FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Agregar/Quitar Integrantes
Hoy a las 5:55 am por Kisa Hitsugaya

» Nueva busqueda del club de cocina!
Hoy a las 5:53 am por Kisa Hitsugaya

» Ausencia.
Hoy a las 5:51 am por Kisa Hitsugaya

» Este no es un simulacro o.o/
Hoy a las 2:38 am por Desgracia

» Solicitud de Desbaneo
Hoy a las 12:01 am por Harry Blume

» Dreams and Nightmares - Privado -
Ayer a las 11:33 pm por Lia Fáil

» ¿Un elemental sin poderes? [Ziro ID]
Ayer a las 10:18 pm por Alice Sadao R.

» Quiero Sangre || Libre
Ayer a las 10:09 pm por Viktor Frankenstein

» Un frio caluroso [Priv Momo]
Ayer a las 9:26 pm por Yaoyorozu Momo

» Lo que la lluvia se llevó [Priv. Enju Moe]
Ayer a las 8:45 pm por Gabrielle Curie

¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Mejor diablo conocido... [Uruk Ishi Ir]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Mejor diablo conocido... [Uruk Ishi Ir]

Mensaje por John Constantine el Dom Sep 03, 2017 8:04 pm

- Muchas personas cuando escuchan mi nombre piensan inmediatamente en la magia oscura, las maldiciones, los exorcismos, sacrificios de gatos negros mientras dibujo un pentagrama de sangre en el piso y convoco a demonios para vender mi alma a cambio de favores y esas cosas que parecen temas de libros de terror y fantasía. Tambien se algo de eso, pero eso no es todo - Penso John - Pero yo no soy ese tipo de mago. La magia que yo ocupo es la de engañar al universo, y convencerla de una mentira que jamas existió. Y se que he contado un buen montón. Engaño sobre engaño, mentira sobre mentiras,y magia sobre magia. Yo se que si digo alguna mentira de mas, en un punto el universo se pondrá en mi contra.

Las calles de Éadron son oscuras de noche, no sabes de donde puede salir algo malo o algo bueno que se ponga frente a ti y te asalte por tu alma. Claro, eso no preocupaba a John, ademas del hecho de que su alma no la quería ni el mismo, si no que también tenia el poder de enfrentarse a cualquiera que les pusiera cara, así de confiado estaba. Sin darse cuenta, había llegado a una zona residencial que estaba casi abandonada. Era el poco el movimiento que había por ese sector y parecia que su cigarro encendido era la única luz que había por la calle.

- Imagina que estas saliendo de un Pub, felizmente por tu nueva victoria y un poco embriagado por lo que tomaste hace poco, y en medio de la calle esta tu Madre, con los brazos cruzados, haciendo tap tap con un pie y esperando que le des explicaciones. Y por la sorpresa comienzas a decir cualquier patraña que te cruza por la cabeza, es contradictoria e insostenible con algo que te inventaste hace un tiempo y que habías olvidado completamente. Desesperadamente  intentas recordar que hizo que y a quien o cuando, pero tu Madre esta al tanto de que le estas tomando el pelo, da un paso hacia delante y te lanza una cachetada que te deja tonto y ni siquiera tienes la oportunidad de protestar. Así que... ¿que intentas? Pues cambias el tema, desvías la discusión por un enredo de historias y mentiras donde finalmente sales inculpado en su totalidad. Tu madre te felicita y cuando crees que ya te la has zafado, la señora con gran memoria recuerda que ya se la habías dicho algo así antes...

Y ahí es cuando se complican las cosas...


Mucho había estado pensando John sobre su vida últimamente, sobre todo el porque había llegado a esta ciudad. Las cosas no habían sido fáciles en el ultimo tiempo y el llegar aquí podría significar un nuevo comienzo para el. Lejos de toda la basura que habia pasado con anterioridad. Solo necesitaba mantener la cabeza baja e intentar pasar desapercibido ¿Empezar de nuevo? No lo sabia, pues los fantasmas de su pasado lo perseguirían por siempre.

Habia caminado mucho y ya algo cansado porque se había vuelto de noche sin que se diera cuenta se dirigía al departamento que había ocupado, ya que había muchas casas y departamentos disponibles por el lugar sin nadie que las reclamase como suya. Ademas, no tenia ganas de tener que pagar por un arriendo con dinero con el que no contaba. Levanto la vista un poco y se sorprendió al ver a una pequeña niña parada en la mitad de la calle sola, obviamente algo o alguien se tramaba algo entre manos y con la suerte que tenia John, iba a estar en medio de esto.

- ¿Quieres que te ayude en algo?

La pequeña corrió hacia una de las casas que se encontraban a la derecha de John, casi invitándolo a seguirla.

- Claro que no diría nada... - avanzo hasta que quedo frente a la casa donde había entrado la pequeña - podria seguir de largo y olvidarme de esto, estoy cansado...

Pero la curiosidad consumía a Constantine, quería ver de que se trataba todo esto, tal ves alguna ventaja podía sacar. Lo pensó un poco, se fumo todo su cigarrillo y entro a la casa. Al entrar a la casa la puerta se cerro detrás de el, como esperaba, y la temperatura estaba muy fría, aun mas de lo que estaba afuera, así que prendió un nuevo cigarrillo.

