de cristal rompiéndose, aunque claramente no había algo como eso en este escenario. No había fuego o magia, era un ataque puro basado en su fuerza bruta, cosa que podías comprobar al notar su mirada inyectada en sangre y locura. Fue cuando de un salto veloz se abalanzó hacia adelante para tomar el cuello de su oponente y quebrarlo en dos. Usaría movimientos ágiles a la par que feroces mientras analizaba que trucos escondidos tenía el peliplata. Sin embargo, sea cual sea su plan debía darse prisa, o el sello terminaría por consumarse.



○ [Tanya Wehrmacht] ahora es [Paimon]
~Hablo~ ||  Pienso  ||  Narro
(Ficha)  -Gracias Dylan Walker por el ava y la firma ♥️-
avatar

Dromes :
19610
Reputación :
8
Mensajes :
139

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "Angelo tu doimoná... Epí invoconno" -Paimon-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Vie Dic 15, 2017 1:30 pm

El mago con 8 luces, estrellas radiantes de magia que lentamente lo rodeaban al chamán, se acomodaban e intercalaban entre sí mientras el portador permanecía con una expresión relajada, aquella sonrisa ladina, burlona en el aspecto desafiante, extendiendo la mano y con el bailar de esas largas y finas uñas incitando a aquella bestia, belleza de las profundidades del mundo infernal, bajo el dominio de quien siempre sentirá un apego, de quien siempre comprenderá en la oscuridad y provocará –Esta noche te quitaré uno de tus lazarillos…- musita para sí mismo, ladeando la vista breves segundos a la mano tendida a un lado de su cuerpo, cual brillo azul mantiene en vida a las runas cargadas. Irmiya en sí estaba emocionado, debía de retenerlo, suprimir junto a todas sus entidades cualquier sentimiento que logre desestabilizar el pigmento de su cabello y enfocalizarse en el trance próximo, la mente debe de jugar hábil… Aunque el orgullo de su misma acción, el concretar algo que sus dos maestros jamás lograron, el ego es fuerte para las mentes corrompidas el sentirse poderosos, pero Irmiya tenía la humildad, sabía que solo era un paso, quien tenga “pelotas” bien puestas para llevar este rito debía de tener en cuenta que su vida y la de sus discípulos estaba en juego, más ferviente era la idea cuando observó reflejado en sus ojos la forma de dos dragones, naciendo del demonio para arrastrar a aquellos seguidores de los ritos de Salomón.

La sal brilló y todos se mostraron inamovibles, cerraron la boca y presionan los dientes mientras un campo blanco los envolvía, pero esa facción de miedo y el poder compuesto por las llamas tan vividas del averno han hecho que la defensa de los jóvenes aprendices sea cuestionada, ya que sus capas fueron quemadas, dejando grandes huecos y esas porciones de piel quemadas, el roce de la piel ardiendo cual febril síntoma mientras cerraban fuertes sus ojos, pero calmarse, respirando asustados tras las palabras de su maestro, la ciega fidelidad y confianza -Predator cerberus qui vit infernus fames ardens carme hominis mortales…- y los ciculos aun brillaban extinguiendo las restantes llamas en una estela de fuego blanco que lo consumía -… Semper sequindo odorem sanguis…- y el chamán dio unos cuantos pasos a su costado, escuchando la osadía y la respuesta del demonio, brincos e impulsos que daban la frustración de que sus enseñanzas fueron suficientes… Pero la mera culpa de que un ligero daño se presentaba resentía, mas no tanto, ellos sabían, bastaba con levantar sus temblorosas miradas al maestro y continuar con los cuencos, sus palabras que reconfortaban los corazones, el rito que al pie de la letra según el cantico de tantas clases, eran aprendices de demonología, conocían el peligro por la locura que apoyaban, esto era una enseñanza, jamás mirar a la criatura, pero confiar en lo que el Uruk hacía -…Ferrox currendo ex infernalis … ¡Cabezas en alto!¡Aprendan a luchar con las fuerzas oscuras!¡Dominaremos su fuego con la fé!- Pero no del cristianismo o del señor que todos conocen, la misma fé que yacía en el conocimiento de cada satanista… Confiados volvieron a estar y continuaron con el cántico, exhibiendo los papeles de protección -Semper sequindo odorem sanguis, est cerberus…- al unísono mirando el frente en el círculo abandonado, daban el aliento a su maestro.

