FELIZ CUMPLEAÑOS
Hace 6 años se creó esta comunidad con la intención de unir a los roleros y crear una familia. Hoy me es grato decir que se ha cumplido desde el inicio. Bienvenidos a Éadrom, bienvenidos a Takemori.

Muchísimas gracias a todos nuestros usuarios. Este es un triunfo que compartimos no solo con los registrados actuales, si no también con aquellos que se fueron.
Muchas gracias!
6 AÑOS
Instituto Takemori Rol [ITR] es un foro de rol libre basado en una escuela que acepta seres sobrenaturales y humanos para que estos interactuen y se vea así que la paz es posible. Sin embargo nada puede ser utópico. No existe la paz eterna. Takemori se encuentra en una ciudad 'mágica' llamada Éadrom, la ciudad de la luz, creada por un ángel para que todo aquel que habite allí esté protegido. El ambiente es siempre agradable y puedes encontrar diversos secretos en este. Atrévete a interactuar con nosotros en un foro donde todo es posible.
Últimos temas
» Cierre/Apertura de temas
Hoy a las 7:54 am por Kisa Hitsugaya

» Agregar/Quitar Integrantes
Hoy a las 5:55 am por Kisa Hitsugaya

» Nueva busqueda del club de cocina!
Hoy a las 5:53 am por Kisa Hitsugaya

» Ausencia.
Hoy a las 5:51 am por Kisa Hitsugaya

» Este no es un simulacro o.o/
Hoy a las 2:38 am por Desgracia

» Solicitud de Desbaneo
Hoy a las 12:01 am por Harry Blume

» Dreams and Nightmares - Privado -
Ayer a las 11:33 pm por Lia Fáil

» ¿Un elemental sin poderes? [Ziro ID]
Ayer a las 10:18 pm por Alice Sadao R.

» Quiero Sangre || Libre
Ayer a las 10:09 pm por Viktor Frankenstein

» Un frio caluroso [Priv Momo]
Ayer a las 9:26 pm por Yaoyorozu Momo

¡CONFIRMACIÓN DE CUENTAS!
A partir del 8 de Junio, las cuentas nuevas deben ser confirmadas vía E-mail para evitar usuarios troll. Por favor, revisa tu correo, tanto en la sección principal como en la sección de Spam.Sí el correo no te ha llegado, por favor contáctate con la administración de ITR al Skype: lbotp-7
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Can't fix what ain't broken [Arika]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tema Privado Can't fix what ain't broken [Arika]

Mensaje por Akira Tohsaka el Vie Ago 18, 2017 4:04 pm

Ambientación:

Las centelleantes y numerosas luces, la aglomeración de los viandantes, el escándalo de los vehículos… a todo aquello lo rechazaba. No se acostumbraba aún al ambiente de la ciudad, y aún en su extremo optimismo, sentía que nunca lo haría. Muy seguido le llegaba nostalgia de aquel barrio alto del que había salido, justo en el tope de la empinada calle, donde las familias eran amables y discretas, los ruidos más sencillos y naturales… pero claro, esos recuerdos siempre terminaban desembocando en el hogar que allí había ocupado. Y ahí es donde la nostalgia terminaba.

Era una noche de otoño, la brisa era fresca, pero la humedad que se acumulaba en el aire hacía que el frío no calara con demasiada intensidad. El cielo se veía cargado de oscuros nubarrones, y los relámpagos eran precedidos en instantes por intensos truenos, alertando la cercanía de una ominosa tormenta. Aquello mismo era causante de que los viandantes acelerasen su paso, hasta llegar a cierto descontrol en el intercalado de sus idas y venidas. Curiosamente, aquel chico dispar sí encontraba un regocijo en esa advertencia climática. La lluvia era relajante en cierto sentido, y aquel día llegaría más que bienvenida. Aquel día vestía una camisa negra entallada de manga larga, encima de una playera roja con diseños felinescos; unos jeans negros al cuerpo, y una fina cadena que repiqueteaba en su pecho al caminar, un pequeño dije de plata que ilustraba un naipe de poker, un joker específicamente.  

Como si fuese el crescendo de una intensa obra, la tormenta empieza con discretas y aisladas gotas, que aún así alcanzan a impacienar a los numerosos viandantes. Alguna mujer de traje, particularmente presurosa, le da un golpe inintencionado al pelinegro que lo aparta a un lado del camino, y manda a volar sus lentes en el tropiezo. Reincorporándose, frustrado, y con la mujer ya perdida entre la abundante multitud, se voltea en la dirección en que hicieron eco sus espejuelos. En grata fortuna, su destino había sido la entrada de un callejón, salvándolos de aquel ajetreo cada vez más presuroso.

Pero al adentrarse en aquel callejón y levantarlos, mientras los secaba (por fortuna, intactos), hubo un eco por aquel callejón que llamó su atención. No supo reconocer qué era, no conscientemente al menos, pero sus instintos sí. Y estos mismos le exigieron que corriera, orden a la que no se pudo negar. Sus pasos hicieron un sono eco con el chapotear de los charcos, adentrándose presuroso en ese callejón cada vez más oscuro.