- Hey chica! o lo que sea que seas, ven aquí para devolverte con tu madre a ver si te dan una buena tunda...

Desde una de las habitaciones aparece de nuevo la chica, sus ojos eran rojos, obviamente algo había dentro de la pequeña...

- Pero miren a quien tenemos aquí... John Constantine... No sabia que estabas por estos lugares ¿Acaso te ocultas?

- ¿De quien? ¿Acaso no crees que pudiera patear a los de tu tipo en el culo si quisiera?

- ¿Quieres intentar?

- Exorcisamus te, omnis immundus spiritus, omnis satanica potestas... - John sabia que no funcionaria...

- Eres patetico Constantine sumido en la ignorancia, creo que lo que se decía de ti eran solo exageraciones... ¿Pretendes solo que me de dolor de estomago? Deberías saber que todo poder esta en el nombre... y déjame adivinar... no tiene ni idea de quien soy..


- ¿Porque estas aquí para empezar?

- ¿Lo sientes no? Este lugar esta sumergido en la magia, el poder aumenta y creo que es un buen lugar para adquirir unas cuantas almas... pero nunca pense que una de ellas seria la del legendario John Constantine... en el infierno esperan por ti para hacerte cosas que nunca antes habías sentido... se te quiere mucho allá abajo ¿sabes?

- ¿En serio? Que tal si cuando devuelva tu culo asqueroso de vuelta al infierno les das un beso por mi...

- Muy gracioso Constantine... pero sabes que si intentas cualquier cosa, esta pequeña podría salir lastimada... y ambos sabemos que no tienes buenas experiencias enviando pequeñas al infierno... Asi que... ¿Como quieres que te quite tu alma? Puede ser por las buenas o por las malas... oh! Por favor que sean por las malas...


John estaba contra las cuerdas. Huir no parecía una opción y el enfrentarse mano a mano contra el parecía una estupidez debido a lo poco que sabia de combate... ademas, cualquier clase de ataque que intentara podia hacer que la pequeña en la que el demonio estaba dentro podría salir dañada o tal ves peor.... tenia que pensar en algo y rápido...




Ya he tenido mi ración de locura por una temporada, pero como dicen: si no aguantas un chiste, no te hagas del club.
avatar

Edad :
25
Dromes :
4570
Reputación :
0
Mensajes :
16

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mejor diablo conocido... [Uruk Ishi Ir]

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Lun Sep 04, 2017 5:56 pm

Casa de los O´Malley~

Una pacífica noche cubría a Eadrom con todo su esplendor nocturno, mientras muchos civiles preparaban la cena o trascurrían sus vidas personales y tranquilas allí por los barrios bajos y olvidados otras historia se contaba llamando a la puerta de un humilde hogar, ésta rechinó al abrirse gracias a un joven de tez morena y rulos oscuros que con una sonrisa contemplaba de quien se trataba el invitado tras el mosquitero, luego abrió éste para extender la mano del peliblanco mientras con suma alegría exclamaba –Oh Uruk ishi, buenas noches, llegó más temprano hoy- cada semana cuando el sol se ocultaba antes de la cena el chamán visitaba a una familia centroafricana que vivía en esos apartados barrios de la ciudad, conocía su historia: Una familia trabajadora y dedicada al progreso que dominaba a la perfección el japonés que buscó un inicio en Japón consiguiendo un sacrificado trabajo, todo sacrificio para sustentar una mejor calidad de vida y una digna educación a sus hijos, la buena familia “O´Malley”, de sus mejores clientes en su consultorio particula. Hace meses lo habían contactado mediante uno de sus volantes, era inevitable que parte de su cultura natal se enfoque en el Candomblé, una ramificación que veneraba parte de sus ritos a los Orishas africanos, cosa que Irmiya se especializaba pidiendo permiso a sus dioses para el contacto espiritual, la confianza de la familia era leal y pura a aquel brujo con el cual lograban contactarse con su amado familiar que por desgracia del destino fue arrebatado de este mundo y su espíritu le costaba abandonar el mundo carnal para ingresar al Velo Espiritual por sus preocupaciones, la unión que tenía con sus seres amados. Sentados en la mesa, tomado de las manos mientras símbolos dibujados con sal de ajo, velas, hierbas, un muñeco de trapo y la foto del familiar decoraban su centro, el espíritu al que prestaría su cuerpo para saludar a su familia: KandoreO´Malley el patriarca mayor querido de la familia, abuelo de 4 hermosos nietos menores de 15 años, leal marido de la mujer mayor con la que piso estas tierras hace 40 años, su dos hijos padres de las criaturas y sus esposas, los 9 uniendo sus manos para que el Uruk Ishi utilice su lectura empática y mediante los recuerdos de su ser querido rasgue el velo y permita que use su cuerpo unos cuantos minutos, solo para saludar a cada uno cosa que jamás pudo despedirse tras aquel desafortunado accidente fuera de su hogar, Irmiya cada semana lo llamaba para que no caiga en la depresión, viendo como su familia se mantenía fuerte y unida a través de su recuerdo, trayendo paz a su alma perdida.

