Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Octubre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!



BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes


MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

CLUB DE COCINA BUSCA MIEMBROS
¡Anímate a ingresar al club de cocina! Da click aquí para más información!
TÍTULO MINI NOTICIA
¡Muy pronto!



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡TAKEMORI TE DESEA LO MEJOR!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

What's the problem? [Priv. Megan]

Mensaje por Simon Blackquill el Jue Sep 21, 2017 2:03 am

—Tardó menos de lo planeado… creo que ahora puede volar más lejos que la última vez— Ese era el pequeño diagnostico que le daba al Halcón que se encontraba sobrevolando por arriba de mi cabeza,  su vuelo era algo bajo y no se separaba mucho de mi distancia, aprendía a estar de ese modo a medida que avanzaba en cuanto al detenerme se posaba sobre el hombro como si supiera que le llamará. Siendo un ave que encontré hace relativamente poco me alegraba ver como aprendía con suficiente rapidez, en si me demostraba que era un animal de lo más inteligente.

—Todavía no está del todo listo, pero con lo enseñado es suficiente — Era lo que me decía al verle a un lado sobre una rama de un árbol. Era un ave dócil y al parecer muy leal; una vez que me dedique a cuidarla al verlo por primera vez se rehusaba en irse de nuevo.
Le había visto refugiarse en una casa derrumbada por las afueras de la ciudad, no estaba muy lejos del bosque pero con el estado que se encontraba me imaginé que fue hasta donde llegó y le era imposible avanzar. Una de sus alas estaba lastimada al igual que sus patas ¿Tuvo un ataque? Era lo más posible ya que más adelante me percate que también tenía una herida sobre su lomo. Una gran pena que le haya sucedido eso, estaba muy nervioso y asustado cuando me trataba de acercar a él.  

Me gustan los animales, pero en especial las aves ya que podría contemplarlas sobre el cielo azul y para mi opinión se veían hermosas debajo de él. Por lo que no dude en ayudar al pobre Halcón con sus heridas; algo gracioso era esa situación nunca me interesaba el hacer algo parecido hacia los demás, lo que no era de sorprenderse las miradas de todos cuando lleve al ave a donde nos encontrábamos los mandamientos. No iba a dejarlo en ese lugar, tenía que ser alimentado y cuidado como debería de ser, tampoco se me daba bien el esconder cosas así que dando la orden de que nadie se acercará a el a menos que quiera una mano menos no fue ningún problema.

Lo que sucedió a continuación de eso fue una serie de ataques hacia mi persona a base de picotazos, mordidas y arañazos. No era la mejor relación que tenía con el, pero como se trataba de un ave que no estaba acostumbrado al contacto humano, era más que esperarse. Los animales atacan pensando que lo van a lastimar y con el trauma previo a ser rescatado, eran unas semanas difíciles para ambos. Pero la hostilidad disminuía con el tiempo, aprendía gestos, señas y a identificar llamados para cosas básicas: comer, venir, levantar etc. Lo tomaba con calma y solamente me enfocaba a que su ala mejorara.

— Es mejor hacer una serie de pruebas— Mencionaba haciendo llamar a mi compañero para acariciarle, era muy agradable una vez que lo conocías, pero tenía que cambiar un poco su actitud hacía los desconocidos. Si no tienes cuidado con él seguro y te sacará un ojo —Busca a Deseo, no ha de estar muy lejos de la ciudad— ¿le había enseñado a localizar a su escurridiza compañera? La verdad es que si, de hecho era lo primero que se me ocurrió(?) ya había hecho ese ejercicio antes y sí que lo había logrado. La diferencia consistía es que la distancia era mucho más larga que las anteriores y ahora había obstáculos, sabía que eran buenos para orientarse podría sacarle mucho provecho a esa cualidad.

Dicho eso y teniendo el ave sobre su brazo, lo alce para que se pusiera en camino a la tarea encomendada. No esperaba que hiciera lo que le había pedido mas bien quería saber que tan lejos puede llegar a volar con su condición actual, también si le había entendido. Llevaba un tiempo dando ordenes sencillas no estaría nada mal el poder utilizarlo para algunas misiones a largo plazo.


○ [Altruismo] ahora es [Simon Blackquill]


Shall i show you what a truly sharp blade is capable of?:



avatar
Dromes : 63683
Reputación : 6
Mensajes : 58
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: What's the problem? [Priv. Megan]

Mensaje por Megan S. el Mar Sep 26, 2017 8:16 pm

No hacía falta explicar con exactitud donde estaba metida la dragona casi todo el tiempo. Como siempre rondaba por los barrios bajos con su nueva apariencia al ser la anterior un riesgo para su persona, y eso último siempre se lo recodaba la zona al entrar ahí y no ser reconocida, ni temida por casi nadie. Le molestaba entrar ahí sin imponer el respeto que antes tenia con su mera presencia "Tendré que volver a ganármelo... aunque no como antes, no puedo llamar la atención." A su mente vinieron un par de imágenes de pleitos que se metió apropósito para demostrar que con ella nadie debería meterse, sobre todo al causarla después de haber seducido a uno de los manda mas del lugar que se encargaba de protegerla de cualquiera que intentara si quiera levantar algún arma en su contra. Sin duda tomaba esos tiempos como buenos a la vez que un infierno, después de todo aunque mandara ahí, no se dejaba de ser la mascota de alguien.

Dio un suspiro por ¿Cuarta vez? Quien sabia cuantas veces lo había hecho hasta ahora, no obstante eso significaba algo, su paciencia se estaba agotando, y es que llevaba quince minutos esperando a un informante. Se imaginaba que estaba teniendo problemas en el camino nuevamente, o se distrajo en algo, no quería ni saber con que excusa vendría esta vez, sinceramente no le interesaba mientras le dijera lo que quería, y de paso que le diera lo que buscaba todo estaría bien.

