6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

+18 El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Lun Oct 02, 2017 1:30 pm

~Zonas Residenciales~

¿Cómo se dio este cínico plan maestro? Bueno para eso vayamos tiempo atrás, antes que caiga el sol y el sol resplandecía en un día despejado y caluroso, el joven Raciel era el encargado de visitar las zonas residenciales más favorables y afortunadas de la nueva ciudad, paseando como si fuera un artista callejero, tocando la guitarra con aquellas prendas rotas y zaparrastrosas, observando por la mañana y la tarde el movimiento de los ricachones en su cotidianidad, entrar y salir de sus mansiones, su tipos de carros, su vestimenta y espiar por afuera los empleados que trabajaban… Fue cuando pudo ver en una de las afortunadas residencias, el objetivo ideal “¿Y si pedimos rescate? Encontré buen material” fijó su mirada por fuera del portón, divisando por uno de los gran ventanales una jovencita, delicada, menuda y bella, si tan solo pudiera describírsela a Sergei… Pero no era necesario, ambos confían en su juicio “Como me excita la idea del secuestro ¿Hace cuánto no lo hacemos? ¡Já! Iré cuanto antes, pon en marcha el plan~ Ganaremos buena pasta gracias a tu buen ojo” “Entendido, llegaras en breve, no tienen perros de guardia los muy idiotas” No importa la distancia que los hermanos se hallen distanciados, el mayor ya se encontraba en un auto (Robado que tomó de pasada mientras paseaba por el centro). Solo bastó con entrar a la residencia a las 6 de la tarde, cuando se aseguraron que la joven este cerca del ventanal de la sala, los enmascarados esperaron pacientes en las sombras de la propiedad asegurandose de no ser vistos, Raciel (Con su clásica mascara de “Pequeño drama”) rompió los cristales en cuanto atravesó el ventanal, su cuerpo envuelto en la escarcha para no dañrse y que la irrupción a la morada sea mucho más dramática, las esquirlas plagaron la sala y el mayor entró a continuación sin peligro saltando el marco, golpeó a la joven dos veces en la cabeza hasta que quedara inconsciente, no se llevaron nada material ya que no tenían aquella necesidad, debían hacerlo rápido antes que los vecinos alertaran por los ruidos, más suerte que las mansiones eran terrenos extensos y alejados uno de los otros. La cargaron en el asiento trasero mientras el más joven se encargaba de amarrarla, manos cintura, cubrir su boca y a toda velocidad el “Rey de la comedia” aceleró directo al puerto haciendo chillar las ruedas en el pavimento.

~Puerto de Eadrom~

Sergei estacionó el auto cerca del muelle, a unos metros del yate blanco, allí en la entrada esperaban 4 misteriosos hombres estáticos, de rostros vendados, tapados negros, sombreros fedora y lentes de sol (Algo curioso ya que el sol terminaba de ocultarse en minutos)… Bajaron del vehículo y Sergei tomó a la joven del cuero cabelludo, atada y amordazada firmemente la arrastró mientras los 4 hombres rodeaban a su jefe apantallando la escena de vistas ajenas y curiosos, mientras Raciel pasaba al asiento de adelante y volvía a ponerse en marcha, debía de dejarlo en un lugar apartado de allí para cuando la policía siguiera el rastro en búsqueda del auto robado, igual su táctica siempre era la misma: Alejarlo lo más posible, prederlo fuego para eliminar huellas y listo, esperar que la magia forense quede perplejo y sin pistas, si bien no era necesario el fuego, era divertido el que el bastardo del dueño no recupere su preciado vehículo. Sergei se encargó de llevar a la joven a uno de sus yates, apurado y con la poca delicadeza mientras su identidad estaba cubierta, subió junto con los fornidos hombres y la arrojó con fuerza por las escaleras en el sótano de la embarcación, la parte mas baja de los 3 pisos, un lugar vacío con el piso de madera donde el movimiento de la marea afectaba mucho aquella zona, solo con una luz tendiendo del techo –Te quedas aquí bonita, no saldrás hasta que sea seguro… Para nosotros claro,- La voz casi chillona y fantasiosa al son de una risa cínica para culminar su amenaza, mientras cerraba la puerta de un topazo fuerte y la aseguraba con llave, era difícil desatarse de seguro para la joven muchacha, más siempre se debía ser precavido para no tener que matar al rehén.

El menor terminó el encargo, encapuchado y con su mascara se dirigió al puerto mientras agachaba la cabeza para que los civiles no logren verlo, el yate ya estaba con el motor ronroneante a su llegada y solo bastó con ocuparse de que no hayan moros a la costa para que avancen a toda marcha mar abierto, donde Pequeño Drama tomó el control de la nave y ahora el Rey de la comedia desde un teléfono desechable hacía la llamada que le proporcionaría la pasta deseada, recostandose en el lujoso sillón de la parte cubierta mientras los 4 hombres fornidos solo se sentaban en las esquinas, sin mencionar ninguna palabra, cuales maniquies, más estaban por seguridad. Se dió la tonada y en cuanto la voz respondió al otro lado del altavoz, comenzaba su función –Jó! ¿Cómo va todo por allí? Sepan disculpar el desorden que dejamos… Pequeño Drama tiende a no limpiar sus grandes líos…- Rió ante aquello mientras el joven solo se retiraba la mascara una vez se sentía seguro, retirar un cigarro de su bolsillo y encenderlo con el mechero que colgaba en su cuello, mucho no le hacía caso al hermano, solo se ocupaba de conducir -Bueno, me alegra informarle que encontramos una dulce jovencita que residía allí ¿Qué tal 200.000 para llevarla sana? Oooh~ jajajaja! No me hagan reír, vendan 3 de esos muebles de abeto en su sala y ya tienen la pasta, que sean 300.000... Reconsidéralo ¿Si? Si no… Bueno, vas a tener que pagar por partes, “Amigo”- Lo último saltaba del tradicional japones al español, llegando a criarse en tierra latina era normal esas expresiones suyas, además le encantaba tomar del pelo y alterar a quienes buscaba afectar -¿Sabes cuánto cotizan las manos de una joven así hoy en día?- La mofosa voz, ridículas expresiones del mayor negociando con el adinerado, mientras el yate avanzaba, alejándose de la ciudad. Solo bastaba unos minutos más, en tierras limítrofes Sergei colgaría el teléfono y la diversión se haría presente.

Concentimiento:
El próximo tema presenta +18, gore, violencia, masoquismo, bondage y escenas "fuertes" con el total permiso y consensuado por la usuaria de Rebeca vía mp.


Última edición por Bloop Brothers el Sáb Oct 07, 2017 10:59 am, editado 2 veces


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Rebeca Fdez. el Lun Oct 02, 2017 4:14 pm

¿Una vida con suerte? Mentira. Mi vida había sido siempre desastrosa. No había nada bueno en ella... Salvo esto. Miré a mi alrededor. Gracias a trabajar casi como una esclava conseguí suficiente dinero como para ingresar en un instituto grandioso. Todo el mundo me creía millonaria. Una niña de cuna. Reí. Yo. Una niña mimada... Si ni siquiera tenía padres. La única persona que podría llegar a ser mi tutor, era mi profesor, por irónico que sonase. Le tenía mucho cariño, a decir verdad. Me ayudó en todo cuanto pudo. Fue él quien me dio todo el dinero... Y es él quien lo guarda. Tener 17 años no ayuda en los bancos. Lograr entrar aquí, no obstante, fue muy duro. El instituto era muy caro y sólo pude ahorrar la mitad trabajando como limpiadora en una de las casas mas ricas de la zona. La mujer que me contrató era una anciana muy agradable, pero también muy pesada. Suspiré. Hacía ya un año de eso. Trabajé día y noche hasta ahorrar el suficiente dinero como para ingresar en la prueba de exámenes. Gracias a sacar una de las mejores notas, pude conocer a Maiser, mi maestro. Me ayudó a encontrar una de las mejores becas y... Aquí estoy. Viviendo como si fuera rica...siendo pobre. No tenía nada. Apenas 10.000¥ en el banco sin ganar nada. Tendría que sobrevivir con ello una buena temporada... 
Eran las seis de la tarde, recordar no era bueno. Bajé las escaleras de la residencia en busca de la biblioteca. Adoraba leer. De pronto, escuché cristales... ¿Cristales? Me giré demasiado lento. Un chico me golpeó una...dos veces y mi vista se nubló. 

Al abrir los ojos noté dolor en la nuca. Auch.. ¿Qué pasaba? ¿Novatadas? Imposible... De pronto alguién tiró de mi pelo y me saco de un coche.
Nadie respondió ante mis gemidos. Habían dos chico, iguales a decir verdad. Guapos, jóvenes. Fuertes. Al lado, otros 4, más nlrmales. Me llevaron a rastras hacia un sitio. Estaba tan nerviosa que no pude ver nada. Temblaba. No podía moverme.. Ayuda.. Llegamos a unas escaleras. El hombre que me sostenía me dejó caer por ellas. "Mhhh!", gemí. Dolió con fuerza.
Su voz me hizo sentir más de dos escalofríos. Cuando cerró la pierts con llave me quedé inmóvil. ¿Qué coño había pasado?

Intenté forcejear con fuerza, lo único que logré fue atarme más. Con varias sacudidas conseguí quitarme la mordaza. Y chillé.
-¡AYUDA! SACADME DE AQUÍ, ¿HOLA? - Noté un balance. ¿Estaba en un barco? 
¿¡Eh!?


