6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Lun Sep 11, 2017 10:28 pm

El hogar de Irmiya Devique:
A continuación esta descripción será utilizada para describir con detalle el lugar donde vive el Uruk~ Si se te hace pesada la lectura las imágenes ayudan en resumen visual.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Camina cuesta arriba siguiendo el frondoso camino de tierra entre medio de los árboles por las afueras de la ciudad, maleza y el cantar de la fauna salvaje, el camino se vuelve sinuoso y logras divisar más de cerca las montañas, el principio de estas está atravesando una pequeña porción de descampado verde y silencioso, la brisa fría que resopla sobre los largos pastizales te indica que estas al pie de entrar al majestuoso lugar nevado que indica que solo siguiendo el camino e ignorando las llanuras podrías llegaren cuestión de minutos… pero un edificio oscuro a lo lejos en medio de todo el vació llama la atención, acércate y veras otro pequeño de pastizal aplastado que te llevara directo hacia allí, casi a 30 metros puedes apreciarlo mejor… Una iglesia abandonada
¿Desde hace cuánto tiempo está allí?¿Y por qué tan lejos y apartado de todo?.

Fachada:
Entra con calma, la reja esta sin cadenas ni ningún seguro, un escrito con tiza bastante gastado pero apenas legible dice “Ekhane Jibana Uruk Ishi Médico brujo” (Aquí mismo vive el Maestro médico brujo) una mezcla exótica de algún idioma raro (Bengalí) y japonés e cual solo se entiende lo último de la frase.
Abres el portón de madera una vez atraviesas el umbral y te encuentras con un loby y columnas pintarrajeadas, la humedad perjudicó las paredes y faltan grandes trozos en los vitrales, paredes escritas con simbologías extrañas, criptografías, planos astrales y colgado de las paredes atrapa sueños, máscaras de madera talladas, colgantes de madera y runas, muñecos de trapo y un particular aroma a incienso que perfuma el ambiente… No hay nada que indique devoción al Dios católico, ya que al final de toda la gran habitación hay un crucifijo invertido con cantidad de libros de tapa oscura esparcidos por el suelo del altar y 6 sillas bastante nuevas frente a este. . Todo el lugar se ilumina con candelabros y viejas lámparas que encienden con grasa y un "chispoteo", aunque de día no es necesario por la cantidad de luz que entra por los agujeros y grietas del lugar

Usemos la imaginación para acomodar los objetos:
Si vas a la izquierda encontraras media puerta de madera blanca que lleva al baño, donde una gran pérdida de la cañería llenaba la bañera y el vapor se mantenía como una suave nube en la pequeña habitación, aunque parezca sucio la pintura es de viejas épocas así que está seca, solo el desorden y el resto de botellas vacías con inscripciones extrañas están esparcidas por el suelo.
El baño:
Pasando del baño encontraras si no el hueco donde alguna vez hubo una puerta y un largo pasillo que conduce a otra puerta, donde carrozas con ataúdes vacíos y empolvados yacen destruidos a un costado, la naturaleza intenta terminar de invadir el lugar, más por alguna razón las paredes con simbologías extrañas y demonios dibujados evitan que siga avanzando, solo les otorga las ventanas.
El pasillo al patio trasero:
Sigue el pasillo y te encontraras con la cocina, un amplio lugar donde cuelgan cabezas de ajo y especias, la pared esta tan cargada de cosas que sigue la temática esotérica y los estantes están llenas de recipientes con etiquetas coloridas, bastante antiguo juzgando por la vieja estufa blanca a leña del costado y un lavado de extraña pintura roja.
Cocina:
Volvamos al loby, el pasillo de la derecha te llevara a lo interesante, una habitación repleta de cosas, objetos, libros por doquier, zapatos, ropa, juguetes, candelabros, velas, palo santo, piedras, algunos cráneos humanos y de animales, cuadros extraños, frascos con “cosas extrañas” en su interior y colgado como se pueda varias hierbas secas, un altar era lo único inmaculado y bien cuidado a un costado, debajo de unas escaleras, el aroma a incienso se mezcla con el de azufre y un “mix” frutal fresco, un aroma muy fuerte y hay mucha calidez en el entorno
Descripción visual:



Si subes las escaleras caracol, allí encontraras la habitación del chamán, lleno de chuchuerias, libros, amuletos, muñecos vudú colgados, cuchillas, pentagramas, huesos y demás, apenas puedes moverte hacia la gran y mullida cama con vista al ventanal circular y sin vidrios de frente, con una vista lejana pero legible de la ciudad, la vibra de esta habitación sin lugar a dudas es extraña, ya que aquí es donde el charmán descarga su energía tras un movido día, más no genera ninguna incomodidad, es la habitación con el aroma mas dulce y enigmático de todo el lugar... Dos cuadros gigantes cuelgan a cada alado del ventanal, estan muy bien cuidados y ambos parece que son muy queridos para el dueño de la casa (Deberías preguntarle al chamán quiénes son). No te preocupes por el gato negro que ronda por ahí, es inofensivo más no se te acercará a menos que le des atún (Ni siquiera al actual dueño lo quiere)

El cuarto del chamán:
Los cuadros:



EL joven alumno había quedado plácidamente dormido en la espalda del mayor, agarrado con sus manos muy firme, con aquella calma en su rostro que no pudo resistir, no quería arrancarlos de los dulces brazos de Morfeo, además admiraba mucho como el joven no le importaba la cantidad de agua que traía la lluvia, más la velocidad de la moto conseguía que no impactaran de lleno en el rostro, cubriendo con sus platinados largos cabellos la cabeza contraria, manteniendo el peso de su morral y la mochila en su abdomen mientras se alejaban de la ciudad, desde luego la ventaja sería que en la mañana siguiente podría llevarlo, al estar en el instituto no le importaba en lo absoluto tener que venir temprano a llevarlo a alguna clase, además después de todo había sido su culpa por distraerlo hasta el cierre del colegio, sentía que mínimamente le debía cobrarle el favor, las ruedas de la Yamaha se acoplaban perfectamente a los baches y los charcos del camino, agradecía haber hecho esa buena compra, si no, no podría viajar fuera de la ciudad hasta su iglesia, al pie de las montañas nevadas. Con mucho cuidado atravesó el largo césped de su hogar, los matorrales normalmente no los pasaba con la moto andando más esta era la excepción por el joven bello durmiente. Con cuidado estacionó la moto bajo el umbral de la iglesia refugiándose de la lluvia que se había convertido en una tormenta eléctrica y feroz “Vaya que tiene el sueño profundo” pensó mientras lo tomaba en brazos y con sumo cuidado abría la puerta doble del lugar, con sumo cuidado y procurando que el rechinar de la madera sea leve, más el pobre Gian seguía en el mundo de Morfeo.

Subió las escaleras pasando por su taller y recostó a Gian en el lío que era su habitación, cargada de amuletos, libros y objetos, la mochila y el morral al pie de ambos cuadros tétricos frente a la cama alado de la ventana redonda, luego observó a Gian “Joder… esta todo empapado” “Pobrecito…” Neiwa lloraba desde lo más profundo de su mente, por momentos aquello lo espabiló ¿Por qué ese sentido maternal de Neiwa resurgía desde su mente al sentir aquella necesidad de protección? Más eso tuvo que omitirlo, del placar de su cuarto entre la mar de objetos retiró un kimono rojo con cintas negras, aquella que casualmente utilizaba para eventos especiales, y con ojos cerrados y sumo respeto, despojó al joven de su ropa (Si, lo desnudo por completo) No tenía aquella tentación de observarle sus partes privadas, después de todo eran hombres, el joven podía resfriarse de estar desnudo, más rápido le colocó el kimono, teniendo sumo cuidado en cada movimiento como levantarle el brazo o descubrir sus piernas, una vez vestido lo metió en la cama bajo las acolchonadas frazadas calientes de plumas y seda egipcia y ahí lo dejó, con el particular aroma del palo santo “Quizás esto ayude a que no se despierte” increíble capacidad del joven de dormir plácidamente, observó su rostro por breves segundos “Que apacible se lo ve” se quedó mirándolo mientras dibujaba una sonrisa en su rostro “Tal como lo recuerdo…” ante eso, una voz desconocida, algo instintivo resonó en su mente “Espera ¿Qué?” se preguntó más luego sacudió la cabeza y se fue del cuarto, dejando las velas encendidas para darle buena iluminación.

Entro a los canes que rasgaban la puerta trasera desesperados, los rayos y los truenos los estaban espantando, con gusto abrió la puerta y les indicó que se quedaran por la sala, soportaban la lluvia mas hoy era un día poco habitual. El chamán se dispuso a de la heladera retirar algunos zapallos, zanahorias, cebollas, tomates y otra variedad de verduras y colocarlos sobre la mesa llena de objetos y frascos, apartando un lugar para comenzar a cortar mientras la leña calentaba la estufa de la cocina y la cacerola cargada de agua comenzaba a calentar, una buena sopa de verduras para calentar los corazones… Por un segundo se le cruzó la idea de llevárselo a Gian, más no quería interrumpir su sueño.

