6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Entre Balas y Flores || Priv Ayiw

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre Balas y Flores || Priv Ayiw

Mensaje por Stein el Miér Sep 06, 2017 10:50 pm

Stein se encontraba, como siempre hacía en sus tiempos libres merodeando los bosques a las afueras de la ciudad, pues se sentía mejor alejada de aquella jungla de asfalto, donde la contaminación y los crímenes contra la naturaleza eran cosa de todos los días. Pues ella era una ecologista en extremo precavida, llegando a ser vegana. Porque la paz de la naturaleza le daba una felicidad única, estar en contacto con la madre tierra, disfrutar de los riachuelos, la brisa, la flora y fauna del lugar la hacían sentir feliz, aunque en su rostro solo se viera una cara seria, sin rastro de emoción, como comúnmente mostraba la joven, además el bosque era el lugar predilecto para hacer lo que mejor hacía, entrenar. Para una chica criada en combate, que lo único que conocía era la guerra, siempre trataba de mejorar sus técnicas en lugares ocultos de aquel verdoso lugar.

El lugar elegido era un hermoso paramo donde los árboles, obstaculizaban el paso, arboles caídos cubiertos por enredaderas y una vegetación alta cubría el suelo, la luz del sol entraba por aquellos lugares donde los arboles habían caído, dejando una esquema de colores únicos a la vista realzando la belleza de las flores, que brotaban en aquella estación.

La joven vestida con ropa militar, pantalones verdes con patrones de camuflaje, una chaqueta que poseía los mismos colores, una remera del mismo tono sin aquel peculiar patrón, su colgante de identificación que colgaba de su cuello y una boina negra al igual que sus botas de combate, ocultaban a la joven Holy entre la vegetación. Las prácticas de batalla eran comunes, pues entrenaba contra un gran árbol dando patadas y puñetazos haciendo caer las hojas con cada golpe, en su rostro se podía ver determinación, mientras sus puños tenían un tinte rojizo, por los golpes en aquel enorme árbol, un sudor cristalino hacia que su cabello verde azulado y parte superior de su vestimenta se encontraran empapadas por completo y mostraban la cantidad de horas dedicadas a aquel entrenamiento de fuerza.

Una vez termino su entrenamiento de fuerza, la joven de aparentemente unos 14 años de edad se sentó, tratando de practicar meditación, dejándose llevar por los sonidos que la rodeaban, los animales que habitaban aquella zona, los ineptos alimentándose de las flores, el sonido del viento pasando entre las hojas y el sonido de un lobo de color blanco, el cual se encontraba recostado alimentándose de una liebre que había terminado por ser su presa.

Reki entendía que en la naturaleza se diera este tipo de circunstancias y las consideraba normales, aunque ella no comiera absolutamente nada de carne, pero también sabía que existía una especie invasiva, la cual no le interesaba nada de esto y se alimentaba y destruía todo lo que existía, meditaba sobre sus pasos a seguir, que debía hacer para poder lograr sus objetivos, mientras pensaba en ello un silencio abrumador se dio en la espesura del bosque, los animales dejaron de hacer sus ruidos comunes. Su lobo, había alzado las orejas y dio un mensaje de alerta a la joven, quien abrió los ojos para ver de qué se trataba, la audición mejor de los caninos lo habían alertado, alguien un ser de esta especie invasiva se acercaba, ella se quedó inmóvil, dejando ver ambas colt M1911, que se encontraban en sus piernas. Sin decir nada, saco las trabas de ambas armas de fuego automáticas, para un desenfunde mas rápido, en sus ojos color ámbar, se podía mostrar curiosidad y un poco enojo, mientras esperaba que aquella persona saliera de las sombras y diera la cara para mostrar sus intenciones.


avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
4331
Reputación :
6
Mensajes :
181

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre Balas y Flores || Priv Ayiw

Mensaje por Ayiw Kryomi el Jue Sep 07, 2017 9:13 pm

- Las circunstancias eran cada vez más... difíciles. No podía conciliar el sueño, y una parte de ella necesitaba dormir. ¿Necesitaba... o deseaba...? Ya ni siquiera sabía si era verdadera necesidad o si era la fuerza de la costumbre la que hacía sufrir tanto cuando no podía dormir. 

