6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Vie Sep 01, 2017 3:46 pm

El hogar de Irmiya Devique:
A continuación esta descripción será utilizada para describir con detalle el lugar donde vive el Uruk~ Si se te hace pesada la lectura las imágenes ayudan en resumen visual.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Camina cuesta arriba siguiendo el frondoso camino de tierra entre medio de los árboles por las afueras de la ciudad, maleza y el cantar de la fauna salvaje, el camino se vuelve sinuoso y logras divisar más de cerca las montañas, el principio de estas está atravesando una pequeña porción de descampado verde y silencioso, la brisa fría que resopla sobre los largos pastizales te indica que estas al pie de entrar al majestuoso lugar nevado que indica que solo siguiendo el camino e ignorando las llanuras podrías llegaren cuestión de minutos… pero un edificio oscuro a lo lejos en medio de todo el vació llama la atención, acércate y veras otro pequeño de pastizal aplastado que te llevara directo hacia allí, casi a 30 metros puedes apreciarlo mejor… Una iglesia abandonada
¿Desde hace cuánto tiempo está allí?¿Y por qué tan lejos y apartado de todo?.

Fachada:
Entra con calma, la reja esta sin cadenas ni ningún seguro, un escrito con tiza bastante gastado pero apenas legible dice “Ekhane Jibana Uruk Ishi Médico brujo” (Aquí mismo vive el Maestro médico brujo) una mezcla exótica de algún idioma raro (Bengalí) y japonés e cual solo se entiende lo último de la frase.
Abres el portón de madera una vez atraviesas el umbral y te encuentras con un loby y columnas pintarrajeadas, la humedad perjudicó las paredes y faltan grandes trozos en los vitrales, paredes escritas con simbologías extrañas, criptografías, planos astrales y colgado de las paredes atrapa sueños, máscaras de madera talladas, colgantes de madera y runas, muñecos de trapo y un particular aroma a incienso que perfuma el ambiente… No hay nada que indique devoción al Dios católico, ya que al final de toda la gran habitación hay un crucifijo invertido con cantidad de libros de tapa oscura esparcidos por el suelo del altar y 6 sillas bastante nuevas frente a este. . Todo el lugar se ilumina con candelabros y viejas lámparas que encienden con grasa y un "chispoteo", aunque de día no es necesario por la cantidad de luz que entra por los agujeros y grietas del lugar

Usemos la imaginación para acomodar los objetos:
Si vas a la izquierda encontraras media puerta de madera blanca que lleva al baño, donde una gran pérdida de la cañería llenaba la bañera y el vapor se mantenía como una suave nube en la pequeña habitación, aunque parezca sucio la pintura es de viejas épocas así que está seca, solo el desorden y el resto de botellas vacías con inscripciones extrañas están esparcidas por el suelo.
El baño:
Pasando del baño encontraras si no el hueco donde alguna vez hubo una puerta y un largo pasillo que conduce a otra puerta, donde carrozas con ataúdes vacíos y empolvados yacen destruidos a un costado, la naturaleza intenta terminar de invadir el lugar, más por alguna razón las paredes con simbologías extrañas y demonios dibujados evitan que siga avanzando, solo les otorga las ventanas.
El pasillo al patio trasero:
Sigue el pasillo y te encontraras con la cocina, un amplio lugar donde cuelgan cabezas de ajo y especias, la pared esta tan cargada de cosas que sigue la temática esotérica y los estantes están llenas de recipientes con etiquetas coloridas, bastante antiguo juzgando por la vieja estufa blanca a leña del costado y un lavado de extraña pintura roja.
Cocina:
Volvamos al loby, el pasillo de la derecha te llevara a lo interesante, una habitación repleta de cosas, objetos, libros por doquier, zapatos, ropa, juguetes, candelabros, velas, palo santo, piedras, algunos cráneos humanos y de animales, cuadros extraños, frascos con “cosas extrañas” en su interior y colgado como se pueda varias hierbas secas, un altar era lo único inmaculado y bien cuidado a un costado, debajo de unas escaleras, el aroma a incienso se mezcla con el de azufre y un “mix” frutal fresco, un aroma muy fuerte y hay mucha calidez en el entorno
Descripción visual:



Si subes las escaleras caracol, allí encontraras la habitación del chamán, lleno de chuchuerias, libros, amuletos, muñecos vudú colgados, cuchillas, pentagramas, huesos y demás, apenas puedes moverte hacia la gran y mullida cama con vista al ventanal circular y sin vidrios de frente, con una vista lejana pero legible de la ciudad, la vibra de esta habitación sin lugar a dudas es extraña, ya que aquí es donde el charmán descarga su energía tras un movido día, más no genera ninguna incomodidad, es la habitación con el aroma mas dulce y enigmático de todo el lugar... Dos cuadros gigantes cuelgan a cada alado del ventanal, estan muy bien cuidados y ambos parece que son muy queridos para el dueño de la casa (Deberías preguntarle al chamán quiénes son). No te preocupes por el gato negro que ronda por ahí, es inofensivo más no se te acercará a menos que le des atún (Ni siquiera al actual dueño lo quiere)

El cuarto del chamán:
Los cuadros:


El día era radiante y caluroso en especial, un clima perfecto en el cual la dulce brisa junto con el sol te animaban a ir sin abrigo para disfrutarlo a pleno, muchas veces el chamán agradecía eternamente que su viejo amigo le haya heredado un lugar tan grato y la oportunidad de disfrutar de su nueva vida en una enigmática ciudad cubierta de rumores y seguro con gente interesante a sus alrededores. El chamán no dudo en tomar los volantes escritos a mano que hizo y guardarlos en su portafolios de clase, esa misma mañana había terminado por fin su primer volante el cual guardo en el portafolios y con su motocicleta había partido a Eadrom, su objetivo era la librería del colegio donde un alumno le había enseñado a usar la fotocopiadora, iba a esparcir bastantes ejemplares de “Ayuda espiritual –Limpiezas, Tarot y brebajes naturales – Llame al teléfono de aquí para su consulta (********)” con una bella estrella de 8 puntas bien decorado. No le preocupaba el dejar la iglesia sola, sabía que nada iba a pasarle y ante cualquier cosa sus 4 canes rondaban por ahí (Aunque ellos tampoco ayudan mucho, se la pasan jugueteando entre los arboles, solo regresan cuando oyen la moto de su amo).

En fin… El teléfono no paraba de sonar desde lo alto de aquel edificio, retumbaba levemente por los rincones desolados de la iglesia ¿El motivo? Una clienta que necesitaba organizar su sesión de tarot semanal, la cual había olvidado por completo Irmiya ya que había organizado oros planes, igual la vieja contestadora dejaría su mensaje y después arreglaría, total no faltaba mucho para que termine sus quehaceres en la ciudad y luego volviera a alimentar a sus mascotas, aunque si un par de horas permanecería afuera por el largo viaje que tenía y la calma que llevaba en su día.


Última edición por Uruk Ishi Ir el Vie Sep 01, 2017 9:06 pm, editado 2 veces


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Alouqua Cipher el Vie Sep 01, 2017 5:58 pm



Extraño, pero muy cierto. Allan era un estudiante mas de la academia mas importante de toda la zona, el Instituto Takemori, a petición de los maestros que lo adoptaron. El nectar del conocimiento se encontró como punto de origen de aquel lugar lleno de extrañas historias y eventos vinculados a monstruos y razas muy fuera de el plano humano, perfecto para  que la abeja llevara y creciera  bajo el conocimiento hacia los superiores. Algun dia se convertirá en alguien capacitado para la iluminación y la sociedad experimentará un gran cambio. Todas las doctrinas difundidas a él se deberán mantener en secreto además de vincularse a la religión mas controladora del mundo con tal de pinchar en el corazón y romper los estándares. La paz, la rebeldía, el mundo idea. Una marioneta más que se convertirá algún día en un perfecto ventrílocuo. Si, ese era Allan. El chico de diecinueve años recién cumplidos que en víspera del fin de semana y tras terminar la mayoría de los trabajos escolares pendientes pudo tomarse un respiro  apareciendo cuán involucrada estaba la secta en Eadrom. El dia fue perfecto para pasar por las calles luego de el dia anterior haber recibido de un extraño repartidor unos folletos de un nuevo negocio que ha arribado en la ciudad hace unos días. Allan reconoció los nombres  mencionados de los servicios a realizar por parte del gran hombre. Tarot, limpiezas, temas muy esotéricos para su gusto. El creyó desde el primer dia que los escuchó hablar en ellos e incluso los admiró. Sin embargo,  había algo en su mente que le gritó miles de veces en la noche un "Alejate de eso.".


El chico experimenta una series de alucinaciones tanto auditivas como visuales e incluso hasta cognitivas obteniendo como resultado una noche de pesadillas en la que su mente se puso totalmente en contra de aceptar algún servicio de aquel folleto. ¿Qué tal si descubren sus planes? La organización en la que está vinculado es absolutamente secreta y revelar algo por parte de ella haría que aquellos seres lo apuntan, delatara, y despreciaron. El rubio daba tantas vueltas en la cama con las manos abrazando una almohada que ocultaba su rostro y sus gritos que desesperadamente exigían silencio en la habitación. Aún faltaban horas para su próxima dosis, llevaba aproximadamente tres dias o mas sin tomar  su medicamento, si acaso aceptaba las pastillas para dormir, estas permitían al chico llegar estable a clase. Al final esto ocasionó obedecer al tratamiento de nuevo y luchar con toda su voluntad en ir a conocer a aquel maestro.


Entonces allí estaba Allan, a unos metros del consultorio particular. El tarot fue su principal objetivo. Creía perdidamente en todas esas especulaciones. Com ambos pies sobre el suelo estos miraban fielmente hacia el frente de la gran puerta y de un gran suspiro entró. Se sentía demasiado ansioso, las voces en su cabeza le susurraban  palabras grotescas con el fin de que renunciara a su objetivo y de media vuelta volviera a su hogar. Situó sus puños sobre su cintura y sonrió entrando detallando el interior de la iglesia. Hogar dulce hogar, las voces se desaparecieron y solo una habló.


"Cada dia me impresiona este extraño gusto. ¡ME GUSTA!"


Claro que les gustaría, las ruinas atraían las estrellas en sus ojos. Los símbolos, los carteles, las escrituras en un idioma desconocido para el chico e incluso la manera en la que están organizados los muebles, velas e incluso la onda del humo como daba sus curvas mientras danzaba en el espacio sin corrientes de brisas de entorpezcan su andar. Extendió su mano tocando con suavidad el humo del incienso  dispersarse. Por un  momento sintió algo en su cuerpo. ¿Aquí podrán sanarlo? Preguntas y miles de escrituras sin respuestas ante el por qué el chico nunca ha podido de sentir emociones fuertes. Los médicos fallaron, la iglesia cristiana solo aconsejo vincularlo a Dios, sus padres cegados por las tradiciones religiosas de su familia desecharon la idea de intentar ir a donde un maestro del esoterismo por creencias por miedo a lo desconocido. Quizas... esta sería su oportunidad. Allan usó sus manos  como  amplificadores colocándolas a cada lado de su boca, tomó aire y soltó un  llamado  justo en la mitad de la sala principal. Bajó sus manos  a la altura del pecho esperando respuesta antes de volver a hablar.


-¿Hay alguien aquí? Vengo para consultar sobre los servicios que ofrece en.. -Bajó sus manos buscando desesperadamente el folleto de sus bolsillos de los pantalones. Sacó el papel del derecho, lo desdobló con cuidado y volvió a elevar la mirada y dar pasos hacia el final de la habitación, justo donde tambien había un crucifijo volteado.- Uuh... Creepy. -Sonrió suave y desvió su mirada hacia atrás.


"una habitación repleta de cosas, objetos, libros por doquier, zapatos, ropa, juguetes, candelabros, velas, palo santo, piedras, algunos cráneos humanos y de animales, cuadros extraños, frascos con “cosas extrañas” en su interior y colgado como se pueda varias hierbas secas, un altar era lo único inmaculado y bien cuidado a un costado, debajo de unas escaleras, el aroma a incienso se mezcla con el de azufre y un “mix” frutal fresco, un aroma muy fuerte y hay mucha calidez en el entorno". Fue exactamente y precisamente a lo que su atención se vio atrapada. Tras varios intentos de llamar la atención  de la persona a la cual es dueña de tantos cachibaches. ¿Eso era un frasco de conserva? Era particular, tenía un extraño líquido fucsia y algo parecido a... Ni el logro encontrarle la forma.


"Oh amigo esto es algo de lo que exactamente yo quiero que todo el mundo ame"


-Ni me lo digas. Esto es algo de lo que estaría en el laboratorio de Biología de mi clase. O quizas en el museo tambien. -Frunció las cejas luego, decepcionado del recuerdo tras la pausa que hizo.- ...Malditos directores, deberían dejarnos entrar mas allí... -Volvió a mirar fascinado el frasco envejecido. Corrigió su postura y desvió la mirada hacia atras. Sintía en todo momento que estaba siendo observado. Como si todos los ojos de la pared estuviera mirándolo fijamente  y solamente a él. Literal. - ¿Será que hoy está cerrado esto?




○ [Allan Cipher] ahora es [Alouqua Cipher]

♥️And also pick me♥️:
Copiar

Hablo - Saber habla- Locura habla - "Pienso" - Actúo
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
10168
Reputación :
6
Mensajes :
53

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Vie Sep 01, 2017 9:05 pm

En la iglesia~

Hare, un gato negro bastante grande de ojos amarillos brillantes como luciérnagas en la noche, aquel condenado felino que gustaba de esconderse entre el caos y el desorden del chamán (El cual no aceptaba como su amo pero dependía de él para sobrevivir) había sido despertado por un particular ruido, el crujir de la madera cuando la puerta del taller se abrió, seguido del grito de un intruso en sus aposentos con el valor para poder interrumpir su preciosa siesta de 17 horas… Aquel felino oculto dentro de un montículo de ropa en el suelo justo enfrente del estante de brebajes del chamán, lo observó con su afilada mirada desde un pequeño recoveco que había entre las camisas, quieto y cada vez más furioso por su presencia (Todos eran intrusos, hasta el chamán) su cola se meneaba y lentamente sus bigotes temblaban mientras enseñaba sus colmillos a la oscuridad, de la nada saltó de la ropa hacía aquel ser a su fiero gruñido agudo y luego otro salto en el aire para escapar lo más rápido posible de ahí con la cola bien el alto y su gracioso trote, no quería saber nada de lo que iba a ocurrir allí.

En la ciudad~

El día había sido algo intenso y muy productivo…. Como cada uno de estos que Irmiya exprimía desde que llegó a su nuevo hogar, había aparcado su moto en el colegio, reviso los horarios que le tocaban para mañana, hoy estaba libre de sus clases, cosa que no agradaba mucho, para él era un placer estar enfrente de sus alumnos pero si los horarios no coordinaban podría aprovechar para realizar sus diversos trabajos, por ejemplo dirigirse a la librería y sacar 300 copias de su folleto nuevo, admitiendo que no se le daba bien el uso de la maquinaria ya que tuvo que pedirle ayuda a la joven presente de ahí en cuanto las hojas comenzaron a volar en blanco sobre la sala sin haber imprimido nada… Por suerte había tenido la ayuda para restaurar la situación y juntar todos los papeles del suelo, tarea no tan cansadora pero que tomó unos cuantos minutos. No temía el admitir que era muy clásico, no tenía computadora ni usaba electricidad corriente (Ya que donde vivía no llegaba la corriente eléctrica, era más que nada fuera de su decisión) a lo sumo tenía el teléfono de línea en su cuarto y ese viejo celular perdido en algún lado de su habitación, las maquinas no era lo suyo ¡Muerte a la tecnología!.

No obstante se dedicó toda la mañana a pasear por los alrededores de la ciudad, equipado con una engrapadora prestada del instituto y cinta adhesiva para las paredes, asegurándose que cada dos cuadras en las esquinas haya uno de sus panfletos adheridos (Muy mal porque resulta ser que era medio torpe con el uso de esa máquina y no colocaba suficiente cinta) a los postes de luz, cercas y algún que otro local que lo permitían, más que nada santerías y pequeñas tiendas, ya que había escuchado en el día los tóxicos comentarios cuando amablemente le preguntaba a los comerciantes: “No meterás esa porquería en mi negocio” o “Aleja ese papel del diablo antes que lo prenda fuego” y “No aceptamos publicidad de estafadores” por suerte el último no venía con insultos, si no que era de almacén muy antipático, estaba acostumbrado… Sonaba a aquellos viejos mentirosos que prometían amor, dinero y fortuna mediante palabras mágicas y una bola de cristal, pero pocos entendían que la intención de Irmiya era distinta, su misión era llegar a personas que necesiten confort y ayuda verdadera, tampoco pedía paga por ello… Si había pasado tantos años (y aún seguía) estudiando no era más que para podes dar un servicio a la comunidad, una que el podía realizar y la que se sintiese bien consigo mismo, capaz para alimentar su drama y tener contacto con aquellas almas perdidas, ser la luz para los desamparados y los incomprendidos. Era duro ser un Médico brujo en medio de lo restos del caos que quedaba en esta región, no muchos quieren tener contacto con cosas paranormales o de la índole esotérica, más su colega en su última carta le había prometido que Eadrom tenía varias caras en la que él podría reencontrarse, tal como lo hicieron con el antes de partir a su Valhala.

Los folletos habían sido repartidos en su completa totalidad, materiales devueltos a la librería y una sonrisa de satisfacción en su rostro mientras se sacudía las manos entre palmas señal que hizo un buen trabajo. Con su elegante camisa blanca, guantes negros y pantalón de vestir, su forma civil más sencilla para poder deleitarse en la normalidad y la rutina, aunque era de llamar la atención con sus anillos, sus collares y sus plumas cosa que jamás se sacaba de encima, también estaba muy acostumbrado a que alegaran que era más parecido a un afeminado… Pero el día que a Irmiya le importe lo que los demás piensen ellos tendrán el problema grande, lo único que pensaba ahora mientras montaba su moto y la echaba a andar era en alimentar a sus canes y pensar en preparar la clase para la semana entrante, ya tenía material listo para buen rato, más siempre le animaba pensar en su trabajo estando fuera, tenía sus obligaciones como médico brujo, como profesor y como maestro de su pequeña secta de jóvenes, había mucho que planear… además, también extrañaba hablar con su joven estudiante, el cual ocupaba una pequeña porción de tiempo en sus largos viajes por el camino de tierra, mientras la moto temblequeaba con cada bache del camino, más su estructura estaba echa especialmente para eso, la brisa revolviendo su larga cabellera blanca mientras el casco negro cubría su rostro para que el viento y los insectos no le impacten en la cara, un placer era el viajar con la cautela y la velocidad de su Yamaha.

-¿Hare?- preguntó mientras detenía su moto en el costado del camino, entre la maleza aquella mancha oscura con ojos entrecerrados serio y meneando la cola molesto, mirándolo fijamente al chamán, se bajó de la moto y se quitó el casco colocándolo en el manubrio, se desplazó empujando el vehiculo hasta el principio del césped aplastado y acercó su mano al gato, este en cuanto vió el movimiento se alejó lo más que pudo del chamán… Simplemente no lo quería. Igual algo llamó la atención del peliblanco “¿Por qué Hare no va a la iglesia?” Era de día, Hare era un gran cazador nocturno, debería estar durmiendo… le pareció extraño más lo ignoró por completo, aun no entendía ese animal, lo quería pero sus sentimientos no eran correspondidos. Siguió con la moto a pie entre la maleza hasta la entrada de la iglesia y fue cuando escuchó a sus canes ladrar de la felicidad, corriendo desde la dirección de las montañas a toda prisa, chocándose entre sí desesperados pro que el amo llegó, Irmiya dejó rápido la moto bajo el techo de la entrada y se alejó para recibir el primer abrazo de Ángel, su perro mas grande y corpulento que siempre se tiraba sobre él –Hola hola bonitos ¿Estan helados ¿Jugaron en la nieve?¿Atraparon alguna liebre el día hoy?- batallando y empujando sus cabezas hacia abajo mientras estos felices se frotaban y saltaban contra él, queriendo besar su rostro con aquellos hocicos húmedos y frios, fatigados y con todas sus babas colgando por la sed de la carrera.