Hare, aquel odioso gato negro subió a la habitación que pertenecía a su antiguo dueño y observó con su expresión seria al peli violeta, era muy raro que le agradara la gente a Hare solo le agrado su amo, con cualquier humano mostraba empatía y un profundo recelo, más… fue muy extraño que este se posara ronroneando arriba del jovencito que yacía dormido, se acomodó mejor sobre su vientre con aquel ronroneo, como si algo le atrajera… solo lo miraba dormir.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
61621
Reputación :
3
Mensajes :
118

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Giancarlo Mazzei el Mar Sep 12, 2017 4:14 pm

Nunca pensó que su metabolismo le jugara en contra. Los ángeles eran criaturas de la luz y florecían en la misma. Cuando cayó, toda su fisiología había cambiado, al perder los poderes de la luz y cambiarse a poderes relacionados con las tinieblas, había hecho estragos en su cuerpo por la mera abrupta. Había cambiado su ciclo circadiano. Podía pasar bastante tiempo sin dormir y de echo le costaba conciliar el sueño, pero cuando dormía era como el sueño de los muertos. Y menos mal que estaba dormido, porque realmente le molestaba la lluvia.

Afortunadamente no se había enterado de nada lo que había pasado desde que se había subió a la motocicleta y luego lo pudo reconstruir lo cual tuvo un intercambio de ideas memorables.
Su despertar fue gradual. Lo primero que se percató es el olor a palo santo. Algo familiar que usaban en la iglesia. En cierta manera eso le molestaba porque no pertenecía a ese lugar. En un segundo recordó, que la otra iglesia usaba palo santo, y eso si era terrible. Pero no escuchaba cánticos en latín, y estaba cómodo y caliente.

Además, no estaba en un altar de piedra por ser sacrificado. Estaba demasiado cómodo. Se concentro en su predicamento. Estaba vestido con algo, y abrió los ojos despacio. No gritaría, ni se movería. Si sus secuestradores creerían que amablemente les diría que había vuelto del mundo de los muertos, estaban por recibir una sorpresa

Luz tenue de velas, pero no estaba en una iglesia. Eso estaba seguro. Las paredes estaban cubiertas de cosas, libros y objetos extraños, que contradecían lo minimalista de esas estructuras. Y no había oro y opulencia de las catedrales ricas. Tampoco estaba en un calabozo. Suspiro y presto atención a sus ropas. Sintió que su indignación creció. Estaba vestido en una especie de túnica, pero no era ni blanca, ni negra. Y no era de algodón áspero. Era una tela sinuosa que acariciaba su piel como un amante dispuesto. O al menos eso creía. Nunca había conocido el toque gentil. Si no se equivocaba era un kimono. Lo habían manoseado.

Estaba en una cama. Su siguiente pregunta lógica era si lo atrapo un pervertido para aprovecharse de su cuerpo mancillado. Pero descarto eso rápidamente. Debería de estar más desnudo e incómodo. Una figura lo saco de sus cavilaciones.

Era un gato. Agarro la bola de pelo y lo acaricio suavemente sintiendo el cuerpo como se estremecía con los ronroneos y jugo un poco con el animalillo. El estar con esa cintura lo hacía sentirse un poco proactivo. Al final con el gato aun en mano reviso la habitación mirando con curiosidad los libros y las cosas. Los temas eran variados. Una colección ecléctica de influencias.  Una parte de él se quería quedar investigando el lugar, la otra, sabía que debía de ver los alrededores.

Todo diez minutos en decidirse y con el gato a cuestas, dócil en sus manos, salió de la habitación, así descalzo como estaba. si no hubiera estado secuestrado hubiera aprovechado para dormir más, pero ya ni modo

Se movió sin rumbo hasta que encontró la cocina, y ahí vio a esa figura tan conocida. Era el bobo. Y entonces comprendió. Respiro hondo, porque matar a un profesor estaría muy mal visto. -pensé que me iba a dejar en mi casa, maestro- dijo con un tono de voz inflexible como el acero. Su mente florecía con planeas para hacerle la vida miserable a ese idiota


Mis pensamientos fluyen como río.//Las palabras son mi espada y mi escudo. (#3399ff)
Lo que narro es una cadena de sucesos.
Hago maldades por que mi esencia se corrompió.//Sueño y recuerdo,
trasladándome a una época en que mis plumas eran blancas como la nieve (#339999)

avatar

Dromes :
12564
Reputación :
1
Mensajes :
33

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Miér Sep 13, 2017 4:38 am

Picando todas las verduras por orden sobre la mesa mientras el ruido de la lluvia y la tormenta lo acompañaba de fondo, a veces era normal con tantas ventanas y lugares abiertos de la sala pudiera apreciarse con mayor definición cada tormenta o diluvio que pasaba, además al estar en una zona muy alta hacían un buen contraste con la fiera tormenta de la montaña donde siempre nevaba y traía aquella ventisca fría, más siempre la iglesia se mantenía cálida debido a toda la energía que siempre se alojaba en cada habitación. Imaginaba y organizaba en su mente todos los trabajos especiales y clientes que debía de cumplirles en la semana, siempre le gustaba estar adelantado a los sucesos (Aunque los olvidaría a la mayoría al día siguiente) le daba una confortante sensación de calma ya tener los horarios, colocó las verduras sobre el agua que ya llevaba hirviendo un buen rato, los revolvía con la cuchara para que se remojen mientras sentía aquel vapor acariciar su rostro, más cuando se acercó para ver con detenimiento las verduras hundirse la voz del joven resonó dando a entender que “el hechizo de la bella durmiente se había roto” –Oh Buenas Gian~- le sonrió con su amplia sonrisa mientras cerraba los ojos –Vaya, lo siento es que no pude despertarte, cuando llegamos a la avenida principal estabas muy cansado como para hacerme caso cuando intentaba despertarte, así que creí en traerte a mi iglesia…- dejó la cuchara de madera dentro de la cacerola y caminó hasta la estantería de frascos coloridos, dando la espalda al joven comenzó a buscar con su dedo las etiquetas que necesitaba -…Era eso o dejarte en dormido en la calle, pero luego pensé…- tomó la sal y la pimienta con una mano mientras la otra tomaba semillas de sésamo tostadas y laurel triturado -… Todos esos libros se iban a arruinar- terminó la broma soltando una ligera risilla, aunque el chiste le causo más gracia a él que a esperar que Gian lo comprendiera –Era broma, no iba a dejarte tirado por ahí, me sorprendes mucho, no te has despertado en estas 2 horas de viaje, con lluvia y habiéndome perdido- volvió a la cacerola para colocar un poco de cada frasco sobre la sopa.

Comenzó a revolver con la cuchara con aquella sonrisa, más luego el despistado chamán se quedó estático abriendo los ojos de par en par como si hubiera visto un fant… ok eso veía todos los días, como si hubiera visto a Hare en brazos de alguien (Cosa que jamás había visto en toda su vida salvo por su Maestro, su dueño original) ladeó el rostro lentamente comprobando lo que había dado por alto y señalándolo con la cuchara a Gian perdió los estribos por completo -¡¿Qué?¿Hare?¿Ese es Hare?¿Cómo es que lo puedes cargar?!- a pasos apresurados y completamente sorprendido se acercó al joven alumno, girando alrededor de él aun no cayendo en la cuenta de que el gato más antipático y agresivo del mundo yacía tranquilo y ronroneando en los brazos de un desconocido “Esto es inaudito!¿Cómo puede ser posible?” pocas semanas llevaba en el hogar pero siempre intentó amaestrar a esa bola de pelos, desde sobornos con pescado (que solo podía comprar para ese gato) hasta distintos tipos de yerbas, ni siquiera pudo hacerle una caricia ni aunque su maestro lo cargaba en brazos –Increíble… ¿Estará enfermo?- más cuando intentó acercar la cuchara el gato estiró la mano tras un chillido quejica sacando sus uñas como si deseara arrancarle la piel al chamán, este instintivamente la alejó cubriéndola con la otra mano –Si, está bien el muy endemoniado… Te gusta hacerme quedar mal ¿No, Hare?- frunció el ceño mientras el gato y el brujo chocaban aquellas miradas rivales como de costumbre.

Levantó la mirada al joven alumno y quedó viéndolo unos tantos seguros -¿Qué hiciste con el gato?¿Eres un brujo acaso?- lo último esbozó una sonrisa y volvió a reír, la situación era muy extraña y había hecho un chiste malo pero privado si se entendiera el contexto del asunto, igual era extraño, salvo por sus aprendices Gian era el primer alumno que pisaba su iglesia y bueno… el chamán tenía una decoración un tanto exótica con aquellos muñecos, hierbas, atrapa sueños, amuletos, inclusive algunas imágenes y textos dibujados y escritos en las paredes, sin contar la cantidad de frascos y botellas de cristal con extraños contenidos coloridos, no le extrañaría que lo traten de acumulador o desordenado (Cosa que era… lo de desordenado(?) –Bien, estoy haciendo sopa, es ideal para este clima ¿Te gustan los vegetales?- preguntó al joven volviendo a retomar de revolver la sopa, el calor de la leña ya estaba generando de apoco un agradable aroma gracias a las semillas de sésamo y el laurel, tomó una cucharada y la probó junto con algunas zanahorias y cebollas –Que rico~ ¿Quieres probar?- aquella sonrisa exagerada y deslumbrante de felicidad mientras cargaba de nuevo la cuchara, esta vez con zapallos, zanahoria y algunos tomates, dirigió la cuchara en dirección al joven mientras colocaba su mano libre por debajo de esta así las verduras no caían al suelo.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
61621
Reputación :
3
Mensajes :
118

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Giancarlo Mazzei el Sáb Sep 16, 2017 8:24 pm

Su explicación parecía demasiado lógica, y eso era sospechoso. No le parecía que la criatura delante del sea precisamente racional. O no, estaba seguro que se guiaba por las emociones y hacia las cosas sin meditarlas en lo absoluto. En resumen era una de esas personas que no se sabía cómo habían hecho para sobrevivir hasta la edad adulta.  Eso hacía que una parte visceral de él reaccionara de la peor manera.  Había estado mucho tiempo obedeciendo las cosas, sin buscar orden solo porque alguien más decía que era lo correcto como para que ahora se dejara guiar por el azar.La casa, y la cocina, era tan extraño como podía esperar de una persona de estilo. Había tantas cosas que lo ponían nervioso y detestaban sus tendencias pirómanas. Estaba seguro que harían un precioso fuego todas las cosas. O si ocurría un incendio natural, moriría sin remedio, el fuego tendría el suficiente combustible para arder varias horas de manera ininterrumpida.  Se encontró sin decir un comentario negativo o positivo cuando el profesor empezó a hacer revuelo por el gato.

