6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


I. Los Reinos Arden de Nuevo [Priv. Milica / Reposo/I.W.E]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado I. Los Reinos Arden de Nuevo [Priv. Milica / Reposo/I.W.E]

Mensaje por Tannin el Lun Sep 11, 2017 11:05 pm

Había comenzado mi entrenamiento para despertar aquellos músculos que aún seguían dormidos a la vez que trataba de aumentar todavía más mí ya asombroso poder, jamás había entrenado ya que desde mi nacimiento se me considero un prodigio, ahora tenía curiosidad de saber que tanto se podía aumentar mi fuerza si empezaba a entrenar como es debido. Las entrañas de la tierra donde la cálida lava fluía libremente parecían el sitio ideal, hasta que el camarada Zeldris se presentó ante mí. Aparentemente tenía la misma idea que yo, la de aumentar aún más el poder de los mandamientos, para que esta vez no nos tomaran con la guardia baja, los grandes genios piensan igual. Este mundo cambio considerablemente desde mi ausencia, ya no estaba dividido como antes y los nombres de los reinos eran extraños e impronunciables, pero me había dicho que había un reino lo bastante poderoso para mostrar un desafío real ante mí, lo que me ayudaría no solo a entrenar y destensar mis músculos, sino que además sería muy divertido volver a ser llamado el dragón meteoro ardiente y escuchar los gritos de terror de esos gusanos. – Cuenta conmigo en esta labor mi camarada. No te decepcionare. –

Para este pequeño ejercicio, debía llevar a mis hermanas Demencia y Reposo, no les caería mal tampoco el ejercicio al aire libre y nos ayudaría a los tres a aumentar nuestra fuerza, en ese sentido suelo ser bastante animoso y estricto, no tolero a los holgazanes (tal vez sea por eso que no me llevo muy bien con ciertos mandamientos), pero bajo mi guía, podremos hacer la diferencia y ser verdaderos soldados invencibles de nuestro señor Aoz. Debido a lo pequeño de la guarida donde mis hermanas reposaban, use mi forma humana para caminar entre los pasillos y mandar el mensaje que deseaba que nos reuniésemos pronto a las afueras del templo para nuestro ejercicio.




Una vez afuera espere impaciente a que se presentasen, además del ocio, no toleraba la impuntualidad, era el típico entrenador severo, y por las palabras de Zeldris teníamos libre albedrío para hacer lo que quisiéramos, esta noche el cielo iba a brillar con las flamas de la muerte y la tierra se teñirá con la sangre de los hombres de aquel reino que mi camarada dijo se llamaba: “Rusia”. No podía esperar ni un momento más, para que se celebrase mi retorno como se debía, con gritos de miedo.


Última edición por Tannin el Jue Sep 28, 2017 5:44 am, editado 1 vez


Spoiler:
avatar

Dromes :
9280
Reputación :
0
Mensajes :
7

Ver perfil de usuario
DRAGONES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: I. Los Reinos Arden de Nuevo [Priv. Milica / Reposo/I.W.E]

Mensaje por Midoriya Izuku el Dom Sep 17, 2017 4:19 pm

Música Ambiental (Opcional(?)):


-¡¡No importa, deja eso atrás!! ¡¡Entraremos en calor luchando!!


Gritaba apresurado mientras me vestía con prisas insanas, enfundándome en mi característico traje verde que me ponía siempre cuando pensaba entrar en combate. No había tiempo para pensar, no había tiempo para decidir. Debíamos apresurarnos, ¡apresurarnos al rescate de Rusia!