La alegría acabó cuando la hembra de la pequeña manada, Beleth olfateó en la entrada algo y con un ladrido seguido de un gruñido echando su cuerpo hacia atrás como si algo extraño sintiera alertó al chamán -¿Qué sucede Beleth?- preguntó en voz baja como si fuera a responderle… Entendió el por qué su reacción, su mirada se tornó seria mientras todos los canes acallaban y avisados por la hembra erizaron su pelaje y entre dientes gruñían como acechando la entrada del edificio, dos de ellos fueron a la puerta trasera rodeando la iglesia mientras Beleth y Ángel se quedaron con el chamán en la entrada –Tranquilos, iré a ver- acarició ambos lomos en simultaneo y con suma cautela y pasos ligeros se adentró en su hogar, observando con sumo cuidado si alguien estaba… Al no encontrar a nadie este prosiguió, llevando su mano al bolsillo donde tenía su pequeño saquito de cuero, con cuidado retiró dos runas lunares y dio un respiro … “Hay algo aquí” y no sabía qué, desde un fantasma hasta otra persona podía hallarse, pero… mientras más leía la energía del lugar y la sentía, visualizaba una extraña pero pequeña sombra, alborotada como si quisiera desfragmentarse en varios pedazos, luchando… abrió los ojos y con las runas en las manos listas para encenderlas detectó donde venía la energía intrusa, corrió viendo que la puerta del taller estaba abierta y levantó el puño listo para atacar, sus perros reaccionaron y los dos corrieron a socorrer a su amo también preparados -¡¡Manifiestate Mald…!!- pero un paso en el taller y sus perros lo empujaron desde atrás, tropezando entre sí y aterrizando sobre su rostro en seco contra el suelo –ito…- terminó de decir y sus runas rodaron en dirección al objetivo, sus canes agacharon la cabeza echando atrás sus orejas con miradas culposas mientras sus colas se movían en vaivén olfateando a su amo, una cariñosa forma de preguntar si estaba bien. Con sumo dolor y entre quejido levantó la vista… Tanto alboroto y película de acción para toparse con un niño humano… -Oh vaya… Lo siento…- dijo con mucha dificultad y la frente enrojecida por el golpe… eso iba a doler más tarde –Ouch… ay ay… ¡Afuera, hicieron suficiente!- los pobres animalitos comenzaban a lamer su rostro provocándole más dolor, preocupados por su estado… más el chamán ya no los quería cerca, solo estaban estorbando -¿Puedes ayudarme? … Lamento la confusión, si fueras un asesino ya estaria muerto, quizas hasta te hubiera facilitado el trabajo je… ouch!- volvió a quejarse al sentir ahora un dolor en su espalda, la caída pareció tonta, pero el peso de esos canes casi destrozan su poco atlético cuerpo.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Alouqua Cipher el Vie Sep 01, 2017 10:00 pm

La respuesta fue sí. El gato se lo dijo. Varios frascos y  libros se fueron abajo estropeando un poco el "orden" del lugar provocando  la movilización del rubio justo al centro de la habitación observando el resultado de la falta de disciplina de ese femenino. Maldijo. Sería un gran problema  que al final el costo de los servicios sean elevados y los cuantos yenes de su cuenta sea reducidos a  un número negativo a gracia de los daños. Apretó sus dientes mostrando un poco antes de acercarse  y arrodillarse a tocar el vidrio roto sin importarle que esté o lo lastime o el líquido que se albergaba dentro del frasco sea tóxico. Llegó a imaginar  los miles de aromas según su  caracteristicas recibiendo un olor diferente tras olfatearlos. Arrugó su expresión facial con asco. Uno de ellos olía como si hubiera sido  utilizado para albergar un cuerpo o quien sabe que tipo de cosa rara se ha desplomado en el suelo. No había mas nada que hacer ante el desastre pero si había algo claro y era al menos recoger los libros que se han caído de un gabinete colocándolos de vuelta en su orden, perfectamente erguidos y acomodados sin ningún rastro de polvo.


Suspiró desahogando todo rastro de cansancio, podría organizar los libros durante horas sin ocasionar desmayos o incluso hambre. Las acciones de tratar de dejar algo perfecto eran comunes bajo los parámetros de la personalidad de el chico solitario. De la nada una extraña melodía apareció en su cabeza. Era suave, pacífica pero misteriosa. Uno de los trucos que recibe a diario de sus "amiguitos" o mas bien de su propio cuerpo roto. Frotó su cien con ambos dedos, acarició un poco su frente y deslizó sus dedos hacia atras peinando cabellos rubios de paso; bajó su manos  y la guardó dentro del bolsillo lateral derecho de su pantalón. Era hora de irse mejor antes de que lo vuelvan a llamar por algo llamado "Allanamiento a las residencias privadas" o "Disturbing the peace". Quizás hoy no era el dia de pasearse por lo desconocido, o quizás era verdad lo que en su mente tanto le dijo cuando pequeño.


Solo sentirás cuando llegue la persona indicada o cuando te aceptes a ti mismo.


La última condición siempre le pareció totalmente extraña, después de todo el se había ya aceptado a si mismo según  un taller de reunión a la sociedad dado en el centro psiquiátrico al cual asistía cuando vivía en Oregon con sus padres. Era inútil pensó al final. Milagrosamente, pudo borrar su último pensamiento cuando escuchó alguien mas en el recinto. ¿Acaso era la persona indicada? Fantasió claro. Justo y cuando  sus pies darían un giro a la situación justo hacia la puerta un extraño hombre si que si tenía una apariencia afeminada apareció ante sus pies. Aplaudió varias veces el chico impresionado por la aparición, como si este fuera un juego lo halagó con un movimiento de brazo con el puño en alto.


-WoOH. Pero si que esto es mágico. -Sonrió. - ¿usted es el dueño de todo esto? -Situó sus manos a la altura del ombligo.


Algo muy dentro le decía que por intuición debió socorrerlo, por el contrario, sus reacciones solo fueron quedarse de pie esperando que aquel hombre no se hubiera matado con esa caída. Necesitaba respuestas pronto. No risas, no sentido de preocupación, por un momento su cerebro se desconecto a la idea de siempre demostrar algún sentimiento de una persona cualquiera, en este caso: Compasión. Se cruzó de brazos  cuando mostró el mayor señales de vida y su sonrisa volvió a aparecer. En esos momentos el chico estaba muy casual en cuanto a que, esta vez poseía sus dos ojos a liberar, el mechon rubio ocultaba levemente su ojo izquierdo pero al menos esta vez no traía puesto aquel parque oscuro con un ojo amarillo pintado muy bien abierto. Sus prendas eran el uniforme del instituto, el de la casa azul por los colores de su corbata.


-¡Ah cierto! -Rió apenado y le extendió un pañuelo seco.- creo que tienes baba en toda la cara. -Volvió a reír, esta vez mas cálido. Dejando de bromas lo ayudó a levantarse. - Soy Allan. Es un gusto conocerte. y si que es verdad. Si fuera un maniático amante de asesinar por supuesto que ya lo estuvieras. Pffff -Emitió un gracioso sonido parecido al de un globo desinflarse.-  Disculpame a  mi si llegué así de la nada. Tu sabes. Mmm... La puerta estaba abierta, no había nadie, el folleto me indicó todo  y quise venir ante todo lo que decía aquí. Tu sabes. - Movió su mano derecha dando giros con su muñeca, rebobinando el casette gigante con ese ademán.-... Información. Precios. -Rió amistoso finalizando sus dudas. -Ese tipo de cosas. Me gusta mucho este tema y le tengo admiración.




○ [Allan Cipher] ahora es [Alouqua Cipher]

♥️And also pick me♥️:
Copiar

Hablo - Saber habla- Locura habla - "Pienso" - Actúo
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
10168
Reputación :
6
Mensajes :
53

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Sáb Sep 02, 2017 11:38 am

Magnifica primera impresión dio el chamán gracias a la emoción de sus canes, no era de esperarse, por eso debían estar afuera a menos que sea crucial, eran demasiado grades como para atravesar juntos la puerta y a veces sin contar lo impulsivos y algo brutos para medir su fuerza, pero eran buenos chicos y listos cuando debían obedecer a su amo. Quiso acompañar las risas más aun la cabeza le latía por el golpe aún, tomó el pañuelo y lo mantuvo tendido con una mano para que no tocara el suelo y se ensuciara, tras levantarse costosamente gracias al muchacho se repuso más mientras una mano sobaba su cadera con aquella postura jorobada la mano del pañuelo se limpiaba el rostro de los restos de polvo –Si lo soy y gracias… uh ay…- emitió un leve quejido al final frotando suavemente sobre la frente para intentar calmar la zona del dolor, una mancha entre rojiza con bordes morados comenzaba a formarse, señal de que el moretón era inminente. Aun así un poco bochornoso se sentía ya que la entrada no fue muy agraciada al escuchar que el joven adulto humano preguntó si era el dueño de aquel desordenado lugar… Muchas veces pensó en ordenarlo más su naturaleza y sus tiempos apretados no le permitían (Sin contar la vagancia, el lugar era muy grande y estaba casi en ruinas)

-Ya veo…- dijo mientras lentamente retomaba su postura más el dolor hizo que arqueara la espalda de nuevo “No no, mejor así” continuó escuchando al joven –Mucho gusto Allan, gracias por no ser un asesino- rio seguido de otra respuesta –Oh que bella sorpresa, te interesó mi volante. Eres bienvenido, las puertas están abiertas para todos, más si compartimos el mismo gusto entonces, tendremos mucho de qué hablar, no hay que apenarse de entrar cuando gustes- Luego otro quejido tocando su frente con aquel pañuelo, una pequeña gota de sangre premeditaba una herida –Genial que te guste, será un placer para mi atenderte ya mismo… pero dame un momento que me acomode y así comenzamos - Dijo mientras tomaba un bollo de ropa sobre el montículo de un lado (Donde había dormido Hare anteriormente) y sin quitar el pañuelo de la frente recorrió el loby hasta el baño. Dejó remojando el pañuelo en agua fría sobre el lavadero y tomó del estante de frascos uno con una sal gruesa verde especial, lo esparció sobre el agua de la tina generando más vapor y se quitó la ropa de civil para adentrar a que su cuerpo saboreara aquella agua caliente -¡Siéntete como en tu casa, la comodidad es el primer paso. Ya voy yendo!- exclamó desde la tina mientras el vapor cubría el cuarto por completo en cuanto sumergía su cuerpo por completo no dejando rastro en la superficie más cerrando los ojos con fuerza ya que las sales si bien no eran dañinas podían llegar a irritar un poco la vista, precavidos ante cualquier anomalía antes que nada, lentamente la mitad de su cabeza se asomó por el agua para volver a respirar mientras las dos plumas de su cabeza volvían a erguirse con un pequeño movimiento quizás involuntario para quitarse el excedente de agua. La sal gruesa ayudaba mucho a lo que serían los dolores musculares y el resto de hierbas secretas que tenían no eran más para relajar el cuerpo y dar un refresco a la mente para poder descargarse toda la atención del día.

Pasado 8 minutos salió del daño ya vestido con sus túnicas blancas, algo extravagantes debido a los volados y que dejaban su abdomen y piernas descubiertas, completamente descalzo y con la toalla sobre la cabeza para que terminara de secarse, el pañuelo ajeno empapado pero limpio de cualquier rastro de su sangre en una mano, era lo mínimo que podía hacer por aquel gesto de entregar algo personal por ayudarlo tras la torpeza anterior. Con una amplia y brillante sonrisa y aquel moretón enrojecido al rojo vivo decorando su rostro volvió al taller del joven –Muy bien Allan…- colocó el pañuelo tendido sobre uno de los palos donde tenía sus hierbas para que se secara –Ya en un rato deberá estar seco- agregó y luego tomo un frasco con fango amarillo de su colección de extraños recipientes, el cual procedió a abrirlo y hundir dos dedos para juntar una buena cantidad y pasárselo por la herida, un compuesto de lodo curado, aloe vera, maicena y azúcar entre algunas otras yerbas medicinales para mejorar aquella fea herida “Mucho mejor, ya se repondrá” pensó para sí mismo, no creía en venditas o alcohol, no había nada mejor que una de sus tradicionales mezclas exóticas que cumplía con la misma función e incluso mejor (Según él). Luego lo dejó sobre el escritorio y se paró frente al joven sin dejar de sonreírle, como si se cayera al suelo se sentó sobre el cruzando las piernas para hacer aquella posición india y comenzó a hablar –Como seguro es tu primera vez tendrás muchas dudas, lanzaras y te responderé, pero antes que nada quiero que sepas… La paga por los servicios será…- pausa dramática y luego esboza una sonrisa malvada y sobreactuada mientras sus ojos turquesa brillaban –… Tu alma kukuku~- pero tras unos segundos comenzó a reír deformando aquel intento de cara maligna –Broma broma- agitaba la mano como si espantara algún olor delante de su rostro, capaz no era bueno para chistes pero quería entrar en confianza y romper el hielo, se sentía muy relajado ya llegando a sus aposentos –No me sirve el dinero ni las monedas, mi única paga será el que logremos avanzar y ayudarte en lo que necesites. ¿Cuáles son tus inquietudes? Siéntete libre de decirme lo que desees, no te prives de ningún temilla que atormente tu mente… so~ ¿Qué hay con Allan? Soy todo oído- con un ruedo de su mano de forma muy delicada (afeminada) apuntó en su dirección


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Alouqua Cipher el Sáb Sep 02, 2017 9:03 pm

la sangre corría, no solo corría por la frente de el maestro sino tambien por sus fosas nasales, oídos y puntas de los dedos como grandes cascadas de un riachuelo a lo alto de una montaña en pleno equinoccio. El corazón de el chico se vio acelerado al instante, como bomba de tiempo solo era que su mente le jugara una mala pasada con los recuerdos perdidos muy adentro de su memoria de niño. Sangre, líquido de color carmesí que recorrió toda la habitación pintando cuadros, pisos, paredes sin compasión. Tragó saliva, pareció sorprendido como el mayor sangraba a pesar de que en la vida real él estuviera ocultando aquel moretón con suma sutileza tan así que sus sensaciones cognitivas le jugaron una mala pasada, algo extraño se deslizaba a través de su propia piel. Allan echó un vistazo su derecha y preciso de su mano principal. Intentó llevar la situación con calma y seguir escuchandolo palabra por palabra desviando su concentración a los movimientos de él, quizás la alucinación pasará si se ignora totalmente. Apretó su boca dando una gran inhalada al aire aromatizado por tantas fragancias y hierbas buscando la relajación.


"¿Te da miedo? Date gusto. Al menos no eres ese asesino del que él mencionó."


Risas acompañaron sus pensamientos. otra vez las molestas voces de un conjunto de voces en eco. Allan cerró sus ojos y acomodó su trasero en el suelo cuando por fin estuvo solo. Recogió sus piernas y cerró los ojos fuerte encontrándose con una pelea interna en su mente. Suave se frotó el rostro echando el cabello de la cara hacia atras exhalando un gran suspiro pesado. Con la boca medio abierta su expresión se fortaleció, estaba agotado porque otra vez estuvieran molestando con las sensaciones de miedo. "Carajo, que yo no se como es en si el miedo" Luchaba sin ponerle tanta preocupación al asunto de su mente, ya era algo normal para el. Escuchó de nuevo el rechinar del suelo con el anuncio de la llegada de el dueño del local. Enseguida se levantó quedando con el torso doblado hacia abajo, los brazos totalmente extendidos hacia el suelo y su mirada en alto. Observó a el mayor con su ceño totalmente marcado hacia arriba. El anterior incidente de la sangre por todos sus cuerpos lo marcó, podría decir que le impactó ver el liquido correr como si el mismo rubio fuera el que provocó tal mal infortunio. Tragó saliva y mordió leve su labio inferior deseando que en verdad haya sido solo una mentira. Allan sonrió suave, no había nada mas e incluso ya no tenía ninguna sustancia extraña en su cuerpo. Suspiró de nuevo y rió un poco antes de darle un saludo amistoso y reconfortar su columna, con la mirada echó un vistazo en toda la habitación localizando una silla lejos del frío suelo de la edificación. Dejó caer su cuerpo suave precavido muy bien de que este asiento no tuviera alguna tachuela o un hueco que lo hicieran lastimarse. Si, era muy paranoico con cualquier cosa que estuviera en su contra con lo desconocido aún más.


"–Como seguro es tu primera vez tendrás muchas dudas, lanzaras y te responderé, pero antes que nada quiero que sepas… La paga por los servicios será…"


Elevó sus cejas y ladeó su rostro; cruzó las piernas copiando el sentado del mayor y esperó a la respuesta con atención. Tras ver que no era nada de preocuparse sonrió en grande. ¿Había dicho gratis? Imposible que tantos servicios fueran gratis. Trató de infundir entre sí mismo bajando la mirada mostrando una pose de pensador filosófico. Echó sus ojos a lo alto y frunció la boca hacia un lado manteniendo su mano en la barbilla. Realizó una mueca tardando en dar su reacción. Con su dedo índice apretó el labio inferior hacia arriba realizando una extraña mueca de cartoon pensador. Un minuto entero después Abrió su boca en grande situando sus manos al frente negando la oferta.


-Es mucho. Quiero tantas cosas y me dices que todo puede ser gratis. No lo entiendo por qué lo sería. Alguien podría simplemente aprovecharse. -Bajó las manos sujetando el asiento e inclinó su vuerpo hacia el frente. -Bueno... Es amable la verdad... -Desvió la mirada recordando tantas cosas que en su mente le perturban. Volvió a tomarse su tiempo. Poco a poco la expresion de Allan fue desvaneciendose para dar inicio a una mas vacia. Mordió su labio inferior. Observó por debajo de la mirada al Dueño evitando el contacto visual de nuevo. Relajó su columna tras echar su cuerpo hacia el espaldar y reposar su cabeza en este mismo mientras miraba al curioso techo agrietado.


Parecía una eternidad para cualquiera que no tuviera paciencia con Allan cuando el chico tomaba tiempo para organizarse mentalmente. Su cabeza estaba hecha el mismo infierno, desordenada y facil de perderse entre sus ideas o lagunas. Estaba viendo como las grietas del techo daban la impresión de estar moviéndose, bailando ante sus ojos, burlándose de él. Otras mas cercanas al asiento de el mayor parecían como si lo señalasen de algo parecido como a la calumnia. Volvió a morderse el labio con la diferencia de la intensidad llegando a lastimarse. Se había mordido tan fuerte que rompió un poco el tejido delicado con tan solo un leve tic en su ceja a causa del dolor. Aun así, se mantuvo mirando el techo. Entrelazo sus dedos reposando sus manos sobre su vientre. Poco a poco un olor a hospital apareció. Antes de que el acompañante quisiera emitir alguna palabra el rubio habló sin pelos en la lengua.


-Entiendo que vine aquí por mi cuenta, sabiendo que puede saber cualquier cosa de mí e incluso leerme mi línea entre cualquier cosas que pueda estar bajo el gran ojo que todo lo ve. Quien sabe, aun no se bien hasta donde usted puede llegar. Pero hay algo que se. Cualquier cosa que te diga podrías tomarlo en mi contra. Entiendo el concepto de, las paredes escuchan, y a no ser que tu tengas algo que evite eso nunca me sentiré totalmente seguro de hablar cualquier cosa en este lugar. No estoy en un psicologo y si hubiera querido eso sencillamente hubiera ido de nuevo a uno. -Sin mover cabeza de la posición alta y relajada en la que la tenía trató de mirar al mayor unos segundos solo para asegurarse de que este no se esté moviendo de más para su gusto. - ¿Cómo se que no eres un espia? Más bien ¿Cómo puedo creer que tu si puedes arreglarme?






○ [Allan Cipher] ahora es [Alouqua Cipher]

♥️And also pick me♥️:
Copiar

Hablo - Saber habla- Locura habla - "Pienso" - Actúo
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
10168
Reputación :
6
Mensajes :
53

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Lun Sep 04, 2017 7:50 pm

Cerró sus ojos mientras acompañaba aquella sonrisa dando una impresión más amigable, era cierto que podían aprovecharse de su trabajo al no pedir regalías o dinero, tampoco era un genio que concedía coche, fortuna, mujeres y autos, pero admitámoslo, los estafadores modernos utilizaban sus cartas y viejos trucos para sacarle unas monedas a aquellos que realmente buscaban una ayuda que psicólogos ni médicos pudieran brindar, explotando la creencia del mundo del más allá llamándose a sí mismos “Sabios espiritistas”, realmente era adivinar y tantear, no les importaba como a él las inquietudes internas las cuales nadie poda allegar o simplemente su intranquilidad espiritual no le permitía manifestar lo que realmente tenían para ofrecer y lo más secreto del alma, aquello que nos corrompe y le tememos… Irmiya admitía tener sus demonios, más allá de los espíritus siempre hay una fuerza incomprensible que ningún libro explicaría ni uno mismo lograría llegar… “Eso” era la meta del chamán, algo que el dinero no podía pagar, su incesante búsqueda de la liberación absoluta del alma y los secretos que aguarda la energía de uno a través de la percepción emotiva de uno. Más esto llevaba a confusiones, nadie podía saber con exactitud los objetivos del Uruk Ishi (a veces ni él sabía los resultados de su búsqueda adentrándose a los sentimientos ajenos, solo buscaba llegar a la fuente de sus perturbaciones, el desenlace siempre era un misterio que estaba dispuesto a entender e intentar ayudar a transmutarlo) después de todo era un médico brujo que ofrecía ayuda espiritual y magia poco convencional, no aquella de fantasía (de “bibidibabitibuu”) si no la que por siglos y siglos culturas del mundo han practicado bajo el llamado de sus dioses, la infinidad de poderes y soluciones que podían otorgar mediante la fe y la búsqueda de su poder, la sabiduría que trasmitían en su camino. Notaba aquel sofocante silencio, le era difícil al joven adulto humano expresarse, no lo culpaba, la primera vez nunca tienes la menor idea de cómo funciona, que decir, a que llegar, que puntos debes develar, dependía del chamán llegar a aquella confianza, un vínculo en el cual gracias a sus poderes lograra comprender al ser que lo acudiera y tratar mediante diversos métodos experimentar como ayudarlo, para muchos era días, otros horas, otros buscaban desesperados saber los pasos del albino en el momento, entregando su voluntad por completo en sus manos, al fin el rubio habló lo cual Irmiya estaba completamente atento.