Última edición por Rebeca Fdez. el Mar Oct 03, 2017 11:07 am, editado 1 vez



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
14646
Reputación :
8
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Lun Oct 02, 2017 4:46 pm

La llamada no duro más de 7 minutos, -… ¡PUES ALGO DEBE PAGAR!- tras eso lo único que podía hacer el mayor enfadado tras la máscara es destrozar el teléfono contra el suelo en una gran rabieta, el material de esos falsos dispositivos hacía que fura fácil de despedazarse contra el suelo más para asegurarse de que no quedara nada prosiguió a pisotear incontables veces, dando la suela contra el mismo piso y el ruido de los pequeños metales de aluminio quebrajarse cada vez más, enfadado y refunfuñando –Hermano… Haces temblar el barco y haces que sea dificil si alteras el agua de alrededor- dijo el joven con el cigarro en los labios, calando de tanto mientras fijaba rumbo y revisaba las coordenadas en el mini computador, debían asegurarse que estuvieran lejos -¡No me digas que me calme!- tras lo siguiente se retiró la máscara y la arrojó contra dos de sus guardias sin identidad, desde ya sin mutarse

-¡¿A quién mierda has escogido?!- no paraba de gritar y ahora dirigía una mirada alterada y furiosa a la nuca del encapuchado
-¿A qué te refieres? A una dama bonita “¿Duh?”¿Qué has hablado?- No mostraba expresión ni importancia al asunto realmente, él había concluido su parte
-¡¿Enserio?! Joder contig… CONMIGO. Seré imbécil que no investigas más- apretó los dientes y sus manos temblaban, quería degollar a su pequeño hermano, más la culpa debía compartirse
-Solo deja que nos calmemos y pensaremos en la contra-oferta-
-¡Joder pero claro que si!-
irónico y sarcástico solo dio un manotazo a la capucha, retirándosela para que afloren ese cabello picudo -¿Que tan lejos estamos?- comenzaba a agitarse su pecho, más intentaba seguir “su propio” consejo mientras peinaba su cabello hacia atrás con la palma de su mano
-87 kilometros, en una hora estaremos a 300, luego pondré el piloto hasta llegar a don…-
Sus palabras fueron interrumpidas por un rugido del mayor, la calma de la contraparte a veces alteraba al ansioso Sergei que ahora se retiraba el tapado oscuro y lo arrojaba al suelo mientras de un portazo se retiró de la cabina, solo para ir a la puerta donde estaba la cautiva.

El yate era rápido más el movimiento al surcar las agua hacía que de tanto Sergei perdiera el equilibrio mientras se dirigía a aquella habitación, colocar la llave, abrir la puerta y con una patada abrirla al tope, esta vez mostrándose con una sonrisa, su pecho agitado y su respiración ajetreada más mostrando el falso rostro sereno mientras daba cada paso hacia la joven –Tu nombre y apellido… Jovencita- examinaba por completo a la joven, estirando el brazo para tomarla del mentón y con poca delicadeza levantarla del suelo, un jalón brusco mientras agachaba la cabeza para que su altura no fuera un problema en enfrentar rostro con rostro, respiro profundo olfateando la fragancia de la  ¡aHentras aquella sonrisa mostraba todos sus blancos dientes –¿Y? Dime quien eres... Ahora- exigía saberlo, había entrado en la desesperación gracias a un error que debía asumir, la mano se cerraba, apreciando como arrugaba la parte baja de aquel rostro, mientras el pulgar ahora acariciaba bruscamente el labio inferior de la jovencita, con su mirada grisácea temblando conteniendo la violencia de su ser… Ya que el instinto masculino apreciaba cada vez más aquellas delicadas facciones, aquella blanca tez de su piel y su aliento, cálido y tan dulce, tan cerca… Tan próximo a aquellos labios, -¿Qué provecho puede traernos si no hay dinero?- perversa imaginación que afloraba en lo profundo de la mente del hombre, el cual Raciel se vio forzado a espectar al sentir esa invasión en su mente... Una grata y muy excitante, ya que aumentaba mientras Sergei bajaba la mirada hacia los pechos cubiertos de la mujer.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Rebeca Fdez. el Mar Oct 03, 2017 11:26 am

Se oían golpes... No, pisadas. Y bien gordas. Cabreadas. Unos pasos se acercaban cada vez más a mí. Mi cuerpo se heló cuando apareció el que me agarraba antes el pelo. Dejé de gritar de inmediato. Se acercó más a mí y me levantó con fuerza. Dolió.
- ¡Auch! ¡Suelta! ¿Quién coño sois? -Miré al chico que estaba detrás. Nos miraba.
Insistió en mi nombre y cerré los ojos aterrada. -Aizawa... Asuna Aizawa.
Se quedó olisqueando mi pelo. Estaba cada vez más tensa. Mi cuerpo temblaba, intentaba no hacerlo pero me era imposible. Tanto que acabé cayendo al suelo, mis piernas no me sostenían. -No me hagáis nada, por favor... ¡llamad a la residencia! Ellos podrán daros algo de dinero... Yo no tengo nada pero seguro que el director sí. Llamadlo ahora, os daré el teléfono... 
Dejé de hablar, no podía siquiera respirar. Miré de refilón al chico de atrás. Miraba a su jefe (si es que lo era). El otro me miraba a mí, de arriba abajo. ¿Dónde me había metido? Con lo tranquila que estaba en la residencia... Maldita sea.
- Mira... Hagamos una cosa. V-Vosotros me dejáis libre y yo... Yo... Voy a... A por el dinero, os daré cuanto tengo. 10 mil yens. Es lo único que puedo dar... PEro dejadme ir, os lo ruego -mi voz se quebró. 
¿En serio trataba de negociar con esos chicos? ¡Si eran enanos! Seguramente tendrían mi edad, acaso un poco más.
De pronto noté algo frío en la espalda. Una línea roja cayó también por mi pecho, manchando así la camisa blanca. Sangre... 
El miedo me había hecho olvidar el dolor. La cabeza me ardía. Como si tuviera minions golpeándola con fuerza, cabreados. Noté también un leve mareo. Seguía viendo borroso, no se me había pasado. La sangre goteó los zapatos del chico del pelo corto. Me sonrojé. 
- Me...duele -susurré sin darme cuenta. Me entraron hasta náuseas. - Mh... -Mi cuerpo dejó de funcionarme. 
Caí bocabajo encima del muchacho, la sangre seguía cayendo. ¿Tendría una brecha?



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
14646
Reputación :
8
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Mar Oct 03, 2017 1:10 pm

-Oh preciosa… Somos exigentes… Pedimos mucho MUCHO más…- rechazó la idea de aceptar tan poco dinero después de tanta planeación, el verla de esa forma, tan herida, delicada y frágil, entregada a la merced de ambas mentes tan perversas como peligrosas… Sergei no podía evitar hundir su nariz en aquel cabello, en aquel cuello, pasear su rostro por el contrario excitándose tan solo de sentir aquella cálida piel estremecerse a su agarre, la comparación de alturas era muy notable de igual forma, Sergei era increíblemente alto y fuerte, el tener una señorita así remarcaba más su dominio y poder, acrecentaba su ego de una forma magistral, solo pudo con la otra mano tomarla firme de aquellas cinturas arrugando la ropa a su paso, queriendo arrancársela mientras sus dedos se cerraban y la apegaba a su propio cuerpo, la erección entre sus piernas crecía lentamente ante el calor ajeno y sus nervios, su debilidad punzando y pidiendo inconscientemente que la tome (Desde la mente de nuestro perro lujurioso), a lo cual el menor apareciéndose con el cigarro tuvo que hacer su aparición -… Es obvia la respuesta hermano…- dijo fríamente mientras se ubicaba detrás del mayor para contemplar como flaqueaban las piernas de la joven sin apartar el cigarro de sus labios, trago saliva mientras intentaba contener su respiración, haciendo que el humo del tabaco escapara por sus fosas nasales cual toro embrutecido -… Es muy bonita, si es una don nadie, dudo que se queje...--MUCHO-  completó el mayor esbozando una sonrisa –Ruega, patalea y suplícame, pero veo que podemos hallar otra utilidad para ti… Deliciosa “zorrita”- se relamió en cuanto la gota de sangre rodó hasta sus zapatos -¿A que sabrá su sangre Raciel?- sostuvo firmemente aquel cuerpo mientras se desvanecía en su agarre cayendo más sobre su cuerpo y estimulando su despierto miembro que latía por zafarse de la cremallera del pantalón, apartando la mano del rostro de la dulce humana solo para hundir sus labios en un beso sin delicadeza y lujurioso, con la invasiva lengua saboreando el dulce paladar y aliento de la muchacha inmovilizada.

-...A un tentador y lujurioso camino pecaminoso- no para de ver aquella escena, como su hermano abusaba de la vulnerabilidad y la besaba con aquel descaro, también sentía como el libido subía y sus pupilas se dilataban de aquella verde mirada, las emociones crueles afloraban -¿Te gusta ¿No?- preguntó Sergei apartando sus labios de la semi-dormida muchacha, bajando la mano que posaba sobre sus caderas, ahora hasta el firme trasera de la joven el cual acarició por completo primero con cariño y luego apretujando una nalga con deseo mientras soltaba un ronco gruñido de sus dientes cual perro, Sergei estaba al tope -… Nos encanta que estés tan indefensa-, Raciel solo escupió el cigarro a un costado de la desolada habitación y se aproximó a ellos, justo detrás de ella mientras el hermano la sostenía, apoyó su cuerpo aprisionando las manos ajenas que masajeaban su nalga y las manos del menor se deslizaron sin pedir permiso por debajo de las prendas de la muchacha, tocando desde su espalda, caderas y adelante donde lo bueno comienza y el olor femenino abundaba, respetando la tela de la ropa íntima y comenzando a masajear aquellos pulposos labios vaginales, ascendiendo y descendiendo con sus dedos y acentuando el anular justo en la franja divisora con fuerza para que comience a mojarse –Joder…- -… Es tan…- -…Deliciosa- mientras Sergei sonreía perverso y Raciel cerraba los ojos acercándose a la mejilla de la joven desde atrás solo para pasar su lengua sobre la herida que su hermano había hecho hace varios minutos atrás a golpes, el sabor de la sangre los encendía aún más a ambos, compartiendo ese gusto tan placentero.