La verdadera ventaja del insomnio, era que podía conversar durante horas y horas, sin interrupción, con Luna. Aquel hermoso cuerpo celeste, brillante, quien había existido solo un poco antes que los hombres, pero después que dioses y sus similes, tenía especial afinidad por conversar con ella. Y Ayiw, escuchaba, aprendía, ideaba y crecía en sabiduría. Su mente y su espíritu estaban más fuertes que nunca... más su cuerpo no podía continuar el ritmo. 



Las horas sin dormir le pasaban factura, y la debilidad con la que cargaba su cuerpo, de por sí frágil, le hacían evitar cierto tipo de actividades. Por ello, lo mejor era huir del tumulto y de las exigencias que impartía la cuidad en su cuerpo, comenzando por la poca cantidad de oxígeno disponible. En su estado hasta eso era notorio, le era una dificultad más en su vivir.


Por ello, a penas y puso un pié lejos del ruido constante, lejos de un motor, lejos del aire enrarecido... su cuerpo y espíritu reposaron. Cada paso parecía calmarla, parecía llenarla de energía y... le hacía inmensamente feliz, el sentir las reverencias y saludos de parte de los inmensos árboles, los más viejos, quienes la reconocían y le daban la bienvenida al bosque. Sonrió y respondió a cada una de las presencias con las que se cruzó. El viento pareció el más fogoso de todos, arremolinándose presuroso entre las ramas para envolverla con un abrazo fresco y vital. Rió con ganas y escuchó que Animalia quedaba en silencio. Negó con la cabeza; siempre tan desconfiados en un principio. 


Sus pasos descalzos, la llevaron por un camino no tan evidente, pero la hierba le susurró con el viento, que alguien había pasado por allí. - Vaya... - murmuró mientras sus ojos un paisaje escondido y recóndito se mostraba. La sonrisa en su rostro, solo podía ser a causa del alivio y la felicidad que le daba estar en aquel lugar... más... sí, sus oídos no la engañaron. Alguien había activado un arma... ¿Dos...? Alzó las cejas y se sentó de sopetón, cruzándose de brazos, inflando mofletes.-


¿Para esto me trajeron hasta este sitio... para encontrarme con más cosa artificial...? ¡Hasta me quite los zapatos como me pidieron...! - se quejó en voz alta "al aire"... claro, le hablaba a aquellas presencias que veía, sentía y oía. - Baje las armas... por favor... no podría soportar siquiera el sonido de un disparo en este momento... - dijo con cansancio, sin voltear a ver a quien portaba las armas.-


"Como cuando ves algo que te hace feliz. 

Verdaderamente feliz."

Улыбается девушка:


- Actúo - 
... Hablo... 
"Pienso"

~Music's time~:
~Gracias Crash c:~
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
59090
Reputación :
4
Mensajes :
545

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre Balas y Flores || Priv Ayiw

Mensaje por Stein el Lun Sep 11, 2017 9:18 pm

Reki observó a la joven que se encontraba, caminando hacia ella, mientras ambas Colt M1911 estaban apuntando directamente, hacia la chica, solo un mal movimiento de aquella joven de cabellos castaños y Reki dispararía sin contemplar un segundo, si se trataba de un aliado o un enemigo. Los ojos ámbar de la joven, que aparentaba unos catorce años de edad estaban clavados en aquella chica.

La chica parecía venir con un andar errante, lo que le llevó a Hibiki, aquel lobo blanco el cual había cenado hace poco a moverse con cautela, para quedar al lado de su ama. -Ama, esa niña no es una amenaza, pelear con ella en ese estado, sería una falta a su honor- Comentó el animal, en un idioma que solo Reki podía escuchar y/o entender. Por lo que parecía que la joven Holly contestaba al viento. -Estás seguro de ello- mencionó bajando ambas armas. Dejándolas en sus fundas nuevamente.