¡¿Cómo acabé inmiscuido en un asunto tan turbio como era aquel?! Mi sentido de la justicia acababa siempre por meterme en problemas, ¡pero debía intervenir! Acababa de llegar un comunicado de última hora al cuartel general del I.W.E.. Nos han llegado informes de avistamientos de cientos de testigos de un enorme y colosal dragón en los cielos de una de las ciudades más grandes y transitadas de Rusia. Por supuesto, dicho informe llegó en forma "objetiva", tachando a dicho ser sobrenatural como un "Objeto Volador No Identificado". ¡Pero la descripción de dicho "Ovni" hacía ver de lejos que se trataba de un dragón enorme! Sentía mi corazón palpitar a gran velocidad, mi sangre ser bombeada por mis venas y arterias a un ritmo de infarto. ¿Qué demonios hacía un dragón tan grande de la nada sobrevolando una ciudad? ¿Qué era lo que planeaba? Obviamente, tal comunicado había alterado los cimientos de I.W.E., sintiéndome obligado a coger mis propias cosas y, con la ayuda de Akira, poder viajar en un abrir y cerrar de ojos a la ciudad afectada de Rusia desde Éadrom, situada en Japón, y acompañado de mis aliados de Vanguardia.


-¡¡Vamos, vamos, no hay tiempo, quien no pueda prepararse, que se quede atrás!!


Aligeraba con prisas notorias el paso de mis compañeros mientras yo ya me enfundaba mis guantes blancos y ponía en orden mi protector de ojos y máscara en sí. Era cierto, desde hacía poco me había vuelto el capitán del equipo de Vanguardia. No estaba seguro de los motivos... Pero en verdad me sentí verdaderamente orgulloso de ello. Mis compañeros, obviamente por edad, eran más experimentados que yo y quizás cumplieran mejor el papel de capitán que yo mismo... ¡Pero era eso mismo, por el que fui elegido yo como capitán y no ellos, por el que debo dar lo mejor y estar a la altura! Por lo que no debía dejarme ceder al miedo o a la duda, debía mostrarme en todo momento con una confiada sonrisa y con energías cansinas a la vista.

-Está bien, Akira. ¡Llévanos allá!- Exclamaba con energía mientras me posaba frente al chico de cabellos negros, quien se presentó voluntario para usar su poder de teletransportación y mandarnos directamente al lugar en peligro. Realmente no hice mucho caso a los miembros que consiguieron seguirme el ritmo de Vanguardia en lo que a preparativos respecta, sólo me encontraba centrado en acudir cuanto antes a la ciudad. ¿Quizás fuera aquello un error, y por no prestar atención a tal detalle, acababa acudiendo en solitario...? No, no había forma. ¡Y de todas maneras, aún a solas pensaba prestar ayuda!


-¡¡Hmpf...!!


Gracias al poder de Akira, mi vista pareció nublarse... O más bien, todo a mi alrededor comenzó a difuminarse con violencia. Como si acabara de entrar a otra realidad. Se trataba de una especie de "Plano Astral" o Espiritual. ¿Realmente acababa de entrar al mundo de los espíritus? Sentía el cuerpo algo pesado, como si de pronto hubiese cobrado algo más de kilos... ¡Pero debía caminar! Akira se había unido a nosotros para guiarnos a traves de aquella realidad alterna, parecía saber el camino al portal que nos llevaría a Rusia...


Aunque no todo fue como planeamos.



[Minutos más tarde... En Rusia]



-... W-Woah...

Finalmente mis pies ya pisaban suelo ruso. El poder de Akira era increíble, era admirable que fuera capaz de transportar a mí y a mis compañeros de una punta del mundo a otra en un momento...

Pero ante nosotros la situación era más complicada de la que nos imaginamos.

-... Es... Gigante...- Murmuraba estupefacto para mí mismo, mientras mi atónita mirada se posaba en el dragón que parecía "flotar" sobre los edificios de la ciudad, no tan lejos de ésta como quisiera yo mismo -R-Realmente...


¡¡Es un dragón colosal!!


