6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


[Flashback] Negocios, son negocios~

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado [Flashback] Negocios, son negocios~

Mensaje por Megan S. el Mar Sep 05, 2017 3:39 pm

Red no acostumbraba a hacer sus negocios de noche, eso era algo que había quedado claro desde el día en que su verdadera forma había sido descubierta por aquella personas que ahora la manipulaban, pero como era de esperarse, si te controlan, no puedes negarte hacer lo que dicen.

-¿Me vas a decir si quiera como se llama nuestro cliente rata inmunda?-Ahora mismo la chica se encontraba hablando por teléfono con su supuesto informante que le decía siempre lo que necesitaba saber de su cliente para entregar los paquetes, pero, que en esta ocasión parecía estar jugando con ella al no querer decirle datos. La pelirroja se empezaba a frustrar e incluso a enojar demasiado como para querer golpear algo mientras daba vueltas en su habitación del hotel mas cercano donde se encontraba el punto de reunión-No te enojes, no es mi culpa que no me dejen darte datos..solo me dieron ordenes de decirte el lugar, y cuando entrara al lugar-Red solo dio un gran suspiro sentándose en la cama antes de volver hablar-Te juro que si el cliente llega, y pasa esperando mas de diez minutos es a ti a quien despedazare lentamente, y no me importara lo que me pase..disfrutare verte sufrir-Era obvio que la chica no era de un temperamento fácil de tratar, aun mas cuando se trataba de negocios aunque este ultimo siempre la forzaba a ser mas ruda, después de todo los castigos que daban aquellos que manejaban estas organizaciones de mercados negros nunca era suaves.

La pelirroja corto la llamada, y se cambio de ropa rápidamente, sabia que era un bar que tenia algo de clase a pesar de ser un lugar mas visitado por piratas por lo que pensó que debía usar algo acorde, pero al no tener nada parecido solo utilizo la ropa le habían enviado a ultima hora ademas de esconderse entre su vestuario aquella droga tan potente que tenia que entregar "Como odio a ese tipo.. últimamente no hace mas que entorpecer mis trabajos" En sus últimos cuatros trabajos, el chico que se encargaba de los detalles de las entregas le estaba haciendo estos algo imposible, como si lo hiciera apropósito para que fallara, y aunque había intentado librarse de este varias veces reclamando a alguien superior lo único que lograba es que tuviera como respuesta "Ya hablaremos con él" lo cual obviamente no le servia de nada.

Se encamino al bar una vez que estuvo lista, aunque no era la hora, sabia que debía estar un buen rato disimulando en el lugar. Dentro de este solo se dirigió a la barra donde pidió una copa de algo suave para comenzar mientras esperaba mirando con cierta discreción el lugar. Agradeció que no era la única chica en el lugar y habían algunas bailando, lo cual le dio algo de curiosidad-Disculpe, ¿Cuanto le pagan a esas chicas?-Pregunto una vez el barman regreso con su pedido-Su paga suele ser su propina-Red arqueo una ceja, mientras el hombre parecía tener miedo de contestar. La chica fijo los ojos en el lugar nuevamente percatándose que el jefe del lugar parecía estar en el local disfrutando de las bailarinas. Lo entendía, a medias, pero lo entendía, por lo cual tomo un sorbo de su bebida antes de volver hablar-¿Si tomo el lugar de alguna de ellas crees que el jefe se enoje?-Se atrevió a preguntar antes de que el hombre se retirara-Solo has un buen espectáculo y no habrá problemas-La chica no respondió, solo dio otro sorbo a su licor, mientras miraba a las chicas bailar de una manera algo descoordinada a pesar de ser la música algo lenta para que fueran justamente sensuales-Es lo que suelen hacer casi todas las mujeres que entran-Agrego el barman en voz muy baja mientras parecía estar limpiando el vaso-Me consta, solo me aseguraba de....que no seria atacada por la envidia-Le respondió de una forma algo burlona sin dejar de mirar a las chicas mientras una pequeña sonrisa se asomaba en su rostro.

Una vez vio la oportunidad para acompañar a las chicas, dejo su puesto y se encamino hacia donde estaban con cierta sensualidad para ir atrayendo las miradas rápidamente. No paso mucho antes de que se pusiera a coquetearle a cada hombre cerca, lo hacía únicamente con su cuerpo mientras danzaba y les intercambiaba una que otra mirada o sonrisa maliciosa, para que al poco tiempo otros empezaran a animarla.


