6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» ¿Una loba y una paloma? [Priv. Haruka]
Hoy a las 12:56 am por Axel Neolightning

» Trust in the evolution... One more time -Accel-
Hoy a las 12:50 am por Aranea

» RECUPERA TU COLOR
Hoy a las 12:40 am por Dylan Kuroki

» Ficha Terminada
Ayer a las 10:57 pm por Lukamido

» Found the lost paradise ~Akira~
Ayer a las 10:22 pm por Elizabeth

» [EVENTO]Labyrinth without escape
Ayer a las 9:54 pm por Derven Greyback

» Hora de presentarse...
Ayer a las 9:25 pm por Haku Yuuki

» Let me end this for you [Diavolo/Doppio ID]
Ayer a las 8:32 pm por Alice Sadao R.

» Reserva de físicos
Ayer a las 8:24 pm por Alice Sadao R.

» Can I help you? — WIP.
Ayer a las 7:36 pm por Alice Sadao R.

¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Cira Owen el Miér Ago 23, 2017 7:49 pm

Desde su llegada en la ciudad, todo un cambio muy drástico se abalanzó sobre ella. Había rechazado su humanidad, y adquirido una forma espectral para cumplir sus objetivos, pero; ¿Cuales? Ni ella lo recuerda. Es más, no tiene ninguna memoria de su pasado como humana, solamente su nombre y una que otra cosa no importante. Fue mandada al mundo de los vivos con una misión que ella misma olvidó, muchos esfuerzos en recordar, pero nada. Como si su mente se hubiese apagado de todo memoria o rastro.

Vagando entre la ciudad cuando el sol se empezaba a ocultar, -bastante perdida por cierto-, viendo aquellas almas que caminaban entre ella sin poder verla. Humanos, o algo que seguramente ella fue alguna vez. No tardo mucho en seguir algunas de estas personas, en donde fue guiada a un particular lugar.
De una clase media-alta, esta se encontraba en un suburbio. Casas pequeñas, otras grandes, que no tenían más de dos pisos. pero relucían por su belleza. Una zona transitada por seres vivos, intuyó.

Sin embargo, no todo era muy bonito. Caminando por el vecindario hasta llegar al fondo, la muchacha se percató de una extraña y curiosa casa. Esta, a diferencia de los demás estaba pésimamente cuidada, moho por las paredes, vidrios rotos y tapados con tablas de madera. Tenía dos pisos, aparte de estar completamente pintada de blanco aunque la pintura estaba despegada debido al paso de los tiempos.

Su interés principal era encontrar un lugar en donde quedar cuando comenzara amanecer, no tenía ganas de invadir casa ajena, debido a lo que menos quería era tener problemas. Por lo que dicha casa le parecía perfecta para su gusto.

Entrada:

No más entrar, el lugar era completamente desértico, lo sintió al notar ninguna persona o alma alrededor. En su interior habían varios vidrios y basura esparcidos por el suelo. Decidió cerrar la puerta, para seguir con el recorrido por el lugar. Caminó hacia el living, no tenia ningún aparato tecnológico, muebles o siquiera un sofá. Simplemente un gran espacio vacío con basura, grafitis en las paredes, una venta rota que daba hacia el vecindario y las escaleras que daba al segundo piso la cuales tenían pinta de romperse en algún momento.
Dió un suspiro, apoyándose contra una pared, relajándose y entender lo que pasaba.

Asumiré que esto será así de ahora en adelante. No obstante, no tengo ninguna queja... Soltando una pequeña sonrisa, comenzó observarse. Tomó una lata de cerveza usada y vieja que había en el suelo, y con su mano la traspaso. No sentía ningún tipo de dolor alguno, aunque se sentía un poco raro.
Este lugar será mi casa desde aho- Ni más al siquiera terminar la frase, sintió como la puerta principal era abierta, para escuchar algunos pasos y escuchar como esta se cerraba. Tiró la lata de cerveza al suelo sin pensarlo, mientras que se levantaba del suelo ¡¿Pero qué diablos?! Pensó, mientras comenzaba a ponerse nerviosa, toda la tranquilidad había sido tirada por el caño mientras que esta no entendía lo sucedido.


Actuo - Hablo - Pienso
avatar

Dromes :
10427
Reputación :
2
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Dio Brando. el Jue Ago 24, 2017 1:02 am

Diego se encontraba sentado al filo de su cama. Bebía vino caro directamente de la botella mientras miraba por la ventana a toda esa gente ir y venir por la transitada calle del barrio que había escogido al llegar a la ciudad. Había comprado una casa grande en un buen suburbio y, a pesar de que no era del todo de su agrado, era el único lugar habitable y decente que podía obtener con su ya reducida fortuna.  Esperaba con ansias la oportunidad de ver aumentado su poder e influencia. Deseaba poder obtener todo para poder vengarse y aplacar esa sed mortal y ese odio que tenía dentro de todo su ser.


Dio, con un aspecto formidable, se paró súbitamente frente al espejo y, a pesar de su gran ego, le frunció el ceño a su propio reflejo. No es que no se gustase. Él sabía perfectamente que su aspecto era la razón de muchas personas para seguirlo y amarlo; pero cuando él se miraba al espejo veía a un Dio aun incapaz de cumplir sus fantasía de venganza. Un Dio que llego a tener todo y que ahora se dedica a emborracharse en soledad con el vino más caro que podía encontrar. Aun así y con todo el mal humor del mundo, se dispuso a ponerse su ropa de siempre para salir al centro ecuestre de la ciudad y darle cuidados a su fiel caballo: Silver, una de los pocos seres por el cual sentía cariño y preocupación genuina. 
Al salir por la puerta principal de su casa fue interrumpido por unos “Fans” que le pedían un autógrafo. Era normal. Estaban frente a un famoso jinete y el rumor de que ahora habitaba en la ciudad se había esparcido a la velocidad del galope. Por supuesto, él estaba acostumbrado a este tipo de situaciones y eso, aunque molesto, era una buena señal pues indicaba que su popularidad como atleta estaba intacta y lista para generar recursos. El jinete simplemente soltó una breve y arrogante risa y se dispuso a darle a la gente lo que buscaban, sin embargo, justo al terminar su majestuosa firma, sintió un escalofrió recorrer toda su espalda.

-¡No puede estar pasando justo ahora! – Pensó mientras todo su cuerpo comenzaba a resentir efectos de su nueva naturaleza. Sus manos se transformaban en garras, sus dientes se afilaban de manera bestial, sus huesos tronaban y hacían ruidos inquietantes cada vez que se movía.
 
