6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Tienen un nuevo paquete

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tienen un nuevo paquete

Mensaje por Yin el Jue Oct 05, 2017 8:24 am

No sentía nada, no sentía dolor, ni incomodidad, no sentía los latidos del corazón palpitando y eso era raro pues en esa situación lo normal era encontrarse asustado. No sentía la respiración, pues no estaba respirando. Nada de nada, no se aburría tampoco... era una sensación extraña, definitivamente era un objeto. Se encontraba acurrucada en un lugar pequeño y oscuro, sobre un monto de papel para amortiguar los golpes ¿Cómo pudo llegar a esa situación? Llevaba en aquel lugar, en aquella caja unas doce horas, el profesor dijo que saldría enseguida. Yin nota el movimiento, pero no piensa, no siente.

Todo se torció desde el momento en el que su madre murió y Yin fue secuestrada por aquella gente tan retorcida. Tal vez no debió de huir, tal vez debió haber sido subastada como una buena muñeca, pero Yin no tenía el control de su situación, si estaba así era por la voluntad del profesor. Eso también le trajo problemas al profesor, tantos que tuvo que deshacerse de Yin y todo. Pero a Yin le es indiferente.

El profesor metió a Yin en una caja y la cerró, y le prometió que estaría a salvo a partir de entonces. Yin recuerda eso especialmente. De pronto, Yin notó como el movimiento paraba, como una frenada, y tras una breve pausa alguien elevaba su recipiente y lo cargaba unos cuantos metros, y allí, lo depositaba otra vez sobre una superficie. Yin abrió los ojos pero no veía nada igualmente.

El cartero pegó la nota que se le ordenó pegar en el paquete, llamó al portero y dijo que la escuela tenía una entrega, le ordenaron irse, en breve vendría alguien a por él. El cartero se marchó. Yin cerró los ojos de nuevo.


Y I N ID
Y I N:
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
10966
Reputación :
1
Mensajes :
18

Ver perfil de usuario
SERES ARTIFICIALES

Volver arriba Ir abajo

Re: Tienen un nuevo paquete

Mensaje por KaiserApolo el Dom Oct 08, 2017 12:23 pm

Mi señor Kaiser… ¿No debería estar usted en el colegio?

El antiguo mago seguía siendo igual de vago incluso tras su muerte. Ahora, como ángel, la única diferencia es que en vez de escuchar a un caído gritando por las mañanas como despertador, tenía un ángel que se dedicaba a usar las plumas de sus alas para buscarle las cosquillas. Así hasta que, en un arrebato de ira, Kaiser se levantaba iracundo y comenzaba su día con el mismo humor que un esclavo recién comprado.

Qué molestia… ¡Ludoshiel, infórmame de lo que has encontrado en nuestros territorios! ¡Sariel, revisa mis acciones en bolsa, quiero un beneficio del 200% como mínimo!

Tras decir eso, el Arcángel Dumgrante se levantó de la cama, buscando medio adormilado su túnica, y así hasta estar preparado para poder comenzar su jornada laboral. Siguiendo sus órdenes, los otros dos representantes del dios dragón comenzaron a comunicarse mentalmente con algunos de los agentes de la mafia, buscando así cumplir los designios de su amado Sacerdote Mayor.

Mi señor… Todo está perfecto, debería dirigirse ya al Instituto y enseñar a sus alumnos el arte de la biología y el ocultismo.

Ese era Ludoshiel, el mayor de los tres ángeles mayores, a pesar de que no fuera el principal. Tenía razón, y en eso, Kaiser debía darle sus respetos: el hombre no solo era un gran orador y amigo, también un buen consejero. Así pues, a primera hora de la mañana, el ángel salió por el portón de su mansión, mientras sus otros dos ángeles le entregaban el Joker Negro, su arma predilecta. Nunca salía de casa sin ella, para él, eso sería un acto de herejía. Con todo esto, Kaiser tomó su forma real, para poder alzar las alas, y dirigirse hasta el Instituto. En realidad, él era profesor porque como hijo del líder de la mafia, si no tuviera una profesión honrada a parte de la de esclavista, sería un enemigo público declarado. Además, con ese trabajo pudo encontrar a su amada, Asuna. Hacía tiempo que no la veía, y eso era algo que le preocupaba, tal vez era el principal motivo de aquellas pesadillas que inundaban su cabeza por las noches.

Jefe, no se preocupe… Asuna debe estar bien, de lo contrario, Ludoshiel ya hubiera sentido algo.

No puedo evitar alterarme. Tuve una reacción algo violenta, y creo que ella sigue pensando que estoy muerto.

En ese momento, Sariel y Kaiser estaban en una enzarzada discusión mental sobre el tema, uno yendo camino al instituto y otro en la casa, probablemente vagueando en algún sofá o comiendo de la despensa cuando el tercer arcángel no miraba. Pero estos eran temas que al joven ángel le habían dejado de importar desde hacía poco. Solo quería ver de nuevo a su amada. Abrazarla. Disculparse… Sin darse cuenta, había llegado a la puerta del instituto, entrando de nuevo a su forma normal y encontrándose con el cartero en la puerta. ¿Un paquete anónimo? Qué extraño… No obstante, la curiosidad de Kaiser era tal que no pudo evitar agarrarlo (con su fuerza sobrehumana, solo necesitó cargarla con una mano, apartando a algunos curiosos con el borde del Joker Negro) hasta llegar a un lugar más apartado. En la mafia, le habían enseñado que determinadas cosas eran mejor verlas en privado antes de desvelarlas.

Uh… Tiene el mismo peso que una persona real. Espero que no sea alguna broma de un alumno.