Y eso era una de esas cosas extrañas. Si el animal era sumamente manso, ronroneando desde que lo había levantado de la cama y se había dejado acariciar. El cabello era suave y brillante. Acaricio al felino y sonrió apenas cuando vio el intercambio. Cualquier animal que sabía hacerse respetar, le caía muy bien. Aunque conocía muy poco a su maestro, estaba seguro que quizás hasta le hubiera puesto un moño rosado. Indigno de esa magnifica criatura. –no hice absolutamente nada, cuando desperté ya estaba durmiendo conmigo. Es de lo más tranquilo- el animal le caía sumamente bien, y si no fuera porque ya tenía dueño, seguro se lo llevaría a la casa. A sus gatos negros les encantarían la compañera de un nuevo amigo.  Suspira. No quería pensar mucho en el tema que lo había desnuda y puesto esta ropa estrambótica – ¿no tiene ropa mas convencional?- pregunto sin mostrar lo mucho que le molestaba toda la idea de que lo había desnudado. Demasiados recuerdos como para estar cómodo. Realmente le daba ganas de hacer como el gato y lastimarlo físicamente por violar su intimidad. De alguna manera se vengaría. Porque una cosa de estilo no podía quedar de esa manera. Se equipararía la balanza. Además se sentía desnudo y expuesto. Y tenía frió. La ropa no hacía nada por conservar su calor.

Cuando el contrario se acerco con la cuchara retrocedió un paso. Primero demasiado cerca y segundo los gérmenes. – si gusta invitarme a comer, hágalo de una manera normal- replico brusco, pues no tenia que alimentarlo como un pájaro recién nacido, y además no tenía hambre. Ni tampoco sueño. Necesitaba irse de ese lugar aunque no sabía en donde estaba. Y seguro que estaba en el medio de la nada. El y su suerte. Se preguntaba cuanto tiempo debería de pagar el karma por algo que habría hecho en vidas pasadas. -además si no tiene cuidado, quemara al gato y le va a sacar el hígado- dejo al gato con cuidado en una silla y se movió sutilmente para buscar algo que en el contrario sirviera la sopa y no estuviera lamiendo la cuchara. Cuando lo encontró se lo dio sin mediar palabra


Última edición por Giancarlo Mazzei el Sáb Sep 16, 2017 9:09 pm, editado 1 vez (Razón : falto color)


Mis pensamientos fluyen como río.//Las palabras son mi espada y mi escudo. (#3399ff)
Lo que narro es una cadena de sucesos.
Hago maldades por que mi esencia se corrompió.//Sueño y recuerdo,
trasladándome a una época en que mis plumas eran blancas como la nieve (#339999)

avatar

Dromes :
12564
Reputación :
1
Mensajes :
33

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Dom Sep 17, 2017 7:35 pm

Solo pudo negar con la cabeza y aquella tonta sonrisa dibujada en el rostro, la cual siempre llevaba todo el tiempo como si ya fuera parte de su naturaleza, en sí la ropa más “común” o convencional eran sus camisas y vestimenta del trabajo, pero viéndolo a Gian de si ya se imaginaba que la ropa le iba a ir gigante, además de que sus pantalones formales se verían arrugados y presionaba la cintura junto con enrollar las piernas, no es de servicial, si no que el kimono lo vio lo más apto después de todo, fresco cómodo y sin problemas de talle, además de que sí, muchas cosas no tenía. Volvió a reír mientras volvía a colocar la cuchara con las verduras dentro de la cacerola y revolverlo, ya estaba listo, aquellas burbujas y ese vapor con el dulce aroma de condimentos naturales lo confirmaba por completo, más no podía dejar de ladear el rostro para verlo a Hare –Si mi maestro viviera te felicitaría Gian, ese gato nunca mostro cariño por nadie más que por él, debes ser especial- comentó mientras le señalaba al menor donde se encontraban los bols de cerámica, arriba en la lacena, el joven igual sabía cómo orientarse por sí solo sin casi necesitar su ayuda, eso en parte también sumaba puntos a favor, un joven autosuficiente que podía tranquilamente tomar la confianza y buscarse sus utensilios (Aunque eso lo hacía un no tan buen anfitrión). Tomó el bol del joven y sirvió una buena porción de vegetales, llenando hasta el límite del contenedor de un buen y caliente caldo natural.

-Toma asiento Gian-
señaló la silla, luego buscó los panes frescos en una bolsa de tela en una de las lacenas, le alcanzó una cuchara y luego una taza de porcelana (andaba escaso de cristalería) de la heladera retiró una buena jarra de agua fresca y le sirvió a su invitado especial, yendo de aquí para allá termino de servirse en un bol su porción y tapar la cacerola con un plato de madera, prevenir que algún insecto entre y conservar el calor era lo primordial para que las verduras no lleguen a estropearse. Tomó asiento y dio un buen suspiro, levantó las manos a los costados con las palmas hacia arriba, esta vez no tenía ningún guante lo cual podía apreciarse aquel extraño tatuaje en una de ellas, el “sigilo del purgatorio” que pocos lograban llegar a ver ¿Qué estaba haciendo? Agradeciendo a todos sus dioses por la comida mientras cerraba los ojos y bajaba la cabeza, jamás con una expresión seria desde luego como siempre se mostraba, una vez terminado juntó las manos en un aplauso y miró a Gian –Buen provecho- dijo mientras comenzaba a cucharear aquellas verduras, mientras masticaba en tanto levantaba la vista para poder verle, sonreírle desde luego mientras sus cachetes estaban llenos y masticaba con la boca cerrada, unos minutos hasta llegar a la mitad de su bol bastaron de aquel silencio –Tenía hambre- dijo antes de llevarse otra cucharada a la boca, pero mientras masticaba se le ocurrió hablar con el joven -¿Y qué tal está?- continuó mascando, le alcanzó uno de los pequeños panes, después de todo había gente que acostumbraba a mojar el pan en el caldo, quizás no era muy común pero eso ya había escuchado y ante cualquier cosa no le iba a incomodar.

Paso el rato Irmiya no se lo mostró muy conversador, pero al terminar de beber aquel caldo dando por finalizada su primer ración suspiro muy augusto –Segunda ronda, si quieres más siéntete como en tu casa, sírvete que hice bastante- comentó levantándose a servirse otra ración, estando de espaldas se le ocurrió hablar con el joven –Si quieres cuando pase la tormenta puedo llevarte a tu casa, aunque sinceramente no me molestaría si deseas quedarte, quizás podamos leer algunos libros o podría enseñarte algunas cosas- terminó de servirse y volvió a la mesa –Oye ¿Te cuenta la historia de Hare? Un gato muy curioso que al parecer tiene un pasado de "camaleón"- dijo mientras partía un pan a la mitad -Hace algunas décadas mi maestro se mudó a japón, encontró esta iglesia cuando su caballo se escapó debido a una tormenta, lo arrastró hasta este lugar, al parecer hace muchísimo tiempo estaba desierto. Cuando quedó varado aquí con la pierna rota, encontró a Hare, que en ese entonces tendría un mes como mucho. El pequeño gatito estaba tan asustado que se acurrucó en la pierna lastimada de mi Maestro, y al día siguiente no sentía el dolor. Según me dijo pero no le creo, Hare era blanco, a la mañana siguiente estaba completamente negro ¿Un delirio no crees?- más el no pensaba eso, su maestro nunca fue de mentirle y lo había jurado por los dioses que había sido cierto, su mirada se bajo hacia la sopa y sonrió esta vez algo nostálgico pero feliz, recordarlo lo ponía muy de buen humor en cierto punto... Tanto que no controló que la punta de su cabello comenzaban a teñirse aquel rubio ceniza, delante del joven.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
61621
Reputación :
3
Mensajes :
118

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Giancarlo Mazzei el Mar Sep 19, 2017 10:41 pm

Le había llamado la atención un símbolo que tenía en las manos, que luego investigaría por supuesto. Era interesante ver que tuviera esos aditamentos, así que eso le mostraba que estaba más dedicado al estudio de lo que sea que estudiara con fanatismo. Lo cual era tan magnífico como terrible muchísimas personas de tanto acumular conocimiento en un un área descuidaban cosas, de otras áreas o cotidianas y en el mejor de los casos se volvían excéntricos. Lo que quería decir que el ser que tenía delante del podía ser tal benéfico como aprendizaje como un mal. No debía de subestimarlo en ningún momento. Esa apariencia de dieta, quizás era solo apariencia.