Una larga sesión se hizo presente, esta vez había llegado temprano ya que el día fue intenso y quería permanecer menos tiempo en trance con aquel espíritu, pero no podía negar que sus dos jóvenes ñetos de 5 y 7 años quisiera contarles sus logros escolares, sentir al espíritu emocionarse y llenarse de orgullo compensaba cualquier desgate físico y mental de la noche dando una satisfacción al brujo, más no negaba que lo dejo más cansado de lo habitual, pues tampoco pudo negar la cena que dieron a su nombre “Verduras al vapor con un puré de moras” el toque agridulce dela comida vegana que solo preparaban como agradecimiento por sus servicios, después de todo siempre querían compensarlo con obsequios por todo el trabajo que hacia sin cobrarles ni un centavo, además ya conocían su sano gusto y sobre todo como cocinaba la dueña de casa era indescriptible de delicioso. Terminado la cena se despidió con el cálido cariño de los O´Malley y vistiendo su capa oscura concluyó su trabajo retirándose del lugar, con el morral ligero pero conlos elementos que utilizó, arrastrando los pies mientras intentaba luchar con el dolor de cabezacamino unas cuadras adentro derecho a la avenida principal, había dejado su motocicleta en una estación de servicio para evitar posibles robos, no se debía llamar la atención masque aquellas calles estuvieran desoladas, nadie sabe lo que pasa cuando la ley tiene nula aparición en aquellos lares.

El cuerpo bajo mientras respiraba profundo para retomar la tranquilidad espiritual propia, sobándose la nuca con la mano para calmar el ligero dolor que allí se había acumulado, era normal que cuando se exponía mucho tiempo a que los espíritus lo poseyeran quedara aquella puerta abierta en el subconsciente, sus sentidos se agudizaban sin que él lo pidiese y el cansancio físico atraía a las entidades que buscan de un nuevo recipiente desesperados sea cuales sean sus razones...Pensando en subir a su motocicleta y llegar a su hogar para tomar un baño y dormir, descansar después de tanto ajetreo ya que esa noche por fortuna no tenía más planes y su grupo no se juntaría, cruzando la calle sumergido en sus pensamientos pasó delante de un sujeto, alto y castaño el cual a primera instancia no dio mucha importancia pero cuando ya había pasado de largo tras su espalda un escalofrió lo recorrió al sonido de un “Ayuda” lo cual generó el reflejo de voltear elrostro para verle… y descubrir que no había nadie. “No me digas…” ya eso fue extraño pero de la misma forma no era tan extraño en la cotidianidad de Irmiya, se imaginaba que su mente en el estado que se encontraba podía tener esos lapsos de tocar el velo, parece que la debilidad de su cuerpo reaccionó a alguna clase de energía sobre la entrada de esa misteriosa calle en particular, por falta electricidad no podía divisarse con claridad, apenas podía ver el reflejo de la luz lunar sobre la calle, las casas y el pavimento completamente vació, se asomó con pasos cautelosos y silenciososmientras su curiosidad lo llevaba a buscar al dueño de la misteriosa voz “¿Ayuda?”, esto no ocasionómás que la simple búsqueda de la respuesta, el por qué aquel llamado de atención, si era un espíritu andante ¿Por qué se manifestaba de esa forma?¿Ayudarlo cómo? Algo le decía que debía adentrarse y seguir por esa calle, sea una trampa o no Irmiya tomaría el riesgo, ante cualquier cosa tenía su mano lista y muy cercade la bolsa que colgaba en el cinto, atento a cualquier peligro.

No podía llegar a utilizar el 100% de su concentración o sus lecturas, más ya en el aire podía notar un calor azufroso y una extraña sensación de “asfixie”, vea por donde vea las casas estaban en silencio y tranquilas… No era extraño que en esa zona estuvieran desalojadas o desahuciadas, pero la calma ya comenzaba a perturbarle a un modo fuera de lo cotidiano, como si su instinto intentara hablarle pero su cabeza desvariaba otras hipótesis, por fin otra voz distinta se escuchó sobre la calle de enfrente, débil y temblorosa “Corre, corre por favor” el llanto de una fémina la cual buscó con sus ojos turquesa, una demacrada y alterada muchacha rubia en el suelo abrazando sus piernas entre dos contenedores de basura, llorando desconsoladamente, podía llegar a presentir levemente una energía particular… No era humana, enrealidad ya había partido del mundo de los vivos y recientemente por su intensidad mientras la localizaba, no era un tipo llorona, esta no estaba enojada, sentpia aquellas vibraciones tristes y sufridas en su entorno, sus gritos significaban su eterno desconsuelo, se acercó con cuidado cruzando la calle y se agachó para estar a su altura y contemplarla

-¿Vas a hacerme daño?- intento entablar una conversación con ella -¿Vives aquí?- inentaba que apartara su cara y se comunicase
-Yo..yo… yo no debí estar aquí- entre sollozos y su voz apenada detrás de la tela hablaba una mujer con la apariencia de una mujer de su edad, rondando los 30
-¿Qué ocurrió? Puedes contarme-
-Vete… corre por favor, corre… o si no… o si no…-
-¿Qué te ocurrió?- mantenía la calma en su habla
La mujer levanto el rostro con aquellos ojos vacíos y repleto de lágrimas, sonriéndole con sumo dolor entre las sombras de la noche –Él volvió… por favor. Ayúdanos-