Vestuario:

avatar

Dromes :
9615
Reputación :
0
Mensajes :
10

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: [Flashback] Negocios, son negocios~

Mensaje por Demian Serkin el Mar Sep 05, 2017 7:55 pm

T
amborileó los dedos una vez más sobre el gran vaso de cognac que  sostenía con cierta vagueza; lo removió una vez más y contempló como el líquido ámbar danzaba dentro del estrecho recipiente antes de echar otro vistazo al local. Era como el séptimo  examen que hacía al establecimiento, si no iba mal su cuenta.  Por aquella época era muy impaciente, debía reconocerlo, no aguantaba estar en tierra por mucho tiempo.  Lo reconocía, no había nada que hiciera que desease alejarse de la mar y del amor de su vida.: El ‘Sévernaya Korona’  que  ya comenzaba a surcar el mar  con solo una semana de vida tras el hundimiento de su antiguo barco. Gran pérdida, sí, pero no se comparaba a la emoción de hacer emerger de nuevo la belleza de su querida ‘Serveko’.  Miró una vez más el  reloj de la pared, aquel destartalado objeto que, además, llevaba diez minutos de retraso. A cualquier otro le hubiera servido ese pequeño placebo, pero para él no.  Su cuerpo adoptó una forma más vaga y relajada. Ya que iba a estar un rato al menos podía deleitarse con las jóvenes que danzaban abiertamente para el dueño del local. Aunque, bueno, solo iba a ser una contemplación muy superficial: Parecían patos mareados, el baile era un arte, una forma de expresar con tus sentimientos  y tus deseos a través de tu cuerpo. Para él era un insulto; pero ahí estaba, Llegando tarde, como bien intuyó al no verla los primeros cinco minutos.  Pudo haberla avisado mas creyó conveniente esperar, desde su asiento, y contemplarla desde lejos: cada movimiento, cada gesto e incluso el tipo de bebida que pedía era registrado en su mente. Aunque solo fuese a verla una única vez, le gustaba saber con quién trataba. Al parecer con una joven bien experimentada en la danza…

Su movimientos mantuvieron sus ojos puestos en ella. Debía reconocer que con lo poco que hacían las demás, el espectáculo era sublime.  Tanto como para provocar una pequeña sonrisa ladina, tal vez pícara, en el pirata.  Al lado suyo se encontraba Elliot ─ con unos años menos, claro─ tenía las facciones menos marcadas y un semblante más relajado. Igual que él contemplaba a la joven bailar.

Capitán ─ Pronunció.

El azabache alzó su mano y con un suave siseo mandó a callar a su comodoro, su amigo y su más fiel acompañante.

Elliot, querido, estoy contemplando el espectáculo. Por fin se ha tornado interesante ─ Sentenció y se inclinó ligeramente hacia adelante, apoyando su  mentón sobre su mano y, a su vez, el codo sobre la mesa. Elliot no tuvo más remedio que respetar la palabra de su amigo.

Podía sentirlo, sus movimientos dóciles y marcados, acompañando cada nota, cada compás como si ella y la música fueran una o, más bien, como si ella fuera la que domara la melodía.  Eso era lo que él sentía al menos. Cuando veía el arte le gustaba, no solo verlo, sino catarlo. Tal vez era muy ambicioso de su parte, pero no podía evitarlo, al fin y al cabo de eso trataba el verdadero corazón de un pirata, poseer toda clase de tesoros, la obsesión por atrapar todo lo que es considerado de valor.  Esta clase de cosas se podía relacionar muchas veces con la nobleza y para un humilde joven, criado en las gélidas calles de Rusia, era muy  extraño que sintiese tal devoción por todo lo que era considerado arte, por muy insinuante que pareciera.

Muchos la veían como una mujer más contoneándose, tal vez insinuándose. No le extraña aquellas miradas, habías despertado ese aire pícaro y coqueto hasta en él.  Incluso su amigo se había venido arriba, alzando sus brazos y lanzando algún piropo que otro. Él lo contemplaba de reojo y esbozaba una pequeña sonrisa irónica, acompañada de una tenue carcajada.  Él no lo hizo, prefirió quedarse en silencio, simplemente observando fijamente. No pestañeaba, tampoco  presenciaba ningún tipo de emoción a través de la implacable máscara que apenas mostraba una sonrisa hierática  y una mirada obsesiva.  Pudo haberle dicho algo o haberle hecho alguna señal cuando esta se acercó, pero de ser así, lo más probable es que hubiese parado. No, mejor era esperar. Unos minutos más no harían daño.




