Bienvenido a la ciudad de Éadrom, donde la alianza entre humanos y seres sobrenaturales se hace cada vez más fuerte y posible ¿O no?
CONOCE MÁS SOBRE LA HISTORIA
AMBIENTACIÓN
CONOCE NUESTRA HISTORIA

Diciembre 2018
Durante muchos años, miles de seres sobrenaturales fueron cazados hasta la extinción. Hoy, existe un "rayo de esperanza", situado en alguna zona de japón llamado "Éadrom", donde es posible la convivencia entre seres sobrenaturales y humanos.

Cubierta por un manto de protección, la también llamada "Ciudad de la Luz" sirve de hogar para muchos que aún lo creen posible, otorgándole educación a las jóvenes promesas sin importar su raza en uno de los institutos más grandes de todo Japón: el Instituto Takemori.

ESTACIONES
cambiantes cada día

SISTEMA MONETARIO
Monedas: Dromes
Billetes: Soilses

Shiki Topsite!


CONEXIÓN
bienvenido a la ciudad éadrom
Conectarse

Recuperar mi contraseña



NAVEGACIÓN
links importantes



BÚSQUEDAS DE ROL
¡Publica tu búsqueda aquí!

BÚSQUEDA
Se buscan temas
POR Jestro Jokster
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK
A ESPERA
Título de la búsqueda
POR NICK


ÚLTIMOS TEMAS
de habitantes
Últimos temas
» Se buscan roles
Hoy a las 10:54 am por Millicent Valnor

» Dragon's Heir | Priv
Hoy a las 9:38 am por Zackary Argyreon

» La estatuilla
Hoy a las 8:43 am por Lucielle Valnor

» ¡Búsqueda!
Hoy a las 7:43 am por Troya

» ¡Juguemos juntos!
Hoy a las 7:33 am por Troya

» I can't help falling in love with you~ - Priv. Trent
Hoy a las 1:23 am por Trent Strauss

» Negocios turbios [Priv.Velkan]
Ayer a las 9:20 pm por Saya / Ayami

» ►Boisseúx Graphics◄ {Taller Gráfico} |ABIERTO|
Ayer a las 9:17 pm por Troya

» LIBRO DE FIRMAS
Ayer a las 8:17 pm por Kureiku Han

» TROYA ID *-una niña maldita-*
Ayer a las 8:16 pm por Luka Crosszeria



MINI ANUNCIOS
¡colabora con la comunidad!

SE NECESITAN PROFESORES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí
NECESITAMOS LICÁNTROPOS & ÁNGELES
Daremos una recompensa de 3 000 dromes. Reclámala aquí



MEJOR POSTEADOR
¡de esta semana!




¡FELIZ CUMPLEAÑOS!
¡colabora con la comunidad!






Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Sáb Sep 02, 2017 10:59 am

Viernes 8:27 p.m – La iglesia del Uruk Ishi~

Una noche de tormenta y lluvia azotaba a la ciudad esa noche, las maderas del templo crujían y podía escuchar azotes cada tanto de las puertas por la fuerte brisa que se colaba por los vitrales rotos de la iglesia con furia y su peculiar frío gracias al clima de las montañas, los perros aullaban bajo la lluvia como una manada de lobos que le cantaban con osadía y su fiereza al clima tormentoso que rodeaba el lugar, la habitación del chamán estaba tranquila y el humo del incienso recorría cada esquina hasta escapar por el gran hoyo de la pared, contemplando (Bueno… no contemplando, el clima no permitía que se viera absolutamente nada más que agua y rayos) la noche perfecta para leer una de sus literaturas favoritas “Cell” de Stephen King. Tumbado en la cama completamente destapado y desnudo (Si, desnudo, hacía calor para él) el libro tendido sobre su cara mientras sus ojos estaba abiertos de par en par apreciando cada momento y agradeciendo que no tenía un celular a mano sumergido en aquella historia tan bien redactada con la iluminación de unas velas sobre la cabecera que le permitían no perderse ni un momento clave, llegando al momento culmine donde el protagonista encerrado en el hotel iba a ser al parecer capturado por los infectados el maldito teléfono sonó al son de un rayo que iluminó el cuarto oscuro y el chamán con un grito horrorizado soltó el libro y lo golpeó hasta el conjunto de sus cosas donde un florero con el impacto se despedazó y Hare despavorido junto con un maullido quejica salió de la habitación tropezándose y tirando a su paso algunas columnas de libros que yacían por el suelo. –Di-diga, diga- con sus manos temblorosas tomó ese aparato más contenía la compostura pues el susto había sido no tan gratificante –Si soy yo… si, si… ¿Cómo?- asentía ante lo que la señorita le dictaba, nerviosa y como si el chamán fuera su último recurso ante la situación -¿Ahora?- con el teléfono sobre su oído observó el clima y la lluvia danzando con aquel feroz viento -¿Esta segura? El clima esta salvaje, quizás… Oh… lo siento ¡Lo siento eh dicho!- los gritos de la mujer hicieron que lo apartara de su rostro, claramente no estaba bromeando, no podía zafarse de eso –Voy para allá ¡Que ya voy! ¡Tranquilícese! ¡Lo siento, no se tranquilice! ¡Lo siento, no dije nada!... Lo siento… Sí, ya salí- Pocas veces se sacaba de quicio, pero una mujer en esas condiciones… le daba miedo y lo ponían en una fea postura sumisa que mucho no sabía cómo responderle ya que esta le gritaba contradiciéndolo en todo momento, colgó el teléfono tras escuchar el “gracias” y suspiró mientras se volvía a recostar “Será un interesante viaje” Pensó en la complicación de su moto en la intemperie.

Viernes 10:05 p.m – El hospital~

Como si fuera una película de terror llegó el chamán con la moto y las botas completamente embarradas y completamente mojado, había sido muy difícil viajar hasta allí, ya que el camino de tierra se deshacía y aunque la moto estuviera equipada era difícil llegar rápido, tenía que tener un total equilibrio y concentración mientras la vista se dificultaba con el agua sobre el visor de su casco. Estacionó la moto y entró a aquel lugar, no le agradaba para nada que justo lo que parecía prometer su primera misión pública fuera en la cuna de la medicina moderna, pero bueno, no podía decirle que no a la terrorífica mujer asustada del teléfono.
La gente de batas blancas y azules en la entrada, el lugar completamente lleno, el bullicio de las voces, el olor estilizado con lavandina y esos productos químicos que hacía que se cubriera la nariz mientras caminaba con cuidado esquivando enfermeras que corrían de un lado a otro y pacientes en silla de ruedas con bolsas de líquidos trasparentes teniendo de soportes, inyectados justo en la intravenosa de sus brazos… “Que desagradable” podía pensar mientras un escalofrío lo recorría al ver esa escena, odiaba esas agujas inyectando esos sueros en la gente, abrazaba su morral de cuero negro con todo su equipo como un pequeño confort de la escena. Su túnica blanca llamó la atención de los presentes y dos doctores se acercaron a él mostrando mucha preocupación en su rostro, ese gesto no podía ser disfrazado, ocurría algo que estaba fuera de su entendimiento, si no, no hubieran acudido a él…
-¿Usted es el experto?- preguntó el doctor castaño
-No sé de qué… dígame usted- respondió desconfiado el chamán destapándose la nariz para entablar una conversación más seria
-¡Éste experto! El de los volantes - Replico la doctora lo cual hizo que Irmiya se parara de frente completamente espantado al escuchar su tono de voz enojada mientras le mostraba un papel, su propio volante arrugado el “Ayuda espiritual y del más allá - Consultor paranormal (etc)” que el mismo escribió con su número de teléfono
- ¡Si señora! Es mío- respondió cual cadete a su sargento, le incomodaba mucho el lugar, la cantidad de energía explosiva y alterada del ambiente nublaban su juicio más una mujer siempre lo ponía en sus casillas con aquel tono firme –Me han llamado por… ¿Camillas que caminan solas?- susurró lo último asegurándose que la gente no escuche, era mucho ruido pero no quería arriesgarse, esos temas para los creyentes era algo fuerte
-Me temo que cada vez es peor que eso, acompáñenos, le explicaremos el por qué acudimos a usted- comenzaron a caminar y el chamán sin chistar ni replicar los siguió abrazando sus pertenencias… odiaba el hospital
-¡Haga algo!- Un grito a sus espaldas lo exaltó, una enfermera de bata rosa con aquellos lentes gigantes y esa voz chillona, alterada y enojada… “Si, eras tú… bruja” pensó mientras ladeaba la cabeza observando de reojo a aquella mujer que se encimaba por el escritorio, no podía culparla por el exceso de pacientes pero aun así le tenía pavor a su mala forma de hablar.