Sergei atendiendo el firme trasero de la joven, Raciel la entrada de su vagina, y ahora ambos turnaron sus manos para atender cada uno de esos hermosos y majestuoso pechos, todo arriba de la ropa mientras el menor que se encontraba atrás colocó la erección de su jean justo sobre las adormecidas manos de la muchacha, no dudo en comenzar a frotar sus caderas mientras como vampiro se alimentaba de aquella herida, la fricción de ambos cuerpos haciendo un perfecto sándwich de mujer evitando que caiga al suelo una vez más, Sergei se relamía y sonreía observándola mientras abusaban de ella –Duerme si quieres, nosotros jugaremos contigo... Será tu castigo por ser tan sensual y "traviesa"- ironía, sarcasmo y malicia en su alterado y excitado tono, sus uñas pasaron por su escote y arrancó la tela con tan brutalidad que dio paso a que las manos invasoras contemplaran su sostén, atacando la ubicación de los pezones entre pellizcos… Muy respetuosos debemos decir, aun dejaban que conservara parte de la ropa… Pero no por mucho.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Rebeca Fdez. el Mar Oct 03, 2017 3:54 pm

No. No. No...  Notaba manos por todo el cuerpo. Era incómodo. Dolía. Me había besado la boca. Puaj. Sabía mal muy mal. El mareo iba a más, ya no por el dolor, sino por lo que me estaba pasando. Si se ponían así por ser guapa... ¿Qué pasaría cuando supieran que era virgen? 
Yo era una chica muy guapa. Me lo decían mucho en el instituto. Las chicas me tenían apartada por ello mismo, era..triste. A pesar de ello, los chicos tampoco se me acercaban. Cierto era que les intimidaba con solo mirarles. El tema del noviadgo era algo importante para mí. No iba a dar mi amor a cualquiera. Aunque ahora... De que servía reserbarme?
El segundo chico se acercó a mi espalda. Su olor era distinto al que me estaba mordiendo, pero su cuerpo hacía lo mismo que él. «No... Parad... Auch!» gemía sin darme cuenta. No quería hacerlo, solo lograba poner mas a los hombres...¿eh? 
Noté sus manos entrar en mi intimidad. No! Maldita sea, no! Mi zona comenzó a mojarse sin yo querer. Estaba empapando, ¿por que? Una lágrima resvaló por mi mejilla. Intenté aguantarla cuanto pude, pero las fuerzas se me iban. El cuerpo comenzaba a desvanecerse, las piernas ya no hacían su papel, los chicos me sostenían con fuerza, posesivos y deseosos. El de delante me estaba clavando sus dientes, el de detrás me... ¿Olía? 
-No...me... No puedo m... - No podía ni hablar... Mi sentido del tiempo se fue, dejándole mi cuerpo entero a su disposición...
- mmh...


Última edición por Rebeca Fdez. el Miér Oct 04, 2017 6:26 am, editado 1 vez



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
14646
Reputación :
8
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Miér Oct 04, 2017 1:53 am

-Hazte la dificil, se que te gustara lo que hagamos contigo- atrapó con sus dientes aquel blanco cuello mientras dejaba ahora una marca morada, con furia y énfasis queriendo escuchar más de aquellos dulces gemidos que daban música a sus oídos, Sergei se estaba extasiando, no podía controlar aquellas bruscas manos atrapando su nalga y atrapando aquel pecho, tan brusco que dejaba marcado en rojo el pasar de sus dedos sobre la comisura del sostén, lentamente estirando la tela que cubría sus nalgas, solo para provocar que esta se frotase contra su cuerpo. A diferencia del bruto mayor que azotaba aquel cuerpo buscando complacer sus oídos, Raciel iba con más cuidado sintiendo como sus dedos se humedecían cada vez más, aceleraba el movimiento de aquellos dedos alegando cuando hacía acordes en la guitarra, hundiendo la tela de sus bragas en su raya cuando el dedo se posaba entre aquellos labios, tan caliente y mojada que comenzaban a pegarse, a deslizarse sintiendo como el fluido brotaba… Una sensación deliciosa que deleitaba a Raciel, más curiosamente en su lengua mientras le lamía la mejilla sintió un gusto salado, espectacular… ¿Una lagrima? Ante eso abrió sus ojos de par en par observando sus gestos, cuando como su rostro sufría, era estimulante a más no poder, pero extraño a la vez “Recuerda el motivo” “El motivo es sacar provecho” “Cierto” Ante ese debate mental Sergei fijó su mirada al menor a través del cuello de la joven que torturaba con sus dientes, Raciel solo pudo verlo por un microsegundo “No te dividas de mí… Sabes que detesto eso” “Jamás lo hago” y ante eso tomó las bragas de la joven para jalarla, encresparla en el medio de su intimidad, torturando aquella dulce vagina que yacía en plena erupción. Pocas veces Bloop tenía una confrontación de este tipo, más Raciel y Sergei se destacaban por tener un pensamiento ligeramente distinto, pero el de la cresta picuda no dudó en reclamar autoridad y sincronía una vez más con su preciada contraparte, después de todo debían de gozar de esta situación.

Terminó de apartar, arrancando de un gran tirón el sostén para descubrir aquellos voluptuosos pechos y los pezones erectos de tanto estímulo que había recibido, más el mayor no se quedaría ahí, enseguida comenzó a recorrer con su boca aquellas auroras, pasando su lengua y dibujando un camino invisible hasta poder saborear cada una de ellas, hasta que su dientes capturaran uno y con la poca delicadeza única del pelicorto lo jalara quejando una pequeña marca morada., comenzando a torturarlo mientras la mano libre posaba sobre el contrario y comenzaba a acariciarlo, a apretujarlo con la misma fuerza que continuaba ejerciendo sobre sus nalgas, frotando instintivamente el cuerpo de la joven en un continuo sube y baja. Raciel por otro lado seguía atento aquella zona erógena, jalando y cediendo la tela de la entrepierna mientras su rostro tan cerca del ajeno solo podía observarla, queriendo apreciar mejor como el aliento escapa de la boca ajena mientras la tocaba, mientras torturaba aquella intimidad sintiendo como las gotas escurrían de su entrada, entre tanto pasar sus dedos pero aun no estableciendo aquel contacto íntimo, pero el calor y la humedad incrementaba –Voy a hacer que sufras ante cada orgasmo…- -Nuestro orgasmo…- interrumpió el egoista Sergei entre dientes mientras sostenía aquellos pezones y continuaba jalando y chupando, marcando su boca hasta crear leves hematomas y coagular su sangre, una vez más otro roce de miradas afiladas, Raciel desde lo alto junto a la mejilla de la rehén mientras Sergei levantaba la vista desde aquellos majestuoso pechos que degustaba.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Rebeca Fdez. el Miér Oct 04, 2017 6:25 am

Parecía dormida, pero no lo estaba. simplemente mi cuerpo se negaba a escucharme. Intentaba detenerles, pero ni mis ojos se abrían. Llevaba un rato ya sin temblar a pesar de estar helada, quería gritar, pero el miedo se imponía a ello. 
Por un momento sentí paz. Como si me hubiese dormido. Pero luego volví a despertar y... 
- A...yuda... -Susurré en el oído del más pequeño. Éste frenó un poco y me miró. Qué mirada... 
Tragué saliva. .Cogiendo fuerzas de donde pude, di un golpe al que tenía enfrente, en sus partes. ¡Premio! Pero... Espera. ¡NO! No le hice nada, ¿por qué? Eran las pocas fuerzas que tenía...
Cerré los ojos e intenté pensar en algo bueno. Pensé en mi maestro, en lo que estaba haciendo antes de que los hombres me cogieran... Miraba por la ventana, la libertad, a los pájaros. A gaviotas. Eran preciosas las gaviotas. Tenían un vuelo poco común. Parecían felices, en cierto modo, de ser libres, de no tener ataduras. 
Ahora estaba en un barco, con ellos... No era una gaviota, nunca lo sería.... Varias lágrimas se hicieron paso por mi rostro, no podía aguantar el llanto. Respiraba entrecortadamente mientras me sobaban con violencia. ¿Algún día pararían? Notaba arder mi cuerpo, notaba mojarme cada vez más. No quería pero estaba puesta, ¿llegaría a tener un orgasmo? Me avergoncé de solo pensarlo pero... espera... Sí. Mi cuerpo tenía convulsiones. ¡Estaba sintiendo un orgasmo! No, joder... 
-No.... p...pa...ra... m-mh,.. A-Ah... -Gemí, llorando. 
Me había venido... por ellos. Sin querer. 
Mi cuerpo volvió a temblar.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
14646
Reputación :
8
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Jue Oct 05, 2017 9:07 pm

El espasmo del cuerpo femenino alteran los sentidos y la razón de cualquier hombre, aumenta el libido y ante la contracción de los músculos y el flaqueo del cuerpo Sergei solo pudo incrementar la brusca caricia en el seno, obligando a que su pecho se agite con más frecuencia mientras sus dientes delineaban en su fina piel un camino de finas agujeros e insensivos, amoratando la otra mamaria y de dos de esas marcas rodaron dos gotas carmines, el poco control del mayor mientras su erección palpitaba disfrutando del daño que le causaba, gozando de escucharla gritar y provocar su cuerpo en contra de su voluntad. Raciel por otro lado seguía observando a la joven, jalando con más intensidad dando uso de su articulada y flexible muñeca para aumentar el ritmo hasta que las dulces y cálidas gotas del flujo femenino invadieron empaparon por completo sus prendas bajas en un chorro, deslizándose y ensuciándola de inmediato, a lo cual Raciel no dudó en dejar de gasta el elástico de las bragas solo para introducir su mano sobre la latente vagina, limpiando aquellos fluidos con dos de sus dedos, osando de adentrarse apenas entre los labios si tocar la entrada recientemente dilatada por la acabada, más pasando por todo este para que invada su mano esa esencia hasta llegar al capuchón que cubre el clítoris, allí donde apenas lo presionó con rudeza sin ningún aviso, forzando al reciente espasmo a que continué y se esparza una vez más, forzándolo y presionándolo cual botón, retorciéndolo mientras ahora su respiración rasposa comenzaba a crecer, dándolo a notar sobre la oreja fémina… También se estaba excitando que la mujer expulsara su agua natural.