Lo observó con aquella mirada calma, frotándose levemente el mentón con sus dedos atento a cada micro expresión y cada palabra, a cada pregunta que le inquietaba… Era hora de afianzarse, su voluntad deseaba estar ahí más estos métodos ortodoxos dejaban huecos que no podían rellenar con palabras, lo que él hacía siempre era despojar el bien material y ver al cuerpo como un contenedor, importaba lo que estaba más allá de la anatomía. Adejos de duda y cuestiones contaminaban la tranquilidad del ambiente, perturbaban las energías de su hogar, tras que este terminara, tomó unos segundos analizando la situación, esta vez con una expresión un poco más neutral mas no perdiendo la seguridad de su sonrisa con la cual esperaba confortar al joven –Muy bien, por partes… Presta atención: Según veo al psicólogo, él cobra, su estudio consiste en clasificar tu estado mental y como un sistema prefabricado hallar las palabras concretas de confort para que tú mismo te ayudes a hablar la solución dentro de tu mente. Yo, no toco tu mente, la verdad solo me ocupo de aquello que te perturbe a un modo emocional, ni tu pasado, ni tu vida, ni tus bienes, ni tus problemas en el mundo exterior, solo me importa cómo ayudarte a llevar la gran carga de tu mal emocional- le desagradaba que lo comparen con los métodos civiles tradicionales, el no pertenecía a ese mundo moderno salvo (su trabajo de profesor en el instituto, la educación era tema aparte, algo que llevábamos desde la cuna del resurgimiento de las ideas de la humanidad), la psicología fue cuando las mentes comenzaron a trabajar bajo el estrés y la amargura de los problemas desde la revolución de la industria y la era del poder de la riqueza y el trabajo, cuando la monarquía dejo de sellar las decisiones del territorio que eran dueños y cada individuo llevaba la carga de los estándares sociales… “Curros” modernos donde su estudio estaba prefabricado como si las personas no tuvieran su individualidad, como si todos sus problemas sean figuritas repetidas en cada uno y clasificasen su persona (La cínica visión del chamán sobre esos “profesionales”). –Luego… No puedo arreglarte, porque no estas “roto”, eres un ser carne y hueso, único y excepcional entre todos, no te falta un brazo, una pierna o tu pecho esta desconocido cual muñeco, son sensaciones que vienen de nuestra esencia y nuestras sensaciones debido a sentimientos negativos, que no podemos despejar porque va más allá de la mente y el cuerpo, son más fuertes: Aquellas “sensaciones” que están vinculados al alma y el espíritu…- se tocó su pecho haciendo sonar todos sus collares en un animado sonido de cuencas de maderas y metal a la presión de la palma -… Aquí a donde lleguemos dependerá de ti, lo que realmente buscas en lo más profundo de tu alma, entenderlo, aceptarlo y llevarlo sin que siga nublando tu persona, nuestras cargas jamás serán expulsadas, no pueden ser destruidas, solo se sabe cómo vivir con nuestro espíritu en paz sin que los tormentos nos cubran con aquellas nubes de inseguridad, mal, angustia, ira etc- intentaba ser lo más explicativo posible, es difícil ya que se toma temas que llevaban años de desarrollo y práctica, pero deseaba hacerlo sencillo para que el joven entendiera a que se refería con espiritual, se levantó del suelo y se dirigió a su escritorio, tomó del techo dos restos de yuyos distintos, del cajón un frasco diminuto de cenizas negras, del estante un frasco de fango rojo y una bolsita misteriosa azul de tela, cargándolo todo en un brazo mientras la otra mano tomaba una lámpara de gasolina y volvía al lugar original donde él se había levantado.

Abre la lámpara retirando la prisión de vidrio, vuelve a sentarse mientras toma de un costado un cuenco y vierte las hierbas, dos piscas de fango rojo, un poco de las cenizas y con un mortero comienza a aplastar todos los elementos como si estuviera moliendo granos de pimienta negra, revolviendo y homogenizando aquellos extraños elementos preparados por separados para distintos usos, no necesitaba de su libro de recetas, esa mezcla era de la más común para llevar a cabo una de sus conocidas habilidades de “ilusión mágica” del instituto, pero muy útil para casos así: Lo que tenía en mente era demostrar gráficamente rompiendo lo cotidiano y la mente cuadrada de muchos, para profesor estaba el colegio, como brujo tenía a mano un cantidad de pasos que definirían mejor sus conceptos. Retomo la conversación mientras preparaba la mezcla para que no se haga aburrido verlo solo batir con el mortero–Muy bien, podemos comenzar con lo que me dijiste, es más fácil mostrártelo, mi papel o función no es más que el de “Canalizador”, a mí no me sirve saber tus debilidades o tus fortalezas, si no deseas contarlas me basta, solo seré un instrumento más para que hallemos en que trabajaremos ¡Pero! Debes tener en mente todo el tiempo el motivo por el cual estás aquí, “ese temilla” que no te preguntaré con detalle. A lo que yo me dedico es intentar hallar lo desconocidoque ronda dentro de uno mismo “Viajar al más allá in corpus” para comprender, la mente y el cuerpo está en el mundo carnal, aquí dependerá solo de tu espíritu y tu voluntad, mi magia combina el conocimiento de múltiples culturas y magias para poder ayudar mediante lo que llamo “El velo Espiritual”…- una vez que se hizo una oscura masilla repulsiva y pegajosa en el recipiente la vertió arriba de la lámpara desarmada (No de esas que tienen un foco, las que funcionan con fuego y combustible) acomodó los materiales ensuciándose sus manos sin detener su charla -¿Qué es el Velo Espiritual? Bueno… puede definírsele como la dimensión ligeramente distinta dentro de la nuestra, donde se manifiesta la energía que dejan los seres vivos conectada a nuestra energía en vida, yo creo el canal entre estos mundos mediante lo “emocional”, superando el límite de los sentidos que ya conocemos aumentando nuestra percepción y facultad “empática”, mi especialidad, que es….- tomó una cerilla que estaba allí nomás del suelo y a su paso frotó su punta con la áspera madera encendiéndola -… Entender con mayor profundidad nuestros sentimientos, aquello que afecta nuestra energía y espíritu para superarte en lo que te propongas. Yo solo te doy el mapa, mi energía para crear el canal y el conocimiento de las herramientas, todo el resto, te ocuparás tú. Yo solo responderé tus dudas y te guiaré. Mi paga realmente sería “ayudarte” lo cual necesito tu cooperación y que confiéis en mí en cada paso, tu caminaras el sinuoso camino a tu reencuentro, yo no necesito nada de ti porque lo usaras todo solo para ti. Déjame mostrarte el por qué has venido- debía explotar aquella inseguridad que lo abatía más no bastaban las palabras, en ese momento debía lograr que su mente se abra a una nueva posibilidad, un nuevo recurso, que es el contacto con lo intangible… No esperaba que lo entendiese ya de por sí, las palabras no pueden compararse con la magia… Dejó caer el cerillo encendido sobre la lámpara, el combustible de éste junto con el fango hicieron una perfecta combustiónen una llamarada y ante cualquier reacción, instantáneamente el chamántomó un puñado de polvo blanco de la pequeña bolsa misteriosa y la sopló fuerte para que cubriera al joven, una sal especial de ajo y hierbas sanadoras que le proporcionarían según la antigua magia vudú la protección de todo espíritu que quisiera tocarlo. Con el resto dibujo rápido y desprolijo un círculo alrededor de él mientras la humareda invadía la pequeña habitación.

“Cara a cara con tus sentimientos”
Prueba de la voluntad~ “Espiando el velo”
Método: Magia Empática- Vudú – Ilusión de las cenizas


La habitación se llenó de un espeso humo azul cubriendo hasta el fuego que lo inició, la visibilidad era nula, el color de la humareda es celeste y no pasa nada al respirarla, más bien es un vapor ligero y suave perfumado de azaleas y rosas, el polvo blanco cubría por completo al joven sentado y allí aprovechando la poca visibilidad Irmiya cerró los ojos para comenzar a canalizar su energía, juntó sus manos iniciando su canto-“Oh Elegua, que los espíritus me den la fuerza, presto mi cuerpo para que se manifiesten, denme su energía para mi cometido”- se dio a la entrega… Falsa entrega debido al círculo de ajo que evitaría que lo poseyeran, más su energía latía mientras el tatuaje del purgatorio en su palma latía con fuerza y lentamente se encendía de un color azul, el velo se mezcló con el mundo carnal y a medida que el humo transitaba pacíficamente dando la ilusión de una habitación más amplia unas siluetas se dibujaban cuando el humo las chocaba, sombras humanas sin rostro pero de una energía fuerte y limpia, murmullando cosas, voces de niñas, de adultos, de mujeres, risillas alegres y otras adultas como si entablaran una conversación, eran aquellos espíritus que se acercaban a Irmiya queriendo tocarlo, rodeándolo intentando pasar el circulo, más prestando su esencia para ganar su confianza y tomar aquello que les ofrecía … era su “Carga empática” tocar y allegar los sentimientos de aquellas energías que se manifestaban pacíficamente alrededor del muchacho, más sin interés en él, la sal de ajo lo protegía de su visión y no lograban presentirlo, como si un sello velara por el en nombre de los trucos de Elegua. La voz del chamán resonó y un circulo de aire como remolino dejo al descubierto solo la lámpara y a él, un tranquilo fuego celeste en completa armonía el cual desprendía aquel humo inofensivo y el chamán ocultando su rostro mientras agachaba la cabeza en completo trance –Mentaliza ¿Qué es lo que crees que te preocupa? Si es miedo, este mostrara su rostro… Piensa bien ¿Qué es lo que no conoces de ti? Despeja tu mente, concéntrate, tú tienes el poder- Canalizaba lentamente su lectura empática en la palma del tatuaje brillante mientras acercaba muy lentamente ésta al asiento del joven, mientras la otra lentamente señalaba el artefacto del fuego y las hondas que desprendían comenzaban a danzar sintiendo aquella energía del hombre –Toma un tiempo y encuéntrate… Toma mi mano, confía solo en ti, úsame para manifestarlo- Una voz dulce, tranquila y serena abanicando la calma, su cometido era que el joven se concentrara en la pregunta clave y establecer el contacto mediante su mano, no vería nada con sus ojos cerrados, solo usaría su “Lectura empática” para transmitir el sentimiento del ajeno y manifestarlo en una figura de humo… Esto es una prueba de todo lo que hablaba “el epicentro de los sentimientos y la manifestación ilusoria de la sensación del espíritu”, la confianza que necesitaba para saber cómo proceder y ayudarlo, si la inseguridad era el obstáculo rompería aquella barrera para comprender y sentir lo que él siente, puede considerarse una trampa buena para saber su sentimiento, no podía llegar a su mente de ninguna forma, más solo dependería del joven rubio, este proceso es un viejo rito de una ilusión óptica el cual mediante la imagen esperaba comprender el tormento tanto para el joven como para Irmiya, más una parte no debe saberse, le había dicho que funcionaría como un canalizador ¿Pero qué es eso? Es donde descargas tu sentimientos y este los manifiestatransmutándolos, aunque sea en una ilusión lograba llegar de una forma que ningún libro o explicación podría hacerlo -Sigue mi voz, estoy contigo… Confía en ti y piensa, piensa, piensa ¿Qué sientes? No temas, esto te ayudara a entender- la voz ligera junto con aquel extraño ambiente, estaba usando mucha energía, más su desgaste se vería afectado después de esta prueba “Anda aventúrate” “Pobre criatura ¿Tendrá miedo?” “Vamos!” sus muchachos afloraban dentro de la cabeza de Irmiya, debía concentrarse en realizar la lectura y aislarlos para que no aprovechen la debilidad del chamán, si se desconcentra no se sabe que espíritu lo posea, toda su atención y concentración debía ser por el bien del muchacho.


Permiso para poderes de trama:

1. Disculpa, mi conxecion variará por que no tengo pc (Desde el cyber cafe te publico XD)
2. Paso a explicarte los poderes que desea utilizar

"Lectura Empática" : Irmiya es muy susceptible y sensible a las energías de su entorno, lo cual el tiene una capacidad cognitiva (percepción sensorial desarrollada) para sentimientos y estados de animo tanto espíritus como otros seres.También depende de la susceptibilidad de la persona puede tener una noción de la maldad o inocencia en su alma.
-Para que funcione debe tener cualquier tipo de contacto con la persona, visual, tacto, una charla etc

"Carga Empática" : Esta habilidad es especial para "cargar" sus amuletos de las emociones tanto propias como de otra persona si esta se lo permite mediante el ritual correcto, también sirve para "limpiezas espirituales" el cual simplemente es ayudar a la persona a deshacerse de una energía negativa o sentimiento de dolor (pena, melancolía, tristeza, etc) Otro uso puede ser de "repelente" o protección contra entidades espirituales (npcs desde yá para modo trama)


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Alouqua Cipher el Lun Sep 04, 2017 9:47 pm

En el lugar en donde no cabe algún sentimiento fuerte dentro del ser de el rubio, no se encontró nada interesante para poder sacar al mundo exterior. La ira, la tristeza, la alegría sentimientos fuertes que determinan sensaciones en las personas tan trascendentales como para marcar un recuerdo importante en sus vidas. Allan por el contrario, los únicos recuerdos marcados en su vida desde que tiene memoria solo han sido  vacíos. Visiones propagadas para ser ilustradas en prueba de un ser que puede ver la muerte como un auto pasar por la carretera, un aspecto sin importancia que imposibilita la capacidad de sensaciones. Exacto, el chico nunca ha podido ser capaz de sentirlo, ese lugar vacío era su ser terrenal el lugar en donde nada existe. El nunca ha podido descubrir la verdadera razón por la cual según todas las personas que una vez le han dado importancia se han esforzado para descubrir por qué tan incapacitado para sentir. allan estando sentado permitió que el brujo hiciera todo lo que este deseara, se mantuvo atento a cada acción, palabra e ingrediente seleccionaba para sus menjurjes. Sin  inconvenientes le correspondía, si tenía que moverse o cerrar ojos o sencillamente dejarse llevar, después de todo Allan llegó a ese lugar con  una clara decision en su cabeza no se echaría hacia atras ni mucho menos cerraría su mente. Todo el mundo merece una oportunidad de encontrar lo que le llena y este es el momento de conocer a un verdadero maestro de las artes secretas, si acerta  este se volvería en lo mas cercano te tuviera para por fin intentar conocerse a si mismo. La ciencia nunca sirvió, se ha visto, todos los doctores han fracasado; la psiquiatría solo lo vincula a un problema de neuronas en base a lo que la psiquis pueda dar, pruebas y pruebas falsas. la iglesia únicamente ha pensado en que un demonio es el que no lo ha permitido sentir u otros es sencillamente la depresión lo ha hecho desviarse del camino del señor. Hay algo más, la naturaleza o algo mas podría conocer exactamente ¿Por qué Allan es así? El chico sabía que esto nunca sería trabajo de otra persona, nadie podría llegar a conocer exactamente lo que piensa o lo que realmente siente. Relajó totalmente su cuerpo, reposó las manos sobre las piernas y cerró los ojos a causa de tanto humo que le llegaba a molestar la vista. Respiró los frescos aromas y poco a poco los fue abriendo de nuevo.


"No mas golpes." Pensó.


Una lágrima recorrió la extensión de su rostro mientras con la vista al alto la sintió. Estaba muy relajado como para demostrar tristeza alguna, por supuesto esa sensación nunca se manifestó, tampoco la ira ni mucho menos la alegría, únicamente la lágrima cristalina quiso descender. La siguió otra mas acompañado de un nudo en el pecho provocando querer respirar muy profundo percibiendo unas extrañas sombras. ¿Por qué carajos vió eso? Debió ser una de las alucinaciones que dice tener frecuentemente por lo tanto con una presión en sus cejas y mandíbula miró al punto de origen en donde la voz del maestro debía estar sentado encontrando la calma en la habitación. Volvió a cerrar los ojos desprendiendo una gota mas. Relamió sus labios y volvió a respirar profundo botando el aire poco a poco acercando su derecha con cuidado hacia en donde su mente le indico que debería estar.


-Yo... -Tragó saliva con fuerza.- No siento nada.Solo he sentido Confusión, vacío. No se desde cuando. Los médicos nunca me arreglaron, los psicólogos nunca me encontraron, la iglesia solo te  da libros. Quiero saber muchas cosas... -Apretó las cejas y da un movimiento brusco sujetó con la izquierda lo que ya con la derecha agarró.- Realmente quiero saber. ¿Que me pasa? ¿Por qué soy así?


Poco a poco el olor le fue comenzando a dar picazón en la nariz, se frotó con el hombro tratando de aliviar la sensación pero tantas  aromas y vapores  lo estaban haciendo casi a estornudar. Rascó su nariz sin tocarla con movimientos  tal cual como un ratón haría. Aspiró con fuerza. No podría creer que se haya confesado así de rápido con alguien que acababa de conocer. ¿A caso era magia? O simplemente el aure que desprendía el Brujo era el idóneo para estos acercamientos a la  barrera de otra persona. La puerta de Allan estaba abierta para el hombre de cabellos plateados, podría pasar, sentarse en el sofá de su ser. Aun dentro de él existía la esperanza de algun dia encontrar a alguien que haga su mundo especial, tambien la esperanza de algun dia entenderse por completo y así volver a sentir. Nunca le ha molestado  el hecho de no recordar las memorias de su infancia pero el hecho de no ser como los otros lo perturbaba.  Al fin y al cabo, estornudó sin soltarlo.





○ [Allan Cipher] ahora es [Alouqua Cipher]

♥️And also pick me♥️:
Copiar

Hablo - Saber habla- Locura habla - "Pienso" - Actúo
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
10168
Reputación :
6
Mensajes :
53

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Jue Sep 07, 2017 7:43 pm

Los espíritus rondaban por la sala en la espera de la aclamada respuesta, lentamente Irmiya despejaba su mente mientras esperaba a que el joven tomara su mano, la carga de energía retroalimentándose mientras controlaba el temblequeo involuntario de su mano, por más difícil que fuera mantenerlo estático debía de hacer el esfuerzo de controlar las acciones de su cuerpo y esperar pacientemente, había osado de iniciar un rito sin aviso y respuesta más eran sus métodos al ver el consentimiento ajeno (o eso le transmitía cuando tomo valor en llegar a ese extremo), mantener la creencia que la voluntad que lo impulsaba a que se diera aquel encuentro abriría la puerta de una confianza que llegue a la raíz espiritual, aquel problema que albergaba en lo más profundo del rubio, aquello que no deseaba contarle al chamán en primer lugar, no sentía curiosidad en sí ahora mismo, su única función era poder intentar ayudarlo con algo de trucos empáticos e imágenes visuales, estaría a salvo de aquellas entidades rondantes por haber cargado aquel polvo, más los espíritus como prestaban su energía drenaban la de Irmiya de apoco, no quería que se apresurara más comenzaba a ser difícil contener los latidos de su corazón y que no se agite su pecho como producto, sus tres niños estaban comenzando a picar para luchar quien tomaría el control si se debilitara. La dulce espera dio sus frutos, lo cual Irmiya aun con la cabeza baja y ojo cerrados fue atento al escuchar como percibir e  interpretar su mensaje “Confusión” “Dudas” “Preguntas”… Todo aquello lo relacionó y con la otra mano cerca del fuego hizo un ademán manipulando la humareda saliente para que frente al joven la figura de él mismo como si se tratase de un reflejo tomara su forma, aun temblequeando por la suave brisa intentaba definirse la expresión de su rostro, cejas arqueadas y la sonrisa invertida señal de disgusto o tristeza, más cuando toco la mano comenzó a absorber otra cosa… Algo que heló su sangre y lo maravilló espantado.