Otras cosillas:

Gracias a la genialosa de Noire por la firma ♡
avatar

Edad :
23
Dromes :
394489
Reputación :
25
Mensajes :
884

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: [Flashback] Negocios, son negocios~

Mensaje por Megan S. el Dom Sep 10, 2017 11:29 pm

Sus movimientos eran lentos y suaves, movía cada parte de su cuerpo al ritmo de la música como si todo hubiera sido previamente ensayado, como si realmente hubiera llegado a ese lugar a poner en ridículo a las demás chicas que habían intentado retomar la atención sin éxito alguno, incluso una se le acerco con su intento de baile para apartarla, pero en vez de la pelirroja parar de forma forzada ante el empujón que le dieron, fingió haberse caído apropósito encima del jefe del lugar que encantado la recibió. Tenia los brazos apoyados en los hombro del contrario y le sonreía con malicia mientras aparentaba acercarse a sus labios, parecía que iba a besarlo y seguramente el hombre estaba convencido de aquello hasta que la dragona puso sobre sus labios dos dedos, negándoselo. Le sonrió de manera mas picarona y le aparto suavemente para seguir danzando con elegancia alrededor de este antes de alejarse.

-Red, el cliente ya esta en el bar...al parecer llego un antes...-La voz de su compañero se volvió hacer presente, claro nadie la escuchaba, la melodía hace unos momentos parecía que había aumentado algo en volumen y rastro de la voz de aquel chico estaba desaparecido entre los gritos de la multitud y la misma música. La joven lo escuchaba porque llevaba un pequeño auricular en su oído que era tapado por su cabello, no podía contestar por obvias razones y tampoco lo haría aunque pudiera-Busca alguien con cabello negros, ojos dorados y al parecer también tiene mechas de ese color-Para la muchacha no hacía falta buscar, había estado mirando a todos que cierto detenimiento en su danza, dedicándoles alguna sonrisa, alguna mirada atrevida por simple entretenimiento, así que para ese instante ya sabia de quien hablaba-Esta acompañado al parecer...y..-La señal de su auricular se corto de la nada. No, no había sido culpa de la joven bailarina, aquello normalmente significaría peligro y que tendría que salir de ahí, sin embargo decidió quedarse sin interrumpir su pequeño espectaculo, si fuera por ella que mataran al pobre idiota pero seguramente luego debería ir a ver que diablos le había pasado.

Noto como mas de alguien intento ser un descarado, queriendo ponerle la mano encima y esta le negaba la oportunidad como si fuera casualidad que justo moviera su cuerpo de otra manera, rechazandole. Se notaba como estaba jugando con su publico para tentarlos a seguir su juego de seducción que en algún momento debía parar, después de todo ella no era una bailarina del lugar, ni venia hacer aquello por mucho que le gustara la atención, hoy venía por trabajo.

La melodía cambio de manera brusca al mismo tiempo que ella daba un giro para cambiar su forma de moverse y aprovechar a la vez de cambiar su dirección a donde se dirigía, queriendo acercarse a su cliente de manera disimulada, fingiendo ponerle la atención a los demás del lugar, como si no supiera a quien buscaba realmente entre la multitud hasta que estuvo a una distancia prudente donde le miro directamente a los ojos. Su actitud no dejaba de ser coqueta, mucho menos cuando ya estuvo enfrente de él, claro, no se detuvo, solo empezó a rodearlo, manteniendo una mano con delicadeza encima de uno de sus hombro, dando una vuelta al rededor de este antes de acercarse lo suficiente a su oído para susurrarle.

-Buenas tardes Capitán~-Se distancio con cuidado sin quitar la sonrisa que llevaba en su rostro en lo que lo miraba, para luego dirigir aquella mirada a su compañero al cual le mando un beso, le había visto caer en su encanto a diferencia de su capitán, y como una niña traviesa decidió jugar con sus emociones antes de alejarse. El show había terminado porque la música había parado, y ella se había ido en busca de su vaso aunque su publico pedía mas. Levanto una de sus manos, moviendo levemente sus dedos en forma de despida para que captaran la idea de que la diversión había acabado, cosa que no aceptaron muy bien al estar dando las típicas quejas de desaliento con un "Aah..".

Red no miro hacía atrás hasta que tomo su vaso, lo miro con recelo y aprovecho el dinero que le había metido en la ropa en lo que bailaba para pedirse otra copa de algo mas fuerte. No tomaría algo que llevaba un buen rato en la barra, y había descuidado, no era una tonta para arriesgarse de esa manera. Con el nuevo vaso entre sus manos, miro hacía el capitán de nuevo, no esperaba que este se le acercara desde un inicio y como tampoco gustaba de hacer esperar mucho a sus clientes, se dirigió hacia donde él, aprovechando la distracción que se había formado en el lugar por culpa de las malas bailarinas, quienes eran la que habían apagado de alguna manera el equipo de música o eso se lograba a escuchar a la distancia, según lo que hablaba el jefe del local.