Su torpeza con los constantes atrasos del chico le hacían recordar que a pesar de tener tantas conexiones la mayorías eran muy arriesgadas o estaban bloqueadas, esto, de alguna manera le fastidiaba aun mas. Unos pasos a lo lejos le sacaron de sus pensamientos. Se apoyo con los brazos cruzados junto a la pared que estaba, intentando relajarse. No podía estar alterada, no podía reflejar nada en su rostro mas que una hipócrita sonrisa de niña buena, después de todo eso parecía aun cuando llevaba otra ropas menos coloridas.

-Pensé que trataba con gente seria-Fue su primer comentario al tenerlo de frente con una risa burlona-No juegues con fuego Rose. Eres una novata aun, no se si lo recuerdas-Contesto frunciendo el ceño, dejando notar su respiración agitada-La novata llego antes que tu-Le respondió con tal de seguir burlándose-Los novatos llegan a la hora-Intento defenderse diciendo seguramente lo primero que se le venia a la cabeza-Eso no fue lo que me dijo tu compañero, ¿Acaso no sabes rutas para evitar la policía señor corredor?-El contrario chasqueo la lengua, bien, había logrado cabrearlo-¿Realmente no se te escapa nada?-Una sonrisa de victoria se mostró en el rostro de la chica en lo que se paraba de frente-¿Qué tal si mejor me das lo que te pedí?- El chico volvió a chasquear la lengua sacando de la mochila que traía un paquete pequeño el cual la dragona reviso con rapidez. Un set de pequeños tónicos, todos iguales. Cualquiera pensaría que eran perfumes, drogas, o un montón de tonterías que seguramente nadie acertaría a la primera si intentaban adivinar de que se trataba. Como fuera, la chica guardo con cuidado los frasquitos en una pequeña cartera que esta traía en lo que el contrario se apoyaba al lado de ella a susurrar la información que esta buscaba.

-¿Sabes que hacían en el norte..? No es normal que ronde por ahí-Murmuró, mirando con cierta discreción el cielo. -Ah, si. Tengo una idea de quien fue..-Contesto al escuchar su respuesta, riendo por lo bajo notando un ave en lo alto. La estaba viendo con mucha atención porque no dejaba de rondar en el lugar como si estuviera buscando algo. El sonido de un disparo se escucho de pronto, haciendo que su compañero se estremeciera de una manera tan notable que hizo que por dentro Megan suspirara diciendo "Niñato." Siguió mirando al ave que parecía mas alertada. Estaba segura de que la había visto antes, ¿Dónde? No lo recordaba en aquel momento. Otro disparo se escucho, era obvio que intentaban matarla por la desconfianza, no era normal que diera vueltas por ahí como si estuviera intentando vigilando.

{Taka ...}

Si, tardo en recordar el nombre del ave, y con eso a su dueño. Su acompañante estaba balbuceando cosas sobre que debían alejarse del lugar en lo que ella misma escuchaba como estaban preparando la siguiente bala, después de todo no estaba tan lejos el sujeto que llevaba disparando. Un silbido fue lo que soltó con los dedos en la boca, este mismo estaba cambiando lentamente al sonido de un ave. Estaba intentando hablar con el animal, esperando que le tomara en cuenta, y claro que lo hizo al no saber que es lo que le estaba hablando con exactitud al estar la chica escondida en un callejón con el sujeto-Bueno.. si no tienes nada mas que decir puedes marcharte-Murmuro con cierto tono de cansancio, y ofreciéndole el dinero al contrario que con gusto lo tomo sin dudar, largándose como la gallina que era a los ojos de la novata.

Volvió a hacer aquel sonido para llamar al ave hacia donde le había dicho que se ocultará. Claro que al ver a la chica se detuvo enfrente de ella, pareciendo que se iba alejar. Los pasos de aquel tipo que había sentido antes sonaban cerca, al mismo tiempo que la joven sacaba de su bolsillo una pequeña bolsa transparente donde había carne seca. No, no era exactamente lo que le gustase al animal pero si le lanzo un pedazo para que probara, y por suerte al parecer le agrado como para acercarse un poco-Taka. No te temas... por favor-Le hablo esperando que le hubiese entendido. Tal vez lo hizo, tal vez no, de todas maneras se paro encima del brazo de la chica de una manera algo bruta que le lastimo, aunque era lo de menos. El extraño estaba enfrente de ella apuntándole con un arma en lo que la dragona intentaba darle mas comida al ave.

Silbo suavemente una melodía solo para hacer que el desconocido cayera el piso del dolor de inmediato en lo que maldecía internamente tener que usar sus poderes. Al poco tiempo el tipo cayo inconsciente y el ave dejo de comer. Genial, acababa de quedarse sin su bocadillo nocturno. Iba andar de mal humor mas rato seguramente, aunque ahora...tenia el ave en la cabeza, pidiendo mas alimento.

-No hay mas.. lo siento-Su voz se había tornado mas suave e increíblemente mas agradable en lo que parecía escribir algo en un papel que acababa de arrancar de su pequeña libreta de bolsillo- ¿Puedes llevar esto a tu dueño?- ¿Por qué intentaba hablarle de esa forma? No sabia con certeza si el ave le entendía, así que lo intento nuevamente silbando de esa manera tan extraña que aparentaba ser la de un ave. Ahí si que recibió una respuesta. Por suerte accedió a cambio de mas carne seca "Fresco" Fue lo único que pensó al respecto en lo que enrollaba el papelito y lo amarraba a la pata del ave con una cordel blanco y fino, porque ya veía que se le caía en el camino si se lo daba sin nada que lo a sujetara. Una vez todo listo, dio un pequeño suspiro antes de volver hablar a través de ese silbido para indicarle al animal por donde irse y que no corriera riesgos. No esperaba que hiciera todo lo que le dijera, después de todo se notaba que con suerte le escuchaba desde que se entero que era una persona.