-Pero que sucia, que desvergonzada…- -… Lo estas disfrutando, te complace lo que te hacemos- Ambos hermanos con un tono rudo más sus voces suaves completando la frase del contrario, su mente estaba concentrada y sincronizada en el deleite del jugo –Vaya perra resultó ser esta mujer…- -… Deleitándote a nuestras espaldas, que perversa- y la risilla del mayor mientras encajaba un incisivo en el pezón, inflándolo más de lo que estaba, forzando a que su dureza se manifieste con violencia mientras la sangre brotaba, manchando la restante prenda del abdomen arrancada, tiñéndolo del carmín, estaban extrayéndole todos sus fluidos –Lagrimas…- -…. Sangre…- -… Y el jugo de esa deliciosa vagina- ante eso Sergei deslizó la mano de sus nalgas hasta la comisura de la prenda que recubría la entrepierna, despojándola más solo dejándola con las estiradas bragas las cuales fueron encargadas por Raciel. Una fuerte cachetada a aquellos húmedos labios al son que Raciel apartaba la mano más arriba, para seguir con la dulce tortura del capuchón, ahora descubriéndolo para que parte del clítoris aflore, dos, tres cuatro cachetazos violentos que amenazaban la vagina de la mujer, dejando un semblante enrojecido, la carne siendo torturada y exprimida por la perversión y la lujuria -¡Acaba de nuevo perra!¡Vamos!- animado y perverso entre risas Sergei comenzó a golpear aquella zona erógena mientras estrujaba y giraba la muñeca sobre el seno, contemplando la sangre, el sudor y las lágrimas fundiéndose en una deliciosa imagen en la demacrada joven. Raciel jamás detenía su movimiento, nada haría que lo hiciera, su hermano cumplía muy bien su papel violento, él estaba para hacer que esos gráciles y hábiles dedos buscaran extraer más de la joven sexualmente –Dame de beber- más Sergei se encargaría de estar atento a lamer y saborear por su paladar la acabada fémina, sin detener aquella mano que dejaba en sus golpes varios hilos trasparentes y pegajosos, los adejos del orgasmo que dejaban a la susceptibilidad el camino a un segundo próximo.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Rebeca Fdez. el Vie Oct 06, 2017 5:07 pm

El dolor era insoportable. O no, pero nunca había sentido tal cosa. Me escocía todo el cuerpo, me daban espasmos tanto por el dolor como por el miedo que sentía. Ambos chicos seguían, intentaban que me viniera de nuevo. No podía, aunque lo deseara, me era imposible. Tenía la zona dormida. ¿Cuánto iba a durar aquello? 
Mis gemidos comenzaron a minorar, quería dejarme llevar, estaba cansada de luchar. Cerré los ojos e intenté relajar mi respiración. Lo conseguí de tal manera que me dormí. 
Hay quienes pensarán: ¿dormirse en un momento como ese? 
Bien, ¿conocéis lo que es la hematofobia? Miedo a la sangre... Desde pequeña siempre la tuve. No tanto como otros... La sangre simplemente me causa incomodez, náuseas leves, e incluso, en grandes cantidades, mareo. Había mucha sangre ahora. 
Mi blusa ya no era blanca, sino carmín. Mi falda... ¿Qué falda? Estaba casi destrozada, mis pechos al aire, mi zona descubierta, heridas, moratones, sangre resbalándose por doquier. Era... asqueroso. Horrible.
Por suerte dejé de sentir todo. Soñé que volaba. Cual gaviota.
Surcaba el cielo sin miedo, viendo a barcos zarpar con ganas, sonrientes todos. En busca de aventuras...
¿Esto sería mi aventura? ¿Con la que tanto soñaba? Intenté despertar de mi sueño, pero algo me lo impedía. Sería el cansancio.
Mi cuerpo se relajó de tal manera que empezó a pesar más que antes. El muchacho mayor tuvo que sujetarme con ambas manos para no caer al suelo del todo, aún así, caí. Estaba totalmente dormida, ni una fiesta lograría despertarme. Mi frente ardía, mis manos temblaban, mi pecho subía y bajaba con rapidez. Demasiadas emociones juntas.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
14646
Reputación :
8
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Sáb Oct 07, 2017 11:14 am

El peso del cuerpo de la fémina se desploma sobre sus rodillas, lo cual fuerza a que Sergei deba retomar el control de la situación, tomando el cuerpo interrumpiendo sus golpeteos y la tortura, -Tsk…- Chasqueó la lengua más el menor no se detenía en con el mover de sus dedos mientras ahora posaba su mentón sobre el hombro de la fémina mirando a su hermano –Su cuerpo no resiste…- y ante eso osó del introducir el dedo dentro de esa mojada cavidad exigiendo que aquellos líquidos continuaran saliendo, los restantes fríos, moviéndolo insistentemente y hurgando entre aquellas cálidas paredes sintiendo la presión que ejercían “Es muy estrecha” y los ojos de Sergei por momento mostraron la impresión de estar asombrados, más luego lentamente se dibujó una sonrisa en su rostro, una cínica y perversa mostrando la lujuria y la depravación de fríos deseos –Así que una virgen- y cacheteó con fuerza el seno derecho de la joven ahora siendo ayudado por Raciel a sostener de aquel cuerpo, ante eso Raciel ya se imaginaba lo que venía a lo cual no dudo en adentrar el índice para acompañar al solitario dedo y comenzar a masajear con más fuerza e intensidad la entrada dando uso de la velocidad entrenada que las cuerdas habían dado –Ya sé que significa- sincronizando sus movimientos logró una estimulación constante sobre la intimidad de la fémina –Sabes escogerlas… No me esperaba menos de mi- presionó el seno maltratado haciendo que la sangre brotara más de aquel pecho, nada más estimulante para la sádica imaginación del enfurecido mayor que el aprovecharse de una virgen, tomó la mano de Raciel apartándolo de su trabajo manual solo para relamer aquellos dedos empapados de ese aroma, introduciéndolos en su boca para que su lengua lo limpiase por completo, al retirarlos solo pudo volver a relamerse, aquella sonrisa divertida lo remarcaba –Podemos prepararla- sugirió el menor, pero Sergei tenía otros planes, basto con arrancarla de sus manos y arrojarla al suelo con la misma violencia que al comienzo. Inevitable el trato, Bloop se toma muy enserio sus roles, tanto como para actuar de aquellos dos masculinos hermanos, como los desalmados bastardos que eran ahora… Aunque lo de desalmados podría ser, ya que una de sus teorías favoritas es que ya pudiendo dividirse como un proceso de mitosis era imposible que Bloop allegara un alma como la fe cristiana dictara, ya que disfrutaba de la maldad y el caos.

Sergei se abalanzó sobre la joven que arrojó al suelo, la colocó de espaldas y arrancó aquellas bragas, lastimándola en el prcoeso, frotando y raspando la piel de sus caderas, todas las marcas que dejaba a su paso sería imposible de no olvidarlas, quería asegurar de dejar cicatrices, la primera vez de la joven que se le impregne en su espíritu el olor de Bloop. Se colocó de cuclillas, cada rodilla al costado de las piernas de la joven mientras Raciel rápidamente buscaba en la habitación en unas cajas dos botellas plásticas chicas, las tomó y se colocó en el otro extremo de la joven, allí donde recostaba su cabeza, dejó una de las botellas de lado y se aflojó el cinturón de sus rotos jeans para dejar semi-abierto allí donde estaban sus boxers rojos mostrando el bulto excitado, igual primero debía acatar una de sus “propias” ordenes:
1: Posar las rodillas en ls hombros de la joven para evitar si despertara que no se moviera.
2: Abrir la botella y comenzar a recolectar las gotas carmines de sangre fresca que escapan de su pecho, limpiarla con el pico hasta descubrir aquella piel (Aunque este paso se facilitaba ya que Sergei con una de sus mano presionaba y retorcía aquellos senos para que la sangre fluyera).
3: Que no se mueva mientras Sergei la desvirgara a la pobre.

El mayor dejó de atender esos pechos confiando en que Raciel cumpliera ya con lo pactado, terminó por arrancar la blusa teñida de carmín para develar ese blanco, limpio y sudado abdomen que brillaba por la fricción, se retiró el cinturón e hizo un doblez para luego golpear el costillar de la joven, con tal fuerza que el cuero marcara una franja roja tornándose a morada y luego del otro lado para emprolijarla, desajustó el pantalón y retiró de su bóxer aquel miembro erecto y palpitante masajeándolo para así desplegar la piel hacía atrás dejando la punta descubierta, levantó las caderas de la joven acomodando sus muslos sobre las piernas contrarias, la mejor posición para que aquella entrada quedara ubicada arriba y gracias a lo mojada que estaba no tuvo problemas en apoyar la punta del falo, solo para luego clavar sus uñas en aquella pierna y de una salvaje embestida, penetrarla… Un salvaje rugido desplegó de su garganta haciendo que la mitad de su miembro se encontrara adentro de esa cavidad, sintiendo como las paredes con poca preparación comenzaran a dilatarse, sintiendo la tensión de los tejidos al estar siendo abierta –No hay nada mejor que una depravada virgen… Voy a partirte al medio…- rio ante aquello mientras forzaba y empujaba con más fuerza ante cada ronco suspiro mientras Raciel se aseguraba de tenerla, poco a poco adentrándose hasta que en el último empujón logró introducirlo por completo, sintiendo como era absorbido por aquellos labios vaginales y las paredes lo aprisionaban, tan deliciosa estrechura… Sus testículos comenzaron a golpetear contra ella, mientras ahora daba salvajes embestidas bien medidas, retirándolo hasta la punta y luego el empujón fiero que hacia mover el cuerpo de la joven, así yendo en crescendo de su ritmo, culminando la deliciosa violación, acostumbrando a que el desfloramiento sea doloroso y tortuoso.