El ángel comenzó a reír ante su propia ocurrencia, para luego cortar la cinta de la caja con la lanza sagrada que tanto debería cuidar (y aun así, utilizaba como un abre-cartas XXL, supongo que eso sería algo lógico si tenemos en cuenta que Kaiser seguía creyendo en aquel instante que los móviles eran aparatos mágicos), con un cuidado extremo. Una vez terminó, abrió con cuidado la caja, esperando ver algo. No obstante, lo que vio era como mínimo, interesante.

Oh. Qué regalo tan bonito. Una muñeca de porcelana…

Tras decir eso, el ángel miró con una sonrisa a la muchacha allí cautiva. Él ya había visto cosas peores (entre ellas, metamorfos. Simplemente, perturbadores), con lo cual, una niña en una caja solo le hizo soltar una carcajada.

Pareces de calidad… ¿Cómo te llamas, muchacha? ¿Y qué haces aquí? Soy Kaiser, profesor de Takemori, por cierto.
avatar

Edad :
17
Dromes :
3320
Reputación :
12
Mensajes :
297

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Re: Tienen un nuevo paquete

Mensaje por Yin el Miér Oct 11, 2017 6:16 pm

Una vez ido el cartero Yin empezó a oír algo, era un sonido familiar, nada más y nada menos que el sonido de la calle. -¿Dónde estoy?- Una gran mezcla de sonidos, pasos, murmullos, tráfico.... ¿Había llegado ya a su destino? Desde luego, en un barco no estaba, el ruido del barco era diferente, más molesto. Cabe mencionar que Yin venía de un barco, claro está, ella viajaba en la parte de las cargas junto a otras mercancías. En ese lugar pudo oír hasta a animales, de vez en cuando a otras personas, como a marineros que salían a tomar el aire fresco del mar o a fumarse un cigarro. De todas maneras desde su transformación a Yin le importaba poco, se había deshumanizado parcialmente, y no parecía que fuera mejorando.

De pronto, Yin sintió como alguien, a saber quien, se acercaba, pues sus pasos se oían más cercanos a los de cualquier otro en sentido progresivo, alguien extraño. -¿Otro cartero? ¿Es que el viaje no acabó aún?- No le extrañaba, había estado pasando de mano en mano desde que su profesor la metió ahí. Yin se preguntó cuanto tiempo le quedaba al viaje, o incluso, si alguna vez saldría. De pronto sintió como la cargaban de golpe, sin ningún tipo de esfuerzo, entonces todas las perlitas de plástico protector empezaron a revolotear, se sintió como en una montaña rusa, aunque no le era posible marearse, si notó un exceso de movimiento en un espacio, en esa caja que a este paso se convertiría en su nuevo hogar. Cuando por fin la volvieron a descargar en el suelo, se sintió algo menos incómoda, aun así no había abierto los ojos, estaba tranquila. Yin escuchó una voz, un murmullo masculino, no pudo escuchar claramente que decía pues el sonido no llegaba muy bien dentro de la caja como ara entender un lenguaje. Yin se preguntó si aquel murmullo masculino vendría de la misma persona que acababa de cargar la caja con tanta facilidad, sin ayuda palancas ni nada. Entonces ella se imaginó a un hombre gigante, con los hombros grandes y anchos, con unas manazas claramente mas grandes que su cara, y con unos pectorales de toro, casi un engendro. El supuesto engendro que había depositado a Yin en un lugar totalmente desconocido para ella, pues no oía nada, empezó a reír de la nada, nada exagerado. -Tal vez es un maníaco-

Empezó a oír como rajaban el embalaje de la caja de Yin, ¡Que ya lo estaban abriendo! Eso significaba que en breve alguien iba a recibir el paquete, es decir, alguien iba a recibir a Yin, y entonces Yin podría salir de esas cuatro diminutas paredes, ya no tendría que vivir ahí. Pero cayó en la cuenta de algo malo. ¿Y si el destinatario era ese "engendro" cargacajas maníaco?

Sin embargo el aspecto de aquel ser no era la de ningún engendro. Tal vez era por la inmensa luz cegadora, clara como el cabello de ángel que penetraba sin piedad en los ojos de Yin incluso antes de abrir los párpados, por la que Yin cambió de opinión respecto a aquel ser. Ella vio una figura resplandeciente y robusta envuelta en un halo de luz cálido, y sus ojos ardían, ardían como nunca ya que había estado tantas y tantas horas en la oscuridad. No, Yin no era ninguna muñeca de porcelana aunque lo pareciera. La figura vaciló mientras Yin se intentaba de proteger con las manos de la luz a la vez de que intentaba ver algún detalle de aquella persona.

-..Yin..-Dijo con una voz débil. Ese era su nombre, en respuesta a la duda de aquel señor, pero por desgracia no sabía que estaba haciendo ahí, o estaba demasiado aturdida por la luz como para contestar.

Intentó incorporarse como pudo pero había estado tanto tiempo en la misma posición que las piernas le fallaban, pero no fue torpe y con cuidado cuidó de no caerse, y con esto salió de aquella caja. Cuando puso el primer pie en la superficie dura y firme del suelo se sintió aliviada, y se apresuró a poner el otro, con algo de torpeza por culpa de las bolitas de plástico protector de la caja. Su vista se iba acostumbrando, aun así lo veía algo pálido, la luz no la percibía bien del todo y es que esto se debía a la parcial ceguera de Yin. Ella veía los colores mas pálidos, menos nítidos y la luz los hacía prácticamente blancos. Fue desaturdiéndose por momentos. Le pareció haber escuchado que él era profesor, en un instituto. ¿Por qué el profesor la habría mandado a una escuela? No tenía sentido. ¿Que sería de ella allí? Una muñeca no está nunca segura, por su pasividad como ser de materiales inorgánicos y su nueva naturaleza de obediencia... era carne de mercado negro. Yin le señaló a aquel profesor la nota que había pegada en la caja

"Esta Doll es especial, cuidad de ella pues no tiene a nadie" era lo que se podía leer en ella. Yin se incorporó cabizbaja, como de costumbre, esperando a que aquel profesor cargacajas sobrehumano se dignara a leer el mensaje que el profesor de piano tenía para él, Yin se sentía como una maleta perdida, insegura, como una vagabunda, alguien sin hogar, alguien sin lugar al que pertenecer, se preguntaba si ese lugar al que la había mandado sería su nuevo hogar.