Ese último “ayúdanos” percató que la mujer no estaba sola, retumbó en su mente y se levantó abruptamente del suelo horrorizado al contemplar que aquella energía desoladora se propagó, ladeo el rostro para contemplar a su alrededor la infinidad de energías que comenzaban a manifestarse y observaban al Uruk Ishi sobre la calle, rodeándolo, vidas que fueron arrebatadas por una oscuridad que contaminaba el ambiente apresándolas, pobres condenados a vagar infelices por la causa de sus horripilantes muertes, esto era causa de alguna fuerza espiritual tanto maligna como poderosa y ahora estaba creciendo opacando sus llantos. Corrió entre las calles desesperado mientras los objetos dentro del morral resonaban cual campanillasy distorsiones y ruidos lograban penetrar su cabeza, era más de lo que podía soportar y torturaba su mente, necesitaba concentrarse, se sentía algo débil lo cual su cuerpo se agitaba con facilidad a cada paso acelerado, apreciando a lo largo de toda la calle aquellas almas que crecían en número, debía de mantenerse cuerdo y fuerte para que ninguno logre entablar un vínculo con él y usar su cuerpo, pero no podía hallar de donde venía aquel olor, no sabía para donde más correr, estaba sin rumbo y perturbado gracias a ellos, estaba por todos lados ¿Qué clase de bestia del averno es capaz de coleccionar almas de esa forma? Podía llegar a maldecir sentir la fricción y ser influenciado con tanta facilidad por el mundo espiritual, más el motivo que ardía en su pecho era el de la impotencia de no poder ayudarlos, no estar en condiciones de albergar alguna alma más o sanarlos, no podía hacerlo sin sus instrumentos adecuados tampoco, estaba cayendo en la desesperación, no sabía como tener bajo control toda aquella situación. En medio de entre todas las miradas vacías mientras luchaba por no perder la cordura, distinguió la figura del castaño que lo había guiado a esa condenada calle, este señaló en dirección a la casa siguiente de donde Irmiya estaba parado, el peliblanco siguió la dirección que apuntaba ya divisando su objetivo –Que Elegua pronto te aguarde en su seno- asintió agradeciendo su ayuda, deseaba con todo su corazón que aquellas almas hallen la paz que no se les pudo dar, que pronto la justicia divina les dejara entrar al Velo Espiritual y ser parte con el mundo como dicta la ley del más allá. Corrió con todas sus fuerzas, agitado y algo adolorido debido al esfuerzo que estaba haciendo, más no dudaba en ninguna de sus acciones, solo en lo que realmente ocurría o el por qué.En la puerta de aquella casa colocó la sal de ajo a lo largo del umbral mientras iniciaba su típico cantico acelerado debido a los nervios-“Pido tu fuerza Elegua, aquellos que albergan el mal y sin corazón que no pasen de esta puerta”- selló la entrada, comenzó a esparcir desesperado por el marco de la ventana contigua y así sucesivamente mientras rodeaba la casa siempre con la misma frase, manos temblorosas y algunas gotas de sudor rodaban por su frente abatido por la carrera contra el imaginario tiempo, no deseaba que lo que sea que habite dentro no arrebatara otra vida inocente, planeaba destruir la casa con el espíritu adentro si era necesario.

La casa casi estaba sellada por completo, más al seguir de largo hacia la parte trasera pasó sin ver la sal por una de las ventanas, se detuvo justo a segundos de dejarla, pareció ver algo de forma rápida… Se asomó con cuidado y algo dificultosa su vista en la oscuridad pudo apreciar la fuente de aquella maldad a través del cristal… Una niña humana la cual podía distinguir un halo de fuego, tenue y leve rodearla… “Joder, Un Drude de la Gula” supuso a simple vista más no pudo evitar que la sangre se le congelara ante aquel espantosa escena, un alma albergando un demonio y otro humano adulto cara a cara, no podía permitir que ese maldito juegue con el límite de ambos mundos una vez más, desde la ventana estudió la situación intentando tener la cabeza fría, tomó dos runas de la bolsa bajo el tapado y sobre la palma tatuada comenzó a cargar su anillo con la energía para controlarlas, la magia fluctuaba sobre aquellas runas talladas en la piedra lunar y como estrellas brillaron mientras se elevaron, desde su ángulo era difícil pero no perdería con intentarlo, siendo cuidadoso de apuntar en el suelo, justo entre ese espacio muerto que los separaba calculó donde serían arrojadas, tardó un microsegundo en calcularlo más en cuanto se encendieron las luces encandiló la habitación con su intensidad, deseando que la humana poseída se centrara en su origen y esperando que el humano lo note antes -¡Atrás!- alertó tras el cristal esperando a que tomara precaución, estas furiosas runas con la señal de un chasquido fueron disparadas atravesando la ventana creando una lluvia de fragmentos cristalinos, 2 estrellas cual misiles directo al suelo en el espacio que había apuntado se estrellaron una alado de la otra, generando una pequeña explosión controlada en la madera similar y generando una polvareda para dividirlos -¡Corre atrás, rápido!- agitó su mano señalando más adentro de aquella casa hacia el humano más no pudo ver mucho tampoco si le había hecho caso, no tenía un plan en mente, quizás fue su impulso que quería intentar frustrar el intento de llevarse una vida antes que la de la pequeña, no podía ser arbitrario y suponer que había logrado algo más que una distracción mientras corría. Tonto fue el chamán que no notó por accidente entre la desesperación arrojar la sal al suelo, toda su misión principal se vio volcada al caos de la improvisación y llegar a ver si el humano podía salir vivo de allí. La carrera continuó mientras escuchaba sus jadeos, agitado por el esfuerzo físico que su mente lo obligaba, tonta torpeza que no vio una roca incrustada en la humedad del jardín, tropezó antes de llegar a la puerta trasera, cayendo de lleno su rostro en el húmedo fango del patio trasero y su morral siendo despedido lejos de él a unos metros por el impulso –No ahora…- susurró mientras apartaba con sus manos el barro de los ojos que nublaban su vista, más se dificultaba tener resultado con las manos también sucias, no podía saber si el humano llegó pero esperaba haber causado la distracción suficiente para darle tiempo.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
31
Dromes :
33485
Reputación :
0
Mensajes :
49