Reki, miró con gran curiosidad mientras la chica decía unas extrañas líneas, entendiendo que hablaba de ella, la joven contestó -No soy un ser artificial, soy de carne y huesos, ¿acaso me parezco a un androide?- Dijo, pues ella conocía muy bien a los seres artificiales, pues su padre adoptivo, Viktor Frankenstein lo era.

-Me parece que no te habla a ti- Mencionó el lobo, al escuchar la línea completa.

-¿Acaso tú también puedes escuchar al viento?- Dio un gran salto, dos metros aproximadamente, para caer cerca de ella, ladeo un poco la cabeza y le observo directamente a los ojos desde una posición más baja, pues ella apenas medía 1.50 metros de altura.

La joven Holy, se había interesado en aquella chica de cabellos castaños y ojos cenizas, más de lo que se interesa por alguien en mucho tiempo. Pues había entendido mal, como siempre y en su cabeza retorcida por la guerra y diversos aspectos de su pasado, pensó en que había encontrado a alguien que la podía llegar a entender. Aunque las voces que ella escuchaba eran de algún tipo de esquizofrenia, la cual había quedado en ella, por las diferentes batallas en el campo a temprana edad.

-Tranquila, puedes hablar- Dijo con calma y un tono tranquilo la mercenaria -No eres mi objetivo, por el momento- Dijo mientras dio una revisión rápida para ver si ella portaba algún tipo de arma. Desde los pies descalzos hasta la cabeza de ella. -No te ves muy bien, ¿quieres comer algo?- Mencionó observando a la chica.

Spoiler:


avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
4331
Reputación :
6
Mensajes :
181

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre Balas y Flores || Priv Ayiw

Mensaje por Ayiw Kryomi el Mar Oct 10, 2017 8:55 pm

- Sentada entre los tobillos, con mofletes inflados, casi en una actitud berrinchuda, claro que no parecía amenazante. Molesta, tal vez; cansada, seguro; pero más que nada, era algún tipo de decepción de haberse encontrado algo de lo que huía con todas las fuerzas que le quedaban en ese momento: artificios humanos. Inhaló con fuerza y exhaló, cerrando los ojos un momento; no debía olvidar bajo ninguna circunstancia que se estaba dirigiendo a dioses poderosos e impredecibles, por lo que no podía perder la compostura por ellos, mucho menos hacérselos saber, MENOS AÚN hablándoles tan confianzudamente como para parecer que les reclamaba algo. La última vez, ante el enojo de Ventus, terminó aterrada en medio de una tormenta eléctrica gigantesca. No, no debía comportarse así.- 

... - volteó con cuidado el rostro cuando escuchó una voz, aguda y nítida provenir de sus espaldas, encontrándose con la vista de una joven, poco más bajita que ella, parada sobre Natura cual si fuese la mismísima encarnación de Tarzán, que se cruzó allí en su camino. Ella desprendía una esencia diferente, muy particular, la cual no alcanzó a analizar que se distrajo al notar que... había una conexión entre ella y ese... ¿lobo? Los ojitos grises de la joven brillaron al ver al magnánimo animal. Quiso abrazarlo y acurrucarse en una siesta cálida en su pelaje, pero... - ¿Eh...? ¿El viento...? - alzó las cejas al tener de la anda a la jovencita frente a ella ¿En serio que no era androide? O mejor dicho, cybor. Ya se había cruzado con una, que le había enseñado valiosas lecciones que le ayudaron en su extraña llegada a la cuidad. - ... - afirmó dubitativa con la cabeza, sin dejar de mirarla. 

"Recuerda que no debemos debelar los conocimientos, Ayiw... La última vez, no pudimos afrontar y superar las consecuencias de dar conocimiento sin preparar la bases mentales para su recepción en otra mente..." habló, quizá algo severa, aquella voz en su mente a la que había nombrado y dominado como Brish. La última vez, varias vidas a su alrededor habían debido pagar por un error de ambas. No volvería a pasar, de eso estaba segura. 