Viernes 10:24 p.m  - 3° piso -Sala de cirugias y cuartos para internado ~

Los doctores no se animaban a acompañarlo, el chamán estaba en la puerta abrazando su gran morral con una mirada seria y pensativo, estaban aterrados… “Las camillas se mueven solas, dos enfermeras enloquecieron asegurando que vieron bandejas flotando. Escuchamos voces en las paredes, tuvimos que evacuar a todos los internos… No sabíamos a quién acudir” recordaba la explicación desesperada del doctor mientras le temblaban las manos a la doctora al oírlo, este era su caso, uno grande… el primero el cual la comunidad acudía a él al no tener respuesta, debía afrontar lo que sea que este causando esto “En nombre de mi santa madre, purificaré su entidad” se juró a si mismo mientras abría el cierre del morral y retiraba unos cuantos frascos al son de un dulce tarareo, colocando una hilera de sal de ajo a lo largo de la puerta y recitando un cantico –“Pido permiso a Elegua para hablar con su mundo… Oh espíritus, almas vagantes del velo, que nadie ni nada cruce esta línea, que nadie ni nada salga del piso hasta que se los pida”- pidió ayuda a los espíritus, relajó su mente para que ellos lo guiaran y luego colocó su mano sobre la puerta doble mientras respiraba profundo, unos largos segundos mientras cargaba su magia empática para hacer una lectura próxima del ambiente “Te siento” se dijo en sus adentros… algo poderoso había “¿Un polstergeist?¿Un demonio? No… no noto destrucción… no sé qué hay” dijo y con la misma mano abrió la puerta lentamente haciendo un chillido en eco sobre los pasillos, apreciando que estaba todo oscuro y las puertas de las habitaciones a lo largo completamente abiertas, tragó saliva y sosteniendo fuerte su morral con la otra mano dio un paso cauteloso adentro de la línea de sal.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarme"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 33 Dromes : 203610
Reputación : 4
Mensajes : 137
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Invitado el Dom Sep 03, 2017 3:05 pm

Hospital, no era su palabra favorita. Para comenzar, el indice de personas que mueren cada año en aquellas instalaciones era alarmante. A veces llegaba a creer que era uno de los lugares en donde más se llegaba a notar el olor a muerte, mucho más que los cementerios. Deambulaba por la instalación, viendo almas en pena merodear por el lugar. Incluso algunas que ya se iban. Caminaba a paso cojo debido a una herida en su pierna derecha, observando algunos vivos caminar de aquí  para allá. Tal vez ese lugar no era tan feo y mugroso como pensaba. Aun así no pertenecía allí, se iría en cuanto la lluvia se detenga.


Spoiler:

Y allí estaba ella, había llegado ayer a la tarde-noche. No lo recuerda muy bien ya que estaba en horribles condiciones. Lo único o casi nada que recuerda, era un callejón oscuro. Debido a los reportes climáticos, la luna por consecuencias iba a ocultarse gracias a la horrible lluvia que se avecinaba. Cira por su parte no estaba muy alerta de aquello, por lo que en plena vía publica tomo su forma "material", o como ella lo llamaba. El 8th day.
Decidió escapar lo más rápido posible hasta el callejón antes mencionado, bien todo podía salir correctamente.
Tan temprano, ¡Pero si ya van a ser las 7 p.m! Solo se debía ocultar un par de horas, las suficientes como para volver a su forma espectral y seguir con lo suyo. No sonaba tan difícil, ¿No?

Pero aquello no fue así.

No era tan solo el hecho de que era completamente abierta ataques, sino a potenciales peligros. y aquello lo supo en el momento que vio a varios hombres -tres para ser exactos-. El primero de ellos con un bate lleno de clavos, el segundo con una navaja mariposa, y para finalizar el tercero solo apretaba fuertemente sus puños. No era idiota, sabia que algo malo le iban hacer, no era por hacer claros estereotipos. Pero tenían pinta de delincuentes de la manera que se veía, en especial como la veían, sonriendo maliciosamente. Al momento de tratar de hablar, el segundo de ellos se abalanzó directamente a ella. Comenzó a amenazarla con darle todo su dinero o de lo contrario iban a lastimar su cuerpo. Tocaron todo su cuerpo, hasta en las partes más intimas.
Confirmando que no tenía dinero comenzaron a golpearle sin cesar.  
Era un horrible dolor agudo, uno de ellos le comenzó a golpear el estomago con el pie aprovechando que estaba desplomada en el frío y mojado suelo. Mientras que el hombre que anteriormente le había atacado, su cuchillo se clavó en la pierna de la de pelos purpuras. El del bate miraba sonriendo a la par que grababa todo con su celular. Se dieron cuenta rápidamente que de alguna manera no sangraba, siguieron apuñalando su pierna repetidas veces por más que la muchacha lanzara gritos desgarradores. Seguía sin aparecer nada de sangre, lo cual llamó la atención del hombre que grababa. Acercándose a ella, la tomó de los cabellos ya débil. Y en aquel momento, lo vieron.
Tal vez era por curiosidad, pero al apartar de manera brusca el mechón de cabello que cubría cierta parte de su rostro, vio con asombro y horrorizado su cuenca vacía. El que la pateaba gritó de repulsión, a la par que los otros miraban impresionados. El ruidos de las sirenas de policía alertó a los tres, comenzaron a huir aunque más tarde se escuchó un fuerte "¡Manos arriba!", ya en la pura agonía mientras que su vista comenzaba a nublarse observó como uno de los policías se acercaba corriendo ya a su demacrado cuerpo, lo ultimo que escuchó fue;


"Aguanta"

Y todo se nubló. Por un momento pensó que había fallado en su misión. Que había dejado el plan terrenal para volver al oscuro y tenebroso limbo ¿Hades estaría enojado con ella? Tal vez, pero eso fue más allá cuando una penetrante luz se filtró en su ojo. Estaba en una cama, llena de doctores y enfermeras que la veían fijamente. Algunos asombrados y curiosos, otras llenas de terror y pavor. Notaba como estaba en esos trajes que usaban los pacientes, era blanco y largo que llegaba a sus piernas. Hablando de esa, se encontraba con una venda. No entendía, ¿Aun no pasaron las tres horas?
Aquello era incomodo que quería desaparecer de allí.
Uno de los doctores se acercó a ella, bastante intrigado. Su voz notaba cierta amabilidad y calma, pero aquello dejó de agradable cuando le preguntó acerca de su ojo, y por que razón no sangraba. Por no contar que el monitor que debía vigilar su estado no mostraba ningún signo vital. Solo un largo pitido por lo cual procedieron a desconectarlo.
Era una pesadilla, tal vez una en la cual estaba encerrada en aquel lugar sin fin.


Yo... No debería estar aquí, ¡Debo irme, déjenme salir!

Con brusquedad trató de levantarse, cayendo debido a su pierna en mal estado. Las enfermeras y enfermeros trataron de ayudarla, pero decidió lanzar golpes y patadas a los que se acercaban a ella. En un momento escuchó "¡Traigan el sedante!" pero por más de sentir la aguja dentro de ella, no hacia ninguna función. Era obvio, no tenia sangre por lo que aquello resultó en vano. Decidieron sujetarla entre todos. Notando que tenia una fuerza monstruosa y gritando a los cuatro vientos "¡Basta!" hasta al punto de que los demás pacientes llegaron a oírla. Decidieron entonces atarla a una camisa de fuerza y dejarla junto a unos enfermeros y enfermeras. Los doctores estaban fascinados, incluso asustados por su descubrimiento. Uno de ellos llegó a llamar a varias agencias especiales de salud para investigar el caso.

Pasado un hora, un grito se escuchó de una de las salas. Proveniente de un enfermero que vio y presencio junto a sus compañeros, como la joven le sonrió antes de desaparecer del lugar. No dejó rastro alguno, las cámaras de seguridad no pudieron mostrar cuando desapareció. Puesto que se vio una estática. Pensaron todos que la habían dejado escapar, pero ninguna otra cámara mostraba que hubiese salido de las instalaciones. El miedo no tardó en esparcirse, en especial cuando algunos doctores, enfermeros y empleados comenzaron a sentir una rara sensación cuando pasaban por los alrededores. El día siguiente pasó tranquilo, aún lloviendo sin parar y empeorando cada vez más. Pasaba una eternidad para su gusto, sentir todas esas almas deambulando y mirándola fijo le incomodaba, no estaba en su territorio por lo cual suponía peligro.

En cuanto la noche llegó, caminó hacia una de las salas en donde se practicaban cirugías y encerrándose dentro. Su vestimenta era la misma de antes, la bata blanca y holgada. Obviamente en traje de fuerza llevaba encima de ella, sus pies descalzos tocaban en frío suelo pese a no sentir nada. Su cabello estaba peinado hacia atrás, dejando expuesto su ojo izquierdo y como mostraba un vacío oscuro. Mientras caminaba solía chocarse casi todo, en especial camillas. Tiró todo lo que encontró en su camino. Rompiendo alguno que otro elemento de valor, decidió calmarse un segundo al notar que no podía sacarse la camisa de fuerza y sentarse en rincón de la sala.


Fantástico... Ahora esta porquería atada a mi cuerpo.

Se le escuchaba lanzar fuertes insultos, tantos que sonaban en otras habitaciones ¡No era su culpa!
Si no hubiera estado allí en el momento del ataque estaría completamente inmune. Tanta palabrería que aquello se terminó en el momento que sintió, como una persona comenzaba a hablar desde el corredor. Supo de un gran poder cuando se percató de la manera en la que se refirió, no se trata de juegos cuando notó gracias a una horrible sensación que había sal en el suelo ¿Quién era? Seguro que sabia que ella se encontraba ahí, ¿Los doctores le habían avisado, acaso no podían esperar a que la lluvia termine? Tan solo deseaba salir de allí, aprovechando la oscuridad total de la habitación, empujo despacio gracias a sus caderas una de las camillas hacia la puerta. No tenía para nada de fuerzas, por lo que se obtuvo a pelear. Y darle una advertencia al intruso.


Vete... No estoy para juegos...

Una femenina, pero demacrada voz se escucho en toda la sala. Se encontraba en su modo espectral, por lo que se mostraba totalmente invisible. Esta vez decidió sentarse, pero mirando hacia la puerta y a lo que sea que iba a entrar. Parece que eso es todo... Si desaparezco hoy espero no importarle a nadie. Y con una sonrisa, cerró su ojo a la par que todo rastro de esperanza desapareció. Ese odio que acumuló desde ayer se incrementó, jamás sintió odio verdadero ¿Era esa sensación que sentían los espíritus vengativos? Interesante Pensó.