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mejor diablo conocido... [Uruk Ishi Ir]

Mensaje por John Constantine el Sáb Sep 09, 2017 11:47 am

El ataque había sido totalmente inesperado para John y le llevo un par de segundos comprender que era lo que estaba pasando, y unos segundos también demoro en reconocer el olor a magia que habían utilizado en esas runas, no recordaba la ultima vez que había conocido a alguien que aun usara ese tipo de hechizos... probablemente ya estaba muerto hace mucho tiempo y seguramente por culpa de John. Todo ese pensamiento finalmente lo llevo a saltar por la ventana en dirección a la parte de atrás tal como le había dicho el desconocido ¿Por que obedecía? Suponía que no tenia otra opción y la situación ameritaba salir huyendo de aquel lugar.

[ Estupido! Estupido! Estupido! Mi cerebro debe de estar hibernando, he tropezado con el mal con ambos pies.] Un sentimiento de miedo presionaba el pecho de John mientras corría ha encontrarse con su desconocido salvador. Intentaba no reírse de su propia estupidez.[Quien sea que me haya ayudado le debo una, pero no se lo diré, lo ultimo que necesito es un peso mas que llevar en mi consciencia.]

La situación no era la mejor, algo estaba dentro de aquella chica y no saldría tan fácilmente. Las almas que habia adquirido durante todo este tiempo atrayendo a pobres diablos hasta sus agarras (Incluyendo a John) lo había vuelto mas poderoso de lo que normalmente debía ser. Esta situación lo recordaba a lo sucedido hace muchos atrás con Astra en Newcastle... No... No podía volver a pasar. No podía volver a perder a una niña inocente por su incompetencia.

[Buscare a mi salvador y ver quien demonios es ¿Tal ves un viejo conocido? No creo, no tengo demasiados viejos conocidos, y si así fuera, no creo que hubieran intentado salvarme.]

Jadeante John comenzó a caminar despacio hacia la parte de atrás de la casa, intentando no llamar la atención de lo que fuera que estaba dentro de la casa. Al saltar por la ventana ni siquiera pensó en mirar hacia atrás y ver que había sucedido con su enemigo, la sorpresa pudo haberlo dejado paralizado pero seguramente después de la sorpresa vendría el enojo, la ira de haberse sentido ridiculizado al dejar escapar una presa así de valiosa. Seguramente no se iba a dar por vencido, no mientras tuviera alguna oportunidad de capturarle.

Al estar a punto de llegar al punto de reunión que desesperadamente había hecho el desconocido observo en el piso una pequeña bolsa apenas visible. John se agacho y la tomo en sus manos sintiendo rápidamente la magia que estaba dormida dentro de la bolsa esperando para ser despertada. Solo demoro un instante en entender que era lo que estaba allí dentro: Las runas que lo habían salvado hace un par de minutos atrás. Introdujo la mano en la bolsa y saco un par de runas para guardárselas en el bolsillo. No sabia si en algún momento las podía usar el.

Penso el quedarse con la bolsa completa y nadie podría haberlo sabido, pero entendía que podía ser mas útil para su legitimo dueño como lo había comprobado hace poco. Siguió avanzando y al dar la vuelta a la esquina de la casa observo en el barro camino hacia la puerta una persona intentando poner sus cosas juntas limpiándose su cara sin lograrlo. Era un espectáculo algo vergonzoso.

- Ejem... ¿Se puede saber quien demonios eres?




Ya he tenido mi ración de locura por una temporada, pero como dicen: si no aguantas un chiste, no te hagas del club.
avatar

Edad :
25
Dromes :
4570
Reputación :
0
Mensajes :
16

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mejor diablo conocido... [Uruk Ishi Ir]