Información/Aclaración:
En un principio, los usuarios predilectos para participar junto a mí en este tema son Azael y Miquel Smit. Noah se encuentra en ausencia, y H tiene problemas para responder,
sin embargo esta última miembro no descarto aún su posible participación. Mandaré MP a los participantes informando cuando me lleguen noticias exactas~ <3


Última edición por Midoriya Izuku el Dom Sep 17, 2017 4:22 pm, editado 1 vez (Razón : Agregación de Información/Aclaración uvu)


Hablo - Narro - "Pienso"


¡I.W.E. IS LAIF! <3:

Thx Vin <3 (?:


¿Acaso eres un Villano?:
avatar

Salón :
1 A
Edad :
17
Dromes :
40808
Reputación :
10
Mensajes :
205

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: I. Los Reinos Arden de Nuevo [Priv. Milica / Reposo/I.W.E]

Mensaje por Desgracia el Lun Oct 16, 2017 7:35 am

OFF: Debido a la tardanza de Milica y Reposo, me veo obligado a sustituirlas.
Música:



Diario de Monspiet

Primera entrada: La conquista de Rusia
Sé que a nadie le interesa lo que hago con esto, y supongo que tan solo escribo con tal de aplacar ligeramente mi odio hacia la humanidad. Pero nada sirve. Nada puede confortarme tras darme cuenta de que mis poderes mágicos se habían debilitado, haciendo que mi más poderosa llamarada solo alcanzara una temperatura de 1500 grados, mientras que el centro de una simple vela podía estar a 4000ºC. ¿No es algo molesto? Además, el tamaño del fuego que salía de mi boca y manos parecía menor, anteriormente pude haber destruido una ciudad con soplar un poco, ahora, necesitaba horas arrojando fuego y quemándome la garganta. Todo esto sin contar que además, mi magia de chamán natural estaba casi extinta: mientras que anteriormente podía alterar el futuro, ahora solo veía fragmentos estúpidos. Todo esto tal vez sea el motivo por el que, a pesar de mi buen humor, necesite desahogarme en ti, insignificante hoja de papel, utilizando como arma una pluma y de munición tinta, mientras aprovecho para beber agua con tal de bajar esa sequedad que todo mi cuerpo está obligado a sentir constantemente.

Gracias a un pequeño fallo en mi organismo, pude salvarme de meses de trabajo como Mandamiento, en los que me dediqué a ver en qué se había transformado este mundano y profano mundo, indigno a los ojos no solo de Aoz, sino también del Rey de las Hadas Gloxinia, que yacía encerrado aun en un sello mil veces más potente que el nuestro como Mandamientos y el del Rey Chamán, título que me correspondía como hijo directo de la gran hechicera Merlín. Me decepcioné tanto, que con tal de poder relajarme y pensar en algo más positivo, fundé mi propia peluquería, donde trabajé mientras un tal Kaiser hacía mi trabajo, y yo ganaba fama y prestigio, hasta convertirme en un famoso que no solo salía en revistas del corazón, a veces incluso me entrevistaban de medios locales para ver el secreto de cómo podía manejar las tijeras con tanta soltura. ¿Mi truco? Utilizaba lo aprendido durante cuatro mil años de guerra pura en otra clase de menesteres, y sustituía los soldados enemigos por esos mechones, las torturas por las inexplicables charlas de dos horas de cada mujer que me pedía que le cortara a su niño las puntitas y acababa cortándoles todo el vello de su maldita cara. Al final, no pude aguantarlo más, y tras haber ganado una verdadera fortuna, contraté a profesionales mientras yo me dedicaba a descansar, comprar propiedades e intentar buscar la manera de encontrar a alguien a la que amar, cosa que por muchas razones, no acabó de salir bien. Pero era por algo más simple de lo que parecía: echaba de menos a la que me robó el corazón tiempo atrás, Derriere de la Demencia, ahora encarnada por esa niñita llamada Milica, e integrante del Trío Ouboros. Todo parecía que no iba a cambiar, hasta que un buen día, mientras miraba mi templo desde la lejanía, vi al temible Mandamiento de la Ira dirigirse hacia Rusia, en nombre del mismísimo Zeldris, que por lo que me enteré segundos después, quería conquistar el Reino que parecía ser más grande que los demás. Un excelente ejercicio de fuerza, así pues, le pedí colaborar con mi camarada con tal de segar esas almas herejes. Debo admitir algo sobre mi camarada: Ancalagón, su padre, no solo ayudó a Gloxinia en muchas cosas, sino que se ganó mis respetos, como primer dragón y el reconocido como Servidor de Aoz más fuerte físicamente que jamás tuvimos, me prometí a mí mismo que defendería a su vástago, con tal de que algún día, Tanin le llegara a igualar o superar, a la par de que juré defender a Milica y Reposo y entrenarlas para que estuvieran al nivel de su hermano. Es por eso que quería ver al joven dragón en acción.