Y I N ID
Y I N:
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
10966
Reputación :
1
Mensajes :
18

Ver perfil de usuario
SERES ARTIFICIALES

Volver arriba Ir abajo

Re: Tienen un nuevo paquete

Mensaje por KaiserApolo el Jue Oct 12, 2017 1:21 pm

Yin... Es un nombre precioso. Parece sacado de los mismos mandamientos de mi dios.

El Arcángel, Mandamiento de la Desgracia, no solía mostrarse tan caritativo nunca, en ocasiones normales, ya hubiera empalado a la joven en la lanza solo para ver si una doll podía sobrevivir a un ataque tan grave. No obstante, la joven estaba de suerte, pues algo le impedía: había aprendido gracias a esa tal Arika, que los seres artificiales solían ser más inteligentes que el resto, y fieles, sobre todo fieles. Era algo interesante... Un doll podía convertirse en un esclavo sumiso a cambio de nada, por ello, eran más útiles que los esclavos corrientes, a pesar de menos prestigiosos.

Vaya, la princesita parece que no es capaz de levantarse de su alcoba.

Esto lo dijo entre unas risas muy leves mientras miraba la cómica escena que causaba la menor mientras intentaba no perder el equilibrio tras estar en una caja tan minúscula. Pobre… ¿Cuánto tiempo había pasado allí encerrada? Como un gesto de disculpa, el ángel bajó sus alas, disminuyendo ligeramente el brillo que su cuerpo desprendía de manera pasiva.

¿Mph?

Kaiser miró unos segundos el papel, sin saber qué hacer exactamente. Obviamente, sabía leer y demás tonterías, de lo contrario no sería profesor, pero era raro que una niña, tras levantarse de una caja, lo primero que te hiciera fuera darte una nota, sin antes preguntar nada ni ponerse a llorar como hacían todos.

Tras pensarlo unos segundos, viendo cuál sería la reacción correcta, el arcángel cogió con cuidado el papel de las manos de la muchacha, pasando así sus dedos (tan suaves como masculinos, por algo era un ser heraldo de los dioses) sobre la mano de la joven. Era de un tacto inusual, como la piel de una muñeca, pero más flexible que no la porcelana. Aun esas, resultaba más cálida y humanizada que la de Arika.

Veamos… Normalmente los tutores legales nos dan algo más que un papel como presentación. ¿Tienes algún protector, padrino, tutor que pueda responder por ti? De lo contrario, me temo que voy a tener que hacerte un interrogatorio bastante… Complejo.

Esto lo dijo más severo, intentando no seguir pareciendo una bola de discoteca con alas que siempre reía. Tras leer con cautela la nota, el ángel miró a la joven, impactado. ¿Eso era una broma? Como un acto reflejo, Kaiser comenzó a reír, arrojando su lanza a unos pocos centímetros de los pies de la menor.

¿¡ES ESTO UNA BROMA?!

El ángel no estaba de humor para eso. Tras perder a su amada, lo último que le hacía falta era una cría intentando meterse en una caja para dar pena. Se acercó hasta quedar a pocos centímetros de la cabeza de la joven, desprendiendo un aura cada vez más rojiza. Tras colocar la mano cerca del cuello de esta, hizo aparecer una katana que no tocaba siquiera la yugular de la joven, pero sí estaba cerca.

Verás, querida Yin… Normalmente, me gusta reír como al que más, pero esto pasa de castaño a oscuro. Si no quieres morir desintegrada por el poder del dios al que sirvo, te voy a pedir que no vuelvas a este recinto escolar.

MI SEÑOR. UN POCO DE COMPASIÓN.

Acudiendo a la llamada involuntaria que provocó arrojar el Joker Negro, una luz negra hizo aparecer a Ludoshiel, que agarraba por el hombro a Kaiser con tal de retirar el arma del cuello de la joven.
Permíteme presentarme, muchacha. Soy Ludoshiel, segundo arcángel más poderoso de la religión dumgrante. Disculpa a mi compañero, está algo enfadado últimamente.

El ángel tomó aire, dando la razón a su camarada otra vez.

Bien. Vale. Cuéntame tu historia. Si la considero creíble, te ayudaré a obtener la mejor beca posible.
avatar

Edad :
17
Dromes :
3320
Reputación :
12
Mensajes :
297

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Re: Tienen un nuevo paquete

Mensaje por Yin el Mar Oct 17, 2017 2:23 pm

Yin siguió cabizbaja después de hacerle entender que todo lo que tenía que saber estaba escrito en una nota, tal y como le ordenó el profesor, ella mostró a su destinatario su mensaje una vez fuera de la caja por si no se habían dado cuenta. Yin no sabía que había escrito en la nota, ella solo obedecía las órdenes del profesor. Debía de reconocer que se sentía insegura, una doll sin mucha evolución sin un hogar fijo podría acabar en manos de cualquier degenerado, ya que son seres fácilmente manipulables aunque en el fondo tengan su propia personalidad, y a Yin aún le falta por desarrollar su propia autonomía, casi ni se movía si no se lo decían. Las muñecas son el artículo más caro del mercado exceptuando algunas mansiones y terrenos, a veces incluso están ilegalizadas por el uso que a estas se les da, y no pueden ser vendidas a cualquier persona, por eso son carne fresca en el mercado negro, un destino cruel e injusto para estos seres.