Echó la cabeza hacia atrás mientras sus pupilas se volteaban colocando los ojos en blanco como si de una posesión se tratase, intentaba articular algún sonido pero este se veía como “atragantado” mientras temblaba sosteniendo firme la mano del joven, aquí es cuando actúa la Lectura Empática absorbiendo lo que sentía en el interior de la persona tras iniciar el vínculo consentido, la figura de humo comenzó a distorsionarse abruptamente, Irmiya intentaba transmitir lo que sentía más le presentaba un reto y una dificultad ya que su facultad racional o física se veía afectad a causa de ese estado de lectura “Por los dioses tío!... Vete vete vete ¡Ya!” una de las pocas veces que escuchaba al pequeño Mai Rai advirtiéndole desesperado en lo más profundo de su mente, por alguna razón quería que lo dejasen, sus espíritus se sentían amenazados con la figura de alguna presencia extraña. La mancha de humo se hacía sinuosa e implacable más un rostro con dientes podía sonreírle al joven rubio y hacerse más grande delante de él, como si le sonriera con una malicia y con implacables dientes que crecían cuando abría su boca, Irmiya no podía controlarlo, era como si una energía oscura y extraña pasara el canal de su cuerpo de una forma violenta…

(Subconsciente de Irmiya: El Canal Energético/Ilustración)
“Se encontraba Irmiya en plena oscuridad, radiando una luz por su cuerpo desnudo, en aquello que parecía ser una habitación desolada sin fondo ni esquinas, un ruido como un borboteo de agua se escuchó fluctuando de la misma nada frente a sus ojos, tomando poco a poco forma, de una forma invasiva y acelerada como grandes burbujas de un líquido oscuro lleno de ojos, ojos blancos y una esquizofrénica risa, solo podía observarlo entre asombrado y temeroso de lo desconocido que creía y crecía hasta que sintió que esta cosa se disparó cual proyectil hacia él… ¡Neiwa! Exclamó cual eco en el vació, estaba paralizado del miedo debía admitir, más el espíritu de la mujer alada lo tomó con sus pies de ave de los hombros y lo elevó lejos de la mira de la criatura sin forma. Desde lo alto mientras Neiwa planeaba Irmiya lo contemplo, algo que se expandía como un mar infestado y putrefacto de ojos… -Esto es algo grande Neiwa, esto es algo oscuro… pero no sé qué es- desde lo más alto veía como su subconsciente era afectado, más ese canal debería cerrarlo en cualquier momento –Ayúdalo Irmiya… descubre que es y destrúyelo… puede que sea… muy peligroso… más de lo que imaginas…- con calma y aquella voz sollozante de lágrimas como era ella, el espíritu maternal y compasivo que temía ahora por la oscuridad que albergaba en un punto muy profundo, la respuesta a la duda que lo atormentaba”

Volvió a la realidad, sentía una gran presión en el pecho por culpa de aquella cosa que había avisado, había dejado entrar una imagen tan horrible que temía que esta lo dañara, cerró el canal y la humareda con la forma de aquel rostro con dientes fijó su atención sobre el chamán -¡Desaparece!- exclamó mientras la humareda rugía, era producto del control de Irmiya, más debía ser pensante, tenía que darle un ejemplo grafico de lo que ocurrió dentro de su cabeza, la boca se abrió hasta que este se convirtió en un gigantesco ojo, nuevamente se dividió como una gran boca y se abalanzó sobre el joven rubio cerrando su mandíbula y desapareciendo como un tenue vapor. Mantuvo su mano fuertemente acompañándolo en aquella experiencia mientras los espíritus inquietos se disiparon abandonando el lugar, quedando nuevamente la habitación en calma, el humo lentamente bajaba junto con la llama, el azul iba perdiendo su fuerza hasta el gris e iba volviendo a hacerse visible algunos objetos de la habitación, las yerbas del techo, algunos libros y algunos montículos de ropa. Observó al joven y respiro hondo -Ningún médico o psicólogo jamás podría entenderlo, tus dudas no son sobre ti, es sobre lo que alberga el alma de cada ser vivo en este mundo, su pequeño veneno- un ademán con la mano cerca del fuego volvió a dibujar la silueta del joven rubio, con mejor definición más algo débil por el poco vapor que quedaba presente –Solo puedo decirte algo jovencito…- dentro de Irmiya no sabía con exactitud lo que había vivido, sabía que era algo pero no podía definir si era un demonio o alguna clase de entidad, inclusive puede ser un poder… lo cual claro que afirmaría que no es un humano común y corriente -…Tú, no estas roto, pero algo sí y no es roto… es….- No podía definirlo, vagó con la última palabra, no quería darle malas noticias en ese momento así que con otro ademán de los dedos manipuló el humo para que este formara una especie de serpentina que rodeara la cabeza de la figura -…Algo tienes, no es mental ni físico, afecta tu mundo carnal tanto espiritual, es una perturbación extraña, tampoco se definirla, sé que es “algo” pero no tengo nombres- Apretó la mano del joven no tanto para hacerle daño, pero eso le preocupaba -… Tengo clientes que a veces su alma está vinculada a caídos y espíritus, casos paranormales e incomprensibles, lamento no haber sido tan fuerte para responder a tu pregunta directamente, pero este camino necesitara de otros medios que deberíamos probar, necesito lograr llegar a tus sentimientos y capaz encontrar un vínculo, lo cual tendremos que trabajarlo por supuesto- la serpentina continuó girando al ritmo de los dedos de Irmiya y luego se disipó junto con la figura en un chasquido -¿Estás bien? Quizás esto te traiga más dudas, pero tenemos una certeza de algo, que puedo llegar quizás a comprender, no estamos solos… Allan, tanto tú como yo- él tenía la capacidad de almacenar almas tales como Neiwa y los otros dos, quizás asoció eso con algo… más oscuro pero no quería decírselo, temía alimentar a esa gran bestia que ocupo su canal, intento asociarlo con lo vivido más no deseaba volver a hacer una lectura tan temprana, temía que fuera alguna energía inquieta, pensó por segundos en ofrecerle algún té que lo calme naturalmente más debía esperar que lo asimile, sea cual sea el caso Irmiya estaba atento.


Aclaracion "No-metarol:
/Por las dudas (? Gracias a la lectura empática de Irmiya y esto expresado como trama, el chamán puede detectar "maldad o bondad" esto define tambien mediante el canal el reflejo de una imagen de lo de Allan, no lo que es o que este lo poseyera, todo es producto de la sensación que absorve Irmiya de los sentimientos transmitidos y procesados (?
PD: de nuevo sin internet XD lamento la demora Uu


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Alouqua Cipher el Jue Sep 07, 2017 9:00 pm

A estas alturas es imposible que la forma física se pronunciara exactamente cómo debería formarse tal cual las órdenes del brujo exigía con su poder y concentración. Únicamente manchas negras del abismo demostraban la profunda realidad de Allan. ¿Dónde está su mismo reflejo, exactamente el mismo pasivo que en la tierra anuncia? Se había ido y reemplazado por una extraña y amplia sonrisa de maldad sacada de lo mas profundo del averno. Lo estaban viendo, lo estaban sintiendo y el lo sabía. La verdadera naturaleza del humano Allan se tornó en un tornado que solo esperaba el momento de salir y golpear el vidrio que lo separaba del mundo terrestre.


"¿A quién estás hurgando, IIIIIIrrrmiiyaaaaa....kun? HAHAHAHAHAHAHAHAA" La sombra oscura retumbó riéndose despiadadamente a pesar de estar totalmente sellada dentro de la mente de Allan.


Una voz clara sue expresada a través del fuego retumbando en cada rincón de la habitación únicamente escuchable para el Maestro. Parecida a la de Allan, de un tenor agradable, limpia y clara; alegre y llena de maldad. nadie habló, nadie estaba abriendo la boca en aquellos momentos además de los murmullos de aquellos espíritus impacientes por un resultado. Allan sujetaba suave la mano, sus ojos sin preocupaciones relajados en la concentración de infundir sus pensamientos en un espacio blanco en donde nada existe. Aquella figura indescriptible permaneció con la extensa sonrisa hasta el cierre del canal, soltando unas últimas palabras de nuevo, exclusivamente para él incluso.


"Es aburrido estar aquí"


El chico abrió suave su boca asomando los incisivos superiores en donde un canal echo para la respiración bucal pasará delicadamente. poco a poco el cuerpo de el chico se iba hacia adelante relajandose como si nada hubiera pasado. Con la cabeza hacia abajo poco a poco fue recobrando los sentidos terrenales. Sus oídos escucharon las dulces palabras de el peli plateado y con suavidad fue abriendo los ojos. Se sentía entorpecido como si hubiera pasado una intensa sesión de meditación. Corrigió su postura y suavemente fue soltando el agarre con el mayor. Tantas preguntas volvieron a su cabeza sobre lo que en verdad había pasado en la habitación.


-¿Qué me estás tratando de decir? -Susurró somnoliento.


Curioso se acercó a la mesa y de vista en alto observó lo que hacía el mayor con tanta dedicación. Lo escuchó sorprendido durante toda la charla. ¿Acaso había encontrado algo útil? Algo le picaba en la mata de la intriga. Apretó sus labios y trató de sonreir un poco interviniendo justo en la parte mas delicada de la conversación. "Tú, no estás roto, pero algo sí y no es roto… es…." Marcó aún mas su ceño a medida que trataba de explicarle lo sucedido. Recogió sus manos hasta el pecho resguardando con la otra en señal de rechazo. Su mirada perturbada anunció la decepción de la sesión. Al levantarse de tirón dejó caer la cilla y de un paso hacia atras negó con fuerza exaltandose con un gemido ronco. Abrió los ojos tan grande como sus cuencas lo permitieron la desesperación poco a poco llenó su estabilidad. ¿Acaso debía dejarse llevar esta vez? Le estaba proponiendo algo complicado para si mismo aceptar luego de tantas veces escuchar palabras parecidas al "Debemos hacer mas pruebas para decir que tiene Allan" Tragó saliva y cerró los ojos con fuerza dejando caer su cuerpo sobre las rodillas, lastimandolas sin darse cuenta. Suave, subió la mirada hacia el mayor, las cejas totalmente curveadas y una sonrisa tosca daban la respuesta positiva requerida por el Brujo.


-Entiendo... No nunca he estado solo Maestro. Nunca. -Desvió la mirada hacia los brebajes, aprecia como si jugaban seres con ellos.- No me quiero ir así... -Remojó sus labios y suspiró. - A él no le gusta cuando hablo de mas. A mi tampoco, pero...Bueno, ya lo hice. El me ha dicho. que algún día conoceré alguien que me hará sentir; tambien me ha dicho que el dia que me acepte tambien sentiré. Pero yo no entiendo exactamente que me debo aceptar. No lo se. -Sacudió su cabeza y tomó su rostro escondiéndose con temblores en sí mismo. - Estoy agotado de sentirme vacío. Aun así. Lo que veo no son espíritus. son parte de mi. Lo sé porque cuando tomo la medicina todo se calma aunque.. -abrió los ojos grande mordiéndose el labio al punto de sangrar tras darse cuenta de que metió la pata él tenía muchas cosas que sí les diría quizás le fuera de utilidad al irmi. - ¡Por favor! Dime ¿qué fue lo que sintió de mi? ¡Necesito saberlo! ¿Es esa la razón por la que yo no siento nada? ¿Por qué no puedo sentir alegría o tristeza o ira o miedo o compasión? ¿usted cree que algún día podré sentirlas por primera vez? O es que... Allan junior tiene razón con lo que me dice.







○ [Allan Cipher] ahora es [Alouqua Cipher]

♥️And also pick me♥️:
Copiar

Hablo - Saber habla- Locura habla - "Pienso" - Actúo
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
10168
Reputación :
6
Mensajes :
53

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Vie Sep 08, 2017 8:10 pm

Comenzó a revolver los cajones de su escritorio en busca de una pequeña caja metálica, el efecto del desgaste mental comenzaba a afectarlo poco a poco después de todo ello, sentía que poco a poco no podría mantener la conversación con calma, necesitaba hacer algo lo cual iba a recurrir a su viejo amigo el tabaco, poco a poco también sufría del desgaste físico ya que sus manos marcaban un tenue temblequeo, no tanto como durante el trance pero ya sentía aun aquella sensación que había dejado rastro la entidad. Tomó uno de los cigarros armados y lo encendió con otra cerilla que encontró sobre la mesa frotándolo sobre la madera, era a veces muy útil que todo este lío esté esparcido por todos lados, dio una calada entrando en contacto con la nicotina, después de todo era un neuro-depresor que aunque para el chamán no le cause adicción terminaba siendo a veces una pequeña ayuda, después de todo tenemos aquel pequeño desliz, el olor a sahumerio y palo santo no dejaba rastro de aquel humo, podía suprimirlo con total natural sin afectar el ambiente.

Tomó un plato en medio del desorden y allí coloco las hierbas, luego un extraño paquete chico envuelto en una tela roja y lo guardó en su bolsillo, atento a lo siguiente que expresaba el joven volteó para verle, por poco creyó que el joven al no entenderlo abandonaría la sesión más presentaba una grata sorpresa que su voluntad haya sido tan fuerte como para resistir la experiencia y ahora las preguntas abundaban, ojalá el chamán tuviera las respuestas de inmediato, pero aún necesitaba pensar con claridad todo lo sucedido “Esto es una oportunidad, Neiwa” la sollozante identidad se sentía contenta de oír que Allan revelaba el nombre de aquello que atormentaba su mente, tanto ella como Irmiya les preocupaba que lo que habitaba en su interior después de haber echado un vistazo, pero a su vez también indicaba que era peligroso “La entidad desea algo de Allan, quiere establecer un vínculo ¿Tendrá alguna misión pendiente?” no para de pensar aún sin una respuesta clara más que un suspiro mientras expulsaba el humo, aquella tétrica voz que pareció recordar, aquella imagen de ojos golpeteaban sus recuerdos –Entiendo… sé que quieres saber, ambos ahora tenemos dudas. Yo… pude ver algo Allan, las medicinas suprimen tu mente, reprimen en parte aquello, pero no bastaran para ayudarte, tenemos que intentar una alternativa- solo eso completo el aporte, ahora podía comprender mejor que quizás la conexión del joven era más intensa, ya la relación estaba encaminada y ayudaría mucho a distinguir contra que se enfrentaba, era más preocupante lo cual no pudo evitar sentir un escalofrió y torcer la sonrisa como si hubiera sentido un amargo sabor en la boca, algo le preocupaba, un extraño presentimiento más estaba dispuesto a adentrarse en este baile –¿Allan Junior?- preguntó en voz baja abriendo los ojos de par en par –Debemos encontrar esa respuesta ¿Qué hay en ti que puedes aceptar? Si no quieres irte entonces buscaremos juntos una solución o lograr comprenderlo, haré todo a mi disposición para ver que bloquea tus sentimientos Allan. Es preocupante… Tampoco pude ver mucho de ti solo "eso", hay que llegar a él, encontrarte- solo eso pudo responder mientras asentía y volvía a dedicarle una sonrisa de lado –Ven, pensaremos el siguiente paso con una taza de té, ayudara a relajar tu mente… mejor que esas endemoniadas pastillas- Con todo listo hizo un ademán con la mano para que lo siguiera afuera de la habitación, el segundo paso ya lo tenía planeado “Aquí vamos chicos, no me dejen”.

En el camino a la cocina atravesó la sala en completo silencio, las velas por todo el lugar juntado con un silencio, apenas se oía a lo lejos sus perros ladrar, significaba que estaban cerca jugando por el patio trasero, cuando entró a la cocina apartó con su brazo el montón de cosas que ocupaban la mesa, todo solo para dejar la mitad de esta completamente limpia, mientras el cigarro posaba en sus labios y con la otra mano sostenía el plato, algunos frascos y tazones metálicos cayeron al suelo pateándolos a un costado de la cocina para que no estorben el paso (No tenía muchas ganas de ordenar ahora mismo con tantas cosas en su cabeza) acercó la silla indicándole a Allan que tomara asiento –Este es el preparativo para la parte 2- dejó el plato en la mesa y se encargó de echar leña a la vieja estufa blanca, relleno la pava metálica con agua del grifo y la colocó arriba de la estufa que tomaría temperatura, tomó el conjunto de yerbas de la mesa encerrándolos en un saco de tela y lo vertió dentro de la pava para dar comienzo a la infusión, necesitaba ganar más confianza para poder también hablar con el otro ser consiente, sabía que si Allan lo escuchaba “la otra cosa” (No tiene aún una definición de lo que sea) lo oiría de igual forma, podría sacar provecho y lograr un interés mutuo para poder saber más detalle –Mi mente está bajo constantes presiones de voces y de presencias, los míos son espíritus, no será lo mismo pero me tomó muchísimos años descubrirlos, aceptarlos y conocerlos para poder acarrearles en mi día a día, puede que algunas voces me estorben de vez en cuando pero evito que me afecten con fuerza de voluntad… Eso es lo que llamo el auto control, debes ganar más“confianza” para poder llegar a aquella parte que el ojo y la mente no llegan, están más allá de todo eso, esto implica directamente tu alma- comenzó a comentar mientras buscaba en la alacena la bolsa de panes, sus espíritus eran muy distintos al del joven, ellos eran vidas pasadas que se apegaron a su alma, jamás estaba solo pero la diferencia con el joven era que el tipo de conexión era mucho más unido, era como si el olor de la entidad habitara por todo el cuerpo de Allan, se le había cruzado la suposición de una “posesión” lo cual eso llevaría más trabajo después de ver la magnitud y la maldad que habitaba en él, debía estar seguro de saber a qué se enfrentaba antes de tomar partido, eso implicaba crear un vínculo lo más pronto posible, cortó el centro de los panes y poco a poco retiraba las migas dejándolas en el plato vacío donde yacían las yerbas hace rato, expulsando el humo de su boca con mucho cuidado que el cigarro no cayera mientras hablara y las cenizas no toquen la comida -… Debemos descubrir que es ese “algo”… Tienes muchas más inquietudes que cualquier humano…- ante eso cerró los ojos, le estaba dando la espalda mientras cocinaba más ese “humano” se le escapó por descuido lo cual intento corregir -… Persona, por eso quizás sientas que estás loco o roto…- dejaba los panes abiertos sobre la plancha alado de la pava para que su base se calentara y comenzó a juntar un puñado de moras en un canasto de su costado, vertiéndolas dentro de los panes y colocando la tapita de corteza -… Solo confundido- en parte eso lo llevó a la nostalgia, recordaba cuando era pequeño, no podía hablar con normalidad con los niños de su edad, siempre prefirió la compañía de las voces y los fantasmas cual inocente criatura criada en ese ambiente. Los panes se calentaron, las moras se habían derretido creando un jugoso relleno, sirvió el té en dos tazas y coloco los panes en el plato, acercándoselos al joven, otra calada del cigarro que aún se mantenía en su boca y lo tiró al suelo solo para aplastarlo con el pie, no había terminado más ya era hora de cortarlo, ahora mismo necesitaba calma, se sentó frente al joven arrastrando la silla y sacó de su bolsillo el extraño empaque de color rojo, lo dejó a un lado y se dispuso a tomar el té.

Un sorbo sobre ese cálido liquido teniendo cuidado de no quemarse y luego un placentero suspiro –Mucho mejor, esta receta ayuda a relajar el cuerpo y los sentidos… Necesitaremos concentrarnos para la segunda prueba- Luego volvió a mirarle mientras tomaba un pan, ya era hora de hablar sobre lo ocurrido –Responderé a las preguntas que me hiciste, como pueda… Aún no tengo suficiente información, pero lo que vi… y lo que me has dicho me ha dado que pensar- Poco a poco retomó cada pregunta de la otra habitación y pensó muy bien sus respuestas –Lo que he visto, no es un espíritu, es una entidad apegada a ti pero… tampoco creo que sea solo una, si lo es, temo que es muy grande como para enfrentarlo, me sorprende mucho que logres llevarlo, no imagino lo que debes sentir junto a él- no pudo acotar más nada, para poder explicárselo necesitaba del misterioso paquete rojo, tomó un poco de té y mordió del pan relleno –Según tengo entendido…- tragó el bolo para poder hablar con claridad -…Una persona esta inhibida de sus emociones cuando algo dentro de él es anulado u obstruido, lo que supongo que esta entidad está conectada muy cerca de esas emociones, te bloquea a un nivel mental lo cual por eso los payas…- otro desliz de su puntiaguda lengua –…“Doctores”…- “Payasos”
-…Creen que podría llegar a ser una especie de autismo o bloqueo traumático, yo creo que tu flujo espiritual esta… no sé la palabra, “Sellado” si esta entidad está vinculada claro-
Mucha clase de energías tenían esta anomalía, pero eso significaría posesión ¿Acaso ese joven lo estaba? Lo atormentaba la idea de imaginarlo, esperaba equivocarse, más cada vez se hacía obvio, aun mas después de lo que Allan le dijo -… Puedes llegar a sentirlos, no es que no los tengas Allan, no puedes, debo estar completamente seguro donde esta ese bloqueo- tomó otra taza de té acompañándolo con otra mordida del pan –Sabes.. hace 2 semanas tuve un caso de posesión, una jovencita de 11 años tenía consigo atrapado un demonio, un pequeño Goblin que la impulsaba a deseos autodestructivos, si fuera algo de tan magnitud debería querer expresar, sentir agrado o placer al satisfacer los impulsos que le exigía a la jovencita, ella ya no podía pensar por sí misma… Dime ¿Tienes algún deseo destructivo?¿Qué cosas especificas sientes que se te manifiestan? Y… ¿Puedes recordar el primer encuentro con Allan Junior?-


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Alouqua Cipher el Sáb Sep 09, 2017 4:18 am

Acaso fue alentador cada sílaba pronunciada por su delicada boca  las necesarias para tranquilizar al joven adulto de cabellos rubios quien preocupado y confundido por no saber exactamente cómo responder todas sus preguntas que durante años ha guardado en lo mas profundo de sus pensamientos y  noches amargas. Tragó saliva con un movimiento parecido al de una tortuga estirando poco a poco sus manos hacia la espalda de el mayor quien ocupado dirigiendo hasta una habitación desconocida. La confianza de la dedicación ejercida por él peli plato  hacia él necesaria para mover el espíritu muerto de Allan  ha sido aplicada y en un dos por tres sin haberlo tocado como una vez quiso llegó hasta el medio de esta dando un largo vistazo calibrando la atención en cada uno de los objetos que adornaban la extensa zona. Volvió a  apretar sus labios, su expresión vacía detonó paz en su ser. El olor al cigarro perturbó su nariz consiguiendo un poderoso estornudo de disgusto. Frotó su nariz y tomó asiento. Percibió la extravagante atención que le es brindado, sintió en ese momento de relajación las intenciones de el hombre. Con sus ojos grandes, bien almendrados y expresivos siguió cada movimiento y respondía cada  pregunta sin dudarlo. Quería ver hacía donde seguía aún así si eso involucra el producto de contar todo lo que puede hacer a pesar de que sus seres imaginarios se volviera totalmente en contra. La posibilidades eran bajas pero si le hacía caso y dejaba a un lado las medicinas procesadas en tabletas blancas y naranjas recetadas por su psiquiatra de Norteamérica dejarán de proporcionarse y tomarse adecuadamente podría caer ante las tentaciones de estos seres. Era la única manera de seguir sellado y saludable. Ya ha sucedido varias veces en que la pérdida de esta ingesta conseguía locura, depresión y autolesiones.


-¿Me estas diciendo que tu tambien pasas por esto? -Preguntó sorprendido.


No era estúpido y lento Allan, su mente era tan audaz de cambiar papeles ante su actuación, la interpretación de las palabras de las personas siempre se quedaban guardadas como un tatuaje en la piel para su posterior uso. Miró los productos utilizados  desde la parte de atras en donde estaba sentado, con ambas manos sujetando la silla y la espalda recta pero con el torso ligeramente curveado  grababa cualquier movimiento a la perfección en su subconsciente. Confiaba en el para poder descubrir si en verdad algo le falta aun para aceptarse  además de confiar en él por la razón de que su gran amigo estuviera tambien silencioso ante sus procedimientos. Un compromiso mutuo. Sin expresiones faciales notorias, su mirada vacía y su boca delicada susurraron palabras para el brujo. - después de todo ellos son nuestros únicos amigos. -Cerró los ojos unos segundos Desplazando una cálida sonrisa a medida que la conversación fluía esperando el momento oportuno para volver a mirarlo. Estiró su derecha  pasando el dedo  con pocos modales sobre la comida energizante del contrario llevándose este a la boca con una lamida. Sombras  corrieron a través de la puerta de la habitación sin ser de mal aguero, al aprecer eran esas rafagas que veia cuando abria los ojos de esa manera en una habitación tenue, ilusiones de el defecto. Poco a poco su rostro se llenaba de  misterio acompañado de una sonrisa  agusta para el cultivo de secretos por detrás. Mantuvo su mirada relajada fijamente a los ojos del mayor.