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?

"Bueno, si son idiotas, alguien tiene que preocuparse por ellos, ¿No? Y quién mejor que otro idiota."
Gracias Vin ♥️:
avatar

Dromes :
14677
Reputación :
5
Mensajes :
93

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Can't fix what ain't broken [Arika]

Mensaje por Arika Meili el Vie Sep 01, 2017 12:14 pm

Había salido a hacer la compra, y no porque tenía la nevera vacía (como siempre, por razones obvias), si no porque mis cuadernos se estaban terminando y necesitaba unos cuantos más si quería seguir estudiando. Claro, muchos en clase usaban sus Ipad o tablets, mientras que otros directamente lo memorizaban al momento o simplemente dormían. Pero yo prefería el estilo clásico, un cuaderno y un lápiz, escribiendo lo importante de lo que explicaba el profesor. Llevaba puesta mi máscara antigás, y por suerte mi mochila era a base de agua, por lo que no tuve que preocuparme por lo comprando en cuanto comenzó a llover. Salí de la tienda y cubrí mi cabeza con la capucha de la sudadera –no sin antes colocarme los cascos-, no me gustaban los paraguas.

Esquivaba a las numerosas personas que pasaban apresuradas a mi lado, disfrutando de los sonidos que invadían mis oídos a través de los auriculares, y del clima. Claro, el agua no era lo mejor para mi cuerpo, pero era mejor que sentir que me estoy derritiendo. Seguí avanzando, centrada en mis pensamientos, hasta que sentí cómo algo temblaba en mi interior. Me detuve y agaché la cabeza, mirando al suelo. A mi izquierda había un callejón oscuro, lúgubre. ¿Quién sabe qué peligros me esperarían si entraba? Pero esa incómoda sensación me empujaba a seguir. Suspiré y me acomodé mejor la máscara en mi rostro antes de adentrarme en ese estrecho espacio entre los edificios.

Incluso tuve que retirar mi preciada fuente de música para prestar más atención a cualquier otro ruido que indicase peligro. ¿Qué demonios había ahí? El número de pasos que daba iba aumentando, la velocidad también. Sabía que no debía hacerlo, podría dar media vuelta y volver directamente a casa como había planeado al principio. Pero no, simplemente no me permitía ignorar aquel sentimiento de peligro… ¿Ajeno? Torcí a la izquierda y me encontré con un grupo de personas reunidas en un círculo. Me quedé mirando unos segundos, intentando entender qué ocurría, y lo vi. Bueno, es cierto que ya me di cuenta que estaban golpeando. ¿El qué? Apenas en ese momento lo descubrí. Incluso se me había caído la mochila al suelo, caída que había llamado la atención de los chicos. La mayoría eran adolescentes, unos de mi edad y otros un poco más mayores. Se separaron un poco y conseguí divisar la figura de un canino. ¿Un perro? Uno de ellos dio unos pasos hacia mí, tenía una cicatriz atravesando toda su mejilla izquierda. ’Arika… ¿Dónde te has metido?’ Me miraba desafiante, aunque yo ignoraba eso. Me importaba más su víctima.

No soy una gran fan de perros así que no conozco bien todas las razas, pero era obvio que ese en concreto era un pitbull. Y estaba gravemente herido, le salía sangre por el hocico y no conseguí ponerse de pie. ’Tendrá una pata rota…’ Y ahí dejé de pensar. Arranqué con rapidez de mi lugar y corrí hacia el grupo empujando al muchacho de la cicatriz para lanzarme sobre el animal, guardándolo con fuerza entre mis brazos y cubriendo casi todo su cuerpo con el mío. Escuché unos quejidos de sorpresa y luego unos gruñidos, estaba claro. Cerré los ojos con fuerza y esperé los golpes, no me dolerían pero si se pasaban, podrían romperme. ¿Y qué? Podía sentir cada uno de los huesos del cuadrúpedo, seguro llevaba un tiempo viviendo en las calles. Una patada. ’Pobre perrito…’ Un puñetazo. ’No se merecía todo eso…' Una bota sobre mi cabeza. ’¿Por qué no llegué antes?’ Notaba como respiraba cada vez más lento. ’Los odio.’ Un palo rompiéndose contra mi muslo. *Crack* Risas e insultos. ’Merecen morir…’ Cuando dejé de escuchar sus pasos me incorporé como pude –tenía la pierna rota- , sentándome en el suelo y acaricié al perro. Apenas respiraba. Abrió lentamente un ojo y se estiro hasta apoyar la cabeza en mi regazo. Dio una lamida a mi mano, cerró el ojo y suspiró.

Me quedé mirándolo unos segundos en silencio y cerré los ojos también. Era un sueño. Todo fue un sueño. Los volví a abrir, pero ahí estaba. La presión en mi pecho se hacía cada vez más incómoda, como si fuese a explotar en cualquier momento. Aunque yo había dejado de pensar en aquello, en realidad, ya no pensaba en nada. Alcé la cabeza hacia el cielo y, sin darme cuenta, un grito agudo que hizo vibrar todo mi cuerpo salió por mis labios blancos mientras sentía como se me rompía el rostro. Una grieta desde el ojo derecho bajaba y bajaba por mi mejilla hasta alcanzar el cuello.