Alzó las cejas ligeramente de más, acabando por sonreír al escucharla. - Gracias, me alegro no ser tu objetivo de momento. - le sonrió un poco más, dejándose observar. Definitivamente, esa chica tenía algo diferente. - ¿Eh...? - se miró hacia abajo y encogió ligeramente de hombros. - Traje algo para comer... ¿No te molesta compartir un momento? - Le sonrió en lo que sacaba de la nada, un inmenso bento. Sonrió en lo que la animaba a acercarse con un suave gesto de la mano. - Tu amigo puede acompañarnos también, interrumpí su cena ¿verdad...?  - miró al cánido y le reverenció ligeramente. Podía oler la sangre, sí. Podía percibir con su nariz MUCHAS cosas, que en la cuidad no.


Vaya a saber usted, porqué razón.-


"Como cuando ves algo que te hace feliz. 

Verdaderamente feliz."

Улыбается девушка:


- Actúo - 
... Hablo... 
"Pienso"

~Music's time~:
~Gracias Crash c:~
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
59090
Reputación :
4
Mensajes :
545

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre Balas y Flores || Priv Ayiw

Mensaje por Stein el Mar Oct 24, 2017 9:47 pm

Reki observo a la joven, que parecía no entender la situación, no era culpable al parecer un choque entre Dioses se estaba dando en aquel momento, algo que no se podía explicar simplemente con palabras que los mortales pudiéramos entender, ella era una enviada de Gea (Gaia) Aquella que había sido catalogada en el cannon de diosa por los antiguos griegos, quienes vieron su poder, como también de los seres que pertenecían a su raza, aquellos que llevaban el estandarte de caballeros, Reki pertenecía a la nueva generación de estos guerreros antiguos.

La señora de la guerra, miro con calma a la joven mientras esta hablaba, esperando su momento para hablar, mientras acomodaba sus cascos, en su cuello, dejando sonar la música que estaba escuchando en esos momentos, por lo general ella utilizaba la lectura de labios para poder entender lo que los demás decían, pero de vez en cuando se permitía escuchar la voz de los demás.

-Sí, el viento. Voces, que llegan como ráfagas de viento, suaves, estables y permanentes. De esas que no te dejan dormir por las noches o te dictan lo que tienes que hacer cuando las cosas se ponen complicadas.- Dijo, tratando de explicar lo que ella no lograba comprender.

Observo como ella sacaba una de aquellas cajas con alimento, de nombre bento en japonés, algo reacia a la comida, que no había visto que contenía. (Cabe aclarar) Por lo general, estas contenían animales muertos dentro de ellas o algún producto proveniente de ellos. Ella no se alimentaba con este tipo de comidas, ya que era vegana.

Algo nerviosa por la caja misteriosa, menciono. –Pues también tengo algo de comer, así que creo que no estaría mal que compartiéramos un poco- comento, tratando de dejar de lado aquel nerviosismo, levantando ambos hombros a la vez, en señal de tranquilidad, aunque su mirada estaba puesta en aquella caja extraña y el de donde la había sacado. El patrón de razonamiento de Reki era muy simple: “Si saco una caja de ese tamaño, podría sacar armas, bombas y objetos pequeños del mismo lugar. ¿Acaso tendrá una habilidad de invocación, como la mía?”

El lobo al escuchar hablar de él, levanto las orejas observando a la joven. Este animal, se podría decir que estaba domesticado, sin perder sus raíces salvajes. El animal acompañaba a la joven de cabellos verdosos hacia todos lados, no era una mascota, por libre elección había aceptado a Reki como parte de su jauría. Por su parte la joven quedo sorprendida al ver que ella se había dado cuenta del vínculo que los unía. Rápida, efectiva y sin demora la joven saco ambas colt, que estaban a simple vista -¡¿Quién te ha enviado?!- pregunto mientras ambas colt apuntaban directo a la cara de la joven de cabellos castaños. Sus ojos se habían convertido en los de una fiera salvaje, no mostraban odio o algún tipo de sentimiento. Fríos, brillantes a la espera de algún movimiento en falso de la chica. -¿De dónde has sacado información sobre mi persona?-