Yin estaba al tanto de todo esto, era consciente de su situación, pero no pensaba en ello. Mientras ella se mantenía allí parada, mirando el calzado de aquel señor brillante, su risa repentina y el movimiento brusco de la lanza que dicho sujeto portaba la sobresaltó, la lanza ni la rozó. Preguntándose si es una broma (debía de preguntárselo a sí mismo pues Yin ni entendió la pregunta, ni iba a responder de todas maneras), se acercó con un aura amenazadora a Yin y amenazó con herirla poniéndole un tipo de arma blanca en el cuello. Yin ni se inmutó, ella simplemente no entendía el escándalo de aquel sujeto. Algo escandaloso debía de poner en aquella nota, ¿no? No se imaginaba al profesor escribiendo un chiste en aquellas circunstancias.

Bueno, al parecer Yin no era bienvenida a   aquel lugar por ese sujeto, debido a lo que sea que estaba escrito en aquella nota. ¿Morir desintegrada? No estaría mal después de todo, teniendo en cuenta los posibles destino de una doll solitaria y sin autonomía. Ah, pero eso no iba a ser el caso, porque un amiguito de aquel  sujeto irrumpió en la amenaza de muerte de aquel ser brillante hacia Yin, pidiéndole compasión (o mas bien exigiéndole). ¿Religión dumgrante? ¿Estaba en una secta? Como fuera, Ludoshiel, el segundo arcángel mas poderoso de la religión dumgrante hizo cambiar de opinión a su compañero, que estaba algo enfadado últimamente, según Ludoshiel.
Yin se encogió de hombros, con una voz sin personalidad ni tono que sobresaliera, empezó a contar lo que se le había ordenado en bajo, sin apartar la mirada de aquel calzado. Aunque no sabía muy bien a que se refería, ella optó por contar el porqué había llegado allí… ¡Pero eso no lo sabía! Así que en vez de eso, contaría porqué estaba allí, que es diferente.

-…Una mafia me secuestró… me convirtieron en doll, fue doloroso… Ellie me rescató y me protegió.. en la puja por mi, el la ganó, así fue como me sacó de allí. Pero le descubrieron y quisieron matarlo y secuestrarme de nuevo. Nos escondimos un tiempo y cuando perdimos un poco la pista a esas personas me metió en una caja y me dijo que debía de resistir, y que me enviaría a un lugar a salvo… de esta manera era más seguro, nadie se espera algo así…-

Yin paró de hablar. Le hizo un breve resumen de sus últimos cuatro meses de vida, los peores sin duda. No hizo ninguna reacción ni declaración más, simplemente esperó por la respuesta del ser de luz o de Ludoshiel, el compañero amable de aquella violenta persona.


Y I N ID
Y I N:
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
10966
Reputación :
1
Mensajes :
18

Ver perfil de usuario
SERES ARTIFICIALES

Volver arriba Ir abajo

Re: Tienen un nuevo paquete

Mensaje por KaiserApolo el Miér Oct 18, 2017 7:30 am

No sé si debería fiarme de ella… ¿Qué opinas, Ludoshiel?

Los arcángeles habían comenzado una disputa mental entre ellos, gracias a la capacidad mágica del segundo para poder comunicarse mentalmente, haciendo así que la joven no pudiera escuchar nada, mientras que el aura roja de Kaiser parecía volverse algo más tenue y normal.

Parece buena chica. No parece consciente siquiera de lo que has dicho. Bueno. Y tampoco presenta síntomas de terror. Debe ser cierto que es una doll, aunque eso ya se notaba.

Mph… Creo que me voy a aprovechar de ella un poco

Mi señor, ¿en qué estás pensando? ¡Ni se te ocurra!

En ese momento, Kaiser interrumpió la comunicación mental y fingió prestar atención al relato de la muchacha, totalmente indiferente, mientras en el rostro de Ludoshiel se formaba poco a poco esa sonrisa que tanto le caracterizaba, con la que intentaba animar a los que tenía cerca y que ciertamente, solía funcionar.

Sea razonable, mi señor. Ya tiene diez como esas en su colección, por no hablar de los ángeles caídos y demonios… Es una niña, parece haber sufrido. Déjela, haga el trámite correspondiente y…

Y… ¿Por qué no me dejas hacer mi trabajo?

Sentenció el ángel, mirando con severidad a Ludoshiel. A pesar del poder mágico del arcángel, poco podría hacer con el líder de la religión, que tenía suficiente poder como para destruir una ciudad con una sola esfera de luz y todo lo que hubiera cerca. Tras colocarse correctamente su gabardina, hacer desaparecer la espada con la que segundos antes había amenazado a la muchacha, abriendo ligeramente sus alas durante el proceso y recogiendo el Joker Negro, Kaiser, por unos segundos, dirigió su mano hacia la mejilla de la joven, acariciándola de manera paternal. Pero se detuvo para abrir la boca con tal de decir algo, antes de que el arcángel le interrumpiera.

Bueno, señorita Yin… No se preocupe, tras ese muro de hormigón con alas que tiene delante, se esconde un ángel con buen corazón, y que nunca desobedecería los Diez Mandamientos Grimantes, entre ellos, está el de la piedad. ¿Te acuerdas, Kaiser? ¿Y te acuerdas de lo que pasa a los Dumgrantes que desobedecemos los designios de nuestros dioses? Ya sabes, desaparecemos, sin más.