-Por primera vez escucho a todos felices. Digo, felices porque eso parece. Es agradable que estas conmigo en cuanto a que los doctores son solo payasos. Aunque yo creo en eso porque nunca pudieron hacer nada bueno conmigo. Solo llenar de preocupaciones a mis padres.- Entrelazo sus dedos situando las manos encima de las piernas. Inclinó un poco el cuerpo hacia adelante manteniendo la mirada directa. - Primero que todo, ellos me tiene bajo el diagnóstico de Esquizofrenia paranoide. Creo que sabes que es eso. Por eso nunca me voy a sentir del todo cómodo en lugares desconocidos o incluso conocido. -Apretó un poco el ceño desviando por fin la vista hacia las prendas del contrario. - si, Los he tenido. He... Hmm... He lastimado animales pequeños por la búsqueda de mis sensaciones. No se desde cuando pudo ser la primera vez, bueno... si. Solo dame tiempo para divagar. -Inhalo profundo y exhaló  al regresarle la mirada profunda. - El  ha estado siempre en mi memoria, desde que puedo tenerla. No recuerdo mi infancia. Pero... La primera vez que lo vi a través de un espejo fue... hace años muchos atras. Me vi a mi mismo, solo que algo como si fuera una entidad demoniaca. Como si mi interior me hubiera hablado, pero es tan diferente que pFFF veamos. es alguien que vive en mí mismo. Siguiendo la teoría de que todo sea tan real como lo parece, es muy difícil decir que sean espíritus lo que veo. Quiero aprender, te sigo.-Sonrió mas animado concluyendo.


El nunca contaría la verdad de el primer en cuentro basado en sus memorias por la razón de que en ese tiempo cuando abrió los ojos por primera vez a la edad aproximadamente de ocho años resultó ser un total desastre. Una habitación entera con sangre por todas partes, fallecidos y libros con las hojas casi por el completo rotas.


-Hay días en los que yo siento que soy un demonio. Por las cosas que pienso. Como la muerte y la demencia. -Aumentó el tamaño de la sonrisa desfavorablemente reduciendola al cabo de unos cinco segundos. - Si supieras cuanto me duele la cabeza cuando pienso que todo es real y sería yo algo así como lo que tu eres. -Rió un poco incrédulo - No sé exactamente qué más decirte.




○ [Allan Cipher] ahora es [Alouqua Cipher]

♥️And also pick me♥️:
Copiar

Hablo - Saber habla- Locura habla - "Pienso" - Actúo
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
10168
Reputación :
6
Mensajes :
53

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Sáb Sep 09, 2017 6:32 pm

Masticando aperitivo sencillo, saboreando el dulce sabor de la jalea de moras caliente tras esa corteza crujiente del panecillo ya casi terminándolo junto con lo poco que quedaba del té tibio, atento a cada palabra expresada de Allan mientras el bestiario espectral se abría en su mente inevitablemente en busca de similitudes y más comparaciones, no podía evitar aun intentar no pensar en buscar una mejor guía de lo que estaba enfrentando, una vez terminado de masticar y beber aparto la taza a un costado junto con todo el desorden de objetos que compartía la mesa. Volvía a medio sonreír de aquella forma calmada, el té había logrado un buen trabajo destensando sus músculos, aunque ya estaba ansioso de otro baño de sal si seguía utilizando su magia de aquella forma, sabría que esta tarea no era tan fácil como lo tomó a la ligera al principio lo cual era muy exigente la práctica con el medico brujo… Se contentó en cuanto escuchaba a Allan más relajado, tener aquella seguridad y que logra soltarse cada vez más con el mayo, la vinculación tomaría forma en algo más fluido basándose en confianza mutua, además su odio por doctores y la medicina reforzaban su teoría de la poca utilidad que tenían más allá de caer en la era moderna, Allan era el claro ejemplo de esos problemas que jamás podrían tratar con la seriedad que le daba el chamán, escucharlo era una montaña rusa entre alegría de saber que progresaba y luego una intensa preocupación por todo el pasado que acarreaba, podía sentir aquella fricción dolorosa dentro de sí mismo cuando se expresaba, quizás era Neiwa que ante aquel dolor siempre estaba atenta, la comprensión de los sentimientos era un camino sinuoso que siempre tenía consigo mismo Irmiya.

-Esquizofrenia paranoide…- repitió en voz baja mientras colocaba los codos sobre la mesa y entrelazaba sus dedos creando una base para un mejor apoye de su rostro mirándolo fijamente y cubriendo su boca tras sus manos en la extraña postura, mucho no entendía de aquellos sufijos catalogadores que ponían los payasos de bata, pero la lógica de la palabra le dio a entender de qué forma podían asociar su comportamiento y estabilidad mental, un caso que lo inducen esas voces debido a la negación que vivió Allan seguramente de niño hasta asimilar y comunicarse con Junior combinado con la “paranoia” (o creer ataques y desconfianza constante como un sentido de alerta más exagerado) que pueden trasmitir las inquietudes de ellos, ya que no solo es su percepción si no la de un segundo que Allan afirmaba compartir su vasija carnal, la incomodidad y el temor luchaban por retomar el pecho del chamán debido a un pensamiento ¿Cómo afectaría Irmiya si se involucraba y Junior no le gustaba?  Debería tener cuidado en que sus espíritus no logren perturbar al joven ya que sus acciones pueden llegar a ser desmedidas si esa cosa se asustaba o tomaba control, ya pudo ver una fracción de su oscuro poder rechazarlo tras el canal. La palabra clave salió de aquellos labios que observaba e Irmiya solo levantó las cejas algo sorprendido “Demonio” ya estaba tan clara la idea, sea lo que tuviera Allan ese azufroso aroma seguro estaba en su interior reafirmándolo, solo faltaba saber que clase es, ya que parece que no tenía problemas en mostrárselo a su joven portador. Estiró su mano para tomar la del joven, posarla delicadamente sobre la muñeca sin quitarle la vista de encima –Eso es suficiente, estoy orgulloso de la confianza que te estás dando y me permite saber de ti Allan. Alegrémonos de que Junior cometa pequeños estragos, de no ser así hubiéramos tenido que tomar medidas más proporcionales, eso indica el control que aun llevas, tengámonos fe. Si puedo convivir con todos ellos tu puedes de igual forma- animó al joven, aliviado de que la gravedad este bajo un nivel poco caótico, el desquite con animales pequeños podía significar obra de alguna clase de goblin de rango (Aunque también se dudaba, esos ojos y esa masa que invadió el canal seguía siendo poderosa) apartó la mano y aplaudió dos veces para luego alzar las palma en alto –Oh Oggum…- dijo en voz baja mientras cerraba los ojos “Eres el guerrero de las arenas espirituales, que tu estrategia nutra mi mente y me ayude a comprender mejor a mi enemigo” el cantico en su cabeza mientras retomaba la postura, a veces brindarle rezo a los dioses lograba que el velo espiritual siga latiendo a su alrededor, su susceptibilidad siempre tenía que estar en paz con el respeto a quienes le otorgan sus facultades mágicas. Abría lentamente el paquete rojo que dejó apartado retirando los retazos doblas de tela, sacaba el contenido y con un movimiento ágil de una mano sacudió extendiendo el tamaño de este para tenderlo y dejarlo caer lentamente sobre la mesa, la pequeña porción de terciopelo divisando el espacio de ambos, resaltando a la luz de las velas de la oscura cocina ese color rojizo como las rosas.

-Bien, esperare a que estés listo, necesito tu concentración y que este lo más relajado posible, ya conocemos algo de tu pasado así que lo que haremos es usar la “Magia Hermética” para centrarnos en las posibilidades que tendremos en el plano actual…- “Y posible futuro” develó con la otra mano que lo que parecía ser una cajita eran cartas negras, su más preciado equipo de tarot hermético, la cúspide de la teología esotérica del Kybalion, con aquellas imágenes que hielan la sangre de los susceptibles junto con los de creyentes, un mazo en el cual debería utilizar su carga para lograr un mejor efecto durante todo el proceso, el siguiente paso desgastaría más al chaman y daría otro ejemplo gráfico al joven, también era un viejo truco con el que poder canalizar su energía y su adivinación, que caminos el destino podría depararle y los diversos resultados de estos mismos, comenzó a mezclarlas lentamente apoyando el mazo en la palma tatuada y con la otra comenzando a tomar porciones desarmándolo y volviéndolo a mezclarlas entre sí, entremezclando aquellos dibujos de fondo blanco, volteando algunas mientras su vista se centraba en no daña sus bordes con las uñas, después de todo no era cosa que podría conseguirse tan fácilmente si alguna resultaba dañada… Espero varios minutos hasta cerciorarse que el joven tranquilo terminara la improvisada merienda (que era fundamental para la estabilidad física antes de una sesión así) el pan y el té relajarían y energizarían al cuerpo tras confundirse, esperando a que las finas hiervas secas lograran su función tal como dictaba su vieja receta africana. Colocó el mazo barajado en el centro del paño, justo ante la vista del rubio -… Bien, es tu turno: Necesitaré que mezcles todas las cartas sin levantarlas, siempre boca abajo sobre la mesa, desparrámalas, desordénalas, espárcelas por el paño sin intentar salirte a la parte de madera y luego vuelve a juntarlas en el centro, pasa el tiempo que necesites y afiánzate. La magia hermética podría decirse que sigue la teoría de la “causa y efecto” o más bien en eso nos centramos, depende de lo que te digan y cuáles son sus ramales podremos rever el tema a futuro de cómo afectan en ciertas decisiones. No espero que lo entiendas, tiene muchos puntos y necesita un gran desarrollo, pero esto es un vistazo “a lo que podría ser depende dé.”- Explicó con sumo cuidado, no podía ser más detallista o claro, aquellas prácticas tampoco eran del todo fáciles de encaminar en la charla, más se esforzaba para que en cada paso Allan entienda el por qué lo hacía, hablar de métodos esotéricos tampoco era un tema muy dado en la sociedad o que se podría llegar a acostumbrar, Irmiya intentaba aplicarlo en lo que sería resolución y desarrollarlo como una práctica bajo una filosofía de vida, un punto de vista que relacione los temas -… Recuerda, cuando consideres que termines: Colócalas en el centro del paño- reiteró una vez más por las dudas y con aquella sonrisa esperó.

-Dime Allan…- mientras el joven decidiera entremezclarlas (Durante la acción) con un tono agradable y animado -…¿Qué te gustaría ser cuando crezcas?¿Tienes algún sueño en particular?¿Aspiraciones?...- batalló preguntas tanteando que el joven le respondiera, que hablara de él, un punto que si bien se vinculaba a su anhelo humano debía apartar la contraparte del problema, colocó la mano tatuada sobre el manto rojo tendido muy disimuladamente, apenas en el borde para no obstruir la tarea del joven, después de todo el paño tenía suficiente espacio, concentrándose en desprender un poco más de su energía y cargar el manto mientras gastaba saliva con sus preguntas, su objetivo era que logre sentir la esencia de Allan cuando toque las cartas y que pueda concentrarse mejor en dejar esa estela de esencia que facilitaría la lectura tras la carga y canalización.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Alouqua Cipher el Sáb Sep 09, 2017 7:57 pm

Afirmó un par de veces durante el transcurso de la conversación fluía con tanta paz entre ambos. Allan pasivo ante cualquier comentario por el mayor mantuvo su mente casi en blanco, una máquina que recibe información y la albergaba en un sintetizador de códigos especialmente para no perderse ningún detalle tal cual sus ojos hacían con la percepción del ambiente tan desordenado que llevaba Irmiya. Mientras en su mente, un espacio en negro nubló cada rincón presentando seres numerados a causa de una sesión con el psiquiatra de la familia. Este le ordenó a muy temprana edad de si aparecía uno nuevo lo debía nombrar preferiblemente con números, ya tenía cuarenta y seis seres de cualquier tamaño o sombras a lo largo de su existencia, probablemente muchos de estos solo han aparecido una sola vez pero muchos de estos aproximadamente diez han sido totalmente los mismo, contando al sujeto del que por ahora tiene un nombre tan cómico como "Allan Junior". El último mencionado daba la impresión que estuviera tan relajado y entusiasmado de tal manera como el Maestro de las artes espirituales lo estaba. De brazos cruzados, barbilla a lo alto y entrelazando sus piernas sentado estuvo por un buen tiempo, únicamente una gran sonrisa de dientes tan afilados como el mismísimo tridente de Lucifer y un ojo tan amarillo provocaba que desde el interior de los pensamientos de Allan este chico aparentemente humano por el mundo exterior ignorante copiara las mismas acciones del ser metafísico de sonrisa siniestra.


"Cuentame Más... Lo mas adecuado es que te dejes llevar por este hombre"


Allan sentía como le acariciaba la espalda, provocando que cada vello de su piel pecosa se erectara erizandose al son de una onda creada por una gota de agua al caer en un charco. La sensación de sentir a su ser imaginario principal acercarse y acariciarlo le causaba placer indirectamente, un leve rubor en su rostro ocurrió y una sonrisa mas comoda floreció. Allan volvió a aceptarlo. Magia Hermética, un concepto útil para elevar la curiosidad de amos. La cabeza del chico volvió a susurrar demasiado que cada palabra de diez seres no permitían una concentración estable. Tenía que recurrir a lo de siempre, cerrar los ojos y respirar profundo dándole aire a cada una de las voces. Creyó que mientras transcurría el tiempo entre una indicación a otra los susurros que hablaban acerca del peligro de una nueva sesión lograrían un quiebre mental sin embargo, el mayor de esos seres aparentemente imaginarios dominó la cavidad. "Quiero escuchar, callense" Palabras que provocaron una sonrisa en él, como adoraba cuando este especie de triangulito extraño lo calmaba.


-¿Así está bien? -Intervino al terminar de mezclar las cartas sin levantarlas, las mantuvo exactamente como lo exigió Irmiya, esparcidas, desordenadas sin salirse de la parte de madera, las organizó de nuevo situándose justo al centro perfectamente acomodadas. Sin soltar las cartas de la perfecta alineación contestó manteniendo una sonrisa desoladora. Había cosas de las cuales él no puede contar ni si quiera a alguien que lo entendiera perfectamente. Su verdadero objetivo solo podría ser comentado si lo descubren o si es parte de él mismo grupo al cual pertenece. - Yo quiero entrar a una universidad, me agradan las leyes. Pero realmente quiero es poder enamorarme algun dia de alguien que me haga vibrar. -Miró al mayor sin esforzarse en elevar el rostro, por debajo le sonrió de lado y dejó las cartas quietas. Desvió la mirada y carraspeó un poco situando su puño al frente de su boca. - Tengo tambien aspiraciones familiares. -Agregó enderezando la espalda, situó las manos con los dedos entrelazados en las piernas imitando las acciones que en su subconsciente alguien hacía. El acuerdo siempre se lograba cuando dejaba que lo calmasen. Cipher quería eso, quería escuchar totalmente todo lo que el brujo le haría, no podría permitir que su cuerpo se desviara con los quiebres tras tantos murmullos. Separó sus manos con las palmas al aire movió los dedos como olas acompañando tales acciones con palabras mas relajadas. Tomó aliento y curvó sus cejas a la expectativa. -He estado antes en sesiones de tarot. Conocí a alguien en América que me dió dos sesiones sin problema. Lo hacía durante los descansos cuando estudiaba en la escuela de el pais de mis padres. De hecho, esa personilla fue la que me regaló unos libros. Sus padres no le gustaba lo que él hacía... Bueno, Ella. Entonces me regaló unos para que se los cuidara.


Una chica que le ofreció su ayuda en el pasado, pero a gracias de su curiosidad, manchado de rojo quedó cada hoja de su vida. ¿Había que sentir no? Si los animales pequeños no provocaban... Un humano si lo debía hacer. Lograr su aspiración de sentir, de satisfacerse, de controlar. Allan sonrió demostrando entusiasmo por el obrar de el peli plata. Aquel ser demoniaco reia en us cabeza tras el recuerpo.




○ [Allan Cipher] ahora es [Alouqua Cipher]

♥️And also pick me♥️:
Copiar

Hablo - Saber habla- Locura habla - "Pienso" - Actúo
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
10168
Reputación :
6
Mensajes :
53

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Mar Sep 12, 2017 5:32 am

Atento supervisó cada movimiento de Allan con la baraja, más allá de ser un mazo muy especial dentro de las posesiones del chamán debía concentrarse en seguir cargándolas, que están logren la suficiente conexión con la esencia del usuario, el pazo lentamente emanaba un tenía calor y las cartas ya habían encontrado un pequeño orden en todo el caos al mezclarlas –Perfecto- sonrió cerrando los ojos con aquella dulce sonrisa respondiendo a los movimientos certados del joven, le agradaba mucho que en parte tomara enserio su sesión, después de todo la fe logra dar una gran apertura al poder que conlleva el contacto espiritual y permite al chaman tener la confianza para utilizar sus poderes, crea aquella ventana que puede facilitar la conexión del alma y dar un amplio vistazo a el sinuoso futuro, más hay que tener cuidado ya que este corre y fluye en varias direcciones, debía también concentrarse él en elegir con sabiduría donde mirar, no debía descartar los caminos negativos y no dar por alto los resultados positivos que también pueden conllevar, después de todo la ley del Kybalion era una magia neutral, una fluctuación constante entre recompensas y desgracias medidas solo por las acciones que tenga el hombre y sus decisiones “Karma y Darma” también podría ser más ese término abarca otra clase de filosofía, más dentro de la hermeticidad también hay otros secretos y normas… Que Irmiya debía conocer si no su mazo seria nulo.

-Amor… eso es un sentimiento muy noble y algo muy hermoso Allan, nutre nuestra alma y fortalece el corazón- llegó a comentar por lo bajo mientras ahora colocaba su mano sobre la baraja mezclada y bien acomodada, terminando de emprolijar aquellos bordes para que queden perfectamente alineadas mientras las observaba con detenimiento, disimulando con las yemas de sus dedos podía tantear y percibir aquellos adejos de energía que había dejado del joven Allan “Esta será más que suficiente” se dijo para sí mismo mientras volvía a dejarlas en la posición inicial, no debía alterar ningún otro cambio ni mezclarlo con la emanante energía de sus entidades o la propia. Volvió a observar a Allan, en cuanto escucho América esbozo su sonrisa mostrando su blanca dentadura, levantando las cejas como si le sorprendiera… Cosa que realmente sí, ya podía manejarse con mayor libertad al saber que el joven había experimentado de estas peculiares prácticas, le intrigaba mucho indagar sobre aquella curiosa bruja más debería esperar y dejar pasar esas dudas para que su cabeza no se desconcentre, mientras más hablaba después de todo servía para mantener viva la energía espiritual que circulaba por el ambiente –Suele pasar, muchos padres no entran en confianza con lo que hacemos muchas veces, lo que no entienden prefieren que su hijo no se involucre, también es el temor que ellos sienten, el temor humano al abismal mundo desconocido que rompe las barreras de lo “cotidiano”. Realmente una pena por ella, las prácticas de esta índole te pueden abrir muchas puertas…- aportó a la ultimo dicho por el joven, el chamán siempre se mantenía atento a lo que el resto dice, sus clientes hablando de banalidades pueden llegar a conocerse, además Allan necesitaba mucha más confianza después de todo lo que había aportado –Bien, te aseguro que seguro te agradara el tarot Hermético, desde lo visual hasta su conocimiento. Empecemos por partes, atento-“Oh espíritus, acompáñenme… Soy su recipiente carnal, nútranme con su conocimiento” Da vuelta la primer carta .