El animal, se acercó hacia donde se encontraban las jóvenes y se colocó en frente de ambas, mientras la pequeña hacia sus preguntas. Recostándose a los pies de aquella que había descubierto aquel vinculo. –Reki, si ella entiende el vínculo, habla con el viento y comprende cosas que están fuera del alcance de un humano común, tal vez sea una enviada de Gaia- comento el lobo, mal interpretando la situación. –Aunque aún no parece entenderme, pero eso es normal, nosotros solo podemos hablar a nuestra familia- en otras palabras era que aquel animal, solo podía ser entendido por Reki, sus palabras resonaban como gruñidos o ladridos a cualquier otra raza o miembro de los caballeros de Gea.


avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
4331
Reputación :
6
Mensajes :
181

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre Balas y Flores || Priv Ayiw

Mensaje por Ayiw Kryomi el Mar Nov 07, 2017 12:37 pm

-Observó fijamente a la joven, mientras le describía sobre las voces. Bien de esas escuchaba... pero no eran las únicas. - Es complicado. Las voces que no me dejan dormir son unas, usualmente de noche o los días donde se les da demasiado poder a los del otro lado. - pensó un poco más.- Las voces que me susurran o que se comunican a través de presentimientos también puedo percibirlas. Pero es algo complejo... - se acomodó el cabello de forma prolija. Implicaba el hecho de distinguir timbres y alturas, de distinguir mujeres de hombres, seres de luz u oscuridad, deidades y seres caídos. Implicaba distinguir intenciones y deseos en esas voces... además de sentir la responsabilidad de ayudar en ciertos casos. En resumen: era COMPLICADO. - 


Lo que sí, solo aparece cuando yo deseo escucharlas. Si están allí o no mientras no les presto atención, no lo sé. Cuando quiero notarlas, siempre están. - cerró los ojos, sintiendo a Natura retorcerse con las cosquillas que ambas hacían sobre la hierba. Era agradable la mayoría del tiempo. 


Sacó nuevamente "de la nada" un termo color rosado con lunares blancos, tan femenino que llegaba a hacer doler los ojos de tanto color. Y acabó por sacar una caja de metal de colores brillantes. Al abrirla, había dulces de toda clase... claro, hechos por ella misma.- Perfecto... sírvete lo que quieras... - la invitó en lo que servía algo de té... que terminó derramado en el césped cuando sintió la reacción por parte de la chica. Parpadeó al notar dos armas listas para disparar apuntándole directamente. Cerró los ojos e inhaló profundamente.-

... te suplico porque no vuelvas a gritar, molestas al Bosque...
- señaló el rededor con una mano.- ... y me lastimas. Me duele mucho la cabeza... - no permitiría que algo como eso le arruinase su día en el aire libre, prefería seguir buscando la paz que necesitaba, cargar pilas para luego continuar con su aburrido y vacío día a día. No permitiría que eso la molestase... nunca pasaban cosas buenas cuando lograba enojarse.- Mira, lo único que sé es que debes calmarte. Te dolerá el estómago si te alteras y comes... - continuó preparando las cosas, habiéndose apartado ligeramente de los cañones del arma. Suspiró y volteó a ver al cánido. No se aguantó y estiró la mano para acariciar su denso pelaje. Sonrió.- 



¿Ves...? Él sabe que yo no  soy enviada de nadie... - acabó por abrazar con cuidado al lobo. El cariño que podía dar era... inmenso. Cual si hubiese nacido para brindar gestos de cariño. Pero... terminó por apoyarse ligeramente de más en el lobo. - Espérame... un momento... por favor... - balbuceó con los ojos cerrados. Se quejó e incorporó, para rebuscar en una morralera donde podía caber solo un libro, na botella de agua. Bebió un poco y volvió a meter la mano, para sacar un pañuelo que mojó y se colocó en la cabeza.- El calor no hace bien... ¿quieres uno? Está bien fresquito... - sonrió con rostro pálido, sirviéndose con manos temblorosas un poco de té.