Por la garganta de Dio subió una especie de líquido acido, que le llego hasta la boca y que tuvo que tragar para no escupirlo frente a las personas que tenía enfrente. En aquel instante los dos jóvenes fans le preguntaron - ¿Se encuentra usted bien? –  Diego no dijo nada; se limitó a dar media vuelta y subirse a su moto para arrancar inmediatamente. El generalmente es amo y señor de sus transformaciones, pero de vez en cuando esto sucedía. Sobre todo después de un largo periodo sin complacer a su instinto animal. Para Dio, eso era como un recordatorio que decía «Ya no eres un Humano» De todos modos, lo único que necesitaba era satisfacer los deseos de su yo “Animal” y todo volvería a la normalidad. El sabía el remedio perfecto pues tenía un plan para estas situaciones. Él tenía que ir a “Esa casa”

Cerca de su residencia. Había una vieja y abandonada casa a la cual nadie se atrevía a meterse. Los rumores decían que estaba embrujada y que dentro no había absolutamente nada de valor. Durante los días que llevaba en ese suburbio, Dio había confiado en lo hermético que resultaba ese lugar para usarla para “Algunas cosas”, y no había tenido problemas para ocultar todo ello dentro de sus paredes. Al llegar no noto nada diferente ni fuera de lugar. Sin embargo, apenas puso sus pies en la entrada, su olfato logro captar un “aroma” extraña. Nada parecido a lo que desprende un humano común...era algo totalmente extraño y fuera de lo ordinario.


-  *Olfateo* ¿Qué significa esto? ¿Quien o que hay adentro? - 
*Snif* :

Y con la sutileza de un dinosaurio "entro" y dejo sonar sus pesados pasos por el corredor principal hasta el living. Realmente, incluso si no estaba en su forma jurásica, daba la impresión de que un gran lagarto se había metido a la casa. 

- *olfateo* ¿Quien eres?...- pregunto a la nada.

No sentía la presencia física de una persona común y corriente.  ¿Quien demonios podría entrar aquí? Sus ojos no podían verlo de momento, pero su instinto animal si que se encontraba convencido de estar frente a algo o alguien paranormal. Dio Brando, a pesar de sí mismo y lo inquieto que estaba, hizo un gesto pacifico, y continuó, con la voz ahora mas tranquila y civilizada - No voy a hacerle daño. Muéstrese, y no pasara nada. Solo estoy buscando algo que me pertenece aquí.  -  


-Hablar-  Narración.

I am raw, A dinosaur, But I will never be extinct.
avatar

Dromes :
10011
Reputación :
1
Mensajes :
15

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Cira Owen el Jue Ago 24, 2017 10:51 am

Preocupación cruzó por su cabeza cuando los pasos se acercaban hacia el living. Por miedo decidió no asomarse, y al contrario de ello procedió a ocultarse en la esquina de la sala activando así su "invisibilidad" que había usado antes para esconderse de los humanos.
Pero está vez era muy distinto. No era solo el hecho de que se sentía fatigada apenas "aquello" entró, sino que apenas se percató de que no era humano aquello que se encontraba.


Esperando ver un monstruo, o algo así. Se quedó bastante impresionada al mirarlo por primera vez y darse cuenta de lo contrario Es él un ¿Humano?... Cruzo por su mente al ver un muchacho de cabellos dorados frente a ella, de apariencia normal. O hasta que lo miró fijamente, su parche en su rostro le hizo ver una especie de dientes, no, colmillos. Lo que le hizo deducir por instinto que quizá podría ser un peligro inminente.

¡¿Me habló? ¡¿Como supo que estaba aquí?! Esto está mal, muy mal... Tal vez era la impresión de ser la primera vez que alguien se comunicaba con ella directamente. Se quedó quieta por un par de segundos sin decir o pensar nada, la manera de hablar del contrario era amable y gentil. Lo cual se le cruzó por la cabeza que quizá estaba en casa ajena y le pertenecía a él.

Mirando la lata de cerveza que había usado antes, estirándose con el pie tratando de no hacer mucho esfuerzo, logró hacerla mover. Comenzó a rodar lentamente hasta llegar a los pies del contrario, luego de esto, se escucharon tres golpes en la pared que ella misma había hecho.

¡Lárgate de aquí si no quieres problemas! Su voz sonó rasposa, un tanto femenina, y levemente entrecortada debido al no querer hacer mucho esfuerzo mental. Aun el sol estaba ocultándose, limitando sus poderes de manera drástica. Ya solo quería salir de allí en cuando el otro se fuera,
¿Si se muestra, le atacaría? No entendía muy bien sus poderes, hace muy poco los había despertado y por miedo no se mostraba fácilmente.


Actuo - Hablo - Pienso
avatar

Dromes :
10427
Reputación :
2
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Dio Brando. el Jue Ago 24, 2017 6:54 pm

- ¿Poltergeist? - pensó inmediatamente después de aquella manifestación. -¿Es esto...un fantasma? ¿Ha hablado? He pasado poco tiempo en este lugar, pero es la primera vez que siento esto. - Comenzó a olfatear de una manera mucho mas brusca, como si al hacer eso obtuviera todas las respuestas a sus preguntas.

Spoiler:

Ninguno de los seres parecía estar a gusto con la presencia del otro.  El rubio se sentía algo vulnerable al desconocer la naturaleza de aquello que había invadido su lugar de "recreo", pues no sabia si realmente era una potencial amenaza. Por ello, después de las primeras interacciones, aparentemente nerviosas y ligeramente hostiles, decidió calmar el ambiente y dirigirse de manera mas contundente hacia "eso" para llegar a algo y aclarar la situación sin llegar a interacciones mucho mas agresivas y hostiles.

-Es la primera vez que siento la presencia de algo como tu. Llevo varias semanas viniendo a este lugar y jamas había pasado algo como esto - Hubo breve silencio después de esto, pero Dio termino hablando con suavidad y en tono grave, cortando nuevamente el silencio incomodo - Dicen que este lugar esta embrujado y el hecho de que ahora te haya encontrado prueba este punto...pero es mentira. Este lugar nunca estuvo bajo ninguna influencia paranormales. -

La gente realmente creía que la casa donde se encontraban estaba maldita. A menudo la gente relataba como ruidos extraños y perturbadores provenían de su oscuro interior. También algunos vecinos se quejaban de que cada cierto tiempo se escuchaba como rasguñaban las paredes y como "alguna especie de animal" gruñía de manera aterradora.