“Bifurcación del río”
Prueba del conocimiento subconsciente~ “Los posibles caminos del futuro”
Método: Magia Empática (carga y lectura) - Tarot hermético (Adivinación futura)
 


-Con permiso, necesitare tu mano- tomó la mano del joven y a un lado de la mesa ambas estaban tendidas, la primer carta fue ubicada en la esquina superior de la vista de Allan la cual el chamán solo la deslizo por el paño, la magia de este movimiento lo podían hacer ellas, debido a la carga mientras Irmiya tuviera la palma tatuada sobre estas podía llegar a conseguir las cartas deseadas que se manifestarían a través de la energía que el velo le transmitía, gracias a la esencia de Allan podía guiar a los espíritus a que le ayuden con esta tarea, necesitaba ubicar  y dar que pensar a Allan, trucaje barato y magia, alquimia y la ley esotérica, debía saber cómo jugar esta partida –La primer carta de la baraja marcara bajo que condición será visto tu mano, lo llamaremos “El sol”. Toda carta o arcano mayor cambia su definición, contexto y simbología dependiendo de estos soles, desde ya esto puede hacerse cuando conoces como actúan…- en todo momento sin apartar su mano de la carta la golpeó 4 veces con el índice señalando el nombre de la carta –El sol de tu presente es iluminado por “La luna” y está al revés- ahora su tono tanto como su rostro se notaban serios –Jo que conveniente…- tragó saliva –Bueno… Todo lo que veamos aquí lo sabemos después de todo… Dependerá del resto de las cartas. La luna es mi favorita- lentamente la acariciaba, las cartas podían transmitirles sentimientos, sensaciones referentes al estado de Allan, más volvió a forzar una media sonrisa, más allá que la primer carta no era alentadora tenía fé en que quizás los siguientes arcanos la desenvolverían –Allan, te advierto: Una vez que ellos me digan lo que ven, haz la pregunta final, busca en tu mente la que creas adecuada… Debemos aprovechar cuando entre en Trance-

La Luna:

Las tres siguientes cartas fueron colocadas delante de Allan, una alado de la otra uniformemente en su posición: “El loco”, “El mundo” invertido y “La torre". Desde ya Irmiya solo pudo observarlos con mucho detenimiento, simplemente no podía creer lo que los espíritus allegaron sobre Allan, además la presencia de 4 arcanos mayores sobre la mesa solo podía significar algo bastante grande, después de todo ya lo sabían, pero no podía dar la interpretación de cada uno –Vaya…- analizaba la mejor forma de decirlo mientras comenzaba su visión a ser nublosa, para poder ver el primer camino al futuro necesitaba desligarse del mundo carnal, muchas veces temía que clase de espíritu albergaría más tenía su fé en Elegua que lo protegería, después de todo era como una frase escrita en las cartas que ellos leerían, pero no debía escatimar, por más tenebroso que sonara debía cumplir con su trabajo y leérselas –Imagina que las cartas son una historia, la cuarta carta define el final del ciclo de tu presente- dijo con algo de dificultad más forzó a que su voz aún se escuche, tomó una buena bocanada de aire y desplazó su dedo hacia la carta de la luna –El lado oscuro de la luna, el mal camino…- su voz casi temblaba al señalarla “¿Qué quieren decir espíritus?” mala pregunta, errónea decisión ya que ellos tenían de que hablar, pasó su dedo a la carta del loco mientras algunos susurros resonaban en su cabeza, sentía desvanecerse como en un profundo sueño más no cabeceaba su cuerpo estaba ahora relajado y sosteniendo con firmeza al joven, ellos lo estaban guiando, ese trance que le costaba aceptar en su totalidad, no debía mostrar debilidad ante ellos, pero ya era tarde, el miedo abre la puerta al corazón-…Ser libre y aventurarse en la tierra, atrapado en una ilusión, un sueño…- pasó a la siguiente carta del mundo -… “Volteemos al mundo de cabeza” Impaz, impaz, girar …- sus ojos apagaron su brillo, su voz estaba completamente adormecida, ellos vieron la brecha, los espíritus lograron acariciar la desdichada alma del chamán, deseaba conocer que querían decir así que continuo a la última carta -… Por su ambición, poder, ambición… poder… ambición, dominio… destruir...- Irmiya poco a poco perdía su esencia, volvió a retroceder dando su última explicación, volviendo a marcar desde la primer carta hasta el último
El loco - El mundo y La Torre:

“El canal espiritual”
“Irmiya despertó en aquella habitación oscura, con Neiwa, Orunhé y Mai rai atrás sentados con la cabeza baja y ojos cerrados, gracias al contacto de Allan podía dar un vistazo a aquel velo, lo que de los espíritus le mostraron fue “el deseo futuro” pero por alguna razón no veía a Allan por ningún lado, la luz se expandió dándole aquella revelación ellos le mostraron la imagen distorsionada de una noche en un desierto, poco entendía su significado el chamán más el velo hablaba…”


–“El lado oscuro de la luna desea despertar de su ilusión vistiendo con la piel del chiflado, que el mundo gire en sentido contrario y encontrar el poder”- su mirada vacía se levantó hasta Allan, aquella expresión seria mientras las dos plumas de su cabello se erguían… Estaba listo para la última carta "la respuesta".


No metarol (?:

/Se pidió concentimiento del usuario de Allan Cipher para utilizar :
•Capacidad adivinatoria [Con consentimiento]
Para trama y desarrollo.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Alouqua Cipher el Mar Sep 12, 2017 2:51 pm

Tanto poder abastecido en el flujo del aire derrochado por el ser sin sensaciones del mundo astral danzaban al rededor de su cuerpo a gracia de el guía quien luchaba por mantenerlos estables y en línea hacia un bienestar en común, la búsqueda de la verdad voluntaria. Una vez las cargas cargadas con el flujo de energia ha comenzado a repartirse la tensión de la expectativa aumenta a medida que cada trozo busca su posición. Allan con ambas manos juntas sujetaban con apenas el agarre puesto el borde de la mesa de lectura mientras mantenía sus ojos perfectamente hubicados en ellas. Las palabras tranquilizadoras de el Chaman resonaban en la cavidad vacia del chico en búsqueda de llenar cada una de su respuestas o al menos como muy bien entendió gracias a aquella persona en su pasado, esto será utilizado como guía para tí ningún resultado dirá perfectamente que esto será tu futuro si no uno mas cercano a ti, una guía que te dará para que tu mismo te des cuenta de las verdaderas respuestas, ya que cada respuesta podrá ser dada únicamente por tu interior. "Allan, no existe la verdad absoluta". Ella siempre le fue de ayuda para el hasta el día de su misteriosa desaparición. Cuando las ultimas tres cartas consecutivas fueron postradas por fin boca arriba sobre el manto el corazón de Allan de aceleró a causa del parecido a las de la ultima sesion dada por aquella chica del pasado. Sus ojos se abrieron en plan de curiosidad, su boca se abrió suave separando a duras penas los finos labios.


-Yo he visto esto antes ya. En una lectura pasada esas cartas se me hacen familiares. -Sin miedo a intervenir entre las explicaciones del mayor su sentido de satisfacción apareció ante y al coincidencia, pero la explicación lo hizo chocarse ante la realidad.


“El lado oscuro de la luna desea despertar de su ilusión vistiendo con la piel del chiflado, que el mundo gire en sentido contrario y encontrar el poder”


Era totalmente parecida ante una lectura ya dicha, como si esta no hubiera solo había sido alterada en la manera de como expresarla. Apretó su boca abriéndole al instante al tirar a hablarle directamente a el contrario, sin embargo sus acciones fueron detenidas tras verlo casi a desfallecer. Iba a tirar a tocarlo pero algo dentro de sus conocimientos lo detuvieron. La respuesta, tenía que pensar en una pregunta y lanzar sin cobardía alguna cada una de las papalabr. ¿Cuando? Allan no le quedó totalmente claro en que momento debería ser el apropiado en lanzar la pregunta ademas de no saber si la que había pensado sería la mas correcta. Durante toda su vida ha pensado mas en lo que es en verdad para si mismo que en lo que su infancia ha olvidado.


Rojo, todo era rojo, las paredes, las ropas, las personas fallecidas al rededor de el. Había alguien arrodillado con túnicas escarlatas con un gran ojo dorado bien bordado en la capucha que recubría su cabeza la cual hacia abajo miraba. Nada mas cerca ademas de ña sangre lo acompaño y de un desmayo cayó hasta ser rescatado. Todo indicaba perdida total de la memoria para el chico de aproximadamente unos ocho años. Todo era rojo todo sin sentido ni preocupaciones. El día sin sensaciones humanas apareció y la pregunta de que eres en este mundo nunca dejó de rondar por su cabeza cuando se dio cuenta de lo diferente que solía ser con respecto a los otros niños. Sus padres adoptivos sufrían por no conseguir una solución. ¿Entonces la pregunta debería ser con respecto hacia lo que sus padres tanto intentaron buscar o mas bien la pregunta debería ser con todo esto que ha experimentado con el Maestro sobre qué es lo que debe aceptarse de si mismo? Tomó aliento y balbuceó lo primero que su mente quiso expresar.


- ¿Qué es lo que pasa conmigo? -Apretó sus ojos acurrucando en si mismo tomó el aire necesario para llenar sus pulmones. - Esa siempre ha sido mi pregunta por la cual llegue yo aquí ante ti, ante tu consultorio. Si hay algo por lo que deba aceptarme radicará en primero conocerme aun mas. Parece que aun me falta por entenderme. -Confesó. Miraba al mayor como se iba desapareciendo espiritualmente. Esta fue su primera vez en el que ve como su boca dejaba de pronunciar palabras. ¿Acaso a eso se refiere con el "trance"? Pensaba curioso por el. Bajó la mirada y otra carta mas al parecer había aparecido, según lo que ya ha experimentado usualmente te la ultima refería con el todo y la respuesta que da la coherencia a todas las otras sacadas siguiendo la escala pertinente según el tarot que se da a usar para una lectura determinada. ¿Este es el final?


Off-Rol:
Hágale con gusto ♡ c: tu sabes que la diversion ante todoj




○ [Allan Cipher] ahora es [Alouqua Cipher]

♥️And also pick me♥️:
Copiar

Hablo - Saber habla- Locura habla - "Pienso" - Actúo
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
10168
Reputación :
6
Mensajes :
53

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Miér Sep 13, 2017 8:15 pm

Ante la pregunta del joven el cuerpo del Uruk Ishi no respondió, con aquella mirada vacía observó a Allan, si es lo que parecía ya que aquel color turquesa lentamente se iba aclarando y modificando hasta el bello brillo violáceo claro (Casi rosado) volviendo a retomar brillo, las plumas blancas se fueron lentamente tiñendo de aquel rojizo intenso, el canal espiritual estaba completamente abierto y podía seguir las instrucciones de ver a través del joven todas las posibilidades que el magnífico futuro podía depararle, sin dejar de sostener su mano, el arcano restante respondería a aquella pregunta, era la indicada, era lo que estaba “destinado” según la voluntad de la energía espiritual que ahora controlaba su cuerpo la carta erguida “El diablo” -…La maldad…- su voz casi parecía un susurro más lograba escucharse claramente a un moderado nivel, compartir la mesa no impedía que sus voces no tuvieran se distorsionaran o perdieran

El diablo:




"El canal espiritual~"
“Contemplaba aquella imagen borrosa, aquel gran ser con un solo ojo blanco y brillante en su cabeza, caminar a paso lento por aquel desierto mientras el cielo nocturno lentamente se aclaraba dando inicio a un bello amanecer –Y seguimos con esos condenados ojos…- repetía mientras se cruzaba de brazos y se sentaba en el suelo haciendo lo mismo con sus piernas, torciendo la mueca de su rostro mientras a través de esa especie de portal contemplaba la imagen –Es… muy peligroso…. Y triste…- sin mover sus labios ni abrir sus ojos Neiwa lloró –Woooo es gigantisisisisimo! Podríamos patearle el trasero a ese titán- entre risas y con una rápida lengua el niño amarillo sin tampoco mosquearse –¡No es un titán maldito mocoso!¡Hay que matar al niño ante que eso nazca!- el exaltado y poco amado el gran Orisha, tampoco sin articular un solo gesto –Cállense, no están ayudando, dejen que me guíen los que están afuera ¿Si?- refunfuñó ladeando el rostro, sabía que no estaban moviéndose más era instintivo –Oh Allan… ¿Este es Junior?- volvió a ver algo preocupado la imagen, no creía que quizás la maldad que representaba esta posibilidad de futuro sea la correcta, debía encontrar la forma de evitarlo, algo malo habitaba. Más lentamente el titán se hacía más grande y varios ojos comenzaron a aparecer por su cuerpo, haciendo que el chamán nuevamente expresara el pánico recordando la primer sesión, sea lo que sea debía de confiar en la palabra divina de los espíritus….”


La respuesta delante de sus ojos, sujetando la mano del joven mientras su lectura mostraba una de las variaciones, pero Irmiya rugía desde el interior de su cuerpo que aquellas entidades invisibles no acaben su magia, les pedía desde el canal, aquella conexión dentro de lo más profundo de su subconsciente que advirtiera que haya más de una posibilidad, que ese presente inmediato podría evitarse, que existen oportunidades de cambiarlo –Si bien está marcado… El deseo del mal, su desenlace puede ser distinto, el futuro y el destino se escribe con cada segundo y cada respiro. Te puedo presentar 3 posibilidades para el cambio, tan buenas como malas eso dependerán de lo que hagas a partir de hoy con su ayuda…- era necesario remarcar la leyes de "causa y efecto" e intentar evitar sobresaltos sus palabras fluían con aquella particular calma, más distante debido a que este conjunto de energías en el trance no podían definir un solo status de la personalidad, no tenían una estructura central que podía establecer un patrón de comportamiento más que el de un receptor neutro y carente de expresión, de ser lo contrario el trance sería distinto, ya que los espíritus centrales son los únicos con el exclusivo permiso del Uruk de poder expresar su naturaleza. Una vez más hizo una seña mostrando la baraja -…El presente yace delante nuestro “vida terrenal”…- Refiriéndose a Allan de una cínica forma distante, marcando aquella gran diferencia entre la brecha del velo -… Debemos respetar la magia hermética, debemos acudir a una solución, varias para que la luz perdida en lo más profundo de la razón, aquella cordura que trazara los límites de tu espíritu.- finalizó el conjunto madre energético y agachó la cabeza mientras sus ojos se cerraban, de la nada abruptamente cabeceó pegando su frente contra la mesa, justo al límite del paño rojo generando un temblor con el característico sonido de algunos recipientes metálicos y frascos caer al suelo más la madera hinchada evitó que se partan, repuso su postura de nuevo con aquellos ojos turquesas y una respiración algo agitada, Irmiya ha vuelto “Ok… Fue intenso, gracias por tu tiempo… Pásame el siguiente”.

-Vaya vaya…- observó la tirada aun sin soltar aquella mano –Interesante mano…- se refirió a los atractivos dibujos de los arcanos sobre la misma mesa, analizando cada uno de ellos, tal parece que su adivinación del presente inmediato era bastante escalofriante, hasta su piel volvía a erizarse con el simple hecho de recordar lo visto ilustrativamente en el canal, más sacudió la cabeza con aquellas plumas de su cabeza aun erguidas y rojas, simbolizando desde ya su susceptibilidad espiritual, después de todos ellos eran quien le otorgaban el poder, lástima que debía abandonar este plano, estaba sumamente preocupado por las reacciones del joven adulto rubio delante de él –Allan… ¿Cómo te sientes?¿Tienes alguna otra pregunta para ellos?...- agachó un poco la cabeza más sus ojos atentos al rostro ajeno listo para intentar reaccionar a cualquier cambio de sus facciones -… ¿Tienes alguna duda?¿Te pareció familiar o cercana esta respuesta? Necesito que seas sincero y no guardes nada, debemos aprovechar el trance y sacarle todo el jugo posible- Aunque eso significara que su exigencia tanto física como el desgaste mental marquen todo el tiempo una latente en sus sentidos. Esperó atento la señal del joven, de ser así y tras todas sus respuestas le indicaría con un además de la mano mezclarlas una vez más, pero esta vez utilizando una mano, ya que era necesario que el contacto físico este todo el mayor tiempo posible, su mano era cálida y suave, significaba que el flujo energético podía fluir con naturalidad y que a sesión estaba transcurriendo neutralmente sana… Escalofriantemente sana ya conociendo un poco más los secretos que aguardaba aquella posesión o lo que sea el vínculo de ese Junior, más ahora su duda era ¿Si en lugar de ser tan poderoso era un rejunte de otro tipo de energías? Como una simbiosis (enfermiza si hablamos de entidades demoniacas/dañinas) y una aleación mutada de varios… Divagaba mucho, aquella imagen y esos ojos no podían dejar de aparecerse, algo debió significar, tambien tenía que ir con especial cuidado con el rubio, habían varios motivos que alertaban al chamán a no ser violentamente directo, mas cauteloso y cuidadoso para no despertar su bestia (Ya que no deseaba experimentar el que esa cosa le vuelva a hablar, daba miedo) Aunque si la cosa avanzaba, tendría que intentar otros métodos alternativos para acercarse.


Última edición por Uruk Ishi Ir el Sáb Sep 16, 2017 4:58 am, editado 1 vez


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Alouqua Cipher el Miér Sep 13, 2017 11:37 pm

-No entiendo... Es decir ¿Qué tiene que ver todo esto con mi pregunta? Se que no todo debo tomarlo literal y que no todo es lo que es ¿Si entiendes? - Marcó la ceja dudoso.- Tu dijiste... "Si bien está marcado… El deseo del mal, su desenlace puede ser distinto, el futuro y el destino se escribe con cada segundo y cada respiro. Te puedo presentar 3 posibilidades para el cambio, tan buenas como malas eso dependerán de lo que hagas a partir de hoy con su ayuda…" Y bueno, ademas de lo anterior... -Soltó aire en medio de un largo silencio personal en el cual trató de unir cada palabra y buscarle un sentido para así tratar de responder la pregunta, si de tal manera esta dicho de ese modo podrá conseguirla. Quizás todo este vinculado con descubrir su pasado, si descubría su pasado quizás de esta manera podría encontrar el presente y así moldear su futuro, de esta manera conseguiría la llave para abrir el cofre con el pergamino de la respuesta a su pregunta inicial. -¿Acaso todo esto tiene relación con mi pasado? -Dijo preguntando, su mirada totalmente desviada a el punto de origen de el ruido metálico. Volvió a mirar justo a los ojos turquesa. -Yo no tengo pasado. Digo, no lo recuerdo. Digo... Ugh...


La voz tan familiar dentro de su cabeza golpeó las pareces de esa retumbrando cada una provocando un fuerte malestar. Allan escuchó "Suficiente" de su viejo y único amigo. Emitió un gemido de dolor y su mano paró de golpe justo en el ojo izquierdo que suele tapar con sus mechones. El vinculo ha sido roto. Los susurros de su cabeza han comenzado a criticarlo de boca abierta. Sin embargo esta vez Allan estaba decidido en terminar el trabajo de sus padres adoptivos y si de esta manera debería ser a su pasado regresaría. -Creo que... No. -Volvió a unir su energia con la del Maestro.- Allan Junior solo es un nombre al azar. -confesó con dolor, su respiración se agitó y debía ser controlada - No se como se llama pero solo se que se parece a mi, al menos eso es lo que el espejo me muestra pero no lo sé. Trató de creerme que lo que tu dices acerca de escuchar voces seas espíritus y no ilusiones de mi mente a causa de una enfermedad, es muy confuso para mi. No se nada de mi pasado, no tengo intereses en mi futuro solo los que él me ha dicho que cree que es lo que yo realmente soy. No creo que me harías daño porque si cuentas esto nadie politico te creería. Quiero que me digas todo lo que tu ves porque creo que tu si ves lo que realmente soy mas allá de una lectura de cartas. Y si esto es mi respuesta siento que debo investigar aun mas. -Suspiró recobrando el aliento, hablaba muy rápido. Apretó mas el agarre sintiéndose agobiado de tantas preguntint.- ¿Hay alguna manera de hacerme recordar mi pasado perdido? Creo que eso ayudaría a encontrarme mejor, quizás a entender mejor quien soy yo. Yo he asesinado personas. tres chicas y dos chicos. Creo en la piramide... El ojo que todo lo ve. Y creo que esto es lo que me hace falta por entender. Lo que pasó antes de que mis memorias se perdieran. Si mi futuro ve desastre, locura por el poder. Es bueno... para lo que me dicen que estoy hecho. Pero... ¿Y para mi.. Qué? -Poco a poco sus ojos se fueron cerrando a causa del malestar mental, había algo que no quería que hablara todo quizás el guardian de aquel que hacia que el demonio interno permaneciera en la silla esperando su posible salida. Eran momentos en que su mente se partia en dos entre el deseo del saber humano y lo oscuro del control mental demoníaco. Allan sin soltarlo llegó a romperse mentalmente a causa de tanta confusion. Quizás se estaba tocando por donde era. -Yo... estoy cansado de ser así, desde que era mas joven he recibido solo burlas y rechazo por ser distinto a los otros. Él me ha hecho querer que ellos... prueben lo bueno que llega a ser la locura. -Trató de abrir los ojos y mirar con aquella mirada tan amarilla y siniestra que en el interior de su alma alberga. - Las cartas para mi mostraron lo que tu debías saber y yo debía decir. Lo que posiblemente seré...


Su visión se hacia cada vez mas borrosa y solo su cabeza mareada a causa de tantos susurros culpandolo otros gritándole otros de recuerdos contar y otro solo riendo entre dientes. Poco a poco el ambiente extrambotico se iba derritiendo. Quería seguir la sesión ahora que Irmiya pudo escuchar los deseos que aquel ser principal le indujo a causa de ser un cuerpo vacío de sentimientos profundos humanos. Lo que Allan cree que el quiere a causa de solo escucharlo tanto tiempo. Trató de apoyarse sobre el codo pero como hoja de papel en agua cayó. El rostro lo tenía tan caliente aparentando tener fiebre. Las voces del exterior con interferencia a duras penas penetraban su timpano. Y allí estaba el, su fiel amigo en un cuarto oscuro dándole la mano y repitiendo las mismas palabras. "Algún día, conocerás a alguien especial y te aceptarás a ti mismo" Allan trató de sonreir pero la cabeza le daba vueltas. Quería seguir, pero su mente cada vez mas pesada lo detuvo.


- Duele... Mi cabeza duele demasiado...


Aquel ser dentro de su cabeza era muy parecido a el en cuanto cuerpo pero su rostro seguía en negro con un solo ojo grande y amarillo y una sonrisa amplia y siniestra en la que sus dientes manchados brillaban esperaban por el a través de un vidrio espectral en el que poco a poco mantas rojas lo ocultaron y sangre se llenó. En la cabeza de el chico estaba tratando de correr en medio de que el liquido lo llenaba hasta las rodillas estancadas cada vez mas. La marea subía y la conciencia se desvanecía con estas. Allan a causa de tanta sobrecarga mental tuvo que detener la sesión. De a respiración agitada susurró y rió suave antes de cerrar sus ojos y dejas reposado su cabeza sobre la mesa.