Léeme(?):
[Perdón si salió muy largo, digamos que estaba muy inspirada XD Aun así esto no significa que las respuestas sean así de largas. Creo que es por ser la primera respuesta. Saludos!]
avatar
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Lun Sep 04, 2017 5:39 pm

La latencia del aire oprimía ligeramente el pecho del mago, no era tan solo la incomodidad del edificio en el que se encontraba en estos momentos combatiendo sus creencias anti-modernistas, no tenía muchas opciones después de todo después del acto que presenció confirmando el terror de los inocentes civiles en estos temas incomprensibles para sus facultades, más si intentaba concentrarse en lograr distinguir aquel velo espiritual invadiendo el plano carnal era asegurado que no lo conseguía, más allá de todos aquellos adejos de energía de quienes dejaban el mundo de los vivos en esa misma tierra, aquella presencia rompía los estándares de algo de bajo nivel con lo que normalmente trabajaba más no de lo que alguna vez presenció a lo largo de su experiencia y sus años, una energía pura y completamente legible en su apego a su mundo, un alma inquieta encadenada al mundo vivo por alguna razón imparcial por el momento, la sensación percibida del ambiente mediante los sentidos jugaban entre si presintiendo que la distancia emocional lo convertía en un peligro, ya que era imposible razonar con esa fluctuación ¿Cómo lo cree el chamán? Pues estaba colocando sus manos para proteger su cuerpo mientras llevaba su peso a un buen apoye de sus pies para no retroceder y para evitar impactar de lleno con aquella camilla, generando dos moretones en los brazos, la fina tela de seda no podía detener la leve ruptura de sus tejidos que provocan inminente el coagulo de sangre llamándoselo “moretones”, dolía, el metal de la camilla dejó aquella sensación la cual se sobaba entre un ligero quejido, mostrando sus dientes al ver que lo desconocido hacía su jugada de respuesta a su intromisión al territorio que acaparaba, aquella encomienda fue algo seria, sea lo que sea esa energía podía manifestarse en el mundo carnal… No servirían sus métodos tradicionales. Apartó la camilla, tomando con su mano sana y lanzándola lo más fuerte que pudo atravesando la puerta, rasgando la línea de sal más su cantidad aun formaban la barrera creyente, el ruido de su obstáculo girando sin control escaleras abajo, no quería que volviera a utilizarlo para generarle más hematomas en el cutis.

-¡Ok eso fue intenso!- intentó captar la atención de la entidad, caminando con mucho cuidado paso por paso mientras su vista buscaba por toda la habitación, girando con su cuerpo a la vez que intentaba escuchar aquella fémina voz una vez más, necesitaba referencias ya que si debía juzgar por la cualidad de la voz y su tono …“¿Una llorona? No noto fuego ni furia, debo saber lo que siente para denominar su tipo espectral” ni todo el bestiario que tuviera en mente sobre este tipo de energías del velo espiritual podían dar mayor información de la que podía deducir, su trabajo era apaciguar la bestia encontrando su motivo y su modus operandi, no sería fácil ya que trataba con una fuente individual de los espíritus tradicionales perdidos del más allá, más no encontraba restos ni podía sentirla, debía seguir hablando, provocarla para lograr hallarla -¡Si no quieres jugar baila conmigo! Venga… ¡Hagamos una fiesta tú y yo!- su mirada turquesa atenta a cada movimiento del lugar, lentamente tomó una pequeña bolsa encuerada del morral y una vez más una sal  esta vez rosada se hizo presente en su mano, otra herramienta de su creación que podría utilizar, una mezcla de ajo, cenizas y azufre que lo caracterizaban por su densidad y su brillante color en la oscuridad como neón, lo acercó a su rostro para que su aliento apenas sintiera la cercanía de su mezcla y recitó

–“Oh Anubis! En tu grandeza has olvidado un perdido en el camino,
Que a mi favor hagas correr el río del Nilo…  Pido traer tu luz al mundo de los vivos
Te ruego chacal, evitar cualquier no-vivo a tu camino pasar
Rastrea el alma que dejaste atrásy no pensaste jamás en buscar…”-


la rima en su canto mientras su tatuaje de la palma tomaba su brillo por completo, canalizaba su carga empática sobre el polvo que sopló para que encuentre lo invisible a sus ojos, aprovechando la fuerza espiritual que lo acosaba y lograr su objetivo, teniendo la cabeza concentrada en no perder el control y ser inmune a mas fuerzas externas, tomó una buena bocanada de aire mientras parte de su energía era drenada causando esa tétrica imagen que recreaba señalando con su palma en alto “cargando empáticamente” la Stela de polvo para que adoptara la forma de 3 chacales y gracias a la lentitud y espesor de las cenizas que caían lograr mantener esas formas para que caminen e interactúen con el ambiente, lentamente sopló esparciéndolo por el aire con la mano libre lo restante y que los perros continuaran de pie, revitalicen y no pierdan su abstracta forma pero entendible a los ojos, una estela se hizo a su paso que lentamente descendía como un fino nevar esperando que su espesor tocara una distorsión en el aire, colocó el restante a lo largo en el suelo marcando una fina línea sobre una de las habitaciones del casi infinito pasillo, aventurado y paso osado que llegaba cada vezmás lejos. No tenía prisa, podía llegar a estar en cualquier parte ese espíritu, no podía arriesgarse o darse el lujo de correr si estaba a unos pasos más adelante esperándolo, capaz en una habitación también, debía ser cauteloso ante el encuentro de un ser que puede compartir el mundo intangible, invisible… por lo bajo el llamado a los espíritus y la energía que este dejaba gracias a la bella ilusión de los canes.

Su tatuaje más sus ojos brillaban levemente con la estela de polvo que persistía, se mantuvo cual nube detrás de él y ligeramente los espíritus que acrecentaban su presencia dieron vida a la voz de las ilusiones por petición del control del chaman y su influencia, un sonido similar al de unos sabuesos olfateando y gruñendo atentos,avanzando con cautela, pasando por las primeras dos puertas  a su costado y llegando a las segundas aún esperando, el pasillo era muy largo y a decir verdad el miedo a lo desconocido siempre limita la acción a apresurarse, ya que en cada habitación se veía infestada de camillas, escritorios con ruedas, bandejas, jeringas tiradas e instrumentos puntiagudos, seguramente a causa de la evacuación desesperada de las enfermeras y los pacientes o la influencia en el mundo carnal de la criatura espiritual. -¡Marco!- impulso otra ofensa más para intentarla escucharla, la estela de humo rosado era muy lenta, aquel sonido apenas perceptible de perros del inframundo rastreando a su presa jamás recubrirían con velocidad que transitaban, solo podía esperar otro arranque de furia de la entidad y escuchar su voz mientras recordaba todo lo que los doctores le habían informado, más a su vez dividir su mente para intentar que el poder espiritual que recibía no lo corrompa con cualquier pensamiento o recuerdo “… Tuvimos muertes reciente pero no supimos nada de los dosctores del turno diurno, a decir verdad el hospital contó con una hora desorganizada debido a que muchos se retiraron sin dar explicaciones… Al llegar nos encontramos con estos casos, fue escalofriante los rumores que circulaban entre los pacientes…” un fragmento de los 20 minutos antes de entrar al lugar se cruzó por su cabeza, aquellos datos no eran nada para decirle como encontrar la descripción de lo que enfrentaba, más debía tomar el riesgo y con sus propios medios encontrarlo, otro grito de provocación sintiendo que poco le quedaba de su ilusión de humo -¡¿Eso es todo lo que tienes, eh?!¡Vamos estoy aquí, tienes muchos juguetes con los que jugar, no digas que no quieres!¡No te engañes!- intentaba provocarla, ya estaba en el medio de dos habitaciones peligrosas, veía de reojo todos los instrumentos a merced de esa cosa y no tenía más sal para sellarlas y zafarse del momento, los perros desaparecerían ya que las cenizas cumplirían su ciclo dentro de un minuto y faltaba un buen tramo para llegar al fondo del pasillo.

-¡Dime tu nombre!¡Anda conozcámonos!¡Tengo curiosidad!-
Valía mucho mas que el "manifiestate", también sabía que se arriesgaba, quería lograr que ella estableciera un vínculo, debía tener su energía lista para lograr la lectura empática y asíentender algo de la razón que la mantenía con los pies fijos en la tierra y la impulsaba  aquel comportamiento, la razón de su vacío: ¿Ira?¿Venganza?¿Rencor?¿Miedo?... no notaba aquella energía demoníaca, más si una similar experiencia en el pasado, un alma oculta en las sombras con una razón que necesitaba encontrar, una explicación y una fuente. Se paró en medio de las puertas apropósito mientras fingía ladear el rostro atento a próximos ataques -¡Vamos!¡Tu lanzas y yo atrapo!¡¿Nunca has jugado? a eso?!¡A mi me encanta!- se veía venir sus ofensas a la poca tranquilidad del ser “Perdón Elegua a tus hijos, Rendiré tributa a los Orishas si concluyo mi misión” se lamentaba por dentro, nunca le gusto insultar a los espíritus o provocarles, normalmente con energías más débiles las calmaba con ritos y rezos a Elegua, más esta vez era distinta ya que no se encontraba en el plano de su jurisdicción ancestral, dependía del chamán encontrarla.


Explicación:
U/ No te preocupes <3 me encantó tu desarrollo, escribe cuanto te sientas inspirada ^^.
En otras palabras eh descrito que camina lenatmente por el pasillo utilizando una ilusión de humo para darle mas color (? esta lejos de tu ubicación (Ya que usser se delira,(?))


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarme"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 33 Dromes : 203610
Reputación : 4
Mensajes : 137
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Invitado el Vie Sep 08, 2017 9:06 am

Si tuviera la energía suficiente huiría de allí en cuanto antes, como atravesar una pared sin más. Pero luego de los acontecimientos de ayer, casi poca o nula energía se encontraba dentro de ella. Estaba agotada, rota y su paciencia se limito a odio. No sintió algo así antes, simplemente debía "proteger" su territorio ¿Qué le pasó? Ni ella lo sabe, incluso luego de sentir todo ese odio se percató que estaba muy mal. Su personalidad era errática y miedo recorría toda su espina dorsal. Decidió calmarse, eso podría ponerle en desventaja "Yo no soy así, pero no me deja otra opción" Se dignó a levantarse, no. No dejaría que alguien se acercara a ella y le atacara como ayer. Era solo uno de esos días que todo salia mal, si... "Todo saldrá bien" Se decía para sus adentros repetidas veces.