Ludoshiel no parecía muy preocupado por lo que Kaiser pudiera hacer a continuación, solo le preocupaba proteger a la joven de la furia de su superior o como mínimo, atrasarla lo máximo posible. No obstante, y como todo Arcángel a las órdenes de Dumgra, tendría que obedecer a su Sumo Sacerdote en caso de que le diera una orden directa: En ese sentido, Ludoshiel y Yin estaban igualados: ambos tenían un sentido de la obediencia que poco podía anteponerse. Y eso era algo que Kaiser, por supuesto, aprovecharía al máximo. Ahora que Asuna no estaba en su casa, podía utilizar a sus esclavos como quisiera y no preocuparse por lo que pudiera pasar en caso de que aparecieran delante de su amada. Eso era una ventaja que a decir verdad, el mismo Kaiser apreciaba.

Pues bueno, Yin, si lo que me has contando es tristemente cierto, debo ayudarte y poner todo de mi parte con tal de que puedas descansar y humanizarte, no en el sentido literal, ya me entiendes, aunque tal vez Ludoshiel pueda curarte con el tiempo… -el arcángel abrió sus verdosas alas sorprendido, haciendo señas con la cabeza para mostrar negación: él podía curar heridas leves y graves de cuerpos vivos, teóricamente, la joven dejó esa etapa atrás- Bien. Parece que no. Pero… Un segundo, por favor.

El ángel se agachó ligeramente con tal de estar a la misma altura que la muñeca, pues con sus dos metros de altura le resultaba algo difícil, y tras eso, movió los dedos de su mano derecha dibujando el símbolo Grimante en el aire, que se materializaba con una misteriosa luz negra hasta formar una especie de dragón con ocho ojos rodeándole, haciendo que apareciera otro ángel común, que a diferencia de Kaiser o Ludoshiel, no desprendía ningún brillo y solamente destacaba por unas alas azuladas.

Tú. Te ordeno que busques lo que necesita un alumno recién llegado, y Ludoshiel, por favor, acompáñale.

Tanto el arcángel como el soldado obedecieron a su sumo sacerdote, a pesar de que el primero parecía disconforme a sabiendas de lo que podría hacer su líder en caso de que no estuviera él para controlarle, así pues, comenzó a alejarse a una gran velocidad, que siquiera el otro soldado podía igualar.

Bueno, muchacha… Vamos a probar una cosa. Te ordeno que… No sé… Te ordeno que te golpees a ti misma.

Kaiser sonrió, expectante por ver si era cierto que como una doll que era, Yin obedecería su orden.
avatar

Edad :
17
Dromes :
3320
Reputación :
12
Mensajes :
297

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Re: Tienen un nuevo paquete

Mensaje por Yin el Vie Oct 20, 2017 5:31 pm

El tiempo pasaba de manera muy lenta en aquellos instantes, aunque la mayoría de las veces era así, a Yin no le importaba porque solo tenía que desconectar su mente y poner en marcha esa extraña habilidad que conserva de cuando aún era una persona de carne y hueso: soñar despierta. Pero resulta que le interesaba la situación así que no podía arriesgarse a hacerlo. Yin se sentía agradecida muchas veces por poder conservar aunque solo fuera eso de su época de humana, y le agradaba que fuera eso precisamente. Claramente, Yin era una buena chica, quizás por eso, por ser una buena chica, le pasaron tantas desgracias. Como fuera Yin, sin siquiera parpadear, con la cabeza una cabizbaja estaba dispuesta a escuchar lo que tuvieran que decirle, incluso si no quería.

Finalmente aquella persona tan brillante que segundos atrás había amenazado a Yin, decidió que aquella arma sobraba en su espacio vital y la hizo desaparecer como por arte de magia, Yin vio los pies de aquella persona acercarse y la sobresaltó, una mano que empezó a acariciar la cara de Yin, haciendo que esta levantara la mirada por primera vez para mirarle a los ojos, como signo de respeto, una “respuesta” a aquel gesto del ángel. Claro que era un ángel, Ludoshiel volvió a mencionar esa ideología o religión de la cual parecía pertenecer aquella persona alada, y parecía una religión que favorecía a Yin pues en ese momento ella era una persona necesitada de la piedad de alguien como el ángel… Y al parecer aquella persona alada y brillante podría morir, según Ludoshiel acerca de su religión, si no era piadoso con Yin, una persona indefensa.

Por el momento ella no se sentía en peligro, parecía que iba con buenas intenciones, pero antes intentó rebanarle el cuello así que no se daba por tranquilizada. Al fin y al cabo Kaiser, así es como lo había nombrado Ludoshiel al ser brillante anteriormente, le ofreció su ayuda y la ayuda de Ludoshiel para curar a Yin, que en ese momento esta le miró mientras negaba… Yin se figuraba por qué, ya le había ocurrido tiempo atrás algo parecido. A Yin cada vez le agradaba más aquel ángel verdoso, seguro que si supiera sonreír le habría sonreído pero en su lugar se le quedó mirando hasta que apartó su mirada, pues le llamó la atención el ritual mágico que hizo el ángel brillante, y de la nada, apareció como por arte de magia otra vez, otro ángel, esta vez de color azul y se llevó con él a la persona agradable. Yin se entristeció levemente, los vio partir.

Bueno, se había quedado sola con aquella persona tan excéntrica, de viva personalidad. Yin ya no volvió a bajar la cabeza, se le quedó mirando a aquel ángel con su apagada mirada de doll, una mirada maldita que no reflejaba sentimiento ni calor, todo lo contrario a lo que Yin había sido alguna vez. El ángel quiso probar a Yin, era la única explicación que había, parece ser que por muy linda que Yin se viera seguía siendo alguien extraño y la gente prudente no se fían de los extraños… pero Yin no replicó en nada, de hecho, sin apartar la mirada de los ojos de aquel ser brillante y alado, obedeció la orden y se golpeó a sí misma, ni siquiera pensó el modo o el lugar donde hacerlo, ella simplemente lo hizo. Levantó su brazo con la mano abierta y se dio un tortazo en la cara, la forma de agresión más común.