Probo con mucha desconfianza la sopa, pues no sabía que tenía dentro, y si encontraba algo muy extraño se lo iba a tirar para la cabeza y descubrió que no estaba tan mal. Pero igual no comería mucho, era verdad que no tenía hambre y seguía siendo verdad que no sabía que tenía y como se había cocinado. Se quedo meditando su invitación y encostro nuevamente sentimientos encontrados. Por un momento no quería permanecer ni un minutos más en es el lugar y por el por lado sonaba interesante por la parte de los libros. O quizás hasta alguna conversación sobre los libros que le había recomendado. Aun no los había leído, pasaría seguramente la noche en vela, así que era hasta ineficiente que volviera a su habitación.

-no creo que sea un delirio, te parece que con todas las cosas que no hay explicación, no entra en eso el cambio de color de cabello? Hay cosas que permanecen inmutables en el tiempo y cosas que evolucionan o desaparecen.sus alas habían cambiado de color de manera abrupta y eso había marcado el final de su inocencia y su descenso al mundo humano, acompañado de habilidades con las tinieblas y un desagrado importante por las cosas demasiados buenas. Por eso el contrario lo irritaba tanto, tenía tanta bondad que le daba ganas de estrangularlo para que reaccionara. Las cosas no eran rosadas con canto de querubines

Y hablando de cambio de color, tenía el color de cabello diferente. Estaba viendo bien? Su maestro era un camaleón o alguien que tenía una obsesión compulsiva por el cabello?y en ese momento decidió que debía irse de la habitación antes que cometiera una imprudencia. Hasta estaba tetado a cortarle el cabello a ver si mantenía el mismo color. Dejo el bol de sopa y sonriendo falsamente agradeció por la comida y agarro al gato con suma delicadeza. – La tormenta no parece pasar maestro, me temo que deberé de abusar de su hospitalidad por esta noche- murmura – no se preocupe recuerdo en donde está la habitación, si me disculpa-

Se retiro con paso tranquilo, acariciando el lomo del felino. Curiosamente en esa casa tan extraña y desaliña había encontrado un alama afín. Una criatura de la luz que había perdido su estatus y eso no sabía si lo ponía feliz o triste. Decidió que estaba muy cansado y quizás debería de intentar dormir.
Ya en el cuarto miro entre los libros agarrando el que aprecia más aburrido y se lo puso a leer acotado en la cama, esperando que el sueño lo venciera. A su lado estaba el animalito ronroneando.


Mis pensamientos fluyen como río.//Las palabras son mi espada y mi escudo. (#3399ff)
Lo que narro es una cadena de sucesos.
Hago maldades por que mi esencia se corrompió.//Sueño y recuerdo,
trasladándome a una época en que mis plumas eran blancas como la nieve (#339999)

avatar

Dromes :
12564
Reputación :
1
Mensajes :
33

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Lun Sep 25, 2017 1:47 pm

Tal como la cena iba en marcha, resultaba una escena un tanto particular el que dos desconocidos compartan la mesa, más Irmiya siempre trataba de generar un buen ambiente, aligerarlo de cualquier tensión, los silencios para él no eran incomodos, más también podía resultarle difícil el establecer cierto grado de confianza con alguien un tanto serio y correcto, estaba bien, pero tampoco quería ser un hostigador. Tomó el tazón de sopa, ya había terminado los vegetales lo cual solo quedaba su caldo, comenzó a beberlo a la par que el menor hablaba, pero aquel comentario hizo que escupiera al momento de tragar, cosa que ocasionó que derramara algo de sopa por la mesa mientras tocía descontroladamente, dejó el bol en la mesa y extendió su mano a un paño de cocina amarillo para limpiar su boca y mentón ¿Había notado su cabello? Enseguida comprobó que era cierto, las puntas de su cabello se tornaron rubias, más luego se concentró desesperado en que el color vaya desapareciendo, un humor y la estabilidad neutral lograba que la empatía de su cabello no se vea afectada, más ahora no podía evitar que dejó al descubierto parte de lo que no se definiría “común”.

Observó al menor con algo de sorpresa, tal parecer que aquella actitud relajada era firme a su nombre y porte, hasta le resultó en si extraño al chamán –No te preocupes…- mostraba cierta distancia ahora él, confundido desde luego, pues no podía evitar tener una extraña sensación, no mala, si no “curiosa” por decirle de alguna rara forma –Sí… Buenas noches Gian- más ante su saludo el menor ya había abandonado la cocina, dejando al chamán con su tonta expresión atónita ya que también le sorprendía que como si nada Hare accediera a acompañarlo, ronroneando como si ese condenado felino al fin sintiera cariño a una persona humana. Apoyó el codo sobre la mesa y apoyó el peso de su mentón sobre su mano, observando aún el lugar por donde el joven se había retirado “¿Si le pregunto a ustedes me responderán algo?” Si bien podría parecer que hablaba consigo mismo esperaba respuestas desde otro plano, desde ya no tuvo éxito, ya que la habitación quedó en completo silencio con el fondo de la feroz lluvia y el rugido de los truenos.

Un par de minutos había pasado, ya los platos estaban limpios y ahora el chamán se encontraba pelando algunas manzanas y cortándolos en rodajas mientras las servía en un platón a lo largo, en sí planeaba ahora desvelarse leyendo algo o quizás trabajando en el taller con alguna tarea mientras disfrutaba de su banquetes frutal, pero ni bien termino de cubrir las manzanas con un chorro de miel se le ocurrió “¿Gian querrá postre?” ¿Por qué se preocupaba por él? No importase cuantas veces se lo preguntaba pero en parte también ya no cuestionaba el motivo, simplemente sentía que debía ser así. Tomó la bandeja y la llevó hasta el taller, de ahí buscó su paño rojo el cual envolvía algo especial para él, una idea para resolver dudas que rondaban por su mente… Subió por las escaleras allí donde Gian se encontraba fallecido en la cama, con un libro abierto sobre su pecho y Hare acurrucado a su costado, como si se tratase de una bola de pelos oscura con ese intermitente ronroneo. Sonrió ante aquella escena, en sí le parecía muy tierna y familiar ¿Cuántas veces no le ocurrió de leer hasta caer en el profundo sueño? Más contemos que Irmiya no es de delicadezas…

Colocó la bandeja a un costado con todas las rodajas de manzanas y se sentó alado de Gian, Hare solo sacudió sus orejas y asomó esa adormilada y seria vista por encima del abdomen del menor, enseñando sus dientes con un rugido –Tu cállate… traidor…- susurró al gato haciendo un ademán con la mano para restarle importancia –Gian… Hey … Giiiiaaan~- acercó su rostro con aquella típica sonrisa, apenas lo zarandeaba con delicadeza del hombro derecho –Gian…- continuaba llamándolo más no se animaba a sacudirlo mucho “Vaya que este chico es la bella durmiente” pero aun así no la iba a besar aun(? Solo se le ocurrió agarrar el pequeño trocito de palo santo que apenas desprendía un pequeño adejo de su esencia, comenzó a soplarlo con cuidado la parte incinerada para revivir sus brazas y ésta lentamente comenzó a encenderse de apoco desprendiendo su aroma, desde ya una vez que el humo comenzó a hacerse más intenso se acercó al rostro ajeno y con soplidos comenzó a invadir su rostro –Gian~~- con tono divertido y gracioso siguió soplando para que la humareda acariciara el pacifico y bello rostro del inocente -¿Estas despierto?- es lo que diría en cuanto este abra sus ojos y contemple esa sonrisa zorruna con ojos cerrados, desde ya que claro que estaba durmiendo, pero despertarlo era su objetivo.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
61621
Reputación :
3
Mensajes :
118

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Giancarlo Mazzei el Jue Oct 05, 2017 2:19 pm

El agua estaba a su alrededor, arropándolo como una madre dedicada las olas le susurraban cosas, misterios de antaño olvidados por el paso del tiempo. Le mencionaban cosas que había sabido en algún momento y había olvidado. El sonido suave lo acunaba. estaba lloviendo y las gotas de agua repiquetean en las ventanas. Las voces seguían susurrando, Porque cocinan quien era en verdad. Su forma de ave era una simple ilusión, una figura que contenía su alma, la que ya conocían.

Ven al abismo, te estamos esperando. Y en ese momento se dio cuenta que el despertar podía ser como un veneno. Algo tan doloroso como hermoso. La diosa te llevara pronto para que no sufras, menciono una voz distinta. Una voz se coló en el sueño, era distinta. El agua que había estado un poco calmado se empezó a mover, arrasando con todo, no dejando nada a su paso. Y se iba a ahogar. Y entonces sintió una voz llamándolo
.


Lo conocía de algún lado, ya la había escuchado antes hace mucho tiempo. Y entonces despertó de golpe asustado y se colocó en un rincón. Había humo, se estaba quemando, lo cual era más espantoso que morir bajo agua. Olvidando todo el sueño.

Miro los alrededores con el corazón en la garganta. En donde estaba. Otra vez estaba en peligro. Tardo unos segundos en darse cuenta que no estaba e tanto peligro. Simplemente estaba en casa de su supuesto maestro. respiro hondo tratando de calmarse. Estaba oliendo a palo santo y mirra, eso era el humo. Esa criatura lo iba a infartar. Como podía ser que lo despertara de esa manera tan brusca. Además, estaba cansado no había dormido en dos días no era justo. Sintió la tentación de huir, huir lejos en donde lo dejaran tranquilo. Pero no. Estaba allí. Miro los alrededores de la habitación ignorando el contrario.  Al menos hasta que recuperar su equilibrio. De manera suave agarro al gatito, que se había asustado con su reacción y ahora le lamia las manos para calmarlo, Y lo acaricio con gesto ausente.