Tenía un grave problema, y ese era la camisa de fuerza que tenia atada a su cuerpo. No tenia idea de como quitársela, leyó que estas eran usadas para gente con problemas mentales o muy erráticos. Así que las probabilidades eran nulas. Siguió pensado, pero recordó que había alguien más en ese oscuro lugar. Si bien no veía, se guiaba por las presencias de objetos o personas. Hablando del tema, ¿Quién era? Su presencia era incomoda, era realmente poderoso por el aura de poder que emanaba. Tanto que su rango se recudió cuando intentó usar el Occult Eye, dejándola con un mal sabor de boca. No tenía idea de si era bueno, o tal vez un enemigo. Pedía que fuera la primera.

Tomando su paciencia antes rota, con una demacrada pero ruda voz respondió¡Te dije que te fueras! ¿Eres imbécil? No estoy para juegos. Es injusto. Fue un poco descortés, pero lo hizo a propósito. Lo primero no parecía dar frutos así que se limito a algo más duro. No era su intención pero no había de otra luego de sentir como el contrario se acercaba.

En cuanto el rima se hizo presente no pudo evitar preguntarse ¿Qué se supone que estaba diciendo? Cada palabra que salia de la boca del contrario era incluso más confuso ¿Un hechizo, maldición, cántico? Dentro de lo poco que había en su interior era suficiente para darse cuenta que era un tanto arriesgado.
¿Pero qué? En voz alta comentó cuando visualizó a lo lejos una nube de humo o eso creía, de un color rosado. Parecía un juego de mala gana, sea lo que sea eso. Incluso si era lo más inofensivo no debía acercarse. Poco a poco parecía acercarse más, desesperación sintió entonces "Mierda, ¡Mierda!" La puerta de Salida de Emergencia estaba justo aun par de centilitros. Logró ver esto gracias a la luz verde que tenía las letras, como si su ultimo recurso se tratase. Empezó a darle patadas, incluso empuje con sus caderas. Lo único que consiguió fue un sonido metálico por toda la sala. No servía, puesto a que tenía una perilla.

Si su misión era hacerla enojar, lo consiguió. La desesperación mezclado con el horrible sentimiento de odio y vacío se hicieron presente. Por más que trataba de ocultar estos últimos, todo eso se fue al caño al escuchar la pizca de gracia en su voz ¿Le parecía gracioso? O no, aquello no le agradó para nada ¡Me estás colmando la paciencia, maldito seas! ¡Ven aquí si tanto alegas! Delataba miedo, pero parcialmente cierta señal de ira la cual no tardó en mostrar. Nunca antes le pasó algo así, de enfrentarse con alguien de niveles superiores en cuanto poderes se refiere.

Evitaría que la pisoteen, así que armada de valor y recordando que estaba muerta comenzó a caminar a paso lento y cojo a donde estaba el contrario. Seriedad ahora era lo único que su rostro denotaba mientras que el eco de sus pisadas se escuchaban. Lo podía sentir, a lo lejos pero al mismo tiempo tan cerca. Su forma espectral aun estaba presente por lo que se le hizo más fácil avanzar.


Yo me lancé, ahora tu atrapas. Odio, todo en estos días salió mal. Y nada servía que un tipo venga de forma amenazadora así sin más, debía mostrar quien mandaba pero sus energías cada vez eran más débiles. Penosas, de hecho. Deberías mostrar respeto, o al menos algo,... Se materializó, no pudo evitar caer al suelo. Aquello fue realmente agotador y un esfuerzo más allá de sus limites. Irónico, quería mostrar miedo y ahora era lo más patético que antes vio Yo solo quería irme sin atacar a nadie, pero ustedes humanos. Siempre tienen que ver una que otra forma en la arruinar todo. Bien hecho, monstruo
avatar
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Sáb Sep 09, 2017 1:11 pm


Poco a poco la presencia se hizo más fuerte, unos golpes metálicos resonaron por toda la sala, esto le dio oportunidad de escucharlo, estaba encerrada en alguna habitación (fue lo que supuso por inercia, disipó lo que quedaba de aquel polvo estirando ambas manos a los costados, avanzó un poco más, asegurándose que no estaba presente, debía actuar lo más rápido posible si quería descubrir la ubicación exacta de la entidad misteriosa, tampoco le respondía con claridad, quería intentar con sus provocaciones que esta hablara lo suficiente para iniciar una lectura de su aura, más no lo consiguió, tampoco sabía a qué se debían aquellos golpes “¿Estará furiosa?” no podía imaginar otra cosa en base a todos aquellos golpes, tampoco quería intentar darle la espalda, ya había recibido una advertencia cuando había entrado a la sala, eso dejaría un buen moretón “Su primer caso espectral en Eadrom” como un recuerdo, igual su principal misión según los doctores era desencantar aquel piso, más ahora el objetivo dentro de esta era averiguar contra que se enfrentaba y que hacer dependiendo de su nivel de maldad. Casi entre trotes siguió avanzando por el pasillo, más cuando este se detuvo, se quedó quieto, esperando, una vez más aquella energía se estaba desplazando, lo cual esta vez fue más precavido en retroceder unos pasos, la inquietud podría presentirla, cargó las runas logrando un tenue brillo, no dejaba de estar alerta.

-¡Te espero aquí!- respondió más luego notó que su energía estaba más cerca, desprendía aquella aura… La cual se concentraba en percibir “Agiarda, esto… es familiar Irmiya…” sollozaba dentro de la cabeza de Irmiya, cosa que hizo que bajara la guardia, relajara las manos y soltara las runas que cayeron al suelo “¿Esto es tristeza Neiwa?¿Podrías comprenderla?” preguntó completamente asombrado, una llorona se compone de ira dolorosa, esto no era ira “Es… Decepción... Angustia... Pena y lamento… Pobre criatura” respondía la voz maternal, abrazando el alma de Irmiya, la lectura dio sus frutos y había despertado a su entidad más bondadosa que calmó por completo al chamán, se quedó estático escuchando las pisadas, no encontraba la forma de reaccionar en ese preciso instante, no podía atacar a una entidad que abraza los mismos parámetros de algo que conocía “Déjala... Siento su sufrir” simplemente sollozó el calmado espíritu femenino, dejando solo a Irmiya en la sala con esos pasos, escuchando atentamente al espectro invisible, hasta que hizo su aparición, a unos pasos delante de él, una niña (O eso parecía) una jovencita de cabellos oscuros, con el cuerpo algo demarcado y aquella prenda que tanto odiaba del hospital, esto heló la sangre del chamán, no podía reaccionar menos cuando menciono la palabra “monstruo” eso impacto tanto en él que una lagrima brotaba de su ojo derecho, ya entendía a lo que se refería Neiwa.

-Oye oye… Tranquila… Mira, dejare esto- levantando las palmas y mostrándoselas mientras las ondeaba como para apaciguar el ambiente, lentamente movió su hombro para que el morral se deslizara por su brazo hasta el suelo y paso por paso se acercó a la joven -… No vengo a hacerte daño, no sabía muy bien lo que eras…- intentó explicar con total calma, paso a paso hasta quedar frente a ella, se agacho colocándose de cuclillas, todo muy lento y moderado, podía notar aquella amargura que la invadía, algo que hacía que se le hiciera un nudo en la garganta al chamán, ahora comprendía, a veces los humanos exageran con respecto a estas anomalías espirituales, para ellos todo es tenebroso, quizás se dejó llevar por lo dicho, fue un tonto error haber insultado a un hijo del mundo de Elegua, si su alma rondaba aquí tenía algún motivo o algún ligamiento. Ayudaba tanto personas como espíritus después de todo –Disculpa, no vengo a dañarte, no entendía tu naturaleza… enserio- siguió hablando lentamente acercando su palma a una distancia prudente de la joven, el tatuaje brilló y pudo percibir mejor ese sentimiento que ahora el ojo que lloraba intensificaba sus lágrimas rodando por su mejilla, Neiwa estaba presente junto a él, sentía tanta piedad y ternura en su interior, era imposible que fuera un engaño -¿Estás sola?¿Has muerto aquí?- pregunto delicadamente y luego respiro hondo –Los humanos siempre tienen un pequeño veneno en su interior, capaz reaccionan así para cubrir sus propios miedos. Estoy aquí para ayudar, para resolver esto, de nuevo perdón no era mi intención encerrarte aquí y mucho menos hacerte sentir así, cuéntame por favor ¿Que te sucedió?- allí tan cerca de la joven, no podría tocarla debido a su naturaleza, además resultaría inestable ya que su absorción espiritual estaba latente con la llegada de Neiwa dentro de él –No voy a hacer nada que quieras, los espíritus son mis guías, les debo respeto, tanto ellos como a ti- tanto dolor le provocaba haber insultado a Elegua, su ignorancia mostró una gran incapacidad, mostró autoridad sobre esa presencia adolorida “Déjame…. Abrazarla, ayúdala.” susurraba entre lágrimas Neiwa, no era un espíritu invasivo pero ella siempre estaba atenta al dolor de sus hermanos, a la tristeza de algún ser intranquilo tal como fue ella.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarme"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 33 Dromes : 203610
Reputación : 4
Mensajes : 137
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Invitado el Lun Sep 11, 2017 1:40 pm

Lo que comenzó creyendo en una amenaza disminuyó considerablemente. Tal vez era esa dulce manera en que se mostró al final, su voz le calmó. Pero en su interior seguía una fuerte sensación de desconfianza. No sabia cuales eran sus verdaderas intenciones, había visto que muchas personas solían fingir bastante bien para luego apuñalar por la espalda. Así, incluso con esto en mente no pudo evitarlo. Si lo pensaba de cierta manera, pudo matarla en cuanto cayó al suelo, las suposiciones eran muchas. Esto ultimo se borró de su mente al ver como dejaba aquel morral cerca de ella, Cira no pudo evitarlo. Se estaba arriesgando mucho a un ataque sorpresa No parece querer atacar... Y con esto, observó de cerca al hombre. Su cabellera era albina y larga, su apariencia era de lo más particular. Tenia tintes femeninos, pero de lo que más se fijo fue en sus ojos. En ningún momento dejó de mirarlo.