Bien, una vez vio a Taka con la nota que no decía nada mas que "Ten cuidado donde envías tu mascota si no quieres que salga muerta." Se acerco hacía donde estaba el desconocido, y tomo su arma para luego apuntarle la cabeza. No tenia ganas de meterle excusas a nadie, ni dejar vivo a alguien que había experimentado lo que ella en algunas ocasiones denomino como perseverancia.


¡Bang!
avatar
Dromes : 8000
Reputación : 2
Mensajes : 42
Ver perfil de usuario
Megan S.
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: What's the problem? [Priv. Megan]

Mensaje por Simon Blackquill el Sáb Oct 07, 2017 1:30 am

Mi cuerpo esta recargado sobre el tronco de un árbol a medida que esperaba a la llegara de mi nuevo compañero. Había escogido el ir al bosque para que la distancia que tomara Taka fuera un poco mayor que lo acostumbrado; la verdad era que pensaba que ya se conocía todo este lugar muy bien por lo que salir de aquí no le habría llevado mucho tiempo. El reto es que tan bien le llevaría su viaje hasta la ciudad. No conocía la ubicación de su compañera Deseo por ningún lado, ella era buena moviéndose por ahí muy a diferencia de mí que llamaba la atención a cualquier lugar que iba… culpa mía por llevar esta apariencia pero eso no significaba que me importará lo que pensará los demás. Solo que a veces no podía el ir a caminar como si nada sin buscarme varios problemas, si lo sé, hay días que solo quiero estar en paz sin que nadie me molestará ¿Es tan raro que sea así?

— Parece que si fue a la ciudad después de todo— Reconocía el esfuerzo del ave al hacer lo que yo le decía (o lo que me entendía) pero también tenía un límite en él, acababa de curarse de su ala y era la principal razón de su pensamientos. Me preocupaba por la razón que se lastimará en pleno vuelo y que ya no pudiera regresar o que se perdiera en el proceso de; La cosa era que tendría que ir a buscarlo una vez que no regresará después de un tiempo y eso era lo que me hacía perezoso — Mejor le hubiera dicho queme trajera una ardilla o algo— me quejaba por no tener esa idea antes, pero tampoco pensé que sería algo muy peligroso al final de cuentas es algo muy sencillo de hacer.

Un animal fiel que después de pasar un tiempo conmigo decidió el quedarse a mi lado; eso no se veía a menudo y no me lo esperaba viniendo de una persona como yo. Sabía que si lo criabas desde que era un pajarito su domesticación era mucho más fácil pero, con las semanas pasando y viendo que no le hacía daño se encariño por lo que ahora acataba órdenes y volaba cerca de mi cada vez que podía. Un día cuando observe que el halcón ya podía ir a buscar alimento por su cuenta y volar mejor para resguardarse tome la decisión de dejarlo en el bosque para que fuera libre. Cosa que funciono una media hora viéndolo irse una vez que llegamos aunque volvió minutos después con su cena volví a intentarlo al día siguiente sin éxito simplemente volvía de nuevo una y otra vez. Durante ese periodo no sabía exactamente qué hacer con él.

Se me ocurrió la maravillosa idea de usarlo para hacer diferentes tareas sin necesidad que yo interviniera, como el mandar mensajes, busca objetos u personas por esta tierra, localizar áreas… etc. Todo lo que se pudiera hacer fácil sin meterse en tantos problemas. Bueno, claro que podría decir que no sería algo muy pesado para que hiciera por mi cuenta; mi físico no me ayudaba en las misiones y llamaría mucho más la atención que un ave en el aire. Ahora bien eso es pensar mucho a futuro y todavía faltaba un gran camino que recorrer hasta que pudiera regresar a salvo o que entendiera las palabras que le dijera. Los animales son inteligentes, pero también como nosotros necesitaban entrenamiento para hacer ciertas cosas no todo se aprendía naciendo directamente el sobrevivir es un instinto, pero no es todo lo que uno necesita.

Notando que ya había pasado un cierto tiempo desde su partida presentía que algo no estaba del todo bien — ¿Debería el ir a buscarlo? — Si que debería, ya que estaba consciente de su situación. Sin embargo no pensaba en lo peor y lo único que hice fue el levantarme para empezar a encaminarme para ir a la ciudad. Su plan era que Taka diera unas vueltas alrededor del lugar una vez que llegará a su lado… era obvio el cambio de planes. Antes de que avanzara más allá de un kilómetros escucho el llamado del ave acercándose por donde se encontraba, la dirección en donde venia era exactamente en las afueras del bosque — Tardaste demasiado, ¿en dónde te metiste? — No era que hablara su idioma o algo parecido, ni que tampoco le contestará pero fue lo primero que dije al verlo posarse sobre una roca. Un bufido salía de mis labios y casi diciendo que nos fuéramos a casa vi que en la pata del ave tenía algo, al acercarme más era visible que se trataba de una nota.

Una ceja se alzó al leerla y solo mire al ave con algo de curiosidad — Me sorprende que te hayas dejado poner esto sobre tu pata — Siempre que alguien desconocido se acercaba a él intentaba picotearlo agresivamente, por lo que me hacía pensar que era una persona conocida a el o que era alguien quien sabia tratar a los animales. Pero por lo menos le hizo saber que tan útil era Taka ¿Debería aprovechar la situación para mandarlo de nuevo?

Vuelve con la persona que te mando esto…—
Le decía mientras escribía en la misma nota al desconocido. No tenía ni idea de quien se trataba “Yo puedo mandar a mi ave hasta donde yo quiera, ¿Quién eres como para decirme que hacer?... Ahora escribe hasta donde lo encontraste.”
La persona más amable no era, de hecho no sabía ni cómo tratar a los demás y eso era lo que se le notaba de lejos… desconocía en que peligro podría meterse el ave o donde se encontraba esa persona. Con la respuesta que le diera esta próxima vez ya podría marcar ese lugar como algo de interés para buscar por mí mismo. Amarrando nuevamente el papel a su ave lo deja volar de nuevo y esperaría en ese lugar hasta que volviera.