Con cuidado bebió un poco y sonrió. - Lamento eso... - dijo al lobo, sin saber que él le entendía literalmente lo que ella hablaba. - ... a veces el cuerpo llega a un límite... antes de que lo deseases... - murmuró bebiendo otro poco. En pocos minutos estaría mejor, con el azúcar del té natural que llevaba en el bolsito. - ¿Quieres un poco... y de paso me dices como se llaman? - preguntó ofreciéndole la tapita del termo con líquido caliente. - Pueden llamarme Ayiw... es un placer... - sonrió, a pesar de estar toda debilucha y habiendo sido amenazada a punta de arma.


Siempre era agradable hacer nuevos amigos.-


"Como cuando ves algo que te hace feliz. 

Verdaderamente feliz."

Улыбается девушка:


- Actúo - 
... Hablo... 
"Pienso"

~Music's time~:
~Gracias Crash c:~
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
59090
Reputación :
4
Mensajes :
545

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre Balas y Flores || Priv Ayiw

Mensaje por Stein el Miér Dic 06, 2017 4:11 pm

Hibiki, había sido rodeado por los brazos de la chica, lo que hizo que Reki desistiera de aquel ataque, era extraño que el animal se dejara tocar por alguien que no fuera su protegida. Por lo que unos ojos de sorpresa se mostraron de inmediato en la joven Holy, mirando aquella escena sin poder siquiera decir una sola palabra. Aquel acto, sorpresivo e inesperado, la habían calmado completamente, confiaba mucho en el animal de pelaje blanco.

Reki, quien se había calmado para ese entonces, recordaba cada palabra que dijo la joven como si estuviera escrito en su mente, la memoria de la joven era como un libro, cada palabra cada acto quedaba gravado en sus páginas y las recordaría, posiblemente, por el resto de sus días. Pensando un poco en ellas se dio cuenta de algo – Tus voces y las mías son diferentes. Yo las escucho permanentemente, no las puedo acallar por más que lo desee, están en el aire y el aire siempre está a nuestro alrededor. Por las noches, se ponen aun peor, ellas atacan mis sueños como una bestia al acecho haciéndome recordar momentos de mi vida…- comento Reki, tratando de explicar aquello que le sucedía realmente.

Reki, sometida a la curiosidad, observo aquel termo de colores femeninos, el cual había caído al suelo hacia unos instantes, demasiado vistoso para el gusto de la joven. Lo que la llevo a preguntar -¿De dónde sacas tantas cosas?- Pues no había sido solo el termo, también aquel estuche donde se almacenaba el alimento para el día. Era demasiado, para la atenta curiosidad que aquella peliverde, sentía la necesidad de saber. Aquella misma necesidad de su padre, por aprender cosas nuevas, que se le contagio por la crianza del mismo.

Camino a paso calmado hasta donde se encontraba aquel recipiente, lo tomo y comenzó a observarlo, de un lado hacia el otro, tratando de encontrar el truco. Parecía un simple termo, con ninguna otra propiedad de mantener caliente la bebida, suspiro un poco al moverlo, pues no quedaba una sola gota de líquido en él. Miro a la chica, con una muesca de preocupación, pues parecía estar teniendo alguna clase de nervios, cosa que la militar no entendía bien por qué. – Si… Si… Si…siento haber derramado tu té, seguro debía estar bueno – comento roja como un tomate, pues aquella palabra realmente le resultaba complicada. Pero según su tutora escolar… era correcto pedir disculpas cuando se le hacía un daño algo apreciado para la otra persona. Trago saliva, al escuchar que el bosque se enojaría, aunque le daba curiosidad, como un conjunto de árboles se atrevería a pelear con la hija de la mis misma naturaleza, según los griegos – ¿El bosque enojado? No lo creo… no he hecho nada que le molestara. Además tú dices que te he hago daño y eso es mentira, ni siquiera apreté los gatillos – Comento cruzándose de brazos, con una expresión de enojo, como el de una niña pequeña haciendo un berrinche.