Creyó sus palabras, algo en sus palabras mostraban sinceridad que aprendió con el paso del tiempo en este mundo. Podría decirse. Y no, no di mi ultimo suspiro en este lugar. Solamente... Su mente se nubló al recordar el incidente de ayer, era hasta penoso. Eso fue un cruel, pero merecido recordatorio que las personas, en especial humanos no eran tan bondadosas como parecen. Al igual que los animales mostraban comportamientos fuera de lugar ¿La diferencia? Los animales lo hacen por supervivencia. Los humanos en todo caso por diversión o satisfacción. Me confundieron con un vivo, y me llevaron aquí. Gracias a la lluvia y esta cosa no pude escapar... Asumo que estoy encerrada. Con "cosa" se refería a la camisa de fuerza.

Notó que, algo dentro del contrario andaba mal. Mostraba respeto aunque en un principio no era así ¿Que pasaría si una batalla se hubiera desencadenado entre ambos?Tal vez lo más inteligente fue mostrarse. A raíz de esto, su curiosidad aumento ¿Qué era?
No es por mostrarme de mala manera, pero ¿Quién eres, o que eres? Una persona común solo saldría corriendo al verme. Pero tú eres diferente... Pido disculpas si te ofendo, pero podría asegurar que un humano normal no eres... Seguía en el suelo, pero esta vez en su rostro mostraba un brillo de esperanza y una leve sonrisa.

Asumiré que, en todo caso perdón por mi "saludo" de antes con la camilla. Realmente no tenia idea de tus intenciones, ahora que lo veo con claridad me arrepiento de mis acciones. Mostró respeto de la misma manera en que el otro lo hacia. En verdad, se arrepentía de lo anterior en especial por su forma de comportarse. Una vez esto termine comenzaría a controlar sus emociones. Tenía suerte, pero odiaría lastimar a alguien inocente por caer en el odio puro. Yo... debo irme, no pertenezco aquí y muchos "huéspedes" están enojados con mi presencia. No los pueden ver la gente normal, pero los vi muchas veces en cuanto llegue. Se alimentan de la energía espiritual de los enfermos. Al no morir aquí ellos se enojaron cuando tomé su territorio... Dime, ¿La lluvia cesó? Con algo de fuerza, decidió levantarse del suelo. Sus piernas temblaban pero no le hizo mucho caso, su espalda estaba curvada pero rápidamente se enderezó. Un largo y ronco suspiro se escuchó salir de su boca, la de cabellos purpuras esta vez tenía una mirada determinada hacia atrás, mirando el corredor. El dolor poco se sentía y levemente recuperó energía, no tenía ni idea de que hora era, pero debía salir de allí en cuanto antes.Debemos irnos antes de las 3:30 A.M, o ellos...
avatar
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Miér Sep 13, 2017 4:00 am

Logro establecer la calma entre la joven espectro y su presencia, aún estaba en parte sorprendido que toda esa confusión quizás la haya lastimado, desde luego que el chamán no destruiría jamás un espíritu, mucho menos uno tan sufrido y adolorido como la joven niña frente a él, tal como lo había presentido la tan honrada y maternal Neiwa solo tristeza y un conjunto de sentimientos negativos habían confundido por momentos a la joven, como los doctores lo habían contratado para exorcizar la identidad era su deber establecer la paz en cualquier ambiente, su misión espiritual siempre fue el de mantener el velo espiritual y el mundo carnal en completa armonía. Se acomodó mejor en el suelo colocándose en aquella posición “india” cruzando las piernas y reposando el peso de su espalda hacia adelante, observando con detenimiento a la jovencita –Entiendo… ¿Tienes algún tipo de vasija o recipiente donde transportarte?¿Dónde está? Podemos buscarlo si lo perdiste- siempre para el joven Irmiya le resultó normal el entablar cualquier tipo de conversación con estas entidades, a menudo depende de su agotamiento los espíritus llamaban a su puerta o se le presentaban, más era muy extraño que puedan tener tanto control como lo tenía esta joven, la capacidad de tener un pie tanto en el velo como la vida carnal para poder retomar los objetos ¿O ser confundida? Eso era realmente interesante, ya su mente comenzaba a divagar distintas posibilidades o suposiciones sobre la misteriosa chica.

Una ligera risa escapó de sus labios –No te preocupes, aunque la próxima prueba con algo que no sea de metal. Igual fue una confusión por parte de ambos, estabas asustada y seguro alterada, yo había entrado sin pedir permiso y luego bueno…-  No deseaba repetir los sucesos, dentro de sí sentía algo de culpa por haber ofendido a una hija de Elegua, siempre intento ser respetuoso más capaz se había extralimitado al tomar el ataque suponiendo que era algo corrompido, aun le faltaba comprender mejor las emociones más allá de sus 3 amigos. Intentó siempre sonar relajado, calmo y alegre para darle seguridad a la joven, podría llegar a ser muy susceptible con respeto a las emociones de un vivo a un no-vivo, además después de notar aquella inestabilidad no quería arriesgarse a ser una causa de logre aquel desequilibrio –Nunca supe muy bien cómo responder a esa pregunta ¿Sabes? Creo… que amo tanto la humanidad que me considero uno. Claro omitiendo que también convivo mucho con tu mundo así que medio humano soy… Como tú ¿Cierto? Tú también fuiste humana hace algún tiempo- capaz no se había expresado de la mejor forma o utilizó las mejores palabras pero decía la verdad, amaba sentir y comprender, eso capaz admiraba de los humanos, su madre le decía que todos podemos tener algo de humanidad, físicamente lo era, mentalmente no después de todo, también era un recipiente de contantes fluctuaciones energéticas y espíritus.

-La lluvia…- Tan solo ladeó un poco su cuerpo para observar al fondo del pasillo que la ventana aún seguía empapada y los rayos caían, el tempestuoso clima seguía –No ceso… espera ¿Ellos intentaron decirte algo?¿Te han tocado?...- pero abruptamente la joven ahora parecía preocupada por algo ¿Qué significaba antes de las 3:30? Si había algo que preocupaba y ponía nervioso a Irmiya era ver el miedo de un espíritu o hasta de una persona, ese sentimiento despertaba la curiosidad de ver si podía serle útil, después de todo ya la información estaba dándole más preguntas que respuestas y la duda lo carcomía –Hey … Calma…- respiró hondo mientras cerraba los ojos y levantó las manos en señal de alto, luego observó de nuevo a la joven, acercando más su rostro ante ella pero con cuidado de no tocarla, lo último que le faltaba es que entre en contacto con él en aquel estado susceptible y alterado, debía mantener la compostura y seguir transmitiendo aquella paz sobre todo Me llamo Irmiya y soy un Uruk Ishi- se presentó colocando su mano en el pecho haciendo sonar todas las cuencas de madera que portaba, luego con mucha delicadeza en el tono de su voz continuó hablando –Tenemos tiempo, aun no son las 3:30… ¿Te molestaría que te haga unas preguntas? Necesito entender lo que sucede- no iba a negar el chamán que su corazón estaba de apoco acelerándose notándolo con la palma de su mano, un extraño escalofrío erizó su piel y algo dentro de su cabeza se sacudió unos instantes “¡Esto no me gusta una mierda Uruk!” resonó la furiosa voz de Orunhe que hizo que las plumas de la cabeza del chamán se pararan atento cuales antenas “Cierra el pico, burro” tras una risa la otra voz contestó y antes que sigan despistando al Uruk los apaciguó con otra bocanada de aire "Silencio chicos, por favor".

-Escúchame por favor… Yo me encargo especialmente de interactuar con el Velo Espiritual, la fina barrera entre los espíritus y este mundo. Si aquí hay entidades que no tienen paz, puedo ayudarlas a pasar al otro mundo, así no estarían enojados contigo, te agradecerían que pudieras ayudarlos- en realidad podría buscarlas, pero el tener a alguien que está más involucrada del otro lado podría ayudarlo a localizarlos y hacer una buena limpieza en este horrible lugar de mala muerte que tanto le incomodaba, pero antes, volvió a bajar la mirada sobre el chaleco -¿Cómo te sientes?- hizo su primer pregunta borrando la sonrisa más manteniéndose calmo -¿Te molesta mucho… esa…- Ni siquiera podía saber lo que era eso, solo podía girar su dedo índice señalando el extraño chaleco de fuerza, quizás conocía la palabra más en ese momento no se acordaba, tampoco le interesaba saber mucho la utilidad de esa cosa ya que parecía molestarle -…cosa?- completó para no quedar muy poco profesional o “ridículo” delante del espectro -¿Te gustaría que te lo quite?¿Te sentirías mejor?- ofrecía su ayuda a como dé lugar, tenía en realidad muchísimas más preguntas vinculadas al miedo de las 3 am y la energía del entorno, más primero deseaba que la contraria se sintiera mejor con su presencia, más allá de que ahora lograran hablar necesitaba que logre relajarse por completo.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarme"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 33 Dromes : 203610
Reputación : 4
Mensajes : 137
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Invitado el Vie Sep 15, 2017 4:00 pm

Era un tanto extraño, muchos entes solían estar ligados a un lugar u objeto en especifico. El caso de la de cabellos purpuras no era así, desde que llegó podía caminar con total libertad por las zonas. Por ende, jamás tuvo un recipiente al poder. Más raro era hasta para ella, que no pudo evitar tener más preguntas acerca del tema La verdad que no, puedo deambular por mi propia cuenta ¿Raro no? Tal vez el muchacho tendría una idea de lo que se supone que es ella, aunque decidió guardarse las preguntas. O tal vez no ¿Quién sabe? A lo mejor juzgaba mal pero parecía tener conocimiento del tema.