EL fuego fue al mago y las bolas giraron furiosas a su alrededor, el Uruk se agachó y luego las esparció, obligándoles a separarse de su cuerpo en explosiones de luz blanca -¡Nova rúnica!- y se levantó del suelo con la mano tatuada esta vez sobre ella, la niña que entre el vapor del fuego atosigado y la luz extinta su miradas volvieron a encontrarse, pero algo de vapor escapaba de su cuerpo, no mostrando el dolor de leve quemado en sus prendas o en su piel. Retiró su capa, desprendiéndose de las sogas que ataban su cuello y dejando que cayera en el suelo mientras unos cuentos pasos volvían al punto que dejó atrás, una mirada cual felino siempre fija en su oponente, preparándose para lo peor, la pelea contra un ser que sobre batallaría cualquier otro demonio inmerso en el pasar de sus años. Arrancó el collar de cuencas verdes y negras de su collar al son de una ligera risa, agachando la mirada mientras ahora ese largo collar lo envolvía en su muñeca y lo ataba cual pulsera -Seré un mortal Paimon… Pero mi recuerdo será eterno, mi voz te acompañará por siempre… Ya no es tu decisión el que permanezcas aquí ¡Es mía, belleza!- la burla retomando esa sonrisa mientras alzaba la mirada….

Paimon se acercó cual furia, una bestia salvaje que deseaba extinguir quien la había interrumpido de su reino, quien la había extirpado de la comodidad de su ambiente y le había faltado el respeto, el chamán sólo quedó fijo en su lugar mientras el cabello se le tornaba rojo y sus ojos turquesa eran corrompidos por el carmín “Oh Mair Rai, Neiwa… Apóyenme, pido su fuerzas para controlar aquello que llamó, aquella criatura que dara frente a nuestro objetivo…” “Uruk… Siempre estaremos… Contigo…” la voz sollozante respondió “Prevaleceremos tu cuerpo ¡Jamás te dejaremos solo!” y la voz acelerada rió… “¡Pero yo caminaré entre los malparidos vivos!” y la tercera voz gritó mientras sentía como aquella mano rodeaba su cuello, clavaba sus garras y la piel crujía. Uruk cerró sus ojos y volvió a verla aun con ese aire de superioridad –Paimon… Eres loca… Te daré locura... Conoce a tu retador...- tan seductor e interrumpiendo su reparación, durmió…

Pero su cuerpo se plagó de plumas y su masa muscular creció abruptamente, más de 2 metros exhibiendo un cuerpo ajeno a su delgada figura, venas y músculos tensionados que marcaban el físico mientras una cola de mono creció, sus ropas y todo lo que llevaba desapareció en retazos de tela, solo un ceño fruncido y unos habidos colmillos encarnaban una sonrisa, mientras todo se endurecía más el crujir del cuello seguía -¡¿QUÉ MIERDA ESTÁS TOCANDO MOCOSA EH?!- Una voz completamente distinta rompía la armonía de esas cuerdas vocales, ronca y grave, llena de furia, cólera, odio y agresividad -¡¡ABAJO, PERRA SARNOSA!!¡HOY MANDO YO!- alzó el puño, una mano colosalmente amplia y grande que se dirigió a aquel rostro para separarla e incrustarla en el suelo en la sumisión física, no importara el dolor, como aquel cuello era estrangulado mientras las plumas se tornaban como metales que lo cubrieran, Orunhé es un guerrero, un berserker que con fuerza bruta solo ampliaría el tiempo del sello, resistencia y fuerza era su legajo al igual que la tosquedad del tacto.

Uruk Ishi dormía, escogió a la entidad más fuerte para el cometido… Pero sus alumnos conocían el riesgo, pues ellos temblaban ahora por la presencia de esa aura rojiza que envolvía al llaman cual vivida llama, el ser destructor que daba su primer golpe a la criatura. Los aprendices jamás se detendrían, ahora la protección era para quien ocupaba el cuerpo de su Uruk Ishi y el demonio.