En realidad se supone que Yin no tiene porqué obedecer, si no quiere. Es lo extraño de su situación actual. Al no estar su dueño (Su dueño actualmente sería su profesor de piano, Ellie) ella deambularía por ahí sin rumbo, lo más curioso es que al igual que no obedecería las órdenes malas de alguien, tampoco obedecería las buenas, las buenas como huir de un enemigo, o alimentarse. Una doll sin dueño es prácticamente un cadáver deambulando, buscando su tumba. Pero como decía la carta Yin era especial, porque no era una doll tal cual, ella había sido humana, es por eso por lo que puede realizar acciones básicas no muy complicadas como levantarse y ponerse de pie a su parecer, y obedecer a un extraño que no es su dueño. Una doll normal, con el tiempo de creación igual al de Yin, no estaría lo suficientemente evolucionada como para siquiera decir su nombre a voluntad, pero Yin evolucionaba rápido. Las dolls no llegan a evolucionar plenamente, siempre les queda rasgos de seres sin personalidad o de muñecas: una doll completamente evolucionada se comportaría exactamente igual a una persona por la excepción de que aún cumpliría algunas órdenes de su amo, sin embargo siempre quedaran rasgos como el ser incapaz de entender el sarcasmo, no controlar las expresiones faciales, etc.… pero para llegar a ese punto se requerían muchísimos años, y Yin llevaba un año desde que fue convertida.

Yin volvió a bajar su mano sin retirarle la mirada a aquella persona que la observaba inmóvil. Yin sintió como la circulación se le concentró en la mejilla, enrojeciendola, eso había dolido, pero era insensible, su sistema nervioso estaba debilitado al estar conectado a goma.




Y I N ID
Y I N:
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
10966
Reputación :
1
Mensajes :
18

Ver perfil de usuario
SERES ARTIFICIALES

Volver arriba Ir abajo

Re: Tienen un nuevo paquete

Mensaje por KaiserApolo el Sáb Oct 21, 2017 11:13 am

Qué interesante juguete…

El ángel no podía evitar mirar con cierta lascivia a la joven, a pesar que por culpa del Mandamiento de la Castidad no podría siquiera tocarla hasta tener autorización de uno de los dioses, era algo natural y que le quedaba como vestigio de su etapa como nigromante. Tras cerrar los ojos y controlar sus impulsos, llevó sus manos a los hombros de la chica, no sin antes aprovechar para mover su cabeza hacia arriba y mirar con atención el moratón que ella misma se había causado.

Bien, parece que aun siendo de plástico pareces cercana a la humanidad. Entonces debe ser porque tienes un dueño al que servir, aunque esté lejos de ti, ¿cierto? No malgastes tu tiempo intentando suicidarte, te voy a ofrecer una cosa…

Antes de poder acabar siquiera su frase, el ángel recibió por detrás el impacto de una gigantesca esfera de luz verde, que golpeó sus alas y le obligó a incorporarse sobre la joven con tal de no caerse.

…Mi señor, su aura se ha convertido de un color amarillo. ¿Está sintiendo piedad?

El arcángel, causante de tal esfera, comenzó a reír, acercándose por detrás a su sacerdote, mientras le seguía de cerca un guerrero azul ligeramente impresionado con la escena: poca gente era capaz de dañar a Kaiser, símbolo del poder que Ludoshiel poseía. El ángel, avergonzado, purificó de nuevo su luz corporal para que se volviera de color blanco, como siempre, mientras arqueaba una ceja y examinaba al arcángel con cierta mirada desafiante.

Imbécil.

Estúpido.

Muérete de una vez –el ángel se acercó a Ludoshiel, asestándole un golpe brutal dirigido hacia la boca del estómago de este, y utilizando toda su fuerza para ello, haciendo que el arcángel saliera disparado hacia una pared cercana, que se agrietó en cuanto el pobre hombre impactó contra él- ¿Te rindes?

Sí, sí, lo que usted diga, su fuerza es sobrehumana.

El arcángel se reincorporó al poco tiempo, acercándose de nuevo hacia la joven, y a diferencia de Kaiser, preocupándose por el golpe que tenía en la mejilla. Automáticamente, y como un acto reflejo, apartó más al ángel y acarició el moratón de la pobre doll, desprendiendo una luz verdosa, que automáticamente, transfirió el dolor que esta sentía al cuerpo de Ludoshiel.

No sé qué ha pasado, pero te has dado un buen golpe. ¿Ha sido este cabezón?

Ludoshiel. Apártate y cierra esa bocaza.

Sintiendo la magia de Kaiser, el arcángel se apartó, mientras el otro ángel de color azul se acercaba al sacerdote con una caja de cartón, decorada a propósito gracias a Ludoshiel con un aura verdosa y unos hilos azulados, creados también con la luz del guerrero, que parecía simpatizar más con el arcángel que no con Kaiser. Este último cogió con cuidado la caja y la abrió, mirando con cierta curiosidad el material que el instituto solía otorgar a aquellos que necesitaban recursos económicos: uniforme, libros, material variado… Pero… ¿Y la llave de las habitaciones?

Es obvio, mi señor, que antes de que un novato pueda acceder a una casa, debe pasar un cuestionario, no es otorgado así porque así, si es lo que está pensando.