- Todo este tiempo eh sido yo, ¡Dio! - hizo una pequeña pausa y con las manos en la cintura y el cuerpo ligeramente inclinado hacia adelanta -No me creo que hayas estado aquí todo este tiempo. ¿Que buscas? ¿Ayuda o quizá un hogar? Podemos llegar a algo si hablamos.    - Dio era un lector empedernido de temas y cuentos paranormales/arcanos. Recordó que los espíritus muchas veces se quedan en la tierra por algún motivo de peso y que muchas veces no buscan hacer daño a los vivos. Dio solo quería asegurarse de que aquel ser no era alguien que iba detrás de aquel "cadáver" que guardaba en el lugar
A continuación, Dio comenzó a caminar en círculos por la habitación mientras esperaba alguna respuesta de aquello a lo que no podía ver. El ruido que había provocado el contrario en la habitación le puso nervioso, que para tranquilizarse araño la pared mas cercana dejando las notorias marcas de sus garras.


-Hablar-  Narración.

I am raw, A dinosaur, But I will never be extinct.
avatar

Dromes :
10011
Reputación :
1
Mensajes :
15

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Cira Owen el Jue Ago 24, 2017 9:19 pm

Maldición.
Musitó entre dientes, lo cual se escuchó con claridad. No era ira lo que sentía, sino más bien incomodidad luego de ver como el otro actuaba de manera natural -incluso con soberbia- delante de ella ¿Acaso era normal ver a criaturas extrañas en esta ciudad? Quizá esa fue la principal razón por la que fue mandada allí.

En cuanto escuchó la palabra ayuda y hogar captó su atención al instante ¿Se prometía a ayudarla? Era su día de suerte, un tanto confiada su mente vino para hacerla reaccionar.

Eso es una mala idea, simplemente no funcionará ¡No lo intentes! Lo volvió a pensar, seguía siendo un desconocido, Y el hecho de que sus poderes se agotaran tampoco la dejaban tranquila.

Tenía pensado huir por la pared y dejarlo solo. Sin embargo, no tenia nada de fuerzas suficientes además de que la oferta parecía comprometedora.
Recordó que por más que el sol se estuviera ocultando, debía descansar. Por lo que levemente su invisibilidad comenzó a desaparecer, se comenzaba a ver con facilidad, pero el procedimiento era lento.

Tardó unos largos segundos en pensar, para luego decir la verdad, lo cierto es que la manera de que el otro se presento fue de manera cortés, no como ella. La cual lo amenazó al momento.
Dejó todo eso de lado, y decidió al fin mostrarse para dejar de lado la curiosidad. Era un tanto suicida sus acciones, aunque estaba muerta. Que más daba después de todo.



Supongo que me has descubierto, no voy a mentir. Estuve aquí hace unos minutos y bueno. Apareciste para arruinar mi paz, pero lo lamento si este era tu territorio. Con una voz ronca, la joven dejó de ser invisible para mostrar su apariencia real. Un viento leve pero frió cruzó la habitación junto con su presencia. No se atrevía a mirarlo a los ojos por mero nerviosismo y vergüenza por lo de antes Así que, es un placer. Y deja de hacer eso por favor, me aturde. Refiriéndose a la pared que estaba siendo rasgada.

Se supone que los humanos huirían de mi, pero por lo que veo no eres uno de ellos,
¿Me equivoco? Qué incomodo...


Actuo - Hablo - Pienso
avatar

Dromes :
10427
Reputación :
2
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Dio Brando. el Vie Ago 25, 2017 12:50 am


-Soy mas precavido con los vivos que con los muertos. Eso es todo. -

Después de unos instantes bastante estresantes para Diego, el momento de ver cuál era la forma real de ese ser llego: ¡Jamás vio cosa igual antes! Una chica de aspecto singular se materializaba frente a él. Dio casi pensó que se trataba de un sueño,  -Por lo menos tiene un aspecto familiar - Reflexiono, pero aun así, todo esto le parecía extraño, muy extraño.  Le miro rápidamente, y noto como su rostro mostraba vergüenza y nerviosismo. El rápidamente comprendió que no se trataba de un enemigo; más bien transmitía la imagen de un alma en pena o la de una niña pequeña perdida en la ciudad. Ya no había dudas. Ella definitivamente era un espíritu o algo parecido. Un alma que sigue en este plano existencial por algún motivo…
Ella también era muy bella y sus rasgos finos encantarían a más de un hombre…pero a Dio esto le daba igual. Dio jamás antes había aceptado la belleza de otra persona que no fuera la de su madre.

El rubio miro que todo en la casa estuviera tal como lo había dejado la última vez que la visito. Una vivienda espléndida si no fuera por la basura, los destrozos, el mal olor y la atmósfera de pesadilla. Dio finalmente observó fríamente: —Debe de ser muy difícil para alguien como tú el no tener un lugar al cual pertenecer. Lo entiendo perfectamente. Yo también prácticamente voy llegando a la ciudad. De hecho, dudo que alguien como tu sobreviva mucho tiempo sin apoyo.  
Es verdad. Dio tiene un residencia la cual compro y que usaba para descansar, pero él pensaba que necesitaba un escondite, un lugar aparte para actividades diferentes y que no llamara la atención. – Este es como mi segundo Hogar en esta ciudad. Al menos de momento…En ese instante salió disparado del living. Con paso ágil y avance silencioso, subió la escalera. Era escurridizo y se deslizaba por los suelos como si estos fueran de hielo. Su recorrido evocaba a un monstruo de pesadilla, pero encantador y simpático al mismo tiempo. Se sonreía para sí. - ¿Estas perdida, cierto? ¡Tengo algo que te podría interesar! – le grito a la chica desde el piso de arriba mientras se escuchaba como revolvía cosas de manera intensa.

Bajo de la misma manera en que subió, pero esta vez había una expresión seria en su rostro. Se acercó un poco más hasta ella con el puño cerrado y a la altura de rostro  – Busco aliados ¿Te gusta este lugar? No tengo ningún problema en cedértelo, incluso en mejorarlo y hacerlo más “Habitable”. – Carraspeo antes de continuar – Pero tendrás que hacer algo por mí a cambio de esto. Tendrás que cuidar lo que tengo en mi puño izquierdo –

Diego sabia ganarse a la gente. analizaba su situación y sus motivaciones para comprender mejor. Engalanado por su porte ganador, era un hábil negociante y un verdadero reclutador; Sabia como hacerse de aliados de todo tipo. – Puede que incluso salgas beneficiada más allá de encontrar un lugar al cual llamar hogar…y yo, Diego Brando, te puedo ayudar si decides darme la mano.

¿Porque Dio confiaba en ella para esta tarea? Era simple. Estaba muerta. Era un espíritu. No tenia nada que perder y en cambio cualquier cosa que le ayudara a avanzar le atraería como la miel a las moscas. Lo mas seguro es que, a futuro, los motivos de la chica no interfieran con los del rubio. Eso la convertía en alguien de fiar.



-Hablar-  Narración.