○ [Altruismo] ahora es [Simon Blackquill]


Shall i show you what a truly sharp blade is capable of?:



avatar
Dromes : 63683
Reputación : 6
Mensajes : 58
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: What's the problem? [Priv. Megan]

Mensaje por Megan S. el Miér Oct 18, 2017 1:42 am

Bien, ahora tenia que deshacerse de un cuerpo. Aaahhg. No se iba a enojar, no podía perder la paciencia tan rápido. Miro sus manos desnudas, bien, había cagado el primer paso de un asesinato 'perfecto'. Por suerte no debía preocuparse por el sonido que causaba el arma, claro que se había encargado de anular el sonido, y con eso no se refería hacerlo desaparecer, sino que a disminuirlo de tal manera que no fue notable.

Obviamente, la pelianaranjada no perdió el tiempo pensando que hacer. Arrastro el cuerpo a un callejón, y lo dejo ahí sentado. Intento limpiar sus huellas del arma con un pañuelo que encontró entre las ropas del desconocido. No perdería el tiempo en pensar, estaba improvisando porque no sabría en que momento aparecería alguien dentro de su perímetro y le pondría literalmente un contador hacía atras. Le saco una que otra cosa que había encontrado entre las ropas, entre ellas la billetera, ¿Hacerlo parecer un robo? Tal vez, aunque realmente era lo que menos le importaba, simplemente sacaría provecho del asunto.

Al final, solo dejo el arma en sus manos y se llevo la billetera junto con el celular, su plan era quemarlo luego, o arrojarlo al mar, lo primero que estuviera a su alcance. En la billetera no solo traía dinero, sino también la identificación, entre otras cosas como un papel lleno de números de celulares. Cada uno tenia al lado un símbolo o una letra, menuda manera de ocultar sus contactos. Reconocía que era ingeniosa, pero a la vez peligrosa.

Se alejo de la zona donde estaba el hombre muerto. Tardarían en encontrarlo, eso era seguro, y lo decía porque en la zona que estaba no solía ser muy transitada. Seguramente nadie que utilizara la zona haría la llamada para informar de la muerte del desconocido, eso pensaba Megan, ¿No eran tan estúpidos verdad? Aquello significaría meter a la policía en todo el asunto. Les quitarían su territorio. Se volvería peligroso intentar hacer negocios ahí .. Ah.. Mejor no esperaba nada de nadie. Dio un suspiro del cansancio tan solo pensar los problemas que se le venían encima.

Ya estando en un lugar "seguro" tomo su pequeña esfera colgante, apretando un botoncito que tenia este para hacer que reflectara una pantalla, busco rápidamente su agenda en esta y con cierto recelo la observo. No la tenia tan complicada, tal vez podía esperar uno o dos días antes de avisarle a sus socios donde juntarse. Por suerte, la dragona no siempre ocupaba el mismo lugar de reunión  solía variar bastante, aunque eso no significaba que no lo usara nuevamente. Iba a comenzar a pensar en algunos lugares seguros, pero el sonido de un ave llamo su atención "¿Taka..?" Ni ella misma se lo creía, ¿Había vuelto? ¿Realmente su dueño era tan idiota?

No paso mucho antes de que él animal se le parara en la cabeza al notar que la había encontrado nuevamente. Soltaba algunos sonidos que le eran algo inentendibles para la muchacha, al parecer estaba algo intranquilo, ¿Acaso celebraba? ¿O le reclamaba por qué se había movido? —Calma...— Dijo con una pequeña sonrisa forzada en lo que volvía apretar el mismo botón de antes para desactivar la pantalla —Eso no fue mi culpa...Yo no te dije que volvieras.—Si, estaba "peleándose" con el ave porque no dejaba de acusarla de tramposa y algo sobre que le debía mas comida.

Volvió a soltar un suspiro en lo que ponía el brazo en alto y en forma horizontal para que el animal bajara, pero no quería, decía que estaba mas cómodo arriba en su cabeza. Ahí fue cuando recordó que él no era exactamente como su pez mascota, y empezó a silbarle para responderle. Quien sabe cuantos minutos perdió hablando con él para hacerle bajar. Suponía que si había vuelto, era con una respuesta, suficientes razones para hacer que el caprichoso tuviera la amabilidad de al menos dejarse sacar la nota, cosa que logro, y de paso volvió a herirse mas el brazo. Sabía que Taka lo hacía apropósito. No se iba a quejar, no era exactamente "amiga" del ave, si,podría decir que confiaba en ella en cierto aspecto y por otro la odiaba profundamente o no le agradaba, porque no dejaba de ser una desconocida para este.

Una cara de disgusto, eso fue lo único que puso al leer la nota. No esperaba un gracias desde un inicio, la verdad es que ya veía venir algo de ese estilo, sin embargo la siguiente pregunta...¿Era una orden? Frunció algo el ceño. No estaba exactamente de humor. Ser un mandamiento no le daba el poder de mandonearla. Tomo otro papel y empezó a escribir "¿Quién eres tu para darme ordenes a mi? No recuerdo haber dicho que te seguiría a ti, sino a Aoz. Si quieres saber por donde andaba tu ave, pregúntale a ella, y dale algo de comer." No. Ni siquiera pensó lo que escribió. Amarro rapidamente la nota donde estaba la anterior, y . . . Diría que intento hacer que el halcón volara de inmediato a dejar la nota, pero no fue así. Sabía que no se iría sin su comida primero —¿Si te digo que vayas y a la vuelta te tendré un pez...iras?—Claro, esto último lo dijo de la única manera que sabía comunicarse con él. Como espero, este le dio la negativa y fue cuando empezó a explicarle a donde iría para que no le fuese difícil encontrarla. No supo como, pero al final termino convenciéndolo, aunque quería un pez grande, no uno pequeño.
avatar
Dromes : 8000
Reputación : 2
Mensajes : 42
Ver perfil de usuario
Megan S.
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: What's the problem? [Priv. Megan]