Última edición por Bloop Brothers el Jue Oct 12, 2017 2:13 pm, editado 1 vez


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Rebeca Fdez. el Miér Oct 11, 2017 12:57 pm

Parecía que todo llegaba a su fin. Los golpes cesaron, o eso al menos creí al despertar. Ya no temblaba, ya no lloraba. Simplemente despertaba como si todo hubiera sido un sueño. Entrecerré los ojos cuanto pude y miré alrededor. Estaba aún con los chicos, pero estos ya habían terminado conmigo... ¿No? 
Mi zona dolía una barbaridad. ¿Me habían desvirgado? No... 
Sí... Miré mi zona, completamente húmeda, llena de sangre y jugos... Jugos...
- Hijos de pu... -No terminé la frase. Me estaban observando. Si les cabreaba, quien sabe, quizá me mataran... 
Me intenté acurrucar cuanto pude, pero la cabeza, el cuerpo y la zona me dolían demasiado. Intenté, no obstante, alejarme de ellos, yendo a una de las paredes. Me fue inútil, pues seguían mirando mi ser con una sonrisa. 
Miré al pequeño de ambos. Le sollocé con la miraba. "Ayuda", quería decirle. ¿Cómo podía salir de ahí?
- N-No diré nada... Pero dejadme ir... Os daré cuanto gane, por favor... Pero no más... No m-mas...
El llanto volvía a mí. NO JODER. No quería parecer más débil de lo que ya era. Quería ser... fuerte. 
Varias lágrimas salieron de mis ojos. Brillaban más que nunca.
- Ayúdame... -Le susurré.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
14646
Reputación :
8
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Jue Oct 12, 2017 3:22 pm

Las embestidas de Sergei aumentaban azotando aquel cuerpo, gustoso entre cada gruñido seco mientras el ruido de la hebilla resonaba a cada movimiento pélvico, Raciel terminaba de llenar mitad de aquella botella, las heridas ya habían dejado de borbotear a lo cual cerró la tapa intentando hacer caso omiso a la joven que suplicaba piedad… En parte entraba mucho dentro de Raciel que intentaba reprimir todo pensamiento que tuviese, aunque su hermano estaba desenfrenadamente excitado abusando de aquel cuerpo gustoso de abrir las paredes de una virgen entre la euforia y su papel de bastardo. El menor recostó la cabeza sobre sus piernas flexionadas, obligando a apreciar como su hermano profanaba aquel cuerpo –Bien… Así me gusta…- comentó complacido el mayor, el menor tan solo observaba el rostro de la joven, se agachó a unos centímetros de su lóbulo solo para susurrarle –Solo resiste un poco más, hasta que se sacie…- lo más despacio posible entre los ruidos ajenos para no ser escuchado, en sí alegando la clásica actuación de policías malo y policías bueno, pero concretó atrapando aquel lóbulo y comenzándolo a besar, mientras sus manos ahora se posaban sobre aquellos pechos jugando con los pezones, respirando sobre su oreja y aquel cuello, mostrando deseo y dando uso de aquella lengua mientras pasaba por toda su extensión “Estas siendo blando…” “Es tu imaginación” “Oh corrijo entonces, ME SIENTO BLANDO” y ante eso levantó la pierna de una joven girando el cuerpo para dejarla de lado mientras Raciel intentaba sostenerla para que su cabeza no se golpee, alejando su rostro de la joven solo para mirarlo por arriba a Sergei, ambos con miradas afiladas y desafiantes, solo unos segundos detuvo las embestidas mientras acomodaba mejor esa pierna alzándola y la otra atrapándola de cuclillas aun con su palpitante miembro atrapado en las paredes vaginales.

“Espero que no estemos desincronizados” “No lo estoy” “¿Oh si? Entonces disfruta a la presa que escogiste” “Eso hago” con tal de no levantar sospechas sobre la bipolaridad presionó fuerte uno de los senos de la muchacha comenzando a jalar bien fuerte de su pezón torturado y demacrado, dando gusto nuevamente a la sonrisa cínica del mayor que volvía a embestirla salvajemente, en aquella placentera posición, abrazando esa tiesa pierna y mordiéndola como muestra de su dominio mientras el menor volvía a atender la oreja posando suavemente sus labios –Solo, resiste, falta poco- tomó el mentón de la joven para que voltee a verlo y besarla invadiendo sus labios con su fiera lengua para acallar su llanto y los gemidos. Más la piedad del menor comenzaba a aflorar cerrando los ojos para dejar de ver el acto brutal de Sergei, ese maldito lado sensible de las contrapartes de Bloop.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Rebeca Fdez. el Jue Oct 12, 2017 4:37 pm

El mayor seguía gozando mi cuerpo a pesar de estar ya acabando. No paraba, quería más y más. Y yo no me quedaba dormida de nuevo. Deseaba desmayarme pero ya no lo lograba. Maldita sea... El chico pequeño susurró algo a mi oído. Inconscientemente me sonrojé. Su voz era hermosa a pesar de todo. Noté, excluyendo el dolor agudo de las embestidas del chico, su aliento en mi lóbulo. "Hasta que se sacie", dijo. ¿Cuándo sería? Y peor aún, me matarían después? 
Por un momento huvo una pausa. El mayor me cambió de postura de una forma brutal. Fui a darme contra el suelo, pero el compañero lo detuvo. Gracias a dios... Llegaba a darme y ...
- AH, AUCH! 
El muchacho que me trataba más suave dejó de hacerlo. Apretó con fuerza mi pezón herido, cosa que hizo que chillara. Cómo dolía. 
De pronto, cogió mi mentón y me besó tras intentar calmarme de nuevo entre susurros.. Por qué?
Su lengua entró en mi boca y paré de llorar, pues me ahogaba si lo hacía.
No obstante, por un momento, aquel beso llegó a gustarme. Correspondí de forma que sólo él lo notara.
Sin siquiera pensarlo.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
14646
Reputación :
8
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Lun Oct 16, 2017 3:38 pm

-As…querosa zorra…- inconsciente o quizás no por gusto golpeó el vientre la muchacha ante las últimas salvajes embestidas, sintiendo el culminante espasmo que recorría su cuerpo, paralizando por completo la espina dorsal y arqueando la espalda en el último empujón sobre las caderas féminas, corriendo dulcemente hasta llenarla, colmarla con el cálido y denso semen junto con un rugido de bestia mientras levantaba su vista al techo y cerraba sus ojos, con aquella sonrisa satisfecho por el forzado polvo de una virgen. Raciel por otro lado fue correspondido a aquel beso, hundiendo sus labios para acariciar los ajenos mientras su lengua recorría el paladar de la fémina, jugando con la suavidad de aquella lengua a un ritmo suave y lento, casi palpable del lado romántico mientras acariciaba su seno, turnándose en cada masaje para que ambos fueran atendidos mientras la otra mano tomaba su mejilla y bajaba al cuello en una suave caricia… Mostrando el adejo de empatía que sentía a una mujer, si bien era un ser despiadado y rebuscado en la maldad no podía evitar aliviar el peso de la presión ajena con aquel trato suave y delicado. –Termine con ella, toda tuya- comentó Sergei más continuó agitando sus pelvis de forma circular para sentir como su miembro bailaba dentro de ella, sintiendo como los líquidos jugaban y se revolvía al llenar las paredes uterinas, varias gotas blancas escapaban por la comisura de aquellos labios y caían al suelo para empapar las mejillas de las suaves nalgas de la muchacha mientras bruscamente el mayor retiraba el pene solo para colocar sin aviso dos dedos hurgando los restos de semen para que ensuciaran aquella cavidad que le provocó la corrida y el placer –Como una puerca- rió mientras el menor se separaba de aquel beso dejando un delgado hilo de saliva sobre sus labios inferiores, cual terminó de cortar al levantar la cabeza para intercambiar miradas con su hermano.

-¿Qué haces?- -Lo disfruto…- -¿Oh si?¡¿Me estas tomando el pelo?!- -Hazlo agua y puedo hacerlo- -Que gracioso estamos hoy, sin contar que cursis eh…- se levantó solo para tomar a la muchacha por el cuello separándolo del agarre del menor, la levantó creando un leve asfixie sobre debajo del mentón y luego la empujó contra la pared con fuerza, solo para que Raciel la sostuviera antes de que caiga la pobre amañatada entre las sogas –Es tu turno- -¿Tiene que ser ahora? Creo que hasta perdiste el hilo de esto- -¡Tú la escogiste, ahora viólala!- el cinturón enrollado arremetió contra el suelo en un latigazo mientras –Esta bien- ahora le tocaba a Raciel culminar el trabajo, a lo cual el mayor volvió a tomarla del cabello a la mujer, acercarla solo que se ponga de rodillas y acercar su miembro –Tragalo- obligó a la joven sosteniendo en alto su cabeza, con la mano atrapando el cuero cabelludo de la nuca mientras Raciel se ubicaba por atrás de ella, alzando sus caderas mientras ahora él asomaba su miembro por la ropa interior, masajeándoselo para mantenerlo listo y a diferencia del contrario lentamente penetrarla mientras sus manos se posaban sobre aquellas pálidas nalgas.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Rebeca Fdez. el Miér Oct 18, 2017 2:43 pm