I am raw, A dinosaur, But I will never be extinct.
avatar

Dromes :
10011
Reputación :
1
Mensajes :
15

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Cira Owen el Vie Ago 25, 2017 12:38 pm

Una incomoda sensación la llenó en cuando sintió como el contrario le miraba, no tardó en levantar la vista por respeto. Lo comenzó a mirar más de fondo, esas garras y dientes le incomodaban, sin embargo sus otros rasgos del cuerpo se veían normales. Parecían de un animal, pero la verdad no tenia idea de cual.

Asumiré que no es la primera vez que ves algo así en tu vida. Ni que tampoco tu lo eres El sol se había ocultado y la luna reinaba en los cielos, por lo cual su forma "normal" se volvió más consistente. Su cansancio disminuyó considerablemente al no forzar tanto su mente en calmarse y sentir confianza.

Estamos igual Liberó una pausa, contando con los dedos recordando cuanto tiempo pasó en Éadrom Llegué... Hace un par de días a este mundo, desde el principio sentí algo raro. Tengo una misión que ni recuerdo, así que puedes imaginar lo perdida que estuve. Veo humanos con objetos que jamás antes vi, creo que le dicen...¿Computadoras, Celulares? Parece que viven esclavos de este porque los veo pegados a eso todo el tiempo. Que horror, este mundo pintaba mal. Vagas memorias fluían de su pasado, más que nada porque murió hace aproximadamente 45 años atrás. Era obvio que la tecnología, música y otras cosas no eran las mismas a las de hoy en día. Si bien no recuerda su pasado, ni mucho menos la manera en que murió,
si que recuerda pequeñas cosas.
¿Sobrevivir..? Bueno, la verdad que no había pensado en ello. Anduve por varios sitios, debajo de un puente, en una biblioteca y ahora en esta casa. Nadie me atacó, por ahora Era verdad, ¡Se le había olvidado! No tenia muchos recursos como para mantenerse sola en aquella ciudad, incluso estando muerta el peligro era mayor que estando viva.

Iba a decir otras cosas, debido a que la conversación le pareció interesante y tranquila olvidando por unos momentos que lo contrario no era humano, dicho aquello se sorprendió al ver como el rubio fue rumbo a las escaleras. La manera en que subió fue particular, tenia las pintas de un animal. Eso fue más raro que antes. No le impresionó mucho realmente, más bien se sentía acostumbrada a lo que no fuera "normal", por lo que procedió a cruzarse de brazos con una mirada serena. ¿Algo que me podría interesar? Pensó en cuanto escuchó la voz del otro proveniente del segundo piso acompañado con varios ruidos raros.
Lo vio venir rápidamente de la peculiar forma en que subió, luego de aquello no tardó en sentir curiosidad en cuanto vio que tenia algo en el puño y retrocedió un paso al sentirlo cerca ¿Aliados..? Espera, ¿Quieres que te ayude? Apenas nos conocimos, no sé como estás tan seguro. Incluso podría dejar este lugar y abandonarte con lo que tenga que "cuidar" Su mirada era fija, directamente hacia los ojos del contrario con incertidumbre. El trato no era nada malo, de hecho le era conveniente por muchas razones, entre ellas; Un hogar Eres osado Brando, no huiste del pavor en cuanto me mostré, y eso es buena señal...Así que, tienes mi ayuda. Aunque si me traicionas no tardaré en hundirte en la miseria.

Podía ser agradable, pero cuando se trata de cosas importantes su personalidad era amarga y seria como nunca. De alguna manera, logró tomar un tanto de confianza sobre el otro con rapidez.  Pero lo más importante de esta conversación, ¿Qué es eso..? Sus ojos se centraron en el puño del contrario con la misma curiosidad de antes, está vez se acercó levemente. ¿Y por que quieres que lo cuide? Siguió de brazos cruzados, está vez frunció levemente el ceño apartando la mirada.


Actuo - Hablo - Pienso
avatar

Dromes :
10427
Reputación :
2
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Dio Brando. el Vie Ago 25, 2017 6:42 pm

~Pleased to meet you, hope you guess my name~


–Estoy en medio de una búsqueda, sospecho que alguien como tu puede entenderlo. Yo también...negué mi humanidad hace tiempo. Verá ahora lo que ello significa. En esta ciudad abundan los seres sobrenaturales, y no son pocos los efectos y repercusiones que esto trae. Está en juego muchas cosas, y yo también he decidido tomar partido. He buscado a alguien con tus características– dijo mientras se acomodaba el cabello  –. Si he de compartir este “pequeño” secreto con alguien, prefiero que sea una persona hermética y que pueda y sepa esconderse bien. No me siento aún lo bastante fuerte para hacerle frente a mi búsqueda yo solo. Es importante para mí tener respaldo y alguien en quien confiar.  

Dio dudo unos segundo, pero después abrió sin más su puño para revelar su contenido. Se trataba de un par de globos oculares. Tenían una pinta extraña y enigmática, pero a la vez no daban asco ni nada por el estilo, al contrario, casi parecían un par de joyas preciosas. – Tienen siglos de antigüedad y milagrosamente se han logrado conservar en un estado perfecto. Solo tengo los ojos…pero en la ciudad y sus alrededores se encuentran las partes restantes. Y cuando logre formar el cuerpo entero…algo muy especial sucederá.
Nadie sabía exactamente cuál era el origen de este cadáver. ¿Algún rey? ¿Algún dios? Algunos juraban que se trataba del cadáver de algún santo. Sea como sea, nadie podía negar sus efectos. En el pasado ya había sido reunido en unas pocas ocasiones. – Las personas que lograron reunir todas las partes en el pasado lograron obtener el poder suficiente para hacerle frente a su destino. Pero a ciencia cierta…nadie sabe que pasa exactamente después de reunir todas las partes.   Por si solas, todas las partes no tenían un efecto fuerte ni mágico. Pero a medida que se iban reuniendo todo cobraba sentido. Algunas pueden servir como amuletos para proteger de diversas fuerzas.

-Iré al grano.– Dio era una persona que sabía muy bien lo que quería y como lo quería. No le gustaba detenerse a pensar en detalles pequeños. En el pasado ya había fallado y eso le había servido de lección para no volver a dejarse cegar por su ego. – Este ojo te puede dar protección contra fuerzas sagradas. Pero necesitamos activar su poder encontrando más partes.

El plan era sencillo, pero la tarea titanica. La única tarea de la chica era cuidar la parte que le había confiado. Sin embargo, si a la chica le interesaba no tendría problema en meterla al plan completo. Dio sabia perfectamente que, a un ser como ella, le vendría perfecto un objeto capaz de protegerla de exorcismos y demás energías sacras como lo podía hacer ese ojo.
El también estaba perfectamente consciente de que una relación así, entre un desconocido , podría no ser la mejor idea. Pero la triste verdad era que Diego no tenia a nadie a quien recurrir. Todos serian desconocidos y saber negociar y ganarse a la gente era importante estando en esa situación. Un traicion también era posible. El ya había contemplado el ser traicionado por la chica...pero tenia un plan para asegurarse de que eso no pasara.