¿Dolió verdad? Creo que debí ser un poco más "delicada" Si tuviera sangre recorriendo su interior dejaría soltar entonces una sonrisa junto con un rostro sonrojado. Se guardó ambas para otra ocasión ya que tenía más problemas en su cabeza. Bien, recuperó su energía considerablemente pero el estrés de saber que algo le perseguía por las instalaciones le ponían peor de lo que estaba. Se veía calmada pero no era así, esto último fue para no alterar al albino  Siguiendo la lógica, lo fui. Pero no recuerdo nada sobre mi pasado, y entonces aquí me tienes. No es tan malo ser un "fantasma", pero te arriesgas a muchos peligros y tienes que tener ojos en la espalda. Existen muchos espectros en esta zona, aquí mueren personas ¿Verdad? Muchos de ellos por enfermedades y al no querer dejar este plano llegan a odiar a los vivos, incluso a los suyos Escuchó con claridad el sonido de las gotas al caer, la tormenta no parecía siquiera detenerse. No habían pausas y podía jurar que estaba peor que antes, por supuesto podía caminar sobre la lluvia pero tenía terror de ser atacada otra vez. No había nadie afuera ¿Y si un demonio le atacaba? Era estúpido y las posibilidades eran mínimas, pero todo podía pasar al final. Sin olvidar qué, apenas se había recuperado, la "herida" en su pierna aún dolía. No mucho, pero se olvidaba de la camisa de fuerza. Por aquella razón deseaba que la lluvia se acabara, era simple miedo No todos somos así, algunos queremos paz ¡Pero son ellos los cuales nos dan mala reputación!

Hubo un minuto de silencio, se estaba poniendo más nerviosa de lo inusual. Si clamarse era la solución, entonces lo intentó. Se apoyó contra una pared y dejó soltar lo qué parecía un suspiro ¿Estaba muerta, como podía respirar? No respiraba, solo era una forma que tenía para tranquilizarse, si la gente respiraba por la nariz y expulsaba por la boca ¿Por qué ella no? A lo mejor imitó al hombre, quién sabe Mi error... Quiero salir de este lugar lo antes posible. De forma relativa, sonaba más tranquila. La forma tan confidencial de hablar del otro le hizo dejar el pánico. Parecía no querer lastimar a nadie, ella jamás lo hizo directamente -claro quitando la camilla de hace poco-, se llegaba a sentir mal en ocasiones. Me llamo Owen, Cira Owen. Tengo veintiún años, o bueno eso al momento de morir. Nací el doce de marzo del año no me acuerdo. Es raro que me acuerde esto de memoria, pero es lo único que se de mí. Hmph, ni siquiera se por que te lo dije, eres la primera persona bondadosa y que me cae bien. Dijo con total sinceridad, la pareció un poco.. ¿Vergonzoso? Si, era la mejor palabra. La mayoría de personas que conoció -por no decir casi todos- estaban interesados en su propio bien. Le parecía egoísta, pero ¿Quién era Owen para juzgar? En primer lugar no esta viva, no debería preocuparle los demás. Pero un pequeño sentimiento humanidad yacía en su interior, intentaba ocultarlo pero en los peores y más ridículos lugares se mostraba.

A las 3:30 la fina capa que separa al mundo espiritual con el de los terrenales se rompe. Por ende, ellos salen y se hacen más fuertes. Me advirtieron que este lugar se trata de su hogar, ¡Más que eso! Su territorio. Y como cualquier otro animal, odia que se metan en estos. Así que debo irme antes de las 3:30, ya no hablamos de espectros normales. La mayoría vengativos. Observó a sus alrededores, cada lugar de ese oscuro y frío corredor. No los podía ver, pero si sentir. Eran débiles, hasta que la linea que los separa de este mundo toque las 3:30 entonces serán libres de venir, era ley para muchos Creo que ya respondí la mayoría de cosas, pero se libre de preguntar lo que plazca


"Justo como lo pensé..." Desde el principio pensó que se trataba de alguien con duros conocimientos sobre lo paranormal. Le parecía un tanto suicida sus acciones, en ocasiones no eran simples espíritus y se limitaban a algo más fuerte. No podía evitar sentir algo de confusión, parecía estar seguro de si mismo incluso al enfrentarse a tales aberraciones que son capaces de lastimar, tanto a él como los demás ¿Ah? ¡S-Si..! Bueno, por favor. esta porquería es muy incomoda. Si una persona normal hubiese presenciado a Cira en su forma espectral y por ende invisible. Lo único que podría ver es a una bata blanca, junto con una camisa de fuerza flotando. Podría atravesar, pero para eso necesitaba sus manos las cuales se encontraban amarradas.
avatar
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Dom Sep 17, 2017 6:07 pm

Procuraba que el entorno se sintiera de aquella forma, bastante aliviado ya se sentía con respecto al estado de nuestra nueva amiguita, más su trabajo se comenzaba a tornar interesante ya que hace mucho tiempo no veía un particular ser de esta categoría, entre la intriga, solo podía escucharla con atención, no era tampoco extraño que no requiera de algún recipiente, a pesar de estar entre el velo y el mundo humano se la veía muy adaptada a lo que es la vida terrenal, a su favor también era el hecho que la jovencita espectral aún tenga sentimientos, varios debiendo suponer a diferencia de los mundanos que solo quedaban ligados bajo tristeza o rencorosas sensaciones o experiencias de vivos. –Normalmente se quedan por que experimentan tristeza, el entorno influye mucho en la nueva formación espiritual cuando cambian de plano, tengo muchas advertencias con respecto a eso… Odio estos lugares en particular, son muy deprimentes y nocivos para el alma cuando se vá, claro que los familiares y como se sientan en el momento define si quedan estancados o no, antes de irme me asegurare de limpiar este lugar…- lo último lo dijo casi en voz baja mientras miraba todo a su alrededor de una ojeada rápida, si no fuera por ella no podría adivinarlo, a pesar de ser susceptible la cantidad de almas corrompidas se ocultan o entran en el letargo descanso de vigila en cuanto alguien que puede llegar a verlos se presenta, además como bien dicho “el entorno afecta mucho” las circunstancias que pueden llegar a darse –Tranquila mi niña, se diferenciarlos, no son malos… Solo incomprendidos, todos- esbozó aquella amplia sonrisa, capaz más allá de sus poderes empáticos, la empatía natural que tenía con aquellos curiosos seres podía llegar a familiarizarse con ellos.

-Siéntete segura conmigo no diré nada de nada- cerró dos dedos de su mano e hizo la seña como si sellara sus labios tratándose de una cremallera, amigable en cada momento posible –Eres un encanto, un verdadero gusto el encontrarte Cira, es un muy bello nombre. No te preocupes, es muy natural olvidarse esos detalles, después de todo por algo corre la historia del río Lete, aquel que borraba la memoria durante la transmigración del difunto hasta su destino. En tu caso sería el que convivieras en el mundo terrenal, te aseguro que eso no es malo, el lado bueno es que podrás tener buenas memorias y asegurarte que sean mejores…-“Aunque en este caótico mundo de los vivos sea complicado” un breve resumen, si fuera por Uruk con su entusiasmo por explicar se hubiera tardado más, pero no deseaba aburrir a la pequeña, lo importante era ir por pasos y que el vínculo se mantenga, de esa forma podría ayudarla, además le agrada mucho que tenga ese ímpetu la joven, más allá de que Irmiya este forzándolo a que aflore la damita no se guardaba las cosas, cada palabra le caía aún mejor, no le sorprendía ya que después de todo Neiwa tuvo mucha más influencia al sentir su tristeza.

“Bingo” ya sabía sobre los espectros vengativos –Corrompidos- los clasificó de la forma más rápida y sintetizada, por eso podía comprender el horario, seguro era cuando el velo se mantendría más activo, entendía el susto de la joven después de todo, su mundo puede ser más hostil pero comparte similitudes, los espíritus se guían en base a un solo presentimiento o “instinto”, no tendría ningún problema Uruk en limpiarlos y sellar esa pequeña brecha, ya que eso lo hace peligroso, era como si esa porción del tela era jalada en busca de sus hijos perdidos, de ahí el por qué esa energía era potente en ese lugar, después de todo los cementerios poseen por excelencia un canal estable donde difuntos y yacidos parte de la energía infinita se comunicaban. –Cira, por favor tranquila, no dejaré que pase nada, me juego la vida por ello- dijo con seguridad, quizás sonaría algo exagerado y muy jugado, pero su naturaleza era así, su confianza en un tema que prácticamente era su vida completa jamás dudaba de echar atrás cualquier palabra o promesa, además era una joven inocente, debía cumplir con la voluntad la cual se encomendó a Elegua. Acomodó mejor los collares de su pecho, la cantidad de cuencas, metales, piedras y cadenas una vez liberadas permitirían que los contenedores espirituales se libraran con mayor facilidad –No lo dudo, además no le sienta bien a una dama tan bonita como tú. Vamos, acércate por favor… Ya sabes mi contraparte humana es muy sensible y sería peligroso tocarte, pero puedo hacerlo ¿Confiarías en lo que haré Cira?- extendió ambas manos, la tatuada y la limpia mientras sostenía dos runas lunares en cada mano únicamente para que cuando inicie las cargas no afecten de ninguna forma a la joven, después de todo debía mantener completo cuidado de no causarle ninguna alteración –Te explicaré, primero necesitaré si o si librarte de cualquier inestabilidad, ósea, te relajare absorbiendo tus sentimientos negativos de momento, tristeza, furia, celos… Bueno también los nervios y el miedo de encontrarte con ellos, si no puede que terminen afectando a algunos de mis “amigos”, durante el proceso que me permita eso poder quitártelo- esperó a que la joven aceptara, más aun necesitaba inspirarle confianza, después de todo recién se habían conocido –Oye, si no confías en mí, cuando logro este tipo de cosas soy el que más puede salir herido si tu deseas, yo solo soy un canalizador e increíblemente tienes mucha ventaja sobre mí, después de todo mis poderes dependen mucho de los espíritus… no puedo ni deseo dañarte, solo quiero que estés bien, te lo mereces después de tanto dolor ¿No?- sentenció transformando su sonrisa en un gesto más preocupado y sensible, arqueando las cejas y arrugando la frente, manteniendo aquel tono dulce y sincero.