Reki, miro a la chica, directamente a los ojos, aun con sus mofletes hinchados – La bestia, en la que te estas recostando se llama Hibiki- Dijo, tratando de ocultar sus celos por aquel animal de color blanco. –Soy una de los miembros de la casa Frankenstein, mi nombre. Es Reki, pero me conocen como Stein, lo que significa Roca en alemán- acoto con fuerza la chica, mientras miraba a su compañera de nombre Ayiw – Y dime. ¿Qué te trae por el bosque Ayiw?


avatar

Salón :
2 B
Edad :
29
Dromes :
4331
Reputación :
6
Mensajes :
181

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre Balas y Flores || Priv Ayiw

Mensaje por Ayiw Kryomi el Lun Dic 11, 2017 7:37 pm

- Acarició una vez más la cabeza del cánido. En lo que tomaba un dulce de nueces para partirlo en dos con los dientes. Miró a la jovencita, en lo que masticaba con gusto su dulce. Las palabras de ella, calmada y sin estar apuntándole, le resultaron más amenas. Tragó y suspiró.- ... solía escucharlas todo el tiempo, pero logré dominarlas. - admitió metiéndose el resto del dulce en la boca. - Me despertaban y me hablaban constantemente, fue una cuestión personal el dominarlas. Pero lo hice con ayuda de alguien. - admitió antes de tomar otro dulce. Lo degustó, sintiendo el coco entre los dientes chasquear, haciéndole sonreir ligeramente.-


Tengo este bolsito... me lo han regalado y lo he hechizado para que porte las cosas que necesite. - le contó acercándole el bolsito. - Si hay algo que NO necesito, el bolso no permite que lo ingrese... - le comentó, divertida por la curiosidad de ella. Tomó otro dulce y terminó que comerlo de inmediato. - No te preocupes ¿quieres probarlo...? Esta bien sabroso, y es de hierbas naturales... - le dijo en lo que tomaba otro dulce. Sí... tenía hambre y se notaba.- Sírvete... - sonrió al escuchar lo que decía del bosque.- ... a Él no le gustan los ruidos fuertes... - murmuró alzando el mentón, escuchando las copas de los árboles silbar con el viento que peinaba su superficie. - ... y me has asustado mucho, podrías haber lastimado mi mente, si fuese más débil... - le explico con toda la paciencia. Sonrió y probó otro dulce.-


¡Con que Hibiki...! Pues es un placer - acarició el lomo del majestuoso animal sonriéndole con simpatía.- ¿Casa Frankestein...? - murmuró, había oído historias muy locas acerca de aquel apellido. Nunca pensó en conocer a uno de la casa Frank. La curiosidad de Ayiw pareció brillar en la mirada fija de ojos grises, brillantes, que posó en la joven.- No tienes que sentirte mal... si te hace sentir mejor, me apartaré de él... - dijo gateando menos de medio metro lejos del can, antes de cansarse. Se sentó y suspiró, agotada.- Honestamente, necesito paz... - cerró los ojos, bebiendo un poco de líquido ¿habría alguien notado cuándo lo sacó? parecía ilusionista de tan rápido que se movía y hacía aparecer y desaparecer las cosas.- ... necesito recuperar mi cuerpo y mente de un... ligero accidente... - admitió sirviéndose otro dulce.- Come, Reki... hay de toda clase, y los hice yo... - dijo orgullosa de aquello, acercándole la bandeja.-


"Como cuando ves algo que te hace feliz. 

Verdaderamente feliz."

Улыбается девушка:


- Actúo - 
... Hablo... 
"Pienso"

~Music's time~:
~Gracias Crash c:~
avatar

Salón :
2 A
Edad :
18
Dromes :
59090
Reputación :
4
Mensajes :
545

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre Balas y Flores || Priv Ayiw

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.