Noté su líquido dentro mía. Qué raro se sentía. Ya no tenía dolor, es más, no sentía nada. Mi cuerpo estaba sucio, cansado, dormido. Simplemente me dejaba llevar. El chico se separó de mí y penetró mi zona con sus dedos. "Asqueroso..."
- Mal...nacido. Me las pagarás... -susurré. Me daba igual todo en esos momentos.
De pronto, insistió en que su compañero me hiciera lo mismo. ¡No, otra vez no! ¿Cuándo iba a terminar esta tortura, maldita sea! Miré al muchacho, entre asustada y enfadada. ¿Se atrevería? Mis ojos se abrieron sorprendida. ¿No quería hacerlo?
El primero me cogió del cuello con fuerza. ME empezó a costar respirar. 
-¡Ugh! H-Hm, m-me a..h..go. -Cerré los ojos y mantuve cuanto pude el oxígeno. 
Gemí cuando me tiró hacia la pared. Por raro que fuera no choqué contra ella... sino contra el chico. Le miré de soslayo e instintivamente le agarré la camiseta. Me pegué cuanto pude a ella y sollocé. 
El latigazo resonó por toda al sala y el muchacho no dudó en hacer caso a su jefe. 
Ahora estaba segura de que lo era. Hacía todo lo que le pedía... Al menos aquí. 
Noté como me tiraba del cabello y me alejaba de él. 
- ¡No, no no no! ¡Parad, os lo ruego! Estoy cansada, me duele muchísimo... ¡Pied...! Piedad... -Gimoteé. Inútil.
El mayor me acercó a su miembro y me lo metió en la boca. LAs náuseas vinieron de golpe y me atraganté con ellas. De mientras, el menor comenzó a penetrarme... con suavidad. ¿Qué locura era esta? Mi cuerpo estaba lleno de mordiscos parecidos a vampiros. De arañazos, moratones, hematomas. Mi zona empapada de jugos y sangre... Sudor, lágrimas. 
Sin pensarlo ni un momento, le mordí su miembro con todas las fuerzas que pude. Saboreé su sangre... 
Le había herido.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
14646
Reputación :
8
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Miér Oct 18, 2017 8:45 pm

-¡JODER!¡Maldita zorra!- el liquido escurrió, más no era aquel sabor metálico que la sangre proporcionaba, por más raro que fuera después del alarido esa sensación cálida que escurría del miembro, era acuosa, menso densa e incolora… Era agua. Sergei la apartó dando un fuerte puñetazo para que le soltara y luego dio unos cuantos pasos atrás cubriéndose la zona dañada -¡Hija de puta!- entre tantos insultos mientras se quejaba y se colocaba de cuchillas, cubriéndose la cantidad de agua que desprendía de aquel miembro. Ante eso Raciel solo frunció el ceño dando a entender un ligero gesto de dolor, apretando los dientes y deteniendo sus embestidas mientras llevaba una mano a la cabeza “Que… dolor” -¿Por qué mierda hiciste eso?- musitó en voz baja, lo suficiente para que la joven lo escuchase solo a él mientras el hermano mayor seguía entre quejas. -¡La mataré ahora mismo!¡Maldita escoria!- Sergeí retiró de un compartimiento debajo del pantalón, a la altura del tobillo una pequeña calibre y retiró el seguro apuntando a la joven -¡Mierda!- la furia y la frustración dibujada en todo su rostro a lo cual Raciel detuvo la penetración, arrojándola al suelo y colocándose delante de ella alzando su mano –Tranquilízate Sergei…- -Muévete- -… ¡¿Y cómo mierdas pensabas que iba a reaccionar? Que la estas sometiendo desde hace casi una hora, coño!- -¡Que te muevas!- y disparó… Quizás por los nervios, la inercia o la (in)conciencia plagada por la culpa que la bala se incrustó en el la clavícula de Raciel, ambos con ojos abiertos de par en par mientras el arma caía al suelo… El dolor de su miembro pasó a ser secundaria mientras la mano temblaba, le había disparado al joven que estaba de cuclillas delante de él, su “sangre” y su contraparte… Cuando uno es herido el otro cognitivamente siente e imagina el dolor.

El agua en lugar de la sangre ahora borboteaba de aquel agujero en el cuerpo de Raciel, quien no reaccionaba, solo su camisa era empapada por aquella fuga, sin decirse nada el uno al otro Sergei se subió el pantalón y se paró dando quejidos, antes de salir señaló a la joven en el suelo –La próxima cuida tu boca porque te mato… ¡Si cuando venga no obedeces, te arrancaré los dientes uno por uno!- azotó la puerta retirándose tras unos quejidos de dolor. Raciel aun en el suelo ladeó lentamente la cabeza, mostrando aquella mirada inexpresiva a la joven, solo colocó su mano sobre la herida y relleno el hueco congelando el agua que escapaba de allí, deteniendo ese derrame, sin siquiera pestañear –La próxima, puede que esa bala te dé… Se cuidadosa, somos dos locos, estas en altamar… Podemos atarte a un ancla y arrojarte, nadie te encontraría aquí- advirtió acercándose a gatas a la joven en el suelo, tomando su rostro para mirarla, realmente era una preciosa mujer, golpeada y lentamente con un cuerpo marcado y corrompido por sus atrocidades -¿Tienes sed?¿Hambre?... Escucha, si pregunta, te continué violando ¿Entendido? O la próxima seré yo quien dispare el arma- puede ser compasivo, pareciera que no tenía intención de lastimarla, su agarre no era fuerte, estaba molesto por el daño causado a su contraparte, pero entendía la situación de la mujer… Sinceramente Bloop aún no tenía planeado que haría con ella. Solo… La besó, apasionadamente jugando con su lengua ¿La razón? Una extraña mezcla de compasión, quizás confundirla, contrapasando la diferencia del frío Raciel y el efusivo Sergei, sabía que la castigaría en cuanto volviese.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Rebeca Fdez. el Jue Oct 19, 2017 5:02 pm

Agua. ¿SABOR A AGUA? Miscojos se abrieron de par en par. Eso sí que no me lo esparaba. ¿Qué ser era eso? El puñetazo me lo llevé, claro está. Aufh. Dolió más que todo lo anterior junto. Hijo de perra.
Lo más raro de todo fue que a mi compañero, quien me estaba violando suave, sufrió también el dolor. Extraño...me susurró con tanta ternura que hasta me arrepentí de morder. Me iba a matar allí mismo, sin más. Con una pistola. Cerré los ojos con fuerza. Adiós a la vida.... De golpe el muchacho "bueno" me apartó con fuerza. Caí al suelo con violencia, pero no me importó. Miré la escena sorprendida. Ambos empezaron a discutir. El chico me defendió, el otro gritó... Y... Y...
- ESPERA! -fui a incorporarme para evitar una desgracia mayor  (irónico pues ambos me habían violado), pero no llegué a tiempo. El disparo resonó por toda la habitación.el hombre se retiró amenazandome.
Me acerque rápido hacia el chico, con miedo de su muerte pero por sorpresa estaba... Bien. Se curó la herida sin pestañear siquiera.
- Qué... Cojones sois... -acarició mi mejilla y tragué saliva. - Dos locos... En alta mar. Para qué me tenéis aquí. Para violarme día tras día hasta mi muerte? No. No tengo hambre... Tengo... Me duele todo... Demasiado... Ayudame, te lo ruego... Sólo toenes que mantenerme alejada de él. No es tu dueño, puedes pensar por ti.
No me dejó terminar la conversación. Me besó con ternura al principio, con.... Amor parecía. Obbio qur no lo era pero daba el pego. Sin darme cuents correspondi.
- Diré que me violaste... Pero... No lo... Hagas. Por favor... -susurré.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
14646
Reputación :
8
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Jue Oct 19, 2017 6:55 pm

Extrañas palabras que afloraron en un viejo resentir del joven Raciel, continuo besándola, sintiendo su pulso acelerarse y tomarla entre brazos, estrechándose en un fuerte abrazo mientras congelaba las cuerdas de la joven para que sean desecha de un jalón, solo para continuar besándola con pasión, quizás ese instinto compasivo y carnalmente apegado a las emociones humanas de Raciel, después de todo Bloop era cínico y solo una criatura, pero bien la contraparte que odiaba Sergei era esa sensibilidad bohemia del menor. Se separó de sus labios correspondiendo al susurro, chocando su aliento contra aquellos labios mientras sus manos delicadamente tomaban los hombros de la contraria -… Yo… No puedo pensar por mí, no somos lo que aparentamos… Solo puedo llegar a actuar por cuenta propia, pero moralidad por desgracia no poseo. No tengo una mente propia… Todo lo que sienta, que piense o que sea Sergei, por más que no te agrade oír…- Su respiración se denotaba emocionada, fatigada y arrebatante ante la cercanía de los ajenos, con aquella seriedad enmarcando su rostro y esos ojos vacíos dibujando el nulo color verde grisáceo -… Yo soy él, y el soy yo… No te dejaré morir, pero si lo molestas, será más violento. Yo no puedo detenerlo… El hielo se quiebra con facilidad, él es el océano, la fuerza que puede tragarte hasta las profundidades si su deseo persiste en mí…- ante eso ladeó apenas el rostro, algo muy curioso fue que una risa escapó de sus labios, al son que desde el techo a la misma sincronía resonaba la de Sergei, ambos hermanos a la par develando la particular naturaleza –No lo haré… Pero él vendrá y no podré contenerme. Por eso, disfruta de la piedad, porque eres la manzana deseada del edén- volvió a tomar sus labios en aquel beso, acariciando circularmente su lengua en busca de la ajena, saboreando aquel tierno paladar en el intercambio de saliva, apegando su frío cuerpo al de la joven, la camisa mojada daba bue contraste en las temperaturas, ya que si bien Raciel podía estar excitado, siempre sería un frío ser.