Una vez que tomó contacto con Cira, el chamán cerró sus ojos y respiro hondo –Relájate. Estaré contigo todo momento, coloca tus palmas por encima de las mías, procura tener cuidado que no nos toquemos ¿Si?- no podía verla más si guiarla, además una vez que entraba en el canal temía que Cira logre entrar, ya que también en ese estado la mujer, el niño y el orisha podrían encontrarla. Concentró toda su energía, primero el tan mencionado tatuaje brilló, y luego las runas desprendieron una pequeña luz, sintiendo la esencia de la joven comenzó con la “Carga empática” poco a poco buscando eliminar todo rastro de aquella tristeza, aquellos amargos momentos que la habrían empujado a toda esa ira y la sumergió en la oscuridad. Un momento, sea el más reciente para poderle darle paz aunque sea solo por hoy, Irmiya lo absorbería y luego se haría cargo más adelante cuando dejara el lugar de purificarse. “Uruk… Déjame… ayudarla… por favor…” sollozaba su espíritu maternal, quien sentía piedad y amor en especial por su querida hermanita perdida, Uruk le cedió el puesto, después de todo necesitaría de una entidad espiritual poderosa para poder tocar a la joven. Su cabello se tiñó de azul en cuestión de segundos y una lagrima que nació de su ojos derecho rodó por su mejilla hasta tocar uno de los colgantes de su pecho, tocando la piedra roja y así su cuerpo se cubrió por completo de plumas rojas cual ave, desprendiendo un aura azul que lo envolvió por completo mientras las lágrimas brotaban furiosas de sus ojos mientras lloraba, Neiwa aquella dulce presencia había tomado el cuerpo de Uruk y mientras sus manos se envolvían con aquellas largas plumas, cambiando manos por dos grandes alas la cual dio por finalizado su carga empática, extendió estas mismas y con su filo pero con el sumo cuidado de la madre envolvió en un abrazo a la joven espectro, Neiwa no permitirá que la joven tome el cuerpo de Uruk, a su vez el espíritu azul podría saciar aquel deseo de consolarla, las plumas traspasaban las finas telas que envolvían a Cira y en aquel abrazo fueron cayendo retazos lentamente liberándola.

-No sufras… por favor…. Mi niña…- entre llantos la entidad habló, inclusive la voz de Uruk había desaparecido convirtiéndose en esa serena voz de mujer, tras ese fuerte abrazo luego lentamente la soltó quedando enganchadas algunas telas entre sus plumas -… Confía… En nosotros… Te protegeremos… Toda hija…. Nuestra… será protegida… de ellos…- un tono de voz tan triste y desolador, entre lágrimas y sollozos cual llorona pero de un limpio corazón -¿Estas… mejor?....- preguntó sin levantarse del suelo, era necesario que haya retomado aquella forma, después de todo era la única forma de prevalecer a Irmiya y ayudar a la joven, espero a que la carga funcione y se sienta mucho mejor después de ser liberada… También esperaba que todo este acontecimiento rápido no la haya asustado.


concentimiento para trama:

Antes que nada: ¿Quien es Neiwa?
Las alas de Isis:
Espíritu: Neiwa
Aura: Azul
Es un espíritu femenino muy compasivo, triste y desolado. Su voz es suave y neutral todo el tiempo se la caracteriza por siempre tener ojos cubierto por lagrimas cuando es invocada.
Invocación: Irmiya debe sentir tristeza haciendo que su cabello se tiña de azul, luego deja caer una lagrima sobre la piedra roja del colgante.
Leyenda:
Hace miles de años en el antiguo Egipto Neiwa era una joven sacerdotisa del templo de Isis, mantuvo dos hijas en secreto ya que sus leyes no le permitían tener progenie, cuando el secreto salió a la luz el mismo sacerdote mandó a los guardias a ejecutar a las niñas de Neiwa, ella escapó al basto desierto para no ser ejecutas y rogó a Isis que la ayudara a llevarlas a un lugar seguro a cambio de su vida. La diosa en la gracia de la noche escuchó su llanto y le concedió dos apabullantes alas rojas para cruzar las vacías tierras y llevar a sus niñas a la ciudad mas cercana para encontrar una familia que las cuide.
Habilidad:
-Vuelo.
-Utiliza sus plumas como dagas arrojadizas en pleno vuelo (No puede ser una metralleta, es una por cada aleteo)
-Sus manos desaparecen estando recubiertas por las plumas, transformandolas en dos alas.
Ventaja:
-Vuela hasta una altura máxima de 50 metros .
-Ataca a distancia: Sus plumas pueden ser arrojadas hasta 10 metros (Estas son muy afiladas y cortan a su paso, no ocasionan otro efecto más que el dolor de un corte) .
-Sus plumas se vuelven metálicas lo cual permite cubrirse de proyectiles de baja o igual fuerza que la de ella.
Desventaja:
-Reduce su fuerza un 20% (más débil que un humano)
-Cuerpo a cuerpo.
-Sus plumas al ser de metal son conductores de la electricidad y el fuego, lo cual al dañan gravemente.
Duración: 3 posts
Recarga: 4 posts
-Contra- Una vez el espíritu deje el cuerpo la visión del chamán se vera afectada, imagen borrosa y muy sensibles como para abrirlos lo cual demora 1 post en retomar su visión en forma humana.
Y el punto dos~ ¿Que quiero lograr con la carga empática sobre Cira?
Explicación:
"Carga Empática" : Esta habilidad es especial para "cargar" sus amuletos de las emociones tanto propias como de otra persona si esta se lo permite mediante el ritual correcto, también sirve para "limpiezas espirituales" el cual simplemente es ayudar a la persona a deshacerse de una energía negativa o sentimiento de dolor (pena, melancolía, tristeza, etc) Otro uso puede ser de "repelente" o protección contra entidades espirituales (npcs desde yá para modo trama) -Lo ultimo no se aplica ya que Cira conciente e Irmiya logra el otro porposito.
Puedes si quieres resistirte si deseas mantener el animo de Cira más Irmiya desea purgar ese miedo asi la trama se vuelve dinamica y combatimos un poco como equipo(? decides que elegir se armara algo bueno ^^ ya que en ningun momento deseo manipular el pj o tengo ese poder siquiera~


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarme"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 33 Dromes : 203610
Reputación : 4
Mensajes : 137
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Invitado el Miér Sep 27, 2017 8:45 pm

Sus nervios seguían en pie pero esta vez más controlados, confiaba en su palabra. Literalmente le estaba dando toda su confianza, incluso con esto en mente no sentía miedo alguno. Como si en su voz se encontrara una pizca de humanidad que no vio en ningún humano, irónico Realmente eres gentil, Apartó su mirada en busca de algo para tapar su vergüenza. Era algo nuevo, seguía teniendo muchas emociones humanas pero de alguna manera esta era nueva De alguna manera me siento afortunada, pero sigo sin entender como no puedes atacar a esas cosas. Te atacarán en cuando no te percates, son bastardos

Murmuró lo ultimo, tratando de no alzar la voz para así no llamar la atención"Honestamente odiaría morir aquí, entiendo por qué a los demás también. Es deprimente..." Trató de seguir todas las ordenes que el contrario le daba. Curiosamente se quedó callada a pesar de tener ganas de responder a todas sus preguntas ¿Que era un Uruk Ishi, una raza desconocida?


"Incomprendidos..."

Realmente esa no era la palabra que Cira usaría. Seguía creyendo que eran monstruos, ¿Cuantas personas han  matado? Su manera de pensar era básica, a una persona la juzgaba por sus acciones no por su pasado. Hasta el día de hoy, desde su llegada nada cambió realmente con esto. Podían ser de su misma "raza", pero como todo en esta vida. Nada es inocente.

Asintió con la cabeza, se encontraba detrás de él y siguiendo cada palabra y orden. La primera vez que lo hacia, de hecho
Lo mismo diría, Irmiya iba ser una noche larga, muy larga... Podía decir también que estaban corrompidos, rotos y bien demacrados por la estancia en el hospital. Ver a la gente morir y como la muerte recorría las salas era algo tan normal. De la nada, vivir felizmente y despertar allí con una enfermedad terminal por cosas de la vida. El odio que poseen se la trasmiten a otros, observando su energía. Pero ¿Y si ella fuera uno de los espectros "corrompidos e incomprendidos"? ¡Imposible! ella no era cruel para dañar a terceros. A menos que la justicia no haga nada y lo tenga que tomar por sus manos...¡Pero eso era otra cosa!
¿Qué se traía entre manos? Ciertamente Cira no era muy buena para deducir, y al ver la manera el cual le preguntó realmente no dudó mucho. "Y por que no"
Claro Respondió en seco, su rostro iluminaba confianza. La primera real que no sintió desde hace mucho tiempo. Después de todo lo que hizo le parecía hasta injusto negarse Hemos legado a este punto que negarse es echar todo para atrás de una manera inútil. Además, si se trata de librarme de malos augurios entonces por lógica debería decir "Si" allí mi respuesta Por unos segundos dudó acerca de su respuesta, ¿Era realmente lo mejor? Como dijo antes, ir para atrás luego de todo lo que hicieron y su presentación le parecía estúpido Siempre y cuando no salgamos ambos heridos...Tienes mi palabra Verdad era, no le deseaba el mal para nadie. Incluso a la gente que odiaba, sentía apreciación por la vida humana y la no vida. Arrebatarla le daría disgusto hacia su persona, jamás se perdonaría

Lentamente, estiró sus brazos y suavemente colocando sus palmas en el hombro de Irmiya. No quería que sus manos atravesaran el cuerpo de este, así que las mantuvo flotando. Sintió como en su interior algo crecía y algo se iba, no podía ponerlo en palabras simples. Se sintió más "liviana" cerró su único ojo esperando a que fluyera, y en ningún momento lo abrió. Lentamente sus nervios cesaron... El dolor que sintió aquel día del accidente con esos tres muchachos desapareció. Cargas negativas desaparecieron, extraño le pareció ya que creía que esas emociones le hacían humana. O por lo menos podía comprender eso. Pero no iba negarse, mucho más en esta situación en donde los nervios podían hacerle una mala jugada.