"Nunca me dijiste tu nombre...Tonto."


Su cuerpo se apagó como método de defensa a un posible daño en el que tomaría su tiempo de calmarse y asimilar mejor tantas preguntas y tantas posibles respuestas.
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
10168
Reputación :
6
Mensajes :
53

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Sáb Sep 16, 2017 5:57 am

Irmiya podría intentar ser lo más suave posible ante el menor pero nunca había estimado que toda la situación en si era un caos, se sentía en parte impotente por el simple hecho de aun no poder saber con claridad contra que estaba tratando, ni aunque pudiera memorizar el bestiario completo podría llegar a describir o encontrar el origen de aquello que acechaba en el interior de Allan, necesitaba respuestas, tenía muchas preguntas, en todo momento necesitaba saber el estado del rubio y como asimilaría toda esta información, recién la sesión se había dispersado en la primera sesión dos de tres posibles jugadas que darían avance y quizás profundizar los presentes inmediatos y el indeterminado futuro, quizás culpaba a los espíritus que la primer mano de adivinación con toda la mala suerte se haya bifurcado en el peor de los finales, el futuro más oscuro que manifestaba esa cosa. Al ver la reacción de Allan, sintiendo como su energía comenzaba a disiparse lentamente mientras su ritmo cardiaco se exaltaba, poder presentir como las venas de su muñeca aun teniendo aquel contacto latían desesperadas, el corazón bombeaba una gran cantidad de sangre debido al stress, podía sentirlo –Calma…- susurró más quedó completamente helado a la primer pregunta Pues… los espíritus han dicho que la entidad de la mald…- no pudo terminar la frase a su primer pregunta, solo quedó con los ojos bien abiertos de par en par mientras se sorprendía la velocidad y como evolucionaba el ánimo de Allan –Si… entiend…- no podía hablar, ante eso el chamán decidió que lo mejor sería dejarlo hablar, que se descargue, era normal que después de una revelación o una sesión de esta índole la gente tendiera a reaccionar no tan conforme o razonable, debía de esperar, debía evaluar si el joven estaba seguro de seguir, si la primera sesión lograba sacarlo de quicio debía de buscar una alternativa mucho mas relajada para tener cuidado de no despertar la entidad que lo espantó y lo atormentaba en el recuerdo de sus visiones.


-Allan, hay formas, pero esta tirada… fue el deseo de la maldad, no tuya- Se precipitó a interrumpirlo tras escuchar aquella confesión, mordió su propio labio inferior mientras temblaba de la impotencia, no deseaba hacer sentir al joven Allan de esa forma, más no pudo estar presente cuando acudió a los espíritus, tuvo que abandonar este plano para darle espacio, no sería la primera vez que estos seres no tengan la sensibilidad humanitaria para tratar con una mente tan joven, atormentada y susceptible como Allan, deseaba avanzar, deseaba buscar junto con el las variantes restantes, no podía dejarlo así, le daría su punto de desahogo más necesitaba que tomara la postura, que siguiera contándole para saber, pero solo más dudas que daban espacios a las propias se tropezaban. Su rostro se heló en sorpresa al escuchar aquella confesión, ese fue el punto clave, eso fue lo que dentro de su mente detonó, aún estaba algo agotado pero sus espíritus no dudaron en expresar su debate “¡Es un maldito demonio Uruk!¡Un maldito engendro!¡Mátalo!” “Cállate… Orunhé… es un alma... corrompida…” “Les daré sus benditas tundras si no se callan idiotas” “Maldito pend… Si tan solo tuviera mi propio cuerpo” “¡Ya basta!” aquella guerrilla hacía que titilara un tic en su ojo derecho, odiaba verlos discutir de aquella forma. –Exacto… Es una de tantas Allan… Esto no es la verdad absoluta, pero estas conociendo esta parte- vio una brecha para hablar, tomar la mano del joven entre ambas suyas y apretarla con fuerza mientras la acercaba a su boca, tocar con su frente aquella energía, cerró los ojos y pudo verlo, la gran mancha oscura cambiante que presintió cuando entro a la casa, antes de conocerlo “Que tonto fui de no verlo antes” se lamentó el medico brujo volviendo a verlo a Allan, observando como el joven ahora se veía alterado, toda aquella abrumadora información que rompió su estructura y quebrajo su voluntad, debía frenarlo, con una voz suave y tierna intentó calmarlo –Allan…-.

-…¿Te duele?- llegó a preguntar antes de presenciar como el joven cayó desplomado sobre la mesa con aquel sonido seco sobre la madera agitando más frascos y potes metálicos -¡Allan!- con la desesperación y totalmente preocupado se levantó de la silla la cual cayó al suelo, giró a un lado de la mesa procurando no soltar a Allan y abrazó al joven levantándolo con mucho cuidado posando su palma sobre la frente del muchacho –Por los dioses… Suficiente, necesitaras un receso- terminó de comprobar si su temperatura estaba bien posando sus labios sobre aquella frente mientras apartaba los dorados mechones de cabello, su temperatura mostraba estar caliente pero no tanto, más como su energía ahora estaba dormida era lo que más le llamaba la atención podía sentir aun aquellas perturbaciones, a no correr el riesgo de no atosigarlo más, lo levantó de aquella silla y cargándolo con sumo cuidado sosteniendo su cabeza lo llevó fuera de la cocina, dirigiéndose directamente a su habitación, más en el camino no podía ver a sus pies lo cual al pisar algo blando sintió el desgargante chillido de Hare (Había pisado su cola) –Por los… Hare- dijo en voz baja ladeando el rostro para ver como el gato huía despavorido de la escena con los pelos encrespados “Condenado gato de mil… Como lo siento maestro, se cuanto lo quería pero es tan… bueno, ya sabrá usted” solo podía negar con la cabeza mientras suspiraba, se detuvo al ver al joven por unos segundos, no podía evitar estar realmente preocupado y tenso por toda la sesión que tuvieron, más ahora necesitaba relajar la mente, su curiosidad lo mataba pero tenía que reconfortar al huésped antes que nada.

Lo recostó en su cama y prendió un poco de incienso, uno de limón para energizar su desgastada mente, lo esparció por la habitación mientras con mucho cuidado y esquivando el desorden del suelo el aroma invadió el ambiente de forma no tan agresiva, luego lo colocó frente al ventanal circular y bajó las escaleras para buscar el mazo de cartas, acomodándolas de nuevo dentro del paño rojo, lo guardo en su bolsillo y puso a calentar la pava para hacer algo más de té, dos tazas agregando esta vez manzanilla para lograr un efecto más relajante, subió las tasas y el plato con los panes sobrantes, los colocó alado de Allan y tomó un libro que tenía en un gran pilón, un viejo diario de su maestro que dictaba todos los casos de “posesiones demoniacas y espiritus corrompidos” con los que trató su Maestro hace unos cuantos años, sentado sobre un pilón de ropa justo alado del durmiente, bebiendo del té y comenzando su lectura en busca de alguna similitud, de momento nada… Solo sentía decepción de sí mismo al no saber cómo llevar esa situación, levantó la vista para apreciar uno de los cuadros, el de aquel hombre con los cráneos “Oh Maestro, me pregunto ¿Sabrías que hacer? Necesito ayuda…” con suma tristeza quedó observándolo, esperando y velando por la recuperación de su pequeño paciente.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Alouqua Cipher el Sáb Sep 16, 2017 11:55 pm

El rubor sobre su pálida y pecosa piel marcados como una muñeca hecha a mano se mantuvo de un tamaño preocupante a causa de un leve pero notorio aumento de temperatura corporal. La sobrecarga de energia tras tantos pensamientos atrajo la confusion y alteración de esto haciendo que las teorías conspirativas dentro de su cabeza dominara. La respiración estaba agitada agregado a un pulso lento, de tal manera buscando llenar los glóbulos de sangre con aire lo mas pronto posible para su transporte al cerebro. Recaídas leves que no tardaban la hora en despertar. El ceño levemente fruncido con un arco de angustia y la boca levemente abierta en búsqueda de mayor incorporación de aire decoraban el plano de su caída. Un Adulto aromatizada cada rincón de la habitación con esencias agradables para la mayoría de persona y sin duda a lo lejos un satisfactorio aroma de manzanilla, la clave en el estrés.


Por el contrario muy internamente dentro de la cabeza de el chico se presentaba un cuadro ilustre de un triangulo, muchas cortinas de color rojo quemado con desgaste oscuro en sus puntas y manchones en el tejer estaba estampado en cada una que decoraba el extrenso corredor triángulos amarillo desgastado con un gran ojo en el centro, blanco y bien marcado por la suciedad del telar. Un piso trasparente que daba la impresión de el caminar resulte una experiencia parecida al andar sobre el agua. La conciencia de Allan andaba por el extenso camino hacia un altar muy similar a los que usualmente hay en las logias masonicas, solo que en este tenia un peculiar sentido mas retorcido. Apreció como sus prendas manchadas de negro estaban y se tejían en largas tunicas de tal color adjunto a ojos. La desagradable sensación de sentirse observado, de sentir en cada paso como surge un susurro mas combinandose en un coro de murmullos y posteriormente en algarabía. Sombras se movían por detrás de las cortinas rojas. Allan apretaba aun mas el paso llegando a correr con desesperación. La sensación de ser tan observado lo enloquecía. De rodillas cayó justo delante del altar y con el corazón literalmente en un hoyo vacio se desplomó de rodillas con las manos al rodillas "Haz que se callen te lo imploro" Rogaba en el momento de que esas sombras le aportaban la respiración. En sus manos medicamentos, jeringas, bisturí e incluso implementos de psiquiatras de el siglo pasado traían en sus manos. Allan cerró sus ojos con fuerza a punto de romperse los dientes a causa se la presión de la mandíbula. Por poco sucumbia ante tantas sombras si no hubiera sido por un chasquido de un ser caminante cuyo poder hizo desaparecer todo a su al rededor incluso el color negro a cambio de un color estelar como el del universo. Escuchó alguien felicitarlo, al parecer el motivo resultó ser "La preocupación por su pasado" De la nada, vio aparecer el retrato de si mismo antes de desaparecer y dividirse en multiples espejos que lo acorralaban y reflejaban la imagen de lo que vio hace años cuando pequeño. Allan, seguía viéndose a si mismo con un aspecto mas siniestro y oscuro. Estaba arrodillado en el suelo, con ambas manos reposando a lado y lado de su cuerpo únicamente mirando hacia el cielo. Escuchó un gran estallido de vidrios rotos y sin reaccionar naturalmente a la protección miró hacia el espejo roto del frente, totalmente vacío emocionalmente. Esta vez había un niño de cabellos rubios manchados con tanta sangre que parecía que su color fuera otro, sin expresiones algunas, sobre un extraño e irreconocible circulo con escritos en un idioma totalmente ilegible. Allan ladeó la cabeza en pregunta y lentamente acercó sus manos al espejo disolviendo la imagen en miles de partículas pequeñas quedando totalmente solo en el espacio negro. "No entiendo que quieres que sepa ahora... ¿Esto es lo que debo aceptar?" El joven susurraba sin ganas de mover algún musculo. Pasos se escuchaban a lo lejos, era la imagen de aquel demonio que tanto sentía el chaman. Miles de ojos aparecieron como decoración ocacionando la perturvación de el chico. Forzado a ocultar sus orejas y bajar la mirada por el acoso, notó en el suelo dos pies con zapatos de punta negros situarse al frente de el. Allan no pudo mirarlo. Este espectro se agachó extendiendo la mano. El chico la recibió temblorosa y de un estallido vio a su al rededor como el infante bailaba y cantaba de una manera sádica por el alrededor de los cuerpos. Tan rápido como pasó la imagen vio otra mas de este mismo ser alabado y tan pronto paso el flash vio como este mismo era amarrado contra la pared en lo que al parecer tenían simbolos religiosos, vio alguien en tunica llegar con daga en mano acercarla veloz mente a su pecho.


Allan despertó de golpe emitiendo un gran grito que muy bien pudo atravesar toda la montaña. Sus manos aferradas a la cama se encontraron de frente con un aroma a té. Respiraba agitado, su mirada dió rápidos vistazos mientras con la izquierda ocultó su ojo izquierdo. ¿Era té de manzanilla?


- ¿Ma... Maestro? -Jadeó un poco. -¿Donde estoy? -Poco a poco bajó su mano reposandola junto a la otra en su regaso. El chico fugazmente se acordó de las confesiones que dijo a causa del estrés, haciendo que su pulso se acelerada y arremetiera contra el hombre con lo primero que pudo agarrar, en este caso la cuchara del azúcar. Sin embargo, se detuvo a unos diez centímetros de tocarlo. Con los ojos bien abiertos y con la expresión de vergüenza bajo su mano y de un tirón cayó de nuevo en la cama. - No te atrevas a hablar de esto con alguien... Soy nuevo aquí y no quiero arruinar este lugar. -Soltó una risilla tomando de burla sus palabras, actuando de nuevo como un humano normal de tal manera su chip fue programado cuando mas joven. - Todo esto ha sido muy extraño para mi. Mas de lo que yo soy. Es... Curioso que aceites en tantas cosas, como si me desnudaras. Pero... Gracias. No sabia que pueda haber algo mas en mi. Algo que me haga pensar de verdad que quizas no estoy roto como los médicos me hicieron creen también. Quiero saber mas de un posible futuro. -Habló mientras miraba al techo, desvió su mirada a sonreír con dificultad a Irmiya. Parecía que estuviera realmente apenado. -Me dejaste con la curiosidad que mas me dirían las cartas...-Suspiró con algo de dolor, su cabeza le daba vueltas lo demostró tras entre cerrar sus ojos.




○ [Allan Cipher] ahora es [Alouqua Cipher]

♥️And also pick me♥️:
Copiar

Hablo - Saber habla- Locura habla - "Pienso" - Actúo
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
10168
Reputación :
6
Mensajes :
53

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Dom Sep 24, 2017 10:26 pm

Varios minutos habían pasado, el chamán aún se encontraba sentado alado de la cama del joven Allan, paciente mientras daba vuelta cada página del libro con una mano y la otra sostenía el té, dando algunos sorbos, después de todo solo le quedaba ser paciente esperando la pronta recuperación del menor, algo preocupado estaba por él, más con todo lo que seguro tuvo que soportar, no muchos jóvenes resisten la información e Irmiya podía sentirse culpable ya que tomo riesgos a cuestas del contrario, si bien su ímpetu y curiosidad podían invadirlo y pedirle al Uruk Ishi que avance aun debía de explorar los límites de la resistencia del joven para no atosigarlo con toda esa información, claro que desde luego tampoco podía dar por alto un caso de esta magnitud, varios recuerdos permanecían frescos aun en la cabeza del chamán, las imágenes y sensaciones que tuvo que experimentar mediante el trance y el canal, no podía hallar ni en los escritos de su maestro alguna explicación clara de lo que podía estar enfrentando, tras casi terminar aquel libro que no importase cuantas veces releía: Ningún caso de posesión desde su vasta experiencia o la de un mismo diabolista con su escrito podía identificarlo. La lectura fue completamente inútil casi, solo lo cerró apoyándolo sobre su regazo suspirando decepcionado por su propia investigación fracasada.

Por momentos observó al joven durmiente, si bien el ambiente estaba silencioso tenía la extraña sensación de aquella perturbación, hasta volvió a recordar la primera vez que pudo presentir al curioso intruso en su casa, aquella sombra oscura que tomaba una forma inconsistente, si hasta su esencia “humana” era completamente inexistente ¿Cómo lograr catalogar algo así?. En un momento un grito fue lo que lo aisló por completo de sus pensamientos perdidos, arrojando el libro y la taza por accidente, esta se partió inevitablemente en el suelo mientras el chamán se llevaba la mano al pecho -¡Casi me da un infarto!- aquel grito retumbó por toda la habitación, le había tomado por completa sorpresa, su tono no era de regaño, más bien mostraba algo de preocupación y… Bueno ¿Sorpresa? De otra forma no podía describirlo. -¿E-estas bien?...- pudo preguntar entrecortado por los nervios de su tono, calmando los pálpitos que azotaban acelerados dentro de su pecho, acercándose al joven para ahora sentarse al borde de la cama, tomando un mejor acercamiento y verlo con una sonrisa relajada, era una buena noticia que hubiera despertado y más que ahora estaba hablando.

-Tranquilo, estas en mi cuarto, seguimos en la iglesia- dijo suavemente mientras atento esperaba escuchar al ajeno más otra sorpresa hizo que solo abriera los ojos de par en par al observar como una clase de mini rabieta se expresaba en la acción contraria, tomando la cuchara que había dejado a su lado con todos los elementos del té, alzándola y a punto de darle justo en medio de su frente, el chamán no reaccionó, en parte podía comprender el temor del joven, además era un pequeño utensilio, dolería pero no sentía la necesidad de protegerse o resguardarse de eso, después de todo no lo había tocado y ahora el joven ocultaba su rostro avergonzado, bajó la mirada Uruk, sentía mucha pena por lo que seguro estaba sufriendo el rubio, solo pudo colocar su mano encima de su cabeza, con mucha delicadeza y cuidado, acariciando y revolviendo aquellos cabellos rubios –Tranquilo Allan, confía en mí, todos tus secretos solo servirán para tu bien, no pienso decírselo a nadie más, te lo prometo- le sonrió ampliamente, mostrando su perlada sonrisa y cerrando los ojos, la expresión más sincera y feliz que podía tener el peliblanco, luego apartó la mano para que el joven pudiera acomodar sus ideas y seguir hablando, ya hasta el tono de su voz era diferente que al de momentos –Te lo dije, no estas roto, solo estabas confundido. Fuiste muy fuerte de resistir todo esto, es un placer ayudarte en este camino Allan, no debes estar solo…- algo de tristeza marcó el final de su frase pero volvió a retomar su tono más animado agregando -…Tienes muchos, las cartas son bastas después de todo y los espíritus tienen mucho que ofrecer. Me encanta ese entusiasmo- divertido con aquella risa de tono grave más juguetona, Irmiya por momentos desfiguraba el comportamiento de cualquier adulto o persona mayor en un aspecto cálido, se levantó de la cama y tomó la taza del té que si bien no estaba frío estaba a une temperatura más fuerte que la de ambiente –Antes que nada: Té… ¿Quieres que te lo caliente o así esta bien?- volvió a sentarse cerca de él con la taza en la mano –Desde luego ¿Quieres volver a la cocina o aquí? Podrías estar aquí en caso de que vuelvas a desvanecerte… No deseo que ocurra pero me has tenido algo preocupado, por momentos sentí que fui brusco… Bueno que “ellos” capaz lo fueron, me resulta difícil tener noción de mis acciones o sus palabras cuando estoy en trance- desvió la mirada, algo apenado se encontraba, después de todo no sentía que estaba desarrollándose como el médico brujo que se hacía mencionar –Te pido disculpas por eso, pero avanzamos mucho Allan, si quieres seguir adelante- esbozó de nuevo la sonrisa y alzo un poco la taza -¿Puedo preguntarte que…?- hizo una pausa y luego suspiro -¿Por qué te levantaste así?¿Quieres hablarlo? Si no quieres seguiremos…- iba con cuidado esperando no ser atrevido al querer saber, más preocupado aún estaba después del susto.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Alouqua Cipher el Jue Sep 28, 2017 1:15 am

Lastimosamento todo estaba correcto y perfecto a los alrededores. El mismo desastre que vio al llegar a la iglesia y adentrarse entre el consultorio. Libros sin ningún maltrato estaba arrojados sin orden en las mesas y otros muebles; Papeles con escritos difíciles de entender por doquier ademas de otros articulos de origen dudoso por doquier. Velas y hierbas decoraban cada espacio de respiro de la habitación dando el toque perfecto para adecuarse sin reprochar de el desorden. Allan lo veía todo. El estaba tan pendiente de sus alrededores que casi las palabras de el hombre mayor le pasaban como una fresca brisa de otoño por sus orejas. Por un momento sus ojos había cerrado consiguiendo relajar su espalda sobre el cabezal de la cama. Suspiró exhalando la mayoría de sus tormentos, y de mirada dudosa penetró la de cabellos plateados creando un silencio incomodo luego de tantas sugerencias y preguntas. Allan entendía que debía seguir hablando verdades.


"Y si lo manipulas a el tambien?"


Sus ojos se abrieron al par de que sus cejas de un tirón hacia arriba expresaron sorpresa. Poco a poco una sonrisa enmarcando los dientes milagrosamente apareció tal cual su mirada se perdió en el espacio tiempo. ¿Pero exactamente manipular para que? ¿Cuál sería su objetivo si aquel hombre dijo perfectamente que el ayudaria en lo que fuera? Quizas... Quizas hay algo mas que su mente sigilosa oculta, algo que su consciencia sabe pero no recuerda. El chico agitó su cabeza desordenando todos su cabellos y apretando los ojos y boca en búsqueda de borrar cada rastro de confusión. ¿manipular en que? Allan se preguntó varias veces apartando ese tema en la lista de temas a reflexionar en sus momentos a solas.


-Sabes. -Interrumpió el silencio. - Soñé algo que pensé que era real. Casi termino agarrándome el pecho por lo que sentí. Lo que pasó es que... -Remojó sus labios, desvió la mirada tomando su tiempo antes de mirarlo por dentro de ese copete que cubría su cara un poco. estaba desordenado.- Soñé que estaba atrapado en algo y vino alguien parecido a de algún culto estaba murmurando algo desconocido y al final se que él me clavó una daga o yo que se. Antes de eso veia imagenes de un niño, había sangre y muertos. El estaba bien, él reía y bailaba como si estuviera alegre. El tenía una mirada algo vacia tambien. También recuerdo que vi a "Eso" A lo que llamamos Junior. Pero no me acuerdo bien que me dijo. Yo solo quería detener tantos murmullos. Creo que tambien vi algo como un hospital no se bien. Todo es muy confuso la verdad... -Apretó las sabanas. Su expresión permaneció vacía unos segundos.