Ya enfrente de él, sonrió levemente. Había dejado de intentar de seducirle, pero quien diría que la misma chica solía ser de esa manera solo por diversión, y tal vez sin querer parecía seguir intentándolo-Lamento la tardanza~-Fue lo primero que dijo, con su bebida en la mano y manteniendo el otro brazo cruzado-¿Desea que su pedido sea entregado ahora?....¿O en unos minutos mas cuando este mas cómodo?-Su voz había bajado un poco por simple seguridad, sus ojos no quitaban la mirada del azabache, y su pregunta reciente era solo una forma de decirle si quería que fuera ahí u en otro lugar.
avatar

Dromes :
9615
Reputación :
0
Mensajes :
10

Ver perfil de usuario
RAZA ÚNICA

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: [Flashback] Negocios, son negocios~

Mensaje por Demian Serkin el Mar Nov 14, 2017 8:58 am

S
in duda la muchacha tenía un talento innato para seducir a la gente. No obstante de la pareja que conformaba él y Eliott, solo había logrado hipnotizar a su compañero. Él sí que se mostraba ansioso por descubrir más de la chica. La devoraba con la morada como un lobo hambriento, esperando poder hincarle el diente a su carne. Demian se mantuvo, quieto, no mostró un ápice de emoción mas si de interés. La sonrisa que mantenía su rostro destilaba encanto. No era de extrañar que un estafador conociera las técnicas suficientes para identificar a otros de su calaña. La distracción formaba gran parte del veinte por ciento de la operación, la seducción el ochenta por ciento y el resto era la maña que tuviera con las manos y parecía que la chica había superado la prueba. Eliott estaba embaucado, muy pocos lo había logrado.

Interesante ─ susurró desde su asiento, tomando un pequeño buche de su copa.

Fue entonces cuando esperó a que ella se acercase. Al parecer se había dado cuenta de que él era a quien estaba esperando y lo confirmó con aquel inusual saludo. Giró a medias su rostro y la miró por sobre el hombro, quedándose quieto mientras ¿Por qué no? disfrutaba de las carias de una mujer. Seguidamente la persiguió con la mirada en todo momento, volviendo a contemplar sus movimientos, esta vez tratando de descubrir algo a parte de ella que no fueran sus sinuosas curvas. Obviamente, Eliott hizo lo mismo, salvo que sus intenciones eran completamente diferentes. En cuanto la chica regresó, emitió un pequeño suspiro y comenzó a dar pequeños aplausos, pausados.

Bravo, bellissima.. ─ agregó con un acento italiano, aunque se denotaba cierta burla en él. No obstante Eliott tragó saliva ante su cercanía, lo cual le incomodaba en ciertos aspectos. ─ Eliott, querido ─ interrumpió, colocando su vaso frente al rostro de su comodoro, impidiéndole que viera a su vez a la muchacha ─ Tráeme otro, ¿Quieres? ─ agregó. El joven le echó una mirada cargada de resentimiento, no obstante obedeció a su capitán. Bien, ahora podían estar solos y hablar tranquilamente. ─ Parecía que te entretenías mucho siendo el centro de atención ─ agregó con una genuina sonrisa ─ No es asunto mío, solo vengo a por lo que pedí ─ comentó, pero ante las cuestiones de la joven, se inclinó hacia ella, hasta casi estar frente con frente y tomó su mano ─ Querida...con verte bailar ya ha sido suficiente pérdida de tiempo ─ alegó, besándole la mano con un aire seductor, aunque no se contuvo a la hora de lanzar su burla. ─ Me ha dado tiempo de acomodarme lo suficiente, creeme. Aunque debo admitir y, por supuesto, halagarte por tu impresionante trabajo con mi comodoro. Nunca lo había visto tan… ─ hizo que pensaba por un instante, acompañando el gesto con un toque en su barbilla ─ Encantado con una mujer, ni el canto de las sirenas podía con él...empezaba a pensar que su gusto se desviaba hacia otra clase de belleza, ya me entiendes ─ inquirió con una pequeña carcajada, al mismo tiempo que se levantaba, justo cuando su acompañante volvía con una bebida para él y otro para la joven ─ No tienes de qué preocuparte querida, aquí está bien ─ dijo, acercándose a ella para, inclinarse ante esta, acorralandola entre la silla y la mesa, mostrando al mismo tiempo su mano. No quería meter prisa necesariamente, se estaba divirtiendo con el espectáculo de ver a su compañero como un perro baboso tras su golosina, pero no era especial admirador de la tierra firma y comenzaba a extrañar su barco, fuera del agua se sentía como un pez: asficciado.  





Otras cosillas:

Gracias a la genialosa de Noire por la firma ♡
avatar

Edad :
23
Dromes :
394489
Reputación :
25
Mensajes :
884

Ver perfil de usuario
HUMANOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: [Flashback] Negocios, son negocios~

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.