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Sáb Sep 09, 2017 8:32 pm

Luchaba y se quejaba intentando sacar ese fango de sus ojos, no podía simplemente, sus uñas al ser tan largas habían acumulado una buena cantidad y la tierra era tan húmeda que aunque agitara las manos este no se desprendía en su totalidad, inoportuno fue que quedara de esa forma indefensa con una criatura rondando y un humano desprevenido, más cierto confort sintió al escuchar las pisadas acercarse, aquel eco del tacón sobre la seca tierra y el pasto, más la respuesta no fue la que esperaba, también la tensión que sentía y el agite no ayudaron mucho –Oh si de nada- un tono sarcástico y algo desmedido a lo que normalmente respondía, pero no le agradaba que le preguntaran de esa forma su nombre, ladeó el rostro para intentar abrir un ojo y verle más la imagen del gran hombre duro unos segundos antes que un poco de fango se adentrara en el ojo –Por los dioses…- estaba algo alterado por los sucesos, también molesto comenzó a limpiarse con la tela del abrigo de sus antebrazos, por fin pudo quitar el exceso más un ojo ahora estaba con la visión borrosa y ardía por la tierra que entro en su iris más el otro con total normalidad podía ver, su cara ahora oscurecida por habérsela frotado, parecía que el albino al fin estaba moreno y no por el sol –Preocúpate por saber que demonio es ese o correr, solo soy el que evito que te llevaran al velo de una mordida- con mucha dificultad se levantó del suelo, luchando con la succión del charco fangoso que se pegaba a su pantalón y la zona baja de su abrigo, pasos más pesados y logró salir de allí solo para retirar aquella prenda que lo estorbaba, vistiendo una camisa blanca casi abierta con todos sus colgantes y collares, piedras y cuencas de madera que resonaban al movimiento mientras se reincorporaba, sus botas y su pantalón hasta las rodillas estaban ahora con ese asqueroso lodo tapándolo, más eso ya no impedía su movilidad, volvió a observar al contrario –No me molestaré en preguntarte cómo estás… Veo que bien- “Si estas vivo después de todo” el responde de forma justa más no le importaba sonar agresivo, no era momento y además podía ver que logró escapar.

-Eso…- cuando bajó la vista hacia una de las manos reconoció aquella bolsita de tela, eran sus runas de piedra lunar, sin divagar mucho más dio un manotazo para quitársela, eran realmente importantes, ni se molesto en tantear el peso -…Es mío, gracias- dijo sin muchos ánimos más luego esbozó una sonrisa, en parte el haber evitado que el espectro demoniaco no se haya llevado otra alma, tenía la determinación de salvar a la última que estaba siendo poseída, no tenía más remedio que intentar un exorcismo forzado, más ahora tomaba el morral que cayó a unos pasos y juntó rápido algunos frascos y otras bolsas que habían caído –Sigue tu camino, tengo que salvar a esa niña- dijo su misión sin más y con la mano completamente sucia la apoyó sobre el hombro ajena dando 3 palmadas ligeras, dejando su huella en el abrigo y pasando por alado de él sin darle oportunidad a lo que dijera algo o lo intentara.

Llegó a la puerta trasera y en el umbral comenzó a buscar en su morral la sal de ajo, sin mucho éxito pudo notar que la bolsita no estaba –No me digas…- revolviendo todo su interior no había encontrado nada, no podía continuar sellando el lugar, logró escuchar como un feroz rugido resonaba por toda la casa, desde su interior, no sabía bien como era su voz, más podía presentir como esa fluctuosa y horrible energía se acercaba enfurecida, no había mucho tiempo, sacó un frasco pequeño con cenizas rosadas, vertió el contenido en la palma tatuada y comenzó a brillar cargándolo empáticamente, su energía pasaba a ser un sello sobre las cenizas –Orisha Elegua, padre y señor de los dioses, concede rasgar el velo y que de esta puerta no pas…- mientras lentamente colocaba la ceniza en línea recta sobre la puerta de esta no llegó a ver qué fue que lo golpeó, lo impulsó hacia atrás como si se tratase de un gran impacto sobre su cabeza, lo cual cuando pudo levantarse de la frente comenzaban a brotar gotas de sangre, mezclándose con la suciedad de su rostro, levantó la vista y apreció a la pequeña niña, pareciera que le hablaba al humano que antes amenazaba “¿Qué tiene ese tipo?” solo pudo preguntarse mientras volvía a retomar la postura y de su bolsa retiró dos runas más, las cargo sobre el tatuaje y de nuevo las dos estrellas se mantenían suspendidas en la palma de su mano -¡Déjalo!- exclamó y de un chasquido una vez mas las estrellas se dispararon esta vez a las dos columnas que sostenían en techo, gracias a la mitad de la línea de cenizas logró mantenerlo a buen margen, cuando el techo calló se escuchó el quejido del demonio más aún su esencia estaba clara, la niña no había sufrido el impacto “Eso estuvo cerca”.

-¡Oye tú!¿A qué rayos estuviste jugando?¿Te dijo que buscaba?!- se limitó a preguntar a distancia, el interés o la motivación de aquel demonio debía derivar de algún lugar, algún tipo de trato, juego, invocación… algo debería haber pasado para que se empecine con un alma de aquella magnitud, más por que aquella criatura solo había advertido a Irmiya más no mostró interés en continuar atacándolo, las maderas que bloqueaban la entrada comenzaban a incendiarse.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
31
Dromes :
33485
Reputación :
0
Mensajes :
49

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mejor diablo conocido... [Uruk Ishi Ir]