–Poseo, en ese sentido, una especie de garantía para demostrarte que se puede trabajar conmigo – Yo cuidare el ojo que corresponde al lado derecho. Y te daré el izquierdo. Eso me obligara a cumplir mi lado del trato pues eso nos hará iguales. - Pero en ese momento, Dio cambio su tono de voz a uno mas severo - No tengo intención de traicionarte...en cambio. Algún día, y posiblemente ese día nunca llegue, te sera fácil traicionarme. Ese día yo mismo me encargare de destruir los 21 gramos de alma que aun te quedan.

Puede que ella solo haya visto casas, calles, ropa, tiendas y gente de camino a la vivienda en la que estaba ahora. Pero al saber la verdad, Dio veía un campo de guerra, Peones, recursos y puntos de control que debían ser tomados.  ¡Esta era una guerra! y tenia que ser ganada poco a poco ganando terreno en todo sentido...ahora solo necesitaba armas silenciosas para una guerra que aun permanecía tranquila.  

¿Alguna pregunta? Puedo aclarar cualquier cosa para ti.


-Hablar-  Narración.

I am raw, A dinosaur, But I will never be extinct.
avatar

Dromes :
10011
Reputación :
1
Mensajes :
15

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Cira Owen el Vie Ago 25, 2017 10:44 pm

Un aire incomodo y silencioso pasó por el lugar. La manera en la que se había aclarado los puntos con ella fue demasiado firme y directa. Mandando una sensación parecida al miedo, esperen ¿Porqué debía ella, un espectro tener siquiera una pizca de miedo?
¡Estaba muerta!
Eso fue sincero. Más de lo que me pensaba al respecto. Pero no tengo nada de que quejarme. Si tenía una pizca de sentido común, aquel ojo podría beneficiarle en especial para defenderse de ataques de los demás. Y por el momento, lo único que pasaba por su mente era sobrevivir en aquella tediosa ciudad.

Observó con más exactitud y delicadeza aquel ojo, recordando las palabras que dijo el rubio hace unos momentos. Se escuchó una pequeña risa proveniente de ella, era irónico que le diera el globo ocular izquierdo. Después de todo, el ojo de la parte izquierda de su rostro no se encontraba y en su lugar había un vacío y un hueco que atravesaba todo su cráneo ocultado con su cabello. Es un tanto irónico incluso gracioso, ¡Mira! Con su mano, apartó el mechón de cabello que escondía gran parte de su rostro. Su ojo izquierdo no se encontraba, tan solo una cavidad vacía y profunda. A veces pienso que esta fue la manera en la que acabé aquí, ¿No? Dejó de juegos, para dejar de sonreír y acomodar su mechón de cabello nuevamente como estaba. No iba a negar que sentía que aquello era más que tan solo un "amuleto", en especial de la manera el cual en contrario se lo mostró.

Tienes mi palabra...Cuidaré la parte izquierda. A cambio, me gustaría un hogar en donde quedarme. No importa que lugar sea, simplemente deseo que no tengan ventanas y este tenga un olor a perfume bastante fuerte , si se puede de limón. Dijo, esta vez su voz sonaba un tanto más tranquila. Lo único que debía hacer era cuidar aquel ojo. Tarea fácil. Pensó.

Hace momentos te escuché decir "Diego Brando" ¿Verdad? Supongo que es tu nombre debido a la manera en que lo mencionaste. Solo te diré Brando. Y por cierto, soy Cira, Cira Owen. Es un placer. Con una voz firme y tenue afirmó. Y sí, tengo varias dudas, entre ellas tres; Una ligera pausa se tomó, para después preguntar con curiosidad Primero, ¿Qué se supone que eres? Segundo, ¿Cual es tu plan con todo esto? Y tercero... ¿Qué harás si encuentras todas las partes de ese "cuerpo"? Cuéntame más a fondo.

La primera pregunta sentía ganas de preguntar desde que entró al lugar, la forma de su cuerpo y reacciones no eran comportamientos digno de un humano, por más de que su apariencia pudiera decir lo contrario a veces. La segunda era más bien para tener una idea de lo que se podría venir, si lo que debía proteger era demasiado valioso, un peligro podría acecharle. Y la tercera por curiosidad, ¿Y si la dejaba tirada después de eso? Por más que el otro negara la traición seguía siendo una persona desconocida.

Una oportunidad así no se iba a presentar todos los días. Si tan solo era cuidar aquel ojo no supondría ningún problema para ella, estaba bien. Además, nadie se arriesgaría a mostrar un objeto de tal valor.  Si la situación empeoraba escaparía. Ese era su plan, pero hasta el momento la traición no parecía fiable.


Si buscas a una persona para esconder eso, tienes buena suerte de haberme encontrado. Con una pizca de orgullo en su voz, dijo antes de acercarse a él. Así que, a trabajar en lo que sea que estés pensando. De la misma manera, si tienes alguna pregunta dímelo ahora.


Actuo - Hablo - Pienso
avatar

Dromes :
10427
Reputación :
2
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Dio Brando. el Sáb Ago 26, 2017 5:13 am

Agitó el cuerpo inquieto en su lugar mientras miraba a su ahora cómplice como le mostraba su cueca vacía. Eso le inquieto y puede que le haya ocasionado sudor frió pero sus nervios estaban bien de momento. Había leído que los espectros podían llegar a ser escalofriantes, pero sabía igualmente que debería tratarles de una manera similar a los vivos. Sus exigencias parecían sensatas y demostraban que deseaba confort. Le parecía raro oírle hablar de perfume pero supuso que había una buena razón para incluirlo. Además, sabía perfectamente como satisfacer estos deseos, pues Diego era, en modo alguno, un tirano, dueño y señor de las vidas de varios de los pocos contactos humanos que tenia. Solo tenía que pedirlo, pagarlo y el plan que tenía en mente podía ser llevado a cabo. Si, sabía como cumplir su promesa y quedar bien con la chica. - Hasta ahora, no había deseado comprar este vertedero. Lo usaba así sin mas. Pero ahora mi plan es comprar esta propiedad, renovarla y podrás usarla con total tranquilidad...pero eso llevara unos días. Puedes quedarte por mientras en mi residencia que esta a poco de aquí. Solo la uso para descansar. No paso mucho tiempo ahí entre semana. - No le iba a costar casi nada. El actual dueño de esa vivienda no quería saber nada de ella y por consiguiente la estaba vendiendo a un precio miserable. - De todos modos...mientras tengas el ojo, me encargare de que no mueras otra vez Termino la frase con un tono burlón.