La inconciencia llamó, conocía perfectamente las acciones de su hermano, en estos momentos estaba caminando de un lado a otro con una bola de hielos en la entrepierna, discutiendo por teléfono sin mucho éxito debido a los gritos de fondo, distorsionados pero la comunicación telepática ayudaba a develar las fuertes y descontroladas emociones, suerte para Raciel que le costaba menos hacer caso omiso a eso, ya que ahora delicadamente jaló el cuerpo femenino hacia él, cayendo el de espaldas, forzándola en otro abrazo a que este por encima de él –Como duele… Que te hiera tanto…- resistía esa tentación, continuando aquel beso que poco a poco lo conducía a la demencia, más era hábil… Su hermano será listo y estratégico pero las emociones lo desbordaban como un río… Raciel tenía una cabeza fría, era sincero pero controlaba el tacto al hablar y al besar con aquella pasión y delicadeza, acariciando la lastimada espalda del joven solo para sentir esa calidez, no podía ayudarla, estaba condenada a ser violada hasta que lograran una suma de dinero apropiada, pero si complacía el sadismo de Sergei y la pasión de Raciel quizás las cosas cambiarían… Más es rotunda la culpa en su interior que debía suprimir para que su hermano no se enterara, sumir a una joven al placer sexual como Raciel deseaba explayar ahora, a su ritmo... Desde ya debatía si el tomarla en contra de su vluntad a un ritmo no agresivo, a diferencia del explosivo Sergei.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Rebeca Fdez. el Vie Oct 20, 2017 8:11 am

Volvió a besarme. ¿Por qué me gustaban tanto sus beso? No debía sentir eso que estaba sintiendo... Noté frío en las muñecas y, poco después, liberación. Me había desatado, ¡Por fin!
- ¿Qué sois? ¿Acaso la misma persona? ¡Pues convéncele! Maldita sea, necesito irme de aquí.
Su risa me dejó helada. El miedo regresó en mí. Ambos eran un único ser. Si uno reía.. El otro también.
- En...tonces él sufrió también el disparo y tú... -miré hacia su zona. Me sonrojé. Le había mordido y me trataba "bien". Esto sí que era extraño.
Se notaba que él no quería hacer esto. Se notaba, a la vez, que estaba acostumbrado pero...
Esta vez, el beso fue más pasional. No dudé en corresponder, pues los besos eran tan tiernos... Acabé encima suya, ambos tumbados. Su frase me hizo mirarle a los ojos.
- Pareces... tan buena persona pero... No. Eres como él... -gemí. -Eres malo, un...violador. Yo...
El cansancio me estaba costando demasiado. Me dejé caer entre sus brazos y cerré los ojos. Me gustaba su olor. ¿Estaba loca por ello?
-Tengo sed... Y... me duele mucho el cuerpo, quisiera... u-usar un baño. ¿Podría?
Quería ir al baño. Quería verme el cuerpo, ver lo que me habían hecho esos malditos locos. Pero no me creía capaz de ello. Mi cuerpo me lo estaba avisando. Tenía que hacer descansos si quería aguantar hasta mi liberación. No iba a dejar que me mataran.
-¿Sería mucho pedir que me...dejaras una ducha? Por favor.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
14646
Reputación :
8
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Vie Oct 20, 2017 5:20 pm

Raciel automáticamente manteniendo ese estrecho abrazo respondió –Tranquila, note avergüences, el dolor de mi hermano pude imaginarlo y sentirlo solo por qué lo decidí, él y yo compartimos mente, podemos imaginarnos igual el dolor ajeno, como también la tristeza que decidí aguardarte en mis brazos mientras él deseaba tu muerte… Es verdad, somos uno..- confesó ¿El por qué lo decía a la ligera? Pues esto es una confesión de la mente bipolar de un individuo, la maldad en Bloop era la misma pero Raciel había desarrollado en su lado frío, cortante y asilada una aspiración artística, el encontrar la empatía de sentimientos humanos y reflexionar sobre la sensación humanizada… Ambos eran la misma persona, el mismo individuo que emergía como dos alter-egos, cada cual eran una ilusión terrenal de un ser que podía sincronizar ambas partes telepáticamente, dos mentes distintas que podían reflejar la individualidadde cada ser, Raciel el compasivo y Sergei fiel a la tiranía de Blooop, quizás los pensamientos anarquistas le hicieron desarrollar algo especial, pues el trataba con delicadeza y cariñ a la rehén, pensando e imaginando como convencer a la contraparte que mantenerla viva hasta que el rescate se haga… Fortuna fue que Sergei hablaba por otro celular descartable, arreglaba con alguien la liberación de la ignota. -… Pero no necesito pensar, actuó acorde a lo que siento, aprendí a seguir el instinto y si debo privarme de hacerte el amor… Compensar lo que ese desgraciado hará, podré controlarlo…- Esta vez fue un roce de los labios, un beso rápido y tierno, la razón de este sentimiento es la culpa, él como parte del mismo ente eligió la víctima, desinteresado por la recompensa presenció por primera vez un quiebre de Sergei y él, Bloop no existía en ese instante, lo que era se vió disputado por la carne femenina -… Pero no puedo aguardar mucho tiempo, si bien él se recupere… Arremeterá de nuevo su venganza contra tu cuerpo, imposible que no ceda a los instintos, lo que él sienta yo sentiré, su deseo será mi deseo… Yo ahora tengo el control, por lo cual si pides mucho, cederé…- la apartó recostándola en el suelo, no podía imaginar o pensar, el pequeño punk con un agujero de hielo en la clavícula solo podía actuar.

Dejó a la joven sola y en el yate comenzó a tomar 5 palangas, con una cuerda ató cada mango y comenzó a cargar agua en estas, ignorando el subir a la recamara de navegación donde Sergei sanaba las heridas de su miembro mediante una palangana de agua, regenerando su cuerpo, pero llevaría tiempo, puesto que la mordida causaba por la hendidura de los dientes ajenos no era difícil de curar, cuando amanezca estaría de nuevo en forma con un plan que Raciel inevitablemente podía ver. Volvió a la habitación cargando las palangas y dejándolas alado de la joven –No tenemos ducha aquí, pero esto bastará, el baño esta en donde esta él, a lo cual no puedo llevarte- seguido retiró una esponja y la colocó sobre el agua de una de las palangas, pero antes se arrodilló para tomar a la joven de los hombros –Escúchame… debes confiar en mí. Mañana él hará que sufras si no te preparo, intentaré mantenerte viva… Pero te pido perdón por esto, créeme, será mejor que te prepare antes que él lo haga- Ante eso respiro hondo y vió a los ojos de la joven, no esperaría respuesta, pues tomó sus manos y las congeló para aprisionarla, acto seguido siguió con sus tobillos, la densa capa de escarcha impedía su movimiento… A lo cual seguía parte del plan, mostrando siempre esa expresión inexpresiva.

Empujó a la joven al suelo y la giró para que se pusiera de cuchillas, luego tomó sus pecho y la obligo a estar de rodillas, inmovilizada de manos y pies, luego libró el miembro de sus ropa interior y se colocó detrás de ella pegando su pecho a la espalda –Asegúrate de gemir, si él escucha, me tomara confianza para convencerlo de que no te mate- presionó son una de sus manos uno de los pezones y luego acercó su aliento a la reja femenina para susurrarle –Disfruta, yo no seré como él, te disfrutare y disfrutaras… Todo sea para que esté lista para mañana- Ante eso lentamente acomodó su miembro a la entrada femenina, esa preciosa vagina que aún empapada con la violación anterior recibió el miembro de Raciel el cual introdujo cada extensión de su falo hasta el fondo… Gimiendo en la reja ajena mientras mordía el lóbulo y sus manso jugaban con los pezones, suavemente para estimular esa zona erógena, comenzando lentamente a embestir hasta que la cavidad se moje y adecue a su pene, solo para luego ponerla en 4 atada y comenzar a embestir lento y retomar ritmo rápido –Si…- susurró arqueando su espalda sobre la fémina y comenzando a cogerla, cada vez más rápido.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Rebeca Fdez. el Vie Oct 20, 2017 5:51 pm

Una vez me hubo dejado sola en la salita, me puse a cotillearla. Se escuchaba la voz del mayor alta, pues estaba gritando. El menor se había marchado para regresar con la "ducha" que le pedí. Tenía apenas unos minutos... No iba a poder hacer nada en se intervalo de tiempo. ¡JODER! Decidí mirar mi cuerpo. Estaba casi destruído. Apenas una hora de juegos y ya estaba para el arrastre. Curiosamente, todas las marcas que tenía habían sido creadas por el mayor. El menos no me había creado ni una sola herida. Casi todas las heridas habían terminado de sangrar, y mi zona lo mismo. La virginidad se escapó rápida y fluidamente. Ya no la recuperaría jamás. Suspiré. Estaba realmente cansada, pero aún tenía unas cuantas fuerzas para aguantar.
La puerta se abrió y apareció el chico con una palangana. Miré el agua, y en ella mi reflejo: moratones por toda la cara. Estaba horrible.
- Si tu compañero desea violarme, ¿te entrarán ganas de violarme? -No esperé respuesta. -Si es así, ¿Por qué no le das las ganas de no hacerlo? ¿Acaso eres más débil que él? No tiene sentido.
De pronto me obligó a mirarle a los ojos. Mi respiración se entrecortó. Estaba tan cerca de mí...
- ¿Cómo quieres que confíe en ti? ¡No me ates! Quítame el hielo, te lo ruego. ¡Estoy aterrada, sólo deja que pueda moverme! -Me ignoró. Simplemente me dio media vuelta para ponerse en posición de...
Noté su aliento en mi oído. Cada vez que lo hacía me entraban escalofríos. Su frase me dio qué pensar. En el fondo tenía razón. Su compañero le había exigido que me tocara y, en cierto modo, no me desagradaba su forma de hacerlo... Tenía que aguantar.
Acabé asintiendo. Haría todo lo que me pidiese. Quería salir de ahí, viva. Noté cómo su miembro entraba en mí. Al principio dolía, pues mi zona estaba totalmente herida, pero el chico se centró en humedecer la entrada y al final conseguí sentir algo de gusto. Empecé a demostrarlo, tanto queriéndolo como si no, los gemidos salían de mi boca, primero suaves y después más altos.
Cierto. Su forma de tocarme era opuesta al otro. Esta forma me gustaba.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
14646
Reputación :
8
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Lun Oct 23, 2017 9:55 pm