-Ugio sine fine daemon, parce mihi
furiosus occulos timeo frigeo, cor fit petra
vita mea fracta st et demissa et perdita -

Nova Rúnica:
Implora que los espíritus lo protejan, 8 runas lunares lo envuelven en un circulo bloqueando el ataque del enemigo, al finalizar su protección estos repelen el daño y se convierten en proyectiles esparciéndose del circulo a los que se encuentren fuera de este circulo, las runas explotan al impactar con un objeto (Por eso el nombre Nova).
Modo: Pasivo/Agresivo
Distancia de las runas: 5 metros desde la ubicación de Irmiya
Rango de la defensa: Diámetro total de 2 metros alrededor de Irmiya
Rango del estallido: 1 metro de radio desde el punto de impacto.
Defensa: reduce el daño recibido en un 15%
Daño: 15%
Duración: 1 post
Recarga: 3 posts
Contra:
.Esta habilidad lo protege de ataques fisicos o elementales frontales, más no de proyectiles/armas/metales etc.
.Tras utilizarlo necesita un post de enfriamiento para usar las runas debido a que estas necesitan "descargarse" antes de otro hechizo o su control.
.Seres que "vuelan" pueden esquivarlo muy facil, si no basta con un lugar alto.
.Las runas se esparcen en linea recta formando en el suelo una estrella y son 8, lo cual hay 8 puntos muertos en donde no impactan los proyectiles en la distancia entre runa y runa.
.Genera desgaste físico, ya que no bloquea si no que reduce el daño.
Punto ciego: Al hacer esta habilidad no presta atención a su alrededor salvo de lo que se está defendiendo, es completamente vulnerable "por arriba" de la barrera, ya que la defensa es de frente, un ataque directo desde el cielo no puede cubrirlo.
-Trama- Puede proteger hasta un máximo de 5 personas dentro de su circulo rúnico y absorber todo el daño solo el chaman. Fuera de batalla puede hacer girar las runas a su alrededor sin hacerlas estallar
La encominda a Oggum:
Espíritu: Orunhé
Aura: Roja
El espíritu de un guerrero violento, plagado por una gran ira y descontrol. Su voz es grave siempre grita y suele ser un oponente violento que no le interesa el cuerpo del chamán.
Invocación: Debe sentir ira hasta que su cabello se tiñe de rojo, luego toma su collar de cuencas y lo envuelve en su mano izquierda como una pulsera.
Leyenda:
Hace 400 años Orunhé era un un Masai Orisha, un guerrero de una tribu africana local Africana, sus tierras fueron invadidas por los hombres blancos a mano armada declarando el exterminio de las etnias "primitivas", siendo el último guerrero de pié tras la masacre de sus hermanos, para salvar a su pueblo se encomendó al dios de la guerra y la venganza Oggum, este le ofreció los poderes para enfrentar al ejercito invasor y resistir hasta que el último soldado blanco cayera, luego Orunhé caería de rodillas.
Habilidad:
-Aumenta su musculatura y su tamaño (alcanzando los 2,50 metros de altura)
-Las plumas que lo cubren se endurecen.
-Ignora el daño inmediato en esta transformación.
Ventaja:
-Incrementa su fuerza (20%)
-Incremento de la resistencia (15%)
-Tácticas y conocimiento en pelea cuerpo a cuerpo.
Desventaja:
-Reduce su movilidad física (20%)
-Reduce su agilidad (15%)
-No puede sanarse/curarse ni recibir buffs o ayuda aliada (En este estado suele atacar aliados).
Duración: 4 posts
Recarga: 4 posts
-Contra- Una vez el espíritu deje el cuerpo todo daño que le fue causado lo recibe inmediatamente en forma humana (descontando el absorbido por su defensa) resintiendo todas las heridas y desangres que haya recibido, su forma humana puede provocar desde heridas graves, entumecer sus músculos o la muerte.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
77781
Reputación :
3
Mensajes :
121

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: "Angelo tu doimoná... Epí invoconno" -Paimon-

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.