El arcángel declaró eso, dando a entender también a la doll que era capaz de leer la mente de todos los ahí presentes y todos podían comunicarse con él solo con pensarlo.

Por cierto, mi señor, ¿recuerdas el Mandamiento de la Piedad? ¿Recuerdas que también suele ser bonito por parte de nosotros los Dumgrantes dar cierto apoyo económico a los que lo necesiten? Esta dama no parece tener nada, y usted vive en una gigantesca mansión. No me diga que no puedes darle como mínimo un lecho en el que dormir los primeros días…

Kaiser tomó aire, mirando de nuevo al arcángel y con cierta resignación. Era cierto, como buen ángel que era, no podía perdonar que una pobre niña viviera sola y sin amparo en una ciudad como Éadrom, así pues, debía dar la razón a Ludoshiel otra vez. Ya iban tres en lo que iba de día, el hombre estaba batiendo récords a una velocidad tremenda.

Bien, vale… Yin, hagamos un trato. Si me aceptas como tu amo, te daré todo el dinero que necesites, y no solo eso, también buscaré la manera de hacerte recuperar tu humanidad parcialmente.

Me duele tener que decirte esto, pequeña, pero deberías aceptar la propuesta de Kaiser. En esta ciudad no sobrevivirías sola, puede ser un imbécil terminal, pero cuando coge cariño a alguien… Bien, al menos no te intenta matar cada dos segundos. Solo tómalo como un consejo. Aunque si quieres, hagamos esto: acéptame a mí como amo, teóricamente, Kaiser seguiría obligado a ayudarte pero tú no a obedecerle. Tenlo en cuenta.

El arcángel se comunicó mentalmente con la joven, mirándola desde lejos e intentando que Kaiser no se adentrara en esa comunicación mental. Ludoshiel no iba a permitir que una pobre dama sufriera, aunque eso le conllevara a él sufrir un castigo, pues solo Kaiser estaba autorizado dentro de la religión Dumgrante para tener criados.

avatar

Edad :
17
Dromes :
3320
Reputación :
12
Mensajes :
297

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Re: Tienen un nuevo paquete

Mensaje por Yin el Jue Oct 26, 2017 9:19 am

Mientras estaba allí parada contemplando la figura de aquella persona alada se le enrojecía la cara en la zona donde previamente se había golpeado así misma. Ella no podía hacer otra cosa sino esperar y dejar su destino en manos de esa persona que ordeno hacerse tal cosa. Entonces consideró, después de un breve momento, que ya era suficiente y bajó la mirada a su posición inicial, a los pies de aquella persona que se mantenía de pie, en frente de Yin, inmóvil.

Fue cuando entonces Yin sintió presión en sus respectivos hombros, señal de que la persona alada había posado sus manos en los hombros, suponía que tenía algo que decirle.

-¿…?-Aquella persona le iba a ofrecer una cosa según su mensaje oral, ¿Qué sería? Yin levantó la mirada de nuevo lentamente y la fijó en sus ojos, y en ese momento fue interrumpido por una presencia más, alguien no muy desconocido pues se trataba de aquella persona, una persona alada que previamente se había marchado, Ludoshiel, y por una extraña razón le lanzó al ángel una esfera de luz que hizo a Yin entrecerrar los ojos de lo brillante que era, al menos a ella debió de parecerlo. Debido a su ceguera todo brilla mucho más para ella de lo que en realidad lo hace.

Yin pudo soportar ser el soporte de aquel gran ángel, apenas. Ludoshiel se burló del ángel y comenzó a reír, en cambio, la otra persona desconocida no parecía muy seguro con lo ocurrido. Ludoshiel y el ángel se intercambiaron insultos y una afirmación cruel, Yin no reaccionó de ninguna manera. Además comenzaron una lucha en la que rápidamente Ludoshiel salió perdiendo ¿Eran adultos?

Finalmente, después de que el alboroto terminara Yin levantó la mirada para observar que ocurría, la persona desconocida que no dijo ni una palabra le entregó una caja a Kaiser y él, con cuidado, la abrió. Yin se preguntaba qué habría dentro pero no le urgía el sentimiento de conocer realmente, era curiosidad. Yin decidió no prestar atención a lo que se decían entre ellos, pues no sabía de que estaban hablando y parecía, a su parecer, que no tenía nada que ver con ella. Yin se preguntaba si la mandarían a otro lugar en esa caja. Se desesperó por dentro.

Entonces sus pensamientos fueron interrumpidos al oír su nombre saliendo de Kaiser, quien le hizo una propuesta bastante generosa, Yin le miró con los ojos muy abiertos y le observó, y de pronto comenzó a escuchar una voz, y se escuchaba claramente, un mensaje directo, tal vez sería porque Yin escucha muy bien. Yin siguió observando a Kaiser no por mucho tiempo. La figura de Ellie le vino a la mente sin ninguna razón, pero Yin no le dio importancia alguna, total, después de todo a ella no le gradaba tanto como parecía. Yin dio un paso adelante, y se acercó a Kaiser, agarró su falda morada con delicadeza y se agachó levemente, haciendo una reverencia al ángel.

-Muchas gracias por su amabilidad, por favor, acépteme como servidora, será un honor para mi hacer todo lo que pueda por usted.-Dijo con tono serio y una voz baja.
Ahora se dirigía hacia Ludoshiel apresuradamente, ella debía de agradecer su preocupación a pesar de que decidió tener como amo a Kaiser, pues le pareció que Ludoshiel podría tener problemas sino.