El jinete se le miró con curiosidad. Sabía que ella era un alma perdida, un ser pobre, y que no le quedaba nada más en el mundo, pero ignoraba que aún le quedaba algo de autoestima. En la delicada cara de la chica se adivinaba cierto orgullo que mantenía intacto y eso agrado mucho al rubio. También le agradaba que fuera una persona de entendimiento rápido y consciente de su tarea, aunque Dio no confiaría plenamente en ella hasta que demostrara con hechos su valor. –Mantén esa dignidad en tu rostro. –  Le sugirió. – Me agrada –

A pesar de que era la segunda vez, Diego finalmente se había dado cuenta de que ella le había llamado Brando. Le gustaba mucho ese detalle. Nadie jamás antes se refirió a su persona simplemente por su apellido. Era el apellido de su madre y le resultaba especial. Generalmente, cuando una persona le llama por su verdadero nombre “Diego” el suele pedir que mejor se refieran a él como Dio. Sin embargo, en esta ocasión ni una sola protesta salió de su boca. Por otro lado, el nombre de la chica era bastante apropiado. – ¡Ese nombre tuyo…Suena como el nombre de algún villano de alguna novela de misterio! – Por alguna extraña razón eso le pareció bastante gracioso y no trato de ocultar su diversión al respecto. Pero intento ocultar su rostro con sus manos debido a que cada vez que reía su boca se miraba más bestial y grotesca – ¡Owen! Me parece perfecto. Te llamare así.  – ¡Que literario! Pensó mientras observaba más de cerca a la joven con algo diversión en su rostro.

- Parece ser que tienes las agallas suficientes para negociar con un depredador que alguna vez fue la especie dominante en la tierra- En ese momento una larga cola apareció justo detrás de Diego. Su rostro empezo a agrietarse y algunas escamas se le notaron en el rostro y cuello- Soy una bestia jurásica...El único en el mundo.
Spoiler:
-En realidad no tuve opción. Yo solía ser un humano común...pero ahora tengo este poder. Bueno, de todos modos planeaba llegar a la cima con o sin esto. -

Estaba ligeramente orgulloso de su nueva condición. Habia rechazado su humanidad en pro de conseguir habilidades que le dieran ventaja frente a otras criaturas. El deseaba defenderse y ser una bestia de pesadilla para todos sus enemigos. Se le notaba realmente extasiado al dejar ver mas su naturaleza de dinosaurio. Sin embargo, su semblante animado cambio al ser cuestionado sobre sus objetivos. Eso le recordó lo que realmente estaba en juego.
¿Que cual es mi objetivo? – El gran reptil camino por la habitación más erguido y con un semblante aún más altivo mientras intentaba encontrar las palabras indicadas para expresar algo que tenía muy adentro.  En su cabeza solo deseaba soltarlo de la misma manera en que una  serpiente expulsa el veneno mortal hacia el exterior de su cuerpo. Era complicado pero tampoco es como si se esforzara para mantenerlo en secreto. ¿Más poder? ¿Riqueza y fama? ¿O quizá Dio tenía el ego y el narcisismo suficiente para querer ser el rey del mundo? No, no era tan sencillo, aunque la gran mayoría pensara inmediatamente  que ese hombre era solo un tonto con hambre de poder, él tenía en su interior una gran cantidad de sentimientos, penas y deseos mortales. Deshacerse de ellos no era tan simple y los intentos por calmarlos siempre resultaban inútiles una y otra y otra vez. Inútiles… siempre inútiles. Su pesar y su ira se notaban en sus ojos, a veces malvados y a veces dolidos.

-¿Alguna vez te han humillado? No respondas. Sé que al menos una vez te ha pasado. Incluso si no lo recuerdas. A mí me humillaron y casi acaban conmigo en más de una ocasión. Lo único que deseo es que todos esos infelices que se aprovecharon de mí en el pasado sean humillados y sufran de la peor manera. Yo lo prometí…no es ningún secreto. Es una promesa y, así tenga que ser el rey del mundo, la cumpliré.- En ese momento se dio cuenta de que estaba perdiendo los estribos y mejor decidió recargarse a una pared y cerrar los ojos para meditar durante unos instantes. – Haré pagar a mi padre por lo que nos hizo. Ese es lo primero que haré una vez llegue a la cima del mundo -

Ya mas calmado y ligeramente apenado, saco un pesado mapa de la ciudad y lo puso en el suelo. Ahí estaban marcadas las localizaciones aproximadas de las partes siguientes. - Las partes solo reaccionan y emergen de la tierra si sienten a otra parte del cadáver cerca. Es decir, el ojo que tengo me guiara a su paradero exacto. Si por alguna razón pierdo el ojo derecho, tendré un as bajo la manga. El ojo que tu guardas.Era un plan sencillo. Pero el desconocía si había mas gente como el buscando. Podría ser peligroso acercarse mucho a dichas locaciones con ambos ojos -Bueno...seguiré explicándote...pero antes quiero saber algo...¿Buscas algo en especifico? ¿Cual es tu fin en esta ciudad?...



-Hablar-  Narración.

I am raw, A dinosaur, But I will never be extinct.
avatar

Dromes :
10011
Reputación :
1
Mensajes :
15

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Cira Owen el Dom Ago 27, 2017 1:44 am

Estaba de acuerdo con él, ya estaba hecho. Un hogar a cambio de un trato justo podía ir bien. Ya no iba esconderse en lugares sucios y latentes al peligro. Seguiría con su curiosidad alrededor de la ciudad, siempre y cuando sea de noche. Me agrada la idea, pero ¿Estás seguro que quieres que esté en tu hogar? Tendré que pedirte varias cosas. Por ejemplo, nada de pinturas o espejos sino deseas que me vaya al otro mundo, heh. La risa que soltó fue de puro sarcasmo, le pasó cuando fue a una estación de servicio y entró al baño de mujeres, no hacia falta decir porque estaba allí "curiosidad por los humanos" responde. Su mirada quedó atenta en el reflejo del espejo luego de mirarlo un buen rato y su brazo quedó atrapado . Se dice que las mujeres salían espantadas al ver al espectro mirarlas fijamente.

Luego de aquello, frunció de manera leve su rostro, no entendía de cierta manera porque su nombre llegaba hacerle gracia No entiendo ¿Acaso me comí un payaso? Pero si que vio aquellos dientes y la manera en que el otro lo ocultó. Cobró más sentido al ver aquella gran cola, nunca vio algo así antes ¿Se refería a un animal extinto? O bueno, solo quedaba él según sus palabras.
Comenzó a caminar hasta llegar detrás de él, observando específicamente su cola con intriga. Se percató que se encontraba la palabra "Dio". Por simple morbo quería tocarlo pero lo único que consiguió fue su dedo traspasando las escamas. Si entendí bien ¿Abandonaste esa poca humanidad para ser una bestia? Debería estar impresionada, incluso enojada al ver como alguien pudo hacer tal cosa por simple poder. Sin embargo, lo respeto. Hasta el momento, mostró poca preocupación. Fue clara, si ella no salia lastimada daba igual lo que su "socio" hacia con sus acciones. La dignidad del otro y la forma que se mostraba no parecía arrepentido, más bien orgulloso de lo que había ganado a cambio. Muy diferente a ella parecía darle totalmente igual, claro. Deseaba tener un cuerpo físico y estable. Pero su forma fantasmagórica no era nada mala, le beneficiaba para escabullirse.