Mensaje por Simon Blackquill el Vie Nov 03, 2017 3:44 pm

¿Todo lo que hacía era a propósito? , no tenía que dar una respuesta directa para que supiera que así era. Principalmente me preocupaba un poco el ala del ave ya que parecía que todavía le faltaba un poco en ejercitarse; desconocía si le doliera o que se cansará en volar de un lugar a otro como nuestro mensajero, pero esto me ayudaría en saber la condición que tenía sobre el momento. De igual manera no iba a obligarlo en regresar si este lo veía en malas condiciones, no iba a poner en riesgo la seguridad de Taka por una pelea entre otra persona —Ya entenderá si le dejo hablando sol@—  bueno la verdad es que se imaginaba que se molestara y viniera a reclamarme que por que hizo eso; así por lo menos sabría en quien se trataba en realidad ya que pareciera que estuviera adivinando a la nada.

No era del todo bueno recordando cosas a decir verdad, mi memoria era tan mala que solamente podría recordar lo que paso unos años antes de que nos sellaran, y eso que todavía intentaba saber el por qué era que llevaba las cadenas… Asi que era más que esperarse que no me tomara la molestia necesaria para el memorizar nombres o rostros que no me interesaban.  Por eso era mucho más difícil a que alguien pudiera acercarse a mí a hablarme con seguridad, si no me decía de nuevo su nombre solamente ignoraría lo que estuviera diciendo.  Cosas que no debería ponerle atención y solamente tendría que fijarme en mi ave… lo otro solo era daño colateral.

Contaba los minutos desde que Taka había volado nuevamente al lugar donde se encontró al desconocido o desconocida, no esperaba que estuviera esperando una respuesta de la nota que me había enviado pero el hacer el intento nada me lo impedía, pero para hacer mi tarde un poco  más divertida  esperaba que así fuera. Sin embargo tardaba cada vez más en regresar y mi estado de animo de neutral pasaba al fastidio al tener que esperarlo más tiempo que no necesario. Iba a pedirle explicaciones al ave, pero sabía que sería inútil hacerlo lo único que me llevaría por su parte son varios picotazos o un ataque si es que lo hacía enojar.

Como la vez anterior cuando lo esperaba me encontraba recargado en el tronco de un árbol a medida que esperaba y me paraba una vez que oía al Halcón aproximarse, pues ahora pensaba que se le era mucho más fácil el camino de regreso que el de ida hacia la ciudad. —… Tardaste un poco más esta vez ¿se habrá movido de lugar? — Eso parecía ser más un comentario para sí mismo ya que este no esperaba una respuesta. Dejando que el ave se acomodara en una roca me acercaba para agarrar la nota que tenia sobre su pata y para su buena suerte era una nueva por parte de nuestro desconocid@ —…… — un bufido era lo que soltaba a leerlo. — Lo que faltaba, no creo que vaya a decirlo tan facilmente— por lo menos le daba una pista de quien era, y eso es que no era de los mandamientos en si; un discípulo.

— No me digas que le estuviste exigiendo comida— le decía al ave que se encontraba frente a mí riéndome levemente al imaginarme la escena. — Ya entiendo por que tardabas tanto…— culpa mia por tener que mal educarlo así, siempre le daba algún premio después de hacer algo bien, pero hace unos días deje de hacerlo por falta de alimento (¿) ahora solamente tenia algunas galletas a la mano que trataba de guardar para después — No hay otro modo ¿verdad? — Le daría unas galletas por mientras ya que en verdad la nota tenía razón, estaba algo enojada por que quería comer. Mientras esta comía algunas aprovechaba para escribir algo sobre la nota: “Por obvias razones soy superior a ti… y si, debes hacerme caso por ello. Servimos al mismo Dios, creo que por lo menos que puedes hacer es decirme a donde fue Taka ya que este esta renuente en decirme” Si no había captado, lo último era una broma… aunque no creía que lo entendiera. Una vez que termino de comer amarre la nota en una pata y solamente dándole la orden de que se fuera lo hizo sin vacilar. De alguna manera tenía algo de prisa.


○ [Altruismo] ahora es [Simon Blackquill]


Shall i show you what a truly sharp blade is capable of?:



avatar
Dromes : 63683
Reputación : 6
Mensajes : 58
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: What's the problem? [Priv. Megan]

Mensaje por Megan S. el Vie Nov 24, 2017 2:38 am

Suspiro una vez. Suspiro dos veces. Quería preguntarse una y otra vez que hacia en el puerto de la ciudad, pero no lo hacia porque se sentía idiota. Estaba apoyada contra una baranda mientras esperaba que la querida ave apareciera. Se había dado el tiempo de registrar la cartera de su reciente victima, su celular y ver si tenia algún contacto importante. Nada que a simple vista le dijera "Hey! No fue tan mala idea matarlo."  Ahg. Se sentía algo fastidiada. Destrozo el móvil por si las dudas en el camino, claro, guardando los números antes para registrar quien era cada persona, sin duda le ayudaría a matar el tiempo buscar la identidad de al menos unas 40 personas y ver si entremedio había algún pez gordo.