Se inclinó con un mayor grado incluso y acto seguido le miró a los ojos, ella no sabía sonreír pero en ese momento su espíritu sentía cariño en sus entrañas mas profundas. –Muchas gracias por su compasión, lo tendré en cuenta a partir de hora, por favor, cuente conmigo. Yin se incorporó juntó los pies y las manos en una postura recta y se giró hacia Kaiser de nuevo. -¿Qué puedo hacer por usted, señor Kaiser?-

En ese momento Yin estableció vínculo con aquellos dos ángeles, y aunque pareciera raro, a Yin le agradaban los dos por igual, aunque Ludoshiel tenía algo, un algo, que Yin no podía ver pero que le agradaba especialmente, sin embargo era incapaz de mostrar afecto, algo que la dificultaba en su comunicación, eso le molestaba a veces, pues no quería parecer descortés, tonta o incluso a veces, aburrida.


Y I N ID
Y I N:
avatar

Salón :
1 A
Dromes :
10966
Reputación :
1
Mensajes :
18

Ver perfil de usuario
SERES ARTIFICIALES

Volver arriba Ir abajo

Re: Tienen un nuevo paquete

Mensaje por KaiserApolo el Vie Oct 27, 2017 1:18 pm

Jejejejeje… Jajajaja… JAJAJAJJAJAJAJAJAJAJ

El ángel estalló en risas. Por una vez, las cosas habían salido como él planeaba. Ciertamente, una doll cuyos poderes eran desconocidos no podía ser una aliada fiable, sin embargo… No había nada que confortara más a Kaiser que el regocijo de obtener un nuevo criado para su colección. Por cierto, un dato. Ya tenía otras doce dolls como esa en su mansión.

Has sido valiente, muchacha.

El arcángel no pudo evitar derramar ciertas lágrimas ante la joven. Debido a su personalidad, Ludoshiel quería evitar eso, pero sabía que no podría hacer nada contra el ángel guerrero más poderoso de la religión Dumgrante.

Por favor. Si alguna vez necesitas algo, dímelo.

Tras decir eso, el arcángel se apartó ligeramente de la escena, dejando al que ahora era amo y criado a solas.

Ejem. Disculpa. No suele pasarme a menudo.

Rápidamente, el ángel volvió a su parecer serio y disciplinado, colocándose bien sus gafas (que milagrosamente habían sobrevivido al impacto de la esfera de Ludoshiel) y cerrando su gabardina, mientras que abría sus alas con orgullo, muestra de su superioridad como Sumo Sacerdote y ahora, amo de la joven.

Bien. Como has aceptado, a partir de ahora estás bajo mis órdenes y a la vez, eres mi protegida. Considéralo un honor.

El ángel dijo esto mostrando con orgullo una insignia que normalmente no sacaba, y le daba autorización para gobernar sobre todos los ángeles Dumgrantes. Este amuleto tenía ocho “ojos” rodeando el cuerpo de un dragón simbólico. Nadie podía confeccionar nada así a excepción de con las llamas de Grima, algo tan potente que podía calcinar mundos solo con desearlo. Además, estaba esculpido sobre escamas de Duma, tan resistente que podían aguantar una fusión nuclear y seguir ilesas. Gracias a todo esto, el talismán resultaba inigualable.

A partir de ahora, deberás saber que sirvo a Dumgra, y si no respetas a mi dios. MORIRÁS. ¿Capitsi?

El ángel dijo esto de una manera muy brusca, debido al respeto que le casuaba su temida deidad. Incluso Ludoshiel parecía conforme con esta condición, y si Sariel hubiera estado presente, también lo hubiera hecho, era algo absoluto y que ni un solo Dumgrante hubiera puesto en duda.

Segundo de todo. Tendrás todo el dinero que quieras y te protegeré siempre que lo necesites, pero a cambio, deberás obtenerlo, ¿obvio, cierto?

Tras decir eso, el ángel hizo aparecer otra espada, más grande de la que había invocado antes, con la que comenzó a juguetear en una mano mientras que se paseaba alrededor de Yin, mirando con atención de arriba abajo el cuerpo de la doll, analizando cualquier defecto físico. No obstante, estaba hecha increíblemente bien. Si el ángel fuera suficiente valiente como para acariciar a la joven, se podría deleitar con la perfección de su cuerpo, fuera quien fuera que la convirtió en doll, no era un novato, precisamente. Tal vez debería plantearse el hecho de trabajar en esos ámbitos.

De momento no tienes nada que ofrecerme. Pero quiero analizar mejor ese cuerpo tuyo. Una humana convertida en doll… Es algo interesante.

Tras decir esto, el ángel pasó dos dedos (suaves como el mismo terciopelo, a diferencia de lo que muchos piensan al verle) por la nuca de la joven, intentando así transferirle la calma que los ángeles transferían con normalidad.

Oh, qué monada. Hagamos un trato, te llamaré en unos días cuando te necesite. ¿No te gustaría hacer una ruta por el colegio? Puedo acompañarte si quieres.
avatar

Edad :
17
Dromes :
3320
Reputación :
12
Mensajes :
297

Ver perfil de usuario
ÁNGELES

Volver arriba Ir abajo

Re: Tienen un nuevo paquete

Mensaje por Alice Sadao R. el Sáb Ene 13, 2018 6:07 pm


TEMA CERRADO
Tema cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de dos meses inactivo.
Si desean volver a abrirlo pedirlo aquí.

➢ Lugar: Alrededores/Entrada


Mamiko y Alice:


No Mires(?):

Moderadora desu(?):



Hey we acércate (?):


Gracias Anja <3

~Reilice~ <3



Gracias mi bella Daia <3

Gracias Lunaris <3:


Yo hablo-Yo pienso- Yo escribo
avatar

Salón :
2 B
Edad :
18
Dromes :
666555
Reputación :
42
Mensajes :
2188

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: Tienen un nuevo paquete

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.