Le escuchó con atención, captando como su odio emergía desde adentro. No era humano, pero su comportamiento era digno de uno; odio y venganza. Cira dedicaba la mayor parte del tiempo a vigilar a los mortales. No tardó en ver que las características antes mencionadas parecían típicas de ellos. En ocasiones llegaban hacer daño a su misma raza con la intención de parar sus emociones creadas por el pasado. Le inquietaba pensar que cuando estaba viva era así. Tienes el típico comportamiento humano. Si quieres llegar a esa meta, entonces sabes que tendrás que causar daño a otras personas. Míralo bien, tu humanidad no está perdida. Pero cuando se extinga probablemente no estarás consciente de lo que hagas... Mi única recomendación es aferrarte a esa sensación que te motiva. Incluso luego de completarla. Estaba decidida que la mejor forma de saber como una persona actúa, es por sus sentimientos. Da igual; amor; tristeza; miedo. Con tan solo saber aquello podía, indeterminadamente saber como esa persona actuaba, era lo que caracterizaba a un humano.
Lo miró más calmado, por lo cual decidió acercarse con un aire amigable al mapa que dejó en el suelo. Se colocó de cuclillas para observar mejor .
Woah, si que es grande la ciudad... No será muy fácil ¿Sabes cuantas partes hay y cuanto tomará conseguirlas todas? Tenía interés por saber que sucedía si las partes se encontraban. También quería estar allí cuando eso suceda, pero no iba a mentir que sentía escalofríos por si algo malo pasaba.

Su pregunta la dejo en una mirada  confusa, en primer lugar no recordaba casi nada de su pasado. Si, podía recordar cosas mínimas siempre y cuando estas no tuvieron que ver con su historia humana Por el momento, solo quiero investigar esta ciudad y un lugar en donde quedarme. Luego seguiré con mi propósito. Seré sincera, me mandaron aquí con la misión de matar a un hombre al cual desconozco completamente. Fue lo ultimo que escuché en ese lugar a lo que ustedes llaman Limbo. No tengo ni la menor idea de lo que pasará después si cumplo mi cometido. Pero... De brazos cruzados y de semblante preocupante, la espectro temía de lo que podía pasar ¿Se iría al infierno o al cielo? No lo había pensado, -un simple mito- se refería la gente sobre aquel lugar. A lo mejor quedaba atrapada otra vez en el limbo. Y eso le aterrorizaba. Esta ciudad captó mi curiosidad, y hasta que termine con lo que empecé no me iré.
Eso es todo, soy un alma vagando de aquí para allá. Así que continua. Por favor, y deberíamos apurarnos. Ya es de noche.


Actuo - Hablo - Pienso
avatar

Dromes :
10427
Reputación :
2
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Dio Brando. el Mar Ago 29, 2017 4:30 am

Su conversación había terminado muy fructífera; el acuerdo se acomodaba a la necesidad de los dos extraños. Esto era a lo que Dio llamaba siempre como "Intercambio justo", pero Había cierta extraña sensación al estar tan cerca de un fantasma. Nunca llego a pensar que podría hacer equipo con semejante ser y esto le causaba un conflicto. “¿Cómo se supone que debo dominar a esta persona?” Pensó mientras le observaba tratando de que ella no lo supiera. Dio siempre, hasta ese momento, se aprovechaba de la debilidad del hombre para poder pasar por encima, arrasar y dominarlo.  El hombre, a lo largo de la historia, se ha hecho de todo tipo de material y de todo tipo de pensamientos, sueños, sentimientos y deseos. Es la prisión autoimpuesta del hombre vivo.  Una promesa de amor puede ser un incentivo perfecto para seguir a alguien hasta el fin de los tiempos de la misma manera en que lo hace una promesa de venganza. El dinero, la riqueza, la fama son placebos  y remedios para el que desea seguir estos caminos. Aprovecharse de estas cosas y de la debilidad del hombre es el ABC de alguien que desea manipular a las personas para lograr sus objetivos de poder…pero…
¿Cómo puedes manipular a alguien que ya está muerto? Ni siquiera se tiene las herramientas, los insultos y las maneras para rebajar a alguien así. Ella ha perdido todo, sus recuerdos y, aun asi, queda algo de orgullo en su traslucido interior ¿Qué le puedes quitar a un muerto? ¿Qué le puedes ofrecer? ¿Qué le puedes robar? ¿Cómo convences a alguien así de que te siga hasta lo más profundo de la oscuridad?Sin duda esto hubiera sido mucha mas sencillo si esta mujer fuera sumisa y con la autoestima por los suelos al ser un espíritu que ya lo ha perdido todo. Muchas cuestiones para ser una simple chica fantasma pero, sea como sea, incluso si uno de sus “ojos” eran como un agujero negro en el cielo, el otro aún tenía el brillo que ya quisieran tener algunos vivos. Quizá era por todo lo anterior que Dio y su nueva cómplice podrían llevarse de una manera más sana. Después de todo, no podía usarla como carne de cañón tan fácilmente.  – Puede que no seas una basura…o puede que si. Si terminas siendo una traidora ya veré como me las arreglo contigo– Pensó el rubio con leve malicia propia de cada comentario que daba hacia otras personas.

- Muy bien…Tendrás lo que necesitas para estar segura en mi hogar de manera temporal. No pides nada que no pueda hacer. Y eso me parece bien…- Dio seguía pensativo y mas después de escuchar sus palabras.  
Su consejo había hecho cierto efecto. No había calado hondo ni mucho menos, pero era cierto que últimamente se había “Ablandado” No era el mismo ser capaz de matar inocentes que alguna vez fue o quizá no es que no era capaz…simplemente era más consiente de todo lo que pasaba a su alrededor y de cómo funcionaban las cosas.
Pero viéndolo de cierta manera, ¿Qué no ella había hecho lo mismo de manera consiente o inconsciente? - He rechazado mi humanidad...tan simple como eso. No tuve opción. Era eso, o la muerte. En eso nos parecemos...supongo. 