Muchos latidos después se sintió con las fuerzas suficientes para enfrentar a quien lo había molestado. El gato ronroneaba suavemente. El rostro que lo miraba no tenía un rostro cruel, o despiadado. Tampoco era alguien físicamente desagradable, aunque nunca le interesaría el sexo. tenía un gesto tan pacifico que hasta le daba ganas de lastimarlo de alguna manera de romper esa envidiable armonía. -si me hace infartar y me muero, volveré como espíritu a torturarlo -musito seco y se hubiera cruzado de brazos parta poner distancia, porque estaba demasiado cerca y no le gustaba tanto el contacto físico, quizás debería de hacerle un dibujo así entendía... volvió a suspirar. Todas esas emociones violentas, porque no había podido dormir. Maestro idiota.

- ¿qué sucede? - preguntó en voz baja, su tono de voz casi normal.


Mis pensamientos fluyen como río.//Las palabras son mi espada y mi escudo. (#3399ff)
Lo que narro es una cadena de sucesos.
Hago maldades por que mi esencia se corrompió.//Sueño y recuerdo,
trasladándome a una época en que mis plumas eran blancas como la nieve (#339999)

avatar

Dromes :
12564
Reputación :
1
Mensajes :
33

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Vie Oct 06, 2017 6:04 pm

Reacciones desmedidas y un tanto divertidas de parte del menor crearon en Irmiya una risita contenida sin dejar de borrar aquella sonrisa, apreciando como las sabanas se arrugaban directo a la esquina de la amplia cama, a riesgo de caerse mientras Hare salía disparado cual rayo por el joven que acompañaba en sueños (Como no ser un “pesado” para ambos ¿No?) –Oh veo que despertaste, si que tienes el sueño muy pesado jovencito- el hilarante comentario burlesco pero amigable del Uruk Ishi mientras esperaba a que el menor retomara la calma, dejó el palo santo a un costado mientras el resto del humo se disipaba por la habitación dando ese autentico perfume en el desorden de su habitación, luego ante el primer comentario abrió los ojos de par en par, ciertamente le resultó muy cómica la escena de imaginarse al menor siendo un espíritu: Un refunfuñón fantasma que revoloteaba por la habitación entera desacomodando aún más el lío de su habitación mientras a los gritos lo maldecía por su destino, evitando que el mayor pudiera dormir como venganza. Tétrico en sí, pero eso no borraba esa risilla por parte del chamán el cual su imaginación fluctuaba sin control –Bueno, de ser uno me aseguraría en ponerte en el cuerpo de Hare en ese caso ya que congenian tanto- otra cómica escena difícil de no imaginar, después de todo ambos mostraban ese son arisco y calmado a su vez, aunque tenía fe en que Gian sería un poco más tierno (Pobre ingenuo el peliblanco) luego se acomodó mejor sobre la cama, en posición india mientras estiraba su mano al manto rojo que envolvía una extraña forma rectangular – Oh nada~…- ante la última pregunta del menor, en sí podía tomarse como una “cargada” o que le tomaba el pelo, más por alguna razón despertaba tiernamente el instinto cómico del chamán, desde luego que todo lo que hacía era en base de ese pequeño instinto que gritaba en su interior, ese presentimiento tan nato que le generaba el joven alumno que apenas conoció hace unos horas, cosa del destino que quiso que pasaran la noche bajo un mismo techo mientras la tormenta podía apreciarse sobre el ventanal redondo frente a la gran habitación.

-Estaba pensando, ya que te gusta mucho esto seguro has leído el Kybalión, lo que concluye en la hermeticidad… es una materia que me gusta mucho- comenzó a explicar mientras con el paquetito envuelto en una mano y la otra comenzaba a zarandear las manos en su clásica gesticulación, más muy vaga para notar la seriedad –En fin, ya que estamos en una “pijamada” bajo la tormenta se me ocurrió ¿Escuchaste alguna vez del tarot hermético? Muchos se negarían o desconocerían el tema, pero a mí me resulta fascinante buscar la reacción en los escépticos, además de que claro ayuda mucho a la reflexión interna bajo la ley del Kybalion, el mentalismo, la polaridad y claro… El Tarot hermético trata de qué tipo de resultados traen en una bifurcación de tres posibles futuros en consecuencia de la causa y efecto que impacte en tu presente…- interrumpió su charla mientras tomaba el paquetito rojo entre las manos, aun no mostraba lo que era -¿Alguna vez te interesó la práctica del tarot? Tómalo como un  pequeño empujón aplicando una de las teorías ocultas más fascinantes que hay, creí que podría gustarte ser parte de algo así- Sonrió ampliamente, en sí estaba emocionado por algún factor desconocido al centrar su atención en aquel joven, claro que los espacios o el tiempo del sueño nunca influenciaron en él lo suficiente como para respetarlo –Oh… y traje manzana- se acordó tarde y arqueó su espalda para tomar la bandeja que yacía a sus espaldas, al costado de la cama, la acercó al menor sosteniéndola con una mano, con la bella presentación de las rodajas cortadas prolijamente con un fino chorro de miel esparcido sobre ellas –Te fuiste antes que te ofrezca el postre- tan servicial y amable anfitrión(? que ofrecía hasta un nutritivo y sano postre, claro que el chocolate o aquellas delicias también podían resultar muy llamativos pero no tenía planeado tener visitantes hoy, además la naturaleza de él era muy sana como vegetariano y sus platillos siempre expresarían esa vida rica en vegetales y frutas.


Última edición por Uruk Ishi Ir el Mar Oct 10, 2017 3:52 pm, editado 1 vez


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
61621
Reputación :
3
Mensajes :
118

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Giancarlo Mazzei el Dom Oct 08, 2017 10:35 pm

No tuvo mucho tiempo para enojarse y planear su venganza pues el contrario se lanzó en una explicación que calmo sus ánimos. Era curioso cómo el contrario podía generarle tantos sentimientos e impresiones con tan pocos momentos de diferencia. Era como si supiera cuando estaba especialmente furioso y buscara aplacarlo de laguna manera. Quizás su cara era más transparente de lo que pensaba.

Se quedo pensando, era un tema extraño, interesante pero no era magia. -Hay muchas teorías sobre el tarot. No hay fuentes que sean fidedignas. Según el mito, el tarot es traído por el dios Thot de los egipcios o Enoch de los hebreos y está relacionado con la cábala. Hay varios tipos de mazos, pero tengo y método de acomodar las cartas, dividiéndolos en arcanos mayores o menores. - lo mira bastante inexpresivo, simplemente le estaba diciendo lo que había leído, lo cual era bastante a decir verdad -Los arcanos mayores son las 22 letras del alfabeto hebreo y están relacionado con el mito del árbol de la vida. Los arcanos menores están dividas en reyes, reinas, príncipes y princesas, fuego, agua, aire y tierra-

Agarra la manzana, recordando que esta también tenía un simbolismo relacionado con la madre tierra, le debería de preguntar la religión del contrario si tenía alguna y comido con gesto ausente. Misteriosamente estaba muy dulce y al final con hambre, pues había rechazado la cena, comiendo solo unos bocados, la comió con hambre hasta que no quedo ni una miga.  Se relamió y miro a su maestro. Se sentía un poco menos nervio. Seguro que eso era porque había comido y tenía azúcar en su organismo. -pero no le parece que el arte adivinatorio es algo exagerado? La mayoría debe ser gente sin escrúpulos que quieren dinero fácil de gente crédula. Hay muy pocos profetas que se sepa que han sido reales o que sus predicciones han tenido algo de verdad, y siempre bajo mucha discusión, por ejemplo, Nostradamus- se encoge de hombros. Ahora tenía más hambre. Eso era sumamente muy extraño. Suspiro y sintió su estómago gruñir suave. Ya esta se iba a morir

Se acomodo en la cama y el gatito negro se acostó entre sus piernas y lo acaricio con gesto ausente-El tema de las cartas del tarot, es como una cuestión de filosofía, y por cierto además que la mayoría debe ser mentira es una manera más de que lo acusen de hereje y lo persigan con antorchas. La magia blanca no tolera ese tipo de prácticas- y podía dar fe de eso, puesto que había sido un ángel. Los seres celestina influenciados por sus superiores detestaban las adivinaciones porque era una manera encubierta de adorar a otros dioses y a ídolos


Mis pensamientos fluyen como río.//Las palabras son mi espada y mi escudo. (#3399ff)
Lo que narro es una cadena de sucesos.
Hago maldades por que mi esencia se corrompió.//Sueño y recuerdo,
trasladándome a una época en que mis plumas eran blancas como la nieve (#339999)

avatar

Dromes :
12564
Reputación :
1
Mensajes :
33

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Mar Oct 10, 2017 8:49 pm

Por poco deja al chamán boquiabierto y con ojos brillantes por la fascinación del tema, más luego una ligera y simpática risa escapó de aquella actitud que mostraba, irguiendo su postura y aplaudiendo chocando sus dedos con la muñeca de la mano contraria, no podía escucharse más era el gesto lo que contaba –No me esperaba menos de Gian, fascinante estudio llevas- dijo como cumplido mientras continuaba escuchándolo atento, si bien el menor poseía conocimiento parecía que la práctica no era su mayor interés, no deseaba forzar a la creencia desde luego, pocos conocen o saben después de todo que la brecha entre lo tangible y lo fantástico es posible de alcanzar mediante la práctica, no iba a forzarlo desde luego, pero el Tarot al uso que él le daba y aplicaba la hermeticidad era en si un “trucaje” como bien menciono, ya que es utilizado como medio por el cual –a diferencia de los magos de feria- podía llegar al fin explicado primordialmente, sonrió ampliamente y lo siguiente que hizo fue colocar el paquete rojo sobre la cama pero aun manteniendo una mano encima, uno de sus amores era la explicación de ese mundo –“Farsantes” son los que cobran por ello, porque si se tiene un don me parece un abuso de ello recibir lucro, es cierto que en la actualidad se ha deformado mucho y desde luego es una de las variadas herramientas de la magia pagana. Las cartas presentan un significado variado y casi abstracto en el cual se desarrolla el ingenio del tarotista para su interpretación, en mi opinión muchas han sido diseñadas y existen variadas adaptaciones. Como bien dijiste representan sus elementos naturales, pero los arcanos mayores que bien portan como títulos nobles humanos culminan en el quinto elemento para su lectura: El hombre, su posición… Tal como se explicaría en un pentagrama. Los elementos presentan un desarrollo fundamental ya que se conecta a la kinesis de uno, pero sus resultados se verán afectados depende que tipo de “jugada” sea presentada, claro que cada quien tiene sus medios pero en sí, bajo la filosofía que presentan muestran coherencia, creen que así el espíritu puede manifestar su destino, pasado, presente y responder a sus preguntas… Muchas veces acierta dependiendo de uno por que se busca la familiarización todo el tiempo, pero depende de la mente de cada quien- dicho esto aclaro su voz con una ligera toz, normalmente es de muchas más palabras pero no quería tampoco comenzar a divagar en una hora completa sobre el tarot a profundidad.