"Vamos, dile mas el te ayudara. Y tu lo sabes."


La ceja de Allan vibró y con brusquedad puso su derecha en la frente acariciandose la sien. Tragó saliva en seco y sin elevar el rostro echó una mirada al contrario en la que permaneció unos segundos mas antes de dejarlas sobre su regazo juntas y enderezar la columna traqueando al estirarse. De la nada Allan soltó una suave y cálida sonrisa antes de pronunciar las palabras muy bien vocalizadas. - Si realmente quieres saber todo lo que veo y siento te lo diré. pero del sueño si ya no me acuerdo de más. Ahora siento como se derrite mi espalda y como vientos mueven mi cabello aunque en realidad no lo estén. Ahora mi mente está calmada. Quiero seguir. Al menos terminar esto que empezamos. No me gusta dejar las cosas a medias. -Cerró los ojos y apretó su dentadura emitiendo entusiasmo y carisma. - Detesto nunca llegar al final de algo. ¿Hay algo que quieras que haga ahora?




○ [Allan Cipher] ahora es [Alouqua Cipher]

♥️And also pick me♥️:
Copiar

Hablo - Saber habla- Locura habla - "Pienso" - Actúo
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
10168
Reputación :
6
Mensajes :
53

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Vie Sep 29, 2017 2:40 am

Atento esperó a que el contrario dijera algo, en todo momento con la taza en la mano, estático y con ojos abiertos de par en par, por un lado con todos los nuevos acontecimientos presentía que quizás sus precipitaciones estaban frescas, consecuentes claro de todas las revelaciones que estaban teniendo tanto el joven como el chamán, igual estaba comprometido a esta altura, no podía pasar por alto nada, hasta canceló todo plan que tendría, hasta que termine con este nuevo caso no se movería de la iglesia, al menos no hasta que el menor pueda tener la conciencia más tranquila y sean conocedores de su curioso caso. Respeto el largo período de silencio, sin decir nada y solo pestañeando cuando sus ojos lo pedían, hasta que por fin las palabras del rubio brotaron de sus labios dando una paz interna al chamán, después de todo si mostro un gran avance en el joven, podes confiar en tener un oído y aceptar que sea su apoyo –Ajá- asintió mostrando que estaba atento a cada palabra. Comenzó a analizar la primera descripción de aquel sueño, imaginando la escena de un encapuchado, tal como describía parecía un rito de “Inemoral Corpus”, no pudo evitar pasarse por la mente en rebuscar en su inconsciente los recuerdos del pequeño Mai Rai, por alguna extraña razón parecía asociarlo con la historia del joven “Oye no me compares con eso, yo solo tomé prestado poder, ningún bicho raro se me metió, Uruk” refunfuñaba la pequeña voz, en sí desvaneció aquella hipótesis, volvía a decaer n la similitud de una fuerte posesión, Mai Rai había pasado por esa clase de ritual pero su vida expiró en ese mismo instante… A menos ¿Qué Allan haya sufrido otra clase de vuelta?.

-Vale… Empatizaste con esa experiencia y… ¿Pudiste ver físicamente a Junior?...- “Interesante” llevó su mano al mentón dejando la taza a un lado, en sí repetía en voz baja para tenerlo más en cuenta, debía de entenderlo, el enigma rondaba con aquel aire de duda, sin lugar a dudas estaba frente a una mente muy inquieta, debía avanzar cuanto antes con las cartas, debía saber si hay una salida a aquella horrible posibilidad con la que atentaron las cartas y divisaron los espíritus, más no quería atosigar a Allan, debía tener sumamente cuidado y seguir con su temple –Intento imaginar esta situación que atraviesas Allan, realmente pido que tengas la mayor calma posible- sus cejas se bajaron cual mirada triste y preocupada a su vez, temía gran parte por la estabilidad emocional del joven, esto lo afectaría a niveles inimaginables y ni el mismo Irmiya podía llegar a asemejar esa invasión en su mente… Bueno en parte sí, ahora otra pequeña esencia estaba muy curiosa y atenta al joven, Mai Rai se mostraba muy entusiasmado gracias al chamán que se le había cruzado por la cabeza lo que era ser partícipe de un ritual, solo él podía sentirlo, murió a causa de eso en sí, pero ¿Y si solo era un sueño? Peculiar sería que las cartas develaran eso, hasta una tramposa y engañosa idea se le ocurrió al pequeño Goblin “Ne Uruk.. Tu magia hermética no podría develar el pasado ¿No?” Irmiya abrió los ojos ante eso, pero no quería mostrar que estaba reaccionando ante Allan “Error pequeñajo, solo puedo ver posibilidades futuras, las leyes del Kybalion no aplican a lo sucedido en los atípicos o eventos pasados acalló a aquella molesta voz, más una risita traviesa resonó “Joo~ jajajaja pero… ¿Y si usamos el ingenio? Las cartas no se erran, en sí necesitas de la voz y guía de los espíritus no… Osea técnicamente…” “¿A que mierd… quieres llegar enano?” irrumpió molesto una voz refunfuñante a la cual la tensión y la leve jaqueca atacó la nuca de Irmiya, conteniéndola mientras cubría su boca y temblaban sus cejas “No se alteren” “… Soy un espíritu ¿No? Podríamos ver si sacudimos los recuerdos del joven, tu bien sabes Uruk Ishi que son los sueños después de todo ¿O no recuerdas cuando les pateamos el trasero a aquellos demonios? Los que invadieron nuestro sueño…” Brillante idea “Más es riesgosa, aún no me atrevo” “Pregúntale ¿Oh no? Después de todo la magia espiritual aguarda secretos que ni tú conoces, todo se por ayudarlo”.

Maldito enano que implantó esa idea “Lo pensaré, ahora salgan” fracción de segundos duró siquiera esa charla, volvió a enfocarse en el joven del bien material, más tomó del té tibio del joven de un sorbo como si de alcohol se tratase, necesita bajar la tensión que formó algunas gotas de sudor en su frente, tenerlos alterados en su cabeza y entrometiéndose en su trabajo y sus asuntos lo desgastaban, no era momento para eso. –Los sueños son sugestivos gracias al proceso de información, recuerdos y experiencias que pasan al subconciente, tu mente se halla en presión y además no olvidemos que tuve un… contacto con lo que bloquea tus emociones principales, más aun puedes vincularte con experiencias hasta en sueños, es bueno. Recién hoy descubrimos algo, tengo teorías e ideas, pero esto necesitara que desarrollemos mucho Allan, sinceramente me preocupa mucho que puedas desvanecerte de nuevo, temo por tu salud- confesó algo preocupado más luego posó su mano sobre la cabeza el menor mientras la otra dejaba la taza de lado, revolvió apenas algunos cabellos –Tranquilo, seguiremos, pero me asegurare que no sean bruscos contigo esta vez, créeme, es horrible perder el control de tu cuerpo, siento que violan mi accionar- una risilla algo tensa esbozando una sonrisa… más luego parpadeo varias veces mientras cambiaba su expresión “Oh… no creo que sean las palabras adecuadas en este caso” “Geeeeeenioooooooo” sarcasmo del pequeño, ante eso la mano sobre el menor la retiró para darse un tope en la frente “A tu lugar renacuajo” y obviando eso se levantó en busca de todo el cachivachero de su habitación algo que sirva para continuar la sesión.

Encontró una gran bandeja azul trasparente, echa de alguna fibra plástica resistente con bordes desgastados en un marco de madera, lo limpió con la manga de su traje y lo colocó sobre la cama, enfrente del menor, subió a esta y se sentó de un salto retomando su posición de indio entrelazando las piernas –Muy bien, la conoces el procedimiento- tomó el mazo envuelto en su bolsillo y lo colocó en el medio de la bandeja, abrió la tela acomodando y estirándola hasta quedar planchada y posó su mano sobre el extremo –Mézclalas, ya sabes cómo- estaba exigiendo a su cuerpo pero era necesario, lentamente y con el mismo disimulo la mano tatuada sobre el gamuzado rojo comenzó a cargarlo mientras el menor mezclaba las cartas, desde ya necesitaba tener un contacto nuevamente lo cual comenzó a preguntarle a Allan otras cosas –Dime Allan ¿Estudias en Takemori?¿Te gusta algún deporte?¿Alguna afición o Hobbie?... A mí se me da la música y las expediciones a la naturaleza, en lo personal, no soy de la televisión y las innovaciones tecnológicas en sí… Algo anticuado ¿No te parece?- la carga empática fluctuaba mientras el joven mezclaría las cartas.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Alouqua Cipher el Vie Sep 29, 2017 9:19 pm

Recogió sus piernas con ayuda de las manos, cruzandolas para un sentado mas cómodo. Allan logró escuchar entre la conversación los sonidos del exterior apagarse. ¿Cuánto tiempo llevaba el dentro de su consultorio? Las horas habían pasado tan rápido para él. Probablemente la tarde estaba cayendo a su paso divino. Ante la primera pregunta accedió de un gesto con la cabeza hacia abajo, proporcionando el beneficio de la sabiduría.


-Creo un poco que vi como siempre su destello amarillo. No es la primera vez que lo veo. Como digo, el es como un amigo mio. No critico a los otros pero este es el menos molesto y abrumador que está en mi cabeza. -Situó las manos hacia el frente, arqueando las cejas al son re una sonrisa nerviosa. - No me gustaría que desapareciera del todo. Digo... -Suspiró suavizando sus facciones y reposando las manos de nuevo sobre su regazo, juntas acariciandose una a la otra. - He pasado toda mi vida creyendo que es algo de mi imaginación, pero si tu dices que es real y que él o algo está bloqueando mi mente para sentir , seria feo mas nunca mas verlo. Fue mi único amigo que sabe como soy y me ha aceptado.


Término enmarcando una suave sonrisa en su rostro. Estiró su torso buscando con las manos curiosas si había un poco mas de ese té de manzanilla adelantándose a las acciones de Irmiya. Este ya yacía frio sin embargo, el sabor aun existia. Sin problema alguno curioso jugó con este tras echarle mas azúcar de la necesaria de una manera curiosa. Con la mirada baja justo a la altura de la zara echaba la azúcar de a cucharadas espolvoreando, dejando car granos en forma de lluvia sobre el líquido mientras mantenía el codo en lo alto. Levanto la taza, situó perfectamente en su orden los demas artilugios y bebió como un Japonés tradicional. Observó las siguientes acciones de el brujo estas que anuncian el retorno. alan dejó a un lado la taza sin contenido, lamió el restante de su boca y tomó las cartas. Expresiones nulas en su rostro, no había razón para ocultar su verdadero ser, sin embargo ya era costumbre imitar acciones como sonrisas entre otros. Perfectamente situadas en el centro muy bien apiladas dejó su mano sobre el paño y atravesó la mirada con la del peliplata. Aquella leve y minúscula sonrisa fue lo único que proporcionó su lienzo. Sus cejas por un segundo subieron al tope dando cuenta de el patrón. Las preguntas parecían venir solo por la conexión, lamentable.


-Estudio en Takemori desde este verano. Realmente no practico deportes como tal pero puedo hacerlos porque tengo una buena condición aunque no lo parezca. -Rió un poco, acción involuntaria por los años de su actuación. - A decir verdad me gusta cocinar. Me gustan los postres muchos. A decir verdad... -Oscureció su sonrisa solo al decir la siguiente oración. -Me gusta jugar la ruleta rusa con Cupcakes. Enveneas uno o dos dependiendo de la gente. Si solo son dos personas envenenas cuatro de seis. Tu entiendes. -Suavizó el tema con una infantil expresión tras sacar su lengua.- ¿Tú tienes algún gusto que creas que es muy extraño para la otra gente, además de este sobre el esoterismo?




○ [Allan Cipher] ahora es [Alouqua Cipher]

♥️And also pick me♥️:
Copiar

Hablo - Saber habla- Locura habla - "Pienso" - Actúo
avatar

Salón :
Universitario(a)
Dromes :
10168
Reputación :
6
Mensajes :
53

Ver perfil de usuario
DEMONIO

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Uruk Ishi Ir el Lun Oct 02, 2017 8:36 pm

Mientras el joven tomaba postura nuevamente la mente del chamán debía de estar atenta a recibir nueva información, esta vez tal parecía examinar que había otra esencia de la cual Allan era consiente, esto era alarmantemente interesante en muchos aspectos y abarcando más dudas que ya estaba bastante cargado, pero solo debía concentrarse en cargar las cartas a través del paño para dar inicio a la nueva jugada, dos rondas más solo faltaban, dos misterios en el cual los espíritus influirían una vez más, pero esta vez no sería tan permisivo como antes… Aunque costaría siendo tan susceptible a aquellos fantasmas que rondaban siempre acicalando su cuerpo desde el plano del velo espiritual, pero tenía la intención de ser lo más delicado posible esta vez. Cierta nostalgia golpeó en los recuerdos del chamán al escuchar hablar de esa forma tan cariñosa sobre una de sus entidades, en sí… No eran tan diferentes… Bueno salvo por una presencia destructora y atemorizante, aunque podría bien definir a Orunhé, el Orisha “gruñon y violento” “Oye… No te pases hij…” más los recuerdos afloraban a medida que su historia avanzaba, haciendo que su vista se relaje sin dejar de posar la mano y la carga, no interrumpiría su habilidad el remontarse al pasado… Suponemos.


~Flashback~
“Aquel niño pequeño, de cabellos blancos revueltos, en una pequeña escuela primaria ubicada a orillas del mar, columpiando sus pies sobre el alto asiento del patio, a centímetros de la arena, mientras varios de sus compañeros de clases jugaban, corrian y reían, el pequeño de 6 años solo leía un libro, una novela la cual no recordaba muy bien pero era de tapa azul gastada y una historia muy fascinante. Con el aspecto de que “hablaba solo” ya que junto a él se encontraba sentada un ser trasparente, brillante de blanco, una mujer con orejas puntiagudas, vestido de volados y una sonrisa amigable, muy bella… Pero que pena que los otros niños ni nadie más la veía, el joven entre tanto abría el libro y le mostraba las partes, comentando como le gustaba el protagonista y el valor de hacer esas hazañas, ella solo reía y respondía atenta… Muchos lo tacharon de loco, nadie se molestaba en hablarle o preguntarle el por que esa naturaleza tan solitaria y “lunática” de hablarle al viento. Pero Irmiya aunque estuviera dolido por lo que la gente decía o quería hacerle creer, jamás dejaría de confiar en su amiga que desde pequeño lo acompaña, desde el bosque hasta el colegio, la única con la que puede hablar y compartir, la única que lo “quería” además de su compresiva madre y sus cuidadoras -¿Por qué nadie me quiere Nahla? Dicen que deje de hablar pero ni siquiera te conocen…-
-Oh pequeño… Mucha gente jamás comprenderá, mucha gente hablará… Pero ten fé en mí, no estas loco, tienes algo especial que nadie imaginaria o comprendería-
-Gracias Nahla…- sonrió el pequeño -… Me alegro que alguien me entienda”


Ese capaz fue el motivo el por qué Irmiya es tan atento, porque se esfuerza en comprender a la gente, jamás cierra la posibilidad de que cada persona aguarda un mundo lleno de magia única y fantasía. Solo podía sonreír, mientras los mechones de sus cabellos se teñían del rubio ceniza ante la felicidad de recordar de aquella amiga de la infancia –Yo te entiendo Allan… No todo el mundo tiene la razón, somos únicos y excepcionales después de todo. No estás loco y mucho menos roto, nunca antes me habías visitado~- terminó con un chiste y una sonrisa amigable mientras el menor acomodaba la taza a gusto para beber de su té. Una vez las cartas listas cortó la carga de su energía y respiró profundo mientras apoyaba su palma sobre las cartas, sería descortés no terminar de escucharlo, se sorprendió sobre la cocina –Vaya, tenemos un gusto en común…- Irmiya amaba cocinar, aunque se especializaba en lo vegetariano ya que no comía carne, más luego soltó una risilla algo tensa mientras cerraba los ojos, le pareció tétricamente gracioso lo de los cupcakes envenenados, no tendría problemas en comerlo, conoce antídotos, pero precaución antes que nada -… Bueno ese gusto no pero es válido- no iba a bajar aquella diversión del menor. No solía hablar de él, pero no quería ser descortés si le interesaba algo de su vida, aunque mucha sorpresa no había –Pues…- rodó sus ojos por todo el cuarto -… Mi vida está abocada a esto, desde que tengo memoria se me dio el talento para el estudio de la magia, me interesa mucho el vudú, el candomblé… y muchas demás cosas esotéricas- Que triste sonaba más era cierto, siempre mostraba con gusto lo que tenía –Pero claro que mantengo mi fachada, como profesor. Veo que compartimos el mismo instituto, aunque eres joven, enseño en la facultad y bueno… Me dirán raro aunque creo que no lo és, pero amo enseñar, mi segundo amor es ser profesor básicamente y bueno… ¿Hablar con los muertos? No tengo muchas otras cosas, desde música, juegos, literatura y lo demás siempre termina en mi naturaleza, es toda… Mi vida- en sí era liberal con diversos pensamientos, pero era algo tosco y alejado de la tecnología y la innovación moderna. Aplaudió 3 veces y animado dijo –“Segundo Round” ¿Qué otro camino le depara al joven Allan?- Y dio vuelta la primer carta…

“Bifurcación del río”
Prueba del conocimiento subconsciente~ “Los posibles caminos del futuro”
Método: Magia Empática (carga y lectura) - Tarot hermético (Adivinación futura)  



El mundo:


-El sol por el cual regirá este camino es “El mundo”…- sentía como la brisa espiritual susurraba su oído y lentamente sus ojos se entrecerraban, utilizando la visión futura que le proporcionan aquellos fantasmas, lentamente induciéndose al trance con un rostro serio y mirada perdida en esa carta para leerla -… Mantienes la estabilidad entre el mundo terrenal y “este” …- La entidad presente refiere a su mundo espiritual como en el que está, incontenible por parte de Irmiya que lentamente se desvanecía, no podría corregir, necesita su guía -… Todo será vista ya habiendo cumplido su cometido- dio vuelta de inmediato las tres cartas colocándolas una alado de la otra, la tirada: “El colgado”, “La luna” (Curioso que apareciera de nuevo pero esta véz al revez) invertida y el “Hierofante”


El colgado, La luna (invertida) y El Hierofante:


La entidad en el cuerpo de Irmiya antes de iniciar tomó una bocanada de aire, pues quedando con los labios entreabiertos y su mirada vacía pudo escuchar a Irmiya teniendo control, él junto con sus tres compañeros “Se cuidadoso” advirtió… Lo cual hizo que el cuerpo tragara saliva y viera directo al joven, señalando primero con su índice la carta del hombre colgado –Eres tú… El auto sacrificio de algo nuestro se dará gracias a la estabilidad, algo se  irá y algo perdurara…- Lentamente se desplazó a la luna -… Un lado brillante, un lado sumamente cargado con una energía única en ti… Un lado oculto, tan brillante… la luz … la luz…- repitió mientras sus ojos se abrían de par en par

“El canal espiritual”
“Irmiya nuevamente posaba sentado delante de las tres entidades de cabezas bajas, inertes en el suelo, el chamán prestando toda su atención a aquella pantalla circular. Esta vez la imagen no era tan agresiva como antes, vio a Allan, sentado con la cabeza baja y luego llevó sus manos para ocultar sus ojos, al levantarlo… Un ojo blanco se posó cual holograma delante mientras Allan sonreía, feliz, tan expresivo y hasta exagerado si bien no parecía un mal augurio un escalofrío temblequeó por la espina dorsal del mayor ante aquella expresión, luego una extraña aura con unos símbolos (Que no podía distinguir) nacieron de la espalda del joven y brillaba cada vez más fuerte hasta que la imagen desaparecía, los ojos del chamán le quemaban, no pudo evitar cubrirse con una de sus mangas mientras emitía un quejido… por alguna razón ¿No dejaba verlo?¿Que significaba aquella luz?¿Y por qué solo un ojo?”


-La luz… quema, de tan brillante que es. Pero la verás y a sentirás… El hierofante te ayudará, aquella sabiduría que camina como hombre, tu “Sumo sacerdote” en el sinuoso camino del autodescubrimiento…- terminó por deslizar su dedo hacia la carta de arriba que representaba el sol de la baraja -… Hacia tu meta- Su mirada penetró los ojos de Allan, como si las entidades latentes quisieran llegar a la extraña y de alguna rara forma intimidantes esencias que bordeaban al joven, entre extrañas palabras, delicadas más extrañas y vagas de los invasores en Irmiya... -Pero cuidado pequeño... No todo loque brilla es oro, no todo lo que se ilumina es completamente bueno o malo... Es depende de esa meta- Algo en sí los espiritus sabíanpero Irmiya había concentido que apoyen la humanidad condecendiente para que no sacudan su cabeza a la primera.


"Todo aquel que crea en la magia, está destinado a encontrarla"

Hablar // Pensar // Actuar // Stalkear(?
Orunhé #cc0000 grita // Neiwa #0033cc llora // Mai Rai #ffcc33 ríe
Profesor de Artes oscuras y sacras ~ Chamán ~ Médico brujo

Cute Trance (?:

MAGIC!
avatar

Salón :
Universitario(a)
Edad :
32
Dromes :
39577
Reputación :
3
Mensajes :
111

Ver perfil de usuario
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: ¿Una Solución alternativa? : El curioso intruso -Allan cipher-

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.