Mensaje por John Constantine el Dom Sep 10, 2017 9:56 pm

[Hace un tiempo tenia una amiga, su nombre era Antonella. Era una buena chica, algo severa pero buena al fin y al cabo. Teníamos mucho en común, y si, había una atracción entre nosotros pero nunca se concreto, había otro hombre creo... siempre es así ¿no? Y aunque ella no era mi confidente, a menudo la llamaba cuando estaba borracho y luego sentía lastima por mi. Después de un trabajo horroroso en el que estuve involucrado la llame y estuvimos hablando un rato, yo le pregunte: "¿Porque siempre acabo en los peores lugares?" y sin vacilar un segundo, ella respondió: "¿No lo ves, John?... Eres tu el que los hace peores"]

La situación no mejoraba y su salvador no parecía actuar como esperaba... ademas le parecía un idiota. Claramente era un mago como su viejo conocido, pero este no parecía entender la situación en la que estaban ¿Que seria de el si no le hubiera entregado la bolsita de runas? Parecía un poco perdido de la situación y John no quería que fuera un estorbo, ademas que el demonio no parecía demostrar interés en su... ¿aliado?

- ¿Que busca? Almas pues, ¿acaso eres novato en esto?, aunque fue un lindo truco el que hiciste allí amigo, y también un desastre dicho sea el paso - encendió un cigarrillo - pero lo malo de tu magia es que necesitas mucho tiempo para actuar, y obviamente objetos, los demonios no te darían ese tiempo, deberías agradecer de que estuviera aquí para llamar la atención de esa cosa, si no probablemente estarías muerto o peor.

¿Podia haber algo peor que la muerte? Claro que si, cualquiera que haya dado una vuelta por el infierno podía saber que era lo que pasaba allí, ademas estaban las almas que aun deambulan por nuestro plano, almas extraídas de sus cuerpos de manera súbita y que no saben donde demonios ir o donde están, un sufrimiento eterno para algunos... y para los mas afortunados vivian dentro de la mente de las personas que culpaban de su muerte... como era su caso ¿Es que nunca iban a dejar de culpar a John por eso? Esta bien, no era momento para volverse melancólico, tiene que volver al juego y evaluar sus opciones

¿Podría usar al chico como carnada? No. No podía seguir sacrificando a otras personas que no tenían nada que ver con sus problemas, por mas raros que sean esas personas. Lo mejor era decirle que se fuera de allí y el ya vería como se libraría de ese demonio.

- Creo... que es momento de que te vayas, ya me salvaste el culo una vez... no hagas que yo tenga que salvarte el tuyo
- vio como comenzaba a sangrar de la frente - deberías verte eso...

Al menos había hecho un buen trabajo al intentar mantener atrapado al demonio dentro de la casa, así le daba tiempo para pensar en que hacer. La pequeña niña estaba en medio del conflicto, no sabia si su alma había sido reclamada aun pero por ahora quería ser algo positivo y pensar que aun había oportunidad de salvarla. Aunque todos sus sentidos le decían que se marchara de ahí, claramente el demonio quería un pedazo de el... ¿Eso no pasaba siempre?... podía huir y volver con un plan, alguna estrategia o arma que le ayudara a derrotarlo... Tal vez era su mejor opción.

No. No era opción, no podía dejar un cabo suelto de nuevo, esto lo perseguiría por el resto de su vida hasta que se ocupara de esto... SOLO... debía hacer que el tipo que sangraba saliera de ahí...

- Hey! como sea que te llames... haz un muro de humo y desaparece de aquí, esta claro que no esta al nivel de esto...




Ya he tenido mi ración de locura por una temporada, pero como dicen: si no aguantas un chiste, no te hagas del club.
avatar

Edad :
25
Dromes :
4570
Reputación :
0
Mensajes :
16

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mejor diablo conocido... [Uruk Ishi Ir]

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Lun Sep 11, 2017 7:14 pm

La respuesta del ajeno mientras encendía aquel cigarrillo sinceramente no fue la de esperar, esto hizo que el Uruk arqueara una ceja mientras sus ojos estaban completamente abiertos, capaz aun el efecto de shock y la tensión estaban dominándolos, seamos claros estaba muy susceptible con el tema de tantas almas en pena en la calle, no podía evitar intentar cubrir el pánico de que alguno de los suyos tomara partido en cualquier momento y sin ningún plan en mente estaba jodido si eso llegara a pasar, ya que también en parte era cierto que sus trucos no servirían ante una entidad de esa magnitud, además solo podía causar distracciones con el trucaje cual mago de circo, pero ya estaba colmándole la paciencia el ajeno con aquella actitud relajada “Fumando… en esta situación ¿Quién rayos se cree?” solo podía atravesarle por la mente mientras observaba las brasas consumirse gracias a la calada ajena, le parecía sospechoso que un simple humano que pareció estar enfrascado en una situación complicada ahora actué de esa forma, aunque bueno, tampoco es que Irmiya haya tomado un buen partido, necesitaba pensar con claridad y tiempo ¿Pero cómo tenerlo si esa bestia estaba lista para dar un nuevo ataque? Las llamas comenzaron a ocasionar una gran humareda, el sonido del crujir de la vieja madera desplomaba, quebrajarse y consumir lentamente en cenizas, más solo podía fijarse atento a lo que el contrario seguía balbuceando, creando que un leve tic encarne en su ceja mientras sentía una inexplicable ganas de lanzarlo al fuego, “Oh espíritus, líbrenme de esta asquerosa sensación” solo podía pensar en que sus deidades hagan magia sobre él y volver a tomar la postura, respiro hondo y pensó bien en cómo se iba a dirigir.