-En mi opinión personal, Nostradamus asemejaba más a la “profecía” algo que yo no deseo tocar por que no considero tener ese dón ya que es tener una “revelación” en concreto, que abarca mucho más a creer en los juicios para reforzar la creencia en el Dios Cristiano…- Delatado al acompañar aquel título más Irmiya lo respetaba, pero en sí como hereje su devoción estaba bajo la influencia de muchos demás dioses incluyendo la cercanía al ángel desterrado y el señor de los infiernos -… Nostradamus proclamaba sucesos en base a estas imágenes tomadas como irrefutables, pueden acertar pero yo no comparto que refuerce el hecho de una sola sinergia espiritual poderosa- (Una forma delicada en la desconfianza a los judíos(?) pero gran respeto a un inspirador en el mundo oculto de la visión futura, muy próxima realmente –La adivinación por otra parte clama de una fuerza exterior al ajeno, el don que se obtiene mediante fuentes o energías ligeramente diferentes a nuestra realidad consiguiente para poder llegar a ser elegidos para interpretar imágenes, auras, eclipses y demás fenómenos naturales … Que de ahí su vínculo con los elementos del tarot. Un ejemplo claro son las viejas culturas africanas, sus brujas utilizaban desde piedras y cuencas que simbolicen cada componente de la naturaleza para conectarse con el velo espiritual y sus dioses e interpretárselos a su pueblo, culturas más civilizadas lo plasmaron en bellas imágenes y cartas con un sistema. En sí creo que la diferencia entre un profeta y un adivino es la solidez y su creencia, el adivino después de todo tendrá que rebuscárselas por medios mágicos y tener mucha ayuda para acercarse a “la verdad” o el futuro, el profeta es el iluminado que solo depende de su poder otorgado por su señor. Pero cada quien puede encerrarlo en la misma bolsa por sus similitudes, pero yo veo una brecha entre ambos mundos….-comenzaba a desviarse del tema, sin darse cuenta ya sonaba como aquel profesor, si bien con la simpatía que desprendía su postura y porte eran más serias mostrando el entusiasmo único por describir con detalle sus ideas y todo lo aprendido, hasta de ser exageradamente caricaturesco tendría una gota de sudor recorriendo su cien, más solo presentaba el instintivo rascar de la nuca con su mano libre –En fin… El tarot en sí siempre fu influenciado al fin y al cabo con la lectura de la influencia planetaria o astrológica, combinando todo lo dicho anteriormente mi enfoque allega a la adivinación PERO…- aquella última palabra acentuada tenía el índice en alto mientras levantaba el mentón y cerraba los ojos dando ese toque aire mayor -… Bajo su teoría de las acciones ajenas, el ser como siempre se sabe está bajo la influencia del constante cambio y el desarrollo emocional que afecta el presente y por ende las posibilidades de su futuro son infinitas, yo no creo que el destino este escrito ni la verdad se encuentre escrita…- No avistemos e ignoremos que por simple instinto hablaba, la extraña confianza de poder dar una clase particular fuera de su hora de maestro, si bien amaba esta oportunidad también de presenciarla –… Por los dioses... Es tan fabulosamente mágico todo esto- al borde del llanto mientras rompía con aquella postura seria y madura con ojos de enamorado mirando el techo y aquel ridículo tonto amanerado e infantil. Más un chasquido de su mente dió lugar a volver a verlo mientras acercaba su cuerpo entero en un columpeo de nuevo a la invasión del espacio personal de Gian con esa mirada brillante -¿No te gustaría una sección para ver su contenido?- pero el zarpazo de Hare con sus afiladas garras hizo que algunos mechones del chaman -apenas sus puntas- fueran cortadas, alertado por el quejido del gato haciendo que vuelva a retroceder mientras cruzaban miradas -Maldito Hare...- musitó mirándolo mientras este le gruñía.


Última edición por Uruk Ishi Ir el Lun Oct 16, 2017 9:40 pm, editado 1 vez


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
61621
Reputación :
3
Mensajes :
118

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Giancarlo Mazzei el Sáb Oct 14, 2017 11:19 pm

Se acomodo en la cama, asimilando las palabras ajenas. El contrarío afirmaba que la magia era real, no solo un estudio para pasar el tiempo. Desde una perspectiva puramente analítica podía ser posible. Había infinitas posibles combinaciones y permutaciones. Había ángeles en cielo y seres oscuros caminando en la tierra. Pero aun no había visto nada tangible que implicara un poder superior versus una evolución que se dio de manera gradual. Quizás lo que el contrario insistía que era magia era simplemente energía de otra forma no visible, o un evento paradojal. Una estrategia del cerbero para encuadrar con sentido cosas que no lo tenían. Además si la magia era tan real como el sol en el firmamento y la lluvia golpeando en la ventana, porque no todos sabían de su existencia. ¿Por qué no se había obtenido como regalo a la humanidad?

El contario se tomaba muy en serio algo que parecía ser tan sencillo. O le daba quizás un valor que no sabía que existía. Tenía conceptos muy antiguos, de la escuela pre socrática, antes de la formación de la biblioteca de Alejandría y eso le hacia pensar que precisamente hacia esta persona en sus tiempos libres. Sería fascinante tener una conversación seria con él. Acaricio ausente el pelaje del gato.  Aunque sea era interesante la distinción entre los distintos tipos adivinatorios. Podría averiguar alguno que sea para él, o mejor dicho que tuviera sentido y practicarlo cuando estuviera solo. No creía que llegaría a nada interesante pero aunque sea serio un ejercicio para estar familiarizado con los movimientos. Y una cosa con que molestar a las personas. Adivinare tu futuro. Podía ser divertido y serviría para matar el tiempo.

El contario era definitivamente histriónico y podía cautivar con sus palabras, pero eso no significaba nada al final. Estaba seguro que en cualquier momento haría algo que lo irritaría y le haría cambiar de aparecer con esta idea de aprender de el peli largo. Si bien era cierto que aprendería mas con un guia, también era cierto que había cosas que no le interesaba en lo mas mínimo y que si debía de estudiarlas siguiendo un programa perdería tiempo y esas era una de las cosas que estaba tan escaso. No estaba sacrificando horas de su vida, sueño y su bienestar físico como para atrasarse en lo que había diagramado como programa de estudio.

Cuando se acerco se iba a correr de manera instintiva pero el gato se encargo de alejarlo. El contrarío aun olía al humo que había quemado y algo más. Y no le gustaba que se acerquen. Las dos veces que se había levantado en ese lugar fue luego de pesadillas, así que necesitaba tiempo para recuperarse y obligar a que su cuerpo no reaccione desfavorablemente bajo los toques, que suponía que eran amistosos. Se preguntaba que pecado había cometido para que le diera un maestro tan diferente a él y tan toqueton. Si se podían comunicar con palabras porque con tacto, le resultaba poco confortable. Había llegado a la conclusión que si no se lo decía, nunca se daría cuenta el contrario. Lo cual era deprimente. ¿Como podía saber tanto y tan poco a la vez?

Suspiro y medito un segundo su respuesta. Era fácil la respuesta aunque el motivo no tanto – Tirarme las cartas?- pregunto de manera retorica, pues estaba con lo que parecía un mazo de cartas y el mayor había pasado apróximamente cuarenta y ocho minutos explicando las bondades de un arte antiguo, primitivo que podía manipular el destino de las personas poniéndolos en conocimientos de desastres fututos. – ¿y cómo se que no inventara nada o leyó mi expediente, maestro?- le pregunta en tono neutral, aunque secretamente estaba divertido, eso provocaría o que se enoje o otra charla larga sobre las virtudes del tarot.

Se cruza de brazos –de acuerdo, puede hacerlo, pero si detecto algún tipo de fraude, no seré su alumno. No me interesan los charlatanes- dice con una honestidad brutal, sin importarle si extraño se escandalizaba.