El muchacho se cruzo de brazos y comenzó a sonreír. Camino lentamente hacia ella y se inclino ligeramente mientras cerraba los ojos y hacia una negativa con la cabeza. 
-Irónico ¿no? Me dice que cuide mi humanidad un ser que ya no puede ni caminar bajo el sol. Da para pensar mucho, señorita – Término con una pequeña risa arrogante mientras recogía todo para ponerse en camino.  – Tienes razón, se hace muy tarde y necesito arreglar las cosas de mi casa para que puedas meterte sin miedo a regresar al mas alla. – Aun estaba levemente intrigado sobre su compañera. ¿Sera que algún día realmente la traicionaría? Estas cosas no pasaban por la mente de Dio desde hace mucho. Nunca se había preocupado por tales cuestiones porque simplemente nunca confiaba en nadie y nadie confiaba en el… ¿acaso era miedo a ser traicionado? – Hmm…Que asco. Como se me ocurre pensar en ese tipo de cosas…- No estaba acostumbrado a tener este tipo de relaciones donde tenía que ponerse a la misma altura de otro individuo. Dio siempre había sido inferior o superior...pero jamas "igual" a otro. 

- El plan por ahora es este. Cuida del ojo y yo cuidare de ti. Se acabó el tema de momento. Con gusto te explicare los detalles más tarde…cuando estemos en un lugar mas seguro. Créeme el plan es mucho mas largo y te lo explicare con mas calma en un mejor lugar...quizá con té y galletas. -

Se dio media vuelta y salio caminando hacia la puerta principal como si nada...pero algo lo detuvo....
- Oh...¡sígueme!...Larguémonos de aquí. Apesta y ya sabes...
Ya casi la deja ahí sin decirle nada. Desde luego, Dio no estaba acostumbrado a nada de esto. Esto iba a ser mas complicado de lo usual. - No te confíes, Owen, No te dejare traicionarme. No sera tan fácil....por cierto, ¿Que comen los fantasmas? 


-Hablar-  Narración.

I am raw, A dinosaur, But I will never be extinct.
avatar

Dromes :
10011
Reputación :
1
Mensajes :
15

Ver perfil de usuario
SEMI ANIMALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Cira Owen el Jue Ago 31, 2017 7:14 pm

Algo dentro de ella seguía sin convencerla. Tal vez esa actitud arrogante que mostraba, entendía que la gente en ocasiones hacia eso por simple egocentrismo. Y eso no era buena señal, o bueno, no desde su punto de vista. Él seguía siendo una bestia, por lo que no debería importarle lo que haga después de todo. Pero no iba mentir, sentía esa misma curiosidad por los humanos ¿Como hacia para mezclarse entre ellos así de fácil? Y más siendo un ser extinto De seguro debe existir un libro sobre esas criaturas Se dijo para sí misma pensando en la gran biblioteca de la ciudad.
No pudo evitar tomar con mala gana la risa del rubio, sobre todo el como se refirió
Haz lo que quieras, no tengo nada que perder. Pero tu y no nos parecemos en nada. De la misma manera que soltó esa risa con particular arrogancia, la de cabellos purpuras hizo lo mismo.

En ningún momento me dejaré caer, si es lo que busca. Por el momento nadie le había humillado, ni tampoco atacado. Las probabilidades que algo así ocurran crecieron. Lo supo desde el momento en que no salió huyendo cuando se presento. Pero eso era peor, quien sabe lo que planeaba. Podía decir que para nada buscaba el bien, y que su apariencia de ángel engañaba a cualquiera. Pero cuando cruzó la puerta, aquello parecía ser una advertencia. No habia marcha atrás, por más de que no tuviera ganas ya de escapar. Tarde o temprano se mostrará... Solo debo ser paciente.

Su rostro no mostraba ninguna emoción, solo asintió con la cabeza, no le parecía una gran tarea. Cierto que tenía un gran valor por lo visto, pero no necesitaba dinero ¿Qué podía hacer con eso? Cira podía ir a un cajero automático y literalmente sacar todo. Y si tenía ganas, robar la billetera de todas las personas que habitaban en esa ciudad y tener incluso más de lo que podía ganar. Pero era tomar una rienda arriesgada, podrían descubrirla gente con malas intenciones y acabar con su no-vida en parpadeo. Entendía perfectamente que los objetos materiales, -dinero- movían el mundo. El ojo estará a salvo, de eso no dudes. Es pequeño, así que no se a que debería temer. Lo tendré en la mira a todo momento Tenía confianza de si misma, y eso le impulsaba a seguir delante sin importar las consecuencias. Claro, siempre había un punto en el cual todo debía acabar. Pero... Estar muerto traía sus beneficios.

Parece que ambos estamos paranoicos por ver quien traiciona primero. Parece un juego de niños Añadió siendo sarcástica. No iba mentir, no tenia ninguna intención de traicionar si el otro cumplía su promesa. Lo único que pedía era un hogar y nada más que eso. Los espectros tenían fama de tener mala reputación, cierto que no todos eran así. Pero en su mayoría, estos eran crueles y despiadados hasta el punto de acabar la vida de mortales por simple diversión. Los espectros comemos almas de inocentes y sangre de vírgenes Tomó una pausa, y con cierto tono burlón mezclado con el sarcasmo de antes libero una pequeña sonrisa. La cual a los segundos desapareció repentinamente.  Es broma, no comemos nada liquido, solido u gaseoso. De hecho nunca comí algo, pero se podría decir que nos alimentamos de energía. Generalmente de aquellas personas que no tienen nada que hacer en su vida y están hundidos en la pura miseria, como suicidas. Si alguna vez sufriste de "parálisis del sueño" ¡Felicidades! Haz sido violado por un fantasma, o demonio en el peor de los casos. En la biblioteca de Eadrom se encontraba cientos de libros acerca del tema paranormal. En una ocasión se quedó una noche entera leyendo libros del tema. Para entender más sobre su raza y las ventajas y desventajas que eso conlleva Pero ¡Hey! no te alarmes, no soy tan cruel como para hacer eso. No deseo hacer el mal a nadie. Creo que lo entendiste, ¿Verdad?

Caminó hacia la puerta, la luna se veía desde afuera. Era cuarto creciente por lo que mostraba buena señal ya que todos sus sentidos se incrementaron. La noche era tranquila y no se veía una sola alma en los alrededores. La mayoría deberían estar en sus casas con sus familias sin problemas. Las maderas viejas rechinaban a la par que los vidrios rotos y basura se escuchaban crujir por toda la casa. ¡Ah! Se me olvidaba, no dejes que el muerto te jale los pies mientras duermes...


Actuo - Hablo - Pienso
avatar

Dromes :
10427
Reputación :
2
Mensajes :
41

Ver perfil de usuario
SEGUIDORES DEL CAOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Detrás de las paredes sucias [Priv. Dio Brando]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.