No pudo ver el momento de la transformación, pero si que sintió como algo cambió. Algo dentro del albino que relucía de buena presencia, incluso sin verlo era fácil decir gracias al ambiente que algo puro y sereno estaba delante de ella. Decidió abrir su ojo, trató de no hacer movimientos bruscos únicamente centrado su mirada en "eso". Irmiya ya no estaba, la mujer de cabellos azules y cubierta de plumas estaba en su lugar. No dijo una palabra... Nunca vio algo así, podría decirse que se encontraba paralizada. No del miedo, simplemente por la impresión de su presencia. Dejo que el abrazo continúe sin cometer ninguna objeción ¿Acaso un ángel estaba frente a ella? No podía decir más que gracias cuando se liberó de esa incomoda atadura
Yo... No sé como agradecer... Todo lo malo, sus recuerdos negativos desde su llegada parece que desapareció de su mente y lo poco que quedaba de su alma. Realmente podría llamarse una purificación, pensaba que aquello era únicamente para seres de luz... ¿Error? Gracias... Me siento mucho mejor, ¿Que haz hecho? Le impactó de cierta manera cuando se dirigió a ella como "hija". Pensó si su madre fue alguna vez igual de compasiva que con la "mujer" que tenia delante. Realmente, muchas gra- ¡AGH! Un quejido doloroso salió de la muchacha. Tan alto como para resonar por toda la sala. Acompañado de un dolor punzante en su ojo izquierdo, lo suficiente como para que lanzara otro grito pero esta vez tapando su ojo izquierdo con vergüenza. Juró que escuchó el sonido de una bala atravesando su cabeza, cayó al suelo producto de la jaqueca producida junto a un par de plumas.


"No huyas Owen"


Escuchó en su cabeza una voz masculina, profunda de hecho. Se le hizo familiar, de una manera muy grotesca. ¡T-Tu..! ¡¿Me has hecho esto?! Su grito se dirigía a la entidad. Imposible, Cira esperaba que se tratara de un malentendido. Fue uno de los espectros, ¡Sí!... No, eso era más. Tampoco creía que su "compañero", luego de todo esta travesía lo cometiera. Era mucho más, sin embargo estaba más confundida que antes ¡Lo siento, yo!-


"No hay disculpas. Solo hechos que te acompañan"


¿Era sangre lo que goteaba de su ojo herido? Pero era un espectro, se debía tratar de un error. A lo mejor una ilusión creada por el lugar producto de esos seres "corrompido". Las gotas carmesí caían al suelo, llegó a tocarla pero se desvaneció en sus manos. Una fría sensación recorrió toda su espina dorsal, la misma que haría un fantasma frente a un ser humano. Acto seguido se escuchó un grito que resonó por toda la habitación. Hasta fuera de su cabeza;


¡No te permitiré que me abandones!



Spoiler:
Decidí tomar algo un por particular. Básicamente Cira está siendo manipulada por los restos de su "asesino" (o la pequeña consciencia que quedó) de manera inconsciente. No lo sabe, ya que es todo ese "odio" acumulado es él~ Tengo pensado poner esto para hacerlo más.. ¿Interesante? Si le molesta puedo quitar varias cosas también ^^
Por cierto, cuide su espalda(?)
avatar
InvitadoInvitado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Lun Oct 02, 2017 3:23 pm

Neiwa posó calmada y con una mirada semblante más relajada, las lágrimas que brotaban cual cascadas de aquellos ojos rosados, mientras aquella azulada aura envolvía al cuerpo, sacudió levemente los restos de telas blancas, estaba (De un modo aunque su expresión no lo demostraba) muy contenta y satisfecha de haber ayudado a aquella pobre alma en pena con la carga que llevaba, notar su mejoría en ánimos, su esencia más ligera sin las penas que atosigan el corazón, la felicidad efímera de Neiwa era el poder ayudar, el sentir que resguardaba a sus “hijos”, aquellos espíritus que adoptaba por su bello instinto materno, algo que acarreó por siglos tras la sensación de sus niñas perdidas. Lentamente se reincorporó acostumbrándose al trance del cuerpo, observando de lado a la niña que agradecía -… Ayudé… Solo eso…- vos calma, pausada, algo triste más lo serena que estaba lo disfrazaba, era su naturaleza, un espíritu de la tristeza cual llorona tras perder su familia y su vida terrenal. Una leve reverencia ante los festejos, trató de explicarle algo, de entablar una conversación, cuando el trance entra en acción cada individuo dentro del chamán siempre intentará de acaparar bien su lugar, además después del vínculo empático y que Irmiya haya absorbido sus penas siempre estaba ese lado sensible de Neiwa  -…Solo int…- más un alarido de la nada hizo que sus plumas se encresparan, levantara las alas por manos bien en alto mientras sus ojos rosados se abrían de par en par y echaba 2 pasos hacia atrás, llámese instinto de la mujer arpía azulada que no entendía muy bien el motivo del malestar de la joven, además haberla señalado como próxima culpable, tal cambio de ánimo había alterado su razón y su coherencia.

“Uruk… Uruk…”
aclamaba al usuario en su mente, buscándolo desesperada por el canal al verla “Uruk… No se… que esta… pasando...” su llanto y su apaciguada voz seguía en búsqueda del chamán, más al ser nuevo la clase de vínculo no podía contactarlo, Neiwa sufría por dentro al ver a alguien sufrir, más si no sabía que se trataba -…Que… fue eso?... Que… Ocurre?...- Con aquel ritmo relajado volvió a acercarse queriendo volver a rodearla con sus plumas más le llamó la atención poderosamente luego que ¿Sangrara? “Uruk… Tu sabrías… que significa…” Por más que quisiera una parte de ella no deseaba cesar, no deseaba abandonarla su trance estaba ligado especialmente por el temor y la curiosidad de saber que le estaba ocurriendo, que pasaba en ella, no podía explicar cómo es que una entidad que parecía estar sana y limpia podía “sangrar” -…Dime… que…- más una voz irrumpió, sus plumas volvieron a tensarse y volteó de un salto, levantando las alas y chillando cual bestia, algo las acompañaba tal parece, otra entidad que bien podría pertenecer al velo… o no. No estaba acostumbrada y estaba limitada a extender sus grandes alas en su totalidad por el estrecho pasillo, las paredes lo hacían más difícil, ciertamente pedirle permiso al chamán en esa situación fue una mala idea.

Se encontraba a la defensiva, solo le pudo dar la espalda a la joven, retrocediendo mientras levantaba su ala derecha y con ella la envolvía, sin tocarla más asegurándose que sus plumas la cubrieran ante cualquier peligro, mirando de lado a lado, temiendo dejar algún flaqueo que permitiera que aquella cosa se le acercara (Sea lo que sea) por que por alguna razón mientras intentaba calmarse solo podía presentir… Algo negativo, un sentimiento de rencor, algo que era acarreado y arrastrado hace mucho tiempo pero no ubicaba su fuente -… Te … habló … a ti?...- preguntó sin siquiera mirarla, no deseaba modular aquello sinceramente por que no deseaba transmitirle inseguridad pero el estruendo de la habitación la había dejado perpleja. -…Debemos… salir…-  musitó y con ambas alas rodeó a Cira, casi sin pedir permiso la envolvió y la cargó cual madre desesperada, por todo el pasillo corriendo a trotes mientras agachaba su cuerpo, apartó con la cabeza la camilla a un lado (Eso dejaría otro moretón en el costado de la frente del chamán una vez culmine su trance) y continuó hasta la puerta, más al abrirla de una patada, apunto de cruzar la voz la detuvo “ALTO ¡NO LO HAGAS!” desesperado y desgarrante en su mente resonó, como una chispa vivaz se encendía el inconsciente del chaman, pero luego desapareció por la esencia invasiva en su cuerpo en nombre de la arpía azul “¿Qué… sucede?...” se sentía tan asustada de preguntar tanto la naturaleza del entorno, más luego pudo ver la línea de sal en el suelo antes de que las puertas volvieran a cerrarse por su sistema automático –Oh… No… Te haría… daño…- volvió a retroceder y dejó a la joven de nuevo en el suelo, cerca de la puerta más Neiwa no podía deshacer o tocar las líneas de sal del chamán, lo que había puesto por seguridad se tornaba en contra de la joven y Neiwa ahora -…Cira… Hablame…- preocupada volvió a medio alzar las alas, debía volver a su calma.


Spoiler:
// No te preocupes~ ya muero de intriga <3
PD: sry lo corto del post XD con Neiwa mucho no puedo hacer si no vuela(?

Queridos mods(?:
// Cira owen avisó su ausencia hasta mediados/finales de diciembre lo cual se extenderá el lapso de tema inactivo, pido por favor que no se cierre y se tenga consideración por esto(?


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarme"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar
Salón : Universitario(a) Edad : 33 Dromes : 203610
Reputación : 4
Mensajes : 137
Ver perfil de usuario
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Harry Strauss el Vie Ene 05, 2018 10:50 pm

TEMA CERRADO
Éste tema ha sido cerrado y trasladado a la papelera debido a que lleva más de 2 meses de inactividad.
Si desean volver a abrirlo pueden pedirlo Aquí

Lugar: Ciudad de Éadrom - Hospital.
avatar
Dromes : 235150
Reputación : 8
Mensajes : 898
Ver perfil de usuario
Harry Strauss
PROTECTORES DE LA NATURALEZA

field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: El 3° piso embrujado ¿Un poltergeist?¿Un demonio? Algo mas... -Cira Owen-

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
field_id-18

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.