Al día siguiente de la recuperación del templo por manos de no solo Altruismo e Ira, también de ese novato llamado Nero, pude reactivar la magia de mi construcción sentándome en el trono, lo que hizo que al igual que un seguido de engranajes, diversos escudos mágicos y portales se abrieran: el templo volvía a su esplendor original poco a poco, y con eso terminado, pude abrir un portal hacia Rusia para mí, mientras dejaba dos cosas preparadas en tal templo: una bomba fétida en la puerta que hipotéticamente conectaba con la habitación de Deseo y un pastel en medio del salón del trono con una notita, también preparado para Kurumi: “Jódete”. Eso era lo que ponía en ella, y eso tal vez fue lo que me permitió salir a la aventura con una sonrisa de oreja a oreja, apareciendo de golpe y porrazo junto al dragón, a pocos centímetros de su cabeza, utilizando mi levitación para poder estar cerca de su ojo, y aprovechando la comunicación mental que ambos teníamos (él por ser dragón y yo por chamán), le envié un mensaje:

(Mensaje mental)Hola, compañero. Veo que sigues tan feliz como el primer día. Sarcasmos a parte, vamos a terminar con esta tontería de una vez, he preparado una sorpresa para la Mandamiento del Amor y me apetece ver cómo grita.

Tras decir eso, me adelanté a él, mirando con calma el panorama: ciudades nevadas, carencia de humedad en el aire, frío suficiente como para evitar la aparición de agua… Perfecto, era el panorama perfecto para mis poderes.

¡MALDICIÓN DEL ESPECTRO DRAGÓN!

Mi boca y manos comenzaron a desprender poco a poco fuego, desgastando ligeramente mi garganta y causándome unas leves quemaduras en las yemas de los dedos, pero eran daños menores. Gracias a esto, por encima de mí apareció un hipotético dragón de fuego, de un tamaño que si bien no igualaba al de Tannin, le rivalizaba sin duda alguna. Gracias a mi Pyrokinesis, pude comenzar a mover la llamarada, haciéndola descender por las calles de las ciudades cercanas y convirtiéndolas en una trampa mortal, aumentando la temperatura mucho más de lo que el agua misma podía aguantar sin evaporarse, hasta hacer desaparecer en gran parte lo que se movía agonizando, hasta transformarse en ceniza, al igual que los edificios.

Ah… Qué bello espectáculo. Ancalagón y yo hacíamos cosas así siempre. Es un honor repetirlo con su descendiente.

Tras decir eso, seguí moviendo el hechizo con tal de que quemara todo lo que se acercara a mí, mirando también a un misterioso sujeto que se había materializado de la nada.

(Mensaje Mental) Ten cuidado, Ira, creo que tenemos compañía

Como manera de asegurarme, arrojé un Pájaro en Llamas del Purgatorio hacia ellos, con tal de que además de calcinar todo lo que tuviera cerca, terminara con ese joven antes de que fuera un verdadero problema, era algo reflejo, que hice por puro aburrimiento. Y volvería a repetir... Una vez y otra.

¡MORID TODOS!




Última edición por Desgracia el Lun Oct 16, 2017 7:36 am, editado 1 vez (Razón : La tablilla se ha deformado.)


10 Mandamientos:


Firmas antiguas:


Gracias al servantoso Alex por la firma


avatar

Dromes :
20423
Reputación :
4
Mensajes :
66

Ver perfil de usuario
HÍBRIDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: I. Los Reinos Arden de Nuevo [Priv. Milica / Reposo/I.W.E]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.