Hizo un par de llamadas a algunos de sus clientes, y cuando ya se encontraba en la tercera vio en el aire al halcón que no dejaba de gritar, pidiendo obviamente su premio. Hizo una señal con la mano para que bajara, la cual casi de inmediato fue aterrizar al lado de ella para luego picarle el brazo —Dame un momento— Dijo tapando el celular como si el animal fuera a entenderle, y evitando que la persona del otro lado escuchara. Pareció estar tranquilo un minuto antes de que volviera a picarle el brazo, buscando atención. Su paciencia se estaba agotando, y lo peor es que su odio no iba ir reflejado al ave, sino a su dueño cuando fuera a verlo de nuevo. Nunca había hablado con él, no obstante eso nunca había sido una limitación para Megan si quería decir algo.

Se acerco al primer vendedor que andaba con unas presas colgando y le toco el hombro, alejo el celular, tapándolo nuevamente —¿Puede alimentar al ave?— El hombre le quedo mirando con cierto desconcierto y ella solo rodó los ojos, maldiciendo el instante en que decidió dejar al halcón vivo y a su amabilidad —Que la alimente, yo le pago todo lo coma— Al menos el animal estaba de suerte, traía dinero de sobra consigo. La razón, era obvia, por si le cobraban mas de lo normal por sus botellitas pequeñas. Mejor prevenir que lamentar, sin duda era una de sus frases.

Se quedo hablando por el celular unos minutos mas para terminar de confirmar una reunión que tendría en los próximos días, y cuando dirigió su mirada nuevamente a Taka, vio como estaba amenazando al hombre que le había pedido que le alimentara con matarlo. Una pequeña risa se le escapo. Se le había ido el detalle sobre su hostilidad con las demás personas —Si le demuestra tanto miedo va seguir abusando del poder que le esta dando— Comento acercándose a donde estaba lo que ahora ella consideraba un dúo cómico. Se había alejado algo por culpa de los ruidos del halcón, sin embargo en este instante que ya estaba desocupada iba a tener que hacer lo que desde un inicio había prometido. Le quito la presa que tenia en la mano al desconocido y se la ofreció rapidamente al ave que pareció encantado porque fuera ella quien le diera su el pescado en vez del vendedor. Solo en ese entonces se percato de que Taka traia consigo otro mensaje "Debe ser una broma..." Oh, si. La pelianaranjada se estaba aburriendo de los mensajitos, únicamente porque sentía que las respuestas iban cada vez mas altaneras.

Tomo el papel con cuidado luego de haberle pagado al hombre para que se fuera de una vez, su mera presencia estaba haciendo que su querido y no tan deseado compañero pareciera perro gruñendo cuando creía que le iban a quitar la comida, con la diferencia de que el sonido era diferente y hacia un gesto extraño con las alas. (?)

Una vez lo leyó se decidió que no iba a responderle, es mas, iría a buscarlo. Poso sus dedos en sus labios para ayudarse con los silbidos y de esta forma preguntarle directamente al muy agradable mensajero que tenía a su lado si la llevaría con su dueño para dejar de molestarlo. Su respuesta "Cuando termine de comer." Si, tuvo que esperar que terminara su almuerzo, cena, lo que fuera para que este emprendiera el vuelo. Estaba algo alto para verlo en ciertas ocasiones, sin embargo a pesar del largo camino pudo llegar al sitio sin problemas.

Su rostro por su suerte estaba demostrando una neutralidad que obviamente en su interior no sentía. ¿Darle ordenes a ella sin siquiera tenerse un mínimo de respeto? Al menos le hubiera dicho por favor, tal vez hubiera considerado la idea de decirle donde estaba —Vengo a decirtelo directamente, tu a mi no me das ordenes— Anuncio una vez estuvo a una distancia prudente de Altruismo. Era tal cual lo recordaba, extraño en presencia, y ahora se enteraba de como se le subían los humos a la cabeza —Puedes pedirme favores si quieres, claro, como la gente. De manera respetuosa— Añadió al poco tiempo. Tenia los brazos cruzados, y no, no lo estaba mirando a él, estaba mirando a Taka que parecía estar limpiándose los restos del pescado encima del . . . ¿Contrario? Al parecer el ave tenia poco respeto por casi toda la gente, o tal vez era la forma de demostrar su amor, quien lo sabia.
avatar
Dromes : 8000
Reputación : 2
Mensajes : 42
Ver perfil de usuario
Megan S.
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: What's the problem? [Priv. Megan]

Mensaje por Simon Blackquill el Dom Ene 21, 2018 5:23 pm

Ya me había acostumbrado a estar recostado sobre el césped y a jugar con la pluma que traía conmigo en una forma para que llegara a entretenerme por lo menos unos minutos para seguir esperando a mi mascota regresará. No sabía si esta vez trajera consigo una respuesta, golpe o comida por parte de la otra persona que ahora no tenía ni la remota idea de quien se trataba.

Soy malo recordando, por lo que no sorprende que en este punto solo intentará dar un breve repaso de las personas que posiblemente conocía... que estuvieran vivas y que supieran sobre Taka — Es inútil, solo están mis compañeros... — si bueno, tampoco iba a poner un gran esfuerzo en tratar de buscarlo sobre mi cabeza. Era el lugar menos indicado para poner las cosas importantes y no es tan agradable que digamos. — Sea quien sea, sabe cómo tratar a las aves y pudo acercarse a Taka... otra cosa es que si este le dejo los dedos y sus ojos intactos. — No le había enseñado modales ni amabilidad al ave, por lo que podría ponerse algo violenta si ve que alguien desconocido se le acerca. De igual manera hace eso con los demás mandamientos, al menos que le den comida a cambio.

Teníamos muchas cosas en las que debía de trabajar y aunque suene algo irreal en mí iba a hacer lo necesario para solucionarlo. Siempre me muestro desinteresado y como vago la mayoría del tiempo y eso no significara que no lo fuera (?) solamente las cosas en las cuales pensaba que valían la pena se llevaban con toda mi atención y esfuerzo en ello. Creerme que una vez pude ser alguien de lo más trabajador... me pregunto qué habrá pasado.