Mis pensamientos fluyen como río.//Las palabras son mi espada y mi escudo. (#3399ff)
Lo que narro es una cadena de sucesos.
Hago maldades por que mi esencia se corrompió.//Sueño y recuerdo,
trasladándome a una época en que mis plumas eran blancas como la nieve (#339999)

avatar

Dromes :
12564
Reputación :
1
Mensajes :
33

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Lun Oct 16, 2017 10:28 pm

La espera y ese incomodo silencio por fin fue resuelto, pues tampoco quería apresurar la decisión del joven secuestrado mientras la tormenta azotaba, ahora sumándole los aullidos de los canes cuando los truenos rugieron por otro corto periodo descontrolados cuales solo Irmiya fue paciente hasta escuchar aquella pregunta repetitiva ¿No se explicó bien? “Supongo que la próxima tendré que desarrollar más” desde el ingenuo del confiado chamán creyó que su explicación no fue del todo convincente o quizás dejó cosas a medias, solo asintió con aquella sonrisa más no pudo evitar ver a un costado pensativo “¿Lo estaré forzando?” “Oh no, claro que no IMBECIL” sarcástico nuestro tan querido Orisha mientras Irmiya fruncía el ceño sin verlo al menor, la intromisión de la entidad dentro de su cabeza lo molestaba, más cuando tenía que darle una indirecta tan directa como de ese estilo, más volvió la sonrisa, una más cálida y casi adormecida –Gian… Recién hoy te conozco ¿Cómo puedo leer tu expediente?- Puede decirse que en sí… No todos apreciaban la magia como él deseaba, estaba entusiasmado con la idea pero, estaba violando uno de sus principios como guía espiritual “Quien pide ayuda se le tiende la mano” observó las cartas con detenimiento, aquel mazo que tanto amaba –Sabes… Puede que hable demasiado- esta vez estaba mucho más calmado, acariciando aquella baraja para luego suspirar, un fuerte respiro que dio lugar a volver a replantearse –Sabes… Yo te dije que te enseñaría. No quería atosigarte con esto, uno de los medios de la magia arcana vudú dicta que se debe tener fé para dejar entrar a Elegua a tu alma y que te deslumbre… Es confianza después de todo- presionó con fuerza el paño donde yacían sus amadas cartas –Sabes, me duele mucho que la modernidad hasta halla arrasado con ello, ya nadie cree en esto cuando se tienen computadoras, robots, tecnología, avances médicos…- se le erizaba la piel ante el desagrado de esas herejías dentro de su credo -… Muchos niños perdieron la belleza de leer, de imaginar y de creer desde tempranas edades, no se puede obligar a alguien a creer, tampoco se puede hablar ya que la opinión de uno hoy en día arrasa con la diversidad de teorías y el libertinaje de pensamiento, credo y ciencia de uno. Es fascinante, como te puedes terminar corrompiendo si se deja llevar por una emoción…- lentamente ¿Estaba deprimido? “Uruk… Estoy aquí… Uruk” –Sabes… Hace mucho me hubiera preguntado que sería crecer como un niño normal, alguien que solo se ocupe de entretenimientos mundanos, no de la compulsiva necesidad de estudiar cosas en las que ya nadie cree…- sentía como su aura cada vez decrecía más, su esencia era apagada “¡¿Qué haces maldición?!” “¿Y eso en donde nos encierra a nosotros? Oh Vamos Uruk Ishi ¡¿Quién le importa lo que crea el resto?!¡Te seguimos hasta el final maldita sea!” esas voces, extraño que parecieran volvieron a encender la chispa en su corazón “Hay… otras formas”.

-Sabes, no hace falta que seas mi discípulo… Al maestro se lo elige, no importa si yo haya visto potencial en ti ¿No? Todo depende de uno y sin charlas, todo entra desde la percepción de la gente ¿No? ¡Genial!- una sonrisa mucho más animada mientras su voz se aceleraba a medida que hablaba, volvía a alegrarse tanto que debía de contener ese cambio de su cabello que amenazaba con tintar su melena, tomando el mazo de cartas y levantándose apurado de la cama, cayendo en el borde sobre un montón de libros y unos leves quejidos –Ok… mucha emoción…- comentaba con dificultad exhibiendo una mano por el borde de la cama para agarrarse de las sabanas y levantarse, comenzando a buscar en el cuarto una vieja lámpara de gasolina, un par de frascos que guardaba entre el cumulo de cosas, pequeños frascos y una esencia de hornillo, de aquí para allá para colocar los objetos delante del ventana redondo entre los dos cuadros, con soltar el mazo envuelto y sin decirle ni una palabra al joven Gian, estaba ideando algo, como si un rayo de inspiración literaria luz haya descendido por una diosa (Si, quizás sutil referencia a ti, mi hime-sama(?) por último una pequeña banca donde colocó el manto rojo y las cartas bien centradas a un costado, abrió la lámpara y en ella comenzó a arrojar pizcas de los frascos hasta que la llama se convierta en azul –La magia es relativa, invisible ante los ojos de la gente, pero CUANDO PRESIENTES- con una vivaz llama ardiendo en su interior se puso de espaldas al joven para colocar su palma tatuada sobre la llama, brilló y de una espontánea combustión el fuego explayó una gran humareda azul que creció hasta llegar al techo –Muchas culturas explicaron la magia… El cielo y el infierno existen, por que Dios y el Diablo son reales… Hay cantidad de entidades y fuerzas desconocidas Gian… ¿Por qué esos textos que tanto nos gusta leer existen? Son año de investigación y el deso de genios ¡Nunca los menosprecie! Porque ellos han dado a muchos… Una razón de vivir, mentes incomprendidas atrapadas en el abismo de esta tierra…- le daba la espalda aún, sentía que la emoción lo culminaba… Se acercó a la mesa y tomó las cartas y con una grácil vuelta hizo un ademán con la mano para que esa humareda tome la forma de una serpiente, una gran serpiente sin ojos que comenzó a seguir la palma del chamán, recorriendo en zigzag por la habitación hasta Gian donde abrió sus fauces y lo devoró mas solo era humo, esta se disipó y ahora la gran serpiente giraba alrededor de Gian, mientras las velas del ambiente se apagaban quedando solo el brillo del fuego azul y aquella humareda -¡Abre tu mente a las posibilidades! Pues este ¡Charlatán! Se vestirá con sus más finas túnicas en el arte oscuro, la ilusión mágica te envolverá…- los ojos del chamán se tornaron rozados, como dos novas incontenidas de alegría.

Dando uso de su capacidad adivinatoria entre el teatro que explayaba obligó a la serpiente a volver y envolverlo ahora al chamán mientras cerraba sus ojos, una extraña brisa lo envolvía agitando sus dos plumas y su cabello –Presiento… Siento… Lo sigo- musitó y arrojó la primer carta hacia el menor, justo al pie de la cama sobre el colchón –Una victoria será dada, veo veo…- Y el canal espiritual se abría dentro de su cabeza, recreando con ojos cerrados y el meneo de su mano la figura de un beisbolista bateando una bola de humo que también fue dirigida a Gian -… Una victoria, el jueves que viene cuando la luna este en cuarto creciente, un deportista sorprenderá a todos sus espectadores, derribará las mala vibras que acarreó a su equipo… Japón ganará su reconocimiento-


3 de "Basto:


Otra vuelta para disipar aquella figura y retiró otra carta para arrojarla con tal precisión arriba de la carta de antes, a una corta distancia pero logrando llegar justo el punto exacto de la anterior –“Algo azotara nuestras costas” mañana para ser exactos… La gente comentará el caos del agua, veo… veo… Algo poco común, un gran ser inocente fallecerá ante los ojos de los presentes, sus augurios repercutirán en el llanto de los niños…- y reflejó en la humareda una gran ballena branca, casi hasta podía escucharse su cantico, más grande que la cama de dos plazas donde estaba el menor, la ballena se posó sobre él y luego cayó de la nada invadiéndolo con el humo una vez más, solo para luego regresar como una neblina a envolverlo al chamán mientras otra vuelta aun con ojos cerrados retiraba su última carta, arrojándola de nuevo al mismo punto…


9 de Espadas:


-Violenta e implacable… En 3 días…- Y esta vez una mujer hecha una furia entre gritos corría por la habitación hasta Gian solo para gritarle con un enmudecido sonido, solo mostrando su boca y sus profundos ojos vacíos -… En 3 días una mujer arremeterá a los que encuentre a su camino, descalza y con el agua escurriendo de su cabello, desesperada gritando el nombre de “Ikuto”… La noche sin lugar a dudas será preciosa, te sugiero que levantes la vista cuando ella se marche, pues ahí estará Ikuto...- hasta las gotas de su fantasmal cabello caían a las sabanas…


La princesa de "Basto:


Una presentación ostentosa, un show de luces y humo con formas, su aroma era agradable y la energía que irradiaba descontrolado por la emoción sentía dominarlo...


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
61621
Reputación :
3
Mensajes :
118

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Giancarlo Mazzei el Dom Oct 29, 2017 8:18 pm

Había quedado muy sorprendido con lo había dicho, le había cambiado hasta la voz, teniendo un registro más bajo, y el humo s había movido de una manera bastante inusual. No había descubierto cual era el truco, pero era algo definitivamente mágico. O una simple ilusión que no alcanzaba a descifrar. No sabía por qué se había puesto tan negado con eso, especialmente considerando que no era humano, peor no le ponía tranquilo que de un momento para otro se violaran todas las leyes que manejaran el mundo como lo conocía. Apenas se había acostumbrado a ese mundo y de repente, se lo cambiaban de una manera retorcida.

Era importante que había usado la baraja menor y no la mayor? El recordaba vagamente el significado de esas cartas, pero el darle esas interpretaciones era harina de otro costal. Realmente se veía como otra, pero persona. Como esos hechiceros tontos que se leían en algunos libros de literatura fantástica. Suponía que sería Gandalf. Por lo del pelo largo y los comentarios ubicuos.