La debilidad mental tiene varias caras, máscaras y facetas indescriptibles figurando en la extraña empatía cambiante del opresor, empujando sus caderas mientras su miembro sentía la presión de las paredes uterinas tan estrechas, húmedas y cálidas por la constante fricción que generaba ese cosquilleo en su abdomen inducido al placer y la satisfacción del cuerpo, el gusto por aquella carne del sexo, sorbidos ronquidos naciendo de la boca de Raciel a cada embestida, el aliento que desprendía sobre el lóbulo contrario dedicándole cada uno de ellos entre algunos mordiscos, sus manos continuaban sacudiendo aquellos senos, jugando con sus puntas jalándolas suavemente, el dolor si bien estaría presente no podía evitar el sentirlos en toda su palma… Después de todo para el menor lo importante era el deleite de experimentar el placer que envolvía a su intimidad, poder gozar de ese cuerpo a la vez que los adejos de virginidad desaparecían, el himen roto que aun expulsaría algunos hilos de sangre pero el pre semen y los fluidos lograban que la penetración logre acelerar cada vez más y más… Pasado el tiempo entre los gemidos y los alientos que plagaban la habitación, con el fondo de aquel sucio chillido de los cuerpos chocando entre sí, esos golpeteos de la cadera a la figura mientras los labios inferiores de la joven palpaban rojizos y gastados por el poco descanso que se le daba, la insistente atención y succión del miembro.

Retiró su miembro por breves segundos, solo para tomarla por los pechos y acostarla, espalda contra el suelo para poder apreciar aquel rostro de pálida piel y ojos brillantes, escuchar de cerca aquellos gemidos mientras Raciel retiraba su camisa, arrancando los botones y apartando la prenda aun lado, con su delgado cuerpo y una respiración acelerada, arqueó la espalda para encimarse sobre aquel cuerpo, directo a lamer aquellos pechos, hundiendo su cara en medio de ellas y que su lengua comenzara a jugar y juguetear por toda su expansión, deteniéndose en los pezones para mamar de ellos y mordisquearlo con suavidad, sintiendo como los empapaba, esa piel tan cálida y lastimada. Introdujo dos dedos dentro de su vagina solo para escarbar aquellos fluidos, que escurrieran por su trasero acompañado del pulgar, el índice y el dedo del corazón continuaban latentes de aquella dilatada entrada, la bella sensación y como la piel fue acostumbrándose a la penetración hace instantes atrás, debía de jugar con ella, torturar ambos pezones mientras la mano libre ayudaba en aquel juego, mucho más que por su propio gusto era la distracción necesaria para que comenzara a posar la yema del dedo sobre el ano y así comenzar a relajarlo en una caricia circular, cada vez más mientras los líquidos brotaban ayudando a mantenerla húmeda, sus dedos eran veloces y jugaban girando dentro de ella, próximamente los retiró solo para contemplar que estaban empapados de ese dulce sabor… Ahora se encontraban acariciando el capuchón del clítoris y luego comenzar a juguetear con él mientras el pulgar lograba entrar por completo en el orificio ya listo de ese estrecho ano, Raciel intentaba distraerla en lo posible lamiendo esos pechos y jugando con ella, tratando de ocasionarle espasmos mientras el peso de su cuerpo la retenía.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Rebeca Fdez. el Miér Oct 25, 2017 5:18 pm

Aquellas caricias me estaban volviendo loca. No quería, no debía. Mi mente decía: "tranquila, lo estás fingiendo", pero mi cuerpo pensaba lo contrario.
Acabé relajándome del todo y me dejé llevar cuanto pude. Era mi primera vez, se suponía, al menos. 
Al cabo de un buen rato, acabé notando un orgasmo. Gemí cuanto pude para la tapadera y por mí misma, y me dejé caer al suelo agotada. 
- Tengo... sueño. -Susurré. -Déjame descansar, te lo ruego...de verdad. Mi cuerpo n-no aguanta más... Moriré.
Gimoteé lo más claro que pude. No podía más. Las heridas me consumían por dentro y por fuera.
El chico me hizo caso, pues paró casi de inmediato. Le miré de soslayo. Había dejado de temblar. Miré el cuenco y sonreí. Podría limpiarme, ¡qué gusto! Me acerqué a él y me dispuse a ello. La ropa estaba destrozada, comencé a notar el frío dentro de la habitación del barco. 
- ¿No hay...algo para taparme? S-Sé que es mucho pe...dir. Es que... -No sabía que deicr. A este muchacho se le notaba más bueno que al otro, pero como me había dicho él, seguía siendo un monstruo. -Quiero salir de aquí de aquí con vida. Pero si sigo a este ritmo, lo dudo... Necesi...to ayuda.
El mareo se apoderó de mí y tiré todo el cuenco.
- ¡Mierda! Per-Perdona, no era mi intención, estoy ... lo siento... No me hieras, por favor. Lo limpiaré si es.. necesario.



Apariencia hogareña:

Apariencia en batalla:
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
20
Dromes :
14646
Reputación :
8
Mensajes :
129

Ver perfil de usuario https://no-te-detengas-ahora.blogspot.com.es/
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Bloop Brothers el Sáb Oct 28, 2017 9:20 am

Sintiendo la contracción de las piernas ajenas, como el abdomen temblaba y las paredes palpitaban a un ritmo mucho más rápido aceleró las embestidas hasta que la dulce corrida ajena, como aquellos líquidos se esparcían encima del miembro del joven quien solo esbozó un suspiro mientras llevó una de sus manos a la cara, una vez la joven pidió que se apartas con gusto lo hizo, retirando sus dedos y su miembro mientras retomaba la respiración –Con esto será suficiente, prepárate para mañana…- dijo irguiéndose y subiendo su pantalón, cubriendo su miembro palpitante recubierto con la fragancia femenina. Suspiró una vez más ante la súplica –Por supuesto… Creo que puedes merecértelo después de todo- tomó su camisa y la envolvió colocándola en la palangana –Úsalo de trapo o esponja, límpiate, ya será tarde y no morirás hasta que tengamos lo que buscamos, solo queremos el dinero de tu rescate. Te traeré agua para beber y una cobija, buscaré si tenemos algo para que comas. Y no te preocupes, ahí vendré a limpiar el desastre, no vamos a matarte… Espero- dijo sin más con aquel tono serio mientras le daba la espalda, imaginaba que debía de buscar una forma de distraer al mayor que se encontraba aún al teléfono intentando pactar un buen precio por la rehén mientras estaba recostado en el sofá rodeado de los guardaespaldas, Raciel con la polea tomó otra palangana de agua y con discreción fue al compartimiento trasero de la cabina de navegación, allí donde solo halló dos paquetes de galletas saladas y una cobija roja para la chica en cuestión, en uno de los bolsos se encontraban las ropas de repuesto de ambos hermanos, sabía que podría molestarle a Sergei de tomar una de sus camisas, a lo cual decidió retirar una de las remeras que en teoría el utilizaría, pero con todo a mano bajó al sótano una vez más allí donde la joven estaba aún en el suelo, su lado empático podía llegar a recordar esa sensación desoladora de estar sumida en un lugar lejano, poco podía pensar ya que la contraparte estaría desfavorecido por la idea.

-Es todo lo que puedo darte- dejó las cosas frente a ella y luego se colocó las manos en el bolsillo para retirar un cigarro de una caja azul de tabacos y posarlo por los labios –Mañana bajaremos, se prudente y recuerda lo que te dije: Coopera o recibirás más golpes- dijo secamente dirigiéndose a la puerta –Descansa- se despidió sin verla y cerró la puerta asegurándola con llave, dejándola a la cautiva a la luz de la vieja lámpara de techo que se mecía por el movimiento del bote. Subió a la recama donde comprobó que estaba el mayor con la bolsa de hielos en la entrepierna, a los gritos por el teléfono –…Mañana espero una respuesta ¡Oh comenzaré a mandarla por partes!- colgó enfurecido y arrojó la bolsa al menor quien la atajó, era una bolsa de hielos casi derretidos, sabía que él quería que la congelase, lo cual procedió mientras lo mantenía en sus manos –Necesitas más agua, hermano- -Necesito saber que hacías allí abajo- -Doblaba su voluntad, antes que caiga en la demencia conviene que seamos persuasivos- -Muy bien ¡Vaya! Entonces mañana le espera una sorpresa- -Comienzas a divertirte eh…- -Aun no, mañana esa bastarda sentirá la furia de mis niños, a ver si se le ocurre mordernos otra vez- -Como gustemos…- se despidió encendiendo el cigarro -¡Aquí no fumes, maldición!- -Ok…- le devolvía la bolsa y salió una vez más, solo para observar a lo lejos las tenues luces de Eadrom, estaban varios kilómetros de distancia, la brisa era fría como a él le gustaba y debía de ser paciente, a cada calada del cigarro reveía en su mente los planes del mayor –Joder, le dolerá…- musitó sin mostrar alegría o tristeza.

La noche pasó y daba comienzo a la mañana, el horizonte el amanecer vistió las aguas de brillo y los hermanos despertaron.


Oye Sergei, te estoy hablando... // También yo Raciel ¿Qué ocurre? //
"¿Puedes oírme cuando pienso? Estoy comprobando" // "Claro, Somos la misma mente después de todo"
-Juntan sus manos para fusionarse y mostrar su verdadero ser-
"Nosotros"... Mejor dicho: Yo, soy Bloop, el enigma de las profundidades.
BLOOP:

Sergei:

Raciel:
avatar

Salón :
2 A
Dromes :
8354
Reputación :
1
Mensajes :
62

Ver perfil de usuario
ELEMENTALES

Volver arriba Ir abajo

+18 Re: El cuerpo clama al pecado -Priv Rebeca-

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.