I.W.E:
*Click*:

avatar

Salón :
2 A
Dromes :
47151
Reputación :
1
Mensajes :
51

Ver perfil de usuario
SERES ARTIFICIALES

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Can't fix what ain't broken [Arika]

Mensaje por Akira Tohsaka el Miér Sep 06, 2017 12:39 pm

Ambientación:

Mientras un helado escalofrío le recorrió la espalda, frenó en seco cuando lo alcanzó aquel agrio eco: Un grito de dolor. Ahora que sus sospechas estaban más que confirmadas, olvidó todo recato y corrió tan fuerte como se lo permitían sus piernas, con sus fuertes pisadas empapándolo. Tuvo que aferrarse de una tubería para no tropezarse al frenar de imprevisto, cuando alcanzó con la mirada algo que llamó su atención: Había una pálida figura agazapada entre las sombras, y no tardó en comprender que las cosas no estaban bien.

- H-hey, disculpa.

Llamó con la voz agitada, el aliento haciéndole nubes con cada palabra, pues la tormenta había traído el frío consigo.

- ¿Estás bien?

Sabe que no, pero es un reflejo preguntarlo mientras se acerca, advirtiendo sus buenas intenciones. Y no tarda en reconocer lo que hay entre sus brazos, ni los hilos de sangre que fluyen hacia el suelo. Ahogando un suspiro, se lleva ambas manos a los labios, apretando con fuerza sus dedos. Traga saliva para aclararse la garganta, y sin pensárselo, sin molestarse en preguntar, se arrodilla frente a ella.

- Permíteme, quizás pueda hacer algo.

Exclama en una voz mucho más firme, inclinándose sobre la criatura. Se arranca su saco para facilitarse el movimiento, colocando por reflejo sobre la espalda de la joven, a forma de cobertura ante la tormenta que no hacía sino empeorar. Arremangándose la playera, lleva una de sus manos a la tráquea del animal, y un fulgor negruzco escapa de sus dedos. Su gesto se vuelve serio, concentrándose.

- Aún tiene pulso, pero…

Soltando un suspiro, frunce el ceño, mientras las lágrimas se le escapan sin recato ni vergüenza. Sus grandes orbes rojizos eran ventanas extremadamente sinceras, y exponían su dolor y frustración con nulo disimulo. Apoya ambas manos en el abdomen del perro, manchándose de rojo, y cierra los ojos mientras se enfoca en su obra. Aquel mismo fulgor negro envuelve sus dedos, extendiéndose sobre el pelaje del animal. Sus heridas empiezan a desaparecer una por una, como si el proceso en que hubiese sido lastimado fuese revertido, tal como un video rebobinándose.

Pero el esfuerzo se hace notorio en el joven, cuyo ceño se tensa y sus dientes se exponen, mientras su respiración empieza a volverse intensos jadeos. Y es que hay un importante defecto en su magia curativa: Él no apacigua el dolor, lo roba, ha de revivir en su cuerpo todo lo que quiere revertir. Y aquel suele ser un proceso lento y metódico, para no sobrecargar sus propios nervios y mantener la estabilidad de su flujo de maná, pero esta vez no puede permitirse la calma. Cada segudo que se tarde empeora las posibilidades para que esa pobre víctima sobreviva.

Ahoga un gruñido grave desde el fondo de la garganta, y un hilo de sangre se le desliza por su comisura, sin que le preste la mínima atención. Los nervios se delatan en sus grandes y brillantes pupilas, y su respiración profunda y metódica empieza a descontrolarse.

- ¡N-No! No. No…

Sus manos refulgen con mayor intensidad, y aquel fino hilo de sangre se ensancha con el segundo fluir de este líquido. Finalmente, el pecho del animal deja de moverse. El chico deja caer el rostro, con sus rizos empapados cubriéndole la parte superior del mismo, y deja escapar un sollozo grave y ahogado mientras aprieta los puños, tan fuerte que los brazos le tiemblan. Aflojando le cuerpo, suelta un amargo suspiro.

- ...Lo siento.

Exclama en una voz apagada, enredando los dedos entre los mechones del difunto animal.


[Narro] - [Digo] - ["Pienso"]

Do you know what lies in your heart?

"Bueno, si son idiotas, alguien tiene que preocuparse por ellos, ¿No? Y quién mejor que otro idiota."
Gracias Vin ♥️:
avatar

Dromes :
14677
Reputación :
5
Mensajes :
93

Ver perfil de usuario http://www.institutoroltakemori.com/t18875-busqueda-una-busqueda
MAGOS

Volver arriba Ir abajo

Tema Privado Re: Can't fix what ain't broken [Arika]

Mensaje por Contenido patrocinado



Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.
El SIGUIENTE DISEÑO HA SIDO CREADO POR JONSEI ESPECIALMENTE PARA ITR. varios de los códigos aquí son de mi autoria y algunos otros editados. agradecemos a sr.smith, Mikae y Roshio por guiarme y prestarme sus códigos.