No entendía por qué también por momentos le tenía ese rechazo visceral, nunca le había pasado antes, pero si tenía que admitirlo, nunca había interaccionado tanto con un ser. Al final suspiro y logro calmarse -estoy impresionado, solo tocara esperar. - lo miro fijamente -maestro, vaya a descansar no hay nada que hacer con este temporal- musito pues mientras habían estado suspendidos en su burbuja, había comenzado a diluviar. Podía sentir el golpeteo de la lluvia a la ventana y el sonido del viento que aullaba buscando devorar sus almas. Estaba seguro que si se acercaba a la ventana vería las luces en el cielo, tratando de destrozar la tierra y purificar a los impíos. Después de todo por eso el planeta s e había cubierto de agua según el mito.

Se escucho un sonido de trueno a la distancia y acaricio al gato – esperaré a ver qué sucede de ahora en adelante, aunque sea no me equivoque, es alguien misterioso. Y definitivamente no humano- dijo con humor, sonriendo por el desafío. Los humanos no eran de esa manera, un simple humano no le cambiara el color de pelo o el tono de voz. Los humanos eran agresivos y egoístas y unas escorias. Curiosamente este idiota no era tan malo.  Además, él tenía aspecto humano y nada más. Ni siquiera sabía si tenía alma. Lo único que sabía es que era alguien imperfecto. Y por eso podía mejorar.

Cuando el contrario se retiró observo los libros debatiéndose entre dormir o quedándose leyendo y agarro un libro que capto su interés y se acostó en la cama a leer, con el gato en su regazo. Curiosamente ya se había acostumbrado a la ridícula prenda que le había dado el contrario. No paso las diez hojas cuando se quedó dormido.  Era algo muy necesario en él, algo esquivo que, sumado a su falta de apetito y tez blanca, lo hacían verse con alguien escuálido y rompible. Algo que con la menor presión se destrozaría en mil pedazos. En ese momento no lo sabía, pero había una razón muy importante por la que podía dormir sin problemas cerca de esa persona.

(una semana después.)
Al final todas las profecías se habían cumplido. Había calculado la posibilidad que eso ocurriera y era 1/120000000. Lo cual era imposible. Era más fácil que ganara la lotería, se casara encontrara a quienes le hicieron perder su pureza y dominara al mundo que todo eso ocurriera como lo dijo y en ese orden. Lo cual le dejaba en un lugar muy peculiar. Debía de admitir que esa persona era algo especial.

Pero aún no estaba confiado. Había investigado sobre las cartas en su momento, naturalmente y había descubierto que por más que s e hacían predicciones más bien era un canal directo para tener una repuesta a preguntas generales y conseguir una perspectiva distinta a quien consultaba. Así que la pregunta era que había leído para tener esas repuestas. Porque todo comenzaba con preguntas. Esa era la mecánica de las tiradas de cartas, por más que no las verbalizara. Y eso le hacía también preguntarse si esa era la única habilidad que tenía. Porque era una habilidad peligrosa


Mis pensamientos fluyen como río.//Las palabras son mi espada y mi escudo. (#3399ff)
Lo que narro es una cadena de sucesos.
Hago maldades por que mi esencia se corrompió.//Sueño y recuerdo,
trasladándome a una época en que mis plumas eran blancas como la nieve (#339999)

avatar

Dromes :
12564
Reputación :
1
Mensajes :
33

Ver perfil de usuario
ÁNGEL CAÍDO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Miér Nov 01, 2017 11:22 am

EL humo lentamente perdía su forma, a su vez que la palma de la mano bajaba su brillo y mostraba una clase de agite, su pecho levemente acelerado como si hubiera corrido, su cuerpo sufría del desgaste mental llevándolo al punto físico, al igual que su cuerpo retomaba poco a poco el color blanco “Quizás me deje llevar por la emoción… Pero que bello fue eso” –Gracias espíritus por su ayuda- musitó en voz baja mientras cerraba el puño haciendo que el brillo se extinga al igual que la humareda comenzaba a disiparse y el fuego poco a poco retomó su color natural, claro que aún quedaba un poco con lo que lograba alumbrar la habitación, las velas se habían apagado y junto con la lámpara la tenue luz lunar y el alumbrado de los rayos ayudaba a dibujar mejor la silueta de los objetos y la cama; Una cosa era hacer una lectura empática a una persona, el espíritu se concentra en leer la energía y las posibilidades, si bien tomaba diferentes rumbos en fin era lectura a un ser… ¿Pero utilizar la capacidad adivinatoria en un contexto mucho más amplio? El espíritu debía de ayudarse de otras entidades para poder realizar una lectura a mayor escala, esto agotaba completamente al chamán al drenar su energía espiritual… Pero gustoso estaba con el resultado, las cartas siempre fueron un medio común donde canalizar con imágenes los resultados, el gusto por el tarot siempre estaba expresado, más claro que necesitaba si o si de los espíritus para lograrlo, los arcanos mayores siempre salían para ubicar a las personas en una línea de su tiempo futuro, los menores en predicciones generales son situaciones mucho más específicas, imágenes en movimiento que inclusive el chamán debía de traducir en palabras.

-Por supuesto…- dijo con una leve sonrisa en su rostro, sin mirarle, solo recogiendo sus cartas de la mesa y guardándolas, llevando consigo la lámpara para compartir el fuego con las velas apagadas… No es que estuviera decepcionado, más que nada era una mezcolanza de sorpresa y dudas por la reacción del menor, pareciera que no es fácil de impresionarlo y el escepticismo rondaba en su rostro, su tono y su forma de dirigirse al chamán, Irmiya quien se mofara de su cultura normalmente se mostraría tan hostil como nunca… ¿Pero por qué no estaba molesto?¿Por qué le afectaba y lo impulsó a develar ese truco? Claro que tenía un As bajo la manga si al menor se le ocurriera hablar pero de igual forma dudaba en usarlo. El presentir algo es muy fuerte, uno decide seguirlo o no, no puedes saber nunca con certeza si estas en lo correcto o que consecuencias traerá, solo algo te da la corazonada que hay algo más fuerte que lo que se ve y se aparenta –Buenas noches Gian... Aunque te equivocas, yo soy humano, mas que nadie me atrevo a decir- dijo simplemente respondiendo con una amplia sonrisa, recogiendo sus cosas, acomodando la silla que uso de mesa y tratando de cerrar los marcos vacíos de cristal del ventanal redondo, antes de despedirse pasó el farol cerca del rostro de los cuadros, mostrando su respeto al despedirse de las pinturas y bajar las escaleras dejando al menor solo en su habitación.

Algo había en el ambiente y era más que el aroma del incienso que abundaba, el viento de la tormenta golpeaba las ventanas a lo cual Irmiya una por una tuvo que asegurarlas, colocando las trabas y luego alguna tela por encima, quizás para poco a poco oscurecer las habitaciones dando por terminada la noche. Su perros aullaba, no se molestaría en abrirles la puerta, en cada clima salvaje (Mas siendo cerca de las montañas donde puede apreciarse mejor el cielo) valientes e intrépidos desafiaban el rugir de la naturaleza. Paseó por un tiempo por el loby, contemplando el sonido de las goteras caer de las grietas del techo y ver los pequeños charcos de agua que entraban por los ventanales rotos “Debería arreglarlo... Algún día” pensaba viendo el desastre del lugar, no bastaba con decorarlo con sus extravagantes adornos, pero en sí ¿Cuándo tenía tiempo? Además de que la nostalgia al pertenecer a su viejo amigo y maestro seguía recorriendo cual fantasma con su esencia el lugar. Tuvo insomnio, se la paso rondando desconociendo que era ese sentir en su mente, hasta que por fin sentado en la banca a la luz del mismo farol se recostó, cruzándose sin razón alguna el rostro de Gian “¿Por qué presiento que lo conozco?” No era raro que no le incomodara su presencia en el hogar pero ¿Por qué se sentía tan a gusto? Hay cosas que nadie comprende y nadie discute, solo quedaba a que el peli plata callera en el sueño finalmente, después de todo se ofreció a llevarlo al instituto temprano así no le causaba problemas al joven. Más sorpresa que al día siguiente cuando fue a despertarlo con una bandeja de frutas para el desayuno... No estaba, había dejado la bata que le prestó con el gato arriba, sin notas y sin sus cosas en ningún sitio -Vaya...- sonrió, no le molestaba, solo rió por lo bajo negando con la cabeza, divertido le parecía aquella actitud tan aislada, más tambien recordando que tenía unas buenas horas hasta el instituto debido a la lejania "Pobre Gian, le dolerán los pies" pero no pensaba en ir a buscarlo, lo dejaría ser como él quería, libre y sin dar explicaciones, firme en las creencias del testarudo peli-violeta.

Una semana después…

Había olvidado buscar en los registros el nombre de aquel alumno y tampoco se preocupó en revisar las noticias o buscarlo para preguntarle si lo que el espíritu le había mostrado se hiciera realidad, Irmiya estaba muy aislado de eso, lo único que hacía esa noche era recordar cuando el joven estaba allí, Hare al pie de la cama ignorando a su dueño sumergido en la lectura de un viejo libro, recordando con una sonrisa esa noche, ese presentimiento latente… Que no sería la última vez que sus caminos se crucen, quizás no hoy, quizás no mañana, algún día.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
61621
Reputación :
3
Mensajes :
118

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: La misteriosa fuerza: "El presentimiento"

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.