— Cada viaje se hace más largo ¿Dónde diablos se mete esa ave? — dejaba salir un bufido al observar que no se notaba ni de lejos a mi nuevo compañero, estaba la posibilidad que en verdad seguía a esa persona a todos los lugares que este se encontrará, pero no estaba del todo seguro de ello... ¿Tal vez le dio algo que comer nuevamente? O se pierde en alguna parte del camino. — ....—  cualquiera que fuera la respuesta significaba que tendría que esperar más tiempo de lo debido. — No sirve de nada quejarse ahora, ya está hecho. —

Antes de que mi humor comenzará a cambiar de fastidiado a enojado un sonido familiar apareció dentro del bosque y el aleteo de alas volando bajo fue lo que hizo que me levantará del lugar y estirarme levemente... Pero todo eso lo detuve una vez que una figura pequeña se acercará hacia donde me encontraba — ¿mmm?— una ceja se alzaba al oírla hablar por lo que dejando que Taka se acomodará sobre el hombro notaba que este olía a pescado. — Tenemos a una pequeña valiente por aquí— la voz que salía de mi boca era algo sarcástica, lo suficiente para notarse como soltaba una liguera risa después de decir eso. — Creo que hay algo que debes saber niña, yo no soy como la gente... Ya has de notar eso.— limpiaba mi gabardina de los pedazos que caían sobre el hombro. — Veo que has estado comiendo bien.. ¿Cuánta comida le has dado?— lo último era dirigida a la chica de cabellos anaranjados esperando que por lo menos eso le contestará.


○ [Altruismo] ahora es [Simon Blackquill]


Shall i show you what a truly sharp blade is capable of?:



avatar
Dromes : 63683
Reputación : 6
Mensajes : 58
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: What's the problem? [Priv. Megan]

Mensaje por Megan S. el Miér Feb 21, 2018 1:10 am

—Hm…Tenemos un idiota aquí~ —Le respondido al poco tiempo con el mismo tono y una sonrisa burlona—Claro que lo noto, por algo te estoy pidiendo que lo seas, ¿Si no para que gastaría saliva en decírtelo?—Siguió hablando de la misma manera sarcástica, es cierto que la peli anaranjada estaba de mal humor, pero no demostraría este con tanta facilidad, tal vez simplemente se notaría este a través de la forma que decía sus comentarios o como le respondía, aunque en este minuto estaba contestándole como le contestaría a cualquiera, después de todo ella nunca fue alguien amable con nadie, ni con sus clientes lo fue del todo, algo que realmente era muy relativo si tomabas encuentra el tipo de trabajo que podría estar ofreciéndole al mismo, ya que, aunque no lo aparentara ahora la chica con esa apariencia tan joven, tan asquerosamente inocente en algunas ocasiones pero que en este instante se mantenía como el de alguien seria casi neutra, había trabajado en casi todo lo posiblemente existente, hablando de trabajos “sucios” o indecentes claro, todo lo otro le pedía títulos que no tenía, que no quería sacar y que tampoco tenía ganas de utilizar, pues su único deseo era y seguiría siendo el hecho de querer cantar encima de un escenario, rodeado del único que ser que le parecía agradable en este mundo, los niños, todo lo demás los repudiaba sin importar su raza, sexo o clase, lo que fuera, a menos que esa persona le pareciera agradable, indefensa tal vez, solo tal vez le agradaría a la dragona, pero fuera de eso, no quería saber nada de estas al haber tenido la vida que tuvo, que le había enseñado odiar al mundo en si.

Dio un suspiro ya para su siguiente pregunta, bajando los brazos y mirando al hombre mas directamente, pues en todo este tiempo no le había estado observando directamente, no le interesaba en lo absoluto—Un pez grande que se devoro como si no hubiera sido alimentado en semanas y mi cena—Arqueo la ceja al decir esto último—La cual ahora me debes, por supuesto—Agrego casi de inmediato—Y que te cobrare el resto de tu vida hasta que me la devuelvas~ —Volvió a comentar de manera sarcástica a pesar de que hablaba con seriedad, en serio tenia toda su vida para devolverle la maldita cena que consistía en un par de carnes secas baratas que vendían por ahí, pero que el hombre de cabellos ignoraba y que estaba segura de que no se enteraría de nada, ya que al parecer no sabía hablar con su propia mascota “Típico de todos…” Pensó para sus adentros. Era de esperarse que no supiera, no todos tenían su don y quienes lo tenían no lo decían, en este caso, ella se lo había dicho de manera indirecta al contrario que seguramente lo tomo como una especie de broma de mal gusto


Una muy mala costumbre:
avatar
Dromes : 8000
Reputación : 2
Mensajes : 42
Ver perfil de usuario
Megan S.
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: What's the problem? [Priv. Megan]

Mensaje por Simon Blackquill el Jue Abr 26, 2018 1:25 pm

— Por lo menos sé la razón por la cual quería regresar hacia donde estaba… y también por la cual se tomaba su tiempo  — volvía a mirar a mi “mascota” mientras se limpiaba su pico de las escamas que se había dejado después de comerse el pescado que la chica le dio… espera ¿de dónde lo habrá sacado?

Casi que ignoraba las palabras de la joven de cabellos anaranjados, obviamente si que la escuchaba pero no era de esas que se encargaban de comentar cada palabra que el contrario decía, era una gran pérdida de tiempo y de saliva a mi parecer. — Ahórratelo, si de verdad piensas que lo seré solo porque me lo estas pidiendo entonces estas mal  — Bueno, tenía que dejar las cosas en claro, no era la persona más respetuosa que conociera y no sentía que eso cambiaria en un tiempo.