-Oh almas, por supuesto, deberías entregarle la tuya y pedir un carro para largarte de aquí tú- hizo crujir su espalda en cuanto retomó una postura más erguida, tomó del morral otro frasco con sales rojas y un paño azul, al desenrollarlo sobre el suelo develó un arsenal de hierbas secas, tomó un uñado y las trituró contra su palma utilizando su carga energética para poder concentrar su magia allí –Ya bájate del podio hombre, que lo único que has estado haciendo es ir de aquí para allá cotoneando tus plumas de pavo real, yo por lo menos no caliento la banca y estoy tratando, ahora tú sal de aquí, no deseo que otro civil muera, tengo que exorcizar a esa niña y pur…- Interrumpió sus palabras mientras vertía las yerbas en el frasco “¿Por qué me molesto en contarle?” -…Ya, vete de aquí, intentaré encaminar un plan - la batalla de “lárgate” más absurda, tomó el cigarro entre los dedos del ajeno –Buena idea hombretón, cuando quieres puedes decir algo útil- confiado y decidido dio una calada del cigarro hurtado y expulsó el humo dentro del pequeño contenedor con la mezcla de las sales y las hierbas, lo cerró y lo agitó mientras ahora el sostenía el cigarro en sus labios, dando una buena calada, la nicotina sí que ayudaba en esos casos –“Invito a los espíritus a este gran Sabbat, celebren conmigo en nombre de nuestro señor Leviatán… Galopen salvajes y abran las puertas de infierno y ayúdenme a enviar a su hermano de regreso”- abrió el frasco y junto con una buena calada del cigarro sopló con fuerza haciendo que todas aquellas extrañas cenizas se esparcieran lentamente por el aire, tan densas y con un color rojo vivaz, una cortina de humo rodeó al chaman haciendo que esta mezcla se adhiera con facilidad sobre él, tiñendo su ropa y su cabello, luego soltó el frasco vació y concentró la energía de su tatuaje en la palma para controlar aquella nube, creó la bella ilusión de 4 corceles, mantuvo la mano suspendida sobre aquellas bellas ilusiones, las cuales ahora como un lejano eco parecían tener voz, en suaves relinches mientras sacudían sus cabezas –Rodéenlo- ordenó mientras el brillo del sigilo del purgatorio brilló con más intensidad y los corceles levantaron sus patas delanteras agitándolas seguido de su característico sonido, corriendo en cuanto las maderas hicieron combustión terminando en otro estallido, allí estaba de nuevo la niña, con aquella terrorífica aura en llamas a sus espaldas.

Dejo el cigarro consumirse en el suelo, ya a medias después de la cantidad de caladas que tuvo que proporcionar para el humo ¿Si tenía un plan? Claro que sí, pero que lo iba a cumplir eso era otra cosa, con la mano libre tomó lo último de su galera(morral) una botella de vidrio con agua, que arrojó al contrario –Toma, báñate con eso para que no te toque, deja un poco para arrojárselo si se te acerca, vete- dijo con aquel tono serio sin perder de vista ni bajar la mano con el tatuaje resplandeciente, la niña corrió queriendo acercarse, más los corceles de humo rojo detuvieron su paso, levantándose con sus patas traseras y rechinando y amenazando con sus cascos, desde ya no podían tocarlo pero su aroma particularmente más la carga espiritual del chamán hacía que el demonio sintiera una gran repulsión ante esa mezcla –Sales Himalayas, sangre virgen y hiedras secas… Nunca fallan- “Y un poco de carga mágica" una sonrisa ladina y confiando, creía tener la situación bajo control, más sorpresa una vez más la entidad que habitaba en aquel frágil criatura de un rugido desvaneció una de las figuras, dejando solo una estela roja y restos en el suelo –Carajo… por los dioses- intensificó el brillo y los corceles comenzaron a girar a su alrededor, intentando evitar aquellos rugidos tan potentes que desarmaban parte de su cabeza, patas y melenas, debía hacer que se mantenga quieto mientras los caballos formaran un circulo, tras disiparse en el suelo aquel circulo evitaría que pase la niña más no el demonio dentro -¡Quédate quieto por el amor a Elegua! Necesito tocarlo para absorberlo…- planeaba usar a Mai Rai si conseguía que los caballos lograran terminar de dibujar el circulo, con él en su cuerpo tendría la agilidad suficiente para acercarse tocar a la niña y combatir al demonio en su interior al abrir el canal espiritual, más su cansancio volvía a golpearle recordándole los golpes y el desgaste de esta noche –Oye tú… Corre de una vez, esto se va a poner muy feo- dijo sin mirarlo mientras sus dos plumas de la cabeza se encrespaban, sinceramente no sabía cómo contener la ira de a bestia, estaba entrando a desesperarse, no sabría como obligar al demonio a dejar de atacar, tampoco sabía de que forma iba a llegar a la niña, ya estaba temiendo que su pellejo se vería en juego.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
31
Dromes :
33485
Reputación :
0
Mensajes :
49

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Mejor diablo conocido... [Uruk Ishi Ir]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.