La relación entre las otras razas (personajes u compañeros) era ligeramente diferente, pero tenía el mismo principio: “si no me importa… es pérdida de tiempo”
Por esas cosas siempre salía en problemas frente a las personas y hacía enojar a uno que otro compañero, mi estilo del humor tampoco ayudaba y mucho menos mi vocabulario… ¿Qué tan insoportable tenía que ser para que todos estén en mi contra? — Si pido algo espero a que los sirvientes lo hagan sin preguntar… Al final para eso están  — la voz que salía de mi boca no era tan sarcástica como la última vez, pero sí que estaba entre broma buscando cabrear a la chica solo por diversión ¿Qué sería de mi sin tener con que entretenerme?

Por otro lado, me sorprendía en como Taka se las arregló para conseguir todo lo que quería viendo que yo no podía dárselo… — Pensé que sería buena idea el quitarle algunas cosas al ver que ya por fin se recuperaba…   — resulto que si servía, pero quería seguir comiendo de las mismas cosas cuando hacía algo bien… no es bueno entrenar a los animales con incentivos de por medio. — …vaya molestia — susurraba levemente tratando de guardarlo para mí, sin embargo la ave noto mi fastidio que prefirió el ponerse en la rama de un árbol siguiendo con lo suyo.

— Taka come mejor que yo, lo aseguro — y en eso que no mentía (¿)— Y lo de tu cena… pídeselo a la ave quien fue el que te la quito yo no te pedí que lo alimentarás  — le hablaba a medida de que me levantaba para estirarme un poco, ya había pasado un tiempo en esa posición esperando a la ave, por lo que la llegada de la chica era sorpresiva.
— Aunque a todo esto… ¿Cómo era que se llamaba?  —


○ [Altruismo] ahora es [Simon Blackquill]


Shall i show you what a truly sharp blade is capable of?:



avatar
Dromes : 63683
Reputación : 6
Mensajes : 58
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: What's the problem? [Priv. Megan]

Mensaje por Megan S. el Sáb Jun 30, 2018 12:02 pm

La respuesta del contrario no la hizo mas que reírse por lo bajo, pues las cosas que le decía tenían la menor importancia para ella—Oh, yo creo que tu eres el que esta mal, solo te digo mis condiciones para trabajar en el caso de que necesites cualquier estupidez que se ocurra, claro, mientras no sea comida, ni llevar tu ropa a la tintorería, porque... No soy tu sirviente, ni el de nadieContesto al inicio con un tono algo burlesco para después ir cambiando el tono gradualmente a uno mas agresivo y amenazante, recalcando muy bien sus últimas palabras para que el sujeto que tenia delante de ella entendiera o al menos tuviera una pequeña idea de como sería su relación si no respetaba lo que decía, aunque bueno, tampoco es que a la pelianaranjada le importase mucho si siquiera hablaran, trabajan juntos o si se llevaran bien, pues lo único que quería conseguir dándole una mano a los mandamientos era la protección del infierno que llevaba cargando por siglos.

Su siguiente comentario le dieron ganas de suspirar, sin embargo, no lo hizo, iba a contener sus ganas de decirle cualquier idiotez por impulso, como siempre iba a mantener su cabeza fría porque sabia por experiencia propia que gritarle, pegarle o hacerle cualquier cosa a un idiota, no daba soluciones, ni lo hacia cambiar, sino que aumentaba su ego en cierta forma—Bien, pues dile eso a tus sirvientes, claro, si es que si quiera tienes uno~ —Volvió a responder de forma burlesca y una pequeña sonrisa, intentando decirle que con ella no iba a conseguir lo que quería en lo absoluto.

Para estas alturas, ya estaba en cierta forma aburrida de tratar con el azabache, no porque fuera un idiota obstinado que no cedia en nada, muchas veces en el pasado se divirtio con este tipo de gente, respondiendoles de forma sacastica, agresiva o incluso muy insuante, sin embargo, eso era algo que queria cambiar, cada vez que una situación parecidas a la de su pasado se presentaba, tenia ganas de largarse, aunque estuviera claro que no podría evitarlas por siempre, hasta que aprendiera a manejarlas de una forma un poco mas distinta, no cambiaría esa actitud de “no perderé mi tiempo contigo” para evitar hacer lo mismo que Red haciaMe debes una cena, y punto. No me interesa si el ave fue quien se la comió y la pidió, hazte responsable de tu mascotaHablo en esta ocasión de forma seria e incluso con un tono amenazante—Tengo toda una vida para esperar que me la devuelvas y molestarte por ella, así que no preocupes, quieras o no me la devolveras~—Para después volver a su típico sarcasmo acompañado de una sonrisa burlona antes de darse media vuelta y empezar a caminar para largarse—Como sea, tengo mejores cosas que hacer, espero y no nos veamos en otra ocasión que no sea la donde me devuelves mi comida~ —Termino de decir con el mismo tono de antes, levantando una mano y moviendo ligeramente los dedos, haciendo la seña de “adiós” sin siquiera prestarle atención a lo que sea que fuera a decirle el hombre, pero si al ave que pareció importarle mas que la chica de la comida se fuera. (?)


Una muy mala costumbre:
avatar
Dromes : 8000
Reputación : 2
Mensajes : 42
Ver perfil de usuario
Megan S.
RAZA ÚNICA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: What's the problem? [Priv. Megan]

Mensaje por M. Levka Nikoláyevich el Mar Sep 04, 2018 5:19 pm


Φ CERRADO Φ

Debido a la falta de respuestas en éste tema durante dos meses o más, y muy a nuestro pesar, el tema ha sido cerrado y retirado de la zona correspondiente. Sin embargo puedes recuperarlo, pidiendo su reapertura, aquí.
Lugar: Zona prohibida
Atte: Staff ITR.





avatar
Salón : Universitario(a) Dromes : 46924
Reputación : 4
Mensajes : 256
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Re: What's the problem? [Priv. Megan]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.